Oración ecuménica de los jueves

 

Este apartado contiene los materiales utilizados en las oraciones ecuménicas que tienen lugar los jueves. Este espacio está abierto a todo el mundo y se puede asistir a él cada jueves en Barbieri 18 a las 20:30h.

 

 

2011

Construyamos el Reino de Dios

Canto de entrada
Más allá de miedos
Más allá de mi inseguridad
Quiero darte una respuesta
Aquí estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que sí hasta el final

Introducción
Escuchamos continuamente en la Palabra decir a Jesús que nos pongamos en camino para construir el Reino de Dios, hay multitud de referencias en los evangelios al Reino, cada uno de nosotros seguro recuerda muchas, a mí en este momento viene a mi Ser aquella parábola que hace referencia a que el Reino se parece a una semilla de mostaza, que parece insignificante pero crece fuerte y robusta, buscando los pájaros cobijo en sus ramas.
Pero ¿qué significa el Reino de Dios para cada uno de nosotros?. Este reino, ¿está a nuestro alcance aquí y ahora? Ojalá que Sí pero ¿Cómo? es algo tan sencillo pero a la vez tan complejo. Y es que supone toda una utopía en una sociedad en la que somos tan individualistas y egoístas salir de nosotros mismos para ponernos en el lugar del otro, de nuestro prójimo, ‘Amarás a tu Dios con todo tu Ser y a tu prójimo como a ti mismo’ este mandamiento nuevo nos da la luz necesaria para nuestros actos, para nuestro camino, para construir una conciencia clara y transparente puesta a luz del Señor, conciencia ésta que supone el último refugio de la inhabitación divina en el hombre moderno como decía el cardenal Newman ¿Por qué nos empeñamos en construirnos cajas a medida para justificar nuestros actos, nuestra inanición y, construirnos una conciencia moldeada a nuestras apetencias? Decía Pablo de Tarso, ay de mi! si no evangelizara…
Hermanos, bajemos a lo profundo de nuestro Ser y pidamos al Señor que nos de fuerza y claridad para nuestros pensamientos, sentimientos y actos, para construir el Reino en nuestro interior, en las pequeñas y las grandes cosas. Te pedimos Señor que nos ayudes a sentir al prójimo como nuestra finalidad y que nosotros seamos un medio para su necesidad y felicidad y no, que lo utilicemos como un medio para nuestra finalidad inmediata, muchas veces egoísta. Que nos pongamos el lugar del Otro, de nuestro prójimo. Que fluya el verdadero sentido del Amor cristiano en nuestro Ser.!!!

Canto
Más allá de miedos
Más allá de mi inseguridad
Quiero darte una respuesta
Aquí estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que sí hasta el final

Salmo 57 (Rezar salmodiando en dos grupos)
Misericordia, Oh Dios, misericordia
Que busco refugio en Ti,
Me cobijo a las sombras de tus alas
Esperando que pase el infortunio
Invoco al Dios Altísimo,
Al Dios que hace tanto por mí.
Mande desde el cielo a salvarme
Confunda al que me acosa
Envíe Dios su amor y su verdad
Me encuentro tendido entre leones
Que devoran seres humanos;
Sus dientes son lanzas y saetas,
Su lengua, espada acerada
¡Álzate, Oh Dios sobre el cielo,
Sobre toda la tierra, tu gloria!
Tendieron una red a mis pasos,
Mi cuello se doblegaba;
Una fosa cavaron ante mí,
¡Cayeron ellos dentro!
A punto está mi corazón, Oh Dios
Mi corazón está a punto;
Voy a cantar, a tañer
¡Gloría mía, despierta!
¡Despertar, arpa y cítara!
¡a la aurora despertaré!
Te alabaré entre los pueblos, Señor
Te cantaré entre las naciones;
Pues tu amor llega hasta el cielo
Tu fidelidad hasta las nubes
Álzate, Oh Dios sobre el cielo,
Sobre toda la tierra, tu gloria!

(Ecos del Salmo)

Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera...
...y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.

Salmo 85 (rezar salmodiando en dos grupos)
Propicio has sido, Yahvé, con tu tierra
Has cambiado la suerte de Jacob;
Has quitado la culpa de tu pueblo,
Has cubierto todos sus pecados
Has reprimido todo tu furor
Has desistido del ardor de tu cólera.
¡Restáuranos, Dios salvador nuestro,
Cesa en tu irritación contra nosotros!
¿Estarás siempre airado contra nosotros?
¿Prolongarás tu cólera de edad en edad?
¿No volverás a darnos vida
Para que tu pueblo goce de ti?
¡Muéstranos tu amor, Yahvé,
Danos tu salvación!
Escucharé lo que habla Dios.
Sí, yahvé habla del futuro
Para su pueblo y sus amigos,
Que no recaerán en la torpeza
Su salvación se acerca a sus adeptos,
Y la Gloría morará en nuestra tierra
Amor y Verdad se han dado cita
Justicia y Paz se besan;
La Verdad brota desde la tierra
Justicia se asoma desde el cielo
Yahvé mismo dará su prosperidad
Nuestra tierra dará su cosecha
Justicia marchará ante él
Con sus pasos el abrirá camino.

(Ecos del Salmo)

Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera...
...y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.

Lectura del Evangelio de Juan, Capítulo 15
Yo soy la vida verdadera y mi Padre es el Viñador…Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os dicho. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mi. Yo Soy la vid, vosotros los sarmientos…Si permanecéis en mí, y mis Palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis. La gloría de mi Padre está en que deis mucho fruto y seáis mis discípulos.
Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos del Padre y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío, que os améis los unos a los otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por su amigos…yo os he elegido a Vosotros y os he destinado para que vayáis y deis fruto y que vuestro fruto permanezca…Cuando venga el Paráclito que yo os enviaré de junto al padre, el Espíritu de la Verdad, que procede del Padre él dará testimonio de mi, pero también vosotros daréis testimonio.


Meditación/Silencio
(15 minutos)
Peticiones
Padre Nuestro


Canto ‘Al Amor más sincero
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera...
...y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.

Cristo viene a iluminar nuestras noches

Encontrareis para descargar el canto DE NOCHE al pié de esta página

Bienvenida
“De noche iremos de noche, que para encontrar la fuente sólo la sed nos alumbra, sólo la sed nos alumbra”. Es el Señor el que nos convoca en este encuentro de CRISMHOM de los jueves por la noche. Es tiempo para charlar con Él, de hablarle de nuestra jornada, de contarle nuestras cosas en íntima confidencia, de relatarle nuestras preocupaciones, de darle gracias por su amor y de pedirle por nuestras necesidades, y por las necesidades de todos nuestros hermanos y hermanas. Es tiempo también de hacer silencio en nuestra alma para escuchar las mociones del Espíritu Santo, lo que nos dice, lo que nos sugiere, de sentirnos reconfortados.
Nos ponemos en presencia de Dios y procuramos hacer silencio en nuestra alma para facilitar el diálogo con Dios.  
Canto de entrada

“La misericordia del Señor, cada día cantaré” (bis)
Himno (rezar salmodiando en dos grupos)


Quédate con nosotros;
la noche está cayendo.


¿Cómo te encontraremos
al declinar el día,
si tu camino no es nuestro camino?
Detente con nosotros;
la mesa está servida,
caliente el pan y envejecido el vino.

¿Cómo sabremos que eres
un hombre entre los hombres,
si no compartes nuestra mesa humilde?
Repártenos tu cuerpo,
y el gozo irá alejando
la oscuridad que pesa sobre el hombre.

Vimos romper el día
sobre tu hermoso rostro,
y al sol abrirse paso por tu frente.
Que el viento de la noche
no apague el fuego vivo
que nos dejó tu paso en la mañana.

Arroja en nuestras manos,
tendidas en tu busca,
las ascuas encendidas del Espíritu;
y limpia, en lo más hondo
del corazón del hombre,
tu imagen empañada por la culpa.

Canto

“La misericordia del Señor, cada día cantaré” (bis)

Meditación (Carta del Hermano Roger de Taizé, 1999)

¿Hay realidades que embellecen la vida y de las que se puede decir que aportan como una plenitud, una alegría interior?... Sí, las hay.
Una de estas realidades se llama confianza.
¿Comprendemos que, en cada uno de nosotros, lo mejor se construye a través de una confianza muy sencilla? Incluso un niño alcanza a tener esta confianza. Sin embargo, a cualquier edad, hay penas, abandonos humanos, la muerte de seres queridos. En estos años, el futuro es tan incierto que muchos pierden el ánimo. Entonces, cómo salir de la inquietud?. La fuente de una confianza está en Dios, que es amor. Su amor es
perdón, luz interior. La confianza no ignora el sufrimiento de tantos necesitados que a través de la tierra no tienen trabajo ni de qué alimentarse.
Estas pruebas nos interpelan: sostenidos por una vida de comunión en Dios, cómo asumir responsabilidades y buscar, junto con otros,
que la tierra sea más habitable? Lejos de huir de las responsabilidades, una profunda confianza
permite permanecer allí donde las sociedades humanas están quebrantadas o dislocadas. La confianza permite asumir riesgos, avanzar incluso cuando sobreviene el fracaso. Y acontece algo bello y asombroso: una confianza así nos hace
capaces de amar con un amor desinteresado, que en ningún caso es acaparador. Hoy, en el mundo, muchos jóvenes buscan subsanar los desgarros
en la familia humana. Su confianza puede hacer que la vida sea hermosa a su alrededor. Saben que en ellos una esperanza irradia incluso aunque no se den cuenta? La confianza y la esperanza se obtienen en la misteriosa presencia de Cristo. Desde su resurrección, Cristo vive en cada uno de nosotros, por medio del Espíritu Santo; es más, está "unido a todo ser humano sin excepción". Cristo en nosotros, aunque no lo sepamos. Multitudes de seres humanos ignoran que Cristo está unido a ellos y desconocen su mirada de amor puesta sobre toda vida. No obstante, Él está en cada uno, como un humilde de corazón. Llega el día en que algunos perciben su voz: "Reconoces el camino de esperanza abierto para ti? Te preparas para adentrarte en él?" Entonces, cómo no decir a Cristo: “quisiera seguirte toda mi vida, ¿conoces mis fragilidades?”
Desde el Evangelio, él responde: "Conozco tus pruebas y tu pobreza... Para perseverar en la fidelidad durante toda la vida,  piensas no tener nada, o casi nada. Sin embargo, estás colmado”.
Colmado ¿de qué? De la presencia del Espíritu Santo... Su compasión ilumina hasta las sombras de tu alma."

Canto

“La misericordia del Señor, cada día cantaré” (bis)
Lectura del Evangelio del día. Lc 12,49-53

"He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ¡cuánto desearía que ya estuviera encendido! Con un bautismo tengo que ser bautizado y ¡qué angustiado estoy hasta que se cumpla! "¿Creéis que estoy aquí para dar paz a la tierra? No, os lo aseguro, sino división. Porque desde ahora habrá cinco en una casa y estarán divididos; tres contra dos, y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra."

Canto

“La misericordia del Señor, cada día cantaré” (bis)
Meditación/Silencio
(10/15 minutos)


Peticiones

(Después de cada petición se puede implorar al Señor cantando:
-    Kyrie, Kyrie, eleison.
-    Christe, Christe, eleison.)
 
Padre Nuestro

Canto final: “Magnificat” (JMJ 1997)

AdjuntoTamaño
de_noche.mp37.06 MB

Epifanía

En el evangelio de Mateo los magos, procedentes de oriente, han buscado y han interpretado los signos de los tiempos y se han arriesgado también a aceptar al niño de Belén como su luz. Caen de rodillas, adoran al Rey de reyes y le ofrecen regalos: “Oro, como para un rey; incienso para el Dios verdadero; mirra para su sepultura”, como cantaba una antigua antífona. Reconocido como Luz del mundo, Jesucristo comienza su vida pública llamando a la conversión por el Reino y curando las dolencias del pueblo.
Nosotros también estamos llamados a ver su estrella en los hombres y mujeres lgtb que buscan un sentido a la vida o buscan la luz divina, y a mostrarles a Jesucristo, como Buena Noticia del Padre, que sacia las necesidades más profundas del género humano.
Que en esta oración adoremos al Señor de nuestra vida y le ofrezcamos nuestros mejores presentes, entre ellos, nuestra vida desgastada por la dignificación y reconocimiento de los derechos del colectivo lgtb en la Iglesia y en la sociedad.


HIMNO.
Confiada mira la luz dorada
que a ti hoy llega, Jerusalén:
de tu Mesías ve la alborada
sobre Belén.
El mundo todo ve hoy gozoso
la luz divina sobre Israel;
la estrella muestra al prodigioso
rey Emmanuel.
Ya los tres magos, desde el Oriente,
la estrella viendo, van de ella en pos;
dan sus primicias de amor ferviente
al niño Dios.
Ofrenda de oro que es Rey declara,
incienso ofrece a Dios su olor,
predice mirra muerte preclara,
pasión, dolor.
La voz del Padre, Cristo, te llama
su predilecto, sobre el Jordán.
Dios en los hombres hoy te proclama
valiente Juan.
Virtud divina resplandecía
del que del agua vino sacó,
cuando el anuncio de Eucaristía
Caná bebió.
A darte gloria, Señor, invita
la luz que al hombre viniste a dar,
luz que nos trae gloria infinita
de amor sin par. Amén


SALMO 61.
Ant: Aguardamos la alegre esperanza, la aparición gloriosa de nuestro Salvador.


Sólo en Dios descansa mi alma,
porque de él viene mi salvación;
sólo él es mi roca y mi salvación,
mi alcázar: no vacilaré.
¿Hasta cuándo arremeteréis contra un hombre
todos juntos, para derribarlo
como a una pared que cede
o a una tapia ruinosa?
Sólo piensan en derribarme de mi altura,
y se complacen en la mentira:
con la boca bendicen,
con el corazón maldicen.
Descansa sólo en Dios, alma mía,
porque él es mi esperanza;
sólo él es mi roca y mi salvación,
mi alcázar: no vacilaré.
De Dios viene mi salvación y mi gloria,
él es mi roca firme,
Dios es mi refugio.
Pueblo suyo, confiad en él,
desahogad ante él vuestro corazón,
que Dios es nuestro refugio.
Los hombres no son más que un soplo,
los nobles son apariencia:
todos juntos en la balanza subirían
más leves que un soplo.
No confiéis en la opresión,
no pongáis ilusiones en el robo;
y aunque crezcan vuestras riquezas,
no les deis el corazón.
Dios ha dicho una cosa,
y dos cosas que he escuchado:
"Que Dios tiene el poder
y el Señor tiene la gracia;
que tú pagas a cada uno
según sus obras."
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.


Ant: Aguardamos la alegre esperanza, la aparición gloriosa de nuestro Salvador.


Himno a Cristo.
Ant: Por medio de él fueron creadas todas las cosas, y todo se mantiene en él.


Damos gracias a Dios Padre,
que nos ha hecho capaces de compartir
la herencia del pueblo santo en la luz.
Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas,
y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido,
por cuya sangre hemos recibido la redención,
el perdón de los pecados.
El es imagen de Dios invisible,
primogénito de toda criatura;
porque por medio de Él
fueron creadas todas las cosas:
celestes y terrestres, visibles e invisibles,
Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades;
todo fue creado por Él y para Él.
Él es anterior a todo, y todo se mantiene en Él.
Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia.
Él es el principio, el primogénito de entre los muertos,
y así es el primero en todo.
Porque en Él quiso Dios que residiera toda la plenitud.
Y por Él quiso reconciliar consigo todos los seres:
los del cielo y los de la tierra,
haciendo la paz por la sangre de su cruz (Col 1,12-20).
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.


Ant: Por medio de él fueron creadas todas las cosas, y todo se mantiene en él.


EVANGELIO
En aquel tiempo, al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea.
Dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y
Neftalí. Así se cumplió lo que había dicho el profeta Isaías: «País de Zabulón y país de Neftalí,
camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en
tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz
les brilló.» Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: - «Convertíos, porque está cerca
el reino de los cielos.» Recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el
Evangelio del reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo. Su fama se extendió
por toda Siria y le traían todos los enfermos aquejados de toda clase de enfermedades
y dolores, endemoniados, lunáticos y paralíticos. Y él los curaba. Y le seguían multitudes
venidas de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y Trasjordania” (Mt 4,12-17.23-25).


SILENCIO (15 minutos).
PETICIONES Y ACCIONES DE GRACIAS.
PADRE NUESTRO.
ORACIÓN.

Señor, Dios nuestro, que tu Salvador,
luz de redención que surge en el cielo,
alumbre en nuestros corazones y los renueve siempre.
Por Jesucristo, nuestro Señor.Epifanía

Fraternidad

 

NOTA: Encontrarás el canto al final de la oración para descargar en MP3

 

Introducción
Estimados hermanos y hermanas en el Señor, queremos hoy meditar y orientar nuestra oración para profundizar en la fraternidad, termino que a buen seguro nos es familiar, pero que no sabemos muy bien ni que quiere decir, ni que conceptos abarca ni que acciones y afectos implica por cada uno de nosotros.
Fraternidad, uhmm suena bien, sí, si son los otros los que están pendientes de mi, me cuidan, se preocupan por mi pero, ¿entro yo en el interior del Ser de mis hermanos y hermanas?, ¿los escucho?, ¿los acojo? ¿los acompaño?, soy capaz de dar afecto y atender su necesidad entrando en esas arenas movedizas del no esperar nada a cambio. Fraternidad es sinónimo de Amor, comunidad, crecimiento interior,…¿de qué lo es para nosotros ?, meditemos y compartámoslo.


Canto ‘Bonum est confidere’

Himno (rezar salmodiando en dos grupos)

Hoy que sé que mi vida es un desierto,
en el que nunca nacerá una flor,
vengo a pedirte, Cristo jardinero,
por el desierto de mi corazón.
Para que nunca la amargura sea
en mi vida más fuerte que el amor,
pon, Señor, una fuente de alegría
en el desierto de mi corazón.
Para que nunca ahoguen los fracasos
mis ansias de seguir siempre tu voz,
pon, Señor, una fuente de esperanza
en el desierto de mi corazón.
Para nunca busque recompensa
al dar mi mano o al pedir perdón,
pon, Señor, una fuente de amor puro
en el desierto de mi corazón.
Para que no me busque a mí cuando te busco
y no sea egoísta mi oración,
pon tu cuerpo, Señor, y tu palabra
en el desierto de mi corazón. Amén.


Canto ‘Bonum est confidere’


Salmo 83 (rezar salmodiando en dos grupos)
Qué deseables son tus moradas,
Señor de los ejércitos!
Mi alma se consume y anhela
los atrios del Señor,
mi corazón y mi carne
retozan por el Dios vivo.
Hasta el gorrión ha encontrado una casa;
la golondrina, un nido
donde colocar sus polluelos:
tus altares, Señor de los ejércitos,
Rey mío y Dios mío.
Dichosos los que viven en tu casa,
alabándote siempre.
Dichosos los que encuentran en ti su fuerza
al preparar su peregrinación:
cuando atraviesan áridos valles,
los convierten en oasis,
como si la lluvia temprana
los cubriera de bendiciones;
caminan de baluarte en baluarte
hasta ver a Dios en Sión.
Señor de los ejércitos, escucha mi súplica;
atiéndeme, Dios de Jacob.
Fíjate, oh Dios, en nuestro Escudo,
mira el rostro de tu Ungido.
Vale más un día en tus atrios
que mil en mi casa,
y prefiero el umbral de la casa de Dios
a vivir con los malvados.
Porque el Señor es sol y escudo,
él da la gracia y la gloria;
el Señor no niega sus bienes
a los de conducta intachable.
¡Señor de los ejércitos, dichoso el hombre
que confía en ti!


