Skip to content

Blog de alberto

Fiel en lo pequeño

Creer, estar convencido de que Dios es fiel. No tanto sentirlo, mucho más creerlo. Fidelidad no es perfección. Fiel en lo pequeño. Querer y apreciar nuestra imperfección y la de los demás hasta despertar ternura. Esta es la clave para poder cambiar en nosotros y en los demás. La clave para ser fiel. No a base de puños, sino desde la confianza en Dios y en otros. Dejase hacer en lugar de resistir, en ocasiones, contra viento y marea.

Contemplando a Mateo

Contemplando a Mateo: hombre con un buen trabajo que le daba todos los medios para vivir bien. Con los años su corazón se fue endureciendo, porque aunque le separaba de los suyos, de su raíz, de su pueblo, no sabía renunciar, no encontraba una propuesta mejor. Cuando Jesús vino y le pidió que lo dejara por seguirle, él se levantó y le siguió inmediatamente.

Cuando hemos domesticado a Dios

Lc 18, 18-24: El joven rico. Lo tiene todo, lo económico y lo humano, pero nota que le falta algo. Cuando hemos domesticado a Dios, Él nos da una vuelta de tuerca más. Es el mismo Jesús el que nos lo pide todo y nos dice qué hacer. No adelantarme, que Jesús sabe pedir. El joven rico responde que no.

Sintiéndome como Mateo

Vocación de Mateo. Recaudador de impuestos. Ambicioso, con corazón endurecido por exprimir a la gente. Con dificultades, deseando dejar aquello que hacía sin encontrar la excusa o el motivo adecuado para hacerlo. Alejado de su pueblo por su profesión. Ante la llamada de Jesús, le seguirle sin más. Su decisión es radical pero su sentimiento de malestar y vaciedad de vida es progresivo.

Sintiéndonos a veces como Mateo. Atrapados en una vida que ni nos llena ni nos agrada, pero sin dar pasos para salir de ella. Jesús nos llama a que dejemos ese estilo de vida y le sigamos.

Con lazo de cariño e hilos de amor

Dios no impone, pide suavemente, con lazos de cariño e hilos de amor. No hay que empeñarse en hacer cosas que Dios no nos pide pero sí ser prestos y diligentes en aquello que sí que Dios nos pide.

No podemos ofrecer el amor que no hemos recibido

No somos los originadores del amor. El amor de gratuidad va primero, después llega el amor de servicio. No podemos ofrecer un amor que no hemos recibido.

Distribuir contenido

Usuarios nuevos

  • charles
  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 0 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07