Programa de formación 2014/15

PROGRAMA DE FORMACIÓN CRISMHOM 2014/15

 

Todas las formaciones, salvo que se indique expresamente, tendrán lugar en la sede de CRISMHOM en la calle Barbieri 18, normalmente los sábados con horario de 20 a 22h. Por respeto al ponente y al resto de audiencia, se ruega máxima puntualidad.

 

SEPTIEMBRE

Sábado 6 de septiembre de 2014, 20h: La endodiscriminación a personas mayores LGTB.
Es frecuente que dentro del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se produzcan casos de discriminación de algunos miembros del mismo por parte de otros. Es lo que se conoce como “endodiscriminación”. Particularmente, hay determinados grupos, como LAS PERSONAS MAYORES LGTB, que, con demasiada frecuencia, son rechazados por otros integrantes del amplio y variado colectivo LGTB. Seguramente, en muchas ocasiones suceda de manera inconsciente o no premeditada. Pero lo cierto es que ocurre y ello nos obliga a hacer una reflexión sobre esta realidad.
 
Esta charla corrió a cargo de Alberto, teólogo redentorista, que compartió su reflexión sobre cómo interpretar la ética basándose en el Nuevo Testamento en base a los conceptos fundamentales provinientes de Aristóteles de felicidad, virtud y amistad. Esta visión contrasta con la visión clásica de la teología moral basada en una moral católica basada en la "ley".
 
OCTUBRE
La bisexualidad cuenta con una larga trayectoria como concepto teórico y como realidad social, no obstante sigue siendo cuestionada, ocupa un “segundo plano” y su credibilidad aún está en cuestión. El llamado movimiento LGTB se inicia como un movimiento homosexual, más tarde se incluye la homosexualidad de ambos sexos y pasamos al llamado movimiento homófilo, que pretende acercar posiciones y "limpiar" la imagen de la homosexualidad, integrando la parte afectiva y amorosa. Hasta aquí otras varientes distintas a la homosexualidad no eran integradas y en muchas ocasiones eran activamente despreciadas para acercar la homosexualidad a la normalidad heterosexual. En el caso de la bisexualidad simplemente es invisibilizada. Muchos de los supuestos referentes homosexuales son en realidad personas bisexuales, pero la realidad histórica ha sido construida desde una mirada dicotómica homosexual versus heterosexual. En la historia del movimento LGTB la bisexualidad parece no tener lugar ...
 
Viernes 17 de octubre de 2014, 19h: Pensamientos, guías y experiencias al modo de Jesús de Nazaret.
En esta sesión de formación, Fernando compartirá con nosotros un resumen de un año de experiencias espirituales propias y ajenas inspiradas al modo de Jesús de Nazaret. Es una formación de carácter vivencial que recoge pensamientos, guías y experiencias que puedan ayudarnos a despertar y continuar el encuentro y seguimiento de Jesús. A continuacion se presentan anotaciones sobre este tipo de guía para atisbar y alcanzar el modo de Jesús de Nazaret.
 
NOVIEMBRE
Miércoles 5 de noviembre de 2014, 20h: Endodiscriminación a personas bixexuales.
Es frecuente que dentro del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se produzcan casos de discriminación de algunos miembros del mismo por parte de otros. Es lo que se conoce como “endodiscriminación”. Particularmente, hay determinados grupos, como LAS PERSONAS BISEXUALES, que, con demasiada frecuencia, son rechazados por otros integrantes del amplio y variado colectivo LGTB. Seguramente, en muchas ocasiones suceda de manera inconsciente o no premeditada. Pero lo cierto es que ocurre y ello nos obliga a hacer una reflexión sobre esta realidad.
 
Sábado  15 de noviembre de 2014, 20h: Informe sobre discriminación por orientación sexual y/o identidad de género.
Esta charla presenta el informe "Estudio 2013 sobre discriminación por orientación sexual y/o identidad de género en España". Esta investigación ha sido realizada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, y el colectivo LGTB de Madrid, COGAM. Recoge las vivencias de 762 personas LGTB residentes en España y su autopercepción de la discriminación sufrida en diferentes ámbitos de la vida cotidiana.
El alquiler de una vivienda, la cena en un restaurante, la búsqueda de empleo o la visita al médico pueden tornarse en situaciones de vulnerabilidad para lesbianas, gais, transexuales y bisexuales.
 

Sábado 29 de diciembre de 2014: El goce, el estigma y la condena: el SIDA en América Latina y la mirada literaria de Severo Sarduy y Mario Bellatín.

Formación organizada en conmemoración del 1 de diciembre: el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA. Esta sesión, a cargo de Alexandra Rodríguez y presentada por José Lorenzo Campos Cendra, explorará algunos temas y metáforas de la enfermedad presentes en las novelas de dos autores latinoamericanos que giran en torno a tres ejes: realidad del VIH-SIDA, la experiencia de la comunidad LGTB de América Latina y una mirada literaria de esta realidad.
 
DICIEMBRE

Sábado 13 de diciembre de 2014: Aceptarme a mí y aceptar al otro en la diversidad.

Esta sesión tendrá lugar el sábado 13 de diciembre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. Consistirá en un taller en el que de forma vivencial nos acercaremos a la otra persona, respetando sin juzgarle lo que no compartamos, comprendiendo la diversidad de CRISMHOM. El taller estará facilitado por Pablo López, psicólogo en Tuyo Psicólogos y Marta Pascual, psicóloga y sexóloga en Espacio Sexológico.
 
 
ENERO

Domingo 18 de enero de 2015, 19h: Santa Teresa y los protestantes.

Esta sesión de formación se organiza con motivo del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús y el inicio de la Semana de Oración de la Unidad de los Cristianos. El tema será precisamente la visión y relación que tuvo Santa Teresa con el protestantismo.

Correrá a cargo de Ulrich Dobhan que es carmelita teresiano desde 1963, especialista en la figura de Santa Teresa de Jesús. Ulrich estudió en Roma y se doctoró por la universidad de Würzburg (Alemania). Fue formador y definidor General en su orden y actualmente es provincial de su orden en Alemania. Es autor de diversos libros y desde el año 2001, ha colaborado con una monja Carmelita en la traducción de las obras de Santa Teresa al alemán (pulsa este enlace para ver algunas de sus obras). Es profesor en los cursos de la Fundación CITeS de Ávila.

 

Sábado  31 de enero de 2015, 20h: Endodiscriminación a personas con VIH/SIDA.

Esta charla-mesa redonda tendrá lugar el sábado 31 de Enero de 2015 a las 20h en Barbieri 18. Dento de la endodiscriminación, hay determinados grupos, como LAS PERSONAS LGTB INFECTADAS CON EL VIH/SIDA, que, con demasiada frecuencia, son rechazados por otros integrantes del amplio y variado colectivo LGTB. Seguramente, en muchas ocasiones suceda de manera inconsciente o no premeditada. Pero lo cierto es que ocurre y ello nos obliga a hacer una reflexión sobre esta lamentable realidad.
 
Sábado 7 de febrero de 2015, 20h: La bondad de Dios, mucho más allá.
Esta formación corrió a cargo de María Luisa, antigua socia de CRISMHOM, que compartirá con nosotros un testimonio en primera persona de su experiencia de la bondad de Dios de su vida a través de un proceso que comienza desde la integración de su fe y orientación sexual, pasa por el encuentro de pareja y culmina con el matrimonio y salida del armario tanto en su familia como en su entorno laboral.
 
 Esta formación tendrá lugar el sábado 21 de febrero a las 20h en Barbieri 18. Correrá a cargo de Pablo Romero. El tema será sobre el respeto y la tolerancia (aún por concretar más). Pablo Romero es sacerdote jesuita chileno de 36 años que ha trabajado en la pastoral y acompañamiento espiritual LGTB en la CVX (Comunidad de Vida Cristiana) "Pastoral de Diversidad Sexual CVX". Actualmente estudia teología moral en la Universidad Pontificia Comillas en Madrid y colabora con Pueblos Unidos en trabajo con inmigrantes en Centros de Internamiento de Extranjeros y la comunidad Pedro Arrupe.
 
Sábado 7 de marzo de 2015, 20h: Discriminación de personas LGTB en el ámbito laboral.
Las históricas reformas legales de estos últimos años eran imprescindibles pero no suficientes. Tras la igualdad real ha de llegar la igualdad real. Nadie debería de tener que ocultar su afectividad o sexualidad, su modelo de convivencia, su pareja. Hace falta estimular el respeto hacia la diversidad por motivo de orientación, identidad sexual o VIH/sida en el ámbito laboral y sensibilizar a los agentes sociales del mundo del trabajo, sindicatos y asociaciones empresariales sobre la necesidad de combatir la discriminación en el ámbito laboral."
 
Este taller de formación tuvo lugar con motivo del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús (nació el 28 de marzo de 1515). Este taller será facilitado por María José Rosillo Torralba y nos invitará a hacer un viaje a nuestro castillo interior a través del libro de "Las Moradas" de Santa Teresa de Jesús.
 
En esta charla testimonial, Salvador compartió con nosotros la historia de su propia vocación de encuentro con Dios y las sorpresas con las que Dios le ha ido guiando a lo largo de su vida. Nos descubrirá al Dios sorprendente, sin prisas ni pausas aunque lleno de ambigüedades y algunas veces buen humor, como si nunca quisiera decir las cosas claras. Nos hablará claramente sobre lo que Dios ha hecho con su vida, haciendo reflexiones auto-aplicables, mostrando su vida en la VIDA: una autobiografía líquida en lo sólido. Nos hablará también de su experiencia como pionero de la pastoral LGTB en la España de la Transición y sobre la experiencia creyente LGTB.
 
Esta sesión de formación consistió en un estudio bíblico en torno a la lectura del capítulo 20 del evangelio de Juan. En este capítulo se recoge la resurrección de Jesús y las apariciones a María Magdalena, a los discípulos y finalmente al incrédulo Tomás. ¿Qué es lo que estaba aconteciendo en el jardín donde se encontró María Magdalena con Jesús aquella mañana? ¿Y qué pasaba en la reunión a puertas cerradas aquella noche y la noche de la semana siguiente? James explorará con nosotros cómo Juan nos permite vislumbrar a Jesús resucitado y la erupción de la nueva creación en medio de nuestro tiempo.
 
Esta mesa redonda sobre Cristianismo y Diversidad sexual tuvo lugar en el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras (A) de la Universidad Complutense de Madrid en el marco de la Semana Complutense de las Letras. Fue organizada por The Bo Review en colaboración con Arcópoli. En ella intervinieron Juan José Tamayo (teólogo y director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid), Manuel Ródenas (director del Programa LGBT de la Comunidad de Madrid) y Violeta Assiego (abogada, editora del bog 1 de cada 10 y activista en favor de los derechos humanos en diversas organizaciones). Además contó con el testimonio de tres cristianos LGTB.
 
Estas II Jornadas (en las que CRISMHOM ha colaborado en su organización) tendrán lugar el viernes 15 de mayo de 18:30h a 21h en COGAM (calle Puebla 9) y el sábado 16 de mayo de 10:30h a 20h en la sede de la Iglesia Evangélica Española (IEE) y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) en la calle Noviciado 5. Las I Jornadas de fe y orientación sexual fueron una iniciativa para reflexionar, concienciar y profundizar sobre estas realidades. Tras el éxito y afluencia de personas a las I Jornadas, esta segunda edición desea profundizar sobre los temas relacionados con la fe y orientación sexual así como adentrarse con más profundidad en la realidad de la identidad de género. La participación es gratuita, pero es necesaria una inscripción a través del siguiente formulario web disponible AQUÍ.
 
 

Aceptarme a mí, aceptar al otro en la diversidad

Esta sesión tendrá lugar el sábado 13 de diciembre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. Consistirá en un taller en el que de forma vivencial nos acercaremos a la otra persona, respetando sin juzgarle lo que no compartamos, comprendiendo la diversidad de CRISMHOM. El taller estará facilitado por Pablo López, psicólogo en Tuyo Psicólogos y Marta Pascual, psicóloga y sexóloga en Espacio Sexológico. Marta Pascual fue la que organizó el taller de "Emparejados deseos, atracciones, búsquedas y príncipes de cuento de CRISMHOM en octubre de 2013. Es una gran oportunidad. ¡¡Acude y no la desaproveches!!

Nuevo evento: 
Sáb, 13/12/2014 - 20:00 - 22:00

Bisexualidad y Movimiento LGTB

Esta charla tuvo lugar el miércoles 8 de Octubre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. La bisexualidad cuenta con una larga trayectoria como concepto teórico y como realidad social, no obstante sigue siendo cuestionada, ocupa un “segundo plano” y su credibilidad aún está en cuestión. El llamado movimiento LGTB se inicia como un movimiento homosexual (especialmente de hombres propiciado por las leyes antisodomía), más tarde se incluye la homosexualidad de ambos sexos y pasamos al llamado movimiento homófilo, que pretende acercar posiciones y "limpiar" la imagen de la homosexualidad, integrando la parte afectiva y amorosa; se busca normalizar a los/as homosexuales como “miembros respetables de le sociedad” y difundir el conocimiento científico que ayudara a "entender" esta realidad. 

Hasta aquí otras variantes distintas a la homosexualidad no eran integradas y en muchas ocasiones eran activamente despreciadas para acercar la homosexualidad a la normalidad heterosexual. En el caso de la bisexualidad simplemente es invisibilizada, muchos de los supuestos referentes homosexuales son en realidad personas bisexuales, pero la realidad histórica ha sido construida desde una mirada dicotómica homosexual versus heterosexual, en la historia del movimiento LGTB la bisexualidad parece no tener lugar...

La charla corrío a cargo de Juan Macías Ramírez, Psicólogo, (máster en terapia sexual y de pareja, máster en terapia cognitivo-conductual, experto en sexualidad humana, formación en terapia Gestalt), especializado en terapia de pareja y terapia sexual, menores y adolescentes e intervención en violencia, además de la intervención en personas LGTB desde hace 17 años.

Archivo adjunto al final de la página.

Para escuchar/descargar audio pulse aquí

Para ver vídeo pulse aquí.

 
AdjuntoTamaño
juanmacias_bisexualidad_y_movimiento_lgtb.pdf1.44 MB
Nuevo evento: 
Mié, 08/10/2014 - 20:00 - 22:00

Charla - Coloquio: "Teléfonos de Información L.G.T.B."

El viernes 28 de noviembre de 2014 en la Sede del PIAHT (Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid.C/Alcala 22, 5º Dcha. Madrid) (Premio Arco Iris 2014) se realizó la Charla: "Teléfonos de Información L.G.T.B.". Se trató de una presentación  de distintas entidades que tienen teléfonos de información dirigida a la población LGTB. Contó con la presencia de voluntaria/os de CHRISMHOM (que presentaron el servicio El Amigo Que Escucha), COGAM y FUNDACIÓN SEXPOL.

Al final de la página puedes descargar el archivo de la presentación utilizada.   Para ver el registro de vídeo pulsa en VÍDEO.

AdjuntoTamaño
presentacion_aqe.pptx471.18 KB
Nuevo evento: 
Vie, 28/11/2014 - 19:00 - 21:00

Charla sobre discriminacion a personas LGTB en el ámbito laboral

Esta charla tendrá lugar el sábado 7 de Marzo de 2015 a las 20h en Barbieri 18. Las históricas reformas legales de estos últimos años eran imprescindibles pero no suficientes. Tras la igualdad legal ha de llegar la igualdad real. Nadie debería de tener que ocultar su afectividad o sexualidad, su modelo de convivencia, su pareja. Hace falta estimular el respeto hacia la diversidad por motivo de orientación, identidad sexual o VIH/sida en el ámbito laboral y sensibilizar a los agentes sociales del mundo del trabajo, sindicatos y asociaciones empresariales sobre la necesidad de combatir la discriminación en el ámbito laboral."

La charla correrá a cargo de Ximo Cadiz, Vocal de Diversidad Sexual y Ámbito Laboral de la  FELGTB"La Vocalía de Diversidad Sexual y Ámbito Laboral tiene como objetivo luchar contra la homofobia, la transfobia y la bifobia en el trabajo. El ámbito laboral es un espacio de socialización fundamental en la vida de las personas y el tiempo de trabajo es, por su cotidianidad y su proximidad, una clave vital para visibilizar a las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales y hacer patente su iguladad y su dignidad.
Nuevo evento: 
Sáb, 07/03/2015 - 20:00 - 22:00

El goce, el estigma y la condena: el sida en América Latina y la mirada literaria de Severo Sarduy y Mario Bellatín

Esta formación tuvo lugar el sábado 29 de noviembre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. Se organizó en conmemoración del 1 de diciembre: el Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA. Esta sesión, a cargo de Alexandra Rodríguez y presentada por José Lorenzo Campos Cendra, explorará algunos temas y metáforas de la enfermedad presentes en las novelas de dos autores latinoamericanos que giran en torno a tres ejes: realidad del VIH-SIDA, la experiencia de la comunidad LGTB de América Latina y una mirada literaria de esta realidad. Para comprender con más profundidad los estereotipos asociados con el sida, se hablará primero de la conexión que se estableció entre el VIH y la homosexualidad en los Estados Unidos y, posteriormente, se expondrá cómo este prejuicio aumentó las reacciones negativas hacia los grupos LGTB en América Latina antes y después de las dictaduras. Están disponibles los registros de AUDIO y VÍDEO de esta charla, así como la PRESENTACIÓN y los FRAGMENTOS DE TEXTO que se utilizaron en la charla.
 
 
Y Cristo es, pese a las ideologizaciones y "recuperaciones" culturales que lo castran, el símbolo por excelencia de esa herotopía. Es hermano mayor porque, crucificado por la Ley en los márgenes de la ciudad —entre dos delincuentes, marginados como él—, representa a aquellos "pobres, lisiados, ciegos y cojos" que la tópica no ampara y que, según Lucas, son los últimos —¿y los últimos no serán los primeros?— convidados a la fiesta del deseo reconciliado». Armando Rojas Guardia. El Dios de la intemperie.
 
 
Alexandra Rodríguez nació en Venezuela y estudió la licenciatura de Historia del Arte en Caracas. Desde los primeros semestres de su carrera sabía que quería investigar los vínculos entre el arte, la literatura y la filosofía a través de estudios interdisciplinarios. Por ese motivo, su tesis de grado y su trabajo final de máster, que se presenta en esta charla, buscan precisamente esas relaciones que le permiten rastrear discursos en común con soluciones expresivas diversas (fotografía, literatura, cine, pintura, escultura). Alexandra está interesada en seguir profundizando en el tema del VIH-SIDA y las vías que proponen la fotografía y la literatura para nutrirse mutuamente y reescribir múltiples ideas e imaginarios colectivos en torno a esta enfermedad y las personas que la padecen.
 
 
AdjuntoTamaño
VIH/SIDA: El goce, el estigma y la condena1.08 MB
VIH/SIDA: El goce, el estigma y la condena: Fragmentos de texto125.73 KB
Nuevo evento: 
Sáb, 29/11/2014 - 20:00 - 22:00

El gran marcapasos de la vida: las estrategias de Dios

Esta formación tuvo lugar el sábado 21 de marzo de 2015 a las 20h en Barbieri 18 a cargo de Salvador Guash. En esta charla testimonial, Salvador compartirá con nosotros la historia de su propia vocación de encuentro con Dios y las sorpresas con las que Dios le ha ido guiando a lo largo de su vida. Nos descubrirá al Dios sorprendente, sin prisas ni pausas aunque lleno de ambigüedades y algunas veces buen humor, como si nunca quisiera decir las cosas claras. Nos hablará claramente sobre lo que Dios ha hecho con su vida, haciendo reflexiones auto-aplicables, mostrando su vida en la VIDA: una autobiografía líquida en lo sólido. Nos hablará también de su experiencia como pionero de la pastoral LGTB en la España de la Transición y sobre la experiencia creyente LGTB. Están disponibles los registros de AUDIO Y VÍDEO, así como las transparencias de la formación.

Salvador Guash es economista y humanista. Pionero de la atención pastoral de personas LGTB en la época de la Transición. Mantiene el blog de espiritualidad MONVIR (Monasterio Virtual). Su formación ha sido polivalente pero su interés por la síntesis y la hibridación le ha permitido hacer una recopilación de diferentes aspectos de la empresa trabajando y presentando actualmente un modelo de Contabilidad Integral que incluye un sistema de evaluación de los valores intangibles de la empresa y la forma de relacionarlos con los valores financieros a fin de poder detectar los valores añadidos y los valores restados. Ha desarrollado el tema de la valoración funcional de los intangibles dentro de los principios de la lógica difusa y de la economía integral. Intendente Mercantil y Economista completó sus estudios económicos y contables y, como ex-miembro de la Compañía de Jesús, se formó en el campo de las Humanidades, Filosofía, Teología, Psicología y Pedagogía. Fue pionero en la puesta en marcha de Esade en Barcelona y a la vez primer profesor de Contabilidad de aquella Escuela. Completó sus estudios en Irlanda, Inglaterra y Estados Unidos y en la Universidad de Harvard hizo un curso de postgrado de Pedagogía Empresarial y más tarde en Londres completó sus estudios en psicosociosíntesis. Ha sido profesor también en la Escuela de Administración de Empresas E.A.E., en la Universidad de Gerona, en la Universidad de Valladolid y en la Escuela Universitaria de Relaciones Laborales de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Es Presidente del Foro de Gestión Integral y de la Comisión de Intangibles y Vicepresidente de la Comisión de Responsabilidad Social de la Empresa en la Asociación Catalana de Contabilidad y Dirección de ACCID, que junto con APDO son las asociaciones de las que es también miembro de la Junta Directiva.

 

AdjuntoTamaño
Salvador Guash - El gran marcapasos de la vida: estrategias de Dios.pdf25.14 KB
Nuevo evento: 
Sáb, 21/03/2015 - 20:00 - 22:00

Endodiscriminación de personas bisexuales Parte II

Esta sesión de formación tuvo lugar el miércoles 5 de noviembre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. Es frecuente que dentro del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se produzcan casos de discriminación de algunos miembros del mismo por parte de otros. Es lo que se conoce como “endodiscriminación”. Particularmente, hay determinados grupos, como LAS PERSONAS BISEXUALES, que, con demasiada frecuencia, son rechazados por otros integrantes del amplio y variado colectivo LGTB. Seguramente, en muchas ocasiones suceda de manera inconsciente o no premeditada. Pero lo cierto es que ocurre y ello nos obliga a hacer una reflexión sobre esta realidad. Para descargar o escuchar el registro de audio, pulsa en AUDIO. Para ver el registro de vídeo pulsa en VÍDEO.
 
 
 
La charla corrió a cargo de Juan Macías Ramírez, psicólogo, (máster en terapia sexual y de pareja, máster en terapia cognitivo-conductual, experto en sexualidad humana, formación en terapia Gestalt), especializado en terapia de pareja y terapia sexual, menores y adolescentes e intervención en violencia, además de la intervención en personas LGTB desde hace 17 años.
 
AdjuntoTamaño
Endodiscriminacion_personas_bisexuales.pdf7.78 MB
Nuevo evento: 
Mié, 05/11/2014 - 20:00 - 22:00

Formación con James Alison: Jesús resucitado y la nueva creación en medio de nuestro tiempo

Esta sesión de formación tuvo lugar el sábado 11 de abril de 2015 a las 20h en Barbieri 18. James nos propuso un estudio bíblico en torno a la lectura del capítulo 20 del evangelio de Juan. En este capítulo se recoge la resurrección de Jesús y las apariciones a María Magdalena, a los discípulos y finalmente al incrédulo Tomás. ¿Qué es lo que estaba aconteciendo en el jardín donde se encontró María Magdalena con Jesús aquella mañana? ¿Y qué pasaba en la reunión a puertas cerradas aquella noche y la noche de la semana siguiente? James explorará con nosotros cómo Juan nos permite vislumbrar a Jesús resucitado y la erupción de la nueva creación en medio de nuestro tiempo. Los textos que se trabajaron están adjuntos a esta página y los registros de esta charla están disponibles en los enlaces siguientes de AUDIO y VÍDEO.
 

 
James Alison (nacido en 1959) es teólogo, autor y sacerdote católico. Ha estudiado, vivido y trabajado en conferencista y acompañante de retiros espirituales. Actualmente es un Fellow de Imitatio (www.imitatio.org) la organización establecida por la Thiel Foundation para diseminar el pensamiento de Rene Girard. James acompaña también a los públicos más variados por medio de conferencias académicas, talleres para estudiantes de grado, de postgrado y profesores, por medio de cursos de catequesis para adultos, retiros para sacerdotes, para grupos parroquiales, y retiros católicos y ecuménicos para gente gay y lesbiana. Su agenda en 2013 incluye cursos y conferencias en EEUU, Francia, Inglaterra, España, México, y el Brasil. Teólogo sistemático de formación, James ha desarrollado un programa de introducción a la fe cristiana que fluye de la comprensión del deseo explicitada por René Girard. Este curso www.forgivingvictim.com, específicamente pensado para grupos de adultos, ya está disponible en versiones vídeo, texto y online en inglés. Se esperan en breve ediciones en otros idiomas, incluyendo el castellano. James vive en São Paulo Brasil donde busca promover el pensamiento de Girard delante de varios públicos. También acompaña un proyecto pastoral con creyentes católicos LGBT de la ciudad.
 
Sobre las líneas de pensamiento de James Alison
1. Teología "hecha por un gay en primera persona" (pero no "teología gay").
2. Búsqueda de una presentación general del cristianismo desde la clave de la "víctima que perdona" y la superación de la lógica del chivo expiatorio.
3. Recuperación, desde esas claves, de nociones como redención.
4. Las personas lgtb estamos en situación privilegiada para ser "víctimas que perdonan" o "excluidos que acogen".
 
Lo que para algunos ha significado entrar en contacto con la obra de James es un cambio en la forma de ver la vocación lgtb-cristiana. Y suscriben lo que se ha dicho sobre sus libros: hacen que a uno "le entren ganas de ser cristiano".
AdjuntoTamaño
juan_20_per__textos_utiles_at.pdf113.7 KB
juan_20_1-30_per_y_na28.pdf110.92 KB
Nuevo evento: 
Sáb, 11/04/2015 - 20:00 - 22:00

II Jornadas sobre fe, orientación sexual e identidad de género

Estas II Jornadas (notas de prensa en La Vanguardia y El Confidencial y El Día) tendrán lugar el viernes 15 de mayo de 18:30h a 21h en COGAM (calle Puebla 9) y el sábado 16 de mayo de 10:30h a 20h en la sede de la Iglesia Evangélica Española (IEE) y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) en la calle Noviciado 5. Las I Jornadas de fe y orientación sexual fueron una iniciativa para reflexionar, concienciar y profundizar sobre estas realidades. Tras el éxito y afluencia de personas a las I Jornadas, esta segunda edición desea profundizar sobre los temas relacionados con la fe y orientación sexual así como adentrarse con más profundidad en la realidad de la identidad de género. Estas jornadas también pueden encontrarse en la página web del Grupo de Espiritualidad de COGAM.

 

 

II Jornadas sobre Fe, Orientación Sexual e Identidad de Género.

 

 

Viernes 15 de mayo de 2015, COGAM, calle Puebla 9.

 

18:30 Apertura y presentación. Texto de la presentación disponible.

18:45 "A donde tú vayas, iré yo: cuatro reflexiones sobre la importancia del amor homoerótico en la biblia"Renato Lings, doctor en Teología, profesor, traductor, intérprete y escritor. Puedes consultar el AUDIO y VÍDEO de esta ponencia.

Hasta épocas muy recientes se ha afirmado incontables veces que la Biblia condena clara y expresamente la intimidad entre personas del mismo sexo. Sin embargo, este criterio se basa en una tradición cristiana dominada por la misoginia, la erotofobia y los errores de traducción. En esta ponencia analizaremos cuatro textos olvidados o marginados por la tradición que nos permiten descubrir una imagen muy distinta. El libro de Rut celebra la creatividad de dos mujeres que deciden vivir juntas hasta el día de su muerte. Los dos libros de Samuel narran el poderoso vínculo afectivo que surge entre los jóvenes varones Jonatán y David. Los evangelios de Mateo y Lucas recogen el extraordinario relato del centurión romano que se acerca humildemente a Jesús pidiéndole que cure a su esclavo enfermo. Y el evangelio de Juan otorga al discípulo amado un lugar destacado en el entorno de Jesús. Tomados en su conjunto, estos cuatro textos aportan datos de gran relevancia para el análisis de las actitudes bíblicas con respecto a las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo.

