2017-10--22 "Jesús anuncia con palabras y signos la buena noticia del amor del Padre a todos los hombres"

Este domingo celebramos el Domund, la  Jornada Mundial de las Misiones 2017. Jesucristo es el primero y el más grande evangelizador (Pablo VI). Jesús anuncia con palabras y signos la buena noticia del amor del Padre  a todos los hombres con la fuerza del Espíritu Santo. La Iglesia continúa en la historia la misión de Jesús de Nazaret.
En una sociedad que ha eclipsado la realidad de Dios, la misión de la Iglesia se centra en el primer anuncio del Evangelio, de la persona de Jesucristo. Como nos dice para esta jornada el Papa Francisco “ A través del anuncio del Evangelio, Jesús se convierte de nuevo en contemporáneo nuestro, de modo que quienes lo acogen con fe y amor experimentan la fuerza transformadora de su Espíritu de Resucitado que fecunda lo humano y la creación, como la lluvia lo hace con la tierra”.
Todo cristiano por el bautismo está llamado a ser misionero, evangelizador. Se necesitan misioneros cristianos lgtb que proclamen el primer anuncio del Evangelio entre los hombres y mujeres lgtb indiferentes a Dios y alejados  de la Iglesia. Parafraseando el lema del Domund: SE VALIENTE  y atrévete a formarte y a ser el misionero en el colectivo lgtb. Te invitamos a que  participes en la comisión de evangelización de Crishmom que reflexiona, prepara, y realiza acciones de cara a la evangelización del colectivo lgtb.
(Padrre Ramon LLorente Garcia) 
 
Lectura del santo evangelio según san Mateo (22,15-21):

En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. 
Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es licito pagar impuesto al César o no?» 
Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: «Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.» 
Le presentaron un denario. Él les preguntó: «¿De quién son esta cara y esta inscripción?» 
Le respondieron: «Del César.» 
Entonces les replicó: «Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.»

Palabra del Señor