20 de Octubre, día de la prueba de VIH

Es posible que alguna vez se te haya pasado por la cabeza hacerte la prueba del VIH, el virus que causa el Sida. Es un asunto importante. Tal vez no sepas qué ventajas tiene hacérsela; puede que sientas miedo o angustia al pensar en ello... Esta información pretende ayudarte a tomar la decisión.Hazte la prueba del VIH.
Saber es poder. Cuanto antes lo sepas, antes podrás cuidarte.

¿Qué es el VIH y el Sida?

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es un virus que cuando penetra en el organismo ataca y destruye progresivamente nuestro sistema inmunitario. El sistema inmunitario es el sistema de defensas del cuerpo que nos protege de infecciones y enfermedades.
Si no se recibe atención y tratamiento médicos adecuados, la infección por VIH daña gravemente el sistema inmunitario haciendo que deje de ser eficaz en su función de protegernos, por lo que podríamos contraer infecciones y desarrollar enfermedades peligrosas para nuestra salud e, incluso, la propia vida. A esta última fase de la infección por VIH se le denomina Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).
 

Una persona puede tener el VIH y, no obstante, no sentirse enferma ni tener síntomas ni signos de enfermedad. Sin embargo, al estar infectada, puede transmitir el virus a otras personas si mantiene con ellas prácticas de riesgo.
Actualmente, una vez se ha contraído el VIH no se puede eliminar la infección. Sin embargo, existen tratamientos médicos para ayudar a las personas con VIH o que ya han desarrollado el Sida a vivir con una buena esperanza y calidad de vida.
Por eso, si te has infectado, hacerte la prueba del VIH, detectarlo a tiempo y cuanto antes, puede significar una gran diferencia en tu salud y en tu bienestar, porque cuanto antes lo sepas antes podrás cuidarte.

¿Qué es la prueba del VIH?
La prueba del VIH no detecta si has desarrollado el Sida, sino si en tu sangre hay anticuerpos frente al VIH, que es la respuesta del organismo ante la presencia del virus.
Tras infectarse con el VIH el organismo tarda cierto tiempo en producir dichos anticuerpos. A ese periodo de tiempo se le llama “periodo ventana”.
A los 3 meses de haber contraído el VIH la mayor parte de las personas han desarrollado anticuerpos, aunque algunas personas pueden tardar hasta incluso 6 meses.

La prueba del VIH se realiza extrayendo una pequeña muestra de sangre que será analizada en un laboratorio y que permitirá realizar un diagnóstico:
    •    Un resultado NEGATIVO en la prueba quiere decir que NO te has infectado con el VIH. Se dice entonces que eres seronegativo para el VIH. Recuerda que esto no quiere decir que en el futuro no puedas infectarte si tienes una práctica de riesgo. Así que usa siempre medidas preventivas y, de manera rutinaria, hazte la prueba al menos una vez al año.
    Un resultado negativo en una prueba que se haya realizado durante el “periodo ventana” no descarta que el VIH no haya penetrado en el organismo y que no estés infectado, por lo que tendrías que repetírtela más adelante.
    •    Un resultado POSITIVO quiere decir que SÍ te has infectado y, por tanto, que eres portador del VIH o seropositivo para el VIH.
Tras conocer un resultado VIH positivo, algunas personas pueden reaccionar experimentando emociones y sentimientos intensos y conflictivos. Es normal sentirse al principio desconcertado, bloqueado (en shock), asustado, indefenso, triste, preocupado...
Asimilar el diagnóstico puede llevar más o menos tiempo, distinto para cada persona. En las asociaciones LGTB y de lucha contra el Sida puedes encontrar información, orientación y el apoyo de personas en tu misma situación, que viven con el VIH.

Recuerda que tener el VIH no quiere decir que tengas el Sida. Desarrollar o no el Sida, hacerlo antes o después, depende de muchos factores. Tendrás que realizarte otras analíticas que ayudarán a tus médicos a orientarte sobre el estado de tu sistema inmunitario (recuento de defensas), el nivel de virus en sangre (carga viral), así como sobre la necesidad o no de iniciar el tratamiento.

¿Qué es una Prueba Rápida del VIH?
Las llamadas Pruebas Rápidas del VIH no son pruebas clínicas diagnósticas sino pruebas presuntivas. Se suelen realizar tomando una muestra de saliva o de sangre, que se recoge mediante un pinchazo en el dedo, y permiten conocer su resultado en unos 30 minutos.
Un resultado negativo en estas pruebas no requiere confirmación; sin embargo, un resultado positivo ha de corroborarse mediante una prueba de laboratorio, ya que en algunas ocasiones pueden dar un resultado falsamente positivo.
Algunas asociaciones LGTB y de lucha contra el Sida, así como farmacias y otros servicios sanitarios, realizan pruebas rápidas. Puedes consultar en tu comunidad autónoma dónde se realizan.

¿Cuándo hacerte la prueba del VIH?
Hacerte la prueba del VIH es la única manera fiable de saber con seguridad si te has infectado o no. Por eso, si has tenido una práctica de riesgo no esperes y acude a tu médico o centro sanitario para que valoren tu caso y te orienten sobre la prueba.
Si nunca te has hecho la prueba del VIH o pasado mucho tiempo desde la última vez que te la hiciste, cualquier opinión que tengas sobre tu estado puede estar totalmente equivocada, por lo que es recomendable que te la hagas.
Si quieres hacerte la prueba pero crees que te falta información, sientes miedo por el resultado o no sabes cómo enfrentar un posible resultado positivo, puedes encontrar apoyo y orientación en las asociaciones LGTB y de lucha contra el Sida.