Renato Lings es traductor e intérprete, doctor en Teología profesor y escritor. Ha trabajado entre otras cosas como intérprete en el Parlamento Europeo, como profesor en la Universidad Bíblica Latinoamericana o investigador en la Queen’s Foundation for Ecumenical Theological Education. En 2011 publicó: “Biblia y homosexualidad; ¿se equivocaron los traductores?” y recientemente ha sido publicado el libro "Love Lost in Translation: Homosexuality and the Bible"Su próxima obra (2016) se titulará “Adonde tú vayas, iré yo. Sobre la Biblia, traducción y amor entre personas del mismo sexo”.

 

19:30 Diálogo.

 

19:45 "Construyendo religión y homosexualidad en los medios de comunicación. ¿Condenadas a no darse la mano?", Mariecke Van Den Berg, doctora en Teología y socióloga. Para más información, pulsa AQUÍ.

En la mayor parte de los países europeos, religión y homosexualidad son casi por definición una "explosiva" combinación en los medios de comunicación. Con frecuencia, se construyen en contraposición de sí mismas. Religión y homosexualidad aparecen como emblemas de grandes cambios en Europa. La Religión, previamente presente de forma evidente en la esfera pública, se ha convertido en un asunto de carácter privado. Y la homosexualidad, previamente un asunto de alcoba, se hace progresivamente más y más visible en la vida pública. En esta conferencia, se analizarán algunas de las formas en las que religión y homosexualidad son tratadas en los medios, preguntando sobre las últimas tendencias en posicionarlas una frente a la otra y quién lo dice, qué imágenes de religión y homosexualidad se utilizan y por qué a homosexualidad es en particular un asunto tan central? Las conversaciones sobre homosexualidad parecen ir mucho más allá de lo que la homosexualidad es en sí misma: hablan sobre nacionalismo, secularización y controversias Este/Oeste. Se discutirán tres casos ejemplo de reciente debate entre religión, homosexualidad y género y se mostrará cómo en diferentes contextos europeos, aparecen diferentes discursos e ideologías. El primer caso de estudio es sobre las afirmaciones del Papa Francisco. Mientras que la Europa occidental ha aplaudido esta aparentemente más abierta actitud sobre la homosexualidad, la Europa oriental ha contestado con un silencio sepulcral y el sur de Europa aparece dividida. El segundo caso de estudio es sobre el uso de la figura del Anticristo en los servicios en línea de Rusia, que discuten religión y homosexualidad. En Rusia, el uso de la figura del Anticristo tiene unas conotaciones nacionalistas muy fuertes y la discusión sobre homosexualidad se convierte en un debate de identidad religiosa y nacional. El tercer caso de estudio trata sobre la victoria de Conchita Wurst (Tom Neuwirth) en el festival de Eurovisión en Copehage en 2014. La "mujer barbuda", como se refirieron a Conchita, ha causado mucho debate en los países de la Europa del Este como Serbia, donde la gente se sintió ofendida por la imaginería cristiana en la actuación: El Patriarca Irinej ha echado la culpa de las recientes inundaciones a esta figura "semejante" a Jesús. Los tres casos de estudio mostrarán que no sólo homosexualidad y religión se articulan como opuestas entre sí, sino también religión y secularidad, Este y Oeste y conservador y progresista. La buena noticia es que en el interior de los discursos entre religión y homosexualidad, permiten a las personas cristianas LGTB buscar el potencial subversivo de los debates mediáticos y comprometerse con los debates en curso para interferir estratégicamente la sociedad.

Mariecke van den Berg es investigadora post-doctoral en la Facultad de Teología de la Universidad VU de Amsterdam (Países Bajos), donde investiga la disyuntiva entre la religión y la homosexualidad planteada en los debates públicos en España, Serbia y Suecia. Cursó estudios de Teología y de Género en la Universidad de Utrecht, adquiriendo el doctorado en Sociología en la Universidad de Twente. Mariecke lleva varios años trabajando como gerente de proyectos de LCC Plus, una alianza de organizaciones LGBT cristianas con sede en los Países Bajos. Es miembro de la junta directiva de la Sociedad Holandesa de Teólogos Queer y vicedirectora de la revista en línea Religion and Gender (Religión y Género).

 

20:45 Diálogo.

 

Sala de reuniones de COGAM (Colectivo Gay de Madrid).

 

Sábado 16 de mayo de 2015, IEE/ICM, calle Noviciado 5.

 

10:30 "Acogida a la diversidad trans desde la mirada de Jesús de Nazaret", María José Rosillo Torralba, psicóloga y educadora social. Puedes consultar el AUDIO, DEO y PRESENTACIÓN de esta ponencia.

En esta ponencia se dibuja la realidad de acompañamiento personal y familiar en personas transexuales, desde el aprendizaje de la escucha, la aceptación incondicional y las citas evangélicas que dan luz y fondo a todas nuestras intervenciones. Acoger se presenta como acompañar en el proceso de autoconocimiento, autocomprensión, autoaceptación, autoestima, autorrealización y empoderamiento. Éste es el camino que hace Jesús, el Señor de la Vida, con cada una y con cada uno de nosotros. Nos acoge en sus brazos, nos mira con una sonrisa de ternura y nos acompaña en nuestro proceso personal de encuentro con nuestra realidad, nuestras dudas, miedos, esperanzas y sueños. Nos ayuda a confiar en nosotras/os mismas/os, y nos sostiene esa fe nutriéndola con cuidado providencial, amor de las personas que tenemos cerca y exigencia de tomar decisiones y asumir consecuencias. Y nos repite una vez más: CONFÍA Y ESPERA. La charla trabajará los siguientes puntos:

Jesús sabe descubrir en cada situación, incluso la más desesperanzada, a la persona concreta, porque ve en ella unas posibilidades que ni siquiera esta es capaz de encontrar (Jesús “ve la fe” de los que traían al paralítico, Mt 9, 1-7).

  • Jesús no rehúye el encuentro, sino que busca con la mirada: te mira, te llama por tu nombre, se dirige a ti en persona y te invita a dejar que te acompañe. Donde antes había un personaje o una máscara que encubre los prejuicios que etiquetan, Jesús encuentra a la persona; no para condenar, sino para invitar a seguir confiando y esperando, para acoger, para serenar y aliviar la carga de la incertidumbre. Por eso se produce el cambio radical en la persona que se encuentra con su mirada: Zaqueo (Lc 19, 1-10), Nicodemo (Jn 3, 1-21), las hermanas de Lázaro (Jn 11, 17-44), la samaritana (Jn 4, 4-26), la mujer hemorroísa (Mc 5, 25-34).
  • Su presencia es un lugar de encuentro: el pozo de Sicar, Cafarnaúm, el monte de las Bienaventuranzas, la casa de Marta y María, el sicomoro donde Zaqueo sube para ver pasar a Jesús…
María José Rosillo Torralba es psicóloga y educadora social. Ha hecho un máster en "Counselling y Relaciones de Ayuda" y es experta en cooperación internacional. Desde 1987 trabaja en Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, en las delegaciones de Bienestar Social y Participación Ciudadana. Desde 2002, realiza tareas de dirección técnica de planes de intervención en zonas vulnerables, coordinadora de equipos y tribunal permanente en procesos de selección institucional. Formadora de profesionales en activo de los servicios sociales, sector sanitario y fuerzas de seguridad  (Colegios Profesionales de Psicología Huelva-Sevilla, Diputación de Sevilla, UNIA, Distrito Sanitario). María José es terapeuta en grupos de mujeres y de promoción de desarrollo personal, responsable del servicio municipal de atención a personas homosexuales y transexuales. Actualmente, realiza tareas de asesoramiento y consultoría personal y familiar en personas transexuales. renamiento de líderes organizacionales de alto nivel, desde la humanización. Es  miembro de la asociación europea de teólogas feministas. Participa de forma habitual en foros, congresos y medios de comunicación (prensa y radio) sobre temáticas relacionadas con el liderazgo de mujeres, participación ciudadana, teología y espiritualidad de mujeres, gestión emocional  o cuidado a cuidadores.
 
11:30 Diálogo
 
12:00 Descanso
 
12:15 "Sexualidad pluriforme y educación inclusiva en la vida de las comunidades cristianas", Juan Masiá, teólogo, profesor de ética, escritor y sacerdote jesuitaPara más información, pulsa AQUÍ.
Esta ponencia versará sobre las propuestas, tras un diálogo en comunidad, cara al próximo Sínodo de la Familia que surgieron tras no lograrse la mayoría de dos tercios en el primer Sínodo de la Familia. Las propuestas que se analizarán son las siguientes: A nivel de comunidades eclesiales: promover la acogida sin discriminación de las personas y parejas homosexuales en la vida cotidiana y sacramental de las iglesias. Reconocimiento respetuoso de la legislación civil sobre enlaces homosexuales y acogida eclesial, con todas sus consecuencias pastorales, de las familias así constituidas. Revisión de la hermenéutica bíblica, moral y teológica sobre la sexualidad, a la luz de las ciencias humanas; especialmente sobre la sexualidad pluriforme y las exigencias educativas para la convivencia inclusiva.
 
Juan Masiá ha vivido más de veinticinco años en Japón. Fue director del Departamento de Bioética en el Instituto de Ciencias de la Vida de la japonesa Universidad de Sofía, y profesor de Bioética y Antropología en la facultad de Teología de la misma universidad. Se trasladó a Madrid para sustituir a Javier Gafo Fernández S.J., fallecido poco antes y un teólogo pionero de la bioética. Fue profesor invitado de Antropología filosófica de 1988 a 1998 en la Universidad Pontificia Comillas y ha dirigido la Cátedra de Bioética de la misma Universidad de 2004 a 2006. En este último año, calificar como "mitad cómico, mitad anacrónico" el debate eclesiástico sobre el uso del preservativo le costó al jesuita su puesto en la Universidad de Comillas, a dos meses de su jubilación, y el secuestro de su libro Tertulias de bioética. Manejar la vida, cuidar a las personas en Madrid, por presiones directas de Roma y del obispo auxiliar de Madrid Eugenio Romero Pose, presidente en España de la Comisión para la Doctrina de la Fe. Como consiliario de la Asociación de Médicos católicos de Japón y colaborador en comisiones de bioética de la Conferencia Episcopal japonesa se ha ocupado de tratar en perspectiva teológica las cuestiones de ética de la vida. Hoy es coadjutor en la parroquia de Rokko, de los jesuitas, en Kōbe (Japón) y profesor de Bioética en la Universidad Católica Santo Tomás, de la diócesis de Osaka. También es colaborador en Tokio de la comisión católica de Justicia y Paz y de la sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz. Es uno de los firmantes del manifiesto Ante la crisis eclesial, junto con otros 300 pensadores cristianos.
 
13:15 Diálogo
 
13:45 Comida
 
16:15 "La Biblia y la homosexualidad: malentendidos anacrónicos", Juan Sánchez Núñez, teólogo y profesor de Teología Sistemática de la Facultad de Teología SEUT (Seminario Evangélico Unido de Teología). Para más información, pulsa AQUÍ.
En esta ponencia se explorará el tipo de homosexualidad que conoce la Biblia y su valoración ético-teológica, y se confrontará con la homosexualidad tal y como nos es presentada por las ciencias modernas; todo ello con el objetivo de llevar a cabo una valoración ético-teológica actual de la homosexualidad.
 
 
Juan Sánchez Núñez es profesor de Teología en el SEUT. Obtuvo el título de Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca y ha hecho su licenciatura en Teología en la Universidad Pontificia Comillas en el área de Teología Dogmática Fundamental. Ha participado en la Iglesia Evangélica Cristo Vive de Canillejas, la Iglesia de los Hermanos Menonitas de Madrid y la Iglesia Protestante de San Sebastián de los Reyes (Madrid). Juan ha realizado tres estudios sobre Ética teológica y homosexualidad en diversas sesiones de estudio en algunas iglesias de la IEE en Barcelona y Madrid, así como en algunos talleres teológicos de la Facultad de Teología SEUT.
 
17:15 Diálogo.
 
17:45 Descanso.
 
18:00 "Desmontando estereotipos: mi recorrido hasta ejercer como pastor transgénero", Reverendo Ines-Paul Baumann, pastor de ICM (Colonia, Alemania) y primer obispo alemán transgénero FTM (Female to male) de la ICM (Iglesia de la Comunidad Metropolitana). Para más información, pulsa AQUÍ.
Ines-Paul Baumann es pastor/a de la ICM (Iglesia de la Comunidad Metropolitana) en Colonia (Alemania). Su nombre refleja su inconformidad en asumir ningún género asignado. Se gana la vida como diseñador de webs para una empresa secular. Ha salido de tantos armarios que no le importan las etiquetas asignadas. Nutrió su fe entre Jesús, personas de ICM, libros, fiestas de drag-king, bandas queercore-punkrock. También han nutrido su fe las dudas y las experiencias fracasadas en escuelas bíblicas y misiones evangélicas. Tiene una extensa experiencia en entrevistas radial, televisiva y en prensa escrita, abordando temas de fe y género. Junto a su pareja y a una tercera persona asume la paternidad/maternidad de dos pequeñas hijas. Recientemente ha sido nominado para Obispo/a en la ICM, siendo el primer alemán y la primera persona inconforme con el género Hombre/Mujer en ser nominada a dicha posición.
 
19:00 Diálogo.
 
19:30 Acto en la víspera del Día Mundial contra la Homofobia, Manuel Ródenas, director del Programa LGTB de la Comunidad de Madrid. Para más información, pulsa AQUÍ.
Manuel Ródenas es el director del Programa LGTB de la Comunidad de Madrid, donde realiza una importante tarea de asesoramiento y apoyo, trabajando activamente contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Manuel ha recibido el premio Mejor Abogado LGTB por la Asociación Americana de Abogados LGTB en 2012 y colabora activamente en la defensa de los derechos del colectivo LGTB.
 
 
 
20:00 Clausura de las jornadas.
 

Iglesia del Salvador (Iglesia Evangélica Española).

 

Sala de reuniones de la Iglesia del Salvador (Iglesia Evangélica Española).

 

ORGANIZAN (por orden alfabético):
AGRADECIMIENTOS:
AdjuntoTamaño
Renato_Lings_Presentación.pdf952.36 KB
Mariecke_Vandenberg_Presentation.pdf398.32 KB
Mariecke_Vandenberg_Lecture.pdf83.96 KB
Mariecke_Vandenberg_Conferencia.pdf88.83 KB
María_José_Rosillo_Presentación.pdf877.51 KB
Juan_Masiá_Conferencia.pdf78.37 KB
Juan_Sánchez_Conferencia.pdf82.26 KB
Ines_Paul_Baumann_ConferenciaEspañol.pdf65.81 KB
Ines_Paul_Baumann_LectureEnglish.pdf27.42 KB

Breaking stereotypes up: my journey to ministering as a trans pastor

 

Breaking stereotypes up: my journey to ministering as a trans pastor

 

Puedes consultar el AUDIOVÍDEOCONFERENCIA (pdf en español)CONFERENCE (pdf in English) CONFERENCIA (texto en línea en español) de esta ponencia.

 

Reverend Ines-Paul Baumann (Colonia, Germany), pastor of Metropolitan Comunity Church (MCC) and nominated as first German transgender bishop FTM (Female to male) of this church.

It was right after birth that I „missed“ [1] the first box: I wasn't baptized! At that time, every other kid was baptized and thus belonged either to the Roman-Catholic church or to the Protestant/Lutheran church (= this are the two main denominations in Germany, the „real“ churches, the „normal“ churches). I didn't belong anywhere – and I didn't even know it (and I didn't miss anything [2]).

  • My parents had left church and didn't teach me anything about religion or faith. So, when I grew up, it was much easier for me to deal with this topics – for others, leaving church might feel as a rebellion against your parents, whereas attending church might feel as agreeing with your parents. They way they thaught about church was a symbol of what they thaught about about their parents' lives. For me, the world of my parents and the world of faith was two different „boxes“. That helped a lot.
  • It was also very early that I missed [1] the box of being a „real girl“ or a „real boy“. I knew that I wasn't one of the boys, but I also knew that I wasn't one of the girls. Again, I didn't miss [2] anything - this was just the way it was; it didn't feel wrong. (I didn't feel wrong!).
  • Growing up, things became more difficult. Growing up seems to mean growing into boxes. This was how the world was presented to me when I was young:

* As an adult, in your gender life your are either MAN or WOMAN.

* As an adult, in your work life you wear either suits or skirts.

* As an adult, in your family life you are either father or mother.

* As an adult, you are supposed to make a career and to make money.

* Nothing of this was of any interest to me. I thaught about becoming an artist, a truck driver, or to go insane (at least I would be „out of the system“ then).

* Dying also was an option, but not really because I was suicidal, but because I really was curious about breaking the limits of my perception. I wanted to know what was „behind“ the scenes. That was much more attractive than becoming an adult!

  • The world around me still wanted to put me on track:

* For example, I was taken to a doctor to learn to stand in an upright, „straight“ (haha) posture (I never could stand upright as long as it would show my female breasts, but nobody – including me - understood what was going on.)

* I was taken to a psychological test in order to find out what education and work-life would apply to me. I was such a clever kid and was not interested in any kind of career. But the problem wasn't the work itself; my problem was the world that my work should be part of. I didn't see any way of making money in that world that would satisfy me.

  • The world I saw was not a world of happiness, career, familiy life and satisfaction by making money or becoming famous or studying important things at a university. I just saw that in other parts of the world (in factories, on the streets, in hospitals, in other countries, on other continents) people were poor, hungry, ill, addicted, threatened, exploited, isolated, lonely and oppressed. How can I live happily in such a world?
  • It was in this mood that I became a Christian. Jesus really was the light of the world for me. And because I didn't have other plans anyway, I asked Jesus to take my whole life – and to send me to people who never get told that God loves them. (I never thaught about becoming a pastor. Pastors always are patient, always have time for everybody's concerns, always have a smile on their face, always like to be with people, … I am the contrary!).
  • So, I started my career as a Christian missionary… or at least I tried:

* I wanted to join a bible school – and failed: because females were supposed to wear skirts and I refused to do so.

* I wanted to join mission organizations – and failed: because I just didn't fit. There was nothing I did really wrong, I just didn't fit. At least I managed to be the first woman in the Christian bookshop in London that was allowed to work in trousers. (MCC is one of my very rare experiences as a group that is not based on sameness, but really tries to acknowledge and value diversity.)

*  I wanted to join churches – and failed: I was expected to realize that homosexuality is a sin or an illness (by that time I still was a woman and by that time I was too much in love with too many women).

* I desperately wanted to become a real Christian – and even with that I failed: Real Christians were having a quiet time (= reading the bible and praying) early every morning – I always fell asleep.
Real Christians were given the gift of praying in tongues – I never was.
Real Christians love Christian music – I didn't.
Real Christians a) „naturally“ no sex drive, b) managed „happiliy“ to abstain from sex, c) had sex just for the responsibility of procreation, or d) were born to find their „one-and-only“ partner that was „made for them“ to live a life in a monogamic marriage. I didn't fit in any of these.

  • So, after my Christian career had failed, I was led to people and places outside of Christianity – and there I found what I had expected to find WITHIN Christianity:

* Feminism

* Fighting for the rights of refugees

* Seeking equality and freedom for all (instead of just seeking to participate in existing privileges)

* Organizing done by ourselves instead for us

* ...

  • Now, most of these people were non-Christian or even ANTI-Christian. And I began to understand why. The Christians we knew were either

a) living a privileged life like other privileged people did (many of them nowadays welcome gays and lesbians into their privileges), or

b) were even more conservative in their world-views (many of them still fight gays and lesbians).

  • So, instead of going to church,

*  I toured Europe with my queercore-punkrock-band

* I co-found the „Drag Kingdom“ in Germany; a movement not just for Drag Kings, but for all kinds of people who had fun with a diversity of genders. For example, we gave parties where the crowd was so mixed that you couldn't tell a „normal“ majority“ form a different „other“ (regarding gender identities, but also sexual orientations, styles of clothes and looks, favourite music, age, education, class, …).

  • By that time, I felt quite comfortable with the boxes that I fit and didn't fit:

* I wasn't a „normal“ woman? So what, I was a lesbian! :)

* I wasn't a „normal“ lesbian? So what, I sometimes was a Drag King :)

* I wasn't a „normal“ Christian? So what, God was everywhere! (Yes, I still kept on praying and trusting and considering myself a child of God.)

  • Then I had my next outing, and this one was harder: It was not just an „outing as …“, but also an outing „out of“ my comfort zone. I knew that changing my appereance to be a transman, I could no longer claim to be a natural part of the world of women and lesbians. That was hard, because I never identified as a „man“ in the way what being a „man“ means in most societies. 
    So, in 2000 I started with taking hormones and I had my female breast turned into a more male breast, but that's all I did. I didn't even change my official name (every document still runs under my female name).
    By not doing the „real“ adjustments to become a „real“ (trans-)man, I again missed [1] the boxes – those of a man as well as those of most transmen. 
  • Then, in 2004 my band split. And I knew right away that it was now time for MCC. So I went to church again – and a time of healing began.

* It was the first time that many of my ideas as an activist and as a Christian were not seperated any longer.

* It was quite confusing as well, because in MCC I found so many people and beliefs that didn't fit into my boxes of being „Christian“...

* And soon I realized that it was again time to overcome a box; this time it was the box of my self-image: I was called to become a pastor. So I started the journey, and 6 years later I got ordained.

  • There is one more box that opened for me: In 2009 I became a parent! We are three parents raising two kids (aged 4 and 6).

 

Now, with all these experiences I came to read the bible in a different way then people do with THEIR experiences. Let me quickly share some examples with you:

(bible quotes are from the King James Version):

  • Genesis 1,27
    (many read:) „So God created man in his own image, in the image of God created he him; MALE and FEMALE created he them.“ (= Most people read: God created us as Male OR as Female.)
    (I read:)  „So God created man in his own image, in the image of God created he him; male AND female created he them.“ (= I read: Yes, God created us as male AND female!)
  • Gen 17,10-14
    „Every man child among you shall be circumcised. (…) And the uncircumcised man child whose flesh of his foreskin is not circumcised, that soul shall be cut off from his people; he hath broken my covenant.“
    => They are not „right“ until they changed their body. It's a surgical intervention that makes them who they are (in God's eyes). Sounds very familiar to me as a transgender!
  • 5. Mose 22,5
    „The woman shall not wear that which pertaineth unto a man, neither shall a man put on a woman's garment: for all that do so are abomination unto the LORD thy God.“
    => yeah, be bold and wear clothes according to your „real“ gender identity! :)
  • 1. Kor 11,14
    „Doth not even nature itself teach you, that, if a man have long hair, it is a shame unto him?“
    => oh yes, „nature“ is what FEELS naturally (as a result of the current culture and made by us, not by „nature“)
  • Gal 3,28
    „For as many of you as have been baptized into Christ have put on Christ. There is neither Jew nor Greek, there is neither bond nor free, there is neither male nor female: for ye are all one in Christ Jesus.“
    => Wow, all Christians are gender queer! (Yet, there are not many who after baptizm say: „uh, I am baptized now, great! But wait – where is my gender gone?“ *hehe*).

 

I think ministering as a trans-Pastor is an exciting and wonderful ministry. Many of my experiences serve me well in being open to people with all kinds of histories and identities. I know the hurts and the liberation of being marginalized. I know that changes in life can happen. I know what people can become when they become who they really are, as God made them and God loves them. I know that it's not about being like each other, but about helping each other in being as diverse as we are created. It also helps me not to stick to one image of God, in many aspects. I know the power of convictions (sometimes helpful, sometimes dangerous) and of stepping into the unknown. I know what it means to „transform ourselves as we transform the world“, as we proclaim in MCC. I'm so thankful for my life journey.

 

Construyendo religión y homosexualidad en los medios de comunicación. ¿Condenadas a no darse la mano?

 

Puedes consultar el AUDIOVÍDEOPRESENTATION (pdf in English), CONFERENCIA (pdf en español)CONFERENCE (pdf in English) y CONFERENCE (on line in English) de esta ponencia o las II Jornadas completas.

 

Introducción: la emancipación LGBT en los Países Bajos

Me gustaría compartir brevemente el proyecto de investigación en el que estoy trabajando y que se titula "Polos opuestos, la relación opuesta entre homosexualidad y religión en el debate público".

En este proyecto, mis colegas y yo estamos investigando por qué religión y homosexualidad siempre se ven como opuestas en los medios de comunicación y por qué forman una combinación tan "explosiva". Creo que Los Países Bajos son conocidos en el mundo entero, o quizá les gusta serlo, por su elevado nivel de aceptación de la homosexualidad. Probablemente sabrás que los Países Bajos fueron los primeros, en 2001, en introducir el matrimonio entre parejas del mismo sexo tras haber introducido un registro de relaciones de pareja en 1998. Ya en 1986, una de las muchas denominaciones eclesiales decidieron bendecir relaciones entre personas del mismo sexo. En 2004, la Iglesia Protestante de Los Países Bajos, la denominación eclesial mayoritaria, decidió hacer lo mismo. Las organizaciones LGTB tienen una larga historia de obtención de subvenciones estatales. Los derechos LGTB se han convertido en un importante producto de exportación de Los Países Bajos, con todas las consecuencias tanto positivas como negativas.

 

Religión y homosexualidad en los medios

Sin embargo, hemos tenido recientemente debates encarnizados sobre homosexualidad y en todos estos debates la religión ha sido un factor importante.

Quizá sorprendentemente, el matrimonio entre parejas del mismo sexo no fue en sí un tema de gran discusión. Ha estado presente durante mucho tiempo. Hubo mucho foco de atención en los medios internacionales para la primera boda gay, pero no en Los Países Bajos. Pero después de la introducción del matrimonio entre parejas del mismo sexo, hubo un debate muy controvertido sobre qué hacer con la "objeción de conciencia de los funcionarios matrimoniales" del estado. La cuestión entonces fue qué hacer con los funcionarios civilles que son religiosos y mayoritariamente cristianos, que en base a sus convicciones religiosas se negaban a casar a parejas del mismo sexo. ¿Tendrían que ser obligados a hacerlo como representantes del estado o a ser despedidos? O ¿deberían ser protegidos como miembros de una minoría religiosa?

El segundo debate vino con el creciente número de inmigrantes musulmanes a Los Países Bajos. Especialmente para partidos de derecha, el Islam se está viendo como una amenaza a nuestros valores "judeo-cristianos". Para simplificar y a pesar de que se trata de una realidad más compleja, los musulmanes presuponen una cierta aceptación LGBT en estos valores. Pero los debates comenzaron realmente cuando los imanes, muchas veces mencionados en los medios como "odiados imanes", predicaban contra la homosexualidad. Lo que cuenta aún más es que la gente se preguntaba sobre la disyuntiva entre libertad de religión y expresión o protección del colectivo LGBT contra la discriminación.

En tercer lugar, había debates en los que se discutía sobre si se debía permitir que los colegios cristianos pudieran despedir personal contratado cuando se mostraban en relación con otra persona del mismo sexo, contra el reglamento interno del colegio. ¿A qué se debería dar más peso? ¿a los derechos legales de estos profesores o al derecho del colegio a organizarse según sus propios principios religiosos?

Nos parece que religión y homosexualidad tienen roles negociados. En el pasado, la religión era una parte evidente de la esfera pública, mientras que la homosexualidad estaba restringida a la privacidad de la alcoba. Ahora, la religión está bajo sospecha, algo que practicas en casa y no puedes mostrar públicamente, mientras que la homosexualidad a llegado a ser muy visible no sólo en el Orgullo, sino también en televisión.