Canto ‘Bonum est confidere’


Lectura del Evangelio (Mc 3) 31-35
Entonces llegaron su madre y sus hermanos y, quedándose afuera, lo mandaron llamar.
La multitud estaba sentada alrededor de Jesús, y le dijeron: "Tu madre y tus hermanos te
buscan ahí afuera".Él les respondió: "¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?"Y
dirigiendo su mirada sobre los que estaban sentados alrededor de él, dijo: "Estos son mi
madre y mis hermanos. Porque el que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi
hermana y mi madre".


Meditación/Silencio
(15 minutos)
Peticiones
Padre Nuestro


SUSURRO
Y llegas de noche….
como esa estrella que lucha por su existencia
efímera y vespertina
Inundas mis pupilas de la luz de los recuerdos
de la brevedad de los instantes queridos
de la agonía del mundo de los sufrimientos
de las dudas de una existencia que busca…
claridad en su pensamiento
Y llegas de noche….
En plena lucha por encontrar de forma exacerbada
dar sentido a lo vivido…
En un mundo en el que las dudas florecen a cada instante
y dan aunque tarde, gran fruto…
Noche en la que no encuentra fuerza mi camino para construir su destino
en la que me siento ser muy débil al que siempre Tú sostienes…
Tú sabes de lágrimas derramadas…
por la pequeñez de mis acciones
La impotencia de mis actos que me queman…
y me mueren…
El aislamiento en la cuesta de la vida…
que me aleja de juventud alegre y compartida…
Ideales que se pierden en la niebla…
sentimientos que se desvanecen en el recuerdo
Amores y abrazos desnudos de interés y sufrimiento
manos que me cogen y me llenan de Tu halo
Paseas por mi alma, adormecida y tenue
mutilada en batallas sin remedio ni sutura
Llamas desde mis adentros para que Tu voz resuene…
en mis huesos…
aquí por un instante el barro se vuelve sangre…
y recuerdo lo que eres Tu, Vida
Y llegas de noche
Como esas estrellas que luchan por su existencia
efímera y vespertina…


X. Formoso

AdjuntoTamaño
bonum_est_confidere.mp32.46 MB

Frutos del Espiritu Santo

FRUTOS DE ESPIRITU SANTO

Bendigamos al Señor por su dones que por su Gracia nos ha otorgado y por los cuales somos Bendecidos en gran manera.

Canto: Ven Espiritu de Dios sobre mi,…….

Intro
Dios en su divina gracia nos ha concedido unos dones que El previamente nos ha capacitado para servirle y servir a su pueblo e iglesia. Hoy dia, parece que no formamos parte del plan de Dios, como si El no nos considerara importantes para su Reino, pero sus escrituras estan llenas de mensajes suyas diciendo lo contrario. Adentremonos en comunicación con El y descubramos de lo que quiere El de nosotros.

Canto: Bendigamos al Señor,……………

Texto a 2 coros:

Ven, Espíritu Santo
Oh, Espíritu Santo, ven,
Danos el ansiado bien
De Tu lumbre celestial;
Padre del pobre clemente,
De eternos dones la fuente,
Luz para todo mortal.

Supremo consolador,
Huésped del alma, dulzor,
Refrigerio en los rigores,
Dulce tregua en la fatiga,
Templanza que ardor mitiga,
Consuelo en nuestros dolores.

Luz sacrosanta del mundo,
Abraza lo mas profundo
Del corazón de tus fieles;
Sin tu bella claridad,
Sólo existiría maldad,
Y serían los hombres crueles.
PAGINA 1

Limpia toda sordidez,
Fructifica la aridez,
Sana lo que se halla herido,
Doblega la vanidad,
Enardece la frialdad,
Torna recto lo torcido.

Bríndales la concesión
De tu septiforme don
A la grey que en Ti confía,
Úngelos con la virtud,
Dales éxito y salud,
Y perdurable alegría.

Ecos del texto libremente expresados

Canto: Ven Espiritu de Dios sobre mi,…

LECTURA a una voz

¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque.
He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
PAGINA 2
Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos;
Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová.
Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.

Canto: Que te puedo dar...........................

Lectura 1: Galatas 5:

Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia
Digo, pues: Andad en el Espíritu
Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Lectura 2: Efesios

porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.
para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;
solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;
un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;
antes bien sed llenos del Espíritu,

Meditación durante 15 minutos
Oraciones: Gratitud y peticiones
El Padre Nuestro
Bendición final

Recordemos en nuestras oraciones:
A Felix,pendiente de un trabajo
Iluminación,fe y Confianza para la comunidad Crismhom
Templanza entre los miembros crismonitas
Direccion y Sabiduria para la junta directiva

Frutos del Espíritu Santo

NOTA: Encontrareis para descargar en MP3 los cantos de esta oración al final del texto

 

Bendigamos al Señor por su dones que por
su Gracia nos ha otorgado y por los cuales
somos Bendecidos en gran manera.

Canto: Ven Espiritu de Dios sobre mi,…….

Intro

Dios en su divina gracia nos ha concedido unos dones que El previamente nos ha capacitado para servirle y servir a su pueblo e iglesia. Hoy dia, parece que no formamos parte del plan de Dios, como si El no nos considerara importantes para su Reino, pero sus escrituras estan llenas de mensajes suyos diciendo lo contrario. Adentremonos en comunicación con El y descubramos de lo que quiere El de nosotros.

Canto: Bendigamos al Señor,

Texto a 2 coros:

Ven, Espíritu Santo
Oh, Espíritu Santo, ven,
Danos el ansiado bien
De Tu lumbre celestial;
Padre del pobre clemente,
De eternos dones la fuente,
Luz para todo mortal.
Supremo consolador,
Huésped del alma, dulzor,
Refrigerio en los rigores,
Dulce tregua en la fatiga,
Templanza que ardor mitiga,
Consuelo en nuestros dolores.
Luz sacrosanta del mundo,
Abraza lo mas profundo
Del corazón de tus fieles;
Sin tu bella claridad,
Sólo existiría maldad,
Y serían los hombres crueles.
Limpia toda sordidez,
Fructifica la aridez,
Sana lo que se halla herido,
Doblega la vanidad,
Enardece la frialdad,
Torna recto lo torcido.
Bríndales la concesión
De tu septiforme don
A la grey que en Ti confía,
Úngelos con la virtud,
Dales éxito y salud,
Y perdurable alegría.

Ecos del texto libremente expresados

Canto: Ven Espiritu de Dios sobre mi,…


LECTURA a una voz
¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
hasta que sobre nosotros sea
derramado el Espíritu de lo alto, y
el desierto se convierta en campo
fértil, y el campo fértil sea
estimado por bosque.
He aquí mi siervo, yo le
sostendré; mi escogido, en quien
mi alma tiene contentamiento; he
puesto sobre él mi Espíritu; él
traerá justicia a las naciones.
Porque yo derramaré aguas sobre el
sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi
Espíritu derramaré sobre tu
generación, y mi bendición sobre tus
renuevos;
Y pondré mi Espíritu en vosotros, y
viviréis, y os haré reposar sobre
vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová
hablé, y lo hice, dice Jehová.
Y después de esto derramaré mi
Espíritu sobre toda carne, y
profetizarán vuestros hijos y
vuestras hijas; vuestros ancianos
soñarán sueños, y vuestros jóvenes
verán visiones.

Canto: Que te puedo dar.

Lectura 1: Galatas 5:
Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia Digo, pues: Andad en el Espíritu Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Lectura 2: Efesios
porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un
mismo Espíritu al Padre.
para que os dé, conforme a las
riquezas de su gloria, el ser
fortalecidos con poder en el
hombre interior por su Espíritu;
solícitos en guardar la unidad del
Espíritu en el vínculo de la paz;
un cuerpo, y un Espíritu, como
fuisteis también llamados en una
misma esperanza de vuestra
vocación;
antes bien sed llenos del Espíritu,

Meditación durante 15 minutos
Oraciones: Gratitud y peticiones
El Padre Nuestro

AdjuntoTamaño
bendigamos_al_senor.mp34.42 MB
que_te_puedo_dar.mp31.28 MB
ven_espiritu_de_dios.mp33.87 MB

Jesus, amor y entrega

NOTA: Encontrarás el canto UBI CARITAS al final de la oración para descargar en MP3

Canto de entrada:
Ubi caritas, et amor.
Ubi caritas,
Deus ibi est.

Lectura cuento:
Sucedió en la última guerra mundial en una gran ciudad alemana, los bombardeos, destruyeron la más hermosa de sus iglesias, la catedral. Y una de las “víctimas” fue el Cristo que presidía el altar mayor que quedó literalmente destrozado. Al concluir la guerra, los habitantes de aquella ciudad reconstruyeron con paciencia de mosaicistas su Cristo bombardeado y, pegando trozo a trozo, llegaron a formarlo de nuevo en todo su cuerpo... menos en los brazos. De éstos no había quedado ni rastro ¿Y qué hacer? ¿Fabricarle unos nuevos? ¿Guardarlo para siempre, mutilado como estaba, en una sacristía? Decidieron devolverle al altar mayor, tal como había quedado, pero en lugar de los brazos perdidos escribieron un gran letrero que decía: “DESDE AHORA, DIOS NO TIENE MÁS BRAZOS QUE LOS NUESTROS”. Y allí está, invitando a colaborar con Él, ese Cristo de los brazos inexistentes.
Bueno, en realidad siempre ha sido así. Desde el día de la creación, Dios no tiene más brazos que los nuestros. Nos los dio precisamente para suplir los suyos, para que fuéramos nosotros quienes multiplicáramos su creación con las semillas que Él mismo había sembrado.

Salmo 29: Recitado a dos coros
Te ensalzaré, Señor, porque me has librado y no has dejado que mis enemigos se rían de mí.
Señor, Dios mío, a ti grité, y tú me sanaste. Señor, sacaste mi vida del abismo, me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa.
Tañed para el Señor, fieles suyos, dad gracias a su nombre santo; su cólera dura un instante; su bondad, de por vida; al atardecer nos invita el llanto; por la mañana, el júbilo.
Yo pensaba muy seguro: «no vacilaré jamás». Tu bondad, Señor, me aseguraba el honor y la fuerza; pero escondiste tu rostro, y quedé desconcertado.
A ti, Señor, llamé, supliqué a mi Dios: «¿qué ganas con mi muerte, con que yo baje a la fosa?
¿Te va a dar gracias el polvo, o va a proclamar tu lealtad? Escucha, Señor, y ten piedad de mí; Señor, socórreme».
Cambiaste mi luto en danzas, me desataste el sayal y me has vestido de fiesta; te cantará mi alma sin callarse. Señor, Dios mío, te daré gracias por siempre.
Gloria al Padre…

Salmo 23: cantado
El Señor es mi pastor, nada me falta,
el Señor es mi pastor (bis)
En praderas reposa mi alma,
en su agua descansa mi sed.
Él me guía por senderos justos
por amor, por amor de su nombre.
Aunque pase por valles oscuros
ningún mal, ningún mal temeré
porque sé que el Señor va conmigo,
su cayado sostiene mi fe.
Tu preparas por mí una mesa
frente a aquellos que buscan mi mal.
Con aceite me ungiste, Señor,
y mi copa rebosa de ti.
Gloria a Dios, Padre omnipotente,
y a su Hijo Jesús, el Señor
y al Espíritu que habita en el mundo
por los siglos eternos. Amén

Evangelio: Lc 1, 26-38
En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando a su presencia, dijo:
- Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres.
Ella se turbó ante estas palabras, y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo:
- No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.
Y María dijo al ángel:
- ¿Cómo será eso, pues no conozco varón?
El ángel le contestó:
- El Espíritu Santo vendrá sobre ti y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.
María contestó:
- Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra.
Y el ángel se retiró


Meditación: 15 minutos
Peticiones: Espontáneas
Padrenuestro


Oración Final: Recitamos juntos
Tú has puesto en nuestras manos, Señor la construcción del mundo y la edificación de la Iglesia, tu comunidad. Nos has confiado el anuncio de tu evangelio de salvación, y nos esperas siempre en los pobres, en los que sufren, en todos los hermanos. Ante nosotros se abren muchos caminos. Entre ellos, tu llamada es una invitación dulce y enérgica que no quita nada a nuestra libertad:
¡queremos reservarnos enteramente la alegría
y la responsabilidad de la respuesta!
No permitas que personas, ideas o acontecimientos impidan o instrumentalicen nuestras opciones y decisiones. Haz más grande nuestra generosidad y libera nuestra libertad: para que cada uno de nosotros, en su puesto, quiera darse con amor hasta el fin.

Canto final:
Magnificat, magnificat, magnificat anima mea Dominum.
Magnificat, magnificat, magnificat anima mea

AdjuntoTamaño
ubi_caritas.mp3872.45 KB

La misericordia del Señor es eterna

Este artículo contiene la oración realizada el jueves 22 de septiembre de 2011, cuyo título es "La misericordia del Señor es eterna".

LA MISERICORDIA DEL SEÑOR ES ETERNA


Canto:
 
La misericordia del Señor cada día  cantaré. (Bis)

Lectura: Mateo (21,28-32)

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña." Él le contestó: "No quiero." Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: "Voy, señor." Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»
Contestaron: «El primero.»
Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»

Meditación/Silencio

Acción de gracias, peticiones

Acción de gracias comunitaria: Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

Padre Nuestro

Canto:

Canto: Nada nos separará del amor de Dios

Invocación inicial: Padre somos hijos tuyos y venimos a ponernos en tu presencia, levantamos la mirada de nuestro corazón hacia ti y te pedimos que nos escuches e inclines tu oído y todo tu ser hacía nosotros y todos los miembros de Crismhom.

Introducción

Como dice la Biblia: “Como un niño dormido en los brazos de su madre”. Así queremos volvernos a sentirnos, descansando dulcemente, confiadamente en tus brazos amorosos que son como los brazos de una madre, como los brazos de un padre, los brazos del Señor de la misericordia.

Canto:

VEN ESPÍRITU DE DIOS SOBRE MI

ME ABRO A TU PRESENCIA

CAMBIARAS MI CORAZÓN (BIS)

Toca mi debilidad. Toma todo lo que soy.

Pongo mi vida en tus manos y mi fe.

Poco a poco llegarás a inundarme de tu luz.

Tú cambiarás mi pasado. Cantaré.

Quiero ser digno de paz. Quiero compartir mi ser

Yo necesito tu fuerza, tu valor

Quiero proclamarte a ti. Ser testigo de tu amor

Entra y transforma mi vida. ¡ Ven a mi!.

Salmo a dos coros:

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador,
y todo el día te estoy esperando.
Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna

Recuerda, Señor,
que tu ternura y tu misericordia son eternas;
no te acuerdes de los pecados
ni de las maldades de mi juventud;
acuérdate de mí con misericordia,
por tu bondad, Señor.
Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna

El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes.
Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna


(Ecos del  Salmo)


Canto:

Te amo, Señor fortaleza mía,
roca mía, castillo mío, mi libertador.
Dios mío, en ti confiaré.
Mi escudo eres Tú, y la fuerza de mi salvación.

Para la meditación:

En cierta ocasión se presentaron ante un hombre justo y de corazón piadoso unos hombres portando un cadáver sobre unas parihuelas.
- Aquí te traemos a tu hijo pequeño, que ha sido muerto por su propio primo, tu sobrino Abdul. A él lo hemos apresado y te lo entregamos maniatado. Es tuyo.
El asesino cayó al suelo y no se atrevía a mirar a su tío, padre de la víctima. Tenía mucho miedo y vergüenza, y no levantaba la vista del suelo.

El viejo no sabía qué hacer y sentía odio en sus entrañas. En aquel momento su hijo mayor le dijo:
- Padre, haz justicia y venga a mi hermano pequeño.
El hombre misericordioso contestó:
- No; hay algo mejor que hacer. Y lo harás tú. Haz estas tres cosas: Libera al hijo de mi hermano, entierra a tu hermano, y gasta tus fuerzas en consolar a tu madre, que mucho te necesitará.
La cara del anciano se llenó de paz.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses (2,1-11):

Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por rivalidad ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. Él, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el Nombre-sobre-todo-nombre; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.                                                       .                                               

Palabra de Dios

Decía fray Luis de Granada que los hombres debíamos tener «para con Dios un corazón de hijos, para con los hombres un corazón de madre, y para con nosotros mismos un corazón de juez».

Importante consejo que los hombres solemos cumplir... al revés: teniendo para con Dios un corazón de súbditos lejanos, para los demás un corazón de juez y para con nosotros mismos un corazón de madraza perdónalo todo. Y tal vez por eso funciona tan medianamente el mundo en que vivimos.

Tener para con Dios un corazón lejano es no haberse enterado de nada de la vida religiosa. Dios o es padre, o es un ídolo. Y resulta que muchos de nosotros nos hemos fabricado una visión idolátrica de Dios a quien ven o con miedo, porque se le imaginan más juez que padre, o con interés, como si fuera alguien a quien hay que engatusar con mimos porque, sin ellos, no nos querría. Pero resulta que Dios exigente es ante todo Padre, es decir: estimulador, amigo desde las entrañas, generoso y abierto siempre al perdón y la misericordia.

Y aún lo hacemos peor con nuestros hermanos los hombres a quienes contemplamos con la escopeta de la crítica bien montada, dispuestos siempre a ver sus defectos y jamás sus virtudes. Y somos no sólo jueces, sino jueces especialmente duros, más amigos de aplicar fríamente la ley (la de nuestros puntos personales de vista) que de tratar de entenderles y comprenderles. ¡Con qué extraña dureza hablamos los unos de los otros! Y lo llamativo es que nadie nos ha nombrado jueces de nadie, pero nosotros nos auto atribuimos esa función y con frecuencia tenemos ya dictada nuestra sentencia (condenatoria) antes aún de oírles. ¡Como arriba nos juzguen con la medida con la que nosotros medimos..., estaremos listos!

En cambio, qué magnánimos somos a la hora de disculpar nuestros fallos. Qué rara vez no nos absolvemos en el tribunal de nuestro corazón, dejando la exigencia para los demás. Incluso en nuestros errores más evidentes encontramos siempre montañas de atenuantes, de eximentes, de disculpas justif¡catorias. ¡Qué buenos chicos aparecemos en el espejo de nuestras conciencias debidamente maquilladas! ¡Qué capacidad de autoengaño tenemos!

Habría que cambiar en el reparto de corazones siguiendo el consejo de fray Luis de Granada. Bastaría con eso para cambiar el mundo. Queriendo a Dios como hijos cambiaríamos el miedo por el afán de hacerle feliz. Y este afán no debilitaría la religión, porque el amor siempre será más obligante que el miedo. Y bastaría con sentirnos madres de los demás para entregarnos apasionadamente a ayudarles; al comprenderles, les estimularíamos en lugar de paralizarles con el rayo de nuestras condenas. Y ellos, al saberse y sentirse queridos, serían, sin mucho más, mejores. Y si fuéramos para nosotros mismos un juez exigente, no apabullados, pero sí alguien que señala sin miedos los caminos torcidos en nuestro interior, ¡qué difícil nos sería dormirnos en los cojines de nuestra comodidad!

Ya lo saben, amigos: hay que poner en su sitio nuestros tres corazones.

