Documentación

 

En esta sección puedes encontrar dos tipos de documentos: por un lado los textos y documentos que inspiran la misión de CRISMHOM, como sus Estatutos, proyectos de trabajo, comunicados y manifiestos, etc. y por otro lado toda la documentación relacionada con las actividades más destacadas que se han realizado en nuestra sede: charlas, conferencias, textos de presentaciones, etc.

Con todo ello pretendemos proporcionarte una idea precisa de nuestra labor y al mismo tiempo informar y formar sobre temas relacionados con nuestra labor.

Areas Temáticas

Cristianismo y Religión

El líder de los anglicanos protesta ante los gobiernos de Nigeria y Uganda por sus políticas homófobas

El arzobispo de Canterbury y líder espiritual de la comunión anglicana, Justin Welby, ha enviado una carta a los gobiernos de Nigeria y Uganda expresándose en contra de las políticas y leyes homófobas promovidas en esos países. Un gesto relevante, si se tiene en cuenta que en ambos países las iglesias anglicanas tienen una importante presencia.
La carta está también firmada por el arzobispo de York, John Sentamu, y además de a los presidentes de Nigeria y Uganda está dirigida a todos los primados de las iglesias anglicanas. El gesto, por cierto, da satisfacción a una petición a los dos arzobispos firmantes que había sido puesta en marcha en change.org por el activista LGTB Davis Mac-Iyalla.
 
Queremos dejar claro que (…) seguimos comprometidos sin reservas con el apoyo y cuidado pastoral de las personas homosexuales. La victimización o menoscabo de seres humanos cuyos afectos resultan estar ordenados a personas del mismo sexo es anatema para nosotros. Les garantizamos a las personas homosexuales que son hijas de Dios, que son amadas y valoradas por Él. Y les aseguramos que merecen lo mejor que podemos dar: cuidado pastoral yEl arzobispo de Canterbury y líder espiritual de la comunión anglicana, Justin Welby, ha enviado una carta a los gobiernos de Nigeria y Uganda expresándose en contra de las políticas y leyes homófobas promovidas en esos países. Un gesto relevante, si se tiene en cuenta que en ambos países las iglesias anglicanas tienen una importante presencia. amistad”, expresa el texto.
Este envío tiene especial significación, puesto que las iglesias anglicanas tienen una importante presencia en estos dos países, antiguas colonias británicas. Se trata además de un gesto de relevancia interna para una confesión cristiana sometida a fuertes tensiones por las posturas divergentes en torno a la aceptación de las relaciones entre personas del mismo sexo (cada iglesia anglicana es autónoma). La iglesia episcopaliana, rama estadounidense del anglicanismo, es por ejemplo una de las iglesias cristianas más inclusivas. En 2003, hace ya diez años, hacía historia ordenando obispo al abiertamente gay Gene Robinson. Y en 2009 rompía con la moratoria autoimpuesta años antes y volvía a ordenar obispos y obispas abiertamente homosexuales, así como bendecir a las parejas del mismo sexo.  Más recientemente aprobaba la ordenación de personas transexuales y la creación de un rito litúrgico de bendición de las parejas del mismo sexo.
 
En el extremo opuesto se sitúan precisamente las iglesias anglicanas africanas, que rechazan frontalmente la homosexualidad (con la importante excepción de Sudáfrica, marcada por el ascendiente del arzobispo anti-apartheid Desmond Tutu). En especial, la iglesia anglicana de Nigeria ha tenido un peso grande en el sector más homófobo de la comunión anglicana, al ser la más numerosa en fieles después de la iglesia de Inglaterra.
 
 

"Dios los bendice, aunque la jerarquía los condene".

José Arregui, teólogo vasco, ha sido entrevistado en Religión Digital. Extraigo aquí, tan sólo una parte de la entrevista, la que nos atañe como cristianos LGTB. Puedes acceder al resto de la entrevista desde el enlace fuente, situado al final del artículo.

¿Hay un cisma silencioso entre la jerarquía y las bases de la Iglesia?

El cisma es evidente. Pero la mayoría de los cristianos ya son lo suficientemente adultos en su mentalidad y en su fe, como para vivir en libertad y paz, a pesar de no acatar las directrices dogmáticas o morales de la jerarquía. Pienso, por ejemplo, en tantas y tantos que viven su fe sin aferrarse a determinadas creencias tradicionales que muchos obispos abusivamente llaman “fe de la Iglesia”. No es fe de la Iglesia, sino creencias de una determinada parte de la Iglesia. O pienso en quienes viven su sexualidad fuera de las normas canónicas: quienes utilizan anticonceptivos, los gays y lesbianas, los divorciados o separados que viven con otra pareja… Si se quieren y se ayudan, son sacramento de Dios. Dios los bendice, aunque la jerarquía los condene.

Dice usted: “La Iglesia de Jesús, en contra de Jesús, ha humillado a la mujer”. ¿Para cuándo la reparación?

Ya es muy tarde, tal vez demasiado tarde. Las mujeres, como antes los jóvenes, como antes los intelectuales, como antes los trabajadores, están abandonando esta institución eclesial católica, porque no encuentran en ella su lugar de dignidad. Pero conste: no pienso que su lugar de dignidad sea ser sacerdotes de acuerdo al modelo clerical de hoy. La inmensa mayoría de las mujeres católicas de hoy, al igual que la inmensa mayoría de los hombres creyentes, aspiran a otro modelo de Iglesia con otro modelo ministerial muy distinto, más parecido al movimiento de Jesús, un modelo democrático, comunitario, más allá de la distinción clérigo-laico, ministerios ordenados-no ordenados… Que las mujeres sean sacerdotes y obispos según el modelo actual no cambiaría gran cosa, aunque tal vez pudiera ser un paso intermedio para una reforma mucho más profunda.

Fuente: Cristianosgays.com

El obispo de Cádiz permite ahora a un transexual ser el padrino del bautizo de su sobrino

Monseñor Zornoza señala que después de «investigar y documentarse sobre esta cuestión, no se puede impedir ser padrino»

Alex Salinas, el joven transexual de San Fernando al que el Obispado de Cádiz y Ceuta impidió ser padrino de bautizo de su sobrino, ha señalado que el párroco, tras mantener una reunión con él, le ha trasladado que el obispo, monseñor Rafael Zornoza, ha llegado a la conclusión, después de «investigar y documentarse sobre esta cuestión», de que «no se puede impedir ser padrino» de un bautizo por ser transexual y por tanto el bautizo se celebrará en próximas fechas.

El Obispado, tras negar el permiso para ser padrino, defendió que «no suponía ninguna discriminación» argumentando que se trata de algo que «sucede con frecuencia» con aquellas personas que no son consideradas «idóneas» por «su estilo de vida, criterios o incongruencia con la vida cristiana y las disposiciones de la Iglesia».
Además, sostuvo que el párroco isleño se limitó a cumplir con los requisitos que expresa el Código de Derecho Canónico, c. 874/3 que exige a quien haya de ser padrino o madrina de bautismo que «sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir».
En declaraciones a Europa Press, Salinas ha explicado que el párroco de la iglesia de San Fernando donde iba a celebrarse el bautizo y que le negó poder ser el padrino le ha llamado este jueves para hablar con él. Durante el encuentro, el párroco le ha pedido que «comprendiera la confusión» y que «la transexualidad es algo nuevo para la Iglesia».
Además, el párroco, según Salinas, le ha explicado que el obispo se encontraba fuera de su sede y cuando volvió «se encontró todo» el asunto, pues a Alex no lo atendió el Obispado inicialmente monseñor Zornoza Boy, sino otra persona.
Zornoza, según le ha trasladado el párroco a Salinas, ha mantenido conversaciones sobre este asunto con obispos que «han estudiado medicina y moral y que han investigado la transexualidad». Tras esto, «ha llegado a la conclusión de que no se le puede impedir ser padrino por ser transexual», ha asegurado Salinas, según le ha comentado el cura párroco.
En este punto, el párroco le ha insistido a Salinas, según ha explicado, en que «en ningún caso se le negó ser el padrino por ser transexual, sino por llevar una vida inadecuada o incongruente con la fe», tal y como recogió la persona que atendió al joven en el Obispado.
Tras hablar el párroco con el Obispo y con la persona que inicialmente atendió a Salinas en el Obispado, se ha constatado que el joven «no llevaba una vida inadecuada».
Este permiso, según Salinas, no solo es para él, sino que permitirá a personas pertenecientes al colectivo LGTB y que sean creyentes ser padrinos. El joven ha anunciado que el bautizo se va a celebrar en próximas fechas aún por decidir.
Esta decisión del Obispado llega incluso antes de que el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, se haya reunido con el joven transexual, como anunció que haría a partir de septiembre.

"Arrepentíos en vez de salir del armario" : Ludwig Schick, arzobispo de Bamberg

Las cada vez más frecuentes salidas del armario de personajes conocidos, y el ejemplo que puede suponer para otros, parecen no sentarle nada bien a algunos miembros de la jerarquía católica. El arzobispo de la ciudad alemana de Bamberg, Ludwig Schick, se ha posicionado en contra de la visibilidad homosexual y ha recomendado como alternativa la confesión del “pecado”.
 
En un documento titulado “Arrepentimiento y propósito de enmienda en lugar de salir del armario en los medios”, hecho público el pasado día 12, el prelado se lamenta de que “la conciencia del pecado se ha reducido casi a la nada”. Los “pecados y debilidades”, según Schick, se deberían reconducir con “el arrepentimiento y la oración” por medio del “sacramento de la confesión”, en lugar de la aceptación y la visibilidad públicas.
 
 
El comunicado del arzobispo de Bamberg supone sin duda una alusión indirecta a la muy comentada salida del armario del exfutbolista alemán Thomas Hitzlsperger, que se produjo apenas unos días antes. Schick ya era, además, conocido por sus posiciones homófobas. En 2004 se mostró en contra de la igualdad legal entre las parejas del mismo y de distinto sexo y en 2009 declaró que las familias homoparentales no son “lo mejor para los niños”.
 
Obispo suizo propone negar la comunión a gays y lesbianas
 
Pero la del prelado bávaro no se trata de la única declaración de carácter homófobo por parte de un miembro de la jerarquía católica que hemos conocido en los últimos días. El obispo de Coira (Suiza), Vitus Huonder, ha propuesto excluir de la comunión a las personas homosexuales y a los divorciados. La iniciativa se ha topado con la oposición de una buena parte de la propia comunidad católica local: 2.705 personas han firmado una petición contra la misma, que será remitida al obispado.
 
El obispo propone que gays, lesbianas y separados acudan a comulgar y se crucen de brazos ante el sacerdote. El cura interpretaría este gesto como una asunción de encontrarse en “situación irregular” y les administraría una bendición en lugar de la comunión. Como curiosidad, Huonder se opone también a que puedan contraer matrimonio las parejas que no piensen tener hijos. El documento es la respuesta oficial de la diócesis de Coira a la consulta global sobre nuevas realidades familiares y parejas del mismo sexo lanzada en noviembre del año pasado por el Vaticano. (Fuente: Dos Manzanas)

"La homosexualidad puede tratarse": Fernando Sebastián

Fernando Sebastián, de 84 años y arzobispo emérito de Pamplona, es uno de los 19 primeros elegidos por el papa Francisco para ser nombrados cardenales (y el único español entre ellos). En entrevista concedida al diario Sur, el nuevo príncipe de la Iglesia no ha dejado pasar la oportunidad para hacer gala de su homofobia, calificando la homosexualidad de “deficiencia” y defendiendo que esta se puede tratar, en lo que supone el enésimo guiño de la jerarquía católica a las peligrosas “terapias reparadoras”. Fernando Sebastián ha querido además dejar muy claro que el tan cacareado cambio de actitud del nuevo papa hacia las personas LGTB no implica cambio doctrinal alguno en la condena de las relaciones homosexuales.
 
 
Las declaraciones de Fernando Sebastián -colaborador en su día del cardenal Tarancón y considerado uno de los representantes del sector “moderado” de la Iglesia católica española- se produjeron como respuesta a una pregunta sobre las ya conocidas palabras del papa Francisco en las que este hacía un llamamiento a la jerarquía a hablar menos de temas como el matrimonio igualitario o el aborto. “Vamos a desobedecer un poco al Santo Padre que ha dicho que los curas no deberían estar todo el tiempo hablando de los homosexuales, el aborto y el preservativo. Ya es famosa su frase sobre los gays en la que afirmó él no era nadie para criticarlos. ¿La comparte?”, pregunta el periodista a Sebastián.
 
El que será nuevo cardenal de la Iglesia no solo no obedece la consigna de Francisco, sino que aprovecha para hacer gala de la peor homofobia, aquella que viste de comprensión lo que no es sino defensa de los principios más crueles. “El Papa extrema los gestos de respeto y estima a todas las personas, pero no traiciona ni modifica el magisterio tradicional de la Iglesia. Una cosa es manifestar acogida y afecto a una persona homosexual y otra, justificar moralmente el ejercicio de la homosexualidad. A una persona le puedo decir que tiene una deficiencia que es lo que es, pero eso no justifica que deje de estimarla y ayudarla. Creo que esa es la postura del Papa, lo mismo respecto del matrimonio homosexual o los divorcios. Vamos a estar a su lado, pero la Iglesia no puede cambiar las exigencias de la moral. El amor siempre pide fidelidad y ser irrevocable. El amor humano es lo que es y la Iglesia tiene que defender la verdad y la autenticidad profunda del hombre, ayudando a todos, a los que lo realizan bien y a los que se equivocan o fallan”, responde.
 
En ese momento el periodista rescata de la respuesta de Sebastián la palabra “deficiencia” y le pide una aclaración. “Ha mencionado la palabra deficiencia. ¿Entiende como tal la homosexualidad desde el punto de vista de la moralidad?”, pregunta.
 
“Sí. Muchos se quejan y no lo toleran, pero con todos los respetos digo que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación. Una homosexualidad que no puede alcanzar ese fin está fallando. Eso no es un ultraje para nadie. En nuestro cuerpo tenemos muchas deficiencias. Yo tengo hipertensión, ¿me voy a enfadar porque me lo digan? Es una deficiencia que tengo que corregir como pueda. El señalar a un homosexual una deficiencia no es una ofensa, es una ayuda porque muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar y normalizar con un tratamiento adecuado. No es ofensa, es estima. Cuando una persona tiene un defecto, el buen amigo es el que se lo dice”, responde Sebastián…
 
Tropezón de imagen para Francisco
 
Las declaraciones de Fernando Sebastián casan mal con la imagen que el papa Francisco se esfuerza en transmitir, más “amable” con la realidad homosexual sin que ello suponga cambio doctrinal alguno por parte de la Iglesia católica. Además de las declaraciones ya mencionadas arriba, a lo largo de los últimos meses nos hemos hecho eco de algunos de estos “signos de apertura”: menciones tangenciales a la homoparentalidad, inclusión de preguntas sobre el tema en el cuestionario de preparación del Sínodo extraordinario sobre la Familia, envío de una respuesta a una carta enviada por una organización cristiana LGTB o por ejemplo las famosas declaraciones del papa durante su viaje de vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud, afirmando que “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo?”.
 
De hecho, quedando cada vez más claro que no habrá cambio doctrinal alguno, estas señales no se han traducido ni siquiera en una reducción de las declaraciones homófobas por parte de la jerarquía. Barbaridades como las pronunciadas por el párroco de El Burgo Ranero sobre el cáncer de Pedro Zerolo, por el obispo de Segorbe-Castellón (que llegó a culpar al matrimonio igualitario del desarrollo de un “clima de violencia”) o las ya habituales diatribas del obispo de Alcalá de Henares han seguido produciéndose, por mencionar solo algunos ejemplos cercanos. (Fuente: Dos Manzanas)

2015 ¡Canto de acción de gracias!

ECLESALIA.- 30/12/15.- El final el año es un tiempo importante para la acción de gracias, para agradecer a Dios, nuestro Padre, por todo cuanto hemos recibido, ya que todo don procede de Él. La gratitud a Dios y a los hermanos es la nobleza más profunda del ser humano. Quien no es agradecido, es como si una parte de su existencia quedase muerta, sin vida. Por algo, la palabra “gracias”, es una de las primeras que se nos enseña en nuestra infancia. Del agradecimiento nace la alegría, el júbilo. Quienes son agradecidos, en general, son personas alegres, que viven gozosas; porque la persona agradecida vive desde la sencillez y reconoce los dones recibidos; y también reconocen los valores de los hermanos, de los cuales se alegra y los hace propios.
 
¡Tenemos tanto que agradecer a Dios! Al finalizar el año, pararnos un momento es esencial; una necesidad interior para, desde el silencio orante, hacer memoria de los dones, gracias y bendiciones recibidas. Y por todo ello queremos simplemente decir: ¡Gracias, Padre! San Pablo insiste en sus cartas que seamos agradecidos. “Sed agradecidos” (Col. 3,15). “Dad gracias en todo momento” (1 Tesalonicenses 5,18). Y Jesús, da gracias al Padre constantemente: “Padre, te doy gracias porque me has escuchado” (Jn 11, 41).
 
Nosotros, creatura amadas de Dios, queremos dar gracias por el don de la vida, el don del bautismo, el cual nos confiere la gracia de ser hijos de Dios, miembros de una misma Iglesia y hermanos en Cristo, más aún hermanos de todos.
 
Gracias por el don de la fe, sin la cual la vida carece de sentido; porque todo es diferente cuando se vive desde la fe. A la fe se une la esperanza y el amor, los tres “pilares” que dan consistencia, seguridad y estabilidad a nuestra vida cristiana, a nuestra vida humana y espiritual. Cuando alguno de estos “pilares” falta, nuestra vida se tambalea y se desestabiliza, porque le falta el verdadero cimiento que es la vida teologal. Gracias sean dadas al Espíritu Santo que en el bautismo nos infunde estas tres virtudes teologales.
 
Gracias sean dadas al Creador, porque todos los humanos somos iguales, seres creados por amor y para el amor. Esta realidad es la que debe de unirnos y ayudarnos a crear la fraternidad universal; por encima de las diferentes profesiones de fe y modos de vida. Gracias sean dadas a Creador por tantos hombres y mujeres que luchan y dan su vida para que la fraternidad universal sea una realidad en el aquí y ahora.
 
Gracias por el don de la familia, la primera escuela y maestra que nos va educando en los valores humanos y cristianos; enseñándonos a caminar en la vida, desde el amor, la responsabilidad, el respeto a los demás, la tolerancia, bondad y la libertad.
 
Gracias porque por encima de las religiones está el Dios que nos ama, nos salva y nos atrae sin cesar a él y a vivir los valores que él mismo ha inculcado en nuestro corazón: el amor, la misericordia, la compasión.
 
Gracias por el don de la amistad, por las personas que a lo largo y ancho de nuestro camino, se van entrecruzando en nuestra vida; personas tan distintas, unas de otras, como maravillosas; las cuales nos ayudan a caminar con ilusión renovada y gozo en el corazón. La primera y principal amistad es la de Jesús: “A vosotros os he llamado amigos” (Jn 15,15), Jesús nos ofrece sinceramente su amistad; y de esta amistad con Jesús nace y crece toda amistad.
 
¡Y cómo no agradecer al Padre el don de su propio Hijo! “Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3,16). Y al Hijo, Jesús, que nos revela la ternura del Padre, y se entrega por amor, para salvarnos y llevarnos al Padre; ¡cómo no estar eternamente agradecidos por su entrega incondicional al plan de Dios para hacernos hijos en el Hijo e invitándonos a vivir en relación de intimidad con la Trinidad! Misterios que nos superar, y solamente podemos decir: ¡Gracias!
 
María, la madre de Jesús y nuestra madre, cantó su magníficat, su acción de gracias por las maravillas que Dios hizo en ella y con ella. Con María atrévete, tú también, a cantar las maravillas que Dios ha hecho en tu vida, nadie como tú las conoce. Sé sencillo, humilde y pequeño y reconoce los dones y gracias que Dios te ha dado. Atrévete a cantar tu propio magníficat, tu acción de gracias a Dios.
 
Vivir la acción de gracias al Padre en el Hijo por el Espíritu, significa vivir la vida en plenitud. Salir de tu pequeño mundo individualista egoísta, para abrazar con ternura la humanidad toda entera, así como nosotros somos abrazados por la Santísima Trinidad.
 
Dios, y Creador de todo y todos, al terminar este año 2015 queremos decirte Gracias: gracias por lo que somos y por lo que estamos llamados a ser, por cuantos dones nos has regalado y nos sigue regalando; gracias también por todo cuanto nos ha hecho gozar y sufrir; por aquello que no hemos comprendido y que queda envuelto en el misterio. También nos atrevemos a darte gracias por nuestras faltas, errores, omisiones, debilidades y hasta por nuestros pecados. Ellos nos muestran la realidad de nuestro ser de creaturas, seres imperfectos que estamos en camino hacia la perfección, hacia la santidad. Reconocemos que necesitados de tu perdón y salvación. Padre, bondad y misericordia ¡GRACIAS! Y en este año de la Misericordia, como hijos pródigos, nos dejamos estrechar entre tus brazos, poner el anillo, zapatos nuevos, el traje de gala, para festeja tu ternura y permanecer siempre en el hogar, en la intimidad de Hijos (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).
 
CARMEN HERRERO, Fraternidad Monástica de Jerusalén, soeurcarmen@gmail.com
ESTRASBURGO (FRANCIA).
 

A favor del matrominio igualitario

La cadena de televisión estadounidense Univisión ha realizado una encuesta entre creyentes católicos de doce países sobre los temas sociales que provocan mayor división en su iglesia, como el divorcio, el aborto o el matrimonio igualitario. En este último asunto, España se colocó a la cabeza de los encuestados, con un 64 % a favor de la igualdad legal de las parejas del mismo sexo. El estudio se llevó a cabo entre 12.000 personas que se identificaron como católicos de doce países, que en conjunto, albergan al 62 % de los seguidores de esta religión en el mundo: República Democrática del Congo y Uganda en África; Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos y México en América; Filipinas en Asia-Pacífico; y España, Francia, Italia y Polonia en Europa. Se les hicieron siete preguntas, dos de ellas relacionadas con los derechos LGTB: “¿Usted está a favor o en contra del matrimonio entre dos personas del mismo sexo?” y, a los que responden afirmativamente, “¿Cree que la Iglesia Católica debe realizar matrimonios entre dos personas del mismo sexo?”.
 
 
Como era de esperar, las diferencias son abrumadoras entre los diferentes países. Tan solo en España y Estados Unidos existe una mayoría de respuestas afirmativas a la primera pregunta: 64 % frente a un 27 % de oposición en España y 54 % frente a 40 % en Estados Unidos. En Argentina y Brasil, las cifras a favor y en contra están bastante igualadas, mientras que en Francia, el otro de los países encuestados con matrimonio igualitario en todo su territorio, se opone al mismo un 51 % de los católicos, frente a un 43 % que lo apoya. En el resto, el rechazo está por encima del 60 %, superando el 98 % en los dos países africanos consultados.
 
 
En cuanto al posible reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo por parte de la iglesia católica, se repiten las mismas pautas. Las respuestas negativas superan a las positivas en todos los casos, aunque de nuevo es en España donde las posiciones son más avanzadas: un 43 % de los que están a favor del matrimonio igualitario quieren además que las parejas del mismo sexo puedan casarse en las iglesias católicas, frente a un 48 % que se opone.
 
Más apoyo entre las personas jóvenes
 
Un análisis más detallado se puede hacer al desagregar los datos por edad, sexo o nivel socioeconómico. En España, por ejemplo, el apoyo a la igualdad matrimonial crece hasta un 83 % de los menores de 35 años encuestados, frente al 46 % de los mayores de 55 años. La opinión también es mayoritariamente favorable entre los jóvenes católicos de Estados Unidos, Argentina, Francia, Brasil, México e Italia. En general, se trata del grupo de edad con posiciones más alejadas de la doctrina oficial de su iglesia, pero aun así el apoyo a los derechos LGTB es casi siempre inferior al de otras cuestiones como el aborto, el celibato, el sacerdocio femenino o el uso de anticonceptivos, que recibe las cifras más elevadas de aceptación. El liderazgo del papa Jorge Bergoglio, a tenor de los datos, también está fuera de toda duda.
 
Será interesante también ver si los resultados de este estudio coinciden con los de la consulta global sobre nuevas realidades familiares y parejas del mismo sexo que el Vaticano puso en marcha el pasado mes de noviembre. Habrá que ver entonces si la iglesia católica comienza a cambiar su doctrina sobre las mujeres y las personas LGTB, o por el contrario mantiene un discurso que sigue gozando de aceptación entre muchos de sus fieles, especialmente en África.(Fuente: Dos Manzanas)

Actividades ordinarias

Esta página deschttp://www.crismhom.com/node/187ribe de forma genérica las actividades ordinarias organizadas en CRISMHOM. En general, estas actividades tienen lugar en su sede en la calle Barbieri 18, salvo que se indique lo contrario. Para más detalles sobre los lugares y horarios, consultad el calendario de actividades.

Leer más

 

Amor, Diversidad Y Justicia

“¡Amor es combatir por la justicia!” escribe Pedro Miguel Lamet en memoria de los Mártires de El Salvador. Amar es dar la propia vida por quien se ama, acompañar, compartir, comprender, cuidar,… Cuando se une a la atracción afectiva y sexual, al cariño y a la ternura, el amor crea formas de vivir como la pareja y la familia.

Muchas personas “LGTB” (homo, trans y bisexuales) podemos vivir y vivimos este amor “conyugal” con alegría, entrega y fidelidad. El sexo “de consumo” se da también en las relaciones heterosexuales. Pero hay quien se empeña en condenar y perseguir nuestro amor, en muchos países con violencia, penas de cárcel y hasta con la muerte.

10418185_763691247039711_7349718618354191380_n

Muchas y muchos hemos sufrido miedo, vergüenza, humillaciones, rechazo, agresiones físicas y psicológicas, soledad y tristeza, a veces por parte de jerarcas y otros miembros de algunas religiones, por el único delito de vivir nuestro amor tal como somos. “Quien dice que ama a Dios a quien no ve y no ama a su hermano a quien ve es un mentiroso”.

Y a pesar de todo seguimos creyendo en el Amor… Y en la justicia. Defendemos nuestros derechos y los de otras personas a vivir digna y libremente como somos. Afrontamos la incomprensión, los prejuicios, las ofensas, las burlas, el rechazo y la condena. También lo hacemos por quienes no pueden o no se atreven.

Amar es trabajar por la justicia.

Fuente: http://blogs.21rs.es/chemamunoz/2014/11/18/amor-diversidad-y-justicia/

Avances en las iglesias británicas

La Iglesia Metodista ha iniciado un proceso de consulta a gran escala entre sus fieles para aprobar los matrimonios litúrgicos entre personas del mismo sexo. Más de 5.000 congregaciones metodistas de toda Gran Bretaña están llamadas a participar. Los miembros de esta Iglesia tienen hasta febrero del año próximo para expresar su opinión sobre una futura actualización de la definición de matrimonio, considerado hoy un “don de Dios” y una “unión entre un hombre y una mujer para toda la vida en cuerpo, mente y espíritu”.  
 
 
Ello supondría un cambio muy importante en la doctrina de esta Iglesia, que se convertiría en la confesión cristiana de mayor tamaño en celebrar bodas entre personas del mismo sexo en Reino Unido. Generaría, esos sí, problemas en su relación con la Iglesia de Inglaterra: metodistas y anglicanos colaboran estrechamente, compartiendo incluso espacios para actividades y celebraciones. Podría llegar a darse la circunstancia de que un espacio de la Iglesia de Inglaterra fuese utilizado para una boda metodista entre dos personas del mismo sexo.
 
Ya anteriormente otras iglesias del Reino Unido, como los cuáqueros, los unitarios o la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, habían manifestado su voluntad de celebrar estos matrimonios, pero se trataba de iglesias relativamente pequeñas. Por su parte, la Iglesia católica y la Iglesia de Inglaterra han manifestado reiteradamente su oposición y han procurado no verse obligadas a celebrar matrimonios homosexuales a raíz de la aprobación del matrimonio igualitario en Reino Unido. Esta compleja postura de las diferentes iglesias hizo que el gobierno británico, dirigido por el conservador David Cameron, hiciera complejos encajes en la ley. Por una parte, se ha permitido que celebren bodas entre personas del mismo sexo a las iglesias que así lo aprueben y se ha permitido que las que se oponen no los celebren. Sin embargo, la opción ha quedado abierta a las iglesias como organizaciones, no a los clérigos tomados individualmente. Esto significa que ningún clérigo de una iglesia con postura contraria podrá celebrar una boda aunque quiera. De ahí la importancia que tendría un cambio colectivo en la doctrina del conjunto de la Iglesia Metodista británica.
 
Por otra parte, hay movimientos también en la Iglesia de Inglaterra, que está considerando la bendición de los matrimonios entre personas del mismo sexo, algo que por ejemplo ya hacen los episcopalianos (rama estadounidense de la comunión anglicana). Se trataría de bendecir los matrimonios civiles contraídos previamente, no de celebrar ellos mismos bodas entre personas del mismo sexo. En cualquier caso, esta reconsideración de la Iglesia de Inglaterra es signo de un proceso más amplio de reflexión para situarse a la altura de los tiempos. En este mismo proceso se encuentra el debate sobre la ordenación de mujeres como obispos, que el año pasado había sido paralizada. El informe favorable al cambio en la Iglesia de Inglaterra señala que “la enseñanza de la Iglesia sobre la sexualidad está en tensión con las actitudes sociales contemporáneas, no sólo para cristianos gays y lesbianas sino para cristianos heterosexuales también”.
 
Los actuales debates en Gran Bretaña se enmarcan además dentro de un debate más amplio entre las principales denominaciones protestantes “clásicas” (es decir, las más directamente vinculadas a la Reforma y que se oponen a las iglesias “evangélicas”, mucho más recientes). En todas ellas se están dando pasos hacia la plena inclusión de las personas lgtb aunque el mayor avance se encuentra indudablemente en Escandinavia, donde por ejemplo la Iglesia luterana sueca aprobó en 2009 los matrimonios entre personas del mismo sexo en celebración litúrgica. (Fuente: Dos Manzanas)

Carta a Francisco, obispo de Roma

Vida Nueva. Por Dolores Aleixandre. Sábado 6 de abril de 2013.

Hermano Francisco: nunca pensé que me dirigiría así a un Papa, pero como en tu saludo inicial no nos llamaste “hijos e hijas” sino “hermanos y hermanas”, siento que tengo permiso para hacerlo. Y me sale también un tú, aunque llenísimo de respeto, porque no me imagino llamando de usted a un hermano de verdad y el vos argentino no me va a salir.

En el diario “La Nación” del 14 de Marzo he leído que tu elección “ha resultado balsámica” y me ha parecido un adjetivo perfecto para calificar lo que nos está pasando desde que nos saludaste desde el balcón, con aquel tono en el que se mezclaban la timidez y la confianza. Primer efecto balsámico: te vemos distendido y hasta bromista (¡qué maravilla, un papa con sentido del humor…!), sin dar en ningún momento la impresión de estar abrumado por el peso de esa responsabilidad agobiante y desmesurada que los Papas se han ido echando sobre los hombros, como si les tocara a ellos solos encargarse de toda la Iglesia universal. Como si no existieran los otros Pastores, como si el pueblo de Dios fuera un fardo con el que cargar y no una comunidad de hombres y mujeres capaces de iniciativa y con deseos de participar y de colaborar, como soñamos con el Concilio.

Tú, en cambio, estás consiguiendo comunicarnos la convicción de que ese camino que comienzas lo vas a hacer acompañado por todos nosotros. Qué manera tan franciscana por lo sencilla y tan ignaciana por su lucidez de señalar un nuevo estilo eclesial. Porque si lo que deseas es que se nos reconozca por la fraternidad, el amor y la confianza, empiezan a sobrar y a estorbar (hace tiempo que a bastantes ya nos estaban sobrando y estorbando…) tantas conductas, prácticas y costumbres en las que se han ido confundiendo la dignidad con la magnificencia y lo solemne con lo suntuoso. Resulta una sorpresa balsámica sentir que ahora te tenemos como cómplice en el deseo de ir cambiando esas usanzas e inercias que nadie se decidía a declarar obsoletas y ante cuya incongruencia habían dejado de dispararse las alarmas. No son cuestiones irrelevantes, son indicadores que revelan una preocupante atrofia de los sensores que tendrían que haber puesto alerta, hace mucho, de que estaban en contradicción con los usos de Jesús. Así que bienvenida sea esa tarea que emprendes de volver a la frescura del Evangelio y a la radicalidad de sus palabras: ya nos estamos dando cuenta de que, en lo que toca a los pobres, no vas a darnos tregua.

Comienzas tu camino en momentos de extrema debilidad de la Iglesia: lo mismo que aquel joven que huyó desnudo en el huerto, a ella le han sido arrancadas las vestiduras con las que se protegía: secretismo, hermetismo, ocultamiento, negación de lo evidente. Pero es precisamente ahora, cuando aparece desnuda y despojada ante la mirada enjuiciadora del mundo, cuando se le presenta inesperadamente una ocasión maravillosa: la de revestirse por fin, únicamente, del manto de la gloria de su Señor.

Nos has confiado la tarea de sostenerte con nuestra oración y en estos momentos estoy pidiendo para ti unas cuantas cosas: paciencia ante el rastreo que la prensa está haciendo de tu pasado y que es una consecuencia de lo que dijiste a los periodistas: “Habéis trabajado ¿eh?, habéis trabajado…”. Pues eso, se han crecido y siguen trabajando. También pido que no te agobien más de la cuenta las expectativas descomunales que estás despertando y que te sientas muy libre (y muy hábil también) para elegir a quienes creas que pueden ayudarte en el gobierno de la Iglesia, aunque suponga un ERE para la curia.

Vas a encontrar muchas piedras en ese camino: críticas, resistencias y hasta zancadillas así que, siguiendo la recomendación de tu preciosa homilía el día de San José, trata de custodiarte un poco a ti mismo. Y por si no aciertas del todo, que se ocupen de ello las santas de la Iglesia de Roma: Cecilia, Inés, Domitila, Tatiana, Agripina, Demetria, Martina, Basilisa, Melania, Anastasia, Digna, Emérita, Martina, Sabina.

Han ido a buscarte casi hasta el fin del mundo y ha sido un acierto: gracias por haber aceptado quedarte, sin poder volver a recoger tus cosas. Menos mal que los zapatos que llevas parecen cómodos.

Muchos nos sentimos ahora responsables de rezar por ti, aunque no seamos de tu diócesis y nos alegra saber que estás también encargado de velar por la Iglesia universal. De pronto, está recobrando sentido llamar Papa al Obispo de Roma.

Que el Señor te bendiga, te guarde y derrame sobre ti el bálsamo de su paz.

Dolores Aleixandre RSCJ+

Carta abierta a Fernando Sebastián (Grupo MAR)

Os hacemos llegar la carta que MAR le hicimos llegar a don Fernando Sebastián en relación a sus declaraciones en el diario Sur de Málaga acerca de los homosexuales. Nuestra intención es crear un cauce de comunicación e invitar a la reflexión y acercamiento para que tanto don Fernando como el resto de prelados conozcan la realidad de los/las cristianos/as LGTB y sepan guiarnos como miembros parte del pueblo de Dios (no como un rebaño a parte), ya que esa es su misión. Si lo veis a bien, compartidla con vuestros contactos.
 
Estimado don Fernando Sebastián Aguilar,
 
Nos dirigimos a usted desde el Grupo MAR (Más Allá del Resentimiento), de cristianos LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) de Málaga. En este grupo compartimos nuestra fe desde el amor de Dios y el mensaje de Jesucristo, considerándonos miembros de la Iglesia Católica. Queremos hacerle llegar una reflexión acerca de sus desafortunadas palabras en el diario Sur del domingo 19 de Enero de 2014 acerca de las personas homosexuales.
 
 
Usted afirma que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, recogiendo la doctrina del magisterio de la Iglesia. Sin embargo, desde 1973 la comunidad científica internacional considera que la homosexualidad no es una enfermedad y la Organización Mundial de la Salud la descatalogó en el año 1990 de su lista de enfermedades. Asimismo, la ONU y otros organismos están luchando contra la LGTBfobia (rechazo a las personas LGTB). Es por ello que después del daño ocasionado debido a las llamadas “terapias reparadoras” de la orientación sexual no debería hablar con ligereza sobre este tema. Máxime cuando ha quedado demostrada su ineficacia, provocando un daño irreparable para la persona y su entorno.
 
En esa línea cabe mencionar que el Santo Padre hace referencia a que “en su constante discernimiento, la Iglesia también puede llegar a reconocer costumbres propias no directamente ligadas al núcleo del Evangelio, algunas muy arraigadas a lo largo de la historia, que hoy ya no son interpretadas de la misma manera y cuyo mensaje no suele ser percibido adecuadamente (…) no tengamos miedo a revisarlas. Del mismo modo, hay normas o preceptos eclesiales que pueden haber sido muy eficaces en otras épocas pero que ya no tienen la misma fuerza educativa como cauces de vida” (Gaudium Evagelii n. 43).
 
Usted nos plantea una visión reduccionista del amor cuando lo orienta únicamente a la procreación. Nuestro amor es fiel, irrevocable, verdadero y abierto a la vida. Y sí, abierto a la vida, como demuestra la realidad actual de muchas familias homoparentales que un sector de la Iglesia no quiere ver, acoger ni acompañar.
 
Declaraciones como las suyas fomentan LGTBfobia, lo que genera dolor individual en las personas, porque crea conflictos internos que pueden llegar a depresión e incluso suicidios, especialmente en una población tan vulnerable como es la adolescente. En sus familias porque puede producirse una fractura que daña la confianza y el amor filial y fraternal. Y en su comunidad cristiana porque aviva el rechazo, impidiendo ser un miembro más para vivir y ser acompañado en su fe. Esto provoca el doloroso alejamiento de muchos cristianos LGTB.
 
La Iglesia, que es madre, está llamada por Jesús “a ser la casa abierta del Padre” (Evangelii Gaudium n. 47). Con esas actitudes no podemos llevar el Evangelio de  Jesús a tantas personas LGTB tan necesitadas de la luz y el calor que nos da la fe en el Dios que nos ama y acompaña plenificándonos la vida hasta la eternidad. Como dice el papa Francisco, “la Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada uno con sus vidas a cuestas” (Id. n. 51).
 
 Este grupo de cristianos le pedimos una disculpa pública por el daño causado con su palabras, le solicitamos una apertura en el campo de la teología moral y le invitamos a conocer de cerca la realidad de nuestra comunidad.
 
Cuente con nuestras oraciones. Reciba un cordial saludo,
 
Grupo MAR.
grupomarmalaga@gmail.com

Comunicado de Crismhom sobre las declaraciones del obispo Reig Pla

 

Comunicado de Crismhom frente a las declaraciones sobre el colectivo LGTB por parte del obispo Reig Plà el día de Viernes Santo.
En este día en que las comunidades cristianas de todo el mundo celebramos con alegría que Jesús el Cristo ha resucitado y vive en cada uno de nosotros, leemos con tristeza las declaraciones del Sr. Obispo de Alcalá en su homilía de los Oficios de Viernes Santo, en las que afirma que  llevados por "tantas ideologías que acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana" hace que "ya desde niños" tengan "atracción hacia las personas de su mismo sexo". "Y a veces para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubes de hombres nocturnos", continuó. "Os aseguro que encuentran el infierno", proclamó.

El verdadero infierno con el que nos encontramos los cristianos y cristianas LGTB es la incompresión y el rechazo de personas como el Sr. Obispo de Alcalá, tratando de estigmatizar a las personas del colectivo LGTB, rechazando desde su supuesta verdad dogmática la realidad de que todos somos hijos de Dios. Este es nuestro infierno. Nos duelen especialmente estas declaraciones en un Viernes Santo, en el que, desde el recogimiento y el luto en nuestro corazones, miramos la muerte de Jesús, Hijo de Dios, que nos amó tan hasta el extremo que entregó su vida por nosotros. Amor este que ni se ve en sus palabras ni se percibe en los actos del Sr. Obispo de Alcalá de Henares; palabras que nos miran desde el rechazo, la lejania y la condena y el juicio, no desde la misericordia, la cercanía y la proximidad de un hermano en la fe y el Amor.

Crismhom como comunidad cristiana LGTB+H, lleva ya un recorrido en el que, desde la cotidianidad y la normalidad, y sabiéndonos hijos de Dios, integramos nuestra fe con nuestra afectividad sexual. Entendemos que este tipo de declaraciones no nacen desde el Amor y generan odio e incompresión hacía nuestra realidad.

Crismhom

Creciente aceptación de las personas LGTB en las comunidades religiosas de Estados Unidos

Crece la aceptación de la realidad LGTB entre las comunidades religiosas de Estados Unidos: según un estudio de la Universidad de Duke, el número de congregaciones que aceptan abiertamente a gays y lesbianas entre sus miembros creció considerablemente entre los años 2006 y 2012.

La investigación, dirigida por el catedrático de Sociología Mark Chaves, muestra que la inclusión de las personas LGTB en las comunidades religiosas de Estados Unidos es cada vez mayor. Para realizar dicha investigación preguntaron a 1.331 líderes religiosos si en sus congregaciones podían ser miembros de pleno derecho quienes estuvieran públicamente en pareja homosexual. Los encuestados eran de diferentes comunidades religiosas: cristianas, musulmanas, judías o de otra adscripción. El resultado es un ascenso en las agrupaciones que aceptan públicamente a las parejas del mismo sexo: del 37,4 % de 2006 se ha pasado al 48 % en 2012. En este sentido, Chaves considera que “las iglesias no son una excepción” a la creciente tendencia a la aceptación de la realidad LGTB.

El estudio (cuyo detalle puedes descargar aquí) muestra sin embargo que la tendencia no es uniforme. Así, las congregaciones católicas manifestaron menor aceptación en 2012 que en 2006. De acuerdo con el director de la investigación, este descenso podría estar correlacionado con una visibilidad creciente de la realidad homosexual en la Iglesia católica, que quedaría patente por ejemplo, y paradójicamente, en las noticias sobre despidos de trabajadores LGTB en colegios católicos.

Este cambio en las congregaciones se corresponde a grandes rasgos con lo que ocurre en el nivel de las diferentes iglesias. Así, la Iglesia católica permanece en un compás de espera ante el Sínodo extraordinario de la Familia. Por un lado, están las ya famosas declaraciones del papa Francisco (“¿Quién soy yo para juzgar?”) o algunas declaraciones de obispos aperturistas, como el de Amberes. Por el otro, se insiste en el mantenimiento de la doctrina tradicional y declaraciones homófobas de otros jerarcas. Mientras tanto, en el campo de las iglesias protestantes las noticias son de una mayor aceptación, por ejemplo con la Iglesia presbiteriana votando a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo o con todos los pasos dados por los episcopalianos (rama estadounidense de la comunión anglicana) para fomentar la inclusión de las personas LGTB.

Cristianismo sin Cristianía

José Antonio Vázquez. BLOG: Cristianía. Religón Digital. (29/08/2013). "Una iglesia humilde, extrovertida y descentrada". Atravesamos tiempos de transición, tiempos oscuros y, a la vez, tiempos llenos de signos luminosos, que suelen tener un carácter “humilde”, o poco llamativo, en medio de la oscuridad. En el ámbito espiritual, una de las grandes oscuridades de nuestro tiempo podría ser la posibilidad- nada improbable- de que se contara con un cristianismo institucional fuerte y visible (si bien en decadencia evidente) sin que se diera una verdadera experiencia cristiana personalizada (Cristianía) dentro de él.
 
Y es que podemos tener unas instituciones religiosas que aparentemente funcionen, sin que se viva el cristianismo como experiencia personal, en ellas, al igual que hemos tenido una sociedad oficialmente cristiana sin que hubiera, en gran parte de ella, experiencia cristiana; y el resultado inevitable ha sido el paso a una sociedad no cristiana, cuando no anticristiana o hastiada de lo cristiano. Toda nuestra institución religiosa puede funcionar como un reloj, pero sin que haya en ella verdadera experiencia cristiana. Naturalmente esto no podría mantenerse indefinidamente. El siguiente paso, en una situación así, sería, o bien, la desaparición o marginalización social del cristianismo, o bien, su real transformación, desde el renacer de una nueva experiencia cristiana (Cristianía) que fuera capaz de renovar las estructuras, haciéndolas menos voluminosas y menos centradas en sí mismas, devolviéndoles su función de instrumento y no de fin. La “Vida” o la “Muerte” estarían así ante nosotros dependiendo de las opciones que hicieramos.
 
Una de las mayores urgencias hoy, en la Iglesia, es dar prioridad a que surja esta experiencia personal de la fe, en vez de dar prioridad a la defensa de los intereses (muchas veces inconscientemente egoístas) de la institución religiosa. De alguna manera, este es el mensaje, que se están esforzando por lanzar los dos últimos pontífices, Benedicto XVI y Francisco, la necesidad de una iglesia humilde, extrovertida y descentrada, que no sea eclesiocéntrica.
 
En mi opinión, uno de los mayores signos de decadencia del actual cristianismo se constata en la insatisfacción generalizada con la liturgia, tanto en el campo más conservador, como en el más renovador (no hablo de la propuesta tradicionalista pues creo que es puramente enfermiza). A pesar de los loables intentos de renovación llevados a cabo desde el Vaticano II, sigue existiendo una sensación muy generalizada de que persiste rigidez, dogmatismo, uniformismo, sacralización, ritualismo, moralismo, legalismo o normativismo, mentalidad mágica y falta de verdadero sentido del Misterio, o capacidad simbólica, en el modo de vivirse la liturgia. Desgraciadamente estas enfermedades habrían ido incubándose en el modo de vivir la liturgia en el cristianismo occidental durante demasiado tiempo y no se cambian las cosas de la noche a la mañana. Y más difícilmente, cuando el enfermo ignora su enfermedad o se autoengaña, creyéndose curado de estas enfermedades, sin estarlo.
 
Muchos creen que criticar el modo de vivir la liturgia hoy nace de un deseo de hacerla desaparecer, debido a una falta de sensibilidad simbólica, y se empeñan en defender el modo de vivir la liturgia actual, impidiendo ningún cambio. En ocasiones puede ser así, la pérdida de la mentalidad simbólica y el hiperracionalismo son propios de la modernidad occidental, pero no afectan sólo al pensamiento laico, sino que comenzaron en el pensamiento religioso, precisamente. El movimiento litúrgico, nacido en el siglo XX en la Iglesia al margen de los ámbitos oficiales, y después asumido por el Concilio Vaticano II, es el que ha recuperado el sentido simbólico de la liturgia, cuando se había, prácticamente, perdido en el catolicismo oficial, que había reducido la liturgia a una celebración del culto público de la iglesia, una mera actividad ritual eclesial, regulada normativamente, y no, ante todo, a una expresión simbólica de la experiencia del Misterio de Cristo, que es la visión que ahora intentamos recuperar.
 
En el cristianismo no hay separación entre el culto y la vida, no hay una “sacralización” del culto, sino una “santificación de la vida cotidiana”, la verdadera liturgia es toda la vida del cristiano. En los actos celebrativos, este misterio litúrgico, presente en toda la vida, se hace transparente y se actualiza de un modo simbólico a través de una serie de símbolos, que expresan lo que es una realidad presente en todo ámbito y tiempo. Si anteponemos estos actos celebrativos a la Vida estamos cayendo en una actitud típica de lo que lo cristianos conocieron como paganismo, y que no era otra cosa que la fase decadente de las religiones antiguas precristianas, anterior a su desaparición. Estamos pues haciendo visible, a quien tenga ojos para ver, la decadencia del cristianismo hoy.
 
Otros creen que la crítica a la rigidez del culto actual nace de un “hiperindividualismo”, que prefiere la oración privada a la oración en grupo. En ocasiones, ciertas críticas a la liturgia pueden nacer de una mentalidad individualista, que concibe la espiritualidad como un camino individual e intimista. Pero, lo contrario del individualismo, no es lo colectivo; una oración colectiva, puede ser tan individualista y despersonalizadora como una oración individual, y, en ocasiones, mucho más. El hombre masificado es el hombre individualista, desconectado de su ser profundo, de su persona, que se ha identificado con su máscara (una creación social o colectiva precisamente) o ego; individualismo y colectivismo son las dos caras de una misma enfermedad. Una liturgia que fuera rígida y despersonalizadora sería, cien por cien, individualista. Y en ocasiones esto se ha dado. Hay sociólogos que han estudiado como el antecedente de los actos de masas, propios de los regímenes totalitarios modernos, puede encontrarse en el modo de vivir y de organizar algunos actos religiosos colectivos, que ejercían una presión hipnótica y manipuladora sobre las personas. Las iglesias habrían sido las primeras instituciones modernas en caer, en ocasiones, en estas prácticas de sugestión masivas que despersonalizan a los seres humanos convirtiéndolos en individuos y no en personas.
 
Lo colectivo, para Simone Weil, es una de las más peligrosas imitaciones de Dios o idolatrías pues parece tener un “magnetismo” que imita la transcendencia: “Sólo hay una cosa aquí abajo… que posee una especie de transcendencia respecto de la persona humana: lo colectivo. Lo colectivo es el objeto de toda idolatría… Es lo social lo que tiñe a lo relativo con el color de lo absoluto (idolatría). El remedio se halla en la idea de relación… la sociedad es la caverna, la salida es la soledad. La relación es propia del espíritu solitario. Ninguna multitud concibe la relación”.
 
Para recuperar la experiencia cristiana personal (Cristianía) es necesario una “experiencia de soledad”, una experiencia “monástica”, que permitiera después, realmente, entablar verdaderas relaciones con los demás. Sólo la recuperación de una verdadera experiencia monástica o “solitaria”, es decir, personal, en el seno del cristianismo, librará a la Iglesia (y a su liturgia) de convertirse en una organización con una praxis “autocentrada” e idolátrica. Una iglesia autocentrada era, para Simon Weil, una monstruosidad, un totalitarismo sacralizado, un fascismo clerical… que llevaba a poner “una etiqueta divina en lo social: una mezcla delirante que encierra toda clase de licencias. Diablo disfrazado”. La corrupción a la que se llega en la Iglesia cuando se autoidolatra es conocida por todos, y por desgracia, los ejemplos son muy recientes.
 
No será, en un primer momento, el poner el énfasis en la oración litúrgica (colectiva) la que nos hará recuperar la “Cristianía”, para salir del peligro de idolatría eclesial, sino la búsqueda de la oración contemplativa silenciosa y personal (no individualista) y la experiencia “solitaria” o personal, y, una vez recuperada esa “experiencia personal de la fe” (Cristianía) será posible plantearse la renovación eclesial y litúrgica. Hoy esa experiencia de Cristianía se está dando más en los ámbitos marginales o fronterizos dentro de la institución, en colectivos y experiencias que parecen heterodoxas, más que en el “centro” de la misma; muchas veces se recupera la experiencia cristiana a través del encuentro con otras tradiciones espirituales o humanísticas, haciendo una relectura de la propia tradición que lleva a redescubrir aspectos que habían quedado como olvidados en los ámbitos cristianos oficiales y que ayudan mucho a devolver vitalidad al cristianismo. Son estos signos humildes donde hoy brilla la luz para quien es capaz de verla.
 
Raimon Panikkar es un ejemplo de esto. En este sentido, Panikkar propone una serie de ideas para renovar la situación de la liturgia actual, nacidas tras su experiencia personal con el misterio cristiano, obtenida gracias, no sólo a la vivencia eclesial, sino al encuentro con otras tradiciones espirituales (en especial las orientales) y con la cultura secular occidental. Propone unas nuevas “rúbricas” (modos de realizar los actos celebrativos) y unas nuevas nígricas (nuevos contenidos de la liturgia). Con ellas termino.
 
- Nuevas Rúbricas en el culto:
 
  • Espontaneidad: No es sinónimo de arbitrariedad, subjetivismo o desorden en la celebración, sino el que la comunidad crea en sí misma y en la acción del Espíritu en ella para poder cambiar símbolos y hallar otros nuevos y más vivos hoy.
  • Universalidad: Los símbolos deben ser lo más universales posibles.
  • Concreción: No caer en la abstracción, ni en la generalización, lo universal ha de encontrar el modo concreto de expresarse en cada contexto.
  • Sinceridad: La convicción de la verdad de lo que hacemos.
  • Continuidad: No romper con la Tradición, sino renovarla desde la fidelidad creativa.
  • Ortopraxis: Que en el culto puedan participar todos los que comparten y ejercen los mismos valores que el culto celebra, da igual si son cristianos o no. Un culto de puertas abiertas.
 
- Nuevas Nígricas:
 
Todo culto debe tener tres dimensiones que la nueva liturgia cristiana no debe perder:
 
  • Devoción: El aspecto emocional y artístico es fundamental en todo acto de culto.
  • Conocimiento: La expresión adecuada de los contenidos, de modo que sea comprensible y significativa, sin perder su Misterio (transcendencia).
  • Acción: El culto debe tener un fuerte contenido ético para evitar ser alienante.

Digan lo que digan...

Ante las palabras del Papa referidas al matrimonio homosexual, encontramos ya respuestas en la página de Cristianos Gays: "¿Qué amenaza el futuro de la humanidad? No los derechos de los homosexuales. No la diversidad familiar. El verdadero peligro de la humanidad está en la exclusión, en esas personas que usan a Dios y su ley, interpretada por ellos para excluir".

El obispo de Roma ha pronunciado una palabras duras, durísimas: “Las políticas que atentan contra la familia amenazan la dignidad humana y el futuro mismo de la humanidad”. Son unas palabras que causan indignación, y al mismo tiempo sorpresa. En todo el largo discurso no hace una sola mención al Evangelio. Ante los representantes de los diferentes países el Papa se muestra como un hábil político que defiende sus posiciones. Durante mucho tiempo se ha defendido el estado Vaticano y al que lo gobierna con la escusa de así favorecer el anuncio del Evangelio. Pero pocas son las ocasiones en que este Papa anuncia el Evangelio. Más bien el poder pontificio se ha usado para tapar terribles escándalos, y en ocasiones para tentar contra los derechos fundamentales de las personas.  Ver el pecado de los demás para tapar el suyo propio es una actitud de cobardes. Pero defender la dignidad de los demás, socavando los derechos de muchas personas, más que malicia me parece estar ciego.

Sé que el Papa no va a leer esta carta. Pero aun así quiero contestarle y anunciarle el Evangelio. Sí, un Evangelio, que entre tanta filosofía, sesudas reflexiones, liturgias solemnes, y un no disimilado gusto por las vestiduras pomposas (más bien femeninas) y los tronos suntuosos parece haber olvidado.

¿Qué amenaza el futuro de la humanidad? No los derechos de los homosexuales. No la diversidad familiar. El verdadero peligro de la humanidad está en la exclusión, en esas personas que usan a Dios y su ley, interpretada por ellos para excluir. El verdadero peligro de la humanidad para Jesús, son las personas religiosas observantes en las que no reina Dios, porque no se parecen al Padre. Lo importante para la humanidad no es contar con personas que sigan la moral “católica”, sino que haya católicos que se parezcan a Dios y traten de ser buenos como Él.

Jesús nos enseñó que en el Reino de Dios, la verdadera identidad consiste en no excluir a nadie, en acoger a todos y de manera especial a los marginados. Satanizar la libertad y la preferencia de las personas para eligir un camino y no otro, sólo refleja un intento de absolutizar las propias perspectivas, o un miedo aterrador a no admitir que la propia visión, la que daba estabilidad a la propia vida  personal estaba equivocada.

Jesús nos ha enseñado a desafiar el sistema de pureza que alimentaban las religiones, basándose en la Palabra de Dios. Lo mismo que sucede ahora. Por eso, nuestro deber como cristianos, como seguidores de Jesús de Nazaret, el Cristo, es hacer que la compasión de Dios vaya entrando en el mundo. Y esto, aunque “su vicario” diga lo contrario, pues “hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”.  Y nada hay más contrario a los que Jesús nos enseñó de Dios es que una ley religiosa impida a los hombres experimentar la bondad del Padre.

He aquí, el verdadero peligro para la humanidad, e incluso para las religiones que con frecuencia han absolutizado lo relativo, dogmatizado lo opinable y eternizado lo temporal. A mi las palabras del papa:“Las políticas que atentan contra la familia amenazan la dignidad humana y el futuro mismo de la humanidad” más que unas palabras que nazcan de un seguidor de Jesús, me parecen una respuestas simple, estereotipada y de catecismo a un cambio complejo que se está dando en la humanidad; es la búsqueda de la seguridad frente a la perplejidad y explicación simplificadora del misterio de lo humano y de lo divino, que nunca podrá ser apresado ni controlado.

El hermano

Fuente: Cristianosgays.com

Ecucaristía por la familia Cristiana en Madrid

Una vez más, se llevará a cabo una eucaristía por las Familias en Madrid. Será oficiada por el cardenal Rouco Varela. Ofrecemos la noticia extraída del diario El mundo, y una reflexión sobre este evento tomada de la página Cristianos Gays. A partir de estas dos noticias,podéis vosotros mismos reflexionar y complementar la información en otros medios.

Diario el Mundo: El centro de Madrid se prepara para una multitudinaria Misa por la Familia

En torno a 40 obispos, cientos de sacerdotes y centenares de miles de fieles que llegarán a Madrid desde diversas partes del mundo; la mayor parte, españoles; la inmensa mayoría de ellos, de la Comunidad. Hay quien habla, incluso, de un millón de creyentes. Estas son las cifras “aproximadas” de la convocatoria de este viernes para la celebración de la ya tradicional Misa de las Familias que se celebra en la plaza de Colón. Nadie en el arzobispado madrileño se aventura a concretar las cantidades: “Es muy probable que se sumen sacerdotes y obispos a última hora”, explican fuentes cercanas a la institución.

De momento, todo está a punto para que, a partir de las 14.30 horas se desarrolle el programa, que comenzará con una Fiesta de la Sagrada Familia previa a la celebración Eucarística. Tras la bienvenida a los congregados con canciones, está previsto que se desarrolle una procesión con la Virgen de la Almudena, el rezo del Rosario y, a partir de las 16 horas, los actos centrales de la jornada: la lectura del mensaje enviado por el Papa Benedicto XVI y la celebración de la misa presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

La celebración es, oficialmente, “un acto del Arzobispado de Madrid”. Sin embargo, convoca a tal número de foráneos (se esperan 400 autobuses de peregrinos) y prelados españoles que resulta imposible no relacionarla con los grandes acontecimientos que organiza la Iglesia en España a nivel nacional. “Rouco se siente el ‘Papa de España’ y convoca como si lo fuera”, sentencia un grupo de sacerdotes que no comulga con la idea. “Es una iniciativa madrileña que se ofrece al resto de diócesis españolas para dar un testimonio de unidad”, consideran otros.

Parte de la polémica surge a raíz del “marcado carácter político” que algunos sacerdotes y grupos de cristianos llamados ‘de base’ atribuyen al mensaje de fondo de las jornadas y a las intervenciones del cardenal arzobispo Rouco Varela. “No se puede instrumentalizar la Eucaristía y montar este espectáculo para mandar mensajes al Gobierno contra el aborto y a favor de un modelo concreto de familia, como claramente se hacía en época de Zapatero”, argumentan unos.

“El Evangelio ha de ser predicado sin miedo y con todas las consecuencias, también en lo que respecta a la moral familiar y la vida. Buscar otra lectura a este acto es desfigurar la verdad”, responden otros.

Sea como fuere, lo que parece garantizado, críticas apartes, es que monseñor Rouco Varela cerrará con este acto un año especialmente abundante en citas que le han mantenido en el centro de atención eclesiástico a nivel mundial, como la recientemente celebrada Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en el mes de agosto. También la asistencia multitudinaria a la de hoy está garantizada, toda vez que el prelado cuenta con el apoyo sin fisuras del Camino Neocatecumenal (con Kiko Argüello a la cabeza), el Movimiento Comunión y Liberación, la Prelatura del Opus Dei... entre otros.

Habrá que esperar a la homilía de la misa para comprobar con qué talante afronta el prelado madrileño su relación con el recientemente estrenado Gobierno de la nación. Con toda seguridad, también en Moncloa estarán puestos los ojos en la plaza de Colón.

Fuente: Diario el Mundo

 

Cristianos gays: La Familia tradicional

A nadie se le escapa que la concentración reivindicativa-religiosa que va a tener lugar esta tarde nació como respuesta negativa a la aprobación en España del matrimonio homosexual. La ampliación de los derechos y libertades de un grupo notable de ciudadanos fue vista por la jerarquía católica  con miedo y resistencia.

Yo, como cristiano, también defiendo y creo en la familia cristiana. Y prefiero hablar de familia cristiana, antes que la familia tradicional como a muchos les gusta llamarla. Los que conocen un poco los Evangelios, saben que las palabras y gestos de Jesús hacia la familia, son casi siempre muy críticos. ( Mt 4, 18-22; Mt 8, 22; Lc 9, 62; Lc 14, 26-27; Mt 10, 21-22). Por eso, yo como cristiano, defiendo la familia cristiana, pero en ningún modo la familia tradicional. Pues la familia tradicional ha sido una estructura opresiva, sobre todo hasta que se ha empezado a cuestionar el modelo de familia patriarcal. En este modelo el padre, tenía todos los derechos, mientras que la mujer y los hijos le estaban totalmente sometidos en todo (¿Por qué gustará tanto este modelo a cierto sector? ¿NO sigue funcionando así la Iglesia Católica?). Esta tipo de familia, era  (y es) el transmisor de la recta moral, de las buenas costumbres y de las “sanas tradiciones”. Y cómo no, de la religión… La mujer se convierte en una fábrica de hijos y los hijos siguen sumisamente las orientaciones paternas. Este modelo se basa en la dominación y el sometimiento, por eso nunca puede ser un modelo cristiano.

Es verdad que muchos pueden decir que este modelo se ha suavizado bastante, lo cual es verdad. El reconocimiento de la igualdad femenina ha traído sustanciales cambios, incluso en las familias tradicionales. Pero en los fundamentos, se puede decir que las relaciones siguen siendo muy parecidas.

A mi entender, detrás de esta defensa de la familia tradicional, se oculta una visión predominantemente jurídica de la familia, donde el amor queda en un segundo plano. Lo que viene a contar es la recta moral y la propagación de la especie. De algún modo el matrimonio viene a ser una institución en la cual se puede ejercer la sexualidad sin pecar. El amor queda así reducido a una institución legal necesaria socialmente para garantizar la supervivencia de la humanidad y para regularizar socialmente la actividad sexual. En ese sentido se entiende la expresión de Marx: “El matrimonio burgués es una prostitución legal”.

 

Fuente: Cristianosgays. com

El Papa afirma que los niños deberían crecer sólo en una familia "tradicional".

En un discurso ante los 180 diplomáticos acreditados en el Vaticano, el Papa argumenta sobre el matrimonio homosexual que "socava el porvenir mismo de la humanidad".Además, indica que la familia debe ser fundada sobre el matrimonio "entre un hombre y una mujer" de forma exclusiva.

El pontífice realizó uno de sus más fuertes discursos contra el matrimonio homosexual en una alocución de año nuevo para los diplomáticos acreditados ante el Vaticano, en la que se refirió a algunos temas económicos y sociales que enfrenta el mundo en la actualidad.

El Papa dijo a los diplomáticos de casi 180 países que la educación de los niños necesita "lugares" apropiados y que "el primero es la familia, fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer".

Las políticas que suponen un ataque a la familia amenazan la dignidad humana "No se trata de una simple convención social, sino más bien de la célula fundamental de toda la sociedad. Consecuentemente, las políticas que suponen un ataque a la familia amenazan la dignidad humana y el porvenir mismo de la humanidad", afirmó.

El Vaticano y autoridades católicas en todo el mundo han protestado contras las iniciativas para legalizar el matrimonio homosexual en Europa.

La Iglesia Católica , con unos 1.300 millones de miembros en todos el mundo, predica que si bien las tendencias homosexuales no son pecado, los actos homosexuales sí lo son, y que los niños deberían crecer en una familia tradicional con una madre y un padre.

"El marco familiar es fundamental en el itinerario educativo y para el desarrollo de los individuos y los estados; por tanto, se necesitan políticas que valoricen y favorezcan la cohesión social y el diálogo", dijo Benedicto XVI a los diplomáticos.

El matrimonio homosexual es legal en varias naciones de Europa, entre ellas España y los Países Bajos.

Fuente: 20 minutos

El amor y otros demonios

ECLESALIA, 24/01/13.- Por María Teresa Sánchez Carmona. Cuando parecía que los ánimos se habían serenado tras el revuelo que causó la aprobación del matrimonio homosexual por el Tribunal Constitucional, las incendiarias declaraciones de un obispo vuelven a abrir dolorosas heridas. Me preocupa el sempiterno debate sobre género, sexualidad, matrimonio y familia. Me preocupa y me duele por la dureza de las opiniones vertidas. Porque hay reacciones que – independientemente de qué las origina – traslucen una infinita falta de caridad y un rechazo hacia otras maneras de ser y sentir, fruto de una realidad plural y diversa.

Este dolor se acentúa cuando la postura se justifica en nombre de un Dios cuyo atributo es el Amor, y su mandamiento principal el de “amar al prójimo como a uno mismo”.

Estamos aquejados de una profunda falta de amor. Puede parecer simplista reducir a esta cuestión la esencia del cristianismo (sobre todo para quienes cargan a sus espaldas una ingente cantidad de dogmas y códigos de conducta). Insisto: puede parecer simplista, pero ocurre que si no tengo amor, no soy nada; si no somos coherentes en lo esencial, lo demás es pura palabrería. No se puede hablar de amor a quienes no se ama. No se puede anunciar a un Dios que acoge la (preciosa) singularidad de cada persona, si luego se pasa por la criba hasta el más ínfimo detalle de los otros. Me pregunto: ¿cómo van a amar lo que amáis, si vosotros no amáis lo que ellos aman? Tal vez ni se pida siquiera a la Iglesia que secunde la causa de ciertos colectivos (aunque luego se hable de dar la vida incluso por los enemigos); bastaría con mostrar un mínimo de prudencia y delicadeza, con cuidar sus palabras para no echar sal en las heridas.

Se rechaza el matrimonio homosexual y se le niega el reconocimiento de familia (cuando la Sagrada Familia es todo menos un modelo “representativo”, en tanto la conponen una madre virgen y un padre putativo). La razón principal que se esgrime en contra del matrimonio homosexual es que su unión no contribuye a la procreación y la perpetuación de la especie. Efectivamente, en el Antiguo Testamento se critican ciertas prácticas sexuales sirviéndose de este mismo criterio. Pero las causas no responden tanto a una cuestión de tipo moral, sino sobre todo a una estrategia socio-política: la de alentar el crecimiento demográfico y multiplicar el número de hijos en las familias para estabilizar la precaria situación del “pueblo elegido” y preservar su tradición y cultura.

En todo caso, resulta curioso que las más feroces críticas a estas “otras familias” homoparentales provengan de personas que han optado por el celibato como estilo de vida. Curioso que hablen de complementariedad entre hombre y mujer quienes viven en comunidades integradas exclusivamente por personas de su mismo sexo. Curioso que prejuzguen quiénes han de ser buenos padres o madres cuando jamás experimentarán en carne propia – sólo a nivel espiritual – lo que supone engendrar un hijo y hacerle el centro de la vida, incluso aunque no sea “carne de tu carne”. ¿Importa eso? si el amor es verdadero no atiende ni se supedita a algo tan superficial como el cuerpo: quienes conocen el valor de “lo que no se ve”, mejor que nadie deberían comprenderlo.

Por supuesto, tienen derecho a opinar y libertad de vivir su vocación sin dar explicaciones al respecto (ellos sí), pero al cabo no deja de resultar llamativo. No me malinterpreten: la vocación religiosa, vivir con el corazón disponible y entregado a Dios y a los demás, me parece digna de admiración y un acto de amor de una belleza infinita. Pero también considero que es difícil (o debería serlo) opinar sobre temas de los que no se tiene una experiencia cotidiana: como amanecer junto a la persona amada y sentir que el mundo entero se ilumina; o entregarse y fundirse con el otro por entero, en total desnudez de cuerpo y de alma; o sentirse morir si sobreviene la enfermedad y hay que dejar partir al amor de toda una vida… ése que no se elige (¡como si se pudiera elegir en el amor! dice Cortázar) en razón de país ni de cultura… o de sexo; ése que no atiende a lógicas ni planes establecidos; ése que llega sin más y nos transforma por entero.

Amar de verdad no es un capricho: es algo que nace de lo profundo, un susurro corazón adentro que traspasa el alma, la seduce y lleva a entregarse hasta el extremo. Ahí reside el Misterio de una familia que es sagrada ¿por una mera cuestión de género? quisiera pensar que el motivo es más trascendente: el vínculo de Amor que se establece entre sus miembros. Porque el amor es una locura sagrada e incomprensible, y a la vez tan evidente que cuando se siente ya sólo cabe decir al otro – como Rut a Noemí – “No insistas en que te deje y me separe de ti. Porque donde tú vayas yo iré, y donde tú vivas, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Moriré donde tú mueras, y allí quiero ser enterrada. Juro ante el Señor que sólo la muerte podrá separarnos”.

Habrá quien diga que el amor homosexual no es igual que el heterosexual, ni el de pareja como el de amigos: angustiosa necesidad de definirlo todo bajo moldes y adjetivos, cuando la realidad es que al cabo todo es Amor y su fuente una y la misma. Como el agua viva encuentra siempre cauces nuevos para fluir e irrigar la tierra, así también el amor se expresa y se expande de mil formas distintas. Ponerle diques y dirigir ese amor hacia un fin concreto por propia voluntad es una opción como cualquier otra. Pero criticar la “orientación” de los otros (ésa que es natural, espontánea y genuina) diciendo que no es correcta, y aún “exigir” que repriman ese cauce de amor en razón de su sexualidad… supone privar a la persona de vivir en plenitud su identidad más profunda, e instigarle a renunciar a una de sus más bellas vías de expresión. Entonces el cauce del río se estanca, su agua se emponzoña en el alma y trae la muerte.

Algunos apuntan que el debate del matrimonio y la familia es lingüístico. Por desgracia, se juzga y se juega con sentimientos de personas concretas a las que duele el rechazo… como a cualquiera. Poner márgenes (marginar) no es nunca una inocente cuestión terminológica: revela una manera de pensar que parcela el mundo, lo acota y remarca “lo distinto”, la presencia de un “otro” que acaba despertando miedos y recelos. Revela un pensamiento más interesado en marcar las diferencias que las semejanzas, aunque al final todos estemos hechos del mismo barro y tengamos las mismas necesidades y anhelos: amar y ser amados, que nos acepten como somos, y encontrar personas con las que compartir la vida, afrontar la muerte y sobrellevar nuestros miedos.

Si somos tan frágiles e iguales en lo esencial, ¿ merece la pena tanta discusión inútil? Nuestra es la elección: mantener posturas irreconciliables o buscar lo que nos une. Encasillar a las personas bajo estrictos moldes o valorar la riqueza de lo diverso. Clasificar los tipos de amor o bendecir el Amor como fuerza sanadora y motor del mundo. Si ya resulta dramático que los cristianos estemos escindidos en ramas siendo uno es el Maestro y el Espíritu, ¿hasta cuándo seguiremos estableciendo categorías, y lamentándonos a la vez de que la sociedad nos excluya? ¿hasta cuándo alimentaremos las diferencias para ser el ojito derecho de Papá, sin ver que la vara con que medimos – y que nos mantiene tan derechos – es una señora viga en nuestro ojo? ¿hasta cuándo las piedras vivas que decimos ser levantarán muros en vez de construir puentes para el encuentro? ¿hasta cuándo seguiremos escondiendo a nuestros semejantes en estrechos armarios y cajones mentales?

Dios no enciende una lámpara para ocultarla, y toda persona está llamada a ser luz porque alberga en su interior una llama de amor viva. Cuestión muy distinta es tener ojos que sepan ver esa luz que viene del corazón. En este debate de género y sexualidad, queda el consuelo de saber que “Dios no mira como mira el hombre; porque el hombre ve las apariencias pero Dios ve el corazón”. Dios ve con la mirada de una madre hacia su hijo. Y acaso ahí esté el quid de la cuestión: que la Iglesia oficial se nos ha masculinizado; que a base de reprimir sus emociones, ha terminado olvidando cómo es el amor incondicional de una madre: ése que elige la sugerencia al mandato, la misericordia al juicio, la comprensión a la condena; el que antepone la acogida al reproche, la escucha al sermón, y ante todo la alegría; ése cuya mejor enseñanza es su propio ejemplo de vida.

Acaso la raíz del problema sea una sensibilidad perdida: “Yo conozco tus obras y tu constante esfuerzo […] has sufrido por mi causa y has trabajado por amor a mi nombre. Pero tengo contra ti que has dejado enfriar tu primer amor” (Ap. 2, 2-4). Ojalá este debate sirva para despertar en nosotros el anhelo de volver a la “matriz”, a ese amor primero – que llevamos grabado en el corazón – donde ya no importa si madre o padre, si hombre o mujer. Porque sólo el amor entrañable y entrañado disuelve las fronteras y es capaz de devolvernos, al fin, nuestra unidad perdida: ésa de la que todos venimos, ésa que no dejamos de buscar durante toda la vida. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

El arzobispado de Turín defiende las “terapias reparadoras” de la homosexualidad


El arzobispado de Turín defiende las “terapias reparadoras” de la homosexualidad y pide que no se limite su financiación.



 El arzobispo de Turín, Cesare Nosiglia, ha criticado con dureza una propuesta de ley regional contra la discriminación homófoba, que cuenta con pocas posibilidades de salir adelante. Pero el arzobispado ha ido bastante más allá al defender las peligrosas “terapias reparadoras” de la homosexualidad y pedir que no se pongan límites a su financiación.


La propuesta, presentada en la Asamblea regional por la expresidenta de la región de Piamonte, Mercedes Bresso (del Partido Demócratico, PD) propone simplemente combatir la discriminación“en todos los ámbitos de competencia regional”. Inmediatamente después de que Bresso presentara su texto, que cuenta con muy escasas probabilidades de salir adelante, el centro católico de bioética del arzobispado de Turín envió una carta a Valerio Cattaneo, presidente de la Asamblea regional, en la que se pide, entre otras cosas, que la ley garantice que en ningún caso se considerará al matrimonio entre un hombre y una mujer como “una más” entre las posibles modalidades de unión (ratificando así la heterosexualidad como orientación sexual preferente) y que no se prohibirá la discriminación de las parejas homosexuales respecto a “la familia” en las prestaciones sociales, de trabajo o en el acceso a la vivienda.


Pero lo que más llamá la atención es que se pide expresamente que “no sean discriminados, censurados u obstaculizados (también en el acceso a la financiación) a los que, con metodo científico, promueven la tesis que la homosexualidad es curable”. En definitiva, se solicita otorgar cobertura legal y financiera a las peligrosas pseudoteorías acientíficas que la iglesia católica no ha dudado en difundir, por ejemplo, en una página de la web del obispado de Alcalá que dosmanzanas denunció este verano. El propio tono de la carta en sí, cuyo contenido ha sido hecho público por la web River-blog, ilustra bien algunos aspectos del funcionamiento del proceso legislativo en Italia: el arzobispado dicta directamente cuáles deben ser los límites de la ley y se ofrece a discutir un articulado punto por punto.


Tanto Bresso como diversas asociaciones LGTB han emitido comunicados de condena recordando a la opinión pública que estas “terapias” carecen de cualquier valor científico.


Italia y las “terapias reparadoras”


En los últimos años, Italia parece haberse convertido en un lugar de referencia por todos aquellos que pretenden ‘curar’ la homosexualidad. Este tipo de grupos han logrado hacerse un hueco entre las corrientes de opinión mayoritarias y cuentan, además del apoyo decidido de la iglesia católica, con la abierta simpatía de muchos medios. Sus tesis han entrado en la cultura popular que las difunde en canciones y películas.


No es sorprendente, de hecho, que muchos de los participantes en el congreso homófobo y tránsfobo que tuvo lugar el pasado febrero en Pamplona fueran italianos: los centros y asociaciones de este tipo se han multiplicado en Italia sin encontrar demasiada resistencia (el activista Marino Buzzi es uno de los que luchan valientemente contra estas practicas). En 2010, por ejemplo, algunos diarios denunciaron que la ONG católica Trentino Solidale (cuyos proyectos reciben financiación de la provincia autónoma de Trento, gobernada por el PD) financiaba las actividades de uno de estos grupos. Un año después, Trentino Solidale continúa recibiendo fondos públicos, y aunque asegura que aquel grupo ahora prosigue sus actividades por separado, le sigue ofreciendo la posibilidad de presentarse, defenderse y promocionarse en su página web.


Fuente: Dosmanzanas


 

El cuestionario del Vaticano moviliza a los católicos

Esta semana el Vaticano ha presentado oficialmente el cuestionario de preparación del Sínodo extraordinario sobre la Familia que tanta expectación ha despertado, al preguntar entre otras cosas por las parejas del mismo sexo. Parece confirmarse el deseo que la consulta sea de amplio espectro y tenga la máxima difusión, mientras que va a más la movilización de ámbitos católicos aperturistas que responden al cuestionario por iniciativa propia y lo envían directamente a Roma.

 
 
Hace pocos días informábamos de que el Vaticano había enviado a las diócesis un cuestionario con 38 preguntas que tocaban temas como las parejas de hecho, los divorciados y vueltos a casar, las parejas homosexuales y las familias homoparentales. Una noticia que despertaba esperanzas en los ambientes católicos más aperturistas. Es cierto que ya antes el Vaticano ha enviado este tipo de cuestionarios a los obispos para preparar un Sínodo, pero el procedimiento habitual consistía en que estos consultaban a ciertas personas de su diócesis de las que ya sabían iban a responder de forma ortodoxa (como los denominados Consejos de Laicos, caracterizados generalmente por su fidelidad a los postulados oficiales). La diferencia, esta vez, estaría en la voluntad de difusión. Así lo entendió la prestigiosa National Catholic Reporter, en Estados Unidos, o Religión Digital en España. Y así parecieron entenderlo también los obispos de Inglaterra y Gales, quienes de forma casi inmediata habilitaron un cuestionario online con las preguntas. Por el contrario, los medios conservadores optaron por descafeinar el proceso, destacando las similitudes con anteriores ocasiones. La novedad no sería para ellos más que un espejismo fruto de la ignorancia de la prensa “progre” que confunde sus deseos con la realidad.
 
El martes 5 de noviembre este cuestionario fue presentado públicamente, confirmándose en efecto la impresión de que en esta ocasión se le quiere dar una especial difusión. “Para iniciar el proceso de consulta se ha invitado a las diócesis a difundir el Documento de forma capilar en los decanatos y parroquias con el fin de obtener datos concretos y reales sobre el tema sinodal”, expresó el secretario general del Sínodo, Lorenzo Baldisseri.
 
Como ya señalamos en nuestra anterior entrada, sería equivocado generar por ello expectativas exageradas acerca de un cambio en la doctrina respecto de las personas LGTB. Debe tenerse en cuenta además que no se ha marcado como obligatoria ninguna pauta de acción, y las diócesis pueden seguir optando por recurrir a laicos afines a los postulados más oficialistas. Sin embargo, también existe la expectativa razonable de que acabe llegando información acerca de  la realidad LGTB, su presencia y aceptación, en parte de la comunidad católica. En este sentido, donde existe un claro movimiento es en el empleo del cuestionario más allá de los fines originales.
 
El cuestionario como oportunidad de movilización
 
Como también comentamos en la anterior entrada, ya el conocido periodista Jesús Bastante, de Religión Digital, se tomó la libertad de responder por su cuenta, publicar las respuestas y enviarlas a Roma. A él se le ha unido también el teólogo franciscano exclaustrado y profesor en Deusto José Arregi, conocido por sus posturas progresistas (incluyendo la defensa de igualdad LGTB), y por haber sido represaliado por José Ignacio Munilla cuando este último fue nombrado obispo de San Sebastián. La iniciativa también ha despertado reacciones a través de los medios generalistas. Además de artículos de opinión como los de Juan G.Bedoya o José Juan Toharia, el diario El País recoge un sondeo que muestra que una mayoría de católicos españoles apoyan los derechos LGTB. Entre católicos practicantes un 51 y un 55 % se declaran favorables al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental, respectivamente. Entre los no practicantes los porcentajes se disparan al 80 y al 79 %. Unos resultados que están además en consonancia con otros países como Reino Unido y Estados Unidos.
 
Con todo, la principal estrategia que se quiere potenciar desde ámbitos progresistas es la de responder a la encuesta directamente, sin mediación de los obispos. Un procedimiento fuera de los cauces oficiales pero que puede servir de medio para hacer llegar una opinión paralela a Roma. Religión Digital, por ejemplo, ha habilitado una herramienta informática para responder el cuestionario, disponible en internet y pensada para todas aquellas personas que se identifican como católicas y que quieren hacer llegar su voz. Las encuestas serán enviadas a la Conferencia Episcopal Española (cumpliendo el requisito formal de tomar a los obispos como mediadores, a la par que se hacen llegar directamente a Roma) pero también a la Nunciatura apostólica y a la Secretaría del Sínodo de los obispos. La respuesta es notable: ya en su primera semana han contestado casi 200 personas (podéis acceder al formulario pinchando aquí).
 
Como era de esperar diversas organizaciones de católicos de base han dado su apoyo. Es el caso de Redes Cristianas, que engloba diferentes grupos católicos a favor de reformas en la institución. También promueven la respuesta al cuestionario diferentes grupos LGTB cristianos españoles, como ACGIL o el Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB. Dicho apoyo está  expresándose allí donde se tiene ocasión, como lo muestra el programa La tribu de Catalunya Ràdio, donde entre otros interviene Jordi Valls, de ACGIL, asociación LGTB cristiana de Barcelona. (Fuente: Dos Manzanas).

El jefe de la iglesia episcopaliana de Escocia se posiciona a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo


El reverendo David Chillingworth, cabeza de la iglesia episcopaliana escocesa, se ha unido a las cada vez más numerosas voces que desde el ámbito religioso han dado su apoyo al proceso de discusión abierto por el Gobierno de Escocia sobre la posible legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. La iglesia episcopaliana de Escocia es la rama escocesa de la comunión anglicana, y aunque cuenta con muy pocos fieles, no deja de tener un peso simbólico significativo.



En un artículo publicado en The Scotsman, el reverendo Chillingworth, que es además obispo de Saint Andrews, Dunkeld y Dunblane, considera que el Gobierno escocés tiene absoluta legitimidad para plantear la apertura del matrimonio civil a las parejas del mismo sexo. “Si tras el periodo de consultas el Gobierno de Escocia y el Parlamento creen que deben legislar esta materia, creo que están en su derecho a hacerlo”, ha expresado.
Para Chillingworth, será luego decisión de cada iglesia si además quiere incorporar el matrimonio entre personas del mismo sexo a su propio derecho canónico. Por lo que se refiere a su iglesia, Chillingworth ha deja también clara su opinión, al mostrarse favorable a que el Sínodo General abra el correspondiente proceso, que llevaría como mínimo dos años. “Jesús no llamó a la iglesia a ser una ciudadela de ortodoxia. Él fue constantemente criticado por pasar su tiempo con personas que no se ajustaban a los patrones convencionales y que eran consideradas inaceptables por los demás”, ha expresado.
La defensa por parte de Chillingworth del proceso abierto por el Gobierno escocés se produce después de que desde la iglesia católica, la segunda del país en número de fieles (un 16% de la población, aproximadamente, se definiría como católica) se hayan sucedido los ataques a la iniciativa. La iglesia más importante del país, la iglesia de Escocia (presbiteriana) mantiene por el momento un perfil bajo sobre el asunto. Se trata, en cualquier caso, de una iglesia con posturas mucho más inclusivas hacia las personas LGTB que la iglesia católica. Recientemente su asamblea general aprobó la posibilidad de ordenar pastores abiertamente homosexuales y que mantengan relaciones estables de pareja.
Otras confesiones minoritarias, mientras tanto, no solo se han manifestado a favor del matrimonio igualitario, sino que consideran que su prohibición atenta contra la libertad religiosa.
Escocia, que forma parte del Reino Unido, dispone actualmente de la misma ley de uniones civiles que Inglaterra y Gales, dado que el Parlamento escocés autorizó en su momento al Parlamento de Londres que legislara en esta materia también para su territorio; pero puede modificar su propia legislación matrimonial. Un proceso, por cierto, que podría producirse pronto en todo el Reino Unido, a tenor del reciente posicionamiento a favor del primer ministro británico, David Cameron…


Fuente: Dosmanzanas.com
 



 

El obispo Vera, de la orden de los dominicos, asegura que mantendrá su actividad con grupos gays

"Es un sector de la población que también requiere atención de la Iglesia", dijo sobre el llamado que le hizo El Vaticano para aclarar su postura y trabajo con homosexuales.



El obispo de saltillo Raúl Vera López aseguró que mantendrá su actividad pastoral con grupos de la comunidad homosexual, pues es un sector de la población que también requiere la atención de la Iglesia.
Confirmó que fue llamado por El Vaticano ante una queja que se había presentado en su contra por un organismo católico peruano, en la cual se advertía que en la diócesis de Saltillo se promovía la homosexualidad entre los fieles.
Dijo que su viaje sirvió para aclarar la situación y señaló que, como la suya, hay por lo menos otras 10 diócesis en Estados Unidos y otros países con grupos de pastoral específicos para homosexuales.


Fuente : Felgtb
 

Francisco y el cardenal Turkson, "tímida apertura"

El papa Francisco, sobre las uniones civiles
 
Las declaraciones del papa Francisco sobre las “uniones civiles” tuvieron lugar una entrevista al diario italiano Corriere della Sera, publicada en castellano por el argentino La Nación. La entrevista es bastante extensa pero la referencia a las uniones civiles es breve. A la pregunta del entrevistador “Muchos países regularon la unión civil. Es un camino que la Iglesia puede comprender, pero ¿hasta qué punto?”, Francisco responde: “El matrimonio es entre un hombre y una mujer. Los Estados laicos quieren justificar las uniones civiles para regular aspectos económicos entre las personas, como por ejemplo asegurar la asistencia sanitaria. Se trata de pactos de convivencia de diversa naturaleza y no ahora no sabría enumerar sus diversas formas. Es necesario ver los diversos casos y valorarlos en su variedad”. La traducción española difundida, por cierto, dice “obra social” en lugar de “asistencia sanitaria”, cuando el original es “assistenza sanitaria”.
 
El papa, en definitiva, reafirmó la doctrina católica sobre el matrimonio pero abrió la posibilidad de admitir las uniones civiles. Aunque no se refirió de forma expresa a las uniones civiles “entre personas del mismo sexo”, la referencia previa al carácter heterosexual del matrimonio invita a pensar que las tenía en mente. En todo caso, su apertura a las uniones civiles se justificaría solamente en los “aspectos económicos” de la convivencia, sin hacer referencia al amor entre quienes las forman. Términos que quedan muy lejos de lo que los propios colectivos LGTB cristianos reclaman. Sea como sea, y sobre todo por venir de la persona de la que vienen, el tono de las declaraciones, alejado de las habituales diatribas condenatorias, resulta significativo.
 
 
El cardenal Turkson habla contra la ley homófoba ugandesa
 
El cardenal ghanés Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, se pronunció por su parte en contra de la ley homófoba ugandesa, al menos en lo referido a la condena a cadena perpetua. Fue en Bratislava (Eslovaquia), mientras asistía a una conferencia sobre la Iglesia católica y los derechos humanos. En conversación con los periodistas, Turkson afirmó que “los homosexuales no son criminales” y que no deberían ser condenados a cadena perpetua. Señaló, con todo, que las ayudas a Uganda debían continuar. Como hemos recogido en entradas anteriores, diversos gobiernos occidentales han anunciado la suspensión de las ayudas a Uganda. También lo ha hecho el Banco Mundial, que ha dejado en suspenso un préstamo de 90 millones de dólares. Se trató, eso sí, de una delaración informal a unos periodistas, que no se ha acompañado de confirmación oficial de ningún tipo.
 
Peter Turkson, recordemos, fue uno de los cardenales cuyo nombre sonó con más fuerza en los días previos a la elección de nuevo papa como posible sucesor de Joseph Ratzinger tras la renuncia de este. En ocasiones anteriores no ha dudado en expresar opiniones homófobas: ha negado que los derechos LGTB deban ser considerarse derechos humanos, y en respuesta a una petición de Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, llegó a escribir que si bien algunas de las sanciones que los países africanos imponen a las personas homosexuales son “una exageración” la intensidad de la reacción contraria a la homosexualidad en África estaba “en consonancia con la tradición”. Y en unas declaraciones más recientes, Turkson afirmaba que en África había menos problema con la pederastia porque había menos permisividad con la homosexualidad.
 
En cualquier caso, las declaraciones de Turkson sobre Uganda constituyen hasta la fecha la primera toma de postura sobre la materia por parte de un alto representante vaticano. Veremos si se continúa de más gestos. (Fuente: Dos Manzanas)
 
 

Homosexualidad y Cristianismo

Este documento contiene la transcripción de una charla impartida por un miembro de CRISMHOM en la Universidad Autónoma de Madrid en marzo de 2009.

La relación entre homosexualidad y cristianismo es un tema muy complejo, sobre el que no se suele hablar con serenidad y equilibrio. Se opera con estereotipos y prejuicios, debido a una educación religiosa y cívica caracterizada por la “homofobia”. Faltan objetividad, rigor y respeto en el tratamiento sobre el tema.

Parece que si hoy día hay alguien que está excluido de los grupos cristianos conservadores, alguien “impuro” por antonomasia, son aquellos y aquellas que no sienten como la media social, que no se enamoran como la mayoría, que no practican el sexo de acuerdo con las estadísticas.

Dice José Luis Cortés, profundo humorista religioso: “Nunca, que yo sepa, en la historia del cristianismo hubo tanto documento ni se dedicó tanta artillería contra un colectivo en base exclusivamente a sus peculiares sentimientos” (Tus amigos no te olvidan, pág. 191).

La Iglesia católica es una de las entidades internacionales que más veces se ha pronunciado públicamente sobre la homosexualidad con tonos negativos y condenatorios. Otros organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo, se han mostrado más comprensivos, tolerantes y abiertos.

Posiciones de la jerarquía católica y de algunas organizaciones de esta Iglesia:
-    Consideran éticamente desordenada la mera inclinación de la persona homosexual.
-    Califican la práctica homosexual de inmoral y abominable.
-    Acusan a los gays y lesbianas de ser personas poco menos que depravadas y virus para la sociedad.
-    A los matrimonios homosexuales  les aplican valoraciones como éstas: corrupción y falsificación legal de la institución matrimonial, retroceso en el camino de la civilización, lesión grave de los derechos fundamentales del matrimonio y de la familia, atentado contra la armonía de la creación, quiebra de la estabilidad social en su entraña más profunda y desfiguración de la imagen del hombre y de la familia.
-    Lamentan los perjuicios causados a los niños entregados en adopción a esos “falsos matrimonios”.

Como resumen de los documentos de la Jerarquía Católica, pueden subrayarse los siguientes aspectos:

1. La condición homosexual, en sí misma, no aparece descalificada, pero se la considera «objetivamente desordenada», por llevar a un comportamiento moral no aceptable.  Se condenan claramente los actos homosexuales, aunque se pide prudencia en su valoración.

2. Se intenta fundamentar esta postura en la validez probatoria de los textos bíblicos, algo que no está tan claro en los actuales estudios exegéticos y hermenéuticos.

3. El Catecismo justifica en tres argumentos la condena de los actos homosexuales, basándose en la tradición eclesial y en la ley moral:
- Su carácter no natural.
- La falta de complementariedad afectivo-sexual.
- La falta de apertura a la transmisión de la vida.

4. Se insiste en la necesidad de actitudes de comprensión y de no discriminación hacia las personas homosexuales, subrayando al mismo tiempo que nunca debe darse a la unión entre personas del mismo sexo un rango equiparable al de las parejas heterosexuales.

5. Se afirma tener en cuenta las aportaciones de las ciencias humanas en relación con el tema de la homosexualidad. Parece que esta afirmación no está suficientemente justificada.

6. En los últimos años se habla de los derechos sociales de las personas homosexuales y de conferir un contenido más amplio a los conceptos de «matrimonio» y «familia», de tal forma que esos términos puedan aplicarse a las parejas homosexuales. Las posturas de la Jerarquía sobre este tema se oponen a su equiparación con el matrimonio heterosexual y la familia.

De otra parte están los planteamientos de numerosos colectivos de teólogos, grupos de base, lesbianas y gays cristianos, que disienten abiertamente de la Jerarquía. Defienden un modelo de convivencia caracterizado por el respeto y la libertad, valoran la homosexualidad como una forma legítima de ejercer el afecto y el sexo, defienden la igualdad de derechos de gays y lesbianas a contraer matrimonio tanto civil como religioso (ya que son unidades de convivencia y afecto) y a la adopción.

Intentando objetivar el tema, creemos que el problema de fondo radica en una serie de distorsiones que paso a explicitar.

1.    La primera es la tendencia a considerar como ley natural y divina lo que en realidad son normas eclesiásticas.
La jerarquía pretende poner límites a los legisladores en el ejercicio de su función, acusándolos, en el caso de la ley que regula el matrimonio homosexual, de ir contra la ley natural, de negar de manera flagrante datos antropológicos fundamentales y de llevar a cabo una auténtica subversión de los principios morales más básicos del orden social. El propio concepto de ley natural está hoy puesto en cuestión y es de dudosa validez en el terreno jurídico, pero también en el filosófico, y no digamos en el teológico.

2.    El concepto de ley natural queda en entredicho ante realidades plenamente aceptadas por la sociedad.

¿Es antinatural un niño nacido de una fecundación artificial, no natural? ¿Es antinatural el trasplante y donación de órganos que la persona no tiene naturalmente? ¿Es antinatural la persona que nace con alguna limitación física? ¿Es natural la pena de muerte? ¿Es natural que la mujer no sea igual que el varón en el ejercicio de la potestad y gobierno en la Iglesia cuando en la sociedad ya es natural este ejercicio? ¿Es artificial el uso del preservativo y es natural el contagio del sida? ¿Es natural que alguien sea infeliz y discriminado por tener una orientación sexual diversa? ¿Es natural que un niño crezca en un ambiente familiar violento y sin amor y es innatural que crezca con dos madres o dos padres que pueden darle lo que necesita?


3.    Si la ley natural hace infeliz a la persona, entonces se convierte en innatural, pues Dios lo hizo todo bien y para que seamos felices.