En nuestro proyecto comenzamos preguntándonos dos cosas. La primera es: ¿son estos debates tal y como los conocemos en Los Países bajos, donde la homosexualidad es un tema central, particulares a nuestro país? Un país caracterizado por la diversidad religiosa pero también por una dominancia calvinista. ¿Son estos debates distintos en países con una historia eclesial y clima político diferentes? Y en caso de serlo, ¿por qué son distintos? Y en segundo lugar, ¿por qué la homosexualidad? ¿Por qué es este tema, de todos los posibles, tan controvertido? ¿Por qué acapara tanta atención en los medios, especialmente cuando se añade a la religión?

Para responder a estas preguntas, se me dio un sub-proyecto en el que comparo los debates en Los Países Bajos a otros debates en otros países en Europa, con un enfoque especial en Serbia, Suecia y España. Escogimos estos países porque en ellos dominan distintos tipos de cristiandad o lo hicieron en el pasado: Ortodoxia oriental en Serbia, Luteranismo en Suecia y Catolicismo en España. Durante esta investigación, otros países fueron en ocasiones incluidos.

En esta investigación utilizo el método de análisis de discurso. Un discurso puede describirse como un conjunto de ideas que se aglutinan entre sí produciendo coherencia dentro de una determinada ideología. Un discurso conservador cristiano puede por ejemplo consistir en que Dios condena la homosexualidad en la biblia y que la homosexualidad es una amenaza contra la familia. Un discurso más progresista puede ser que Dios creó la diversidad y que debemos por tanto ver la diversidad sexual como como una bendición. En el análisis de discurso, estamos interesados en cómo se puede ejercer poder a través del lenguaje. Las palabras pueden tener mucha fuerza cuando son pronunciadas por una persona con gran autoridad como un político o un obispo.

Las palabras pueden ser significativas cuando pueden llegar a una gran audiencia, por ejemplo en las noticias de las 8 de la tarde. Y pueden ser relevantes cuando evocan ciertas emociones entre el público. Tómese por ejemplo el himno nacional de Los Países Bajos. En este himno cantamos, lo creamos o no, que yo soy William de Nassau, soy de sangre alemana y siempre he sido fiel al rey de España. No os voy a molestar con el contexto histórico en el que estas palabras cobran sentido.

Mi punto de vista es que las palabras del himno tienen fuerza, porque son el himno. A veces alguien podría querer cambiar la letra porque no mucha gente se siente leal al rey de España, dudaría que supieran incluso su nombre. Pero habrá mucha resistencia a cambiarla. La gente está emocionalmente unida a otras cosas sobre las que se sienten fuertemente vinculadas  emocialmente. De igual manera, la gente puede sentirse emocionalmente vinculada a un cierto discurso sobre la homosexualidad. Para esas personas, la forma en la que hablan de la homosexualidad se ha unido a otras cosas con las que con fuerza se sienten emocionalmente vinculadas, como su país, religión o posición en la sociedad. Hablaré sobre eso después. Por el momento, en lo que está interesado este proyecto de investigación es qué palabras se están utilizando y cómo se articula el poder a través de ellas utilizando 1) autoridad, 2) cómo llegan a los medios y 3) las emociones que llevan consigo.

 

Casos ejemplo

1) El Anticristo es gay: Rusia.

Al hablar de palabras, me gustaría dar un ejemplo de un país donde una palabra ha llegado a ser central y es Rusia. En particular, me gustaría entrar en el uso en internet de la palabra Anticristo en Rusia. Cada vez más rusos están haciendo uso de internet y es ahí donde mucha ideología, tanto nacionalista como no, está siendo expandida.

Como probablemente sabrás, el Anticristo se encuentra en el libro de la Revelación (Apocalipsis) en la Biblia, donde este término es atribuido a Satanás, que dominará el mundo hasta la segunda llegada de Jesucristo. Mi colega Magda Solinska-Rydzek está escribiendo una tesis doctoral sobre el Anticristo y junto a ella, he analizado los efectos de utilizar esta figura como forma para describir al colectivo LGBT, especialmente en las páginas web rusas nacionalistas.

Echemos primeramente una ojeada a algunas citas que conectan la figura del Anticristo con el colectivo LGBT. Kiryll, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, afirma lo siguiente:

El Anticristo enseña que matar y la violencia son buenos. Uno puede pensar: ¿quién puede aceptar a tal líder? Sin embargo, hoy, se está fijando en nuestra conciencia que no existe ninguna diferencia objetiva entre el pecado y la virtud como en muchos países los matrimonios entre personas del mismo sexo y los normales se ponen al mismo nivel.

Hay muchos más ejemplos del uso de la figura del Anticristo en relación a la homosexualidad. Al principio me impresionaba mucho el uso de este término. En mi propia tradición, que es protestante calvinista, sólo pronuncar esta palabra da miedo, como si fuera a aparecer el Anticristo en ese momento. Asimilar a personas concretas con el Anticristo no es algo que los líderes eclesiales hagan fácilmente o dejen a merced de los medios de comunicación. Sería considerado excesivo.

Sin embargo hay muchos ejemplos del uso del Anticristo en Rusia cuando se profundiza en su historia. El Anticristo se ha asimilado a figuras como Napoleón, Rasputín, Pedro el Grande, en los sistemas políticos y sociales como la autocracia rusa, el socialismo, comunismo o la democracia liberal y en grupos sociales como los católicos romanos, judíos, musulmanes y (otros) inmigrantes. A cada época de la historia rusa creó su propia visión del Anticristo, visiones que a menudo tienen poco que ver con la Bestia del libro del Apocalipsis. Y ahora, finalmente, el Anticristo es gay. Desde que ha sido utilizado para denotar tantas cosas, sospecho que el término ha sufrido una deflación y no aterroriza a los rusos como me habría aterrorizado a mí cuando tenía doce años. En ese sentido, esta figura es mucho menos significativa retóricamente.

Por otra parte, el término no se refiere actualmente sólo a gays y lesbianas, sino también a Occidente, a veces al papa, básicamente a todo lo que es percibido como anti-ruso. El Anticristo, en resumen, es lo "otro", lo que no somos nosotros, lo no ruso.

El Anticristo, sin embargo, es un término significativo en el sentido de que aglutina todas esas percepciones anti-rusas. El Anticristo hace el papel de un término paraguas para todo lo que se percibe como una amenaza para Rusia y permite dividir el mundo entre lo que simplemente está a favor o en contra. O apoyas a Rusia, tradición y familia, o estás apoyando al Anticristo: Europa, la promiscuidad y la ruptura familiar. A través del Anticristo, la religión se conecta extraordinariamente con el nacionalismo, la leadtad y el anti-occidentalismo. Entonces resulta muy difícil para los activistas LGBT luchar por igualdad de derechos. Esa lucha está bajo sospecha, porque su lealtad a sus países y la tradición ortodoxa se ponen inmediatamente también bajo sospecha.

 

2) El evangelio de Conchita.

Voy a separarme de la figura de Satanás y voy a hablar de un escenario más jovial en el que toda Europa se une: el Festival de Eurovisión. Como probablemente sepas, el Festival de Eurovisión hasta no hace mucho tiempo era una especie de música "folk" LGBT encubierta. Decir que te gustaba el concurso era una pista secreta de que eras gay. Ahora, es una realidad más abiertamente "queer", especialmente después de que la mujer transgénero Dana ganó el concurso para Israel. De hecho, las tornas han cambiado. Ahora autobuses de personas LGBT van a visitar Eurovisión como si fueran de excursión con el colegio. En la actualidad es beneficioso tener algún matiz "queer" en la actuación o tocar sobre temas homosexuales en escena. De hecho, Conchita Wurst, con vestido cambiado, la que ganó el año pasado, fue toda una sensación. Quizá la recuerdes como la "mujer con barba". En la mayoría de los países occidentales, los medios pusieron mucha atención a la historia personal de Conchita. Nació como Tom Neuwirth en Austria, identificada como gay desde una temprana edad, acosada durante la educación secundaria. Tras su salida, se convirtió en una mujer "performance", sintiéndose muy agusto en un vestido de mujer y con una barba. La canción ganadora, "Sube como el ave Fénix", iba sobre su victoria contra el rechazo y su encuentro consigo misma. En el Este, el tema en los medios fue muy distinto. En Rusia, la gente pensó que Conchita era una desgraciada. Una campaña comenzó en los medios de comunicación para que los hombres se afeitaran la barba. Este signo de masculinidad había aparentemente sido contaminado con la feminidad de Conchita y Jesús Irinej, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Serbia, echó la culpa de las inundaciones en los Balcanes a lo que llamó "esta figura con apariencia de Jesús". En Occidente, muy poca gente conectó a Conchita con la figura de Jesús. Algunos incluso hicieron un chiste como: Conchita es un Cruce entre Angelina Jolie y Jesús. Pero ninguno tomó el símbolo religioso muy seriamente. Sin embargo, la interpretación religiosa no es tan rara. Viendo una foto de Conchita, nos recuerda a Jesús, especialmente como le conocemos en los iconos y los dibujos en las biblias de niños. Pero no es sólo la cara. La canción completa jugaba con la idea de la resurrección: "Sube como el ave Fénix" está presente tanto en el texto como en las luces y la organización de la actuación. Y es precisamente la mezcla entre la vestimenta cambiada y cristianidad lo que se ve como problemático en Serbia y Rusia. Aparentemente, en estos países la iglesia prefiere un Jesús masculino. Lo que Conchita hace es confrontarlos con el hecho de que en la tradición cristiana, Jesús nunca ha sido sencillamente masculino. En ocasiones se le pinta de forma femenina en la tradición ortodoxa y no sólo ahí. A Jesús se le pinta frecuentemente en una forma en la que en nuestra cultura se percibe como femenina: pelo largo, un vestido, junto a un cordero o unos niños. Conchita confronta a la iglesia con una imagen de Cristo que ya está ahí.

Conchita no es la primera que mezcla una mujer barbuda con la religión. Algunos periodistas mencionaron la historia de San Wilgefortis, también conocido como el "Ontkommer". De acuerdo a esta historia, había una virgen que en contra de la voluntad de su padre, se negó a casarse. Ella quería dedicar su vida a Dios. Su padre se enfadó y quiso forzarla a casarse. Ella entonces rezó a Dios para que ocurriera algo que evitara que se casara. A la mañana siguiente, se levantó con una barba. Nadie quería casarse con ella después de eso. Su padre se enfadó tanto que dijo: ¡ahora morirás en la misma forma que el Jesús al que adoras! Y fue crucificada. Me encantan los parecidos entre la historia de este santo y Conchita. Ambos se han convertido en una persona "a medio camino". Ambos rechazan la forma tradicional de las relaciones. Ambos sienten que estaban haciendo lo correcto.

Finalmente, Conchita también juega con la teología. Para Conchita, la resurrección va sobre la salida del armario.  Sobre ser no lo que la gente quiere de ella, sino lo que realmente es. ¡Me encanta el evangelio según Conchita!

 

Este y Oeste - ¿no van a encontrarse nunca estos polos opuestos?

Que religión y homosexualidad sean temas de debate no es específico de Los Países Bajos, ocurre en muchos países. Sin embargo, los temas exactos son diferentes. El momento en que un debate comienza depende en si estamos en un país mayoritariamente secular o cristiano. Y en caso de estar en un país cristiano, qué denominación es la dominante. En este sentido, parece haber una línea divisoria entre el Oeste secular y el Este ortodoxo.

Podemos ver esto cuando miramos la forma en que la gente piensa sobre el papa, tanto el presente papa Francisco como el precedente Benedicto. Benedicto era muy impopular en Los Países Bajos y en los países escandinavos. Se pensaba que era un académico, un conservador anti-gay. Se pensaba que sus ideas sobre la familia eran retrógadas y si mencionaba la homosexualidad lo más mínimo, los periódicos se llenaban con artículos rechazando sus argumentos. En el Este era mucho más popular incluso en los países ortodoxos, porque  encontraron que las ideas tradicionales sobre la familia del papa estaban en concordancia con las suyas propias. Franciso, por otra parte, es muy popular en la Europa occidental.

Desde que tuvo lugar "la entrevista en el avión" ya no puede hacer nada malo a ojos occidentales. Francisco ha dicho: "si una persona es gay y busca al Señor, ¿quién soy yo para juzgarle?" Posteriormente él pronunciará afirmaciones más problemáticas, pero estas fueron ignoradas por los medios occidentales. En países del Este de Europa como Bosnia, a Francisco se le ignora por completo. No utilizar palabras es también una forma de utilizar el poder: no citar a alguien, incluso si es el líder de la iglesia más extendida en el mundo, significa no darle voz. En ambos lados, la gente creó un papa como les gustaría verlo, alguien que soporte las ideas que consideran importantes.

Esto lleva a otro tema: Este y Oeste se necesitan uno a otro en la historia que desean expresar sobre sí mismos. La homosexualiad y la religión les dan la oportunidad para contar esta historia, configurándote a ti contra el otro. El Oeste necesita al Este para autorretratarse como tolerante, progresista, un "nosotros coherente", una comunidad imaginaria como Benedic Anderson la ha llamado. El Este necesita al Oeste para crear un "nosotros coherente" tradicional y leal. Lo que se pierden son los matices. Resulta distinto cuando hablas con personas de estos países. He conocido cristianos LGBT en Suecia que se sienten excluidos en su iglesia. He encontrado activistas LGBT en Serbia que me dicen que la iglesia no es tan poderosa como frecuentemente aparece en los medios. Las cosas nunca son tan sencillas.

Nosotros, los cristianos LGBT tenemos un papel importante que jugar aquí. Somos la muestra viviente de que la religión y la homosexualidad no son necesariamente opuestas. Podemos tener una voz importante en el debate y rebatir afirmaciones dichas con demasiada simplicidad sobre religión y homosexualidad. Si lo hacemos, tenemos que ser conscientes del poder del lenguaje. Si tomamos parte del debate, es preciso evitar entrar en la lógica del "nosotros-ellos". Encontremos nuestro propio lenguaje creativo, empleemos tiempo en nuestra propia interpretación de la biblia, encontrar nuestras creencias troncales, operar desde ellas y ser fiel. Leamos el evangelio según Conchita. ¿Qué es lo que la resurrección significa para ti? ¿Qué significa el Éxodo? ¿Qué significa la Creación o amar a tu hermano como a ti mismo? Investiguemos sobre lo que significa todo esto. ¡Hagamos una nota de prensa y utilicemos nuestro poder!

 

Preguntas y puntos de debate:

1) ¿Cuáles son los debates más importantes sobre homosexualidad en España? ¿Juega la religión un papel importante aquí?

2) ¿Cuáles fueron las repuestas a Conchita en España? ¿Y al papa o papas?

3) Parece que existe una clara división entre Este y Oeste en Europa. ¿Qué pasa en el sur de Europa? ¿Cómo se puede caracterizar, qué es específico de España?

4) ¿Querrías convertirte en un participante activo en los debates públicos? ¿Por qué o por qué no? ¿Qué añadirías a los debates actuales?

Desmontando estereotipos: mi recorrido hasta ejercer como pastor transgénero

 

Puedes consultar el AUDIOVÍDEOCONFERENCIA (pdf en español)CONFERENCE (pdf in English) CONFERENCE (text on line in English) de esta ponencia o las II Jornadas completas.

 

Reverendo Ines-Paul Baumann, pastor de ICM (Colonia, Alemania) y nominado como primer obispo alemán transgénero FTM (Cambio de sexo femenino a masculino) de la ICM (Iglesia de la Comunidad Metropolitana).

  • Fue justo después de nacer que me libré de mi primera etiqueta: ¡No me bautizaron! Este momento era en el que los niños pasaban a formar parte de la iglesia Católica Apostólica Romana o de la iglesia Protestante o Luterana (estas son las dos religiones de mayor importancia en Alemania, las religiones “oficiales”, las “normales”). Yo no pertenecía a ninguna de ellas y ni siquiera lo sabía (Y no lo eché en falta).
  • Mis padres se apartaron de la iglesia y decidieron no enseñarme nada sobre religión o fe. Así que cuando crecí, para mí fue mucho más fácil enfrentarme a ciertas situaciones, como por ejemplo: para los demás abandonar la iglesia se interpretaba como un acto de rebelión en contra de sus padres. Lo que pensaban sobre la iglesia era un símbolo de lo que pensaban acerca de la vida de sus padres. Para mi, el mundo de mis padres y el mundo de la fe se me presentaba como dos “etiquetas” totalmente diferenciadas. Y esto me fue de gran ayuda.
  • Fue también a muy temprana edad cuando descubrí que las etiquetas de “chica” ochicono se aplicaban a como yo me sentía.  Sabía que no era como los chicos, pero también sabía que no era una chica común. Sin embargo, no me perdí nada por no pertenecer a ninguna de estas etiquetas – las cosas eran así, ¡y en ningún momento sentí que no estuviese bien ser tal y como era! (¡De veras que no me sentía mal!).
  • A medida que fui creciendo las cosas se fueron tornando cada vez más difíciles. Al parecer crecer significa etiquetarse. El mundo se me presentó de la siguiente manera cuando llegué a la juventud:

* Para los adultos, tu género tiene que ser Masculino o Femenino.

* Para los adultos, en el trabajo tienes que llevar trajes o faldas.

* Para los adultos, en la vida familiar tienes que ser el Padre o la Madre.

* Para los adultos, hay que estudiar una carrera y ganar mucho dinero.

* Nada de esto tenía el menor interés para mí. Yo quería convertirme en artista, camionera, o volverme loca (al menos así lograría “salirme del sistema establecido”).

* Morir también pudiera haber sido una opción, no porque tuviese ideas suicidas, sino porque sentía curiosidad por romper los límites de mi percepción. Quería saber que había “más allá”. ¡Y esto me resultaba mucho más atractivo que convertirme en adulto!

  • Pero el mundo a mi alrededor todavía confiaba en que podría reconducirme por la senda correcta de la vida:

* Por ejemplo: Me llevaron a un médico para que me enseñara a adoptar una postura erguida (Nunca logré adoptar una posición erguida porque al hacerlo se realzaba la forma de mis pechos, pero nadie, ni siquiera yo, se daba cuenta de lo que me ocurría.)

* Me hicieron tests psicológicos para identificar qué estudios o carrera profesional sería válida para mí. Es que yo era una persona muy inteligente, pero no tenía interés por ninguna profesión. Pero mi problema no era el trabajo en sí, mi problema era el mundo en el que se iba a desarrollar mi profesión. No veía como ganarme la vida en un mundo en el que pudiera sentir satisfacción con el trabajo que hacía.

  • El mundo que veía nada tenía que ver con un mundo de felicidad, de logro profesional y  vida familiar satisfactoria gracias a mis ingresos económicos o  mis importantes estudios en la Universidad. Lo que veía era que en otras entornos (en las fábricas, en las calles, en los hospitales, en otros países, en otros continentes) la gente era pobre, estaba hambrienta, enferma, amenazada, explotada, aislada, se sentía sola, estaban enganchadas a las drogas, oprimidas, etc. ¿¡Cómo podía vivir yo feliz en un mundo así!?
  • Fue esta forma de pensar y sentir la que me llevó a convertirme en practicante del Cristianismo. Jesús se convirtió en la luz del mundo para mí. Y como tampoco tenía otros planes en mi vida, le pedí a Jesús que tomara mi vida al completo, y que me guiara hasta esas personas a las que nunca les han dicho que Dios les ama. (Nunca imaginé que me convertiría en Pastor. Los pastores son personas muy pacientes, siempre con tiempo para las preocupaciones de los demás, con una sonrisa siempre en los labios, a las que siempre les gusta estar con los demás,… ¡Yo soy todo lo contrario!)
  • Así que empecé mi carrera como misionera cristiana… o al menos lo intenté:

* Quise ingresar en una escuela bíblica- y no lo conseguí: porque en estas instituciones las chicas tenían que llevar faldas y yo me negué a hacerlo.

* Quise colaborar en organizaciones misioneras- y no lo conseguí: Simplemente porque no encajaba. No fue porque hiciese algo mal, era simplemente que no encajaba. Al menos conseguí ser la primera mujer en la Librería Cristiana de Londres a la que le permitieron trabajar en pantalones. (ICM es una de mis pocas experiencias como miembro de un grupo que no se basa en la igualdad, sino que verdaderamente trata de reconocer el valor de la diversidad.)

* Quise pertenecer a iglesias – pero no lo conseguí: Se esperaba que reconociera la homosexualidad como un pecado o una enfermedad. (Por aquella época yo todavía era una mujer, y estaba muy enamorada de muchas mujeres).

* Quise con todas mis fuerzas convertirme en una cristiana verdadera - y ni siquiera esto conseguí: Los cristianos verdaderos eran muy aplicados, leían la biblia y rezaban, desde muy temprano en la mañana- ¡yo siempre me quedaba dormida!
A los cristianos verdaderos les fue concedido el don de orar en lenguas- A mí no.
A los verdaderos cristianos les encantaba la música Cristiana- A mí no.

* Los cristianos verdaderos a)  carecen de deseo sexual “por naturaleza”,  b) consiguen abstenerse del sexo sin grandes sacrificios, c) tienen sexo solo con el objetivo de procrear, o d) nacieron para unirse a su “única y exclusiva”  pareja que fue “concebida para ellos” con el propósito de llevar una vida matrimonial respetando la monogamia. Yo no encajaba en ninguna de estas opciones.

  • Así que, después de que mi trayectoria como cristiana no llegase a buen puerto, decidí experimentar en otros lugares y con otras personas ajenas a la Cristiandad- y fue allí donde encontré lo que esperaba hallar dentro de la Cristiandad:

* En el feminismo

* En la lucha por los derechos de los refugiados

* En la lucha por la igualdad y la libertad para todos (en vez de luchar por disfrutar de los privilegios existentes).

* En la creación de organizaciones hechas por nosotros mismos en lugar de las creadas para nosotros.

* ...

  • Ahora bien, las personas a las que conocí en estos círculos no eran cristianas o incluso eran anti-cristianas. Y empecé a comprender el porqué. Los cristianos que conocía eran:

a) personas que vivían una vida de privilegios al igual que otro sector privilegiado de la sociedad (muchos de ellos hoy en día aceptan a gays y lesbianas en sus vidas privilegiadas), o

b) era mucho más conservadoras en su percepción del mundo (muchos de ellos están aún en contra de gays y lesbianas).

  • Así que, en vez de ir a la iglesia,

* Me fui a hacer un tour por Europa con mi banda de rock QueerCore-punk.

* Yo fui co-fundador del movimiento “Drag Kingdom” en Alemania; un movimiento no solo para Drag Kings sino para todo tipo de gente que se siente a gusto con la diversidad de género.  Por ejemplo, organizábamos fiestas en las que los asistentes eran tan heterogéneos que no podías diferenciar a la mayoría “normal” de los “otros” diferentes (diferentes en cuanto a identidad de género, pero también orientación sexual, apariencia física, gustos musicales, edad, formación, clase social, etc.).

  • Por esa fecha, ya me sentía más cómoda con las etiquetas en las que podía encajar y las que no:

* ¿No era una mujer “normal”? ¡Y qué más da, era lesbiana! :)

* ¿No era una lesbiana “normal”? ¡Y qué más da, a veces era un Drag King! :)

* ¿No era una cristiana “normal”? ¡Y qué más da, Dios está en todas partes! (Sí… yo seguía rezando, creyendo y considerándome hija de Dios.)

  • Y entonces tuvo lugar mi siguiente cambio de etiqueta, y este fue aún más difícil: No fue solo deshacerme de una etiqueta, sino que significó deshacerme de mi zona de confort. Siempre supe que al cambiar mi apariencia para convertirme en hombre transexual, dejaría de ser parte natural del mundo de las mujeres y lesbianas. Y esto fue muy difícil para mí, porque nunca me he sentido como “hombre” en la forma en que se entiende el concepto de “hombre” en la mayoría de las sociedades.
  • Así que, en el 2000 comencé a tomar hormonas y me sometí a una operación para que mis pechos tuviesen un aspecto más masculino, pero esto fue todo lo que hice. No llegué siquiera a cambiar mi nombre oficialmente (en mis documentos aún figura mi nombre de cuando era mujer).
  • Y una vez más como no llegué a realizar las modificaciones “establecidas” para convertirme en un hombre-transexual “verdadero” me he quedado sin otras dos etiquetas – la de hombre y la de hombre-transexual.
  • En el 2004 mi banda se disolvió. Y en ese momento supe que era el momento de ICM. Así que volví a ir a la iglesia- y mi proceso de sanación comenzó.

* Por primera vez muchas de mis ideas como activista y como cristiano estaban sincronizadas.

* También era bastante confuso, porque en ICM encontré personas tan diferentes y de muy diversas creencias que no se ajustaban a mis etiquetas de cómo debe ser un “Cristiano”…

  • Y pronto me di cuenta de que ya era hora de despojarme de otra etiqueta; esta vez fue la etiqueta de la imagen que tenía de mi mismo: Sentí la llamada de convertirme en pastor, así que decidí emprender el viaje y 6 años más tarde me ordenaron como tal.
  • Pero todavía me quedaban etiquetas que conquistar: ¡En el 2009 me convertí en padre! Somos tres padres que estamos educando a dos pequeños de 4 y 6 años.

 

Ahora, con todas estas experiencias que he tenido, cuando leo la Biblia la interpreto de forma diferente a aquellos que lo hacen basándose en SUS experiencias. Déjenme compartir algunos ejemplos con vosotros:

 (Citas bíblicas de la versión del Rey Jacobo):

  • Génesis 1,27
    (Muchos leen:) “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” (La mayoría lee: Dios nos creo Varón o Hembra.)
    (Yo leo:) “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” (Yo leo: ¡Sí… Dios nos creo varón Y hembra!
  • Génesis 17,10-14
    “Será circuncidado todo varón de entre vosotros. (…) Y el varón incircunciso que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella persona será borrada de su pueblo, ha violado mi pacto.”
    => No son “aceptados” hasta que se produce este cambio es sus cuerpos. Es una intervención quirúrgica lo que les convierte en lo que son (ante los ojos de Dios). ¡Muy parecido a lo que me ha pasado a mí como transexual!
  • 5. Moisés 22,5
    “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es al Señor tu Dios cualquiera que esto hace.”
    => Pues sí, ¡sé valiente y viste de acuerdo con tu “verdadera” identidad sexual! :)
  • 1. Corintios 11,14
    “¿No os enseña la misma naturaleza que si el hombre tiene el cabello largo le es deshonra?”
    => Claro que sí, “naturaleza” es lo que te hace SENTIR natural (como resultado de la cultura imperante y es algo creado por nosotros mismos, no por la “naturaleza”).
  • Gal 3,28
    “Porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido. No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.”
    => ¡Hala!, ¡todos los cristianos son transgéneros! (Aunque no hay muchos que después de ser bautizados dicen: “Ajá, ya estoy bautizado, ¡Genial! Pero espera- ¿y cuál es mi género ahora?” Ja ja ja.

 

Considero que ejercer como Pastor transexual es una labor emocionante y maravillosa. Las diversas experiencias que he vivido me sirven para abrirme a personas con todo tipo de historias e identidades. Conozco el dolor y la liberación de los que han sido marginados. Sé que los cambios en la vida pueden ocurrir. Sé en lo que se puede convertir una persona cuando se permiten ser quien es realmente, porque Dios le hizo y Dios le ama. Sé que no se trata de ser como los demás, sino de ayudar a los demás para que sean tan diversos como hemos sido creados. También me ha ayudado en muchos aspectos el no aferrarme a una imagen de Dios. Conozco el poder de las convicciones, en ocasiones muy útil, pero en otras muy peligroso, y el adentrarse en lo desconocido. Sé lo que significa “transformarnos a nosotros a la vez que transformamos al mundo”, como decimos en ICM. Estoy tan agradecido de la senda por la que me ha llevado la vida.

 

En memoria el día Mundial contra la Homofobia

En memoria de todas las personas que han sufrido el odio, la incomprensión y la ignorancia de otras por su oreintación afectivo-sexual o identidad de género y especialmente de quienes lo han pagado con su vida:

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos y hermanas nuestros, personas que no se aceptan a sí mismas, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidas por su orientación afectiva y sexual o su identidad de género y que no son comprendidas ni aceptadas en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por nuestras iglesias y asociaciones, para que juntos contruyamos tu Reino y seamos luz y faro para nuestra comunidad LGTB.

Puedes consultar el VÍDEO de este acto.

