Skip to content

Blogs

Comentario al Evangelio desde fuera del armario de Ichthys. Quinto domingo de Cuaresma.

Nunca he tenido miedo a la muerte. Más bien tuve alguna vez miedo a la muerte de otros, de mis padres, mis hermanos, mis amigos… Pero soy consciente de que yo nunca tuve miedo a morir. Por el contrario, en mi adolescencia sí deseé mi muerte. En un retiro de esos que llevábamos a cabo durante el curso en el colegio donde estudiaba, el director espiritual empleó buen tiempo en abordar el tema moral, como si el sexto mandamiento fuera el pilar fundamental de la fe. Con dieciséis años ya era bastante consciente de mi identidad sexual, por mucho que hubiera asumido que ese fuera un terrible secreto que guardar, quizá para toda la vida. La discutible pericia pedagógica de aquel sacerdote me hizo sentir un ser despreciable, no ya para la sociedad entre la que se encontraban mis compañeros de clase, sino sobre todo ante Dios, para quien era un error, un indigno hijo suyo, un desviado, un degenerado.

Imagen de Cristiano

Cuando todo está dicho

Acabo de terminar una llamada telefónica recibida en un día más que mundanamente ajetreado.

En ella se me propone, otra vez, ocupar un lugar de servicio. No voy a decir que me llega de sorpresa ya que intuía, por otras cosas que se han ido dando en mi vida, que esta etapa comenzaba y era posible que fuera, también, con esta forma. 

Ya he dicho que si.

Pues acabada la llamada busco el santoral del día. Me encuentro que es el día de san Humberto, patrono de los llamados a gobernar en situaciones difíciles.

Solo puedo decir algo que me enseñó mi Maestro espiritual: "Padre, si quieres, aparta de mí ese cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya".

A mis pronto 50 años, una creativa forma de morir y resucitar. Cosas de mi Dios.

Imagen de Cristiano

Hermano Cristiano

Hoy 9 de marzo he decidido dejar esta cuaresma de lado.
Hoy 9 de marzo quiero aparcar la cuaresma para vivir con gozo el recuerdo de otro 9 de marzo de otra Cuaresma.
Ese día, hace años, ingresé en el monasterio Nuestra Señora de los Ángeles de la orden O.C.S.O.(Ordo Cisterciensis Strictioris Observantiae, Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, llamados Trapenses) en la localidad de Azul, Argentina.
Esa noche ya, comenzó el camino que me convirtió en el HERMANO CRISTIANO, mi nombre religioso.
Una entrada en la vida religiosa que hizo que esa cuaresma comenza
Imagen de Cristiano

El SER mujer

Feliz día Internacional a todas las mujeres de mi vida. 
Las del pasado, las del presente y las del futuro. 
Especialmente a aquellas Maestras que me han conducido en mi vida espiritual;
a las que no he comprendido;
a las que me sacan de "quicio";
a las que me enamoran con su comprensión de la vida y autenticidad;
y a aquellas que, viviendo más allá de la etiqueta del género, han sabido encontrar su PODER personal con curro, disciplina, constancia y buena voluntad! 
¡Feliz los 365 días del año!!
Imagen de Cristiano

"Eucaristiemonos"

 Sé que la palabra no existe pero creo que habría que incorporarla en nuestro discurso y lenguaje interno.

El finde pasado he viajado a una ciudad que no conocía y, apenas salido del tren, me propuse conocer una iglesia románica que había visto en google y dedicada a san Francisco de Asís. Antes de poder maravillarme del lugar, pues me maravillé de esas sincronicidades de Dios ya que cuando entre. estaba comenzando la misa. Inmediatamente le di a mi Jesusito las gracias por la invitación pero no podía quedarme porque tenía programado un encuentro (igualmente tomé nota y al día siguiente disfrute de la misa completa). La cuestión es que sí accedí a escuchar las lecturas. Así que me quedé.

A Jesús crucificado

No me mueve mi Dios para quererte el cielo que me tienes prometido, ni me mueve el infierno tan temido para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte clavado en una cruz y escarnecido; muéveme ver tu cuerpo tan herido muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera, que aunque no hubiera cielo yo te amara y aunque no hubiera infierno te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera pues aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero te quisiera.

Distribuir contenido

Usuarios nuevos

  • charles
  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 3 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07