14º Domingo del TO 

Este evangelio de hoy es la continuación del evangelio del domingo anterior. Refiere la misión de los setenta y dos discípulos, y lo encontramos sólo en san Lucas, el evangelista que tiene un carácter más universalista. Nos dice que los discípulos son designados por Jesús para ir delante de él. El envío o misión consistirá en ser testigos del Evangelio y anunciar a los pueblos que “el reino de Dios ha llegado”.

Sabemos que el número de los apóstoles de Jesús son doce, número que corresponde a las doce tribus de Israel; y que el número de los setenta y dos hace referencia a los setenta y dos pueblos que, según el capítulo 10 de Génesis, componen toda la humanidad. Ambos números ponen de relieve que el Evangelio de Jesús va destinado tanto a los israelitas como a los demás pueblos. Jesús llama, pues, a toda la humanidad. A todos los hombres y mujeres se les debe anunciar el reino de Dios, que consiste en curar a los enfermos y librarles de todos los males.

Los setenta y dos discípulos...

 

Escrito por crismhom el Dom, 07/07/2019 - 07:34

En el 50 aniversario de los levantamientos de Stonewall (Nueva York, 28 de junio de 1969 cuando comienza el movimiento LGTBI) y 2019 declarado por la FELGTB como el año temático de "Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!", la Comunidad de Cristianas y  Cristianos de Madrid HOMosexuales (CRISMHOM) proclama el "AMOR de DIOS: SIN EDADES, SIN FRONTERAS, SIN ARMARIOS". ¡¡¡Feliz Orgullo LGTBI 2019!!!

Escrito por crismhom el Sáb, 06/07/2019 - 23:54

13º Domingo del TO

Este evangelio se sitúa en el camino de Samaría al comienzo de la misión de Jesús hacia Jerusalén (Lc 9, 51 ss). Poco antes, Jesús había realizado la multiplicación de los panes y los peces, y anunciaba su pasión, muerte y resurrección (Lc 9, 10-22).

En este episodio de hoy, que podríamos resumir en una mala acogida en pueblo samaritano y las disposiciones para la vocación apostólica, Jesús propone las condiciones para ser discípulo suyo. Para el seguimiento ponía como condición la negación de sí mismo, caminar detrás de él, cargar diariamente con la cruz, y perder la propia vida por su causa (cf. Lc 9, 23-24). El evangelio insiste: Ser discípulo es vivir un proceso de asimilación continua a la persona del Maestro. A lo largo de este camino hacia Jerusalén, el evangelista san Lucas nos desgrana las condiciones propias del auténtico seguidor de Cristo, en las que el discípulo debe progresar cada día.

La intención de Jesús de hacer su viaje atravesando el territorio de los samaritanos juega también un aspecto importante en la narración y en el plan divino. Apuntaba hacia la inclusión de los samaritanos en el reino de Dios. Los judíos evitaban pasar por Samaria cuando se dirigían a Jerusalén, aunque ésta era la ruta más directa. Se debía a que los judíos evitaban todo contacto con los samaritanos. Para los judíos los samaritanos representaban impureza, ya que la religión de los samaritanos estaba centrada en el monte Gerizim y rechazaban que Jerusalén tuviera algún lugar en el plan de salvación. Es por ello que no recibieron a Jesús. A pesar de este rechazo, los samaritanos estaban incluidos en el plan divino, lo vemos en el evangelio cuando Jesús habla de los samaritanos como ejemplos positivos (Lc 10, 29-37, parábola del buen samaritano; y Lc 17, 11-19, curación de los diez leprosos).

 

Escrito por crismhom el Dom, 30/06/2019 - 07:28

Corpus Christi (Stmo. Cuerpo y Sangre de Cristo) 

No es una casualidad que la celebración de hoy sea la continuación de Pentecostés y de la Trinidad. El Corpus Christi es la culminación del misterio pascual y trinitario. A partir de la Pascua, la Iglesia tiene su más preciado tesoro en la Eucaristía. Es la comida que Jesús nos dejó después de realizar su misión, para que siguiéramos su camino. Cada vez que la comunidad celebra el ágape fraterno, Jesús se hace presente en su Iglesia, que es su Cuerpo. Adoramos en la Eucaristía su presencia real y recordamos su entrega por nosotras y nosotros.