Junto a la realidad de la sexualidad heterosexual, existe la realidad de la homosexual, que no cuestiona la primera. Simplemente exige que se la valore en sí misma. Nadie niega la naturaleza, bondad y consecuencias positivas de la heterosexualidad. Pero ello no dice nada directo contra la homosexualidad. La sexualidad humana no tiene su razón de ser en la procreación, sino en la unión complementaria de la pareja para un proyecto de vida en común, que conlleva la posible fecundidad como consecuencia de su amor. Pero esa potencialidad puede quedar sin actuar, por diversas razones y, no obstante, la pareja sigue teniendo pleno sentido: "La comunidad matrimonial heterosexual", dice el Concilio Vaticano II, "es una comunidad íntima de vida y de amor" (GS, 50). No un “contrato para procrear”.

Del mismo modo, una unión homosexual puede ser una comunidad íntima de vida y amor, realizable desde las condiciones básicas de un amor interpersonal, sin posibilidad, obviamente, de paternidad o maternidad biológicas, pero sí de otro tipo de fecundidades.

4.    Una lectura fundamentalista de los textos bíblicos relativos a la homosexualidad.
Voy a poner un par de ejemplos. El primero es el de Sodoma y Gomorra (Gn 19,1-11). Según la interpretación tradicional, el pecado de los habitantes de esas dos ciudades fue mantener relaciones homosexuales. Sin embargo, según la interpretación que hoy comparten grandes exegetas de la Biblia, lo que se condena no es la homosexualidad en sí, sino la dureza de corazón de los sodomitas, la violación de hombre con hombre, que implica una humillación, la ofensa a los extranjeros a quienes Lot había acogido en su casa ejerciendo la virtud de la hospitalidad. Es la falta contra la hospitalidad para con los extranjeros lo que se condena.

El segundo ejemplo son las prescripciones del Levítico. En un texto de este libro (18,22) se califica la homosexualidad masculina como abominable. En otro (20,13) se dice que si un varón se acuesta con otro varón, ambos cometen una abominación y deben morir. Los dos textos deben ser leídos en su contexto. En la legislación hebrea se ordena pena de muerte para quienes maldicen a sus padres, para los adúlteros, los incestuosos y los pecados de animalismo. Se considera igualmente abominable mantener relaciones sexuales con una mujer durante la menstruación.

Por el contrario, se permite vender a la hija como esclava, poseer esclavos, tanto varones como hembras, siempre que se adquieran en naciones vecinas. Se establece la pena de muerte para quien incumpla el precepto del descanso sabático y osa trabajar el séptimo día. Se prohíbe acceder al altar a toda persona con algún defecto físico.

¿Hay que interpretar estos textos en su sentido literal? Decididamente, no. Lo que estas prohibiciones quieren poner de relieve es el carácter peculiar del pueblo hebreo como pueblo de Dios, que se distingue del resto de los pueblos. La condena de la homosexualidad así como otras prácticas no se basa en razones sexuales sino en razones religiosas. El problema no se plantea en el terreno moral, sino en el de la identidad étnica y el de la pureza.  

La Iglesia, que no tiene otra misión que la de Jesús, debe seguir los criterios de su maestro sobre la sexualidad:

1.     Jesús no margina ni discrimina a nadie.
La religión judía excluía a niños, mujeres, extranjeros, enfermos, impuros, ciudadanos de ciertas profesiones... Jesús se acerca a los que eran despreciados y eran considerados pecadores en su tiempo. Jesús pretende que todos sean reintegrados en la comunidad.

2.     Jesús es profundamente misericordioso.
A Jesús nunca le deja indiferente el sufrimiento de los demás. Su vida transpira una compasión entrañable. El sentido de la Ley es para él el bien y la felicidad de la persona. Por ello choca frontalmente con los fariseos, intérpretes de la Ley: no saben, son hipócritas, lían cargas pesadas, tergiversan la voluntad de Dios, hacen de la religión una alienación y peso insoportable, cuelan el mosquito y se tragan el camello, pagan el diezmo de la menta y del comino y olvidan lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la lealtad.

3.     Jesús relativiza la Ley.
Por esta sola razón, los fariseos y herodianos planearon su muerte. Jesús ponía bajo cuestión la Ley entera: antes y por encima de la Ley está el mandamiento de hacerse responsable hacia el hermano necesitado.

4.    Jesús no habla de homosexualidad.
Jesús ataca todos aquellos actos que van contra la dignidad de las personas, que las discriminan y las marginan. Es un dato muy importante este silencio de Jesús.

La afirmación de que la homosexualidad es, según la Biblia, abominable y los actos homosexuales pecados graves no resiste la crítica de una exégesis rigurosa y actualizada.

Se puede mantener como católicos una posición distinta a la de la Jerarquía. Las comunidades eclesiales van dando pasos para normalizar en ellas la vida de gays y lesbianas. La doctrina sobre la homosexualidad no forma parte del depósito incambiable de la fe. Son muchos los cambios que han aportado al terreno de la sexualidad la investigación y la experiencia humana. La homosexualidad tiene algo de constitutivo en la persona que la posee y le obliga a actuar de acuerdo con su naturaleza. La homosexualidad es otra manera de vivir la sexualidad, no desviada, y parece resultar infructuoso todo intento de corregirla para hacerla heterosexual.

La incompatibilidad entre cristianismo y homosexualidad carece de base tanto antropológica como teológica.  Dicha incompatibilidad no se da entre ser cristiano y ser homosexual, sino entre ser cristiano y ser insolidario, entre ser cristiano y ser homófobo o, como dice el evangelio, entre servir a Dios y al dinero.

La teología del matrimonio con la que operan de manera generalizada no pocas iglesias cristianas se elaboró en una cultura, una sociedad y una religión patriarcales, que imponían la sumisión de la mujer el varón y la exclusión de los homosexuales de la experiencia del amor. Hoy se necesita reformular dicha teología, para que sea inclusiva de las distintas tendencias sexuales que deben vivirse desde la libertad, el respeto a la alteridad, dentro de unas relaciones igualitarias y no opresivas.

Un reto para la Iglesia es admitir la diversidad sexual como un valor enriquecedor. Las personas homosexuales también tienen derecho a relacionarse con Dios, a seguir a Jesús y ser sus testigos,  a ser ayudadas para superar los miedos y perdonar a cuantos les han ofendido y despreciado.

Tristemente, hay que subrayar la ignorancia sobre el hecho homosexual, así como prejuicios a la hora de fundamentar la opinión de la Iglesia. Es necesario avanzar en la investigación científica sobre la homosexualidad. En otros temas, los avances de la ciencia han hecho variar la posición de la Iglesia –recuérdese la teoría de la evolución o el concepto de paternidad responsable–. Aunque algunos grupos son reacios a este diálogo y les cuesta reconocer la autonomía de la ciencia por miedo a perder la verdad de fe.

Frente al concepto de ley natural, debemos optar por el concepto de PERSONA. Un concepto que no es moderno, pues hunde sus raíces en el cristianismo. Este concepto aparece con claridad en numerosos textos del Evangelio donde Jesús coloca a la persona humana y sus circunstancias por encima de la ley natural e incluso por encima de la ley religiosa de su tiempo.

El ser homosexual se vive «naturalmente» como lo que es. Son las presiones sociales, normativas y justificadas por una ley natural establecida por la mayoría heterosexual las que pueden producir problemas de identidad.

La persona es una unidad: cuerpo, espíritu, afectividad, inteligencia, voluntad, sexualidad, etcétera. Las personas homosexuales deben vivir sus existencias como un todo integrado. La doble vida o vivir esta realidad sólo como un tema sexual hace que la persona viva disgregada. Esta identidad es lo que puede posibilitar la auténtica felicidad de la persona, entendida como el logro de esa unidad personal que la hacer ser ella misma.

El amor y la afectividad entre personas homosexuales, como entre las heterosexuales, no tiene por qué ser reducido a una faceta erótica y hedonista. El mismo placer físico y psíquico que la relación sexual conlleva puede vivirse como una riqueza y un don de Dios al ser humano.

Jesús de Galilea defendió hasta la muerte que no hay otras leyes, ni otras normas, ni otra religión que el amor.

 

José María Muñoz
Licenciado en Historia y Teología

La Iglesia Protestante Evangélica Alemana realiza la primera boda gay en la iglesia

 
 
ANDREW POTTS, 12/08/2013Los protestantes evangélicos alemanes han cumplido con su promesa de casar a las parejas no heterosexuales, la primera celebración religiosa de matrimonio homosexual tuvo lugar el fin de semana del 12 de agosto 2013. La Iglesia Evangélica Protestante alemana celebró su primera boda entre personas del mismo sexo durante el fin de semana de acuerdo a los informes en los medios de comunicación locales. La pareja, Ruediger y Christoph Zimmermann, se casaron en Seligenstadt, cerca de Frankfurt, informó la radio pública del estado de Hesse. 
 
 
Alemania aún no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo por lo que la ceremonia no va a cambiar su estado legal, pero la pareja ya se encontraba en una unión civil. En junio, la Iglesia Protestante Evangélica Alemana dijo que iba a empezar a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo y añadirlos al registro de la iglesia.
 
Anteriormente protestantes evangélicos alemanes habían bendecido parejas del mismo sexo, pero no se unió a ellos en el matrimonio. Alemania ha permitido uniones civiles de parejas del mismo sexo desde 2001 con derechos similares a las parejas heterosexuales, excepto en la adopción y la legislación fiscal.
 
Sin embargo, el máximo tribunal de Alemania ordenó la igualdad fiscal para las parejas homosexuales en febrero. La decisión de la Iglesia Evangélica Portestante Alemana de celebrar uniones no heterosexuales y no casadas fue criticada por la Iglesia católica en Alemania después de que se publicara el documento "Entre la autonomía y la dependencia - el fortalecimiento de la familia como una comunidad segura", que explica los cambios en junio.
 
El consejo de la Iglesia Evangélica Protestante Alemana, cuyo presidente, Nikolaus Schneider, dijo al anunciar el documento que, si bien aún tenía "el matrimonio del hombre y la mujer con los niños", como el modelo ideal para una familia, el compromiso mutuo, la igualdad y el mutuo cuidado eran más importantes para determinar lo que era una relación que vale la pena.
 
Schneider señaló que para la Iglesia Protestante en Alemania, el matrimonio era "una cosa mundana" y no un sacramento religioso. El Comité Central de los Católicos Alemanes, presidido por Alois Glück, atacó la decisión de los protestantes de poner otras relaciones en pie de igualdad con las parejasl heterosexuales casadas, diciendo que este movimiento de la iglesia envia el mensaje de que "todo es posible y de alguna manera igual."
 
En febrero, el Gobierno alemán anunció que consideraría ampliar más derechos a las parejas del mismo sexo a raíz de una sentencia judicial, pero el presidente de EE.UU. Barack Obama instó a Alemania en dar a las parejas homosexuales de plena igualdad, durante una visita en junio.
 
Foto de Nikolaus Schneider realizada por de Gobel

Las parejas gays podrán casarse en las iglesias luteranas de Dinamarca

A partir de la primavera del próximo 2012, en las iglesias se podrá contraer matrimonio de forma legal, según ha informado el ministro de la Iglesia luterana, Manu Sareen.

Mientras aquí el presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela, sigue erre que erre contra la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, en otros países siguen avanzando. Dinamarca, el primer país del mundo en regular en el ya lejano 1989 las uniones civiles gays, aprobará próximamente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Y además, como ya avanzamos, las parejas gays podrán casarse en las iglesias luteranas de Dinamarca. Dentro de la Iglesia estatal luterana se encuentra el 80% de los 5,6 millones de habitantes del país.
Hasta ahora, la iglesia luterana danesa ofrecía pequeñas ceremonias para bendecir a las parejas gays, a pesar de la oposición de parte de sus pastores. Pero a partir de la primavera boreal del próximo 2012, en las iglesias se podrá contraer matrimonio de forma legal, según ha informado el ministro de la Iglesia, Manu Sareen, a pesar de las presiones de parte de la iglesia luterana.

Aún así, los pastores daneses mantendrán el derecho a no casar en sus iglesias si va contra su forma de pensar.

Fuente: Cristianosgays.com

Manifiesto de Cáritas, Confer, HOAC, Justicia y Paz y AEFJ ante las elecciones europeas

 

"Invitamos a toda la ciudadanía a participar en la construcción de otra Europa más acogedora y más justa"

"Es urgente establecer vías efectivas y realistas para la inmigración y luchar contra el racismo"

 

El próximo 25 de mayo los españoles estamos convocados a elegir 54 de los 751 diputados que compondrán el nuevo Parlamento Europeo y que representarán a unos 490 millones de ciudadanos europeos (28 países miembros).

En estas elecciones, el nuevo Parlamento estrena mayores competencias: elige al Presidente de la Comisión, tiene que aprobar al conjunto de los miembros que propone el Consejo Europeo para formar la Comisión y puede destituir a la Comisión mediante una moción de censura.

El gran reto al que se enfrentan los ciudadanos europeos es, por un lado, la desinformación acerca de las instituciones, funcionamiento y repercusiones de lo que se realiza, día tras día, en la Unión Europea, unido al casi total desinterés por lo que en la UE se debate.

 

 

Desde nuestra común identidad cristiana y a la luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, animamos a todos los votantes a tomar conciencia de la importancia de este momento, donde con nuestro voto podemos construir una Europa más justa y solidaria con las personas y los países más débiles y vulnerables.

La Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) anima, con motivo de la convocatoria de las elecciones al Parlamento europeo, a configurar Europa como una comunidad de solidaridad y responsabilidad, basada en un modelo de economía social de mercado en el que no solo prime la economía y donde tengan la debida importancia la moral, la política y la voluntad decidida de preservar los derechos fundamentales de todas las personas.

Nuestras organizaciones consideran necesario apostar decididamente por una Europa comprometida con una justicia económica y social universal, dispuesta a:

a) Establecer un marco de protección de los derechos económicos y sociales, e impulsar políticas de lucha contra el desempleo -especialmente el juvenil y el de larga duración- orientado a la creación de puestos de trabajo dignos para todos.

b) Promover la reducción de la pobreza y la exclusión social a través de instrumentos como el salario mínimo interprofesional y una renta básica familiar.

c) Reforzar la cooperación a favor del desarrollo económico, los derechos humanos y la democracia tanto en los países más pobres como en los de nuestro entorno.

d) Adoptar políticas que mejoren la regulación de los mercados financieros, a fin de frenar la especulación y la evasión fiscal, favorecer su transparencia y su adecuación a la economía real y productiva, promoviendo la desaparición de los paraísos fiscales y el secreto bancario, y aplicando impuestos a las operaciones financieras internacionales.

e) Impulsar normativas y políticas que aseguren mayor respeto del medio ambiente, la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático.

f) Promover una reforma del sistema económico-financiero global, a fin de ponerlo verdaderamente al servicio del bien común universal, favoreciendo la creación de una autoridad política democrática universal que lo haga posible

Así mismo, consideramos que Europa no puede renunciar a un mayor compromiso con los derechos humanos, base del respeto de la dignidad de la persona. Entre otros retos, es urgente garantizar los derechos humanos de los migrantes y reforzar la lucha contra la trata de personas, evitando la mortalidad en el mar y las fronteras, estableciendo vías efectivas y realistas para la inmigración laboral efectivas y realistas para la inmigración laboral y el asilo en Europa, impulsando la integración social y luchando contra el racismo y la xenofobia.

Es necesario, además, que todos los países europeos trabajen por una paz universal promoviendo el desarme y el control del comercio de armas.

Los problemas y retos a los que se enfrenta Europa son muchos y muy complejos. La construcción de Europa como un gran espacio de integración política y económica, de justicia social, de promoción del desarrollo humano integral y de la paz, con vocación de referencia mundial, es una meta irrenunciable a la que todos debemos contribuir ejerciendo nuestro derecho a votar.

Por ello, como creyentes y como hombres y mujeres de buena voluntad, no podemos permanecer indiferentes ante estas elecciones, tras la excusa de lo complicado de las instituciones, del desencanto generalizado o del sentimiento negativo de que "nada vale la pena".

Invitamos a toda la ciudadanía a participar, a través de las urnas, en la construcción de otra Europa más acogedora y más justa, y a asumir un compromiso activo en la defensa de los derechos de los últimos y no atendidos por parte de las estructuras legislativas y ejecutivas de la UE.

Martínez Camino (CEE): “Ojalá hubiese una ley de matrimonio homosexual”

 El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, vuelve a la carga contra el matrimonio igualitario pese a los nuevos aires que vienen del Vaticano por lo que a la forma de referirse públicamente a la realidad homosexual se refiere. Eso sí, Martínez Camino ya no tiene problema en usar la palabra “matrimonio” aplicada a parejas del mismo sexo, siempre que se trate de una institución separada de la de las parejas de distinto sexo. Lo que de verdad parece molestar al portavoz de los obispos españoles es que se use el mismo marco jurídico para todas las parejas.
 
 
Tras una larga conversación con Pepa Bueno acerca del papel de la Iglesia católica durante la dictadura franquista (en la que el portavoz de los obispos españoles muestra por cierto su carácter hábil y correoso y se lleva a la periodista a su terreno), Pepa Bueno le pregunta por las recientes afirmaciones del papa sobre que la Iglesia debería ocuparse de otros temas diferentes al matrimonio homosexual o el aborto. Martínez Camino le responde recordando un aspecto que los seguidores habituales de dosmanzanas conocen bien. “Cuando el Gobierno Kirchner desarrolló la ley de destrucción del matrimonio semejante a la del gobierno anterior en España, ¿sabe usted lo que dijo? Dijo que esa ley, no solo era un error, que iba a traer consecuencias sociales negativas, sino que era una acción de Satanás. Es un mal diabólico destruir el matrimonio. El papa lo dijo”, afirma Martínez Camino, en alusión a las palabras de Jorge Bergoglio en contra de la aprobación de la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina cuando era todavía arzobispo de Buenos Aires.
 
Preguntado después por Pepa Bueno por la presencia de obispos en la manifestación contra el matrimonio igualitario de 2005, Martínez Camino señala que no fue la Conferencia Episcopal la que la convocó, pero aún así justifica la numerosa presencia de obispos en ella en comparación con otras manifestaciones convocadas contra el Gobierno socialista. “¿Por qué? Mire usted, luego la historia pasa las facturas. Nosotros pensamos, a lo mejor nos equivocamos, que la ley de destrucción de matrimonio de 2005 (…) lo que regula es el matrimonio de todos, no el de las personas del mismo sexo. ¿Cómo lo regula? Lo dice la exposición de motivos: ‘Hasta ahora el matrimonio era una institución machista. Nosotros vamos a hacer una institución no machista ni patriarcal…’ ¿Cómo lo hacemos? suprimiendo del Código Civil, del título que regula el matrimonio, cuatro palabras: padre y madre, esposa y esposo. En eso consiste esa ley, en que todos los españoles desde 2005 no son reconocidos por la ley expresamente como esposa y esposo, sino como cónyuge, A y B. Esa ley ha destruido el matrimonio”.
 
Es entonces cuando Martínez Camino deja claro que lo que molesta a la jerarquía católica es el marco igualitario para todas las parejas, más allá de las palabras que se usen. “Mire usted, y que me entiendan bien los oyentes. Ojalá hubiese ley de matrimonio homosexual, es decir, una regulación del matrimonio para personas del mismo sexo, porque lo que hay ahora es la destrucción del matrimonio de todos. Entonces, ante esa situación, cambiar esa ley por 15 votos de diferencia, con el Senado en contra, y 15 votos en el Congreso, es más grave que cambiar el modo de Gobierno del estado, que cambiar de Monarquía a República. Es un hecho histórico de tal calibre, que a mí no me extraña que estuviésemos los obispos en esa manifestación, porque la historia nos pedirá cuentas”.
 
“Los homosexuales no querrían una ley solo para ellos porque lo que querían justamente era un matrimonio igualitario para todos”, le responde por cierto muy acertadamente Pepa Bueno.
 
En ese punto la entrevista pasa a ocuparse de otros temas, como las quejas de la Conferencia Episcopal sobre el trato a la asignatura de Religión en la nueva ley educativa promovida por el Gobierno del PP, que los obispos españoles consideran sigue siendo distinto al de asignaturas troncales como las Matemáticas o la Lengua. Martínez  Camino crítica en concreto que la asignatura de Religión quede fuera de la educación infantil o que en bachillerato se contemple solo como una más entre trece optativas.
 
Fuente: Dos Manzanas. Escucha la entrevista en Cadena Ser aquí.

Pastores metodistas celebran una boda gay como protesta

Más de 50 pastores metodistas celebran una boda gay como protesta por el juicio eclesiástico a un compañero que casó a su hijo, también gay
 
Frank Schaefer, pastor de la Iglesia Metodista Unida (la segunda confesión protestante más numerosa de los Estados Unidos) se enfrenta a un juicio eclesiástico que podría costarle su ministerio. Su falta: celebró hace ahora seis años la boda su propio hijo, Tim Schaefer, con otro hombre (la Iglesia Metodista Unida no acepta el matrimonio entre personas del mismo sexo). Sin embargo, el juicio a Schaefer puede resultarle contraproducente al sector conservador de la iglesia. Por lo pronto, más de cincuenta compañeros le han expresado su solidaridad, y lo han hecho de la mejor forma posible: sumándose a otra boda gay.
 
 
Frank Schaefer quiso bendecir, hace ahora seis años, la boda de su hijo Tim con el hombre al que ama, celebrada en Massachusetts (el primer estado de Estados Unidos en permitir el matrimonio igualitario). Lo hizo orgulloso de apoyar a su hijo, que con 17 años le confesó su homosexualidad después de haber sufrido la culpa de sentirse pecador. Un sufrimiento cuyo conocimiento le causó un gran dolor a su padre, que le brindó entonces todo su apoyo. “Jesús Nuestro Señor jamás mencionó la homosexualidad. Si es una cuestión tan importante, ¿por qué no lo hizo?”, argumenta.
 
Ello no le había supuesto hasta ahora ningún problema para Schaefer, que ha seguido ejerciendo durante todo este tiempo su labor pastoral. Sin embargo, hace unos meses uno de sus feligreses lo denunció ante su iglesia tras llegar a sus oídos la noticia. Y es que la Iglesia Metodista Unida, aunque no se encuentra entre las iglesias cristianas que mantienen posturas más homófobas (y de hecho hay un importante sector que defiende posturas inclusivas) sigue considerando de forma oficial las relaciones homosexuales pecaminosas y no permite bendecir uniones entre personas del mismo sexo o celebrar bodas. Es por eso que Schaefer se enfrenta a un juicio que podría costarle su puesto como pastor en su parroquia de South Lebanon, una pequeña localidad de Pensilvania. Un proceso que podría haber evitado aceptando el compromiso de no volver a celebrar en el futuro ninguna ceremonia similar, compromiso que el pastor ha rechazado al considerar que no hay nada de malo en ello.
 
El juicio a Schaefer ha tenido sin embargo una derivada inesperada, al despertar toda una ola de solidaridad. Especialmente significativo fue lo que sucedió el pasado sábado, cuando una cincuentena de pastores celebraba al unísono la boda de Bill Gatewood y Rick Taylor, gays, fieles metodistas y pareja desde hace más de 25 años. La boda se celebró en la Arch Street United Methodist Church, una parroquia inclusiva de Filadelfia. En concreto, 36 de ellos pertenecían a la Iglesia Metodista Unida y 9 a otras confesiones religiosas. Otros 17 clérigos de la Iglesia Metodista Unida de diferentes lugares de Estados Unidos les daban su apoyo permitiendo que sus nombres figurasen en el certificado de matrimonio que les fue entregado a los novios. En definitiva, todo un conato de rebelión en el seno de una iglesia ya muy dividida sobre la materia. ¿Se abrirá juicio a todos los que participaron en esta última ceremonia…? (Fuente: Dos Manzanas)

Sanar la homofobia en nuestra iglesia

El párroco del Dulce Nombre de María, en el barrio sevillano de Bellavista, ha retirado esta mañana de la web de la Parroquia toda alusión a la "sanación" de la homosexualidad. El párroco, González Alba, ha emitido hoy un comunicado en el que dice que no es el autor de la entrada de la web parroquial y asegura que el texto fue publicado por otra persona "sin previa información".
También ha pedido disculpas a las personas y colectivos que se hayan podido sentir ofendidos por una publicación que ha calificado de "desafortunada".
Hasta aquí pudiera parecer que todo ha sido un mal entendido, y que incluso se siente desolado por las consecuencias de ello. 
 
Sin embargo, desde Ichthys queremos hacer públicas las siguientes consideraciones:
· Como católicos, estamos tristemente hartos de la incapacidad de ciertos pastores de la nuestra Iglesia para acercar el mensaje de Jesús a mujeres y hombres sin excepción. 
· Santiago César González Alba, párroco del Dulce Nombre de María, defiende las tesis de "sanación de la homosexualidad" desde hace largo tiempo.
 
 
Prueba de ello es que el pasado mes de mayo, tras recibir nuestra invitación a orar junto a nosotros y un centenar de creyentes en la Vigilia por un Mundo sin homofobia, el día 15 de mayo, nos contestó justificando su no participación, y remitiéndonos un archivo pdf con el libro "Cómo sanar la Homosexualidad", así como una serie de comentarios en los que nos animaba a curar nuestros defectos.
· Contamos con testimonios de personas homosexuales, y también de separadas y divorciadas a las que ha negado la comunión públicamente.
· La actitud vital de Don Santiago César González Alba merece todo nuestro desprecio, por cuanto utiliza el nombre de Dios en vano, y pisotea el mandamiento de Jesús: amar al prójimo por encima de uno mismo. 
· Las personas LGTB somos obra perfecta de Dios, creados a su imagen y semejanza, como cualquier otra obra del Padre. Negar esa evidencia es pecar contra el Espíritu.
· Reivindicamos una Iglesia plural, cercana, amable, valiente, arriesgada, dispuesta a acercar a Cristo a los alejados, resuelta a anunciar el evangelio incluso en las rancias rectorías donde aún pueda predicarse la exclusión en nombre de Dios.
· Recordamos a los desmemoriados que la homosexualidad no es una enfermedad, pero la homofobia sí.
 
ACCEDE AL ORIGINAL AQUÍ

Sobre la cuaresma

 

Se acerca la Cuaresma, tiempo de reflexión. Tiempo para caer en la cuenta, tiempo de revisión. Se inicia el miércoles de ceniza, con el deseo de conversión.
 
Es un momento privilegiado, sin las distracciones del tiempo de Navidad; sin compras, sin tanta fiesta. Para algunos una excusa, momento para viajar, para ir a la playa, para descansar.
 
El niño que nos nació ha crecido, ya se ha hecho mayor. Se ha ofrecido al extremo. No ha hecho otra cosa que amar. Amar a los desahuciados, a los pobres y marginados. Nos invita a enterrar nuestros complejos, los impedimentos a la felicidad. Enterrarlos hondo bajo tierra, para que germine una nueva vida, una inmensa actitud de gratuidad; un gran gracias por tanto bien recibido. Un borrón y cuenta nueva. Un deseo de volver a empezar, de olvidar los errores, de poder mejorar. Un deseo de acompañar a Cristo, de saber pasarlo mal, de aceptar el dolor y afrontarlo con esperanza. Dolor que pese a todo duele, y a veces duele mucho.
 
Aceptando cargas ajenas, acompañando en silencio, dejándose afectar. No son nuestros asuntos, sino los de los de los demás, de aquellos que necesitan ayuda, a veces simplemente estar. Manos de apoyo, presencia pacífica, escucha en silencio. Momentos intensos, vidas plenas que dan de balde, porque también de balde recibieron.
 
Nuestra cabeza nos llama idiotas, pero arde el corazón. Arde internamente como un volcán en erupción. Erupción de felicidad, de sentido interno, no importa lo que dirán. Cristo ha resucitado y con él vamos detrás. Él nos abrió la puerta, el camino nos marcó, nos dijo que no estaríamos solos que Él proveerá.
 
 
Lo inesperado aparece, lo nunca visto aquí está. No estaba previsto, todo parecía cerrado pero hoy una puerta se abre, una salida es marcada por un ventanuco angosto. La Providencia marca un camino de nerviosismo e imprevisión. Un camino inesperado, fuera de nuestro control. Para que el éxito no sea nuestro, sino que sea de Dios. No es lo que habíamos previsto, ni se hizo como queríamos, ni siquiera nos venía bien. Vino según un criterio, el criterio del Resucitado, cuya sabiduría nos supera y excede.
 
Ya comienza la Cuaresma, en cuarenta días la Pascua. Que lo que de balde fue recibido, sea ofrecido de balde. Y si recibido no nos parece, sea aún así ofrecido de balde, que en el momento por Dios elegido, de balde nos será retornado, en un momento inesperado y en gran medida acrecentado.
 

Sobre la igualdad, la dignidad y la libertad

Esta conferencia, a cargo de John Shelby Spong, tuvo lugar en el Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid en su sección de Filosofía el lunes 22 de octubre de 2012. Participaron Juan José Tamayo, Carla Antonelli, Manuel Rodenas y Aurelio Lepe. Para escuchar el audio de esta charla, pulsar en el siguiente enlace. Se incluyen también un conjunto de enlaces con sus más destacados escritos en defensa de la exclusión en general y en particular del colectivo homosexual.

 

"Todos los seres humanos tienen la imagen de Dios y debe ser respetado por lo que es cada persona. Por lo tanto, no hay una descripción externa de nuestro ser, ya sea por raza, etnia, género u orientación sexual, bien se puede utilizar como base para el rechazo o discriminación", ésta es la tesis número 12 del Obispo Episcopaliano, Doctor en Teología y escritor, John Shelby Spong que estará el próximo lunes en Madrid para defender sus argumentos sobre la igualdad. 
 
El Obispo Shelby estará a las 10.30 de este lunes, 22 de octubre, dando una rueda de prensa en la sede de COGAM (Calle de La Puebla, 9, Madrid) previa a su conferencia, organizada por la Sección de Filosofía del Ateneo de Madrid (Salón de actos, 19 horas), en la V Jornada de Filosofía Clásica “Sobre la Igualdad, la Dignidad y la Libertad”. También participarán en esta Jornada el teólogo Juan José Tamayo, la diputada Carla Antonelli, el abogado Manuel Ródenas y el coordinador de Asuntos Religiosos de la FELGTB Aurelio M. Lepe Gil. El acto estará presentado por Ilia Galán, Presidente de la Sección de Filosofía y Victoria Caro. Al término habrá un concierto clásico interpretado por la soprano Gema Scabal y el pianista Gianpaolo Vadurro.
 
La presencia en España de John Shelby Spong, gestionada por el Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB, supone un ejemplo de misión coherente. Spong apuesta, sin duda alguna, por la inclusión integral de las personas LGTB en todos los ámbitos, incluido el religioso, defendiendo el Matrimonio Igualitario.
 
En la rueda de prensa en Cogam estarán presentes el Obispo John Shelby Spong, Aurelio Lepe Gil, Coordinador del Área de Asuntos Religiosos, Victoria Caro, Secretaria de la Sección de Filosofía del Ateneo de Madrid, y Domingo Melero, Presidente de la Asociación Marcel Légaut. Miembros integrantes de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana de España (ICM) colaborarán como traductores consecutivos en esta rueda de prensa y en la conferencia.
 
John Shelby Spong nació en junio de 1931. Desde 1976 es obispo de Newark, New Jersey, EEUU. Nació en Charlotte (Carolina del Norte), en el seno de una familia de clase media. Su padre murió alcoholizado cuando él tenía 12 años y entonces su familia conoció la estrechez económica. Spong recuerda la Biblia que le regaló su madre y asegura que, desde entonces, la lectura y estudio de este “Libro de libros” ha sido central para él. Joven monaguillo en su parroquia, recibió una fuerte influencia del pastor Robert Crandall. La influencia de Crandall está en el origen consciente de la llamada de Spong al sacerdocio, así como en la de su hermano.
 
Las ideas Spong han recibido fuertes críticas de algunos otros teólogos, en particular el arzobispo de Canterbury, Rowan Will, (cuando fue el obispo de Monmouth), describiendo sus doce tesis como portadores de "confusión y mala interpretación".
 
Estos son enlaces a algunas de las manifestaciones más importantes que ha tenido John Shelby Spong en defensa de la dignidad de las personas homosexuales:
 
- Manifiesto para la plena inclusividad de las personas lgtb:
 
- Conferencia para la inclusividad 2011:
 
- Extracto de carta del obispo retirado y teólogo John Shelby Spong a Rowan Williams, actual arzobispo de Canterbury.
 
- Las tres grandes concepciones erróneas de la biblia (Área de Asuntos Religiosos realizó la traducción, publicada en su web):
 
- “The Call of Jesus (la llamada de Jesús)”, por el obispo John Shelby Spong.
 

Teológicos

"Jesús y el Evangelio dignifican totalmente a la mujer; la Iglesia evangélica sólo a medias"

Por Verónica Rossato
 
Opina la teóloga argentina Nancy Elizabeth Berdford, profesora de Teología Aplicada en la cátedra Georgia Harkness del seminario metodista Garrett-Evangelical, en Chicago, EEUU.
    
Este año se celebrará por primera vez el Día Internacional de la Mujer en el entorno evangélico español, con un acto organizado por la Consejería de la Mujer del Consejo Evangélico de Madrid. También este año es el primero de la existencia de ONU Mujer, un organismo creado en 2010 y puesto en marcha al comenzar el 2011.


La creación de ONU Mujeres formó parte de la reforma de la ONU, al reunir los recursos y mandatos para obtener un mayor impacto. Fusiona y seguirá el trabajo de cuatro componentes del sistema de la ONU, con el fin de centrarse exclusivamente en la igualdad y el empoderamiento de las mujeres: División para el Adelanto de la Mujer (DAW), Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW), Oficina del Asesor Especial en cuestiones de género (OSAGI) y Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).


Se espera que ONU Mujeres sea un defensor dinámico y fuerte de las mujeres y de las niñas, otorgándoles una voz poderosa en los ámbitos mundial, regional y local. En base a la visión de igualdad de la Carta de las Naciones Unidas, ONU Mujeres se consagrará, entre otras cosas, a trabajar en pro de: La eliminación de la discriminación en contra de las mujeres y las niñas; el empoderamiento de la mujer; el logro de la igualdad entre las mujeres y los hombres, en tanto que socios y beneficiarios del desarrollo, los derechos humanos, las acciones humanitarias y la paz y la seguridad.


IGLESIA EVANGÉLICA Y LA MUJER


Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, nos preguntamos:¿Cuál es la situación en el contexto evangélico latinoamericano en cuanto a la igualdad de género y el papel responsabilidad real que se concede a las mujeres?Planteamos el interrogante a la teóloga argentina Nancy Elizabeth Bedford, profesora de Teología Aplicada en la cátedra Georgia Harkness del seminario metodista Garrett-Evangelical, en Chicago, Estados Unidos, y Profesora Extraordinaria No Residente del Instituto Universitario ISEDET de Buenos Aires. Se congrega en una iglesia menonita.


“Se trata de una pregunta complicada que no tiene una respuesta sencilla. Lo primero que hay que recordar es que el evangelio de Jesús desde el principio fue una buena noticia para muchas mujeres. Algunos de los primeros testimonios históricos que tenemos acerca del movimiento de Jesús en las primeras décadas del cristianismo, por ejemplo, hablan de la participación de mujeres esclavas como líderes en las iglesias. Esto era algo que llamaba la atención desde los círculos paganos. La convicción de que ‘en Cristo ya no hay ni varón ni mujer’ (Gálatas 3:28) tuvo un gran impacto entre los seguidores de Jesús y lo sigue teniendo: donde llega el evangelio también llega la buena noticia de que las mujeres somos ciudadanas de primera del reino de Dios”, respondió Bedford.


Sin embargo, la situación de desigualdad no está resuelta. “Esta buena noticia para las mujeres –acotó la teóloga- ha coexistido desde el principio con la convicción de que las mujeres deben someterse a los varones ‘por ahora’, y que la igualdad es una promesa escatológica que se cumplirá recién más adelante, cuando el reino sea consumado: por ahora conviene que las mujeres “aprendan en silencio” y no molesten demasiado. Ambas tendencias, el movimiento hacia la igualdad entre varones y mujeres, y el movimiento hacia la subordinación temporal de las mujeres a los varones, coexisten en las Escrituras, por ejemplo en los escritos paulinos. Nos compete como seguidoras y seguidores de Jesús tratar de discernir cuál es la manera más fiel de proseguir en los pasos de nuestro Maestro con la ayuda del Espíritu Santo: ¿Que las mujeres nos callemos y nos sometamos? ¿O que nos expresemos desde la igualdad? ¿Que nos salvemos pariendo hijos y dedicándonos al ámbito doméstico? ¿O que nos involucremos de acuerdo a nuestras capacidades y dones en todos los ámbitos sociales?”.


AMÉRICA LATINA


Centrando la reflexión en América Latina, Bedford expresó que “lo que vemos es un panorama mixto”. A continuación analizó la cuestión desde una perspectiva sociológica. “No resulta difícil descubrir lo que los sociólogos de la religión denominan ‘la paradoja de género pentecostal’, que aparece no solamente entre los pentecostales, sino en todo el ámbito evangélico: en las parejas heterosexuales donde existe una conversión de ambos a la fe evangélica, los varones suelen superar el alcoholismo y el tabaquismo, dejar de tener relaciones con múltiples parejas y se integran más al ámbito doméstico. Esto suele tener consecuencias positivas para las mujeres de la familia”.


Sin embargo –señaló- el fenómeno tiene sus límites. “Suele existir también una barrera, muchas veces implícita, que la mujer no debe franquear, y que tiene que ver con el poder de un paternalismo aparentemente benigno. Si las mujeres cuestionan demasiado los contornos de ese paternalismo, el esquema de poder muestra su rostro menos benigno: las mujeres en cuestión son acusadas de sobrepasarse, de desubicarse, de no ser femeninas, y de tener que aprender a bajar la cabeza. Si están casadas, sus esposos caen bajo la sospecha de “falderos” o de sometidos. En otras palabras, las mujeres pueden ejercer sus dones espirituales en la medida que no cuestionen el pacto patriarcal, sacralizado por algunos versículos bíblicos y por un bagaje cultural sexista que naturaliza la desigualdad. No es inusual que el liderazgo pastoral de una congregación mire al costado si hay violencia doméstica bajo la convicción de que las mujeres deben aprender a ser humildes y a ubicarse”.


Nancy Bedford acotó a continuación: “Lo que surge, entonces, es que el evangelio suele llevar a que las mujeres se instruyan, aprendan a interpretar textos, oren, canten o hasta prediquen en público y en general asuman papeles en las iglesias evangélicas que las preparan para destacarse en muchos ámbitos de la sociedad, dentro y fuera de la iglesia. Al mismo tiempo, reciben el mensaje de que deben someterse a las autoridades masculinas familiares y eclesiales y que no deben sobrepasarse ni cuestionar demasiado las estructuras de poder paternalistas y/o patriarcales, so pena de ser desacreditadas dentro de una comunidad con la que se identifican profundamente. Cuál pueda ser ese límite a no franquear depende del momento histórico y de la congregación”.


A modo de conclusión, la teóloga expresó que “Lo difícil para las mujeres evangélicas es que el ejercicio pleno de su vocación y de sus dones dependa del beneplácito de una estructural paternalista, cuando pareciera que la interpretación más integral y cabal del evangelio apunta a otra cosa: a que en Cristo se disuelven todas las jerarquías, tengan que ver con la raza, la clase social, el sexo o el género”.


INTERROGANTES


Nancy Bedford es autora de varios libros, entre ellos La porfía de la resurrección (Editorial Kairós), en el cual se refiere en forma autocrítica a su propio silencio frente al sentido común fariseo: “¿Alguna vez habré escuchado en la iglesia que se orara para que cesara el pecado que lleva a que por lo menos una de cada tres mujeres en todo el mundo sea violentada sexualmente o golpeada brutalmente en algún momento de su vida? ¿Yo alguna vez saqué el tema desde el púlpito, alguna de las veces que me lo pasaron? Creo que no” (pág. 33).


La porfía de la resurrección es una invitación a descubrir la fe en el triunfo del amor por sobre el odio, de la vida por sobre la muerte, de la creación amorosa de Dios por sobre la nada: esa fe nos va fortaleciendo la rebeldía ante las múltiples opresiones de las que sufrimos, pero también nos empuja a la conversión ante nuestras complicidades con la opresión, nos da hambre y sed de la justicia de Dios, nos vuelve porfiadas y porfiados ante el mal y alegres en nuestro caminar en el Espíritu. 

De Sodoma a la sodomía y a la homosexualidad: cómo se crea la diversidad

Reflexiones del teólogo Norbert Reck realizadas en la Karl-Rahner-Akademie de Colonia (Alemania) el 9 de abril de 2008

 



Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo han existido siempre y en todas las culturas, pero la homosexualidad como circunstancia permanente es un punto de vista occidental mucho más reciente y que tiene sus raíces en la teología cristiana.

En otras culturas, las relaciones sexuales entre personas de igual sexo se entendían de un modo totalmente diferente.

Además, no se asociaba a un grupo de personas en concreto, sino que en muchos lugares se consideraba una actividad permitida tanto para hombres como para mujeres. Tampoco en la Antigua Europa se le daba importancia al sexo del amante. Los estoicos consideraban dicha cuestión como adiaphora, es decir, cosas indiferentes en la vida.

Se creía que el dios Eros inspiraba caprichosamente un particular deseo de amor en los seres humanos, quieres se enamoraban perdidamente de otro ser humano.

Obviamente, a nadie se le hubiera ocurrido la idea de que la humanidad se dividiera en heterosexuales y homosexuales, algo que, en cambio, a nosotros nos parece totalmente ineludible. Probablemente, un ejemplo interesante es el del bíblico rey David. Sobre él se contaban diversas historias de amor en las que se le relacionaba tanto con hombres como con mujeres. Los teólogos homosexuales siempre han intentado mostrar a David como “gay”, mientras que los conservadores se han esforzado mucho para demostrar que David era “heterosexual”.

Obviamente, ambas teorías son absurdas. Si realmente queremos poder decir algo acerca de David, entonces debemos aclara que en el mundo de aquella época no existían los modelos de “heterosexualidad” y “homosexualidad”. David no conocía estas categorías, no sentía siguiendo estas categorías ni vivía según los límites que marcaban. Para él eran decisivas otras normas completamente diferentes.

 

Pero, ¿cómo pudo nacer, dependiendo directamente del relato bíblico de la destrucción de Sodoma, el término sodomía seguido del concepto de “homosexualidad”? Permítanme hacer un rápido viaje a través de los siglos para esclarecer algunos momentos de esta evolución.

 

En el relato bíblico de Sodoma, Lot acogió como huéspedes en su casa a dos ángeles, aunque aparentemente eran dos viajeros. Después de cenar, así se cuenta, se reunieron delante de la casa de Lot todos los hombres de Sodoma, tanto jóvenes como ancianos, que pretendían, como si fuese algo normal, que los ángeles les fuesen entregados para mantener relaciones sexuales con ellos. Ante la amenaza de violencia que se respiraba en el ambiente, Lot se encontró en un aprieto, por lo que ofreció a la multitud enfurecida a sus dos hijas, todavía vírgenes, para que las violasen a ellas en lugar de a los ángeles. No obstante, sigue tratándose de abusos sexuales: o a los ángeles o a las hijas. Lot abandonó la ciudad con su esposa y sus hijas, mientras los ángeles pidieron a Dios que destruyese Sodoma y otras cinco ciudades.

 

Hasta aquí el relato. Evidentemente resulta difícil extraer una moraleja ética para valorar las actividades sexuales. En el centro del relato ¿no está quizá el hecho de que los ángeles tengan aspecto humano? ¿Es ético ofrecer a tus propias hijas para que las violen? ¿Hubiera hecho Lot lo mismo con sus hijos varones?

 

¿No se trata, más bien, del antiguo precepto de proteger al forastero, incluso a costa de sacrificar a las hijas del anfitrión? Además, debe señalarse que en este relato finalmente no se comete ningún acto de violencia y, sin embargo, ¡Sodoma fue destruida igualmente! ¿Por qué? ¿Tal vez la ciudad fue castigada por algo que no hizo? ¿O más bien se entiende otra cosa por “pecado de Sodoma”? El hecho de que en este relato se señale la “homosexualidad” como una “grave depravación”, como reza el Catecismo de la Iglesia Católica (Cat. Igl. Cat. n. 2357) es realmente absurdo. No se habla de esto en absoluto. Es interesante saber qué idea se hicieron de este relato ya en aquella época bíblica. De hecho, otros muchos escritos bíblicos se hicieron eco de la historia de Sodoma.
 

En la reacción hebrea a este relato que podemos leer en el Antiguo Testamento, no surge en absoluto el posible aspecto sexual. En el libro del profeta Isaías (3, 9) y en el del profeta Jeremías (23, 14), el pecado consiste en la arrogancia de los habitantes de Sodoma, mientras que para el profeta del libro de Ezequiel (16, 49f), la maldad de los sodomitas radica en el hecho de negar la ayuda a los pobres.
 

Solo se hace referencia al aspecto sexual más tarde, en el Nuevo Testamento (2P. 2:10; Juan 7-8). Se habla de los «deseos inmundos del cuerpo». Sin embargo, los autores de este escrito tardío del Nuevo Testamento entendieron el relato de Sodoma como una condena de las relaciones entre personas del mismo sexo, lo cual no parece una decisión inocente.
 

No obstante, entre los autores eclesiásticos y canónicos se entrevé gradualmente un creciente interés por el aspecto sexual de este relato, como son los casos de Ambrosio en el siglo IV y de Agustín en el siglo V (aunque debemos añadir que este último estaba más bien interesado por el problema de las «pasiones desordenadas» que por los actos entre personas del mismo sexo).

 

No es hasta el s. VII cuando Gregorio Magno († 604) insiste en una interpretación inequívocamente sexual del relato de Sodoma: para él Sodoma es la quintaesencia del castigo de Dios causado por el pecado de la carne (scelera carnis). Sin embargo, los teólogos cristianos no saben a ciencia cierta qué es eso del «pecado de la carne». En el s. XIII, cuando el obispo imperial Bucardo de Worms hablaba del pecado «a la manera de los sodomitas» se refería específicamente a la relación anal entre dos hombres. Aun así, nunca se le habría ocurrido considerar «sodomítica» la masturbación entre dos hombres. Esta práctica aparecía en su libro penitencial aunque no relacionada con la sodomía. En cambio, otros autores calificaban de «sodomitas» otro tipo de actos completamente distintos. En muchos casos se trataba de una expresión genérica para tipos de relaciones sexuales que se consideraban «contra natura».

 

Ocasionalmente, los actos sexuales entre un hombre y una mujer eran tachados de “sodomitas” si su fin no era la procreación.

Si se leen sin prejuicios los antiguos textos teológicos, se debe reconocer que cuando se habla de «sodomía»  no siempre se alude a los actos sexuales entre personas del mismo sexo. No debemos caer en asociaciones de conceptos estereotipadas.No obstante, la historia llega a un importante punto de inflexión cuando Pedro Damián entra en escena en el s. XI. Pedro Damián es el representante de la reforma gregoriana, un ardiente defensor del celibato sacerdotal y un acérrimo enemigo del «vicio sodomítico».

 

Lo que le enfurece tanto es la sensación de que este vicio se iba difundiendo cada vez más entre las órdenes religiosas, entre los sacerdotes y en la sociedad y que ello no incomode al parecer a casi nadie excepto a él. Por este motivo escribe una larga carta al papa León IX, un ensayo titulado Liber Gomorrhianus (1049). Pedro Damián consideraba que el vicio sodomítico se debía castigar mucho más severamente de lo que preveían los libros penitenciales de la Iglesia. Sus peticiones abarcaban desde la destitución de los sacerdotes sodomitas hasta la pena de muerte. En esa época, las demandas de Pedro Damián no tuvieron éxito y solo 130 años más tarde el Tercer Concilio Lateranense (1179) aceptó algunas de ellas. Por consiguiente, hay que esperar hasta el s. XII para la primera toma de posición de un concilio válida para toda la Iglesia.

Hasta entonces había habido, en el mejor de los casos, declaraciones esporádicas de sínodos regionales.

 

En la carta al papa León, Pedro Damián regala al mundo un nuevo vocablo: sodomía. Hasta entonces se había hablado del «pecado de Sodoma», del «vicio sodomítico» y de «actos a la manera de los sodomitas», y con el término sodomitas se aludía nada más que a los habitantes de Sodoma. Ahora, sin embargo, Pedro Damián acuña la palabra sodomía y lo hace en consciente analogía con el término blasfemia. «Si la blasfemia es el peor de los pecados», escribe, «no sé cómo la sodomía puede ser mejor».

Desde el principio, la palabra sodomía no tiene una connotación neutra que indique simplemente una cosa, sino que designa un pecado grave.

De Pedro Damián en adelante, sodomía se convirtió en el término genérico para todos los tipos de actos sexuales entre hombres.

Pero así entra en juego una nueva significación: los sodomitas ya no son los habitantes de la ciudad de Sodoma en el Mar Muerto ni tampoco los que hacen aquello que se atribuye a los habitantes de Sodoma. Ahora, los sodomitas son más bien los portadores de la marca de sodomía. Esto significa que los sodomitas ya no son personas que por los más diversos motivos y en diferentes condiciones cometen actos que muestran una cierta semejanza, sino que son personas que cometen sodomía. Por eso, a partir de unos actos más o menos definidos nace un tipo concreto de persona, una persona distinta. Pon una simple analogía puede comprenderse el cambio que se produce en el modo de valorar los diferentes conceptos: imaginen que de aquí en adelante a los ladrones no se les llame así sino cleptómanos.
 

De repente ya no son personas que han hecho algo malo y que pueden reformarse, sino un grupo de personas con una clara tendencia, personas que no pueden ser otra cosa que criaturas enfermas a las que  se compadece. De todas formas, estos cleptómanos serían totalmente diferentes de nosotros, no tendrían nada que ver con nosotros y, tratándose de otro tipo que gente, en su conducta no estaría incluida la pregunta de si nosotros nos comportamos siempre de una manera recta. Lo mismo sucede con la sodomía. Se hace de un grupo de personas un determinado modelo perfectamente definible con respecto a las personas «normales».  Todo lo que uno no quiere admitir de sí mismo (dado que al fin y al cabo todas las personas viven ocasionalmente una «confusión de sentimientos»), se proyecta sobre el grupo de los «otros», los sodomitas, y ya que estos «otros» son de por sí diferentes, otro tipo, otra raza, con el tiempo se les cree capaces de cualquier cosa.

 

En el s. XIII, por ejemplo, Pablo de Hungría utiliza continuamente el término sodomía y para él es evidente que estos otros, los sodomitas, son los culpables de penurias, pestes y terremotos. Y en su condición de «otros», en el tardomedievo los sodomitas pertenecen junto con las brujas y los judíos a la tríada de los enemigos de la cristiandad. Cada vez más a menudo se les representa con características diabólicas. Naturalmente, todo esto no tiene lugar en un ámbito puramente ideológico. El trasfondo social está marcado por las alteraciones que surgen con fuerza en el s. XIII: nacen las ciudades, la población abandona los vínculos familiares para buscar fortuna en la ciudad, se crean nuevas formas de actividad económica, muchas personas empobrecen y se genera mucha inseguridad.

 

Parece que la familia ya no puede ofrecer ninguna seguridad y,  por eso, la teología reacciona con una auténtica oleada de escritos que exaltan el matrimonio y con la sacramentalización del matrimonio en el Concilio de León II en 1274. En esa misma época en Siena, Bolonia, Florencia y Perugia, se ciega, se castra y se quema en la hoguera por primera vez a los «sodomitas». Sin embargo, no se debe llegar a la conclusión de que desde entonces la Iglesia ha actuado siempre del mismo modo. Ha habido épocas en las que la sodomía no ha sido un problema. Ha habido papas y teólogos que no se han interesado por el asunto. Aunque Tomás de Aquino haya asociado la sodomía al pecado capital de la lujuria siguiendo la doctrina eclesiástica, no le ha dedicado al tema más de un par de líneas en su enorme obra. Pero lo que todavía permanece en nosotros desde la Edad Media es la idea de que la práctica de la sodomía hace de un ser humano un «sodomita», alguien que pertenece a otra especie.


Esto es, en efecto, producto de la teología cristiana. Sin esta idea probablemente no se habría llegado a fines del s. XIX a la aceptación inmediata del concepto igualmente presentado pero más difundido de «homosexualidad». La homosexualidad no es simplemente una analogía moderna de la sodomía medieval. Al acuñar el término en 1869, el escritor austriaco Karl Maria Benkert albergaba esperanzas de liberación. Sustituyendo el concepto teológico por una expresión científico-médica vacía esperaba eliminar el juicio moral. Para Benkert, la homosexualidad era una condición, algo natural.
 

Los homosexuales no podían rehuir esa condición y, por eso mismo, la homosexualidad no puede ser un pecado.

Benkert pensaba y razonaba conforme a la mentalidad de los siglos XVIII y XIX y entonces estaba de moda buscar un origen biológico para todas las diferencias entre seres humanos y para todas las variedades de comportamiento. Lo mismo valía para las mujeres, los judíos y los negros y, a la par que se establecían diferencias biológicas, se decretó que por la misma razón no se podía conceder la igualdad a estos grupos, ni mucho menos la igualdad de derechos.  Esto se consideró el último grito en ciencias naturales pero, en cambio, hoy nos parece más bien un prejuicio racista del s. XIX.

 

A pesar de todo, el concepto de «homosexualidad» ha recorrido un largo camino. Hasta hoy, se lo ha considerado como la única designación seria del fenómeno de la sexualidad orientada hacia personas del mismo sexo.

Pero por esta misma razón perdura todavía la problemática «conquista» de la teología medieval: la diferencia esencial de los sodomitas reside en la diferencia piscobiológica de los homosexuales.
 

Indudablemente, hoy día vivimos en un clima social muy liberal, pero la idea de que los homosexuales sean de alguna manera diferentes, ya sea por causas hormonales o genéticas o bien por anomalías psíquicas adquiridas durante el desarrollo, está firmemente anclada en el pensamiento de la mayor parte de las personas del mundo occidental.  Esta diferencia predeterminada mantiene viva una línea divisoria que puede acentuarse de repente en caso de que cambie el clima social. Por todo ello, creo que el reconocimiento liberal de la diversidad gay o lésbica no se ha distanciado lo suficiente de Pedro Damián. Sería deseable, en vez de eso, la convicción de que las diferencias entre «homosexualidad» y «heterosexualidad» son artificiales y arbitrarias. Sabemos, al menos a partir de Freud, que todo ser humano también experimenta sentimientos hacia su mismo sexo, si bien no todos estos sentimientos son percibidos y vividos.  Pero si los seres humanos que llevan vidas por lo demás «normalmente heterosexuales» descubren ocasionalmente en ellos estos sentimientos, pueden desencadenarse el miedo y el pánico, esto es, el pánico de pertenecer a este «otro tipo»  al que nuestra cultura le atribuye sentimientos similares. Y este pánico se manifiesta además en gestos de demostración pública con el objetivo de marcar las distancias («¡Yo no soy uno de esos!»), en vehementes palabras y también bastante frecuentemente en violencia física contra gays y lesbianas, es decir, contra aquellos que se han tomado la libertad de vivir estos sentimientos que probablemente la mayor parte de las personas también percibe en cierto grado. Es evidente que yo veo las raíces de la homofobia y de la violencia homofóbica en la creación de la diferenciación originada por el concepto de sodomía y homosexualidad.

 

Por este motivo, sería importante que nos liberásemos gradualmente de esta dicotomía hetero-homo aprendiendo a convivir con todos nuestros sentimientos y a no desechar una parte de ellos como si no fueran adecuados. Está claro que esto no sucede de la noche a la mañana, pero espero que antes o después superemos la herencia dañina de Pedro Damián.

* Norbert Reck es redactor jefe de la edición alemana de la revista Concilium y enseña teología y filosofía en la Katholischen Stiftungs-fachhochschule de Múnich. Es guionista radiofónico, supone un referente en las actividades educativas de carácter religioso de algunos periódicos y ha publicado numerosos libros sobre teología.
Los voluntarios de Gionata.org dan las gracias al teólogo Norbert Reck por haber permitido la traducción y publicación de este artículo.
Texto original: Von Sodom zur Sodomie und zur Homosexualität – oder: Wie Andersheit hergestellt wird
Italian translation: Da Sodoma alla sodomia all'omosessualità, come si crea la diversità
 

J. A. Pagola: "¿Quién soy yo para juzgar?"

En aquel tiempo, a algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos y despreciaban a los demás, dijo Jesús esta parábola: "Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: "¡Oh Dios!, te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo." El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; sólo se golpeaba el pecho, diciendo: "¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador." Os digo que éste bajó a su casa justificado, y aquél no. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido." Lucas 18, 9-14
 
 
La parábola del fariseo y el publicano suele despertar en no pocos cristianos un rechazo grande hacia el fariseo que se presenta ante Dios arrogante y seguro de sí mismo, y una simpatía espontánea hacia el publicano que reconoce humildemente su pecado. Paradójicamente, el relato puede despertar en nosotros este sentimiento: “Te doy gracias, Dios mío, porque no soy como este fariseo”.
 
Para escuchar correctamente el mensaje de la parábola, hemos de tener en cuenta que Jesús no la cuenta para criticar a los sectores fariseos, sino para sacudir la conciencia de “algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos y despreciaban a los demás”. Entre estos nos encontramos, ciertamente, no pocos católicos de nuestros días.
 
La oración del fariseo nos revela su actitud interior: “¡Oh Dios! Te doy gracias porque no soy como los demás”. ¿Que clase de oración es esta de creerse mejor que los demás? Hasta un fariseo, fiel cumplidor de la Ley, puede vivir en una actitud pervertida. Este hombre se siente justo ante Dios y, precisamente por eso, se convierte en juez que desprecia y condena a los que no son como él.
 
El publicano, por el contrario, solo acierta a decir: “¡Oh Dios! Ten compasión de este pecador”. Este hombre reconoce humildemente su pecado. No se puede gloriar de su vida. Se encomienda a la compasión de Dios. No se compara con nadie. No juzga a los demás. Vive en verdad ante sí mismo y ante Dios.
 
La parábola es una penetrante crítica que desenmascara una actitud religiosa engañosa, que nos permite vivir ante Dios seguros de nuestra inocencia, mientras condenamos desde nuestra supuesta superioridad moral a todo el que no piensa o actúa como nosotros.
 
Circunstancias históricas y corrientes triunfalistas alejadas del evangelio nos han hecho a los católicos especialmente proclives a esa tentación. Por eso, hemos de leer la parábola cada uno en actitud autocrítica: ¿Por qué nos creemos mejores que los agnósticos? ¿Por qué nos sentimos más cerca de Dios que los no practicantes? ¿Qué hay en el fondo de ciertas oraciones por la conversión de los pecadores? ¿Qué es reparar los pecados de los demás sin vivir convirtiéndonos a Dios?
 
Recientemente, ante la pregunta de un periodista, el Papa Francisco hizo esta afirmación: “¿Quién soy yo para juzgar a un gay?”. Sus palabras han sorprendido a casi todos. Al parecer, nadie se esperaba una respuesta tan sencilla y evangélica de un Papa católico. Sin embargo, esa es la actitud de quien vive en verdad ante Dios
 
José Antonio Pagola
 
27 de octubre de 2013
30 Tiempo ordinario (C)
Lucas 18, 9-14
 

Kyrie Eleison

Todos lo católicos lo utilizamos cada vez que comenzamos una misa. Es la invocación al Espíritu Santo por excelencia. Pero, ¿Sabes lo que significa?

Kyrie es el caso vocativo del sustantivo griego κύριος (kyrios: «señor») y significa «¡Oh Señor!». Eleison, en griego ἐλέησον, es imperativo aoristo del verbo ἐλεέω "compadecerse". Transliterado al latín, es el nombre común de una importante oración de la liturgia cristiana, también denominada Kyrie eleison («Señor, ten piedad»). Además de como invocación inicial en las liturgias cristianas; lo empleamos comunmente tras una petición al Padre cuando realizamos la Oración de Interseción o preces (individual o en comunidad):

Para que tu paz resplandezca en medio de nosotros y que tu amor libere nuestras vidas.

Kyrie, eleison
Christe, eleison
Kyrie, eleison

 

Kyrie Eleison es una expresión muy antigua, utilizada constantemente en todas las liturgias cristianas. Flavio Arriano la cita en el siglo II: «Invocando a Dios decimos Kyrie Eleison» (Diatribae Epicteri, II, 7).

El Kyrie Eleison es uno de los cantos más antiguos del canto gregoriano (esto se deduce por su texto en griego). Tiene una estructura de triple exclamación: a. Kyrie eleison. b. Christe eleison. a. Kyrie eleison.

Forma parte del ordinario o común de la misa, que es la parte invariable, es decir que sus cantos son iguales en cualquier época del año, al contrario que el propio, que es el que contiene los cantos que cambian según las estaciones del año o de las festividades. También conocido en letanía de los santos.

Generalmente se canta:

Kyrie, eleison
Christe, eleison
Kyrie, eleison

es decir

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
 
A continuación os mostramos un video en una Oración de Interseción del coro Taizé con cantos del Kyrie Eleison tras cada una de las peticiones
 
 

Reflexión sobre la Cruz

Maldita sea la cruz
que cargamos sin amor
como una fatal herencia.

Maldita sea la cruz
que echamos sobre los hombros
de los hermanos pequeños.

Maldita sea la cruz
que no quebramos a golpes
de libertad solidaria,
desnudos para la entrega,
rebeldes contra la muerte.

Maldita sea la cruz
que exhiben los opresores
en las paredes del banco,
detrás del trono impasible,
en el blasón de las armas,
sobre el escote del lujo,
ante los ojos del miedo.           

Maldita sea la cruz
que el poder hinca en el Pueblo,
en nombre de Dios quizás.

Maldita sea la cruz
que la Iglesia justifica
- quizás en nombre de Cristo-
cuando debiera abrasarla
en llamas de profecía.

¡Maldita sea la cruz
que no pueda ser La Cruz!

Pedro Casaldáliga





Estos versos del obispo Pedro Casaldáliga, son un revulsivo  frente al sentido expiatorio, que hemos dado a la cruz y  jamás tuvo.

La cruz, en culturas anteriores al cristianismo,  es símbolo del sol y de la vida. ero en otros pueblos y culturas (babilonios, egipcios, griegos, romanos...) se convirtió en instrumento de tortura y de muerte para esclavos, sediciosos y prisioneros enemigos.

Los que detentaban el poder, se creían hacerlo en nombre de Dios y en nombre de  Dios  (para tranquilidad de su conciencia) castigaban al culpable con el instrumento de la cruz.

Jesús fue uno más entre los miles de crucificados por amenazar al imperio de Roma y a la religión del Templo de Jerusalén. Una crucifixión realizadada por el poder más injusto y violento,  no por la voluntad de Dios.

Los cristianos llegamos a interpretar  la crucifixión de Jesús  como un sacrificio y castigo queridos por Dios, debido a los pecados de la humanidad. Con esos pecados cargaba Jesús, el justo, su hijo,  y así podía    -a través de su muerte- expiar por ellos y reparar la ofensa de Dios. A este dios se han consagrado templos, doctrinas y prácticas penitenciales.

Ha sido uno de los más graves malentendidos  de la historia y que  todavía perdura en nuestros días.

Este dios sádico, gozoso de hacer sufrir a sus creaturas y que cuando lo ofenden, reclama airado expiación, es un dios ajeno totalmente a la vida y enseñanza de Jesús.

El Dios de Jesús es un Dios compasivo, con entrañas, volcado como una madre hacia el bien de todos. El Dios de Jesús no es el dios santo del Templo, que discrimna y excluye al pueblo  y enaltece a los sacerdotes; que bendice a sus elegidos y maldice a los paganos; que  bendice a los piadosos y observantes de Ley y maldice a los pecadores; que bendice a los sanos  y maldice a los enfermos.

Para Jesús, lo que califica y define a Dios   es su amor, su compasión; en su corazón caben todos: paganos, pecadores, impuros. Dios ama sin excluir a nadie.  El Reino  de Dios, que Jesús anuncia, no se va construir aniquilando a los enemigos y a los impíos, sino dando preferencia a los últimos de la sociedad, a los más necesitados , indefensos y  olvidados.

A Jesús lo que le importa de verdad es  el sufrimiento: la gente que sufre y la gente que hace sufrir. Y todo el que sufre o hacer sufrir necesita  sanación, liberación.

Hoy sabempos perfectamente que el Dios de Jesús no pide sangre, ni sacrificios, ni inmolación alguna por nuestros pecados.  Ese tipo de “religión” expiatoria  no salva ni libera. El dolor no es lo que salva, sino aquello de lo que hemos de ser salvados.

Jesús fue violentamente asesinado – crucificado a las afueras la ciudad- no porque Dios lo pidiera o necesitara, sino por haber vivido como vivió: en bondad, en amor, en justicia, en libertad y compasión solidaria, solidaria sobre todo con los últimos  y más necesitados.

Por eso, es bendito entre los crucificados,  aunque es maldita su cruz y la de todos los crucificados.



Benjamín Forcano

Resucitado

NO LO BUSQUEIS ENTRE LOS MUERTOS



“Nunca, de nadie,

en ningún lugar,

se dijo lo que de Jesús:

ha resucitado”.

Esta es, para los cristianos, una creencia que viene desde el principio, es como el centro de su fe y la base  para el reconocimiento de Jesús como Mesías y Señor. Al mismo tiempo, con la resurrección de Jesús, albergamos la esperanza de nuestra propia resurrección.

¿Cómo surge esta fe en la resurrección de Jesús?

Al tratar de este tema, nos encontramos con la postura de quienes afirman  “que al cuerpo de Jesús  no le sucedió en Pascua nada en absoluto, sino que siguió descomponiéndose, como un muerto más. Jesús no resucitó”. Otros la admiten porque eso es lo que afirma la Biblia y porque  “si El era hijo de Dios”, ¿qué otra cosa cabía esperar?

Para aclarar, disponemos de dos cosas absolutamente claras: la tumba vacía y los encuentros con Jesús resucitado.

La idea de la resurrección existía ya en la creencia judaica, pero tal como se daba no podía generar la creencia en la resurrección de Jesús.

La creencia se genera por la historias de la tumba vacía  y por las apariciones  de Jesús a la gente, vivo de nuevo. Pero conviene recalcar que la tumba vacía, por sí sola, no pudo generar esa creencia; sin la circunstancia de los “encuentros”  con Jesús, hubiera resultado un enigma angustiante. Podía haber dado lugar para pensar en la práctica bastante común del robo de las  tumbas, pero el solo hecho de la tumba vacía no habría llevado a nadie en el mundo judío y  pagano a hablar de resurrección de Jesús.

Nadie esperaba que a un individuo muerto le pudiera ocurrir la resurrección. Ni los mismos discípulos esperaban que esto pudiera sucederle a Jesús. De no haber incurrido otra cosa inusitada, nadie hubiera dicho que Jesús era el Mesías y el Señor del mundo.

En la tumba quedaron, ciertamente,  los lienzos funerarios de Jesús, pero dan a entender  que algo nuevo había ocurrido: nadie se había llevado el cuerpo de Jesús y, sin embargo, el cuerpo se había liberado de ellos.

Del mismo modo, los encuentros con Jesús, por sí solos,  no bastan para admitir la resurrección. Se podían interpretar como visiones angélicas o como proyección de sentimientos de culpa o pena, o como sueños tenidos con la persona fallecida. Pero dichas  prácticas con ser comunes no habían llevado a nadie a decir que tal o cual difunto había  resucitado.

La tumba vacía, por sí sola, resulta insuficiente para admitir esa creencia y los encuentros, por sí solos, también. Los primeros cristianos admitieron  que ambas cosas : la tumba vacía y los encuentros iban unidos. Las historias de la  tumba vacía siempre fueron contadas como historias  de que el Jesús que se estaba apareciendo  estaba en continuidad corporal con el cadáver que había ocupado la tumba.  Ambos elementos brindan una razón sólida para la creencia: el cuerpo de Jesús había desaparecido, pero se había descubierto  que su persona  estaba completamente viva de nuevo, se había mostrado el mismo hablando, comiendo y bebiendo con la gente a que se aparecía.

Si el cuerpo de Jesús  de Nazaret hubiera permanecido  en la tumba, no se habría producido esta antigua y primitiva creencia  cristiana. Ya podía decirse que los discípulos se habían inventado  esta creencia, debido a que el ambiente en que vivían les llevaba a hablar de resurrección.  Nunca antes, de ningún otro líder, héroe o aspirante a Mesías judíos se dijo que había resucitado de entre los muertos. La circunstancia de la tumba vacía, combinada con la de las apariciones, resulta condición necesaria para generar esta creencia.

Las apariciones son, pues, un complemento  del descubrimiento de la tumba vacía y  convierten          en suficiente una condición que,  por sí misma, era insuficiente.



Es legítimo pensar que los discípulos tuvieran sueños  sobre Jesús, pero los solos sueños no bastan para que judíos y paganos hubieran podido afirmar que Jesús había resucitado. La creencia cristiana habla de continuidad  de la persona  concreta fallecida  y, al mismo tiempo, de transformación: Jesús aparecido es indudablemente corpóreo pero su cuerpo posee propiedades sin precedentes y hasta entonces inimaginables.

Quedan, pues, claras dos cosas: que hay continuidad entre el Jesús que había muerto y el que  en ese momento está vivo;  y  la transformación operada en la índole de su corporalidad: “La combinación de tumba vacía  y apariciones de Jesús vivo constituyen  una serie de circunstancias que   es en sí misma  necesaria y suficiente  para la aparición de la  creencia paleocristiana” ( N.T. Wright, La resurrección del Hijo de Dios, VD, 2008, pg. 846).

Lo dicho hasta aquí, sigue siendo indemostrable  desde una perspectiva pitagórica, matemática. Con la historia casi nada queda descartado de manera absoluta; después de todo,  la historia es en su mayor parte  el estudio de lo inusitado y lo irrepetible. “Los primeros cristianos  no se inventaron lo de la tumba  ni los “encuentros” o “vistas”  de Jesús resucitado con el fin de explicar una fe que ya tenían.  Adquirieron esa fe debido  a que esos dos fenómenos se dieron  y se dieron de manera convergente.   Nadie esperaba  algo así.  Decir otra cosa es dejar  de hacer historia  y adentrarse en un mundo  de fantasía personal, una nueva disonancia cognitiva, en la cual el implacable modernista, desesperadamente preocupado por el hecho de que la cosmovisión posilustrada  parezca en peligro inminente de hundimiento, idea estrategias para apuntalarla, pese a todo (N.T. Wright,  Idem, pg. 859).

A partir de aquí, es explicable que los cristianos empezaran, sorprendentemente pronto,  a considerar el primer día de la semana  como su día especial; que nadie entre ellos  venerara –no hay prueba alguna de ello- la tumba de Jesús ni que nadie  intentara realizar un enterramiento secundario de Jesús, lo cual no deja de ser importante, pues de haber seguido el cuerpo de Jesús en la cueva, al cabo de un tiempo (entre seis meses y dos años) los familiares y amigos hubieran comprobado su descomposición, hubieran recogiendo con reverencia los huesos  y los hubiesen guardado en un osario o en alguna otra ubicación cercana. Es lo que José de Arimatea habría esperado hacer con los huesos de Jesús.

Pero, la Iglesia primitiva, con Saulo de Tarso, el perseguidor,  al frente, empezó a proclamar que Jesús había resucitado de entre los muertos. El historiador llega a concluir que  la tumba vacía y los encuentros  con Jesús  son acontecimientos históricos, es decir, reales e importantes y que, sin ellos no se puede dar razón del cristianismo: “Las creencias y costumbres generalizadas  de los primeros cristianos sólo son explicables  si suponemos que todos ellos creían  que Jesús fue resucitado corporalmente  en un acontecimiento pascual parecido  a las historias que cuentan los evangelios; la razón por la que creían  que fue resucitado corporalmente  era que la tumba estaba vacía   y que, a lo largo de un  de un breve período posterior,  se encontraron con Jesús en persona, que tenía todo el aspecto  de estar corporalmente vivo otra vez” (N.T. Wright, Idem, pg. 863).

Nunca, de nadie, en ningún lugar, se dijo lo que de Jesús: ha resucitado.



Benjamín Forcano

¿Qué sabes sobre el PadreNuestro?

 

El Padre nuestro o Padrenuestro (del latín, Pater Noster) es el nombre de una oración cristiana dada a conocer por Jesús de Nazaret según relatan los evangelios de Mateo (Mt 6:9-13) y de Lucas (Lc 11:1-4). De la diferencia en la descripción de las circunstancias y en el estilo del texto de la oración en ambos autores, derivan las diferentes versiones existentes para cada confesión cristiana.

El Padrenuestro es considerado la oración cristiana común por excelencia por las confesiones mayoritarias: para el Catecismo de la Iglesia Católica es el resumen de la doctrina cristiana, el modelo de oración cristiana de acuerdo a los protestantes y la oración más perfecta según los ortodoxos.

En los dos evangelios (Mateo y Lucas), es Jesús quien enseña el Padrenuestro a sus discípulos para enseñarles el modo correcto de orar. El relato evangélico parece indicar que sus seguidores tuvieron una completa confianza en sus enseñanzas. Se debe recordar que la religiosidad judía era muy rígida y tenía ritos y oraciones muy precisos. La relación con el Ser Eterno, que según sus creencias regía todo lo que existe, era algo muy delicado y por eso le piden a Jesús que les enseñe el modo correcto de dirigirse a Él; pues de acuerdo a ellos, sólo una persona muy cercana a Dios podría conocer la manera correcta de hablarle, siendo Jesús esa persona para ellos.  

Con la oración que les enseña, Jesús trata de romper con las actitudes que alejaban al hombre de Dios, y busca una sencillez que facilite el diálogo con ese Absoluto que Jesús llamó Padre.

Representación del evangelio de Mateo (ángel). Véase tetramorfos.

Relato de Mateo.

La oración aparece en el contexto del Sermón de la montaña. Jesús había comenzado ya su vida pública, y debido a que ya era un conocido predicador congregó a mucha gente que quería recibir sus enseñanzas. Decidió subir a un monte para que todos pudieran escucharle, y una parte importante de las enseñanzas cristianas se basa en este pasaje evangélico: las bienaventuranzas (Mt 5:1-12), la comparación de los discípulos con la luz del mundo (Mt 5:14-16), la actitud de Jesús con respecto a la Ley de Moisés (Mt 5:17-20), y sus comentarios sobre los mandamientos (Mt 5:21-37), entre otras enseñanzas fundamentales para los cristianos.

El contexto en el que Jesús expone el Padrenuestro es el del reproche hacia aquellos, tanto judíos como gentiles, que han convertido la oración, como la limosna, en un hábito meramente externo (Mt 6:5-8). Jesús recomienda orar en secreto y con sencillez, y les ofrece el Padrenuestro como ejemplo de oración sencilla para dirigirse al Padre.

Relato de Lucas.

En el evangelio de Lucas el Padre nuestro aparece en la sección que es denominada el viaje a Jerusalén: es precedido por la exposición de la parábola del buen samaritano (Lc 10:30-37) y por el episodio de la disputa entre Marta y María (Mt 10:38-42). El relato parece sugerir que Jesús estaba orando solo y muy concentrado en lo que el evangelio llama «cierto lugar», por lo que nadie se atrevía a interrumpirlo, y sólo cuando terminó su diálogo con el Eterno uno de sus discípulos le pidió que les enseñara a orar, como también Juan enseñaba a sus discípulos. A continuación, Jesús les explica el Padrenuestro, en una versión más corta que la de Mateo y que contiene sólo cinco peticiones.

Los evangelios fueron escritos en una forma dialectal del griego, la koiné, llamado también griego alejandrino, helenístico, común o griego del Nuevo Testamento. La koiné era la lingua franca o lengua internacional del Mediterráneo oriental desde el período helenístico. Todos los textos del Nuevo Testamento se escribieron utilizando la koiné, que fue también la lengua de la difusión del cristianismo.

A continuación el PadreNuestro originario extraído del Evangelio:

Padre nuestro que [estás] en los cielos,
santifíquese tu nombre;
venga tu reino;
hágase tu voluntad
como en el cielo también sobre la tierra
nuestro pan cotidiano dánoslo hoy.
Y perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Y no nos induzcas a la tentación,
sino líbranos del mal.
Tuyo es el Reino, tuyo el poder y la Gloria, Eternamente.

Amén

En el catecismo de la Iglesia católica se estructura la oración en tres partes principales: la invocación, las siete peticiones y la doxología final:

Invocación

Padre nuestro que estás en los Cielos.

Siete peticiones

Primera petición: Santificado sea tu nombre.

Segunda petición: Venga a nosotros tu Reino.

Tercera petición: Hágase tu voluntad en la Tierra como en el Cielo.

Cuarta petición: Danos hoy nuestro pan de cada día

Quinta petición: Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

Sexta petición: No nos dejes caer en tentación

Séptima petición: Y líbranos del mal

Doxología final:

Tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre, Señor, Amén

 

Interpretación del cristianismo protestante

Para el cristianismo protestante es muy importante el siguiente mandato de Jesús:

Y al orar, no hablen sólo por hablar como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras. No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan.(Mateo 6:7-8) (Biblia, Nueva Versión Internacional).

Esto quiere decir que al orar el cristiano debe hacerlo bajo una profunda reflexión y no como una simple repetición mecánica de palabras. Los protestantes más que orar el Padre Nuestro repitiéndolo palabra por palabra, lo utilizan como un esquema para su oración personal al Padre

 

Y ahora, para los cristianos católicos, una vez finalizada esta explicación… ¡Aprovechamos la ocasión y acabemos nuestra lectura como el Señor nos enseñó!

Padre nuestro,

que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad

en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos

a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

 

Todos los textos e imagenes de este artículo han sido extraídos de WikiPedia, carecen de copyright y son de libre difusión; aunque eso sí, siempre deberás mencionar la fuente: Wikipedia y Wikimedia para las imagenes

Toronto, Atlanta y Washington cuentan ya con mezquitas inclusivas para musulmanes LGTB


El-Farouk Khaki es un gay musulmán nacido en Tanzania, emigrado siendo un niño a Canadá, que nunca ha renunciado a vivir con plenitud su homosexualidad ni a su fe musulmana.


En 2009 fundó en Toronto el círculo el-Tawhid Juma, primera mezquita expresamente abierta a todas las orientaciones e identidades sexuales. Un círculo en expansión, que ya ha cruzado la frontera con Estados Unidos y fundado dos nuevas mezquitas en Atlanta y Washington. Amanda Quraishi repasa su historia en The Advocate.
“Encontré que no existe comprensión hacia alguién que es abiertamente gay y musulmán. Muchos musulmanes gays o socialmente progresistas abandonan su religión porque sienten que no hay espacio para ellos, y con frecuencia pierden su espiritualidad en el proceso”, cuenta. “Estaba cansado de la gente que dice ‘necesitamos espacios más inclusivos’, o ‘necesitamos más mujeres imanes’. ¿Quién te detiene para poner en marcha estas cosas? Si no hay espacio para tí, ¡crea tú el espacio!”, explica.
Khaki comenzó un difícil camino de activismo LGTB en el seno del islam en 1991, cuando fundó Salaam, un grupo de apoyo a musulmanes LGTB. También fue uno de los fundadores de Min-Alaq, un colectivo musulmán de sensibilidad progresista. Como abogado, ha trabajado además a favor de los derechos de los inmigrantes.
 


Pero fue después de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, cuando sintió la necesidad de luchar contra los crecientes prejuicios y la discriminación contra los musulmanes que viven en países occidentales, entre los cuales hay numerosas personas LGTB. En 2005 contribuyó a organizar el primer rezo musulmán conjunto de hombres y mujeres dirigido por una mujer, y cuatro años más tarde fundó la mezquita de Toronto. Una mezquita que va más allá de la mera existencia de un grupo de musulmanes LGTB que se reúnen para rezar y que respeta las reglas básicas de funcionamiento de este tipo de templos por lo que a la Khutbah (oración del viernes) se refiere. No existe, eso sí, segregación por sexos.


Fuente: Dosmanzanas.com

Uniones homosexuales en la Iglesia: del rechazo al reconocimiento del amor

Por Pablo Romero B., sj, 

 

¿Qué “nuevas palabras” se podrían esperar de parte del Magisterio de la Iglesia en lo relativo a la vida de las personas homosexuales? Nos encontramos en medio del Sínodo sobre la familia. En octubre del año pasado se realizó una primera asamblea y al terminar se hicieron públicas sus conclusiones en la Relatio Synodi. La reflexión continuará al menos hasta la asamblea de octubre de 2015 y, por lo mismo, como dijo el portavoz de la sede apostólica, “es importante no sobre-analizar el texto”. De todas maneras, queda la estela de los debates, del documento y de las votaciones inéditamente publicadas. Especialmente estas últimas muestran una notoria falta de consenso, entre otros asuntos, en el cómo abordar la pastoral con personas homosexuales. El texto conclusivo no respondió a las expectativas de aquellos que esperaban “nuevas palabras” a lo ya dicho en esta materia y, así, no es arriesgado pensar que con esto tenga que ver el tercio de obispos que quedó disconforme con la redacción de los números dedicados a ella.
 
 
¿Qué “nuevas palabras” se podrían esperar, con mayor o menor realismo, de parte del Magisterio de la Iglesia en lo relativo a la vida de las personas homosexuales? Creo que estas se podrían situar en dos niveles. El primero es el de la actitud. Para muchos, se esperan palabras que logren expresar de mejor forma el debido “respeto, compasión y delicadeza” que el mismo Magisterio proclama en el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) de 1992 (n° 2.357). 
 
Algunos añoran dichos que nadie podría discutir doctrinalmente y que tienen esta cualidad: “Los homosexuales son bienvenidos en la Iglesia”, “queremos escucharlos”, “ellos no deben sentir vergüenza por lo que son”, “sabemos del sufrimiento cuando se les estigmatiza negativamente”, “ellos tienen muchos dones que entregar”. Varias de estas expresiones de hecho sabemos que fueron discutidas y ninguna llegó a estar presente en el texto final. Estas harían mucho bien. Además, algunos, en esta línea, soñamos con que la Iglesia pida perdón. Aquí ha habido negligencia pastoral y complicidad en vivencias de la homosexualidad teñidas de oscuridad y sufrimiento. Y, por último, se espera que se celebre a aquellos que, incluso en medio de la hostilidad, han permanecido fieles a la Iglesia y buscando su crecimiento. De ellos, todos tenemos que aprender.
 
Otro nivel de “nuevas palabras” esperables se refiere derechamente al juicio a las uniones homosexuales. ¿Es posible decir algo más de lo que se ha dicho? ¿Es ilusorio pensarlo?
 
El tono en que ha sido formulado el juicio magisterial da poco espacio a la interpretación. Incluso cuando en alguna declaración se reconoce que la culpabilidad debe juzgarse con prudencia, el énfasis está puesto en que estas uniones no se pueden justificar moralmente en ningún caso. 
 
Pero no es impensable un cambio de postura, invocando principios de juicio moral que tienen larga tradición en la Iglesia, como la doctrina del mal menor, la consideración del lugar de la conciencia o el grado en que efectivamente se puede exigir el celibato a los laicos.
 
Una postura “misericordiosa” que se puede pedir al Magisterio eclesial podría ir en esta línea y se engarza con cuestiones defendidas por la tradición de la Iglesia.
 
El artículo completo está publicado en la Revista "Mensaje" de la Compañía de Jesús, en la edición 639, de junio de 2015, y se reproduce con permiso de su autor.  Puedes visualizarlo completo AQUÍ.

‘Outsiders’ y náufragos de nuestra Iglesia

Este artículo publicado el 16 de febrero de 2012 en la revista Vida Nueva, habla sobre los "outsiders", los heterodoxos, relativistas. En definitiva, aquellas personas que han roto de alguna forma los patrones ortodoxos en pro de una vivencia más "auténtica" y cercana a Dios desde la propia subjetividad de la persona.

Pulsa este enlace para ver este artículo.

Experiencial-vivencial

"Zerolo, la mirada de un amigo"

A continuación se recoge una carta escrita por Xabier Pikaza a Pedro Zerolo y publicada en el blog de Xabier en Periodista Digital.
 
Querido Pedro:
 
Nos hemos visto un día y me sorprendiste. No te conocía, sólo había oído algunos rumores sobre tu manera poco “ortodoxa” de hacer política, al servicio de grupos y personas que ordinariamente habían sido marginadas. Pero la suerte quiso que nos encontráramos aquella vez, hace un año, en torno a una mesa, en el Ateneo de Madrid disertando sobre temas de inserción y política social.
 
Yo hablé de lo que suelo, es decir, de la Biblia y del Dios de Jesús, que acoge y escucha, abriendo un extenso abanico de vida donde todos caben y donde deben ser privilegiados aquellos que parecen estar expulsados o que malviven en las franjas de la marginación por impotencia o pobreza, por “raza” o condición social, sanitaria o sexual. Hice un discurso que me pareció convencional, hasta que de pronto me fijé en tus ojos y vi que te interesaba, que estabas siguiéndome con pasión de compañero, con ojos de amigo; y así pude decir mucho mejor lo que pensaba y pienso..
 
 
Luego hablaste tú (¡o no sé si antes, que ya me confundo!) y lo hiciste muy bien, y sentí que merecía la pena dedicarse a la política (¡ese “oficio” que hoy parece casi infame). Nos contaste las cosas que debían hacerse a favor de la igualdad, de la dignidad de los proscritos, de la verdad y la transparencia en un mundo confuso como es el de Madrid y España.
 
Me reconcilié un poco con lo que puede ser la política. Contigo no tuve que reconciliarme, porque te sentí en el mismo barco, a favor de la vida, desde el principio, desde el momento en que me diste la mano y un abrazo que sigo sintiendo en mis hombros y en mis brazos. Gracias, Pedro, por lo que nos dijiste aquel día, por lo que piensas hacer, si el “dios” de la vida te sigue concediendo salud.
 
No pudimos terminar aquella conversación de mesa de Ateneo porque yo tenía que salir muy pronto, pues mi tren se iba… Me saludaste al marchar con la mano del corazón, como diciendo: ¡Xabier, seguimos hablando! Pues sí, Pedro, me gustaría seguir hablando contigo, para decirte que te deseo mucha salud, ahora que he visto por la prensa que estás enfermo.
 
Quería añadir que te necesitamos, por lo que eres y por lo que quieres. He visto que algunos “compañeros” míos que se dicen cristianos te han criticado de una forma infame. Pero muchos otros, la gran mayoría, te queremos, y así te lo digo ahora: me gustaría volver a verte y ser tu amigo. Y me gustaría, sobre todo, que te cures y que sigas mucho tiempo haciendo lo que haces, y aún mejor.
 
Nada más, Pedro ¡cúrate! Desde aquí te mando mi buen deseo, eso que algunos llaman healing power y que yo prefiero llamar oración. No te enfades si le digo a “mi Dios”, que es el Dios de la vida, que te conceda fuerza para seguir, para querer, para hacer que este mundo pueda ser más habitable, como lo es, con personas como tú.
 
Un abrazo, Pedro. Soy yo, Xabier Pikaza (Fuente: Periodista Digital)

Estamos mal programados

 

Esta es una reflexión y comentario de José Antonio Pagola con motivo de la festividad de Todos los Santos el 1 de noviembre de 2012. Nos invita a reflexionar sobre cómo alcanzar la felicidad interior a la luz de caer en la cuenta de cómo nuestra sociedad nos programa, nos da instrucciones de cómo ser y cómo encontrar la satisfacción, que nos llevan a la infelicidad y la frustración.
 
 
MAL PROGRAMADOS
 
Todos experimentamos que la vida está sembrada de problemas y conflictos que en cualquier momento nos pueden hacer sufrir. Pero, a pesar de todo, podemos decir que la «felicidad interior» es uno de los mejores indicadores para saber si una persona está acertando en el difícil arte de vivir. Se podría incluso afirmar que la verdadera felicidad no es sino la vida misma cuando está siendo vivida con acierto y plenitud.
 
Nuestro problema consiste en que la sociedad actual nos programa para buscar la felicidad por caminos equivocados que casi inevitablemente nos conducirán a vivir de manera desdichada.
 
Una de las instrucciones erróneas dice así: «Si no tienes éxito, no vales». Para conseguir la aprobación de los demás e, incluso, la propia estima hay que triunfar.
 
La persona así programada difícilmente será dichosa. Necesitará tener éxito en todas sus pequeñas o grandes empresas. Cuando fracase en algo, sufrirá de manera indebida. Fácilmente crecerá su agresividad contra la sociedad y contra la misma vida.
 
Esa persona quedará, en gran parte, incapacitada para descubrir que ella vale por sí misma, por lo que es, aun antes de que se le añadan éxitos o logros personales.
 
La segunda equivocación es ésta: «Si quieres tener éxito, has de valer más que los demás». Hay que ser siempre más que los otros, sobresalir, dominar.
La persona así programada está llamada a sufrir. Vivirá siempre envidiando a los que han logrado más éxito, los que tienen mejor nivel de vida, los de posición más brillante.
 
En su corazón crecerá fácilmente la insatisfacción, la envidia oculta, el resentimiento. No sabrá disfrutar de lo que es y de lo que tiene. Vivirá siempre mirando de reojo a los demás. Así, difícilmente se puede ser feliz.
 
Otra consigna equivocada: «Si no respondes a las expectativas, no puedes ser feliz». Has de responder a lo que espera de ti la sociedad, ajustarte a los esquemas. Si no entras por donde van todos, puedes perderte.
 
La persona así programada se estropea casi inevitablemente. Termina por no conocerse a sí misma ni vivir su propia vida. Sólo busca lo que buscan todos, aunque no sepa exactamente por qué ni para qué.
 
Las Bienaventuranzas nos invitan a preguntarnos si tenemos la vida bien planteada o no, y nos urgen a eliminar programaciones equivocadas. ¿Qué sucedería en mi vida si yo acertara a vivir con un corazón más sencillo, sin tanto afán de posesión, con más limpieza interior, más atento a los que sufren, con una confianza grande en un Dios que me ama de manera incondicional? Por ahí va el programa de vida que nos trazan las Bienaventuranzas de Jesús.
 
 
LA FELICIDAD NO SE COMPRA
 
Nadie sabemos dar una respuesta demasiado clara cuando se nos pregunta por la felicidad. ¿Qué es de verdad la felicidad? ¿En qué consiste realmente? ¿Cómo alcanzarla? ¿Por qué caminos?
 
Ciertamente no es fácil acertar a ser feliz. No se logra la felicidad de cualquier manera. No basta conseguir lo que uno andaba buscando. No es suficiente satisfacer los deseos. Cuando uno ha conseguido lo que quería, descubre que está de nuevo buscando ser feliz.
 
También es claro que la felicidad no se puede comprar. No se la puede adquirir en ninguna planta de ningún gran almacén, como tampoco la alegría, la amistad o la ternura. Con dinero sólo podemos comprar apariencia de felicidad.
 
Por eso, hay tantas personas tristes en nuestras calles. La felicidad ha sido sustituida por el placer, la comodidad y el bienestar. Pero nadie sabe cómo devolverle al hombre de hoy el gozo, la libertad, la experiencia de plenitud.
 
Nosotros tenemos nuestras «bienaventuranzas». Suenan así: Dichosos los que tienen una buena cuenta corriente, los que se pueden comprar el último modelo, los que siempre triunfan, a costa de lo que sea, los que son aplaudidos, los que disfrutan de la vida sin escrúpulos, los que se desentienden de los problemas...
 
Jesús ha puesto nuestra «felicidad» cabeza abajo. Ha dado un vuelco total a nuestra manera de entender la vida y nos ha descubierto que estamos corriendo «en dirección contraria».
 
Hay otro camino verdadero para ser feliz, que a nosotros nos parece falso e increíble. La verdadera felicidad es algo que uno se la encuentra de paso, como fruto de un seguimiento sencillo y fiel a Jesús.
 
¿En qué creer? ¿En las bienaventuranzas de Jesús o en los reclamos de felicidad de nuestra sociedad? Tenemos que elegir entre estos dos caminos. O bien, tratar de asegurar nuestra pequeña felicidad y sufrir lo menos posible, sin amar, sin tener piedad de nadie, sin compartir... O bien, amar... buscar la justicia, estar cerca del que sufre y aceptar el sufrimiento que sea necesario, creyendo en una felicidad más profunda.
 
Uno se va haciendo creyente cuando va descubriendo prácticamente que el hombre es más feliz cuando ama, incluso sufriendo, que cuando no ama y por lo tanto no sufre por ello.
 
Es una equivocación pensar que el cristiano está llamado a vivir fastidiándose más que los demás, de manera más infeliz que los otros. Ser cristiano, por el contrario, es buscar la verdadera felicidad por el camino señalado por Jesús. Una felicidad que comienza aquí, aunque alcanza su plenitud en el encuentro final con Dios.
 
José Antonio Pagola

Lo que quiero ahora

La Vanguardia, por Ángeles Caso. Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.

 
Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.
 
Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
 
También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo.
 

Sobre orientación sexual y espiritualidad

Este documento contiene la experiencia de encuentro con Dios de una persona a través de la integración y aceptación de su orientación sexual.

 

Is 50,4-9:

"Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañaname espabila el oído, para que escuche como los iniciados. El Señor me abrió el oído: yo no me resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba;

El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; sabiendo que no quedaría defraudado. Tengo cerca a mi defensor, ¿quién pleiteará contra mí?. Compadezcamos juntos. Quién tiene algo contra mí?. Que se me acerque. Mirad, el Señor me ayuda, ¿quién me condenará?. Mirad, todos se consumen como ropa, los roe la polilla".

 

Hoy me dirijo a vosotros con una lengua de iniciado, no porque mi palabra sea especialmente iniciada o brillante o bien entrenada, sino porque es mi Señor quien la inspira. Porque es Él quien me enseña a acertar en cómo decir al abatido una palabra de aliento.

Fue mi Señor quien hace dos años me transmitió con este mismo texto una llamada a compartir una experiencia de encuentro con Él desde una perspectiva de la que se habla bastante poco: la de un homosexual. Siendo consciente de lo mucho que a mí en su día me ayudó el escuchar a gente como yo hablar sobre su proceso de salida del armario, ese Señor no se ha cansado de insistir en que esta experiencia no me la podía guardar para mí y que aunque fuera sólo por unos pocos tenía que compartirla. Durante estos dos años y con este mismo texto, el Señor me ha ido repitiendo recurrentemente este mismo mensaje. Me ha abierto el oído y tras bastante resistencia por mi parte ya no he podido resistirme más.