 

Manuel Ródenas es el director del Programa LGTB de la Comunidad de Madrid, donde realiza una importante tarea de asesoramiento y apoyo, trabajando activamente contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Manuel ha recibido el premio Mejor Abogado LGTB por la Asociación Americana de Abogados LGTB en 2012 y colabora activamente en la defensa de los derechos del colectivo LGTB.

La Biblia y la homosexualidad: malentendidos anacrónicos

Puedes consultar el AUDIOVÍDEO PRESENTACIÓN (pdf) de esta ponencia o las II Jornadas completas.

 

Introducción

Buenas tardes, creo que debo agradecer, en primer lugar, vuestra presencia aquí, porque venir en un sábado de la feria de San Isidro, a las cuatro de la tarde, a escuchar un estudio sobre Biblia y homosexualidad, creo que  demuestra un gran interés por vuestra parte. Yo espero, por mi parte, estar a la altura de vuestro interés.

Y en segundo lugar, dar las gracias a los organizadores de estas Jornadas por darme el privilegio de compartir con todos vosotros este tiempo tan rico de comunión y reflexión.

Cuando hablaba con el pastor Juan Larios sobre estas Jornadas y sobre mi participación en las mismas, le comentaba que venía llevando a cabo en diversas iglesias de la IEE, aunque también en alguna ocasión se ha sumado alguna iglesia bautista, una serie de estudios éticos, bíblicos y teológicos sobre la homosexualidad.

La Comisión Permanente de la IEE me invitó, hace algo más de un año, a incorporarme al Comité de Ética e impulsar estos estudios, ya que las iglesias de la IEE venían enfrentado el problema de bastantes miembros homosexuales de las mismas, que no se sentían plenamente reconocidos y aceptados.

Puedo decir hoy, con alegría, que desde el lunes al miércoles de esta semana, los pastores de la IEE, y algunos profesores del Seut, hemos estado reunidos en Jaca celebrando la Pastoral de 2015, y hemos elaborado una Declaración que se llevará al próximo Sínodo de Octubre, en la cual, se anima a las iglesias a aceptar a las personas homosexuales y a sus familias, a superar todo tipo de discriminación o marginación, y a luchar contra la homofobia.

Pues bien, en mi “peregrinaje” por las iglesias, me he encontrado con el hecho de que si había algo que realmente era un obstáculo casi insalvable, que impedía la plena aceptación de las personas homosexuales en las iglesias, como miembros de igual dignidad y valor que cualquier otro miembro, era precisamente la lectura que hacían de la Biblia algunos creyentes, y las conclusiones a las que llegaban, en el sentido de asociar la homosexualidad con el pecado y la perversión.

Deshacer esa terrible conexión ha sido el objetivo prioritario de mis estudios. Y claro, tenía que luchar contra ideas previas de rancio abolengo protestante, pues la Biblia tiene un lugar central en nuestra tradición. Era muy corriente que, incluso después de mis exposiciones, algunos me dijesen: “sí, sí, está claro, en la iglesia hay que aceptar al pecador, pero no el pecado”.

Y yo pensaba: “Sí, sí, está claro, o no me he expresado con suficiente claridad –cosa que yo no pensaba–, o mira que cuesta romper ciertas ideas ancestrales por más argumentos que se  presenten en contra”.

Lo cierto que ese objetivo que yo tenía, de deshacer la relación entre pecado y homosexualidad, no me lo había marcado yo porque soy un moderno y un liberal, sino porque como consecuencia de mi estudio de la Biblia y de la homosexualidad, había llegado a la conclusión de que era tremendamente injusto utilizar los textos bíblicos para relacionar a las personas homosexuales con el pecado y la perversión. Pero es más, es que de esos estudios, la relación que yo deducía, no era entre homosexualidad y pecado, no; era entre homofobia y pecado, algo que desde la fe bíblica, para mí, es meridianamente claro.

Como consecuencia de esos estudios, relacionar la homosexualidad actual con el pecado sólo puede ser fruto de un malentendido anacrónico, mejor dicho, de varios e importantes malentendidos anacrónicos. Es lo que quisiera poner de manifiesto esta tarde.

 

1. Biblia y homosexualidad. Una relación inexistente

Y lo primero que habría que decir es que la Biblia no puede decir que la homosexualidad es pecado, porque la Biblia no sabe nada de la homosexualidad.

Aplicar a la homosexualidad, tal y como la conocemos hoy en día, los textos bíblicos que hablan de actos homosexuales, es caer en un craso anacronismo, pues cuando esos textos se escribieron, se ignoraba absolutamente que pudieran existir personas homosexuales que pudieran vivir su sexualidad en un contexto de amor.

Los únicos actos homosexuales de los que habla la Biblia, en muy escasas ocasiones, por cierto, están situados en un contexto de culto idolátrico a la fertilidad, o de abuso y violencia sexual.

Por lo tanto, aplicar las valoraciones éticas y teológicas que pesan sobre esos actos, y que la Biblia condena, a los actos homosexuales de dos personas que se aman hoy en día; viene a ser lo mismo que aplicar la condena de la prostitución a los actos sexuales de una pareja heterosexual actual, que se ame.

Tal y como voy a exponer a continuación, actuar así es caer en un burdo y craso anacronismo.

Esto es lo primero que habría que afirmar alto y rotundo: La Biblia no sabe nada de la homosexualidad.

Decir hoy en día “Biblia y homosexualidad”, es como decir “Biblia y manipulación genética”, o como decir “Biblia y energía atómica”.

Es obvio que hoy en día la humanidad enfrenta problemas éticos gravísimos derivados del conocimiento del ADN humano. ¿Y qué dice la Biblia? Nada, absolutamente nada, pues el descubrimiento del ADN es algo que se ha producido en el siglo XX.

Es obvio que hoy en día la humanidad enfrenta problemas éticos gravísimos derivados del uso de la energía atómica. ¿Y qué dice la Biblia? Nada, absolutamente nada, pues el descubrimiento de la energía atómica es algo que se ha producido en el siglo XX.

Es obvio que hoy en día la humanidad enfrenta problemas éticos gravísimos derivados del rechazo y marginación de las personas homosexuales. ¿Y qué dice la Biblia? Nada,  absolutamente nada, pues el descubrimiento de que hay personas homosexuales es algo que se ha producido en la segunda mitad del siglo XX.

Así pues, el primer punto de mi exposición esta tarde sería este: “homosexualidad y Biblia: una relación inexistente”.

Fijaos si es una relación inexistente, que me parece de una tremenda injusticia que se utilice, en las traducciones actuales de la Biblia, la palabra “homosexual” o sus derivados.

Utilizar la palabra “homosexual” en los textos bíblicos sólo es fuente de confusión para todos los creyentes que no conocen los idiomas originales de los textos bíblicos.

Creo que es importantísimo decir que en esos textos originales, nunca aparece la palabra homosexual, simplemente porque es una palabra inventada en el siglo XIX, siglo en el que se inició el estudio científico de la sexualidad de ciertas personas que sentían atracción sexual por personas de su propio sexo, y que ha llevado a finales del siglo XX a verlas como personas de igual dignidad y valor que las personas heterosexuales.

Esta sería la gran revolución actual en la comprensión de la homosexualidad, que nos ha llevado a entenderla de una manera totalmente nueva respecto a su comprensión a lo largo de toda la historia de la humanidad.

De ahí el craso y burdo anacronismo de decir que los textos bíblicos que hablan de actos homosexuales pueden aplicarse a la vida sexual, hoy en día, de las personas homosexuales que se aman.

Y es que, hoy en día, hablar de homosexualidad, es hablar, en primer lugar, de personas; y sólo en segundo lugar, hablar de actos sexuales; actos sexuales que deben ser evaluados  con los mismos criterios éticos con los que se evalúa la sexualidad de cualquier persona heterosexual.

Hoy en día, hablar de homosexualidad es hablar de personas, no de actos sexuales. Personas que ni están enfermas, ni son unas depravadas; son personas tan sanas y tan virtuosas como cualquier persona heterosexual; y por lo tanto, también están expuestas a vivir su sexualidad de manera tan sana o tan patológica como cualquier persona heterosexual.

Esto es lo que no terminan de entender, o de aceptar, muchos de los que siguen pensando que la homosexualidad es pecado porque lo dice la Biblia, o más bien, porque así se ha dicho a lo largo de más de dos mil años de cristianismo.

Y ponen por encima de esta extraordinaria y absoluta realidad, que existen personas homosexuales tan dignas y valiosas como cualquier persona heterosexual, prejuicios y condenas ancestrales que son fruto de una época que ignoraba radicalmente esta realidad actual, y que tenían como fin atajar cultos idolátricos, o prácticas abusivas y violentas, de la sexualidad.

Y si el primer anacronismo que quiero subrayar está relacionado con el hecho del desconocimiento de la homosexualidad por parte de la Biblia; el segundo anacronismo tiene que ver con nuestro conocimiento de los textos bíblicos que hablan de homosexualidad.

 

2. La Biblia y los actos homosexuales de su época.

Hoy en día sabemos perfectamente que la Biblia condena los actos homosexuales que practicaban, normalmente personas heterosexuales, en un contexto de idolatría y/o abuso sexual. Y es precisamente por ese contenido ético y teológico que eran condenados.

Como parte final de mi exposición mostraré cómo es anacrónico, hoy en día, aplicar esa valoración ético-teológica a los actos homosexuales de dos personas homosexuales que se amen.

Pero antes, dejarme explicar brevemente algo que vengo repitiendo: ¿de qué tipo de actos homosexuales nos habla la Biblia?

Y para verlo me voy a situar en el siglo II a de C., para descender desde ahí a los textos del Nuevo Testamento, y remontarnos después al Antiguo Testamento.

Voy a leer unos versículos del 2º libro de los Macabeos, escrito en el siglo II antes de Cristo, en el que se nos narra el rechazo por parte de un sector importante del pueblo judío, de la política de helenización del rey sirio Antioco IV Epífanes.

¿En qué consistía esa política de helenización, de introducción de la cultura y la religión griega en Jerusalén?

2ª Macabeos 6, 1-7: “Poco tiempo después, el rey mandó a Geronte, senador ateniense, para obligar a los judíos a abandonar el culto de sus padres y para que no vivieran más según las leyes de Dios… (le dio órdenes) de profanar el Templo de Jerusalén consagrándolo a Zeus Olímpico, y el templo de Garizim a Zeus Hospitalario… el Templo estaba lleno del libertinaje y de las orgías de los paganos, que se divertían alegremente con prostitutas y hacían el amor con mujeres en los recintos sagrados…. Y cuando llegaban las fiestas de Dionisio, había que participar en una procesión en su honor, llevando coronas de hiedra”.

¿De qué da testimonio clarísimo este texto? De la asociación de idolatría y prostitución sagrada en muchos de los cultos religiosos del paganismo. Algo absolutamente rechazado y condenado por la religiosidad israelita. Una prostitución sagrada que era heredera del culto a la fertilidad en honor a la diosa Asera, como veremos después.

Pues bien, este es el ambiente cultural y religioso, no sólo del imperio helenista que domina a Israel en el siglo II a de C.; sino también del imperio romano que lo dominará a continuación durante varios siglos; después de un breve lapso de autonomía política, precisamente conseguida por la rebelión macabea.

Este es el ambiente cultural y religioso que nos ayuda a entender los textos bíblicos que hablan de actos homosexuales.

De este mismo ambiente cultural y religioso habla otro libro escrito en el siglo II a de C., es por tanto contemporáneo de 2ª Macabeos; el libro de Sabiduría, que pronuncia una condena tan radical como 2ª Macabeos sobre la idolatría y la prostitución sagrada.

Sabiduría 13,1-10: “Totalmente insensatos son todos los hombres que no han conocido a Dios, los que por los bienes visibles no han descubierto al que es, ni por la consideración de sus obras han reconocido al artífice. En cambio tomaron por dioses, rectores del mundo, al fuego, al viento y al aire sutil; a la bóveda estrellada, a los luceros del cielo…

Y si tal poder y energía los llenó de admiración, entiendan cuánto más poderoso es quien los formó; pues en la grandeza y hermosura de las criaturas se deja ver, por analogía, su Creador…

Son, pues, unos desdichados, al poner su esperanza en cosas sin vida, y al llamar dioses a obras realizadas por hombres: oro o plata trabajados con arte, figuras de animales, o una piedra sin valor, labrada hace tiempo”.

Sabiduría 14,22-31: “Pero no les bastó equivocarse en el conocimiento de Dios, sino que además, debatiéndose en su propia ignorancia, llaman paz a tan enormes males. Pues con sus iniciaciones infanticidas, sus misterios secretos y sus locas orgías de ritos extravagantes, ya no guardan limpios ni la vida ni el matrimonio: o se matan a traición unos a otros, o se ultrajan con adulterios.

Por doquier reinan, en confusa mezcla, sangre y asesinato, robo y engaño, corrupción, infidelidad, alboroto y perjurio; los buenos son acosados, la ingratitud es un hecho, las almas se contaminan, el sexo se invierte, los matrimonios naufragan, reinan adulterio e inmoralidad.

Porque el culto a los ídolos sin consistencia es principio, causa y fin de todos los males.

Quienes los adoran llegan al delirio en sus diversiones, pronuncian oráculos falsos, llevan una vida perversa y perjudican sin motivo: porque al irse tras los ídolos se han hecho una falsa idea de Dios y porque juraron en falso despreciando toda santidad”.

Este es el modo en que el judaísmo valora los cultos paganos y sus prácticas idolátricas, en los cuales la prostitución sagrada ocupa un lugar predominante en muchos de ellos.

 

3. La carta a los Romanos y la condena de los actos homosexuales

Es claro que Pablo comparte esta valoración cuando escribe su carta a los Romanos, hasta el punto de que sus argumentos parecen copiados del libro de Sabiduría.

Pablo habla de actos homosexuales, precisamente al principio de su carta, cuando describe el pecado de paganos y judíos. ¿Y cómo describe el de los paganos? Tal y como hemos visto que lo hace el libro de Sabiduría, aplicando ese principio general: “Porque el culto a los ídolos sin consistencia es principio, causa y fin de todos los males”.

Nos dice Pablo: “Porque el juicio condenatorio de Dios se manifiesta desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que oprimen con injusticia la verdad” (Rom 1,18).

El pecado de los paganos es su impiedad, su idolatría; una impiedad que produce injusticia, es decir, una idolatría que lleva a oprimir la verdad de Dios y del ser humano, con injusticia.

Y sigue Pablo argumentando como lo hacía el libro de Sabiduría. La impiedad de los paganos   consiste en no reconocer la verdad de Dios, “pues lo que se puede conocer de Dios, lo tienen claro ante sus ojos, por cuanto Dios se lo ha revelado. Y es que lo invisible de Dios, su eterno poder y su divinidad, se ha hecho visible desde la creación del mundo, a través de las cosas creadas. Así que no tienen escusa, porque, habiendo conocido a Dios, no lo han glorificado, ni le han dado gracias, sino que han puesto su pensamiento en cosas sin valor, y se ha oscurecido su insensato corazón”.

En estos términos nos describe Pablo la impiedad, la idolatría, de los paganos.

Pero, claro, esta impiedad que hace insensato el corazón, tiene consecuencias. Continúa diciendo Pablo: “Alardeando de sabios, se han hecho necios, y han trocado la gloria de Dios incorruptible por representaciones de hombres corruptibles, e incluso de aves, de cuadrúpedos, y de reptiles”.

Pues bien, en los santuarios de esos cultos paganos de los que habla 2ª Macabeos, los de Dionisio, pero también en muchos otros cultos mistéricos, como los de Mitra o Afrodita,  existían estas imágenes de aves, cuadrúpedos, reptiles, que representaban a la divinidad, y era allí donde se practicaba la prostitución sagrada.

Describe Pablo, a continuación, las consecuencias de esta idolatría:

“Por eso Dios los ha entregado, siguiendo el impulso de sus apetitos, a una impureza tal que degradan sus propios cuerpos. Es la consecuencia de haber cambiado la verdad de Dios por la mentira, y de haber adorado y dado culto a la criatura en lugar de al creador, que es bendito por siempre. Amén.”

Cuando un pagano rinde culto a su dios, se vuelve impuro. Es lo que Pablo nos describe a continuación: en qué consiste esta impureza en la que, como parte de los cultos a la fertilidad, incurrían los paganos:

 “Así pues, Dios los ha entregado a pasiones vergonzosas. Sus mujeres han cambiado las relaciones naturales del sexo por usos antinaturales; e igualmente los hombres, dejando la relación natural con la mujer, se han abrasado en deseos de unos por otros. Hombres con hombres cometen acciones ignominiosas y reciben en su propio cuerpo el pago merecido por su extravío”.

Nadie en su sano juicio podría concluir de esta descripción, que Pablo esté diciendo que todos los paganos participan en actividades homosexuales. Es evidente que Pablo no acusa a todos los hombres paganos, y a todas las mujeres paganas, de prácticas homosexuales.

Pablo está describiendo en qué consiste la impiedad de los paganos y los extremos a los que lleva el no reconocer la verdad de Dios, extremos que se ponen de manifiesto en esos cultos mistéricos en los que, quienes participan, se dejan llevar por una pasión desenfrenada.

Pablo ha comenzado la primera parte de la carta a los Romanos, con una exposición del pecado de los paganos, es decir, de su impiedad y su injusticia; pues bien, lo que hasta ahora ha descrito Pablo es en qué consiste esa impiedad.

Y es justo después de describir su idolatría, que nos describe Pablo la injusticia de los paganos, una injusticia que, vuelve a repetir, es consecuencia de su impiedad. Nos dice:

“Y por haber rechazado el verdadero conocimiento de Dios, Dios los ha dejado a merced de su depravada mente, que los impulsa a hacer lo que no deben. Están llenos de injusticia, malicia, codicia y perversidad; son envidiosos, homicidas, camorristas, mentirosos, etc., etc., etc.”

No creo que sea justo deducir de este texto de Pablo una valoración ética de todos los actos homosexuales, en cualquier tiempo y lugar. Desde mi punto de vista, es cometer un craso y burdo anacronismo, además de una terrible injusticia, aplicar esta valoración ético-teológica a los actos homosexuales de dos personas homosexuales, que hoy en día, se amen. Lo veremos después.

Antes, dejarme llamar vuestra atención sobre otro anacronismo que tiene consecuencias terribles, al favorecer esa asociación de pecado y homosexualidad en lecturas tradicionales de la Biblia.

 

4. La dimensión ética y teológica del pecado

Hoy en día es preciso reconocer que también el concepto de pecado ha evolucionado, y se ha enriquecido, al llenarse de un contenido fundamentalmente ético. Y esto es preciso tenerlo en cuenta para leer correctamente el único texto del Antiguo Testamento que condena los actos homosexuales, el del Levítico.

Hoy en día es preciso afirmar, contra una visión distorsionada del pecado a lo largo de cientos de años, que el pecado es una categoría teológica que tiene una dimensión ética fundamental.

Cuando pensamos el pecado en su dimensión ética tenemos en mente el daño causado al ser humano y a su mundo. Y cuando lo pensamos en su dimensión teológica hacemos referencia a la ruptura de la comunión con Dios que implica toda acción desintegradora de lo humano.

No podemos pensar el pecado como una “ofensa” directa a Dios, más bien “ofendemos” a Dios cuando “ofendemos” su creación, si es que utilizamos esa terminología tradicional.

Creo que el no diferenciar estos dos aspectos lleva a una visión distorsionada del pecado. Y aunque desde una perspectiva cristiana  están íntimamente unidos, el diferenciarlos, nos permite tener una comprensión más global y ponderada del pecado.

Y es que muchas veces se ha dado un valor desmesurado al pecado, al desligarlo de su dimensión ética, es decir, de su daño al ser humano. La dimensión básica y fundamental del pecado es ética, es decir, es el grado de deshumanización del pecado lo que nos permite enjuiciarlo y valorarlo.

No es posible que constituya un deterioro de nuestra relación con Dios algo que no es al mismo tiempo un deterioro de nuestra humanidad; es más, en la medida en que disminuye nuestra humanidad, menoscaba nuestra relación con Dios; pues al alienarnos de nuestra verdadera humanidad, nos alienamos de Dios, que nos ha dado el ser, y es lo más verdadero de nosotros mismos.

Diferenciar la dimensión ética y la religiosa del pecado nos permite apreciar la función que cada una de ellas cumple en la vida humana. Antes de unirlas, es preciso reconocer el modo en que cada una de esas dimensiones se hace presente en la vida del creyente.

Creo que el tomar conciencia de la dimensión ética nos ayuda a darle el valor justo que se merecen, cada una de las actitudes que nos destruyen, los actos que nos arruinan, y el grado en que lo hacen, al calibrar el grado de deshumanización que llevan consigo.

Y el tomar conciencia de la dimensión religiosa nos proporciona la capacidad de asumir nuestros fallos, levantarnos y comenzar  de nuevo, pues Dios no se aleja de nosotros cuando pecamos, simplemente cambia su modo de estar presente: como fuerza de nuestra fuerza cuando elegimos el bien, como oferta de perdón y nueva vida cuando hacemos el mal.

Creo que ahora se comprende mejor que no podamos aplicar la categoría de pecado a los actos sexuales de dos personas homosexuales que se aman. Pues desde una dimensión ética, no representan ninguna acción desintegradora de su humanidad, al contrario, contribuyen al sano desarrollo de su sexualidad y de su relación de pareja; y desde una dimensión teológica, nada que construya su humanidad puede significar una ruptura de comunión con Dios, al contrario, significará un crecimiento, un fortalecimiento, de su comunión con Dios.

Pero si esta es la valoración ético-teológica que haríamos, hoy en día, de los actos homosexuales de dos personas homosexuales que se aman, ¿por qué la Biblia realiza una condena tan absoluta de los actos homosexuales que conoce? Veámoslo.

 

5. Levítico. La condena de los actos homosexuales idolátricos

Esta distinción entre dimensión ética y teológica del pecado no se encuentra en la mayoría de los textos bíblicos, de ahí que normalmente quien los estudia intente identificar la base ética que se encuentra en las prohibiciones y mandamientos bíblicos que nos son presentados como voluntad de Dios.

Los textos del Levítico que hablan de actos homosexuales, están en un capítulo en el que parecen predominar las relaciones sexuales prohibidas en Israel con el fin de proteger a la familia. Esa sería la base ética que contemplan estos textos. Al menos, así piensan algunos comentaristas.

Ahora bien, lo primero que habría que decir es que el Levítico no está dividido en capítulos, y que los capítulos 18 y 20, donde se prohíben y castigan los actos homosexuales, están integrados en lo que, según la mayoría de comentaristas, se conoce como “El Código de santidad”, que agrupa los capítulos 17 al 26 bajo el lema, que se repite constantemente: “sed santos, porque yo soy Santo, dice Yahvé”.

Y lo primero que aparece en el capítulo 17 es la prohibición de comer sangre.

Uno se pregunta qué razones éticas, es decir, qué bien humano quiere proteger esta prohibición. Pero la motivación ética no se encuentra en el texto bíblico; la única motivación es teológica, “que la vida de toda carne está en la sangre, y la vida es un don de Dios y pertenece a él”. Es evidente que los posibles valores nutricionales de la sangre o los posibles peligros que su consumo puede conllevar, no se tienen en cuenta.

En el siguiente capítulo, el 18, lo primero que encontramos es la fundamentación teológica de diversas prohibiciones, casi todas de carácter sexual, que el pueblo de Israel debe observar.

Y la única base ética que se menciona es de carácter general: “Observaréis mis mandamientos y mis leyes, que dan vida a quien las cumple”. El modo concreto en que proporcionan vida no se especifica.

Pues bien, en este capítulo empiezan prohibiéndose todo tipo de relaciones incestuosas, para prohibir después las relaciones sexuales durante la menstruación de la mujer.

Y es evidente que vuelve a aparecer aquí el carácter sagrado de la sangre, y por lo tanto la motivación teológica. Pero si nos preguntásemos qué valor ético puede estar en la base de esta prohibición, supongo que podríamos pensar en los peligros que estas relaciones, en una sociedad donde no hay facilidades para la higiene, pueden acarrear.

La siguiente prohibición es el adulterio, e inmediatamente después el sacrificio de niños al Dios Moloc.

Nos dicen los comentaristas que el texto final de estos capítulos del “Código de santidad” es el resultado de una serie de adiciones de diversas prohibiciones que han ido añadiéndose a un texto más primitivo.

Pues bien, yo creo, junto con otros comentaristas, que los versículos 21 al 23 hacen referencia a un conjunto de prácticas idolátricas que Israel encontró en las religiones cananeas. Son las siguientes:

El sacrificio a Moloc de los niños es evidente, es una práctica idolátrica; quizá no lo sean tanto las siguientes prohibiciones: acostarse con varón como se hace con mujer; y la práctica de la zoofilia, tanto masculina como femenina.

Uno se preguntas: ¿tan extendida estaba la zoofilia en Israel que ha sido necesaria incluirla en esta lista de prohibiciones?

Evidentemente no; los motivos son diferentes, pues tienen que ver con los cultos a la fertilidad que se practicaban en los santuarios paganos en Canaán.

Se prohíbe en primer lugar, no simplemente que el varón se acueste con otro varón, sino que añade: “como con mujer”

¿Por qué es importante esta acotación? ¿Por qué no es suficiente decir: “no te acostarás con otro varón”? ¿Cómo se acuesta uno con un hombre “como con mujer”?

Nos dicen algunos comentaristas que no puede ser una alusión al coito anal, pues estaba mal visto en la relación heterosexual; y que más bien hace alusión a la prostitución sagrada.

Y es que en los templos de Baal estaban los “qu(e)deshim” –prostitutos sagrados–, que se travestían de mujeres al dejarse “penetrar” en honor de la diosa Astarté, consorte del dios Baal. A eso parece aludir “como con mujeres”.

Hay bastantes pruebas históricas y literarias que apuntan a que esto sea así. Sólo quiero mencionar una que me ha parecido muy significativa. Cuando san Jerónimo,  –hacia el s. IV–  tradujo el texto del Lev. del hebreo al latín, hablará de prostitución cultica, y añadió un comentario a su traducción diciendo que eso es lo que opinaban los rabinos judíos a los que había consultado.

Jerónimo tenía la costumbre de consultar, con los rabinos que conocía, las dudas que encontraba en el texto hebreo.

Pues bien, en el mismo sentido debemos entender la prohibición de la zoofilia.

Se hace una condena general del bestialismo y a continuación se dice que la mujer “no se pondrá ante una bestia para unirse con ella”. Con lo cual parece que se está aludiendo a un ritual pagano ligado a la fertilidad.

Todo indica que los versículos 21 al 23 de este capítulo 18 de Levítico, hacen referencia a  prácticas idolátricas prohibidas: sacrificio de niños, prostitución cultica y bestialismo ritual.

Por lo tanto, es evidente que tampoco aquí encontramos una motivación ética, que sólo encontramos una motivación teológica: “No os hagáis impuros con ninguna de estas cosas, pues mediante todas estas cosas se han hecho impuras las naciones que Yo expulsaré de delante de vosotros” (vs.18) nos dice el texto de Levítico.

Quizá os estaréis preguntando por qué me he extendido tanto en el análisis del texto de Levítico. Pues bien, no sólo porque es el único del Antiguo Testamento donde se habla de actos homosexuales, sino fundamentalmente porque quería poner de manifiesto la base ética y teológica que subyace en Levítico, con el fin de superar esa relación general entre pecado en la Biblia, y actos homosexuales, hoy en día.

Y dejadme ser un poco tosco en la siguiente argumentación.

La Biblia dice que comer sangre o tener relaciones sexuales con la mujer durante la menstruación es pecado. Pues bien, nosotros, cristianos del siglo XXI, sabemos que no es pecado ni lo uno ni lo otro, aunque así lo diga la Biblia.

Y lo sabemos porque no hay base ética sobre la que apoyar esa idea de pecado; es decir, hoy sabemos que, ni comer sangre, ni tener relaciones sexuales con la mujer durante la menstruación, entrañan ningún daño para el ser humano, y por lo tanto, no pueden llevar consigo la ruptura de la comunión con Dios –dimensión teológica del pecado –.

¿Por qué os he pedido permiso para ser tosco o grosero en mi modo de argumentar?