TU DOLOR ES EL MÍO

Rambert es un muchacho joven, feliz. Ha dejado en Francia a una mujer amada y viaja a Orán, para hacer un reportaje, pocos días antes de que en la ciudad se desencadene la peste. No es un hombre profundo. Hace su oficio y no es amigo de las grandes ideas o las grandes cavilaciones. Vive. Y su vida es dichosa, iluminada por uno de esos amores sencillos, sin complicaciones. Rambert es el símbolo del joven moderno que «se dedica» plenamente a ser feliz.

Pero la peste le sorprende en Orán y queda encerrado en la ciudad cuando en ella se declara la cuarentena. Su primera reacción es de cólera: el problema de la ciudad es algo que a él «no le concierne». No se siente ligado a las medidas que las autoridades adoptan. Piensa que el suyo «es un caso personal». Y decide escapar, contraviniendo las normas comunes. El, piensa, no es «culpable» de lo que en la ciudad ocurre. No tiene por qué pagar las consecuencias. El tiene «derecho a la dicha».

Cuando consulta su caso al doctor Rieux, que ha decidido renunciar a su propia dicha para curar a los apestados, el doctor aprueba su decisión: respeta el «derecho a la dicha» de Rambert y sabe que su decisión personal de renunciar a ella no le permite imponer a los demás esa renuncia. Le ayuda, incluso, a conseguir una fuga que no se permite a sí mismo.

Pero mientras Rambert está preparando su escapada, va descubriendo que, cuando en una ciudad hay peste, ya no hay «casos personales», que todos los hombres están unidos por un mismo destino y por sus circunstancias. Descubre que «el hombre es una idea bien pobre cuando se aparta del amor» y empieza a «sentir vergüenza de ser feliz él solo». Esto le empujará a renunciar a su dicha personal para embarcarse en la aventura de combatir el dolor de todos. Ha nacido en él algo que no sospechaba, uno de los sentimientos más nobles del hombre: la solidaridad.

No creo que haga falta apostillar con comentarios esta historia que narra Albert Camus en su novela La Peste. Formularé solamente unas preguntas: ¿Hasta qué punto, en un mundo que sufre, tiene alguien «derecho» a dedicarse únicamente a disfrutar de su propia dicha? ¿No tendrá todo humano «obligación» de renunciar a ciertas zonas de su felicidad personal para combatir el mal, el dolor, la injusticia de este «nuestro» mundo? ¿Bastará con decir que «yo» no soy el «culpable» de todo ese mal? ¿Y quién puede asegurar que no es de algún modo colaborador con la injusticia?

Sería hermoso sí, vivir en un paraíso. Pero en nuestro mundo hay muchas formas de peste. Y todos deberían avergonzarse de ser felices si no están luchando por combatirlas.



JLMD

Lecturas de los cuatro domingos de Adviento

Cuando un niño nace, acapara toda la atención. Este tiempo es la etapa final del embarazo. Un niño nace y acampa entre nosotros. Viene a compartir, a hacerse nuevamente uno de nosotros hasta la venida final del Señor. El inicio de nuestro Señor omnipotente es el de un niño indefenso que sólo puede subsistir con nuestros cuidados.

Preparad el camino al Señor, haced rectas todas sus sendas. Que el lobo habite con el cordero. No harán daño y estrago por todo mi Monte Santo. Consolad, consolad a mi pueblo, que se ha cumplido su servicio y está pagado su pecado. Bajaste, y los montes se derritieron con tu presencia. Jamás oído oyó ni ojo vio un Dios, fuera de ti, que hiciera tanto por el que espera en él. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra.

Este es el clima previo a la Navidad. Dispongámonos y preparémonos porque un niño se nos ha dado, al que llamarán Dios Todopoderoso, el Padre perpetuo, el Príncipe de la paz. Hagámosle un hueco en nuestra vida aunque nos ponga todo patas arriba. Él a cambio, nos dará la felicidad.

Quise hacer el ejercicio de coger un misal y leer todas las lecturas de los cuatro domingos de Adviento de los tres ciclos litúrgicos. Me paré en aquellos lugares donde mi corazón se conmovía y tomé nota de las citas. Hoy comparto estos “lugares” con vosotros por si alguien quiere recorrer el mismo camino que el Señor me concedió recorrer junto a Él.

Is 2, 1-5:
Será el árbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra.

Sal 121:
¡Qué alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor!

Mt 24, 37-44:
Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.

1 Co 1,3-9:
La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo sean con vosotros.

Is 11, 1-10
Habitará el lobo con el cordero, la pantera se tumbará con el cabrito, el novillo y el león pacerán juntos: un muchacho pequeño los pastorea. La vaca pastará con el oso, sus crías se tumbarán juntas el león comerá paja con el buey. El niño jugará con la hura del áspid, la criatura meterá la mano en el escondrijo de la serpiente. No harán daño ni estrago por todo mi Monte Santo.

Mt 3,1-12
Una voz grita en el desierto: preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.

Is 40, 1-5, 9-11
Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios; hablad al corazón de Jerusalén, gritadle: que se ha cumplido su servicio, y está pagado su crimen, pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados.

Is 35, 1-6a, 10
Se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se abrirán, saltará como un ciervo el cojo, la lengua del mudo cantará, y volverán los rescatados del Señor.

Carta a Santiago 5, 7-10
Tened paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. El labrador aguarda paciente el fruto valioso de la tierra mientras recibe la lluvia temprana y tardía.

Sal 145:
El Señor abre los ojos al ciego, el Señor endereza a los que ya se doblan, el Señor ama a los justos, el señor guarda a los peregrinos.

Is 61,1:
El Espíritu del Señor está sobre mí; me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres.

Mt 11, 2-11
¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro? Jesús les respondió: id y anunciad lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia la Buena Noticia. Y ¡Dichoso el que no se sienta defraudado por mí!

 

Los presbíteros

¡SEÑOR, DANOS PASTORES PARA TU MIES!

INTRODUCCIÓN.

Aprovechando que hoy en la liturgia católica se celebra la memoria de San Carlos Borromeo, ejemplar pastor de la comunidad de Milán en el siglo XVI, y la visita del Papa Benedicto XVI este próximo fin de semana como peregrino a Santiago de Compostela y para dedicar la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, vamos a orar por todos los obispos, sacerdotes y pastores, tanto hombres como mujeres, de las diferentes Iglesias cristianas. Vamos a pedir al Señor que aumente las vocaciones al ministerio pastoral porque la mies es abundante y los obreros pocos. Vamos a pedir al Señor que ilumine con su Espíritu a todas las Iglesias cristianas, tanto a su jerarquía como a sus fieles, para que descubran como signo de los tiempos la visibilización de la comunidad lgtb, el amor entre personas del mismo sexo, el matrimonio civil y religioso entre personas homosexuales, la integración del colectivo lgtb en las comunidades cristianas, el celibato opcional, y el acceso a las mujeres y a las personas lgtb al ministerio sacerdotal. Con la esperanza de la fuerza transformadora del Espíritu que renueva y hace nuevas todas las cosas, comenzamos nuestra oración.

HIMNO
Cantemos al Señor con alegría,
unidos a la voz del pastor santo;
demos gracias a Dios, que es luz y guía,
solícito pastor de su rebaño.

Es su voz y su amor el que nos llama
en la voz del pastor que él ha elegido,
es su amor infinito el que nos ama
en la entrega y amor de este otro cristo.

Conociendo en la fe su fiel presencia,
hambrientos de verdad y luz divina,
sigamos al pastor que es providencia
de pastos abundantes que son vida.

Apacienta, Señor, guarda a tus hijos,
manda siempre a tu mies trabajadores;
cada aurora, a la puerta del aprisco,
nos aguarde el amor de tus pastores. Amén.

SALMO 131-II

Ant: El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella.
El Señor ha jurado a David
una promesa que no retractará:
"A uno de tu linaje
pondré sobre tu trono.

Si tus hijos guardan mi alianza
y los mandatos que les enseño,
también sus hijos, por siempre,
se sentarán sobre tu trono".

Porque el Señor ha elegido a Sión,
ha deseado vivir en ella:
"Ésta es mi mansión por siempre,
aquí viviré, porque la deseo.

Bendeciré sus provisiones,
a sus pobres los saciaré de pan,
vestiré a sus sacerdotes de gala,
y sus fieles aclamarán con vítores.

Haré germinar el vigor de David,
enciendo una lámpara para mi Ungido.
A sus enemigos los vestiré de ignominia,
sobre él brillará mi diadema".

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.

Ant: El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella.

LECTURA BÍBLICA: Jn  21,15-19.

Después de comer dice Jesús a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Él le contestó: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dice: Apacienta mis corderos. Por segunda vez le pregunta: Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Él le contesta: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Él le dice: Pastorea mis ovejas. Por tercera vez le pregunta: Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?. Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero. Jesús le dice: Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas a donde querías; pero cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras. Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió: Sígueme.

Apocalipsis 11, 17-18;12, 10b-12a

Ant: El Señor le dio el poder, el honor y el reino, y todos los pueblos le servirán.
Gracias te damos, Señor Dios omnipotente,
el que eres y el que eras,
porque has asumido el gran poder
y comenzaste a reinar.

Se encolerizaron las gentes,
llegó tu cólera,
y el tiempo de que sean juzgados los muertos,
y de dar el galardón a tus siervos, los profetas,
y a los santos y a los que temen tu nombre,
y a los pequeños y a los grandes,
y de arruinar a los que arruinaron la tierra.

Ahora se estableció la salud y el poderío,
y el reinado de nuestro Dios,
y la potestad de su Cristo;
porque fue precipitado
el acusador de nuestros hermanos,
el que los acusaba ante nuestro Dios día y noche.

Ellos le vencieron en virtud de la sangre del Cordero
y por la palabra del testimonio que dieron,
y no amaron tanto su vida que temieran la muerte.
Por esto, estad alegres, cielos,
y los que moráis en sus tiendas.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.

Ant: El Señor le dio el poder, el honor y el reino, y todos los pueblos le servirán.

LECTURA BÍBLICA: 1 P 5,1-4.

A los presbíteros en esa comunidad, yo, presbítero como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe de la gloria que va a manifestarse, os exhorto: Sed pastores del rebaño de Dios que tenéis a vuestro cargo, gobernándolo no a la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere; no por sórdida ganancia, sino con generosidad; no como déspotas sobre la heredad de Dios, sino convirtiéndoos en modelos del rebaño. Y cuando aparezca el supremo Pastor, recibiréis la corona de gloria que no se marchita.

MEDITACIÓN (10 MINUTOS).

PETICIONES Y ACCIONES DE GRACIAS (Breves).

ORACIÓN POR LA COMUNIDAD LGTB.

Te pedimos, Señor, por todo el colectivo lgtb. Ten presente sus dificultades, sus gozos y sus esperanzas. Que sepan de tu presencia y de tu amor incondicional. Y concédenos a nosotros, que en medio de este colectivo, nos mostremos como cristianos valientes, con coherencia de vida y con criterios evangélicos, para poder ser signo de tu amor entre quienes no te conocen y te rechazan, por tener una imagen distorsionada de ti.
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren la soledad, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno. Te pedimos y te damos gracias por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

PADRENUESTRO.

ORACIÓN Y BENDICIÓN.

Me muevo hacia Ti

Introducción

Señor me quiero mover hacia Ti, no sólo en la inmaterialidad del pensamiento y del sentimiento, sino en lo concreto de la necesidad de mi hermano, de mi prójimo. Sí, me quiero mover pero me cuesta mucho, me anclo en la comodidad, en lo que yo tengo que dar o hacer, en el que dirán…

Señor tu siempre estás en nuestros corazones, en nuestras vidas, en el todo, pero necesitamos tu presencia en el quehacer de las pequeñas cosas, del día a día, de las vivencias con las que construimos el edificio de nuestra vida. Señor, danos fuerza para actuar y sabiduría para conocer cuando tenemos que movernos hacia ti en las necesidades de nuestros hermanos y, que no nos perdamos en la noche.

Música
Himno/Canción. Cantado a dos coros
Que no me pierda en la noche. Diego Torres


Que no me pierda en la noche
que no me duerma en el vino
que no me pierda en el camino
en el abrazo de la gente que tiene el corazón frío
que no me pierda en la bruma
que no me duerma en el ruido
que no me encuentre confundido
en el canto del que adula y que sólo juega conmigo

Que no me pierda en el género inconsciente
que ha dejado ya su alma al olvido no no
que no me pierda en la risa complaciente
del que espera algo a cambio conmigo
que no me pierda en la noche
que no me pierda en el vino
La vida vale la pena
si aprendo a hacer el camino

Que no me pierda en la noche
que no me duerma en el vino, ay no
que no me aparte de mi destino
no me dejes sin tu cariño
no me dejes solo y perdido
sin ti no encuentro el camino

Sin ti me quedo solo
que no me pierda en la sombra
que no me duerma en el brillo, ay no
que no me quede sin tu cariño
que no me pierda en la sombra
que no me duerma en el brillo, ay no.

Salmo 18. Cantado a dos coros
Te amo, oh Yahvé, fortaleza mía.
Yahvé, roca mía y castillo mío, y mi libertador
Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré
Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio
Invocaré a Yahvé, quien es digno de ser alabado
Y seré salvo de mis enemigos.
 
Me rodearon ligaduras de muerte,
Y torrentes de perversidad me atemorizaron
Ligaduras del Seol me rodearon,
Me tendieron lazos de muerte.

En mi angustia invoqué a Yahvé,
Y clamé a mi Dios.
El oyó mi voz desde su templo,
Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.

La tierra fue conmovida y tembló;
Se conmovieron los cimientos de los montes,
Y se estremecieron, porque se indignó él.
Humo subió de su nariz,
Y de su boca fuego consumidor;
Carbones fueron por él encendidos.

Inclinó los cielos, y descendió;
Y había densas tinieblas debajo de sus pies.
Cabalgó sobre un querubín, y voló;
Voló sobre las alas del viento.

Se puso como tienda un cerco de tinieblas
Oscuridad de aguas, nubes de los cielos.
Por el resplandor de su presencia, sus nubes pasaron;
Granizo y carbones ardientes.

Tronó en los cielos Yahvé,
Y el Altísimo dio su voz;
Granizo y carbones de fuego.
Envió sus saetas, y los dispersó;
Lanzó relámpagos, y los destruyó.

Entonces aparecieron los abismos de las aguas,
Y quedaron al descubierto los cimientos del mundo,
A tu reprensión, oh Yahvé,
Por el soplo del aliento de tu nariz.

Envió desde lo alto; me tomó,
Me sacó de las muchas aguas.
Me libró de mi poderoso enemigo,
Y de los que me aborrecían; pues eran más fuertes que yo.

Me asaltaron en el día de mi quebranto,
Mas Yahvé fue mi apoyo.
Me sacó a lugar espacioso;
Me quería y me salvó.

Yahvé me ha premiado conforme a mi rectitud;
Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado.
Con el leal te muestras leal.
Intachable con el hombre sin tacha.

Música
Lectura del Evangelio de Mateo, 25 31-40

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompañado de todos sus ángeles, se sentara en su trono de gloria. Entonces serán congregadas ante El todas las naciones, y El apartará a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: ‘Venid, benditos de mi Padre; recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me distéis de comer, sediento y me distéis de beber, era forastero y me acogisteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, encarcelado y acudisteis a mi’. Los justos le contestarán entonces: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te acogimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?' Y el rey les dirá: 'En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mi me lo hicisteis.’

Meditación/Silencio(10/15 minutos)

Peticiones/Acción de Gracias

Padre Nuestro


El amor nos urge
en cada instante, en cada minuto
nos urge, en lo sencillo
en lo próximo del prójimo

No en las grandes palabras
ni las obras que se muestran
nos urge en lo que no se ve
a veces, ni siquiera se intuye

En lo que mueve el corazón
en lo que está antes de la acción
en lo que dice, puedo y hago
y no en lo que quiero pero fallo    El amor nos urge, en cada paso
en aquello que de forma misteriosa
nos une y nos da forma
nuestra forma mas elevada

El amor nos urge,
y yo que hago…
miro la obra de tus manos
y pido fuerza y luz para mis actos

El Amor nos Urge. Dedicado a M. Emilia de Riquelme.
X. Formoso

No hay nada mas perfecto que el amor

No hay nada mas perfecto que el amor
Autor: Corintios 1:13
 
Si yo hablase lenguas humanas y angélicas,
y no tengo amor,
vengo a ser como metal que resuena,
o címbalo que retiñe.
 
Y si tuviese profecía,
y entendiese todos los misterios y toda ciencia,
y si tuviese toda la fe,
de tal manera que trasladase los montes,
y no tengo amor,
nada soy.
 
Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres,
y si entregase mi cuerpo para ser quemado,
y no tengo amor,
de nada me sirve.

El amor es sufrido,
es benigno;
el amor no tiene envidia,
el amor no es jactancioso,
no se envanece;
no hace nada indebido,
no busca lo suyo,
no se irrita,
no guarda rencor;
no se goza de la injusticia,
más se goza de la verdad.
Todo lo sufre,
todo lo cree,
todo lo espera,
todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser;
pero las profecías se acabarán,
y cesarán las lenguas,
y la ciencia acabará.
 
Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es EL AMOR.

Evangelio según San Juan 21,15-19.
Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?". El le respondió: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis corderos".
Le volvió a decir por segunda vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?". El le respondió: "Sí, Señor, sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas".
Le preguntó por tercera vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?". Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: "Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas.
Te aseguro que cuando eras joven, tú mismo te vestías e ibas a donde querías. Pero cuando seas viejo, extenderás tus brazos, y otro te atará y te llevará a donde no quieras".
De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios. Y después de hablar así, le dijo: "Sígueme".


Meditación 10/15 minutos
 
Peticiones.
Padre nuestro.


HOY APRENDÍ QUE:
 
El obstáculo más grande es: EL MIEDO
El día más bello es: HOY
Los mayores maestros son: LOS NIÑOS
El mayor error es: DARSE POR VENCIDO
El más grande defecto es: EL EGOISMO
La mayor distracción es: EL TRABAJO
La peor bancarrota es: EL DESANIMO
El sentimiento más vil es: LA ENVIDIA
El regalo más hermoso es: EL PERDON
El mayor conocimiento es: DIOS
Lo más maravilloso es: EL AMOR
La  mayor felicidad es: LA PAZ

(Madre Teresa Calcuta)

No tengais miedo

Música

Señor muchas veces tengo miedo, no se si estoy obrando bien o mal, me dejo llevar por mis tentaciones, soy débil, no actúo. Pero es tan grande el vacío que siento dentro cuando no hago lo que creo que tengo que hacer, que se sacude internamente todo mi ser, hasta los cimientos que creía más sólidos y ahora de barro son . Conforme avanzo en Tú conocimiento, en el camino del amor, de la fe, se hace más evidente en mi vida que sin tu fuerza, Tú Espíritu nada puedo, nada soy.

Envíanos Señor tu Espíritu Santo Paráclito y ayudados con la poderosa intercesión de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro llénanos de tu amor, de tu fuerza poderosa, de la sabiduría y conocimiento necesario para SER en esta vida.

Música

Salmo 85

Inclina tu oído, Señor, escúchame,
que soy un pobre desamparado;
protege mi vida, que soy un fiel tuyo;
salva a tu siervo, que confía en ti.

Tú eres mi Dios, piedad de mí, Señor,
que a ti te estoy llamando todo el día;
alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia ti;

porque tú, Señor, eres bueno y clemente,
rico en misericordia con los que te invocan.
Señor, escucha mi oración,
atiende a la voz de mi súplica.

En el día del peligro te llamo,
y tú me escuchas.
No tienes igual entre los dioses, Señor,
ni hay obras como las tuyas.