Cuando se tira de la manta, uno se expone a que le miren y señalen, a no ser aceptado o a no poder ser uno mismo. Hoy el Señor me ayuda para que al hacerme vulnerable sea Él también el que me ayude a poder estar expuesto a todo esto en ocasiones con alegría, en otras con un profundo dolor.

La historia que quiero compartir con vosotros comienza en tercero de BUP. Allí conocí al que sería mi mejor amigo aquel año. Aquella amistad superó todas las previsiones de lo que yo hasta entonces entendía por amistad. Se trató de alquien que me transformó y me hizo sentir una alegría y ardor en el corazón que jamás había experimentado anteriormente. También notaba mis altibajos cuando este chico no me prestaba toda la atención que a mí me hubiera gustado. Fue bastantes años más tarde cuando fui poco a poco cayendo en la cuenta de que aquella amistad, nunca fue una amistad. Se trataba de la primera vez en la que yo me enamoraba de alguien. En ese momento yo no estaba preparado para acoger que era homosexual.

En torno a los 25 años es cuando fui cayendo en la cuenta de cómo era y quién era. Fue entonces cuando me decidí decírselo a mis padres y a mi hermano. Fue bastante rápido. Les convoqué. Me acuerdo que mi hermano estaba de cachondeo ante tanto misterio y formalidad. Mis palabras fueron: "Os quería simplemente decir que soy homosexual". Después de un tiempo de silencio mi madre hizo algunas preguntas y la reunión se disolvió. Tras decírselo a mis padres decidí que no se lo iba a decir a nadie más y así fue. He tenido la inmensa suerte de que mis padres lo acogieron bien y siempre me mostraron su apoyo y aceptación.

Durante esos años de mi vida siempre me experimenté como distinto. Alguien que no seguía los procesos de todo el mundo. Que no hablaba de tías ni tenía novia. Durante esta época no tuve la suerte de conocer a alguien homosexual como yo con quien poder compartir. Podía haberlo buscado pero no lo hice, quizá porque no tuve una necesidad suficientemene imperiosa y porque en todo momento sentí la presencia de mi Señor que me hacía no caminar solo. Mi vida se llenó de actividades y personas que valieron mucho la pena (familia, amigos, parroquia, Círculo, trabajo) que me fueron acercando más y más hacia una intimidad cada vez más intensa con el que desde entonces siempre estaría y siempre había estado conmigo: mi Señor.

 

La segundo gran mensaje que deseo transmitir está recogido en este pasaje de Isaías.

 

Is 55, 6-9:

"Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras está cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón.

Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos (oráculo del Señor). Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes".

 

Es la experiencia que uno tiene tras el camino recorrido. De confiar y empezar a no considerar mis criterios, mis planes como lo mejor para mí y los demás. Se trata de empezar a abrirse a otros planes, a otros criterios que no son los míos y descubrir que es así precisamente como mi Señor se me revela. Y a posteriori confirmar la sabiduría y el acierto de esos planes que me desencajan y cuánto más feliz me hacen que los míos propios.

Años más tarde fui a estudiar a EEUU. Al graduarme busqué un trabajo en Oklahoma. Esta decisión no la tomé a la ligera. Realmente este trabajo encajaba perfectamente en lo que yo entonces entendía como el plan de mi Señor para mi vida profesional: formarme en un área interesante para poder regresar a la universidad de Madrid y desarrollar mi tarea profesional en la enseñanza y la investigación. Aquel trabajo nunca salió. Me rescindieron el contrato dos semanas antes de incorporarme, ya hecha la mudanza. Este hecho que en ese momento me dejó por completo descolocado sería un instrumento de encuentro muy profundo con mi Señor.

Es la percepción de que hay alguien que cuida de uno, que tiene un plan de felicidad hecho para uno con un cariño inmenso. Que los pasos de ese plan se van comunicando poco a poco, cada cosa a su tiempo. Es la experiencia de la mano delicada del Señor que hiere y sana simultaneamente. Es la mano que combina pasión y resurrección. Es la experiencia en las palabras de Santa Teresa de Jesús:

 

"Hirióme con una fecha

Enherbolada de amor

Y mi alma quedó hecha

Una con su Criador;

Yo ya no quiero otro amor,

Pues a mi Dios me he entregado.

Y mi Amado es para mí

Y yo soy para mi Amado".

 

Tras tener mi contrato rescindido, encontré otro trabajo en Nueva York. Fue allí donde salí del armario: encontré una parroquia gay, grupos de discusión, convivencias para gente como yo y un entorno donde podía empezar a vivir y expresarme tal y como era sin ninguna presión, ni juicio, sin tener que controlar quién sabe, quién no.

Hoy agradezco profundamente a mi Señor que me trajera a Nueva York a pesar de empeñarme yo en ir a Oklahoma para mayor gloria suya. Hoy voy confíando más en su criterio, porque supera tantísimo el mío, porque es tantísimo más acertado que el mío. Hoy agradezco profundamente a mi Señor que tenga planes para mí. Sé que me descolocan, que no coinciden con los míos, que hubiera querido otras cosas, en otros momentos. Sin embargo reconozco el inmenso amor que mi Señor puso en ellos y cuánto más feliz me han hecho que los míos.

El segundo año de estancia en Nueva York comencé a hacer en esta parroquia gay de los jesuitas los ejercicios en la vida diaria. Fue en parte cuando los estuve haciendo, cuando empecé a caer más y más en la cuenta del plan tan doloroso pero también tan delicado y amoroso que mi Señor trazaba para mí. El motivo por el que me embarqué en la experiencia de los ejercicios se remontaba a unos años antes, cuando mi Señor y yo escribimos un Principio y Fundamento. El año anterior a iniciar los ejercicios en la vida diaria, hice un retiro en silencio y mi tema de trabajo durante los cuatro días fue ese Principio y Fundamento y el "Tomad Señor y Recibid" de La contemplación para alcanzar Amor. El trozo central de este Principio y Fundamento es el siguiente:

 

"El fundamento de mi vida es un compendio de cosas sencillas y pequeñas. Cosas que ocurren en un día como otro cualquiera. Se van sucediendo en el tiempo y otro día cualquiera, piensa uno si la vida vale la pena. Al intentar responder una vez más sobre el fundamento de mi vida, aparecen de nuevo las cosas pequeñas. ¡Qué pequeño es el fundamento de mi vida! y lo cierto es que al juntar muchas cosas sencillas y pequeñas se va formando un gran motivo por el que dar gracias, un inmenso motivo por el que la vida vale la pena. Hay veces que cuando quiero responder grandes cosas, las palabras llenan mi boca; incluso hasta me atraganto a veces. Pero las palabras abandonan mi boca sin llevarse un pedacito de corazón. Por el contrario, las cosas sencillas y pequeñas no atragantan mi boca y es mi corazón quien sale y no mis palabras".

 

Fue la experiencia de comenzar a no ser impresionado tanto por los grandes acontecimientos, las grandes palabras, los grandes experiencias, los grandes compromisos, las faraónicos proyectos. Fue la experiencia de dejar de mirar tanto a la gente de primera línea: los famosos, los graciosos, los guapos, los listos, los fuera de serie, a los que todo el mundo presta atención. Fue la experiencia de mirar los pequeños detalles, los pequeños actos de amor, las pequeñas palabras o la ausencia de ellas, la presencia silenciosa, los saludos, los besos, los apretones de manos, los abrazos a gente conocida o no tan conocida. Fue la experiencia de empezar a mirar a la gente de segunda línea: los no famosos, los que hacen las cosas aunque nadie se entere, los que acompañan en silencio sin llamar mucho la atención, los que están disponibles para las tareas que nadie quiere hacer.

Cuando compartía en las reuniones, me dejaron de interesar los grandes discursos o comentarios intelectuales y me empezó a interesar más el llanto o la alegría o el grito por la paz de aquellos que transcriben de las lecturas de su corazón. No sobre sentimientos perfectos sino sobre los del propio corazón. Sin preocuparse de los pensamientos ajenos pero compartiento sinceramente los propios.

Los ejercicios espirituales en la vida diaria me trajeron ese contacto inicialmente menos intenso pero más permanente que con el tiempo se fue intensificando al hacerme consciente de cómo mi Señor actúa en mi vida.

 

Los momentos más intensos de encuentro con mi Señor quedan recogidos en estas sencillas anotaciones:

* El proceso de encuentro con el Señor es tantísimo NO sobre mí (lo que hago o dejo de hacer) pero tantísimo más sobre ÉL: lo que Él puede lograr en mí, lo que hace, lo que hizo y lo que con tantísimo entusiasmo está deseando hacer por mí.

* Gracias, mi Señor, gracias; gracias; muchas gracias; muchísimas gracias, porque elegiste esta forma de entregarte (muriendo en una cruz) para enseñarme a amar.

* Thank You, my dearest Lord, thank You; thank You very much; thank You so much, for you chose this very way of giving You (death on a cross) to teach me how to love.

* ¿Cómo podré devolver al Señor todo el bien que Él ha hecho en mí?.

* How shall I make a return to the Lord, for all the good He has done in me?.

 

Durante mi época en Nueva York tampoco estuve buscando activamente un novio. No frecuentaba mucho los lugares propiamente "gay" y me limité a conocer gente en el entorno de la parroquia de Nueva York. Encontré gente que me interesó con los que hice amistad y de hecho comencé a enamorarme de uno de ellos. Durante el segundo año de mi estancia en Nueva York no le dije lo que sentía por él porque se estaba planteando una vocación sacerdotal. Hubo un momento en el que dio el paso para entrar en el noviciado. Me lo dijo en un retiro y yo decidí quitarme de en medio y no interferir en su proceso.

Ese fin de semana me sentí bastante solo. Yo he vivido muchos años solo, fuera de España y estoy acostumbrado a esta situación. Sin embargo aquel fin de semana me sentí especialmente solo. Al final del fin de semana empecé a caer en la cuenta de que me sentía así en buena parte porque había decidido quitarme de en medio. Esa decisión era racional pero el corazón todavía se estaba resistiendo. Pensaba que de toda esta situación a mí no me quedaba nada (lo había entregado todo).

El día siguiente, cuando hacía los ejercicios en la vida diaria, leí la oración de la generosidad de S. Ignacio. La había leído antes en varias ocasiones pero no me había llamado especialmente la atención. Aquel lunes mi Señor quiso mostrarme quien es Él a través de la última frase de esta oración:

 

Señor eterno, hijo único de Dios,

enséñame verdadera generosidad.

Enséñame a servirte como mereces.

A dar sin llevar la cuenta del coste,

A luchar sin preocuparme mucho de las heridas,

A trabajar sin buscar descanso,

A sacrificarme sin buscar recompensa,

salvo el conocimiento de haber hecho tu voluntad.

Amen

 

Eternal Lord, only begotten son of God,

Teach me true generosity.

Teach me to serve you as you deserve.

To give without counting the cost,

To fight heedless of wounds,

To labor without seeking rest,

To sacrifice myself without thought of any reward

Save the knowledge that I have done your will.

Amen.

 

La última frase de esta oración marca el camino hacia no buscar recompensa en nuestras acciones salvo el conocimiento de haber hecho la voluntad de nuestro Señor. Quiso mi Señor conmover mi corazón al leer esta última frase. Lo que quedaba para mí era simplemente el conocimiento interno y verdadero de que estaba haciendo la voluntad de mi Señor. Y eso era más que suficiente. Realmente mucho másde lo que necesitaba. Tras ese encuentro ya no volví a sentirme solo y nunca dudé de que aquella decisión de quitarme de en medio hubiera sido incorrecta.

Finalmente, este chico de quien me enamoré no llegó a entrar en el noviciado y al finalizar mi segundo año en Nueva York, empecé a hacer planes parpa regresar a España. Mi intención original era regresar a España sin desvelar mis sentimientos hacia él. Por un lado por no molestar puesto que de poco sirve decir a alquien que uno le quiere y marcharse a las pocas semanas. Por otro lado porque no quería comprometerme hasta el punto de hacer una propuesta que contemplara la posibilidad de quedarme en Nueva York.

Unas semanas antes de regresar, coincidí en una misa con él y nos sentamos juntos (normalmente nunca lo hacíamos). En aquella misa, quiso mi Señor conmover fuertemente mi corazón para que no regresara a España sin decir lo que sentía. Hasta el punto de que al terminar la misa se lo dije en aproximadamente tres minutos porque tenía que irse y no había más tiempo. No se trataba únicamente de decir "te quiero" sino un "me quedo" un año y medio más en Nueva York si él deseaba iniciar una relación. Lo cierto es que él no estaba al corriente de cómo me sentía ni tampoco estaba en situación como para iniciar un relación conmigo. Sin embargo quedó en llamarme para decirme algo.

Me resulta muy difícil poder expresar con palabras el paso del Señor en esta misa o en otros momentos. Momentos en los que uno entiende quién es Dios mismo, porque es Él mismo quien nos expresa con pequeñas cosas quién es Él. Se trata de un entendimiento que en mi caso se realiza mucho más a través de la afectividad que de la razón. Para intentar expresar este encuentro, le pido prestadas unas palabras a San Juan de la Cruz.

 

"Entréme donde no supe,

y quedéme no sabiendo,

toda sciencia trascendiendo.

 

Yo no supe dónde entraba,

pero, cuando allí me vi,

grandes cosas entendí;

no diré lo que sentí

que me quedé no sabiendo,

toda sciencia trascendiendo.

 

El que allí llega de vero,

de sí mismo desfallece;

cuanto sabía primero

mucho bajo le paresce;

y su sciencia tanto cresce,

que se quede no sabiendo,

toda sciencia trascendiendo.

 

Y si lo queréis oír,

consiste esta suma sciencia

en un subido sentir

de la divina Esencia:

es obra de su clemencia

hacer quedar no entendiendo,

toda sciencia trascendiendo".

 

Es la expresión de dejarse conducir hacia terreno desconocido, a salir de uno, a exponerse a la inseguridad, a dejar de controlar todo para empezar a no controlar nada. Y en esa situación, uno descubre que entiende sin saber. Yo no sabía lo que el Señor quería de mí. Sabía lo que quería yo: no decir nada. Pero quiso mi Señor conducirme hacia terreno desconocido y cuando allí me vi, entendí el mensaje. Todas mis razones quedaron en segundo plano.

Cuando uno llega a esta situación "de vero" (en verdad) uno desfallece de sí mismo. Uno ya no se aguanta con tantas razones que buscan el propio interés. Lo importante ya no es lo que uno quiere. Y todas las razones "mucho bajo le parecen". Es la expresión de San Pablo de que "todo lo tengo por pérdida en comparación con el Mesías".

Finalmente, y "si lo queréis oír", consiste esa suma ciencia en un subido sentir de la divina Esencia. Porque siempre que se produce un encuentro con el Señor (al menos en mi caso), no surgen grandes ideas, ni palabras, ni pensamientos, ni razonamientos. Surgen cosas sencillas y pequeñas que provocan un subido sentir de quién es el Señor, de cómo se entrega, de cómo nos ama. Un sentirque conmueve el corazón cuando uno piensa en esas pequeñas cosas. En este caso decir dos palabras: "te quiero". En otros casos, escribir un correo, o hacer una llamada, o contemplar una persona en una situación difícil, o formular una sencilla oración por alguien y enviársela. Todo esto "es obra de su clemencia" porque aunque sea por un momento uno no puede por más que reconocer que se trata de un regalo de Dios y dar gracias por él.

Una persona del grupo de Acogida ha pasado un mes en Calcuta trabajando con las Misioneras de la Caridad. Esta persona también recibió su llamada en una misa. No porque el sacerdote dijera grandes palabras, sino porque quiso el Señor enviar su mensaje en esa misa. Y esta persona fue muy generosa y escuchó.

Tras decir lo que sentía, me apropié del regalo de mi Señor a través de un espíritu triunfalista que vanagloriaba mi gran paso. Pero quiso mi Señor enseñarme a ser humilde cuando ese espíritu triunfalista del domingo fue descendiendo hasta tocar fondo el viernes siguiente cuando la persona a la que me declaré no llamaba ni decía lo más mínimo. El Señor me hizo sentirme pequeño, menudo,minúsculo y hoy se lo agradezco. Fui yo entonces quien escribí y quedamos el sábado por la tarde.

El sábado por la mañana, a pesar de estar como estaba, decidí acompañar a un amigo al funeral de su padre. De sus amigos estaba yo sólo. Antes de llegar a la iglesia, recogimos a su abuela, un amigo de la familia y su madre. No hacían más que discutir. Al contemplarlos se me cayó bastante el alma a los pies. Al llegar a la iglesia me encontré rodeado de extraños y mi amigo tampoco se pudo ocupar mucho de mí (tenía que atender a su familia). Me situé en un rinconcillo pidiendo por quien apenas conocía. Fue entonces cuando la hermana de mi amigo, cargada de humanidad comenzó a hablar sobre su padre. Sus palabras conmovieron mi corazón y los desconocidos comenzaron a ser familiares. Aquella situación al principio sin sentido, empezó a cobrarlo. Cuando regresaba a Manhattan, me encontraba mucho mejor que cuando salía para el funeral.

Al llegar a Manhattan quedé con la persona a la que me había declarado una semana antes y allí me confirmó que no podía ofrecerme lo que yo necesitaba. Lo que más daño me hacía no era la negativa a mi ofrecimiento sino su profundo cambio de planes respecto a su propia vida. Abandonaba la mayoría de lo que había estado trabajando durante el último año.

Llegué a mi casa y allí estaba una buena amiga que pasaba unos pocos días en mi casa. Le conté lo que había pasado y cómo estaba. Sólo Dios sabe cuánto agradecí su presencia. En la madrugada del día siguiente escribíun correo al que no pudo ofrecerme su amor. Ese mensaje lo inspiró mi Señor. Le decía que no podía abandonar todo el proceso de búsqueda del último año. Tras coincidir la pasión propia con la de los ejercicios, aquel correo me curó o al menos comenzó a hacerlo. A partir de ese momento ya sólo evolucioné hacia arriba dando comienzo a la cuarta semana de los ejercicios: la resurrección.

 

Como dice San Juan de la Cruz en su "Llama de amor viva":

 

"¡Oh llama de amor viva,

que tiernamente hieres

de mi alma en el más profundo centro!

Pues ya no eres esquiva,

acaba ya si quieres,

rompe la tela deste dulce encuentro".

 

Recuerdo el comentario de mi director de los ejercicios en la vida diaria: Has contemplado la pasión de Cristo y has experimentado tu propia pasión. Me pidió que hiciera el ejercicio de contemplar cómo mi Señor se afectaba al contemplar mi propia pasión. Cuando hice ese ejercicio, quiso mi Señor conmover mi corazón con esta acción de gracias que pronunciaba mi Señor:

 

"Gracias xxxx, gracias, muchas gracias, muchísimas gracias, porque elegiste esta forma de entregarte, para mostrarme cómo es tu amor".

 

En Semana Santa me tomé una semana de vacaciones para hacer entrevistas de trabajo en España, previendo mi regreso tras el verano. En una empresa me hicieron entrevistas a través de un conocido que trabajaba allí. Finalmente no me quisieron en el departamento para el que me entrevisté. Pude comprobar que esta persona no me ayudó a entrar en este departamento. Él pensó probablemente que yo no encajaba allí. Hoy le agradezco profundamente su decisión . Sin embargo, en aquel momento me encontraba desencajado y enfadado.

Este amigo mío había trabajado en una gran empresa en Londres y decidió dejar su supertrabajo y volver a España porque su padre tenía cáncer y se estaba muriendo. Me dijo en la última entrevista de "trabajo" que a su regreso pudo estar con él durante unos seis meses antes de que muriera. Aquellas palabras conmovieron entonces mi corazón, aunque no le dije nada, quizá porque aquella situación era demasiado "laboral" y porque tampoco nos conocíamos tanto.

Cuando me dijeron que no me ofrecían trabajo, hubo desconcierto y enfado. También vino a mi memoria esta persona con cierto enfado. No obstante pensé que yo en su lugar podría haber hecho lo mismo. Esa misma noche le escribí un correo en el que mi Señor tomó la palabra y convirtió mi enfado en algo muy distinto:

 

"Querido xxxx:

Aunque al final del proceso de selección no hayan surgido oportunidades, yo no puedo por menos que agradecerte tu interés y ayuda. Tú has sido el enlace que me ha dado al menos la oportunidad de conocer vuestro grupo y líneas de trabajo (inicialmente, esas eran mis únicas expectativas).

Antes de aceptar mi trabajo en Nueva York, encontré otro que creía que era mejor para mí en Oklahoma. Resultó que una semana antes de comenzar ese trabajo y con la mudanza ya hecha, rescindieron mi contrato (la compañía donde iba a trabajar en Energy Trading cayó tras Enron). Dos años más tarde, creo firmemente que me hicieron un gran favor y hoy me permito pensar en la posibilidad de que quizá la empresa xxxx me esté también haciendo otro gran favor. Tengo buenos motivos para creer que las cosas vienen como vienen por alguna razón y que la providencia irá explicando el porqué.

En nuestra última entrevista, no me sentí con la confianza necesaria, quizás porque no nos conocemos demasiado, o quizás porque estabas al otro lado del "paredón". Ahora que ya hay resolución en el proceso de selección, simplemente quería comentarte que estoy muy de acuerdo en tus motivos de regreso a España. Despiertan en mí un profundo respeto y admiración. Creo que nunca te entrarán dudas de por qué regresaste. En los últimos años voy educando mi criterio para elegir también con ese tipo de prioridades.

Finalmente (y quizá fue esto lo que con más ganas me quedé de decirte tras la entrevista), siento mucho la muerte de tu padre.

 

Un abrazo,

 

xxxx".

 

Con este correo simplemente quiero expresar de forma sencilla lo que el Señor puede lograr en un corazón enfadado y descolocado cuando se hace presente. Tras escribir este correo, no volví a sentir enfado hacia este conocido. Más aún, comencé a sentir un profundo agradecimiento.

Cuando regresé a Madrid, mi intención inicial era plantear la posibilidad de formar un grupo gay dentro del Círculo. Quedé con Jxxx para ver lo que le parecía esta propuesta y también le propuse el poder contar mi experiencia en un acto. Fijé una entrevista con Jxxx a finales de noviembre. A principios de octubre Vxxx me habló de que se necesitaba una persona que llevara el grupo de acogida. Yo pensé que podía estar llamado a ofrecerme para llevarlo. Sin embargo, inicialmente prefería decicarme a formar un grupo gay. Pensé en hacer la consulta primero y después ofrecerme al grupo de acogida si no se consideraba apropiada en este momento.

Fui a un retiro de inicio de curso con la Plataforma Acoger y Compartir y allí quiso mi Señor nuevamente cambiar mis planes. Mi corazón se conmovía por el hecho de pensar que no podía hacer esperar un mes y medio al grupo de acogida para ver si salía adelante mi propuesta de formar un grupo gay. Fue entonces cuando antes de hablar con Jxxx y de hacer ninguna propuesta, me ofrecí para conducir el grupo de acogida.

Es nuevamente la expresión de cómo el Señor cambia mis planes. De cómo sus planes van por encima de los míos y cuánto más feliz me hacen sus planes que los míos. De cómo ese Señor tiene un plan para mí trazado con un cariño inmenso. Posteriormente encontré un grupo gay dentro de COGAM que ahora empieza a caminar como comunidad cristiana.

Por daros una idea de en qué consiste esta sucesión de cosas sencillas y pequeñas de las que hablaba al principio de esta charla, hace unas semanas leía el salmo del domingo:

 

Sal 130

"Guarda mi alma en paz junto a ti, Oh Señor.

Oh Señor, mi corazón no es orgulloso,

ni mis ojos arrogantes.

No me he ido detrás de cosas demasiado importantes,

ni maravillas por encima de mí.

 

En verdad he dejado mi alma en silencio y paz.

Como un niño privado de la leche materna en los pechos de su madre,

así se encuentra mi alma.

 

Oh Israel, espera en el Señor

ahora y siempre".

 

Este texto cobró su luz en un contexto en el que en el ámbito laboral uno se siente un poco impotente y limitado. Un contexto en el que uno no avanza al ritmo que uno espera. Y el mensaje recibido es una honda acción de gracias porque en esta situación mi corazón no es orgulloso ni mis ojos arrogantes. Porque no tengo ganas de irme detrás de cosas demasiado importantes, ni maravillas por encima de mis posibilidades.

En cuanto a mi relación con la iglesia, lo único que puedo decir es que sé de quién me he fiado y ese es Dios mismo. Mi criterio de actuación viene dado por lo que en conciencia y en verdad percibo y discierno junto a miembros de dentro o fuera de la iglesia como la voluntad de mi Señor. Este es quizás el motivo por el que me he ahorrado abundantes conflictos con la iglesia jerárquica. Siento que desde el amor y el discernimiento en verdad, las condenas de la iglesia hacia el colectivo gay no me han afectado demasiado. Conozco a bastante gente que vive la relación con la iglesia jerárquica de forma muy conflictiva y beligerante. Con grandes sentimientos de culpabilidad y exclusión. Pienso (y aquí me puedo equivocar), que esta situación surge porque esta gente no ha recibido el don inmenso de haber conocido o de haberse encontrado con Dios mismo. Esto se puede atribuir en buena parte porque algunos sectores de la iglesia no han acertado a mostrar ese rostro. Yo he tenido la inmensa suerte de haber dado con una iglesia que me ha desvelado el rostro de Cristo y a ella le estoy muy agradecido.

Para terminar, desearía aclarar que como homosexual no siento que mi condición se deba a una disfunción, fallo o enfermedad que haya que evitar o corregir. Ciertamente, no he sido yo quien ha elegido ser homosexual. Sin embargo, creo que fue mi Señor quien decidió crearme como soy y pienso firmemente que no cometió ninguna equivocación. Creo que eligió hacerme como soy con un propósito, una vocación. Él tenía ya pensada una forma y un proyecto para expresarse al mundo a través de mí, tal y como soy. Creo que el Señor se vale del colectivo gay como de otros muchos colectivos aún más excluidos, pobres y humillados, para darnos a conocer su rostro y expresarnos su amor por el mundo.

 

Testimonio de llamada vocacional para entrar a formar parte de una orden religiosa .

 


Buenas tardes a todos.


Quisiera en primer lugar agradecerle a Alberto y a Crismhom su confianza en mí para participar en este foro. Cuando Alberto me llamó para pedirme que compartiera con vosotros mi historia de revelación divina, acepté, no con el ánimo de ser un acaparador de espacios egocéntrico, sino porque siento que mi historia puede ser de interés para todos aquellos de vosotros que en algún momento habéis sentido dudas acerca de vuestra fe, de la existencia de un Dios milagroso que a nosotros los cristianos se nos ha revelado encarnado en su Hijo Jesucristo, o si bien por el contrario os sentís o habéis sentido en el lado opuesto, si en alguna ocasión habéis sentido una llamada del Padre de entrega absoluta de vuestra vida (vocación), pero no habéis sabido identificarla, o simplemente, esta llamada os ha asustado.


Hoy es un día muy importante para mí, porque por fin mi madre se ha animado a venir a conocer a la Comunidad. Esta comunidad que sin ni siquiera conocer a mi madre, tanto ha pedido por ella en momentos de adversidad y que con tanto cariño la ha acogido. Con vuestro permiso, quiero romper el protocolo y leer una pequeña carta que con ayuda del diario devocionario le he preparado, para agradecerla entre otras cosas su fortaleza y arrojo en momentos bien complicados de su, nuestras vidas, como los vividos en los últimos años.


Querida mamá, pensar en ti siempre me ha dado fuerza. He visto y sentido a través de los años esa fuerza interior que llevas. Ese ímpetu que tienes para superarte y seguir hacia adelante ante las tormentas que la vida siempre inspira.


Yo no tengo mucho que darte, pero a través de estas letras quiero dejar impreso todo ese amor que siento por ti. Quiero que sepas que vivo muy orgulloso de que seas quien eres; el regalo más maravilloso que Dios me dio. No eres mi madre por casualidad, Dios te escogió para mí.


El proverbista decía que "la mujer que teme al Señor, será alabada". Y tú como sierva de Dios siempre me has dado un buen ejemplo. Tu confianza en Dios y en las cosas que Él hace es tan plena y certera, que cuando he pasado por el valle de las sombras, recuerdo toda esa fe y esa fuerza tuya, y trato de seguir adelante.


Tantas veces que sin querer te he fallado... Y sabes bien que no soy persona que le guste prometer para luego no cumplir. Pero una de mis peticiones a Dios es poder honrarte siendo mejor hijo, siendo un mejor ser humano. Trato de luchar con los desafíos que la vida me presenta y aunque no siempre es fácil, si hasta aquí lo he logrado, mucho tienes que ver tú en ello.


Viviré encaminado a cumplir con los sueños que Dios ha trazado y depositado en mi corazón.


Gracias por ser ese soporte en mi vida, esa luz, esa guía. Gracias por tu corrección y por tus consejos. Por permanecer ahí siempre conmigo, apoyarme y consolarme cuando lo he necesitado. Pero sobre todo gracias por esas oraciones que haces al Dios del cielo para que me cuide y siempre me proteja.


Mamá, antes de partir, quería escribirte estas líneas para recibir tus bendiciones. Quiero que sepas que te agradezco mucho el apoyo que me estás dando, es una verdadera lección de vida.


Sé que hemos empezado un camino difícil, que la meta aún está lejos de conseguir, pero ÁNIMO!. Estamos en el inicio de una etapa muy difícil mami, pero juntos la dificultad va a ser menor. Tengo un compromiso de amor y lealtad contigo, y aunque las cosas pintan de diferente manera, te aseguro y te afirmo que estoy contigo en igual medida a la que tú estás conmigo. Pronto verás que esta semillita de lucha que sembraste en mí, dará sus frutos.


Quiero que sepas que ya inicié esto, y si Dios tiene para mí destinado un camino con muchos obstáculos, no me voy a detener y lo voy a conseguir.


Porque si algo he aprendido de ti todos estos años, es a ser un luchador incansable de metas y sueños, e irme a intentar seguir lo más fielmente a Jesús, es ya una meta de vida; así que la batalla es más fácil de ganar si nos unimos con amor y paciencia, pues ambos tenemos un mismo fin; el amor a Dios y a la familia.


Gracias mami por tu respeto; sin tu apoyo y sin tu ejemplo no estaría ahora aquí cumpliendo mis sueños: TU ERES MI EJEMPLO MÁS GRANDE. Tú eres el ejemplo que quiero seguir, y es a ti a quien quiero premiar con mi esfuerzo. Gracias mamá por sacrificarte y dármelo todo; sobre todo el amor y el cariño que nunca de ti me ha faltado.


Mamá, eres mi ley de amor


En relación a la resurrección de Jesús, y ante la incredulidad de Tomás; Juan nos cuenta en su versículo 20, que tras aparecerse Jesús a Tomás, Jesús le dijo "Has creído porque has visto, Dichosos los que crean sin haber visto".


Mi experiencia es muy parecida a la de Tomás. Mi fe no tiene mérito porque yo he visto, y porque he visto, creo. Dichosos sois muchos de vosotros que creéis sin haber visto.


Narración de la historia de:


- Tienda de informática -quiebra. Alto nivel de vida


- Hambre


- Creación de TLS-Bureau: - Por iniciativa de mi hermano ser profesor de francés


- Creación de una página web para ser traductor en Francia. Trabajé duro durante todo el verano en la elaboración de la página. Mi madre por cierto estuvo presente en todo ese proceso.


- Inserción de publicidad gratuita


- Venta de una traducción a una chica francesa de 50 euros, dificultades


Una noche de desesperación absoluta, encontré conectada en Facebook a mi mejor amiga de Francia. Isabelle es una chica fuertemente creyente y espiritual que me aconsejó acudir a Dios.


Unos meses atrás y por mediación de otros amigos, había conocido a un chico (Carlos, miembro de Crismhom). Carlos es un hermano que tiene la predicación grabada en su corazón. Su vida consiste en evangelizar. Era una constante en nuestras conversaciones su insistencia en la existencia de Dios. Yo, no le escuchaba. Mi ateísmo (quizá agnosticismo) era grande. Mis dudas hacia la existencia de Dios eran tan aplastantes que ni siquiera permitía que nadie intentara hacerme creer que el mundo se creó en 7 días, y que existía un Dios de misericordia que era amor, pero que permitía que existieran desgracias en el mundo tan tremendas como la inquisición, las guerras mundiales, la explotación humana, el capitalismo actual, las hambrunas…


Cuando mi amiga me dijo que me dirigiera a Dios, volvió a despertar en mí el enfado ¡Dejadme todos en paz!. Le empecé a enumerar uno a uno todos mis motivos para no creer. Sin embargo el Señor, ávido de ganas por acogerme en su camino como hijo suyo, utilizó a mi amiga como instrumento de dialogo y comunicación directa conmigo. Ya sabeis que el Señor nos utiliza como instrumentos humanos, para comunicarse con sus hijos.


Mi amiga soportó estoicamente mi repulsa hacia un Dios que para mí no existía, y que si existía era injusto. Estaba ya harto de tener que estar escuchando la palabra "Dios" durante tantos meses, primero con Carlos, y ahora ella.


Le empecé a lanzar preguntas como misiles; pero por primera vez empezaron a tener respuesta.


Isabelle, como instrumento del Señor esa noche, respondió todo desde la serenidad. Sus respuestas poco a poco fueron calando en mí. Me parecían muy coherentes; tanto que no admitían objeción.


Ya eran las 7 de la mañana. Me dijo que era el momento y la hora idónea para hacer oración. Yo, no tenía nada que perder por hacerla, así que le dije que me parecía muy bien, que la haría siguiendo sus indicaciones: forma y modo, ambiente, pistas y trucos para alcanzar la concentración necesaria. Entre todas estas pistas y enseñanzas sobre como hacer oración, me dijo que no me olvidara que a Dios podemos pedirle, pero que al mismo tiempo tenemos que ofrecerle algo a cambio. Algo que fuera agradable a sus ojos y su voluntad. Me dijo que todo lo que yo diera, Dios me lo devolvería multiplicado por mil. Pero que fuera humilde en mis peticiones, pues yo venía de la opulencia económica.


Así que comencé a hacer oración siguiendo los pasos que ella me había dado: invocarle, darle luz, ofrecerle mi voluntad de reconocerme hijo suyo, si se hacía presente en mi vida.


Como yo venía de esa desgracia económica; en esa recién estrenada oración, le propuse un trato: Si Él me ayudaba, yo repartiría con sus hijos necesitados parte de los beneficios económicos que yo obtuviera fruto de su milagro.


Durante 3 días me encerré prácticamente en casa: pasé a la vida contemplativa. Ella, mi amiga Isabelle me acompañó en todo momento durante esos 3 días desde Francia. Vimos juntos películas a través de Internet; la más significativa "Conversaciones con Dios" – me ayudó bastante a enfocar mi dialogo con Dios –


El tercer día en la oración de la mañana, en torno a las 7 de la mañana, noté algo diferente. Mi amiga me había dicho que pidiera a los angeles de Dios que me abrazaran. Se lo pedí, y os aseguro que sentí que realmente lo estaban haciendo. Sentí verdaderamente que lo estaban haciendo. Sentí su presencia en mi habitación. Una paz inmensa me hacía sentir que ese día era diferente.


A las 9 de la mañana sonó el teléfono era un ….. tarjeta.


Yo no sabía cómo facturar: hice cálculos


Cliente me dio su tarjeta por teléfono ¿?, fui a la compra, pagué a mis compañeros


Señor por qué me has dado tanto. Me sobra con esto.


Llamada de mi amiga, niño enfermo


Le entregué todo sin miedo


Al día siguiente me llamó de nuevo este cliente. Nuevo encargo en inglés. Llamé a mi padre para contarle. Me habló de las necesidades de mi prima.


Ya Le había encontrado. Mi forma de ver la vida era otra. Ahora Dios estaba conmigo, había dejado de estar solo. Lo sentía a mi lado continuamente; tanto que ese mismo día (el segundo desde que se hiciera el primer milagro), estaba bajando a Madrid por la autovía de Valencia; cuando de repente vi a poquísimos metros delante de mi como se producía una aparatosísima colisión en cadena de varios vehículos. Frené en seco, y solo me vino a la cabeza algo inimaginable en otras épocas que saliera de mi boca: - SEÑOR VEEEN!. Perdí el control de mí mismo dos segundos. Todos los coches que había delante de mi, empezaron a colisionar unos con otros, y todos los que venían detrás mío también. Sin embargo yo quedé en medio de todo sin un solo rasguño. Dios acababa de actuar por segunda vez en mi vida.


Comprendí el mensaje que Dios tenía para mi: Cuido de ti, te doy alimento, te amo; pero ahora tienes que seguir cumpliendo tu palabra y ayudar a mis hijos.


Recordé lo que mi amiga Isabelle me había dicho el primer dia cuando le hablaba de ese Dios injusto que permitía el hambre del mundo, y recordaba "Dadles vosotros de comer". Comprendí que Dios tenía una misión para mi.


Desde entonces mi vida se ha centrado en localizar necesidades y actuar. Nunca me volvió a faltar de nada. Dios al igual que con el pan y los peces; convirtió aquellos 50 euros llegados de Francia, en varios cientos para que "les diera de comer". Y así ha sido hasta ahora.


Comencé a buscar personas que tuvieran necesidades, que sufrieran. El Señor comenzó a poner en mi camino a inmigrantes residentes en todas partes del mundo, que como ocurre en España, allá donde viven sufren explotación, soledad y calamidades. Desde mujeres que sufrían abusos de sus jefes, hasta personas enamoradas que habían cambiado de país por amor, y que no tenían nada que echarse a la boca. Encontrarles, localizar sus necesidades, ganarme su confianza, y generar trabajo para ellos, ha sido el motor de mi existencia desde que Dios entró en mi vida. VIVIR PARA LOS DEMÁS. Además ser capaz de generar los suficientes ingresos para que mi madre, que como antes os he comentado, estrenaba paro, pudiera vivir cómodamente y sin angustia.


Y es aquí, en todo este proceso de vida donde surge mi vocación. La llamada de Dios comienza a amplificarse; empiezo a sentir que Él quiere más de mí. La agencia de traducción ya empezaba a funcionar, y las tareas que me tenía preparadas en su plan conmigo, pues comenzaban a vislumbrarse hacia otro camino, hacia el camino de la vida consagrada. Así que decidí dar el paso, y comenzar mi búsqueda de Dios de manera más seria, y teológica.


Tras dedicar horas al estudio de las diferentes confesiones cristianas; entendí que con la que más simpatizaba era con la Iglesia evangélica.


Yo, católico bautizado, había cosas que no tenia nada claras de la confesión Universal (de la que me había alejado muchos años atrás)


En esa búsqueda de saber como enfocar mi vocación hacia la vida consagrada, apareció Crismhom, y con Crismhom el ultimo tramo de mi discernimiento.


Aquí, en Crismhom, he aprendido a compartir, a sentir y canalizar las afectividades hacia otro lado diferente al meramente físico. Además, en todo este proceso de acompañamiento que la asociación ha hecho sin saberlo; he vivido el privilegio de aprender las enseñanzas de Jesús, a conocer el Evangelio, a aprender a rezar en comunidad. He conocido el amor fraterno y cristiano. He conocido a los sacerdotes que me han acompañado desde meses en mi proceso vocacional.


Y hablando del proceso vocacional, aquí quiero hacer un pequeño paréntesis.


Cuando Alberto me propuso el otro día que os hablara de mi proceso vocacional. La conversación quedó ahí, sin embargo, es importante que todos seamos conscientes, que el proceso vocacional, es a su vez un proceso vivencial. Un proceso que dura o (al menos debería) durar para siempre: toda la vida, ya que cuando uno decide entregarse a Dios, en realidad le esta entregando su vida, para siempre; igual que cuando nos casamos lo hacemos para siempre.


Cuando llamamos a las puertas de la casa de Dios, estamos pidiéndole matrimonio a Dios, y como en cualquier matrimonio, tenemos que abandonar nuestra casa anterior, o nuestra convivencia con nuestros padres, casi con toda seguridad cambiaremos paulatinamente de amigos, quizá nos cambiamos de ciudad si a nuestra pareja la destinan fuera… La vocación a la vida religiosa, es un enamoramiento, firmar la entrada en el noviciado, es igual que firmar un matrimonio; la diferencia es que no nos casamos con alguien terrenal, sino con Dios, fruto del enamoramiento a su hijo, y con la voluntad inequívoca de que ese amor será para siempre.


Cuando nos casamos con Dios, con casamos con todo su pueblo, en lugar de casarnos con una sola persona.


Pero, que es en realidad la vocación.


La Vocación son nuestros sueños, nuestros anhelos, lo que nos inspira, son la expresión de nuestros valores.


La Vocación apunta hacia los sueños, los anhelos del alma en relación con la vida, con nuestra vida como existencia válida y trascendente. Está por tanto radicada en nuestros valores (en este caso, cristianos, los que Jesús nos enseñó).


La vocación, cuando la he desmenuzado con serenidad, y apoyándome en relatos de otros, he llegado a la conclusión de que podemos desmenuzarla en tres factores de vida importantes:


GUSTO, APTITUD Y ENTREGA


GUSTO: En la llamada de Dios, uno siente placer por el mero hecho de hacer la tarea misma de la Iglesia. No importa que seas todavía novicio, estudiante, postulante o ya estés ordenado sacerdote.


APTITUD: La seguridad en uno mismo durante el proceso INICIAL de vocación a la vida consagrada, es una seguridad diferente a la firmeza de una convicción clara. Algo así como una seguridad INTUITIVA


ENTREGA: Poco hay que decir de este punto


Sin embargo ¿Cómo detectamos nuestra vocación? Cuáles son los signos?, o al menos, como los he detectado yo:


- Cuando el servicio a los demás comienza a ser algo muy importante en tu vida.


- Cuando el servicio pastoral que prestas en tu Parroquia, comienza a llenar tu corazón.


- Cuando la figura de algún religioso o religiosa te atrae y comienza a rondarte la idea de que podrías ser como él o como ella.


- Cuando la Eucaristía y la oración comienzan a ser una necesidad y necesitas encontrarte a solas y en intimidad con el Señor.


- Cuando sientes la inquietud de vivir tu vida más conforme al Evangelio, y la necesidad de consagrarte y comunicar esa vivencia a los demás.


De esa necesidad de comunicar la vivencia, la Palabra y el Evangelio surgió llamar a la puerta de la Orden de Predicadores: Los hijos frailes dominicos de Santo Domingo de Guzmán. Todo el mundo debe conocer la vida de Jesús, y aunque no sean creyentes, mi misión será que incluso los ateos, conozcan la figura de Jesús como hombre que dejó un Mensaje muy concreto de convivencia humana. Podemos ser no creyentes, pero seguir al Jesús hombre.


Bueno, ya no os aburro más, ahora os paso la palabra agradeciéndoos vuestra escucha atenta. Si quereis hacernos cualquier tipo de pregunta, tanto Alberto como yo estamos a vuestra disposición. Igualmente me gustaría que comprtierais con el resto de hermanos vuestras propias vivencias de fe. Que nos conteis si habéis vivido como yo sus obras en carne propia, como han sido, etc  

Mujer

 

 

Carta de una madre en defensa de su hijo gay

 

1

 

“Son muchas las cartas que han llegado ya al diario de mi localidad sobre “la amenaza homosexual” en Vermont (USA). Y desde esa misma tribuna les respondo. Yo soy la madre de un hijo gay y estoy harta de ustedes, “la gente buena”. Ustedes son crueles e ignorantes –buscan asociar homosexualidad y sexo con menores, pese a que las estadísticas demuestran que no es así- y me han estado robando las dichas de la maternidad desde que mis hijos eran chicos.

 

Desde que empezó a ir a la escuela, mi primer hijo comenzó a sufrir a manos de matoncitos morales y beatos de familias “moralmente correctas”, como las suyas, porque se le percibía como gay. Fue abusado física y moralmente desde la primaria hasta que salió del colegio. Durante la educación media, mientras que los hijos de ustedes hacían lo que otros niños de esa edad hacen, el mío elaboraba borrador tras borrador de una carta de suicidio para asegurarse que su familia supiera cuanto les amaba. Mi sollozante hijo de diecisiete me desgarró el corazón cuando estalló diciendo que no soportaba seguir viviendo, que no quería ser gay –en ese entonces-, y que no podía enfrentar una vida sin dignidad.

 

2

 

No sé por qué mi hijo es gay, pero si sé que Dios no lo puso a él - ni a millones como él - en esta tierra para regalarles a ustedes a alguien a quien abusar. Ustedes, “creyentes”, no soportan la idea que mi hijo pueda emerger del infierno que fue su infancia, que pueda aspirar a encontrar quien lo acompañe para el resto de la vida y pueda ser feliz en alguna medida. Ofende sus “sensibilidades” que él solicite el derecho a visitar a ese amigo en el hospital o pueda tomar decisiones médicas en su nombre. “¿Cómo se atreve? -dicen ustedes-, esas inaceptables demandas amenazan la existencia misma de nuestras familias, insultan la santidad del matrimonio”. Ustedes usan su religión para abdicar de su responsabilidad de ser seres humanos pensantes. Pero Dios les dio cerebro para pensar y ya es tiempo de que empiecen a hacerlo. ¡Sépanlo! Hay grandes cantidades de gente religiosa que encuentra sus posturas repugnantes.

 

Al verlos a ustedes, tantas cosas del Evangelio se me vienen a la mente: que hagamos con otros lo que quisiéramos que hicieran con nosotros; que no vino por “los buenos” (¡qué ironía!), pues éstos no tienen necesidad de Él; que seremos medidos según como midamos; que si a Él le han llamado “Beelzebul”, ¿qué pasará con nosotros sus hijos?; que no es voluntad del Padre celestial que se pierda uno solo de sus pequeños; que los últimos serán los primeros y los primeros los últimos... ¿No entienden, verdad? Lo dijo Jesús: “Para un juicio he venido a este mundo: para los que no ven, vean; y para los que “ven”, se vuelvan ciegos...Porque si ustedes fueran ciegos, no tendrían pecado; pero como dicen “vemos”, su pecado permanece en ustedes” .

 

Porque si ustedes quieren vanagloriarse de su propia moral, sería bueno que salieran con algo mas sustantivo que su propia heterosexualidad, porque no hicieron nada para merecerla. Si no están de acuerdo me encantaría escuchar su historia, pues mi propia heterosexualidad fue una realidad que viví sin ningún esfuerzo. Está tan urdida en mi propia esencia que nada podría cambiarlo. Aquellos de ustedes que reducen la orientación sexual a una simple elección, a una cuestión de carácter o un mal hábito, me dejan perpleja. Me pregunto, ¿querrán decir que la orientación homosexual es algo que ellos eligieron y que pueden alterar a su gusto? ¿Es que pueden ustedes cambiar la propia orientación homosexual a voluntad? Si ustedes no pueden cambiar la propia, ¿por qué otros sí deberían poder cambiar?

 

3

 

Un tema recurrente en sus cartas es que Vermont ha sido infiltrado por “extraños”, por “emigrantes”, “forasteros”. Ambos lados de mi familia han vivido en Vermont por generaciones, soy una "Vermontiana" de alma y corazón, así es que les agradecería que dejaran de decir que ustedes son los "auténticos Vermontianos". Invocan la memoria de gente valiente que peleó en campos de batalla por este gran país.

 

Mi padre, de 83 años, luchó en algunas de las más horrorosas batallas de la segunda guerra mundial, fue herido y condecorado con el "corazón púrpura". Con tristeza mueve su cabeza por la vida que su nieto ha tenido que vivir. Dice que él luchó codo a codo con homosexuales en esas batallas, que ellos hicieron su parte y no molestaron a nadie. Uno de sus mejores amigos era gay y él nunca lo supo hasta el final, y cuando se enteró, no tuvo importancia alguna. Esa no es la medida de un ser humano.

 

El homófobo autor de una carta de día 12 se pregunta: "¿qué pasó con la idea de superarse?". Yo le respondo, en efecto, señor, ¿Qué pasó? ¿Qué les pasa que no pueden superarse?”. Ustedes tienen la audacia de hablar de proteger a las familias y sus niños de “la amenaza”, pero son ustedes quienes destruyen familias como la mía y conducen a niños y jóvenes a la desesperación. Recuérdenlo: Dios, amor sin límites, no abandona ni abandonará jamás a sus hijos más sufridos.

 

(*) Esta carta nos ha sido enviada por Marta M. Gutiérrez (nickname) a Solidarigay.com.

 

Agradecemos su colaboración.

Desde pecado o pena de muerte... hasta la obispa lesbiana

Periódico 20 Minutos 6 de Febrero de 2012 página 6


 


Ver artículo completo en el periódico 20 Minutos (una vez aparezca el pdf ir hasta la página 6 para ver el artículo).

El hijo de una pareja lesbiana recibe el Bautismo en una parroquia gaditana

Podría interpretarse de muchas formas. Como un acto de acogida de una Iglesia, que a fuerza de los vaivenes y cambios sociales, no le queda otra que adaptarse -a su ritmo- al devenir histórico. O cómo el día a día de las bases eclesiásticas, las que están en contacto con sus feligreses, demuestran que la institución acepta a todos sus 'hijos', aunque a veces cueste. Ese es el análisis, la consecuencia de un hecho tangible que hace dos semanas ocurrió en la parroquia de La Merced. Ese día, un 24 de septiembre, fiesta de la Virgen de la Merced, una pareja de lesbianas, sin pretenderlo, puso una piedra más para la integración de los homosexuales en la Iglesia Católica. Fue gracias a un pequeño de casi seis meses que recibió las aguas bautismales. Lo cuenta La Voz.


Un hecho «inusual» en la Diócesis que tuvo un transcurso de lo más normal, si no fuera porque se trataba de dos madres. Las mismas que prefieren preservar su identidad por discreción y por «huir de protagonismos innecesarios». Pongamos que se llaman María e Irene, una pareja de jóvenes gaditanas que después de estar casadas por lo civil y de alumbrar a su hijo (por medio de una fecundación in vitro) en abril, quisieron que su hijo «se educara en la fe de la Iglesia». «Las dos somos católicas y desde el primer momento tuvimos claro que queríamos bautizar al niño», explica la madre biológica, María. De hecho, tenían previsto «visitar distintos templos de la ciudad hasta que un párroco aceptara». Para ellas era «muy importante», así que empezaron por la parroquia de María de toda la vida, la de La Merced.


«Es en la que me bauticé e hice la comunión y me hacía ilusión que fuera ahí», comenta. Y eso que iban con cierta «cautela» ante una negativa que obtuvo una familiar en otra parroquia al ser madre soltera. «Le expusimos la situación al cura y su reacción fue normal. Nos lo hizo todo muy sencillo y estamos muy agradecidas». Al que se encontraron al otro lado de la mesa de un despacho parroquial de La Merced fue al vicario Pedro R. Molina. «Ellas llegaron y me explicaron que querían educar a su hijo en los valores cristianos. Solo hice lo que debía, además las madres manifestaron una actitud muy buena» -matiza con humildad el párroco- «vi en ellas una predisposición que no se encuentra en alguna que otra pareja casada por la Iglesia».


Así se puso en marcha un proceso «irregular», desde el punto de vista canónico. De hecho, una circular emitida por la Conferencia Episcopal el 11 de mayo de 2007, daba las pautas a seguir en estas circunstancias. «En principio se considera irregular todo bautizo de un niño que no nazca en un matrimonio canónico», explica el Vicario General de la Diócesis, Guillermo Domínguez Leonsegui.


Precisamente a él se dirigió el sacerdote para poder administrar el sacramento al pequeño. De hecho, la circular determina que en estos casos «irregulares», «corresponde al ordinario del lugar (el obispo)» autorizarlo. De esta forma, el escrito en el que se basó el posterior decreto de la Iglesia local determina que «no se excluye que el niño sea educado en la religión católica».


Es decir, «se prioriza el derecho del niño a ser bautizado», como explica el vicario parroquial de La Merced y corrobora el propio Leonsegui. En este caso, había «garantías» suficientes para acreditar que sus madres lo educarán en el catolicismo. Por ello, fue fundamental la petición cursada por el sacerdote de la iglesia de Santa María de «en virtud de que eran feligresas de la parroquia». De esta forma, las dos gaditanas pudieron forjar un día «muy alegre, encima en el día en el que la Virgen estaba a los pies del altar», explica María. El hecho sin precedentes conocidos (o al menos usuales) en la Diócesis no solo vino con el bautismo sino con la posterior inscripción en los libros parroquiales.


Y es que existe la obligación de que el registro eclesiástico coincida en apellidos con el Registro Civil. Por eso, se optó por inscribir al pequeño en la parroquia con los apellidos con los que ya está registrado para el Estado, los de ambas madres. Ahora las dos gaditanas se muestran «contentas con el trato» y «esperanzadas» en que el sendero lo sigan más parejas homosexuales católicas. «Tengo a unas amigas con un hijo que cuando se han enterado de lo de mi bautizo se han alegrado mucho y ahora se lo plantean», explica con ilusión María, que también espera que «más parejas en nuestra situación se animen a hacerlo. Por eso hemos accedido a contar nuestra historia».


 

El nuevo perfil de la mujer con sida en España

Madres heterosexuales, cercanas a los 40 años y diagnosticadas tardíamente.

El perfil de la mujer con sida en España ha cambiado hasta situarse en los patrones de madre cercana a los 40 años, de tendencia heterosexual y diagnosticada de manera tardía, según un estudio que se presentará del 8 al 11 de noviembre en el III Congreso Nacional GeSIDA que se celebra en Sevilla.

El estudio del que se han extraído estos datos ha sido realizado a 748 mujeres que estaban hospitalizadas en 23 centros sanitarios. El documento -que ha sido elaborado en colaboración con el Plan Nacional sobre el Sida- también afirma que la población afectada en España ha diversificado razas y nacionalidades, y es que más de la mitad de los nuevos diagnósticos de VIH en mujeres pertenecen a la población inmigrante.

A la capital hispalense acudirán más de 400 médicos para tratar con el Grupo de Estudio de Sida (GeSIDA), de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), temas como políticas específicas de género para la prevención y lucha contra el VIH en mujeres. Durante las conferencias sobre sida se debatirán datos como que el 20% de los nuevos diagnósticos del virus se dan en mujeres, o que la transmisión heterosexual es la principal en ellas, suponiendo el 79% del total de los casos. Para GeSIDA, "es necesario sentar las bases para una atención diferenciada, y que concluye con la necesidad de incorporar a las mujeres en los ensayos clínicos".

Cambio de perfil
Los nuevos datos sobre el perfil de mujer con sida en España también evidencian que en los últimos años se ha producido una disminución significativa en el número de madres de recién nacidos con VIH, gracias a las pruebas realizadas en mujeres embarazas. Todas estas conclusiones se han extraído de un análisis en pacientes diagnosticadas entre el año 2006 y 2010.
La edad media de la mujer con sida alcanza los 38,31 años, comprendiéndose el 78% de las afectadas entre los 25 y los 49 años. Además, el 66% de las mujeres enfermas no recibieron un diagnóstico precoz.
Otros datos que presenta el estudio de GeSIDA son que el 44,2% de las mujeres era de raza blanca, el 21,93 negra y el 9,76 procedía de países latinoamericanos. Por otra parte, el 46,66% vivían en casa individual y el 38,5 eran trabajadoras activas. El nivel de estudios de las mujeres con sida que se analizaron era de enseñanza primaria en el 39,44% de los casos y de secundaria en el 20,72.

Desde que se desató la epidemia mundial en España han padecido sida 79.363 personas, según datos de la Secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, dependiente del Ministerio de Sanidad. A pesar de que el incremento de nuevos casos de infección se produce sobre todo en hombres que practican sexo con otros hombres, GeSIDA subraya la especial vulnerabilidad de la mujer frente al VIH, sobre todo en los segmentos de población menos favorecidos.

A nivel mundial, el crecimiento del número de mujeres infectadas es uno de los fenómenos más preocupantes en relación con el VIH, representando ya el 52% de los casos.

Fuente: Diario El Mundo

En Perú, una mujer es rechazada como donante de sangre por ser lesbiana

Una mujer lesbiana de Perú es rechazada como donante de sangre para su sobrino menor de edad por la homofobia de las enfermeras de la clínica. 

Jenny Trujillo es el nombre de la ingeniera geóloga peruana que fue discriminada del proceso de donación de sangre a su sobrino de ocho años por ser considerada dentro de un grupo factor de riesgo debido al hecho de ser lesbiana.
 
El centro de salud en que tuvo lugar dicha discriminación fue Clínica Anglo Americana. La mujer denunció éste acto tras rellenar un formulario previo a la donación y ser acusada por parte de los médicos de dicha clínica de no haberlo hecho correctamente al haber ocultado su “riesgo de infección” por ser homosexual.
La aludida pidió una disculpa por parte de las enfermeras, quienes justificaron su actitud argumentando que “no tenía buenas venas” para extraer sangre. Así, el centro emitió un comunicado que fue difundido la noche del martes por el canal América Televisión, en el que rechazaba cualquier tipo de discriminación por orientación sexual y argumentó que el formulario entregado a la afectada cumple con la legalidad vigente.
Tras esto, Jenny consideró que tal acto era claramente denunciable así como injustamente discriminatorio: “Me sentí muy mal cuando me preguntaron si mi familia era conocedora de mi opción sexual. No me considero una persona de riesgo porque sé a lo que se refieren. Mi pareja tiene un bebé 11 meses, y no por ser homosexuales tenemos que ser irresponsables, promiscuos o infieles”, explicó Trujillo. Para continuar leyendo este artículo, pulsa AQUÍ.
 
 

La monja, Teresa Forcades, se posiciona a favor de las familias homoparentales

También en el seno de clero católico surgen voces discordantes con la postura oficial de la iglesia católica respecto a gays y lesbianas.La hermana Teresa Forcades,asegura que el crecimiento de los hijos no depende del sexo de sus padres, sino del amor que reciben." Lo único que afecta a la persona es la calidad del amor que se le da".

También en el seno de clero católico surgen voces discordantes con la postura oficial de la iglesia católica respecto a gays y lesbianas. Es el caso de Teresa Forcades, monja benedictina española que ha defendido públicamente la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan criar hijos.

En una conferencia titulada “Igualdad de mujeres y hombres” pronunciada hace pocos días en Alicante, Teresa Forcades ha defendido, apoyada en el resultado de estudios de parejas de mujeres lesbianas con hijos, que el crecimiento de los hijos no depende del sexo de sus padres, sino del amor que reciben. “La socialización en familias monoparentales y homosexuales no van en detrimento del crecimiento”.

Lo único que afecta a la persona es la calidad del amor que se le da. Cada persona es un ser único con un carácter individual que le ha dado Dios o la naturaleza y que es independiente del género“, afirmó la monja, que también habló de los roles de género y de cómo estos están condicionados por el trato diferenciado que niños y niñas reciben incluso desde que son bebés.

Teresa Forcades, que además de monja benedictina en el Monasterio de San Benedicto de Montserrat (Barcelona) es teóloga y doctora en Medicina, alcanzó gran popularidad hace unos meses tras la difusión de un vídeo en el que denunciaba los intereses comerciales que, a su juicio, rodearon la declaración por la OMS de la pandemia de gripe A (Forcades es, de hecho, autora del ensayo Los crímenes de la grandes compañías farmacéuticas, publicado por el Centre d’estudis Cristianisme i Justícia).

Más allá de sus posiciones sobre este tema, en las que no entraremos, la monja Forcades ha destacado por sus posiciones cercanas a la denominada Teología de la Liberación y su defensa del feminismo (se ha llegado a posicionar, por ejemplo, a favor de respetar la decisión de aquellas mujeres que deciden abortar).

Fuente: agmagazine.info

Las mujeres han sido olvidadas e ignoradas por la tradición masculina

La profesora Mercedes Navarro coordina la colección "La Biblia y las Mujeres", un completo compendio editado por Verbo Divino y que será presentado este jueves en el Colegio Mayor Chaminade de Madrid. Un proyecto "ecuménico, en cierto modo inter-religioso (judaísmo) y con una clara perspectiva crítica de género (feminista, en realidad, si se entiende correctamente el término)".


¿Qué supone esta colección?
Para describir este proyecto, suelo comenzar diciendo lo que no es, pues ayuda a entender mejor su peculiaridad. No es, por ejemplo, un diccionario sobre mujeres de la Biblia; no es una Biblia en femenino ni una especie de historia compensatoria. El proyecto La Biblia y las Mujeres pretende recuperar la recepción de las mujeres, generalmente olvidada e ignorada por la tradición masculina, o desconocida a nivel local y especializado. Por lo tanto, este proyecto hay que entenderlo como parte de la historia de la recepción que intenta actualizar la Biblia, y su historia de la interpretación, en el contexto de una sociedad con una democracia de género. En este sentido, el proyecto debe ser considerado como un intento de inculturación que evalúa las posibilidades de una antropología, bíblicamente fundamentada y teológicamente respetuosa con los géneros, afrontando de modo crítico tanto las Escrituras como la Tradición.


Tanto las Escrituras como la Tradición, reclamaban el ecumenismo. De hecho, en la dirección general estamos mujeres cristianas, católicas y protestantes, pero en la organización y realización de la colección están muy presentes las mujeres judías: exegetas, historiadoras, especialistas en literatura y en arte...
El ecumenismo del proyecto y sus estrechas relaciones con el judaísmo han supuesto, desde el comienzo, un debate sobre dos cuestiones: el canon de las Escrituras y el concepto de Tradición. El tema del canon ya está cerrado, al tener que tomar una decisión entre diversas alternativas. La cuestión de la Tradición es abordada, de manera crítica, por las diferentes autoras y autores en sus respectivos artículos.
Por lo tanto, estamos ante un proyecto ecuménico, en cierto modo inter-religioso (judaísmo) y con una clara perspectiva crítica de género (feminista, en realidad, si se entiende correctamente el término).


Comprende más de 20 volúmenes, de los cuales 5 son bíblicos (tres de AT y dos de NT) y el resto aborda la recepción de la Biblia en la historia con las mujeres, desde ellas, sobre ellas, ya sea por presencia o por ausencia. Dicho de forma sumaria, trata de las figuras bíblicas femeninas; de la recepción de las mismas en la historia de la exégesis; de los textos y temas relevantes en torno a cuestiones de género en el ámbito jurídico, filosófico, teológico y socio-político; de la recepción de figuras femeninas de la Biblia y cuestiones de género en el área del arte, la literatura y las costumbres; de las mujeres intérpretes de la Biblia en la tradición judeo-cristiana.


¿Por qué la Biblia y las mujeres?
La Biblia, obviamente, porque es "el" libro de la cultura occidental y las mujeres porque somos, desde siempre, la mitad de la humanidad. La Biblia ha tenido enormes efectos sobre la historia de la humanidad, desde la ética al derecho, pasando por la filosofía y el arte. Cada generación, cada país y cada época, actualiza, por ello, aspectos diversos del potencial significado del texto, formando una historia de la recepción enormemente diversa. Ciertos modos de recepción del texto bíblico pueden parecer «curiosos»; otros, en cambio, han marcado magistrales momentos de interpretación, pero hay un dato constante, prácticamente en todas las épocas y contextos, y es que la recepción de las mujeres ha sido cuantitativamente minoritaria, y sus tradiciones, en la mayor parte de los casos, marginadas o completamente ignoradas.


¿Cuál es el papel de la mujer en la Historia de la Salvación? ¿Por qué su misión ha estado tan "escondida" a lo largo de la historia?
A estas preguntas irán respondiendo los volúmenes uno a uno. Sería simplista y osado, por mi parte, tratar de responder a una pregunta tan importante, pues no existe una única respuesta ni una interpretación simple para algo tan plural y complejo.


En la presentación se dice que se trata de un proyecto histórico-cultural, que intenta establecer un freno contra una lectura de la Biblia realizada en una perspectiva fundamentalista. ¿En qué consiste esta perspectiva fundamentalista? ¿Utilizamos la Biblia para separar?
Como ya he dicho, de alguna manera, la Biblia, su recepción y su influjo en la transversalidad de la vida cotidiana no pueden entenderse más que de manera contextualizada: los libros bíblicos en el propio contexto, de manera que es imposible prescindir de la historia y la cultura; y la recepción occidental, por su parte, ¿cómo podría entenderse si no es en la historia y desde la cultura, en general y en particular, de cada época, sociedad y lugar concreto? Introducir la dimensión histórico-cultural y la perspectiva de género es, de hecho, un impedimento a cualquier lectura fundamentalista. Impide una lectura esencialista, atemporal, que prescinde de todas aquellas variables que hacen de la Biblia unas Escrituras encarnadas, primero en la historia de Israel, luego en la historia del cristianismo primitivo, y después en el resto de la historia, hasta el día de hoy. La historia, la cultura y el género no permiten lecturas "literales". En la presentación que haremos el próximo jueves explicaremos esto con ejemplos concretos.
¿Si utilizamos la Biblia para separar? La historia nos dice que la hemos utilizado para todo. Hemos justificado tantas cosas... Estos días estoy trabajando en la edición del próximo volumen sobre Medioevo II (ss. XII-V) y en uno de los artículos, su autora explica de qué manera la Biblia "ayudó a construir una bruja". Las interpretaciones y las glosas de autores de aquella época son alucinantes. Pero esta misma autora, en el mismo artículo, habla de otros inquisidores que frenan esta tendencia ¡utilizando los mismos textos! La Biblia, así, ha servido para "construir" una bruja y para "deconstruirla". Conocer la historia, por tanto, es un buen antídoto contra el fundamentalismo y contra cualquier literalismo. Cuando se trata de las mujeres, estas cuestiones se radicalizan mucho.


También explicáis las relaciones hombre-mujer a través del texto sagrado. ¿Cómo son y cómo van evolucionando?
Sí, imagino que esta pregunta ya está en cierto modo respondida. No obstante, remito a los volúmenes que ya están publicados, La Torah (EVD, 2010) y Evangelios. Narraciones e historia (EVD, 2011). El próximo, ya lo anuncio, será Medioevo (ss.XII-XV). Entre recepción e interpretación.


 

Lesbiana y Católica


¿Se puede ser lesbiana y católica y no caer en un conflicto moral indisoluble? María José Rosillo, autora del impresionante al tiempo que sencillo testimonio que publicamos en las páginas 4 y 5 de este número de ALANDAR, contesta con claridad: “¿Se puede cambiar un color de ojos, un color de piel?… ¡No! Podrán usarse lentillas provisionales, o implantes, pero jamás dejar de ser como se es”.


La historia y el presente de nuestra amada Iglesia están llenos de vivencias parecidas a las que comparte María José. Salirse de lo establecido y hacer caso al corazón, sin renunciar a la llamada de la fe, no resulta sencillo para una institución que, como la eclesial, rechaza por sistema a los espíritus libres. Para una mujer lesbiana, de igual modo que para un hombre homosexual, tomar la decisión de vivir en plenitud la fe y sus opciones afectivas le enfrenta con el rechazo y la intolerancia. Tanto en el mundo exterior como en el interior de la Iglesia.


La primera muralla la levanta la hipocresía de colectivos que se declaran progresistas y defensores de los derechos de las personas. Entre las asociaciones lésbicas y homosexuales no está bien visto que uno de sus miembros exhiba como seña de identidad el hecho de ser seguidora o seguidor del mensaje de Jesús de Nazaret. ¡Y qué decir de lo que le sucede en la Iglesia a quien proclama abiertamente su homosexualidad! Acaso piensan los látigos de la moral que el Maestro condenaría a nadie por escuchar su corazón y ser fiel ante lo que siente. En estos dos mundos tan lejanos y tan unidos por la sinrazón, las mujeres lesbianas y cristianas son silenciadas, denigradas o perseguidas. A menudo se sienten, con razón, incomprendidas, ninguneadas o invisibles. Ni siquiera reciben la comprensión de los colectivos feministas no cristianos, pese a compartir un mismo análisis de género que busca deconstruir una sociedad patriarcal injusta.


Somos cada vez más los que, enorgulleciéndonos de pertenecer a la Iglesia de Cristo, defendemos que no es una quimera plantear que ya es hora de integrar fe y sexualidad en el marco de la naturalidad más cotidiana. A quienes se afanan en convertir la doctrina católica en un escarnio y condena permanente de todo lo que suene a amor carnal, sólo les queda aceptar que, afortunadamente, el mundo es muy diverso. Nadie debería poner en duda que optar por el celibato y los hábitos resulta tan respetable como disfrutar con el amor de las personas de tu mismo sexo. ¿Cuándo se bajarán del guindo en el que se encumbraron los maestros de la doctrina y la moral y descubrirán que el concepto de familia ya es mucho más amplio que el clásico padre-madre-prole? Caer en la cuenta de estas realidades y poner en práctica la virtud de la tolerancia y el mandamiento del amor fraterno evitará mucho sufrimiento a mucha gente y fortalecerá a quienes creemos que el Reino que hay que construir o tiene por cimientos la diversidad y el amor, o no será. 

Religiosa realiza su labor evangélica con mujeres que ejercen la prostitución

Alicia Martel (Jinámar, 1947) es una mujer excepcional. Religiosa y comprometida, trabaja desde hace más de diez años con las prostitutas del mar de plástico de Almería.

CIRA MOROTE MEDINA
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
- ¿Cómo va a parar usted a Almería?

- Llevo allí más de diez años... ¡Cómo pasa el tiempo! Mi congregación, las Religiosas Oblatas del Santísimo Redentor, nació en 1968 para dar apoyo a las mujeres en situación de exclusión, sobre todo en el mundo de la prostitución y todo lo que eso conlleva. En aquel momento tuvieron mucha visión de futuro, porque si no se educa a las mujeres, éstas no salen adelante. He estado en otros destinos, siempre con este tipo de tarea, y me destinaron a Almería. Cuando llegué, mis compañeras ya estaban trabajando allí con una academia de peluquería, cursos, etc; pero en 2002, Almería dio un vuelco. Comenzó un desarrollo económico espectacular gracias a la agricultura intensiva y eso produjo un efecto llamada de la población extranjera. El 90% de los trabajadores eran de otros países. De Nigeria, de Ghana, de Guinea Ecuatorial, pero también de países del Este, sobre todo, rumanos. Entonces, articulamos un nuevo proyecto dirigido a las mujeres que llegaron con ellos y que muchas veces acaban en la prostitución.

- ¿En qué consiste ese proyecto?

- Se llama Encuentro y lo llevamos a cabo con otra congregación, las Adoratrices, y con voluntarios. La diferencia con los programas anteriores estriba en que hacemos un acercamiento directo a las mujeres en su lugar de trabajo. Visitamos 35 clubes, 54 cortijos...

- ¿Cortijos?

- Sí, son las antiguas casas que han quedado en medio de kilómetros de invernaderos y que se usan como prostíbulos improvisados, desprovistos por completo de higiene y seguridad. Pero, sobre todo, donde trabajamos es en la calle, con las chicas que están en la calle, que son las que están en peores condiciones.

- ¿Cómo se acercan a ellas?

- Vamos tres en una unidad móvil, que tiene habilitada la parte de atrás como una especie de salón de estar. Allí hacemos tertulia, les ofrecemos un café con leche calentito, información, preservativos... Son encuentros informativos que redundan, sobre todo, en los riesgos que su trabajo puede acarrear a su salud. También les explicamos las opciones que les ofrece la ciudad donde viven, les planteamos alternativas de vivienda, recursos sociales... Les damos nuestra tarjeta para que nos llamen si necesitan algo y por si quieren salir de la prostitución, tenemos pisos de acogida temporal, donde pueden vivir mientras se forman y buscan otro trabajo. Es acompañamiento, información y seguridad.

- ¿Es cierto que muchas de ellas están extorsionadas con ritos de vudú?

- Sí, tienen muy arraigadas esas creencias y las temen muchísimo. Luego empiezas a hablar con ellas y te das cuenta de cómo han sido sus vidas y de que no han tenido posibilidad de recibir una educación. Sus países de origen están muy poco desarrollados y eso se nota. Si en occidente todavía no hemos logrado la igualdad entre hombres y mujeres, imagínese allí.

- ¿Muchas llegan a España siguiendo a sus parejas?

- Sí, más o menos engañadas, con promesas falsas, que, al final, acaban en la prostitución. Eso que se ve en la televisión, esas vidas duras, truncadas, todo eso existe. Si no lo ves, crees que eso sólo pasa en las películas. Las acompañas a hacer una denuncia y sigues todo el proceso y te das cuenta de cómo ha sido su vida, cómo ha sido utilizada, cómo se han incumplido todas las promesas que le hicieron. Una me decía que, en seis meses, sólo le habían dado 600 euros y había generado 30.000 euros.

- ¿Recuerda algún caso especial?

- Pues sí, el de una chica que había venido totalmente engañada y se plantó en el club y les dijo que ella no se prostituía. La encerraban, no le daban de comer... Pero ella no se achantó en ningún momento. Se puso en la puerta y dijo: "O me matas o me mato, pero yo salgo de aquí". Y lo consiguió. Ahora no tiene ningún problema de aparecer en televisión y denunciar lo que viven muchas mujeres.

- ¿Cómo reaccionan ellas cuando ustedes se les acercan?

- En un principio se extrañan de que vayamos por allí. Nosotras también usamos estrategias. Sabemos que hay una entre el grupo que está para vigilar, que suele ser la compañera del proxeneta. Lo que les ofrecemos es ayuda, pero ellas viven en un mundo de sospecha e intervienen muchos factores y personas, incluidos los clientes, por llamarles de alguna manera.

- ¿Qué opinión tiene de los hombres que pagan por el sexo?

- Pues que si hay prostitución es porque hay demanda. Todo esto habría que regularlo, porque ellas mismas te dicen que es una alternativa laboral, con estas palabras, y eso debería tener sus normas, sus derechos y sus obligaciones. Hay mucha hipocresía entre los llamados abolicionistas. Intentaron en un ayuntamiento de por allí quitarlas de la calle, pero no pudieron, porque nos opusimos las ONG. Lo que querían era que no se las viera, no protegerlas. Mi experiencia me dice que si una mujer tiene otra alternativa, no quiere ser prostituta. Es la sociedad que tenemos, la sexualidad mal entendida, por eso nosotras les intentamos dar una salida.

- ¿En los pisos de acogida?

- Sí, ellas nos llaman cuando están más desesperadas, porque es un mundo violento, hay palizas, hay problemas. Quedamos con ellas en un punto y les proporcionamos refugio y formación. Luego vuelan solas, porque no se puede estar siempre viviendo de los servicios sociales.

- ¿Qué le parecen medidas como la de Bonn, donde les cobran seis euros por usar la calle? ¿No es esto criminalizar a la víctima?

- No emplee ese término. Hay algunas que son víctimas, hay otras que no. El lenguaje es muy importante. El lenguaje inclusivo, por ejemplo, debe estar en todas partes, en las escuelas, en las iglesias, porque todo esto viene de una educación patriarcal y machista que hace a las mujeres dependientes emocionalmente. El hombre cree que puede hacer uso de la mujer a su antojo, que le pertenece. Yo les digo siempre que piensen con la cabeza, no sólo con el corazón.

- ¿Cómo es que usted reparte preservativos cuando el Papa ha hablado en contra de su uso? 

fuente: Diario La ProVincia

Soñando un futuro nuevo para la mujer en la Iglesia

Soñar es una manera de alentar el deseo y éste tiene una gran fuerza transformadora. Soñar es el primer paso para cambiar la realidad, es una manera de hacer verdad las utopías. Soñar y … empujar la historia en la dirección de lo soñado.

Los sueños no siguen un orden lógico, ni teológico. Son caóticos, espontáneos, brotan libremente del inconsciente, no se ajustan a normas establecidas, en ellos no todo encaja en lo “políticamente correcto“… así me voy a permitir yo soñar.

Sueño una Iglesia que es realmente una comunidad inclusiva y paritaria, donde mujeres y hombres concentramos nuestras fuerzas en hacer verdad la Buena Noticia, luchando por expulsar los “demonios” de la pobreza, la injusticia, la violencia, el sexismo, el patriarcalismo, la violación de los derechos humanos, la explotación y el tráfico sexual de mujeres y niñas, la explotación laboral, la violación como arma de guerra…

Sueño una Iglesia toda ella ministerial, en la que los ministerios no estén concentrados en manos de los sacerdotes, sino que cualquiera de ellos pueda ser ejercido, desde la llamada de Dios, el reconocimiento de la comunidad que elije y designa a las personas que están capacitadas para ello, sin ninguna discriminación sexual. Entonces podrá ser de verdad una Iglesia servicial, apasionada por todas las personas que sufren exclusión por razón de su clase, raza, sexo, orientación sexual… una Iglesia cuidadora del cosmos y de toda la vida del planeta.

Sueño una Iglesia en la que los lugares de decisión y gobierno no estén condicionados por el sexo sino por la preparación, el amor y la capacidad de servir a la comunidad y de un modo prioritario a los más necesitados.

Una Iglesia donde las mujeres dejamos de ocupar los bancos como escuchadoras semi-mudas y pasantes de los cestillos, para tomar la palabra y constituirnos en sujetos activos de las celebraciones litúrgicas y sacramentales ,en un servicio rotativo, igualitario cuyo requisito no sea ser varón y clérigo, sino ser personas preparadas y dispuestas a servir así a la comunidad.

Una iglesia toda ella tan sensibilizada a la lacra de la violencia machista, que sea la primera en salir a la calle y animar a hacer lo mismo a la comunidad social, cada vez que una mujer es asesinada o maltratada..

Sueño una Iglesia donde ninguna mujer tenga que aceptar la situación clandestina de “amante secreta” de ningún clérigo, porque el celibato no sea una obligación sino una opción en libertad, separado del ejercicio del carisma sacerdotal..

Una iglesia donde las congregaciones religiosas femeninas, tengan los mismos derechos que las masculinas y no necesiten estar supervisadas, controladas ni “paternizadas” por ningún varón.

Una Iglesia que haga imposible que se digan cosas como las que dijo San Juan Crisóstomo, llamado por su elocuencia “Boca de Oro”:

“Qué soberana peste la mujer, ella es la causa del mal, la autora del pecado, la puerta del infierno, la fatalidad de nuestras miserias”.

O como las de Tertuliano:

“¿No os dais cuenta de que cada uno de vosotras sois una Eva? La maldición de Dios sobre vuestro sexo sigue plenamente vigente en nuestros días. Culpables tenéis que cargar con sus infortunios. Vosotras sois la puerta del mal, vosotras violasteis el árbol sagrado fatal; vosotras fuisteis las primeras en traicionar la ley de Dios; vosotras debilitasteis con vuestras palabras zalameras al único sobre el que el mal no pudo prevalecer por la fuerza. Con toda facilidad destruisteis la imagen de Dios, a Adán. Sois la únicas que merecíais la muerte; por culpa vuestra el Hijo de Dios tuvo que morir”.

Sueño una iglesia donde no se considere palabra de Dios, sino palabra de varón, textos denigrantes para la mujer como las siguientes:

“El ángel que hablaba conmigo me dijo: alza los ojos y mira, ¿qué aparece?. Pregunté: ¿qué? Me contestó: Un recipiente de veinte y dos litros; así de grande es la culpa en todo el país.

Entonces se levantó la tapadera de plomo y apareció una mujer sentada dentro del recipiente. Me explicó: Es la maldad. La empujó dentro del recipiente y puso la tapa de plomo” (Zac 5,5-8)”.

Ni se vuelva a leer en ninguna liturgia otros textos, más cercanos, como los de Pablo, mandando callar a las mujeres en la Iglesia, pidiéndoles sometimiento a sus maridos, proclamando al varón cabeza de la mujer.

Y si por casualidad se lean que sea para decir: “esta no es palabra de Dios y por ellas no te alabamos Señor.”

Una Iglesia que recupere la memoria y reconozca que quién fue tentación no fue la mítica Eva, sino el personaje histórico Pedro a quien Jesús llamó Satanás.

Sigo soñando una Iglesia en la que, ya que nos atrevemos a imaginar y proponer imágenes de Dios antropomórficas, éstas sean fieles a mostrar la verdad de que Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, y ya nunca más se excluya de la representación de Dios el cuerpo de la mujer y su sexualidad. Que de una vez por todas el cuerpo femenino deje de ser no apto para revelar a Dios.

Una Iglesia en la que las orientaciones de moral sexual y familiar sean hechas por hombres y mujeres casados que desde su experiencia y su preparación y eficiencia puedan, de verdad, no solo orientar, sino ser testigos creíbles de aquello que proponen a los demás.

Una iglesia que tenga un lenguaje litúrgico no sexista, ni patriarcal y reconozca que Dios tiene hijos e hijas, hermanos y hermanos…y donde no ocurra, lo que acontece ahora tantas veces, que en una liturgia donde prácticamente sólo hay mujeres, la persona que presida la Eucaristía, las invisibiliza en su lenguaje y se dirige al público todo el tiempo en masculino.

Una Iglesia que se tome en serio y sepa respetar no sólo la teología que elaboran los teólogos sino también la que elaboran las teólogas, y por tanto sea paritaria la presencia de mujeres y hombres en las facultades de teología y en los centros de formación sacerdotales y laicales. Aunque, pensándolo bien quizás lo ideal es que desaparecieran el dualismo clerigal/laical.

Sueño y sueño y no dejo de soñar… una comunidad eclesial fiel a Jesús de Nazaret. Él hizo verdad una comunidad de iguales, sin exclusión alguna, no estructuró su grupo de seguidores y seguidoras desde el orden patriarcal dominante, sino como una familia de iguales, sin relaciones de poder jerarquizado. Lo expresó muy claro: llamándolos amigos y no siervos (Jn 15,15), pidiéndonos que no llamásemos padre, ni maestro a nadie más que a Dios, porque todos los demás somos hermanos y hermanas. Hizo visible la comunidad que quería lavando los pies a los suyos y diciéndole a Pedro que si no entiende ese gesto suyo no puede formar parte de la nueva familia (Jn 13,6-8).

Sueño una iglesia que, como Jesús, cambie radicalmente la mirada sobre las mujeres y visibilice de un modo nuevo nuestros cuerpos:

· No como objetos sino como sujetos autónomos y libres.

· No como reproductoras sino como constructoras de la Historia de Salvación, del Reino de Dios.

· No como cuerpos tentadores sino como amigas entrañables suyas, como quienes “aman mucho”, “tienen mucha fe”.

· No como inferiores en nada sino como iguales en todo: en dignidad, derechos, deberes, tareas en su comunidad.

· No para estar detrás y debajo de nadie sino junto a, al lado de… construyendo la historia.

· No como ignorantes que nada tienen que decir sino como “maestras” de las que él aprendió

· No lejos de los espacios significativos sino dentro de la comunidad, ejerciendo los mismos roles y funciones que los varones.

· No dentro del hogar sino donde la vida nos cite, donde Dios nos llame, en la vida, en la historia, en la plaza publica, en todos los ministerios eclesiales También, por supuesto, en el hogar compartiendo tareas y cuidados con los varones.

· No como imposibilitadas para mostrar el rostro de Dios sino como revelación suya.

Es hora de despertar y no quiero, no quiero encontrarme con la realidad que ahora vivimos las mujeres en la Iglesia, pero es preciso despertar ,levantarnos, liberarnos de nuestros encorvamientos ancestrales, arriesgar a tocar la prohibido por leyes y preceptos patriarcales, es preciso unirnos, trabajar al unísono mujeres y hombres en la Iglesia para ir empujando este Iglesia nuestra, santa y pecadora, fiel e infiel en la dirección del sueño de Dios: una comunidad de hijas/os, hermanas/os.

En esta hermosa y ardua tarea todos y todas necesitamos convertirnos a la Buena Noticia del Reino y su llamada a creer en ella y a hacerla verdad en la historia, en la Iglesia.

Una lesbiana, probable líder de los conservadores escoceses

Ruth Davidson (en la fotografía), diputada conservadora en el Parlamento escocés y abiertamente lesbiana, ha presentado su candidatura a liderar a los conservadores escoceses. Una candidatura que se daba por hecha desde hace varias semanas y que parte como la gran favorita. Davidson, de 32 años, contaría al parecer con el respaldo del primer ministro británico, el también conservador David Cameron.


En caso de confirmarse los pronósticos y ser elegida, Davidson tendría ante sí un reto muy complicado: los conservadores son el tercer partido de Escocia, pero a gran distancia de nacionalistas y laboristas. En las últimas elecciones al Parlamento escocés consiguieron menos de 15% de los votos, y disponen solo de de 17 de los 129 diputados.

Ver fuente del artículo aquí.

“No queremos volver al armario”

“nosotras hemos vivido un doble rechazo. Entre los católicos por ser lesbianas y en los lésbicos por ser cristianas. Muchas veces nos han dicho: ¿Qué hacéis vosotras en la Iglesia cuando la Iglesia os está rechazando? Y nosotras afirmamos: La Iglesia nos rechaza pero Jesús de Nazaret no nos rechaza. Tenemos que seguir trabajando pero siempre desde dentro de la Iglesia”.

Corre el año 72 en una España oscurantista y reprimida. Está en vigor, desde 1970, la ley sobre peligrosidad y rehabilitación social, que sustituye a la de 1933 sobre vagos y maleantes. La ley de 1970 es de términos muy parecidos a la del 33, pero incluye penas de hasta cinco años de internamiento en cárceles o manicomios para los homosexuales y demás individuos considerados peligrosos sociales, con el fin de que se «rehabiliten».

Con este “caldo de cultivo”, Paulina Blanco y Encarnación Granjo se conocen en un pueblo pequeño de Extremadura en la España profunda de entonces. Encarnita fue a trabajar al pueblo de Paulina y comenzó una amistad que “luego se convirtió en amor”, “un amor con muchas dificultades por parte de la gente del pueblo, de la familia…”. Eran jóvenes y los problemas no las asustaban, apenas sí los veían en los comienzos de ese gran amor que las mantiene unidas desde hace casi cuarenta años.

Fueron superando las dificultades, pero tuvieron que salir del pueblo, donde no podían vivir su relación con libertad. Se fueron a Barcelona, donde vivieron y emprendieron juntas un camino común que permanece hasta hoy.

UNA FE QUE NOS HACE FUERTES
 
“Somos católicas y, pese a las dificultades que hemos tenido, nuestra fe es fuerte y es la que nos ha ayudado a andar el camino”, comenta Paulina. En Barcelona buscaron un lugar donde vivir y compartir su fe y permanecieron en una comunidad durante diez años, pero nadie sabía que eran pareja: eran hermanas, madre e hija, monjas... Un día conocen a un chico de la comunidad de gays y lesbianas cristianas y empiezan a frecuentar la comunidad. Es un espacio de libertad donde pueden vivir su ser como pareja y como creyentes. Porque, comenta Paulina, “nosotras hemos vivido un doble rechazo. Entre los católicos por ser lesbianas y en los lésbicos por ser cristianas. Muchas veces nos han dicho: ¿Qué hacéis vosotras en la Iglesia cuando la Iglesia os está rechazando? Y nosotras afirmamos: La Iglesia nos rechaza pero Jesús de Nazaret no nos rechaza. Tenemos que seguir trabajando pero siempre desde dentro de la Iglesia”.

Mi encuentro con Paulina y Encarnita se da en el marco del XIV Congreso Internacional que la Asociación Europea de Mujeres Para la Investigación (ESWTR en sus siglas en inglés) celebró en Salamanca en el mes de agosto pasado. Ellas organizaron un taller que titularon con el nombre de “Los colores del Arco Iris”. Coincidimos en un grupo de trabajo donde compartíamos lo vivido durante el día. Se presentaron como matrimonio, ya que se casaron al poco de aprobarse el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2005. Son conscientes de los progresos que se han dado en los últimos años. Reconocen que “el taller que hemos podido hacer en este Congreso hace diez años no lo hubiéramos podido hacer”. Allí mismo hicieron una petición para que en el próximo Congreso se dé un paso más y haya una conferencia sobre el tema de gays, lesbianas y transexuales cristianos.

También son conscientes de que “la ley es una cosa y la sociedad es otra y, por supuesto, la Iglesia otra. No van caminando todas a la vez. La ley en nuestro país va por delante. Un día sí y otro también hay denuncias por homofobia, ataques a gays y lesbianas que han decidido vivir su relación en libertad, sin miedo, a la vista de los demás... “Tenemos el miedo dentro y vas pensando que a ver si me van a ver. El miedo de tanto tiempo no se quita tan fácilmente”. Nos comentan en el grupo que muchas veces se encuentran con personas que les dicen que ahora está de moda eso de ser gay o lesbiana, Paulina se pone muy seria y Encarnita asiente: “Yo he estado cuarenta años sin poder ir a mi pueblo, he pasado lo que nadie sabe para ocultar mi condición de homosexual y ahora que he salido del armario necesito decirlo”. No es cuestión de moda. Es un derecho ahora reconocido.
 
MILITANCIA ACTIVA

Durante nuestra conversación voy descubriendo que detrás de estas dos mujeres, sencillas y ya con una cierta edad, hay verdaderamente dos militantes, dos activistas convencidas, quizá con el deseo de que ninguna persona tenga que volver a vivir lo que ellas han vivido; quizá con el deseo de no dar un solo paso atrás en los derechos adquiridos sino más bien ir avanzando en un situación de igualdad con el resto de las personas heterosexuales; quizá con el deseo de que en la Iglesia sean consideradas como personas iguales al resto de creyentes en derechos y obligaciones.
Por eso están en distintos Foros: como creyentes en Redes Cristianas, como homosexuales en la coordinadora de Cataluña de lesbianas, gays y transexuales (LGTB). Desde el año 1983 participan en el Congreso Internacional de cristianos gays y lesbianas que el año pasado se celebró en Barcelona y que el próximo se celebrará en Berlín.
 

MAYORÍA DE EDAD

Los años van pasando y surge una pregunta: “¿Qué va a ser de nosotras cuando seamos mayores?”. Encarnita y Paulina, junto a otras personas con inquietud social, crean la Fundació Enllaç. En su web (http://www.fundacioenllac.cat/) podemos leer “La Fundación busca proteger la autonomía y la solidaridad de las personas LGBT ante las situaciones de más vulnerabilidad: vejez, pobreza, indefensión, enfermedad... Queremos asegurar que todas las personas LGBT puedan vivir con plena dignidad, sin renunciar a la propia identidad, sea cual sea su situación individual.”

Encarnita y Paulina nos cuentan su experiencia: “La Fundación lleva funcionando tres años y, de las primeras cosas que se está haciendo, una es orientar a las personas mayores sobre cómo hacer testamento vital, realizar las últimas voluntades, gestionar el patrimonio y también sobre el tema de las residencias. En este momento hay una homofobia instalada que no nos permite vivir con libertad nuestros últimos años de vida. Conocemos hombres que han ido a las residencias y porque han pedido estar juntos se han tenido que volver a su casa por no permitirles vivir su vida de pareja. Otros viven en las residencias pero han tenido que volver al armario. Cosa muy triste porque nosotros, los mayores, somos los que más hemos padecido porque hemos sufrido la represión, el rechazo social, hemos padecido las leyes homófobas que teníamos y ahora somos mayores y no sabemos qué va a ser de nosotras”.

La Fundación, en colaboración con el ayuntamiento de Barcelona, hace un curso de formación para cuidadores de personas LTGB, para que cuando nosotras tengamos que ir a la residencia o necesitemos atención en casa, estas personas cuidadoras sepan con quién están tratando y que nosotros no tengamos de nuevo que esconder nuestra condición de homosexual porque si no, no vamos a ser bien tratados”.

 

Fuente: Alandar.org

Mundo LGTB y Cristianismo

2016

La persona homosexual ¿puede ser padrino de bautismo?

El Instituto Superior de Ciencias Morales de los Misioneros Redentoristas ha puesto un artículo escrito por Marciano Vidal, teólogo moralista de amplio recorrido tanto en España como en el extranjero, sobre "El puesto de la persona homosexual en la iglesia" respondiendo a la pregunta "La persona homosexual, ¿puede ser padrino/madrina de bautismo?". Este artículo ha sido también publicado en la revista Vida Nueva, donde ha aparecido un amplio pliego sobre "Iglesia y homosexuales: Respuestas a una nueva realidad" (sólo está disponible el resumen para los no suscriptores).

ACGIL critica las declaraciones de Balcells. El arzobispo pide perdón

La Asociación Cristiana de Gais y Lesbianas de Cataluña (ACGIL) ha criticado hoy las declaraciones del arzobispo de Tarragona y ha dicho que su visión negativa se debe a que "su experiencia de la homosexualidad ha sido mal vivida o vivida de forma negativa".El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, ha pedido hoy disculpas por sus declaraciones de ayer: "Si alguien se ha sentido ofendido, le pido perdón".

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, ha pedido hoy disculpas por sus declaraciones de ayer en el sentido de que los homosexuales "no tienen un comportamiento adecuado para la sociedad".  "Si alguien se ha sentido ofendido, le pido perdón", ha afirmado esta mañana. El arzobispo añadió, en una entrevista en TV-3, que las mujeres no pueden oficiar misa "porque cada uno tiene una función" y lo argumentó diciendo: "Yo tampoco puedo hacer algunas funciones que hacen las mujeres; no puedo traer los hijos al mundo".

El presidente de la Conferencia Episcopal tarraconense se ha disculpado en el tradicional encuentro con la prensa para celebrar el día del patrón de los periodistas, san Francisco de Sales, y a la pregunta de si no teme que sus palabras contribuyan a aumentar el desapego hacia la Iglesia, ha respondido: "Confío en que no porque la gente puede escuchar toda la entrevista". En este sentido, ha pedido que no se le "malinterprete" porque va con "el corazón abierto a todos".

El arzobispo ha insistido en el argumento expresado en la entrevista de ayer porque "una cosa es la dignidad de las personas, que todos somos hijos de Dios, y otra cosa es su comportamiento: puede estar bien o estar mal, y la Iglesia siempre ha dicho que está mal; no nos quedemos solo con la polémica o el resto quedará difuminado".

Pujol ha dicho ser partidario de hablar y dialogar, e incluso ha recordado que tiene una bitácora donde narra su día a día, antes de matizar: "Me preguntaron y contesté, no me gusta callar las cosas, la gente tiene que hablar, poner siempre por encima que todo el mundo es digno de respeto, y si alguien se ha sentido molesto, le pido perdón si se ha sentido ofendido".

Por su parte, la Asociación Cristiana de Gais y Lesbianas de Cataluña (ACGIL) ha criticado hoy las declaraciones del arzobispo de Tarragona y ha dicho que su visión negativa se debe a que "su experiencia de la homosexualidad ha sido mal vivida o vivida de forma negativa". En un comunicado, la asociación exhorta al primado de Tarragona "para que se convierta en la buena nueva del Evangelio, para que la entienda, la acepte y la viva plenamente".