Fundamentalmente porque así argumentan muchos cristianos tradicionales hoy en día; pero sobre todo, porque si aplicamos ésta misma lógica, un tanto tosca, a los actos homosexuales, tendríamos que decir que aunque la Biblia dijese que los actos homosexuales son pecado –que no lo dice–, hoy, nosotros, cristianos del siglo XXI, sabemos que no son pecado, aunque así lo dijese la Biblia.

Y lo sabemos porque no hay base ética sobre la que apoyar esa idea de pecado; es decir, hoy sabemos que las relaciones homosexuales no entrañan ningún daño para el ser humano, y por lo tanto, no pueden llevar consigo la ruptura de la comunión con Dios –dimensión teológica del pecado –.

Como he dicho anteriormente; hoy en día, no podemos aplicar la categoría de pecado a los actos sexuales de dos personas homosexuales que se aman.

Pues desde una dimensión ética, no representan ninguna acción desintegradora de su humanidad, al contrario, contribuyen al sano desarrollo de su sexualidad y de su relación de pareja; y desde una dimensión teológica, nada que construya su humanidad puede significar una ruptura de comunión con Dios, al contrario, significará un crecimiento, un fortalecimiento, de su comunión con Dios.

En el fondo, por qué este modo tan tosco de argumentar, cuál es la premisa fundamental que está operando en todos aquellos creyentes que apoyándose en Levítico, o en Romanos, dicen que las relaciones homosexuales son pecado. (Y no menciono otro par de textos bíblicos, porque no tengo tiempo, y porque no tienen el peso de estos dos en la valoración ético-teológica de la homosexualidad en la tradición cristiana. Si hay interés los podemos comentar  en el diálogo posterior).

Pues bien, como decía, en el fondo, por qué este modo tan tosco de argumentar, cuál es la premisa fundamental que está operando en todos aquellos creyentes que apoyándose en Levítico, o en Romanos, dicen que las relaciones homosexuales son pecado.

Creo que, básicamente, es una lectura anacrónica de la Biblia, que no tiene en cuenta ni lo que las ciencias actuales nos dicen acerca de las personas homosexuales, ni lo que la teología actual nos dice acerca de las dimensiones éticas y teológicas del pecado, ni las conclusiones a las que han llegado las ciencias bíblicas acerca de los textos bíblicos que hablan de actos homosexuales.

Hoy en día, por tanto, superando anacronismos, habría que decir que la Biblia le dice a la  persona homosexual, lo mismo que le dice a la persona heterosexual, que es hija de Dios, que es amada y aceptada por Dios tal y como es, y que en ese amor y en esa aceptación debe encontrar fuerzas para aceptarse y amarse a sí misma, y ser capaz de vivir con la dignidad y la alegría de una hija de Dios.

Muchas gracias, hermanas y hermanos, por vuestra atención.

 

Never the twain shall meet? Constructing religion and homosexuality in the media

Never the twain shall meet?

Constructing religion and homosexuality in the media

Mariecke Van den Berg

 

Puedes consultar el AUDIOVÍDEOPRESENTATION (pdf in English),  CONFERENCE (pdf in English), CONFERENCIA (pdf en español) y CONFERENCIA (en línea en Español) de esta ponencia o las II Jornadas completas.

 

Introduction: LGBT emancipation in the Netherlands

I would like to tell you a bit more about the research project that I am working on, titled “Contested Privates, the oppositional pairing of religion and homosexuality in public debate”.

In this project, my colleagues and I are investigating why religion and homosexuality are always seen as each other’s opposites in the media, and why they form are such an “explosive” combination. I think that the Netherlands are known throughout the world, or like to be known, for their high level of acceptance of homosexuality. You probably know that Netherlandswere the first, in 2001, to introduce same-sex marriage, after having introduced registered partnership  in 1998. Already in 1986, one of the many church denominations decided to bless same-sex relationships. In 2004, the ProtestantChurchof the Netherlands, the largest Protestant denomination, decided to do the same. LGBT organizations have a long history of getting state support. LGBT rights have become an important export product of the Netherlands, with all its positive and problematic side-effects.

 

Religion and homosexuality in the media

Still, we have recently had some very strong debates on homosexuality, and in all these debates religion was an important factor.

Perhaps surprisingly, same-sex marriage itself was never much of a discussion. We had it coming for a long time. There was a lot of attention in the international media for the first gay wedding, but not in the Netherlands. But after the introduction of same-sex marriage there was a huge debate about what to do with “marriage registrars with conscience objections”. The question was what to do with religious, mostly Christian, civil servants who based on their religious convictions refused to marry same-sex couples. Should they, as representatives of the neutral state, be forced to choose to perform these marriages or be fired? Or should they, as members of a religious minority, be protected?

The second debate came with the growing number of Muslim migrants to the Netherlands. Especially by right-wing parties, Islam has come to be seen more and more as a threat to our “Judeo-Christian” values. For the sake of simplicity and despite more complicated reality, they include LGBT acceptance in these values. But debates really started happening when imams, often referred to by the media as “hate-imams”, would preach against homosexuality. What counts more, people wondered, freedom of religion and speech, or the protection of  LGBT’s against discrimination?

Thirdly, there were debates about whether or not Christian schools were allowed to fire staff when they turned out to be in a same-sex relationship, against the code of the school. What was to carry more weight, the legal rights of these teachers, or the rights of a school to organize itself around its own religious principles?

It seemed to us that religion and homosexuality had traded places. In the past, religion was a self-evident part of the public sphere, while homosexuality was something for the privacy of the bedroom. Now, religion is suspect, something you practice at home and cannot show in the public space, while homosexuality has become very visible, during Pride, but also on TV.

In our project we started wondering two things. The first is: are the debates as we know them in the Netherlandsparticular for our country? The Netherlandshave been characterized by religious diversity but also by a long history of Calvinist dominance. Are debates different in countries with a different church history and political climate, and if so, how are they different? And, second, why homosexuality? Why is this topic, of all possible topics, so controversial, why does it get so much attention in the media, especially when we add religion?

In order to answer these questions, I was given a sub-project in which I compare debates in the Netherlandsto debates in other countries in Europe, with a focus on Serbia, Sweden, and Spain. We chose these countries because different forms of Christianity are dominant there, or have been dominant in the past: Eastern-Orthodoxy in Serbia, Lutheranism in Sweden, and Catholicism in Spain. During the course of the research, other countries were sometimes included.

In this research I use the method of discourse analysis. A discourse can be described as a set of ideas that fit together well, that make a coherent story based on a certain ideology. A conservative Christian discourse on homosexuality can for example be that God condemns homosexuality in the Bible and that it is a threat to the family. A progressive discourse can be that God created diversity, that we should therefore see sexual diversity as a blessing. In discourse analysis, we are interested in how power works through language. Words can be powerful when they are spoken by a person with much authority, like a politician or a bishop. They can be powerful when they reach a big audience, for instance on the eight o’clocknews. And they can be powerful when they evoke certain emotions among the public. Take the national anthem of the Netherlands. In the national anthem we sing, believe it or not: I am William of Nassau, I am of German blood, and I have always been loyal to the King of Spain. I won’t bother you with the historical context in which these words made sense. My point is that the words of the anthem are powerful, because they are the anthem. Sometimes someone will want to change the lyrics, because not a lot of people feel loyal to the king of Spain, I doubt many people in the Netherlandseven know his name. But then there will be much resistance. People are emotionally attached to these words. Likewise, people can become emotionally attached to a certain discourse on homosexuality. To them, the way they speak about homosexuality has become attached to other things they feel strongly about emotionally, like their country, their religion, their position in society. I will talk more about that later. For now, what I am interested in in my research project, is which words are being used, how power works through them via 1) authority, 2) the reach of the medium, and 3) the emotions that are attached to them.

 

Case Studies

1)   The Antichrist is gay: Russia

Since we are talking about words, I would like to give an example of a country where one word has become very central, and that is Russia. In particular, I would like to get into the use of the word Antichrist on the Russian internet. More and more Russians become active on the Internet, and this is where much ideology, both nationalistic and otherwise, is being spread.

As you probably know, the Antichrist is found in the book of Revelation in the Bible, where this term is used as a synonym for Satan, who will rule the world before the second coming of Jesus Christ. My colleague Magda Dolinska-Rydzek is writing a dissertation on the Antichrist, not the most cheerful topic for a dissertation I guess, but a very interesting one. Together with her I have analyzed the effects of using this figure as a way to describe LGBT-people, mostly on Russian nationalist websites.

Let’s first have a look at a quote on how the Antichrist is being connected to LGBT people.

Kiryll, the patriarch of the Russian Orthodox Church, states the following:

The Antichrist will teach evil, teach that killing and  violence are good. One would think: who would accept such a leader? However, today, it is being implemented in our consciousness that there is no objective difference between sin and virtue as in many countries same-sex marriages and normal marriages are legally placed on the  same level.

There are many more examples of usage of the figure Antichrist in relation to homosexuality. At first I was quite shocked by the use of the term. In my own tradition, which is Calvinist protestant, the word itself is almost too scary to pronounce. When I was young, saying the word may make the Antichrist himself appear. Equating people with the Antichrist is not something church leaders in the Netherlandswould easily do, leave alone in the media. It would be considered too strong.

There are, however, many examples of the use of the Antichrist in Russia, when you dig into its history. The Antichrist is seen in individual figures such as Napoleon, Rasputin and Peter the Great. In political and social systems such as Russian autocracy, socialism, communism or liberal democracy. And in social groups such as Roman Catholics, Jews, Muslims and (other) immigrants. Each epoch of Russian history created its own version of Antichrist, versions which often have little in common with the Beast from the Book of Revelation. And now, finally, the Antichrist is gay. Since it has been used to denote so many different things, I suspect that the term has suffered some inflation and is not terrifying Russians as it would have terrified twelve-year-old me. In that sense it is less rhetorically powerful.

On the other hand, the term currently not only refers to gays and lesbians, but also to the West, sometimes to the Pope, basically to everything that is perceived as anti-Russian. The Antichrist, in short, is that which is “other”, the non-we, the not-Russian. The Antichrist is a powerful term in the sense that it is the glue that holds all these perceived anti-powers together. The Antichrist works as an umbrella term for everything that is perceived as a threat to Russia, and it makes it possible to divide the world up in a simple “pro” or “con”. You are either supporting Russia, tradition and family. Or you are supporting the Antichrist: Europe, the United States, homosexuality, promiscuity and the break-down of the family. Through the Antichrist, religion becomes strongly connected to nationalism, loyalty, anti-Westernism. It then becomes very difficult for LGBT activists to struggle for equal rights. Such a struggle is suspect, because their loyalty to their country and the Orthodox tradition are also immediately suspect.

2)   The Gospel according to Conchita

I would like to move away from Satan right now, and move to a more cheerful stage where all of Europe comes together, that of the Eurovision Song Contest. As you probably know, the Eurovision Song Contest until not too long ago was a sort cover-up for LGBT-folk. Saying you liked the contest was like a secret hint that you were gay. Now, it is more openly a queer thing, especially after transgender Dana International won for Israel. In fact, things have turned. Busloads of LGBT-people go to visit Eurovision like going on a school field trip. It is now in your benefit to have a bit of a queer performance, to play with homosexual themes on stage. Still, cross-dresser Conchita Wurst who won last year was a big deal. You may remember her as the “woman with a beard”. In most Western countries, the media paid a lot of attention to Conchita’s personal story. Conchita was born as Tom Neuwirth in Austria, identified as gay from an early age on, and was bullied in high school. After her coming-out, she became a performer, feeling very comfortable in a dress AND with a beard. The winning song, Rise Like  a Phoenix, was about this victory over rejection and finding herself. In the East, the topic in the media was very different. In Russia, people thought Conchita was a disgrace. A campaign was started on social media for Russian men to shave their beards. This sign of masculinity had apparently become contaminated with femininity after Conchita. But what was most troublesome for people in Eastern Europe and the Balkans, was the resemblance between Conchita and Jesus. Irinej, the patriarch of the Serbian Orthodox Church, blamed floods in the Balkans to what he called “this Jesus-like figure”. In the West, only very few people had thought of Conchita as Jesus. Some made an occasional joke, like: Conchita is a crossing between Angelina Jolie and Jesus. But none took the religious symbolic very serious. But the religious interpretation is not so weird. [Slide with iconic Conchita.] Conchita does remind us of Jesus, especially as we know him from icons and from pictures in children’s Bibles. But it is not just the face. The whole song played with the idea of resurrection: Rise like A Phoenix, it is both in the text as well as in the light and the staging of the show. And it is especially the mixture of cross-dressing and Christianity which is seen as problematic in Serbia and Russia. Apparently, in these countries the church prefers a masculine Jesus. What Conchita confronts them with, though, is that in the Christian tradition, Jesus has never been simply masculine. He is often pictured in a feminine way in Orthodox tradition, and not only there. Jesus is often pictured in a way that in our culture is perceived as feminine: long hair, a dress, together with a little lamb or with children. Conchita confronts the church with an image of Jesus that is already there.

Conchita is not the first one to mix a woman with a beard with religion. Some journalists pointed at the story of Saint Wilgefortis, also known at the Ontkommer. According to this story, there was a maiden who, against her father’s will, refused to marry. She wanted to devote her life to God instead. Her father became angry and wanted to force her to marry anyway. She then prayed to God to let something happen that would prevent her from getting married. She woke up the next morning with a beard. No-one wanted to marry her after that. Her father became so angry that he said: now you will die the way this Jesus that you worship also died! And she was crucified. I love the commonalities between this Saint’s story and Conchita. Both have become an in-between person. Both reject the traditional form of relationships. Both felt that they were doing the right thing.

Finally, Conchita also plays with theology. For Conchita, resurrection is about coming-out. About becoming not who people want you to be, but who you really are. I just love the Gospel according to Conchita!

East and West – never THOSE twain shall meet?!

That religion and homosexuality are topic of debate is not specific for the Netherlands, it happens in in many countries, but the exact themes are different. When a debate starts depends on whether we are in a mostly secular or Christian country, and if we are in a Christian country, which church denomination is dominant. In this, there seems to be a dividing line between the secular West and the Orthodox East. We can see this also when we look at the way in which people thought about the Pope, both present Pope Francis and previous Pope Benedict. Benedict was very unpopular in the Netherlands and the Scandinavian countries. We thought he was a scholar, a conservative, anti-gay. We thought his ideas about the family were backward, and if he would mention homosexuality only the slightest bit, the newspapers would be filled with articles rejecting his statements. In the East, he was much more popular, even in Orthodox countries where they found that his ideas on the traditional family matched their own ideas. Francis, on the other hand, is very popular in Western Europe. Ever since “the interview on the plane” he can do no wrong in western eyes. Francis had said: if a person is gay, and seeks the Lord, who am I to judge him?” Later he would also utter more problematic statements, but these were ignored by the western media. In Eastern European countries like Bosnia, Francis was ignored altogether. Not using words is also a form of using power: not quoting someone, even if he is the leader of the largest church in the world, means not giving him a voice. Either way, on both sides people created a Pope as they would like to see him, supporting ideas they find important.

This brings me to another point: East and West need each other in the story they like to tell about themselves. Homosexuality and religion give them the opportunity to tell this story, by framing yourself against the other. The West needs the East to portray itself as a tolerant, progressive, coherent “we”, an imagined community as Benedict Anderson has called it. The East needs the West to create a traditional, loyal, coherent “we”. What gets lost is nuance. It becomes different when you talk to people in these countries. I have met LGBT Christians in Sweden who feel excluded by their church. I have met LGBT activists in Serbia who tell me that the church is not as powerful as it often looks in the media. Things are never that simple.

We, LGBT Christians, have an important role to play here. We are the living proof that religion and homosexuality are not necessarily each other’s opposites. We can have an important voice in the debate and counter too simple statements about religion AND about homosexuality. If we do, we need to be aware of the power of language. If you take part in the debate, don’t get caught in the us-them logic. Find your own creative language, invest time in your own interpretation of the Bible. Find basic beliefs, operate from those, and be loyal to them. Read the Gospel according to Conchita. What does the resurrection mean to you? The Exodus? The Creation? Loving your neighbor as you love yourself? Find those things out, write a press release and use your power!

Questions?

Points for discussion:

1)   What are major debates on homosexuality in Spain? Does religion play an important role there?

2)   What were the responses to Conchita in Spain? And to the Pope(s)?

3)   There seems to be a clear East-West divide in Europe. What about Southern Europe? How can it be characterized, what is specific for Spain?

4)   Would you want to become an active participant in public debates? Why (not)? What would you want to add to current debates?

 

Presentación II Jornadas de fe, orientación sexual e identidad de género

Puedes consultar el AUDIO y VÍDEO de la presentación de las II Jornadas.

Queridas amigas, amigos; señores, señoras; organizadores y colaboradores; buenas noches y bienvenidos todos a estas II JORNADAS SOBRE FE, ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO.

Hace un par de años, a dos personas de una pequeña comunidad de la Iglesia Anglicana en España, concretamente a Aurelio Lepe y a un servidor, se nos cruzó por la cabeza la idea de realizar unas jornadas de reflexión para llamar la atención acerca de la importancia que la realidad de las personas LGTBI debería suponer para la Iglesia. Queríamos que aquellas jornadas fueran algo serio y que abordaran el tema desde varias disciplinas, científica, teológica, antropológica, exegética y, como no, ética y moral. Nuestro interés era ofrecer una visión mucho más abierta y real, con rigor científico, de la que hasta entonces, y por desgracia hasta ahora, las iglesias en España tienen de esta realidad.

Nos pusimos manos a la obra, con mucha incertidumbre pero también con mucha ilusión; y gracias a la colaboración de algunas personas y colectivos, algunos de los cuales están aquí representados esta noche, pusimos en marcha aquellas primeras jornadas.

Una vez terminadas, y vista la estupenda acogida que habían tenido, pensamos: “¿Y por qué no hacer unas segundas ...?” Y aquí estamos.

Tenemos que decir que tanto en aquella ocasión como en ésta, partimos de presupuesto “0”, en lo que a la economía se refiere. En este sentido, todo ha salido de la solidaridad de todos ustedes, de sus aportaciones y de nuestros bolsillos. No tenemos subvenciones de ningún tipo, y estamos orgullosos y agradecidos por el buen corazón de todos y todas.

También decir que este acto no tiene nada que ver con ningún partido político y está muy lejos de este tipo de intereses; es una iniciativa que nace de la convicción puramente humana de una urgente necesidad de cambio.

Para terminar: agradecer a todos ustedes su presencia, hoy y mañana, sin la cual esto no tendría mucho sentido. Agradecer a los organizadores el esfuerzo y trabajo que supone poner todo esto en marcha, que no es poco; a todos los colaboradores, por su colaboración desinteresada y, como no, a los/as ponentes que, también de forma totalmente desinteresada, han querido participar y colaborar con este proyecto. Algunos y algunas vienen desde muy lejos.

Vaya pues todo nuestro cariño y agradecimiento para ellos y para todos ustedes.

Muchas gracias.

 

Sexualidad pluriforme y educación inclusiva en la vida de las comunidades cristianas

 

Puedes consultar el AUDIODEO y CONFERENCIA (pdf) de esta ponencia o las II Jornadas completas.

 

Buenos días, con mi agradecimiento por compartir estas Jornadas. “Sexualidad pluriforme y educación inclusiva en la vida de las comunidades cristianas”. Este título provisional, que aparece en el programa, encabeza el prólogo de esta conversación con ustedes sobre sexualidad y fe cristiana. Me refiero con este titular a dos hechos que que quisiera reconocer al comienzo de esta conversación y tenerlos presentes a lo largo de mi exposición: Primero, que hoy sabemos muchísimo más de lo que hasta hace poco sabíamos sobre lo pluriforme de la sexualidad humana y la variedad y evolución de diversos modelos de familia y relaciones humanas. Lo sabemos tanto a nivel de cultura general como a nivel de formación científica. Segundo, que constatamos la insuficiente superacion de la homofobia en las comunidades creyentes y que se echa de menos en diversas comunidades cristianas una reeducación sobre sexualidad y fe, para superar los prejuicios homofóbicos y fomentar actitudes inclusivas de acogida a todas las personas sin ninguna discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género.

 Para hablar de estas cuestiones a la luz de un criterio evangélico, he elegido un tema del evangelio según Juan, que es el encargo que hace Jesús a la comunidad de sus seguidores, a la que encomienda la misión de ir por elmundo estrechando lazos de inclusión y deshaciendo nudos de exclusión.

Trataré en la primera parte sobre este encargo de Jesús. Después, en la segunda parte, comentaré las dificultades que encuentra el intento de poner en práctica ese encargo de Jesús; me referiré concretamente a las tensiones que hay actualmente en el Sínodo de los obispos católicos entre la mentalidad tradicionalista y la mentalidad reformadora ante   situaciones en las que hay que “deshacer nudos de exclusión”, pero no acaban de aceptarse las propuestas de inclusión.

Paso, sin más preámbulos, a la primera parte. “Un encargo de Jesús: Estrechar lazos, deshacer nudos y cuestionar ataduras”. Este encargo de Jesús como lema, creo que no puede ayudar a pensar sobre la acogida de las personas en las iglesias sin ninguna discriminación.

Como acabo de decir en el prólogo, la realidad pluriforme de la sexualidad es hoy bien conocida (o debería serlo). Hoy somos mucho más conscientes de los prejuicios sociales pendientes de superación; nos interpelan  mucho más que antes las reivindicaciones de personas excluidas o discriminadas; tenemos también en varios países ordenamientos jurídicos que reconocen civilmente, por ejemplo, los enlaces conyugales igualitarios. En ese contexto, nos preocupa la acogida eclesial de todas las personas, sin discriminar ni excluir. Pero se echan de menos reformas, en  la enseñanza oficial de las iglesias y en la vida de las comunidades.

Mi percepción de esta problemática es limitada, porque no soy sociólogo, ni sexólogo, ni psicólogo, ni jurista. Me apoyo en lo aprendido en mi doble dedicación universitaria y eclesial. Por una parte, en mi dedicación universitaria, he cultivado la antropología filosófica en su vertiente hermenéutica. Dicho así, casi hay que disculparse, porque lo cierto es que suena pedante; pero dicho sencillamente, no es más que esa tarea que desempeñamos en clase de filosofía para cuidar, como hacía Sócrates, el lenguaje en el diálogo, para deshacer malentendidos y aclarar el pensamiento. Por otra parte, en mi dedicación eclesial, en el servicio ministerial como sacerdote, he trabajado en la tarea pastoral; la pastoral, entendida como el cuidado de la convivencia en la comunidad de fe, sin exclusiones ni discriminaciones. Pues bien, desde esta doble perspectiva, hermenéutica y  pastoral, me preocupa el tema de la acogida inclusiva en las iglesias. Por eso, lo primero que hice al preparar estas reflexiones fue buscar un criterio bíblico, evangélico que sirviese de guía. ¿Cómo hacer esa búsqueda? Actualmente estamos muy acostumbrados a hacer búsqueda por internet usando para la búsqueda el explorador de Google. Tiene sus ventajas ysus inconvenientes. Vean lo que ocurrió en un curso para estudiantes de primer año de teología. Se les propuso como tarea buscar un texto bíblico emblemático para hablar sobre sexualidad, fe, exclusión o inclusión. Un alumno tecleó en su ordenador las palabras “Nuevo Testamento”, “orientación sexual”, “homofobia”, “inclusión”. Automáticamente apareció en pantalla la respuesta: “No se encuentra ningún item que responda a esta búsqueda. El alumno sacó precipitadamente la conclusión de que no se podía apoyar en ningún texto bíblico para hablar de este tema. Otro alumno tecleó en su ordenador las palabras “impureza” y “contra naturaleza” .... y, claro, Google le dio ibmediatamente la cita de Romanos 1, 26 y la referencia a todo ese capítulo primero de la Carta a los Romanos. También encontró enseguida la cita de Corintios 6, 9 donde aparece en algunas traducciones la palabra “afeminados” y “homosexuales” (y en una nota de pie de página avisa que otros exegetas critican esa traducción). El caso es que ese alumno dedujo precipitadamente que la Biblia condena la homosexualidad. (Por cierto, que algunos documentos eclesiásticos condenatorios hacen el mismo mal uso fundamentalistra de los textos bíblicos que hicieron estos dos alumnos. El mismo catecismo de la Iglesia católica y las declaraciones de la Congregación para la Doctrina de lfe cometen la misma equivocación hermenéutica). Un tercer alumno no usó el Google ni siquiera los índices de términos y concordancias usuales. Siguió otro método, gracias a su familiaridad con el Nuevo Testamento y lo abrió por la página de la carta a los Gálatas donde dice: “No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús”. Ya no hay griego ni judío...” Es un texto en el que no aparece la palabra sexualidad, ni homosexualidad, ni homofobia, etc. Por tanto, no aparecerá en los correspondientes items al hacer búsquedas en los índices de palabras clave. Sin embargo, se trata de un texto básico para dar un criterio no excluyente por razones de cultura,  clase social, sexo, etc. Ni que decir tiene que este tercer alumno fue el que se hizo acreedor al sobresaliente. He citado este ejemplo de búsqueda, con un estilo hermenéutico nada literal ni fundamentalista, para que no les extrañe el texto que he elegido para mi exposición, que es Juan 20, 19 al 23. Entendido a la luz de todo el conjunto del evangelio según Juan, podemos reformular así el encargo de Jesús en el versículo 23: “Id por el mundo estrechando lazos de unión, deshaciendo nudos de exclusión, y denunciando y llamando a conversión a quienes atan esos nudos de opresión o rompen esos lazos de inclusión. Que los lazos de inclusión que estrechéis, queden estrechados. Y los nudos de exclusión que deshagáis, queden deshechos”.

Comenzaba este pasaje con el saludo de paz: “Os doy mi paz”, y con el encargo de la paz interior y la paz social: “Sed pacificados y pacificadores”. Y añade: “Os envío como yo fui enviado”. Subrayemos esta frase: “como yo”, para no interpretar mal la frase siguiente: Porque dice a continuación: “Que los lazos de unión que estrechéis, queden estrechados, y los nudos de exclusión que deshagáis, queden deshechos”. Se habrán dado cuenta de que no he citado la traducción literal tan conocida, sino una relectura muy libre de esta palabra evangélica, a menudo mal entendida cuando se las cita literalmente y fuera de contexto. Les sonará la siguiente versión: “A quien perdonéis los pecados le serán perdonados; a quien se los retuviéreis les serán retenidos”. Dicho así, da la impresión de recomendar que perdonen a unas personas y no perdonen a otras”. O que está diciendo: “hay cosas que se perdonan y otras que no”. Lamentablemente algunos predicadores lo han explicado así. Y peor aún, este texto se ha usado en la teología católica desde los días del Concilio de Trento para hablar de la reconciliación y para justificar un poder de perdonar, otorgado al ministerio ordenado. Pero los exegetas advierten que esa lectura no es apropiada, porque los discípulos, a quienes habla el Resucitado, no eran en aquellas fechas los dirigentes de la comunidad, sino la comunidad. Las palabras de Jesús no son una investidura de poder a los dirigentes, sino un encargo de misión a la comunidad. Fue antes la comunidad que sus dirigentes. Fue antes la misión que la iglesia.

Incluso una traducción tan cuidada como la del P. Alonso Shökel, apenas se libra del malentendido, si no se reinterpreta la frase a la luz del conjunto del evangelio. Traduce así Shökel: “A quienes dejéis libres de los pecados, quedarán libres de ellos; a quienes se los imputéis, les quedarán imputados”. Si reinterpretamos con libertad; no caprichosamente, sino conforme a lo que dice Jesús en otras ocasiones, podemos parafrasear así: “Dice Jesús: Os encargo que estrechéis lazos de unión, amor y perdón; os encargo que deshagáis nudos de indiferencia y exclusión; y os encargo que cuestionéis y denunciéis las causas que atan nudos de opresión y rompen lazos de unión. En una palabra, os encargo que seáis una comunidad reconciliadora, liberadora y crítica”.