Todos los pueblos vendrán
a postrarse en tu presencia, Señor;
bendecirán tu nombre:
«Grande eres tú, y haces maravillas;
tú eres el único Dios».

Enséñame, Señor, tu camino,
para que siga tu verdad;
mantén mi corazón entero
en el temor de tu nombre.

Da fuerza a tu siervo,
salva al hijo de tu esclava;
dame una señal propicia,
que la vean mis adversarios y se avergüencen,
porque tú, Señor, me ayudas y consuelas.

 

Lectura del Evangelio de Mateo

«No les tengáis miedo. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse. Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados.«Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos .Por todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos; pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos.

 

Música

Meditación/Silencio

(10/15 minutos)

Peticiones

Padre Nuestro

 

HOY APRENDÍ QUE

Madre Teresa de Calcuta

El obstáculo más grande es: EL MIEDO

El día más bello es: HOY

Los mayores maestros son: LOS NIÑOS

El mayor error es: DARSE POR VENCIDO

El más grande defecto es: EL EGOISMO

La mayor distracción es: EL TRABAJO

La peor bancarrota es: EL DESANIMO

El sentimiento más vil es: LA ENVIDIA

El regalo más hermoso es: EL PERDON

El mayor conocimiento es: DIOS

Lo más maravilloso es: EL AMOR

La mayor felicidad es: LA PAZ

Oración Adviento y VIH

El Adviento es un tiempo de espera gozosa de la venida del Señor. En esta espera se nos invita a que
estemos vigilantes con la lámpara de la fe encendida para ver llegar al Esposo y con el aceite del amor
derramado hacia nuestros hermanos, iconos vivos del Señor. Mientras llega el Salvador, pongámonos
en oración para pedir que no tarde y para que vayamos degustando ya anticipadamente su presencia
liberadora.
Con motivo del día mundial contra el SIDA, celebrado el 1 de diciembre, queremos tener hoy en la oración
un recuerdo especial de nuestros hermanos y hermanas seropositivos y enfermos de SIDA y, en particular,
por los hermanos y hermanas lgtb. Que nuestra oración sea un signo de fraternidad y acogida comunitaria
a estemm colectivo rechazado y marginado socialmente, una plegaria por su curación física y espiritual, y
una muestra de apoyo y solidaridad con sus justas reivindicaciones.


SALMO 71
Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud.
Que los montes traigan paz,
y los collados justicia;
que él defienda a los humildes del pueblo,
socorra a los hijos del pobre
y quebrante al explotador.
Que dure tanto como el sol,
como la luna, de edad en edad;
que baje como lluvia sobre el césped,
como llovizna que empapa la tierra.
Que en sus días florezca la justicia
y la paz hasta que falte la luna;
que domine de mar a mar,
del Gran Río al confín de la tierra.
Que en su presencia se inclinen sus rivales;
que sus enemigos muerdan el polvo;
que los reyes de Tarsis y de las islas
le paguen tributo.
Que los reyes de Saba y de Arabia
le ofrezcan sus dones;
que se postren ante él todos los reyes,
y que todos los pueblos le sirvan.
El librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres;
él rescatará sus vidas de la violencia,
su sangre será preciosa a sus ojos.
Que viva y que le traigan el oro de Saba,
que recen por él continuamente
y lo bendigan todo el día.
Que haya trigo abundante en los campos,
y susurre en lo alto de los montes;
que den fruto como el Líbano,
y broten las espigas como hierba del campo.
Que su nombre sea eterno,
y su fama dure como el sol;
que él sea la bendición de todos los pueblos,
y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra.
Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
el único que hace maravillas;
bendito por siempre su nombre glorioso;
que su gloria llene la tierra.
¡Amén, amén!


LA PALABRA DE DIOS.
“En aquel tiempo, Juan envió a dos de sus discípulos a preguntar al Señor: “¿Eres tú el que ha de venir, o
tenemos que esperar a otro? Los hombres se presentaron a Jesús y le dijeron: “Juan, el Bautista, nos ha
mandado a preguntarte: “¿Eres tú el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro? Y en aquella ocasión,
Jesús curó a muchos de enfermedades, achaques y malos espíritus, y a muchos ciegos les otorgó la vista.
Después contestó a los enviados: “Id a anunciad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los
inválidos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, y a los pobres se les
anuncia el Evangelio. Y dichoso el que no se escandalice de mí” (Lucas 7, 19-23).


SILENCIO (15 minutos).
PETICIONES /ACCIONES DE GRACIAS

¡Marana tha! ¡Ven, Señor Jesús!


PADRENUESTRO


ORACIÓN POR LOS ENFERMOS DE VIH/SIDA.
Oh Dios, Padre nuestro, escucha nuestra oración
por los enfermos del Sida, especialmente, por los enfermos terminales,
concédeles la paz de tu presencia amorosa, muéstrales tu rostro
y haz que encuentren la fuerza en ti, fuente de la vida.
Señor Jesús, escucha nuestra oración,
por los que acaban de enterarse de que son seropositivos.
Infúndeles ánimo y fortaleza en este momento de angustia y miedo,
sánales con el bálsamo del consuelo y de la esperanza
y haz que encuentren en ti la Vida, el Camino y la Verdad.
Espíritu Santo, escucha nuestra oración,
por los que se ocupan de los enfermos del SIDA.
Dales fortaleza y paciencia para acompañar a los enfermos
y que en el cansancio y desaliento se apoyen en el Buen Pastor
Espíritu de sabiduría y ciencia
ilumina la mente de los científicos y los médicos
para que hallen la vacuna y el tratamiento médico
que erradique esta enfermedad en todo el mundo.


ORACIÓN.
El Señor os colme y os haga rebosar de amor mutuo
y de amor a todos, lo mismo que nosotros os amamos.
Y que así os fortalezca internamente, para que,
cuando Jesús, nuestro Señor, vuelva acompañado
de todos sus santos, os presentéis santos e irreprensibles
ante Dios, nuestro Padre (1 Ts 3,12).
 

Oración Soledad

NOTA: Podeis encontrar la canción "Nada te turbe" por el coro Taizé para descargar al final de la oración.

 

Música
“Nada te turbe” (Taizé)
Nada te turbe, nada te espante
Quién a Dios tiene, nada le falta
Nada te turbe, nada te espante
Sólo Dios basta. (bis)

Señor vivimos en una sociedad en la que casi todo se tiende a materializar, compramos y vendemos objetos materiales pero a veces tendemos a aplicar los mismos patrones a nuestras relaciones humanas, al afecto, a la amistad…, tanto me aportas tanto te considero, algún filósofo ha llamado a esto vida líquida.
Y, claro nos sentimos infelices y solos, porque siempre nos queda algo o alguien ‘mejor’ por tener o usar.
Señor, en el medio de una sociedad cada vez más individualista y con más soledad, incluso cuando no estamos solos físicamente, algunos te buscamos y te pedimos que ilumines nuestro quehacer, nuestro corazón, que hagamos que otro mundo sea posible con nuestras pequeñas manos y nuestras acciones.


Música “Nada te turbe” (Taizé)

Salmo 85
Inclina tu oído, Señor, escúchame,
que soy un pobre desamparado;
protege mi vida, que soy un fiel tuyo;
salva a tu siervo, que confía en ti.
Tú eres mi Dios, piedad de mí, Señor,
que a ti te estoy llamando todo el día;
alegra el alma de tu siervo,
pues levanto mi alma hacia ti;
Porque tú, Señor, eres bueno y clemente,
rico en misericordia con los que te invocan.
Señor, escucha mi oración,
atiende a la voz de mi súplica.
En el día del peligro te llamo,
y tú me escuchas.
No tienes igual entre los dioses, Señor,
ni hay obras como las tuyas.
Todos los pueblos vendrán
a postrarse en tu presencia, Señor;
bendecirán tu nombre:
«Grande eres tú, y haces maravillas;
tú eres el único Dios».
Enséñame, Señor, tu camino,
para que siga tu verdad;
mantén mi corazón entero
en el temor de tu nombre.
Da fuerza a tu siervo,
salva al hijo de tu esclava;
dame una señal propicia,
que la vean mis adversarios y se avergüencen,
porque tú, Señor, me ayudas y consuelas.


Música “Nada te turbe” (Taizé)


Lectura del Evangelio de Juan, 17, 6-11, 17-20
He manifestado tu Nombre a los hombres que tú me has dado tomándolos del mundo. Tuyos eran y tú
me los has dado; y han guardado tu palabra. Ahora ya saben que todo lo que me has dado viene de ti;
porque las palabras que tu me diste se las he dado a ellos y ellos las han aceptado y han reconocido
verdaderamente que vengo de ti, y han creído que tu me has enviado. Por ellos ruego; no ruego por el
mundo sino por los que tú me has dado porque son tuyos; y todo los mío es tuyo y todo lo tuyo es mío; y
yo he sido glorificado en ellos. Yo ya no estoy en el mundo, pero ellos si están en el mundo y yo voy a ti.
Padre Santo, cuida en tu nombre a los que has dado, para que sean uno como nosotros …..
Santifícalos en la verdad: tu palabra es la verdad. Como tú me has enviado al mundo, yo también los he
enviado al mundo. Y por ellos me santifico a mi mismo, para que ellos también sean santificados en la
verdad. No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí.


Meditación/Silencio
(10/15 minutos)
Peticiones
Padre Nuestro


HOY APRENDÍ QUE
Madre Teresa de Calcuta

El obstáculo más grande es: EL MIEDO
El día más bello es: HOY
Los mayores maestros son: LOS NIÑOS
El mayor error es: DARSE POR VENCIDO
El más grande defecto es: EL EGOISMO
La mayor distracción es: EL TRABAJO
La peor bancarrota es: EL DESANIMO
El sentimiento más vil es: LA ENVIDIA
El regalo más hermoso es: EL PERDON
El mayor conocimiento es: DIOS
Lo más maravilloso es: EL AMOR
La mayor felicidad es: LA PAZ

AdjuntoTamaño
nada_te_turbe.mp34.83 MB

Oración a Santa Teresa de Jesús

Canto de entrada

“Nada te turbe” (Taizé)
Nada te turbe, nada te espante
Quién a Dios tiene, nada le falta
Nada te turbe, nada te espante
Sólo Dios basta. (bis)

 

Himno (rezar salmodiando en dos grupos)

Vivo sin vivir en mí,
y, tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Vivo yo fuera de mí,
después que muero de amor,
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí.
Cuando el corazón le dí,
puso en él este letrero:
"Que muero porque no muero".

Esta divina prisión
del amor en que yo vivo
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón.
Y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!,
¡Qué duros estos destierros!,
¡Esta cárcel, estos hierros,
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta;
mira que sólo te resta,
para ganarte, perderte.
Venga ya la dulce muerte,
venga el morir muy ligero,
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva.
Muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es perderte a ti,
para mejor a él gozarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues a él sólo es al que quiero:
Que muero porque no muero.

Gloria al Padre, gloria al Hijo,
gloria al Espíritu Santo
por los siglos de los siglos. Amén.

Canto

“La misericordia del Señor” (Taizé)

La misericordia del Señor

Cada día cantaré (bis)

Salmo 126 (rezar salmodiando en dos grupos)

Si el Señor no construye la casa,
en vano se cansan los albañiles;
si el Señor no guarda la ciudad,
en vano vigilan los centinelas.

Es inútil que madruguéis,
que veléis hasta muy tarde,
que comáis el pan de vuestros sudores:
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!

La herencia que da el Señor son los hijos;
su salario, el fruto del vientre:
son saetas en manos de un guerrero
los hijos de la juventud.

Dichoso el hombre que llena
con ellas su aljaba:
No quedará derrotado cuando litigue
con su adversario en la plaza.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.

Lectura del Evangelio(Mt 11, 25-30)

En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: "Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. "Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; 'y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera."

 

Meditación/Silencio

(10/15 minutos)

Peticiones

Padre Nuestro

Canto

 

“Magnificat” (JMJ 1997)

Magnificat, magnificat

Magnificat anima mea Dominum

Magnificat, magnificat

Magnificat, anima mea (bis)

Oración por los difuntos

Himno (rezar salmodiando en dos grupos)

Peregrinos del reino celeste,
hoy, con nuestras plegarias y cantos,
invocamos a todos los santos,
revestidos de cándida veste.

Estos son los que a Cristo siguieron,
y por Cristo la vida entregaron,
en su sangre de Dios se lavaron,
testimonio de amigos le dieron.

Sólo a Dios en la tierra buscaron,
y de todos hermanos se hicieron.
Porque a todos sus brazos se abrieron,
éstos son los que a Dios encontraron.

Desde el cielo, nos llega cercana
su presencia y su luz guiadora:
nos invitan, nos llaman ahora,
compañeros seremos mañana.

Animosos, sigamos sus huellas,
nuestro barro será transformado
hasta verse con Cristo elevado
junto a Dios en su cielo de estrellas.


Gloria a Dios, que ilumina este día:
gloria al Padre, que quiso crearnos,
gloria al Hijo, que vino a salvarnos,
y al Espíritu que él nos envía. Amén.

Canto
“Ad te Jesu Christe” (bis)

Salmo (rezar salmodiando en dos grupos)
Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre:
de la salida del sol hasta su ocaso,
alabado sea el nombre del Señor.

El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos.
¿Quién como el Señor, Dios nuestro,
que se eleva en su trono
y se abaja para mirar
al cielo y a la tierra?

Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para sentarlo con los príncipes,
los príncipes de su pueblo;
a la estéril le da un puesto en la casa,
como madre feliz de hijos.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.

Canto

“Ad te Jesu Christe” (bis)

Lectura del Evangelio del día. Mt 5,1-12a:

Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.
Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron.
Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo:
"Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados 'los mansos', porque 'ellos poseerán en herencia la tierra.'
Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.
Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.

Meditación/Silencio
(10/15 minutos)

Peticiones

Padre Nuestro

Canto final:


 “Cristo Jesús, oh fuego que abrasa, que las tinieblas en mí no tengan voz. Cristo Jesús, disipa mis sombras, y que en mí sólo hable tu amor.”

Pascua

Canto de entrada:
“Venite exultemus Domino, venite adoremus”

Reflexión de entrada
¿Por qué ni los discípulos ni María reconocen a Jesús en las primeras apariciones?
¿No tenía el mismo cuerpo? ¿O estaban tan cegados por la tristeza, por la desesperación, por la duda… que no le podían reconocer por ello? Es un misterio.
Y nosotros, ¿cómo reconocemos a Jesús Resucitado? Su presencia se nos da a través del Espíritu Santo. ¿Tendremos demasiada tristeza y desesperanza como para no reconocerle?
Tal vez esperamos mensajes extraordinarios por parte de Jesús, grandes acontecimientos.
¿Estamos dispuestos a escuchar nuestro nombre? Al reconocer su voz diremos: ¡Maestro!.
La oración, el encuentro con Dios, no necesita de muchas palabras, tal vez un sencillo
balbuceo y una mirada ocasionan un reconocimiento de nuestro Señor, que nos acompaña
hasta el siguiente encuentro. Y así, vamos viviendo, ya aquí el tiempo de la eternidad.
Suspendidos en estos pequeños encuentros con Dios –a veces espaciados, a veces
frecuentes– vivimos el anticipo del Gran Encuentro, que es el más grande anhelo de nuestro corazón. ¿Cómo hacer de nuestra vida un deseo colmado de Amor, del Gran Amor, con el que nos ha amado hasta el extremo, Jesucristo en su cruz y en su resurrección?


Canto: “De noche”
“De noche iremos, de noche, que para encontrar la fuente sólo la sed nos alumbra,
sólo la sed nos alumbra”


Himno de Pascua. (Todos juntos)
Nuestra Pascua inmolada, aleluya,
es Cristo el Señor, aleluya, aleluya.
Pascua sagrada, ¡oh fiesta de la luz!,
despierta, tú que duermes,
y el Señor te alumbrará.
Pascua sagrada, ¡oh fiesta universal!,
el mundo renovado
canta un himno a su Señor.
Pascua sagrada, ¡victoria de la cruz!
La muerte, derrotada,
ha perdido su aguijón.
Pascua sagrada, ¡oh noche bautismal!
Del seno de las aguas
renacemos al Señor.
Pascua sagrada, ¡eterna novedad!
Dejad al hombre viejo,
revestíos del Señor.
Pascua sagrada. La sala del festín
se llena de invitados
que celebran al Señor.
Pascua sagrada, ¡Cantemos al Señor!
Vivamos la alegría
dada a luz en el dolor.


Salmo 71-II. (Salmodiamos en dos coros)

Ant: Él será la bendición de todos los pueblos. Aleluya.

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres;
él rescatará sus vidas de la violencia,
su sangre será preciosa a sus ojos.
Que viva y que le traigan el oro de Saba,
que recen por él continuamente
y lo bendigan todo el día.
Que haya trigo abundante en los campos,
y susurre en lo alto de los montes;
que den fruto como el Líbano,
y broten las espigas como hierba del campo.
Que su nombre sea eterno,
y su fama dure como el sol;
que él sea la bendición de todos los pueblos,
y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra.
Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
el único que hace maravillas;
bendito por siempre su nombre glorioso;
que su gloria llene la tierra.
¡Amén, amén!
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.

Ant: Él será la bendición de todos los pueblos. Aleluya.

Del Evangelio de Juan

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y
los otros discípulos le decían:
-Hemos visto al Señor.
Pero él les contestó:
-Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los
clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús,
estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:
-Paz a vosotros.
Luego dijo a Tomás:
-Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas
incrédulo, sino creyente.
Contestó Tomás:
-¡Señor mío y Dios mío!
Jesús le dijo:
-¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.


Meditación personal en silencio
Preces y acción de gracias (Espontáneamente, en voz alta, quien lo desee)
Padrenuestro
Canto de despedida:

“Ubi caritas et amor Deus ibi est”

Sobre la familia

Canto:
Me levantaré e iré a mi padre;
le declararé, te amo Señor.

Bienvenida
Los pensamientos y sentimientos que despierta la realidad de la familia pueden ser diversos. Desde nuestro
nacimiento, hay personas que nos cuidan, que se ocupan de nosotros, personas en las que despertamos cariño y
despiertan cariño en nosotros. A veces porque nos infunden el soplo de nuestra vida. Otras porque nos han mirado con
ojos de madre o padre. Su cuidado es gratuito, no espera recibir nada a cambio. Nuestras infidelidades, faltas de amor,
cabezonerías y limitaciones son aceptadas, aunque en ocasiones con mucha dificultad. Nosotros también aprendemos
de estos valores. Aprendemos a devolver gratuitamente lo que de balde hemos recibido, a perdonar las ofensas y
apoyar a estos que nos aman, sin más razón que porque han recibido la vocación de padres y madres, hermanas
o hermanos. Hemos compartido, nos hemos ayudado y alegrado, también nos hemos acompañado en momentos
difíciles y nuestras vidas han quedado unidas.
Esposo con esposa, esposa con esposa, esposo con esposo. Madre y padre, madre y madre, padre y padre, madre
sola, un padre sólo, tíos padres, madres tías, abuela madre y padre abuelo, amigo hermano y padre, madre amiga y
hermana. “Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano y mi hermana
y mi madre”.