La ACGIL ha afirmado que "condenar unos comportamientos como 'no adecuados ni para la persona ni para la sociedad' es condenar a la sospecha y el rechazo social a las personas que se comportan así. Una sospecha y un rechazo que no comparten todas aquellas personas que conocen o han vivido de cerca una familia homoparental".

"Queremos entender que su experiencia de la homosexualidad haya sido mal vivida o vivida de forma negativa. El conocimiento cotidiano de tantas personas que, a pesar de haber optado por el celibato, viven su sexualidad de manera oculta o culpable debe haber contribuido a esta visión negativa", opina la ACGIL.

Por ello, la asociación de cristianos homosexuales ha invitado al arzobispo, que es miembro del Opus Dei, "a que supere estas experiencias con su presbiterio mediante el conocimiento y la convivencia con tantas personas homosexuales que viven de manera integrada su espiritualidad y su sexualidad". "Porque solo desde el conocimiento cercano se puede superar el odio y los prejuicios, tal como afirman una y otra vez los sociólogos", agrega el comunicado.

El comunicado reproduce un párrafo de la carta a los gálatas: "Todos los que habéis sido bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo. Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer: todos sois uno en Jesucristo. Y si vosotros sois de Cristo, también sois descendencia de Abraham, herederos de la promesa".

Fuente: El País.cat

Algunos de los obispos españoles hacen un llamamiento a votar contra el matrimonio entre personas del mismo sexo

 

Algunos de los obispos españoles comienzan a aplicar las directrices marcadas hace pocos días por la Conferencia Episcopal y entran ya en campaña recomendando no votar a partidos que apoyen el matrimonio igualitario, entre otros asuntos.

Especialmente activo se ha mostrado el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que ha pedido al Gobierno que surja del 20 de noviembre que aplique la “ley natural” en relación al matrimonio entre personas del mismo sexo…
Demetrio Fernández ha expresado en una entrevista que un matrimonio del mismo sexo “no es matrimonio, pues la relación entre personas del mismo sexo es una relación de amistad, pero no puede ser matrimonio, porque este, tal y como lo ha hecho el Creador, es la unión del varón y de la mujer abierto a la vida, y eso en personas del mismo sexo, nunca se da, ni se dará”.

Unas declaraciones poco sorprendentes, si se tiene en cuenta que Demetrio Fernández es uno de los obispos españoles más virulentamente homófobos. Desde su anterior posición de obispo de Tarazona, Fernández animó de forma entusiasta a sus fieles a participar en la marcha homófoba de junio de 2005 en contra del derecho de gays y lesbianas a contraer matrimonio, y en noviembre de 2006 publicó una carta titulada “Dios ama también a los homosexuales” (sic) en la que calificaba a la ley de identidad de género como “contraria a la verdad del hombre”. “Es una extorsión del plan de Dios, no ayuda a las personas con dificultad en este campo y siembra la confusión en el ambiente social donde vivimos. A un niño o a un joven hoy le es más difícil vivir el plan de Dios con estas leyes que enrarecen el ambiente”, escribía entonces. Eso sí, al mismo tiempo se mostraba comprensivo con las personas homosexuales siempre y cuando se mantuvieran castas. “Sea cual sea su inclinación (dejemos ahora lo que haya de biológico, psicológico o educacional), debe aceptarse a sí mismo como es y debe vivir su sexualidad en un clima de castidad, que le enseñe a amar gratuitamente. La sexualidad humana también esta dañada por el pecado, y debe ser redimida por un amor creciente, para el que todo hombre cuenta con la gracia de Dios”, manifestaba en tono “compasivo” el ahora obispo de Córdoba.
Las declaraciones de Fernández han provocado la reacción del colectivo COLEGAS, cuyo presidente en Córdoba, Jhonatan Girón, ha recordado que España es un país aconfesional y le ha pedido al obispo que “deje gobernar y legislar a quienes tienen esa obligación política y moral”.

El obispo de Córdoba no ha sido el único en entrar en campaña. El obispo de Mallorca, Jesús Murgui, instó por carta a las parroquias de Baleares a pedir este domingo a los feligreses que no voten el próximo 2o de noviembre a partidos que legislen a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto o “formas de cuidados paliativos que puedan asimilarse a la eutanasia”. Una carta que, por cierto, no ha sentado bien a todos los sacerdotes de la diócesis, alguno de los cuales se ha desmarcado de su lectura, y que provocó el rechazo del candidato al Congreso por la coalición PSM-Inciativa Verds-Equo-Entesa, Miquel Ensenyat, que también por carta manifestó su rechazo como “creyente y como gay” a la petición del obispo. “Me sorprende profundamente que la iglesia considere que los gays y lesbianas son el principal problema en estos momentos de crisis, penurias y dolor para muchas familias de Mallorca”, explicó.

 

Fuente: Dosmanzanas.com

Apoyo de la IEE en su postura de acogida y apoyo a las personas LGTB

Grupo de Fe y Espiritualidad de la FELGTBEl Grupo de Fe y Espiritualidad muestra públicamente su apoyo a la Iglesia Evangélica Española. El Consejo Evangélico de Madrid amenaza con expulsar a la Iglesia Evangélica Española por su posición pública de en favor de las personas LGTB. Además de un grave caso de LGTBfobia, la amenaza de expulsión incumple la función propia del Consejo y la tradición protestante de dar libertad a las iglesias.
La Iglesia Española Reformada Episcopal (IERE), rama española de la Comunión Anglicana, ha declarado: "Apoyamos el derecho de las comunidades locales de la Iglesia Evangélica Española a defenderse de los ataques y amenazas del Consejo Evangélico de Madrid y estamos dispuestos a secundarles en caso de que decidieran emprender acciones contra las personas que firman una carta que contiene amenazas y atenta contra la libertad de unas iglesias que forman parte del CEM (…) Manifestamos el derecho de las congregaciones de la IEE de Madrid a mantener posturas particulares en materias morales o éticas que no afectan a las declaraciones de doctrina de la Iglesia Universal ...”
 
El Equipo de Fe y Espiritualidad de la FELGTB manifiesta su apoyo a la Iglesia Evangélica Española y denuncia las presiones y amenazas de la directiva del Consejo Evangélico de Madrid por homofobia, intolerancia y falta de respeto a las comunidades de la IEE.
 
Como personas LGTB valoramos y agradecemos la acogida y apoyo de la IEE y rechazamos la prepotencia excluyente de los dirigentes del CEM. Como personas creyentes nos unimos a la IEE en la defensa de su opción pastoral inclusiva y llamamos al sector excluyente del CEM a salir de su postura fundamentalista homófoba y convertirse al Evangelio del amor fraterno de Jesús de Nazaret.
 

Benjamín Forcano, teólogo, habla sobre el matrimonio homosexual

Desde la página de Cristianos gays, extraemos un fragmento de un artículo escrito por Benjamín Forcano, que hace referencia al matrimonio homosexual. En este artículo ,también se cita a John Boswel, quien a través de sus investigaciones llega a concluir que “La iglesia primitiva (siglos VI al XIII) no sólo era tolerante con las relaciones románticas y eróticas entre varones, sino que las santificaba ceremonialmente”.

2. El caso emblemático de los homosexuales

No hablo de unión homosexual o de matrimonio homosexual, por una razón muy simple: porque es inútil hablar de uniones homosexuales, querer reconocerlas, y reconocerlas jurídicamente, si previamente no se reconoce la validez de la homosexualidad. La batalla se plantea en este terreno: ¿se admite o no la homosexualidad, es decir, como una variante legítima de la sexualidad humana, que la hace éticamente válida?

Ciertamente, es un progreso recomendar respeto a los homosexuales, con exclusión de todo lo que sea despectivo o vejatorio. Los homosexuales son personas y, como tales, merecen el mismo respeto que todos los demás.

Pero, la inculcación de ese respeto carece de base, es en cierto modo aparente, si luego se sigue manteniendo que la homosexualidad y la relación entre homosexuales es desordenada, desviada, intrínsecamente perversa. Por más que se proclame, si yo mantengo que el homosexual es un desviado y un perverso, en el fondo seguiré abrigando distancia, temor y desconfianza.

Se trata, por tanto, de averiguar si la homosexualidad, éticamente hablando, teológicamente hablando, es admisible o no.

a) La postura actual de la ciencia.

La homosexualidad es un fenómeno ligado a la condición humana. “Los estudios médicos, psicológicos, antropológicos y sociológicos apuntan de modo inequívoco hacia la descalificación de la homosexualidad como enfermedad, desviación psicosopática o perversión sexual. La homosexualidad va siendo reconocida como una orientación sexual que la naturaleza permitió. En razón de ello , el Consejo de Europa ha instado a los gobiernos de sus países miembros a suprimir cualquier tipo de discriminación en razón de la tendencia sexual” ( C. Domínguez Morano, La homosexualidad en el sacerdocio y la vida consagrada, ST, 2202, nº 90, pp. 133-134).

b) La postura de la Iglesia Católica.

Todavía hoy, dentro de la Iglesia católica, se da un firme rechazo a admitir la homosexualidad como un hecho natural de validez ética. Existe, sin embargo, en ella una postura abierta y crítica que muestra disentimiento y exige cambios hacia el futuro. Pues esta norma, como otras, es deudora de unos presupuestos del pasado que no concuerdan con los nuevos avances de las ciencias. La fidelidad al Evangelio no tiene por qué incluir la fidelidad a un modelo cultural heredado, hoy en buena parte sobrepasado. Cito, como muestra de esta postura, las palabras del teólogo Schillebeecks: “En lo que respecta a la homosexualidad, no existe una ética cristiana. Es un problema humano, que debe ser resuelto de forma humana. No hay normas específicamente cristianas para juzgar la homosexualidad” (Soy un teólogo feliz, Madrid, 1994, p. 109) .

Por otra parte, y para una visión -seguramente sorprendente para muchos- remito a mi largo artículo “La ley de los matrimonios homosexuales” publicado en la revista Exodo (1906, págs. 18-27, nº 85). En él, cito la consistente investigación realizada por John Boswel que llega a concluir que “La iglesia primitiva (siglos VI al XIII) no sólo era tolerante con las relaciones románticas y eróticas entre varones, sino que las santificaba ceremonialmente”.

*Podéis leer el artículo completo haciendo click en fuente.

Fuente: Cristianosgays.com

Betania en colores, nuevo grupo formado por y para religiosos LGTB en Madrid

El grupo se llama 'Betania en colores' y se reúne de forma clandestina en Madrid, los miércoles en un apartamento y los sábados en una parroquia.
La idea de fundar la agrupación Betania surgió dos años atrás. V. acudía como portavoz de Crismhom -una asociación cristiana por la diversidad sexual- a un encuentro nacional sobre homosexualidad y catolicismo en Toledo. Allí conoció a varios religiosos y de sus charlas surgió "la necesidad de crear un espacio propio, donde ellos pudieran fundir vocación y tendencia homo-afectiva-sexual".

Como cada miércoles desde diciembre, C. llega la primera al portal. Sube al primer piso y entra en el apartamento de Lavapiés que sirve de sede clandestina a 'Betania en Colores', una agrupación de religiosos cristianos creada para "conciliar su vocación religiosa" y su "tendencia homo-afectiva-sexual".

C. tiene 45 años y es una monja lesbiana. Está consagrada a Dios -con los votos de obediencia, pobreza y castidad-, pero no lleva hábito. Pertenece a un instituto de vida secular de inspiración Paulina: "Más pistas no me parece prudente dar", dice.
El piso -40 metros y vacío- no es muy acogedor, pero sí un lugar discreto. Se lo ha cedido V., un gay profundamente cristiano, impulsor de esta agrupación y el único laico al que la comunidad permite el acceso a la oración.
Son casi las nueve de la noche y, poco a poco, va llegando el resto de los miembros de Betania -nombre que hace referencia a la "aldea en la que Jesús tenía buenos amigos"-.

El número de asistentes a la liturgia fluctúa por semanas, no menos de seis -los habituales- y no más de doce. Pertenecen a distintas órdenes religiosas: franciscanos, jesuitas, misioneras, carmelitas... Hay un seglar de una orden terciaria, una mujer de una prelatura personal, y un misionero parisino, Jean. Casi todos rebasan la cuarentena y sin sotanas ni hábitos todos pasarían por laicos, excepción hecha de una religiosa que viste una falda azul marino tal vez demasiado larga.

El origen de Betania

La idea de fundar la agrupación Betania surgió dos años atrás. V. acudía como portavoz de Crismhom -una asociación cristiana por la diversidad sexual- a un encuentro nacional sobre homosexualidad y catolicismo en Toledo. Allí conoció a varios religiosos y de sus charlas surgió "la necesidad de crear un espacio propio, donde ellos pudieran fundir vocación y tendencia homo-afectiva-sexual".

Estos religiosos han vivido en el pasado su identidad sexual "con vergüenza", "negación" y "frustración", según explican en su carta de presentación. Unirse les ha ayudado a comprender que su inclinación sexual, lejos de un "error, pecado o cruz" es un "regalo de Dios" que da sentido y apuntala su vocación.

En el piso de Lavapiés, C. abre la puerta a J., el sacerdote que preside sus celebraciones eucarísticas. J., que también viste de calle, prefiere no hablar y pasa de puntillas por este reportaje. Teme ser apartado de sus funciones por la Diócesis si trasciende que dirige el rezo y confiesa a un grupo de religiosos homosexuales.

La ceremonia se llama las Vísperas y dura tres cuartos de hora. Es la oración que marca el diurnal, la misma que se reza hoy desde Perú a Australia. En este salón con una decena de sillas dispuestas en círculo en torno a una mesa en la que descansan dos iconos bizantinos (de un cristo con su amigo y de una virgen con su niño) y las escrituras abiertas, el cura tiene a gala hacer un uso no sexista del lenguaje. Siempre dice: "Dios padre y madre". Tras los salmos y cánticos, el grupo pide por las víctimas de agresiones homófobas y lamenta la última salida de tono del papa Benedicto XVI, que ha dicho que los matrimonios homosexuales "acabarán con la humanidad".

Más homosexuales en la Iglesia

La Iglesia Católica califica de "conducta desviada" la homosexualidad y veta a los que tengan una "profunda y marcada tendencia homosexual" en sus seminarios desde que salieron a la luz miles de denuncias por abusos sexuales en parroquias y colegios. Sin embargo "la representatividad gay en la Iglesia (en torno al 30%) es superior a la de la sociedad (6-10%)", informa Juan Antonio Férriz, portavoz de asuntos religiosos de la Federación Española de asociaciones pro derechos LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales).
La monja C. supo que a ella le atraían "más las chicas que los chicos" a la vez que sintió "la llamada personal de Dios" al estado religioso. "Fueron años de mucha confusión", reconoce. Los miércoles de Betania son una cita mitad acto religioso, mitad terapia grupal "Dentro de la Iglesia, y en mi congregación en particular, el tema sexual es tabú", añade para explicar por qué acude a Betania: "No tengo crisis vocacionales, pero a veces necesito hablar, desfogarme, contar a alguien mis dificultades".  A ella le alivia saber que no es única, que hay otros religiosos homosexuales.


Los miércoles de Betania son una cita mitad acto religioso, mitad terapia grupal. Tras la oración, una tortilla de patata y unos refrescos sustituyen a los iconos litúrgicos sobre la mesa del salón. Los religiosos toman un piscolabis y hablan en corrillos "de sus cosas más personales", cuenta el impulsor de estos encuentros, V. Entre otros temas, hablan de cómo lidian en su día a día con la homosexualidad en el seno de una Iglesia que no los acepta.


Los religiosos homosexuales de Betania confiesan que sufren los "reproches" cada vez más constantes por parte de la jerarquía católica española contra los derechos de los gays.
"Me duele  mucho porque esas declaraciones no se basan en una mera opinión, sino que están cargadas de odio, violencia y rechazo y el cristianismo predica lo contrario: amor, acogida, perdón", se indigna C., que destaca la férrea determinación de los cristianos homosexuales de seguir formando parte de la Iglesia.


Jean es un monje que ha venido a estudiar a Madrid, antes de marcharse de misones a África. En Francia pertenece a una agrupación parecida a Betania, de nombre 'Pescadores de Hombres'. Jean se acepta como "religioso gay" y participa activamente en todas las citas de esta agrupación. Él presiente que la jerarquía francesa habla menos de homosexualidad que la española y reprocha a la curia romana que hable "tanto de homosexualidad y tan poco de crisis, desigualdades, desastres ecológicos, pobreza... eso sí son pecados que claman al cielo y no que Pedro ame a Antonio", dice.

El voto de castidad
Carmen también viene a Betania. Tiene 47 años y es miembro "agregado" de un instituto secular de la Iglesia católica "de nombre en latín" a la que prefiere referirse como "la institución". Cuenta que mantiene, "en secreto, claro", una relación con otra mujer desde hace ocho años. "Vivo una doble vida, entre una vocación de entrega a Dios y una tendencia homo-afectiva que es causa de una gran tensión". Lo ha pasado francamente mal. Ha estado al borde del suicidio, pero en Betania ha encontrado "un espacio de paz".


El pecado no es un tema del que se hable mucho en Betania, confiesa el impulsor de la agrupación, V. En general, los religiosos se mantienen firmes en su voto de castidad. "Independientemente de si un día fallan, que entonces se levantan y siguen", explica. Pero entre ellos tampoco existe una visión monolítica del celibato: "Hay una monja intentando entrar en el grupo que defiende que ella es religiosa de corazón, más allá de que haga esto o aquello. Nadie va a juzgarla..., pero por el momento no está en Betania".


Pese a su corta vida, la agrupación ya ha recibido numerosas solicitudes de acceso. En su mayoría de exreligiosos que dejaron sus respectivas órdenes tras reivindicarse como homosexuales. Pero Betania avanza despacio. "No queremos crecer por crecer", explica V. "Si eres religioso y tienes condición homo-afectiva-sexual y quieres entrar, primero debes llevarlo a oración durante cierto tiempo y si el Espíritu Santo te sigue pidiendo acercarte, ponte en contacto y ten paciencia" hasta que la agrupación de su visto bueno, sugieren en su web.

La clandestinidad


Betania necesita perdurar en la clandestinidad para rezar por los gays y las lesbianas. La visibilidad y la reivindicación de los derechos LGTB es una lucha que dejan en manos de las 19  asociaciones de fieles cristianos homosexuales que hay en España, como Crismhom, y de una emergente teología 'queer'.


"No creo que pudiéramos mostrarnos públicamente sin riesgo de ser amonestados por nuestras comunidades. Suena duro, pero así están las cosas en la Iglesia de Madrid", se justifica, apenada, C, que mantiene en secreto su homosexualidad en el seno de su congregación por "no preocupar a mis hermanas", dice.


El sábado es la segunda cita de la semana para los miembros de Betania. Esta vez acuden a una parroquia de la capital y ni siquiera V., el laico del grupo, tiene permiso de entrada. Aprovechando que el cura principal se ausenta ese día, acceden a una capilla pequeña y, en el más íntimo secreto, celebran una Santa Eucaristía, seguida de un rato de Acción de Gracias que culminan con un desayuno. Todo antes de regresar, cada uno y cada una, a sus comunidades para seguir con sus tareas cotidianas.

Fuente: Diaro 20 Minutos

Declaraciones de los obispos católicos a favor de las uniones civiles entre personas del mismo sexo en Brasil y Reino Unido

Significativas noticias que nos llegan de Brasil y Reino Unido. Un portavoz oficial de la Iglesia católica del país sudamericano se ha pronunciado a favor de un “respaldo legal” para las parejas del mismo sexo. Entretanto, los obispos católicos de Inglaterra y Gales han dado su respaldo explícito a ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo vigente en ese país ante la posibilidad de que esta figura legal acabe por suprimirse y quede solo el matrimonio. Todo ello ocurre al mismo tiempo que desde otros lugares llegan indicios de que persisten las actitudes de rechazo o incluso se refuerzan.

La Iglesia católica de Brasil expresaba este jueves, por boca de un portavoz oficial, su apoyo a que las parejas del mismo sexo tengan reconocimiento legal. El encargado de hacer estas declaraciones fue el secretario general de la Conferencia Episcopal Brasileña y obispo auxiliar de Brasilia, Leonardo Steiner, en  el marco de una entrevista en la versión electrónica del diario O Globo. “Es importante comprender las uniones de personas del mismo sexo. No es un interés cualquiera cuando se trata de personas. Es necesario dialogar sobre los derechos de la vida en común de las personas del mismo sexo que deciden vivir juntas. Necesitan de un amparo legal en la sociedad”, declaraba Steiner (Brasil, recordemos, es uno de los países que reconoce el matrimonio igualitario).

Pronunciamiento que curiosamente coincide en el tiempo con la petición de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales de que se mantenga la vigente ley de uniones civiles tras la aprobación del matrimonio igualitario. La petición forma parte de las respuestas a un cuestionario enviado por el gobierno británico a este respecto para valorar si es necesario que siga existiendo figura legal de las uniones civiles una vez el matrimonio ha quedado abierto a las parejas del mismo sexo (la ley británica de uniones civiles, recordemos, fue una ley creada específicamente para parejas del mismo sexo cuando a estas no se les permitía el matrimonio, y a ella no pueden acogerse las parejas heterosexuales). En caso de desaparición de esta figura, las personas que contrajeron unión civil verían estas convertidas automáticamente en matrimonios o han de poder seguir como unión civil.

La opinión de los obispos católicos es contraria a la desaparición de las uniones civiles. Según afirman, hay parejas del mismo sexo católicas que quieren seguir unidas civilmente porque creen que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. “Hemos recibido representaciones de algunas lesbianas y gays católicos que afirman no desear contraer matrimonio homosexual y que temen que sus derechos queden eliminados si se abolen las uniones civiles. Hay lesbianas y gays católicos que han contraído uniones civiles para garantizar unos derechos legales importantes y necesarios pero que no desean casarse ante los ojos del Estado ni tampoco ver su unión civil automáticamente ‘convertida’ en matrimonio. Retirar el derecho legal de estas parejas del mismo sexo que no desean ‘casarse’ a contraer una unión civil significaría retirarle derechos legales para estas personas en el futuro”, argumentan.

Coexistencia de gestos de apertura y de reafirmación

Quizá lo más llamativo en la respuesta estriba en que, rigurosamente, las parejas católicas que contrajeron unión civil actuaron también en contra de la doctrina. Sin embargo, ante una petición de algunas de ellas de que se mantuviera su estatus, los obispos han reaccionado atendiendo su petición y reconociendo su legitimidad a reclamar sus derechos legales como parejas. Algo que ha sido interpretado como un signo de apertura. Es el caso del editorial de la publicación católica británica The Tablet, que reconoce no obstante que también podría leerse como una aplicación de la teoría del “mal menor”. No obstante, la opinión del periódico es clara: “Cuando el papa Francisco señaló el verano pasado en una rueda de prensa ‘si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar?’, probablemente no se dio cuenta del importante efecto que tendría. La enseñanza de la iglesia católica sobre la homosexualidad no cambió. Pero su actitud ciertamente sí (…)”.

En definitiva, un signo más de la coexistencia de signos de apertura y actitudes discriminatorias en el seno de la Iglesia en este nuevo periodo. Entre los primeros, además de las declaraciones de los obispos británicos y brasileños, podemos mencionar el hecho que el arzobispo de Viena, el cardenal Christoph Schönborn, felicitara a Conchita Wurst por su victoria en Eurovisión, diciendo que “en el colorido jardín de Dios hay una variedad de colores. No todos que han nacido como seres masculinos se sienten como hombre, y lo mismo del lado femenino. Merecen como persona el mismo respeto al que todos tenemos derecho”.

En otros lugares las señales son sin embargo de signo contrario. En varias diócesis se redobla el esfuerzo por asegurar la estricta ortodoxia, de palabra y obra, por parte de los profesores en centros católicos. También acaban de ser excomulgados los fundadores de Somos Iglesia. Aunque los motivos inmediatos parecen tener que ver con otras cuestiones (como la celebración de misas sin presencia de sacerdote) se trata de una corriente que entre sus reivindicaciones incluye la igualdad LGTB.

Señales contradictorias que han generado análisis como los de Maureen Dowd, de The New York Times, quien afirma que se ha pasado solo del ceño fruncido a la sonrisa y que “quizá el ceño fruncido es más honesto”, o el ya citado de The Tablet, que aprecia un cambio de mucho mayor calado. Habrá que ver qué tendencia se acaba imponiendo.

El Vaticano censura un libro sobre la “diversidad familiar”

Pablo Manuel Ferrer: "Mi libro puede haber provocado ruido porque digo que la familia integrada por papá, mamá e hijo es una de las posibles construcciones familiares”.

El cardenal norteamericano William Joseph Levada, ha advertido de que este libro hace referencia a la diversidad familiar,y contiene opiniones contrarias a la doctrina católica.Es “causa de confusión entre los fieles”.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (antiguo Santo Oficio), el cardenal norteamericano William Joseph Levada, ha advertido a la editorial católica argentina San Pablo de que uno de sus libros, que hace referencia a la diversidad familiar, contiene opiniones contrarias a la doctrina católica y es “causa de confusión entre los fieles”. El libro ya ha sido retirado por la editorial.

Parejas y sexualidad en la comunidad de Corinto es obra de Pablo Manuel Ferrer, pastor metodista y profesor del Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos de Buenos Aires ,fue publicado en el marco de una iniciativa ecuménica de la editorial a la que se invitó a participar a teólogos de otras iglesias. Ferrer, de hecho, ya tenía en mente escribir un libro sobre parejas y sexualidad “porque Jesús abrió nuevas posibilidades”, según ha declarado al diario El País. La editorial lo publicó sin alterar el contenido, y el libro se publicitó en una hoja que se reparte en las parroquias argentinas. A partir de ahí alguien lo denunció.

Ferrer no sabe qué contenido exacto del libro es el que ha disgustado al cardenal Levada, sucesor de Joseph Ratzinger al frente del tribunal inquisitorial, pero imagina cual es el problema. La obra no se refiere específicamente a la homosexualidad, pero aborda la diversidad en las familias y la aceptación del deseo sexual. “Mi obra trabaja sobre la carta que el apóstol Pablo le responde a la comunidad de Corinto. Desde allí le dicen: ‘Bueno es para el varón no tocar mujer’. Eso implica decir que el deseo es peligroso. Pablo responde que el deseo está. Mi libro habla de la sexualidad como un deseo válido”, explica Ferrer. “En aquel tiempo el Imperio Romano quería imponer normativas de familia. Pablo dice que no se puede, que debe haber diversidad. Había familias diversas en la comunidad. Mi libro puede haber provocado ruido porque digo que la familia integrada por papá, mamá e hijo es una de las posibles construcciones familiares”, añade.

Cuando su libro fue retirado de las librerías, el pastor se sorprendió: “No me esperaba que sucediera esto, pero evidentemente está muy severa la Iglesia católica oficial. Pero la Iglesia católica es muy grande y he recibido apoyo de curas, religiosos y laicos. A mí el cardenal no me puede hacer nada, pero si fuese un sacerdote, debería estar dando explicaciones”. El centro católico Nueva Tierra denunció la “censura” del libro por correo electrónico y por Facebook y algunos de sus contactos en esa red social reaccionaron diciendo que estaba mal usado el término censura porque el autor podía editar la obra con otro sello y porque la Iglesia tenía derecho a controlar sus publicaciones. Ferrer no sabe aún si intentará publicar el libro en otro sitio. Por lo pronto, él ya había cedido los derechos de autor al sello San Pablo. “La editorial también salió damnificada: perdió un montón de dinero con tantos libros que no podrá vender”, comenta el pastor. Ferrer no sabe si intentará publicar el libro en otra editorial. “Si lo publico en otro lado, agregaría otros capítulos sobre homosexualidad”, comenta el pastor, que en su momento apoyó públicamente la aprobación de la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina.

Fuente: Cristianosgays.com

 

El arzobispo Balcells no aprueba el comportamiento de los homosexuales

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells ha arremetido  contra los homosexuales al afirmar que su "comportamiento no es adecuado ni para ellos ni para la sociedad". El arzobispo se mueve en la ambigüedad y no aclara qué tipo de comportamientos son los que tanto daño hacen a la sociedad.

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, miembro del Opus Dei, ha arremetido esta mañana contra los homosexuales al afirmar que su "comportamiento no es adecuado ni para ellos ni para la sociedad".  “Yo quiero a todo el mundo, pero distingo muy bien entre lo que son las personas y sus comportamientos. Como personas, todos somos hijos de Dios, debemos respetarnos y todos merecemos la máxima consideración; pero hay comportamientos que no son buenos”, ha dicho el arzobispo en una entrevista en Els matins de TV-3.

Al ser preguntado de nuevo sobre su posición, Pujol Balcells ha añadido: "Cada uno tiene que pensar muy bien la responsabilidad que quiere tener frente a la sociedad. La Iglesia puede hablar, pero después no obligamos a nada porque no tenemos Mossos d'Esquadra ni prisiones. Más que nunca, ahora la Iglesia tiene que decir lo que está bien y mal, y nos lo tenemos que decir también los unos a los otros”, ha reiterado.

Sobre el matrimonio, Pujol Balcells ha afirmado: "A las mujeres de mi iglesia siempre les digo lo mismo: 'A quien tienes que cuidar más es a tu marido, él es el hijo más pequeño de la casa'. Ya sabéis por qué lo digo. Lo tienen que cuidar, no se pueden descuidar”.

En su discurso, el arzobispo de Tarragona no se ha olvidado del papel de la mujer en la sociedad. "Una mujer no puede oficiar [misa] porque cada uno tenemos nuestra función. Yo tampoco puedo hacer algunas funciones que hacen las mujeres. No puedo traer hijos al mundo". Sobre el aborto, ha dicho que “no puede ser que la vida sea tratada de esta manera”.

Pujol Balcells, de 67 años, es arzobispo de Tarragona desde 2004 y acaba de publicar sus memorias, Records i esperances, donde explica su periplo vital. Es el quinto de 11 hermanos y no pensaba dedicarse al sacerdocio, pero su opinión cambió tras conocer la doctrina del Opus Dei a los 17 años en Barcelona. “Fue entonces cuando pensé que Dios me estaba llamando. A los 18 años pedí la admisión en el Opus y tuve la suerte de poder marchar a Roma solo un año después”, ha explicado Balcells. Allí convivió durante 11 años con el fundador del Opus, José María Escrivá de Balaguer. “A mi Dios me llamó estando en la Universidad de Navarra”, ha reiterado el sacerdote.

No es la primera vez que Balcells opina sobre cuestiones polémicas: “Con mis impuestos también pago abortos y tengo que subvencionar a todas estas asociaciones de ateos”, confesó en una ocasión el sacerdote. También instó a desobedecer las leyes si se oponen a las "exigencias morales".

Fuente: El Pais.cat

El evangelio de cada día según Cortés

 

Este no es un libro «piadoso», porque, a mi juicio, el Evangelio tiene poco que ver con la piedad". Cortés es, sin lugar a dudas, el mejor viñetista religioso de habla hispana. José Luis Cortés publica ahora El Ciclo C, un recorrido por el Evangelio a través de las lecturas de la misa, en la colección de Religión Digital en Herder. Eso sí, con la mirada única e inconfundible de este autor e ilustrador que no deja indiferente. Por primera vez, se "viñeta" el Evangelio de cada día.
 
En palabras de Cortés: "Este no es un libro «piadoso», porque, a mi juicio, el Evangelio tiene poco que ver con la piedad (y mucho con las cosas reales y concretas); tampoco es teología, o por lo menos no al estilo tradicional, aunque naturalmente expresa -ojalá con claridad- la visión que un servidor tiene de las cosas «teológicas» a estas alturas (¿o bajuras?) de mi vida. Para la catequesis podría valer, aunque dependiendo de lo que cada uno entienda por catequesis. Pero se trata, sobre todo, de la meditación de un pobre cristiano que quiere dialogar con los hermanos de su comunidad cristiana. En algunos momentos, con la dulzura y el agradecimiento de quien se siente acogido y querido; en otros, con la humildad de quien se siente perdonado a pesar de todo; y en otros, incluso, con coraje, porque los cristianos no somos capaces de emocionar suficientemente a la gente con el mensaje de Jesús y su pro¬puesta de vida total. En cualquier caso, he querido que fuera un libro alegre". Los cientos de dibujos que aparecen en El Ciclo C han sido realizados expresamente para este libro, y no han sido publicados con anterioridad.
 
Este es el tercer título de la colección de libros que lanzan el principal portal de información socio-religiosa en castellano, Religión Digital y Herder Editorial, referente en filosofía y religión. Se trata de una colección divulgativa, pero con rigor, en la que se abordan todos los temas relacionados con la teología, el diálogo fe y sociedad y los actuales signos de los tiempos con autores de primer nivel. El primer título fue Cuidar la vida, de Juan Masiá Clavel; y el segundo, Resistencia, profecía y utopía en la Iglesia hoy de Nicolás Castellanos.
 
Fuente: Periodista Digital

El papa Francisco menciona la homoparentalidad al referirse a la necesidad de abrirse a nuevas realidades

El papa Francisco se ha referido a las nuevas realidades familiares como un desafío para el trabajo pastoral de la Iglesia católica, y lo ha hecho refiriéndose de forma expresa a la homoparentalidad. Ha sido en una reunión en Roma con los superiores generales de los institutos religiosos masculinos.

Según cuenta La Civiltà Cattolica, el papa habría señalado la necesidad de abrirse a las nuevas realidades familiares con motivo de la clausura en el Vaticano de la 82 Asamblea General de la Unión de Superiores Generales (USG) de los institutos religiosos masculinos. Unas declaraciones que se enmarcan en la preparación del Sínodo Extraordinario sobre la Familia que se celebrará en otoño de este año.

En realidad, la mención a la homoparentalidad fue bastante escueta. Hablando de diferentes realidades familiares, Francisco citó el caso de una niña “muy triste que al final confió a la maestra el motivo de su estado de ánimo: «la novia de mi mamá no me quiere»”. El papa pretendía subrayar con este ejemplo la necesidad de buscar una respuesta pastoral a estas situaciones, de encontrar una manera de acercarse a las personas que las viven. En este mismo sentido, insistió también en evitar un excesivo celo doctrinal que podría “vacunar” a los jóvenes contra la fe.

Gestos de apertura que coexisten con la doctrina oficial

Conviene recordar una vez más que estos gestos y declaraciones, por novedosos que parezcan, no implican ningún cambio en la enseñanza oficial de la Iglesia, que invita a la acogida de las personas homosexuales“con respeto, compasión y delicadeza” a la par que afirma que los actos “no pueden recibir aprobación en ningún caso”.

Esta persistencia de la doctrina se ha hecho notar, de hecho, en algunas decisiones recientes que contrastan con los gestos de apertura. Hace unos días supimos de la suspensión como sacerdote de David de Vargas, entre otras razones por anunciarse en un portal gay de contactos y divulgarse fotos suyas con un joven con el torso desnudo. Bien es cierto que, aunque la suspensión vino del Vaticano, en este tipo de casos la ratificación por la Santa Sede es un procedimiento que cabe calificar como de oficio. También hace unos días trascendieron también unas declaraciones del obispo maltés Charles Scicluna, según las cuales el papa le habría apoyado para que se opusiese a la apertura de la adopción a las parejas del mismo sexo.

A esto se ha de unir igualmente que otros destacados eclesiásticos siguen insistiendo en la condena de la realidad LGTB, incluyendo al ya célebre obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla. El tiempo dirá cómo se desarrolla esta actual coexistencia de gestos y palabras de apertura con otros de reafirmación doctrinal.

 

El reverendo Gary Hall: "La homofobia es pecado"

El primer fin de semana de octubre fue dedicado por la Catedral Nacional de Washington a los jóvenes LGTB. Se trata del templo episcopaliano (la rama estadounidense de la confesión anglicana) más importante de los Estados Unidos. Su deán, el reverendo Gary Hall, que siempre se ha caracterizado por su aperturismo e inclusividad, ha querido dejar claro a los jóvenes LGTB cuál es su doctrina respecto a quienes les discriminan: “debemos tener el valor de dar último paso y decir lo que son la homofobia y el heterosexismo. Son pecado. La homofobia es un pecado. El heterosexismo es un pecado”. Hall también quiso evidenciar a quiénes considera los últimos responsables del prejuicio homófobo: “ese prejuicio persiste porque las iglesias cristianas siguen promoviéndolo”.
 
 
La Catedral Nacional de Washington quiso con esta conmemoración recordar el 15º aniversario de la muerte de Matthew Shepard, el joven cuya espantosa tortura y posterior asesinato dieron lugar a la modificación de la ley federal de crímenes de odio, para incluir los crímenes cuyo móvil fuera la orientación sexual o la identidad de género de la víctima.
 
En el sermón ofrecido el pasado domingo 6 de octubre, el deán Hall recordó tanto a Mathew Shepard como al joven Tyler Clementi, que hace tres años se vio abocado al suicidio debido al acoso homofóbico sufrido en su centro universitario. Las madres de ambos estaban presentes en la ceremonia. El sermón comenzaba con las siguientes palabras:
 
“Este mes hace quince años que Matthew Shepard fue asesinado en Laramie, Wyoming. El mes pasado hizo tres años que Tyler Clementi se suicidó en la ciudad de Nueva York. Matthew tenía 21 años cuando murió, Tyler 18. Ambos jóvenes eran gays. Durante este fin de semana hemos permanecido en la catedral tanto para recordar y honrar a Mattew y Tyler como para comprometernos a estar al lado de los jóvenes LGBT”.
 
Haciendo remembranza de los días oscuros del asesinato de Matthew, el reverendo Hall estimaba que el progreso experimentado desde entonces es insuficiente y apuntaba con claridad a los responsables:
 
“Todos los días, a lo largo y ancho de los Estados Unidos, un sinnúmero de niños y niñas anónimos sufren de indignidad, humillación, intimidación y violencia, y sienten que están solos. Y lamento decir que gran parte de la culpa corresponde a nuestras iglesias, que dan cobertura religiosa al último prejuicio cultural que permitimos que persista en nuestra sociedad: la estigmatización de una persona debida a su orientación sexual o identidad de género. Y ese prejuicio cultural contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales persiste incluso en un momento en que un tercio de los programas de televisión cuentan con personajes gays. Ese prejuicio persiste porque las iglesias cristianas siguen promoviéndolo”.
 
Gary Hall continuaba su sermón haciendo un somero repaso de las discriminaciones e injusticias cometidas por las iglesias en el pasado, desde la segregación dentro de las mismas por razón de raza, apoyando incluso el racismo activo, hasta la profusión de argumentos teológicos para impedir la plena incorporación, en pie de igualdad, de las mujeres. Superados por su confesión aquellos prejuicios, el reverendo detallaba cuál es el siguiente desafío:
 
“Ahora nos encontramos con la última barrera, a la que podemos llamar homofobia o heterosexismo. Debemos tener el valor de dar último paso y decir lo que son la homofobia y el heterosexismo. Son pecado. La homofobia es un pecado. El heterosexismo es un pecado. Avergonzar a las personas por lo que aman es un pecado. Avergonzar a las personas porque su identidad de género no encaja a la perfección con su idea de lo que debería ser, es un pecado”.
 
El deán de la Catedral Nacional de Washington concluía con la esperanza de un futuro mejor para las nuevas generaciones:
 
“Solo cuando encontremos la manera de hablar sin miedo, con valentía y claridad, a los niños LGTB, a sus familias, a sus escuelas, a sus comunidades, será el mundo un lugar seguro para los Matthew Shepard y Tyler Clementi de nuestros días”.
 
Una iglesia inclusiva
 
La iglesia episcopaliana, rama estadounidense de la comunión anglicana, es una de las más inclusivas de entre las grandes confesiones religiosas. Ya en 2003 hacía historia ordenando obispo a Gene Robinson, abiertamente gay. Y en 2009 rompía con la moratoria autoimpuesta varios años antes y decidía volver a ordenar obispos y obispas abiertamente homosexuales, así como bendecir a las parejas del mismo sexo. Más recientemente, en el verano de 2012, aprobaba la ordenación de personas transexuales, así como la creación de un rito litúrgico de bendición de las parejas del mismo sexo (aunque los sacerdotes episcopalianos podían desde 2009 bendecir este tipo de uniones, no existía una liturgia definida y cada uno lo hacía a su modo).
 
En el mes de enero de 2013, el deán de la catedral anunciaba que el templo acogería ceremonias de matrimonio entre personas del mismo sexo. Y como un ejemplo más de esa afinidad con los derechos LGTB, en junio de 2013 las campanas de la Catedral Nacional de Washington repicaban para celebrar la derogación por parte del Tribunal Supremo de la sección tercera de la DOMA, la norma que prohibía a la administración federal estadounidense reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo. (Fuente).

En defensa de la familia cristiana LGTB

 

Hoy se va a hablar mucho de la familia cristiana, y cuando se use este término, muchos la usarán de un modo restringido a una familia formada por un hombre y una mujer con un buen número de hijos. Pero yo hoy quiero reivindicar también la familia cristiana LGTB. Sí, existen familias cristianas LGTB. Unas familias que acaban de empezar una nueva andadura, que tienen necesidad de caminar despacio pero sin pararse, crear nuevas formas e incluso de hacer nacer una nueva teología desde su propia vivencia creyente.
 
El matrimonio es una vocación, una llamada de Dios. Por eso cuando dos personas LGTB deciden formar una familia, lo primero que están haciendo, más que unos planes comunes es responder a una vocación, una vocación que es llamada a un pleno desarrollo personal, la mutua santificación, en definitiva a la glorificación de Dios. NO reconocer la familia cristiana LGTB, es negar a Dios la libertad para llamar a estas dos personas a una vida plena humana y cristiana en un proyecto común.
 
La familia cristiana LGTB, expresa de una manera aun más nítida la gratuidad del amor. Pues el amor entre dos personas LGTB no tiene otra fin primario que crear una comunidad de amor, que se realiza y crece en el encuentro sexual, sin otro fin en sí mismo. Esto no quiere decir que el amor homosexual no sea fecundo. En primer lugar, la familia LGTB es fecunda para los propios contrayentes, que encuentran la posibilidad de liberarse de la soledad y de vivir en diálogo íntimo y personal con el otro. Este dialogo conyugal ofrece la posibilidad de abrir este diálogo al diálogo con Dios. Superando el propio egoísmo, abriéndose cada vez con más hondura al otro cónyuge, compartiendo los gozos, temores y alegrías pueden avanzar los esposos cristianos en el diálogo con Dios, la escucha de Dios, el encuentro con ÉL.
 
El matrimonio LGTB cristiano es fecundo porque en él encuentran la complementación mutua, y el enriquecimiento al encontrarse con el otro, descubriendo en el otro que es “hueso de mis huesos y carne de mi carne” (Gn 2,23). La fecundidad se manifiesta también en el encuentro sexual, como fiesta del amor, de intimidad, de placer, de descubrir, compartir y disfrutar la intimidad sexual, y el valor del cuerpo como medio de expresión y comunicación del amor. Viviendo así el sexo, hacen de este el signo y presencia del amor de Dios. En la familia LGTB la unión de los cuerpos expresa la unión de los corazones.
 
Por último, el matrimonio LGTB cristiano es fecundo, pues los esposos a través de la oración común, la fidelidad, la mutua entrega van creciendo en el amor a Dios y a los hermanos. Los problemas, las dificultades y adversidades de la vida, vividos conjuntamente por los esposos son ocasión para profundizar y crecer en un amor cada vez más sólido y realista. La vida matrimonial es para los esposos LGTB una escuela donde aprendan a amar a todos. Acogiéndose, ayudándose y perdonándose, los esposos aprenden a acoger, ayudar, perdonar. Su amor conyugal los hace fecundos incluso viviendo el amor fuera de su propio hogar, pues este amor los abrirá a los demás. Por eso  la familia cristiana LGTB no es estéril, cuando no hay adopción. Pues el amor vivido cristianamente colabora en la promoción de un mundo más humano, un hogar más humano donde habita el amor, el diálogo y la verdad, y así los esposos LGTB hacen crecer el Reino de Dios.
 
La familia cristiana LGTB vive un amor conyugal fiel. Un amor y una fidelidad que exige que la familia cristiana LGTB sea reconocida y aceptada social y eclesialmente. Pues este amor vivido en secreto difícilmente conducirá a las personas a su realización plena.
 
La familia LGTB cristiana ha de saber en sus momentos de debilidad, de pobreza, de limitación, buscar la gracia y la fortaleza de Dios a través de la oración mutua. Y en los momentos de gozo y plenitud abrirse a la alabanza y acción de gracias a Dios.
 
Dios se hace presente en la mutua entrega, el perdón dado y recibido cuando el otro no es capaz de responder a las expectativas que habíamos puesto en él, las expresiones de amor, el sexo, el sufrimiento y alegrías de cada día. Por eso, yo hoy quiero desde aquí reivindicar la familia cristiana LGTB como querida y bendecida por Dios. Como proyecto humano, pero ante todo como respuesta como una llamada de Dios para esas dos personas. Una comunión que es fecunda, más allá de los hijos biológicos o de la terquedad de algunos que son incapaces de ver en la sexualidad una expresión del amor y la comunión. Los esposos LGTB no hacen el amor, sino que lo celebran, en una experiencia íntima donde se  saborea el amor como sacramento del amor de Dios.
 
Fuente: pulsar aquí.

Guía didáctica de diversidad afectivo-sexual en el área de religión

La LOE establece que, entre los principios que deben regir el Sistema Educativo en el Estado Español, se hallan el pleno desarrollo de la personalidad y de las capacidades afectivas del alumnado, la igualdad efectiva de oportunidades entre hombres y mujeres así como el reconocimiento de la diversidad afectivo-sexual. Es por ello importante que todo el Sistema Educativo se implique en la labor de acabar con las desigualdades que, derivadas del sexismo, el machismo, la homofobia y la transfobia, perviven en su interior e impiden que las diferencias de género, identidad u orientación sexual sean apreciadas como un elemento enriquecedor.

El trabajo pedagógico en pro de la igualdad, contra la exclusión y por el respeto a las diferencias es labor de todas las personas que integran el Sistema Educativo. Y todos los currículos han de contribuir en mayor o menor medida a este objetivo general e inaplazable de la LOE. Un objetivo que, entendemos, no puede ser aparcado en ninguna asignatura, tampoco en la de Religión Católica. Por esta razón, desde la FELGTB se está haciendo un importante esfuerzo por dotar a los/las docentes de herramientas pedagógicas que les permitan abordar en las aulas la igualdad de género y el respeto a la diversidad afectivo-sexual y familiar. El material que ahora mismo tenéis en vuestras manos nace de este esfuerzo. Se trata de una guía didáctica que intenta aunar la doctrina católica y el respeto a las diferencias sexuales y afectivas de cada alumno/a y de cada familia.

La guía Unidades didácticas para el tratamiento de la diversidad afectivo-sexual en el área de Religión Católica es un proyecto de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), coordinado por el Área de Educación y el Área de Asuntos Religiosos. Esta guía didáctica está diponible en el siguiente enlace.

AdjuntoTamaño
Guía docente sobre diversidad afectivo sexual en el área de religión.pdf289.03 KB

La Federación Estatal exige respeto al Vaticano para el colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales

Las palabras de Benedicto XVI siguen provocando reacciones en nuestro país. La FELGTB (Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales), entidad de la que forma parte Crismhom, exige al Vaticano respeto para el colectivo de lesbianas,  gays, bisexuales y transexuales, que se vio faltado por las últimas declaraciones en contra del matrimonio homosexual por parte del Papa. Además, se pide una condena de estas palabras al presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

La FELGTB exige respeto hacia las personas LGTB y pide a Rajoy una condena explícita a las palabras del Papa.
 
Asimismo condena la impasividad de la diplomacia española hacia el acta del jefe de Estado vaticano al colectivo LGTB y su incitación al odio.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales exige al Vaticano un mayor respeto hacia las personas lgtb, con motivo de las últimas manifestaciones del Papa frente a 180 diplomáticos acreditados en el Vaticano, en las que cataloga el matrimonio entre personas del mismo sexo como “amenaza para la humanidad”. Igualmente, pide al gobierno de Rajoy una condena explícita de estas palabras y que solicite una explicación ante la impasividad de la diplomacia española en el Vaticano,  así como el rechazo por parte de las comunidades católicas.
 
Según Antonio Poveda, presidente de FELGTB, “estas palabras son despreciables, no son más que otra demostración del odio irracional que el Sr. Ratzinger tiene hacia las personas homosexuales. El problema es que estas palabras sirven de justificación a muchos fundamentalistas católicos para ejercer violencia hacia nosotras y nosotros, y alimenta el rechazo social y la discriminación. La incitación al odio sí es una amenaza para la humanidad”.
 
La FELGTB volverá a solicitar una reunión con la Conferencia Episcopal Española, por tercera vez en poco más de un año, para denunciar este acoso permanente de la jerarquía católica y la situación de discriminación que están viviendo las personas LGTB en muchas comunidades católicas.
 
 Para Juan Antonio Férriz, coordinador del Área de Asuntos Religiosos de FELGTB, “condenar la homosexualidad es irracional, contradice el conocimiento científico actual e insulta la inteligencia humana, atenta contra los Derechos Humanos y la dignidad de las personas, incluso supone una amenaza para la vida de muchas personas, destruye nuestras familias y las de nuestro alrededor, y va en contra de la creación de Dios. En lugar de liberar a la persona, con estas afirmaciones la religión se convierte en una estructura jerárquica represora que quiere controlar a la sociedad en todos los ámbitos. Eso no tiene nada que ver con Dios, sino más bien con el egocentrismo y el sentimiento absolutista de unos cuantos purpurados que han sido asignados a dedo. Desde el Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB creemos en un Dios que nos quiere libres de cargas, no llenos de culpa y condenación por algo que es una característica más de la persona, incluso un don, como han señalado destacadas personas como Desmond Tutu, premio nobel y arzobispo anglicano en Sudáfrica, o recientemente Hillary Clinton en su discurso en la sede de Naciones Unidas. ”

Para más información: www.felgtb.org

La caza del gay por Mario Vargas Llosa

La noche del tres de marzo pasado, cuatro “neonazis” chilenos, encabezados por un matón apodado Pato Core, encontraron tumbado en las cercanías del Parque Borja, de Santiago, a Daniel Zamudio, un joven y activista homosexual de 24 años, que trabajaba como vendedor en una tienda de ropa.Durante unas seis horas, mientras bebían y bromeaban, se dedicaron a pegar puñetazos y patadas al maricón, a golpearlo con piedras y a marcarle esvásticas en el pecho y la espalda con el gollete de una botella.

 Al amanecer, Daniel Zamudio fue llevado a un hospital, donde estuvo agonizando durante 25 días al cabo de los cuales falleció por traumatismos múltiples debidos a la feroz golpiza.

Este crimen, hijo de la homofobia, ha causado una viva impresión en la opinión pública no sólo chilena, sino sudamericana, y se han multiplicado las condenas a la discriminación y al odio a las minorías sexuales, tan profundamente arraigados en toda América Latina. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, reclamó una sanción ejemplar y pidió que se activara la dación de un proyecto de ley contra la discriminación que, al parecer, desde hace unos siete años vegeta en el Parlamento chileno, retenido en comisiones por el temor de ciertos legisladores conservadores de que esta ley, si se aprueba, abra el camino al matrimonio homosexual.

Ojalá la inmolación de Daniel Zamudio sirva para sacar a la luz pública la trágica condición de los gays, lesbianas y transexuales en los países latinoamericanos, en los que, sin una sola excepción, son objeto de escarnio, represión, marginación, persecución y campañas de descrédito que, por lo general, cuentan con el apoyo desembozado y entusiasta del grueso de la opinión pública.


Lo más fácil y lo más hipócrita en este asunto es atribuir la muerte de Daniel Zamudio sólo a cuatro bellacos pobres diablos que se llaman neonazis sin probablemente saber siquiera qué es ni qué fue el nazismo. Ellos no son más que la avanzadilla más cruda y repelente de una cultura de antigua tradición que presenta al gay y a la lesbiana como enfermos o depravados que deben ser tenidos a una distancia preventiva de los seres normales porque corrompen al cuerpo social sano y lo inducen a pecar y a desintegrarse moral y físicamente en prácticas perversas y nefandas.

Esta idea del homosexualismo se enseña en las escuelas, se contagia en el seno de las familias, se predica en los púlpitos, se difunde en los medios de comunicación, aparece en los discursos de políticos, en los programas de radio y televisión y en las comedias teatrales donde el marica y la tortillera son siempre personajes grotescos, anómalos, ridículos y peligrosos, merecedores del desprecio y el rechazo de los seres decentes, normales y corrientes. El gay es, siempre, “el otro”, el que nos niega, asusta y fascina al mismo tiempo, como la mirada de la cobra mortífera al pajarillo inocente.

En semejante contexto, lo sorprendente no es que se cometan abominaciones como el sacrificio de Daniel Zamudio, sino que éstas sean tan poco frecuentes. Aunque, tal vez, sería más justo decir tan poco conocidas, porque los crímenes derivados de la homofobia que se hacen públicos son seguramente sólo una mínima parte de los que en verdad se cometen. Y, en muchos casos, las propias familias de las víctimas prefieren echar un velo de silencio sobre ellos, para evitar el deshonor y la vergüenza.

Aquí tengo bajo mis ojos, por ejemplo, un informe preparado por el Movimiento Homosexual de Lima, que me ha hecho llegar su presidente, Giovanny Romero Infante. Según esta investigación, entre los años 2006 y 2010 en el Perú fueron asesinadas 249 personas por su “orientación sexual e identidad de género”, es decir una cada semana. Entre los estremecedores casos que el informe señala, destaca el de Yefri Peña, a quien cinco “machos” le desfiguraron la cara y el cuerpo con un pico de botella, los policías se negaron a auxiliarla por ser un travesti y los médicos de un hospital a atenderla por considerarla “un foco infeccioso” que podía transmitirse al entorno.

Estos casos extremos son atroces, desde luego. Pero, seguramente, lo más terrible de ser lesbiana, gay o transexual en países como Perú o Chile no son esos casos más bien excepcionales, sino la vida cotidiana condenada a la inseguridad, al miedo, la conciencia permanente de ser considerado (y llegar a sentirse) un réprobo, un anormal, un monstruo. Tener que vivir en la disimulación, con el temor permanente de ser descubierto y estigmatizado, por los padres, los parientes, los amigos y todo un entorno social prejuiciado que se encarniza contra el gay como si fuera un apestado. ¿Cuántos jóvenes atormentados por esta censura social de que son víctimas los homosexuales han sido empujados al suicidio o a padecer de traumas que arruinaron sus vidas? Sólo en el círculo de mis conocidos yo tengo constancia de muchos casos de esta injusticia garrafal que, a diferencia de otras, como la explotación económica o el atropello político, no suele ser denunciada en la prensa ni aparecer en los programas sociales de quienes se consideran reformadores y progresistas.


Porque, en lo que se refiere a la homofobia, la izquierda y la derecha se confunden como una sola entidad devastada por el prejuicio y la estupidez. No sólo la Iglesia católica y las sectas evangélicas repudian al homosexual y se oponen con terca insistencia al matrimonio homosexual. Los dos movimientos subversivos que en los años ochenta iniciaron la rebelión armada para instalar el comunismo en el Perú, Sendero Luminoso y el MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru), ejecutaban a los homosexuales de manera sistemática en los pueblos que tomaban para liberar a esa sociedad de semejante lacra (ni más ni menos que lo hizo la Inquisición a lo largo de toda su siniestra historia).

Liberar a América Latina de esa tara inveterada que son el machismo y la homofobia —las dos caras de una misma moneda— será largo, difícil y probablemente el camino hacia esa liberación quedará regado de muchas otras víctimas semejantes al desdichado Daniel Zamudio. El asunto no es político, sino religioso y cultural. Fuimos educados desde tiempos inmemoriales en la peregrina idea de que hay una ortodoxia sexual de la que sólo se apartan los pervertidos y los locos y enfermos, y hemos venido transmitiendo ese disparate aberrante a nuestros hijos, nietos y bisnietos, ayudados por los dogmas de la religión y los códigos morales y costumbres entronizados. Tenemos miedo al sexo y nos cuesta aceptar que en ese incierto dominio hay opciones diversas y variantes que deben ser aceptadas como manifestaciones de la rica diversidad humana. Y que en este aspecto de la condición de hombres y mujeres también la libertad debe reinar, permitiendo que, en la vida sexual, cada cual elija su conducta y vocación sin otra limitación que el respeto y la aquiescencia del prójimo.

Las minorías que comienzan por aceptar que una lesbiana o un gay son tan normales como un heterosexual, y que por lo tanto se les debe reconocer los mismos derechos que a aquél —como contraer matrimonio y adoptar niños, por ejemplo— son todavía reticentes a dar la batalla a favor de las minorías sexuales, porque saben que ganar esa contienda será como mover montañas, luchar contra un peso muerto que nace en ese primitivo rechazo del “otro”, del que es diferente, por el color de su piel, sus costumbres, su lengua y sus creencias y que es la fuente nutricia de las guerras, los genocidios y los holocaustos que llenan de sangre y cadáveres la historia de la humanidad.

Se ha avanzado mucho en la lucha contra el racismo, sin duda, aunque sin extirparlo del todo. Hoy, por lo menos, se sabe que no se debe discriminar al negro, al amarillo, al judío, al cholo, al indio, y, en todo caso, que es de muy mal gusto proclamarse racista.

No hay tal cosa aún cuando se trata de gays, lesbianas y transexuales, a ellos se los puede despreciar y maltratar impunemente. Ellos son la demostración más elocuente de lo lejos que está todavía buena parte del mundo de la verdadera civilización. El País



--
Área de Asuntos Religiosos - FELGTB


 

Los Caminos del Amor: Conferencia Internacional para una pastoral con personas homosexuales y transexuales . Tendrá lugar el viernes 3 de octubre de 2014 en Roma

La asamblea general extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Familia 2014 tendrá lugar en el Vaticano entre el 05 y el 19 de octubre.
En el  Sínodo se discutirán varios temas como  ”las parejas que conviven sin casarse”, el camino espiritual de los divorciados vueltos a casar, uniones de personas del mismo sexo y la educación religiosa de los niños las parejas del mismo sexo.

La Iglesia Católica ha decidido finalmente  reflexionar abiertamente sobre estos temas. Asociaciones y grupos católicos italianos,  europeos y  estadounidenses han organizado una conferencia internacional de teología en Roma (Italia) unas horas antes del comienzo del Sínodo.
La conferencia se titula

Los Caminos del Amor: Conferencia Internacional para una pastoral con las personas homosexuales y transexuales . Tendrá lugar el viernes 3 de octubre de 2014 en Roma. El evento reunirá a los teólogos y clérigos católicos, junto con representantes de la Iglesia Valdense y de la sociedad civil con el fin de discutir sobre cómo renovar la pastoral con el fin de incluir plenamente a los homosexuales y las personas transexuales, y las parejas del mismo sexo y las familias. El tema de la familia no se puede discutir más, sin tener en la reflexión todo tipo de familias, incluidas las basadas en el amor entre personas del mismo sexo.

En la conferencia, habrá un padre de un niño homosexual.
Los padres de  las personas homosexuales ‘están llamados a comprometerse en un camino de la aceptación y la renovación de sus pensamientos. Algunos de ellos lo han descrito como “llegar a ser padre por segunda vez.” El panel hablará sobre la vocación de los homosexuales que quieren vivir su fe en la Iglesia Católica y al Evangelio.
Por otra parte, las discusiones se trasladarán a la cuestión de los padres del mismo sexo y sus hijos. A veces han nacido de un matrimonio anterior. Algunos otros son el fruto de una elección madurada dentro de la propia pareja. Estos niños y niñas tienen el derecho a recibir la formación en la fe y los sacramentos dentro de sus comunidades.
Los panelistas también hablarán  de todas aquellas personas homosexuales y transexuales que no han sido capaces de construir una relación estable y viven sus vidas con una sensación de abandono y soledad. La conferencia también será una oportunidad para hablar sobre los sentimientos de amargura y el engaño o, a veces el fomento de esas esposas y esposos de las personas homosexuales que sentían que no podían soportar una vida negándose a sí mismos en un matrimonio que no podían soportar más y decidieron abandonar a sus familias.
La conferencia será presentada  por Marco Politi, periodista, escritor y uno de los vaticanistas más activos (Il Fatto Quotidiano, Il Messaggero, Repubblica, ABC, CNN, BBC). Los otros panelistas serán:
Monseñor. Geoffrey Robinson,  obispo católico jubilado, ex obispo auxiliar de Sydney, Australia. Autor de “Enfrentarse al  poder y al sexo en la Iglesia Católica” sobre la enseñanza de la Iglesia sobre la moralidad sexual y los escándalos de abusos. Se proporcionará un análisis de cómo la Iglesia católica puede emprender un camino hacia una nueva comprensión de la vida y de las relaciones humanas de las personas LGBT;

Padre James Alison, teólogo católico y sacerdote. Originario del Reino Unido, vive en  Brasil y ha trabajado extensamente sobre la homosexualidad y la fe católica, en particular, sobre la conciencia católica y la conciencia gay. Él explicará cómo los homosexuales y personas transexuales pueden convertirse en los protagonistas de una nueva evangelización capaz de incluir todas las diversidades y para liberarlas de la estructura de la opresión y la discriminación que sigue estando ampliamente presente en diferentes sectores de nuestras sociedades;
Rev Antonietta Potente, teóloga dominica italiana que vive en  Bolivia. Ella ofrecerá una reflexión sobre un nuevo enfoque del evangelio a las personas LGBT;
Pastor Letizia Tomassone, pastora valdense, Presidente de la Comisión de Fe y Homosexualidad de las iglesias  Bautista, Metodista y valdenses en Italia. Ella hablará del camino que estas iglesias han emprendido ya abiertamente incluyendo las personas LGBT y parejas;
Ms Joseanne Peregin, Presidente de la Comunidad de Vida Cristiana en Malta y madre de un homosexual. Ella hablará  de los sentimientos y los temores de que los padres católicos pueden tener cuando se trata de niños homosexuales;
Un vídeo clip de corta duración con entrevistas a personas homosexuales católicas  se proyectará también. Al final, tendrá lugar la lectura de un llamamiento para una pastoral que incluya a personas homosexuales y transexuales. Esta carta será entregada al Sínodo de los obispos.
La conferencia internacional “Los Caminos del Amor: hacia una Pastoral de homosexuales y transexuales ” tiene la intención de dar a los miembros del Sínodo una propuesta concreta y la dirección a seguir con el fin de aceptar plenamente a los  homosexuales y  transexuales con “respeto, compasión , delicadeza, y evitar una etiqueta de discriminación injusta “(Catecismo de la Iglesia Católica, párrafo 2358).

“Los caminos del amor.” Conferencia Internacional para una pastoral con las personas homosexuales y transexuales ”

Facultad de Teología de la Iglesia valdense,  Aula Magna – Roma (Italia), 03 de octubre 2014
La conferencia está  patrocinada por el Foro Europeo de los cristianos LGBT y  apoyada  económicamente por el Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura de los Países Bajos

Programa:
.
14:00 Bienvenida
14:45 Marco Politi (Periodista y vaticanista) Introducción
15:00 obispo Geoffrey Robinson “Hacia una nueva comprensión de las vidas LGBT y el amor”
15:50 James Alison (teólogo) “Hacia la inclusión global de personas LGBT dentro de las comunidades católicas: un nuevo enfoque teológico”
16:20 Antonietta Potente (teóloga dominica) “Desde el exilio a la inclusión, de la espera a la contribución: una nueva actitud de las personas LGBT”
.
16:50 Pausa para el café
.
17:20 Vídeo “Necesidades y vida de los cristianos  LGBT” por  Yulia Matsiy, director ruso independiente y cineasta que reside en Milán (Italia)

17:50 Letizia Tomassone (Presidente de la Comisión BMV sobre “La fe y la homosexualidad”) “La ruta de las iglesias protestantes desde el prejuicio a la plena inclusión de las personas LGBT”
18:20 Joseanne Peregin (Presidente de Comunidad de Vida Cristiana-Malta) “temores y expectativas de los padres de niños  LGBT ”
18:50 Representantes católicos italianos LGTB  ”Contribución y propuestas de las personas LGBT católicas italianas  al Sínodo”
19:00 Preguntas y Respuestas
20:00 Conclusión
.
“Los caminos del amor.” Conferencia Internacional para una pastoral con las personas homosexuales y transexuales “(Roma, 03 de octubre 2014)
Sitio web: http://waysoflove.wordpress.com/
Facebook https://www.facebook.com/waysoflove2014
Email lestradedellamore@gmail.com

Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización

Diversidade Católica 10 Diciembre de 2013Carta de algunos grupos de católicos Lésbico, Gay, Transgénero y Bisexual (LGTB) del Brasil dirigida a los Obispos en respuesta a la consulta sobre: Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización. "Es la primera vez en la historia, que nosotros sepamos, que a todos los fieles, incluyendo a nosotros católicos LGTB se nos ha invitado a expresarnos como sujetos sobre temas tan importantes para el futuro de nuestra Iglesia. Quienes les escribimos esta carta, lejos de sentirnos con el derecho de hablar en nombre de tantas personas diferentes, sin embargo quedamos honrados por la invitación y deseamos al menos intentar ofrecerles una respuesta digna". Pulsa AQUÍ para firmar esta declaración.
 
 
Estimados Señores Obispos,
 
Es la primera vez en la historia, que nosotros sepamos, que a todos los fieles, incluyendo a nosotros católicos LGTB se nos ha invitado a expresarnos como sujetos sobre temas tan importantes para el futuro de nuestra Iglesia. Quienes les escribimos esta carta, lejos de sentirnos con el derecho de hablar en nombre de tantas personas diferentes, sin embargo quedamos honrados por la invitación y deseamos al menos intentar ofrecerles una respuesta digna.
 
Es evidente que nos falta pericia para contestar la mayor parte de las preguntas del cuestionario. Por esto, vamos a limitarnos nada más a aquellas que nos atañen
directamente. Pero antes, contando con su comprensión, nos gustaría comentar brevemente cuatro puntos que fluyen en los temas fundamentales de la consulta.
 
El primer apartado es sobre el término Familia. Quisiéramos expresarles que todos nosotros, como personas LGTB, hijas e hijos de Dios, nacimos en el seno de familias, de todos los tipos imaginables. Y todos buscamos vivir en familias, sean electivas o biológicas. Como católicos, sabemos que Nuestro Señor Jesucristo siempre promovía y promueve más la familia electiva que la biológica. Por esto, consideramos que el discurso católico sobre la familia nos cala hondo, sobre todo porque estas palabras de Jesús resuenan con emoción en nuestros oídos: “Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la cumplen” (Lucas 8, 21). Entre nosotros, han existido lasmás variadas experiencias de vida familiar. Para algunos de nosotros, el hecho de que seamos LGTB fue aceptado tranquilamente por nuestros hermanos, padres, primos y demás. Para otros el hecho provocó, y sigue provocando, mucho sufrimiento, sea para nuestros parientes más cercanos, sea para nosotros mismos. Total, queremos decir que los dramas de la vivencia de la fe en familia no nos son ajenos. Justo por esta razón no podemos dejar de notar que, hasta ahora, el discurso eclesiástico sobre la familia nos trata como si fuésemos sus enemigos, hostiles de algún modo a su sobrevivencia. Sin embargo, ninguna dinámica de familia es saludable donde algún miembro es tratado como la oveja negra (o rosa) de la familia. Y esto nos lleva a pedirles que Ustedes dejen de insistir en “defender” la familia en un tono de contraste que no reconoce los derechos y la estabilidad psíquica y espiritual de las personas LGTB. Estas “defensas” suenan como intentos de inmiscuirse, de manera poca evangélica, en vivencias familiares complejas. Todos salimos ganando cuando estos asuntos son tratados con honestidad, escucha, paciencia y cariño.
 
El segundo apartado es sobre la noción de Ley Natural. Aunque la terminología no sea muy común en nuestro medio, la realidad a la cual apunta nos es muy presente. Gran parte de los avances en el trato digno y humano a las personas LGTB ha sido fruto de una creciente conciencia, tanto en el orden científico como popular, de que nosotros, las personas LGTB somos así no por cualquier defecto o deficiencia, sino sencillamente como algo que es. Siendo así, como con todas las demás personas, nuestro comportamiento digno brota y se sigue de lo que somos. O sea, es a partir de ser y no a pesar de ser LGTB que entramos, imbuidos por la fuerza del Espíritu Santo, en aquella participación consciente y activa que busca llegar a ser aquello que Dios quiere para nosotros, lo que caracteriza la Ley Natural. El aprender, en la práctica, a ser hija o hijo de Dios, teniendo como uno de los aspectos de nuestra identidad el ser LGTB –elemento menor pero no despreciable– es una tarea ardua de humanización para todos nosotros. En esta tarea no quedamos exentos de todas las posibilidades de pecado y de santidad que desafían de manera similar a cualquier persona. Sin embargo, observamos que cuando la autoridad eclesiástica habla de la Ley Natural, da por sentado que somos de alguna manera marginales al tema, somos juzgados de manera siempre negativa por causa de nuestras inclinaciones que supuestamente serían “objetivamente desordenadas”. Pues bien, está quedando cada vez más claro que la versión eclesiástica actual de la Ley Natural no tiene engrenaje con lo real. Por esta razón, les exhortamos, queridos Obispos, a que dejen de utilizar la Ley Natural como arma eclesiástica contra nosotros, y dediquen más atención a la dimensión de la Ley Natural que consiste en aprender por observación aquello que realmente es. Pues solamente de esta manera serán conocidos y respetados los designios de nuestro Padre celestial, Creador de todas las cosas, para con nuestras vidas. Y solamente así Ustedes nos ayudarán a caminar según Su voluntad. 
 
El tercer apartado trata del término Pastoral. Nosotros anhelamos ardientemente la existencia de una verdadera pastoral LGTB aquí en el Brasil. Sabemos que ninguna Pastoral produce buenos frutos a no ser que esté fundamentada en la verdad. Y aquí topamos con un problema grave, un dilema. O bien somos personas heterosexuales consideradas defectuosas, o bien somos personas LGTB en todo el sentido del término. En el primer caso, la Pastoral nos enseñaría a vivir una estricta continencia sexual, se opondría a cualquier forma de reconocimiento de nuestra vida en común, sea en lo civil, sea en lo religioso, y hasta llegaría a proponer métodos para “curarnos” del desorden profundo que nos es atribuido. En el segundo caso, la Pastoral tendría la misión de ayudarnos a florecer y a crecer en la fe a partir de lo que somos. Tendría como enfoque, entre otras cosas, la formación y estabilidad de nuestra vida conyugal y familiar, inclusive a través de la adopción de niños, y el fortalecimiento de nuestro compromiso con los más sufridos por medio de proyectos sociales. Y sobretodo se esforzaría por mejorar la vida de tantas personas, especialmente de los estratos más pobres y marginalizados de nuestra sociedad, que padecen toda clase de discriminación en el trabajo, en la escuela, en la salud y en otros ámbitos, por causa de su condición de LGTB, llegando hasta el extremo de ser echadas de su casa por sus familias, y a prostituirse para sobrevivir. La situación real en la Iglesia, hasta ahora, es que la autoridad eclesiástica no consigue siquiera reconocer en público que existe una cuestión sobre este punto acerca de la verdad para que se la mire de frente; aunque, callados, muchos lo saben muy bien. El resultado, que vemos en lo cotidiano, es un mundo donde los laicos se dan cuenta con cada vez mayor facilidad de que no existe ningún desorden objetivo que sea intrínseco al hecho de que alguien sea LGTB. Entre el clero, sin embargo, con todo y los muchos miembros que son de nuestra tribu, no se consigue hablar del asunto honestamente. Mucho menos entre Ustedes, queridos Obispos, pues su habla en esta materia suena, discúlpenos la comparación, a los discursos ficticios de regímenes de épocas pasadas: “Nosotros fingimos enseñar, y el pueblo finge aprender”. En estas condiciones, una verdadera y oficial pastoral católica LGTB resulta imposible. Los esfuerzos pastorales que existen hoy, y a partir de los cuales les escribimos esta carta, sobreviven en la clandestinidad, sin una acogida sincera, abierta y fraterna, y en espacios eclesiales que no son reconocidos como tales. Pedimos entonces, no como mera cuestión académica, sino como urgente ejercicio de corresponsabilidad pastoral que Ustedes busquen la manera de entrar pública y honestamente en el proceso de elucidar con nosotros aquello que realmente es en este campo. Sin miedo a la verdad. Pues sin la verdad, no es posible ninguna Pastoral Católica. El miedo a la verdad, más allá de su escasa eficacia para la acción pastoral, también es inútil. Pues, como leemos en la Declaración Dignitatis Humanae n.1, del Concilio Vaticano II, “La verdad no se impone de otro modo sino por la fuerza de la propia verdad”.
 
El cuarto y último término es la Evangelización. Recibimos con gran alegría el abordaje de este tema por el Papa Francisco en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium y nos sentimos plenamente convocados a tomar nuestro lugar en esta nueva evangelización. De hecho, muchos de nosotros ya estamos haciéndolo de diversas maneras, exactamente tal y como personas LGTB que tenemos una profunda vivencia de nuestra fe. Claro, sin apoyo alguno de la Iglesia institucional hasta ahora. Pero quedamos muy animados por el Papa cuando nos dijo, en la JMJ 2013 aquí en Brasil, que así tiene que ser, y que días más, días menos, Ustedes, queridos Obispos, van a descubrir que estábamos haciendo lo que convenía hacer, llevando el conocimiento y la presencia de Jesús a diferentes periferias existenciales. Y en este punto nos gustaría resaltar algo: para nosotros, el descubrimiento de que somos personas LGTB amadas como tales por Dios, invitadas a hermanarnos con Jesús y a formar parte de la nueva familia electiva que es la Iglesia es parte de la Buena Nueva de Cristo. En la medida en que Ustedes insisten en tratar todo movimiento a favor de la dignidad y la veracidad de las personas LGTB como algo contrario al Evangelio, en vez de discernir los elementos de Kairós que nos llegan por este movimiento, en esta misma medida condenan la evangelización a ser una repetición estéril, una mera ideología moralista. Nuestra experiencia en el Brasil, ampliamente compartida por nuestros amigos y hermanos LGTB en otros países, tanto católicos como cristianos de otras confesiones, apunta a la misma observación: las generaciones más jóvenes no llegan a entender por qué conocer a Jesús conlleva a una caracterización negativa si no es que denigrante, que saben que es falsa, de las personas LGTB con quienes conviven como amigos, familiares, vecinos y colegas. Para la nueva y verdadera evangelización, llevada a cabo con aquel espíritu de que habla el Papa Francisco en su exhortación apostólica, es imprescindible descubrir el elemento “Buena Nueva” en la vivencia LGTB. Si no, las generaciones más jóvenes simplemente no les van a escuchar.
 
Hechas estas observaciones generales, pasamos a contestar a las preguntas de la 5ª sección del cuestionario.
 
5.- Sobre las uniones de personas del mismo sexo
 
a) ¿Existe en vuestro país (el Brasil) una ley civil que reconozca las uniones de personas del mismo sexo equiparadas de alguna manera al matrimonio?
 
No existe una ley propiamente tal. Sin embargo, gracias a Dios, el Supremo Tribunal Federal equiparó la unión civil entre personas del mismo sexo al matrimonio civil. Después de esta decisión del STF el Consejo Nacional de Justicia emitió una resolución, con carácter normativo y vinculante, a los registros civiles. Esta resolución obliga a los notarios a registrar tanto las uniones estables como los matrimonios civiles entre las personas del mismo sexo.
 
b) ¿Cuál es la actitud de las Iglesias particulares y locales tanto frente al Estado Civil promotor de uniones civiles entre personas del mismo sexo, como frente a las personas implicadas en este tipo de unión?
 
En nuestra experiencia, tanto la CNBB (Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil) como las Iglesias locales fueron obedientemente hostiles a la introducción de estas realidades en nuestro medio. Aunque, dígase de paso, se comportaron de una manera bien menos agresiva y despectiva que los grupos evangélicos neo-pentecostales que tomaron la delantera en la lucha contra nuestros derechos. A un nivel más local, la nueva realidad legal no ha causado tantos problemas. Y como personas, algunas de las cuales estamos implicadas en este tipo de unión, tenemos pocas noticias de maltrato a manos de personas vinculadas a las parroquias, como también pocas noticias de una recepción con júbilo. Huelga decir que existe una dificultad en obtener informaciones más exactas, pues, dada la situación eclesiástica oficial, toda actitud acogedora ha sido clandestina.
 
c) ¿Qué atención pastoral es posible tener hacia las personas que han elegido de vivir según este tipo de uniones?
 
Retomamos nuestro tercero párrafo mencionado arriba, sobre el término Pastoral. Extendemos toda atención pastoral que nos es posible, en medio de la clandestinidad eclesial, y anhelamos el día en que podremos pensar, en diálogo franco y abierto con nuestros Obispos, los tipos de liturgia pública de bendición más acertados para estos casos, como también el acompañamiento más apropiado para las diferentes etapas de la vida de las personas LGTB, tanto en su desarrollo humano como espiritual. 
 
d) En el caso de uniones de personas del mismo sexo que hayan adoptado niños, ¿cómo comportarse en vistas de la transmisión de la fe?
 
No hay gran cosa que se pueda hacer mientras la autoridad eclesiástica siga sintiéndose en la obligación de convencer a los niños adoptados por nosotros, gente LGTB, que sus familias no son verdaderas familias, y que sus papás o mamás son personas objetivamente desordenadas que van contra el plan de Dios al formar uniones caracterizadas por actos intrínsecamente malos. Una vez dejadas a un lado estas posiciones, no habrá mucha diferencia en el desafío de la transmisión de la fe, un asunto de por sí difícil para toda pareja con hijos hoy en la actualidad. Ayudar a superar el sentido de abandono en el niño, siendo que muchos han pasado ya por situaciones horripilantes previas a la adopción, va mucho más allá de la mera orientación sexual tanto de los niños en cuestión, como de la pareja adoptiva.
 
 

Manifiesto del V Encuentro Estatal del Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB

 

“Los fundamentos de nuestra fe como lesbianas, gays, transexuales y bisexuales creyentes: Escritura, Tradición, Razón y Experiencia”

 

COMUNICADO FINAL

 

El fin de semana del 25 al 27 de abril de 2014, nos hemos reunido diferentes grupos, organizaciones y personas a nivel individual para celebrar, con gozo y alegría, el V Encuentro Estatal del Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB. Así, hemos compartido y celebrado nuestra fe y espiritualidad, que nos libera y dignifica como personas LGTB capaces de amar y nos coloca en solidaridad con la defensa de los derechos humanos, en especial de las personas LGTB, creyentes y no creyentes, en España y en todos los países del mundo.

 

 

Estos días hemos querido tener en cuenta los avances que hemos vivido así como los obstáculos que nos impiden llegar a tener los mismos derechos y obligaciones que el resto de creyentes.

Acogemos con esperanza el nuevo estilo pastoral del actual obispo de Roma, el papa Francisco.

Agradecemos y celebramos la acogida, acciones y voces en favor de nuestra igualdad que, cada vez con más frecuencia, vienen desde comunidades de fe y de teólogas y teólogos. Valoramos especialmente su valentía en los casos más comprometidos.

Valoramos también el avance de la sociedad en general hacia actitudes, comportamientos y legislaciones más inclusivas.

Una vez más recordamos y agradecemos el apoyo, el compromiso y la solidaridad de “Redes Cristianas” y de todas las comunidades y grupos que comparten nuestro camino desde hace tiempo.

Saludamos con gozo los pasos hacia la apertura e inclusividad de algunos obispos, pastores y colectivos cristianos, en especial los avances y visibilidad que se dan dentro de algunas comunidades de la Iglesia Evangélica Española (IEE), que ceden sus espacios, y comparten celebraciones con comunidades y entidades cristianas LGTB, afrontando el conflicto con sus propias iglesias. En el mismo sentido, destacamos la labor de la Comunidad Cristiana “La Esperanza” de Alcorcón (IERE).

Queremos mencionar a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), pionera en la lucha por los Derechos Humanos y en especial por los derechos de las personas LGTB, que apoya e impulsa acciones ecuménicas e interreligiosas enfocadas a la libertad de conciencia, la igualdad y la solidaridad de las personas creyentes.

Apreciamos la creación de organizaciones, comunidades, asociaciones y otros grupos cristianos que trabajan por y para las personas LGTB creyentes, como son “Protestants Inclusius” o la Comunidad Apostólica “Fronteras Abiertas”.

Renovamos nuestra apertura al diálogo y la colaboración con creyentes LGTB de otras religiones presentes en nuestro país.

Y por otro lado, lamentamos la actitud poco humana y evangélica de quienes deberían comportarse como pastores de sus respectivas Iglesias y se dedican a hacer públicamente comparaciones denigrantes, a condenar o a excluir a nuestras hermanas y hermanos.

Finalmente denunciamos a los líderes y a los grupos de presión que incitan al rechazo de la diversidad sexual y de género, al odio, a la discriminación, a la agresión, al encarcelamiento e incluso a la muerte de personas como nosotras.

Afortunadamente, cada vez somos más y nos sentimos más fuertes quienes queremos seguir trabajando por una iglesia y una sociedad más humana, solidaria, igualitaria e inclusiva.

 

En El Masnou, Barcelona, a 27 de abril de 2014

 

 

 

Monja C.: "Si Dios me ha hecho homosexual será por algún motivo. Él no da puntada sin hilo"

C. tiene 45 años, es monja y lesbiana.Participa de Betania en Colores, la agrupación de religiosos homosexuales recién fundada en Madrid.

Varios miembros de la agrupación Betania en Colores se han ofrecido a contarnos quiénes son y por qué participan de las reuniones secretas de esta comunidad de religiosos homosexuales.

¿Quién es usted? Todos los datos que esté dispuesta a hacer público.

Mi nombre es C., tengo 45 años y pertenezco a un 'instituto de vida secular consagrada' de inspiración Paulina. Más pistas no me parece prudente dar. En resumen, sería una especie de monja sin velo, es decir, una mujer consagrada a Dios, con los votos propios de los religiosos –obediencia, pobreza y castidad-, pero con una apariencia externa de calle aunque, pensándolo bien, mucho, mucho, no me parezco a Lady Gaga…Hace ya más de 20 años que, por tanto, soy religiosa y mi vida gira en torno a tres pilares: la oración continua, bien en comunidad, bien individual, la participación en los sacramentos, es decir, la unión diaria con Cristo en la Eucaristía, y la ayuda efectiva al prójimo que, gracias a mi comunidad, puedo materializar en ayuda de tipo asistencial. Estudié en su día enfermería, aparte de los estudios teológicos propios de mi condición. Me considero una persona esencialmente feliz, con los altibajos propios de toda persona, si bien he aprendido, en los altos a dar gracias a Dios y en los bajos ponerme en sus manos.

¿Cuándo percibió su tendencia homo-afectivo-sexual? ¿Qué conflicto vivió en su aceptación, si lo hubo?

Desde que, prácticamente, nací. De niña, de muy niña, siempre quise haber nacido niño. Incluso en el colegio, me atraían mucho más los juegos de niños (el fútbol, con sus regates y goles) que los absurdos saltitos a la comba. Las muñecas, con sus vestiditos, me parecían una cursilería al lado del 'exin-castillos' o del Escalextric de mi hermano, con el que tanto jugábamos ¡y casi siempre era yo quien ganaba!

Luego vino el despertar sexual y la evidencia de que me atraían más las chicas que los chicos. De forma paralela, sentí la llamada personal que Dios me hacía al estado religioso… fueron años de mucha confusión pero me ayudó mucho algo que, de pasada, me dijo otra religiosa a quien le conté mis tormentos. Fue, curiosamente, la respuesta más normalizada (en términos LGTB) que he escuchado: me dijo algo así como "si te llama Dios, ¿qué más da que te gusten los hombres que las mujeres? Y además –añadió con un guiño- sospecho que Dios tiene más de mujer que de hombre…". Así, ¿quién podía resistirse? Bien, finalmente me metí a monja aunque no todo fue tan fácil ni todas las personas con que me he topado han sido tan razonables. De entrada, fui percibiendo que, dentro de la Iglesia en general, y de mi congregación en particular, el tema sexual es un tabú. Personalmente no tengo por esta cuestión crisis vocacionales, pero sí es cierto que a veces necesito hablar, desfogarme, contar a alguien mis dificultades y, la verdad sea dicha, no todos los consejeros espirituales ni confesores que he tenido han comprendido mi situación.


¿Cómo conoció Betania en Colores?

Conocía directamente a un miembro de Crishmom, que propuso la idea, y entre unos pocos nos dijimos ¡vamos a intentarlo! Antes era asidua el blog que esta persona tenía sobre la cuestión cristianismo y homosexualidad . Por medio de él, me enteré del proyecto de crear una comunidad de religiosos LGTB (aunque, por el momento, aún no he conocido a ninguna religiosa T (Transexual) –que me gustaría hubiera-, ni B (Bisexual), es decir, religiosos que, manteniéndose fieles a su vocación, tengan una común inclinación homosexual y, precisamente por ese motivo, necesiten (necesitemos) estar unidos; unidos para hablar, para escucharnos, para aconsejarnos; unidos para coger fuerzas y seguir caminando adelante; unidos para rezar que es, en definitiva, nuestra profesión.

¿Por qué es miembro?

Betania en Colores no tiene ninguna forma jurídica, no es una asociación ni nada por el estilo, por eso no me considero miembra ni miembro. ¿Por qué participo? Porque creo que no es casualidad que sea lesbiana pues, como creyente, creo que Dios está detrás de todo, también de mi homosexualidad. Y, si es así, si Dios me ha hecho creyente y homosexual, debe ser con algún motivo… pues Dios no da puntadas sin hilo, como decía mi abuela. Es por eso que espero encontrar aquí respuestas; en la oración comunitaria con hermanas y hermanos religiosos y homosexuales tengo esperanzas de que Dios me revele el porqué de las cosas que, tal vez, sea porque hacen falta personas que recen para que las cosas cambien a mejor y los homosexuales seamos plenamente aceptados. Aunque solo sea por esa oración… ¡¡ya vale la pena!!

¿A qué reuniones acude y qué le aportan?

Por el momento, solo puedo acudir a la oración comunitaria de los miércoles, ya que la Eucaristía de los sábados me coincide con la que celebramos en mi Casa. ¿Qué me aporta? No sabría describirlo con palabras pero… está siendo un apuntalamiento de mi propia vocación. Descubrir que no soy única en el mundo, sino que hay otros religiosos homosexuales es… un alivio porque una aprende que la homosexualidad no es un "mal", sino que es algo querido por Dios, una característica, una forma de ser… También me ha ayudado a ganar en amor hacia todos, especialmente en las minorías, a no juzgar a nadie. Si se permite la expresión, me está ayudando a ser ¡mejor cristiana!

¿Cómo es su vida diaria en su congregación en relación a su tendencia homo afectivo sexual?

Lo mantengo en secreto porque no quiero apenar o preocupar a mis hermanas. Tal vez sea una falsa excusa, o quizá una cobardía, pero no considero adecuado exteriorizar mi inclinación. Menos aún cuando tenemos otros problemas cotidianos que lidiar. Únicamente me desahogo con el sacerdote en la confesión. Gracias a Dios en nuestra comunidad tenemos libertad para elegir cura y eso me ha permitido confesarme con alguien que, al menos, escucha y comprende. Perdón que no profundice mucho en esto, pero hay algo de pudor…

¿Qué siente cuando oye a la jerarquía eclesial hablar en contra del matrimonio homosexual o descalificar a las parejas compuestas por personas de un mismo sexo?
Qué quiere que le diga… me duele y mucho porque esas declaraciones no se basan en una mera opinión, sino que están cargadas de odio, violencia, rechazo… Y el cristianismo es una religión que predica justo todo lo contrario: amor, acogida, perdón. Personalmente, no comprendo que la Jerarquía utilice el lenguaje que acostumbra cuando habla de homosexualidad y no use ese mismo tono para hablar contra las guerras, el tráfico de armas, la violencia machista, el fraude fiscal o… ¿puedo mencionar la bicha?: a pederastia.

¿Es la religión católica homófoba? ¿Es la Iglesia homófoba?

Rotundamente, no. Cristo no fue homófobo, luego su religión no puede serlo. Cristo, posiblemente tuvo un encuentro con dos personas que mantenían relaciones homosexuales (el episodio del Centurión y su criado), pues era lo normal entre los soldados romanos y, precisamente, alabó tanto el amor entre estos dos hombres –y su fe-, que la respuesta del Centurión ha pasado a la liturgia de la Misa y todos la repetimos instantes antes de comulgar: "'Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme". Ni siquiera las Epístolas de San Pablo son homófobas, si se interpretan correctamente haciendo uso del método histórico-crítico… En este sentido, debemos reflexionar sobre por qué la Jerarquía, en materia de moral, se está alejando tanto de las fuentes del cristianismo…. Quizá sea un signo de los tiempos de que esta Iglesia nuestra necesita un cambio, aires frescos, necesita…. un Concilio… que nos ayude a ser más fieles a la esencia del amor de Dios.

¿Por qué es necesaria la clandestinidad de un apartamento para sus liturgias?

Porque no podríamos mostrarnos públicamente sin riesgo a ser amonestados por parte de nuestras propias comunidades y, lo que es peor, el sacerdote que nos atiende, correría el riesgo de penas tales como una suspensión canónica en el caso de que su Ordinario (el Arzobispo o alguno de sus Auxiliares) se enterara de que un grupo de religiosos se reúne sin las debidas autorizaciones eclesiásticas. Suena duro, pero así están las cosas en la Iglesia de Madrid.


Comunidad gay e Iglesia, ¿cómo percibe la relación?

Percibo un grito unánime de multitud de asociaciones LGTB-cristianas que piden ser Iglesia. Me parece muy llamativo que estas asociaciones no formen una nueva confesión o una nueva Iglesia, sino que clamen por mantenerse dentro de la Iglesia, pidiendo una justa revisión de los textos que hablan de moral, a la luz del Evangelio. Esto no es otra cosa sino fe y amor a Dios y al prójimo (volvemos a la escena del Cristo y del Centurión). Quizá estos movimientos no sean otra cosa que la voz del Espíritu Santo que sopla indicando una dirección de cambio, de renovación. Desgraciadamente, la relación no es biunívoca y no me consta ninguna simpatía por parte de la Jerarquía. Como mucho, sí que percibo cierta apertura en la mentalidad de algunos religiosos y congregaciones… sin ir más lejos, hace poco se ha defendido una tesina en la Universidad de Comillas sobre la cuestión cristianismo y homosexualidad. Ojalá que sea una brecha, porque únicamente se podrá avanzar desde la teología, desde la reflexión y, por supuesto, desde la oración.

¿Qué le diría a la Archidiócesis o a la Conferencia Episcopal sobre su realidad?
Que, con San Agustín, prediquen el único camino posible: ama y haz lo que quieras.

Fuente: 20 Minutos

No he conocido a casi ningún hombre malo

 

19 de enero de 2013. 23:00h Marta Robles. La RazónLa entrada de la sede de Mensajeros de la Paz, la ONG que lidera el padre Ángel está repleta de cajas con frutas, verduras, legumbres... Les llegan de todas partes, de los que tienen más y de los que no tienen casi nada. Gracias a esa generosidad de tantos, que nunca es suficiente, atienden sus comedores sociales, esos en los que comen sólo los niños porque «a los adultos les damos un ''tupper'' para que se lo lleven a casa y no pasen vergüenza». Podría entenderse que con tanta necesidad imperara el desánimo o incluso la desesperanza, pero todo lo contrario. No sólo el propio padre Ángel, sino todos los voluntarios que trabajan con él, llevan pintada en su rostro una indescriptible sonrisa de ilusión.
"Vivimos en una sociedad cambiante en la que hay divorciados, separados, hijos que han tenido que vivir con las parejas de sus padres, e incluso hombres que se quieren unir a hombres, o mujeres que se quieren unir a mujeres. Y el problemón que siempre pone la Iglesia es que esa unión no se llame matrimonio. Pues vale, quítele la palabra, pero no le quiera quitar nada más ..."
 
¿Cuanto tiempo ha pasado desde que comenzó con Mensajeros de la Paz?
Hemos cumplido 50 años y un mes. Y estamos como el primer año, con la misma ilusión y, sobre todo, soñando. Porque la gente ha dejado de soñar y quiere ser muy realista. Y ser realista es que naces, vives y mueres. Pero no puedes estar pensando sólo en eso.
 
No todos tienen tan clara su vocación, ni les gustan tanto lo que hace como a usted...
Cuando yo tenía 7 u 8 años y me preguntaron qué quería ser de mayor, yo dije: «Cura». En aquella época había muchos que se mataban en el monte por culpa de ideas políticas, otros morían en la mina allá en Asturias... Mientras, escuchaba que aquel sacerdote era muy cariñoso con la viuda y los niños, y les dejaba una peseta o un trozo de pan. De niño siempre idealizas a personas, y yo idealicé a Don Dimas, mi cura. Quería ser como él, pero no por decir misa, sino por estar con la gente.
 
Bueno, es que al final usted lo que menos ha hecho es dar misa ¿no?
Celebro muchas misas. Iba a decir demasiadas, pero nunca se dicen demasiadas misas. Casar, bautizar, enterrar... A lo largo de la vida tienes muchos amigos que te piden que bautices a su hijo, que les des la comunión... El sacerdote debe servir sobre todo para hablar de Dios a los hombres y hablar a los hombres de Dios. Hay mucha gente que, sin ser cura le habla al de arriba de los de abajo y a los de abajo les habla del de arriba.
 
¿Hay mucha diferencia entre los curas que se quedan en la parroquia y los que ven la vida, digamos, más de cerca?
Creo que sí, pero son necesarias las dos cosas. No es más bueno el que está siempre en la mina o en las chabolas que el que está en las universidades, o, incluso, con gente rica y poderosa. Los que van vestidos de sotana y están más guapos y más limpios, parecen distintos de los que están con las uñas sucias.
 
Si alguien sabe estar con la gente de más arriba o la de más abajo es usted...
Lo que hay que saber es estar y no estar. Por ejemplo, te invitan a una boda rimbombante. En estos casos, hay que saber estar en la iglesia diciendo misa, pero no estar en el banquete después. Mira, tengas corbata o no, eres igual no sólo ante los ojos de Dios sino de otra gente. Si vas a La Moncloa, al Palacio Real o al Vaticano, y escarbas un poco, son tan humanos como tú, tienen los mismos sentimientos.
 