¿Cuáles son las prácticas de riesgo?
Una práctica de riesgo es cualquier conducta que permita que semen, flujo vaginal o sangre infectados con el VIH penetren en tu torrente sanguíneo. Una sola práctica de riesgo puede ser suficiente para contraer el VIH. A excepción de los anteriores fluidos, la leche materna y el líquido preseminal, ningún otro fluido corporal tiene capacidad para transmitir el VIH.
Entre las prácticas sexuales de riesgo la penetración anal, tanto si te penetran como si penetras, y la penetración vaginal son las de mayor riesgo. Para protegerte, usa preservativo siempre y desde el principio, antes de producirse la penetración, junto con un lubricante soluble en agua (hidrosolubles), ya que los solubles en aceite (como la vaselina, cremas, etc.) pueden provocar que el condón se rompa. Además, el preservativo también de protege de algunas Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
En el sexo oral, la felación (o “mamada”) es una práctica sexual de menor riesgo, pero que aumenta si eyaculan en tu boca. Por eso, evita que ocurra y si no puedes impedirlo no te tragues el semen, enjuágate la boca con agua y no te cepilles los dientes enseguida. Para más seguridad con esta práctica puedes usar condones de sabores o evitar cepillarte los dientes horas antes de realizarla para no dañarte las encías.
Otras prácticas de riesgo para la transmisión del VIH son compartir instrumentos punzantes y cortantes que puedan haber estado en contacto con sangre infectada, como jeringuillas, agujas, etc.
Si mantienes prácticas de riesgo habitualmente has de saber que es posible que hayas contraído el VIH y que, por tanto, puedas infectar a otras personas. Es muy importante que te hagas la prueba por ti y por los demás.

¿Qué es la Profilaxis Post Exposición No Ocupacional?
Si se te rompe el preservativo o excepcionalmente has tenido una práctica de riesgo dirígete a un servicio de urgencias de un hospital, antes de que pasen 72 horas, y explícales lo sucedido. Allí valorarán tu exposición al VIH y te orientarán sobre si en tu caso está indicado tomar un tratamiento con fármacos antirretrovirales llamado Profilaxis Post Exposición No Ocupacional (PPENO) que podría impedir que te infectes con el VIH, siempre y cuando se administre antes de que pasen 72 horas desde que ocurrió la práctica de riesgo.

¿Para qué hacerte la prueba del VIH/Sida?
Las razones para hacerte la prueba son muchas, ya que conocer su resultado te va a permitir poder encarar mejor tu vida y tu futuro, así:
    •    tanto si sabes que eres VIH positivo como si no, podrás salir de dudas, ganando en tranquilidad.
    •    tanto si sabes que eres VIH positivo como si no, podrás aprender más sobre cómo prevenir la transmisión del VIH.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás poner más atención y medios para proteger a los demás del VIH. Se estima que la tasa de transmisión del VIH es mayor entre aquellos que siendo seropositivos no saben que lo son, porque nunca se han hecho la prueba, que entre aquellos que tiene un diagnóstico realizado.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás poner más atención y medios para protegerte de una reinfección con el VIH, que puede hacer que se debilite tu sistema inmunitario y que disminuya la efectividad de los tratamientos para el Sida.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás recibir orientación, atención y cuidados médicos especializados cuanto antes.
    Un diagnóstico precoz de la infección por VIH puede ser fundamental para tu salud, esperanza y calidad de vida, ya que esto permite una mejor respuesta a los tratamientos y un menor desarrollo de enfermedades relacionadas con el Sida.
    Además, podrás recibir información sobre tu estado de salud, orientación sobre la evolución de la infección, seguimiento médico, tratamiento preventivo de enfermedades, medicación para fortalecer tu sistema inmunológico, capacidad para decidir sobre opciones de tratamiento antes de que lo necesites, etc.
    •    si sabes que eres VIH positivo, podrás implicarte más en cuidar y mantener tu salud: tener una alimentación más sana, reducir el estrés, practicar algún deporte, evitar el tabaco, el alcohol y otras drogas, etc.

 

¿Más información sobre el VIH y dónde hacerte la prueba del VIH?
Puedes pedir la prueba del VIH al médica/o de tu centro de salud. Será confidencial y constará en tu historia clínica.
En algunas ciudades existen centros donde se hacen la prueba del VIH de manera anónima (no constarán en tu historia clínica), confidencial y gratuita, así como revisiones de otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
En las asociaciones de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales de la FELGTB, y en las asociaciones de lucha contra el Sida, además de preservativos y lubricantes gratuitos, puedes recibir información y asesoramiento, antes y después de hacerte la prueba del VIH, lo que te ayudará entre otras cosas a evaluar tus prácticas de riesgo, aprender a practicar sexo más seguro, y ventilar tus emociones y preocupaciones.

Recursos para informarte y hacerte la prueba:
FELGTB: 902 280 699
900ROSA (900 601 601). Teléfono gratuito de información sobre VIH y Sida de la Coordinadora Gai-Lesbiana.
900 111 000. Teléfono gratuito de información sobre VIH/sida del Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad y Cruz Roja.

Fuente: FELGTB