Este evangelio de la multiplicación de los panes y los peces se encuentra al final de la misión de Jesús en Galilea (Lc 4, 14-9, 50) y antes de la misión en Jerusalén (Lc 9, 51 ss). Aunque la entrega definitiva de la Eucaristía tendrá lugar en el cenáculo, san Lucas quiere mostrarnos con esta catequesis que la Eucaristía no es un hecho aislado, sino que está orientada como fundamento y alimento de la misión evangelizadora de Jesús.

El relato de la multiplicación es sorprendentemente parecido al relato de la institución de la Eucaristía (cf. Lc 22, 19). San Lucas hace revivir conscientemente en la multiplicación de los panes los gestos de Jesús que instituye la Eucaristía (tomó los panes, alzó los ojos al cielo, los bendijo, los partió y los dio a sus discípulos), gestos que repetirá en el cenáculo cuando transforme el pan y el vino en su cuerpo y sangre (cf. Lc 22, 19-20).  

Existen numerosos símbolos en el relato: el número de personas, cinco mil, símbolo del pueblo de Dios; el número de panes y peces, que suman siete, símbolo de totalidad; y los doce cestos recogidos, que simbolizan los doce apóstoles, fundamento de la comunidad, a la que cuidan y alimentan por el mandato de Jesús “dadles vosotros de comer.

La Eucaristía es presentada por san Lucas como una comida para muchos. Dice el evangelio que “comieron todos y se saciaron”. Es una acción de Jesús que es preludio evidente de la cena del jueves santo. En la Eucaristía hacemos memoria de la vida de Jesús: se entregó por muchos, como se parte y comparte el pan común; dio su vida por la humanidad, como se derrama el vino en la copa y todos beben de ella. El pan y el vino son signos tangibles de comunión y fraternidad, que se parten y comparten.

 

Escrito por crismhom el Sáb, 22/06/2019 - 21:10

Domingo de la Trinidad. 

Concluido el ciclo anual de los tiempos litúrgicos, adviento-Navidad (la espera del nacimiento de Jesús por la promesa hecha por el Padre y la encarnación de su Hijo); cuaresma y semana santa-Pascua (pasión, muerte y resurrección de Jesús); y los cincuenta días o Pentecostés (entrega del don del Espíritu Santo). Y después de haberse manifestado la salvación que ha venido de Dios Padre, del Hijo y del Espíritu, hoy celebramos y damos gracias a las tres Personas en esta fiesta de la Trinidad.

El evangelio de la fiesta de hoy, tomado de san Juan, nos introduce en el misterio de la Trinidad, misterio ya existente antes de todos los tiempos, pero que Jesús enseña hoy a los discípulos.El texto es un fragmento del gran discurso de Jesús pronunciado poco antes de su pasión. Hace referencia al Espíritu, en comunión con el Padre y el Hijo, como el que guiará y anunciará la verdad completa a los discípulos después de la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Este fragmento tiene tres pequeñas partes: a) Jesús anuncia a los discípulos que aún les quedan cosas por saber que todavía no eran capaces de sobrellevar ni de comprender; b) Jesús hace referencia al Espíritu Santo como el Espíritu de la verdad; c) Jesús, ocupando un lugar central al hablar de sí mismo, se relaciona con el Padre, al que presenta como dueño de todas las cosas, pero que lo comparte con Jesús, y con el Espíritu, que recibe de ambos y lo anuncia. Por tanto, Jesús afirma que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo para guiar, anunciar y glorificar. Y confirma y nos promete su consoladora presencia para darnos a conocer lo que está por venir. Es el gran protagonista del tiempo de la Iglesia.

 

Escrito por crismhom el Sáb, 15/06/2019 - 23:26

Una vez más en CRISMHOM tenemos que sobresaltarnos y lamentarnos por un documento del Vaticano. Acaba de ser publicado por la Congregación para la Educación Católica y lleva el título: “Varón y mujer los creó” Para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación.

Ya desde el mismo título, la apelación al Primer Libro del Génesis para fundamentar la antropología cristiana en pleno siglo XXI, nos traen a la memoria algunos tristes episodios de nuestras iglesias, como el rechazo a la Teoría de la Evolución o el recurso a la célebre “costilla de Adán”.

Escrito por crismhom el Mié, 12/06/2019 - 12:49