Hay quien piensa que es más fácil ver a Dios en su trabajo que en el Vaticano ...
Sí, pero insisto, las dos realidades son necesarias. Es verdad que pueden atontar tantos cardenales y tantos trajes suntuosos, y puedes pensar: «Esta Iglesia no es la mía». Luego vas a la India y te encuentras con un Vicente Ferrer, y parece que a uno le da más ganas esa Iglesia. Pero sigo diciendo que son necesarias las dos. Creo que se goza mucho más estando con la gente que entre papeles. En honor a la verdad, hay que decir que la Iglesia fue pionera en estar con los más pobres, con los leprosos, los desgraciados, con los que no tienen nada... Ésa es la Iglesia.
 
Y cuando uno contempla tanto sufrimiento, ¿no se tambalea la fe?
A los cardenales, a los obispos, a toda esta gente buena que no vive los conflictos de cerca, no se le tambalea la fe. Se nos tambalea a los que vivimos en el mundo: la madre Teresa de Calcuta, Vicente Ferrer, al mismo Papa. Cuando yo estaba en Haití, llegó un momento en el que sentía como el terremoto se me ponía delante de los pies. Entonces dije: «¡Dios mío! ¡Dios mío!», o lo que es lo mismo: «¡Esto no puede ser!». Es como rebelarse contra Dios. También lo dijo el Papa en su encuentro con el pueblo judío...Y lo dijo Cristo.
 
Hay gente que se aleja de la fe, porque no sabe cómo puede acercarse, como los divorciados, por ejemplo ...
Me ha hecho mucha ilusión que el arzobispo de Toledo haya hecho un llamamiento a los divorciados a que entren en las iglesias y que hay que atenderles. Vivimos en una sociedad cambiante en la que hay divorciados, separados, hijos que han tenido que vivir con las parejas de sus padres, e incluso hombres que se quieren unir a hombres, o mujeres que se quieren unir a mujeres. Y el problemón que siempre pone la Iglesia es que esa unión no se llame matrimonio. Pues vale, quítele la palabra, pero no le quiera quitar nada más... Me parece que a veces lo que queremos son leyes y atar, y el único que no hizo tantas leyes fue Jesucristo. Ninguna.
 
Tras recorrer el mundo pidiendo y ayudando, ¿reconoce a los hombres buenos?
Sí.
 
¿Y a los malos?
Hay muy pocos. Creo que no he conocido casi ninguno. He conocido gente enferma que son los que matan o hacen las guerras. Lo que pasa es que cuando se curan y reconocen que es un error y un horror, ya es tarde.
 
De todas formas, no todo el mundo entienden el bien de la misma manera. No todas las religiones dicen lo mismo ...
Tenemos que ser tolerantes y respetuosos con los demás. Gracias a Dios yo he ido a muchos viajes de los Papas a África, a Irán o a Siria y he visto que se sientan a comer con los jefes de otras iglesias y religiones. Sin embargo,si nuestro hijo se casa con una musulmana, nos llevamos un disgusto ...
 
Hombre, sobre todo si nuestra hija se casa con un musulmán, porque se le anulan los derechos ...
Sí, pero es su manera de vivir. Es decir, cuando uno va a México, sabe que tiene que tomar chili... Eso sí, los derechos humanos deberían estar protegidos en todos los países y todas las religiones.
 
Personal e intransferible
En el despacho del padre Ángel (bien reducido porque incluso en él ha colocado una mesita para que puedan comer más niños) no caben más fotos: todos los presidentes de los distintos gobiernos de España, personalidades del mundo entero, los dos últimos Papas, personas anónimas... En un momento me habla de los niños sirios que mueren de frío en los campos de refugiados, de cómo los políticos tienen que cambiar el discurso y empezar a dejar de ser agoreros e irradiar optimismo para que cambie la situación y en ese mismo instante le digo: «Usted sólo vive para los demás, Padre». Y me contesta: «No es una virtud, yo admiro a los que fuman o toman un whisky, porque creo que hemos nacido para gozar.... No hay ningún goce mayor que estar con los demás».
 
De cerca
El padre Ángel no quiere hablar ni de asnos ni de mulas ni de estrellas... «Hay cosas más importantes, como que a cuatro horas de avión, en Níger, en un país de 7 millones se mueren 300.000 niños al año de hambre y sed».

PRIMER CONGRESO MUNDIAL DE ASOCIACIONES HOMOSEXUALES CATÓLICAS

I CONGRESO MUNDIAL DE ASOCIACIONES HOMOSEXUALES CATÓLICAS. 

Cuarenta representantes institucionales de asociaciones homosexuales católicas procedentes de Portugal, España, Estados Unidos, México, Perú, Costa Rica, Brasil y Argentina se reunieron en Portimão, Portugal, entre el 6 y el 8 de octubre.

Damos gracias a Dios por el éxito del Congreso que también fue cubierto por los medios de comunicación de todo el mundo, incluyendo las principales estaciones de televisión y emisoras de radio internacionales (BBC, RFI, Radio Sueca); todas las estaciones nacionales de televisión y emisoras de radio, incluso da “Rádio Renascença” (la radio nacional de la iglesia católica portuguesa) y periódicos y muchos de los regionales y locales; las agencias de noticias más importantes del mundo (LUSA, Portugal y todos los países de habla portuguesa; France Presse, también en televisión, Francia y todos los países de habla francesa;. EFE, España y todos los países de habla hispana). El Congreso fue incluso noticia en países como Nigeria, en África y en todos ellos representan más de 55.000 entradas en Google en Portugués, Inglés, Francés y Español.

También queremos dar las gracias a Dios por la gente maravillosa presente. Por todo el trabajo y la alegría, pero sobre todo por el fuerte compromiso de ser constructores de puentes, no sólo con la Iglesia que amamos, sino también entre nosotros que tienen tantas diferentes realidades de la iglesia.

CONCLUSIONES

1. Fundación de la Organización Mundial de Asociaciones Homosexuales Católicas, constituida por los países antes mencionados y elección del comité de instalación de WOHCA con miembros de Portugal, España, Brasil y espera de la respuesta de los Estados Unidos. También se aprobó la Constitución Mundial y el mandato de la comisión, dentro de las facultades asignadas por la Constitución Mundial, para presentar a octubre del año 2015 todos los cambios que se consideran importantes para el documento ahora aprobado.

2. Convocatoria de la Conferencia Mundial de 2015 en España, en octubre de ese año y programado temporalmente para Sevilla, España.

3. Dibujó los contornos de la petición para enviar a el Secretario General del Sínodo, cardenal Lorenzo Baldisseri, cuya versión final fue entregada a un elemento del grupo de Ichthys, España, y el otro de Rumos Novos, Portugal y que se enviará al Sínodo, la tarde del viernes. La petición tendrá una carta de presentación; introducción; realidades que viven en el matrimonio las personas del mismo sexo; género y la (homo) sexualidad; la necesidad de la Iglesia en escuchar el Sensus Fidelium y, finalmente, una parte con las recomendaciones de los católicos homosexuales.

Esperamos que este Congreso sea el grano arrojado a la tierra para dar fruto bueno. Es por eso que, ahora, hacemos un llamamiento a nuestros hermanos y hermanas homosexuales católicos de todo el mundo, que aún no son miembros de WOHCA que por favor se unen a todos y todas nosotros y ayudan a construir esta organización que es también la suya, para que todos seamos uno para que el mundo crea, como el Señor nos ha pedido.

Sítio de WOHCA – http://wohca.pt.vu

 

Para familias, colores

Seguro que les suena. Hablamos de una familia de inmigrantes formada por una madre, que lo fue cuando era adolescente, embarazada de un padre desconocido (luego se supo quién fue); casada con un hombre que le doblaba en edad y que se juntó con ella sin conocerla y casi forzado por su buen corazón. Tuvieron un hijo en tierra extraña y este les salió un poco rebelde. Desde muy joven iba por libre y terminó yéndose de casa antes de los treinta.

La familia descrita se nos ha mostrado durante siglos de cristianismo como el modelo ideal, el espejo en el que debía reflejarse todo buen hogar creyente. Siendo tan particular, se la llamó “sagrada”, y con mucha razón. Lo que ya no fue tan razonable es que, desde la propia moral católica, se condenara a los infiernos a otras formas de entender el amor, la paternidad, la maternidad y la construcción de un núcleo familiar.


¿Por qué ha costado, cuesta tanto, a una sociedad moderna como la española del siglo XXI, asumir la riqueza que llevan consigo familias monoparentales, las formadas por gays o lesbianas, las de parejas divorciadas o separadas que se unen a otras personas y que aportan sus hijos e hijas? ¿Y qué decir de la jerarquía eclesiástica? De esto último casi mejor ni hablar. Su concepto decimonónico sobre el amor y las relaciones entre personas que deciden vivir juntas hiere la sensibilidad de cualquiera que acepte la capacidad del ser humano para elegir, desde la libertad que el Padre nos regaló al nacer, al lado de quién queremos construir nuestra vida.

Ahora que la crisis económica golpea sin piedad y los gobiernos en el poder hacen todo lo posible por derruir un sistema de protección social público y gratuito, la familia se convierte en la única y última red que sujeta a quienes caen. Así, en España, el número de personas en situación de extrema necesidad social y asistencial resulta inferior del que podría ser si no existiera la cobertura que dan los afectos de quienes “comparten la misma sangre”. Un dato explica esta afirmación: más de 300.000 familias españolas en las que no trabaja nadie dependen de la pensión de una persona anciana. Nuestros mayores, tan abandonados, tan olvidados por un mundo que ensalza la juventud y la belleza física por encima de la sabiduría y la experiencia, han asumido el papel de sostén de su prole y de la prole de su prole.


La solidaridad de los afectos también se plasma entre quienes tienen en casa a una persona enferma o con una discapacidad física o psíquica grave. También en estos casos la familia se presenta como un espacio de relación de una fortaleza enorme, sustentado en el amor sin límites, siempre dispuesto a atender a quien más lo necesita. En realidad, la familia compuesta por María, José y Jesús nos enseña siempre que la generosidad, la comprensión y la confianza son el mejor abono para que la vida dé frutos de amor. La familia, cuando el mundo se tambalea y parece perder sus referentes, sigue ofreciéndose como una realidad gozosa, llena de salud. Eso sí: una familia tan plural y tan diversa como aquella de Nazaret a la que rezamos.

Tomado de la revista de información social y religiosa Alandar.

Pastor trans predica en la Catedral Nacional de Washington

la Catedral Nacional de Washington (Iglesia episcopaliana) acoge por primera vez la predicación de un sacerdote abiertamente trans. Estas y otras noticias apuntan a que la inclusión de las personas LGTB gana terreno en las iglesias cristianas de Estados Unidos más allá de las ramas consideradas tradicionalmente “liberales”.

En la Catedral Nacional de Washington, de la Iglesia episcopaliana, ha predicado por vez primera un pastor trans, Cameron Partridge. Se trata, conviene recordar, de uno de los templos cristianos más importantes de Estados Unidos, con una notable trayectoria en la defensa de las personas LGTB. En enero de 2013, por ejemplo, se anunció que se celebrarían allí bodas del mismo sexo. Con motivo de la sentencia del Tribunal Supremo anulando la sección tercera de la DOMA, la norma que prohibía a la administración federal reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo, sus campanas tañeron durante casi una hora. La predicación de Partridge es pues plenamente coherente con su línea de acción. En palabras del reverendo Gary Hall, decano de dicha catedral, “Como activista tanto dentro de la Iglesia como en la comunidad en general, espero que la presencia de Cameron en el púlpito enviará un mensaje simbólico de apoyo a una mayor igualdad para la comunidad transgénero, que sufre violencia, discriminación, desempleo, carencia de hogar y desigualdad económica”.

Cameron Partridge es uno de los siete sacerdotes abiertamente trans de la rama estadounidense de la comunión anglicana. Poco antes de ordenarse comentó a su obispo Thomas Shaw que estaba en transición de mujer a varón. El obispo apoyó su decisión y Cameron fue ordenado. Partridge marcó también un hito al ser nombrado capellán en la universidad de Boston en 2011, y durante estos años ha trabajado activamente a favor de la inclusión de las personas trans. Como uno de los resultados más visibles, la catedral episcopaliana de Boston celebra ahora cada año un homenaje en el Día Internacional de la Memoria Transgénero, en recuerdo de quienes han muerto a causa de su identidad de género.

Noticias, en definitiva, que dejan translucir movimientos importantes en el cristianismo protestante norteamericano hacia la igualdad de las personas LGTB. Es significativo además que estos movimientos se extiendan ya más allá de las iglesias “liberales”. Iglesias como la episcopaliana acumulan ya años de aceptación progresiva de las personas LGTB, pero las iglesias baptistas, por ejemplo, siguen siendo fuertemente homófobas. A ello hay que añadir el surgimiento de figuras como el activista gay y cristiano Matthew Vines, de quien ya hemos hablado en entradas anteriores. Procedente de una familia y entorno evangélicos muy conservadores, Vines acabó por aceptar su orientación y considerarla compatible con la Biblia. Un proceso de aceptación que resultó costoso no solo para él, también para su padre, quien ha contado lo duro que le resultó aceptar la homosexualidad de su hijo, que ha traído consigo el alejamiento de su iglesia local.

Como bien ha señalado un periodista de información religiosa de Estados Unidos, parece que las visiones progresistas ganan terreno en las iglesias norteamericanas después de años en que mayoritariamente el protagonismo y la presencia mediática parecían reservadas a los conservadores.

Primeras jornadas sobre fe y orientación sexual

La Comunidad Cristiana La Esperanza está haciendo todo lo posible para que estas jornadas puedan tener lugar el 19 y 20 de abril de 2013 (el lugar está aún por confirmar). Trataremos de que sean gratuitas, si bien un donativo será muy de agradecer para aportar algo a los ponentes, cubrir algunos gastos y tratar de que puedan tener lugar el próximo año de nuevo. Sigue leyendo para ver el programa de estas jornadas.

De momento tenemos el privilegio de contar con:

Dr. Javier Alonso: Catedrático de biología, profesor en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid.

Dr. Renato Lings: Teólogo. Biblista.

Prof. Evaristo Villar: Teólogo. Portavoz de Redes Cristianas. Sacerdote claretiano.

Prof. Marciano Vidal: Teólogo. Profesor de Moral.

D. Manuel Ródenas: Abogado. Responsable del Departamento Jurídico del Programa de Ayuda a Personas Homosexuales de la CAM.

Y posiblemente Isabel Gómez, Vocal de la Comisión Ejecutiva de la FELGTB y Coordinadora del Área de Familias.

Organiza:
Comunidad Cristiana La Esperanza

(Alcorcón. Perteneciente a la IERE).


Colaboran (por orden alfabético):
Arcópoli UCM y Arcópoli UPM.

Área de Asuntos Religiosos - FELGTB.

Crismhom.

Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM).

Iglesia Evangélica Española (IEE).

Redes Cristianas.

 

Para contribuir a la organización de estas jornadas o las del 2014, puedes hacer un donativo en la siguiente cuenta:

Banco Santander
0049 1815 18 2290125741
Comunidad Cristiana La Esperanza
Concepto: tus datos.

Es posible solicitar un justificante para que te desgrave a través de un correo al perfil de facebook de esta comunidad.

Registro de audio de este encuentro, disponible en este enlace.
 

Sacerdocio y Homosexualidad

Carta abierta al papa Francisco: ayúdeme a salvar mi vocación

Help Save My Vocation. Este artículo presenta una carta abierta al papa Francisco en la que Benjamín Brenkert explica su decisión de dejar a los jesuitas debido a motivos LGTBQ (Lésbico, Gay, Transexual, Bisexual y "Queer") y pide al pontífice ser más fuerte en sus afirmaciones sobre la igualdad LGTBQ.
El artículo ha sido tomado del cuaderno de bitácora "Bondings" (Lazos) que es un proyecto de "New Ways Ministry" (Nuevas Formas de Ministerio), un ministerio enfocado a construir puentes entre la comunidad LGTB y la Iglesia católica, así como la reconciliación dentro de las más amplias comunidades cristianas y civiles. Para ver el artículo original en inglés pulse AQUÍ.
 
Querido Papa Francisco,
 
En su tiempo de pontificado, su compromiso con la pobreza ha despertado al mundo a los males de la globalización, el capitalismo y el materialismo. Muchos ahora comprenden que la pobreza es un pecado estructural y un mal social. A través de sus afirmaciones públicas ha despertado el interés de Católicos y no-Católicos, creyentes y ateos. El mundo le mira como a un pastor, un hombre lleno de la alegría del Evangelio.
 
Sin embargo, mientras usted se ha concentrado en la pobreza física y material, miembros de mi comunidad (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y personas "queer" que cuestionan, mujeres y jóvenes) han sido ignorados. Ellos permanecen en las fronteras, las márgenes, viviendo pobremente a nivel espiritual. Algunos necesitan la voz de cardenales como Walter Kasper que les digan que Dios les quiere. Otros saben que Dios les quiere, pero el liderazgo de la Iglesia les desprecia como desordenados y desorientados. Su pregunta profética "¿Quién soy yo para juzgar?" anima a gente de todas partes a tener una actitud sin juicios hacia los miembros de la comunidad LGTBQ. Pero no es suficiente con no emitir juicios; especialmente cuando Jesús nos dice que seamos como el Buen Samaritano: "Ve, haz tú lo mismo".
 
Pero, ¿quién soy yo para escribirle?
 
Como hombre abiertamente homosexual, he empleado los últimos diez años de mi vida encaminándome hacia el sacerdocio dentro de la Compañía de Jesús  (los jesuitas). Estoy lleno de gratitud por este tiempo. Amo ser jesuita, un hijo de San Ignacio de Loyola. Este julio, dejé a los jesuitas y quedamos en buenos términos.
 
Hoy, no puedo ya justa o libremente encaminarme hacia la ordenación como sacerdote homosexual en una Iglesia en donde hombres y mujeres homosexuales son despedidos de sus trabajos. La gota que colmó el vaso para mí fue cuando una ministro de justicia social lesbiana y casada fue despedida de una parroquia de los jesuitas en Kansas City.
 
Esta marginación es contraria a lo que muchos han llamado el "Efecto Francisco". Estos despidos niegan su énfasis en erradicar la pobreza porque los despidos traen a hombres y mujeres más cerca de su pobreza física y material. Despedir a gente a causa de su sexualidad o su derecho a casarse es discriminatorio. Es injusto, especialmente desde que muchas instituciones católicas tienen prerrogativas laborales antidiscriminatorias y establecen que son empleadores con igualdad de oportunidades de acuerdo a las leyes federales y estatales sobre raza, color, procedencia, edad, género, religión, discapacidad, estado civil, orientación sexual, estado de veterano de guerra y registro de arresto.
 
En mi carta de renuncia al Provincial, puse de manifiesto mi conciencia de cómo la injusticia LGTBQ contradice el evangelio. Más aún, resalté cómo la legislación anti-gay en países como Uganda y Rusia y la falta de acción por parte de la Iglesia, me han llegado a comenzar a cuestionarme mi pertenencia a la Iglesia. Mientras rezo sobre por qué dejo la Compañía de Jesús, debido a la injusticia LGTBQ en la Iglesia, continúo rezando la oración de San Ignacio:
 
"Tomad, Señor, y recibid, toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad. Todo mi haber y mi poseer. Vos me lo disteis, a Vos, Señor, lo torno. Todo es vuestro. Disponed a toda vuestra volundad. Dadme vuestro amor y gracia, que esta me basta".
 
Rezo para que Dios continúe dándome gracia para ser fiel a mis votos y responder a las necesidades de nuestro mundo, una realidad encarnada que necesita una Iglesia ecuménica. Una Iglesia que responda a las necesidades de los pobres tanto físicas como espirituales como evidencia el capítulo 25 de Mateo. Deseo no ser una persona que desde el exterior se sienta segura. Sin embargo, a mí, un hombre abiertamente homosexual, se me dijo por parte de mis superiores que me centrara en otras cuestiones pastorales. ¿Por qué?
 
Como hombre abiertamente homosexual, busqué la ordenación porque Dios me llamó al sacerdocio. Desde que tenía quince años he rezado para entender esta pregunta. Recé no para salir al encuentro sino para ser encontrado. El tiempo y nuevamente los directores vocacionales, acompañantes espirituales y superiores comprobaron mis más hondos deseos, mis más santos afanes. Estas pesonas me vieron centrado y no desordenado, disponible al sacerdocio por buenas y santas razones.
 
Cuando entré en el noviciado de los jesuitas, Dios me ayudó a conocerme y verme como un hombre homosexual integrado que se quiere a sí mismo. A lo largo del tiempo, fui consciente de que tenía talentos que ofrecer como ministro sensible, empático, alegre, amoroso, orante, competente, multi-disciplinar y bien formado. Me entiendo a mí mismo como sacerdote, a pesar de mi humanidad y fragilidad.
 
Papa Francisco, con mi vocación evolucionando, sigo considerándome sacerdote. Le escribo para que me ayude a salvar mi vocación, en lo que tenga que ser en el futuro. Le pido que haga un llamamiento a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos para que las instituciones católicas no despidan más católicos LGTBQ. Le pido que hable públicamente sobre las leyes que criminalizan y oprimen a las personas LGTBQ alrededor del globo. Estas acciones traerán verdadera vida a su afirmación "Quién soy yo para juzgar?"
 
Mientras continúo mi transición como miembro del laicado, se me recuerda que como cualquier jesuita, soy un "pecador que a pesar de todo es llamado a ser compañero de Jesús como lo fue nuestro fundador, San Ignacio de Loyola". Y como muchos de mis hermanos jesuitas en todo el mundo, homosexuales o no, sigo reflexionando sobre las preguntas troncales de la oración ignaciana de los jesuitas: "¿Qué hago por Cristo? ¿Qué estoy haciendo por Cristo? ¿Qué voy a hacer por Cristo?" Por esto, estoy lleno de gratitud.
 
Como antigo jesuita, sé que en el centro de los ejercicios espirituales de San Ignacio hay un encuentro con Dios, los demás y uno mismo. Este encuentro tiene lugar de forma dinámica y nos impulsa en nuestros deseos humanos y divinos a la relación y el amor. En resumen, se trata de un peregrinaje que sitúa a Jesús de Nazaret en el centro de la vida de cada persona. Este peregrinaje está abierto a homosexuales y heterosexuales. Jesús nos instruyó a todos para ser buenos samaritanos: "Ve, haz tú lo mismo".
 
Con amor y cariño,
 
Ben Brenkert
 

La homosexualidad en el sacerdocio y en la vida consagrada

Carlos DOMÍNGUEZ MORANO, en Sal Terrae Febrero (2002).

Lo no dicho

 

El tema ronda una y otra vez en el ambiente eclesiástico y religioso. Pero de él no se habla. O se habla en círculos reducidos y como «en voz baja». Se conocen datos, se aprecian comportamientos que parecen hablar en esa dirección, se sospecha a veces. Pero, aunque se va dejando paso al abordaje explícito (la propuesta de esta revista es un buen ejemplo de ello), el asunto sigue siendo todavía un «tema tabú». Con su efecto correspondiente: lo que es negado se convierte, maléficamente, en omnipresente.

 

El problema es que aquello de lo que no se habla no se puede elaborar convenientemente. Queda en estado pulsional, irracional, con unos contenidos marginados, que no por ello son menos acuciantes y que, desde su estado de exclusión, sólo pueden encontrar una emergencia «sintomática». Porque, en efecto, un dinamismo afectivo que no puede ser pensado, verbalizado, debatido racionalmente, queda sin la elaboración psíquica necesaria (lo que conocemos como «procesos secundarios») que posibilite su conveniente manejo. En estado de «proceso primario», lo homosexual tiende, pues, a imponerse al margen del Yo consciente, ya sea como fantasma amenazante del que hay que defenderse compulsivamente, ya como actuación, compulsiva también, con todas las derivaciones patológicas, morales y sociales que, con razón, nos alarman. Son efectos de lo «no dicho». Los escándalos que salen a la luz en países como los Estados Unidos de América son buena muestra de ello.

 

Y no queríamos olvidar que esos escándalos no son fruto de una mayor permisividad en esas áreas geográficas, sino de una mayor conciencia social, que ya no está dispuesta a callar lo que en otras zonas puede seguir ocurriendo, sin posibilitar siquiera ese escándalo que, a pesar de todos sus inconvenientes, funciona como barrera de contención y sana defensa frente a una situación de abierta perversidad. En estos casos, la homofobia se impone, imposibilitando el sano abordaje del problema.

 

Se hace, pues, obligado partir de un hecho incontestable, por más que se pretenda escamotear: la existencia de sujetos con orientación básicamente homosexual, tanto en la vida consagrada masculina y femenina como en el ministerio sacerdotal. Si la proporción general de la población homosexual es difícil de determinar, aunque muchos la sitúan entre el 6 y el 10%, tendríamos que convenir razonablemente en que al menos esa misma proporción debe de existir en la vida consagrada y sacerdotal. Pero hay que tener en cuenta, además, que en esos estados de vida concurren unas especiales circunstancias que fácilmente acrecientan la motivación de personas con dicha orientación para formar parte de sus filas. De una parte, pensar la propia vida en comunión y convivencia con personas del mismo sexo. De otro lado, el proyecto de dedicación altruista a los otros, que parece engarzar bien con aspiraciones específicas de la dinámica homosexual, obligada a situarse al margen de un proyecto de familia, más aún en el seno de aquellas sociedades donde se considera «extraño» a todo aquel que eluda la vía «normal» del matrimonio. Habría que pensar, incluso, en la particular atracción por la experiencia religiosa que parece darse en la dinámica homosexual. El conjunto de datos hace pensar, pues, que la vida consagrada y sacerdotal ofrece unas peculiaridades que fácilmente poseen el efecto de aglutinar una proporción de personas con orientación homosexual mayor incluso que la de la población gene ral.

 

Un poco de historia John Boswell ha realizado una investigación histórica rigurosa que no puede dejar de sorprender a quienes consideran que las relaciones entre la vida eclesiástica y la homosexualidad mantuvieron siempre las mismas relaciones de tensión y ocultamiento tabuístico (J. BOSWELL, Cristianismo, tolerancia social y homosexualidad, Muchnik Editores, Barcelona 1993). Una vez más, la historia ayuda a relativizar posiciones y a comprender que la homosexualidad ha sido reconocida y experimentada de modos muy diversos a través del tiempo en las diversas sociedades y culturas.

 

De modo particular sorprende la relevancia que tuvo la «unión romántica» entre personas del mismo sexo en el seno de la espiritualidad y la vida religiosa a lo largo de la Alta Edad Media. Boswell da así cuenta de la poesía amorosa que circuló por monasterios y comunidades religiosas entre una serie de personajes como Ausonio y san Paulino, obispo de Nola, en la que se hace patente un claro lirismo erótico explícitamente cristiano. O las que se intercambiaban Walafrid Strabo, abad del monasterio benedictino de Reichenau, y su amigo Liutger.

 

El amor entre varones fue aceptado como una variedad normal del afecto que, a diferencia del de los contemporáneos paganos, poseía una significación espiritual y cristiana. Los clérigos homosexuales participaban incluso en ceremonias matrimoniales homosexuales, ampliamente conocidas en el mundo católico a partir del siglo v y en las que se invocaban parejas del mismo sexo de la historia cristiana, tales como Sergio y Baco, Cosme y Damián, o Ciro y Juan. Se conocen también controversias entre algunos clérigos sobre si era preferible la sexualidad homosexual o la heterosexual (Cf. J. BOSWELL, Las bodas de la semejanza, Muchnik Editores, Barcelona, 1996).

 

También se desarrolló en las comunidades religiosas toda una corriente espiritual que idealizaba el amor entre personas del mismo sexo, tanto dentro como fuera de la vida religiosa. Largos y hermosos poemas amorosos surgieron también entre las monjas del sur de Alemania en el siglo XII, en los que -como analiza Boswell- hay referencias a gestos físicos reales o simbólicos que expresan un amor de nítida pasión erótica y que se entiende como un amor cristiano, no contrapuesto a la virtud y a la santidad, pero sí al amor pagano. Conocido es también el caso de Aelred, abad del monasterio cisterciense de Rielvaux, el cual, habiendo llevado una vida homosexual desenfrenada, entra en la vida religiosa y se compromete rígidamente con su voto de castidad, pero no renuncia a las uniones amistosas apasionadas, tal como se deja ver en su ya clásico tratado De spirituali amicitia. Pero la insistencia en la vinculación inseparable entre sexualidad y procreación fue trayendo consigo una progresiva valoración negativa de lo homosexual y, junto con ella, la práctica de aparición de esa corriente espiritual que ensalzaba el romance homoerótico. La tolerancia de la Alta Edad Media desaparece, y se acrecienta el temor, la condena y la amenaza de lo homosexual, que llega casi hasta nuestros días.

 

En la actualidad, sin embargo, la idea y la vivencia general de la sexualidad cambian de un modo sorprendente. También, por tanto, la valoración y la sensibilidad frente al fenómeno homosexual. Más en particular, y con relación a nuestro tema, llama poderosamente la atención la valoración que sobre ella hacen los jóvenes candidatos y candidatas a la vida religiosa o al sacerdocio. En los más de doscientos informes realizados por el «Centro de Psicoterapia "Francisco Suárez"» de Granada, son muy escasos los que ante el término homosexual muestran un juicio negativo o una valoración condenatoria. Por el contrario, la enjuician, en su práctica mayoría, como una tendencia diferente que expresa un modo normal de vivir la sexualidad.

 

Más significativo aún, en cuanto al cambio que se opera en nuestros días, resulta la emergencia de movimientos cristianos homófilos que se conciben como agrupaciones de vida consagrada. Es el caso de las «Fraternidades de la amistad», comunidades de sujetos homófilos que nacen en Barcelona en 1966 bajo la inspiración de la espiritualidad de Charles de Foucauld y Teresa de Lisieux, con una propuesta de castidad, pobreza y obediencia y con un proyecto apostólico de especial sensibilidad a la vindicación social y evangelización de la homotropía. Un grupo de características equivalentes existe también en Francia desde hace años. Se trata, sin duda, de un fenómeno singular y minoritario, pero que habría que valorar como un «emergente» de los replanteamiento s y transformaciones que, sin duda, se están produciendo en las relaciones entre homosexualidad y vida religiosa o sacerdotal. Esos replanteamientos, no obstante, se enmarcan todavía dentro del amplio debate sobre el tema.

 

Un debate abierto

 

La cuestión homosexual, en efecto, permanece en estado de debate abierto. En él, nuestras posiciones más íntimas intervienen de modo decisivo. La valoración, por tanto, que se pueda hacer de la homosexualidad en el sacerdocio y en la vida religiosa dependerá muy esencialmente de la manera en que hayamos acertado a elaborar esa dimensión homosexual inherente a la vida del deseo. Son siempre nuestros miedos, deseos, inhibiciones y represiones los que, inevitablemente, hablan y se expresan en cualquier discurso sobre la sexualidad. Y esto acaece así, no por accidente o patología, sino por naturaleza. No existe un discurso sobre la sexualidad que pueda considerarse exento de esa participación de nuestro mundo inconsciente. Pero esta tesis general se verifica de modo más notable en una cuestión como la de la homosexualidad, en la que todos nos vemos obligados a librar un debate interno particularmente espinoso y en el que siempre permanecen dimensiones latentes al margen de toda racionalidad. En lo dicho, pues, hablará siempre lo «no dicho». También, naturalmente, en las ideas que en adelante se expondrán, así como en el eco que con ellas se despierte.

 

Nuestra valoración más íntima y personal, sin embargo, se ve también condicionada de alguna manera por la elaboración que podamos llevar a cabo a nivel intelectual y por el influjo de los estados de opinión que, con base científica o sin ella, se desarrollan en nuestro entorno. En este sentido, no nos podemos considerar al margen del gran debate que, en la actualidad, se entabla en el campo de la psicología clínica o la psiquiatría, en el del discurso social, así como en el de la reflexión teológica y moral sobre el tema.

 

Otros trabajos de este mismo número se detienen en esos diferentes campos de reflexión. Baste recoger aquí tan sólo algunos de los datos más significativos al respecto, para situar convenientemente la reflexión sobre el lugar que podría encontrar la homosexualidad en el campo de la vida clerical o religiosa.

 

En ninguno de estos campos el debate está cerrado. Cualquier posición, por tanto, en elcampo clínico, social o teológico que hoy pretenda zanjar la cuestión de modo definitivo tendrá que ser valorada como una expresión sintomática de prejuicios inconscientemente condicionados. El reconocimiento del carácter problemático que aún posee lo homosexual en el estado actual de nuestros conocimientos será siempre, pues, un punto de partida inexcusable.

 

Pero, al mismo tiempo, es también un hecho evidente la dirección que van tomando las diferentes investigaciones que se efectúan al respecto. Los estudios médicos, psicológicos, antropológicos y sociológicos apuntan de modo inequívoco hacia la descalificación de la homosexualidad como enfermedad, desviación psicopática o perversión social (He abordado con detalle esta cuestión en el trabajo «El debate psicológico sobre la homosexualidad», en J. GAFO [ed.], La homosexualidad. (Un debate abierto, Desclée de Brouwer, Bilbao 1997, 13-95, y en Los registros de deseo, Desclée de Brouwer, Bilbao 2001, 145-179). Cada vez de modo más explícito, la homosexualidad va siendo reconocida como una orientación sexual que la naturaleza permitió y que, en sí misma considerada, no afecta a la sanidad mental ni al recto comportamiento en el grupo social. En razón de ello, instituciones como la OMS han suprimido la homosexualidad de la relación de enfermedades, y el Consejo de Europa ha instado a los gobiernos de sus países miembros a suprimir cualquier tipo de discriminación en razón de la tendencia sexual. Las legislaciones de los diferentes países han ido así modificándose en aspectos sustanciales para evitar cualquier tipo de discriminación. El cambio general de opinión que se va así produciendo en los países del área occidental es notable, y sus efectos, como veíamos más arriba, se dejan ver también dentro de la comunidad creyente.

 

En este campo, sin embargo, una vez más la Iglesia marca su diferencia. Sabemos que su posición con respecto a la homosexualidad ha variado poco (sobre todo si se compara con otras iglesias cristianas); en ello habría que ver una expresión más del problema de fondo que mantiene con la sexualidad en su conjunto. El debate, sin embargo, se establece también dentro de la comunidad eclesial, y son ya muchas las voces que se levantan reclamando un cambio de posición en las valoraciones morales que se hacen en este campo (Pronto hará aparición una obra de un homosexual militar y católico practicante que, tras ofrecer un impresionante testimonio personal, reflexiona en profundidad sobre las posiciones morales que la Iglesia mantiene en este terreno).

 

Pero el hecho es que la vertiente homosexual se abre paso progresivamente en la sociedad, a pesar de las enormes resistencias que suscita. Sale del campo de lo enfermo, de lo perverso, de la peligrosidad social. Caen los mecanismos jurídicos excluyentes, y paralelamente la opinión pública modifica sus valoraciones al respecto. La homosexualidad es reconocida con pleno derecho en instituciones que hasta hace poco tiempo se mostraban completamente cerradas a su reconocimiento. Desde el ejército hasta los partidos políticos de izquierda (y ya también de derecha) aceptan la integración en su seno de miembros que reconocen públicamente su homosexualidad.

 

La misma institución familiar, que vio en ella uno de sus más peligrosos enemigos, le abre hoy sus puertas y reconoce jurídicamente a la pareja homosexual en igualdad de derechos con la heterosexual (En un trabajo reciente se replantea la posición moral católica al respecto. Cf. H. RARRER, «Zur rechtlichen Anerkennung homosexueller Partnerschaften» en Stimmen der Zeit 8 (2001) 533-540). Así pues, en esta situación de general apertura y progresiva integración de lo homosexual, cabe interrogarse sobre las resistencias que se ofrecen dentro del campo particular de la vida consagrada y sacerdotal para la aceptación en su seno de personas con dicha orientación. Asunto tanto más problemático si, como veíamos anteriormente, con su aceptación o sin ella, la homosexualidad ha estado siempre presente en el seno de estas instituciones eclesiales.

 

Reconocimiento o exclusión

 

La primera consideración obligada al respecto radica, sin duda alguna, en el contrasentido evangélico que supone mantener un estado de marginación y exclusión de un grupo humano que, a lo largo de la historia, fue perseguido de modo tan inmisericorde. Es ése y no otro el primer lugar de reflexión ética que la comunidad creyente debería plantearse a propósito de la homosexualidad. Porque la denuncia de la que ha sido (y sigue siendo en algunos lugares) una de las persecuciones más crueles de la historia se debería alzar como la exigencia ética prioritaria, por encima de la de la moralidad de unas prácticas sexuales determinadas. Fueron los marginados los primeros con quienes se solidarizó Jesús: los enfermos, los publicanos, los pecadores, las mujeres y los niños. A todos ellos no les unía sino el lazo de la marginación social (Cf. J. M. CASTILLO, Los pobres y la teología, Desclée de Brouwer, Bilbao 1997, 99-124), y es en razón de ella por lo que Jesús los convierte en sus preferidos, se solidariza y comparte mesa con ellos, y los defiende frente a los sanos, los «virtuosos», los «machos» o los adultos. Excluir, por tanto, a priori a ese sector de la población de la participación en cualquiera de las instancias eclesiales vendría a significar una palmaria contradicción con el mensaje que se predica. Tanto más en una sociedad en la que ese grupo va encontrando, aunque trabajosamente, un lugar y un papel con la dignidad que se merece. Es la misericordia entrañable, tal como lo expresó Salvador Toro, Prior del Monasterio de Sobrado de los Monjes, la que tendría que impedir una exclusión de la vida consagrada o sacerdotal que se realizara en razón de la orientación sexual. Desde una perspectiva análoga, T. Radcliffe, antiguo Maestro General de la orden dominicana, afirmaba que no nos corresponde a nosotros decir a Dios a quién puede o no llamar a la vida religiosa (Cf. S. TORO,«Cuando la sexualidad es "diferente"» en Sal Terrae 82 (1994) 729-734; T. RADCLIFFE, El manantial de la esperanza, San Esteban, Salamanca 1998, 208).

 

Desde unas claves diferentes, Javier Gafo expresó también su posición al respecto, señalando que la condición homosexual, en sí misma, no debería convertirse en óbice para una opción celibataria asumida por motivos religiosos. Entre otras razones, porque es y será siempre inevitable que haya personas homosexuales tanto en el sacerdocio corno en la vida consagrada. La única cuestión, entonces, a plantear será, corno en el caso de los sujetos heterosexuales, la de la capacidad que se pueda apreciar para vivir coherentemente una vida celibataria (Cf. J. GAFO, «Cristianismo y homosexualidad», en La homosexualidad. Un debate abierto, Desclée de Brouwer, Bilbao 1997, 219-220).

 

En esa determinación de la capacidad para el celibato puede intervenir, sin embargo, con suma facilidad un estereotipo bastante extendido: el de que las personas homosexuales difícilmente pueden vivir sin llevar cabo una práctica de su tendencia erótica. El dato es desmentido por las investigaciones llevadas a cabo sobre la población homosexual (A. P. BELL -M. S. WEINBERG, Homosexualidades, Debate, Madrid 1979, 149. Dicho estereotipo puede encontrar también una base en la identificación de todos los sujetos homosexuales con un tipo o subcategoría dentro de ellos: los denominados como «disfuncionales», que, especialmente conflictualizados, son los que con más frecuencia han acudido a las consultas de psiquiatras o psicólogos clínicos), pero cuenta con la fuerza en contra de un prejuicio bien establecido y de indudables raíces inconscientes. La figura del homosexual que necesariamente se ve compelido a un comportamiento de acoso sexual, parece guardar más relación con la homosexualidad latente y proyectada de muchos sujetos heterosexuales que con los hechos observables. Todo lo cual conduce a pensar que, sin un serio y profundo autoanálisis sobre la propia homofobia y sus raíces encubiertas, no se estará capacitado para valorar en sus justos términos la dinámica real del sujeto homosexual que demanda incorporarse a la vida consagrada o sacerdotal.

 

Problemas homofílicos y fantasmas homofóbicos

 

Una de las resistencias más habituales frente a la idea de integrar a sujetos homosexuales en el campo de la vida consagrada o sacerdotal radica, en efecto, en ese fantasma de que un sujeto homosexual que hace su vida cotidiana rodeado de personas de su mismo sexo tenderá, de modo inevitable, a vincularse eróticamente con los miembros de su comunidad. Los datos que se pueden obtener, sin embargo, desmienten que tal tipo de problemas se dé realmente. Por lo general, el sujeto homosexual se autolimita de modo espontáneo, evitando dirigir su interés erótico hacia sujetos heterosexuales de los que poco puede esperar, del mismo modo que en el campo heterosexual hay también una autolimitación en el mismo sentido en las relaciones con el otro sexo, ya sea en razón de su estado (de matrimonio o consagración religiosa) o por razones de otra índole. Tan sólo sujetos particularmente inmaduros impregnan de erotismo toda relación con el sexo que les atrae.

 

Todo ello no elimina, sin embargo, la posibilidad de que en determinadas ocasiones un sujeto homosexual quede prendado de un miembro de su comunidad religiosa o ministerial. Esa situación, de indudable conflictividad, puede derivar, sin embargo, de maneras muy diferentes. Todo dependerá de la capacidad de ambas personas para afrontar abiertamente la situación y encauzarla del modo más coherente para ambas.

 

Una se verá llamada a un trabajo de duelo, para dar por perdido un objeto de amor irrealizable; y la otra, a mantener la fidelidad a su propio deseo, al mismo tiempo que a comprender fraternalmente una situación que hasta entonces le era del todo desconocida, pero que, sin duda, le manifiesta de modo más amplio lo que es el deseo humano. Si es así, una situación en principio conflictiva y dolorosa se convertirá en una ocasión de mutuo enriquecimiento personal.

 

El problema, pues, parece que debe quedar centrado no tanto en la condición homosexual cuanto en la conflictividad de ese sujeto, ya sea en razón de la dificultad que haya tenido para asumir su propia orientación sexual, ya sea en razón de otras variables que intervinieran en su desarrollo personal. En todo caso, y dadas las circunstancias habituales en que todavía se desenvuelve la conciencia homosexual, parece obligado suponer que el grado de conflictividad que pueden presentar los sujetos homosexuales probablemente sea mayor que el de los heterosexuales. De ahí que el análisis previo a la incorporación dentro de la vida consagrada o ministerial debería ser más cuidadoso y atento.

 

Pero, al mismo tiempo, deberíamos evitar también el peligro de absolutizar dicha razonable suposición. Porque en ese caso habría igualmente que suponer que nos amparamos en ella para solapar una fácil defensa inconsciente frente a lo homosexual.

 

Será necesaria, pues, mucha lucidez, y más obligado aún un profundo y honrado autoanálisis de las propias reacciones frente a lo homosexual. Sólo así se podrá captar y valorar adecuadamente las dificultades específicas que pueda presentar un varón o una mujer homosexual.

 

Una cuestión específica para los sujetos homoeróticos consagrados o sacerdotes radicará siempre en que esa orientación sexual, que afecta de modo decisivo a la propia identidad, no se alce, sin embargo, como su eje o referencia fundamental. La formación tendrá una tarea importante en lograr que la orientación sexual no se convierta en el elemento central de la propia identidad, sino que llegue a ser tan sólo un elemento que forma parte de una identidad más fundamental, que es la de seguidor de Jesús en el proyecto de construcción del Reino. Favorecer la manifestación de los conflictos vitales del sujeto asociados a su orientación sexual e indagar en las motivaciones vocacionales profundas de su vocación deberán constituir, entonces, elementos esenciales del acompañamiento personal.

 

Particular atención habría también que mostrar ante los casos relativamente frecuentes de sujetos que, con una conflictividad homosexual de fondo, pretenden escapar a ella mediante el logro de una identidad nueva como religioso, religiosa o sacerdote. La intensidad emocional que acompaña los momentos iniciales de una vocación contribuye muchas veces al «éxito» de este propósito, dejando encubierta la identidad conflictiva original. Este peligro es tanto mayor si tenemos en cuenta que, con demasiada frecuencia, los sujetos que inician un proyecto vocacional pueden distar mucho de haber clarificado suficientemente su auténtica identidad psico-sexual.

 

Una situación diferente se ofrece en los casos en que se ha dado una previa práctica sexual relevante (particularmente, si ésta ha tenido un carácter marcado por la compulsividad). Ciertamente, ahí encontramos una dificultad mayor para proponerse una vida celibataria. Cuando la represión ha jugado un papel preponderante, y los diques que ésta creó se rompen, los obligados procesos de sublimación difícilmente podrán llegar a establecerse.

 

En otros casos, sin embargo, la represión ha podido «triunfar», manteniendo al margen las tendencias eróticas de base, Pero ello no significa que la vida celibataria logre sus propósitos específicos. Celibato es más que castidad, y no se puede considerar, por tanto, «eunuco por el Reino de los cielos» a quien, manteniéndose sin falla alguna en el terreno genital, sea capaz de mantener unas vinculaciones afectivas de contenidos eróticos camuflados y encubiertos incluso bajo bellas racionalizaciones espirituales. En este caso, la perversión es manifiesta y no se corresponde tanto con lo homosexual en sí cuanto, más bien, con su encubrimiento. Las condiciones en que se elabora la sexualidad femenina hacen más proclive a la mujer que al varón a este tipo de dinámicas.

 

Así pues, toda una amplia y compleja problemática se abre en la integración de lo homosexual en el seno de la vida eclesial. Integración que afecta tanto a las personas homoeróticas como a las heterosexuales. Todos, pues, estamos implicados de un modo u otro. Para unos, el reto consistirá en luchar por el logro de una maduración afectiva, dificultada tantas veces por el rechazo social introyectado, Para otros radicará en la también difícil tarea de exorcizar un fantasma que mutila la propia expansión personal y que daña la relación con los demás, Nadie es inocente, pues, en la cuestión homosexual.

 

Comprenderlo y elaborarlo a fondo será un asunto de importancia para que, personal y colectivamente, acertemos a situarlo del modo más humano y cristiano posible en el marco de la vida eclesial.

¿Pueden ser los gais sacerdotes? Timothy Radcliffe

El esperado documento del Vaticano sobre homosexualidad dentro del sacerdocio, que va a publicarse la próxima semana, ha sido sustancialmente divulgado. En este artículo, el actual general de los dominicos expone lo que tiene que decir sobre los gais y su adecuación a cargos eclesiales.



HACE DOS SEMANAS, estaba en Nueva Escocia, organizando un retiro para los obispos y sacerdotes de la parte Este de Canadá. Un sacerdote, quizá demasiado tímido para formular una pregunta en público, envió un papel con su demanda: «¿Este documento sobre la admisión de gais al sacerdocio querrá decir que ya no soy bienvenido? ¿Significa que personas como yo son sacerdotes de segunda clase?». Yo había escuchado la misma pregunta, de una u otra forma, a sacerdotes en todos los lugares del mundo. El próximo documento del Vaticano sobre homosexualidad y sacerdocio (véase p. 40) es foco de intensa ansiedad por lo cualdebemos prestar atención a lo que exactamente dice.


Hay dos principios que deben tenerse en cuenta: en primer lugar, hemos de darle una interpretación tan positiva como sea posible. No se trata de darle un giro positivo al documento, sino de procurar discernir cuáles son las intenciones verdaderas de los autores. Nuestros medios están llenos de acusaciones y este documento será denunciado como otro ataque hacia las personas gais. Esta denuncia tiene lugar, incluso, dentro de la iglesia. La Congregación para la Doctrina de la Fe interpretado frecuentemente de forma tendenciosa escritos de teólogos. Éstos, por su parte, dan la interpretación posible más negativa a los documentos del Vaticano. ¡Nada bueno puede venir de Roma! Como Iglesia, debemos encontrar otro camino para escucharnos mutuamente, estar realmente atentos a lo que se dice. Esto pide justicia y verdad.


En segundo lugar, una vocación es una llamada de Dios. Es verdad, que como el documento dice, es “recibida a través de la Iglesia, en la Iglesia y para el servicio de la Iglesia”, pero es Dios quien llama. Habiendo trabajado con obispos y sacerdotes, diocesanos y religiosos, a través de todo el mundo, no tengo duda alguna de que Dios llama a homosexuales al sacerdocio y que éstos están entre los sacerdotes más dedicados y que más me han impresionado de los que he conocido. Por lo tanto, ningún sacerdote que esté convencido de su vocación debería sentir que este documento lo clasifica como sacerdote anormal. Y nosotros hemos de presumir que Dios continuará llamando tanto a homosexuales como heterosexuales al sacerdocio porque la Iglesia necesita los dones de ambos.


La Iglesia tiene el derecho y deber de ejercitar un cuidadoso discernimiento en la admisión de seminaristas. Cuando el documento dice que este se ha elaborado «de la manera más urgente por la situación actual», entonces se presupone que se está pensando en la crisis debida a los abusos sexuales que ha agitado la Iglesia en Occidente. Por lo que hay dos preguntas: ¿proporciona este documento un buen criterio para discernir quién tiene una vocación? y ¿ayudará a encauzar la crisis debida a causa de los abusos sexuales?


El documento insiste en que un candidato al sacerdocio ha de alcanzar una madurez afectiva que «le permitirá relacionarse adecuadamente con hombres y mujeres, con un sentido espiritual verdadero para la comunidad eclesial a la que se le confiará». Dejemos, por un momento, a un lado la cuestión de «paternidad espiritual». ¿Qué quiere decir esto?


El documento mantiene que la Iglesia «no puede admitir en el seminario o en las órdenes sagradas a aquellos que sean homosexuales activos, tengan tendencias homosexuales muy marcadas o apoyen la llamada cultura gai». El primer criterio está claro. Lo mismo se podría decir de los que son heterosexualmente activos. Los dos segundos necesitan aclararse.


También podría interpretarse como tener una orientación homosexual permanente. Pero esto no puede corregirse, ya que, según he mencionado, hay muchos sacerdotes excelentes que son gais y que claramente tienen una vocación hacia Dios. Quizá se entendería mejor como alguien cuya orientación sexual se percibe tan central que llega a ser obsesiva, dominando su personalidad. Esto, en efecto, llevaría a preguntarse si esta persona sería feliz como sacerdote célibe. Pero cualquier heterosexual que diese tanta importancia a la sexualidad tendría problemas también. Lo que importa es la madurez sexual más que la orientación.


Luego está el asunto de apoyar la «cultura gai». Es correcto que los seminaristas o sacerdotes no deberían ir a bares gais y que los seminaristas no deberían formar parte de la cultura gai.


¿Qué es lo que se entiende por una «profunda y marcada tendencia homosexual»? El ejemplo opuesto que da el documento es el de alguien que atraviesa una fase temporal de atracción homosexual, y afirma que el seminarista debería haber vencido esto por lo menos tres años antes de su ordenación a la diaconía. Esto no englobaría todos los casos de seminaristas que muestran su vocación a la luz de este documento.


Esto sería hacer el centro de una parte de sus vidas que no es fundamental. Los seminaristas deberían aprender a llevar bien su orientación sexual, estando satisfechos con el corazón que Dios les ha dado; pero, en el caso de cualquier subcultura, gay o heterosexual, sería subversivo de celibato. Una cultura androcéntrica llena de contenido heterosexual sería igual de inapropiada.


¿Pero significa el apoyar la «cultura gai» sólo eso? Como dice el documento, la Iglesia debe oponerse a la «discriminación injusta» contra los homosexuales, así como lo hace con la segregación racial. Eso quiere decir que todos los sacerdotes debe estar preparados para estar junto a personas gais si sufren opresión y que se les vea que están a su favor. Por su puesto, esto lleva a temas complejos. Oponerse al matrimonio gai será visto por algunos como una discriminación, mientras que en la enseñanza Católica oficial no lo es. Si alguien involucra en cualquier oposición a la discriminación, está sujeto a no ser entendido. Es un riesgo que algunas veces uno ha de tomar.


Finalmente, está la cuestión de «paternidad espiritual». No es un concepto con el que yo esté familiarizado. ¿Pueden sólo los heterosexuales ofrecer esto? Esta es la visión del obispo de las fuerzas armadas americanas, que recientemente dijo: «No queremos que nuestros compatriotas piensen, como actualmente nuestra cultura dice, que no hay realmente diferencia en que uno sea gai o heterosexual. Creemos que hay una diferencia, y que nuestros compatriotas esperan tener un sacerdote heterosexual que muestre un carácter fuertemente masculino». No puedo creer que esto sea lo que se persiga con el documento. Hay poca evidencia de Cristiandad varonil en el Vaticano. Si el rol de un sacerdote sería el de ser un modelo de masculinidad, entonces sería relevante para menos de la mitad de la congregación y se podría, por lo tanto, argumentar que las mujeres deberían ser también ordenadas como modelos de feminidad. Presumo que la «patenidad espiritual» se muestra en especial a través del cuidado de las personas y predicando palabras de vida fértil, pero no tiene ninguna conexión con orientación sexual.


Es de suma urgencia que formemos a sacerdotes que sean «afectivamente maduros», y aptos para relacionarse con facilidad con hombres y mujeres. Este documento trata de identificar criterios que ayudarán a discernir tal madurez y señala temas innegablemente importantes. Es necesario aplicar este criterio de forma igualitaria a todos los candidatos, independientemente de su orientación sexual.


Nuestra sociedad da a menudo la impresión de que los heterosexuales y homosexuales son virtualmente dos especies de seres humanos. Pero el corazón humano es complejo y los patrones de deseo cambian y evolucionan. Yo he conocido a sacerdotes que pensaban que eran gais cuando tenían treinta años, y luego descubrían que no lo eran, y viceversa. Si tenemos que formar a sacerdotes que vivan su celibato fructíferamente, deben estar bien consigo mismos, en toda su complejidad emocional, sin obsesionarse pensando en que ése es el centro de su identidad. Eso es Cristo. «Aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que, cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal como es.» (I Juan 3:2).


Nuestra sociedad está obsesionada con el sexo, y la Iglesia debería ofrecerle un modelo sano, pero no una aceptación compulsiva de la sexualidad. El Catecismo del Concilio de Trento enseñaba que los sacerdotes deberían hablar sobre sexo «con moderación y no en exceso». Deberíamos estar más atentos de a quién pueden odiar nuestros seminaristas más que de a quién pueden amar. Racismo, misoginia y homofobia serían todos signos de alguien que no puede ser un buen modelo de Cristo.


El documento concluye animando a los seminaristas a ser honestos con sus directores espirituales. Mentir no se correspondería con «el espíritu de verdad, lealtad, y disponibilidad que debe caracterizar la personalidad de uno que se considera a sí mismo llamado para servir a Cristo y su Iglesia en el sacerdocio ministerial». Esto es de importancia fundamental. Pero, si el criterio de este documento se interpreta de forma limitada, afirmar que quien sea gai no puede ser ordenado, entonces dejaría a algunos seminaristas en una situación imposible. Si hablan abiertamente, podrían no ser aceptados. Si no lo hacen, carecen de transparencia. El peligro es que los más honestos podrían, por lo tanto, abandonar y los menos honestos, quedarse; contradictorio en sí mismo, y más sujeto a que el abuso continúe. Por lo tanto, es más importante que estos criterios no se interpreten de forman que lleven a la persona a un encubrimiento, lo que impediría activamente la formación de sacerdotes que sean maduros afectivamente.


Timothy Radcliffe 

Sergio y Baco: icono de dos santos LGTB

Este icono es una representación de San Sergio y San Baco, patronos de las relaciones entre personas del mismo sexo. Ha ha sido pintado por un miembro de CRISMHOM que en estos momentos se encuentra de misionero en Mozambique, ofreciendo su vida a los demás. Muchas parejas celebran su unión, ya sea simbólica, reconocidos o a través de rituales religiosos, bajo su protección. Gracias por este entrañable regalo. Desde CRISMHOM, queremos que sea signo y mediación de la bendición de Dios sobre las parejas LGTB de nuestra comunidad y del mundo entero. Sigue leyendo para conocer la historia de estos santos y la simbología del icono.

San Sergio y San Baco (martirizados en el año 303) fueron durante principios del siglo IV importantes militares del emperador Maximiano, quien les tenía en gran estima por la valentía militar desempeñada en sus cargos: Sergio como primicerius (jefe-comandante de la escuela de los gentiles) y Baco como secundarius. Lo más probable es que este emperador se trate de Galerio Maximiano en lugar de Maximiano Hércules, cuya jurisdicción no se extendía a Oriente. Antes de partir a su gran campaña contra los persas (297), Galerio purgó su ejército de cristianos. Es posible que Sergio y Baco provinieran originalmente de Roma, aunque la historia de su martirio transcurriese completamente en Oriente.

Debido al alto cargo desempeñado y a la confianza personal con el emperador, se desató una fuerte envidia entre sus subalternos, quienes descubrieron su cristianismo ante él. Maximiano se negó a creerlo y los llamó para preguntárselo personalmente, puesto que el cristianismo era condenado con tortura y la muerte. Ante la declaración de fe cristiana de Sergio y Baco, el emperador les dio una última oportunidad: si hacían una ofrenda a los ídolos, no sólo serían perdonados sino además serían restituidos en sus cargos con aún más privilegios. Sergio y Baco se negaron. “Sólo estamos obligados a servir fielmente a su ejército en la tierra”, dijeron ellos. “El fuego y la espada jamás lograrán separarnos del único y verdadero Dios, a quien rendimos culto, para adorar ídolos inicuos; nada nos haría más felices que sufrir por nuestra fe”. Maximiano les dijo: “Sois los más malvados de los hombres, pues a cambio de la amistad que os he dispensado, convencido de que observabais el debido respeto a los dioses, desvergonzadamente me habéis ofrecido lo que se opone a la ley de obediencia y sujeción. Pero ¿por qué habríais de blasfemar también a los dioses, a través de los cuales la especie goza de tan abundante paz? ¿No os percatáis de que el Cristo que adoráis era el hijo de un carpintero, nacido de madre adúltera, a quienes los denominados judíos ejecutaron mediante crucifixión, porque, conduciéndolos a error mediante la magia y proclamándose dios, se había convertido en causa de disensiones y múltiples problemas entre ellos? La gran raza de nuestros dioses nació toda ella de matrimonio legal, el del altísimo Zeus, el más santo, que a través de su matrimonio y unión con la bendita Hera les dio nacimiento. Imagino que también habréis oído hablar de los heroicos y doce principales trabajos del divino dios Hércules, nacido de Zeus”.

Maximiano ordenó entonces que fueran despojados inmediatamente de su insignia militar y vestidos con ropa de mujer. “Puesto que las mujeres pueden glorificar a Dios en tales vestimentas, no hay razón alguna para que ellos no pudieran hacerlo” y respondieron al emperador: “Como novias nos has vestido con hábitos de mujer, y has hecho bien, pues novias somos, entre nosotros, y de Jesucristo“. Así ataviados, fueron arrastraron por las calles con pesados collares de hierro alrededor de sus cuellos, volviéndose el hazmerreír de la plebe. Luego fueron trasladados de prisión en prisión hasta llegar a Barbalisos, en el Eufrates, sede de Antíoco, Gobernador de Oriente (Antíoco había alcanzado su cargo con la ayuda de Sergio y Baco, quienes lo habían recomendado al emperador). Cuando éste comenzó a urgirles para que negaran a Cristo, salvándose así de un sufrimiento deshonroso y de la muerte, los santos contestaron: “Tanto la honra como la deshonra, tanto la vida como la muerte, son iguales para el que busca el Reino de los Cielos”.

Los jóvenes mantuvieron la calma tanto ante las amenazas como ante las lisonjas del Gobernador. Sergio fue confinado en soledad, mientras a Baco lo torturaban. Fue cruelmente golpeado con tendones de buey, entregando alegremente su alma a Dios, para unirse al ejército de los santos y los ángeles. Al día siguiente, fue traído Sergio. En vano intentó Antíoco hacerlo renegar de su fe, recordándole la posición de la que alguna vez disfrutó y amenazándolo con crueles tormentos. Le pusieron zapatos con púas en el interior, y lo hicieron correr catorce kilómetros delante de un carro, hasta el Fuerte de Cuatro Torres. Elevado por sobre los sufrimientos, y con la alegría de compartir la Pasión del Señor, el joven corría ávidamente, mientras cantaba salmos. Durante la noche, sus heridas fueron curadas por un ángel, apareciendo al día siguiente ante el gobernador, fresco y preparado para nuevas pruebas.

Antíoco ordenó que fuera decapitado en Rasafa, una guarnición cercana. Cuando llegaron al lugar, el santo pidió a sus ejecutores que le dieran unos momentos, durante los cuales elevó fervientes oraciones a Dios por sus perseguidores. Luego, doblando su cabeza bajo la espada, partió para unirse a Baco en el Reino de los Cielos. Los habitantes del pequeño pueblo de Sura, donde Baco había sido martirizado, querían llevarse en secreto el cuerpo de Sergio, pero el santo los detuvo encendiendo una llama. Los cristianos de Rasafa corrieron al lugar, impidiendo el hurto, y pusieron las santas reliquias en un lugar seguro. Después se construyó una iglesia sobre  la tumba de San Sergio, la que se convirtió en uno de los más grandes y venerados santuarios de Oriente.

Recientes excavaciones arqueológicas han puesto al descubierto las ruinas de tres grandes basílicas en Rasafa que, a principios del siglo VI, era conocida como Sergiópolis y seguía siendo uno de los lugares más afamados de peregrinación en Oriente, incluso bajo la ocupación musulmana. Fue destruida en el siglo XIII durante la invasión tártara. El cráneo de San Sergio es venerado en el monasterio de Simonopetras, y el de San Baco en el monasterio de Vatopedi ambos en el Monte Athos.

Posteriormente fueron construidas varias iglesias en honor a San Sergio y San Baco: en Constantinopla (ahora mezquita), Acre y Roma. Su fiesta se celebra el 7 de octubre y se pueden ver en varias representaciones artísticas siempre juntos, algunas veces cabalgando como soldados, en pinturas típicamente matrimoniales o en pinturas con su uniforme militar y Jesús tras ellos.

La estrecha relación entre ambos ha llevado a escritores modernos a creer que eran amantes. La evidencia más popular de este punto de vista es que textos antiguos de su martirologio, en griego, los describen como erastai, o amantes. John Boswell, historiador de la Universidad de Yale, considera su relación como un ejemplo de las parejas homosexuales del principio del cristianismo, reflejando la tolerancia hacia la homosexualidad de los primeros cristianos. El artista Robert Lentz siguió este punto de vista retratándoles como una pareja gay en una pintura de iconografía religiosa. David Woods clasificó algunos de los argumentos de Boswell como de superficiales. Otros historiadores y analistas bizantinos, en concordancia con la postura oficial de la iglesia ortodoxa, argumentan la antigua tradición oriental de adelphopoiesis, una forma de "hermandad" en el nombre de Dios, sin carácter sexual y que se ha asociado a estos dos santos.

John Boswell ha señalado decenas de manuscritos originales, que presentan los rituales religiosos matrimoniales efectuados durante toda la Edad Media por sacerdotes católicos y ortodoxos dentro de las iglesias para consagrar bodas entre personas del mismo sexo. Para llegar a sus conclusiones Boswell recorrió todas las grandes bibliotecas de Europa, incluida la Vaticana, donde encontró muchos de sus manuscritos. Como resultado obtuvo 80 manuscritos originales de las ceremonias de bodas gays, en las que se invocaba como protectores a San Sergio y San Baco. Sin embargo, la metodología y las conclusiones de Boswell han sido severamente criticadas por otros historiadores además de David Woods (Robing Darling Young y Brent Shaw).

Independientemente de los méritos de la interpretación de John Boswell, en la que el debate está todavía en curso, es un hecho que una parte de los homosexuales de Estados Unidos, compuesta por católicos y griegos ortodoxos, ha aceptado los resultados. Hoy en día, por lo tanto, ha alcanzado un nuevo tipo de adoración que exalta al dúo formado por Sergio y Baco por su singularidad como una pareja homosexual santificada como mártir cristiana.

En esta parte del mundo gay se considera de manera no oficial a San Sergio y San Baco como santos patronos de las relaciones entre hombres, y muchas veces los matrimonios gais estadounidenses y europeos (ya sea simbólicos, reconocidos o a través de rituales religiosos) se celebran bajo su protección.

EL ICONO  Y SUS SIMBOLOS
San Sergio y San Baco aparecen cubiertos por un mismo manto que comparten, para cubrir su desnudez. El manto hace alusión al momento en que el emperador los viste con ropas de mujer para humillarles públicamente. El color blanco es el de los mártires del Apocalipsis, mezclado con el rosa, color gay y femenino. Los pliegues debajo de las manos sugieren un triangulo rosa, signo de la persecución gay.

La postura: los mártires se abrazan con una mano, dándose apoyo y protección, fundiendo sus cuerpos en ese abrazo. A su vez, las manos que quedan libres están en actitud de dar y de recibir, sin llegar a tocarse. Buscan la intimidad, la comunión, que no han alcanzado todavía, y que solo en la Gran Fiesta de Bodas gozarán. En la mano izquierda de ambos, el anillo de bodas, de color negro, que habla del compromiso de amor conyugal y del amor hacia los pobres.

Jesús, centro y origen del amor conyugal gay: en el centro de la composición esta el Señor, como Pantocrátor, envuelto por la mandorla mística, con los colores del arco iris. Está en actitud de bendecir a los santos y al mismo tiempo, esta encendiendo el fuego del Amor en sus corazones, que tienen a la vez forma de llama (Espíritu Santo, llama de amor viva) y de llaga (llaga del costado de Cristo, que sufre por amor). Jesús está en medio de la relación, sosteniéndoles, acompañándoles. Este amor de pareja es eterno,  viene de Dios, y vive para siempre en el corazón de Dios. No existe amor estéril. Felices los que pierden su vida por amor.

Sin sanción

El obispado de León “lamenta” las palabras del sacerdote Jesús Calvo sobre Zerolo y le ordena no hablar de política, pero no lo sanciona.
 
Atribuir el cáncer que padece Pedro Zerolo a “la divina providencia” o desear la reinstauración de la pena de muerte para acabar con “la basura social” no parece suficiente para que un sacerdote sea sancionado por sus superiores.
 
El obispado de León ha emitido un comunicado en relación a las inhumanas declaraciones de Jesús Calvo, párroco de la localidad leonesa de El Burgo Ranero, a un programa de la televisión online de Alerta Digital a las que hacíamos referencia este viernes. Unas declaraciones que se limita a “lamentar”. Eso sí, El obispado insta al sacerdote a dejar de hacer declaraciones “de índole política” para “seguir siendo el hombre de todos en clave de fraternidad espiritual” [sic].
 
 
Reproducimos el comunicado:
 
Ante las declaraciones de un sacerdote diocesano sobre diversas cuestiones de orden temporal
 
"Con relación a las informaciones aparecidas este sábado día 11 en un diario de alcance regional sobre las declaraciones que el sacerdote de esta diócesis, D. Jesús Calvo, hizo en días pasados inmediatos al programa “La Ratonera” de la página web de Alerta Digital, este Obispado quiere informar de que:
 
1º) Lamenta estas declaraciones, hechas a título personal y que en algún momento resultan ofensivas para algunas personas, y considera que son totalmente improcedentes en un clérigo, por lo que no pueden ser compartidas en manera alguna por nuestra diócesis.
 
2º) Ante otras declaraciones similares hechas a diversos medios en fechas recientes, desde la Curia diocesana, en conversación con el interesado, se le hizo ver el deber de abstenerse de la emisión de declaraciones de índole política, siguiendo las normas de la Iglesia, para no ser fuente de división entre quienes tengan acceso a ellas. En ese momento el citado D. Jesús Calvo se comprometió a no volver a intervenir sobre estas cuestiones ni en sus propias parroquias ni en medios públicos de comunicación.
 
3º) Por las informaciones que posee este Obispado, el compromiso se ha cumplido en lo referente a las parroquias que tiene encomendadas, cuya labor pastoral, por otra parte, lleva a cabo con normalidad.
 
4º) No obstante, este Obispado seguirá procurando que D. Jesús Calvo, sacerdote de esta diócesis de León, cumpla las obligaciones que, en este terreno, debe asumir como ciudadano de bien y como ministro de la Iglesia, que “debe renunciar a empeñarse en formas de política activa, sobre todo cuando es partidista, como sucede casi inevitablemente, para seguir siendo el hombre de todos en clave de fraternidad espiritual”, como exigen hoy las normas para el Clero."
 
León, 11 de enero de 2014
 
Fuente: Dos Manzanas

Sobre la compatibilización entre espiritualidad y homosexualidad

Este artículo es una crónica de una charla que un miembro de CRISMHOM compartió en una mesa redonda sobre homosexualidad y religión organizada por la asociación Arcópoli de la Universiada Politécnica de Madrid.

Con estas líneas pretendo compartir algunas vivencias y experiencias sencillas, sin grandes pretensiones con el único propósito de que mi sencilla contribución pueda ayudar a otras personas, a dar un punto de referencia desde la perspectiva de una persona homosexual, en el difícil proceso de compatibilización de la dimensión espiritual y vida de fe, con la dimensión homosexual. Mi intención es más compartir una experiencia vivencial de las cosas que a mí personalmente me han ayudado en este proceso, que discutir o poner en contraste lo que sobre este tema pudiera entenderse que defiende la iglesia católica.

 

 

El marco de referencia general en el que creo que una persona homosexual puedecompatibilizar su vida de fe con su experiencia homosexual es el marco del encuentro personal con Dios y la vida compartida junto a Él. Creo que este marco es mucho más rico y aporta mucho más a la vida y la felicidad de la persona que un marco normativo moral más orientado a lo que se puede o no hacer, lo que es o no correcto. Este marco es muy controvertido y general mucho más pobre, porque está dirigido a una audiencia demasiado amplia como para poder entrar en casos particulares.

 

La experiencia que quiero transmitir sería poder trascender esta dimensión más normativa para poder dar un paso hacia delante que proviene de la vivencia y experiencia directamente con Dios. Creo que hay mucha gente que tiene o puede tener problemas y desaveniencias contra lo expresamente establecido o al menos entendido como tal por la iglesia jerárquica. Sin embargo, a veces me pregunto si cuando se produce un verdadero encuentro con Dios, estos problemas siguen existiendo. Creo que es precisamente desde esta perspectiva de encuentro y vida con Dios en la que es posible compatibilizar homosexualidad y religión.

 

Es difícil explicar o describir en qué consiste la experiencia de encuentro con Dios. Es algo tan único y personal, tan dirigido a la persona, que es imposible generalizar. Sin embargo, voy a intentar dar alguna pincelada sobre la cosas que me ayudan a reconocer en mí el encuentro con Dios. Uno puede conocerse mejor o peor a sí mismo y saber lo que uno en determinadas situaciones puede dar de sí en las acciones y pensamientos que uno dirige hacia sí mismo o hacia los demás. Cuando me encuentro pensando o actuando y no alcanzo a reconocerme a mí mismo. Cuando en la gratuidad transciendo mis propios intereses hasta el punto de ponerme en el límite de lo que reconozco en mí como mi propia humanidad es cuando me es más fácil reconocer y atisbar la acción y encuentro con Dios. Los hechos extraordinarios que nos hacen reconocer el encuentro con Dios, no tienen por qué ser complejos o aparatosos. Es más, el verdadero encuentro con Dios se suele dar en el sencillo y oculto avance de la cotidianeidad de nuestra vida.

 

Por concretar un poco más, todos sabemos que cuando uno ofrece algo bueno a otra persona, es normal que esta persona responda devolviendo bien por el bien recibido. Esta experiencia es muy humana. También pasa con relativa frecuencia, que cuando ofrecemos algo bueno a los demás, estos no nos devuelvan nada (¡de desagradecidos está el mundo lleno!). Esta experiencia también es profundamente humana. Todos desgraciadamente hemos experimentado que cuando hemos dado lo mejor de nosotros mismos, nos han hecho daño a cambio, nos han herido intencionadamente, nos han destrozado. Esta experiencia se da desgraciadamente con bastante frecuencia y es igualmente una experiencia muy humana. También es humanamente comprensible que cuando nos hacen daño, respondamos igualmente haciendo daño a los demás, de acuerdo a la Ley del Talión”: “ojo por ojo, diente por diente”, “te devuelvo con la misma moneda con la que tú me has pagado”. Esta situación puede incluso exacerbarse. Recuerdo que cuando vivía en EEUU los días siguientes al atentado de las Torres Gemelas de Manhattan el 11 de septiembre de 2001, la palabra que se oía constantemente por los medios de comunicación era “relaliation” que significa “castigo”: “si me haces mal, yo te devuelvo diez o cien veces mal, para que nunca más se te vuelva a ocurrir hacerme daño”. Este sería el extremo de dar mal por mal. Creo que el límite de nuestra propia humanidad se empieza a rozar en las situaciones en las que nos hacen daño y no reaccionamos devolviendo el daño que nos han hecho. Finalmente, quedaría el modelo de Cristo crucificado que devuelve lo mejor de sí (“perdónalos porque no saben lo que hacen”) ante la mayor afrenta, el mayor daño. En esta situación, creo que se sobrepasan los límites humanos para dar paso a la acción del encuentro con Dios. Es precisamente en las situaciones en las que uno se encuentra misteriosamente devolviendo bien por mal cuando no somos capaces de reconocernos a nosotros mismos, sino únicamente al Cristo crucificado, a Dios mismo.

 

Es posible que pensemos en que la situación de devolver bien por mal no es fácil que se dé en nuestra vida. Sin embargo, en mi propia experiencia he sido testigo de multitud de ocasiones en las que esta situación se ha producido. Lo más hermoso de estas situaciones es que sus autores no acaban de podérselas atribuir a sí mismos. Existe un reconocimiento de un “agente externo”, inexplicable y misterioro que conmueve profundamente el corazón de aquel que es capacitado para devolver bondad y gratuidad a cambio del daño recibido. Un amigo mío que pertenece a una asociación en la que yo también soy socio, tenía una amistad profunda con otro miembro que comenzó a no encajar en esta asociación. Este amigo mío hizo todo lo que pudo para apoyar y acomodar la situación de la asociación para que este otro miembro se sintiera integrado. Finalmente, este otro miembro dejó la asociación provocando un fuerte quebranto en mi amigo que sintió que todo su trabajo hecho con su mejor voluntad había sido malinterpretado y desdeñado. Este amigo se sintió apaleado después de haber dado lo mejor de sí mismo. Yo, hablando con él meses después, le intentaba explicar sin gran éxito en qué consistía la experiencia de encuentro con Dios poniéndole ejemplos. Me los revatía con buenos argumentos y yo no sabía ya qué decirle. Un día, en una misa de adviento, mi amigo ofreció una vela por esta persona: porque quería tenerla presente por todo el trabajo y bien que había hecho a la asociación antes de su partida. Hablé con él tras la celebración y me dijo que por fin había comprendido en qué consistía el encuentro con Dios. Sabía que por él mismo nunca hubiera hecho memoria poniendo aquella vela, pero sin embargo se vio fuertemente impulsado a hacerlo. Tras esta experiencia, mi amigo experimentó una paz inmensa, se sintió feliz, como si una bocanada de aire fresco hubiera entrado súbitamente en su vida. Ya nadie podrá arrebatarle este sentimiento.

 

Cuando este proceso de encuentro con Dios se va haciendo cotidiano, cuando es cultivado individual y comunitariamente, reconozco la relación de amistad con Dios hasta el punto de convertirse en una relación de amor. Uno comienza a hacerse sensible a la infinidad de pequeños gestos, acciones y sentimientos que nos hacen caer en la cuenta de que Dios está presente, de que nos acompaña, de que no somos dueños ya de nuestra vida, de que descubrimos que nos convertimos en los medios para manifestar el amor de Dios por el mundo y eso es lo que más felices nos hace.

 

Volviendo al inicio de esta charla, creo que es precisamente desde este marco de experiencia de encuentro, amistad y amor a Dios desde donde se pueden compatibizar ya no sólo la dimensión homosexual de la persona, sino cualquier otro tipo de dimensión humana. Por concretar un poco más dentro del campo homosexual, recuerdo un día en que invité a comer a mi casa a un chico con el que había empezado a salir hacía unas semanas. Existe una comunidad ecuménica de hermanos que tienen su sede en un pequeño pueblo al sureste de Lyon llamado Taizé. Uno de sus carismas consiste en hacer oración a través de la música en lo que se conoce como “los cantos de Taizé”. Son cánones cuya música se reitera sucesivamente, repitiendo textos muy sencillos en una diversidad de idiomas. Textos como “Nada te turbe, nada te espante”, “Confiad en el Señor, porque es bueno”. Tras mi primera visita a Taizé, aprendí a tocar en un piano unos cuantos de esos cantos. Durante unos meses, mi oración consistía en tocar diariamente estos cantos durante treinta o cuarenta minutos. A medida que iba tocándolos, experimentaba cómo mi corazón se conmovía. El día en que invité a comer a mi “novio”, quise transmitirle esta experiencia, aunque él no estaba muy cerca de los círculos religiosos. Para ello, situé el sillín del piano perpendicularmente al teclado y le senté frente a él. Yo me senté detrás de él y pasando mis brazos entre los suyos abrazándole mientras tocaba los cánones. Esta escena, un tanto cómica presenciada fuera de contexto, podría causar ante muchos colectivos un gran escándalo: “una aberración”, “dos tíos manoseándose uno tras el otro” (o lo que se quiera pensar). Sin embargo, yo compartía una de mis experiencias más hondas de encuentro con mi Señor con este chico con el que estaba saliendo. Aunque considero que no hubiera sido necesario compartir una experiencia honda de encuentro con Dios para poder disfrutar de la belleza de esta escena de expresión de cariño mutuo, yo experimentaba el gozo que a mi Señor le producía contemplar esta escena. Un gozo con una plenitud mucho mayor que si hubiera estado yo solo tocando los cantos, porque se los estaba ofreciendo a otra persona. En esta situación, fue precisamente la experiencia de encuentro con Dios la que me dio el criterio para poder discernir cómo actuar. Por encima de las críticas externas el criterio del encuentro don Dios supera ampliamente el régimen normativo marcado por la iglesia jerárquica. Este criterio me producía una paz inmensa que me blindaba contra posibles críticas externas. Es el criterio en el que uno se preopa por “buscar el Reino de Dios y su justicia, que el resto se dará por añadidura”.

 

En este marco, cuando se habla de parejas homosexuales, si el criterio de discernimiento está basado en el encuentro y la amistad con Dios, no tengo duda que cuando uno encuentra a la pareja apropiada, la vida en común puede ser mucho más plena y más entregada a los demás, que cuando uno está solo. Cuando escucho comentarios sobre la aberración que constituye que dos personas del mismo sexo vivan en pareja, sólo puedo apelar a un criterio más rico, más basado y orientado hacia la felicidad de la persona: ¿es posible experimentar el encuentro y amistad con Dios más plenamente, desarrollando la vocación de vida en pareja, cuando esta es del mismo sexo?

 

Con respecto a la adopción, no tengo un criterio muy formado al respecto (porque no he estado en esa situación). Sin embargo, puedo imaginarme a una pareja de lesbianas que comparten una vocación común misionera. Durante años viviendo en las misiones han acogido niños huérfanos que estaban en la calle. Llegado un momento, esos niños comienzan a formar parte de la familia y un día la pareja, por el motivo que sea, tiene que regresar. ¿Cuál es el criterio para decidir si esta pareja se debe llevar a aquellos niños? Creo que el amor a Dios no podría llevar a otra cosa que a no dejarles solos en un orfanato, sino a llevárselos con ellas. En este contexto, la adopción sería la mejor forma de proteger a esos niños.

 

Finalmente, quería terminar esta reflexión con un texto de Edwin Markham:

 

They drew a circle that shut me out
Heretic, rebel, a thing to flout,
But love and I had the wit to win
We drew a circle that took them in.


Ellos dibujaron un círculo que afuera me arrojó
Hereje, rebelde, algo a despreciar
Pero el amor y yo tuvimos el ingenio para ganar
Dibujamos un círculo que a ellos incluyó.

Un cura: "Es una hipocresía no ver que entre el clero hay mucha tendencia homosexual"

¿Quién es usted?: "Soy un sacerdote diocesano de una pequeña diócesis limítrofe a Madrid que desempeña su ministerio en el mundo rural atendiendo varios pueblos con poca población".

¿Cuándo percibió su tendencia homo-afectivosexual? ¿Qué conflicto vivió en su aceptación, si lo hubo?

La tendencia afectivo sexual siempre ha estado presente en mi vida, desde que tengo uso de razón recuerdo mi atracción hacia personas del mismo sexo, atracción que no siempre he aceptado e incluso he intentado "cambiar", pues la concebía como un impedimento para mi felicidad y para el "normal" desarrollo de mi vida. Esa era la mentalidad que se tenía en los años 80 - 90, además aderezado con el miedo a esa enfermedad llamada sida. Al sentir la llamada al ministerio sacerdotal también experimenté conflicto, pues una parte de la jerarquía eclesiástica no aceptaba mi sexualidad y una parte de mis "amigos" homosexuales no aceptaban mi adhesión a la Iglesia, pero, como canta Luz Casal, "el amor es un misterio que importa solo a dos", y mi amor por la buena noticia traída por Cristo ha sido más fuerte que los impedimentos que haya podido vivir.Puedo decir que hoy vivo armónicamente uniendo cabeza, cuerpo, y corazón-vocación.

¿Participa en alguna asociación de derechos LGTB?

En Crismhom. La conocí a través de Internet. Me acerque un jueves a la oración ecuménica, con la sensación de que iba, por fin, con toda mi realidad a la alabar al Señor, con toda mi alma, todo mi cuerpo, todo mi ser. Me sedujo ese grupo de personas que, a pesar de las dificultades, optan por vivir aquello que sienten que les ayuda y realiza, como es la fe cristiana. Crishmom no me habla de enfrentamiento y muerte como otras asociaciones, sino de vida, de aceptación, de ayuda, de compañerismo, de humildad... en definitiva, me parece hacer vida el Evangelio como los primeros cristianos, incluso simbolizado en el local donde se realizan las celebraciones, bajo tierra, para que la semilla fructifique y dé fruto, como últimamente estamos viviendo con la asistencia de tantas personas a la asociación.

¿A qué reuniones acude y qué le aportan?
He acudido a reuniones de formación, retiros, oraciones, celebraciones y momentos más lúdicos. Me da ánimo para vivir mi ministerio, pues ante la realidad ritualista y de cumplimiento que vivo donde ejerzo mi ministerio, aquí me encuentro con una comunidad viva, comprometida, creativa e ilusionada. Además me aporta relaciones personales con las que comparto tanto mi fe como mi realidad afectiva.

¿Cómo es su vida diaria en su parroquia en relación a su tendencia afectivo-sexual?

Actualmente no me causa problema el no expresarlo ni compartirlo. Tampoco creo que deba llevar la bandera enarbolada las 24 horas. Mi tendencia afectivo sexual es una realidad más de mi persona, pero no condiciona toda mi vida.

¿Qué siente cuando oye a la jerarquía eclesial hablar en contra del matrimonio homosexual o descalificar a las parejas compuestas por personas de un mismo sexo?

Me parece muy triste. El Evangelio habla de acogida, de confianza, de ver la imagen de Dios que somos todos los seres humanos. No se puede decir, "acepto a esa persona pero siempre y cuando no haga eso que considero que está mal". La acogida, como la de Jesucristo, ha de ser incondicional. Siento a la Iglesia anclada en una mentalidad pasada, en una moralidad que pone el centro en la genitalidad en vez de en el corazón de las personas y con miedo a dar pasos que harían que la gente la percibiera como realmente evangélica.¿Es la religión católica homófoba? ¿Es la Iglesia homófoba?

La religión católica no es homófoba, el mismo nombre lo indica, “católico” significa “universal”, es decir que el mensaje de Cristo es válido y tiene algo que decir para todos los hombres y mujeres de todos los lugares y todos los tiempos. La religión católica se articula desde el mensaje fraternal de Cristo, con lo que nada más lejos de la homofobia. A la hora de vivir esa fe, sí podemos decir que parte de la estructura jerárquica es homófoba, pues es una estructura y, como tal, evoluciona lentamente, dando pasos lentísimos, como los elefantes y además, ante un momento de cambio social tan grande, parte de esa estructura tiende a cerrarse sobre si misma y a conservar lo que tiene por miedo a perderlo, radicalizando incluso sus posturas.

Comunidad gay e Iglesia, ¿cómo percibe la relación?
La comunidad gay es una comunidad humana, con lo cual, es parte de la Iglesia Católica, universal.

¿Qué le dirías a la Archidiócesis o a la Conferencia Episcopal sobre su realidad?

Lo que me preocupa como sacerdote y como persona, es que se me mire desde la imagen de Dios que soy y desde ahí se me acepte, se me valore, se cuente conmigo y se potencien las cualidades que Dios ha puesto en mi. Eso conlleva que se acepte mi tendencia afectivo-sexual que es un dato más de lo que soy como persona, de cómo Dios me ha creado. Se gastan muchas energías en una lucha que no es evangélica, en vez de sumar, se cierran puertas. No todo vale, pero si valen todas las personas. Les diría que se preocupen de mirar a los demás como Dios les mira, desde la bondad, la confianza, la ternura, la acogida… pues para eso somos sus ministros y claro, empezando por los mismos sacerdotes, pues es una hipocresía no ver que entre el clero hay mucha tendencia homosexual, aunque sea reprimida e ignorada. La primera conversión que Dios nos pide es que aceptemos como somos para que, desde la riqueza que vive en nosotros, comencemos a construir el Reino de Dios.

Fuente: 20 Minutos

 

Un reverendo, abiertamente homosexual de Reino Unido, ha rechazado la homofobia de la Iglesia

 El reverendo británico Kelvin Holdsworth, abiertamente homosexual, ha rechazado ante los medios locales la homofobia que promueven numerosos líderes católicos, quienes trabajan activamente para impedir que las parejas del mismo sexo accedan al matrimonio o a las adopciones.

El reverendo británico Kelvin Holdsworth, públicamente homosexual, ha rechazado ante medios de comunicación del país europeo la homofobia que la practica totalidad de los líderes católicos llevan a cabo.

Holdsworth, reverendo en la Catedral de la Iglesia Episcopal de Santa María la Virgen, se ha mostrado "avergonzado" por escuchar diariamente declaraciones en contra de la igualdad de la población por parte de los líderes católicos.

"El comportamiento de nuestros hermanos, muchos obispos católicos, en los últimos días, ha sido tan desagradable y tan mal juzgado que corre el riesgo de dañar la buena influencia de toda la comunidad cristiana", manifestó el reverendo británico.

Holdsworth defendió que "amenazar a los políticos o denunciar a aquellos que quieran acceder a la dignidad del matrimonio, por decir algunas cosas, me parece ir demasiado lejos".

"Este tipo de comentarios por parte de los líderes de la Iglesia Católica Romana me han producido vergüenza como cristiano. Existe el riesgo de que todas las iglesias parezcan estar fuera de contacto, arrogantes, engreídas y groseras", concluyó Holdsworth.

Fuente: Universogay.com

Una iglesia baptista de California cambia su postura sobre la homosexualidad tras la salida del armario del hijo del pastor

Una iglesia baptista de California ha modificado su postura sobre la homosexualidad a raíz de que se hiciera pública la condición de gay de uno de los hijos del pastor.

 

La New Heart Community Church, de confesión baptista, ha decidido cambiar su posición en torno a la homosexualidad después de que su pastor, Danny Cortez, haya hecho público que su hijo es gay. El propio pastor cuenta su historia en el blog Christianity with Humanity. Ya antes de la revelación de su hijo él había cambiado de opinión: a lo largo de 15 años, había podido conocer a diversas personas gays y lesbianas en su congregación. Esto le había llevado primero a cuestionarse sus ideas sobre orientación sexual y finalmente a cambiarlas. Narra así que un día de agosto de 2013, estando en la playa, se dio cuenta de que “ya no creía en las enseñanzas tradicionales sobre la homosexualidad”.

Mientras conducía su coche pensando en cómo transmitiría este cambio a su congregación, le preguntó a su hijo qué canción estaba sonando en la radio. El cantante era Macklemore. Cuando el padre le comentó que le gustaba la canción, su hijo le preguntó si sabía que este cantante era favorable a los derechos LGTB. Le contestó que precisamente por eso le gustaba la canción. Esto le animó a confiarse a su padre y revelarle que él mismo era gay, a lo que le contestó que le quería tal y como era. Como él mismo comenta: “No pude evitar pensar que mis 15 años de trayectoria transformadora estaba preparándome para ese momento. Si no fuera por ella y mi cambio de teología, podría haber destruido a mi hijo con terapia reparativa”. Tanto su hijo como él mismo han publicado videos en internet explicando su historia.

Al hacer público este cambio de actitud, Danny Cortez arriesgaba que su congregación le expulsara. En su lugar, la mayor parte votó a favor de mantenerle como pastor. Decidieron también convertirse en una “iglesia de tercera vía”, es decir, que ni condena ni aprueba, lo que conlleva aceptar la presencia de personas abiertamente LGTB. No toda la congregación aceptó el cambio y decidieron “separarse pacíficamente”. Un cambio de actitud que puede parecer poco, pero en una iglesia baptista es mucho. No debe olvidarse que los baptistas, agrupados en su mayoría en Estados Unidos en la Convención Baptista Sureña, son profundamente conservadores y que su postura oficial afirma que “los cristianos deberían oponerse al racismo, a toda forma de avaricia, egoísmo y a toda forma de inmoralidad sexual, incluyendo el adulterio, la homosexualidad y la pornografía”. No en vano, la exclusión de la congregación de Cortez de la Convención es inminente.

¡ Dichosos !

A través de estas bienaventuranzas, el colectivo LGTB(Lesbianas,Gays,Transexuales y Bisexuales) puede sentirse querido por Dios sin ningún tipo de duda. Bienaventuranzas que nos recuerdan que somos hijos de Dios. Él nos ha creado tal cual somos, de forma natural y por tanto, no existe razón para cambiar:

"Dichosos vosotros hermanos y hermanas LGTB cuando os veáis juzgados por la ley religiosa, porque Dios que pasó por lo mismo, os comprende. Dichosos vosotros hermanos y hermanas LGTB cuando os veáis rechazados  por los que representan a Dios pues Dios os acoge: Jesús pasó por lo mismo".

Cuando nadie os comprenda sentid sobre vosotros el perdón de Dios. Dios quiere estar cerca de vuestras vidas ¡Creed esta buena noticia!

Dichosas vosotras familias LGTB que habéis elegido el amor. Dichosas vosotras cuando os condenan personas que no conocen el amor, o piensan que aman a Dios porque no aman a nadie. Dichosas porque sois signo profético de la primacía de un amor gratuito. Dichosas vosotras cuando aguantáis el qué dirán, dichosas cuando os mantenéis fieles y sobrelleváis las luchas y problemas de la convivencia, porque Dios es vuestro sostén. Dichosas, porque con vuestra vida afirmáis que nunca el amor puede ser pecado.

Dichosos vosotros hermanos y hermanas LGTB porque cuando os descubrís amados por Dios, manifestáis al mundo la mentira de un Dios sádico, enemigo de la felicidad del hombre, que goza con el sufrimiento de sus hijos. Así manifestáis que no es Dios quien carga cruces sobre los hombres de sus hijos, sino los que dicen hablar en su nombre. Lo mismo hicieron con su Hijo…

Dichosos vosotros hermanos y hermanas LGTB que habéis descubierto que el pecado es introducir el sufrimiento en el mundo y el no socorrer ese sufrimiento. Dichosos, cuando os habéis sometido a la terapia reparadora de Dios que os dignifica en vuestra condición y os abre al camino del amor. Dichosos vosotros hermanos y hermanas LGTB porque anunciáis con vuestra vida que lo que define a Dios es un amor que no excluye a nadie.

El hermano

Fuente: Cristianosgays.com

¿Vivir en pecado?

Feature this: 
Feature This

 

 Acaba de salir a la luz la edición al castellano de Living in Sin?, de John Shelby Spong, próximamente a la venta a través de www.johnshelbyspong.es y en la Libería Berkana, en Madrid. John Sellby Spong es obispo emérito de Newark (New Jersey) y, tras 24 años de desempeño pastoral sigue activo como columnista, conferenciante y escritor. Desde el Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB estamos trabajando junto a la Asociación Marcel Legaut para dar a conocer su obra.
 
John Selby Spong es una voz autorizada que reivindica a la plena igualdad de la mujer y las personas LGTB. En este libro expone algunas cuestione en sus diferentes capítulos. Algunos de ellos son:

3.- La revolución sexual.

4.- El Divorcio: No siempre un mal.

5.- Homosexualidad: Una parte de la vida no una maldición.

7.- Contra el literalismo.

8.- La Biblia y las mujeres.

9.- La Biblia y la homosexualidad.

14.- Bendecir los compromisos de gays y lesbianas.

16.- Las mujeres en el Episcopado: símbolo de renovación en la iglesia.
 
 
Próximamente podremos disfrutar de su presencia en las conferencias que impartirá en Barcelona y Madrid el próximo octubre. Para más información acerca de ellas podeis consultar el siguiente link: http://www.felgtb.org/temas/asuntos-religiosos/noticias/i/3646/341/john-shelby-spong-en-barcelona-y-madrid
 
Igualmente recomendamos la vista a las siguientes páginas:
 
www.johnshelbyspong.es (En español)
 
www.johnshelbyspong.com (En inglés)
 
http://progressivechristianity.org/ (En inglés)
 

Mundo LGTB

Niñxs transexuales | Ponte en mi Piel

Hace un par de días, Miguel Ángel me hizo llegar este video de Youtube. Se trata de un reportaje de CUATRO sobre la transexualidad en los niñxs.

Os lo traigo al foro, porque merece mucho la pena verlo...

Este fue el mail que recibí de mi amigo (hermano de CRISMHOM, por cierto...)

Javi me ha emocionado el video; míralo, es todo tan natural que me he quedado sin habla.

Al contemplarlo; no puedo nada mas que desear que todos los seres sean felices; Dios no puede querer otra cosa.

Besos

 

 

"Bendicen perros y gatos, no parejas gays"

Paulina y Encarnita se dieron cuenta de que estaban enamoradas en la Semana Santa de 1972 porque les dolió separarse aquellas vacaciones. Era la prueba de una homosexualidad que Paulina inconscientemente se resistía a admitir. Viven juntas desde hace casi 40 años. Se casaron en 2005, en cuanto se legalizó el matrimonio homosexual. Fue una ceremonia civil, en la que quisieron expresar su condición de creyentes leyendo un salmo. Las dos son católicas practicantes. Colaboran activamente en su parroquia y les duele la posición que mantiene la jerarquía de la Iglesia ante la realidad homosexual. "Están dispuestos a bendecir perros, gatos y edificios, pero no una unión homosexual fundada en el amor, en un proyecto de vida en común, en la fidelidad y el respeto", denuncia Paulina.