Lectura del libro de Rut 1, 11-18:
Pero Noemí dijo: "Vuélvanse, hijas mías. ¿Por qué quieren ir conmigo? ¿Acaso tengo aún hijos en mis
entrañas para que sean sus maridos? "Vuélvanse, hijas mías. Váyanse, porque soy demasiado vieja para
tener marido. Si dijera que tengo esperanza, y si aun tuviera un marido esta noche y también diera a
luz hijos, ¿esperarían por eso hasta que fueran mayores? ¿Dejarían ustedes de casarse por eso? No, hijas
mías, porque eso es más difícil para mí que para ustedes, pues la mano del SEÑOR se ha levantado contra
mí."
Y ellas alzaron sus voces y lloraron otra vez; y Orfa besó a su suegra, pero Rut se quedó con ella. Entonces
Noemí dijo: "Mira, tu cuñada ha regresado a su pueblo y a sus dioses; vuelve tras tu cuñada." Pero Rut le
respondió: "No insistas en que te deje o que deje de seguirte; porque adonde tú vayas, yo iré, y donde
tú mores, moraré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. "Donde tú mueras, allí moriré, y allí seré
sepultada. Así haga el SEÑOR conmigo, y aún peor, si algo, excepto la muerte, nos separa." Al ver Noemí
que Rut estaba decidida a ir con ella, no le insistió más y dejó que se quedara con ella.


Canto:
No quiero alejarme de ti,
Donde tú vayas yo iré,
Donde tú habites, yo quiero habitar.
Himno (rezar salmodiando en dos grupos):
Sácianos de tu misericordia y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Que conozcamos la brevedad de nuestra vida
Para alcanzar sabiduría de corazón.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos.
Por la mañana sácianos de tu misericordia,
Y toda nuestra vida será alegría y júbilo
Danos alegría por los días en que nos afligiste,
Por los años en que sufrimos desdichas.
Que tus siervos vean tu acción y tus hijos tu gloria.
Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos.
Lectura del evangelio Mateo 12, 45-50:
Mientras Él aún estaba hablando a la multitud, he aquí, su madre y sus hermanos estaban afuera,
deseando hablar con Él. Y alguien le dijo: He aquí, tu madre y tus hermanos están afuera deseando hablar
contigo. Pero respondiendo Él al que se lo decía, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?
Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: ¡He aquí mi madre y mis hermanos! Porque cualquiera
que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre.

Canto
Nada nos separará (bis);
nada nos separará, del amor de Dios.

Meditación/Silencio
(10/15 minutos)


Peticiones
Señor, danos la fuerza y enséñanos a ser hermanos de la humanidad, padres de los pequeños y madres
de los más débiles.
Señor, enséñanos a conocer la brevedad de nuestra vida, para alcancar sabiduría de corazón.
Te pedimos por nuestros padres y madres. Para que no perdamos ocasión de cuidarles y expresarles
nuestra cercanía y cariño.
Señor, enséñanos a valorar lo que tenemos, a alcanzar la sensatez de aquellos a quienes has tocado el
corazón.

Canto:
Canta Aleluya al Señor (bis);
Canta Aleluya (bis);
Canta Aleluya al Señor.

Sobre la sabiduría

Bienvenida
Muy querido Señor, concédenos la prudencia, la sabiduría que proviene de entrar en contacto contigo. Haznos conocer la brevedad de nuestra vida para que alcancemos sabiduría de corazón. Enséñanos a ser sensatos, a que apreciemos tu sabiduría, tu sensatez y tu prudencia más que cetros y tronos; más que la belleza; más incluso que la propia salud. Que sea tu sabiduría y tu sensatez la luz que alumbre nuestra vida, el resplandor que no tiene ocaso, el brillo interno de nuestros ojos.

Sabiduría 7, 7-11
Supliqué, y se me concedió la prudencia; invoqué, y vino a mí el espíritu de sabiduría.

La prefería a cetros y tronos, y, en su comparación, tuve en nada la riqueza.

No le equiparé la piedra más preciosa, porque todo el oro, a su lado, es un poco de arena, y, junto a ella, la plata vale lo que el barro.

La quise más que la salud y la belleza, y me propuse tenerla por luz, porque su resplandor no tiene ocaso.

Con ella me vinieron todos los bienes juntos, en sus manos había riquezas insondables.

Canto: Es bueno confiar y esperar en el Señor.

Himno (rezar salmodiando en dos grupos):

Sácianos de tu misericordia y toda nuestra vida será alegría y júbilo.

Enséñanos a calcular nuestro años,
Para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
Y toda nuestra vida será alegría y júbiloñ
Danos alegría por los días en que nos afligiste,
Por los años en que sufrimos desdichas.

Que tus siervos vean tu acción y tus hijos tu gloria.
Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos.

Canto
Nada te turbe, nada te espante. Quien a Dios tiene nada le falta. Nada te turbe, nada te espante. Sólo Dios basta.


Lectura del evangelio (Lucas 10, 21-24):
Bendito seas, Padre, Señor del cielo y la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, bendito seas, por haberte parecido eso bien. Mi Padre me lo ha enseñado todo; quién es el Hijo, lo sabe sólo el Padre; quién es el Padre, lo sabe sólo el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que veis vosotros y no lo vieron, y oír lo que oís vosotros y no lo oyeron.

Canto
“La misericordia del Señor, cada día cantaré” (bis)

Meditación/Silencio
(10/15 minutos)

Peticiones
Gracias, Señor, porque ocultaste tu rostro a los que en ocasiones nos creemos sabios y entendidos y se lo revelaste a la gente sencilla.

Señor, enséñanos a conocer la brevedad de nuestra vida, para que alcancemos sabiduría de corazón.

Señor, enséñanos a valorar lo que tenemos, a alcanzar la sensatez de aquellos a quienes has tocado el corazón.

Padrenuestro

Canto:
En nuestra oscuridad, enciende la llama de tu amor, Señor, de tu amor Señor. En nuestra oscuridad, enciende la llama de tu amor Señor, de tu amor, Señor.

Solidaridad

Texto de meditación
Hoy más que nunca se alza una llamada a abrir caminos de confianza hasta en las
noches de la humanidad. ¿Presentimos esta llamada?
Los hay que, por el don de sí mismos, dan testimonio de que el ser humano no está
abocado a la desesperación. ¿Somos de éstos?
Una urgencia que viene de las profundidades de los pueblos: ir en socorro de las
víctimas de una pobreza que conoce un continuo crecimiento. Ésta es una necesidad fundamental en vistas a una paz sobre la tierra.
El desequilibrio entre la acumulación de las riquezas de un cierto número y la pobreza de multitudes es una de las cuestiones más graves de nuestro tiempo. ¿Haremos todo lo posible para conseguir que la economía mundial aporte soluciones?
Ni las desgracias, ni la injusticia de la pobreza vienen de Dios: Dios no puede más que dar su amor.

Y hay un súbito asombro al descubrir que Dios mira a todo ser humano con una
infinita ternura y una profunda compasión.
Cuando comprendemos que Dios nos ama, y que ama hasta al más abandonado de los humanos, nuestro corazón se abre a los demás, nos volvemos más atentos a la dignidad de la persona humana y nos preguntamos: ¿cómo preparar caminos de confianza sobre la tierra?
Aunque estemos despojados de todo, ¿no somos llamados a transmitir, por nuestras vidas, un misterio de esperanza a nuestro alrededor?
Nuestra confianza en Dios es reconocible cuando se expresa por el simple don de
nuestras propias vidas: es ante todo cuando se vive que la fe se hace creíble y se
comunica.
La presencia de Dios es un soplo que llena todo el universo, es un impulso de amor, de luz y de paz sobre al tierra.
Animados por este soplo, somos conducidos a vivir una comunión con los demás, y
somos llevados a realizar la esperanza de una paz en la familia humana... ¡Y que ella
irradie a nuestro alrededor!
Por su Espíritu Santo, Dios penetra en nuestras profundidades, Él conoce nuestro
deseo de responder a su llamada de amor. Así podemos preguntarle: “¿Cómo descubrir eso que Tú esperas de mí? Mi corazón se inquieta: ¿cómo responder a tu llamada?”
En el silencio interior, esta respuesta puede surgir: “Atrévete a dar tu vida por los
demás, allí encontrarás un sentido a tu existencia.”
(“Creadores de solidaridad”, extracto de la carta del Hermano Roger de Taizé “Ama y dilo con tu vida”, 2002)

Salmo 138 (Lo rezamos salmodiando en dos grupos)
Levanto mis ojos a los montes:
¿de dónde me vendrá el auxilio?
El auxilio me viene del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.
No permitirá que resbale tu pie,
tu guardián no duerme;
no duerme ni reposa
el guardián de Israel.
El Señor te guarda a su sombra,
está a tu derecha;
de día el sol no te hará daño,
ni la luna de noche.
El Señor te guarda de todo mal,
Él guarda tu alma;
el Señor guarda tus entradas y salidas,
ahora y por siempre.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en el principio, ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén.

Lectura del Evangelio: Marcos 7, 24-30
En aquel tiempo, Jesús fue a la región de Tiro. Se alojó en una casa, procurando pasar desapercibido, pero no lo consiguió; una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró en seguida, fue a buscarlo y se le echó a los pies. La mujer era griega, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija. Él le dijo: -«Deja que coman primero los hijos. No está bien echarles a los perros el pan de los hijos.» Pero ella replicó: -«Tienes razón, Señor; pero también los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños.» Él le contestó: -«Anda, vete, que, por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija. » Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado.


Meditación personal en silencio (10’)

Preces y acción de gracias
(Espontáneamente, en voz alta, quien lo desee)


Padrenuestro

Oración final
Dios, nuestro Padre, tú buscas infatigablemente al que se aleja de ti y, por medio del
perdón, vienes a poner en nuestro dedo el anillo del hijo pródigo, el anillo de la fiesta, ayúdanos a ser buenos hermanos de nuestros semejantes y que nunca el desdichado, el pobre, el solitario, el abandonado, el distinto, nos sean indiferentes. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

Tengo Sed de Ti

 

Tengo Sed de Ti

Jesús es Dios, por lo tanto,

Su Amor y Su Sed son infinitos.

Él, Creador del universo,

pidió el amor de sus criaturas.

Tiene sed de nuestro amor...

Estas palabras:

"Tengo sed",

¿tienen un eco

en nuestra alma?

 

"Mira que estoy a la puerta y llamo..." (Apocalipsis 3, 20)

Es verdad. Estoy a la puerta de tu corazón, de día y de noche. Aún cuando no estás escuchando, aún cuando dudes que pudiera ser yo, ahí estoy: esperando la más pequeña señal de respuesta, hasta la más pequeña sugerencia de invitación que Me permita entrar.

Y quiero que sepas que cada vez que me invitas. Yo vengo siempre, sin falta. Vengo en silencio e invisible, pero con un poder y un amor infinitos, trayendo los muchos dones de Mí Espíritu. Vengo con Mi misericordia, con Mi deseo de perdonarte y de sanarte, con un amor hacia ti que va más allá de tu comprensión. Un amor en cada detalle, tan grande como el amor que he recibido de Mi Padre ("Yo los he amado a ustedes como el Padre me ama a mí..." [Jn. 15,10]). Vengo deseando consolarte  y darte fuerza, levantarte y vendar todas tus heridas. Te traigo Mi luz, para disipar tu oscuridad y todas tus dudas. Vengo con Mi poder, que me permite cargarte a ti: con Mi gracia, para tocar tu corazón y transformar tu vida. Vengo con Mi paz, para tranquilizar tu alma.

Te conozco como la palma de mi mano, sé todo acerca de ti, hasta los cabellos de tu cabeza he contado. No hay nada en tu vida que no tenga importancia para mí. Te he seguido a través de los años y siempre te he amado, hasta en tus extravíos. Conozco cada uno de tus problemas. Conozco tus necesidades y tus preocupaciones y, si, conozco todos tus pecados. Pero te digo de nuevo que Te amo, no por lo que has hecho o dejado de hacer, Te amo por ti, por la belleza y la dignidad que mi Padre te dio al crearte a Su propia imagen. Es una dignidad que muchas veces has olvidado, una belleza que has empañado por el pecado. Pero te amo como eres y he derramado Mi Sangre para rescatarte. Si sólo me lo pides con fe, Mi gracia tocará todo lo que necesita ser cambiado en tu vida:

Yo te daré la fuerza para librarte del pecado y de todo su poder destructor.

Sé lo que hay en tu corazón, conozco tu soledad y todas tus heridas, los rechazos, los juicios, las humillaciones, Yo lo sobrellevé todo antes que tú. Y todo lo sobrellevé por tí, para que pudieras compartir Mi fuerza y Mi victoria. Conozco, sobre todo, tu necesidad de amor, sé que tan sediento estás de amor y de ternura. Pero cuántas veces has deseado satisfacer tu sed en vano, buscando ese amor con egoísmo, tratando de llenar el vacío dentro de ti con placeres pasajeros, con el vacío aún mayor del pecado. ¿Tienes sed de amor?

Yo te saciaré y te llenaré. "Vengan a Mí todos los que tengan sed..." (Jn. 7, 37). ¿Tienes sed de ser amado?, te amo más de lo que te puedes imaginar... hasta el punto de morir en la cruz por ti.

TENGO SED DE TI. Si, esa es la única manera en que apenas puedo empezar a describir mi amor.

TENGO SED DE TI. Tengo sed de amarte y de que tú me ames. Tan precioso eres para mí que TENGO SED DE TI. Ven a Mí y llenaré tu corazón y sanaré tus heridas. Te haré una nueva creación y te daré la paz aún en tus pruebas.

TENGO SED DE TI. Nunca debes dudar de Mi Misericordia, de mi deseo de perdonarte, de Mi anhelo por bendecirte y vivir Mi vida en ti, y de que te acepto sin importar lo que hayas hecho. TENGO SED DE TI. Si te sientes de poco valor a los ojos del mundo, no importa. No hay nadie que me interese más en todo el mundo que tú.

TENGO SED DE TI. Ábrete a Mí, ven a Mí, ten sed de Mí, dame tu vida. Yo te probaré qué tan valioso eres para Mi Corazón.

¿No te das cuenta de que Mi Padre ya tiene un plan perfecto para transformar tu vida a partir de este momento? Confía en Mí. Pídeme todos los días que entre y que me encargue de tu vida y lo haré. Te prometo ante Mi Padre en el Cielo que haré milagros en tu vida. ¿Por qué haría Yo esto?

 

PORQUE TENGO SED DE TI. Lo único que te pido es que te confíes completamente a Mí. Yo haré todo lo demás.

Desde ahora, ya veo el lugar que Mi Padre te ha preparado en Mi Reino. Recuerda que eres

peregrino en esta vida viajando a casa. El pecado nunca te puede satisfacer ni traerte la paz que anhelas. Todo lo que has buscado fuera de Mí sólo te ha dejado más vacío, así que no te ates a las cosas de este mundo; pero, sobre todo, no te alejes de Mí cuando caigas. Ven a mí sin tardanza porque cuando me das tus pecados, me das la alegría de ser tu Salvador. No hay nada que yo no pueda perdonar y sanar, así que ven ahora y descarga tu alma.

No importa cuánto hayas andado sin rumbo, no importa cuántas veces me hayas olvidado, no

importa cuántas cruces lleves en esta vida, hay algo que quiero que siempre recuerdes y que nunca cambiará.

TENGO SED DE TI, tal y como eres. No tienes que cambiar para creer en Mi Amor, ya que

será tu confianza en ese Amor la que te hará cambiar. Tu te olvidas de Mí y, sin embargo. Yo te busco a cada momento del día y estoy ante las puertas de tu corazón, llamando. ¿Encuentras esto difícil de creer? Entonces, mira la Cruz, mira Mi Corazón que fue traspasado por ti. ¿No has comprendido Mi Cruz?, entonces escucha de nuevo las palabras que dijo en ella, te dicen claramente por qué Yo soporté todo esto por ti: "... TENGO SED" (Jn. 19, 28). Sí, TENGO SED DE TI. Como el resto del salmo que Yo estaba rezando dice de Mí: "... esperé compasión inútilmente, esperé alguien que me consolara y no le hallé." (Salmo 69:20).

Toda tu vida he estado deseando tu amor. Nunca he cesado  de buscarlo y de anhelar que me correspondas. Tú has probado muchas cosas en tu afán por ser feliz.

¿Por qué no intentas abrirme tu corazón, ahora mismo, abrirlo más de lo que lo has hecho antes?.

Cuando finalmente abras las puertas de tu corazón y finalmente te acerques lo suficiente entonces  Me oirás decir una y otra vez, no en meras palabras humanas sino en espíritu: "no importa qué es lo que hayas hecho, te amo por ti mismo. Ven a Mí con tu miseria y tus pecados, con tus problemas y necesidades, y con todo tu deseo de ser amado. Estoy a la puerta de tu corazón y llamo... ábreme, porque TENGO SED DE TI..."

2012

Celebramos la Cuaresma: el camino hacia la Pascua

Introducción: La cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual. En la Cuaresma, Cristo nos invita a cambiar de vida, a vivirla como un camino hacia él, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo, ya que por acción de nuestro pecado, nos alejamos más de Dios. La Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.

 

CANTO:"Ubi Caritas"


Ubi caritas et amor, ubi caritas Deus ibi est

 

A DOS COROS Salmo 50


Me presento ante ti, Señor, con un corazón extremadamente enfermo, un corazón manchado, endurecido, esclerótico: necesito que tú lo laves y lo cures, una operación quirúrgica-creativa, un corazón nuevo trasplantado.
Crea en mí, Señor, un corazón nuevo, quebranta mi corazón de piedra con el martillo de tu palabra, y moldea un corazón bello, como el tuyo, con el agua, el fuego y el aliento de tu Espíritu.
No apartes ya de mí tu santo Espíritu. Seré de verdad el hombre nuevo, todo un ejemplo; me vestiré de fiesta, perfumado con el óleo de alegría del Espíritu; y te ofreceré mis lágrimas agradecidas como un canto a tu gran misericordia.


CANTO:"Ubi Caritas"

Ubi caritas et amor, ubi caritas Deus ibi est


Lectura del santo evangelio según San Mateo.


Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial.
Por tanto, cuando hagas limosna no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga.
Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará.
Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga.
Tú, cuando vayas a rezar, entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno no lo note la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.
Introducción: La cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual. En la Cuaresma, Cristo nos invita a cambiar de vida, a vivirla como un camino hacia él, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo, ya que por acción de nuestro pecado, nos alejamos más de Dios. La Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.

CANTO: Te amo, Señor fortaleza mía, roca mía, castillo mío, mi libertador.
Dios mío, en ti confiaré.
Mi escudo eres Tú, y la fuerza de mi salvación.

