Skip to content

Blog de alberto

Milagros en lugares normales

El orgullo y la soberbia de la ciencia, el cientificismo, el orgullo de la razón, no nos ayudan para dilucidar los milagros. Los milagros son siempre una irrupción de Dios para el bien de las personas. El cuerpo de Jesús tiene muchos carismas para el bien común, entre ellos el carisma para curar.

El Antiguo Testamento nos cuenta grandes obras de Dios en la historia. Dios entra en la historia y en nuestra vida concreta. El evangelio está lleno de maravillas en las que Jesús se hace presente.

¡Sí a los milagros!

La premisa para encontrarse con los milagros es creer en Jesús. Sin embargo, si no aceptamos la realidad de los milagros, no acabamos de creer en el evangelio de Jesús. De 666 versículos del evangelio de Marcos, 209 hablan de milagros. Los milagros son una parte nada desdeñable del mensaje del evangelio. Muchas otras señales hizo Jesús, que no se recogen en el evangelio. Una intervención extraordinaria y sobrenatural de Dios para nuestra salvación más allá de la ciencia. Sí a los milagros. Los milagros existen, Dios continúa interviniendo. Dios sigue intercediendo a través de hombres y mujeres para curar.

Experiencias para ser más humanos

Contemplando a un amigo tras un mes de baja por ansiedad. Una de cada seis personas, me decía, han pasado por este tipo de experiencias. Aprendiendo a aceptar que el equilibrio físico y emocional se rompe cuando uno no se cuida y se estira hasta el extremo. Contemplando cómo nuestras vidas rozan muchas veces el límite por la exigencia de la sociedad en la que vivimos y sobre todo por nuestra propia autoexigencia. Cayendo en la cuenta de que nuestra persona es mucho más valiosa que cualquier consideración descontextualizada de terceros. Aprendiendo a aceptar que uno no es menos por ser vulnerable, sino más humano, más cercano y que esa querría y debería ser nuestra mayor aspiración como seres humanos. Aprendiendo a palpar nuestros límites para descubrir, aceptar y querer nuestra propia humanidad y la de los demás. Poniendo medios para compensar, equilibrar y cuidar nuestra salud corporal, mental, emocional y afectiva.

Aorendiendo a ser más humano

Explorando los límites de la propia humanidad. Conviviendo con sentimientos de desconfianza, rabia, falta de generosidad. Sentimientos de los que no nos sentimos muy orgullosos; sin embargo rozan los límites de nuestra humanidad. Gracias, Señor, por sentirlos, por convivir con ellos, porque nos hacen más humanos. Gracias porque nos ayudan a descubrir que no somos tan buenos como nos pensábamos y a saber que si somos capaces de ir más allá de la rabia, la falta de confianza y generosidad, es gracias ti y no tanto gracias a nuestras limitadas capacidades humanas.

Reconciliación

La sangre del justo y del malvado pasan por el mismo corazón.

La espada del que golpea y la que recibe el latigazo son parte de tu mismo cuerpo.

En tus lágrimas lloran el dolor del bueno y la confusión de su agresor.

Tu misma ternura abraza el rostro de tu madre María y el soldado que te clava.

En tu corazón no hay excluidos, en tu cuerpo todos cabemos, en tus lágrimas todos lloramos, en tu ternura todos existimos.

¡Déjame entrar contigo, Señor, en tu misterio y vivir en el hogar de tu pasión, donde reconcilias lo imposible!

Benjamín González Buelta S.J.

¡¡¡Feliz 2018!!!

Al terminar el año surge hacer balance, intentar recordar con qué nos quedamos y caer en la cuenta de que muchos de nuestros problemas y tragedias ni siquiera las recordamos. Momento para recordar a las personas que acompañamos y las que nos acompañaron, a las nuevas que conocimos, a las de siempre, a las que retomamos y a las que nos dejaron pero siempre estarán ahí. Fin de año para echar una mirada agradecida por todo lo bueno recibido y los desvelos que nos hicieron crecer y aprender. Año Nuevo para perdonar y pedir perdón, a otros y a nosotros, para cuidar y cuidarse, para ser más y hacer menos, para soltar lastre, para facilitar que nuestras relaciones fluyan, para construir la paz. Que 2018 esté lleno de salud, trabajo y felicidad para todos y paciencia y buen ánimo si nos faltan. ¡¡¡Feliz Año Nuevo!!!

Distribuir contenido

Usuarios nuevos

  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 12 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07