Hay mucho anticlericalismo en el colectivo gay y me duele"


Los curas los apoyan siempre a título individual, como a escondidas


Ella y Encarnita forman parte de la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas (ACGIL), que está en relación con otras agrupaciones de ámbito europeo. Sus miembros se reúnen una vez al mes en una iglesia de Barcelona para rezar. Aunque cada uno pertenece a su parroquia, necesitan encontrarse periódicamente para darse apoyo mutuo, porque no resulta fácil ser a la vez cristiano y homosexual.


"Nosotros tenemos un segundo armario del que salir", dice Octavi durante una misa convocada por la ACGIL. El joven, que ha acudido a la celebración de la eucaristía acompañado de su madre, dice sentir "aún más radicalismo en el segundo armario", que es en el que oculta su condición de cristiano a sus compañeros gays, que no comprenden cómo se puede pertenecer a una Iglesia que les trata tan mal. "Hay mucho anticlericalismo en el colectivo gay y me duele", confiesa.


Paulina, que acaba de cumplir 60 años, mantiene una posición muy crítica frente a la moral católica. "La Iglesia tiene una asignatura pendiente con la sexualidad en general y está a años luz de la realidad homosexual de hoy", opina. "Ha ejercido y sigue ejerciendo un poder muy fuerte sobre la conciencia de muchas personas", añade.


Sin embargo, la conciencia de Paulina parece blindada a esa estrecha moralidad oficial, tal vez por la fuerza de los abrazos que recuerda que le daba a Encarnita cuando se estaban enamorando. Tenía 23 años y su amiga 20. Jamás ha tenido la conciencia de que fuera pecado abrazarla. Por eso, ni siquiera se ha planteado nunca la posibilidad de confesarse o dejar de comulgar por la relación que mantienen. Tiene muy claro que Jesús estaría de su lado. "Que digan lo que quieran, pero está en contradicción con el mensaje de Jesús", sentencia al referirse a la doctrina de la Iglesia católica. Y entiende que la prueba está en lo que hizo el mismo Jesús durante su vida: "Curaba enfermos, daba la vista a los ciegos, acogía a los pecadores". No sólo eso: censuró a los sacerdotes y teólogos de su tiempo por su rigidez en el cumplimiento estricto de una ley moral asfixiante que discriminaba por impuros demasiados comportamientos, y les reprochaba su incapacidad para el amor y la compasión. Paulina lo tiene claro: ahora Jesús diría lo mismo. "Dios no nos preguntará a quién hemos amado, sino cuánto hemos amado. Y si de algo nos pedirá cuentas será de no haber amado lo suficiente", concluye.


Aunque la relación sexual entre personas del mismo sexo es condenada por la Iglesia como institución, la reacción de muchos sacerdotes católicos a título individual es diferente. Paulina explica que cuando el Gobierno de Zapatero aprobó el matrimonio homosexual, el párroco de la iglesia a la que asisten habitualmente ella y Encarnita censuró la norma en unos términos que les dolió. Tanto que dejaron de asistir a la parroquia. Después se sinceraron con el sacerdote, que ignoraba su relación sentimental, y éste cambió totalmente su actitud. Hoy mantienen los tres una gran amistad.


Asimismo, a la ceremonia civil de su boda asistió un amigo jesuita, que incluso les dedicó unas palabras "preciosas" al final de la ceremonia. Ellas pidieron más: la bendición. Pero eso parecía suponer para el sacerdote un conflicto moral, que decidió consultar con un compañero que se ha distinguido toda su vida por atreverse a pensar con libertad: José María Díez Alegría. El sacerdote casi centenario opinó que debían ser bendecidas.


Paulina lamenta que siempre reciben los apoyos a título individual, extraoficialmente, como a escondidas: "Son cobardes. La Iglesia no se atreve a dar un paso, a pesar de lo que están diciendo psicólogos y teólogos. Tendrán que pasar 500 años". Aunque los agradecen, no se darán por satisfechas hasta que acabe toda discriminación: "Que se nos considere personas de la misma categoría que los demás, que bendigan nuestras uniones, que se bautice a nuestros hijos", piden.


Explican que la última agresión moral la ha sufrido la ACGIL de la orden de los jesuitas, porque les han negado la iglesia de la calle de Casp de Barcelona para celebrar una misa con motivo de un próximo encuentro en la capital catalana de homosexuales católicos de toda Europa. "Nos respondieron que celebremos la misa donde hacemos las conferencias, que es un lugar muy digno", dice Paulina con decepción.


Fuente: El País Cataluña. Edición impresa.


Desde CRISMHOM queremos mostrar nuestro apoyo a todas las parejas homosexuales que expresan su amor y desean que sea bendecido por Dios. Nuestro Señor nos dio un mandamiento nuevo: que nos amásemos los unos a los otros. Se nos medirá por el amor que hayamos dado, no por a quién hayamos amado. El amor viene de Dios, y en el amor que profesamos a los otros nos encontramos con Él. Los sentimientos sinceros que nacen entre dos personas no pueden ser impuros, sino que nacen del corazón, y todo lo que nace de allí, que es donde se encuentra Dios, no puede ser malo. 

1 de Diciembre: Día Mundial de la lucha contra el VIH

Un año más, este 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida. Y un año más insistimos en la necesidad de extremar las precauciones. Y es que los datos epidemiológicos más recientes confirman la tendencia que se viene apuntando durante estos últimos años: la transmisión en el colectivo de hombres que tiene sexo con otros hombres (HSH) sigue ganando peso, mientras que se estabiliza la transmisión heterosexual. Según la actualización más reciente, a junio de 2011, hecha pública este mes por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad la trasmisión entre HSH es ya la categoría mayoritaria, y su influencia crece año tras año. En concreto, a lo largo de 2010 se notificaron 2.907 nuevos diagnósticos de VIH. El 82% eran hombres. En el 46% de los casos se trató de una transmisión entre HSH, en el 33% de una transmisión heterosexual y solo en un 6% de los casos se produjo entre usuarios de drogas inyectadas. Todo indica que la falta de percepción de riesgo hace mella en el colectivo homosexual, como hace pocas semanas sugerían los especialistas en Enfermedades Infecciosas reunidos con ocasión del III Congreso Nacional de Gesida.

En el 45% de los casos el diagnóstico de infección fue tardío (entendido diagnóstico tardío como una cifra de linfocitos CD4 que ya está por debajo de de 350 por microlitro en el momento del diagnóstico). Este último aspecto es el único que arroja un balance positivo en el colectivo de HSH, en el que el diagnóstico tardío ha pasado del 51% en 2004 al 38% en 2010.

Por lo que se refiere a los casos de sida, se estima que en 2010 se diagnosticaron en España 1.162 casos. Se confirma así que, tras alcanzar su cénit a mediados de los noventa, el número de casos ha experimentado un progresivo declive, gracias a la generalización de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad. Un pobre consuelo, en tanto las nuevas infecciones siguen aumentando. Recordemos que una persona infectada por el VIH puede mantenerse sin síntomas durante años, y durante ese periodo no se considera que tenga sida. Durante ese tiempo, sin embargo, las personas infectadas pueden transmitir el virus si mantienen relaciones sin protección, y en algunos casos podrían incluso empezar un tratamiento que evitaría la progresión a sida.

Campaña de las autoridades sanitarias

Precisamente este martes el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha presentado la campaña “30 años de logros. 30 años de retos”, cuyo fin es recordar que este 2011 se cumplen 30 años de los primeros diagnósticos de sida. Se trata, en este caso, de una campaña dirigida a toda la población y consensuada con las comunidades autónomas, que distribuirá un total de 450.000 folletos y 15.000 carteles. También se distribuirá un spot a través de YouTube, redes sociales y televisiones autonómicas y locales.
La información sobre la campaña está disponible en la página del Ministerio en Facebook, así como en su canal oficial en Youtube, web institucional y perfil en Twitter (@sanidadgob).

Fuente: dosmanzanas.com

Así viven los jubilados gays

Nos acercamos al día a día de los pensionistas de la mano de Mayores LGTB Madrid.

"Cuando estaba a punto de jubilarme, busqué un grupo de mayores gays en el que integrarme. Al no encontrarlo, decidí fundar la asociación". Eladio, creador de Mayores LGTB Madrid, relata así cómo brotó la idea de albergar a los que, como él, buscaban un nido de empatía, un grupo de personas con las que compartir pensamientos, problemas, alegrías e ideas. La asociación tan sólo lleva unos meses inscrita en la Comunidad, aunque su iniciativa ya cumple dos años. Eladio cree que el grupo añade pluralismo y diversidad al mundo asociativo LGTB y que, por tanto, "lo enriquece". Tiene razón, pues en una sociedad con prejuicios y estereotipos, su grupo aúna dos colectivos que, en ocasiones, sufren por el ostracismo: los mayores y el colectivo LGTB.

"A medida que avanzamos en edad, aumenta la necesidad de contar con los demás, de realizar actividades saludables, en fin, de contribuir a eso que se ha llamado proceso de envejecimiento activo". Muestra de ello son las reuniones, los viajes, las visitas a exposiciones, a teatros e, incluso, la práctica de senderismo, que semanalmente la asociación lleva a cabo con sus integrantes. Todo ello da muestra de la vitalidad de la que gozan, demostrando que su acción no se reduce a meras reuniones esporádicas.

Realizan todo tipo de actividades y el número de varones es mucho mayor que el de mujeres.

Tal es su activismo que, además de velar por los derechos propios a su edad, no olvidan los relativos a su realidad sexual. "Legalmente los tenemos reconocidos pero ahora queda nuestra igualdad social, la que tiene que ver con el día a día y que consiste, básicamente, en derribar estereotipos, en deshacer visiones preconcebidas", revela Eladio, que aclara que no buscan ni guetos ni residencias propias, tan sólo "igualdad". Cuestionado por el resultado electoral, Eladio demuestra la diversidad ideológica de la asociación. "Sí existe preocupación de la suerte que pueda correr la definición jurídica de nuestro matrimonio, aunque aquí caben todas las tendencias del espectro político". La asociación espera con impaciencia la postura que adoptará el Tribunal Constitucional respecto al matrimonio homosexual. "Será determinante", asegura Eladio.

En la asociación predominan los hombres, algo que al fundador cree les asemeja con el mundo LGTB, dónde la presencia de mujeres, piensa, es "significativamente menor". Asimismo, revela que no tiene conocimiento de que ningún miembro del grupo haya sufrido discriminación de ningún tipo, al igual que afirma que sus familiares entienden su opción sexual "desde la aceptación tácita a la explícita, dependiendo del caso". Finalizamos la entrevista con cuestiones sobre sexo, y Eladio elimina creencias de un plumazo. "Se vive un sexo placentero", nos revela, y afirma que ligar es igual de factible que en cualquier etapa de la vida. No sólo de activismo iba a vivir la asociación.

Fuente: Ociogay.com

Casi un 40% de las personas LGB sigue en el armario en sus lugares de trabajo

Según un estudio que acaba de ser presentado en la Conferencia Anual de la Sociedad de Psicología de Irlanda, firmado por Brian McIntyre, un 38% de los trabajadores LGB permanecen dentro del armario ante sus compañeros de trabajo. Las cifras reales pueden ser aún mayores: el estudio se basa en una encuesta respondida online por 590 personas, con un perfil medio más urbano y con mayor nivel educativo que la población general.

El estudio muestra que gays y lesbianas se visibilizan por igual, siendo las personas bisexuales las que más prefieren mantener su orientación en secreto. Por lo que se refiere a los factores que mejor predicen la probabilidad de ser visible, entre ellos se encuentran el grado de “felicidad personal” (aquellas personas que afiirman sentirse felices con el hecho de ser gay, lesbiana o bisexual tienen más posibilidades de estar fuera del armario); la existencia de políticas explícitamente inclusivas por parte de las compañías o centros de trabajo o la existencia de un ambiente de trabajo abierto hacia la diversidad.

Otro factor que resulta interesante es el hecho de que las personas LGB totalmente visibles en sus lugares de trabajo y ante sus jefes son percibidas como emocionalmente más comprometidas con su empresa. En este sentido, aquellas empresas más interesadas en retener el talento resultarían ser también las más interesadas en fomentar políticas inclusivas hacia sus trabajadores LGB.

Son diversos los estudios, sobre todo estadounidenses, que muestran los beneficios psicológicos de ser visible en el trabajo. Estrategias como las de fingir ser heterosexual o simplemente dejar que los demás crean que lo eres acaban por tener un coste psicológico y pueden redundar en una situación de mayor infelicidad y menor compromiso con el trabajo. “Puede ser muy duro estar continuamente evitando usar pronombres y cuidando las palabras que pronuncio“, opinaba una de las encuestadas en el estudio irlandés, una profesora lesbiana que prefería mantener su orientación en secreto por razones profesionales. Por otra parte, el paradigma social está cambiando, de forma que el hecho de llevar una doble vida es peor aceptado que hace años, e incluso esforzarse por mantenerse en el armario cuando se sospecha de uno que es gay o lesbiana puede ser visto de forma muy negativa. Sin embargo, no todos los entornos facilitan la visibilidad, ni todas las personas están dispuestas a asumirla. Entre el 38% antes mencionado en el estudio irlandés, unos refieren claramente temer las posibles consecuencias negativas en sus carreras profesionales, mientras que otros argumentan solo que prefieren mantener su orientación sexual en un plano “privado”.

Hace pocos meses era presentado precisamente otro estudio, llevado a cabo por el Center for Work-Life Policy de Estados Unidos, que ponía de manifiesto las consecuencias negativas de mantenerse en el armario en los centros de trabajo. Según dicho estudio, el 48% de las personas LGTB estadounidenses (diez puntos más que en el estudio irlandés, referido solo a personas LGB) mantenían su orientación en secreto en el entorno laboral. Estas personas se sentían más insatisfechas con su puesto de trabajo, más desconfiadas hacia sus jefes y con menos expectativas de promoción profesional.

Fuente: Dosmanzanas.com

Colegios e institutos de Holanda, incluidos los religiosos, deberán informar sobre la diversidad sexual

Todas las escuelas de educación primaria y secundaria de Holanda deberán dedicar un tiempo a sensibilizar a sus alumnos ante la diversidad sexual e informar de la existencia de personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. La ministra de Educación, la democristiana Marja van Bijsterveldt, que se resistía a dicha obligatoriedad, no ha tenido más remedio que ceder a la presión del Parlamento, que asi lo ha exigido. La obligación será extensiva a las escuelas de ideario religioso.

La decisión ha sido saludada por COC, el principal colectivo LGTB de Holanda, como un paso de gran importancia para luchar contra el bullying homófobico. “En las escuelas muy a menudo es un tema invisible. Nadie habla de ello. Si alguien saca el tema, se le responde con un insulto. Es también una cuestión de ignorancia: persisten muchos estereotipos negativos hacia los homosexuales”, explica Neddo Siebum, un chaval gay holandés de 18 años que conoce de primera mano la situación. Él salió del armario ante sus compañeros de instituto gracias precisamente a este tipo de clases, que hicieron posible un ambiente más inclusivo.

Hasta ahora, la ministra de Educación (y sus predecesores) se habían resistido a imponer como obligatorios unos contenidos que en su opinión debían ser decididos por cada centro. Sin embargo, la presión del Parlamento holandés, tras constatar que dos tercios de las escuelas del país no dedicaban tiempo a explicar la diversidad sexual, la ha obligado a dar el paso.

A la espera de que se conozcan los detalles, COC ha felicitado a la ministra. “Es necesaria la presión del Gobierno. Debe ser obligatorio porque muchos jóvenes están sufriendo problemas reales en sus escuelas. El 81% de los jóvenes homosexuales sienten que ello les ayudará. La atmósfera en la escuela es a menudo ‘antigay’, y es importante que los jóvenes sepan lo que significa ser homosexual. Se odia lo que se desconoce”, ha afirmado en un comunicado su representante, Vera Bergkamp. Según esta organización, el número de suicidios es cinco veces mayor entre adolescentes LGTB (precisamente hace dos dias presentábamos un vídeo promovido por el Defensor del Menor holandés contra el acoso homofóbico).

La obligatoriedad de informar sobre la diversidad sexual se extenderá también a las escuelas de ideario religioso, sea este cristiano, musulmán o de otra índole.

Fuente: Dosmanzanas.com

Confesiones religiosas minoritarias consideran que prohibir el matrimonio homosexual es una ataque a la libertad religiosa

 

Prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo es un ataque a la libertad religiosa? A muchos les puede parecer un argumento extravagante, pero el hecho es que cada vez son más las confesiones que sí celebran matrimonios religiosos entre parejas del mismo sexo que no son reconocidos civilmente.
Un grupo de confesiones religiosas de Escocia, país en el que la discusión está abierta en estos momentos, así lo ha denunciado.
Representantes del movimiento unitario, judíos liberales, cuáqueros (quellevan reclamando desde 2009 que el matrimonio religioso entre parejas del mismo sexo sea reconocido civilmente por el Reino Unido), iglesia de la comunidad metropolitana y Federación Pagana británica se han reunido en Edimburgo y han solicitado al Gobierno escocés, que ha abierto un proceso de consultas sobre el tema, que permita la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo. Estas confesiones religiosas consideran que la prohibición de los mismos supone una “importante intrusión” del estado en la libertad religiosa, así como un ataque a la familia. “El hecho de que la mayoría de las parejas gays y lesbianas quieran disponer del derecho a contraer matrimonio tanto civil como religioso es en sí mismo un testimonio del poder de la familia”, ha señalado el rabino Mark Solomon.
Al encuentro no han asistido ni representantes de la iglesia católica escocesa (que protagoniza la oposición más feroz al proceso abierto por el Gobierno escocés) ni de la que es la iglesia más importante del país: la iglesia de Escocia, una iglesia presbiteriana con posturas mucho más inclusivas hacia las personas LGTB (su asamblea general ha aprobado la posibilidad de ordenar pastores abiertamente homosexuales y que mantengan relaciones estables de pareja), pero en cuyo seno existen muy diferentes posturas sobre el matrimonio igualitario.
 
 

Crónica del forum Europeo LGTB 2012

Este artículo contiene la crónica que hizo Iván, socio de CRISMHOM, tras regresar del forum Europeo LGTB 2012.

 

Muy buenas, querida comunidad.
 
La semana pasada tuve la ocasión de asistir de nuevo al Forum Europeo de Grupos Cristianos LGTB. Este año tuvo lugar en Amsterdam, bella capital de Holanda. Han sido varios días en los que pude compartir le experiencia de personas como nosotros. Había grupos de toda Europa. Y entre los asistentes, había gente desde las islas británicas hasta Vladivostok, en el extremo oriental de Rusia y casi pegando a Japón (con justicia, algunos dijimos que debería llamarse el foro euroasiático). Yo este año fui como participante individual, y el coordinador actual del Area fue como representante oficial (Crismhom está en el Forum a través de su pertenencia al Area de Asuntos Religiosos de la Felgtb, que es propiamente la organización-miembro). 
 
Fuimos acogidos como nunca por las iglesias locales. Y es que en Holanda la aceptación de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales es un hecho desde hace años. Lo es públicamente y oficialmente en la Iglesia Reformada Holandesa; y lo es también en la potente Iglesia Católica de Holanda, aunque aquí no oficialmente (pero sabido por la gente). 
 
El lema de este año fue “Llévanos más allá de la aceptación” (Lead us beyond acceptance). En efecto, nuestra aceptación en la Iglesia (en todas las iglesias) es muy importante, pero debemos ir más allá. Dios quiere más que nuestra aceptación, quiere nuestra integración, con nuestra diversidad, y con los talentos que tenemos que ofrecer; Dios no quiere que “nos adaptemos”, sino que quiere una comunidad cristiana diversa, con la riqueza de dones que las personas podemos aportar. Además, en la aceptación, somos vistos muchas veces como “receptores”, como “objeto” de atención pastoral; una atención cuidada y afectuosa, y guiada sin duda por buena intención la mayor parte de las veces; y ello es bueno, pero no suficiente. Hay que ir más allá de ser objetos de atención pastoral, y ser sujetos activos. Dios nos llama a tomar la palabra y a ser personas con voz propia en nuestras comunidades. Sin duda, que Crismhom va por este camino; pues no dudamos en tomar la palabra cuando, por ejemplo, un pastor dice cosas que, en conciencia, creemos que están erradas. 
 
Por lo demás, una organización casi perfecta y una precisión impresionante con el horario (retrasos máximos de cinco minutos) marcaron el encuentro. Asimismo, muchos detalles, de los organizadores y de las autoridades, que incluyeron una recepción oficial por parte del ayuntamiento de Amsterdam, de la Iglesia Reformada Holandesa y del Consejo Mundial de las Iglesias (me hubiera gustado ver una presencia católica holandesa, pero eso por desgracia tendrá que esperar) y un continuo mensaje de que éramos bienvenidos.
 
Y el año que viene, Zurich (Suiza), del 8 al 12 de mayo.
 
Os dejo unas fotos del Encuentro, que son muy significativas. Se trata de dos iglesias donde celebramos, en las que ondeaba la bandera arco iris. Una Iglesia diferente, acogedora de todos, no sólo es posible, ya existe; nuestra tarea es que este tipo de Iglesia se haga presente en todas las confesiones y en todos los países. Ah, y el pastelito fue obsequio del ayuntamiento de Amsterdam ;-)
 
Iván.

EL ANIMAL HUMANO El 'Brokeback' de los pingüinos

...los zoólogos y etólogos ya sabían desde hace tiempo: el hecho de que la homosexualidad es un comportamiento muy común en todo el reino animal.



EL ANIMAL HUMANO El 'Brokeback' de los pingüinos  POR PABLO JÁUREGUI 
 


Una de las acusaciones más recurrentes que siempre se han lanzado contra la homosexualidad es la idea de que el amor entre dos personas del mismo sexo es algo «antinatural». En sociedades compuestas por animales humanos muy conservadores como el Wyoming que retrata 'Brokeback Mountain', la magnífica película de Ang Lee, el irreprimible flechazo que surge entre dos vaqueros de la América profunda se considera una violación del «orden natural» establecido por Dios sobre la Tierra. Sin embargo, una de las noticias científicas más curiosas de las últimas semanas ha desvelado para el gran público algo que los zoólogos y etólogos ya sabían desde hace tiempo: el hecho de que la homosexualidad es un comportamiento muy común en todo el reino animal.
La sorprendente historia ha surgido en un zoo de Alemania, donde varias parejas de pingüinos gays llevan ya más de un año viviendo un idilio apasionado como el de los 'cowboys' de la película, a pesar de que la directora del centro importó un contingente de hembras procedentes de Suecia para intentar seducirlos y lograr que tuvieran descendencia. Pero el esfuerzo fue en vano: ninguno de los pájaros gays sucumbió a los encantos de las escandinavas.
Los pingüinos, sin embargo, no son los únicos animales que han salido del armario en los últimos tiempos. De hecho, los apareamientos entre miembros del mismo sexo se han observado en más de 450 especies, desde escarabajos, avestruces y murciélagos hasta delfines, ovejas y orangutanes. Para cualquier darwinista clásico, es muy difícil entender este comportamiento. Al fin y al cabo, parece evidente que la homosexualidad no puede tener ninguna función para la diseminación de los genes a futuras generaciones y la supervivencia de la especie.
¿Cómo puede explicarse, entonces, la frecuencia con la que se observan relaciones gays y lesbianas en la naturaleza? La realidad es que no hay una respuesta clara a esta pregunta, porque se trata de un campo de investigación que se encuentra en una fase muy preliminar, precisamente porque hasta ahora era un tema tabú que casi nadie se había atrevido a explorar. No obstante, se han propuesto algunas hipótesis interesantes. En primer lugar, algunos expertos creen que las parejas homosexuales pueden servir para forjar lazos de cooperación entre machos que dependen los unos de los otros en situaciones de caza o conflicto. De hecho, esto es algo que también se ha observado entre los humanos: en la Antigua Grecia, la homosexualidad era algo que no sólo se toleraba, sino que se fomentaba entre las tropas de élite, ya que el amor entre soldados se consideraba beneficioso para lograr el máximo nivel de solidaridad en el campo de batalla.
Al mismo tiempo, algunos investigadores consideran que en muchos animales, las relaciones homosexuales pueden ser una fase por la que pasan las crías para 'ensayar' técnicas de apareamiento antes de alcanzar la madurez sexual (aunque, en algunos casos, lo que inicialmente comienza como un juego puede forjar un vínculo afectivo muy difícil de romper). Y finalmente, la explicación más sencilla es que entre muchos animales, como en los humanos, existe el sexo recreativo, que no tiene ninguna función reproductiva, y cuyo único fin es disfrutar de lo lindo. En este ámbito, parece evidente que a muchas especies les da igual con quién se lo montan. Lo que todo esto demuestra es que la homosexualidad es cualquier cosa menos «antinatural». Sólo el animal humano crea armarios culturales para ocultar sus «vergüenzas», de los que luego cuesta mucho salir por temor al «qué dirán».


Fuente: Diario El Mundo

El 52% de los casos de sida detectados en 2010 en Madrid lo fueron de forma tardía

 

 

 

El 52% de los casos de sida detectados en la región en 2010 lo fueron de forma tardía, es decir, cuando la persona infectada de VIH ya desarrolla alguna enfermedad indicativa de sida, según ha informado la Consejería de Sanidad este miércoles, en la víspera del día mundial contra este síndrome.

De los 871 nuevos diagnósticos de VIH en la Comunidad en 2010, el 24% se realizaron cuando la enfermedad estaba ya avanzada. Por eso desde la Consejería recalcó este miércoles la necesidad de fomentar la prevención con usos de anticonceptivos y con pruebas en caso de haber mantenido una relación sexual de riesgo, es decir, sin protección.

En los últimos 15 años los casos han descendido un 80%En el año 2010 se han notificado 252 casos de sida en la Comunidad de Madrid y desde principios de 2011 y hasta el mes de octubre se han registrado 81 nuevos casos. En los últimos 15 años el número de casos ha descendido casi un 80%, gracias a la generalización de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad, según datos del departamento que dirige Javier Fernández Lasquetty.

Por otro lado, el año pasado se notificaron 871 infecciones de VIH y hasta octubre de este año se han registrado 318 infecciones. El 48% de los nuevos diagnósticos por VIH había nacido fuera de España y la principal vía de transmisión del virus es la sexual sin protección tanto en relaciones entre hombre como heterosexuales.

Desde 2007 se han notificado 3.221 diagnósticos por infección por VIH en la región, de los cuales el 83,4% eran hombres y el 68,1% tenían entre 20 y 39 años. La media de edad es de 35 años en los hombres y 34 en las mujeres.

Hospitales de referencia

Cinco hospitales públicos de la Comunidad de Madrid son referencia nacional para la investigación y el tratamiento de este virus. Uno de ellos, el hospital Carlos III, es el único centro español elegido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para integrar la red contra el sida.

También son centro de referencia el hospital Doce de Octubre, el Ramón y Cajal, La Paz y el Gregorio Marañón, donde se ubica el único biobanco del mundo para la investigación del sida y que participa junto al CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) y el hospital Clínico de Barcelona en el ensayo clínico para una nueva vacuna preventiva.

Fuente: 20 minutos

El Gobierno pone en marcha un plan en contra de la violencia en parejas LGTB .


Los Ministerios de Sanidad, Política Social e Igualdad, de Interior y de Justicia se han coordinado para poner en marcha un grupo de trabajo que ayude a investigar y a atajar los casos de violencia doméstica LGTB en España.



Los Ministerios de Sanidad, Política Social e Igualdad, de Interior y de Justicia se han coordinado para poner en marcha un grupo de trabajo que ayude a investigar y a atajar los casos de violencia doméstica LGTB en España.
La ministra Leire Pajín ya había anunciado su creación el pasado 2 de agosto, cuando afirmó que esta mesa de trabajo analizaría la violencia doméstica dentro de las parejas del mismo sexo y pondría “encima de la mesa” las necesidades que pudiera haber para erradicarla. Este grupo también estará integrado, aparte de las delegaciones de los citados ministerios, por representantes de las más importantes organizaciones y asociaciones LGTB del país, como la FELGTB, la Fundación Triángulo, la Coordinadora Gai-Lesbiana de Catalunya y Colegas.


Laura Seara, secretaria de Estado de Igualdad, ha asistido a la constitución de este grupo de trabajo que tiene como prioridad obtener “un diagnóstico certero de la situación” que consiga acercarse más al problema para aportar “soluciones efectivas”. Seara ha querido matizar lo que, según su propia opinión, son las diferencias entre esta violencia de la violencia machista, puesto que la que ejercen los hombres sobre las mujeres “es un problema estructural consecuencia de las desigualdades que lastran nuestra historia”. De esta forma, el Gobierno quiere dejar claro que los recursos y herramientas disponibles para hacer frente a la violencia en parejas heterosexuales, no son las mismas con las que se pretenden establecer en el caso de parejas del mismo sexo.


La violencia doméstica LGTB es una realidad de la que el Ejecutivo ha tomado conciencia después de casos como el que ocurrió en julio de este año, cuando un hombre asesinó a su expareja en los vestuarios de un gimnasio de Madrid.


Fuente: Cascaraamarga.es


 

El Servicio de Atención a Homosexuales y Transexuales de Madrid, ejemplar en su actuación

La Comunidad de Madrid ha efectuado casi 35.000 actuaciones de acogida, información y atención social, psicológica y jurídica a través de su Servicio de Atención a Homosexuales y Transexuales. El Servicio de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid dispone de un teléfono de información, el 900 720 569. El horario de atención es de 9 a 21 horas de forma ininterrumpida.

 

Este programa, que lleva nueve años en funcionamiento, fue pionero en España y continúa siendo único entre las comunidades autónomas por su carácter integral y multidisciplinar.

“Este recurso ayuda a facilitar la aceptación e integración social de las personas de este colectivo y prevenir, por tanto, situaciones de discriminación por razones de orientación e identidad sexual”, ha explicado este martes el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, en la inauguración de la muestra “Homodimensiones”, que el artista Pepe Carretero expone en la sede de dicho servicio, y que cuenta con el apoyo de la entidad Transexualia.

Cabe destacar que este pintor tiene una extensa trayectoria y colabora con entidades LGTB (que agrupan a personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales). Algunas de sus obras se exhiben en lugares como el Museo Reina Sofía, la Academia de Bellas Artes y Arqueología de Roma, el Banco de España, el Ministerio de Asuntos Exteriores o la Biblioteca de Castilla la Mancha, así como en numerosos ayuntamientos, museos y fundaciones.

Victoria ha explicado que “es la primera vez que se realiza una muestra con obras que, de manera directa o indirecta, abordan dificultades y problemas derivados de la orientación sexual y la vivencia particular de la misma”.

“Es una visión personal del autor que, no obstante, recoge situaciones y sentimientos que comparten otras muchas personas y que suelen presentarse a los técnicos del Servicio de Atención e Información para Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid, entre ellas, la violencia doméstica en parejas del mismo sexo”, ha manifestado el responsable regional.

La exposición permanecerá un mes en la sede del recurso, situado en el número 22 de la calle Alcalá, y ha sido organizada con motivo del Día Mundial del Sida, que se celebra el 1 de diciembre.
 

Apoyo a las familias y asesoramiento para los profesionales

El Servicio de Atención a Homosexuales y Transexuales ofrece también atención a familias, con talleres especialmente dirigidos a los padres, ya que la admisión de la orientación sexual de los hijos suele resultar compleja.

Asimismo, organiza acciones de carácter formativo, informativo y de asesoramiento y sensibilización a los profesionales sanitarios o educativos especializados en esta materia. El objetivo es, en todo caso, la superación de barreras, estereotipos y prejuicios sociales que puedan afectar a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales a través de una atención especializada.

De las cerca de 35.000 acciones llevadas a cabo, 9.568 se enmarcan en el apoyo psicológico; 4.372 corresponden al área de atención grupal; 6.071 al asesoramiento jurídico; 5.384 al ámbito social; y 1.804 consultas al servicio de documentación.
 
Repercusión internacional del programa

El carácter integral de la atención que se presta a través de este servicio hace que, en muchas ocasiones, ciudadanos de otras comunidades soliciten el apoyo de este programa.

La repercusión del mismo no se limita a superar las fronteras autonómicas sino que ha trascendido más allá de las nacionales, al atenderse casos provenientes de más de 60 países de los cinco continentes.

Además, en los últimos años la proyección del programa más allá de los límites nacionales se ha concretado en su participación en distintos foros, en la realización de consultas por parte de varios organismos internacionales y su admisión en una red formada por la UE.
 
Más de nueve sobre diez en la valoración

Son los propios usuarios del Servicio de Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid los que corroboran la calidad de la atención recibida, ya que la media le otorga más de nueve puntos sobre diez de nota.

En cuanto al perfil del usuario que acude al programa, éste es el de un varón homosexual, con una edad comprendida entre los 26 y los 35 años, residente en Madrid capital, con estudios universitarios y que trabaja por cuenta ajena, si bien el espectro de edad oscila entre los 13 y los 90.

Sucede lo mismo con la procedencia social, el nivel de estudios o la ocupación profesional, que también son variables. La demanda, por su parte, procede en un 91 por ciento de los casos de particulares, mientras que el nueve por ciento restante corresponde a profesionales.

En lo referido a las áreas de trabajo que suscitan interés en los usuarios, las principales son la autoaceptación de la identidad sexual; la orientación sobre recursos sociales, sanitarios y realización de gestiones; el apoyo en la búsqueda de recursos para la socialización; y, finalmente, la información sobre transexualidad.

En el ámbito psicológico, en concreto, destacan especialmente los problemas en el entorno laboral, familiar, social y escolar a causa de la homofobia; mientras que, en el jurídico, sobresale la demanda de información sobre Derecho de familia, los ataques homófobos, la solicitud de asilo por razón de orientación o identidad sexual y la discriminación laboral por razones de identidad sexual.

El Servicio de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid dispone de un teléfono de información, el 900 720 569. El horario de atención es de 9 a 21 horas de forma ininterrumpida.

Fuente: Cascaraamarga.es

Entrevista a Juan Antonio Férriz, coordinador del Área de Asuntos Religiosos (Felgtb)

Crismhom, además de ser comunidad y asociación, se encuentra integrada dentro de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays,Transexuales y Bisexuales ( Felgtb) y participa de forma activa dentro del área de asuntos religiosos. Juan Antonio Férriz es el coordinador del área y en esta entrevista nos muestra algunas de las líneas de trabajo que se realizan desde el área.

 

Juan Antonio contesta a unas preguntas sobe el funcionamiento del área y las labores a desarrollar.

En 2010 comenzaron una ronda de entrevistas con iglesias evangélicas y protestantes ¿qué les ha hecho acercase a ellas?

Efectivamente, en junio constituimos una comisión de trabajo dentro del área para profundizar en el trabajo con las confesiones evangélicas y protestantes. Uno de los objetivos planteados es iniciar esos contactos con distintas comunidades con la intención de hacer visible la realidad de las personas evangélicas lgtb y plantear la problemática que se genera dentro de esas comunidades religiosas por el rechazo que pueden sufrir. Además, queremos desarrollar un camino hacia la inclusividad de las personas evangélicas lgtb. En este momento hemos recibido varias respuestas e iniciaremos esos contactos en el primer trimestre de 2011.

¿Cómo valoras el trabajo realizado durante este último año por el Área?
En general ha sido muy positivo. Muchas de las propuestas planteadas hace un año hemos logrado alcanzarlas, o estamos dando los pasos necesarios para ello. También es muy destacable la implicación y trabajo transversal que poco a poco vamos desarrollando junto con otras problemáticas abordadas desde otras áreas. Eso nos está ayudando a tener una visión más global y una mayor sensibilidad a la relación que el hecho religioso tiene en muchos aspectos de nuestra vida, y que nos afecta como personas lgtb. Durante 2010, podemos destacar las siguientes actividades:

¿Y cómo abordáis 2011? ¿Qué tenéis en la agenda?
Pues nos hemos planteado los siguientes objetivos básicos:
•         Consolidar, mejorar e incrementar la organización interna del área
•         Potenciar espacios de diálogo y debate sobre fe y realidad lgtb
•         Trabajar con las distintas confesiones religiosas para la normalización de la realidad lgtb en sus comunidades
•         Fomentar el trabajo sobre realidades minoritarias dentro del área
•         Fomentar nuestra participación como parte integrante de FELGTB
•         Hacernos presentes en la realidad social con nuestro discurso inclusivo
•         Participar de otras plataformas que puedan enriquecer nuestro discurso
•         Continuar la relación con otros grupos y entidades lgtb
Son cuestiones muy ambiciosas, planteadas a medio y largo plazo, pero que ya venimos dando pasos al respecto. Como actividades concretas que queremos desarrollar en 2011 para lograr estos objetivos podemos recoger las siguientes:
•         Organización de los III Encuentros Estatales y encuentros zonales
•         Creación de otras comisiones de trabajo. En este momento, se está potenciando la creación de una comisión católica, una comisión sobre teología feminista y otra sobre ministerios pastorales
•         Fomento de la presencia de personas musulmanas lgtb en el área
•         Edición de folletos sobre “Biblia y realidad lgtb” y “Corán y realidad lgtb”
•         Continuidad con la celebración de las vigilias contra la lgtbfobia
•         Inclusión en la organización del Orgullo lgtb de Madrid de una celebración interreligiosa
•         Publicación de libro sobre experiencias creyentes lgtb

En el tiempo que llevas en el activismo LGTB ¿has visto un cambio respecto a la relación con las y los creyentes?
 

En general, está habiendo un cambio en la actitud de las personas creyentes, no sólo lgtb. Actualmente hay una crisis de las religiones muy acentuada en los países ricos, sin embargo eso no significa que no haya preocupación por la espiritualidad. Los grandes líderes religiosos no son capaces de responder a las necesidades de hoy en día y ponerse a la altura de las circunstancias. Esa respuesta está surgiendo de las bases de las iglesias, donde sí se está produciendo una verdadera renovación. Y ese es el cambio que estoy viendo. Es muy lento, pero ahí está, y dentro de ese cambio como personas creyentes lgtb también estamos participando con nuestra presencia y aportación, cada vez mayor, al igual que ocurre con la presencia de personas lgtb en los movimientos sociales. Es una ola que ya no tiene parada, y que derivará en un nuevo entendimiento de las religiones y en la renovación profunda de las estructuras, tanto sociales como religiosas.

Fuente: Felgtb

Estados Unidos levanta oficialmente la veda a los homosexuales en el Ejército

 El Pentágono permitirá que puedan prestar servicio militar sin expulsiones.Se calcula que hay 48.500 hombres y mujeres de este colectivo en servicio activo. 


                                  


El Gobierno de Estados Unidos levantará este martes oficialmente la veda a los homosexuales en las Fuerzas Armadas, poniendo fin a una controvertida medida que data de 1993 y que obligó a la expulsión de más de 13.000 soldados.
Se calcula que los homosexuales representan el 2,2% de la fuerza militar.
Pentágono permitirá que los hombres y mujeres homosexuales puedan prestar abiertamente servicio militar sin temor a represalias o a expulsión.


El Pentágono dijo el lunes que ya ha comenzado a aceptar solicitudes de ingreso de homosexuales y sólo está a la espera del levantamiento de la veda.


"Nadie debe quedarse con la impresión de que no estamos preparados... es algo para lo que (las Fuerzas Armadas) se prepararon, ha estado en la prensa durante meses. La fecha del 20 de septiembre no ha sido un misterio", dijo el portavoz del Pentágono, George Little.


Según un estudio del Instituto Williams, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), hay unos 48.500 hombres y mujeres homosexuales y bisexuales en servicio activo o en las reservas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, y otros 22.000 se encuentran en las fuerzas de reserva y retirados.


En total, son más de 70.500 homosexuales, que, a su vez, representan el 2,2% de la fuerza militar de EE.UU., según ese estudio.  


Adiós al "no preguntes, no digas":
En diciembre pasado, el Congreso aprobó la ley que efectivamente revocó la política conocida como "no preguntes, no digas" -que permitía a los homosexuales permanecer en el Ejército mientras no revelasen su orientación sexual-, y el presidente Barack Obama la promulgó ese mismo mes.


Sin embargo, la promulgación de la ley no significó el fin inmediato de esa política -implementada durante la presidencia de Bill Clinton-, porque el Pentágono debía primero poner en marcha un extenso período de certificación y preparación hacia las nuevas directrices.


El levantamiento de la veda a los homosexuales fue una promesa electoral de Obama en 2008, pero enfrentó gran oposición de grupos conservadores.


Ahora, grupos defensores de los derechos humanos en todo el país, entre ellos la Red de Defensa Legal para Soldados, han preparado celebraciones para festejar el comienzo de una nueva era que, a su juicio, honrará las contribuciones de todos los estadounidenses que, independientemente de su orientación sexual, pueden y quieren prestar servicio militar.


Fuente: 20 Minutos



 

Gays, lesbianas , bisexuales y transexuales, en mayor riesgo de envejecer en soledad

Los mayores gays, lesbianas y bisexuales se enfrentan a situaciones de soledad con mayor frecuencia que sus coetáneos heterosexuales, según muestra un informe publicado por la organización británica Stonewall. Una realidad con importantes implicaciones sociosanitarias: solo en Reino Unido, se estima que hay más de un millón de personas LGB mayores de 55 años.



El estudio, para el cual se ha encuestado a 1.036 LGB y a 1.050 heterosexuales mayores de 55 años, ha encontrado que el 41% de los mayores LGB viven solos, frente al 28% de los heterosexuales. Apenas algo más de la cuarta parte de los hombres mayores GB y la mitad de las mujeres mayores LB tienen hijos, frente a nueve de cada diez mayores heterosexuales. Los mayores LGB mantienen además con mucha menor frecuencia que los heterosexuales los lazos con sus parientes biológicos: menos de una cuarta parte de los mayores LGTB ve a su familia biológica al menos una vez a la semana, frente a más de la mitad de los heterosexuales.
“Este estudio pionero confirma lo que ya intuíamos: que hay cientos de miles de gays y lesbianas que envejecen sin apoyo familiar y sin las mismas estructuras de soporte que muchos heterosexuales”, en palabras del director ejecutivo de Stonewall, Ben Summerskill. “Muy frecuentemente, porque sus propias familias se han alejado de ellos”, ha añadido.
Mayor preocupación y ansiedad
Además de la encuesta, el informe incluye una valoración cualitativa a través de la realización de entrevistas personales. “Como gay soltero, me siento triste cuando pienso en mis posibilidades de encontrar apoyo emocional”, afirma por ejemplo Michael, de 60 años. “Mi homosexualidad me ha hecho estar menos conectado con mi familia biológica”, asegura Paul, de 59. Según el informe, la perspectiva de “envejecer solos” explicaría el hecho de que los mayores LGB vivan con mayor ansiedad el paso de los años. Por mencionar solo un aspecto, el 72% de ellos ve con gran preocupación la posibilidad de necesitar ayuda en el futuro, frente al 62% de los mayores heterosexuales. “Me preocupa que mi pareja caiga enferma y muera, pero también me preocupa morir antes y dejarlo solo”, afirma por ejemplo Frank, de 64 años.
Los servicios socio-sanitarios, poco preparados
La ausencia de redes de apoyo familiar hace, además, que los mayores LGB recurran a servicios de apoyo social externos, como la atención primaria de salud o los servicios sociales, que no están bien preparados para atender sus necesidades, según opinan tres de cada cinco encuestados. Un motivo de preocupación importante es la reacción ante su orientación sexual de los trabajadores de los servicios sociosanitarios de los cuales van, en muchos casos, a depender.
Es por ello que Ben Summerskill ha exigido que se tengan en cuenta las necesidades de este colectivo. “Por primera vez, la actual generación de mayores homosexuales reclama ser tratada con respeto por los proveedores de servicios, tanto públicos como privados”, ha afirmado. “Quieren poder compartir una habitación en una residencia o ser atendidos cuando sus parejas sufren una enfermedad terminal de la misma forma que el resto”.


Fuente: stonewall


               Dosmanzanas

"La Ley de los matrimonios homosexuales", ensayo

Ya podéis encontrar el ensayo "La Ley de los matrimonios homosexuales" de Benjamín Forcano en nuestra sección de documentación. Pinchad aquí para descargar el archivo. 

"O dejas de ser gay o te mato"

José Marcos, EL PAÍS, 1 de julio de 2015
 
Fady, un sirio de 34 años con estrés postraumático, tardó dos meses en recuperarse de la paliza que dos dos sicarios contratados por su familia le dieron por ser homosexual. “Todavía estaba ingresado en el hospital cuando recibí una llamada de mi padre. Me dijo que lo que había pasado era un aviso. ‘O cambias o a la próxima te mato”, cuenta Fady, que huyó de su país hace casi cuatro años y rehizo su vida en Madrid. El Gobierno le acaba de conceder asilo político.
 
“España, y dentro de ella Madrid, se ha convertido en centro receptor de personas LGTB [lesbianas, gais, bisexuales y transexuales] de todas partes del mundo, quienes debido a la situación en la que viven en sus países, en los que existe persecución legal y social, sobre todo en África y Oriente Próximo, se han visto obligadas a desplazarse y, en ocasiones, a huir”, explica Manuel Ródenas, director del Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid. En 13 años, este centro ha atendido a 10.852 personas, el 17% extranjeros. Muchos, solicitantes de asilo.
 
 
La legalización hace diez años del matrimonio entre personas del mismo sexo ha convertido, sobre todo a la capital y a otras grandes ciudades como Barcelona, en una especie de paraíso terrenal de los homosexuales oprimidos del otro lado del Mediterráneo, pero también de América Latina. Chueca es la utopía posible para los perseguidos en aquellas sociedades donde ser gay, lesbiana o transexual es una enfermedad, un pecado o una abominación del diablo.
 
Ejid Yetene, un congoleño de 26 años, continúa a la espera de ser reconocido como refugiado político, y eso que lleva siete años en Madrid. “Mi padre me torturaba: primero me pegaba con el cinturón mientras me decía que iba contra la ley de Dios, que era un seguidor de Satanás porque me gustaban otros chicos... Yo he tenido suerte. Muchos de los que conocí no lo pueden contar, como Denzu y Allain, dos amigos que desaparecieron. ¡Sin más! ¿Quién va a investigar el envenenamiento o crimen de un gay en África?”, plantea mientras toma una naranjada en la plaza de Chueca, epicentro del movimiento LGTB de España. “¡Flipé la primera vez que vi el Orgullo! ¿En África? ¡Impensable, olvídate!”, ríe. A lo largo de la conversación, Yetene intercala la pasión que todos los africanos sienten por el fútbol y, también en su caso, por la música, del rap al hip hop. Es así, relajado, cuando se atreve a enfrentarse a las pesadillas que aún le atormentan. “Lo peor era cuando mi padre me untaba con un picante rojo por todo el cuerpo. Lo machacaba y me lo extendía por todos lados: por el pene, por el ano... Me decía que era un remedio tradicional para curarme, mientras yo me retorcía de lo que picaba. ¡Dolía! Me lo hizo entre ocho y diez veces, sin que los policías y militares que lo veían dijeran nada”, relata Yetene.
 
Pese a sentirse “libre” y como en casa en Madrid, pide que le fotografíen de espaldas. Que no le reconozcan. “La comunidad africana en España sigue siendo muy conservadora. El mensaje de las iglesias evangélicas no tiene que ver con la actitud del nuevo Papa. Por no hablar del wahabismo, la visión rigorista del Islam. Un gay es la encarnación del mal. El pecado hecho carne”, advierte Ródenas. Con un añadido: si los gais lo tienen mal para salir del armario, ser mujer y lesbiana en África u Oriente Próximo es anatema.
 
Osmond Ayo, nigeriano de 38 años, fue activista en su país, que aplica la sharía en el norte, donde ser gay se paga con la muerte. Por llevar una pulsera arcoíris, el símbolo universal LGTB, Ayo estuvo siete meses en la cárcel. Una turba estuvo a punto de lincharlo cuando la mujer que su familia eligió como esposa le pilló en la cama con su novio. Ayo pagó 500 dólares en 2008 a un amigo de la infancia, “de una mafia”, para que le colase de polizón en un carguero. “Me engañó. Creía que iría a Canadá y aparecí en Barcelona, sin hablar palabra de español”, cuenta, mientras narra cómo, por azares del destino, se terminó instalando en Leganés.
 
Ayo tuvo un papel destacado en la fiesta del Orgullo de 2014 de Madrid. "Me manifesté por la gente que no se puede manifestar en sus países. Por ejemplo, en Nigeria, donde en la zona cristiana te pueden caer 14 años porque te guste la gente de tu mismo sexo, y diez si formas parte de una organización o si no delatas a alguien por su condición sexual... En mi país casi me mataron y en España me han aceptado. Estoy orgulloso de ser lo que soy”, expone. “Madrid es una ciudad abierta, nada que ver con mi tierra”, dice Karim, marroquí de Tetuán de 40 años. Ser homosexual también es un delito en su país. “No tengo pluma, y lo he llevado tan en secreto que mi familia no lo sabe. Mejor. No lo entenderían”, añade. Karim culpa a la religión y a la cultura.
 
La felicidad de Ayo no es plena. Sigue aguardando a que España le dé asilo. El sirio Fady, cuya vida cambió cuando se negó al matrimonio concertado que su familia había decidido —“intenté que me gustaran las mujeres, pero no”—, ha tenido más suerte. Pero sigue necesitando pastillas para dormir “cinco horas si se da bien la noche”. Cuando no, repasa las veces que sus padres le daban de comer aparte para que no se acercara a sus hermanos. “Comía solo, cenaba solo... No fuera a ser que los contagiara”, lamenta. 
 
LEE AQUÍ EL ORIGINAL.

AI contra la represión en Rusia

 Ocho directores de Amnistía Internacional entregan hoy en Moscú más de 336.000 firmas de 112 países que piden al Presidente ruso, Vladimir Putin,que derogue de manera inmediata las leyes que obstaculizan la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica en Rusia. Esta entrega de firmas coincide con diferentes acciones públicas que Amnistía Internacional está realizando en ciudades como Berlín, Londres, Madrid, Moscú, París, Oslo y Sidney, entre otras. 
 
Con motivo de la próxima inauguración el 7 de febrero de 2014 de las XXII Olimpiadas de Invierno en la ciudad rusa de Sochi, Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades rusas que aprovechen la oportunidad para trabajar activamente para promover y defender estos derechos.
 
 
Amnistía Internacional lamenta que tras las multitudinarias protestas de 2012 en Moscú y en otras partes de Rusia contra el presunto fraude y las violaciones cometidas durante las elecciones parlamentarias y presidenciales, se hayan aprobado nuevas leyes y modificaciones a otras ya existentes que dificultan el ejercicio de la libertad de expresión, reunión y asociación. Unas leyes que son contrarias tanto a las obligaciones internacionales contraídas por Rusia, como a la propia Constitución del país. 
 
 
Recortes a la libertad de expresión
 
 
En junio de 2013 se aprobó la Ley Federal que prohíbe la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales entre menores”, incrementando los ya altos niveles de discriminación y hostigamiento de las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI),  contribuyendo a crear un clima de hostilidad y violencia contra este colectivo.
 
Las autoridades municipales se niegan normalmente a autorizar a los    activistas LGBTI la realización de actos públicos. En 2013, en al menos seis    ocasiones, los activistas LGBTI fueron atacados con violencia durante    protestas pacíficas por activistas homófobos en Moscú y San Petersburgo, no  se adoptó ninguna medida contra sus agresores pese a existir fotos y vídeos,   pero sin embargo, sí se detuvo y enjuició a varios activistas LGBTI por violar    las normas sobre reuniones públicas. 
 
Tampoco se investigan adecuadamente actos violentos contra este colectivo,    como el ocurrido el 3 de noviembre de 2013 en la oficina de LaSky,    organización no gubernamental que presta apoyo a personas LGBTI que    viven con el VIH, en el que dos personas resultaron heridas, una de cuales    quedó  ciega de un ojo. A pesar de la gravedad del ataque, la investigación    abierta por la fiscalía solo incluye cargos por “vandalismo”. 
 
 
En julio de 2013 se aprobó la Ley sobre la Blasfemia como respuesta directa a la actuación del grupo punk Pussy Riot en la principal iglesia ortodoxa rusa de Moscú. La ley castiga con hasta 3 años de cárcel a quienes critican a los líderes religiosos o discrepan de la doctrina religiosa.
 
En marzo de 2012, tres integrantes de Pussy Riot —Nadezhda Tolokonnikova, Maria Alekhina y Ekaterina Samutsevich— fueron detenidas y acusadas de “vandalismo” basado en el “odio religioso”. Se las condenó a dos años de prisión. En octubre de 2012, Ekaterina Samutsevich fue puesta en libertad condicional, mientras las otras dos fueron enviadas a remotas colonias penitenciarias. A finales de diciembre de 2013, cuando casi habían cumplido íntegra su condena,  Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alekhina fueron excarceladas en virtud de la última ley de amnistía, del 18 de diciembre de 2013, aunque siguen teniendo cargos pendientes.
 
 
Recortes a la libertad de reunión 
 
 
Se calcula que en 2012 la policía detuvo a casi 4.000 personas en unas 200 protestas en Moscú y su región. Durante 2013, el número de protestas disminuyó significativamente, no obstante cientos de personas fueron detenidas en todo el país. La misma pauta continúa en 2014, cuando se dispersó una concentración pacífica en solidaridad con los “presos de Bolotnaya” que se celebraba el pasado 6 de enero en el centro de Moscú. Al menos 28 participantes fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad.
 
Se niega de forma habitual y arbitraria la autorización para reunirse en el lugar y la hora solicitados a los grupos de la oposición y a otros movimientos  sociales; a menudo se disuelven las concentraciones con uso de la fuerza  desproporcionado. Decenas de personas detenidas han denunciado lesiones infligidas por la policía, que incluyen rotura de extremidades y heridas en la  cabeza, que no se han investigado efectivamente.
 
Un ejemplo fue la protesta celebrada en la plaza de Bolotnaya el 6 de mayo  de 2012, en la que fueron detenidos cientos de manifestantes pacíficos.  Posteriormente se llevaron a cabo actuaciones penales contra 28 personas  que participaron en este acto. En octubre de 2013, un tribunal confinó a un    manifestante pacífico, Mikhail Kosenko, potencialmente de forma indefinida,    en una institución mental para ser sometido a tratamiento psiquiátrico forzoso.
 
 Amnistía Internacional ha reconocido a Mikhail Kosenko y a otros nueve     detenidos de Bolotnaya —Vladimir Akimenkov, Artiom Saviolov, Nikolay     Kavkazsky, Stepan Zimin, Leonid Koviazin, Aleksey Polikhovich, Denis     Lutskevich, Sergey Krivov y Yaroslav Belousov— como presos de     conciencia, que deben ser puestos de inmediato en libertad.
 
 La ley de amnistía del 18 de diciembre puso fin al enjuiciamiento penal de     cinco personas procesadas en relación con este caso, entre las que había     tres presos de conciencia (Vladimir Akimenkov, Leonid Koviazin y Nikolay Kavkazsky).
 
 
Aunque la libertad de éstas y otras personas presas de conciencia es motivo de satisfacción, no debe olvidarse que estas personas nunca debieron haber sido enjuiciadas penalmente y encarceladas; y que otros presos de     conciencia siguen entre rejas. Amnistía Internacional pide su liberación inmediata e incondicional. 
 
 
Recortes a la libertad de asociación
 
 
En julio de 2013, el fiscal general calculaba que, desde la introducción de la Ley de agentes extranjeros, se había “inspeccionado” a alrededor de 1.000 organizaciones de toda Rusia, de las que 200 reunían los criterios para ser consideradas “agentes extranjeros” en aplicación de la ley. Muchas podrían ser multadas y clausuradas.
 
Desde entonces, más de 50 organizaciones, entre ellas Memorial o Veredicto Público, han recibido avisos oficiales que les ordenan que se inscriban como “agentes extranjeros”  y se han abierto expedientes administrativos que pueden derivar en multas y cierres motivados por las altas sanciones.
 
 
Campaña en España
 
Amnistía Internacional España entregó esta mañana más de 44.000 firmas en la Embajada de Rusia en Madrid, con la misma petición internacional para el Presidente, Vladimir Putin. El acto ha contado además con la participación de varios músicos que han interpretado Canción de Otoño, de Tchaikovsky, así como de La compañía de Danza On. 
 
El pasado martes 28 la organización mantuvo una reunión con los representantes de la Embajada rusa en Madrid, en la que trasladó sus preocupaciones y recomendaciones. Amnistía Internacional agradece esta oportunidad de diálogo pero lamenta la decepcionante respuesta de las autoridades rusas, que se limita a defender los cambios legislativos adoptados desde 2012 que, en opinión de Amnistía Internacional, están obstaculizando el ejercicio de la libertad de expresión, reunión y asociación. (Fuente)

AI: Acción urgente en Zambia

Dos hombres que están siendo juzgados en Zambia acusados de mantener relaciones sexuales “contra natura” esperan que se emita el fallo sobre su causa el 25 de febrero. En caso de ser declarados culpables, podrían ser condenados a un mínimo de 14 años de cárcel.
 
El 6 de mayo 2013, la policía detuvo a Phil Mubiana y James Mwape, ambos de 21 años, en la localidad del Ndeke, en el distrito de Kapiri Mposhi (Provincia Central de Zambia). Era la segunda vez que los detenían por presunta conducta sexual entre personas del mismo sexo, tipificada como delito en el Código Penal de Zambia. La primera detención se produjo el 25 de abril de 2013; estuvieron recluidos en la comisaría de Kapiri Mposhi y quedaron en libertad bajo fianza el 2 de mayo. Ambos niegan todos los cargos en su contra. Se espera que el tribunal emita su fallo el 25 de febrero.
 
 
Ambos hombres se han declarado inocentes de los cargos en su contra. Por razones de seguridad, las acciones emprendidas en su favor NO deben hacer suposiciones sobre la sexualidad de las víctimas, ni hacer alusiones a ella.
 
Por todo ello, Amnistía Internacional propone que se escriba de forma inmediata a las autoridades de Zambia, en inglés o en castellano, expresando preocupación por que el juicio de Phil Mubiana y James Mwansa, acusados de mantener relaciones sexuales consentidas entres persona del mismo sexo, pueda ser discriminatorio y vulnerar su derecho a la intimidad y a la libertad de expresión; pidiendo a las autoridades que pongan en libertad a los dos hombres de forma inmediata e incondicional; e instando a las autoridades a poner fin a la detención y al hostigamiento de personas a causa de su orientación sexual, real o supuesta.
 
Adjuntamos la acción urgente propuesta, con todos los datos de contacto e información completa sobre el caso. 
 
Recibid un cordial saludo,
 
Equipo de Diversidad Afectivo-Sexual
Secretariado Estatal
Amnistía Internacional - España
 
 

Acción Juegos de Sochi - Recogida de firmas

(AMNISTÍA INTERNACIONAL). Como sabéis demasiado bien, la actual situación en Rusia es motivo de profunda preocupación para todos los colectivos LGBTI, así como para el conjunto de los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Por ello, os proponemos que colaboréis y participéis en la recogida de firmas que estamos promoviendo desde Aministía Internacional para presionar a la Presidencia Rusia con motivo de los Juegos de Invierno de Sochi, exigiendo que se respete la libertad de expresión, reunión y asociación en Rusia, y que se revoquen inmediatamente las leyes que coartan estos derechos humanos.

 

 

Os adjuntamos la hoja de firmas con la que estamos trabajando (TAMBIÉN PODRÉIS RECOGER COPIAS IMPRESAS EN CRISMHOM), por si queréis hacérsela llegar a vuestr@s colaboradores y colaboradoras, soci@s, afiliad@s, amig@s y conocid@s, con el ruego de que nos las hagáis llegar a Amnistía Internacional (C/ Fernando VI nº 8, 28004 Madrid) antes del 10 de enero.


Muchísimas gracias de antemano, buen final de 2013 y mejor comienzo de 2014 (a pesar de las malas noticias...),

Sergio Colina Martín
Coordinador del Equipo de Diversidad Afectivo-Sexual
Secretariado Estatal
Amnistía Internacional - España
C/ Fernando VI nº 8
28004 - Madrid

 

Acción Urgente Honduras

ACCIÓN URGENTE: ATAQUES Y HOMICIDIOS CONTRA TRABAJADORAS SEXUALES EN HONDURAS
 
Una trabajadora sexual transgénero fue hallada muerta en San Pedro Sula, norte de Honduras, el 7 de enero. Desde principios de diciembre se ha asesinado la ciudad a nueve trabajadoras sexuales. Deben emprenderse urgentemente investigaciones exhaustivas sobre estos ataques.  
 
Al atardecer del 7 de enero, un vehículo gris se aproximó a Marco Noé López Castillo, trabajadora sexual transgénero, en una calle del barrio de Barandillas, en San Pedro Sula, donde solía trabajar. Según la información publicada en los medios de comunicación, unos hombres armados, con chalecos antibalas y con el rostro cubierto por pasamontañas, obligaron a Marco Noé López Castillo a entrar en el vehículo. Hacia las cinco de la mañana, el cadáver de la trabajadora sexual fue hallado, dentro de una bolsa de plástico, en la carretera, en la zona de El Playón, San Pedro Sula. La habían estrangulado y tenía los brazos y las piernas atados a la espalda. Como parte de las investigaciones en curso, la policía mencionó que el cadáver había sido arrollado por varios vehículos.  
 
Desde principios de diciembre, la violencia contra las trabajadoras sexuales ha ido en aumento en San Pedro Sula....
 
 
El 30 de diciembre, cinco trabajadoras sexuales fueron agredidas delante de un bar en el centro de la ciudad, donde trabajaban. Un monovolumen con al menos cuatro pasajeros se aproximó a las mujeres y abrió fuego contra ellas. Irina Marisela García Maradiaga (23), Irma Melisa Benítez Lewis (21) y Sandra Liseth Aldana Pereza murieron en el acto. Gabriela Alejandra Osorto (21) murió al día siguiente, mientras que otra mujer resultó herida pero sobrevivió al ataque. Dos semanas antes, en la madrugada del 13 de diciembre, cuatro trabajadoras sexuales fueron asesinadas en la zona de Medina, en el centro de San Pedro Sula. En circunstancias aún por aclarar, varios hombres salieron de un monovolumen y discutieron con las trabajadoras sexuales mientras las apuntaban con sus armas. La discusión duró unos minutos, al cabo de los cuales los hombres mataron a tiros a Ana María Sánchez Zaldívar (37), Doris Malene García (30) y Milagro Rosario Bonilla (52). La cuarta mujer del grupo, Zoila Yamileth Sánchez Zaldívar (30), fue secuestrada y más tarde fue hallada muerta con heridas de bala en la zona de El Polvorín. Los medios de comunicación informaron además sobre cinco homicidios de mujeres cometidos entre el 30 de diciembre y el 3 de enero en los departamentos tanto de San Pedro Sula como de Cortés. 
 
Escriban inmediatamente, en español o en su propio idioma:
 

- instando a las autoridades a llevar a cabo una investigación independiente, exhaustiva e imparcial sobre los homicidios de mujeres y trabajadoras sexuales en San Pedro Sula y Cortés (citen los nombres enumerados más arriba) y a llevar a los responsables ante la justicia;

 

- pidiendo a la policía que tome todas las medidas necesarias para prevenir nuevos ataques y proteger a las trabajadoras sexuales que puedan correr peligro de sufrir ataques similares; 

  •  
  • - recordándoles que, de acuerdo con las normas jurídicas internacionales y nacionales, deben reforzar y poner en marcha todos los mecanismos para prevenir los crímenes de odio contra personas LGBTI y la violencia contra mujeres y niñas. 
 
ENVÍEN LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 21 DE FEBRERO DE 2014, A:
 
Diana Elvir 
Fiscalía Regional del Ministerio Público
Bo. Lempira, 10 y 11 calle, 5ta y 6ta Ave., Edificio Fernández Guzmán, 
San Pedro Sula, Honduras
Fax: +504 2553 6314  (digan: “tono de fax”)
Tratamiento: Sra. Coordinadora Regional de Fiscales
 
Ramón Antonio Sabillón Pineda
Director de la Policía Nacional
Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad, Plantel Casamata, subida al Picacho, 
Tegucigalpa, Honduras 
Fax: +504 2220 1711
Tratamiento: Estimado Sr. Director  
 
Y copia a:
RedTraSex Honduras
Red Trabajadoras Sexuales de Honduras
Comercial La Ronda
2 Nivel
Tegucigalpa, M.D.C.,
Honduras
Correo-e.: retrasexhonduras@gmail.com
 
 
Envíen también copia a la representación diplomática de Honduras acreditada en su país. Incluyan las direcciones de las sedes diplomáticas locales a continuación:
 
Nombre
Dirección 
Número fax 
Correo-e.
Tratamiento
 
Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada. 
 

Austria: Reforma necesaria tras la victoria de una pareja de lesbianas ante el Tribunal Europeo en un caso de adopción

Tras la sentencia dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos según la cual Austria discriminó a una mujer por negarse a examinar su solicitud para adoptar al hijo biológico de su compañera, debe emprenderse una reforma legislativa, ha manifestado Amnistía Internacional.



“Esta positiva decisión debe servir para impulsar al gobierno austriaco a replantearse su manera de pensar y su legislación”, ha declarado John Dalhuisen, director del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

El Tribunal ha fallado hoy que la pareja demandante en la causa X y otros v. Austria había sido discriminada por su orientación sexual, puesto que las parejas heterosexuales no están sometidas a las mismas restricciones en Austria.

El caso giraba en torno a las leyes austríacas que han dado pie a que los tribunales rechacen específicamente las solicitudes de personas que querían adoptar a los hijos de su pareja del mismo sexo, mientras que, por ejemplo, un hombre que no esté casado con su pareja puede adoptar a los hijos biológicos de la mujer.

El gobierno austriaco sostuvo delante del Tribunal que su legislación ha sido concebida para defender un modelo tradicional de familia.

Pero en su fallo por mayoría, el Tribunal declaró que “cuando se trata de la familia o la vida privada no existe una sola manera o una sola opción”, y señaló que el gobierno austriaco no había aportado ninguna prueba ni un argumento siquiera que demostrase que una pareja lesbiana, gay, bisexual, transgénero o intersexual no puede satisfacer adecuadamente las necesidades de un niño.

Otros 10 Estados miembros del Consejo de Europa permiten la adopción por parte del segundo progenitor en el caso de parejas que no están casadas. Seis de ellos lo permiten tanto a parejas del mismo como de distinto sexo (Bélgica, Islandia, Países Bajos, Eslovenia, España, Reino Unido) y cuatro lo permiten únicamente a parejas heterosexuales que no están casadas (Portugal, Rumania, Rusia y Ucrania).

“Toda persona tiene derecho a casarse y formar una familia. Algunos gobiernos europeos necesitan darse cuenta del hecho de que no se debe impedir que personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales se casen y adopten, y que la marcha de la legislación europea corre pareja inevitablemente con el progreso social”, ha señalado John Dalhuisen.

COGAM: Premios Triángulo 2012

COGAM, Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid, ha acordado conceder los siguiente Premios Triángulos y Ladrillo en su edición 2012. El acto de entrega se realizará el lunes 25 de Junio a las 19:00 en La Casa Encendida (Ronda de Valencia 2, Madrid)

PREMIO TRIÁNGULO

CCOO y UGT, por su constante apoyo a los derechos de las personas LGTB, tanto en la reivindicación de nuestros derechos como en la realización de campañas en contra de la homofobia, lesbofobia, transfobia y bifobia en el ámbito laboral.

Los sindicatos siempre han caminado del lado de las organizaciones LGTB en las manifestaciones del Orgullo y nos han brindado su apoyo y recursos cuándo así se les ha solicitado.

 

TRIÁNGULO INTERNACIONAL

Hillary Clinton. La campaña decidida del Gobierno Obama, con su Secretaria de Estado a la cabeza, en defensa de los derechos de la población LGTB en todo el mundo es digna de apoyo y reconocimiento.

Su discurso ante la sede de Naciones Unidas marcó un antes y un después en la posición de EEUU frente a los derechos de personas LGTB, y estamos seguros de que con gran influencia en el resto de países.

 

TRIÁNGULO DE PERIODISMO

La Sexta Noticias. Por su tratamiento informativo frecuente y muy positivo sobre las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales.

 

TRIÁNGULO DE CULTURA

Proyecto Laramie. Obra de teatro que disecciona la homofobia, partiendo del asesinato de Mattew Sheppard en Laramie (EEUU).

 

TRIÁNGULO A LA VISIBILIDAD

Eva Abril, concejala de Izquierda Unida en Aranjuez.

Docente, abiertamente visible y política, en un espacio donde no es fácil ejercer la visibilidad.

 

TRIÁNGULO A LA TRAYECTORIA

 

Toni Poveda. Activista LGTB desde los 80, Presidente de la FELGTB durante los últimos 5 años, y uno de los 500 hombres y mujeres más influyentes de España (periódico El Mundo).

 

ARCO IRIS A LA MILITANCIA

 

Luis Sánchez. Activista en COGAM desde principios de los 90. Varias veces miembro de la Junta Directiva; asesor jurídico durante muchos años de COGAM, miembro de Entender en Positivo.

 

Nuria Jiménez. Ha coordinado el programa de actividades educativas de COGAM y sigue manteniendo un alto compromiso en dicho programa, fundamental para que la diversidad se trabaje en el ámbito educativo.

 

Grupo de Madres y Padres de LGTB de COGAM. La propuesta de este grupo se basa en la generosidad que demuestran al trabajar, codo con codo, con nuestro colectivo, por la mejora de nuestros derechos.

 

LADRILLO

Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares. Desgraciadamente se ha ganado a pulso el antipremio, pues no hay día que no nos “regale” una muestra de su profundo odio y aversión a las personas LGTB.

 

Fuente: COGAM

Celebración Especial con motivo del día contra la homofobia.

Como todos sabéis, el sábado 17 de Mayo es el día mundíal contra la homofobia, por eso queremos tener un recuerdo especial el Jueves 15 de Mayo a las 20:45 para hacer presentes darles voz y pedir por todas las víctimas de la LGTBfobia.
 
Como personas creyentes no podemos vivir ajenos al sufrimiento y la muerte de tantas víctimas fruta de la homofobia. Por eso como creyentes nos reunimos para orar al Dios de la Vida y la fraternidad humana, el Dios de Jesús que nos empuja al compromiso con la realización de un mundo de hermanos donde nadie sea discriminado y donde todos puedan realizar su identidad afectivo-sexual sin recortes.
 
Por eso es un acto importante como asociación y al que invitamos a todos los creyentes y personas de buena voluntad de Madrid. Durante esta celebración pondremos un cuadro que ha donado Ramón Margaretto a la asociación, y que quedará en el lugar donde oramos para que en todas nuestras oraciones y actos estén presentes también nuestros mártires como acicate para movernos a un compromiso cada vez mayor.
 
 

Cierra Exodus internacional: organización para "curar" a los homosexuales

Cierra Exodus Internacional, la principal organizacion cristiana conservadora para "curar" a los homosexuales y pide perdón por treinta años de sufrimiento en un comunicado oficial de Alan Chambers (en inglés), presidente de esta entidad. Esta noticia presenta una traducción de la carta en inglés (realizada por el ex-presidente de la Fundación Triángulo). Irvine, California (19 de junio de 2013) - Exodus International, el grupo cristiano mas antiguo y ms grande que defendia la cura de la homosexualidad a traves de la fe emitio una disculpa a la comunidad gay por años de juicios y sufrimientos innecesarios por parte de la organizacion y de la Iglesia en su conjunto.
 
Irvine, California (19 de junio de 2013) - Exodus International, el grupo cristiano mas antiguo y ms grande que defendia la cura de la homosexualidad a traves de la fe emitio una disculpa a la comunidad gay por años de juicios y sufrimientos innecesarios por parte de la organizacion y de la Iglesia en su conjunto.
 
La disculpa (http://exodusinternational.org/apology) coincide con la 38  conferencia anual de la organizacion en Irvine, California - y compartir el jueves 20 de junio, en el programa de television "Dios y Gays" en Nuestra América con Lisa Ling. En el programa de Ling, el presidente de Exodus, Alan Chambers, se sentaba con los gays y lesbianas heridos por la Iglesia con el objetivo de la reconciliacion, y anunciar el cierre definitivo de Exodus Internacional.
 
"Es extraño ser alguien que ha sido herido por el tratamiento de la Iglesia a la comunidad LGBT, y al mismo tiempo ser alguien que debe pedir disculpas por ser parte del mismo sistema de ignorancia que perpeta ese daño", dijo Chambers. "Hoy es como si me acabase de despertar a un mayor sentido de lo doloroso de lo que es ser un pecador en manos de una iglesia enojada".
 
Chambers también dijo:
"Lo siento por el dolor y el daño que muchos de ustedes han experimentado. Lamento que algunos de ustedes pasaron años trabajando a través de la vergüenza y la culpa cuando sus atracciones no cambiaron. Siento que promoví  esfuerzos de cambio de orientacion sexual y terapias reparadoras sobre la orientación sexual que estigmatizaron a padres".
 
"Lo siento porque no me enfrenté públicamente a las personas 'de mi lado' quienes os han llamado nombres como sodomita, o algo peor. Lamento que, a sabiendas de yo, conociendo a algunos de vosotros tan bien, fallé a compartir públicamente que las personas gais y lesbianas que conozco eran tan capaces de ser padres increíbles como las personas heterosexuales que conozco. Siento que cuando celebraba que una persona venía a Cristo y entregaba su sexualidad a él, cruelmente celebraba que te rompa el corazon rompiendo tus relaciones. Lo siento por haber transmitido que ustedes y sus familias son menos que yo y los míos.
 
"Más que nada, lo siento por que muchos han interpretado este rechazo religioso por los cristianos como el rechazo de Dios. Yo lamento profundamente que muchos se han alejado de la fe y que algunos han decidido poner fin a sus vidas".
 
"Tu nunca has sido mi enemigo. Lamento mucho que yo sí he sido el tuyo. Espero que los cambios en mi propia vida, as como los que anunciamos esta noche sobre Exodus International, traer resolución y demuestro que soy serio en tanto mi arrepentimiento como en mi oferta de amistad. Me comprometo a que futuros esfuerzos se centrarán en la paz y el bien común".

El Estado me niega quién soy

“Los hombres me hacían sentir como si viviera en un país extranjero: había aprendido el idioma pero no me sentía originaria de ese lugar”. N. es de Helsinki, Finlandia. Cuando nació le asignaron el sexo masculino pero se ve como una mujer. Su país permite a una persona transgénero obtener el reconocimiento legal del cambio de género, siempre y cuando se someta a un largo proceso que exige, entre otros requisitos, un diagnóstico psiquiátrico que le defina como “transexual”, un tratamiento hormonal con el riesgo de esterilización que conlleva, así como obtener el consentimiento de su pareja en caso de estar casado, o convertir un matrimonio eclesiástico en una unión civil. 

 
Sólo es un documento con un nombre, pero es la clave para que sus derechos humanos sean respetados. En él se señala el sexo con el que se pretende definir a una persona como hombre o mujer. No existen más posibilidades, y lo que marque esa casilla debe coincidir con la expresión física de la persona que lo posea. Si no, puede exponerse a la discriminación, el acoso o la vulneración de sus derechos humanos.
 
 
Amnistía Internacional publicó el pasado 4 de febrero el informe ‘The state decides who I am, the lack of recognition for transgender people in Europe’ [El Estado decide quién soy; la falta de reconocimiento de las personas transgénero en Europa], en el que denuncia los obstáculos por los que tienen que pasar las personas transgénero en el continente para poder obtener el reconocimiento legal de su cambio de género. Discriminación y trato inhumano y degradante como consecuencia de invasivas intervenciones quirúrgicas, esterilización, terapia hormonal y evaluaciones psiquiátricas son algunos de los requisitos que se piden para cambiar la situación jurídica de las personas transgénero.
 
Países que se denominan modelos a seguir en cuestiones de derechos humanos e igualdad, como son Noruega, Dinamarca o Finlandia obligan a elegir a las personas transgénero entre uno de sus derechos humanos u otro. El documento, que se centra en siete países europeos (Francia, Bélgica y Alemania e Irlanda, además de los mencionados anteriormente), pone de relieve las estrictas condiciones impuestas a este colectivo. Por ejemplo, Finlandia exige, entre otras medidas, un diagnóstico psiquátrico que incluye una prueba de vida real (que más tarde será evaluada), en la que la persona trans debe vivir durante un mínimo de doce meses de acuerdo con la identidad de género elegida antes de poder acceder al cambio de registro.
 
Aunque es complicado estimar una cifra exacta, se calcula que en la Unión Europea puede haber hasta un total de 1,5 millones de personas que no se identifican plenamente con el sexo que les fue asignado al nacer. Comparado con las más de 500 millones que componen la UE, es un número minoritario, tan sólo del 0,3%. Pero sí es uno de los colectivos menos visibilizados.
 
Sin reconocimiento del Estado
 
Aunque existen prácticas discriminatorias en algunos países europeos, otros, como Irlanda, ni siquiera permiten a las personas cambiar de identidad de género. A pesar de que la Ley de Reconocimiento de Género está siendo preparada, en la actualidad no existen procedimientos que permitan a una persona transgénero indicar en sus documentos que desea cambiar el sexo que le fue asignado al nacer. Esta brecha legislativa tiene un gran impacto en la vida de estas personas, ya que el certificado de nacimiento en el que se identifica el sexo es requerido para muchos aspectos, como la matrícula escolar o el acceso a determinados servicios sociales.
 
El informe de AI relata la experiencia de un hombre transgénero de 18 años (nombre anónimo) que no quería abrir una cuenta de banco por no tener que entregar su pasaporte. Este joven relató también a la organización su experiencia cuando viajaba con sus compañeros de clase desde Dublín hacia España. “Un oficial me preguntó si era un pasaporte falso porque para ese entonces llevaba ya el pelo corto y la apariencia claramente de chico. Tuve que explicar que era transgénero y que en mi país no era posible cambiar mi pasaporte todavía. Aparte de mis amigos, nadie, ni siquiera los profesores, sabía que era transgénero y tuve que inventarme que el de seguridad se había confundido”.
 
El diagnóstico
 
Esben Esther Pirelli Benestad es sexóloga transgénero y una de las primeras personas en hacer pública su transexualidad en Noruega. Trabaja apoyando a personas a las que la Trans Unit (entidad encargada de “diagnosticar” la transexualidad para dar paso al cambio legal de género) ha denegado la posibilidad de acceder a la atención sanitaria específica. Ha visto el dolor en muchas de ellas. “A menudo están desesperadas. Han utilizado gran parte de su vida para tratar de ser quienes son y saben que la Trans Unit se equivoca sobre ellas”, explica. “Para obtener el cambio legal de género no sólo tienes que recibir un diagnóstico de transexualismo por profesionales que te objetivizan, sino que además existe una sola institución con ese derecho formal. La transexualidad es una experiencia subjetiva no apta para ese tipo de procedimientos. Muchas personas son rechazadas, y no pueden contar con una segunda opinión”, añade.
 
Jannicke es una de las personas a la que la Trans Unit noruega rechazó, incluso después de haber llevado a cabo la operación de más de diez mil euros para su reasignación de sexo en Tailandia. Las autoridades tenían que verificar que la operación llevada a cabo en el extranjero coincidía verdaderamente con las exigencias noruegas. “Me hicieron volver a la clínica en Oslo, que había rechazado ayudarme, para verificar que había sido operada, incluso aunque tenía la documentación de los doctores en Tailandia y la de mi doctor local. Te sientes agredida en esos momentos, es una violación de mis derechos humanos y es irrespetuoso”, relata esta mujer noruega que decidió empezar a vivir como tal después de 44 años, cuando se divorció de su pareja, con la que tenía tres hijos. Ahora tiene 58. “Fui hijo único, así que sentía el compromiso y la obligación de ser un hombre, de obtener una buena educación, un buen trabajo, formar una familia y saber llevar el nombre de la familia”, cuenta.
 
Hasta que decidió seguir adelante con el proceso y comenzar a vivir como una mujer. “Por mi trabajo en una multinacional he viajado con mi pasaporte en el que se decía que era un hombre, pero yo expresándome físicamente como mujer, por todo Europa, China, Corea, y Estados Unidos sin ningún problema. He empezado contratos de cinco o seis millones de dólares para mi empresa, como un hombre y los he acabado como mujer, con clientes que fueron respetuosos conmigo. El mayor problema que he tenido ha sido con las autoridades noruegas que no me permitían el cambio de registro”, asegura desde su casa en un pequeño pueblo noruego situado a 300 kilómetros al sur de la capital, Oslo.
 
Aunque Noruega ha empezado algunas batallas, como la creación de un comité multidisciplinar de expertos para la revisión de las prácticas en la obtención del reconocimiento legal de género, y la proclamación de legislación antidiscriminatoria, todavía queda mucho camino por recorrer. “Creo sinceramente que las autoridades noruegas por fin se han dado cuenta de la naturaleza de la mala praxis que han mantenido desde hace años”, explica Esben Esther Pirelli Benestad. “Sin embargo, como la mayoría de las personas, incluidas las que experimentan sentimientos transgénero emergentes, las autoridades saben poco o nada de estos fenómenos. Cuando, por ejemplo, un cliente quiere quejarse a las autoridades de un procedimiento de la Trans Unit, es transferido a la misma Unidad, con lo que se crea un círculo vicioso”, añade.
 
La realidad transexual en España
 
Al igual que ocurre con Irlanda, hasta 2007 no se reguló la identidad de género en España. Con la Ley 3/2007, de 15 de marzo, se permite obtener el cambio de registro a las personas transexuales, con tres requisitos: ser mayor de edad, llevar dos años de tratamiento hormonal y ser diagnosticado con “disforia de género” mediante un psicólogo clínico. “Es una ley que patologiza la transexualidad porque requiere diagnóstico médico, no atiende las necesidades de los menores aunque la conciencia de la identidad de género puede llegar mucho antes y, además, deja fuera a las personas inmigrantes, puesto que los NIEs no se pueden modificar, sólo el DNI”, explica Nayra Marrero, de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).
 
Para Amnistía Internacional, que resalta que en Europa se están violando los derechos humanos de las personas transgénero, cualquier requisito psiquiátrico o médico debe ser abolido.
 
A pesar de ello, las organizaciones reconocen que la ley española de 2007 ha supuesto un paso adelante, al que se suma el dado por comunidades autónomas como Navarra, en 2009 o, más recientemente, el País Vasco, en 2012, con normas antidiscriminatorias por motivos de género y de reconocimiento de las personas transexuales.
 
“En Andalucía se está promoviendo una ley que parece la más avanzada porque por un lado reconoce la libre determinación del género, es decir, no necesitas un diagnóstico; y, por otro lado, está intentando que el tratamiento y el seguimiento médico lo puedas hacer sin necesidad de tener que acudir a un hospital de referencia”, explica Marrero.
 
Sin embargo, existen numerosos casos de discriminación por motivos de orientación sexual y de identidad de género en el Estado español. Y sobre todo, existe una gran falta de concienciación. “Una mujer que nació mujer, cuando pierde un pecho por alguna enfermedad, se lo puede reconstruir en la sanidad pública. Una mujer transexual, cuando no tiene pecho, también podría hacer lo mismo. Pero no hemos conseguido hacer ver a la ciudadanía que hay derechos que ya tiene una parte de la población que se niegan a las personas transexuales”, concluye la portavoz de la FELGBT.
 
Según la organización Transrespect versus Transphobia World Wide:
- 24 países europeos exigen la esterilización para obtener el cambio legal de género.
- En 16 países no es posible llevarlo a cabo.
- En España se requiere ser mayor de edad, llevar dos años de tratamiento hormonal y obtener un diagnóstico clínico.
- Todos los países europeos exigen un diagnóstico de salud mental para poder hacerlo.
 
 

El que fuera líder del movimiento “ex-gay” reconoce que sigue siendo gay y pide perdón por el daño causado

Dos Manzanas 27/04/2013. John Paulk, el que durante años fue uno de los principales representantes del movimiento de los “ex-gays” -personas homosexuales que tras ser captadas por grupos religiosos se autoconvencen de haberse “curado” de su homosexualidad y emprenden vidas formalmente heterosexuales- ha admitido que nunca ha dejado de ser gay, que las “terapias reparadoras” que durante años ha promocionado son no solo inútiles sino dañinas y ha pedido disculpas por el daño causado.
 
PQ Monthly, una publicación LGTB de Oregón, daba a conocer hace unos días en un reportaje en el que entrevistaba a John Paulk el giro que este estaba dando a su vida. Tras difundirse la noticia, el propio Paulk decidía emitir un comunicado formal. “Durante casi diez años fui activista y portavoz de lo que se conoce como movimiento ‘ex-gay’, desde el que defendíamos que la orientación sexual puede cambiarse mediante una relación estrecha con Dios, terapia intensiva y fuerte determinación. En aquella época creía verdaderamente que ello era posible. Pero mientras muchas cosas cambiaron en mi vida, como cristiano, mi orientación sexual no lo hizo”, explica Paulk. “Hoy ya no me considero más un ‘ex-gay’ y ya no apoyo de ninguna forma dicho movimiento. Déjenme ser claro, por favor: no creo que las terapias reparadoras puedan cambiar la orientación sexual, de hecho, lo que hacen es un daño enorme a muchas personas. Sé que mucha gente ha sufrido por cosas que hice y dije en el pasado. Padres, familias y seres queridos fueron afectados muy negativamente por la idea de las terapias reparadoras y la posibilidad de cambio. Siento profundamente todo el dolor que he causado”, añade.
 
John Paulk, que sigue siendo un devoto creyente, afirma además que ahora ve a las personas LGTB como lo que son, “hijos amados de Dios”. “Ofrezco ni más sinceras disculpas a todos los hombres y mujeres y sobre todo a los adolescentes y niños a los que hice sentir que Dios no los amaba, se avergonzaba de ellos o los despreciaba”, afirma. En su comunicado Paulk afirma además que está en proceso de poner fin a su matrimonio con Ann Paulk, la mujer junto a la que en 1998 apareció orgullosamente fotografiado en la revista Newsweek, con ocasión de un reportaje sobre el movimiento de los “ex-gay”, y con la que llegó a escribir un libro sobre el tema (ella también asegura haber dejado atrás su propia homosexualidad).
 
Y es que John Paulk no ha sido precisamente una figura menor de este siniestro movimiento. Entre 1995 y 2000 fue presidente de una de sus organizaciones más importantes, Exodus International, y en 1998 promovió la fundación de Love Won Out, movimiento de “ex-gays” vinculado a Focus on the Family, una de las más influyentes organizaciones de la derecha religiosa estadounidense. Esó sí, Paulk se vio forzado a abandonar el consejo de Exodus International en el año 2000, después de ser descubierto in fraganti en un bar de ambiente de Washington D.C. (él entonces afirmó haber entrado al bar solo para usar el servicio). En el año 2003 se devinculó de Focus on the Family y se trasladó con su familia (su esposa y sus tres hijos) a Oregón. Poco se sabía de él hasta ahora.
 
Precisamente el verano pasado nos hacíamos eco de las declaraciones del actual presidente de Exodus International, Alan Chambers, que admitía públicamente que pese a seguir considerando las relaciones homosexuales pecaminosas no es posible “cambiar” la orientación mediante terapia, y que él mismo (casado con una mujer y con dos hijos adoptivos) sigue sintiendo atracción por otros hombres.
 
Ofensiva legal y política contra las “terapias reparadoras”
 
Las “terapias reparadoras”, de hecho, viven horas bajas en Estados Unidos, donde pese a la pujanza de este tipo de movimientos poco a poco la opinión pública es cada vez más consciente de sus daños. A finales del año pasado cuatro hombres gays demandaban a JONAH (Jews Offering New Alternatives for Healing), otra organización estadounidense que promete, en este caso a judíos homosexuales, convertirlos en heterosexuales.
 
También a nivel político poco a poco se van moviendo las cosas. El estado de California ya ha prohibido por ley la aplicación de estos procedimientos a menores de edad, aunque la prohibición ha sido suspendida provisionalmente tras ser desafiada en los tribunales. Y una ley similar ha sido propuesta esta misma semana en Nueva York por el senador estatal abiertamente gay Brad Hoylman.
 
No solo inútiles, también peligrosas
 
Lo cierto es que de acuerdo a la evidencia científica disponible ninguna de estas “terapias” se ha mostrado efectiva para cambiar la orientación sexual de una persona, pudiendo resultar además peligrosas, tal y como ya han denunciado organizaciones como la Asociación Americana de Psicología (APA) o la Asociación Médica Británica. También se han pronunciado contra este tipo de “terapias” la Asociación Médica Americana, la Asociación Americana de Psiquiatría, la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, la Asociación Americana de Counseling, la Academia Americana de Pediatría o la Asociación Americana para la Terapia Matrimonial y de Familia.
 
La APA, tras una completa revisión de la evidencia científica disponible, concluyó que como mucho algunos estudios sugerían que “algunas personas aprenden a inhibir sus sentimientos homosexuales”. Esos estudios, además, no evaluaban ni la duración de tales efectos ni sus riesgos sobre la salud mental. La APA encontró además que muchos estudios son sesgados, metodológicamente inadecuados y no evaluan el impacto potencial de estas intervenciones. La APA alertó de que entre los daños que pueden causar se encuentran la depresión y la ideación suicida.
 
La APA también se pronunció sobre la problemática que suponen las personas homosexuales que movidas por su fe religiosa acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, aconsejando ser honestos sobre la ineficacia de estas intervenciones. La APA considera que el objetivo en estos casos debe ser favorecer la aceptación de la propia realidad sin imposiciones. Judith Glasshold, presidenta del comité de expertos de la APA que en su momento hizo la revisión, sugirió como posibles estrategias insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad; sugerir el acercamiento a confesiones religiosas inclusivas y, en los casos más extremos, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación (se puede consultar el informe completo de la APA -en inglés y en formato PDF- pinchando aquí, y conocer su posición oficial respecto a cómo abordar la problemática que supone la incomodidad con la propia orientación sexual aquí).

El que fuera líder del movimiento “ex-gay” reconoce que sigue siendo gay y pide perdón por el daño causado

Dos Manzanas 27/04/2013. John Paulk, el que durante años fue uno de los principales representantes del movimiento de los “ex-gays” -personas homosexuales que tras ser captadas por grupos religiosos se autoconvencen de haberse “curado” de su homosexualidad y emprenden vidas formalmente heterosexuales- ha admitido que nunca ha dejado de ser gay, que las “terapias reparadoras” que durante años ha promocionado son no solo inútiles sino dañinas y ha pedido disculpas por el daño causado.
 
PQ Monthly, una publicación LGTB de Oregón, daba a conocer hace unos días en un reportaje en el que entrevistaba a John Paulk el giro que este estaba dando a su vida. Tras difundirse la noticia, el propio Paulk decidía emitir un comunicado formal. “Durante casi diez años fui activista y portavoz de lo que se conoce como movimiento ‘ex-gay’, desde el que defendíamos que la orientación sexual puede cambiarse mediante una relación estrecha con Dios, terapia intensiva y fuerte determinación. En aquella época creía verdaderamente que ello era posible. Pero mientras muchas cosas cambiaron en mi vida, como cristiano, mi orientación sexual no lo hizo”, explica Paulk. “Hoy ya no me considero más un ‘ex-gay’ y ya no apoyo de ninguna forma dicho movimiento. Déjenme ser claro, por favor: no creo que las terapias reparadoras puedan cambiar la orientación sexual, de hecho, lo que hacen es un daño enorme a muchas personas. Sé que mucha gente ha sufrido por cosas que hice y dije en el pasado. Padres, familias y seres queridos fueron afectados muy negativamente por la idea de las terapias reparadoras y la posibilidad de cambio. Siento profundamente todo el dolor que he causado”, añade.
 
John Paulk, que sigue siendo un devoto creyente, afirma además que ahora ve a las personas LGTB como lo que son, “hijos amados de Dios”. “Ofrezco ni más sinceras disculpas a todos los hombres y mujeres y sobre todo a los adolescentes y niños a los que hice sentir que Dios no los amaba, se avergonzaba de ellos o los despreciaba”, afirma. En su comunicado Paulk afirma además que está en proceso de poner fin a su matrimonio con Ann Paulk, la mujer junto a la que en 1998 apareció orgullosamente fotografiado en la revista Newsweek, con ocasión de un reportaje sobre el movimiento de los “ex-gay”, y con la que llegó a escribir un libro sobre el tema (ella también asegura haber dejado atrás su propia homosexualidad).
 
Y es que John Paulk no ha sido precisamente una figura menor de este siniestro movimiento. Entre 1995 y 2000 fue presidente de una de sus organizaciones más importantes, Exodus International, y en 1998 promovió la fundación de Love Won Out, movimiento de “ex-gays” vinculado a Focus on the Family, una de las más influyentes organizaciones de la derecha religiosa estadounidense. Esó sí, Paulk se vio forzado a abandonar el consejo de Exodus International en el año 2000, después de ser descubierto in fraganti en un bar de ambiente de Washington D.C. (él entonces afirmó haber entrado al bar solo para usar el servicio). En el año 2003 se devinculó de Focus on the Family y se trasladó con su familia (su esposa y sus tres hijos) a Oregón. Poco se sabía de él hasta ahora.
 
Precisamente el verano pasado nos hacíamos eco de las declaraciones del actual presidente de Exodus International, Alan Chambers, que admitía públicamente que pese a seguir considerando las relaciones homosexuales pecaminosas no es posible “cambiar” la orientación mediante terapia, y que él mismo (casado con una mujer y con dos hijos adoptivos) sigue sintiendo atracción por otros hombres.
 
Ofensiva legal y política contra las “terapias reparadoras”
 
Las “terapias reparadoras”, de hecho, viven horas bajas en Estados Unidos, donde pese a la pujanza de este tipo de movimientos poco a poco la opinión pública es cada vez más consciente de sus daños. A finales del año pasado cuatro hombres gays demandaban a JONAH (Jews Offering New Alternatives for Healing), otra organización estadounidense que promete, en este caso a judíos homosexuales, convertirlos en heterosexuales.
 
También a nivel político poco a poco se van moviendo las cosas. El estado de California ya ha prohibido por ley la aplicación de estos procedimientos a menores de edad, aunque la prohibición ha sido suspendida provisionalmente tras ser desafiada en los tribunales. Y una ley similar ha sido propuesta esta misma semana en Nueva York por el senador estatal abiertamente gay Brad Hoylman.
 
No solo inútiles, también peligrosas
 
Lo cierto es que de acuerdo a la evidencia científica disponible ninguna de estas “terapias” se ha mostrado efectiva para cambiar la orientación sexual de una persona, pudiendo resultar además peligrosas, tal y como ya han denunciado organizaciones como la Asociación Americana de Psicología (APA) o la Asociación Médica Británica. También se han pronunciado contra este tipo de “terapias” la Asociación Médica Americana, la Asociación Americana de Psiquiatría, la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, la Asociación Americana de Counseling, la Academia Americana de Pediatría o la Asociación Americana para la Terapia Matrimonial y de Familia.
 