PARA LA MEDITACION:

La hija de un hombre le pidió al sacerdote que fuera a su casa a hacer una oración para su padre que estaba muy enfermo. Cuando el sacerdote llegó a la habitación del enfermo, encontró a este hombre en su cama con la cabeza alzada por un par de almohadas. Había una silla al lado de su cama, por lo que el sacerdote asumió que el hombre sabía que vendría a verlo.
- "Supongo que me estaba esperando", le dijo.
- "No, ¿quién es usted?", dijo el hombre.
- "Soy el sacerdote que su hija llamó para que orase con usted. Cuando vi la silla vacía al lado de su cama supuse que usted sabía que yo iba a venir a verlo".
- "Oh sí, la silla", dijo el hombre enfermo. "¿Le importa cerrar la puerta?".
El sacerdote, sorprendido, la cerró. "Nunca le he dicho esto a nadie, pero... toda mi vida la he pasado sin saber cómo orar. Cuando he estado en la iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los beneficios que trae, etc., pero siempre esto de las oraciones me entró por un oído y salió por el otro, pues no tengo idea de cómo hacerlo. Por ello hace mucho tiempo abandoné por completo la oración. Esto ha sido así en mí hasta hace unos cuatro años, cuando conversando con mi mejor amigo me dijo: "René, esto de la oración es simplemente tener una conversación con Jesús. Así es como te sugiero que lo hagas... Te sientas en una silla y colocas otra silla vacía enfrente de ti, luego con fe mira a Jesús sentado delante tuyo. No es algo alocado el hacerlo, pues Él nos dijo 'Yo estaré siempre con ustedes'. Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estás haciendo conmigo ahora mismo".
René continuó hablando: ”Es así que lo hice una vez y me gustó tanto que lo he seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces. Siempre tengo mucho cuidado que no me vaya a ver mi hija, pues me internaría de inmediato en la casa de los locos".
El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a René que era muy bueno lo que había estado haciendo y que no cesara de hacerlo, luego hizo una oración con él, le extendió una bendición, los santos óleos y se fue a su parroquia.
Dos días después, la hija de René llamó al sacerdote para decirle que su padre había fallecido. El sacerdote le preguntó: "¿Falleció en paz?". "Sí", respondió la hija. "Cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde me llamó y fui a verlo a su cama. Me dijo lo mucho que me quería y me dio un beso. Cuando regresé de hacer compras una hora más tarde ya lo encontré muerto. Pero hay algo extraño al respecto de su muerte, pues aparentemente justo antes de morir se acercó a la silla que estaba al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré. ¿Qué cree usted que pueda significar esto?".
El sacerdote se secó las lágrimas de emoción y le respondió: "Ojalá que todos nos pudiésemos ir de esa manera, recostados a Dios".

 

 Meditación/Silencio
Acción de gracias, peticiones
 

Acción de gracias comunitaria: Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. 

Padre Nuestro


Nada te turbe, Nada te espante,
Quién a Dios tiene nada le falta.
Nada te turbe, Nada te espante, Solo Dios basta.
 

Dame tu corazón, Ámame tal como eres..

Canción de entrada: Canción del misionero

"Dame tu corazón, Ámame tal como eres..."

Conozco tu miseria, las luchas y tribulaciones de tu alma, la debilidad y las dolencias de tu cuerpo; conozco tu cobardía, tus pecados y tus flaquezas; y a pesar de todo te digo: "Dame tu corazón. Ámame tal como eres"...

Si para darme tu corazón esperas a ser un ángel, nunca llegarás a amarme. Aun cuando caigas de nuevo muchas veces en esas faltas que quisieras no cometer jamás, y seas un cobarde para practicar la virtud, no te consiento que me dejes de amar.

Ámame tal como eres. Ámame en todo momento, cualquiera que sea la situación en que te encuentres: de fervor o sequedad, de fidelidad o traición.

Ámame tal como eres. Quiero el amor de tu corazón indigente. Si esperas a ser perfecto para amarme, nunca me llegarás a amar...

Déjame amarte. Quiero tu corazón. En mis planes está moldearte. Pero mientras eso llega, te amo tal como eres. Y quiero que tú hagas lo mismo: deseo ver tu corazón que se levanta desde lo profundo de tu miseria. Amo en tú incluso tu debilidad.

Me gusta el amor de los pobres. Quiero que desde la indigencia se levante incesantemente este grito: ¡Te amo, Señor! Lo que me importa es el canto de tu corazón. ¿Para qué necesito yo tu ciencia o tus talentos? No te pido virtudes; y aunque yo te las diera, eres tan débil, que siempre se mezclaría en ellas el amor propio; pero no te preocupes por eso... Preocúpate sólo de llenar con amor el momento presente.

Hoy me tienes a la puerta de tu corazón, como un mendigo, a mí, que soy el Señor de los señores. Llamo a tu puerta y espero; apresúrate a abrirme; no alegues tu miseria.

Si conocieras plenamente la dimensión de tu indigencia morirías de dolor. Una sola cosa podría herirme el corazón: ver que dudas y que te falta confianza.

Quiero que pienses en mí todas las horas del día y de la noche. No quiero que realices ni siquiera la acción más insignificante por un motivo que no sea el amor.

Cuando te toque sufrir, yo te daré fuerzas; tú me diste amor a mí; yo te haré amar más de lo que hayas podido soñar. Pero recuerda esto: "ámame tal como eres".

Canción: Dios esta aquí

Salmo 142, 1-11 - LAMENTACIÓN Y SÚPLICA ANTE LA ANGUSTIA

 

Señor, escucha mi oración;
tú que eres fiel, atiende a mi súplica;
tú que eres justo, escúchame.
No llames a juicio a tu siervo,
pues ningún hombre vivo es inocente frente a ti.

El enemigo me persigue a muerte,
empuja mi vida al sepulcro,
me confina a las tinieblas
como a los muertos ya olvidados.
mi aliento desfallece,
mi corazón dentro de mí está yerto.

Recuerdo los tiempos antiguos,
medito todas tus acciones,
considero las obras de tus manos
y extiendo mis brazos hacia ti:
tengo sed de ti como tierra reseca.

Escúchame en seguida, Señor,
que me falta el aliento.
No me escondas tu rostro,
igual que a los que bajan a la fosa.

 


En la mañana hazme escuchar tu gracia,
ya que confío en ti;
indícame el camino que he de seguir,
pues levanto mi alma a ti.

Líbrame del enemigo, Señor,
que me refugio en ti.
Enséñame a cumplir tu voluntad,
ya que tú eres mi Dios.
Tu espíritu, que es bueno,
me guíe por tierra llana.

Por tu nombre, Señor, consérvame vivo;
por tu clemencia, sácame de la angustia.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

 

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.


Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.

Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
que no entrarán en mi descanso»

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén

ECOS

Adoración es el acto de fe por el que reconocemos la presencia de Dios como el ser supremo del que dependemos, pero sobre todo es el acto de amor extremo por el que nos entregamos a Él. Para los cristianos la contemplación y adoración es uno de los pilares fundamentales de nuestra existencia. La adoración consiste en estar en presencia de Jesús que nos ama y al que amamos, estar con Él hablando o en silencio, diciendo simplemente “Tú sabes que te amo”. Es regalarle el tiempo que Él nos ha dado, “perder el tiempo” con Él. Estamos con Él de forma gratuita, no buscamos conseguir nada, solo estar con Él sintiendo que nos ama, que le amamos. Contemplar es mirar a Jesús que se entrega por amor, ver su deseo infinito de salvación para nosotros, su actitud de acción de gracias al Padre, su comunión con el Padre y con los hombres, es sentirnos inmersos en el amor de Dios Padre que se nos da en Jesucristo.

Canción: No adoréis a nadie más que a El

 

 

Marcos, capítulo 10

Llegaron a Jericó. Y cuando salía de allí con sus discípulos y un gentío considerable, Bartimeo, hijo de Timeo, un mendigo ciego, estaba sentado a la vera del camino. Al oír que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: ---¡Jesús, Hijo de David, compadécete de mí! Muchos lo reprendían para que se callase. Pero él gritaba más fuerte: ---¡Hijo de David, compadécete de mí! Jesús se detuvo y dijo: ---Llamadlo. Llamaron al ciego diciéndole: ---¡Ánimo, levántate, que te llama! Él dejó el manto, se puso en pie y se acercó a Jesús. Jesús le preguntó: ---¿Qué quieres de mí? Contestó el ciego: ---Maestro, que recobre la vista. Jesús le dijo: ---Vete, tu fe te ha salvado. Al instante recobró la vista y lo seguía por el camino. 

   
 

Silencio

Canción: No me mueve mi Dios

Acción de gracias - Preces

Padrenuestro

Bendición

Canción: Bendigamos al Señor

  

En busca de Dios

En Busca de Dios

Canto. Dios esta aquí
 
“¡Te necesito, Señor!,
porque sin Ti mi vida se seca.
Quiero encontrarte en la oración,
en tu presencia inconfundible,
durante esos momentos en los que el silencio
se sitúa de frente a mí, ante Ti.
¡Quiero buscarte!
Quiero encontrarte dando vida a la naturaleza que Tú has creado;
en la transparencia del horizonte lejano desde un cerro,
y en la profundidad de un bosque
que protege con sus hojas los latidos escondidos
de todos sus inquilinos.
¡Necesito sentirte alrededor!
Quiero encontrarte en tus sacramentos,
En el reencuentro con tu perdón,
en la escucha de tu palabra,
en el misterio de tu cotidiana entrega radical.
¡Necesito sentirte dentro!
Quiero encontrarte en el rostro de los hombres y mujeres,
en la convivencia con mis hermanos;
en la necesidad del pobre
y en el amor de mis amigos;
en la sonrisa de un niño
y en el ruido de la muchedumbre.
¡Tengo que verte!
Quiero encontrarte en la pobreza de mi ser,
en las capacidades que me has dado,
en los deseos y sentimientos que fluyen en mí,
en mi trabajo y mi descanso
y, un día, en la debilidad de mi vida,
cuando me acerque a las puertas del encuentro cara a cara contigo”.
 
Teilhard de Chardin
 

Canto  Ven Espiritu de Dios sobre mi

 

Himno: YA NO TEMO, SEÑOR, LA TRISTEZA

 

 


Ya no temo, Señor, la tristeza,                                                    
ya no temo, Señor, la soledad;
porque eres, Señor, mi alegría,
tengo siempre tu amistad.

Ya no temo, Señor, a la noche,
ya no temo, Señor, la oscuridad;
porque brilla tu luz en las sombras,
ya no hay noche, tú eres luz.

 

 

 

 

 

Salmos, capítulo 145
 
Te ensalzaré, Dios mío, mi Rey,

bendeciré tu Nombre por siempre jamás.

 

Todos los días te bendeciré,

alabaré tu Nombre por siempre jamás.

 

Grande es el Señor, muy digno de alabanza,

su grandeza es insondable.

Una generación pondera a la otra tus obras

 y le cuenta tus hazañas.

 

Alaban ellos tu gloria y majestad,

 y yo medito tus maravillas;

Encarecen ellos tus proezas terribles

y yo recuento tus grandezas.

Difunden la memoria de tu inmensa bondad

 y aclaman tu victoria.

 

El Señor es clemente y compasivo,

paciente y misericordioso.

El Señor es bueno con todos,

 se compadece de todas sus creaturas.

 

Que te alaben, Señor, todas tus creaturas

que tus leales te bendigan,

que proclamen la gloria de tu reinado,

que cuenten tus hazañas,

 
 

explicando tus hazañas a los hombres,

la gloria y majestad de tu reinado.

Tu reinado es un reinado eterno,

tu gobierno, de generación en generación.

 

 

Fiel es Dios en sus palabras

y amoroso en sus acciones.

El Señor sostiene a los que van a caer

y endereza a los que ya se doblan.

 

Los ojos de todos te están aguardando:

tú les das la comida a su tiempo;

tú abres la mano

y sacias de favores a todo viviente.

 

El Señor es justo en todos sus caminos,

es leal con todas sus creaturas.

Cerca está el Señor de los que lo invocan,

 de los que lo invocan sinceramente.

 

Cumple los deseos de sus fieles,

escucha sus gritos y los salva.

El Señor guarda a todos sus amigos

y destruye a todos los malvados.

 

Pronuncie mi boca la alabanza del Señor,

todo viviente bendiga su santo Nombre

por siempre jamás.
 

 

 

EL PLAN DIVINO DE SALVACIÓN - Ef 1, 3-10

 

 


Bendito sea Dios,
Padre de nuestro Señor Jesucristo,
que nos ha bendecido en la persona de Cristo
con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

El nos eligió en la persona de Cristo,
antes de crear el mundo,
para que fuésemos consagrados
e irreprochables ante él por el amor.

Él nos ha destinado en la persona de Cristo,
por pura iniciativa suya,
a ser sus hijos,
para que la gloria de su gracia,
que tan generosamente nos ha concedido
en su querido Hijo,
redunde en alabanza suya.

Por este Hijo, por su sangre,
hemos recibido la redención,
el perdón de los pecados.
El tesoro de su gracia, sabiduría y prudencia
ha sido un derroche para con nosotros,
dándonos a conocer el misterio de su voluntad.

Éste es el plan
que había proyectado realizar por Cristo
cuando llegase el momento culminante:
hacer que todas las cosas tuviesen a Cristo por cabeza,
las del cielo y las de la tierra.

 

 

Ecos

Canto  Ven no apartes de mi los ojos

Marcos, capítulo 5
 
Estando a la orilla llegó un jefe de la sinagoga llamado Jairo, y al verlo se postró a sus piesy le suplicó insistentemente: Mi hijita está en las últimas. Ven e impón las manos sobre ella para que sane y conserve la vida. Se fue con él. Le seguía un gran gentío que lo apretaba por todos lados. Una mujer que llevaba doce años padeciendo hemorragias, que había sufrido mucho en manos de distintos médicos gastando todo lo que tenía, sin obtener mejora alguna, al contrario, peor se había puesto, al escuchar hablar de Jesús, se mezcló en el gentío, y por detrás le tocó el manto. Porque pensaba: Con sólo tocar su manto, quedaré sana. Al instante desapareció la hemorragia, y sintió en su cuerpo que había quedado sana. Jesús, consciente de que una fuerza había salido de él, se volvió a la gente y preguntó: ¿Quién me ha tocado el manto? Los discípulos le decían: ---Ves que la gente te está apretujando, y preguntas ¿quién te ha tocado? Él miraba alrededor para descubrir a la que lo había tocado. La mujer, asustada y temblando, pues sabía lo que le había pasado, se acercó, se postró ante él y le confesó toda la verdad. Él le dijo: Hija, tu fe te ha sanado. Vete en paz y sigue sana de tu dolencia. Aún estaba hablando cuando llegaron algunos de la casa del jefe de la sinagoga y dijeron: Tu hija ha muerto. No importunes al Maestro. Jesús, sin hacer caso de lo que decían, dijo al jefe de la sinagoga: No temas, basta que tengas fe. Y no permitió que lo acompañara nadie, salvo Pedro, Santiago y su hermano Juan. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga, vio el alboroto y a los que lloraban y gritaban sin parar. Entró y les dijo: ¿A qué viene este alboroto y esos llantos? La muchacha no está muerta, sino dormida. Se reían de él. Pero él, echando afuera a todos, tomó al padre, a la madre y a sus compañeros y entró a donde estaba la muchacha. Sujetando a la niña de la mano, le dijo: Talitha qum, que significa: Chiquilla, te lo digo a ti, ¡levántate! Al instante la muchacha se levantó y se puso a caminar --tenía doce años--. Quedaron fuera de sí del asombro. Entonces les encargó encarecidamente que nadie se enterara de esto. Después dijo que le dieran de comer.
 

 

Silencio

Canto Bendigamos al Señor

Accion de gracias Peticiones -  Padre Nuestro

Canto

 

En el nombre del Señor

Canto:
En el nombre del Señor nos hemos reunido (BIS)
Ved qué gozo que los hermanos se quieran (BIS)  
Cristo siempre está en medio de nosotros (BIS)

ORACION a  una sola voz
Dios, dame el día de hoy fe para seguir adelante,
Dame grandeza de espíritu para perdonar
Dame paciencia para comprender y esperar
Dame voluntad para no caer
Dame fuerza para levantarme si caído estoy
Dame amor para dar
Dame lo que necesito y no lo que quiero
Dame elocuencia para decir lo que debo decir
Haz que yo sea el mejor ejemplo para mis hijos
Haz que yo sea el mejor amigo de mis amigos
Haz de mi un instrumento de tu voluntad
Hazme fuerte para recibir los golpes que me da la vida
Déjame saber que es lo que tu quieres de mi
Déjame tu paz para que la comparta con quien no la tenga
anda conmigo y déjame saber que así es.


Canto:      Nada nos separará,
        nada nos separará,
        nada nos separará
        del amor de Dios.


Texto a  2  voces


Vuestra soy, para Vos nací,
¿Qué mandáis hacer de mí?
Soberana Majestad,
Eterna sabiduría,
Bondad buena al alma mía;
Dios, alteza, un ser, bondad,
La gran vileza mirad,
Que hoy os canta amor así.
¿Qué mandáis hacer de mí?
Vuestra soy, pues me criastes,
Vuestra, pues me redimistes,
Vuestra, pues que me sufristes,
Vuestra, pues que me llamastes,
Vuestra, porque me esperastes,
Vuestra, pues no me perdí.
¿Qué mandáis hacer de mí?
¿Qué mandáis, pues, buen Señor,
Que haga tan vil criado?
¿Cuál oficio le habéis dado
A este esclavo pecador?
Veisme aquí, mi dulce Amor,
Amor dulce, veisme aquí,
¿Qué mandáis hacer de mí?
Veis aquí mi corazón,
Yo le pongo en vuestra palma,
Mi cuerpo, mi vida y alma,
Mis entrañas y afición;
Dulce Esposo y redención
Pues por vuestra me ofrecí.
¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme muerte, dadme vida:
Dad salud o enfermedad,
Honra o deshonra me dad,
Dadme guerra o paz crecida,
Flaqueza o fuerza cumplida,
Que a todo digo que sí.
¿Qué queréis hacer de mí?
Dadme riqueza o pobreza,
Dad consuelo o desconsuelo,
Dadme alegría o tristeza,
Dadme infierno, o dadme cielo,
Vida dulce, sol sin velo,
Pues del todo me rendí.
¿Qué mandáis hacer de mí?


Meditemos  en ello

Canto: La misericordia del Señor
          cada día cantaré.


LECTURAs   a 2 voces


Señor, ¡qué bueno es amarte!
Oh, ¡qué bueno es serte fiel!
¡Qué bueno es en todo tiempo
una alabanza tener!

Quiero alabarte, adorarte
en espíritu y verdad
y así poder compartir
tu amor con la humanidad.
Es necesario entregarse
sin reservas, mi Señor
para poder conocer
ese verdadero Amor.

Aquel que Tú nos mostraste
en aquella cruenta cruz
manifestándolo al mundo
en tu Hijo amado: JESUS.

Perfeccióname, Dios mío;
perfeccióname en tu amor
para guardar siempre puro
y santo mi corazón.

Ese amor que es sufrido,
que en vez de recibir, da;
no se goza en la injusticia,
mas se goza en la verdad.

Aquel que no tiene envidia,
no sabe de vanidad,
todo lo cree y soporta,
que es y siempre será.

Es el camino excelente,
también es la Ley real,
es mayor que la esperanza
y que la fe: la Caridad.

Ese es el amor, Dios mío,
que quiero manifestar
a este mundo que se pierde
porque no sabe amar.

Llena de amor a tu pueblo;
se establezca la unidad;
para que entonces podamos
al mundo testificar
que el REY de Reyes hoy reina
y por siempe reinará.                            

Canto:
No adoréis a nadie, a nadie más que a El.
No adoréis a nadie, a nadie más que a El.
No adoréis a nadie, a nadie más,
no adoréis a nadie,  a nadie más,
no adoréis a nadie, a nadie más que a El.


Lectura a voces voluntarias


Salmo 33 

El Señor, salvación de los justos
Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen
y se alegren.

Proclamad conmigo
la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
El lo escucha
y lo salva de sus angustias.

El ángel del Señor acampa
en torno a sus fieles y los protege.
Gustad y ved que bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a El.

Todos sus santos, temed al Señor,
porque nada les falta
a los que le temen;
los ricos empobrecen y pasan hambre,
los que buscan al Señor
no carecen de nada.

Venid, hijos, escuchadme:
os instruiré en el temor del Señor;
¿Hay alguien que ame la vida
y desee días de prosperidad?

Guarda tu lengua del mal,
tus labios de la falsedad;
apártate del mal, obra el bien,
busca la paz y corre tras ella.