Podemos relacionar estas palabras con otro texto evangélico en el que aparece la metáfora de “atar y desatar”. Son imágenes ambivalentes: lazos, cuerdas, vínculos o cadenas. Si se usa la imagen de “atar y desatar”, como en el evangelio según Mateo, para apoyar una supuesta potestad de condenar o absolver, de prohibir o permitir, de acoger o rechazar,... si la usamos así, no entenderemos el encargo de Jesús en el evangelio según Juan. Estaría también en contradicción con una advertencia de Jesús recogida en el evangelio según Marcos: “Que entre vosotros no sea así, que no optéis por el poder que domina, condena y excluye” (Mc10, 42-45). En el caso de Juan la frase anterior al encargo (v.21) dice así: “Os envío como yo fui enviado”. Es decir, para que actuéis como yo; para salvar, no para condenar. Jesús nos encarga realizar la misericordia, y cuestionar lo inmisericorde; desatar nudos de exclusión y desenmascarar  las causas de las ataduras.

Volviendo a Mateo (Mt 16, 19 y  Mt 19, 18), ¿Será posible otra relectura de la metáfora de “atar” y “desatar”, no en términos de poder, sino de llamada a la misericordia, por una parte y, por otra parte, de interpelación frente a lo inmisericorde.

Hoy conocemos mejor lo pluriforme de la sexualidad; somos más conscientes de los prejuicios sociales; nos interpelan las reivindicaciones de personas excluidas o discriminadas; tenemos ordenamientos jurídicos que reconocen civilmente los enlaces conyugales igualitarios, etc. Hay que revisar la ética de las relaciones y la acogida eclesial de todas las personas, sin discrimina ni excluir. Harán falta reformas en dos niveles: en  la enseñanza de las iglesias y en la vida de las comunidades.

Mi percepción de esta problemática es limitada; no soy sociólogo, ni sexólogo, ni psicólogo, ni jurista. Me apoyo en lo aprendido en mi doble dedicación universitaria y eclesial. En mi dedicación universitaria, he cultivado la hermenéutica. Suena pedante; dicho sencillamente, es  cuidar el lenguaje en el diálogo, deshacer malentendidos y aclarar el pensamiento. En mi dedicación eclesial, en el servicio ministerial ordenado como sacerdote, he trabajado en la atención pastoral, entendida como el cuidado de la convivencia en la comunidad de fe. Desde esta doble perspectiva, hermenéutica y  pastoral, me preocupa el tema de las relaciones humanas inclusivas en las iglesias. Voy a comentar, en primer lugar, un encargo de Jesús, que me proporciona el criterio principal para tratar estos problemas. Se trata de un encargo de Jesús a sus seguidores, tal como lo encontramos a lo largo del Evangelio según Juan: “Estrechar lazos, deshacer nudos y cuestionar ataduras”. En segundo lugar, como ejemplo de “deshacer nudos”, voy comentar algunas cuestiones controvertidas actualmente en el Sínodo de Obispos católicos.

 

Primera parte.

El encargo de Jesús: Estrechad lazos, deshaced nudos y cuestionad ataduras

Jesús, según el evangelista Juan (20, 23), encarga a sus seguidores: “Os doy mi paz, que estéis pacificados y os hagáis pacificadores. Os envío como yo fui enviado. Que los lazos de unión que estrechéis, queden estrechados, y los nudos de exclusión que deshiciéreis, queden deshechos”. Es una relectura de Juan 20, 23. Es difícil interpretar bien esa palabra, aunque se la lea en una traducción como la del P. Alonso Shökel, que interpreta así: “A quienes dejéis libres de los pecados, quedarán libres de ellos; a quienes se los imputéis, les quedarán imputados”. Reinterpretando con mayor libertad, pero no caprichosamente, sino conforme a lo que dice Jesús en otras ocasiones (   ) , podemos parafrasear así: “Os encargo que estrechéis lazos de unión, amor y perdón; que deshagáis nudos de indiferencia y exclusión; y que cuestionéis y denunciéis a los causantes de las ataduras; que os convirtáis en una comunidad reconciliadora, liberadora y crítica”.

Hay otro texto en los evangelios, que nos sugiere la ambigüedad de las imágenes de lazos, cuerdas, vínculos o cadenas: la metáfora de “atar y desatar”. Si se usa esta imagen para apoyar, como en el evangelio según Mateo, una supuesta potestad de condenar o absolver, de prohibir o permitir, de acoger o rechazar, no ayudará esta para entender y realizar el encargo de Jesús. Estaría en contradicción con la advertencia recogida en el evangelio según Marcos: “Que entre vosotros no sea así, que no optéis por el poder que domina, condena y excluye”. Estaría también en contradicción con el encargo citado en Juan 20,23 . La premisa del encargo es: “Os envío como yo fui enviado, para que actuéis de la misma manera que yo; para salvar, no para condenar. Jesús nos encarga realizar la misericordia, y cuestionar lo inmisericorde; desatar nudos y desenmascarar  a causantes de las ataduras.

Pero, volviendo a Mateo (Mt 16, 19 y  Mt 19, 18) es posible  otra relectura, no en términos de poder, sino de misericordia y de llamada a conversión de lo inmisericorde. Nos imaginamos a Jesús, descansando con los discípulos. Se ha desanudado el cíngulo de la túnica y juega a hacer lazos y nudos. “Mirad, dice, con el cinto se puede hacer un lazo de unión como en las bodas, al enlazar las manos de los esposos”. Los discípulos, perplejos. “Al envolver al difunto para la sepultura, se anudan los cordones del sudario”, sigue diciendo Jesús. “Anudar es símbolo de muerte”. Los discípulos, siguen perplejos. Pero nosotros, guiados por el lenguaje del  evangelio según Juan, imaginamos cómo seguiría hablando Jesús: “¿Recordaréis lo que dije ante la tumba de Lázaro? Desatadle y dejadlo que se vaya. Es decir: no os empeñéis en que vuelva a esta vida. Lázaro está ya entrando en la vida de Dios, en la resurrección; no le retengáis aquí”.

Hasta aquí la imaginación. Nos ha servido para revisar las imágenes de “atar y desatar, lazos y nudos”. Atar es inmovilidad y muerte, desatar es liberación y vida. Hay lazos de amor y ataduras de odio, lazos de inclusión y nudos de exclusión... Volvemos ahora a Mateo y nos atrevemos a reinterpretar “lo atado y lo desatado”. “Tenéis que aprender, dice Jesús, a enlazar y a desatar, a estrechar lazos y deshacer nudos. Los lazos que estrechéis en la tierra quedarán estrechados en el cielo. Y los nudos que deshagáis en la tierra quedarán deshechos en el cielo”.

Pero ambos textos, de Mateo y Juan, se han leído a veces en clave de poder o de atribución de potestad de juzgar y condenar. En la traducción de Jn 20, 23 por Alonso Shökel, usando dos verbos distintos: perdonar e imputar, se  distingue el doble encargo: reconciliar y llamar a conversión, liberar de ataduras al atado y cuestionar al causante de ataduras, desatar el nudo de la víctima y denunciar a los anudadores, victimizadores. En otras traducciones se usa el mismo verbo “perdonar”, afirmativa y negativamente, para las dos encargos; con lo cuál se produce un equívoco, como si Jesús estuvirera recomendándoles que  perdonen unos pecados y no perdonen otros; o como si dijera que hay pecados que se perdonan y otros que no se perdonan: que yo perdono a quien perdonéis y no perdono a quién no perdonéis. Pero esta versión estaría en contradicción con la premisa: “os envío para que hagáis lo que hice y actuéis como yo actué: liberando de ataduras y nudos, y llamando a conversión a quienes atan y anudan”. Si les envía como Él ha sido enviado, no se puede decir que les encarga acoger a unas personas y condenar a otras, porque eso no seria hacer lo que hizo Jesús.

A lo largo del evangelio según Juan vemos a Jesús actuando de dos maneras: 1) Acogiendo y liberando víctimas. 2) Denunciando y llamando a conversión a victimizadores. Ejemplos de lo primero, de liberación: libera a la mujer que iban a apedrear por adulterio, no la condena y le abre futuro (Jn 8, 1-11). Libera al ciego curado (Jn 9, 1.39), que no tenía pecado, pero era víctima del pecado del mundo, del pecado estructural de quienes lo querían excluir de la comunidad. Libera  al que se creía paralítico  (Jn 5, 1-18) y le infunde ánimo y seguridad en sí mismo, le hace caer en la cuenta de que puede ponerse en pie y plantarse ante los líderes religiosos que le habían excluído; ellos preferían tenerle engañado en su miseria, consolándose con la expectativa de una religión milagrera que le curase cuando un ángel agitara las aguas prodigiosas del balneario.

Ejemplos de lo segundo, de cuestionamiento y llamada a conversión: En el capítulo 9, sobre el ciego de nacimiento, Jesús denuncia y critica al sistema de los que, estando ciegos, presumen de ver y no se alegran de que el ciego se cure, no quieren la liberación del pueblo. Contra ellos dice Jesús: Yo he venido a este mundo para cuestionar y provocar una situación crítica de discernimiento (en griego, krisis). Para que los que no ven, vean; y los que ven, se vuelvan ciegos. Oyeron esto algunos de los fariseos que estaban con Él, y le dijeron: ¿Es que estamos ciegos? Díjoles Jesús: Si fuérais ciegos, no tendríais pecado: mas ahora decís: Vemos. Por eso os digo: Vuestro pecado permanece. (Jn 9,39-41). Esta afirmación de que “el pecado permanece” (en griego: ménei) sugiere relacionar esta frase con la que dice, en Jn 20, 23, “los pecados imputados quedan retenidos” (en griego, kekrátentai). Estaba justificada la traducción de Alonso Shökel: ·a quienes imputáreis, les quedarán retenidos”. Esto explica la segunda parte del encargo en Jn 20, 23: “a quienes retuviéreis” quiere decir “a quienes denunciéis, cuestionéis y llaméis a conversión”.  Es decir: las causas victimizadoras siguen ahí presentes y actuando, tenéis que reconocerlo, convertiros, cambiar y dejar de hacer mal, dejar de anudar ataduras... (Véase M.Hasitschka, Befreiung von Sünde nach dem Johannesevangelium, Tyrolia Verlag, Innsbruck 1989)

Pero no podemos alargarnos aquí en estas consideraciones hermenéuticas. Espero que estas sugerencias hayan servido para mostrar cómo se apoya en el Evangelio la preocupación por la acogida inclusiva de todas las personas en la comunidad de fe, sin fobias ni discriminaciones. No vamos a buscar en los evangelios, ni la encontraríamos aunque la buscásemos, una cita sobre la orientación sexual o la identidad de género; tampoco una normativa diferenciadora de las relaciones heterosexuales y no heterosexuales; tampoco respuestas y soluciones para cada problema concreto de la ética de las relaciones humanas, sexualidad y conyugalidad pluriforme o diversidad de modelos de familia. Lo que hallamos en los evangelios no son soluciones prefabricadas sino luz y fuerza, guía y ayuda para ir buscando, discerniendo y creando  nosotros en comunidad esas respuestas, orientados por el criterio principal que nos proporciona el encargo de Jesús: “Id a estrechar lazos de unión y amor; id a desatar nudos de opresión y; id a cuestionar a los agentes y las estructuras victimizadoras, causantes de exclusión, injusticia y discriminación.

Sobre esta manera de leer la Biblia y escuchar  el Evangelio debatieron hace cincuenta años los participantes en el Concilio Vaticano II. Se confrontaron entonces dos mentalidades diferentes: la mentalidad tradicionalista, que dogmatiza, y la mentalidad reformadora, que discierne. La primera decía: El mundo de hoy va de mal en peor, pero la iglesia tiene la respuesta a sus problemas. La segunda decía: El mundo actual es ambivalente: bien y mal, progreso y retroceso; hay que discernir los signos de los tiempos. No sacamos de la Biblia respuestas prefabricadas para cada problema, sino luz  para buscarlas y fuerza para realizarlas, discerniendo los signos de los tiempos. Costó tres años establecer puentes entre estas dos mentalidades. Solo al final del tercer año, justo antes de concluir el Concilio, se logró aprobar en una votación de 2309 votos a favor y 75 en contra la Constitución pastoral Gaudium et spes sobre la Iglesia en el mundo de hoy. Había triunfado, aunque no sin muchas fórmulas de compromiso, la segunda mentalidad.

En el n. 33 dice  que la Iglesia no tiene de antemano respuestas prefabricadas para responder automáticamente a cada cuestión, sino que camina junto con la humanidad en busca de esas respuestas; las busca juntando la orientación que recibe de la Palabra de Dios con lo que aprende de la pericia y saber de la experiencia humana. Hoy, medio siglo después, se han vuelto a confrontar esas dos mentalidades en el Sínodo de los Obispos al tratar sobre la familia y la iglesia en el mundo actual. Es lo que voy a comentar, a continuación, en la segunda parte de esta exposición.

 

Segunda parte.

Relaciones humanas  vulnerables y compasión liberadora.

El Sínodo de Obispos católicos (2014) sobre familia y evangelización elaboró una Relación de 62 párrafos. 60 votados por mayoría de dos tercios, y 2 por mayoría simple. El Papa decidió que la Relación se publique para debatir en toda la iglesia y enviar propuestas al próximo Sínodo. (Véase: Relatio Synodi, de la  III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, “Desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”, y Lineamenta, XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los obispos, “La vocación y la misión de la familia en el mundo contemporáneo”, Ciudad del Vaticano, 2014).

Hay entre los obispos, como en el conjunto de la iglesia católica, una parte tradicionalista reacia al cambio y otra parte con talante reformador. Quizás la mentalidad reformadora cedió ante la contrarreformadora para lograr consenso en la Relación final.  No es extraño que al presentarla en las comunidades, a algunas les parezca insuficiente y a otras demasiado audaz. La comunidad a la que he acompañado estos meses en los debates es más bien de talante reformador. En ella preparamos propuestas para desbloquear el atolladero en que se encuentran cuestiones sobre sexualidad, conyugalidad y familia. Desearíamos contribuir a la puesta en práctica del encargo de Jesús: deshacer nudos, desatar ataduras. (Véase: Botero, Silvio: Divorciados vueltos a casar. Un problema humano, una tradición eclesial, una perspectiva de futuro, San Pablo, Bogotá, 1999. El problema de los “divorciados vueltos a casar” ¿Una perspectiva nueva?”, Theologica Xaveriana 159 (2006) 395-424. Basilio Petra, Il matrimonio puo morire? Studi sulla pastorale dei divorziati risposati, EDB, Bologna, 1996. Díaz Moreno, José María: “Actitud cristiana ante los divorciados. Anotaciones personales”, Sal Terrae, 1999, pp. 543-553. “Uniones irregulares y actitud cristiana”, Razón y Fe,  204 (1981), 550-561. Grillo, Andrea: “Indissolubilité dulien conjugal et échec du mariage. Pour une théorie de ‘l’indisponibilité’ du lien”, Recherces du Science Religieuse, 102/3(2014)449/461. Kasper, Walter:  Teología del matrimonio cristiano, Sal Terrae, Santander, 1980. El Evangelio de la familia, Sal Terrae, Santander, 2014. Legrain, M.: Divorciados y vueltos a casar, Sal Terrae, Santander, 1987).

 

1 Deshacer el nudo del literalismo y fundamentalismo que tiene maniatada la lectura bíblica. Desatar la hermenéutica para hacer posible una interpretación crítica y cristiana de la Biblia.

La mentalidad tradicionalista insiste en un designio divino sobre el matrimonio, la palabra de Jesús citando el libro del Génesis: “el varón y la mujer se harán una sola carne”, la doctrina teológica, moral y canónica sobre la indisolubilidad. La propuesta reformadora, en cambio, subraya quela relación de “dos personas uniéndose” en comunión de vida y amor no es momento, sino un proceso. Se tarda toda una vida en realizarlo, pero a veces no se logra, se interrumpe o se vulnera. La palabra de Jesús es una invitación a un ideal, no un código legal. La indisolubilidad matrimonial no es un carácter sellado, sino una meta del camino para hacerse una persona en dos personas. El “sí, quiero” de la boda no es una fórmula mágica que produzca automáticamente un vínculo indisoluble. Tampoco un  coito completo produce automáticamente lo que los canonistas llaman “consumación del matrimonio”. Se tarda una vida para consumarlo. La unión y consumación personal es un proceso que lleva tiempo.

Tanto en la definición del enlace esponsal como “comunidad íntima de vida y amor”, como en la imagen bíblica de la pareja como “dos personas que salen de su familia y salen de sí para hacer de las dos una,  juntas a lo largo de un camino de amor y vida”,  tiene cabida la unión esponsal homosexual. (Otra cosa es que el ideal falle y no se realice, pero eso ocurre también en la pareja heterosexual).

2 Deshacer el nudo de la juridificación que tiene maniatada la vida de las comunidades de fe.

La mentalidad tradicionalista se resiste a la separación de la normatividad canónica y la práctica pastoral. Desde la mentalidad reformadora se hacen propuestas sobre  la separación entre ceremonia civil  y celebración religiosa del enlace matrimonial.

En la iglesia católica, tenemos un problema serio a causa del Derecho canónico. Se empeora la situación en los países que, por haber un Concordato con la Santa Sede, se corre el doble peligro de juridificar la fe religiosa o sacralizar el derecho matrimonial.

La mentalidad tradicionalista de contrarrefor,a se está oponiendo fuertemente, en nombre de la doctrina moral y canónica, al reconocimiento de un segundo matrimonio civil tras el divorcio, así como a la acogida sacramental de personas divorciadas vueltas a casar civilmente.

Para la mentalidad reformadora, es necesario mejorar la acogida pastoral de los divorciados vueltos a casar. Contra la presunta situación de “irregularidad”, otra propuesta aún más radical: Dejemos de juridificar la vida de fe, no se controle el Evangelio con los  Códigos, déjense todas las cuestiones de validez,  nulidades y divorcios a cargo del derecho civil y ocúpese la Iglesia de vivir comunitariamente la vida de fe.

Ya que no es previsible la desaparición del Derecho canónuco, al menos sería deseable y urgente una revisión a fondo de los siguientes cánones:

Canon 1055, párrafo 2, dice: Entre bautizados, no puede haber contrato matrimonial  válido que no sea por eso mismo sacramento.

Canon 1059 dice: El matrimonio de los católicos, aunque esté bautizado uno solo de los contrayentes, se rige no sólo por el derecho divino, sino también por el canónico, sin perjuicio de la competencia de la potestad civil sobre los efectos meramente civiles del mismo matrimonio.

Canon 1141 dice: El matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte.

 

3 Deshacer el nudo de los prejuicios que tiene maniatado el cuidado pastoral y el encargo de amar. Desatar la misericordia, la compasión, la ternura.

El párrafo del Sínodo sobre homosexualidad no logró mayoría de dos tercios. La mentalidad tradicionalista se opone firmemente a reconocer el enlace conyugal entre personas del mismo sexo y el ejercicio de la sexualidad en la relación no heterosexual. La mentalidad reformadora con criterios de antropología revisada y moral evangélicamente inspirada, propone:

Acoger sin discriminación a las personas y  parejas homosexuales en la vida de las iglesias.

- Reconocer la legislación civil sobre enlaces homosexuales. -Revisar la hermenéutica bíblica, moral y teológica sobre la sexualidad, a la luz de las ciencias humanas.

- Entender más ampliamentela apertura a la vida (incluida en la definición del enlace como “comunidad de vida y amor abierta a la vida”) se ejercita no solamente al engendrar  nueva vida una pareja de varón y mujer, sino también cuando una pareja homosexual recurre (legal y responsablemente)  a la procreación asistida, o a la adopción de vida ya nacida, o cuando se dedica de diversas maneras a contribuir como familia a la promoción social de la vida. Las objeciones que se puedan presentar en determinado caso contra una adopción o contra un uso de la procreación médicamente asistida, serán las mismas que en el caso semejante de una pareja heterosexual. Si un juez ha de rechazar en un determinado caso una solicitud de adopción, no deberá ser por razón de discriminación a causa de  la homosexualidad de la pareja adoptante, sino  si se diera el caso de que no reunieran las condiciones para hacerse cargo de la adopción responsablemente (lo cual puede ocurrir tanto en una parreja heterosexual como homosexual).

- Revisar la reflexión de moral teológica sobre la sexualidad, teniendo en cuenta que la orientación sexual  no es elegible o modificable con facilidad, ni se puede decir que su ejercicio sea por sí mismo moral o inmoral. Lo será, en todo caso, por las mismas razones que puede ser moral o inmoral la relación heterosexual. Para una y otra valdrán las mismas preguntas éticas, por ejemplo: si la relación es razonable, responsable, honesta consigo misma, con la otra persona y con las consecuencias de la relación, si es amorosa, humanizadora, si ayuda al justo crecimiento personal, etc... 

- Nolimitarse a decir solo que “hombres y mujeres con tendencias homosexuales deben ser atendidos con respeto y delicadeza”, o al preguntar “de qué modo ofrecer el cuidado en estas situaciones”.

- Dejar de decir que “no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”. Propondríamos propuesta para el próximo

- Enfocar esta problemática como ética de las relaciones, más que como ética de la sexualidad; como pluralidad en los modelos de relación y familia, en vez del pensamiento único presuntamente conocedor de un supuesto designio divino; y como ética de valores evangélicos en situación, en vez de normas abstractas desencarnadas.

 

4 Deshacer el nudo del pensamiento excluyente

Sobre sexualidad digna y natalidad responsable. La mentalidad tradicionalista de contrarreforma insiste en la inseparabilidad de los aspectos unitivos y procreativos en la unión de los esposos, en el rechazo de los métodos contraceptivos, impropiamente llamados artificiales, y en la que llaman apertura a la vida de todos y cada uno de los actos de relación sexual. La mentalidad reformadora, en cambio, propone centrarse en el criterio del Concilio Vaticano II sobre sexualidad digna y natalidad responsable(Gaudium et spes, 47-52). Se concede a la postura tradicional dos premisas mayoresque siguen siendo válidas: A) el criterio de respeto mutuo a la dignidad de las personas en la relación de conyugalidad y en la intimidad sexual digna y justa; B) el criterio de apertura acogedora de la vida y natalidad responsable, con decisión tomada en conciencia y compartida esponsalmente. Pero se propone corregir dos premisas menores:A) Hay que corregir la  interpretación estrecha sobre la inseparabilidad de los aspectos unitvo y procreativo en todos y cada uno de los actos de unión íntima. B) Hay que corregir el malentendido la Humanae vitae, tristemente célebre por la pérdida de credibilidad que causó a la iglesia católica:  la interpretación errónea sobre lo natural y lo artificial, como si todo lo artificial fuese antinatural, olvidando que, como dice santo Tomás, “para el ser humano es lo más natural recurrir responsablemente a lo artificial”. Hay que corregir también dos conclusiones deficientes de aquella visión estrecha sobre la apertura a la vida: A) El rechazo indiscriminado de los métodos impropiamente considerados “no naturales” por ser artificiales, B) La imposición normativa de la apertura a la vida como indispensable en todo acto de unión íntima.

Sobre las uniones prematrimoniales La mentalidad tradicionalista y doctrinal insiste en el rechazo de la cohabitación, considerándola situación de pecado. La mentalidad reformadora, en cambio, es capaz de valorar  positivamente las convivencias de hecho y acompañar a estas personas en su camino (Pregunta 27, 41, 42 y 43). Algunas propuestas contemplan un rito prematrimonial de esponsales para bendecir la cohabitación de parejas que, por ser creyentes, lo desean. Esta práctica pastoral presupone: 1) Una comprensión de la unión conyugal como proceso 2) Una revisión de la moral; más que una  moral sexual, una moral de las relaciones (recíprocas, amorosas, justas, respetuosas), centrada en el reconocimiento y promesa mutua para unirse, crecer y ayudarse a crecer mutuamente.

 

Conclusión:

Como ven, no he hecho más que aducir unos cuantos ejemplos de estas propuestas reformadoras. Tenía interés en acentuar que se apoyan en el criterio principal de la primera parte de mi exposición: el encargo de Jesús para estrechar lazos de unión, deshacer nudos de exclusión y denunciar las causas de ataduras opresoras y rupturas injustas.

Para poner en práctica ese encargo, necesitamos en las iglesias disponibilidad para la reforma desde sa doble perspectiva que mencioné al principio: la reforma hermenéutica y la reforma pastoral. Reforma hermenéutica, con sentido de la historia y de la evolución de las doctrinas.

Reforma pastoral, con capacidad para desjuridificar la vida comunitaria y sacramental.

Reforma, en una palabra, como dice  nuestro hermano Francisco, de la compasión y misericordia.

Muchas gracias por su atención.

 

Informe sobre discriminacion por orientación sexual y/o identidad de género

Esta charla tuvo lugar el 15 de Noviembre de 2014 a las 20h en la sede de CRISMHOM (Barbieri 18) a cargo de Agustín López. En ella se presenta el informe "Estudio 2013 sobre discriminación por orientación sexual y/o identidad de género en España". Esta investigación ha sido realizada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, y el colectivo LGTB de Madrid, COGAM. Recoge las vivencias de 762 personas LGTB residentes en España y su autopercepción de la discriminación sufrida en diferentes ámbitos de la vida cotidiana.

El alquiler de una vivienda, la cena en un restaurante, la búsqueda de empleo o la visita al médico pueden tornarse en situaciones de vulnerabilidad para lesbianas, gais, transexuales y bisexuales.
“Mientras en el Congreso debaten sobre una ley que quiere eliminar la educación contra los prejuicios basados en orientación sexual e identidad de género, lesbianas, gais, transexuales y bisexuales tenemos que seguir lidiando contra la discriminación desde nuestra infancia. La homofobia, la bifobia y la transfobia son problemas reales que la administración se niega a abordar, con las consecuentes consecuencias en nuestras vidas”, ha destacado Esperanza Montero, presidenta de COGAM.
La presidenta de FELGTB, Boti García Rodrigo, ha afirmado que “los datos son muy preocupantes y no pueden ser más claros: hace falta una Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación. No es un tema partidista ni ideológico, es un tema de seguridad jurídica urgente para una parte de la ciudadanía”. 
Agustin Lopez es activista LGTB y socio de COGAM desde 1993, presidente de COGAM de enero de 2011 a diciembre de 2012, miembro de Junta Directiva de COGAM en tres ocasiones más, como tesorero y vicepresidente, voluntario de la Comisión de Derechos Humanos y Voluntario de la Comisión de Gay Inform / Línea lesbos / Bi y Trans.
 

Archivo adjunto al final de la página.

Para escuchar/descargar audio pulse aquí

Para ver vídeo pulse aquí.

          
AdjuntoTamaño
Estudio 2013 de FELGTB y COGAM sobre discriminación en España.pdf793.66 KB
Nuevo evento: 
Sáb, 15/11/2014 - 20:00 - 22:00

La bondad de Dios, mucho más allá

Esta formación tuvo lugar el sábado 7 de febrero de 2015 a las 20h en Barbieri 18. Corrió a cargo de María Luisa, antigua socia de CRISMHOM, que compartirá con nosotros un testimonio en primera persona de su experiencia de la bondad de Dios de su vida a través de un proceso que comienza desde la integración de su fe y orientación sexual, pasa por el encuentro de pareja y culmina con el matrimonio y salida del armario tanto en su familia como en su entorno laboral.

Una suerte, dice María Luisa, haber conocido a CRISMHOM. Haber podido compartir un "trozo" de la vida con gente tan especial. Su camino no ha sido especialmente fácil, negación total de su ser, esconderse y negar ... Una confrontación continua al negar una evidencia. Conoce a alguien que la despierta, es como un cortocircuito en su vida y la luz aparece al final de un largo camino; alguien que la ayuda a "reconocerse" en muchos sentidos. Pero, en este tiempo, "¿dónde ha estado Dios?" y la respuesta: "Dios ahí, siempre". Hoy María Luisa quiere compartir su camino. No sabe si servirá a alguien o no, pero considera que igual una pequeña lucecita alumbra a alguien. Para escuchar/descargar audio pulse AQUÍ. A continuación se presenta el testimonio escrito de María Luisa.
 

Libro de la Sabiduría 11, 24-26; 12,1

Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que has hecho; si hubieras odiado alguna cosa, no la habrías creado. ¿Cómo podrían existir los seres, si tú no lo hubieras querido? ¿Cómo podrían conservarse, si tú no lo ordenaras? Tú tienes compasión de todos, porque todos, Señor, te pertenecen y amas todo lo que tiene vida, porque en todos los seres está tu espíritu inmortal.