La APA, tras una completa revisión de la evidencia científica disponible, concluyó que como mucho algunos estudios sugerían que “algunas personas aprenden a inhibir sus sentimientos homosexuales”. Esos estudios, además, no evaluaban ni la duración de tales efectos ni sus riesgos sobre la salud mental. La APA encontró además que muchos estudios son sesgados, metodológicamente inadecuados y no evaluan el impacto potencial de estas intervenciones. La APA alertó de que entre los daños que pueden causar se encuentran la depresión y la ideación suicida.
 
La APA también se pronunció sobre la problemática que suponen las personas homosexuales que movidas por su fe religiosa acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, aconsejando ser honestos sobre la ineficacia de estas intervenciones. La APA considera que el objetivo en estos casos debe ser favorecer la aceptación de la propia realidad sin imposiciones. Judith Glasshold, presidenta del comité de expertos de la APA que en su momento hizo la revisión, sugirió como posibles estrategias insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad; sugerir el acercamiento a confesiones religiosas inclusivas y, en los casos más extremos, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación (se puede consultar el informe completo de la APA -en inglés y en formato PDF- pinchando aquí, y conocer su posición oficial respecto a cómo abordar la problemática que supone la incomodidad con la propia orientación sexual aquí).

En Memoria

 

De todas las personas que han sufrido el odio, la incomprensión y la ignorancia de otras por su orientación afectiva-sexual o identidad de género; y especialmente de quienes lo han pagado con su vida.

 

"Orgullo entre rejas", de Ramón Margaretto, reproducción  cedida a Crismhom para conmemorar el Día contra la LGTB fobia 2014.

ORACIÓN

Señor Jesucristo, imploramos tu protección  e intercesión ante el Padre por toda  la comunidad LGTB; por todas aquellas personas que  no se aceptan a sí mismas, que se sienten solas y sufren en la soledad, que son perseguidas por su orientación afectiva, sexual  o identidad de género y que no son comprendidas ni aceptadas  en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.  †   A m é n .

 

(Haz clic para descargarte la oración del jueves  15 "La fidelidad a Cristo, la autenticidad de la vida" para conmemorar esta fecha.

Facebook: Hombre, mujer, o....

Facebook permite desde hoy a los usuarios en su servicio en inglés en EE.UU. identificarse como algo distinto a un hombre o una mujer, una medida con la que persigue reconocer la diversidad de género de sus usuarios.
 
Hasta ahora, las personas podían describirse en su perfil de Facebook únicamente como hombre o mujer y la compañía ha introducido una nueva categoría personalizada que deja en manos del usuario describirse a sí mismo.
 
"Queremos que te sientas cómodo siendo tu verdadero y auténtico yo", afirmó la compañía en su página Facebook Diversity, donde hizo referencia a su colaboración con organizaciones que defienden los derechos de los gais, las lesbianas y los transexuales.
 
 
Quienes decidan utilizar la opción personalizada ("custom") podrán seleccionar si quieren que su identidad sexual sea pública o compartirla únicamente con grupos de amigos o conocidos.
 
Además, Facebook habilitó otra función para que los usuarios elijan qué pronombre debe ser usado para referirse a ellos.
 
"Esta nueva función es un paso adelante para reconocer a los transexuales y permitirles contar su verdadera historia con sus propias palabras", aseguró la presidenta de GLAAD (Gay & Lesbian Alliance Against Defamation), Sarah Kate Ellis, en la página de Facebook de su organización.
 
Su homólogo en el grupo Human Rights Campaign, Chad Griffin, aprovechó este hito en la red social para señalar que "en los últimos años el perfil de una persona en Facebook se ha convertido en su verdadera identidad en internet", al tiempo que aplaudió la decisión de la empresa de Mark Zuckerberg.
 
"Permitirá a incontable cantidad de gente mostrarse de forma más honesta y precisa", comentó. (Fuente: El País)

Fundación Daniela: atención al colectivo transexual

 Fundación Daniela es una fundación sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es terminar con la discriminación que sufre este colectivo y mejorar el conocimiento que la sociedad tiene sobre esta realidad. Y en ese sentido estamos convencidos de que la formación de los profesionales sociosanitarios que tratarán directamente a nuestros hijos e hijas es la mejor forma de evitar la discriminación o el trato inadecuado que en muchas ocasiones sufren los jóvenes transexuales y transgénero.
 
 
Por eso la intervención de la Fundación Daniela tiene varios ejes fundamentales. Uno de ellos es dotar de herramientas adecuadas a los profesionales de la intervención social y sanitaria para que puedan realizar un abordaje adecuado de las problemáticas específicas que experimentan estos niños y adolescentes.
 
En ese sentido creemos que la formación es esencial. Como fundación queremos potenciar la creación de nuevas redes de profesionales especializados en la intervención con personas transexuales y transgénero que permitan un intercambio de información constante. Un flujo de información y buenas prácticas que pueda ser compartido desde aquellos puntos donde existen técnicas y profesionales punteros que son un referente mundial en esta especialidad, hasta los profesionales de nuestro país.  Fundación Daniela apuesta por que esta red incluya una amplia variedad de  profesionales, tanto del ámbito clínico como del de la intervención social, la política, y la educación.  Y para ello organizaremos diversos cursos de formación, jornadas, estudios, publicaciones, etc.
 
Partimos de la creencia de que la discriminación y los prejuicios no son más que un producto del desconocimiento de una realidad, por eso además de las labores formativas, Fundación Daniela tiene como objetivo fundacional la financiación de nuevas investigaciones sobre esta realidad. Aumentar el conjunto de conocimientos científicos y sociales que existen actualmente sobre el tema es primordial para que los profesionales especializados puedan aplicarlo al trabajo diario con nuestro hijos e hijas. Siendo estas las únicas herramientas que nos ayudarán a la erradicación del estigma y la discriminación.
 
Por eso me gustaría invitarte a que contactes con nosotros a través de nuestro correo electrónico si deseas obtener una información más completa sobre Fundación Daniela.
 
 
Atentamente:
 
 
Isidro García Nieto
Gestor de Fundación Daniela.
www.fundaciondaniela.org
+0034 645819009

Informe del Parlamento Europeo sobre derechos LGTB

El Parlamento Europeo ha emitido un informe sobre los derechos de la comunidad LGTB en el mundo. El Parlamento Europeo aprobó el pasado 18 de abril su informe anual sobre la situación de los derechos LGTB en el mundo. El documento incluye un análisis sobre la situación de la comunidad LGTB a nivel internacional. La Unión Europea ha destacado sus pasos a favor de los derechos de las minorías sexuales.

 

 
Leemos en Universo Gay que el Parlamento Europeo aprobó el pasado 18 de abril su informe anual sobre la situación de los derechos LGTB en el mundo. El documento incluye un análisis sobre la situación de la comunidad LGTB a nivel internacional. La Unión Europea ha destacado sus pasos a favor de los derechos de las minorías sexuales.
 
El Parlamento Europeo dio el pasado miércoles 18 de abril su aprobación definitiva al informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, el cual también muestra la situación de las minorías sexuales a nivel internacional.
 
El Parlamento Europeo, tras valorar positivamente los pasos dados en los últimos años por los países miembros de la Unión Europea hacia los derechos humanos de la comunidad LGTB, se ha propuesto nuevos objetivos a conseguir en los próximos años para mejorar la situación de las minorías sexuales en el continente. El Parlamento Europeo ha pedido al Consejo Europeo que cambie las directrices vinculantes establecidas en el año 2010 en torno a la diversidad sexual, además de recordar que sus relaciones con regiones como África, el Caribe o el Pacífico dependen del compromiso de dichas regiones con la no discriminación. El Parlamento Europeo ha exigido a la comunidad internacional que apruebe las solicitudes de asilo de las personas que optan por dicha solicitud a causa de la persecución que sufren en sus países de origen por su orientación sexual o identidad de género. El Parlamento Europeo también ha instado a la Comisión Europea a establecer un plan de trabajo contra la discriminación, tanto dentro como fuera del continente, además de exigir a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que deje de considerar la transexualidad como un trastorno.
 
“La Unión Europea ha realizado esfuerzos importantes por los derechos LGTB en el mundo“, ha manifestado Ulrike Lunacek, co-presidente del Intergrupo LGTB del Parlamento Europeo.
 
“Por supuesto, la Unión Europea puede y debe hacer todavía más. Cuando se trata de los derechos LGTB, debemos dar la bienvenida a aquellos que huyen de la persecución real en Uganda, Irán o Indonesia. Es un deber de la Unión Europea. Debemos mostrar solidaridad internacional y seguir mejorando las cosas en casa“, ha manifestado Dennis de Jong, eurodiputado y vicepresidente del Intergrupo LGTB del Parlamento Europeo.
 
Fuente: Cristianos gays.
 

Instituto de la Comunidad de Madrid orienta a estudiantes homosexuales

"Queríamos atender a alumnos en riesgo de sufrir por ser homosexuales, bisexuales o transexuales o de padecer acoso. Queríamos transmitir que estamos dispuestos a ayudar a estos jóvenes, en una situación que suele estar rodeada de un muro de silencio. En la adolescencia nadie quiere sentirse diferente a los demás, y menos por una causa de este tipo", explica Joaquín Álvarez, profesor de ciclos formativos en el IES Duque de Rivas.

Es el responsable de una tutoría de atención a adolescentes que no se consideran heterosexuales, iniciativa poco habitual en el ámbito educativo.

La idea de contribuir a la visibilidad de la diversidad afectivosexual partió de Álvarez en el 2003 y, con el tiempo, ha acabado formando parte de la dinámica y la "identidad" de este centro público de secundaria de Rivas Vaciamadrid, población madrileña a 15 kilómetros de la capital. Otros de los principales objetivos del proyecto educativo son fomentar el respeto de los alumnos hacia las distintas orientaciones sexuales y aprender a combatir la homofobia.

"Empezamos con actividades de sensibilización y el proyecto ha ido creciendo curso a curso y ha logrado el apoyo del profesorado y del ampa", explica Joaquín Álvarez, quien defiende que "se puede acabar con la estigmatización, con los insultos a través de la información". En el instituto de Rivas organizan con regularidad una serie de jornadas y talleres para todos los alumnos, en los que abordan la dignidad de las personas, la diversidad sexual, la prevención del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual, así como la sensibilización contra el acoso escolar.

Además, en el instituto han diseñado una tutoría de atención personalizada y confidencial a alumnos que tienen dudas sobre su orientación sexual (cómo contarlo a la familia, a los amigos...) o problemas con sus compañeros (sentimiento de soledad, bullying). Una hora a la semana, los estudiantes pueden acudir a alguno de los cuatro tutores del centro –entre ellos, Álvarez–. Según explican, se trata de un espacio en el que los chicos y chicas "pueden expresarse, verbalizar si lo están pasando mal o sus miedos". El promotor de la iniciativa destaca que la inestabilidad emocional que suele acompañar a la aceptación de la condición sexual de algunos adolescentes dificulta su avance en los estudios y puede acabar causando fracaso escolar.

Con frecuencia, los centros educativos acaban convirtiéndose en un entorno muy hostil para los jóvenes que no son heterosexuales. Así, la orientación sexual se convierte en un factor de riesgo de acoso. Según una encuesta del Instituto de la Juventud (Injuve), en la que participaron jóvenes de entre 15 y 19 años, cerca de ocho de cada diez confesó haber escuchado comentarios negativos e insultos hacia homosexuales, bisexuales o transexuales. Alrededor del 40% ha visto cómo se les ignoraba o aislaba y un 18% ha sido testigo de golpes o empujones.

El proyecto del IES Duque de Rivas se ha trasladado a la red, mediante un blog (tutoriaglbt.blogspot.com), donde recogen experiencias y contenidos especializados sobre cómo tratar la diversidad sexual en las aulas. También atienden consultas a través de correo electrónico.

Para Joaquín Álvarez, arrancar y desarrollar la tutoría no sólo ha supuesto un compromiso personal, sino un revulsivo en su labor como educador: "Soy militante del colectivo gay y consideraba que hacía poco por la causa en el instituto. Después de 30 años en la enseñanza, este proyecto me ha reconciliado con el sistema educativo, me ha devuelto la ilusión".

Fuente: La Vanguardia

Iñaki Oyarzábal, el número dos del PP Vasco, hace pública su homosexualidad

Iñaki Oyarzábal hace pública su homosexualidad

 

Gallardón elogia la «autenticidad y coherencia» del 'número dos' del PP vasco, miembro de la ejecutiva nacional

 

 

No era ningún secreto, ni en su partido ni en el mundillo político vasco, pero Iñaki Oyarzábal ha decidido ir un paso más allá y hacer pública su condición homosexual para dar visibilidad y normalidad a algo que, según cree, no tiene por qué mantener oculto. El secretario general del PP vasco ha aceptado figurar en una lista de los 50 homosexuales más influyentes de España que anualmente publica el diario 'El Mundo' con motivo de la celebración del Día del Orgullo Gay, y en la que le acompañan, entre otros, el juez Fernando Grande-Marlaska, el Ararteko Iñigo Lamarca o los dirigentes Pedro Zerolo (PSOE) y Miquel Iceta (PSC).

Aunque son muchos los políticos que han salido del armario, lo cierto es que Oyarzábal es el primer miembro de la cúpula del PP -es también secretario de Justicia, Derechos y Libertades de la ejecutiva nacional- que decide asumir públicamente su homosexualidad. Un paso más arduo en un partido que en su momento tomó la decisión de recurrir ante el Constitucional la ley de matrimonios homosexuales y en el que conviven aperturistas y centristas declarados como el propio Oyarzábal con militantes de profundas convicciones religiosas.

Algo que sucede también en la cúpula del PP vasco, donde, por ejemplo, la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, se ha declarado siempre católica practicante. No obstante, fuentes del partido explicaron a este periódico que la dirección del partido en pleno ha valorado y aplaudido la valentía de su 'número dos' y su «espléndida» decisión. El político vitoriano, que nunca ha escondido que es gay e incluso ha acudido a actos de su formación acompañado por su pareja, consultó hace un mes a Antonio Basagoiti la conveniencia de dar un paso al frente. El presidente del PP vasco no solo le dio su beneplácito sino que le animó, convencido de que el gesto solo podía ser positivo para la imagen de los populares en Euskadi. «Éste es un partido abierto, moderno y liberal donde cabe todo el mundo y así ha quedado de manifiesto», apuntaron fuentes próximas a la dirección popular.

De hecho, Oyarzábal, habitualmente cuestionado en sectores políticos y mediáticos madrileños vinculados al ala más a la derecha, recibió ayer el calor y el aplauso de los suyos, que aprovecharon la celebración del congreso del PP guipuzcoano para arroparle. Especialmente significativa fue la intervención del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, cuya posición a favor del matrimonio gay es conocida, igual que la de dirigentes del PP vasco como Javier Maroto, Alfonso Alonso o el propio Oyarzábal.

Felicitación del PSOE

«Iñaki, gracias. Sabemos el valor que tiene en política la coherencia, la autenticidad. Tú, hoy, eres un ejemplo de esa autenticidad y transparencia. Estamos profundamente agradecidos», proclamó Gallardón, que describió al político alavés como «auténtico referente» de lo que significa ser del PP. «Hacemos lo mismo en privado que en público y enseñamos nuestra vida porque tenemos derecho a estar muy orgullosos de ello», enfatizó el ministro. Basagoiti, más breve, dejó clara también su cercanía: «Iñaki, estamos contigo. Orain eta beti», le dijo.

También la socialista Elena Valenciano le felicitó a través de su cuenta de Twitter y le pidió que se convierta en «embajador» ante su partido para que se retire el polémico recurso sobre las uniones homosexuales.

Fuente: Elcorreo.com

Jean-Claude Mbede, la homosexualidad como condena

El viernes 10 de enero, el camerunés Jean-Claude Roger Mbede, de 34 años, murió solo, despreciado por su familia y vecinos, perseguido por la justicia y tras una dolorosa enfermedad. Pasó más de un año en prisión por el delito de ser gay, que en Camerún, como en otros países africanos, está castigado con penas de hasta cinco años de cárcel. Encerrado en una prisión de Yaundé, sufrió malos tratos y humillaciones constantes hasta que se decretó su libertad provisional. Desde entonces había vivido en clandestinidad y se había convertido en símbolo de la lucha de los homosexuales en su país. Murió por las complicaciones derivadas de una hernia, pero en realidad murió de intolerancia.

El triste final de Mbede comenzó en marzo de 2011 cuando envió un SMS a un conocido en el que le decía: “Estoy muy enamorado de ti”. Entonces esta persona le denunció y la policía le preparó una trampa. Cuando acudió a la supuesta cita, fue detenido. Durante los primeros días fue sometido a torturas de todo tipo, le pegaron una paliza, lo tuvieron una semana prácticamente sin comer ni beber, desnudo en una celda. Finalmente, bajo la acusación de homosexualidad y tentativa de homosexualidad, fue condenado a tres años de cárcel.
 
Su estancia en prisión fue una pesadilla. Los otros reclusos lo rechazaban, no querían compartir espacio con él y sufrió agresiones y humillaciones constantes. “Fue horrible, era el enemigo de todo el mundo”, aseguró Mbede en una entrevista concedida el año pasado, quien añadió que “lo peor de todo es que toda la familia me dio la espalda. Nadie vino a visitarme ni siquiera cuando enfermé”.
 
Más de un año después, en julio de 2012 y en medio de una gran campaña internacional por su excarcelación, Mbede logra la libertad provisional por motivos de salud, pues había desarrollado una hernia en prisión, de la que fue operado. Sin embargo, meses más tarde su condena es ratificada y se dicta su reingreso. Durante este tiempo estuvo semiescondido para evitar ser encarcelado otra vez y, al mismo tiempo, organizaciones de Derechos Humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch intensificaban las acciones para denunciar esta persecución. La famosa abogada por los derechos de los gais Alice Nkom, con la que mantenía una estrecha relación personal, se encargó de su defensa.
 
Sin embargo, su entorno le dio completamente de lado. “Perdí toda relación con mi familia, con mis amigos, he perdido todo lo que tenía”, aseguraba Mbede. Algunos medios locales promovieron acciones contra él como colgar carteles con su fotografía en los autobuses, taxis, escuelas y hasta en la Iglesia alertando de su “peligrosidad”. Querían quemarlo, apartarlo, que fuera invisible.
 
Solo el apoyo internacional y de organizaciones de derechos humanos, así como las decenas de cartas que recibía, le animaban a continuar. Pero su enfermedad se complicó y, a finales del año pasado, tuvo que ser ingresado en el hospital donde fue operado por segunda vez sin éxito hasta que su familia decidió llevarlo a su pueblo natal para, según Alice Nkom, dejarlo morir. “Acuso al Estado. Si la homosexualidad no se considerara un delito, no habría ido a la cárcel y no habría muerto. Su vida finalizó cuando entró en prisión”, asegura su abogada.
 
Algunos activistas amigos suyos fueron a verlo al pueblo en los últimos días y alertaron del grave deterioro de su estado de salud mientras su familia lo mantenía escondido porque pretendían “curarle de su homosexualidad”. Antes de morir, Mbede ya no podía moverse, no podía hablar, y sufría de grandes dolores.
 
Su muerte ha sido un mazazo para los activistas que luchan contra la criminalización de la homosexualidad en Camerún y en el continente africano, donde en una veintena de países se castiga a gais y lesbianas con penas de cárcel. El Parlamento de Uganda aprobó hace unas semanas una ley que prevé la cadena perpetua para los homosexuales. Y Nigeria ha aprobado otra norma que ilegaliza las muestras públicas de afecto entre gais y lesbianas así como los matrimonios del mismo sexo, que podrían estar penados hasta con 14 años de prisión. Mbede, al igual que ocurriera con el activista David Kato en Uganda, asesinado en 2011, ya se ha convertido en un símbolo de esta lucha.
 
Durante la entrevista concedida al Proyecto de Asistencia a las Minorías Homosexuales (PAEMH) y cuando su estado no era tan grave, se mostraba optimista. “Pienso que por el momento tengo que irme, pero tengo confianza en que las cosas van a cambiar en algún momento en Camerún con la batalla que ha emprendido la comunidad internacional, aunque por ahora es muy difícil. Quizás tenga que irme un poco, esconderme, y cuando vuelva, las cosas se hayan estabilizado”
 

La FELGTB denuncia la grave situación del colectivo LGTB en Rusia

Dos manzanas, 9/08/2013La Federación Estatal de lesbianas, gais, transexuales  y bisexuales expresa su alarma y repudio ante la grave situación que viven lesbianas, gais, transexuales y bisexuales en la Federación Rusa, al tiempo que insta a las autoridades españolas y europeas a que actúen ante la dramática situación del colectivo.

 

Tras la reciente aprobación de leyes que atentan contra la libertad de expresión del colectivo LGTB en la Federación Rusa y ante la indiferencia del Gobierno ruso, se han incrementado recientemente los casos de violencia hacia lesbianas, gais, transexuales y bisexuales en ese país. La muerte de un joven gay hostigado duramente por un grupo neonazi y el homicidio de un sacerdote que se había manifestado contra la censura al colectivo LGBT, entre otros casos, requieren una acción coordinada y urgente  de los organismos y líderes internacionales para detener esta agresión a los derechos más elementales y este enorme retroceso en materia de igualdad.
 
Desde la FELGTB exigimos al Gobierno y a los europarlamentarios españoles que promuevan acciones de condena.
 
Asimismo pedimos a la Comisión Europea que denuncie con contundencia y claridad esta situación, expresando al gobierno de Rusia el máximo repudio por la violencia que el colectivo LGTB está sufriendo desde grupos neonazis y exigiendo su intervención para que cesen las agresiones. Del mismo modo, instamos a la Comisión Europea a pedir a Rusia un cambio en esta legislación que consiente y promueve estas agresiones homófobas.
 
Solicitamos una declaración del Consejo de Europa de condena de la situación, mostrando el repudio de la inacción culpable de las autoridades rusas ante esta gravísima conculcación de los derechos humanos, condenando las recientes leyes de la Duma estatal  y varias regiones de la Federación Rusa que cercenan los derechos del colectivo LGTB.
 
Igualmente solicitamos al Consejo Superior de Deportes y al Comité Olímpico Español que presionen al Comité Olímpico Internacional para exigir que los Juegos Olímpicos de invierno se desarrollen en condiciones de igualdad y pleno respeto a la diversidad sexual y de género.
 
Boti G. Rodrigo, Presidenta de la FELGTB señaló: “siento una enorme indignación por el silencio de las autoridades y organismos internacionales ante esta gravísima situación de violencia que sufre el colectivo LGTB en Rusia, mirando hacia otro lado y permitiendo la total impunidad del gobierno ruso en su persecución a nuestro colectivo.” 
 
Por su parte Gabriel Aranda, Coordinador del Area Internacional de FELGTB, agregó: “Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores español deben promoverse urgentemente acciones en los ámbitos internacionales que eviten que siga el deterioro de la integridad del colectivo LGBT en Rusia”.
 
 
Boti García Rodrigo
Presidenta 
presidencia@felgtb.org

 

 

La maravillosa respuesta de una madre a un graffiti homófobo contra sus hijas

Cuando su casa fue pintada con un graffiti homófobo la semana pasada, Erin Kennedy DeLong supo que tenía que luchar.

Su hija de 17 años, Miranda, despertó a DeLong y a su esposo, Joe, al encontrarse un garabato que alguien había hecho con spray en el que se leía "soy gay" en la puerta del garaje de la casa de la familia en Villas, Nueva Jersey. DeLong explicó que ella y Joe siempre han querido reafirmar tanto a Miranda como a su otra hija, Emily, de 14 años, que se identifican como bisexuales y que "no tienen nada de qué avergonzarse".
 
La madre decidió que limpiaría el graffiti con sus dos hijas y que, en lugar de devolver a la puerta de su garaje su aspecto original, le darían una mano de pintura con los colores del arcoíris y crearían lo que, según el blog Evolequals, es "la imagen de la bandera del arcoíris más grande en toda la zona". Haciendo eso, "diremos con orgullo y en voz alta que somos una familia LGBT y que estamos bien así", explicó a la edición estadounidense de The Huffington Post.
 
"Decidimos que algunos mensajes se merecen algo más que una pintura con un spray de color gris", explica DeLong, que también tiene un hijo de 9 años, en la página Stop-Homofobia de Facebook.
 
Como se puede ver en estas fotos de la familia, la nueva puerta del garaje ha quedado muy llamativa. La madre ha explicado que ha recibido tanto críticas como elogios sobre su nuevo trabajo.
 
"Familiares, amigos y algunos desconocidos han sido muy positivos y nos han apoyado", ha dicho. Algunos niños del barrio han sido duros, gritando eslóganes homofóbos a ella y a los miembros de su familia, pero "solo tratamos de dejar que no nos afecten. Lo que hacen dice más de ellos que de nosotros", ha explicado la madre.
 
"Hemos aprendido que hay un largo camino que recorrer para la aceptación LGBT", ha dicho DeLong. "Es genial tener gente que nos dice que estamos siendo buenos padres, pero sería aún mejor si lo que hicimos fuese considerado simplemente como parte de una educación normal".
 
Por último, ha señalado: "Queremos que nuestros hijos sean tolerantes, empáticos y buena gente, y hacemos esto para dar ejemplo de ese tipo de cosas". Para continuar leyendo este artículo, pulsa AQUI.

Los maricones tienen que morir uno a uno y tú vas a ser el próximo

Este artículo presenta una entrevista con el testimonio de Alex, actualmente socio de CRISMHOM y llegado a España gracias a Amnistía Internacional. Esta entrevista está disponible en registro de audio (pulsa AQUÍ para escucharlo en el minuto 6:40) a través de radio Al-Euskadi: Mi nombre es Alex David Sánchez Álvarez y tengo 25 años. Las amenazas, la intimidación y las agresiones que he recibido por ser activista del colectivo LGBTI me han obligado a abandonar mi país, Honduras. Por eso, el 6 de julio de 2011 llegué a Madrid por circunstancias excepcionales, acogido a través del programa de defensores y defensoras de derechos humanos de Amnistía Internacional.

 
En Honduras trabajé a favor del colectivo de mujeres y hombres homosexuales, transexuales y bisexuales. Empecé en 2007, cuando entré a formar parte de la Asociación Gay Colectivo Violeta de Tegucigalpa como educador de derechos humanos. También estuve como enfermero en la Asociación LGTB Arcoiris de Honduras, así como en la clínica de atención médica y psicológica dirigida para la comunidad LGTB de Tegucigalpa y Comayagüela y en el área de salud integral para el Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación para las Víctimas de la Tortura y sus Familias (CPTRT).
 
El golpe de estado de junio de 2009 en Honduras, que sembró el caos y dejó un reguero de sangre y violencia en el país, también afectó a la comunidad LGBT. Mi perfil como defensor y activista fue siendo cada vez más conocido, por lo que me convertí en uno de esos blancos de la violencia. Fueron días muy duros, en los que enfrentarme a miembros policiales y militares me costó mucho trabajo. El derramamiento de sangre y lágrimas a causa de los gases lacrimógenos, porras y armas de fuego me parecía tan injusto que me involucré más en la defensa de derechos humanos y la incidencia política.
 
El 13 de abril de 2010 al regresar a casa por la tarde me encontré con las persianas rotas por piedras, además de unos mensajes anónimos en papeles que habían colado dentro. En ellos estaba escrito: “Los maricones tienen que morir uno a uno y vas a ser el próximo” y “Deja de meterte donde no debes. Te callas o te callamos”. Tuve miedo: la mayoría de las muertes que se han registrado en Honduras contra las personas LGBTI (187 desde el 28 de junio de 2009 hasta la fecha) han empezado con amenazas. Denuncié estos hechos ante el Ministerio Público, pero el expediente quedo engavetado (paralizado) y hasta la fecha no ha habido ninguna investigación.
 
Menos de un año después, el 14 de enero de 2011, tuve otro susto. Me encontraba fuera del colectivo Violeta junto con otro compañero cuando fuimos amenazados por un hombre que nos apuntó con una pistola diciéndonos: “Sólo ustedes nos faltan y les tenemos en la mira”. Cuatro días después, a dos cuadras de mi trabajo dos hombres en una moto me atacaron golpeándome con una pistola en la cara y se marcharon sin decir nada. Y unos meses más tarde, en junio, al bajarme del taxi en el que iba a trabajar, tres hombres con uniformes de policías COBRA (antidisturbios) me apuntaron con dos pistolas diciéndome: “Te vamos a matar”. Cuando les miré a la cara, lo repitieron: “Sí, a vos, te vamos a matar”. En ese momento un grupo de guardias de una agencia de seguros me ayudaron. Gracias a ellos pude nuevamente denunciar, tal y como hice con los anteriores ataques, y tratar de hacer presión ante las autoridades correspondientes, aunque ninguno de los casos ha sido investigado.
 
Tras ese incidente, solicité además protección en la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos, pero me dijeron que no encontraban solución a mi caso. Fue la última amenaza. Después de ésa, me marché a España.

Manifiesto Orgullo FELGTB 2014: Nos manifestamos por quienes no pueden.

Hoy, 5 de julio de 2014, nos manifestamos más de un millón de personas en la ciudad de Madrid por todas aquellas personas que no pueden hacerlo.
 
Con este lema visibilizamos y denunciamos la injusta situación en la que se encuentra nuestro colectivo, el de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, en demasiados lugares donde los Derechos Humanos son una pura ilusión o una declaración en papel mojado. En 77 países serlesbiana, gay, transexual o bisexual se condena con la cárcel. En 7 con la pena de muerte. Se nos trata como a delincuentes por el mero hecho de amar a alguien del mismo sexo o sentir que naces en el cuerpo equivocado. Pero el delito es el que se comete hacia nuestro colectivo: el delito debería ser el odio, el delito debería ser la tortura, el delito debería ser el encarcelamiento, el delito debería ser el asesinato impune. Toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad!
 
 
Denunciamos la situación de las personas transexuales y transgénero en numerosos lugares del planeta, en especial en Centroamérica y Brasil, donde
sufren cada día y con impunidad la exclusión, la estigmatización, la violencia y la muerte, una cada tres días. En España el caso de las personas trans migrantes es especialmente duro y en todo el mundo las mujeres trans que ejercen la prostitución sufren la exclusión, la inseguridad y las agresiones que dominan las calles y marcan sus vidas.
 
No queremos hablar sólo de víctimas, sino destacar a mujeres y hombres que luchan, heroínas y héroes que son capaces de organizarse y resistir ante las injusticias del día a día. Desde aquí, y manifestándonos por quienes no pueden, les demostramos nuestra solidaridad y admiración. Queremos destacar su valentía y nuestro agradecimiento a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que cada día luchan por el respeto a su dignidad, tanto aquí como en cualquier parte del mundo. Exigimos a los responsables políticos que se ponga fin a esta situación y al gobierno de Mariano Rajoy que tome ejemplo de los países que hacen de la lucha LGTB su bandera.
 
Vemos con gran preocupación que en nuestro entorno países de la Unión Europea, como Eslovaquia, Hungría o Croacia, modifican su Constitución para impedir el matrimonio igualitario. Rusia se está erigiendo en el referente eslavo contra el colectivo LGTB, legislando contra los derechos humanos. Mucho más grave es la situación del continente africano donde en Nigeria, Uganda, Kenia y Etiopía se están desarrollado políticas contra las personas LGTB, anteponiendo la intolerancia y el fundamentalismo al respeto mínimo por los Derechos Humanos.
 
Recordamos las llamadas “violaciones correctivas” aplicadas a lesbianas y mujeres bisexuales en países como Sudáfrica, que son un perfecto ejemplo de las políticas patriarcales que violentan a las mujeres cuando se alejan de la norma heterosexual. Denunciamos que en Arabia Saudí, Irán,Mauritania, Sudán, Yemen, Somalia y Nigeria se nos condena directamente a la muerte.
 
Ante esto, contemplamos la inacción o tibias respuestas de gobiernos democráticos que no sólo no denuncian, sino que colaboran con mandatarios de probados tintes lgtbfóbicos, fomentando la violencia de Estado que sufrimos en estos países. Además, exigimos a los gobiernos democráticos mejores políticas de asilo para acoger a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que huyen de esos países por estar en riesgo sus vidas.
 
Nos manifestamos por quienes no pueden hacerlo, y no es necesario que pensemos en países lejanos para mantener la alerta. Vivimos en una Europa donde algunas formaciones políticas extremistas, lejos de retroceder, aumentan su presencia pública y política, como se demostró en las pasadas elecciones europeas. Formaciones que hacen del odio a la diversidad su bandera, con claros tintes violentos, que siguen teniendo en su punto de mira a las personas LGTB, migrantes y a quienes perciben como diferentes por etnia o cultura.
 
La gestión de la crisis económica ha agravado esta situación de discriminación y ha alentado la emergencia de ideologías no compatibles con la diversidad, que pretenden devolvernos a pasados oscuros y que intentan dominar el presente. Queremos una Europa líder en Derechos Humanos y en la que la situación de las personas LGTB sea el test que certifique su calidad democrática!
 
Nos manifestamos por quienes no pueden, y queremos denunciar la situación en la que nos encontramos las personas LGTB en nuestro país debido a las políticas de discriminación y austeridad que el gobierno del Partido Popular ha impuesto.
 
La sanidad pública, universal, gratuita y de calidad está en riesgo, con lo que supone para colectivos tan vulnerables como las personas que vivimos con VIH, especialmente jóvenes gais y bisexuales; las personas transexuales, que seguimos sin tener un derecho por igual en nuestra atención sanitaria; las personas migrantes en situación irregular, que no tenemos asistencia; las mujeres lesbianas, bisexuales o solas, que se nos niega el acceso a la reproducción asistida en la Seguridad Social por no procrear con un hombre.
 
El Estado no puede ejercer ningún derecho sobre el cuerpo de las mujeres. La educación continúa siendo uno de los entornos donde se ejerce una mayor discriminación hacia nuestro colectivo sin que las administraciones públicas ofrezcan recursos, normativas o formación del profesorado necesarias para hacerle frente. Por eso exigimos planes de actuación contra el acoso escolar que sufrimos y de atención a menores trans en todos los centros.
 
Somos una población vulnerable en entornos rurales e insulares que nos hace emigrar; como personas mayores sufrimos soledad e intolerancia que nos invitan a volver al armario; como mujeres y hombres transexuales se nos sigue tratando como personas enfermas; como hombres y mujeres bisexuales se nos niega muchas veces nuestra identidad. Por ello exigimos apoyo para ser visibles en todos los entornos; políticas de la tercera edad que nos tengan en cuenta; una ley estatal de transexualidad que nos dé plena igualdad, incluyendo a migrantes y menores; y campañas que visibilicen la bisexualidad.
 
Este modelo social deja una ciudadanía de primera y otra de segunda, porque la igualdad en este país tiene precio y no todas podemos asumir el coste. La salud, la educación, la igualdad, con la ministra Mato, con el ministro Wert, con el señor Rajoy, han dejado de ser un Derecho Humano Fundamental en España.
 
En semejante escenario muchas personas LGTB están, estamos, sufriendo altos grados de acoso, discriminación, exclusión y violencia que no podemos dejar de denunciar. Reivindicamos tanto aquí como allá, dentro y fuera de nuestras fronteras que los derechos LGTB, como Derechos Humanos, son innegociables, que tienen que hacerse efectivos, que no hay democracia sin nuestros derechos y sin felicidad para el colectivo de la diversidad sexual y de género.
 
Por todo ello este 5 de julio es un día para la lucha, la reivindicación y la alegría. Porque nos merecemos celebrar que somos supervivientes en un mundo donde se nos quiere impedir que vivamos en libertad. Desde aquí queremos lanzar un mensaje de apoyo, de hermandad y de esperanza a todas aquellas personas que sufren discriminación en su día a día, que se arriesgan a ser encarceladas, a ser torturadas o vejadas por ser quienes son y por sentir como sienten.
 
No estáis solas. Somos muchas personas, lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, transgénero, intersexuales y heterosexuales, quienes nos manifestamos hoy por los derechos humanos. Y, juntas, nadie podrá pararnos.
 
Feliz Orgullo 2014. Nos vemos el 4 de julio de 2015.
 
(Descárgate aquí el PDF en formato original). Via FELGTB y COGAM en http://orgullolgtb.org/.

Manifiesto del Orgullo LGTB 2015

Leyes para la igualdad real ¡YA!

 

En esta carrera incesante en búsqueda de la igualdad, llena de hitos históricos que recordar, con sus avances y retrocesos, sus tristezas y alegrías, a veces conviene pararse un momento y echar la vista atrás para saber de dónde venimos, única forma de comprender el punto en que nos encontramos. Y para ello nada mejor que mantener el diálogo vivo con nuestros mayores, mujeres y hombres homosexuales, bisexuales o transexuales que tuvieron que vivir en épocas menos amables, pero que gracias a su entereza y a su lucha nos enseñaron, nos enseñan que el camino a seguir, por difícil que parezca, es el del arcoíris, porque al final del mismo siempre brilla el sol.

 

 

Hace exactamente 10 años, en 2005, con la aprobación de la llamada Ley de matrimonio igualitario, y dos años más tarde, en 2007, con la aprobación de la denominada Ley de identidad de género, culminábamos una etapa marcada por la búsqueda de la igualdad formal de las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Aquellos fueron años de enorme alegría, pues significaban, a nivel legal, el reconocimiento y la garantía de nuestra dignidad. Tras la larga época oscura, en la que se nos negaba la oportunidad de ser como somos y de sentir como sentimos, equiparándonos incluso a vagos, maleantes o malhechores, conseguíamos, gracias a la lucha de los colectivos y asociaciones LGTB, así como de muchas personas anónimas que nos precedieron, esa igualdad anhelada. Contamos para ello con el apoyo de distintas fuerzas políticas progresistas y de un Gobierno que entendieron que una sociedad, para ser auténticamente decente, debía reconocer la igual dignidad de todos sus integrantes.

Aquel momento de júbilo, que siempre deberíamos celebrar, no nos hacía olvidar, sin embargo, lo que todavía hoy sabemos: Que la consecución de esa igualdad formal o legal no significaba que automáticamente ya fuésemos, en realidad, iguales.

Ahora ha llegado el momento de apostar definitivamente por un conjunto de leyes y normas que den un paso de gigante en la consecución de esa igualdad real que constituye el objetivo final de nuestras reivindicaciones y de toda sociedad democrática que se precie.

En primer lugar, nos parece que no puede esperar ya más la aprobación de una ley básica que aborde de manera integral las necesidades del colectivo transexual, tanto desde una perspectiva sanitaria, como laboral, educativa, social, etc. Lo primero que habría que decir, alto y claro, es que la personas trans no son enfermas, pese a que tengan determinadas necesidades que deben ser atendidas desde el punto de vista sanitario. Resulta además imperioso proceder a una armonización de los derechos de este colectivo en todos los territorios del Estado, así como contribuir mediante campañas bien orientadas a acabar con la ignorancia y los consecuentes prejuicios que existen sobre este grupo de personas.

Para que esa igualdad formal no se quede en una mera declaración de buenas intenciones, reivindicamos también, en consonancia con las recomendaciones de la Unión Europea, la aprobación de una Ley por la igualdad de las personas LGTB y contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, que contenga medidas eficaces para proporcionar una protección integral contra los delitos de odio y establezca medidas proactivas de intervención y  concienciación en muy diferentes frentes (educativo, sanitario, laboral, social, etc.) . Hay que tratar de evitar, además, por todos los medios, incluidos los sancionadores, que una persona pueda ser objeto de discriminación en sus relaciones laborales, comerciales, contractuales, etc., por su orientación sexual o su identidad de género. Para ello, demandamos una ley estatal que recoja, al menos, todos los avances logrados tanto en Cataluña como en Extremadura.

De igual modo, reivindicamos que se garantice por medio de ley el derecho de las parejas de mujeres o mujeres solas al pleno acceso a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública, que se garantice el derecho de las personas transexuales a la maternidad/paternidad, así como que se asegure a las personas LGTB el acceso, en condiciones de igualdad, a la adopción y el acogimiento de menores.

En el terreno educativo, y a fin de acabar con esa lacra que tanto dolor causa, el acoso escolar homofóbico, bifóbico y transfóbico, constituye una prioridad aprobar un conjunto de normas que fomenten el respeto a la diversidad sexual, de género y familiar, de forma que, entre otras cosas, se incluya en el currículo educativo una asignatura que enseñe a los más jóvenes que entre los valores a cultivar en una sociedad democrática, que propugna, como principios esenciales de la misma, la libertad, la igualdad y el libre desarrollo de la personalidad, se encuentra el respeto a la orientación sexual o a la identidad de género de cada persona.

Asimismo, dado el incremento de las infecciones de transmisión sexual, urge acometer acciones educativas y campañas públicas orientadas a sensibilizar a la población, en general, y al colectivo LGTB, en particular, por su especial vulnerabilidad, sobre la necesidad de protegerse en las relaciones sexuales. También constituye una prioridad dar respuesta a las situaciones de estigma y discriminación que viven las personas con VIH. Por ello queremos que se  ponga en marcha un Pacto de Estado frente al VIH, el sida, el estigma y la discriminación en el que participen representantes de todos los Gobiernos (estatal, autonómicos y municipales), así como de los partidos políticos, los sindicatos y la patronal, las ONGs, etc., con el fin de impulsar las políticas de respuesta al VIH y los procesos de inclusión laboral y social de las personas seropositivas.

También somos muy conscientes de que aún hay muchos países a lo largo y ancho del planeta en que ser (o parecer) lesbiana, gay, transexual o bisexual puede, literalmente, costarte la vida o la libertad. La abominable persecución que los aparatos del Estado practican en determinados lugares del mundo contra cualquier persona cuya condición sexual se aparte de la normativizada tenemos que tenerla siempre presente. Y reivindicamos, en consecuencia, que desde las instancias europeas y nacionales se adopten medidas adecuadas para que esa discriminación, tantas veces brutal, tenga consecuencias negativas para el Estado que la práctica. En esta línea, exigimos que en los procedimientos y protocolos de asilo el Gobierno español tenga muy en consideración la orientación sexual o identidad de género de la persona que solicita ese asilo, a fin de concedérselo cuando existan indicios racionales de que su vida o integridad corre riesgo cierto en caso de permanecer o regresar a su país de origen.

Todas estas reivindicaciones, y algunas más, se las hemos hecho saber a todas las fuerzas políticas en las pasadas elecciones municipales y autonómicas y así se lo haremos saber a todas ellas de cara a las próximas elecciones generales.

Somos conscientes de que la igualdad real de las personas LGTB no se consigue únicamente con la aprobación de una serie de leyes. No obstante, creemos que a esta tarea puede contribuir muy decisivamente la existencia de un corpus normativo que ofrezca protección frente a aquellos intentos de discriminar a una persona a causa de su orientación sexual o identidad de género.

 

Y con Orgullo queremos recordar a quien tanto ha hecho por el movimiento LGTB, por el éxito de tantos ORGULLOS. Gracias, Pedro Zerolo, por tu activismo y lucha, por tu alegría, por enseñarnos a vivir con Orgullo. Tu recuerdo permanece vivo especialmente en días como hoy. ¡Gracias, Pedro, mi niño!

Por ser ante todo, y sobre todo un ACTIVISTA

Sólo nos resta animaros a seguir reivindicando, en esta celebración de nuestra dignidad sin vergüenza que es el Orgullo, un compromiso cierto y palpable de todos los poderes públicos con la igualdad, con la igualdad real, para que llegue el día en que ser lesbiana, gay, transexual o bisexual no signifique, en el espacio público, nada diferente que ser heterosexual. No queremos más, pero nunca nos conformaremos con menos.

¡¡¡¡Feliz ORGULLO LGTB 2015!!!!

OEA: Aprobada resolución a favor de los derechos LGTB

 
Este 5 de junio la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una histórica resolución a favor de los derechos LGTB en su 44 Asamblea, celebrada en Paraguay. La resolución, presentada por Brasil, proporciona un retrato preciso del grado de homofobia y transfobia de estado de los miembros de la OEA, gracias a las notas al pie de página introducidas a petición de varios países, que sin embargo no modifican el valor jurídico de la resolución. Uno de esos países es Paraguay, anfitrión del evento, cuyo gobierno se ha visto forzado finalmente a apoyar la declaración, aunque expresando “su reserva”, gracias a la movilización de los colectivos LGTB paraguayos.
 
 
Sin incluir la introducción y los considerandos previos, reproducimos a continuación los diez puntos de la resolución (que puedes descargar íntegramente en castellano, inglés, francés y portugués):
La Asamblea General (…) resuelve:
Condenar todas las formas de discriminación contra personas por motivos de orientación sexual e identidad o expresión de género, e instar a los Estados dentro de los parámetros de las instituciones jurídicas de sus sistemas a que eliminen, allí donde existan, las barreras que enfrentan las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGTBI) en el acceso equitativo a la participación política y otros ámbitos de la vida pública, así como evitar interferencias en su vida privada.
Alentar a los estados miembros a que, dentro de los parámetros de las instituciones jurídicas de su ordenamiento interno, consideren la adopción de políticas públicas contra la discriminación contra personas a causa de orientación sexual e identidad o expresión de género.
Condenar los actos de violencia y las violaciones de derechos humanos contra personas a causa de su orientación sexual e identidad o expresión de género, e instar a los estados miembros a que fortalezcan sus instituciones nacionales con el fin de prevenirlos, investigarlos y asegurar a las víctimas la debida protección judicial en condiciones de igualdad, y que los responsables enfrenten las consecuencias ante la justicia.
Instar, además, a los estados en el ámbito de sus capacidades institucionales a que produzcan datos sobre la violencia homofóbica y transfóbica, con miras a promover políticas públicas que protejan los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI).
Instar a los estados miembros a que aseguren una protección adecuada de las y los defensores de derechos humanos que trabajan en temas relacionados con los actos de violencia, discriminación y violaciones de los derechos humanos contra personas a causa de su orientación sexual e identidad o expresión de género.
Instar a los estados miembros a que aseguren una protección adecuada a las personas intersex y a que implementen políticas y procedimientos, según corresponda, que aseguren la conformidad de las prácticas médicas con los estándares reconocidos en materia de derechos humanos.
Soliicitar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que preste particular atención a su plan de trabajo titulado “Derechos de las personas LGTBI”, y que continúe el trabajo de preparación del informe hemisférico en la materia, de conformidad con la práctica establecida por la propia CIDH e instar a los estados miembros a que apoyen los trabajos de la Comisión en esta materia.
Solicitar a la CIDH que continúe la preparación de un estudio sobre las leyes y disposiciones vigentes en los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que limiten los derechos humanos de las personas como consecuencia de su orientación sexual o identidad o expresión de género y que, con base en ese estudio, elabore una guía con miras a estimular la despenalización de la homosexualidad y de prácticas relacionadas a la identidad o expresión de género.
Exhortar a los estados miembros que aún no lo hayan hecho a que consideren, según sea el caso, la firma, ratificación o adhesión de los instrumentos interamericanos en materia de protección de derechos humanos, incluida la Convención Interamericana contra toda Forma de Discriminación e Intolerancia.
Solicitar al Consejo Permanente que informe a la Asamblea General, sobre la implementación de la presente resolución. La ejecución de las actividades previstas en esta resolución estará sujeta a la disponibilidad de recursos financieros en el programa-presupuesto de la Organización y otros recursos.
Oposición y reservas de varios países
Varios países han expresado sin embargo su oposición y/o sus reservas al texto. Es el caso de San Vicente y las Granadinas, que argumenta que el lenguaje utilizado “no está plenamente definido ni aceptado en el ámbito internacional”; de Belice, que “no puede unirse al consenso sobre esta resolución en virtud de que varios de los temas y principios que contiene son en este momento, directa o indirectamente, objeto de procesos jurídicos ante la Corte Suprema de Belice“; de Jamaica, cuyo gobierno “no puede unirse al consenso para aprobar esta resolución pues considera que el término ‘expresión de género’ es ambiguo y puede imponer un sistema de valores sobre otro”; de Honduras, que dice respetar las convenciones internacionales sobre derechos humanos pero “no se considera obligado por ninguna disposición contenida en este proyecto que pudiera contravenir las disposiciones de esas Convenciones o su legislación interna”, o deSurinam, Guyana y Trinidad y Tobago, por parecidas razones. Nada sorprendente, por otra parte, si se tiene en cuenta que algunos de estos países, como Jamaica u Honduras, se cuentan entre aquellos en los que la homofobia y transfobia social y/o de sus gobiernos es más fuerte.Guatemala, por su parte, ha centrado sus reservas hacia la declaración en el matrimonio igualitario, al declarar que “promueve y defiende todos los derechos humanos y respecto de las disposiciones de la presente resolución” pero que “considera que el no reconocimiento legal del matrimonio entre personas del mismo sexo no constituye una práctica discriminatoria”.
Estados Unidos también ha querido hacer “una aclaración”, pese a encontrarse entre los impulsores de la resolución. Sus reservas tienen que ver en este caso con su alergia a las convenciones internacionales vinculantes. “Estados Unidos apoya decididamente esta resolución; sin embargo, desea hacer una aclaración con respecto a la Convención Interamericana contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación e Intolerancia. Estados Unidos se ha opuesto sistemáticamente a la negociación de nuevos instrumentos jurídicamente vinculantes contra el racismo, la discriminación racial y otras formas de discriminación o intolerancia. Reiteramos nuestras ya inveteradas inquietudes con respecto a este ejercicio en el seno de la OEA y las convenciones que de él resulten”, ha sostenido.
Y Paraguay apoyó finalmente la resolución, con reservas
El último de los países que ha expresado reservas hacia la resolución ha sido el país anfitrión de la Asamblea, Paraguay, cuyo gobierno“reitera su compromiso con los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y Convenciones Internacionales suscritos sobre la materia reafirmando lo preceptuado en los Capítulos III y IV de la Constitución Nacional y concordantes, sobre Igualdad y Derechos de la Familia, respectivamente. Expresa, asimismo, su reserva sobre el texto de la Resolución”.
Pese a las reservas, es importante destacar que el gobierno de Paraguay finalmente ha apoyado la resolución, en contra de lo que se había anunciado con anterioridad. Lo sucedido en los últimos días, en los que pudieron escucharse palabras rabiosamente homófobas en boca de varios senadores opuestos al proyecto de resolución y activistas LGTB fueron agredidos por la policía mientras se manifestaban pacíficamente, tiene sin duda mucho que ver. Las imágenes de la represión policial han podido verse en todo el mundo (en España han merecido la condena, por ejemplo, de la FELGTB y del PSOE), ha habido movilizaciones online y los activistas paraguayos han conseguido que la situación de los derechos LGTB en su país sea mucho mejor conocida.
El colectivo SomosGay, uno de los convocantes de la manifestación del pasado lunes, ha expresado su satisfacción por el giro de su gobierno. “A pesar de las reservas en el apoyo de Paraguay, esto significa una victoria muy importante a la homofobia y la discriminación, que mostraron su peor faceta en estos días”, ha declarado su director ejecutivo, Simón Cazal. “Paraguay irá cambiando y avanzando hacia un horizonte de igualdad plena, en el que ninguna persona vuelva a ser discriminada por su orientación sexual o identidad de género”, ha añadido.

Triste "moda" en Nigeria

Las nuevas leyes homófobas en Nigeria siembran el pánico entre la población LGBT del país. Hasta tal punto, que ya hay pandillas organizadas que se dedican a planear cacerías contra gays en distintas ciudades del país. 
 
Hoy hemos sabido por la agencia AP que el pasado jueves una muchedumbre formada por unas 40 personas sacó presuntamente de sus camas a 14 jóvenes gays para propinarles una paliza, según grupos de activistas pro derechos humanos. Los violentos, que iban armados con palos de madera y barras de hierro, e iban de casa en casa mientras gritaban que iban a “limpiar el barrio de gays”.
 
 
Cuatro de los policías acudieron a comisaría a denunciar los hechos, donde fueron nuevamente agredidos con puñetazos y patadas por agentes de policía que les proferían insultos, asegura Ifeanyi Orazulike, del Centro Internacional para la Promoción del Derecho a la Salud. Según la activista, la policía les amenazó con que serían encarcelados durante 14 años, la pena máxima de prisión bajo la nueva ley, conocida como la ley "Cárcel a los Gays".
 
Los activistas advierten que la ley podría desencadenar más ataques como el perpetrado en las primeras horas de la mañana del jueves en Abuja, la capital de la nación más poblada de África.
 
Orazulike informa que recibió un correo electrónico en el que un colega le decía que se estaba escondiendo de la pandilla. Tuvo que conducir a 4 de la mañana hacia un barrio marginal para rescatarlo de lo que podría ser una brutal paliza. Asegura que los atacados están escondidos y tienen miedo de hablar con los periodistas. “Les dijeron que si volvían, los matarían”. 
 
Las paredes de las casas donde los hombres vivían han sido pintadas con graffiti con la una amenaza: “Homosexuales, haced las maletas y marchaos”, asegura el activista que rotularon los violentos. 
 
Dorothy Aken'Ova, directora ejecutiva del Centro Internacional de Nigeria para la Salud Reproductiva y Derechos Sexuales se pasó toda la noche llamando a la policía, porque había sido avisada de que un hombre estaba siendo atacado. “En vez de ayudarlos, al parecer algunos de ellos fueron detenidos”, aseguró. "Ninguno de los policías respondió a nuestras llamadas de socorro”.
 
Orazulike dijo que fue a la comisaría de policía más tarde el jueves y se reunió con un alto funcionario, quien ordenó liberar a los cuatro hombres detenidos porque no había pruebas de que eran gays y que no habían sido atrapados teniendo sexo .Otros cuatro fueron gravemente heridos y otros sufrieron contusiones. Fueron tratados en la clínica de su organización, porque tenían miedo de ir al hospital.
 
Decenas de personas supuestamente homosexuales han sido detenidas desde antes incluso que el presidente Goodluck Jonathan firmara el proyecto de ley en enero. Ese mismo mes, el primer detenido por esta norma recibía 20 latigazos. 
 
La Embajada de Estados Unidos ha reaccionado de forma poco contundente ante esta escalada de violencia homófoba. “Desde la firma de la norma, como amigos de Nigeria, hemos expresado nuestra preocupación porque podría ser utilizada por algunos para justificar la violencia contra nigerianos basándose en su orientación sexual”, explican. El embajador James F. Entwistle dijo además en un programa de radio que Estados Unidos no iba a recortar la ayuda a causa de la nueva ley anti gay.
 
Sobre esta situación, la respuesta de la ONU ha sido muy tibia. Y la de la Iglesia, nula. (Fuente: GayPress
 
[Foto: Nigerian Watch]

Una concentración exige a Margallo que se implique contra la homofobia de Putin

El Diario, 3/09/2013. Alrededor de las 19.00 ha comenzado una concentración frente al Ministerio de Exteriores en defensa de los colectivos LGTB en Rusia después de conocer recurrentes ataques violentos contra homosexuales en el país presidido por Putin. La movilización, convocada en varias ciudades del mundo, es también una reacción ante la reciente aprobación de leyes que atentan contra la libertad de expresión del colectivo LGTB en Rusia.

La presidenta de FELGTB ha destacado que es necesario "visibilizar las políticas del gobierno de Putin" y exigir la "implicación" de los líderes mundiales en la "defensa de los derechos humanos en Rusia". La movilización coincide con el comienzo de la cumbre del G-20 en San Petesburgo.


Dada la indiferencia de los gobiernos occidentales, la protesta pretende visibilizar ante los principales líderes mundiales la violencia ejercida en Rusia contra homosexuales, bisexuales y transexuales y exigir una acción coordinada para terminar con la agresión a los derechos elementales del colectivo en este país.

La presidenta de FELGTB, Boti G.Rodrigo, ha destacado que "hay que aprovechar" la coincidencia de estas concentraciones con el comienzo de la cumbre del G-20 en San Petesburgo para "visibilizar las políticas homófobas del gobierno de Putin" y exigir la "implicación" de los líderes mundiales en la "defensa de los derechos humanos en Rusia".

Dirigentes españoles, como la Secretaria de Igualdad socialista Purificación Causapié, se han sumado a esta concentración y han animado a que todas las personas que creen "que los derechos son únicos e inalienables para cualquier ciudadano" se unan a la protesta convocada por FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales). También han asistido, entre otras formaciones y colectivos, representantes de UPyD o Equo. Entre las demandas de la protesta, que en España se está desarrollando en Madrid, Barcelona y Valencia, la principal es que el Ejecutivo se dirija a la comunidad internacional para impulsar medidas que garanticen la seguridad y los derechos de la población LGTB en el país que preside Putin.

El pasado 23 de agosto, otra manifestación frente a la Embajada de Rusia expresó la repulsa de los ciudadanos a la nueva ley contra la propaganda homosexual aprobada recientemente por el Gobierno de Putin.

¿Son compatibles la Sexualidad y la Espiritualidad?

En este mundo, claramente clasificado y etiquetado hasta la exasperación, es fácil no identificarse con las corrientes de pensamiento y cultos religiosos predominantes. El coach Alberto Rodrigo nos ayuda a comprender la importancia de ser personas íntegras a la vez que abiertas.

"Podría parecer chocante el contraste, o quizás que me esté metiendo en “camisas de once varas”. No soy sexólogo ni religioso, ni pretendo serlo, pero sí que soy consciente de que soy y somos, entre otras cosas, seres sexuales y espirituales, lo que no quiere decir que tengamos que hablar de ninguna religión concreta ni siquiera de una orientación sexual específica.

Y es que es realmente es ahí donde creo que radica la clave o el descubrimiento que para mí supone el pensar que tanto ni lo uno ni lo otro -sexualidad y espiritualidad- se pueden generalizar, estereotipar y mucho menos formatear, insana costumbre ésta de las muchas que tenemos en esta sociedad tan pragmática y racional.

A mi modo de ver, la sexualidad y todas sus expresiones, no se pueden ni se deberían meter en una caja, ni mucho menos limitar las opciones que cada persona elige para sentir y vivir su sexualidad. Incluso dudo de que las categorías que hemos inventado -que es verdad que se ajustan a una gran parte de la sociedad- realmente sean capaces de reunir y reflejar la amplia gama que la sexualidad tiene, los diferentes matices, formas…

Los riesgos de las ''etiquetas''

Hemos generalizado y distinguido entre diferentes categorías según la orientación y preferencias sexuales, como por ejemplo: Heterosexuales, homosexuales -gais y lesbianas-, bisexuales, transexuales, transgénero, asexuales, etc. Y dentro de estas categorías incluso algunas de ellas las ramificamos; por ejemplo dentro de los gais: osos, gais de gym, fashion victims, musculocas, etc.

Todas ellas son válidas y dignas de respetar, siempre y cuando no nos obliguen a encasillarnos a nosotros mismos/as dentro de una de éstas, porque al final, cada persona es única, especial, irrepetible y tiene su propia forma de entender y vivir su sexualidad. Y aunque pudiera parecer que sea ésta una asignatura que no hiciera falta ya de seguir tratando, la realidad es que aún seguimos con la tendencia y casi la necesidad de estereotiparnos.

Lo mismo ocurre con los roles sexuales, especialmente hablando dentro de la comunidad gay: activo, pasivo, versátil… cuando en realidad estos roles muchas veces no son más que creencias limitantes que en ocasiones convierten nuestras relaciones en aburridas, frustrantes, e incluso llegan a dañar verdaderas relaciones de amor entre dos personas, que no encajan en esos roles necesariamente, y piensan que no hay nada más allá de lo que se trata de "vender" como vida sexual placentera y activa en el lobby gay. Cuando la sexualidad es una energía vital, una necesidad fisiológica, que empieza en la mente, y se puede sentir en cada poro y célula de la piel, ¡hay tanto por explorar!

Como coach, me encuentro a menudo con personas y parejas que están bloqueadas por no sentirse afines con ninguno de estos estereotipos o roles, porque realmente no encajan en ninguno de ellos. Y aquí la pregunta clave es: ¿Y qué necesidad hay de encajar en ningún sitio, es más, qué necesidad de meterse en una caja? Quizás sea esa necesidad de sentirse parte de algo, que es muy humano y sano, pero cuando se trata de la intimidad sexual, ya es otra cuestión, y es la libertad, la creatividad, y sobre todo, el respeto, lo que debe imperar en este asunto.

¿Qué tiene que ver esto con la religiosidad?

Las religiones, sobre todo en el mundo occidental, y en aquellos que se creen tener el poder y la verdad, siempre han querido meter la espiritualidad en un molde, decirnos qué creer, en quién creer, y cómo debemos creer, formateando lo informateable, acotando lo inacotable, culpabilizando al hombre y a la mujer si no se ajustan a las normas y pautas que alguien ha determinado como verdad absoluta, e intentando castrar de alguna manera la verdadera espiritualidad que este universo encierra, y que cada persona, cada alma poseemos.

Muchas de estas personas al final optan por “no creer en nada” o por intentar encajar sus creencias con su orientación sexual, sintiendo inseguridad, miedo y culpa; como si tuvieran que escoger entre la una y la otra, o si tuvieran que ser incompatibles…

Afortunadamente también me he encontrado con personas que son capaces de vivir de manera natural su espiritualidad sin tener que pensar en un dios obsesionadopor lo que cada cual hace con sus genitales, alguien que trasciende la mente y la comprensión humana y cuyo amor es universal, llámalo Dios, universo, luz, lo que te resulte más cómodo..

Alguien dijo una vez: "Vive y deja vivir". Y es desde aquí, desde la libertad de conciencia, desde el respeto y el amor hacia uno mismo en primer lugar, y después hacia los demás, que podemos vivir una sexualidad y una espiritualidad plena. Y yo me atrevo a pensar en que pueden ir muy a gusto caminando de la mano, porque en realidad están en la misma “carpeta” de nuestra intimidad, que podemos compartir o no, cómo, cuándo y a quién queramos; siempre sin juzgar a los demás y respetando las demás opciones.

Hemos nacido con todo el potencial para sentirnos plenos y plenas, y es por eso que os animo y me animo a vivir en esta libertad y a cambiar las creencias necesarias que nos puedan estar limitando o bloqueando para vivir una sexualidad y una espiritualidad, quizás aún por descubrir, y empezar a ser felices de verdad.

Por Alberto Rodrigo, coach en Gaycoaching

 

 

La FELGTB ha sido declarada entidad de utilidad pública

La declaración supone un reconocimiento a la transparencia y gestión económica de de la Federación.

La FELGTB, Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, ha sido declarada entidad de utilidad pública mediante Resolución del Ministerio del Interior del pasado 18 de enero de 2012. Esta declaración supone el reconocimiento a la tarea de interés público en el trabajo de defensa de los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que viene realizando la FELGTB desde que comenzó su andadura, hace ya 20 años. Además, la declaración de utilidad pública supone un reconocimiento a la transparencia y gestión económica de la Federación.

La declaración de utilidad pública tiene una serie de obligaciones y derechos. Entre las primeras están rendir cuentas a la administración cada año, auditadas si así se determina, presentar una memoria descriptiva de la tarea desarrollada así como los informes que se puedan requerir en relación a las actividades. Por lo que respecte a los derechos la FELGTB podrá utilizar la mención "declarada de utilidad pública" a continuación de su denominación y disfrutar de una serie de exenciones y beneficios fiscales a favor de la entidad, de sus organizaciones asociadas, así como de las empresas que contribuyan económicamente mediante donativos para contribuir con los objetivos de la Federación.


Para el presidente de la FELGTB, Antonio Poveda, "esta declaración es un orgullo para el equipo que está haciendo un excelente trabajo desde dentro de la Federación para alcanzar las metas que nos hemos marcado: la igualdad real de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales”.

Fuente: FELGTB

La Federación Valenciana LGTB denuncia a Rouco Varela por su homofobia

La Federación Valenciana de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales ha presentado una denuncia contra el cardenal Rouco Varela por la promoción de la homofobia que ha llevado a cabo él mismo en los últimos años. La organización ha pedido al resto de colectivos LGTB que inicien denuncias similares en el resto de España.

La Federación Valenciana de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales ha emitido un comunicado dando a conocer la denuncia que ha presentado contra el cardenal Rouco Varela por la posición homófoba del mismo.

La presentación de la denuncia se llevó a cabo el pasado mes de noviembre en Benidorm, con el objetivo de visibilizar la relación entre el fomento del odio hacia las minorías sexuales por parte de Varela y los sucesos discriminatorios, incluso violentos, que sufre la comunidad LGTB por su orientación sexual e identidad de género.

"Se ha decido denunciar las manifestaciones de Monseñor Rouco Varela, las cuales consideramos delictivas y en las que sigue trasmitiendo odio de forma indiscriminada contra el colectivo homosexual en las que se aprecia una clara incitación al odio contra los homosexuales conforme a lo previsto en el Código Penal en su Articulo 510.1", ha manifestado la Federación Valenciana LGTB en el comunicado enviado a los medios.

La organización ha defendido que pese a que "Rouco Varela, en su condición de Ministro de la Iglesia, puede salir impune de esta denuncia, la misma se inicia con el objeto de seguir unas pautas legales hasta Estrasburgo pasando previamente por los recursos a que dieran lugar de por Ley".

La Federación Valenciana LGTB ha pedido al resto de colectivos de minorías sexuales de España que comiencen denuncias similares para poner en evidencia el fomento del odio que está llevando a cabo la Iglesia Católica contra la comunidad LGTB.

Fuente: Universogay.com

 

La Homosexualidad no se cura

La American Psychological Association (APA), que agrupa a 150.000 psicólogos de Estados Unidos y es la mayor asociación de profesionales de este sector en el mundo, ha hecho público un informe donde declara que la homosexualidad no se «cura» y rechazando que se someta a gays o lesbianas a terapia para convertirse en heterosexuales. No sólo porque no funciona, sostienen, sino porque puede llevar a la depresión y al suicidio.


En su informe, hecho público hace una semana, la APA aboga por una nueva aproximación terapéutica que en algunos casos puede pasar por ayudar a las personas a aceptar su orientación sexual como irreversible. Pero en otros casos no. Los psicólogos contemplan la posibilidad de que ser homosexual resulte tan traumático para alguien -porque no puede aceptarlo, o porque entra gravemente en conflicto con su fe religiosa- que haya que buscar alternativas a fomentar el orgullo gay. Por ejemplo: el celibato o cambiarse a una iglesia más comprensiva.


Haberlas, hailas. La Iglesia Episcopal acaba de adoptar a nivel nacional una directiva a favor de «despenalizar» la homosexualidad en su cuerpo sacerdotal.


Y la diócesis de Los Angeles ha sido de las primeras en nombrar obispos abiertamente gays y lesbianas. No es que esto no les haya costado casi un cisma. Pero los hechos consumados están ahí.


Resistir los impulsos


En general el clero prefiere otros enfoques. Como el del consejero evangélico Warren Throckmorton, entrevistado por «The Wall Street Journal» como uno de los pocos especialistas en lidiar con la combinación explosiva de homosexualidad y religión. Profesor de Psicología en la Universidad Cristiana de Pennsylvania y expresidente de la Asociación Americana de Asesores en Salud Mental, Throckmorton empieza siempre su tarea advirtiendo al «paciente» de que sus impulsos homosexuales no son una enfermedad. Ni un signo de falta de fe. Pero tampoco van a desaparecer. Van a estar siempre ahí. Otra cosa es que se puede ceder o no ceder a ellos. Existe la posibilidad de resistirlos, como un exalcohólico resiste la tentación de beber.


Ser gay pero no ejercer


El mensaje es que la identidad sexual no puede ser negada pero sí sublimada y controlada. Es decir, que se puede ser gay pero no ejercer.


¿Pero eso no es ser un reprimido? Durante años la escuela liberal ha sido partidaria de dar rienda suelta a estos y otros impulsos so pena de coartar seriamente el desarrollo de la propia personalidad.


La novedad es que ahora hay psicólogos en Estados Unidos dicen que esa fórmula mágica no vale para todo el mundo, igual que no todo el mundo se siente cómodo con el amor libre.


Para algunas personas traicionar su sistema de creencias es mucho más traumático que traicionar su sexualidad, sostiene Alan Chambers, que ha pasado por la experiencia él mismo, como cuenta en sus propias memorias y en las lecciones que imparte a través de Exodus International, una cruzada para «ayudar a la gente a dejar la homosexualidad a través de Jesucristo». «Somos muchos que simplemente tratamos de vivir de acuerdo con nuestra fe», concluye.
 

La OMS excluirá la transexualidad de la lista de enfermedades mentales

Representante de la OMS confirma que la transexualidad dejara de ser enfermedad mental.

El Congreso Nacional de Psiquiatría que se desarrolla en Oviedo cuenta con la presencia de un enviado de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Greffrey Reed coordina todos los aspectos relacionados con las enfermedades del cerebro en la preparación de la clasificación internacional de enfermedades (CIE 11), que tendrá que estar lista para 2014 y en la que se va a trabajar en Asturias.

El proyecto saltó a la actualidad recientemente, cuando se conocieron los planes para excluir de esa lista de enfermos a los transexuales. Pero se estudia incluir a otros. Por ejemplo, a los adictos al juego o a las nuevas tecnologías. Entrarán también probablemente en ese rol de nuevos males los trastornos por estrés o los trastornos disfóricos, que son manifestaciones permanentes de ansiedad unidas a dolores diversos.

El 36 por ciento del total de las enfermedades diagnosticadas en los países de la Unión Europea es del cerebro. Los enfermos mentales equivalen en número a todos los enfermos oncológicos, cardiológicos y diabéticos de la UE, y las enfermedades del cerebro ocupan el tercer lugar en gastos de investigación en el continente. Son las más prevalentes y también las más incapacitantes.

Fuente: FELGTB

La carrera de medicina obvia la salud de los homosexuales

El colectivo LGTB no tiene ningún problema de salud específico, es decir, no hay ninguna condición que afecte sólo a sus miembros, pero sí "hay una mayor prevalencia de ciertos problemas de salud"


"en algunas facultades la homosexualidad se sigue impartiendo como enfermedad"



Cinco horas en toda la carrera. Eso es lo que dedican, de media, los estudiantes de medicina en EEUU y Canadá a estudiar la salud de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB), según los resultados de un estudio. En España, la situación no es mucho mejor, a pesar de que los expertos y las organizaciones médicas coinciden en que es necesario mejorar esta enseñanza, ya que este colectivo afronta riesgos y necesidades específicas que los futuros médicos deben conocer para poder ofrecer una asistencia de calidad e igualitaria.
El trabajo, publicado en la revista 'JAMA' y elaborado por expertos de la Universidad de Stanford (EEUU), refleja las carencias de los programas lectivos de las facultades de Medicina norteamericanas, en lo que a salud LGTB se refiere. Uno de cada tres decanos entrevistados reconoció que en su centro no se dedicaba ni una sola hora de clase a estos temas. El 70% calificó la calidad de la enseñanza de pasable, pobre o muy pobre.
El colectivo LGTB no tiene ningún problema de salud específico, es decir, no hay ninguna condición que afecte sólo a sus miembros, pero sí "hay una mayor prevalencia de ciertos problemas de salud", como recuerda la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) en un documento hecho público con motivo de la celebración del Día Europeo de los Derechos de los Pacientes. Esto se traduce en una serie de necesidades especiales acerca de las cuales los profesionales médicos deben estar informados y formados.
Pero, "durante la carrera, desde la formación médica oficial, no se estudia un abordaje específico de los pacientes que pertenecen al colectivo LGTB. No tenemos noticia de que figure como objetivo docente de ninguna asignatura", explica Irene Fernández, vicepresidenta de Asuntos Internos IFMSA-Spain, la Federación Española de Asociaciones de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional. "Aún así -matiza- estos temas sí se estudian en diferentes asignaturas. No siempre en el grado o en el enfoque que desearíamos, pero se hace".
El punto de vista del profesor
La calidad y la profundidad con la que se explican estas cuestiones "dependen del profesor que imparte la clase", señala Fernández. "Está muy sujeto al punto de vista de cada uno de ellos". Tanto, que "en algunas facultades [la homosexualidad] se sigue impartiendo como enfermedad", reconocen desde IFMSA-Spain, a pesar de que se excluyó de la clasificación de trastornos mentales (el DSM) en 1973.
Otras veces, el colectivo aparece englobado en el erróneo término 'homosexuales' simplemente como grupo de riesgo -por ejemplo, en enfermedades de transmisión sexual-. Esto refleja dos problemas: por un lado, se define el todo por una de sus partes (los varones homosexuales), cuando las problemáticas no siempre son las mismas. Por otro, se pone el acento en el grupo y no en las prácticas, lo que supone un sesgo y un elemento de discriminación fuera y dentro de los LGTB.
Los más perjudicados son la homosexualidad femenina, la bisexualidad y la transexualidad, "temáticas que no son visibles en los programas curriculares", destaca Fernández. El primero está asimilado dentro del concepto gay, el segundo "es un tema aún menos abordado y se asocia con la promiscuidad" y el tratamiento que recibe el tercero tiene "bastante variabilidad".
Ante esta situación, IFMSA-Spain creó en 2002 el Grupo Temático de Salud Reproductiva, Sexualidad y SIDA (SCORSA). "De esta forma -explica su vicepresidenta-, siguiendo un proceso que parte desde la detección de carencias formativas hasta la programación de un evento, se ha profundizado en estos temas".
Se trata de jornadas, sesiones formativas o grupos de comunicación 'on-line' que permiten a los alumnos interesados aumentar sus conocimientos acerca de la salud LGTB. Recibir la información adecuada "es importante para evitar prejuicios infundados no basados en evidencia científica que conduzcan a una práctica médica errónea", asegura Fernández.


Fuente: Diario El Mundo
 

La ciencia no puede probar que la homosexualidad sea reversible

Algunos de los psiquiatras se desligan de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y siguen usando terapias "reparadoras" para dejar de ser homosexual, usando el viejo y deshechado criterio, de ver la homosexualidad como una enfermedad. Este tipo de terapias están prohibidas por la psiquiatría por los fuertes daños psicológicos y hasta físicos, muchas veces irreversibles que potencializan conductas autodestructivas y el suicidio.

Los religiosos ultraconservadores o los que simplemente nos tienen odio o miedo o por costumbre siguiendo la manada, siempre afirman que la homosexualidad es un pecado que se castiga con el infierno eterno, Actualmente se han ablandado y dicen que es una enfermedad. Afirman que los homosexuales pueden cambiar a ser heterosexuales (supongo que no se refieren a los bisexuales, porque a estos ya le gustan el sexo opuesto), en la actualidad se dan cuenta lo difícil que es (imposible) y ahora dicen que vivan en celibato (como volverlos asexuales si no pueden volverlos heterosexuales).

Afirman que con el poder de Dios y de terapias psicológicas, pueden “curar” la homosexual. Llamándolos ex-gay ex-homosexuales. Estas terapias están prohibidas por la psiquiatría por los fuertes daños psicológicos y hasta físicos, muchas veces irreversibles que potencializan conductas autodestructivas y el suicidio.

PREGUNTAS: ¿Dónde están las pruebas científicas (usando el método científico) que demuestren que hay ex-homosexuales?  ¿Han hechos pruebas mientras se les muestra fotografías de hombres y mujeres, mientras escuchan la voces femenina y masculina o a ser tocados (no de forma sexual) por un hombre y una mujer?  Mientras son expuestos a estas cosas ¿Se le está haciendo una resonancia magnética funcional al cerebro, medición del pulso cardiaco y de la presión sanguínea, de la sudoración y de los cambios físicos y químicos del cuerpo? ¿Y los resultados de estas pruebas, las han comparado con otras pruebas previas que se le habían hecho al “paciente” antes del tratamiento cuando todavía era homosexual?

RESPUESTAS: ¡No hay ninguna prueba! ¡No hay ningún estudio! ¡No usan los instrumentos ni el método científico! Por más profesional que diga ser sus estudios si no utiliza los instrumentos, el método científico, y la psicología del siglo XXI. Solo están diciendo  los viejos prejuicios, intentando darle veracidad con seudociencia. Dios es verdad y hay que hablar con ella, y reconocer cuando el otro la tiene.

En cambio si se han estudiado los cerebros de las personas homosexuales, observando las diferencias con los de heterosexuales; usando el método científico e  instrumentos o aparatos modernos. Se han hecho autopsias, resonancia magnética funcional, pruebas sicológicas, se indaga la gestación, el ADN. Etc.

Se han encontrado diferencia en funcionamiento y en el tamaño del hipotálamo y cuerpo calloso de cerebro, los estudios al ADN son más complejos pero también se está encontrando algunas cosas. Los estudios no han llegado a la causa de la homosexualidad pero si han demostrado que es algo que no se elige ni se controla, los científicos dicen que aunque no se ha llegado a la meta, quien lleva la delantera es la teoría de la homosexualidad biológica.

Los religiosos dicen que la prueba está en que los mismos “paciente” declaran que ya no son homosexuales, pero todo siquiatra respetable después de ver cómo los religiosos manipulan a estas personas no confiaría en sus palabras. (Explico esto en el tema “¿Por qué los ex-homosexuales se autoengañan o mienten?“).

Gioniver

Fuente: Cristianosgays.com

La vejez devuelve a los homosexuales al armario

Desde CRISMHOM, enviamos nuestro apoyo al colectivo homosexual que se hace mayor, con el deseo de que en el futuro podamos tomar alguna iniciativa más concreta para poder atender a este colectivo.



La soledad y la pérdida de derechos patrimoniales acechan a gays y lesbianas de la tercera edad. Las asociaciones denuncian que las residencias están orientadas sólo a heterosexuales.
 
14:22 del Domingo, 8 de Noviembre de 2009
Publico.es


ÁNGEL MUNÁRRIZ / F. ARTACHO - SEVILLA - 08/11/2009 08:00


Armand de Fluvià, uno de los históricos activistas gays de España, considerado el primero en salir del armario públicamente, reflexiona desde sus 78 años sobre cómo la creación de un estereotipo homo coqueto, culto, consumista y, por supuesto, joven hace olvidar a los gays que "todos llegamos a viejos".



Todos los activistas coinciden: los problemas de los mayores homosexuales han sido sistemáticamente postergados en la agenda reivindicativa. La lucha por los derechos tampoco escapa al culto a la juventud. "¿Quién ha oído hablar de gays viejos? ¿Quién ha leído algo del tema? Nadie", lamenta Antonio Ruiz, presidente de la Asociación de Ex Presos Sociales, que nombra como uno de los principales problemas del colectivo su frecuente falta de adaptación a las residencias de ancianos y centros de día.


La vida de una lesbiana, un gay, un transexual o un bisexual (LGTB) mayor de 60 años difícilmente habrá sido un camino de rosas. El Estado y la Iglesia los reprimieron y persiguieron con saña durante el franquismo. La Ley de Vagos y Maleantes llevó a cientos de ellos a prisión. Llegada la democracia, el sida aguó la fiesta de la liberación sexual. Y aún hoy han de ver cómo los resabios del nacionalcatolicismo empapan el discurso sobre sexo y familia de parte de la derecha.


"Todos los viejos son heterosexuales"


¿Está recompensando la España de 2009 el esfuerzo de estas primeras generaciones de homosexuales que han llegado a la vejez fuera del armario? La respuesta de activistas, asociaciones y mayores gays es un no rotundo. "La vejez está empujando a muchos a regresar al armario", dice Antonio Ruiz.


Los motivos son variados, pero el principal es que las residencias y centros de día de mayores, públicos y privados, funcionan "bajo la premisa de que todos los viejos son heterosexuales", en palabras de Josep Vila, sociólogo de la Fundació Enllaç. Y explica un caso elocuente: "Una de las ancianas de una pareja de lesbianas que vivía en una residencia sufrió un deterioro cognitivo. La otra mujer se vio en la tesitura de ni siquiera poder entrar a verla, porque legalmente no era nada".


José Benito Eres, presidente del Grup dAmics Gais, Lesbianes, Transsexuals i Bisexuals denuncia además que "un alto porcentaje" de las residencias están gestionadas por la Iglesia, lo cual no contribuye a crear un clima de tolerancia. Antonio Ruiz señala que "son pocos los que van a residencias, con lo que están más expuestos a la soledad". "Y los que van, suelen ocultar su sexualidad", añade.



Doble discriminación



Un 16,6% de la población total española, de unos 46 millones, es mayor de 65 años. Es imposible saber cuántos homosexuales hay en ese 16,6%, pero no lo es comprender que sus dificultades añadidas se extienden fuera de los muros de las residencias, creando una doble discriminación. La falta de descendencia de la mayoría, sumada a unas relaciones familiares frecuentemente difíciles, reduce el abanico de posibles cuidadores cuando la persona es dependiente.


Al no haber constancia oficial de sus relaciones la ley del matrimonio gay ha llegado tarde para ellos, pueden perder los derechos patrimoniales cuando muere su compañero.


Integración
Pese al desinterés de la mayoría de asociaciones, desde 2005 existe un documento genérico de todos los colectivos que promueve una "estrategia política inclusiva con los ancianos LGTB". La forma de concretarla no está clara. Las Administraciones optan por la transversalidad, en un planteamiento difícilmente rebatible en el plano teórico, porque pretende no crear espacios para gays, sino integrar y evitar guetos. Pero no es tan simple.


¿Qué hacer cuando son los propios colectivos homosexuales los que dicen sentir como ajenos los espacios que el Estado dedica al cuidado y al encuentro social de los mayores? La cuestión es espinosa. Al respecto, José Benito Eres pone voz a una opinión generalizada pero políticamente incorrecta que invita a la reflexión: es frecuente que a los gays no les guste el fútbol televisado, actividad que, junto al dominó, es parte sustancial de la rutina de miles de centros de día y hogares del jubilado.


Estados Unidos, Alemania, Suecia, Dinamarca, Holanda y Canadá son los países donde existen más proyectos orientados a homosexuales mayores, tanto públicos como privados, según los colectivos. Armand de Fluvià es abiertamente partidario de imitar a estos países: "Mientras haya discriminación, deben existir residencias para gays y lesbianas. En teoría no debería ser así, pero la práctica...".


 


fuente: Diario Público


 

Las estrategias preventivas contra el VIH están fallando

Especialistas reunidos en Sevilla con ocasión del III Congreso Nacional de Gesida (Grupo de Estudio de SIDA de la SEIMC, Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica) admiten que la estrategia preventiva contra el VIH está fallando, debido sobre todo a la falta de percepción de riesgo. En este sentido, el comportamiento de los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres resulta clave.

Para los especialistas, se da la paradoja de que las personas susceptibles de llevar a cabo conductas de riesgo tienen más información y un mayor nivel educativo que en los años ochenta y noventa, pero han bajado la guardia debido a la percepción de que existe un tratamiento eficaz que permite que la infección se cronifique. “El perfil ha cambiado radicalmente en estos 30 años; la inmensa mayoría de los pacientes que tenían el virus eran personas consumidoras de drogas por vía parenteral, que además llevaban aparejadas una serie de comorbilidades, como la hepatitis, y que también tenían escasa adherencia a los tratamientos“, explica el presidente del congreso, Fernando Lozano, del Hospital de Valme de Sevilla. “El perfil del nuevo paciente tanto en España como en el resto de países de nuestro entorno es el de un hombre joven, con relaciones sexuales con otro hombre y con un nivel de educación muy superior al que tenían los afectados de hace 30 años“, añade.

Para el presidente de la SEIMC, Pere Domingo (del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona), la responsabilidad del fracaso es compartida entre todos los estratos de la sociedad. “Como clínico que soy, tengo una cierta responsabilidad a la hora de hacer prevención, pero no cabe duda de que también hay un aparte de responsabilidad de las propias administraciones y de los propios pacientes, ya que, aunque tengamos las mejores medidas preventivas del mundo, si el enfermo abandona las medidas de prevención es obvio que el riesgo de contagio se incrementa“, ha señalado.

Fuente: Dosmanzanas.com

Los capellanes militares sí podrán celebrar bodas entre personas del mismo sexo en instalaciones del Ejército de Estados Unidos

El Departamento de Defensa de Estados Unidos lo ha confirmado este viernes: los capellanes militares sí que podrán celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo, tanto dentro como fuera de las instalaciones del Ejército, siempre que estén permitidos por la legislación local.

La decisión había sido anticipada hace unos meses por la Marina de Estados Unidos, pero ante el revuelo causado entonces se anunció que la decisión quedaba en suspenso. Ahora, diez después del final efectivo de la política de “Don’t ask, don’ tell”, el Pentágono ha confirmado que efectivamente las únicas limitaciones a la celebración de este tipo de ceremonias son la legislación local y las propias creencias del capellán.
El matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en los estados de Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire y Nueva York, así como en el Distrito de Columbia, que alberga a Washington, la capital federal. Por lo que se refiere a las confesiones religiosas, las que celebran matrimonios religiosos propiamente dichos entre personas del mismo sexo son todavía minoritarias en Estados Unidos (a diferencia de lo que sucede por ejemplo en Suecia o en Canadá), pero sí hay iglesias importantes que permiten a sus ministros la bendición de tales uniones,como hace la iglesia episcopaliana.
 

Los transexuales australianos podrán elegir la opción 'sexo indeterminado' en los pasaportes

Según una nueva medida anunciada este jueves por el Ejecutivo del país:"Esta enmienda hace la vida más fácil y reduce la burocracia", dice el Gobierno.
 La nueva opción 'X' estará disponible sólo para aquellos que tengan certificado.



 


Los transexuales o hermafroditas australianos podrán elegir en lo pasaportes un tercer tipo de sexo indeterminado, diferente de las opciones "hombre" o "mujer", según una nueva medida anunciada este jueves por el Ejecutivo. La nueva opción "X" estará disponible para aquellos que tengan un certificado médico, aunque no hayan sido sometidos a una operación de cambio sexual completa, y no sólo incluirá a los transexuales sino a aquellas personas hermafroditas o de "sexo neutro".


Hasta ahora, sólo los transexuales con la operación de cambio completa podían elegir aparecer como "hombre" o "mujer", informó la cadena australiana ABC. La senadora Louise Pratt, cuyo compañero nació como mujer y ahora se identifica como hombre, dijo que la medida ayudará a aquellas personas que sufren problemas al viajar porque su apariencia no se corresponde con el sexo que figura en el pasaporte.


"Ha habido muchos casos de personas detenidas por inmigración en países extranjeros solo porque sus pasaportes no reflejaban su apariencia física; es angustioso, inconveniente y, de verdad, a veces peligroso", señaló Pratt. "'X' es realmente importante porque hay gente que realmente es genéticamente ambigua y les asignaban de forma arbitraria un sexo u otro al nacer, es importante para los derechos humanos que las personas puedan definir su sexo como 'indeterminado'", afirmó la senadora.
Elimina discriminaciones


El ministro de Exteriores, Kevin Rudd, dijo que esta nueva medida elimina la discriminación debida a la identidad o la orientación sexual de las personas. "Esta enmienda hará la vida más fácil y reduce la burocracia para las personas que desean que el pasaporte refleje su sexualidad y su apariencia física", manifestó en un comunicado.


A esta nueva opción "X" también se podrán acoger personas como Norrie May-Welby, que en noviembre del año pasado recibió un certificado de "sexo no específico". "Ya no soy un hombre. Me encuentro feliz de ser reconocido como neutro", dijo May-Welby, quien nació como hombre pero se sometió a una operación en 1983 y, desde entonces, no se considera ni masculino ni femenino.


Fuente: 20 Minutos


 

Líder de una organización que curaba la homosexualidad, reconoce que no ha conocido a nadie que dejara de ser homosexual.


John Smid fue, durante veintidós años, miembro de Love in Action, de la que llegó a ser director ejecutivo. Se trata de una de las diversas organizaciones fundamentalistas cristianas formadas por supuestos “ex-gays curados” y aparentemente reconvertidos a la heterosexualidad gracias a la religión. Ahora, tres años después de dejar la organización, Smid admite públicamente que nunca ha dejado de ser homosexual y que él, de hecho, jamás ha conocido a nadie que realmente lo dejara de ser.


Smid aceptó por primera vez su homosexualidad hace más treinta años. En 1980, de hecho, dejó a los que entonces eran su esposa e hijos. Cuatro años después, sin embargo, su fe religiosa le llevó a abrazar de nuevo una vida formalmente heterosexual, y acabó por formar parte y liderar Love in Action, una de las organizaciones de historial más terrible a la hora de intentar “convertir” a homosexuales en heterosexuales a través de la fe en Jesucristo. La organización conseguía en numerosos casos, de hecho, inhibir la conducta sexual de las víctimas, que a través del autoconvencimiento y la oración debían apartar de sus pensamientos cualquier fantasía homosexual, y que en muchos casos acababan por llevar vidas formalmente heterosexuales. El propio Smid llegó a casarse de nuevo con otra mujer.
Smid abandonó Love in Action en 2008, renegó de sus métodos, y dos años más tarde pidió perdón por todo el daño causado, muy especialmente a los adolescentes que se acogieron a los programas de “conversión” de la organización, y que según sus propias palabras “ya estaban en una situación vital muy delicada”. Estos días, sin embargo, Smid ha vuelto a la primera plana de la actualidad. “Sí, hay homosexuales que experimentan cambios drásticos en sus vidas conforme avanzan en el proceso de transformación junto a Jesús. He escuchado historia tras historia sobre los cambios que experimentaban hombres y mujeres homosexuales cuando encontraban la gracia de Dios en sus vidas. Pero, sintiéndolo mucho, este proceso de transformación no cumple las expectativas de muchos cristianos. Quiero reiterar que esta transformación, para la inmensa mayoría de la gente, no supone un cambio de su orientación sexual. De hecho, yo jamás he conocido un solo caso de hombre que haya pasado de ser homosexual a heterosexual“, reconocía hace unos días.
Este martes, de hecho, Smid concedía una entrevista televisiva a un programa de la MSNBC en la que reconocía que, pese a seguir casado con su actual esposa, a la que dice querer y con la que mantiene una buena relación, él sigue sintiéndose atraído por otros hombres y ello “forma parte de su vida“.
Fuente: Dosmanzanas

Matrimonio igualitario como parte de los Derechos Humanos

Amnistía Internacional reafirma el matrimonio igualitario como parte de los Derechos Humanos. La ONG será reconocida dentro del  II Encuentro Europeo de Familias LGTB que se inaugurará en Cataluña el próximo 28 de abril.


[25/04/12] Amnistía Internacional ha hecho público su apoyo al matrimonio igualitario recordando que “el derecho a casarse y a fundar una familia está reconocido en el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”. Su importante apoyo será reconocido durante el II Encuentro Europeo de Familias LGTB - Catalunya 2012 que tendrá lugar en Lloret de Mar entre los días 28 de abril y 1 de mayo.


Este II Encuentro Europeo reunirán a más de 850 personas de toda Europa que trabajarán la diversidad familiar a través de talleres y conferencias, además de reivindicar de los gobiernos europeos igualdad de derechos para las familias de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales así como medidas en pro de eliminar la discriminación por orientación sexual o identidad de género y el fin de las desigualdades sociales que sufren hijas e hijos de familias homoparentales.


Todas las asociaciones que forman parte del II Encuentro Europeo de Familias LGTB - Catalunya 2012 agradecen a Amnistía Internacional este pronunciamiento, en el que se puede leer: “Negar a las parejas del mismo sexo reconocimiento en pie de igualdad impide a muchas personas el disfrute de un amplio rango de otros derechos, estigmatiza tales relaciones y alimenta la discriminación y otros abusos en la comunidad, en las escuelas y en los hogares en contra de los derechos humanos de las minorías sexuales”.


Este Encuentro tienen lugar en España por ser un país que reconoce en plena igualdad a las familias LGTB, pero Amnistía no pasa por alto el peligro que corren los derechos en nuestro país, consciente de que el “Tribunal Constitucional deberá pronunciarse en relación a un recurso a la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo. Amnistía Internacional está pendiente de esta sentencia y de las consecuencias que cualquier resolución pudiera tener en los derechos de miles de familias”.


En España los colectivos FELGTB, Fundación Triángulo, FLG, Galehi y AMPGYL forman parte de la campaña para defender el matrimonio igualitario, trabajando conjuntamente contra la amenaza que supone la posición del Gobierno y el Partido Popular que no garantizan el derecho al matrimonio a las parejas del mismo sexo.

Mayores con VIH, invisibles y discriminados

Expertos piden más prevención en el colectivo de mayores infectados con VIH, que representa el 12% de nuevos casos .

"El sexo, el sida y el VIH son cosa de jóvenes". A este mito se enfrentan a menudo los expertos de la sanidad que atienden a pacientes adultos ya entrados en años que, al recibir el diagnóstico, deben afrontar una doble mala noticia: la de la infección y, con frecuencia, también la de alguna otra enfermedad asociada.  

En 2009 (último año del que existen datos del Ministerio de Sanidad), los mayores de 50 años incrementaron las listas de los nuevos diagnósticos en un 12% (150 personas). Aunque representan una minoría (el grueso de infectados está entre los 30 y los 39 años, con el 37,8% de los casos), son un colectivo de riesgo, ya que la escasez de campañas de información dirigidas a ellos provoca, en ocasiones, contagios imprevistos.

"Creen que el VIH no va con ellos, que es cosa de jóvenes, y suelen enterarse cuando ya tienen alguna patología añadida", explica Javier Barbero, psicólogo especialista en pacientes con VIH del Hospital de La Paz de Madrid. En algunos casos, se trata de "gente que mantiene relaciones extramatrimoniales no protegidas por falta de conciencia del riesgo". En otros, "tienen la idea de que, como son mayores y morirán pronto, no importa que se contagien", alerta el experto.

Antonio Moraleda, economista jubilado de 78 años con VIH, confirma esta teoría. "El ser humano es tan absurdo que a muchos les gusta jugar a la ruleta rusa", lamenta. "Otros no se dan cuenta de que esto es como un accidente de tráfico: no hace falta que conduzcas muchas veces para estrellarte, con una basta", sentencia. Jimmy (nombre ficticio), artista infectado de 59 años, también cree que "es como una lotería. Algunos tienen premio a la primera".

Barbero alerta también del trauma de los que descubren su infección. "La carga suele ser doble: tienen que dar explicaciones de su conducta clandestina y, si lo ocultan, sufren la angustia de saber que quizá su pareja también esté infectada", resume el doctor.

Prejuicios
Los prejuicios de antaño, ligados habitualmente a la religiosidad, también "juegan en contra de los infectados de esta generación", destaca Udiárraga García, presidenta de la Coordinadora Estatal de VIH y sida, Cesida.

