Skip to content

Blogs

Consuelen, consuelen ...

¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo, dice su Dios! Hablen al corazón de Jerusalén y anúncienle que su tiempo de servicio se ha cumplido, que su culpa está pagada. Una voz proclama: ¡Preparen en el desierto el camino del Señor, tracen en la estepa un sendero para nuestro Dios!

Imagen de Javim

Dudas en la fe y otras hierbas

Como decía Neruda… «Es tan corto el amor y tan largo el olvido…»


Y es que en nuestros días no es fácil mantenerse «Firmes en la fe» como nos imploraba  el bueno de San Pablo.

Imagen de Javim

De la belleza de la creación

Es fantástico contemplar la Creación desde la paz que te ofrece el relajo del periodo estival. El sol nos toca la piel y es capaz de sacar al exterior nuestra belleza interior, esa en la que nadie se fija normalmente, pero que el buen humor y la paz de espíritu hacen florecer para invadirnos lo visible. El sol, fantástica estrella quasi infinita que reside en la galaxia para sostener esta vida nuestra, y que acude a diario para darnos los buenos días, y al anochecer las buenas noches reflejándose en la luna.  

Orgullo gay

Hay quien lo aplaude y quien lo detesta. Hay quien considera que un desfile como el que suele recorrer las calles de algunas capitales, es una horterada que ayuda poco a legitimar a los homosexuales. Hay quien, en cambio, defiende que es una forma de gritar con rebeldía y descaro contra la represión que tuvieron que sufrir durante mucho tiempo y que, aún hoy, hace que muchos hombres y mujeres vivan su orientación a escondidas por miedo al rechazo. (Sí, hoy en día, también).

Lo que parece claro es que, al margen de desfiles o “días de…” lo que subyace es la intención de reivindicar una causa. En este caso, la integración e igualdad de los homosexuales. Es importante separar formas y fondos. La forma de esa reivindicación – el desfile, su buen o mal gusto y si es eficaz o contraproducente- es opinable. El fondo, el respeto a cada persona en su diferencia y su situación, debería ser indiscutible.

Imagen de Javim

Sólo llamé para decirte que…

 

Querido navegante, a mi me ocurre todos los días que resuena en mi cabeza aquel mandamiento único que nos dejó  Jesús cuando vino a darnos testimonio del Padre. Y digo el único mandamiento porque aunque se encuentren desmenuzados en diez, en realidad es uno sólo… la Iglesia Católica los resume en dos: "Amarás a Dios sobre todas las cosas" y "amarás al prójimo como a ti mismo"… sin embargo uno sin el otro no funciona (Amar a Dios sin amar lo por Él creado es una contradicción en si misma). Ambos se resumen en uno: EL AMOR. Es cierto que a muchos nos cuesta una barbaridad cumplir aquel de amar al prójimo como a uno mismo, quizá por este motivo (como buena conocedora de nuestras debilidades), la Iglesia Católica cita ambos de forma separada pero dotándolos de idéntica importancia.

Juan Manuel Cotelo y los homosexuales

Un textillo que escribí y que Xabier Pikaza (Premio Arco Iris 2008) me publicó. Sobre una reciente película de Juan Manuel Cotelo sobre homosexuales que habían "dejado" la homosexualidad...

Distribuir contenido

Usuarios nuevos

  • charles
  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 0 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07