Los ojos del Señor miran a los justos,
sus oídos escuchan sus gritos;
pero el Señor se enfrenta
con los malhechores,
para borrar de la tierra su memoria.

Cuando uno grita, el Señor lo escucha
y lo libra de sus angustias;
el Señor está cerca de los atribulados,
salva a los abatidos.

Aunque el justo sufra muchos males,
de todos lo libra el Señor;
El cuida de todos sus huesos,
y ni uno sólo se quebrará.

La maldad da muerte al malvado,
los que odian al justo serán castigados.
El Señor redime a sus siervos,
no será castigado quien se acoge a El.


Meditación
Oraciones: Gratitud y peticiones
El Padre Nuestro
Bendición Final

MARANATHA

Esta oración comunitaria tuvo lugar el 20 de diciembre de 2012, última semana del Adviento. Se titula MARANATHA. Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el    Evangelio,  con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.

Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.

VEN,SEÑOR:   Oración a dos coros:

Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente,  le diste la ley  y en la plenitud de los tiempos te encarnaste en las entrañas de María: ¡ven a liberarnos!  Solo tú eres el buen Pastor, nuestro libertador.

Oh, Señor, que te alzas como un signo para los pueblos, ante quien los poderosos enmudecen, las naciones imploran tu auxilio y tu nombre es garantía de salvación: ¡ven a liberarnos, no tardes más!

Oh llave de David y cetro de la casa de Israel: ¡ven a mi vida! abre mi corazón y sánalo,  para que te acoja con el calor del amor y la esperanza. Que entre Tú y yo haya siempre una total unidad.

Sol que naces de lo alto. Resplandor de luz eterna. Sol de justicia cuyos rayos, desde el vientre de María alumbraron y alegraron a Juan antes de nacer: ¡Ven a iluminar a los que viven en tinieblas!, luz de Cristo, que traes la alegría a la vida de quienes todo lo esperamos de ti.

Oh, deseado, piedra angular de tu pueblo, cantado por tu Madre en su “Magnificat”: ¡ven a salvarnos; somos frágiles y necesitamos afirmarnos sobre ti.  Maranatha, ven, Señor:

CÁNTICO: MARANATHA
¿Adónde irán nuestras vidas,  adónde irán nuestras penas?

¿En dónde está la alegría,  ¡ay!   En dónde la primavera?

¿Adónde irán nuestras vidas?  ¡ay!  si un salvador no nos llega.  ¡Ven!

Maranatha,  maranatha,  maranatha.    

¿Qué será de nuestros hijos,  qué será de nuestra tierra?

¿qué será de los que sufren,  ¡ay!  Qué será de los que esperan?

¿qué será de nuestros hijos? ¡ay!   si un salvador no nos llega.   ¡Ven!     Maranatha …..  

¿Para qué tantas palabras,  para qué tantas promesa

¿Quién cambiará nuestra suerte,  ¡ay!  Quién pondrá luz en las sendas?

¿Para qué tantas palabras?   ¡ay!   si un salvador nonos llega.  ¡Ven!       Maranhatha ……

Está acabando la noche  y un nuevo día se acerca

Vuelve a nacer la esperanza  ¡ay! y se apaga la tristeza

Y las estrellas nos dicen   ¡ay!  que el Salvador ya está cerca  ¡Ven!

Maranatha,  maranatha,  maranatha.  (bis)


                                                                           MAGNIFICAT

Fue María a casa de Zacarías a visitar a su prima Isabel.  En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre, se llenó de Espíritu Santo y dijo:  “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que la madre del Señor venga a verme? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.   Dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.”    Entonces María dijo:

CÁNTICO: Magnificat, magníficat.  Magníficat anima mea Dominum.

Magníficat, magníficat.  Magníficat anima mea. (Dos veces y, después, continuar pianissimo)

LEIDO:
Proclama mi alma la grandeza del Señor  Y se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humildad de su sierva.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,  porque el Poderoso ha hecho grandes obras en mí.

Santo es su nombre  y su misericordia llega a sus fieles de generación en  generación.

El hace proezas con su brazo:
Dispersa a los soberbios,  derriba del trono a los poderosos  y enaltece a los humildes.

A los hambrientos los colma de bienes  y a los ricos los despide vacios.
Socorre a Israel, su siervo,  acordándose de la misericordia, como lo había prometido a nuestros padres,  a favor de Abraham y su descendencia para siempre.

        

                      Magníficat, magníficat.  Magníficat anima mea Dominum.

                      Magníficat, magníficat.  Magníficat anima mea.          ( bis ).

(ECOS DE LOS TEXTOS ANTERIORES)                                                          

                                                             ¡QUÉ  BUENO QUÉ VINISTE!

 Cuando se despierta uno en el fondo de un pozo oscuro en cuyas paredes está escrito “nada”, “absurdo”  “y mañana lo  mismo”, ¿para qué todo esto?... se agradecería poder contar con alguien de fiar.

Ciegos íbamos en el vientre de nuestra madre y ella nos protegía.  Hay quienes afirman que, cuando ciegos otra vez nos devuelvan a la tierra, el amor estará esperando también en esa casa del misterio. Para entendernos, a ese amor lo llamamos Padre. Ese nombre le daba el niño que le nació a María en la emigración.           (Del libro “Qué bueno que viniste” de J. L. Cortés)

  CÁNTICO:  

                                                 EL CRISTO  DE PALACAÜINA

Por el cerro de la Iguana,   montaña adentro de la Segovia,   

se vio un resplandor extraño  como una aurora de medianoche,

los maizales se prendieron,  los quiebraplatas se estremecieron,

llovió luz por Mollogalpa, por Telpaneque y por Chichigalpa.

Cristo ya nació en Palacaüina,  de Chepe Pavón y una tal María     

Ella va a planchar  muy humildemente  

La ropa que goza la mujer hermosa del terrateniente.

La gente para mirarlo, se rejuntaron en un molote

El indio Joaquín le trajo  queso y ceniza de Nagarote .   

En vez de oro, incienso y mirra  le regalaron, según yo supe,

cajetita de viriomo  y hasta buñuelos de Guadalupe.

Cristo ya nació…

José, pobre jornalero,  se mecatella todito el día,

lo tiene con reumatismo  el tedio de la carpintería,

María sueña que el hijo,  igual que el tata, sea carpintero,

Pero el chavalillo piensa, mañana quiero ser guerrillero.

Cristo ya nació…    (bis)

PROCLAMACIÓN DE LA BUENA NOTICIA, SEGÚN SAN LUCAS.

José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y de la familia de David, para empadronarse  con María, su esposa, que estaba encinta. Estando allí, se cumplieron los días de su parto y dio a luz a su hijo, y le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, por no haber sitio para ellos en la posada.

Había en la región unos pastores que pernoctaban al raso con su rebaño. Se les presentó un ángel del Señor y la gloria del Señor les envolvía con su luz, quedando ellos sobrecogidos de gran temor. Díjoles el ángel: no temáis, os traigo una buena noticia que es de gran alegría para todo el pueblo, pues os ha nacido hoy un Salvador, que es el Mesías Señor, en la ciudad de David. Esto tendréis por señal: encontrareis un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre.               Es palabra de Dios.

TODOS:   Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres porque el Señor los ama.

 Silencio, Meditación  (10 minutos).

  CÁNTICO:                            EL PORTALÍN DE PIEDRA (villancico asturiano)

 Vamos despierta María   que ta llorando el tu neñu,

daide mamar que tien fame,   canta y suavín que tien sueñu.

Poni la albarda a la burra,  vamos marchar de esti pueblu,

Que nos lu quieren matar  y yo nun quiero perderlo.

Que es fiu mio y fiu de Dios   y viene a enseñarnos un mundo mejor.

Y en el portalín de piedra  taben María y José

Taba María llorandu,  taba nerviosu  José. (bis)

Saca un pañal de la cesta  y lávame esti en el río.                                              

Sube María a la burra;  tapa al neñín que fai frío.

Y vamos lejos,  cuanti mas mejor

que Herodes ta llocu y nun tien razón.

Y en el portalín de piedra … (bis)

Oración (todos):  Señor Jesús, el gozo de tu nacimiento se vio empañado por la sangre de niños inocentes que, con su martirio, antes de poder hablar, dieron testimonio de ti. Hoy día, miles de inocentes son masacrados en el vientre materno, negándoles el derecho a la vida que el Padre les dio. Te pedimos porque todos respeten el bien más preciado de tu creación, que es la vida humana.

Peticiones,  acción de gracias.

Oración:   Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos y hermanas que sufren en la soledad, que son perseguidos, que son rechazados en su entorno más cercano.

Te damos gracias y te pedimos por CRISMHOM para  que, unidos en tu amor, construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

          

CANCIÓN FINAL:                                   CARAVANA DE GITANOS

Caravana de gitanos  van cantando pa Belén,

todos le llevan al niño  y ellos le llevan también;

poco tienen que llevarle,   pero llevan su alegría,

le cantan al niño Dios, le cantan a san José y le cantan a María.

Al portal llegaron los gitanos  y en la puerta a José han encontrao:

dinos dónde tenéis a ese niño   que a to el mundo ha dejado asombrao.

Este si que es un chaval,   no encontramos otro igual.

Este será de los nuestros, este será de los nuestros,

Le enseñamos a bailar.

Caravana de gitanos…  

El gitano de corazón grande  ante el niño de Dios se ha postrao:

Dime, niño que tienen tus ojos  que al mirarte me ha dejao chalao.

Mare no me voy de aquí,  no lo puedo remediar;

yo no pelo ya más burros, yo no pelo ya más burros,

que me quedo en el portal.

Caravana de gitanos…

Los gitanos  a su casa mu triste han marchao;

Ya no cantan,  piensan en el portal que han dejao;

Pero un día  todos dicen que ya no puen más…

Con sus burros cacharros y ropa  y con los chamarros salen pa`l portal

Con sus burros cacharros y ropa  y con los chamarros salen pa´l portal.

Caravana de gitanos   van cantando pa Belén….

                                          

                                                   

- PADRE NUESTRO.       

-BENDICIÓN.

Nada nos separará del Amor de Dios

INVOCACION INICIAL.-Padre, somos hijos tuyos y venimos a ponernos en tu presencia, levantando la mirada de nuestro corazón hacía ti. Te pedimos que escuches nuestras oraciones e inclines tu oído y todo tu ser hacia nosotros y todos los miembros de CRISMHOM.

 

INTRODUCCION:  Dios nos ama y quiere que seamos felices. Si transmitimos ese amor y lo hacemos con alegría estaremos dando testimonio de El;  en     eso conocerán que somos sus hijos. Desde la grandeza de lo sencillo, comenzamos reflexionando sobre este pasaje de la carta de San Pablo a los romanos.

LECTURA (Rm.8)    Si Dios está con nosotros, ¿quién contra nosotros?

¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo? ¿La aflicción,  la angustia,  la persecución,  la necesidad,  el peligro,  las amenazas,  la violencia?  Pero en todo esto venceremos, gracias  a Aquel que nos ha amado.

Pues estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles,  ni principados,  ni poderes,  ni lo presente,  ni lo futuro,  ni la altura,  ni la profundidad,  ni criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios,  manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro.

 

CANTO:     Nada nos separará del amor de Dios.

                                                                                                                                                 

ORACIÓN  A  DOS  VOCES:

Gracias, Señor, por todo cuanto me has dado. Gracias por los días de sol y por los nublados tristes; por las tardes tranquilas y las noches oscuras.

Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías. Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste.

Gracias, Señor, por la sonrisa amable y por la mano amiga; por el amor, por todo lo hermoso, lo dulce, por las flores y las estrellas; gracias por la existencia de los niños y de las almas buenas.

Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes y las lágrimas. Por todo lo que me acercó a Ti, gracias por haberme dado y conservado la vida y por darme cobijo, abrigo y sustento.

Te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer, caridad para amarte cada día más, como Tú nos amas, y para hacerte amar entre los que me rodean. Dame paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad. Dame, Señor, lo que Tú sabes que me conviene y yo no se pedir.

Que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas y que halle dispuesto siempre  a hacer tu Santa Voluntad.  Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros y concédenos la paz. Amén.

 

                                               (ECOS )

CANTICO.-      SOLO DIOS ES GRANDE.-

Yo pensaba que el hombre era grande por su poder,

grande por su saber, grande por su valor.

Yo pensaba que el hombre era grande y me equivoqué,

pues grande sólo es Dios.

 

SUBE HASTA EL CIELO Y LO VERAS, QUE PEQUEÑITO EL MUNDO ES

SUBE HASTA EL CIELO Y LO VERAS.

COMO UN JUQUETE DE CRISTAL QUE CON CARIÑO HAY QUE CUIDAR,

SUBE HASTA EL CIELO Y LO VERAS.

 

Muchas veces el hombre buscaba ser como Dios,

 quería ser como Dios, soñaba  ser como Dios;

muchas veces el hombre soñaba y se despertó,

pues grande sólo es Dios.

(ESTRIBILLO).-

 

Caminando por la vida hay veces que encontrarás

cosas que extrañaras, gente que admirarás.

Caminando por la vida hay veces que pensarás

que el hombre es como Dios.

(ESTRIBILLO).-

 

ORACIÓN (todos).

Tan solo dudas y temores siento, divino Cristo si de Ti me aparto;

mas cuando hacia la cruz vuelvo los ojos, me resigno a seguir con mi calvario.

Y alzando al cielo la mirada ansiosa,  busco a tu padre en el espacio inmenso

Como el piloto en la tormenta busca  la luz del faro que le guie al puerto.

                                                                                               (Rosalía de Castro)

 

PROCLAMACIÓN DE LA BUENA NOTICIA SEGÚN SAN MATEO

Se acercó uno a Jesús y le preguntó: “Maestro, ¿Qué tengo que hacer de bueno para tener la vida eterna?” Jesús le contestó: “¿por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”. El le preguntó: “¿Cuáles?” Jesús le contestó: “no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo, como a ti mismo”. El muchacho le dijo:” todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta?”. Jesús le contestó: “si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres – así tendrás un tesoro en el cielo – y luego vente conmigo”. Al oír esto, el joven se fue triste, porque era rico.

Es palabra de Dios.-                   (Mat. 19. 16-22)

 

SILENCIO Y MEDITACION (10 MINUTOS).

PETICIONES.- ACCION DE GRACIAS.

ORACION FINAL: - Señor Jesucristo, imploramos tu protección y  intercesión ante el Padre por toda la Comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.

Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

CANTICO FINAL          VIVA LA  GENTE

 

Esta mañana de paseo, con la gente me encontré;

 al lechero, al cartero, al policía saludé.

Detrás de cada ventana y puerta reconocí

A mucha gente que antes ni siquiera la vi.

 

Viva la gente, la hay donde quieras que vas;

Viva la gente es lo que nos gusta más.

Con más gente a favor de gente en cada pueblo y nación

habría menos gente difícil y más gente con corazón (bis).

 

Gente de las ciudades y también del interior,

la vi como un ejército cada vez mayor.

Entonces me di cuenta de una gran realidad:

las cosas son importantes, pero la gente lo es más.

 

_Viva la gente………

 

Dentro de cada uno hay un bien y hay un mal,

mas no dejes que ninguno ataque a la humanidad.

Ámalos como son y lucha por que sean

Los hombres y mujeres que Dios quiso que fueran.

 

-Viva la gente………..

PADRE NUESTRO

BENDICION.

 

Luis & Luis

Navidad 2012

Esta oración tuvo lugar el jueves 27 de diciembre de 2012 y está dedicada a la Navidad. Padre, somos hijos tuyos y venimos a ponernos en tu presencia, levantamos la mirada de nuestro corazón hacia ti y te pedimos que nos escuches e inclines tu oído y todo tu ser hacía nosotros y todos los miembros de Crismhom.

Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.

Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.

Nacimiento de Jesus, nuestro Salvador  (dos coros)
- ¿Qué celebramos? El amor de Dios. Es preciso meditar incesantemente en el Padre que nos amó desde siempre por medio de su Hijo y lo envía a nuestro encuentro; meditar en Jesús que comparte con nosotros la gloria del Hijo Unigénito asumiendo la condición de Siervo; y meditar en el Espíritu Santo que es el obrero de la encarnación y del nacimiento de Cristo en nuestros corazones por la fe.

- ¿Cuál tiene que ser nuestra participación? Acoger con sencillez y alegría desbordante la misericordia de Dios que ha visitado a su pueblo, a todos y cada uno de nosotros, a toda la humanidad. El amor no se impone, solicita la respuesta libre del hombre convocado a la amistad y a la Alianza. Para hacerla posible, Jesús se humilla y viene como un hermano en medio de sus hermanos.

- Desde que Dios misericordioso por su Espíritu nos ha hecho hijos suyos en el Hijo y desde la acogida de esta misericordia por la fe, la presencia de Jesús en el pesebre es para nosotros la “morada” de Dios entre los hombres, con nuestras vidas hemos de contribuir a manifestar este misterio.

- En el pesebre Dios nos ha nacido y está en cada uno de nosotros, es Navidad. En el pesebre Dios se hace sencillo y se encuentra contigo porque es Navidad. En el pesebre Dios nos reúne y está con nosotros, en nuestras oraciones y compromisos, que para eso es Navidad.

- Pero Dios nació a las afueras de Belén. Dios viene para salvar a todos pero especialmente se hace presente en los pobres que viven al margen de la sociedad (mundo rural, personas solas y enfermas, víctimas de los malos tratos, prostitutas y gente sin hogar, familias rotas, jóvenes desorientados, ancianos abandonados y niños manipulados, inmigrantes, drogadictos y encarcelados, trabajadores precarios , parados, homosexuales...) “Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta ...” . Por ello el misterio del pesebre en el que nace Jesús será el símbolo para organizar nuestra vivienda, nuestros vestidos y nuestras comidas, nuestras vidas.

- La contemplación de Jesús en el pesebre tiene que dar sentido a las relaciones con nuestros hermanos. Pastores y magos se encuentran como en su propia casa. Acogen y reciben la Noticia, salen al encuentro y buscan, aportan lo que tienen y son guiados por la luz que brilla en Belén. Aquel acontecimiento ya es suyo: una nueva fraternidad, “¿no lo notáis?”.

Nuevas relaciones, fraternales, porque los días de Navidad deben pasar de ser fiestas consumistas a ser fiestas fraternales por:
- La alegría desbordante y sencilla que brota de dentro del corazón, la austeridad hecha estilo de vida, la caridad cristiana especialmente para con los pobres y los que sufren, la reflexión honda y la oración profunda y comprometida. Realizada con los hermanos y a solas, animada por la Palabra de Dios; ella es nuestra fuente de vida.
- Y sigue siendo Navidad en cada historia, en cada casa, en cada vida que se abre al Misterio. En cada verbo que se hace eco de las palabras de amor auténtico, de justicia y de paz. En cada gesto que arropa al débil en su desposesión. En cada mensaje que hace que los pastores de todos los tiempos se sientan un poco menos excluidos; en cada mago de Oriente que planta cara a las convenciones y a los poderosos para buscar, en el portal, la grandeza oculta. Sigue siendo Navidad en mi vida, en tu vida, si dejamos que el evangelio acampe en nuestras estancias.

¿Qué hay hoy, aquí y ahora, de navidad verdadera en mi vida?

¿Qué sentido tiene para mi la Navidad? ¿Cómo la celebro?

¿Qué llamadas percibo en estos textos para celebrar la Navidad como experiencia de sabernos amados por Dios?

Desde la contemplación del misterio de Belén, ¿Qué voy a hacer para que la celebración del nacimiento de Cristo tenga un rostro más fraterno y menos consumista en mí, en mi entorno, en mi familia?