"Yo tuve suerte porque mi familia me apoyó", cuenta Moraleda, que descubrió que tenía sida en el 2001. Ahora, que ya sólo toma una pastilla al día, lleva una vida "totalmente normal". "Convivo con mi hermana y sigo besando a mis sobrinos con toda naturalidad", añade. Tampoco tuvo problemas con sus vecinos del municipio madrileño de Torrelodones. "¡Y eso que mi visibilidad fue instantánea!", bromea. De hecho, cuando se enteró de la infección, sacó fuerzas para recuperarse de varias enfermedades asociadas y dedicarse a dar charlas.

"Cuando se trata de recursos, los jóvenes tienen preferencia", se queja un afectado
Moraleda también asiste a reuniones con otros infectados con el fin de animarles para que puedan sobrellevar la enfermedad. "Mucha gente se derrumba, tienen problemas con sus parejas o con el trabajo y no se dan cuenta de que con VIH se vive", asegura.

Jimmy, por su parte, es de los que aún no se ha atrevido a contarlo. Tiene una postura optimista con respecto a su enfermedad ("no pienso dejar que controle mi vida", sentencia), pero trabaja dando clase a niños pequeños y sabe que los prejuicios de sus padres podrían causarle problemas. "Lo más fuerte que ha conseguido el VIH es meterle el miedo en el cuerpo a la gente", lamenta. "Por mucho que vayamos de modernos, el VIH sigue siendo un estigma", agrega.
Un estigma que, como denuncian los expertos, sigue provocando graves discriminaciones. En las residencias de mayores, por ejemplo, tener VIH es motivo para no poder acceder a ellas.

Exclusión en residencias
"El criterio de exclusión es tener una enfermedad infecto-contagiosa, ¡pero la gripe es más contagiosa que el VIH!", exclama Barbero. "Además, el VIH tiene unas vías de infección muy definidas que se pueden prevenir fácilmente", añade. "El problema es que esa cláusula se ha convertido en la excusa perfecta para evitar la reacción de otros residentes", lamenta el psicólogo.

Aunque consigan plaza, el trato que reciben los infectados en algunos centros de mayores no es, en absoluto, saludable. "Algunos prefieren la muerte a convivir con gente que no los quiere", asegura Federico Armenteros, presidente de la Fundación 26 de Diciembre. Este colectivo de mayores LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) está cerrando los trámites para construir una residencia libre de discriminaciones, pero aún necesitan socios que colaboren con el proyecto.

"¿Cuándo se van a enterar de que no es contagioso?", se pregunta Jimmy. "Hay que explicar mejor a la gente lo que es esto", añade. Por eso "hacen falta campañas de sensibilización, para que la sociedad nos reconozca la dignidad que nos merecemos como personas", solicita el artista. Barbero, por su parte, va más allá: "La información por sí sola no cambia conductas. Los poderes públicos deben exigir que se cumplan los derechos de todos", exige el psicólogo. "La solución está en no financiar los centros públicos que discriminen", propone.


En cuanto a las campañas preventivas, todos están de acuerdo en que se centran demasiado en la gente joven. "Se dirigen a un sector de la población, más que a las conductas de riesgo por sí mismas", detalla Barbero. "Además, como se niega como una realidad la sexualidad de los mayores, también se niega la posibilidad de que se contagien por VIH", lamenta.
"Se piensa que a los 50 no se practica sexo y, cuando aparece un mayor con VIH, sorprende más", confirma Jimmy. "Parece que el sexo es sólo para la juventud y cuando se trata de dar recursos, ellos tienen preferencia", opina también Moraleda. "Es una falta de sentido económico por parte de la Administración, porque una campaña de prevención cuesta menos dinero que el tratamiento necesario para cada infectado", concluye el execonomista.

Fuente: Diario Público
 

 

Más de 3.000 personas viven en España con un sexo que no sienten como propio

Más de 3.000 personas viven en España con un sexo que no sienten como propio, una contradicción que causa problemas psicológicos, médicos y hasta trabas legales que pueden perdurar durante décadas y que requieren, según los expertos consultados por Efe, un tratamiento multidisciplinar en el que participen psicólogos, psiquiatras, endocrinólogos o cirujanos. Además de esta noticia del Diario El Mundo, puedes ver, si lo deseas, el spot sobre visibilidad Trans, pinchando aquí.

Se trata de una situación tan compleja que genera discrepancias desde su propia determinación lingüística: "disforia de género", un término que los colectivos de transexuales interpretan como peyorativo al asociarse a un "transtorno", pero defendido desde el punto de vista médico, ya que refleja casi literalmente la disconformidad sexual que sufren quienes lo padecen.

Algunas comunidades han legislado ya a favor de esas personas con el fin de zanjar las discriminaciones que puedan padecer. La última en hacerlo ha sido el País Vasco, cuyo Gobierno autonómico ha aprobado esta semana un proyecto de Ley de reconocimiento a las personas transexuales que prevé que las administraciones vascas puedan expedir documentos acreditativos a quienes hayan cambiado de sexo y esperan su nueva y definitiva identidad.

Cambio registral sin operarse

Y es que desde marzo del año 2007 los transexuales pueden cambiar su nombre y el sexo que les identifica sin necesidad, como exigía la legislación anterior, de someterse a una intervención quirúrgica de reasignación de sexo, si bien esos cambios registrales requieren que un médico o un psicólogo clínico acrediten esa "disforia de género".
Esa disforia, disconformidad o "incongruencia" de género -un término que también han comenzado a utilizar algunos organismos- afecta a un número tan elevado de transexuales que la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición ha creado un grupo de trabajo sobre identidad y diferenciación sexual, coordinado por la doctora Isabel Esteva, quien ha apuntado a EFE que en torno a 3.000 personas están registradas en España y pendientes de resolver ese problema, pero que el número es, seguro, muy superior.

Muchas de esas personas, ha precisado la doctora, están todavía en fases muy iniciales del "transtorno", porque tienen edades tempranas, porque están siendo atendidas por un psicólogo o sencillamente porque han descartado la cirugía para resolver la contradicción que padecen.

Prevalencia del trastorno

Según datos de esta sociedad médica, la prevalencia del trastorno de la disforia de género en España es de una persona por cada 10.000 habitantes, y muchas de las personas que viven la contradicción de sentir un sexo diferente al biológico padecen esa incompatibilidad a lo largo de toda su vida.

Isabel Esteva ha explicado a Efe que la disforia "extrema", la que conduce a los transexuales a desear el cambio biológico de sexo, no siempre se puede resolver con cirugía, y ha advertido de que en la actualidad las cirugías a las que se someten los hombres biológicos que desean ser mujeres tienen resultados muy positivos y satisfactorios, pero que no ocurre lo mismo cuando una mujer biológica desea convertirse quirúrgicamente en hombre.
La implantación de un pene es "muy complicada", ha detallado Esteva, quien ha apuntado además que se trata en cualquier caso de un miembro "no funcionante" y de que la intervención conlleva en ocasiones tantas complicaciones parciales que los médicos pueden llegar a desaconsejarla.

La doctora ha observado que en muchos de estos casos se opta por eliminar los órganos propios de la mujer (mamas, útero y ovarios), pero ha insistido en que la cirugía externa -la faloplastia o reconstrucción de los genitales masculinos- es todavía "poco satisfactoria".

Cirugía, en cuatro CCAA

Hoy, el tratamiento integral de la disforia de género, desde el diagnóstico hasta la "genitoplastia" -el cambio de sexo mediante cirugía- sólo se realiza en cuatro centros hospitalarios públicos: Cruces de Bilbao; el Ramón y Cajal de Madrid; el Clinic de Barcelona; y en el Carlos Haya de Málaga.
Otras comunidades ofrecen también tratamientos multidisciplinares para atender a estas personas, pero carecen del servicio último de la intervención quirúrgica, por lo que acaban derivando a esos pacientes a otras comunidades autónomas.

Mar Cambollé, responsable del área de Transexualidad en la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), ha observado las "conquistas" sociales que estos colectivos han conseguido durante los últimos años en asuntos como el matrimonio o la adopción, pero ha advertido de la discriminación y de las desigualdades que todavía sufren los transexuales.

Desterrar la discriminación

En este sentido, Cambrollé ha celebrado iniciativas como la del Gobierno vasco para tratar de desterrar por ley la discriminación que padecen los transexuales y garantizar el reconocimiento de sus derechos gracias a la documentación provisional de la que dispondrían los transexuales mientras se tramita el cambio registral de su identidad y de su sexo.

La responsable de la FELGTB ha invitado a todas las comunidades autónomas a imitar en este sentido al País Vasco o a Navarra, que legisló con anterioridad, y ha denunciado, "por paradójico", el caso andaluz, al recordar que su parlamento aprobó por unanimidad en 2009 una proposición no de ley reclamando al Ejecutivo regional una ley integral para las personas transexuales, un texto que sin embargo -ha dicho- no ha visto la luz.
A las diferencias territoriales que existen en España y al dispar tratamiento que cada comunidad hace del "deseo de una persona de ajustar su cuerpo al sexo que siente como propio", suma las diferencias que existen en Europa, al señalar que sólo nueve países, entre los que no está España, cuentan con una legislación específica contra la discriminación por motivos de identidad sexual.

Cambrollé se resiste a hablar de "disforia" o de "transtorno" y ha expresado con rotundidad que quienes los utilizan, lejos de hacer un favor a los transexuales, lo que transmiten es un mensaje de "transfobia" que sólo contribuye -ha opinado- a estigmatizar a estos colectivos.

Fuente: El Mundo

 

Oraciones para dejar de ser gay

Dos décadas después de que la homosexualidad dejara de considerarse una enfermedad, aún hay clínicas en España que ofrecen 'curas' a esta orientación sexual .
"Evidentemente, no se puede curar la homosexualidad. Estas terapias suponen mala praxis y están desautorizadas. Causan trastornos depresivos, conductas autodestructivas, ansiedad y pueden derivar en el suicidio", afirma la psicóloga Silvia Morell.
“Es un error tratar algo que no es una enfermedad psiquiátrica, debería ser un delito. Se ha demostrado que nada de esto funciona".

 

Diez Padres Nuestros y diez Aves Marías. 75 miligramos de Ludiomil diarios y otros 20 de Dogmatil. Àngel Llorent se sometió durante 10 años a este tratamiento para dejar de ser gay. "Tenía que rezar si veía a un chico guapo en la calle", explica este catalán que quería ser heterosexual porque creía que estaba enfermo. Dejó su trabajo y a sus amigos. Cambió de vida. Por un tiempo fue un ex gay. No funcionó. Intentó suicidarse.

La cura, que le aplicaron hace una década, también consistía en tener sexo con mujeres y no ver pornografía. Àngel lo dejó y ahora es lo que se llama un ex ex gay y trabaja contra las terapias reparativas que curan la homosexualidad. "Busqué un psiquiatra particular de la comunidad evangélica de Barcelona porque no me aceptaba. En las consultas intentaba reafirmar mi masculinidad pero al no tener efecto empezó a medicarme para bajar mi libido. Era una castración química", cuenta Àngel, miembro de la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas de Cataluña.

La denuncia de que la Policlínica Tibidabo en Barcelona ofrece pastillas y tratamientos a sus pacientes para dejar de ser gays ha reabierto la polémica sobre una opción descartada en 1973, cuando los científicos rechazaron esta inclinación como trastorno psicológico. "Evidentemente, no se puede curar la homosexualidad. Estas terapias suponen mala praxis y están desautorizadas. Causan trastornos depresivos, conductas autodestructivas, ansiedad y pueden derivar en el suicidio", afirma la psicóloga Silvia Morell.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud excluyó la homosexualidad como enfermedad en 1990, el movimiento ex gay en todo el mundo ofrece la cura al considerar que se trata de algo tratable, que hace "infeliz" a quien la sufre.
El año pasado, la Asociación Americana de Psicología condenó estas terapias, que cobran hasta 80 euros por sesión, por ineficaces. No existe ninguna evidencia científica que demuestre que sea posible cambiar la orientación sexual. El Ministerio de Sanidad español no tiene registros oficiales sobre las clínicas que practican el método. Además, muchas son aplicadas en centros religiosos privados.

Como Tibidabo, actualmente investigada por la Consejería catalana de Sanidad, existen otras clínicas que ofrecen el camino a la heterosexualidad en España, según Miguel González, presidente del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid: "Sabemos de muchos casos de personas que se someten a estos tratamientos y después se arrepienten, pero no denuncian. Es un error tratar algo que no es una enfermedad psiquiátrica, debería ser un delito. Se ha demostrado que nada de esto funciona".

Marc Orozko es un caso de terapia sin religión. Un tratamiento similar al del perro de Pavlov, que trata de asociar estímulos positivos a lo heterosexual y negativos a lo gay. Durante un año se trató en la clínica Dexeus, en Barcelona. Tenía 20 años y su terapeuta le recomendaba masturbarse pensando en mujeres. También le obligaba a ponerse una goma en la muñeca y tirar de ella cada vez que pensara en un hombre para así relacionar la figura masculina con el dolor. Esto se conoce como terapia aversiva conductual. "Tenía que castigarme o premiarme", recuerda Marc, que recibió tratamiento durante un año a finales de los noventa y afirma que a raíz de él tuvo efectos secundarios como obsesiones, inseguridades y conflictos para relacionarse.

En España no hay grupos de ex gays establecidos oficialmente. En EE UU existe Exodus International, basado en la religión y la abstinencia para "disminuir las tentaciones homosexuales, corrigiendo estilos distorsionados de relacionarse con el sexo opuesto", según su web. La organización defiende que "la reorientación de la atracción del mismo sexo no es necesaria, pero es posible".

Hay centros similares en muchos países. Malena Mattos se acogió al programa, dejó de ser lesbiana y ahora imparte "terapias reparativas" en Perú. Define su trabajo como "teoterapias", basadas en la Biblia. "La homosexualidad no es mala. Hay gente que vive bien aunque siempre tendrá un problema. Existe una alternativa para quien no es feliz así. La homosexualidad no es una opción de acuerdo con las Escrituras. Dios ha hecho hombres y mujeres, no ha hecho un tercer sexo".

José L. se sometió hace tres años un tratamiento laico en una clínica de Madrid. Acudía a terapia una vez por semana e iba a retiros con otros ex gays. "Fue terrible. Me lavaron el cerebro. Yo creía que estaba enfermo y sentía culpa", cuenta José, que pide mantener el anonimato. Este abogado de 35 años siguió las teorías de Aquilino Polaino, el experto de la Universidad Complutense que en 2005 fue invitado por el PP al Senado para explicar los daños que pueden causar a los hijos las parejas gays. Polaino, a quien este periódico intentó contactar pero se encuentra de viaje por México, defiende las "terapias reparativas" y considera que la homosexualidad surge entre hijos de familias disfuncionales. La psicóloga Patricia M. Peroni, que no accedió a una entrevista, y Jokin De Irala, de la Universidad de Navarra, han escrito libros y ofrecen conferencias en las que afirman que la homosexualidad puede revertirse.

Las tres personas citadas que estuvieron en terapia tardaron años en ver que no podían dejar de ser gays. Àngel Llorent concluye: "Con el tiempo todo se iba agravando. Mucha gente termina suicidándose. Me decían que estaba enfermo y que era una disfunción psicológica que se podía arreglar. Ahora veo que no es cierto y que no hago nada malo".

Fuente: El País

Parejas homosexuales piden al TC que se pronuncie sobre su derecho al matrimonio

Matrimonios gays y otras parejas del mismo sexo con planes de boda tienen previsto hoy entregar una carta al Tribunal Constitucional (TC) en la que le piden que se pronuncie "al fin" sobre la constitucionalidad de la ley que regula estos enlaces ante la "amenaza directa" que supone el recurso planteado por el PP hace seis años para anular la reforma del código civil.


Así lo ha anunciado la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) en un comunicado en el que señala que el objetivo es que el TC se pronuncie sobre la constitucionalidad del "matrimonio igualitario" y "obligue así al PP a aceptar que cualquier modificación de la actual ley sería ideológica".

Según la federación, los más de 25.000 matrimonios del mismo sexo que se han celebrado en España tienen "la incertidumbre de qué pasara con ellos y sus hijos e hijas" tras la resolución del TC, que esperan sea "positiva".

En este sentido se pronuncia un informe que también entregarán hoy y que han realizado con constitucionalistas y juristas con el título "Perspectivas ante el Recurso de inconstitucionalidad contra el derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo".

A las puertas del TC acudirán este lunes, entre otros, Antonio Poveda, presidente de FELGTB, y su marido; Emilio y Carlos, el primer matrimonio formado por dos hombres en España; familias homomarentales con sus hijos; Amanda y Laura, una pareja joven con planes de boda, y Antonio y África, padres de matrimonio gay.

Fuente: Diario El Mundo

Ponen en marcha un programa para dar salida laboral a transexuales


Se pone en marcha en Argentina una experiencia piloto, donde transexuales encuentran una salida laboral, como cuidadoras/ es de personas mayores.
 


Se trata de una experiencia piloto para que trabajen como cuidadoras de mayores en Argentina
La atención y el cuidado domiciliario de adultos mayores se convirtió en una salida laboral para un grupo de transexuales que participa en un programa de formación que aspira a ayudarlos a encontrar empleo y salir de la prostitución.
Esta experiencia piloto del ministerio de Desarrollo Social permitió que alrededor de una veintena de transexuales encuentren una oportunidad laboral.
 


"Encontrar trabajo es una odisea. La única manera de obtenerlo es con gente conocida, por recomendación", y aún así es complicado: "Yo tengo un amigo con un negocio de ropa y me dice de mil amores te pondría de vendedora en mi negocio, pero seguramente perdería clientela", apunta a Efe Mariel, de 37 años.
"Las chicas trans que sufrimos la exclusión del campo laboral, inevitablemente terminamos en la prostitución", lamenta.
 


Como el resto de los compañeros de este curso de formación, Mariel recibe clases teóricas durante cinco meses en la facultad de psicología de la Universidad de Buenos Aires y completa el programa con un período de prácticas de otros cinco meses.
Vencer prejuicios. El trabajo con adultos mayores requiere de una especial preparación para vencer posibles prejuicios, pero "si te acercas confiada y segura de quién sos vos y de lo que vas a brindarle al anciano, podés eliminar las barreras", explica Itiel, de 27 años.
 


Para Ricardo Iacub, doctor en Psicología e impulsor del proyecto, esta formación contribuye a combatir la cerrazón de toda la sociedad, aunque no son cambios fáciles.
"La realidad hay que trabajarla con insistencia y ofrecimiento de algo nuevo para que el cambio se produzca", apunta.
Iacub sostiene que esta experiencia abre posibilidades como que los alumnos se conviertan en cuidadores de adultos mayores que a su vez sean homosexuales o trans, ya que "también hay discriminación en los geriátricos".
 


Además, enfrenta a los estudiantes a la cuestión de su propia vejez, un tema que pocos se plantean dentro de un colectivo en el que la esperanza de vida ronda los 50 años.
"En la otra vida -trabajando de escort (prostituta de lujo)- conozco a muchas chicas que no llegan a viejas, y lo que aprendí me sirvió para imaginarme vieja y querer llegar a vieja lo mejor posible", reconoce Itiel.
 


Ley de género. Ahora, coinciden alumnos y promotores de la experiencia, es necesario respaldar todo este esfuerzo con la Ley de Identidad de Género, pendiente de aprobación en el Congreso, para impulsar la inclusión social del colectivo, reconocer su derecho a cambiar la identificación en documentos oficiales y a acceder a la operación de reasignación de sexo sin autorización judicial.


Fuente: Lavoz.com.ar

Reino Unido retendrá sus ayudas a los países que prohíben la homosexualidad

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, ha amenazado con retener las ayudas británicas a los países que aún prohíben la homosexualidad a menos que estos reformen su legislación.

En una entrevista con la cadena pública británica BBC, grabada en Perth (Australia) y emitida este domingo, el jefe del Ejecutivo explicó que ese tema había sido abordado durante el encuentro de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) en esa ciudad australiana.
Estamos diciendo que esa es una de las cosas que determinan nuestra política de ayuda La reforma de los derechos humanos en la Commonwealth fue precisamente el asunto en el que no hubo acuerdo durante la cumbre de tres días. Cameron indicó a la BBC que los países que reciben ayudas por parte del Reino Unido deberían "adherirse a los debidos derechos humanos". Poner fin a los vetos sobre la homosexualidad fue una de las recomendaciones dadas en un informe interno sobre la relevancia futura de la Commonwealth.
En la entrevista con el canal público, el Primer Ministro señaló que "las ayudas británicas deberían implicar más condiciones" por parte de los países que las reciben. No obstante, el líder 'tory' admitió que los "profundos prejuicios" arraigados en esos países que aún vetan a los gays impedirán que ese proceso se lleve a cabo de forma inmediata.
"El Reino Unido es uno de los mayores donantes de ayudas en el mundo. Queremos ver que los países que reciben nuestras ayudas se adhieren a los debidos derechos humanos", afirmó el 'premier'.
"Estamos diciendo que esa es una de las cosas que determinan nuestra política de ayuda, y se han dado ejemplos particularmente malos donde hemos adoptado medidas", agregó Cameron, que dijo que había hablado con "varios países africanos".
Unos 41 países de los 54 miembros de la Commonwealth tienen leyes que prohíben la homosexualidad, muchas de ellas legado de las leyes del Imperio Británico.
Por su parte, la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional expresó este fin de semana su frustración porque la Commonwealth no haya adoptado las recomendaciones para acabar con ilegalización de la homosexualidad y para crear la figura de comisionado para la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos.
La cumbre de la Commonwealth se clausuró ayer en la ciudad australiana de Perth después de tres días de debates y con el compromiso de adecuar la organización al siglo.

Fuente: 20 minutos

Salir del armario a los 60

Uno de cada tres mayores homosexuales sigue con miedo a salir del armario

Una de cada tres personas homosexuales mayores de 55 años tiene miedo a salir del armario por temor a la reacción de familia y amigos. Así lo pone de manifiesto “Vidas Visibles”, el primer estudio en profundidad llevado a cabo en Irlanda para conocer la situación de este colectivo.

El estudio “Vidas Visibles” ha sido promovido por Gay and Lesbian Equality Network (GLEN, una organización LGTB) y Age and Opportunity, una entidad que persigue mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Para ello han contado con la colaboración de 144 personas homosexuales mayores de 55 años que cumplimentaron un completo cuestionario online, a 36 de las cuales se les realizó además una entrevista en profundidad. Los resultados muestran que si bien la mayoría han revelado su orientación sexual a al menos una persona, son todavía muchos los que temen ser plenamente visibles. Un 28% oculta su homosexualidad a sus vecinos, mientras que en un 10% de los casos el dato es desconocido incluso por sus familiares más directos.

Las entrevistas arrojan que aquellas personas que han salido del armario consideran que han ganado un mayor grado de libertad en sus vidas, si bien la acogida por parte de su círculos de familiares y amigos ha sido muy diversa, desde la plena aceptación hasta el rechazo más absoluto. Especiales dificultades a la hora de visibilizarse han tenido que afrontan un 26% de los encuestados, que llegaron a contraer matrimonio con personas del sexo contrario y tener hijos.

Aunque la mayoría de las personas encuestadas (un 77%) dicen sentirse dice sentirse seguras o muy seguras, una de cada cinco tiene miedo a pasear de la mano con alguien de su mismo sexo por temor a represalias. El 46% de las personas entrevistadas viven solas (frente a un 15% en la población heterosexual de la misma edad).

Fuente: Dosmanzanas.com

VI Congreso de la FELGTB

VI Congreso de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales. A continuación se ofrece una breve resumen de lo acordado en este congreso.

Queridos socios, socias y simpatizantes:

Este fin de semana Iván y Chema, como representantes de CRISMHOM, hemos participado en el VI Congreso de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y hemos elegido a Boti García Rodrigo como nueva presidenta en sustitución de Toni Poveda. (Boti, una militante histórica del movimiento LGTB, ha sido la candidata que hemos apoyado los miembros del área de Asuntos Religiosos; ella y su equipo nos parecieron los mejor indicados para nuestra labor y para el buen hacer de la Federación).

Bajo el lema "Iguales en dignidad, iguales en derechos", nos hemos reunido más de 50  asociaciones para acordar las líneas de trabajo del colectivo para los próximos tres años.
Ha sido impresionante la lista de logros y actividades LGTB realizadas durante estos últimos cinco años de presidencia de Toni Poveda.

Las prioridades de la FELGTB en este nuevo mandato serán la defensa del matrimonio igualitario, exigiendo una reforma de la Constitución en el caso de que el Tribunal Constitucional discrimine la igualdad LGTB, así como un pacto de Estado sobre el VIH/Sida como prioridad política, y el pleno respeto a la diversidad sexual desde el ámbito educativo.

El nuevo equipo directivo que preside Boti García Rodrigo, lo forman Jesús Generelo, de COGAM, José de Lamo, del Colectiu Lambda, Isabel Gómez, de Galehi; Juan David Santiago, de Diversitat; Ana Cano, del Colectivo Lambda, Sagrario Conejero de Extremadura Entiende, Rubén López y Amanda Rodríguez, de Arcópoli UCM.

El ambiente del Congreso ha sido muy bueno, con muchos detalles de compañerismo y solidaridad. Y nos confirma en nuestra misión reivindicativa LGTB como asociación y comunidad, recogida en nuestro Proyecto.

Aure, nuestro antiguo hermano de CRISMHOM, ha sido ratificado por unanimidad como Coordinador del Área de Asuntos Religiosos. Hemos hablado para que, en adelante, los dos colectivos específicamente cristianos de la Federación, Crismhom y Acgil (Cataluña), trabajemos con Aure para hacer presente nuestra realidad en el rico panorama de la Federación.

¿Es posible modificar la homosexualidad?

Se retracta el autor del principal estudio que apoya la posibilidad de modificación de la homosexualidad en Estados Unidos.

 

El Dr. Robert Spitzer se disculpa con la comunidad gay por el famoso estudio sobre los 'Ex-Gay' de 2001.
 
 
En una carta al Dr. Ken Zucker obtenido exclusivamente por “Truthwinsout”, el Dr. Robert Spitzer se disculpó, en un hecho sin precedentes, con la comunidad gay - y las víctimas de la terapia reparativa, en particular - por su infame, ahora repudiado, estudio de 2001 que afirmaba que si estaban "muy motivados", los homosexuales podían pasar de gay a heterosexuales.
 
Hace unos meses el Dr. Zucker dijo: he dicho que a causa de una revisión de mi estudio de 2001 sobre la “terapia reparativa” para cambiar la orientación sexual, estaba considerando enviar un escrito público que reconociese que estaba de acuerdo con que las críticas principales hacia ese estudio, en gran medida, eran correctas. La carta dice así:
 
La Pregunta básica de investigación. Desde el principio fue: "¿Puede alguna versión de la terapia reparativa lograr que las personas puedan cambiar su orientación sexual de homosexual a heterosexua?". Al darme cuenta de que el diseño del estudio hace imposible responder a esta pregunta, yo sugiero que el estudio podría ser visto como una respuesta a la pregunta, "¿cómo los individuos bajo terapia reparativa podrían describir los cambios en la orientación sexual?" - una pregunta no muy interesante.
 
El defecto fatal en el Estudio es que no había manera de juzgar la credibilidad de lo que relataban los sujetos sobre el cambio en la orientación sexual. Yo ofrecí varias (poco convincente) razones por las que era razonable suponer que los informes de los sujetos del cambio eran creíbles y no era un auto-engaño o puras y simples mentiras. Pero el hecho es que no había manera de determinar si lo que contaban los sujetos sobre el cambio era válido.
 
Creo que le debo a la comunidad gay una disculpa por mi estudio haciendo afirmaciones no comprobadas sobre la eficacia de la terapia reparativa. También pido disculpas a cualquier persona gay que perdió tiempo y energía experimentando algún tipo de terapia reparativa, porque creían que yo había demostrado que la terapia reparativa funcionaba en algunos "individuos altamente motivados".
 
Robert Spitzer.
 
Doctor de Medicina
 
Profesor Emérito de Psiquiatría
 
Universidad de Columbia
 
Zucker, a quien la carta de Spitzer está dirigida, es el editor de la revista Archives of Sexual Behavior, la revista en la que se publicó el estudio de Spitzer originalmente en 2001. En ese momento, el estudio fue una sorpresa creando una tormenta mediática que captó enormemente la atención en Estados Unidos. El doctor Spitzer fue la última persona en Estados Unidos que uno habría esperado que realizase un estudio que reforzase las afirmaciones de los  'ex-gay', después de todo, él en 1972-73  había liderado la propuesta de eliminar la homosexualidad de la lista de los trastornos mentales en el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM) de la Asociación Americana de Psiquiatría. A principios de este mes (abril 2012), el Dr. Spitzer asestó un golpe fatal a los programas de 'ex-gay', al renunciar oficialmente a su estudio en un artículo en American Prospect. Esta renuncia rompe uno de los últimos cabos al que se agarraban los defensores de la terapia 'ex-gay'
 
La disculpa el Dr. hacia las víctimas de "orar para alejarse de ser gay" y la comunidad LGBT marca un momento decisivo en la lucha contra el mito "ex-gay" mito. Lo felicitamos por ello, porque no sólo va a solidificar su legado como un médico respetado y figura histórica importante, y ayudará a acelerar en gran medida el día en que el flagelo que es la “terapia reparativa” sea erradicado para siempre y las personas LGBT pueden vivir abiertamente, honestamente , y fieles a sí mismos.
 
Para José María Núñez, presidente de Fundación Triángulo: “Esto marca un nuevo hito en la lucha contra la ignorancia y el fanatismo, contra la tortura de las personas a través de técnicas de lavado de cerebro. El Obispo de Alcalá de Henares, aquí en nuestro país, es sólo un instrumento más de la represión intolerante. Las supuestas cartas que publica de gais que han dejado de serlo tienen el mismo valor que las de las afirmaciones de las personas controladas por una secta, que siempre dicen estar ahí por su propia voluntad. Eso está ya muy estudiado, se llama lavado de cerebro, y lo hacen muy bien las organizaciones sectarias. Si el Obispo de Alcalá quiere le podemos recomendar varias lecturas de personas que afirman haber sido controladas por técnicas sectarias en diversas ramas de la Iglesia Católica, como el Opus Dei, los legionarios de Cristo, etc, hay muy buenos libros con documentación sobre ello. Esos testimonios sí que son absolutamente escalofriantes.”
 
Artículo tomado de http://www.truthwinsout.org/category/pressreleases/
 

Temas no LGTB

20 de Octubre, día de la prueba de VIH

Es posible que alguna vez se te haya pasado por la cabeza hacerte la prueba del VIH, el virus que causa el Sida. Es un asunto importante. Tal vez no sepas qué ventajas tiene hacérsela; puede que sientas miedo o angustia al pensar en ello... Esta información pretende ayudarte a tomar la decisión.Hazte la prueba del VIH.
Saber es poder. Cuanto antes lo sepas, antes podrás cuidarte.

¿Qué es el VIH y el Sida?

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es un virus que cuando penetra en el organismo ataca y destruye progresivamente nuestro sistema inmunitario. El sistema inmunitario es el sistema de defensas del cuerpo que nos protege de infecciones y enfermedades.
Si no se recibe atención y tratamiento médicos adecuados, la infección por VIH daña gravemente el sistema inmunitario haciendo que deje de ser eficaz en su función de protegernos, por lo que podríamos contraer infecciones y desarrollar enfermedades peligrosas para nuestra salud e, incluso, la propia vida. A esta última fase de la infección por VIH se le denomina Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).
 

Una persona puede tener el VIH y, no obstante, no sentirse enferma ni tener síntomas ni signos de enfermedad. Sin embargo, al estar infectada, puede transmitir el virus a otras personas si mantiene con ellas prácticas de riesgo.
Actualmente, una vez se ha contraído el VIH no se puede eliminar la infección. Sin embargo, existen tratamientos médicos para ayudar a las personas con VIH o que ya han desarrollado el Sida a vivir con una buena esperanza y calidad de vida.
Por eso, si te has infectado, hacerte la prueba del VIH, detectarlo a tiempo y cuanto antes, puede significar una gran diferencia en tu salud y en tu bienestar, porque cuanto antes lo sepas antes podrás cuidarte.

¿Qué es la prueba del VIH?
La prueba del VIH no detecta si has desarrollado el Sida, sino si en tu sangre hay anticuerpos frente al VIH, que es la respuesta del organismo ante la presencia del virus.
Tras infectarse con el VIH el organismo tarda cierto tiempo en producir dichos anticuerpos. A ese periodo de tiempo se le llama “periodo ventana”.
A los 3 meses de haber contraído el VIH la mayor parte de las personas han desarrollado anticuerpos, aunque algunas personas pueden tardar hasta incluso 6 meses.

La prueba del VIH se realiza extrayendo una pequeña muestra de sangre que será analizada en un laboratorio y que permitirá realizar un diagnóstico:
    •    Un resultado NEGATIVO en la prueba quiere decir que NO te has infectado con el VIH. Se dice entonces que eres seronegativo para el VIH. Recuerda que esto no quiere decir que en el futuro no puedas infectarte si tienes una práctica de riesgo. Así que usa siempre medidas preventivas y, de manera rutinaria, hazte la prueba al menos una vez al año.
    Un resultado negativo en una prueba que se haya realizado durante el “periodo ventana” no descarta que el VIH no haya penetrado en el organismo y que no estés infectado, por lo que tendrías que repetírtela más adelante.
    •    Un resultado POSITIVO quiere decir que SÍ te has infectado y, por tanto, que eres portador del VIH o seropositivo para el VIH.
Tras conocer un resultado VIH positivo, algunas personas pueden reaccionar experimentando emociones y sentimientos intensos y conflictivos. Es normal sentirse al principio desconcertado, bloqueado (en shock), asustado, indefenso, triste, preocupado...
Asimilar el diagnóstico puede llevar más o menos tiempo, distinto para cada persona. En las asociaciones LGTB y de lucha contra el Sida puedes encontrar información, orientación y el apoyo de personas en tu misma situación, que viven con el VIH.

Recuerda que tener el VIH no quiere decir que tengas el Sida. Desarrollar o no el Sida, hacerlo antes o después, depende de muchos factores. Tendrás que realizarte otras analíticas que ayudarán a tus médicos a orientarte sobre el estado de tu sistema inmunitario (recuento de defensas), el nivel de virus en sangre (carga viral), así como sobre la necesidad o no de iniciar el tratamiento.

¿Qué es una Prueba Rápida del VIH?
Las llamadas Pruebas Rápidas del VIH no son pruebas clínicas diagnósticas sino pruebas presuntivas. Se suelen realizar tomando una muestra de saliva o de sangre, que se recoge mediante un pinchazo en el dedo, y permiten conocer su resultado en unos 30 minutos.
Un resultado negativo en estas pruebas no requiere confirmación; sin embargo, un resultado positivo ha de corroborarse mediante una prueba de laboratorio, ya que en algunas ocasiones pueden dar un resultado falsamente positivo.
Algunas asociaciones LGTB y de lucha contra el Sida, así como farmacias y otros servicios sanitarios, realizan pruebas rápidas. Puedes consultar en tu comunidad autónoma dónde se realizan.

¿Cuándo hacerte la prueba del VIH?
Hacerte la prueba del VIH es la única manera fiable de saber con seguridad si te has infectado o no. Por eso, si has tenido una práctica de riesgo no esperes y acude a tu médico o centro sanitario para que valoren tu caso y te orienten sobre la prueba.
Si nunca te has hecho la prueba del VIH o pasado mucho tiempo desde la última vez que te la hiciste, cualquier opinión que tengas sobre tu estado puede estar totalmente equivocada, por lo que es recomendable que te la hagas.
Si quieres hacerte la prueba pero crees que te falta información, sientes miedo por el resultado o no sabes cómo enfrentar un posible resultado positivo, puedes encontrar apoyo y orientación en las asociaciones LGTB y de lucha contra el Sida.

¿Cuáles son las prácticas de riesgo?
Una práctica de riesgo es cualquier conducta que permita que semen, flujo vaginal o sangre infectados con el VIH penetren en tu torrente sanguíneo. Una sola práctica de riesgo puede ser suficiente para contraer el VIH. A excepción de los anteriores fluidos, la leche materna y el líquido preseminal, ningún otro fluido corporal tiene capacidad para transmitir el VIH.
Entre las prácticas sexuales de riesgo la penetración anal, tanto si te penetran como si penetras, y la penetración vaginal son las de mayor riesgo. Para protegerte, usa preservativo siempre y desde el principio, antes de producirse la penetración, junto con un lubricante soluble en agua (hidrosolubles), ya que los solubles en aceite (como la vaselina, cremas, etc.) pueden provocar que el condón se rompa. Además, el preservativo también de protege de algunas Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
En el sexo oral, la felación (o “mamada”) es una práctica sexual de menor riesgo, pero que aumenta si eyaculan en tu boca. Por eso, evita que ocurra y si no puedes impedirlo no te tragues el semen, enjuágate la boca con agua y no te cepilles los dientes enseguida. Para más seguridad con esta práctica puedes usar condones de sabores o evitar cepillarte los dientes horas antes de realizarla para no dañarte las encías.
Otras prácticas de riesgo para la transmisión del VIH son compartir instrumentos punzantes y cortantes que puedan haber estado en contacto con sangre infectada, como jeringuillas, agujas, etc.
Si mantienes prácticas de riesgo habitualmente has de saber que es posible que hayas contraído el VIH y que, por tanto, puedas infectar a otras personas. Es muy importante que te hagas la prueba por ti y por los demás.

¿Qué es la Profilaxis Post Exposición No Ocupacional?
Si se te rompe el preservativo o excepcionalmente has tenido una práctica de riesgo dirígete a un servicio de urgencias de un hospital, antes de que pasen 72 horas, y explícales lo sucedido. Allí valorarán tu exposición al VIH y te orientarán sobre si en tu caso está indicado tomar un tratamiento con fármacos antirretrovirales llamado Profilaxis Post Exposición No Ocupacional (PPENO) que podría impedir que te infectes con el VIH, siempre y cuando se administre antes de que pasen 72 horas desde que ocurrió la práctica de riesgo.

¿Para qué hacerte la prueba del VIH/Sida?
Las razones para hacerte la prueba son muchas, ya que conocer su resultado te va a permitir poder encarar mejor tu vida y tu futuro, así:
    •    tanto si sabes que eres VIH positivo como si no, podrás salir de dudas, ganando en tranquilidad.
    •    tanto si sabes que eres VIH positivo como si no, podrás aprender más sobre cómo prevenir la transmisión del VIH.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás poner más atención y medios para proteger a los demás del VIH. Se estima que la tasa de transmisión del VIH es mayor entre aquellos que siendo seropositivos no saben que lo son, porque nunca se han hecho la prueba, que entre aquellos que tiene un diagnóstico realizado.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás poner más atención y medios para protegerte de una reinfección con el VIH, que puede hacer que se debilite tu sistema inmunitario y que disminuya la efectividad de los tratamientos para el Sida.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás recibir orientación, atención y cuidados médicos especializados cuanto antes.
    Un diagnóstico precoz de la infección por VIH puede ser fundamental para tu salud, esperanza y calidad de vida, ya que esto permite una mejor respuesta a los tratamientos y un menor desarrollo de enfermedades relacionadas con el Sida.
    Además, podrás recibir información sobre tu estado de salud, orientación sobre la evolución de la infección, seguimiento médico, tratamiento preventivo de enfermedades, medicación para fortalecer tu sistema inmunológico, capacidad para decidir sobre opciones de tratamiento antes de que lo necesites, etc.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás implicarte más en cuidar y mantener tu salud: tener una alimentación más sana, reducir el estrés, practicar algún deporte, evitar el tabaco, el alcohol y otras drogas, etc.

 

¿Más información sobre el VIH y dónde hacerte la prueba del VIH?
Puedes pedir la prueba del VIH al médica/o de tu centro de salud. Será confidencial y constará en tu historia clínica.
En algunas ciudades existen centros donde se hacen la prueba del VIH de manera anónima (no constarán en tu historia clínica), confidencial y gratuita, así como revisiones de otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
En las asociaciones de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales de la FELGTB, y en las asociaciones de lucha contra el Sida, además de preservativos y lubricantes gratuitos, puedes recibir información y asesoramiento, antes y después de hacerte la prueba del VIH, lo que te ayudará entre otras cosas a evaluar tus prácticas de riesgo, aprender a practicar sexo más seguro, y ventilar tus emociones y preocupaciones.

Recursos para informarte y hacerte la prueba:
FELGTB: 902 280 699
900ROSA (900 601 601). Teléfono gratuito de información sobre VIH y Sida de la Coordinadora Gai-Lesbiana.
900 111 000. Teléfono gratuito de información sobre VIH/sida del Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad y Cruz Roja.

Fuente: FELGTB

Ayuda a Filipinas

Religión Digital lanza una campaña para colaborar con las ONG católicas que trabajan en la zona. Si quieres colaborar a través de este medio, visita su página.

Psicología

Sociedad

Científicos estadounidenses descubren la acción de anticuerpos que neutralizan el VIH

 



Los investigadores esperan usar este hallazgo para desarrollar vacunas contra el virus del sida.



Investigadores del Instituto de Investigación Scripps en La Jolla (California) han puesto al descubierto detalles sorprendentes sobre cómo un poderoso anticuerpo anti-VIH ataca al virus. Los hallazgos, publicados en «Science», destacan la vulnerabilidad del VIH y sugieren una nueva diana para el desarrollo de vacunas.
"Lo inesperado y único de este anticuerpo es que no sólo se adhiere a la capa de azúcares del virus, sino que también llega a una parte de la proteína que envuelve el virus", explica el coautor Dennis Burton, profesor en Scripps y director científico del Centro de Anticuerpos Neutralizantes de la Iniciativa Internacional para una Vacuna contra el SIDA (IAVI, por sus siglas en inglés).
«Ahora podemos empezar a pensar en imitar estas estructuras para su uso en el desarrollo de vacunas», afirma el coautor Ian Wilson, profesor de Biología Estructural y miembro del Instituto Skaggs de Biología Química en Scripps.
Los investigadores del equipo actual aislaron recientemente este nuevo anticuerpo, y otros 16, en la sangre de voluntarios infectados por el VIH, publicando estos hallazgos en la revista «Nature» el pasado 17 de agosto.
Desde la década de 1990, Burton, Wilson, y otros investigadores han estado buscando anticuerpos neutralizadores del VIH -anticuerpos que actúan contra muchas de las distintas cepas de la rápida mutación del virus- y por ahora han encontrado más de una docena. PGT 128, el anticuerpo descrito en el nuevo informe, puede neutralizar el 70% de las cepas existentes de VIH a nivel mundial, mediante el bloqueo de su capacidad para infectar células.
Los investigadores esperan usar este hallazgo para desarrollar vacunas que estimulen estos anticuerpos protectores a largo plazo -o quizás de por vida.


Fuente: Diario ABC
 

Los ojos de Dios

Este texto es el testimonio de un miembro de CRISMHOM que este verano ha sido parte en un campo de trabajo de un psiquiátrico en Palencia llevado por las Hermanas Hospitalarias.


Visto desde fuera, entrar en contacto con el enfermo mental no es una experiencia atrayente o apetecible. Las imágenes que tenemos sobre palabras como "manicomio", "psiquiátrico" o centro de salud mental son en general diferentes a la realidad más normal que tiene lugar en estos centros. Camisas de fuerza, gente enjaulada, personas violentas, gente gritando, rostros desfigurados, gente echando espuma por la boca son algunas de las imágenes que vienen a nuestra cabeza a propósito de los "locos", "transtornados" o enfermos mentales. La pérdida de la razón muchas veces es cultivada por el cine por medio de estas imágenes. Sin embargo, muchas de estas imágenes no se muestran en su contexto real. Es posible que un auxiliar que haya trabajado durante unos cuantos aÑos en uno de estos centros haya visto en momentos distintos estas imágenes. Sin embargo, ninguna de ellas se produce fuera de un contexto que es muchísimo más rico que la propia imagen.

El primer día que se hace una visita por las distintas unidades de uno de estos centros se suele experimentar una impresión "fuerte" que nos puede provocar incomodidad por no saber cómo van a reacionar o cómo tratar a estas personas. Nuevamente, la primera visita nos da las imágenes, pero estas aún están fuera de su propio contexto. El tiempo que suele durar esta impresión es quizá de unas horas o como mucho un día (no es mucho más). Se empieza a observar cómo los auxiliares cuidan a los pacientes, uno aprende cómo reaccionan y cómo se les puede tratar, uno se familiariza con sus rostros (cierto que a veces son deformes), se comienza a aprender el nombre y la historia de cada uno. Una vez traspasado este muro inicial, se descubre un universo nuevo, un mundo paralelo al mundo real donde el tiempo transcurre con un reloj distinto, donde el valor se pone en cosas diferentes. Es un universo de una belleza inmensa, difícil de contar y fácil de experimentar.

El mundo de valores de los pacientes se mueve en torno a acciones muy sencillas dependiendo de sus capacidades físicas o psíquicas: ir a verles, hablar o jugar con ellos, cogerles de la mano, sacarles a pasear, ocuparles en talleres, percibir que alguien les mira y habla aunque no entiendan lo que dice, darles besos o abrazos, cantar y bailar con ellos, hacerles salir de las unidades. El mundo del paciente mental se mueve mucho más por la expresión del afecto a través del contacto físico, que por ningún discurso racional (esa es precisamente su limitación).

El enfermo mental en muchos aspectos se encuentra desinhibido y muestra sus sentimientos de afecto de forma sencilla. Suelen ser cariÑosos, llanos y entraÑables. No tienen vuelta de hoja. Sus comportamientos a veces resultan muy cómicos y divertidos. Cuando uno los trata, uno se encuentra a sí mismo haciendo cosas que nos hacen perder el sentido del ridículo porque junto a ellos el mundo es distinto. Los "cuerdos" tenemos en general mucho menos desarrollada nuestra expresión afectiva. Nuestra sociedad minimiza la expresión corporal del afecto por las personas a las que queremos, porque esta expresión nos hace vulnerables. El enfermo mental es por definición vulnerable.

El contacto con el enfermo mental transforma por sí mismo el corazón de quien con generosidad hace el esfuerzo por conocerlo. Nos permite relativizar el mundo de valores de nuestra sociedad ayudándonos a ser en definitiva más felices. El contacto con el personal que atiende al enfermo mental es otra fuente que pone de manifiesto la capacidad de los pacientes de transformar el corazón humano. Es imposible trabajar con enfermos mentales durante aÑos sin haber desarrollado unos valores humanos y una sensibilidad especial que no pertenece a nuestro mundo ni a nuestra sociedad. Cuando uno contempla al personal de los centros de salud mental, reconoce esos valores que provocan en quien los contempla un sentimiento de honda alegría y energía.

El contacto con las Hermanas Hospitalarias es el ejemplo consumado de aquellas que han desarrollado en su máxima expresión esos valores y la sensibilidad que provoca el contacto y contemplación del paciente desde los ojos de Dios mismo. Las Hermanas se dan el tiempo y el trabajo de poder recrear este encuentro desde el amor infinito de Dios. El mismo Dios que quiso que estos "renglones torcidos" existieran, para enseÑarnos a mirar al mundo con sus mismos ojos.


The eyes of God

Seen from outside, getting in contact with the mentally sick is not an appealing or agreeable experience. The images we have from words like "asylum", "psiquiatric house" or mental health center are usually different from the daily reality inside these houses. Force shirts, encaged or violent people, shouting persons, deformed faces, people throwing foam out of the mouth are some of the images which come to our mind when talking about the "mad", the mentally ill. Sometimes, the cinema exploits this reality using these type of images. However, most of them are not shown in its real context. A worker in one of these centers might have seen these images in different moments after several years of service. However, none of them occurs out of a context, which is a lot richer than the imagine itself.

The first day a tour is carried out around the different units of one of these houses, a "strong" impression is experienced. We feel uneasy because we don't know how these people might react or how we can manage them. Again, the first visit gives us only the images out of their own context. However, this impression might last just a few hours or perhaps one day at most (it is not any more than this). One starts observing how the auxiliary personnel manage the patients, one learns how they do react, how to deal with them, one gets familiar with their faces (true that sometimes they are deformed), their names and stories. Once this initial uneasiness wall is trespassed, a new universe shows up, a parallel world where time goes by with a different clock, where value is given to different things. It is a universe of an inmense beauty, difficult to explain but easy to experience.

The world of values of the patients is built around very simple actions depending on their physical or phyquical disabilities: go and visit them, talk to them, shake their hands, take them out for a walk, keep them busy doing manual works, talk and look at them even if they cannot understand or see us, kiss or hug them, sing and dance with them, take them out of their units. The world of the mentally disabled is moved a lot more by the expression of affection though physical contact than any rational discussion (that's precisely their limitation).

In many aspects, the mentally ill are not inhibited and they show their affection to others in a simple way. They are usually loving, plain and simple. They don't have turnarounds. Their behaviour is sometimes very funny. Dealing with them makes us feel spontaneous in situations where we would feel ridiculus for the world around them is different. The emotional expression of us, the mentally healthy, is a lot less developed. Our society minimizes the corporal expression of affection and sympathy for those who we tenderly love, for this expression makes us vulnerable. The mentally disabled are by definition vulnerable.

The contact with the mentally ill transforms by itself the heart of those who generously make the effort to discover them. This knowledge allows us to look at the world of values of our own society from a different perspective, helping us to be a lot happier. Getting in contact with the personnel who deals with the mentally sick is another source which makes us realize how the patients can change the human heart. It is impossible to work with mentally sick during several years without developing a set of human values and a especial sensitivity which do not belong neither to our world nor our society. When one contemplates the personnel working in houses for mentally disabled, these values are recognized and they provoque in those who contemplate them, a feeling of deep happiness and strength.

The contact with the Hospitality Sisters is the real example of those who have developed in its greatest expression these values and the sensitivity given by the contemplation of each patient from the eyes of God Himself. The Sisters give themselves the time and effort to recreate this encountering process from the infinite love of God. The same Lord who wanted these "twisted words of His" to exist, to teach us how to look at the world with His own eyes.

Una vacuna contra el VIH del CSIC logra una respuesta inmune en el 90% del grupo de control

 

Los efectos se han mantenido durante un año en el 85% de los casos.El siguiente paso es demostrar si el sistema inmunológico potenciado por el fármaco puede proteger al ser humano del VIH, causante de la enfermedad del sida.
Desarrollada y patentada por este organismo, el fármaco ha conseguido inducir una respuesta inmune contra el virus en el90% de las personas que la han recibido. Además, estos efectos se mantienen durante al menos un año en el 85% de los casos.
La enfermedad causada por el VIH se llama Síndrome de Inmunodeficiencia Adquidira (sida) y ocurre cuando un organismo no es capaz de ofrecer una respuesta inmunecontra las infecciones. Esta considerada una epidemia mundialpor la Organización Mundial de la Salud.
Este organismo estima que 33,4 millones de personas en todo el mundo están infectadas por el VIH o aquejadas de sida. La abrumadora mayoría de ellas viven en países de ingresos bajos y medianos y  se calcula que en 2008 contrajeron la infección 2,7 millones de personas.
Un prototipo muy potente
Después de presentar una alta eficacia en ratones y monos, el prototipo de vacuna comenzó a ensayarse en humanos hace un año; es la fase I, que se ha probado en 30 personas sanas (15 en Barcelona y 15 en Madrid), elegidas entre 370 voluntarios.
Ha demostrado una alta eficacia en ratones y monosAsí lo ha asegurado el investigador del Centro Nacional de Biotecnología Mariano Esteban, responsable de esta investigación en la que también han participado el Hospital Clínic de Barcelona y el Gregorio Marañón de Madrid.
Este primer estudio se ha realizado con 30 individuos sanos. "La vacuna ha demostrado ser altamente inmunogénica y segura", ha asegurado este investigador, que se felicita de que este prototipo, conocido como MVA-B, pueda incluirse "entre la primera división de las vacunas contra el VIH".
Según explica el investigador del Clínic de Barcelona, Felipe García, "aunque la vacuna ha demostrado ser capaz de estimular tanto a células como anticuerpos, los siguientes estudios deben demostrarnos si estas defensas son suficientes para proteger al ser humano del virus".
El prototipo de vacuna, patentado por el CSIC, está diseñado para combatir el subtipo B del virus del sida, el de mayor prevalencia en Europa, Estados Unidos, América Central y Sur y Caribe. El más extendido en África y Asia es el subtipo C.
Sólo una vacuna ha llegado a la Fase III
Este tipo de estudio se divide en varias fases. Mientras las dos primeras prueban la toxicidaddel compuesto y la eficacia, la III y la IV examinan la posología del medicamento.
Hasta ahora, el único ensayo de vacuna contra el VIH que ha llegado a la fase III se ha hecho en Tailandia. Este prototipo se probó con 16.000 voluntarios pero logró una eficacia del 31% y una respuesta inmunológica "muy baja", ha recordado Esteban.
Lo positivo de este ensayo es que "tenemos un prototipo muy potente, mucho más que el utilizado en Tailandia".
El estudio con individuos sanos pasará en breves a la fase II.  Asimismo, han anunciado que la próxima semana iniciarán otro estudio en fase I para conocer la seguridad y eficacia de dicha vacuna en individuos ya infectados con VIH.
En este estudio participarán 30 pacientes infectados en tratamiento estable que nunca han presentado inmunodeficiencia gracias al uso de antirretrovirales y, según explican, el objetivo es "comprobar si la vacuna es capaz de controlar la carga viral del VIH".

Documentación de CRISMHOM

Proyectos Vigentes

Esta sección contiene los proyectos vigentes que se han ido aprobando en los diferentes congresos de CRISMHOM. Los proyectos van haciendo hincapié en distintos aspectos. Por tanto, se complementan y si en algún punto existe una contradicción, el proyecto más actual prevalece al más antiguo en ese punto.

III Congreso CRISMHOM 2011-13: Yo soy la vid, vosotros los sarmientos

Este apartado contiene adjunto el documento oficial del III Congreso de CRISMHOM titulado "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos" formado por la ponencia sobre el ser y misión y la ponencia de organización. También se adjunta modificaciones de este texto que tuvieron lugar el 15 de junio de 2014:

1. III Congreso de CRISMHOM titulado "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos".

2. Modificaciones del 15 de junio de 2014 del III Congreso de CRISMHOM.

 

IV Congreso CRISMHOM 2013-15: Crecemos y construimos comunidad cristiana

A continuación se adjuntan los materiales elaborados en el IV Congreso de CRISMHOM para el período 2013-15:

1. IV Congreso de CRISMHOM 2013-15: "Crecemos y construimos comunidad cristiana.

 

Reglamento de régimen interno.

Este artículo contine el reglamento de régimen interno de CRISMHOM:

1. Reglamento de régimen interno.

 

V Congreso CRISMHOM 2015-17: El amor no pasa nunca

A continuación se adjuntan los materiales elaborados en el V Congreso de CRISMHOM para el período 2015-17:

1. V Congreso de CRISMHOM 2015-17: "El amor no pasa nunca".

 

VI Congreso CRISMHOM 2017-19: ecumenismo y liturgia

A continuación se adjuntan los materiales elaborados en el VI Congreso de CRISMHOM para el período 2017-19:

1. Documento VI Congreso CRISMHOM sobre ecumenismo.

2. Documento VI Congreso CRISMHOM sobre liturgia.

3. Documento VI Congreso CRISMHOM sobre evaluación y perspectivas futuras.

4. Actualización del reglamento de régimen interno.

 

Comunicados y Manifiestos

2011

2011-07-23 Cristianos en Positivo

Documento de Crismhom sobre la dignidad de las personas con VIH. Este documento ha sido escrito en 2011, año dedicado al colectivo de personas seropositivas.

Desde que apareciera en la década de los 80 los primeros casos de infección por VIH hasta la actualidad, ha sido una realidad trágica que ha afectado a millones de personas de cualquier índole social, cultural, religiosa; de igual manera afecta a cualquier condición sexual, orientación sexual e identidad de género


A pesar de los esfuerzos políticos, sociales y científicos, no se ha logrado completamente erradicar la expansión del virus causante que sigue afectando a toda la población, pero con mayor virulencia a los más desfavorecidos del planeta.

Se han logrado avances médicos en los tratamientos antirretrovirales, disminuyendo las muertes causadas por los efectos del VIH y logrando una mejor calidad de vida para los afectados. Sin embargo, este avance también supone la bajada de alerta en la prevención causando nuevas infecciones entre la población más joven.

Existe otra problemática, no menos importante que la que afecta a la salud física de las personas infectadas. Se trata del problema de la visibilidad de la persona seropositiva. Esta estigmatización social agrava la situación de estas personas pues a la enfermedad física deben unir la presión psicológica y social que experimentan en una sociedad que todavía, por desconocimiento o por falta de información, margina en determinados sectores laborales o sociales al seropositivo.

En este documento queremos desarrollar nuestro planteamiento cristiano sobre la dignidad de la persona con VIH y las respuestas que como comunidad cristiana lgtb+h queremos ofrecer a la sociedad, y de manera especial a nuestras hermanas y hermanos seropositivos. Pretendemos exponer un mensaje liberador pero, a la vez, comprometido y denunciante de toda marginación a causa del VIH.

Jesús, un mensaje liberador, un gesto solidario

Para muchas personas, Jesucristo sigue siendo modelo de coherencia y de profeta en la defensa de la dignidad de toda persona. Esta fuerza de su persona radica en la unión de sus palabras con sus obras: lo que dice, lo hace.

En los evangelios aparece de una forma clara y precisa la actuación de Jesús con las personas marginadas de su tiempo. Un sector importante que sufre la marginación son los enfermos. En la sociedad judía de la época de Jesús, la enfermedad no sólo era un estigma social, sino también religioso. Los enfermos, minusválidos, las personas con problemas mentales; eran apartados de la sociedad, vivían a las afueras de las ciudades y no podían trabajar para ganarse el sustento. Pero sufrían además una marginación religiosa, eran declarados “Impuros”, pues se consideraba su enfermedad como fruto de sus pecados o de los pecados de sus progenitores.

Jesús trae un mensaje liberador y sanador. Dios, que es Padre, no puede querer la enfermedad de sus hijos; Dios no castiga con enfermedades. La enfermedad tiene una causa natural, no religiosa. Y para demostrar este mensaje, realiza gestos solidarios de atención y curación de enfermos. Él mismo se convierte ante los ojos de la sociedad en un “impuro” al acercarse y tocar a los enfermos. La compasión de Jesús no es un sentimiento de pena, sino un gesto de padecer con aquellos que sufren, y devolverles la dignidad.

La acción de Jesús supone una revolución en la manera de entender la enfermedad pero, sobre todo, en la manera de tratar a las personas enfermas y ayudarles a visibilizar su realidad devolviéndoles la dignidad. Las personas no son enfermas; las personas tienen enfermedades. Esta diferencia es fundamental para entender la identidad de una persona que padece una enfermedad, que no debe ser considerada por su dolencia, sino por lo que ella es, con sus capacidades, cualidades y actitudes, que están mucho más allá de su enfermedad o diagnóstico médico. LC 10,29 ss; Jn 9,3 ss; LC 7,21; Mt 7.26; LC 4,18; LC 7,14; Mt 11,28.

Cristianos lgtb, cristianos en positivo

Como comunidad cristiana de diversidad sexual queremos continuar la misión de Jesús. Esta misión tiene una cualidad imprescindible: la positividad. Decir cristianos en positivo es mirar la realidad con esperanza; es afirmar la dignidad de toda vida humana, por encima de sus capacidades, disfunciones, enfermedades, limitaciones. Es apostar por la visibilidad de todos y crear una sociedad tolerante, solidaria e integradora.

Pero cristianos en positivo también supone denunciar todas aquellas acciones y actitudes que conlleven la discriminación de cualquier persona; y en especial, de aquellos que viven con la infección por VIH.

A continuación vamos a desarrollar diferentes apartados que pondrán de manifiesto nuestra postura y actuación frente a la realidad del VIH y las personas seropositivas.

La prevención

Una de las medidas importantes para frenar la transmisión del VIH son las medidas preventivas. La educación en salud sexual debe ser una de las prioridades de compromiso de nuestro colectivo lgtb cristiano.

La prevención supone evitar prácticas de riesgo sin las medidas que han demostrado mayor eficacia como es el uso del preservativo y la no exposición a sangre, semen y fluidos vaginales sin protección. Como cristianos defendemos su uso en toda relación sexual donde no haya seguridad de que ninguno de los dos miembros de la pareja sea seropositivo. Es una responsabilidad moral seria practicar sexo sin protección, pues estamos jugando con la salud e integridad de otra persona: máxime cuando uno de los dos conoce su situación serológica y no se lo expresa a la otra persona por miedo al rechazo. Cuando la pareja es estable, el diálogo y el amor entre ambos será el camino adecuado para vencer estos miedos usando la protección necesaria; en el sexo esporádico, si se práctica, no debe haber excusa alguna para realizar sexo sin protección.

La prevención no debe confundirse con el rechazo al seropositivo; la información adecuada y el uso de las medidas preventivas posibilitan la relación sexual plena entre dos personas VIH positiva y negativa sin riesgos de transmisión. Los análisis periódicos y exámenes médicos ayudarán también a vivir la sexualidad de una manera plena y responsable.

Como cristianos apostamos por el amor de pareja, con un proyecto de vida y amor que supone unas actitudes que fortalecen la unión de la pareja. Estos valores son la fidelidad; estabilidad, diálogo, la sinceridad, entre otros. Vivir esto valores desde nuestra fe también ayuda a la prevención de enfermedades de transmisión sexual, y entre ellas, el VIH. Esta forma de vida nos lleva a practicar la sexualidad de manera responsable y comprometida con nuestra pareja, sea esta seropositiva o no.

La persona con VIH

Cuando una persona contrae el VIH y tiene que comenzar un tratamiento es importante que no se sienta solo.; al problema de salud física se le añaden otros no menos importantes como son los psicológicos, los relacionales, familiares, laborales, etc. Supone un momento crítico de asimilación y adaptación a su nueva realidad que necesita de una red social positiva que le ayude a confrontar con objetividad y de forma constructiva su nueva realidad.

En nuestra comunidad cristiana lgtb hay personas seropositivas, y quizás están viviendo su situación en soledad por miedo a la visibilidad y al rechazo. Es importante recordar aquí la actitud de Jesús: Las personas no son enfermas, tienen un virus, pero no son el virus. Cualquier discriminación de una persona VIH positiva no sólo es antievangélica, sino inadmisible desde los derechos humanos de cualquier persona, que tiene una dignidad que está por encima de su situación física.

Nos sentimos solidarios con todas las personas seropositivas; en especial con aquellos que sufren más su situación por carecer de los recursos económicos necesarios para tener los tratamientos antirretrovirales eficaces. El VIH es también injusto socialmente, pues los pobres de la tierra son los que más lo sufren al carecer de medios frente a el.

Como cristianos denunciamos también cualquier discriminación laboral. Las personas VIH positivas pueden ejercer sus profesiones con total normalidad, no diferente a otras personas con enfermedades crónicas. Pedimos a los gobiernos medidas de protección laboral para estas personas; y a los sindicatos que se movilicen ante cualquier discriminación por esta causa.

Las políticas de sanidad no deben recortar gastos en la prevención y tratamiento del VIH; así mismo deben invertir en investigación. Los medicamentos antirretrovirales tienen un elevado coste; y puede parecer que la ciencia se mueve por motivos económicos más que humanitarios. Pedimos que se investigue para crear una vacuna que acabe con esta epidemia; que se redoblen los esfuerzos en investigación, no movidos por lo económico sino por el bien de la humanidad que está sufriendo las consecuencias de este virus. En nuestro país se ha recortado el dinero destinado a la prevención, y pensamos que esta medida puede tener consecuencias negativas, como es el incremento de casos de nueva infección por VIH.

Otros motivos de discriminación que consideramos inadmisibles son: problemas para la concesión de créditos bancarios e hipotecas a las personas seropositivas; restricción de entrada en algunos países de viajeros con VIH; estas discriminaciones acentúan el VIH social que probablemente tiene mayor incidencia en estas personas que el VIH físico.

La visibilidad

Las personas lgtb entendemos muy bien el significado profundo de esta palabra. Nosotros hemos vivido un proceso de “salida del armario” que nos ha costado muchos años de sufrimiento, miedos, culpabilidad, inseguridad. Este proceso lo hemos vivido cada uno de forma personal, y hemos decidido visualizar nuestra realidad lgtb en el tiempo y modo que nos ha parecido. Pero ¿le ocurre lo mismo a una persona lgtb seropositiva? Probablemente no, muchos seropositivos han salido del armario cuando fueron informados de que eran positivos, no eligieron ni el modo ni el tiempo; otros menos afortunados, han tenido que vivir este proceso en soledad por miedo a visibilizar su enfermedad, incluso en entornos familiares.

Si la visibilidad es un derecho que los colectivos lgtb hemos reclamado a la sociedad; la visibilidad de los lgtb VIH positivos, es un derecho que debemos no solo defender sino arropar con nuestra cercanía y solidaridad. Cristianos en positivo es el talante de nuestra comunidad cristiana; integradora de toda diversidad, integradora de toda realidad personal.

Las personas lgtb somos hijas e hijos de Dios; las personas lgtb con VIH son además hijas e hijos de Dios preferidos porque en ellos está el rostro sufriente de Jesús. “Dichosos los VIH positivos porque ellos experimentarán al Dios positivo, amoroso”.

CRISMHOM
Cristianas y cristianos de Madrid Homosexuales lgtb+h
Madrid 2 julio 2011

2011-07-23 Protesta frente a la guía "Homosexualidad y Esperanza"

El Obispado de la Diócesis de Alcalá ha colgado en su página web una guía con el título de 'Homosexualidad y Esperanza'. En ella se asegura que la orientación sexual puede cambiar en el transcurso de la vida y se dan indicaciones para personas interesadas que deseen un cambio o evolución o quieran formarse sobre este tema. Frente a esta publicación, CRISMHOM ha elaborado este comunicado de protesta frente a esta guía.


Ante la publicación por la Diócesis de Alcalá de Henares de una especie de guía para curar la homosexualidad.

 

Bajo la bonita frase de que "es posible la esperanza", la página web de la diócesis de Alcalá de Henares acumula una serie de consejos y recomendaciones para las personas con "tendencias o comportamientos homosexuales".

Recuerda "teorías científicas" que consideran la homosexualidad como "enfermedad", como la de la "Asociación Médica Católica" de EEUU: "un desarrollo psico-sexual saludable lleva naturalmente a la atracción de personas por el sexo opuesto. Traumatismos, errores educacionales y el pecado pueden causar una desviación de esta conducta".

Como comunidad cristiana mostramos nuestra firme y respetuosa protesta ante esta publicación. Creemos que el amor entre dos personas (independientemente de su orientación afectiva-sexual) no es una enfermedad, sino un don de Dios.

Manifestamos nuestro rechazo a la valoración negativa que el Sr. Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, viene realizando desde hace tiempo sobre nuestro colectivo LGTB. Con todo respeto le proponemos fraternalmente que
haga un buen examen de conciencia sobre sus propios sentimientos y convicciones personales, para después estudiar las consecuencias dolorosas y dañinas que provocan algunas de sus acciones y afirmaciones.

Cuestionamos la coherencia de fomentar la culpabilización, discriminación y persecución de las personas con otra orientación afectiva-sexual, con la vida y mensaje de Jesucristo.

Nuestra comunidad cristiana intenta por todos los medios reconciliar a muchas personas homosexuales con su fe. Actitudes como considerar "enfermos" a los que tenemos otra forma de querer hacen mayor el alejamiento de las
personas LGTB de la Iglesia y de Dios.

La orientación homosexual no es una enfermedad ni una patología social; la ideología y los sentimientos homófobos sí lo son.

Seguiremos intentando anunciar el Evangelio a los marginados, rechazados, humillados y perseguidos por sentir el amor de otra manera y tener otra orientación afectiva-sexual.

Un saludo fraterno,

CRISMHOM (Cristianas y cristianos de Madrid homosexuales - Comunidad cristiana de diversidad sexual LGTB+H)

2011-09-03 Yo soy el Camino, La Verdad y la Vida

Desde CRISMHOM queremos manifestar nuestra postura como cristianas y cristianos LGTB sobre la vida y la importancia de su defensa; sobre la dignidad inherente del ser humano; por la riqueza que supone la diversidad; por la maravillosa bendición que nos ha dado Dios con la Creación y nuestra responsabilidad de utilizar las riquezas para bien de toda la humanidad; y por ser Hijas e Hijos de Dios.



DOCUMENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y DIGNIDAD HUMANA

YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA

(Juan 14,6)


CRISMHOM (comunidad de cristianas y cristianos de Madrid homosexuales lgtb)


El valor absoluto y fundamental de la vida humana, de toda vida humana, desde su origen hasta su final, es la base y fundamento de todos los demás derechos humanos[1]. Sin el reconocimiento de este principio no tendría sentido la reivindicación o defensa de los demás.

Evidentemente no sólo se trata de defender el derecho a la vida de toda persona, sino también de la calidad de dicha vida. No sería justa la defensa de la vida olvidándose de la defensa y logro de las condiciones adecuadas que favorezcan el desarrollo de la vida de una forma integral y humanizadora. Ambas realidades, la defensa de la vida y de su calidad, deben darse de forma unitaria e inseparable[2].

Los cristianos concebimos la vida como un don y tarea. La vida humana no tiene su origen en la ley de la “casualidad”, fruto del azar o carente de sentido en su origen. La vida humana es fruto del proyecto amoroso del Dios creador. Dios es el origen, sentido y fin de la vida; pero Dios necesita de nuestra intervención para llevarla a su desarrollo pleno. Somos corresponsables y colaboradores con Dios del proyecto de cada vida. No somos los dueños de la vida, como tampoco lo somos de la creación. De esta afirmación se deriva el carácter del valor absoluto de la vida humana.

Las leyes sociales o políticas son el cauce necesario para la convivencia y el marco regulador de las relaciones sociales, asimismo limitan el uso de la libertad individual cuando es perjudicial para el bien social. Sin embargo, la ley no establece el valor de una determinada acción. Los valores preceden a la ley y no al contrario. Tenemos claros ejemplos en la historia de la humanidad de leyes establecidas por la mayoría que atentan contra la dignidad y derechos humanos[3]. Los valores deben ser el fundamento, los que dan consistencia moral a la ley. La política, la economía, la ciencia o cualquier otro factor que influya en la toma de decisiones sobre la vida humana deben tener el referente moral del valor de la vida y su dignidad, por encima de circunstancias de otra índole; de lo contrario caemos en el relativismo moral. Este relativismo es una de las causas de la negación de los derechos humanos, pues no dependen del valor objetivo, sino de la interpretación subjetiva o circunstancial de dicho valor.

Los cristianos afirmamos el valor absoluto de la vida humana. Sin embargo conviene matizar esta afirmación. Hay una excepción a este principio, que lejos de relativizar el valor de la vida, le dota de un sentido pleno: el amor. La entrega de la propia vida por amor a los demás supone un reconocimiento de la no pertenencia de la propia vida, de una llamada a vivirla descentrado y a entregarla por amor. El amor dota de sentido el origen, presente y fin de la vida, toda ella concebida como un proyecto de amor, como un don y tarea. Esta entrega de la vida puede tomar diferentes formas, desde la entrega diaria al servicio de los demás hasta la entrega real de la vida por ser coherentes a la proclamación del Evangelio o por ideales humanitarios. La vida, así vivida, es un proyecto de amor, que tiene su origen y fin en Dios[4].

El origen de la vida humana no nos pertenece[5]. Forma parte del designio amoroso de Dios. Cada vida humana es única e irrepetible, pues en ella hay un proyecto que se debe desarrollar. Entendemos la vida humana como un proceso que pasa por diferentes etapas. Desde su origen hasta su final la vida humana debe ser protegida y defendida.

Al defender la vida, defendemos también el desarrollo integral de ella, su calidad. No sería coherente ser defensores de la vida si no nos hacemos también responsables de su desarrollo integral: físico, intelectual, afectivo, psicológico, sanitario, espiritual, etc. Esta responsabilidad es nuestra, pero también de políticas sociales y económicas. Los desafíos demográficos no deben solucionarse con la implementación de políticas agresivas de control demográfico que destruyan la vida, sino más bien, que favorezcan una cultura de la vida y una justa distribución de los bienes de la tierra. Denunciamos los programas de control de la natalidad desarrollados en el Tercer Mundo que incluyen la imposición del aborto forzado o la esterilización a grupos étnicos indígenas y que condicionan las ayudas económicas a la aceptación de dichos programas antinatalistas.

Somos cristianos, seguidores del Dios de la vida. Creemos en el triunfo de la vida sobre la muerte, en la Resurrección. El Dios del amor y la vida que está en su origen, también está en su final. No somos dueños tampoco del final de la misma, ni para adelantarlo, ni para prolongarlo artificialmente en detrimento de la libertad y dignidad de la persona.

Tenemos la esperanza en la vida eterna como culminación de una vida vivida plenamente desde el amor. Esta fe, no nos hace olvidar el drama y sufrimiento de tanta gente que no puede vivir de una manera digna y plena su vida. El drama del hambre, las guerras, las enfermedades, etc, son llamadas a la solidaridad y responsabilidad. No podemos defender la vida si no nos hacemos presentes también en aquellos lugares y dramas personales donde se vive el sufrimiento.

Los cristianos lgtb sabemos, por experiencia personal, el significado de la marginación y la lucha por la defensa de nuestros derechos humanos. Esta realidad nos interpela a ser solidarios en la defensa de otros muchos colectivos por sus derechos. No olvidemos que en siete países todavía se aplica la pena de muerte por la condición homosexual, y en otros muchos se aplican torturas y penas de cárcel[6]. Pero también hay que destacar que en treinta países se permite la adopción a personas homosexuales. [7].

Como cristianos no sólo debemos denunciar las situaciones donde no se respeta el derecho a la vida, también debemos anunciar soluciones con gestos y palabras

Por lo tanto, rechazamos la promoción y práctica del aborto como medida de control demográfico y método anticonceptivo, al igual que diferentes prácticas abortivas, como por ejemplo la que se lleva a cabo en algunos países asiáticos, en las que sistemáticamente se abortan los fetos femeninos. Igualmente rechazamos la práctica del aborto como método eugenésico. En ningún caso consideramos el aborto como un derecho humano, sino como un acto que se ha de intentar evitar por sus consecuencias irreparables para el no nacido y sus secuelas tanto físicas como psíquicas para los sujetos activos en su realización.

No obstante, no condenamos a los varones y mujeres que hayan decidido participar activa o pasivamente en la práctica del aborto, sino que les acogeremos en la infinita misericordia de Dios con actitud de amor y tolerancia, respetando el valor de su libre albedrío [8] y la importancia de la propia conciencia [9] como núcleo más íntimo en que el ser humano se siente a solas con Dios reconociendo, no obstante, el peligro de que dicha conciencia pueda errar por ignorancia invencible. Especial cuidado tendremos siempre en no juzgar a la mujer, que es quien vive conscientemente esta situación de la manera más íntima, de tal manera que los demás muy difícilmente podremos ponernos en su lugar: “No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados”[10]. Sin embargo, nos acogemos a lo manifestado en la Declaración de los Derechos del Niño[11], proclamada por la Asamblea General de la ONU en 1959, que reconoce explícitamente en su preámbulo que «el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento». Más aún, el artículo 8 de esta Declaración dice: «El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro».

Por todo lo cual, como cristianas y cristianos lgtb defendemos[12]:

1.- La promoción de la educación y el acceso a la información para todas las personas, con especial incidencia en la mejora de la educación sexual existente, en la que se abogue por una sexualidad responsable y se informe correctamente a todas las personas (en especial a las y los jóvenes y adolescentes) de los riesgos de una vida sexual sin precauciones e irresponsable, así como del maravilloso valor de toda vida humana.

2.- Políticas eficaces de ayuda a todas las familias, tanto a las heterosexuales como a las homosexuales, que permitan la promoción de la institución familiar como ámbito de crecimiento y desarrollo de la persona en un entorno de amor, ayuda y protección.

3.- Adecuada planificación familiar que permita a las parejas llevar a cabo una verdadera paternidad responsable con el uso de medios naturales y artificiales que permitan regular responsablemente el derecho a la reproducción de todas las personas, facilitando el acceso a métodos anticonceptivos no abortivos y su uso adecuado.

4.- La adopción permitida tanto a personas heterosexuales como a personas lgtb (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) como medio de apertura a la vida, agilizando su tramitación para implementar su eficacia como institución que permita al menor acceder a un ámbito familiar de formación y amor adecuados, y que posibilite igualmente a adultos responsables canalizar su necesidad de darse al prójimo en un ámbito de generación de vida y amor.

5 Ayudas sociales y psicológicas, económicas, humanas, etc, a las personas que estén planteándose recurrir al aborto, de manera que posibiliten la adopción de alternativas que eviten que éste se lleve a cabo. Estas ayudas deberán garantizar que nadie haya de recurrir al aborto por no tener los medios para llevar a término el embarazo o para enfrentarse a un ambiente hostil o para garantizar una educación a su hija o hijo durante todos los años que esté a su cargo.

6.- Abolición de la pena de muerte u homicidio legal.

7.- Políticas que favorezcan el desarrollo de los pueblos; condonación de la deuda externa de los países empobrecidos; inversión en educación, información, salud e infraestructuras. Así como medidas legislativas y su aplicación efectiva para la consecución de una sociedad más justa, tolerante e integradora que promocione el bien común y el respeto a todos los seres humanos. [13]

8.- Los avances científicos en materia humana y sanitaria no deben estar determinados por intereses económicos. Es necesaria una bioética en la investigación médica que respete el origen de la vida humana. En muchos países las enfermedades son incurables por la escasez de medicamentos, pedimos una justa distribución de los medicamentos por encima de los beneficios económicos.

La Comunidad de Cristianas y Cristianos de Madrid Homosexuales lgtb, al redactar y hacer público este documento, quiere manifestar que no se adhiere ni subscribe ningún comunicado que puedan realizar otras asociaciones o instituciones tanto cristianas como LGTB, de las que forma parte en su reivindicación lgtb cristiana, que atente contra los términos redactados en este documento; y contradiga la defensa de la vida humana, de toda vida humana, tal como la hemos manifestado en este documento[14].

[1] Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 3: “Todo individuo tiene derecho a la vida….”.

[2] Declaración universal de los Derechos del Niño. ONU 1959: ARTÍCULO 17. DERECHO A LA VIDA Y A LA CALIDAD DE VIDA Y A UN AMBIENTE SANO. Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a la vida, a una buena calidad de vida y a un ambiente sano en condiciones de dignidad y goce de todos sus derechos en forma prevalente.

La calidad de vida es esencial para su desarrollo integral acorde con la dignidad de ser humano. Este derecho supone la generación de condiciones que les aseguren desde la concepción cuidado, protección, alimentación nutritiva y equilibrada, acceso a los servicios de salud, educación, vestuario adecuado, recreación y vivienda segura dotada de servicios públicos esenciales en un ambiente sano.

[3] Leyes contra grupos étnicos; discriminatorias de la mujer, contra los homosexuales, legalizando la esclavitud, etc.

[4] "Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos" (Jn 15, 13). ...

[5] “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te consagré” (Jeremías 1, 5).

[6] Homosexualidad ilegal que puede ser penalizada con castigo corporal o la muerte

En 2001, los marcos legislativos de los siguientes países permitían penalizar los comportamientos homosexuales con castigos corporales o la muerte: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Sudán, Afganistán, Paquistán, Mauritania, Yemen, Irán...

[7] “Combatamos el aborto con la adopción” Madre Teresa de Calcuta.

“Les confiaré algo hermoso: Estamos combatiendo el aborto con la adopción: cuidamos a la madre y adoptamos a su hijo. De ese modo hemos salvado miles de vidas. Hemos enviado comunidades a las clínicas, diciéndoles: "Por favor, no maten al niño, nosotros nos haremos cargo de él". Siempre hay algunos de los nuestros que les dice a las madres en problemas: "Venga, la cuidaremos y hallaremos un hogar para su hijo". Y así tenemos una gran demanda de niños por parte de matrimonios que no pueden tener hijos.

Les pido por favor que no maten a los niños. Yo quiero esos niños: ¡Dénmelos! Estoy dispuesta a aceptar todo niño que se pretenda abortar y darlo a un matrimonio que lo ame y a su vez sea amado por el niño. Sólo en nuestro Hogar Infantil de Calcuta hemos reunido 3,000 niños que han sido salvados del aborto, niños que luego han brindado mucho amor y alegría a sus padres adoptivos [y han crecido tan llenos de amor y gozo.]”

[8] "La orientación del hombre hacia el bien sólo se logra con el uso de la libertad, la cual posee un valor que nuestros contemporáneos ensalzan con entusiasmo. Y con toda razón. Con frecuencia, sin embargo, la fomentan de forma depravada, como si fuera pura licencia para hacer cualquier cosa, con tal que deleite, aunque sea mala. La verdadera libertad es signo eminente de la imagen divina en el hombre. Dios ha querido dejar al hombre en manos de su propia decisión para que así busque espontáneamente a su Creador y, adhiriéndose libremente a éste, alcance la plena y bienaventurada perfección. La dignidad humana requiere, por tanto, que el hombre actúe según su conciencia y libre elección, es decir, movido e inducido por convicción interna personal y no bajo la presión de un ciego impulso interior o de la mera coacción externa. El hombre logra esta dignidad cuando, liberado totalmente de la cautividad de las pasiones, tiende a su fin con la libre elección del bien y se procura medios adecuados para ello con eficacia y esfuerzo crecientes. La libertad humana, herida por el pecado, para dar la máxima eficacia a esta ordenación a Dios, ha de apoyarse necesariamente en la gracia de Dios. Cada cual tendrá que dar cuanta de su vida ante el tribunal de Dios según la conducta buena o mala que haya observado". (Gaudium et Spes, 17) Concilio Vaticano II

[9] "En lo más profundo de su conciencia descubre el hombre la existencia de una ley que él no se dicta a sí mismo, pero a la cual debe obedecer, y cuya voz resuena, cuando es necesario, en los oídos de su corazón, advirtiéndole que debe amar y practicar el bien y que debe evitar el mal: haz esto, evita aquello. Porque el hombre tiene una ley escrita por Dios en su corazón, en cuya obediencia consiste la dignidad humana y por la cual será juzgado personalmente. La conciencia es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que éste se siente a solas con Dios, cuya voz resuena en el recinto más íntimo de aquélla. Es la conciencia la que de modo admirable da a conocer esa ley cuyo cumplimiento consiste en el amor de Dios y del prójimo. La fidelidad a esta conciencia une a los cristianos con los demás hombres para buscar la verdad y resolver con acierto los numerosos problemas morales que se presentan al individuo y a la sociedad. Cuanto mayor es el predominio de la recta conciencia, tanto mayor seguridad tienen las personas y las sociedades para apartarse del ciego capricho y para someterse a las normas objetivas de la moralidad. No rara vez, sin embargo, ocurre que yerra la conciencia por ignorancia invencible, sin que ello suponga la pérdida de su dignidad. Cosa que no puede afirmarse cuando el hombre se despreocupa de buscar la verdad y el bien y la conciencia se va progresivamente entenebreciendo por el hábito del pecado". (Gaudium et Spes, 16) Concilio Vaticano II

[10] Lc 6,37

[11] Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, “Declaración de los Derechos del Niño”, http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/25_sp.htm.

[12] La defensa de estas tesis no excluye el diálogo ni el que, eventualmente, se escuchase a quien quisiera expresar otra opinión, entendiendo que se refiere a los modos de defender el valor de la vida, y no a la defensa en sí. No obstante, se exigirá siempre respeto a la postura de Crismhom y en ningún caso habrá de entenderse como aprobación, por parte de Crismhom, de sus planteamientos.

[13] "La interdependencia, cada vez más estrecha, y su progresiva universalización hacen que el bien común -esto es, el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección- se universalice cada vez más, e implique por ello derechos y obligaciones que miran a todo el género humano. Todo grupo social debe tener en cuanta las necesidades y las legítimas aspiraciones de los demás grupos; más aún, debe tener muy en cuanta el bien común de toda la familia humana.

Crece al mismo tiempo la conciencia de la excelsa dignidad de la persona humana, de su superioridad sobre las cosas y de sus derechos y deberes universales e inviolables. Es, pues, necesario que se facilite al hombre todo lo que éste necesita para vivir una vida verdaderamente humana, como son el alimento, el vestido, la vivienda, el derecho a la libre elección de estado ya fundar una familia, a la educación, al trabajo, a la buena fama, al respeto, a una adecuada información, a obrar de acuerdo con la norma recta de su conciencia, a la protección de la vida privada y a la justa libertad también en materia religiosa.

El orden social, pues, y su progresivo desarrollo deben en todo momento subordinarse al bien de la persona, ya que el orden real debe someterse al orden personal, y no al contrario. El propio Señor lo advirtió cuando dijo que el sábado había sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado. El orden social hay que desarrollarlo a diario, fundarlo en la verdad, edificarlo sobre la justicia, vivificarlo por el amor. Pero debe encontrar en la libertad un equilibrio cada día más humano. Para cumplir todos estos objetivos hay que proceder a una renovación de los espíritus y a profundas reformas de la sociedad.

El Espíritu de Dios, que con admirable providencia guía el curso de los tiempos y renueva la faz de la tierra, no es ajeno a esta evolución. Y, por su parte, el fermento evangélico ha despertado y despierta en el corazón del hombre esta irrefrenable exigencia de la dignidad" (Gaudium et Spes, 26) Concilio Vaticano II

[14] Esto no irá en contra de que pueda colaborarse con estas asociaciones, instituciones o individuos en cualquier otro campo en el que nos podamos encontrar. Tampoco significará que no reconozcamos los méritos de su labor en otros campos ni impedirá que podamos hacer expreso este reconocimiento. En cualquier caso, este eventual reconocimiento o colaboración no habrán de interpretarse en ningún caso como apoyo de Crismhom a tesis contrarias a las expuestas en este documento.
 

2011-09-04 Las y los transexuales son hijas e hijos de Dios

En la apuesta por los derechos de transexuales como eje central del 2010, bajo el eslogan "Año para TRANS-formar",CRISMHOM emite este comunicado para unirse a los gestos e iniciativas en pro de una mayor comprensión, apoyo, visibilización y sensibilización hacia el colectivo transexual.

 
 
Documento de CRISMHOM, “Comunidad de Cristianas y Cristianos de Madrid Homosexuales LGTB”

Las y los transexuales son hijas e hijos de Dios.

  
Índice
 
I. Introducción.
 
II. Conociendo un poco mejor el hecho transexual.
 
III. Y la Iglesia Católica, ¿qué dice a todo esto?
 
IV. Y Cristo, ¿qué dice sobre la transexualidad?
 
V. ¿Cómo puedo formar parte de la Iglesia cuando su jerarquía y el 80 por 100 de sus integrantes me rechazan por ser transexual?
 
VI. Conclusión.
 
  
Las y los transexuales son hijas e hijos de Dios
 
 
I. Introducción.
 
Bajo el lema “2010, año para transformar”, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) apostó por dedicar este año a los derechos de las personas transexuales, con proyectos en materia educativa, sanitaria, legislativa y social. Es bueno recordar las palabras que Desirée Chacón, Secretaria General de la Federación, pronunció en el momento de la presentación del lema: “la FELGTB  marcará un hilo conductor, para que en este año 2010  los derechos de las personas trans se conviertan  en el eje transversal de trabajo  de  todas las asociaciones y áreas de trabajo federales, y  que, ya adelantamos,  marcará el mensaje principal de todos los Orgullos que se celebran en España”. En el mismo sentido, la coordinadora del Área Trans de la Federación, Mar Cambrollé, concretó las metas indicando que “El 2010 es el Año para TRANS-Formar porque vamos a formar, desde el punto de vista educativo sobre transexualidad, vamos  a informar sobre transexualidad y vamos  a transformar esta sociedad para acabar con la transfobia”.

 
La Comunidad de Cristianas y Cristianos de Madrid Homosexuales, CRISMHOM, es por Estatutos “una organización de naturaleza asociativa de carácter cristiano lésbico, gay, transexual y bisexual”1. Si bien en la actualidad, casi finales de 2010, la mayoría de sus socios y simpatizantes son hombres y mujeres homo o bisexuales, sí es cierto que por espíritu fundacional, carisma, proyecto y razón de ser, la transexualidad es una parte esencial de la Comunidad, lo mismo que lo es la presencia de la mujer o de la bisexualidad. Esto se manifiesta en una sensibilidad hacia el hecho “trans”, sensibilidad que, por ejemplo, se plasma continuamente en el Documento Oficial del II Congreso de CRISMHOM, en el que se aprobó el Proyecto para los años 2009-20112, llegándose a crear, incluso, una vocalía transexual como cargo en la Junta Directiva3, la cual a la fecha, permanece vacante por falta de socias/os trans.
 
 
Es en este marco en el que hemos sentido la necesidad de reflexionar y estudiar a fin de conocer mejor la realidad transexual y, sobre todo, profundizar en una idea que, como socios militantes de CRISMHOM, creemos y defendemos: que las personas transexuales son hijas e hijos de Dios y, más aún, hijas e hijos queridísimos de Dios que participan del proyecto liberador de Cristo para todo el género humano y que, por tanto, pueden y deben formar parte de la comunidad de mujeres y hombres que celebran y viven su fe inspirados por el amor de Cristo o, en otras palabras, de la Iglesia, entendiendo por ésta, lejos de definiciones excluyentes, la comunidad inclusiva en sentido amplio que, entre otros, defiende CRISMHOM.
 
Confesamos que no nos ha resultado fácil adentrarnos en este tema por dos motivos: uno, el desconocimiento personal que, debemos admitir, teníamos de la transexualidad. Y dos, la falta de una teología que haya profundizado en este tema, ni siquiera por parte de los teólogos protestantes más progresistas. Por ello, desde el principio, deseamos aclarar que estas reflexiones no son un estudio teológico, sino simplemente unos sencillos pensamientos que se apoyan en el material más avanzado que se ha publicado sobre transexualidad y, como no, en el Evangelio.
 
Ojalá que este pequeño esfuerzo sirva para que muchas mujeres y hombres se sientan más queridas y queridos por Dios y acogidas por sus hermanas y hermanos de las diversas comunidades LGTB y, especialmente, las cristianas.

 
  
II. Conociendo un poco mejor el hecho transexual.
 
En la Wikipedia 4 leemos que “Una persona transexual encuentra que su identidad sexual está en conflicto con su anatomía sexual. Es decir, se produce una disconformidad entre su sexo biológico y su sexo social y el sexo psicológico. Una mujer transexual es aquella que nace con anatomía masculina y un hombre transexual es el que nace con anatomía femenina. Es decir, se les designa por el sexo con el que se sienten identificados y no por el sexo al que al nacer corresponden, por ejemplo, sus genitales. En estas personas suelen darse el deseo de modificar las características sexuales que no se corresponden con el sexo con el que se sienten identificados. Por eso, algunas de estas personas suelen pasar por un proceso de reasignación de sexo, que puede incluir o no una cirugía de reconstrucción genital, mal llamada «operación de cambio de sexo» ”.
 
Para Carla Antonelli5 “la Transexualidad, generalmente, es considerada por muchos/as autores/as como una variación de la conducta sexual, se estima que no es una conducta sexual sino que fundamentalmente es un problema de género, y más específicamente de identidad de género. Un transexual es una persona que se siente dentro de un cuerpo de otro género (su cuerpo le dice "soy un hombre", pero su mente le dice "soy una mujer", y lo mismo en el caso de la mujer). Esta condición se conoce como disforia de género, provocando infelicidad o insatisfacción con el género de uno/a mismo/a (Hyde, 1994). Ante esta situación, algunas personas optan por someterse a operaciones quirúrgicas de cambio de sexo. El término transexual se utiliza tanto para la persona que decide cambiar su sexo como para la que no toma tal decisión”
 
Encontramos una alusión a los conceptos de “sexo”, “género” y “sexualidad” que convendría aclarar desde el punto de vista médico para adentrarnos en la cuestión. En la página web de Carla Antonelli6 leemos en palabras del doctor Alberto Musolas, que se remite a su vez al doctor Bataller, que “por sexo entendernos todos aquellos caracteres físicos y biológicos, incluidos nuestras gónadas y nuestros genitales, y por el que pasamos a ser hombres o mujeres según sean estos unos u otros (sexo de asignación). Hay varios tipos de sexo, el cromosómico, gonadal, genital, psíquico y social. Normalmente todos ellos coinciden, y entonces se adopta el rol sexual esperado. Si el psíquico no concuerda con los restantes, hablamos de una discordancia con el rol presumiblemente esperado y se adopta una identidad de género distinta
 
En principio, el sexo y el género no conllevan a un determinado tipo de sexualidad (en su globalidad) ni a una determinada orientación sexual. Así, la orientación sexual es la atracción física hacia una persona por razón de su sexo (que puede ser heterosexual u homosexual, básicamente), mientras que la identidad sexual es el rol que adopta socialmente uno mismo, sea éste el esperado o no por razón de su sexo asignado. Por tanto, no hay que confundir la transexualidad con la homosexualidad ni con el travestismo, pues en ellos intervienen diferentes factores de los que resultan comportamientos diferentes, y en ningún caso no patológicos en sí mismos.

La homosexualidad implica relaciones afectivas y/o sexuales entre personas del mismo sexo, es decir, entre dos hombres (gays) o entre dos mujeres (lesbianas). El homosexual se siente a gusto con su propio sexo (biológico) y con todos sus caracteres primarios y secundarios, es decir, no experimenta ningún rechazo hacia su morfología sexual (genitales,...). Por tanto, solo se diferencia del heterosexual por su orientación sexual.
 
El Travesti es aquella persona que se viste con ropas del otro sexo para satisfacer un deseo erótico-fetichista, pero de ninguna manera desea un cambio real de sexo, ya que se siente plenamente identificado con el sexo de nacimiento.

Dado que la identidad sexual y la orientación sexual son dos conceptos distintos, no excluyentes entre sí, los transexuales pueden ser homosexuales, heterosexuales, bisexuales o asexuales (al igual que el resto de la población). Así, hay transhomosexuales o transheterosexuales, siendo un transhomosexual aquél o aquella que tras un cambio de sexo, mantiene una relación con una persona del mismo sexo social al cual o ella pertenece ya en la actualidad.

Se consideran términos sinónimos:

Transexualidad = Disforia de Género = Trastorno de la Identidad Sexual — Trastorno de la Identidad de Género (TIG) = Trastorno de la Identidad Sexual de Género = Gender Identity Disorder (GID)

Definición:

El término transexualidad fue citado por primera vez por Hary Benjamin en 1953, quién matizó la definición, ya ofrecida antes por Cauldwell.

La transexualidad es el deseo irreve