Introducción.
Querid@s tod@s, El pueblo de Israel, hacía una peregrinación  anual a Jerusalén desde donde residían, Jesús, María y José, cumplían ese precepto, según lo narra Lucas 2, 40: "Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua"así, también nosotr@s como comunidad cristiana  LGTBI,  procuramos  peregrinar  juntos, al menos una vez al año, para  celebrar nuestra fe, nuestra diversidad y, de este modo, dar  testimonio de que somos seguidores de Jesús,  hijos de Dios,  porción de su pueblo.
Escrito por kike el Mié, 28/08/2019 - 11:17
 

CANTO
Dios es amor, la Biblia lo dice,
Dios es amor, San Pablo lo repite,
Dios es amor, búscalo y verás,
En el capítulo cuarto, versículo ocho, primera de Juan. (BIS)
 
Quiero Señor, cantar de alegría,
Quiero, Señor, amarte noche y día.
Quiero, Señor, apoyarme en ti,
porque me amas primero, tu amor me ha creado y vigilas por mí. (BIS)
 
EVANGELIO DEL DÍA (Mt 11,28-30).
Escrito por kike el Mié, 28/08/2019 - 09:52

Esta charla tiene lugar el 21 de septiembre de 2019 de 19:30h a 21:30h en Barbieri 18 (se ruega puntualidad). En esta sesión, Miguel Ibáñez comparte con nosotros su recorrido vital en el descubrimiento del silencio como herramienta de aceptación y vivencia de la realidad tal cual es, libre de interpretaciones y prejuicios. Una herramienta para alcanzar la conciencia plena del momento presente, sin mochilas del pasado o la anticipación de expectativas futuras. Un caminar desnudo de pensamientos y juicios para aprender a exponer y transmitir al mundo la plena conciencia del propio ser, frente a la identificación del ser por el hacer hasta el punto de alcanzar el cambio de la sociedad desde la no acción.

 

Escrito por alberto el Lun, 19/08/2019 - 22:41

21º Domingo del TO 

El evangelio de hoy nos relata un episodio acontecido durante el largo camino de Jesús desde Galilea hasta Jerusalén, cuyo recorrido ocupa más de una tercera parte del evangelio de Lucas (Lc 9, 51 aLc 19, 28). El fragmento de hoy se inserta entre discursos y parábolas sobre el reino de los cielos, y mantiene una continuidad con los evangelios precedentes al indicar las condiciones para entrar en este reino. Es la parábola de la puerta estrecha

Un hombre se acerca a Jesús y le pregunta cuántos se salvan. Ya desde los tiempos del judaísmo previo a Jesús los hombres buscaban asegurarse la vida eterna; Jesús le contesta: “esforzaos”, porque no es fácil salvarse. Y así lo explica con la parábola del amo de la casa que no reconoce a quienes llaman a su puerta, a los que acusa de “obrar injusticia”.

Si el amo de la casa representa a Dios, ¿quiere decirse que puede Dios echar fuera a sus hijos? el evangelio parece contradictorio, pero porque nosotros lo leemos así. Sabemos que Dios es amor, y que nosotros somos sus hijas e hijos, obra de su creación, y así nos lo ha revelado. Esto nos reconforta porque tenemos limitaciones y pecados. Pero, por contra, puede tener un efecto tranquilizador para quienes se creen autosuficientes, para los que se autocomplacen en un pensamiento como éste: “Dios es tan bueno que no puede castigarme, da igual lo que yo haga porque en el momento oportuno su bondad me perdonará, y me llevará al cielo”. Contra esta forma de pensar, propia de los que se creen ya justificados, Jesús responde con la parábola de la puerta estrecha.

 

Escrito por crismhom el Mar, 13/08/2019 - 08:32

20º Domingo del TO 

El evangelio de hoy pertenece a la sección que se extiende de Lc 12,1 aLc 13, 9, con avisos y exhortaciones de Jesús, y quehemos ido leyendo los dos domingos precedentes con los discursos sobre la prevención de la codicia y la necesidad de velar. Este evangelio es su continuación.

Sus palabras nos dejan un tanto inquietos. Jesús se está preparando para su crucifixión en Jerusalén, y pronuncia la palabra bautismo para referirsea su destino. El bautismo es la muerte de cruz: Jesús será sepultado bajo las aguas de la muerte, para después resucitar.

La simbología del fuego y de la división pertenece a un lenguaje religioso que estaba en vigor en algunos grupos judíos de la época que esperaban la llegada inminente del Dios mesiánico que salvaría a su pueblo y aniquilaría a sus enemigos. El fuego (purificación) lo aplica Jesús a sí mismo: él es la presencia de Dios que ya ha llegado y ha comenzado a instaurar su reino de justicia: “He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo!”. Con el símbolo del fuego nos está mostrando su misión de forma más radical. Prender fuego en el mundo quiere decir purificar, transformar, cambiar.

 

Escrito por crismhom el Mar, 13/08/2019 - 08:26

19º Domingo del TO 

Estos versículos son parte de una sección más grande de avisos y exhortaciones de Jesús sobre la necesidad de prepararse para los acontecimientos futuros y la llegada del reino de Dios. La sección se extiende desde Lc 12,1 aLc 13, 9, y tendrá continuación el próximo domingo.

El evangelio del domingo pasado nos mostraba el peligro del dinero y la riqueza. El evangelio de hoy continúa insistiendo en la conveniencia del desprendimiento de los bienes para así atesorar otros bienes en el cielo, y trae además tres parábolas relacionadas con la vigilancia y la espera futura. La primera parábola premia al siervo vigilante que atiende a que regrese su amo de la boda. La segunda parábola, ante la eventual irrupción de un ladrón, nos avisa del juicio para los que no están preparados. La tercera parábola muestra a un siervo que puede presentar dos actitudes muy distintas ante su amo. Jesús premia al siervo que al regresar su amo lo encuentra trabajando; pero promete juicio severo si el siervo “no se prepara ni obra conforme a la voluntad de su amo”.

 

Escrito por crismhom el Sáb, 10/08/2019 - 23:46