 

Descubrir este texto del AT fue respirar de nuevo. O fue empezar a respirar. Desde pequeña supe que había algo en mí que no cuadraba con lo “establecido”, con lo “normal”. En ese momento no sabía ni que existía la homosexualidad, no sabía que era algo que “a mí” me podía pasar. Me podía complicar la vida. Me enteré por el diccionario (consultado a escondidas) de lo que significaba homosexual, con todas las atribuciones y connotaciones que en el mismo ponía. Lo mínimo, una aberración. 

 

A los 14 años opté por ser religiosa, me fui a Granada… ¿por qué? Creía tener vocación. Siempre me sentí cerca del Señor; por aquel entonces Él, para mí, era un Dios un tanto “perverso”, «si la haces la pagas» y, además, “te mando” todo lo que se me ocurra para que sufras, te pongo la zancadilla para que caigas y te tengas que “arrepentir”, para que te des cuenta de que la penitencia, cuanto más dura mejor, es lo único que hará que “alcances” el Reino. Ahora lo pienso y ¡cómo podía creer en un Dios así!

 

Pasaron unas cuantas cosas, una muy dolorosa. No podía vivir en comunidad, me ahogaba. Sentía que había algo que estaba mal, que no cuadraba con esa vida que había “elegido”. Los domingos íbamos a una zona de Granada donde la gente era muy pobre para animar la eucaristía, luego les ayudábamos con la limpieza de las casas, comidas… Allí conocí a una profesora de otro colegio que, sin tener ni idea, iba a ser mi primer amor. Nos caíamos muy bien y cuando yo me fui del cole y de la congregación nos seguimos escribiendo. Me invitó a su casa. Fue tremendo, precioso y espantoso a la vez, la mayor felicidad y la más grande desdicha; ¿y, cómo compaginar el amor con ser cristiana? Lo que hice fue “escapar”, no volví a verla ni a escribir, empecé a salir con un chico (bueno como el pan) que me adoraba; yo lo intenté, pero no podía; fuimos juntos a Granada, con mi hermana, a casa de M Carmen y volvió a ocurrir, era tal la atracción… Volví a huir.

 

Deje al chico y volví al convento, esta vez en Madrid, a una Congregación que me encantó. Pero volvió a pasar lo mismo, me ahogaba la comunidad (al menos eso creía yo), además empecé a ser diabética y el mundo se hundió un poco más (evidentemente todo venía por ser como era, por sentir como sentía). Volví a salir de allí aunque no dejé de ser “paulina” de corazón y de “acción”. Estaba, desde pequeña, en la parroquia. Creo que vivía más allí que en casa.

 

Comencé a trabajar en la Universidad, solo pensaba en los trabajos de la parroquia, tenía pretendientes… pero mi corazón y mis ojos seguían subyugados por M Carmen y en Granada. Después de 6/7 años más o menos la escribí una carta. Yo estaba indignada conmigo, no era “bueno” ni “sano” lo que sentía, pero no podía dejar de sentirlo ¿qué hacer? Ella me llamó y me fui de nuevo a Granada a verla. Era una persona muy entrañable, rica en sabiduría humana. Ella empezó a pincharme para que volviera a estudiar, y así acabé el bachiller.

 

Fue como si no hubiera pasado el tiempo, aún mejor que antes. También yo era más mayor y, aunque me pusiera de vuelta y media, estaba más segura. Lo escondí en mi mochila y nadie sabía nada de nada. Yo seguía negando que fuera lesbiana (al fin me había enterado de que existíamos) y, a pesar de este amor profundo, no dejaba de engañarme a mí misma. Nos vimos un tiempo, siempre iba yo allí (ella vivía sola) pero murió. Un cataclismo, no exagero, me sentí tan mal, por mi culpa, evidentemente, había muerto y, ¿qué hice? Pues entrar en un Instituto Secular.

 

También paulino, estaba contenta. Ya no iba a volver a “caer” en la trampa del pecado de “ser” homosexual.

 

Y, zas! Voy y me enamoro locamente. Han pasado años y no he olvidado a M C, pero… No es recíproco (al menos no pasa a mayores), pero es invasivo. Me explota en las manos.

 

Empiezo a estudiar espiritualidad y me cae en suerte una profe que me descoloca totalmente, eso sí que es una explosión. Todas mis “creencias” se van desmoronando; da más de una asignatura, pero al año no puedo tenerla más que un semestre porque me deja totalmente agotada. Añicos ¿cómo es posible? Dios es AMOR. Yo lo sabía, en la cabeza, pero no había bajado realmente al corazón.

 

Hablo con ella y le pido que sea mi psicóloga. Que me ayude porque ando un tanto rota por todos los sitios. Ella no estaba mucho por la labor, tenía mucha gente ya… pero no sé qué vio en mí que aceptó. Comencé una terapia que ha resultado uno de los mayores aciertos en mi vida. Realmente era una jodienda, un incordio que no me dejaba respirar; cuando yo me detenía y no hacía “los deberes” ella cortaba por lo sano y sacudía mi desidia que, en el fondo, era purito miedo.

 

Miedo a todo, a ser yo, a reconocerme y aceptarme, a dejar la vida consagrada, a que se enterara alguien de cómo era, a perder a los amigos, a la familia… Miedo a vivir, en una palabra.

 

En este combate por salir de esta situación el Señor estuvo muy presente, nos peleábamos mucho, la verdad, pero éramos cómplices en todo lo que hacíamos. Yo era un tanto déspota, pero Él iba haciendo en mí alguien que le amaba sobremanera, aún sin entender nada. Puliendo y sanando tanto… Sin duda es el mayor don que he recibido de su misma mano. He tenido la suerte inmensa de conocerle.

 

Soy tarda en reconocer las cosas, pero cuando lo hago no hay marcha atrás. Así pasó con mi condición sexual. Por fin decidí dejar el Instituto de Vida Consagrada en 2004, ponerme en serio a conocerme y a conocer.

 

Un amigo de hacía mucho tiempo estaba ahí, seguía ahí, hablábamos de todo… menos de una cosa, ni él ni yo. Alfonso se sinceró, yo me sinceré. Se nos escapaba la sonrisa, nos redescubrimos de nuevo. Él me ayudó a empezar este tosco camino de descubrimiento del mundo homosexual. De cristianos que buscaban y caminaban juntos, de lugares, de personas… Me presentó Crismhom, don y gracia para mí. Lugar donde pude conocer gente excepcional, donde, al ser solo dos mujeres, nos tenían en palmitas, donde pude involucrarme porque me nombraron vicepresidenta…

 

No conocía a chicas “como yo” y, Alberto con Alfonso, me presentaron a una amigas con las que descubrí un nuevo mundo, hasta entonces desconocido. Era gente buena y “normal”; sí, reíros, pero es que yo seguía “temiendo” que no fuera “normal”; era un mundo totalmente desconocido. Siempre había estado en conventos y parroquias, no conocía ni sabía nada del mundo homosexual. Recuerdo que Alfonso, cuando nos contamos nuestro “secreto” me dijo: Entonces ¿entiendes? Y yo decía, ¿qué tengo que entender? Con eso…

 

Os preguntaréis “y, ¿por qué te fuiste?”, pues porque iba lanzada hacia el descubrimiento de mi misma y de mi situación.

 

Nada me era suficiente y todo me sobraba. No tenía fuerzas para el compromiso, pero buscaba a alguien que me tomara tal cual soy, que me quisiera y a quien poder querer y ofrecer todo. Hice algo que, aún hoy, me sigue alucinando. Abrí un perfil en chueca y en meeting, jamás en la vida había entrado en nada parecido, pero lo hice. Y ahí encontré, quedé con una chica y tomamos un café, quedé con otra y no apareció y quedé con Vivian y tomamos una cerveza, nos despedimos y pensábamos que ya, pero no fue así.

 

Volvimos a vernos y fuimos al cine, a cenar… y ya no hemos dejado de “quedar”. Al principio fue difícil, ella vivía en una habitación y yo en casa de mi madre. Nos veíamos en lugares públicos y, sobre todo, en un bar cerca de donde yo vivía; allí y en el garaje del coche; alguna vez en su casa (habitación)…

 

Yo tenía mi casa alquilada y conseguí, no sin mucho esfuerzo, que se fuera la señora que estaba. Entonces pudimos meternos para pintar, limpiar (que buena falta le hacía…) y se fue a vivir Vivian allí. La gente me decía que estaba loca, que cómo se me ocurría… claro, nadie sabía que éramos pareja.

 

A mis amigos más cercanos les había dicho que era lesbiana, no se lo creían pero respondieron, dentro de lo que cabe, bien. Son creyentes y están comprometidos (fui catequista de una de ellas y compañera de catequesis de otra, hacíamos oración juntas…); lo bueno es que me quieren como soy, antes y ahora. Pero no por eso deje de pasar miedo, auténtico miedo al pensar que ya no íbamos a seguir siendo amigos.

 

La verdad es que el miedo es el peor enemigo de una persona, te paraliza, te hace pensar y sentir cosas que para nada están demostradas, te arrincona con tus prevenciones sin permitirte ser tú mismo. Emma me decía que si eran mis amigos me seguirían queriendo como siempre, pero yo no acababa de creérmelo, sinceramente. Pero fue cierto…

 

Tardé un tiempo en decirles que éramos pareja, que era mi novia (cómo sonaba eso). Quería que la conocieran más. Sonrieron y aceptaron. Son buena gente.

 

También tengo dos amigas que son religiosas y a ambas se lo he dicho. Una de ellas nos apoya desde el principio y nos anima, perennemente. La otra (más mayor, pero con un corazón de oro) también me aceptó y aceptó a Vivian, creo que le cuesta más, pero no por ello ha dejado de quererme como siempre.

 

Ya había superado dos obstáculos muy importantes y difíciles para mí.

 

Ni en mi familia ni en mi trabajo sabían nada. Decidimos casarnos sin que ninguno lo supiera, con los amigos. Pero de repente me saltó como una luz, como un aviso. Tenía que contarlo, compartirlo, decirlo. Lo que me hacía más feliz no podía quedármelo para mí y unos pocos, los que siempre me habían apoyado también tenían derecho a conocerme.

 

Justo antes de Navidad de 2013 empecé a contárselo a mis hermanos, sobrinos… y quedaba mi madre (con 89 añitos de nada); un día, después de la comida se lo dije a ella y a uno de mis hermanos, me notaba nerviosa pero segura. Él reaccionó muy bien y me dio la enhorabuena y, mi madre TAMBIÉN. Su preocupación mayor era y es que sea feliz. Su otra preocupación es que quede fuera de la iglesia (yo le dije que yo no me iba de la iglesia, que eso era algo de unos cuantos, no de Dios).

 

Respiré.

Sonreí.

Agradecí.

 

Lógicamente quería mis 15 días por boda en el trabajo. ¿Por qué tenía que perderlo? Así que empecé a sondear. Ya sabía que eran anti-loquesea, los comentarios escuchados… homofobia? [Aversión obsesiva hacia las personas homosexuales] quizá no tanto, pero ahí, ahí. Pues lo solté y no fue tan horroroso como yo pensaba. Evidentemente soltaron lo que quisieron, pero… Yo me quedé tan feliz.

 

Sigue quedando gente que lo desconoce y yo sigo temiendo su reacción. Pero la verdad es que cada día me da más igual, me siento más segura de lo que soy, de quien soy y de la suerte que tengo con este camino recorrido habiendo encontrado a VV y compartiendo mi vida con ella. La suerte que tengo al haberme encontrado con el Maestro y que Él sea mi guía y consuelo.

 

Auténticas bendiciones para mi vida.

 

 

Nuevo evento: 
Sáb, 07/02/2015 - 20:00 - 22:00

La endodiscriminación a personas mayores LGTB

Esta charla, estuvo a cargo de Federico Armenteros, tuvo lugar el sábado 6 de Septiembre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. Es frecuente que dentro del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se produzcan casos de discriminación de algunos miembros del mismo por parte de otros. Es lo que se conoce como “endodiscriminación”. Seguro que tod@s hemos oído hablar de ello o, en el peor de los casos, lo hemos experimentado.

Particularmente, hay determinados grupos, como LAS PERSONAS MAYORES LGTB, que, con demasiada frecuencia, son rechazados por otros integrantes del amplio y variado colectivo LGTB. Seguramente, en muchas ocasiones suceda de manera inconsciente o no premeditada. Pero lo cierto es que ocurre y ello nos obliga a hacer una reflexión sobre esta lamentable realidad.

La charla corrió a cargo de Federico Armenteros, presidente de la Fundación 26 de Diciembre, entidad que trabaja por la dignidad de las personas mayores LGTB en España, además de destacado militante por los derechos LGTB en España.

Para ver el Vídeo pulsa Aquí.

Para escuchar el Audio pulsa Aquí.

Archivo adjunto al final de la página.

AdjuntoTamaño
la_endodiscriminacion_a_personas_mayores_lgtb.pdf13.88 MB
Nuevo evento: 
Sáb, 06/09/2014 - 20:00 - 22:00

La endodiscriminación de personas con VIH/Sida

Esta charla tuvo lugar el sábado 31 de Enero de 2015  en Barbieri 18. Es frecuente que dentro del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se produzcan casos de discriminación de algunos miembros del mismo por parte de otros. Esto se conoce como “endodiscriminación”. Seguro que tod@s hemos oído hablar de ello o, en el peor de los casos, lo hemos experimentado. La charla abordó la endodiscriminación de personas LGTB infectadas por el virus el VIH/Sida y corrió a cargo de Santiago Redondo, Coordinador del Área de Salud integral y VIH/sida de FELGTB, área que trabaja por la dignidad de las personas LGTB infectadas con el VIH/Sida en España. Además Santiago es un destacado militante por los derechos LGTB en España. Para escuchar/descargar audio pulse AquíPara ver el vídeo pulsa Aquí.
 
 
A continuación se muestran enlacees con campañas y publicaciones relacionadas con el contenido de la charla:
 
Campaña 2010 - VIH/SIDA. Aquí y Ahora. Hablemos:
 
Campañas 2013 y 2014 - #StopDiscrimianciónVIH:
 
Gehitu Magazine - Especial 1 Dic. Artículo sobre la investigación (páginas 18 a 20)
Gehitu Magazine - Especial 1 Dic. Manifiesto 1 Dic de FELGTB (páginas 24 y 25):
 
Nota de prensa del 1 Diciembre 2014 con datos de la investigación sobre endodiscriminación:
 
Nuevo evento: 
Sáb, 31/01/2015 - 20:30 - 22:00

Las Moradas de Santa Teresa de Jesús: Un viaje a nuestro castillo interior

Este taller de formación tuvo lugar el sábado 14 de marzo a las 18h en Barbieri 18, con motivo del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús (nació el 28 de marzo de 1515). Este taller será facilitado por María José Rosillo Torralba y nos invitará a hacer un viaje a nuestro castillo interior a través del libro de "Las Moradas" de Santa Teresa de Jesús. los registros de audio y vídeo están disponibles en los enlaces siguientes: AUDIO y VÍDEO y las transparencias como adjunto a esta página.

María José Rosillo Torralba es psicóloga y educadora social. Ha hecho un máster en "Counselling y Relaciones de Ayuda" y es experta en cooperación internacional. Desde 1987 trabaja en Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, en las delegaciones de Bienestar Social y Participación Ciudadana. Desde 2002, realiza tareas de dirección técnica de planes de intervención en zonas vulnerables, coordinadora de equipos y tribunal permanente en procesos de selección institucional. Formadora de profesionales en activo de los servicios sociales, sector sanitario y fuerzas de seguridad  (Colegios Profesionales de Psicología Huelva-Sevilla, Diputación de Sevilla, UNIA, Distrito Sanitario). María José es terapeuta en grupos de mujeres y de promoción de desarrollo personal, responsable del servicio municipal de atención a personas homosexuales y transexuales. Actualmente, realiza tareas de asesoramiento y consultoría en entrenamiento de líderes organizacionales de alto nivel, desde la humanización. Es  miembro de la asociación europea de teólogas feministas. Participa de forma habitual en foros, congresos y medios de comunicación (prensa y radio) sobre temáticas relacionadas con el liderazgo de mujeres, participación ciudadana, teología y espiritualidad de mujeres, gestión emocional  o cuidado a cuidadores.

 

AdjuntoTamaño
María José Rosillo - Las Moradas de Santa Teresa - un viaje a nuestro castillo interior1.34 MB
Nuevo evento: 
Sáb, 14/03/2015 - 18:00 - 20:00

Mesa redonda sobre Cristianismo y Diversidad sexual

Esta mesa redonda sobre Cristianismo y Diversidad sexual se celebró el miércoles 22 de abril a las 19:00h en el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras (A) de la Universidad Complutense de Madrid, en el marco de la Semana Complutense de las Letras. Fue organizada por The Bo Review en colaboración con Arcópoli. En ella intervinieron Juan José Tamayo (teólogo y director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid), Manuel Ródenas (director del Programa LGBT de la Comunidad de Madrid) y Violeta Assiego (abogada, editora del bog 1 de cada 10 y activista en favor de los derechos humanos en diversas organizaciones). Además contó con el testimonio de tres cristianos LGTB. El registro de esta charla está disponible en AUDIO y VÍDEO.

Nuevo evento: 
Mié, 22/04/2015 - 19:00 - 21:00

Pensamientos, guías y experiencias al modo de Jesús de Nazaret

Esta sesión de formación tuvo lugar el viernes 17 de octubre de 2014 a las 19h en Barbieri 18. En ella, Fernando Gálligo, sacerdote jesuita, compartió con nosotros un resumen de un año de experiencias espirituales propias y ajenas inspiradas al modo de Jesús de Nazaret. Es una formación de carácter vivencial que recoge pensamientos, guías y experiencias que puedan ayudarnos a despertar y continuar el encuentro y seguimiento de Jesús. A continuacion se presentan anotaciones sobre este tipo de guía para atisbar y alcanzar el modo de Jesús de Nazaret.

Archivo adjunto que se utilizo en la charla al final de esta página.

Para escuchar/descargar audio que incluye forum posterior pulse aquí

Para ver vídeo de la charla pulse aquí.

Esta charla tuvo lugar anteriormente en la Comunidad de Grupos Católicos Loyola que han tenido la amabilidad de dejarnos una crónica escrita de esta charla para quien prefiera el formato escrito en lugar del audio o vídeo. Nuestro agradecimiento a este grupo por compartir con nosotros la crónica.

 

 

PENSAMIENTOS, GUÍAS Y EXPERIENCIAS AL MODO DE JESÚS DE NAZARET

 

Esta charla, a cargo de Fernando Gálligo SJ, tiene por objetivo hacernos querer mirarnos a nosotros y a los demás al modo de Jesús. La de Jesús es una manera de mirar muy particular. Y esto es un buen resumen, un buen hilo conductor de lo que ha sido el año: un intento de mirar la vida de otra manera. Porque hay varias miradas sobre el mundo, y a veces lo miramos de muchas maneras según nuestro estado de ánimo, nuestra situación... Tenemos que, poquito a poco - ojalá- ir convirtiendo nuestra mirada y aprender a mirar el Mundo como Jesús lo mira. Entonces se me ocurrió que en la presentación de hoy podría apoyarme en imágenes, portadas de revistas alguna foto, alguna escultura, e ir haciendo alguna reflexión.

 

Generación “me, me, me”

En primer lugar tenemos una portada reciente de la revista Time, que habla de la generación del me me me (yo, yo, yo), a la que también llaman la generación “?” o la generación “yo”, que sería la traducción al español. Esta revista, si queréis, es fácil de encontrar en internet. Lo que termina de decir este artículo es que, sobre todo los jóvenes, vivís en un mundo tecnológico virtual muy rápido, en el que la imagen sigue siendo muy importante, en el que los jóvenes, como la chica de la portada, se están haciendo fotos para subirlas a las redes sociales. En esta generación “me, me, me” el yo es muy importante, cuando uno se hace una foto se la hace de sí mismo o de los suyos. Quizás es más una generación de Estados Unidos, no tanto de España, pero por lo menos allí la importancia de la fama es enorme, y todo joven desearía, de alguna manera, conocer a algún político importante, a algún artista con poder, notoriedad o influencias. Es una generación que a lo mejor conoce mucho de tecnología, de computadoras, de matemáticas…pero una cosa es tener mucha información y otra cosa es ser sabios. Muchas veces la redes sociales, que todos conocemos, tienen sus grandes ventajas, pero tienen también sus peligros. En la revista se comenta que un joven (en Estados Unidos) manda 88 whatsapps al día a través de los teléfonos móviles, 88 mensajes al día. ¿Cuál es el peligro? Que derivemos en el mundo de la superficialidad. Se habla de que la globalización ha traído grandes ventajas, pero puede darse una globalización de la superficialidad, que nos movamos en un mundo en el que no acabamos de profundizar ni de meternos en la hondura de las cosas.

 

Nuestro cansancio y la mirada de Jesús

La segunda imagen nos habla de una chica cansada. Puede ser una imagen de cómo nos sentimos a veces. A veces nos sentimos agotados y sin energía. Parece que hemos estado todo el día de un lado para otro trabajando duro y nos sentimos apagados, marchitos… un poco agotados. Nos sale a veces del corazón decir: yo no puedo más, ya no puedo más. Vivimos a veces también con altibajos: a veces lo damos todo y nos subimos a la cresta de la ola y, sin embargo, otras veces nos sentimos vencidos, como si estuviéramos rendidos. Sentimos que ya no hay fuerzas para seguir adelante, y a veces el peligro que tenemos es con qué mirada nos miramos en esos momentos: una mirada en que no nos aceptamos, no nos queremos; podemos sentirnos un poco hundidos, porque es difícil vernos como en realidad somos. ¡Qué difícil es ser justos con nosotros mismos! A veces somos demasiado optimistas y a veces nos rechazamos. Nos cuesta juzgar a los demás con claridad y honestidad, pero también nos cuesta hacerlo con nosotros mismos. ¿Qué nos dice la mirada de Jesús? La mirada de Jesús quiere que aprendamos a querernos tal y como somos. Y que descubramos que en todo ser humano en el fondo hay una vocación al Amor, que hay una gran belleza en todo ser humano, por mucho que estemos heridos, que seamos frágiles o que nos sintamos pobres. La mirada de Jesús nos quiere devolver la dignidad de hijos, nos quiere recordar que estamos hechos para Él, que somos suyos. Pero a veces nos sentimos agotados, sin capacidad de descubrir en nosotros esa vocación profunda al Amor.

 

El hombre fragmentado y la mirada de Jesús

En la tercera imagen hay un hombre pensativo. Creo que a veces nos pasa como a este hombre pensativo, que está como a medias, parece un hombre  incompleto. Nos cuesta madurar, crecer, en cierta forma muchas veces nos sentimos a medio hacer, fragmentados. Dicen que la sociedad postmoderna, en la que vivimos, es una sociedad en la que vivimos fragmentados: un trozo de nosotros por un lado, otro trozo por otro, vivimos a medias, nos sentimos incompletos, a veces nos falta la cabeza, y a veces nos falta todo: la cabeza y el corazón. Sin embargo, la vocación cristiana es una vocación a vivir integradamente, integrablemente. No podemos vivir escindidos, separados, partidos en dos, divididos. ¿Qué nos dice la mirada de Jesús? La mirada de Jesús es una mirada distinta, que nos invita a aceptarnos y a ver la verdad de quién soy. Jesús nos invita a la madurez, que es acoger lo real: mi realidad, mi verdad. Es ver que hay mucha luz en mí, es vivir plenamente. La invitación de Jesús es a vivir plenamente hoy y aquí, en mi situación actual, en mi momento. Estoy llamado a vivir plenamente. Sin embargo a veces nos toca vivir en un mundo en el que la apariencia es muy importante, y nos tenemos que poner máscaras, no nos podemos mostrar tal y como somos, tenemos miedo de decir quiénes somos, de ser nosotros mismos, de defender nuestras propias ideas y opciones. Vivimos en un mundo que está a veces lleno de caretas y en el que no sabemos muy bien quiénes somos. Jesús nos dice: felices los pobres de corazón, felices los sencillos, los que se muestran tal cual son. Jesús me invita a ser yo mismo, a quitarme la careta. Jesús me dice: basta ya de pintarte la cara para parecer otro, para ser aceptado.

 

Aceptar nuestros límites

Como el hombre que muestra la escultura, a veces vivimos en situaciones casi imposibles, obligados a hacer malabarismos. Con un ritmo de vida que nos pone en unas situaciones en las que es difícil mantenerse más de unos días o unas semanas. Parece como que alguien nos pidiera que nos estiráramos de tal manera que fuéramos más de lo que somos, como si alguien nos pidiera que fuéramos más que seres humanos, como si nos pidieran que no aceptáramos nuestros límites. Pero Jesús nos dice que ese no es el camino de la felicidad. El camino de la felicidad no es tratar de ser omnipotentes sino todo lo contrario: aceptar mis límites. Jesús me dice: feliz tú si te apoyas en mí, si te afirmas en mí, si construyes tu casa sobre mí, sobre la roca que soy Yo, sobre el Principio y Fundamento que yo te propongo.

 

Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios

Muy a menudo nos encontramos (como en estas imágenes) empujando y empujando…parece que nos tocara a nosotros sujetar el mundo con nuestras propias fuerzas, hacer que todo siga girando, como si todo dependiera de nosotros. ¿Hasta cuándo voy a creer que soy capaz de todo? Jesús nos dice que sólo Dios es el dueño de lo imposible. Jesús nos dijo: todo es posible para Dios, porque para Dios nada es imposible. Nosotros solos no podemos, necesitamos del Espíritu bueno para hacer aquello que no podemos hacer por nosotros mismos. Dice Jean Vanier que: en tanto no descubramos que lo que es imposible para los hombres es posible para Dios, no seremos verdaderamente discípulos de Jesús. La experiencia del discípulo -dice- consiste en descubrir que cuando ya he tocado mis límites, entonces, toca confiar y fiarse de Dios, porque sólo Él puede hacer posible lo imposible.

 

Necesitamos ser curados por Jesús

Necesitamos ser curados de muchas cosas, nos sentimos muchas veces heridos, hay en nosotros heridas no curadas, fracasos no reconocidos, lágrimas no derramadas, quizás una injusticia padecida en secreto. Todo eso estrecha la vida y, a veces, la bloquea. Dice una oración de Pastoral, SJ: Nos sentimos heridos, necesitamos que Dios nos sane para que de verdad se desvele todo lo que somos, todo nuestro potencial. Jesús a mí, que estoy herido, me habla de un Dios compasivo y misericordioso, empeñado en la vida que quiere que yo viva. Mirando como Jesús mira nos damos cuenta de que, en el fondo, Jesús pasó todo su tiempo en el Evangelio curando enfermedades, rescatando a los más vulnerables y compadeciéndose de los que sufren. Pero vivimos muchas veces encerrados, parece como si algunas paredes que tratan de aislarme, de oprimirme, de separarme del resto de la humanidad, se cerraran sobre mí. Hay una oración en Pastoral, SJ, que dice: encerrado en mí mismo no existe nada. Ni tu cielo, Señor, ni tus montes, ni tus vientos, ni tus mares, ni tu sol, ni la lluvia de estrellas. Encerrado en mí mismo no existen los demás, ni existes Tú, ni existo yo, ni existen los pobres. Y si me encierro me alejo de Ti, y entonces me quedo a oscuras. Y algo dentro de mí se rompe. Encerrado en mí mismo creo barreras, se crean fronteras que me aíslan del mundo y de los demás,  que me separan de Dios. Encerrado en mí mismo me creo autosuficiente, dueño de mí mismo.

 

La cultura del encuentro

Jesús nos invita a lo que el Papa Francisco ha llamado la cultura del encuentro frente a la cultura de la exclusión. Tenemos que encontrarnos con los demás, con el otro, conmigo mismo, con Jesús. Dice el Papa Francisco que la alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. Encontrarse con Jesús puede llenar la vida de alegría, pero muchos no se han encontrado todavía con Él. Hemos entrado -dice el Papa- en la cultura del desecho, lo que no sirve a esta globalización se desecha: los ancianos, los niños, los jóvenes. Las personas que quedan fuera del mercado laboral están afectadas por una cultura donde se saben prescindibles. Vivimos en una cultura que genera destruidos. Necesitamos una cultura de la inclusión, no nos podemos quedar aislados, separados. La cultura del encuentro requiere que estemos dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los otros. Recientemente, en un acto, nos decía Moncho Hernández Écija que: hay que aprender a amar, pero también hay que aprender a dejarse amar. Y ambas cosas llevan tiempo. Para nosotros, discípulos de Jesús, ¿es posible estar verdaderamente cerca los unos de los otros, o estamos condenados a estar de espaldas? Jesús a los suyos les contesta a esa pregunta diciendo: ¿quién es tu prójimo? El buen samaritano, no sólo se acerca, no sólo se vuelve, sino que se hace cargo del hombre medio muerto que encuentra al borde del camino. Tenemos que intentar sacar lo mejor de nosotros mismos, estirarnos, es fundamental estirarnos. Estirar nuestros brazos, nuestras manos, nuestros dedos…hasta haber tocado y sentido al otro. ¿Conocemos la experiencia de la gente? ¿Conocemos su experiencia de familia, de Comunidad, de encuentro con Dios? Estamos llamados a tocar al otro, a sentir como él siente, a conocer por experiencia lo que vive y sufre. Nuestra espiritualidad tiene que estar centrada en las relaciones personales, en la persona, en el otro. Como nos decía Jorge Serrano, Jesús nos llama constantemente a la fraternidad. ¿Cómo viven nuestros hermanos? ¿Qué mundo tenemos que construir para que vivamos como hermanos y hermanas? Nos lo recordaba Jorge: en una comunidad que vive en la fraternidad la gente trabaja en función de su capacidad y la gente recibe en función de su necesidad. Se trata de abrirnos al otro, de cruzar el umbral del Templo y salir al encuentro de todos. Fraternidad significa que estamos convencidos de que el otro tiene algo bueno que decir y que estamos dispuestos a acoger su punto de vista, sus propuestas.

 

La alegría es el sello del cristiano

Este año ha sido un año para recordar que la alegría es el sello del cristiano. Ha insistido el Papa una y otra vez: la alegría es como el sello del cristiano. Un cristiano sin alegría o no es cristiano o está enfermo. La alegría también en la cruz, también en los dolores, en las tribulaciones, en las persecuciones. No podemos ser nunca hombres o mujeres tristes, nunca debemos dejarnos vencer por el desánimo. ¿Y dónde nace nuestra alegría? Nuestra alegría no nace de tener muchas cosas, sino de haber encontrado a una persona: Jesús; de saber que con Él nunca estamos solos. Incluso en los momentos difíciles, incluso cuando el camino de la vida tropieza con problemas y obstáculos que parecen insuperables. Nos advertía el Papa Francisco: sonreíd con alegría, pero no como azafatas, con una sonrisa forzada.

 

Buscadores de tesoros

El Evangelio nos recuerda que tenemos que descubrir un tesoro: el tesoro del Amor. Ante la experiencia del Amor todo lo demás carece de valor. Ante el milagro de amar y de ser amado todo lo demás es nada. El amor es ese tesoro que hay que descubrir y encontrar, ese tesoro del que nos habla el Evangelio, de un valor impagable, de un precio incalculable, por el que uno lo daría todo. Si nos preguntasen, ¿tú para que vives?, ¿para qué la vida?, la respuesta sería: para ser un buscador de tesoros. Esa es la vocación del cristiano, esa es la vocación de todo ser humano: ser buscadores de tesoros. La única razón de vivir es alcanzar, encontrar, desenterrar el único tesoro que se puede llevar uno consigo después de la muerte, sólo hay uno, para nosotros está claro: Jesús y su Reino, el Amor de Dios. Por eso el Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido que, al encontrar, uno vende todo lo que posee gozoso y compra aquel campo; porque como dice Jesús: dónde está tu tesoro, ahí está tu corazón.  que me separan de Dios. Encerrado en mí mismo me creo autosuficiente, dueño de mí mismo.

 

La cultura del encuentro

Jesús nos invita a lo que el Papa Francisco ha llamado la cultura del encuentro frente a la cultura de la exclusión. Tenemos que encontrarnos con los demás, con el otro, conmigo mismo, con Jesús. Dice el Papa Francisco que la alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. Encontrarse con Jesús puede llenar la vida de alegría, pero muchos no se han encontrado todavía con Él. Hemos entrado -dice el Papa- en la cultura del desecho, lo que no sirve a esta globalización se desecha: los ancianos, los niños, los jóvenes. Las personas que quedan fuera del mercado laboral están afectadas por una cultura dónde se saben prescindibles. Vivimos en una cultura que genera destruidos. Necesitamos una cultura de la inclusión, no nos podemos quedar aislados, separados. La cultura del encuentro requiere que estemos dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los otros. Recientemente, en un acto, nos decía Moncho Hernández Écija que: hay que aprender a amar, pero también hay que aprender a dejarse amar. Y ambas cosas llevan tiempo. Para nosotros, discípulos de Jesús, ¿es posible estar verdaderamente cerca los unos de los otros, o estamos condenados a estar de espaldas? Jesús a los suyos les contesta a esa pregunta diciendo: ¿quién es tu prójimo? El buen samaritano, no sólo se acerca, no sólo se vuelve, sino que se hace cargo del hombre medio muerto que encuentra al borde del camino. Tenemos que intentar sacar lo mejor de nosotros mismos, estirarnos, es fundamental estirarnos. Estirar nuestros brazos, nuestras manos, nuestros dedos…hasta haber tocado y sentido al otro. ¿Conocemos la experiencia de la gente? ¿Conocemos su experiencia de familia, de Comunidad, de encuentro con Dios? Estamos llamados a tocar al otro, a sentir como él siente, a conocer por experiencia lo que vive y sufre. Nuestra espiritualidad tiene que estar centrada en las relaciones personales, en la persona, en el otro. Como nos decía Jorge Serrano, Jesús nos llama constantemente a la fraternidad. ¿Cómo viven nuestros hermanos? ¿Qué mundo tenemos que construir para que vivamos como hermanos y hermanas? Nos lo recordaba Jorge: en una comunidad que vive en la fraternidad la gente trabaja en función de su capacidad y la gente recibe en función de su necesidad. Se trata de abrirnos al otro, de cruzar el umbral del Templo y salir al encuentro de todos. Fraternidad significa que estamos convencidos de que el otro tiene algo bueno que decir y que estamos dispuestos a acoger su punto de vista, sus propuestas.

 

La alegría es el sello del cristiano

Este año ha sido un año para recordar que la alegría es el sello del cristiano. Ha insistido el Papa una y otra vez: la alegría es como el sello del cristiano. Un cristiano sin alegría o no es cristiano o está enfermo. La alegría también en la cruz, también en los dolores, en las tribulaciones, en las persecuciones. No podemos ser nunca hombres o mujeres tristes, nunca debemos dejarnos vencer por el desánimo. ¿Y dónde nace nuestra alegría? Nuestra alegría no nace de tener muchas cosas, sino de haber encontrado a una persona: Jesús; de saber que con Él nunca estamos solos. Incluso en los momentos difíciles, incluso cuando el camino de la vida tropieza con problemas y obstáculos que parecen insuperables. Nos advertía el Papa Francisco: sonreíd con alegría, pero no como azafatas, con una sonrisa forzada.

 

Buscadores de tesoros

El Evangelio nos recuerda que tenemos que descubrir un tesoro: el tesoro del Amor. Ante la experiencia del Amor todo lo demás carece de valor. Ante el milagro de amar y de ser amado todo lo demás es nada. El amor es ese tesoro que hay que descubrir y encontrar, ese tesoro del que nos habla el Evangelio, de un valor impagable, de un precio incalculable, por el que uno lo daría todo. Si nos preguntasen, ¿tú para que vives?, ¿para qué la vida?, la respuesta sería: para ser un buscador de tesoros. Esa es la vocación del cristiano, esa es la vocación de todo ser humano: ser buscadores de tesoros. La única razón de vivir es alcanzar, encontrar, desenterrar el único tesoro que se puede llevar uno consigo después de la muerte, sólo hay uno, para nosotros está claro: Jesús y su Reino, el Amor de Dios. Por eso el Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido que, al encontrar, uno vende todo lo que posee gozoso y compra aquel campo; porque como dice Jesús: dónde está tu tesoro, ahí está tu corazón.  que el sistema evolucione de repente de manera totalmente imprevista. Un pequeño cambio puede traer como consecuencia un cambio enorme. Minúsculos cambios pueden conducir en el tiempo a situaciones que nunca hubiéramos soñado. Quizás pequeños gestos pueden ocasionar grandes transformaciones. Todo tiene que ver con todo, somos todos interdependientes. Cada individuo es una pieza del puzle de la vida, y cuenta mucho. El efecto mariposa nos dice que el pequeño gesto de cada uno sirve. Un acto mío de honestidad me convierte en una persona más honesta, y convierte al mundo en un espacio más honesto y más justo. Un acto mío a favor de la verdad hace el mundo entero más verdadero. El bien que puedas hacer repercute en toda la creación. Un acto de amor que tengas hace el mundo más amable. Estamos todos unidos, comunicados, estamos en comunión. Podemos decir que hay una comunión de bienes, un tesoro de bondad que compartimos. Un tesoro que puede crecer o decrecer, aumentar o disminuir. Pero ningún acto bueno queda sin recompensa, ya que afecta al mundo entero, crea vida. Todo acto mío crea vida o la quita, no hay término medio. Todo lo bueno que yo hago afecta a otros, que quizás están muy lejos de mí, quizás de una manera inimaginable, misteriosa, milagrosa. Quizás los grandes cambios empiezan por pasos pequeños; un pequeño gesto puede generar un proceso de cambio que finalmente desemboque en una transformación completa y radical. Nunca debemos despreciar lo pequeño.

 

Las zonas verdes en nuestra vida

Esta imagen nos habla de espacios verdes, como el Salmo 23: El Señor es mi pastor, nada me falta. En verdes praderas me hace recostar…. El Señor nos lleva hacia zonas verdes, hacia verdes praderas, porque las necesitamos. ¿Hay en tu vida zonas verdes, zonas de gratuidad?, ¿hay en tu vida áreas de descanso donde todo lo que hay que hacer es estar, donde todo es gratuito?, ¿cuidas de tus zonas verdes?. En una sociedad en la que todo debe ser rentable, útil, servir para algo, estamos llamados a ser testigos de lo gratuito, de lo que ni se compra ni se vende. No hay mercados de amistad. Necesitamos abrir horizontes a la gente.

 

Afinar nuestro corazón

Nuestro corazón es una extraña guitarra con muchas cuerdas. Una cuerda son los temores, los miedos, lo que nos amenaza y nos llena de incertidumbre. Está también la cuerda del amor, que nos permite entregarnos, darnos, ponernos al servicio del otro, compartir, perdonar. Esta también la cuerda del desánimo, que a veces nos inunda, que nos hace tocar el abismo, que nos invita a ceder a la depresión, que nos invita a la decepción. También está la cuerda de las sorpresas, de lo novedoso, de las posibilidades nuevas, de lo que nunca se ha hecho, de la esperanza. Hay muchas cuerdas en nuestro corazón. ¿Sabremos afinar nuestro corazón? Cada cuerda por separado no produce más que ruido, cada cuerda por su parte disuena de las demás. Si no afinamos esa guitarra, si no ponemos a punto el corazón, todo es ruido y confusión.

 

Aprender a escuchar

El Señor nos invita a aprender a mirar y escuchar. Los personajes del Evangelio sabían escuchar. María escucha la voz del ángel. José escucha en sueños al ángel. Jesús escucha al Padre, y a todos aquellos que se le acercan y le piden. Una de las ponentes, Isabel Ferrer, nos decía que tenemos que estar atentos para poder oír realmente lo que nos están preguntando, lo que el otro quiere cuando se acerca a nosotros. ¿Qué querrá ese que se acerca a mí? ¡Cuánto nos perdemos de las personas por no escucharlas! A veces el buen espíritu, como dice el padre Adolfo Nicolás, no es más que una vibración, una suave vibración; hay que estar muy pendientes para escucharla. Tenemos que aprender a acoger y a guardar: María guardaba todas esas cosas en su corazón.

 

Discernir y elegir

Hay un montón de cosas que nos estimulan, que nos llegan. La realidad del ser humano tiene muchas caras y matices. Por eso tenemos que aprender a vivir, tenemos que aprender a discernir y elegir. La vida es hacer una buena elección. Necesitamos poner profundidad en nuestra vida, reflexión. Si alcanzo profundidad en mi vida, entonces mi diálogo conmigo mismo, con los demás y con Dios será profundo, hondo, serio. El mundo es complejo, no podemos vivir de lo que nos dicen los medios, las modas, los gustos. Estamos llamados a pensar críticamente, a ejercitar la imaginación creativa. Las cosas importantes llevan tiempo, no hay conversión instantánea. Una verdadera conversión pasa por un camino interior. Benedicto XVI llegó a decir que es preferible un agnóstico que busca que no un creyente que ha dejado de buscar. Se trata de crecer en profundidad, es hacer quizás menos cosas pero con más hondura. Dice el padre Adolfo Nicolás que las respuestas de ayer no sirven para las preguntas de hoy. Las preguntas siguen cambiando y las respuestas pasadas ya no nos sirven. Por eso nuestra espiritualidad no puede ser light, superficial, una espiritualidad de consumo, que no transforma a la persona. Para poder ayudar todo dependerá de la profundidad espiritual y humana que alcancemos en nuestras vidas. San Ignacio en el fondo todo lo que buscaba era eso: penetrar en la hondura de la realidad, mirar con amplitud.

 

La pobreza como fuente de riqueza

Voy a poner ahora la imagen del tío Gilito (antiguo y famoso personaje). El otro día leyendo una revista hablaban de que después de 66 años de vida que tiene este comic -la historia del tío Gilito- se ha hecho un cálculo estimando todos los programas en los que ha aparecido, las películas, las novelas, etc., todo lo que él fue acumulando en esos depósitos, y si lo pasáramos a euros de hoy sería el tercer hombre más rico del mundo. ¿Cuál fue el secreto de su éxito? Uno de los tebeos dice que guardaba la primera moneda de 10 centavos consiguió en su vida, fue acumulando todo en un búnker a lo largo de su vida. Siempre absorbiendo y nunca dando. Nos decía Óscar Yeves en su exposición que había descubierto el valor de la pobreza. ¡Oh pobreza, fuente de riqueza! Señor, siémbranos alma de pobre. ¡Oh pobreza, fuente de riqueza! ¿Nos creemos esto de que la pobreza es fuente de riqueza? Nos decía Óscar que sí, que la pobreza nos trae muchas riquezas. La primera la de ser auténticos, nos ayuda a contestar al reto de la autenticidad, nos evita la necesidad de tener que complacer siempre a todos. Una segunda riqueza que nos traen las pobrezas es la libertad. Porque ser libre es no ser esclavo de aquello que me atrapa. El hombre y la mujer libres pueden estar alerta, porque no hay nada ni nadie que les ate. Nos preguntaba Óscar: ¿qué tipo de relación tenemos con las cosas?. Nos decía Jorge Serrano que tenemos mucho más de lo que necesitamos para vivir. Nos decía: tengo el convencimiento de que tenemos que ir a menos. Tengo el convencimiento de que el poder y el dinero no favorecen la felicidad de la persona. Si queremos de verdad ser felices nos hemos pasado de frenada, pero de largo. Hace mucho que hemos llegado al nivel que maximiza nuestra felicidad y ahora vamos para abajo. Yo creo que cuanto más se tiene administrarlo es una verdadera esclavitud. El dinero, al fin y al cabo, es un medio para el poder, para la popularidad, para el prestigio, para el placer. Es el medio para infinidad de pasiones. Y cuando se convierte en un fin en sí mismo, se convierte en codicia. Y como toda adicción, es un engaño.

 

El amor por las cosas que hacemos

Decía Óscar también que la pobreza finalmente nos trae la mejor de las riquezas: el amor. Y eso me hace recordar una parte de ese famoso discurso que conocéis, de Steve Jobs en una universidad en EEUU, en el que contaba que después de haber pasado por muchos éxitos tuvo que pasar por una enfermedad, y en un momento de su vida le expulsaron de su empresa, Apple, y tuvo que volver a empezar, pero dice él: entonces viví un momento de grandísima felicidad, porque por fin me había quitado el peso del éxito, para vivir la ligereza de ser de nuevo un principiante; mucho menos seguro pero mucho más libre. Dice Steve Jobs que entonces entró en uno de los periodos más creativos de su vida. Después de dejar Apple fundó otra empresa. La vida a veces nos da en la cabeza con un ladrillo, nos pasan muchas muchas cosas. Y él nos invita: no perdáis la fe. En este mismo discurso Steve dice que lo único que nos mantiene en marcha es el amor por las cosas que hacemos. Y añade: tenéis que encontrar qué es lo que amáis, y a quién amáis de verdad. El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única manera de estar realmente satisfecho es hacer un trabajo genial, sea lo que sea, pero que para ti sea un trabajo genial. ¿Y dónde encuentra uno un trabajo genial? Pues dice Steve Jobs que la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hagáis. Si tú amas lo que haces tu trabajo será genial, y si aún no lo has encontrado sigue buscando, no te conformes. Y dice en su discurso: como todo en la vida, como todo lo que tiene que ver con el corazón, cuando lo hayas encontrado lo reconocerás. Eso pasa con el corazón, cuando reconoces -es esto, por fin es estoinmediatamente lo reconoces. En las cosas del corazón, ¿cómo sabe uno que ha encontrado lo que busca? Porque te lo dice el corazón.

 

Reconocer aquello que merece la pena

Me gustaría ahora destacar la importancia de reconocer las cosas importantes. Estamos llamados a reconocer aquello que a mí me hace feliz, que toca mi corazón. Yo creo que tenemos que aprender a tener la mirada de Jesús, ¿y cuál es esta mirada? La mirada de Jesús es la que nos ayuda a reconocer aquello que merece la pena. Hay una historia de Tony de Mello, un jesuita indio, que cuenta que una serie de discípulos iban buscando a un maestro, y por fin alguien les dice: ¿sabéis en que podéis reconocer al verdadero maestro? En su habilidad para reconocer. Entonces todos estos discípulos preguntaron: pero ¿Qué es eso de reconocer?, ¿qué hay que reconocer? Y este gurú contestó: estamos llamados a reconocer la mariposa en una oruga, el águila en un huevo, al santo en un ser humano egoísta. Si soy capaz de reconocer en una oruga una futura mariposa, en un huevo una futura águila, en un ser humano egoísta a un futuro santo, entonces es que tengo la mirada de Jesús. Estamos llamados a mirar más allá e ir más allá. Y a no contentarnos con lo que nos han dicho. Nuestra vocación es a reconocer.

 

MAG+S

Termino con la imagen de MAGIS que todos conocemos, que es como el logo de nuestra espiritualidad, y es distinto el plus del magis. Son dos palabras latinas, que significan prácticamente lo mismo, ambas significan “más”, son casi sinónimas, pero los matices marcan una enorme diferencia. Todos estamos acostumbrados a la palabra plus, hablamos de Canal plus, de tarjeta iberia plus, de Google plus…a veces en los sueldos nos dicen que vamos a tener más dinero por el plus de peligrosidad, o por el plus de nocturnidad o antigüedad, etc. Nuestro mundo, económicamente, muchas veces se mueve por el plus: ganar más, tener más beneficios, aumentar la productividad… tener más. Se supone muchas veces que cuanto más tienes, más ganas y más produces, entonces más vales. En el fondo yo creo que todos aceptamos, y nadie se atrevería a negar, que el propósito central de cualquier negocio es producir más al menor coste, obtener más rentabilidad y más beneficios. Pero el nuestro no es el plus, es el magis, y el magis tiene que ver más con el minus que con el plus, curiosamente. El magis nos dice que en realidad se trata de hacer las cosas más pequeñas e insignificantes con gran amor. El magis no es el mero éxito, sino la mayor entrega. Es elegir el bien más universal, el bien que es mayor para más gente. El magis busca el mayor bien en todo momento y circunstancia. El magis busca crecer para poder dar fruto. El magis quiere aumentar las propias competencias y capacidades, pero para ponerlas al servicio de los demás. Magis es creer que todos tienen un inmenso potencial, y pueden lograrlo en la vida. Magis significa que tengo que multiplicar mis talentos como sea, para ponerlos al servicio de los demás. No es un más de cantidad, sino de calidad. Que nuestra espiritualidad sea una espiritualidad de la empatía y de la compasión, que pueda darse en el fondo un diálogo de corazón a corazón, en el que la compasión y la misericordia sean el hilo conductor. Y que en todo esto dejemos a Dios hacer su trabajo. Magis significa que sabemos que en último término es el Señor el que lo hace todo, no nosotros, es empeñarse en hacer todo como si todo dependiera de nosotros pero sabiendo que en el fondo todo depende de Dios. Vamos a pedirle al Señor que nos de esa mirada del Evangelio, esa mirada del Magis. Es una mirada que no nos invita a hacer cosas extraordinarias, sino a hacer cosas ordinarias con un amor extraordinario, como decía Teresa de Calcuta.

 

AdjuntoTamaño
Pensamientos guías y experiencias al modo de Jesús de Nazaret.pdf2.22 MB
Nuevo evento: 
Vie, 17/10/2014 - 19:00 - 21:00

Santa Teresa de Jesús y los protestantes

Esta sesión de formación tuvo lugar  en la sede de CRISMHOM en Barbieri 18. Se organizó con motivo del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús y el inicio de la Semana de Oración de la Unidad de los Cristianos. El tema fue precisamente la visión y relación que tuvo Santa Teresa con el protestantismo.

 

Corrió a cargo de Ulrich Dobhan que es carmelita teresiano desde 1963, especialista en la figura de Santa Teresa de Jesús. Ulrich estudió en Roma y se doctoró por la universidad de Würzburg (Alemania). Fue formador y definidor General en su orden y actualmente es provincial de su orden en Alemania. Es autor de diversos libros y desde el año 2001, ha colaborado con una monja Carmelita en la traducción de las obras de Santa Teresa al alemán.  (pulsa este enlace para ver algunas de sus obras). Es profesor en los cursos de la Fundación CITeS de Ávila. 

Para ver vídeo pulse aquíPara escuchar/descargar audio pulse aquí.

 

Nuevo evento: 
Dom, 18/01/2015 - 19:00 - 21:00

Sobre el respeto y la tolerancia

Esta formación tuvo lugar el sábado 21 de febrero a las 20h en Barbieri 18. Corrió a cargo de Pablo Romero, que compartió su experiencia de ser testigo y partícipe del inicio de la pastoral LGTB en Chile. Junto a su experiencia, también acompañó unas reflexiones compartidas sobre el respeto y la tolerancia que dieron lugar a un debate. Pablo Romero es sacerdote jesuita chileno de 36 años que ha trabajado en la pastoral y acompañamiento espiritual LGTB en la CVX (Comunidad de Vida Cristiana) "Pastoral de Diversidad Sexual CVX". Actualmente estudia teología moral en la Universidad Pontificia Comillas en Madrid y colabora con Pueblos Unidos en trabajo con inmigrantes en Centros de Internamiento de Extranjeros y la comunidad Pedro ArrupePara escuchar/descargar el audio pulsa AquíPara ver el vídeo pulsa Aquí.

 
Nuevo evento: 
Sáb, 21/02/2015 - 20:00 - 22:00

Ética de felicidad, virtud y amistad basada en el Nuevo Testamento

Esta charla tuvo lugar el sábado 20 de septiembre de 2014 a las 20h en Barbieri 18. Corrió a cargo de Alberto, teólogo redentorista, que compartió su reflexión sobre cómo interpretar la ética basándose en el Nuevo Testamento en base a los conceptos fundamentales provinientes de Aristóteles de felicidad, virtud y amistad. Esta visión contrasta con la visión clásica de la teología moral basada en una moral católica basada en la "ley".

A partir del Concilio de Trento (siglo XVI), la moral católica se configuró entorno al concepto de “ley". El objeto de la Teología moral era aplicar la ley a casos concretos. Esta manera de hacer Teología moral se llama “casuismo" y marcó  a la Iglesia durante los siglos que pasaron entre los concilios de Trento y del Vaticano II. El Concilio Vaticano II hizo que este modo de hacer teología moral entrara en crisis. Los teólogos que impulsaron la renovación conciliar quisieron poner en el centro de su reflexión no la ley, sino la persona y su conciencia. Este este proceso de cambio está aún en marcha. Uno de sus últimos desarrollos es que, en las últimas décadas, teólogos y filósofos están proponiendo recuperar conceptos y enfoques que provenientes de Aristóteles, el gran iniciador de la ética en la tradición Occidental. Aristóteles apenas habla de leyes en sus tratados; su ética gira en torno a tres conceptos fundamentales: felicidad, virtud y amistad. Mi reflexión es cómo articular una ética basada en el Nuevo Testamento usando estas tres ideas.

Archivo adjunto al final de la página.

Para escuchar/descargar audio pulse aquí.

Para ver vídeo pulse aquí.

El esquema de la charla es el siguiente:

 

Ética cristiana: más allá de una moral de normas

 

De Trento al Vaticano II: La moral casuista

  • Minimalismo. Una ética centrada en el pecado enseña no a hacer el bien, sino a evitar el mal y a alejarse de toda ocasión de pecado. Favorece la mentalidad que busca hacer lo menos posible.
  • Fariseísmo. Si el criterio de la bondad moral es el cumplimiento de la ley, puedo considerarme “bueno” si formalmente hago lo prescrito.
  • Atrofia de la conciencia. Como cualquier otra capacidad humana, el discernimiento.
  • Culpabilidad. Por mucho que se intente, nadie es capaz de cumplir estrictamente todas las normas.
  • Individualismo. Debo velar en primer lugar por la salvación de mi alma. Lo que otros hagan es su problema.
  • Idolatría de la norma: una vez que tenemos la norma a la que obedecer, se puede retirar a Dios a un segundo plano. Los árboles de cada caso de conciencia impedían ver el bosque de la persona en su relación con Dios.

La Renovación de la moral en torno al Vaticano II: el giro personalista

“Aplíquese un cuidado especial en perfeccionar la teología moral, cuya exposición científica, más nutrida de la doctrina de la Sagrada Escritura, explique la grandeza de la vocación de los fieles en Cristo, y la obligación que tienen de producir su fruto para la vida del mundo en la caridad” (Optatam Totius, n. 16).

Un posible camino para avanzar: la ética de la virtud

  • Felicidad: El objeto de la ética es guiar a la persona hacia la felicidad. La felicidad no es algo que se tiene, es llegar a ser de una cierta manera. La vida humana tiene sentido si va hacia algún fin.
  • Virtud: Una virtud es un rasgo que caracteriza una personalidad lograda, un ser humano feliz.
  • Amistad: Nadie puede ser feliz solo. La amistad es el vínculo que une a la comunidad de las personas que buscan juntos la felicidad.

 

La felicidad, estilo Jesús

Cristo no vino a fundar una nueva religión, sino a hacer posible una nueva fraternidad entorno a él de la que nadie estaba excluido. Por medio de esta red tejida entorno a Jesús y por la acción del Espíritu, podemos conectar de una manera nueva con Dios. En eso consiste la fe cristiana: la propuesta concreta de una comunión universal en Dios (Hermano John de Taizé, Una multitud de amigos, Sal Terrae 2012)

Vamos encontrando la felicidad al cuando comprometemos junto a otros amigos/as en el proyecto de Jesús.

  • Que da un sentido y una dirección a nuestra vida.
  • Nos impulsa a salir de nosotros mismos. Encontramos la felicidad al compartir con otros.
  • Va transformando nuestra personalidad (la felicidad no es tener, sino una forma de ser).
  • La ética cristiana está al servicio de esta transformación.

 

AdjuntoTamaño
etica_cristiana_mas_alla_de_una_moral_de_normas.pdf61.96 KB
Nuevo evento: 
Sáb, 20/09/2014 - 20:00 - 22:00