Canto
SALMO 62:
El alma sedienta de Dios
Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.

En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
mi alma está unida a ti,
y tu diestra me sostiene.


Salmo 100
Aclama al Señor, tierra entera, servid al Señor con alegría, entrad a su presencia con vítores. Sabed que el Señor es Dios, él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño. Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con himnos, dándole gracias, bendecid su Nombre: El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad de edad en edad.

Carta a los Filipenses

Tened siempre la alegría del Señor; lo repito, estad alegres. Que todos reconozcan vuestra clemencia. El Señor está cerca. Nada os preocupe. Antes bien, en vuestras oraciones y súplicas, con acción de gracias, presentad a Dios vuestras peticiones. Y la paz de Dios, que supera la inteligencia humana, custodie vuestros corazones y mentes por medio del Mesías Jesús. Por lo demás, hermanos, ocupaos de cuanto es verdadero, noble, justo, puro, amable y loable, de toda virtud y todo valor. Lo que aprendisteis y recibisteis, y escuchasteis y visteis en mí ponedlo en práctica. Y el Dios de la paz estará con vosotros. Pues mi Dios, según su riqueza y esplendidez colmará vuestras necesidades por medio del Mesías Jesús. Al Dios y Padre nuestro sea la gloria por los siglos de los siglos.

 

Ecos de las lecturas.

Canto: Gloria a Dios en el cielo

 

Evangelio según San Lucas

Por entonces se promulgó un decreto del emperador Augusto que ordenaba a todo el mundo inscribirse en un censo. Éste fue el primer censo, realizado siendo Quirino gobernador de Siria. Acudían todos a inscribirse, cada uno en su ciudad. José subió de Nazaret, ciudad de Galilea, a la Ciudad de David en Judea, llamada Belén --pues pertenecía a la Casa y familia de David--, a inscribirse con María, su esposa, que estaba encinta. Estando ellos allí, le llegó la hora del parto y dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no habían encontrado sitio en la posada. Había unos pastores en la zona que velaban por turnos los rebaños a la intemperie. Un ángel del Señor se les presentó. La gloria del Señor los cercó de resplandor y ellos se aterrorizaron. El ángel les dijo: ---No temáis. Mirad, os doy una Buena Noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy os ha nacido en la Ciudad de David el Salvador, el Mesías y Señor. Esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. Al instante se junto al ángel una multitud del ejército celeste, que alababan a Dios diciendo: ---¡Gloria a Dios en lo alto y en la tierra paz a los hombres que él ama! Cuando los ángeles se marcharon al cielo, los pastores se decían: ---Crucemos hacia Belén, a ver lo que ha sucedido y nos ha comunicado el Señor. Fueron aprisa y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les habían dicho del niño. Y todos los que lo oyeron se asombraban de lo que contaban los pastores. Pero María lo conservaba y meditaba todo en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto; tal como se lo habían anunciado.

Silencio. Un espacio para reposar la lectura. 10 minutos más o menos.

Canto

Peticiones y acciones de gracias.

Acción de gracias comunitaria

Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

Padre Nuestro.

Oración final.

Canto

Oración a San Ignacio de Loyola. 2 de Agosto 2012

INVOCACIÓN INICIAL:   (Todos)

 Padre, somos hijos tuyos y venimos a ponernos en tu presencia, levantando la mirada de nuestro corazón hacia ti.  Te pedimos que escuches nuestras oraciones e inclines tu oído y todo tu ser hacia nosotros y todos los miembros de CRISMHOM.

                                                     …………………………………..

INTRODUCCIÓN: Este pasado martes, 31 de julio, la Iglesia ha celebrado la festividad de san Ignacio de Loyola.   La Compañía de Jesús, fundada por él,  ha transmitido siempre el testimonio del Evangelio como proclamación de la libertad, justicia y dignidad para todo ser humano. Centraremos la oración de hoy en el compromiso de seguir a Jesús en su mensaje de salvación para los pueblos, en defensa de los más desfavorecidos.

Este es el concepto ignaciano de misión:

El jesuita es un enviado al mundo para colaborar en la misión de Cristo como compañero de Jesús y a cualquier parte de tal mundo donde se espera mayor gloria de Dios y bien de las personas. (……)  Nuestra vida arde en deseos de ser compañeros de Jesús, obreros del Reino, evangelizadores tantas veces en las zonas menos agradables.

Estas palabras son aplicables a todos los misioneros, voluntarios y cooperantes que, con más coraje que recursos, trabajan por los colectivos humanos a los que no llega en la práctica ni la libertad, ni la dignidad ni la justicia. Para estos hombres nuevos luchando en esperanza va nuestra oración de hoy.

 

CÁNTICO             HOMBRES NUEVOS

 

Danos un corazón  grande para amar.   Danos un corazón  fuerte para luchar

Hombres nuevos creadores de la historia,   constructores de nueva humanidad.

Hombres nuevos que viven la existencia   como riesgo de un largo caminar.

Danos un corazón……

Hombres nuevos luchando en esperanza,   caminantes sedientos de verdad.

Hombres nuevos sin frenos ni cadenas,   hombres libres que exigen libertad.

Danos un corazón……

Hombres nuevos amando sin fronteras   por encima de razas y lugar.

Hombres nuevos al lado de los pobres compartiendo con ellos techo y pan.

Danos un corazón…...

 

GASTAR LA VIDA.      ORACIÓN A DOS COROS

Jesucristo ha dicho: ¨Quien quiera ahorrar su vida, la perderá; y quien la gaste por mí, la recobrará en la vida eterna¨.  Pero a nosotros nos da miedo gastar la vida, entregarla sin reservas.  Un terrible instinto de conservación nos lleva al egoísmo y nos atenaza cuando queremos jugarnos la vida.

Señor Jesucristo, nos da miedo gastar la vida, pero Tú nos la has dado para gastarla; no se la puede ahorrar en estéril egoísmo.

Gastar la vida es trabajar por los demás, aunque no paguen, hacer un favor aunque no se vaya a devolver;  gastar la vida es lanzarse al fracaso, si hace falta, sin falsas prudencias;  gastar la vida es quemar las naves en bien del prójimo.

Somos antorchas que sólo tenemos sentido cuando nos quemamos; sólo entonces seremos luz.  Líbranos de la prudencia cobarde, la que nos hace evitar el sacrificio y buscar la seguridad.

Gastar la vida no se hace con gestos ampulosos y falsa teatralidad. La vida se da sencillamente, sin publicidad, como el agua de la vertiente, como la madre que da el pecho a su bebé, como el sudor humilde del sembrador.

Entrénanos, Señor, a lanzarnos a lo imposible, porque detrás de lo imposible está tu gracia y tu presencia. No caemos en el vacío.

El futuro es un enigma, nuestro camino se interna en la niebla, pero queremos seguir dándonos, porque Tú estás esperando en la noche con mil ojos humanos rebosando lágrimas.

              (Lluís Espinal, SJ.  Martirizado en Bolivia en 1980)

               

  CÁNTICO                          UBI CARITAS

Ubi caritas et amor,  ubi caritas Deus ibi est.    ( cuatro veces ).

 

JESUCRISTO MODELO.         ORACIÓN A DOS COROS.

Señor, meditando el modo nuestro de proceder, he descubierto que el ideal de nuestro modo de proceder es el modo de proceder tuyo. Por eso fijo  los ojos en Ti, los ojos de la fe, para contemplar tu iluminada figura tal cual aparece en el Evangelio.

Que yo pueda sentir con tus sentimientos, los sentimientos de tu Corazón con que amabas al Padre y a los hombres.  Jamás nadie ha tenido mayor caridad que Tú,  que diste la vida por tus amigos.  Quiero imitarte en esa interna y suprema disposición y también en tu vida de cada día, actuando en lo posible como tú procediste.

Enséñame a ser compasivo con los que sufren, con los pobres, con los enfermos;  muéstrame como manifestabas tus emociones profundísimas hasta derramar lágrimas y, sobre todo, quiero aprender el modo como manifestaste aquel dolor máximo en la cruz.

Tu constante contacto con el Padre en la oración, era consuelo y aliento para predicar el Reino.  Enséñame tu modo de mirar.  Quisiera conocerte como eres;  tu imagen sobre mí bastará para cambiarme.

Haz que aprendamos de Ti en las cosas grandes y en las pequeñas,  siguiendo tu ejemplo de total entrega al amor al Padre y a los hombres,  hermanos nuestros, sintiéndonos muy cerca de Ti,  pues te rebajaste hasta nosotros y, al mismo tiempo, tan distantes de ti, Dios infinito.

Danos esa gracia que vivifique nuestra vida y nos enseñe a proceder conforme a tu espíritu.  Enséñanos a ser compañeros y colaboradores tuyos en la obra de la redención.  Amén.

Pedro Arrupe, S J.  ( Extracto ).

 

                                     ECOS DE LAS DOS ORACIONES.

 CÁNTICO.           TU REINO ES VIDA.  (Salmo 71).

 

Tu reino es vida, tu reino es verdad,   tu reino es justicia, tu reino es paz,

 Tu reino es gracia,  tu reino es amor;    venga a nosotros tu reino, Señor.

 

Dios mío, da tu juicio al rey,   tu justicia al hijo de reyes,

para que rija a tu pueblo con justicia   y a los humildes con rectitud.

Para que rija a tu pueblo con justicia   y a los humildes con rectitud.

Tu reino es vida…….

 

Que los montes traigan la paz,    que los collados traigan la justicia,

que defienda a los humildes del pueblo,   que socorra a los hijos del pobre,

que defienda a los humildes del pueblo    y quebrante al explotador.

Tu reino es vida…… 

 

Que dure tanto como el sol,   como la luna de edad en edad;

que  baje como lluvia sobre el césped   como rocío que empapa la tierra.

Que en sus días florezca la justicia    y la paz hasta que falte la luna.

Tu reino es vida……

 

Librará al pobre que suplica,   al afligido que no tiene protector;

Se apiadará del humilde e indigente   y salvará la vida de los pobres;

Salvará de la violencia sus vidas,   pues su sangre es preciosa ante sus ojos.

Tu reino es vida……

 

PROCLAMACIÓN DE LA BUENA NOTICIA,  SEGÚN SAN JUAN:

Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros, como yo os he amado.

Nadie tiene mayor amor que quien da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo os mando.

Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os llamo amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto permanezca, para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dé.  Esto os mando: que os améis unos a otros.

Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me aborreció antes que a vosotros.  Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo, pero porque no sois del mundo, sino que yo os escogí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

Acordaos de las palabras que os enseñé: El siervo no es mayor que su señor.  Si me persiguieron a mí, también a vosotros os perseguirán. Si guardan mi palabra, también guardarán la vuestra.

Todas estas cosas os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.        Es palabra de Dios.              (Jn 15, 12-21)

 

MEDITACIÓN  (10 MINUTOS).

                                                           PETICIONES – ACCIÓN DE GRACIAS.

 

ORACIÓN: Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intersección ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.    

Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

 

CÁNTICO FINAL.         CANTA CON NOSOTROS.

 

 Óyeme, tú que eres joven,  tú que sabes comprender, tú que guardas en tus manos tanta fe.

Tú que buscas las verdades, tú que tienes corazón,

 tú serás como nosotros, cantarás nuestra canción.

 

ESRTIBILLO (BIS):

Canto a la flor del campo, canto al viento canto al mar, canto a la luz que muere en el trigal,

canto al amor sincero, canto al fuego del hogar,   canto a la verdadera libertad. 

Canto a los verdes prados, canto al aire, canto al sol, canto a la luz del cielo y al amor;

canto a la gente humilde y al que mira sin rencor,  canto a la paz del mundo, canto a Dios.

 

   PADRE NUESTRO.                 BENDICIÓN.

 

Luis & Luis

Oración comunitaria 19 y 21 - 06 -2012

ORACIÓN COMUNITARIA   19 Y 21 DE JUNIO DE 2012

Luis & Luis

INVOCACIÓN INICIAL:   Padre, somos hijos tuyos y venimos a ponernos en tu presencia, levantando la mirada de nuestro corazón hacia ti.  Te pedimos que  escuches nuestras oraciones  e inclines tu oído y todo tu ser hacia nosotros  y todos los miembros de CRISMHOM

 

CÁNTICO.                VIENEN CON ALEGRÌA

Vienen con alegría, Señor,   cantando vienen con alegría, Señor,

los que caminan por la vida, Señor,   sembrando tu paz y amor.

 

Vienen trayendo la esperanza   a un mundo cargado de ansiedad;

a un mundo que busca y que no alcanza   caminos de amor y de amistad.

Vienen con alegría……………

 

Vienen trayendo entre sus manos,   esfuerzos de hermanos por la paz;

deseos de un mundo más humano   que nace del bien y la verdad.

Vienen con alegría…………..

 

Cuando el odio y la violencia   aniden en nuestro corazón,

el mundo sabrá que por herencia   la aguardan la pena y el dolor.

Vienen con alegría………….                       

.

INTRODUCCIÓN:    Durante toda esta semana la liturgia eucarística nos  presenta, a través del desarrollo de los capítulos 5 y 6 del  Evangelio de San Mateo, algunos de los más significativos mensajes de Cristo  que constituyen los principios más singulares de la fe cristiana:

 

Practicar el perdón y rechazar la venganza.

Amar a nuestros enemigos y rezar por los que nos persiguen.

Hacer las oraciones y las buenas obras con discreción.

El lenguaje que Dios prefiere escuchar en las oraciones de los hombres es el del amor.

Donde  está tu tesoro, allí está tu corazón.

Buscad el reino de Dios y su justicia;  lo demás se os dará por añadidura.

Estas enseñanzas son la muestra del amor infinito de Dios que nos dice que solo a través del amor a las personas,  se puede llegar a El.  Por ello se hizo hombre y nos dejó su propio testimonio.

 

CÁNTICO:     UBI  CARITAS.

Ubi  caritas et amor.    Ubi  caritas Deus ibi est.    (cuatro veces)

 

ORACIÓN A DOS COROS:

 

Señor, frente al rencor y a la venganza tú propones  - y antes practicas – el perdón y el amor al enemigo, devolviendo siempre bien por mal.

Te pido que hagas de mí un instrumento de tu paz.  Donde haya odio, ponga yo amor;  donde hay ofensa, ponga perdón;  donde haya agravio, ponga amistad.

Que nuestras diferencias sirvan para enriquecer nuestras almas y no para dividirnos. Queremos dar pasos cada día hacia la perfección del Padre y de sus mejores hijos

Al enseñarnos a orar nos pediste que perdonáramos a los que nos ofenden. Es lo único que condicionas  a que escuches nuestras oraciones. Por ello te pedimos que nos ayudes a desterrar de nuestras vidas el desamor, la enemistad y el rencor. Perdón Dios mio.

 

CÁNTICO:      UBI  CARITAS.

Ubi caritas et amor,    Ubi caritas Deus Ibi est.   (cuatro veces)

 

SALMO 65         (a dos coros )

 Tú mereces la alabanza, oh Dios que estás en Sión;

Mereces que se te cumplan las promesas,

pues tú escuchas nuestras oraciones  y todos los humanos acuden a ti

 

Las culpas nos tienen abrumados, pero tú perdonas nuestros pecados.

Felices aquellos a quienes escoges y llevas a que habiten en tus atrios.

Nos saciaremos de los bienes de tu casa, de los dones sagrados de tu Templo.

 

Tu justicia salvadora nos responde con prodigios,

Dios salvador nuestro,

 Esperanza del confín del mundo  y de los mares más remotos.

 

Con tu fuerza afianzas  los  montes, revestido de todo el poder,

calmas el fragor de los mares, serenas el fragor de sus olas,

acallas el estruendo  de los pueblos y sojuzgas el tumulto de las naciones.

 

(ECOS DE LA ORACIÓN Y DEL SALMO)                                                                

 

CÁNTICO:

 

Cuando el pobre nada tiene y aún reparte,

cuando un hombre pasa sed y agua nos da,

cuando el débil a su hermano fortalece

VA DIOS MISMO EN NUESTRO MISMO CAMINAR,  VA DIOS MISMO EN NUESTRO MISMO CAMINAR.

 

Cuando sufre un hombre y logra su consuelo,

cuando espera y no se cansa de esperar

 cuando amamos, aunque el odio nos rodee

VA DIOS MISMO EN NUESTRO MISMO CAMINAR,   ( bis )

 

Cuando crece la alegría y nos inunda,

cuando dicen nuestros labios la verdad,

cuando amamos el sentir de los sencillos

VA DIOS MISMO EN NUESTRO MISMO CAMINAR,   (bis )

 

Cuando abunda el bien y llena los hogares,

cuando un hombre donde hay guerra pone paz,

cuando hermano le llamamos al extraño

VA DIOS MISMO EN NUESTRO MISMO CAMINAR,   (bis ).

 

PROCLAMACIÓN DE LA BUENA NOTICIA, SEGÚN SAN MATEO:

Sabéis que se dijo:  “Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo”. Pero yo os digo:   Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen. Así  seréis verdaderamente hijos de vuestro Padre que está en los cielos, pues  Él  hace que el sol salga sobre malos y buenos y envía la lluvia sobre justos  e injustos.

Porque si  solamente amáis a los que os aman,  ¿Qué  recompensa podéis esperar?  Eso lo hacen también los publicanos . Y si  saludáis únicamente a vuestros compañeros, ¿Qué hacéis de extraordinario?  Eso lo hacen también los paganos.

Vosotros tenéis que ser perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto. 

             

SILENCIO -  MEDITACIÓN   (10 MINUTOS )

PETICIONES – ACCIONES DE GRACIAS.

 

REFLEXIÓN:

Si el amor es compasivo y servicial,  expansivo como las olas del mar en la playa,  ¿cómo no sufrir ante el sufrimiento de los demás?

Si el amor está en la justa medida y en el cuidado de las cosas,  ¿cómo despreocuparnos  de la  tierra y la ciudad,  de cuantos viven a nuestro lado?

Si el amor es creativo y generoso, ¿cómo no expandir la alegría para que florezcan la tierra y la vida?

Porque el amor es memoria agradecida, queremos que vivan siempre en nosotros cuantos  han pasado a nuestro lado haciendo el bien.

 

ORACIÓN:     Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intersección ante el Padre por toda  la comunidad  LGTB;  por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos,  que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual  y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.

Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

 

CÁNTICO FINAL         VIVA LA GENTE

 

Esta mañana de paseo  con la gente me encontré;   al lechero, al cartero, al policía saludé.

Detrás de cada ventana y puerta reconocí  a mucha gente que antes ni siquiera la vi.

 

Viva la gente,  la hay donde quiera que vas;  viva la gente, es lo que nos gusta más.

Con más gente a favor de gente en cada pueblo y nación

Habría menos gente difícil y más gente con corazón (bis ).

 

Gente de las ciudades y también del interior,  la vi como un ejército cada  vez mayor.

Entonces me di cuenta de una gran realidad:  las cosas son importantes, pero la gente lo es más.

 

Viva la gente……

 

Dentro de cada uno hay un bien y hay un mal,  mas no dejes que ninguno ataque a la humanidad.

Ámalos como son y lucha por que sean  los hombres y mujeres que Dios quiso que fueran.

 

Viva la gente…….   

 

PADRE NUESTRO.

 

 

Oración de Crismhom del 22 de Noviembre de 2012

Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra Fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.
Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.
Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar Fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.
 
Canto  Dios está aquí
 
DIOS ESTÁ AQUÍ,
TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO,
TAN CIERTO COMO LA MAÑANA SE LEVANTA,
TAN CIERTO COMO QUE ESTE CANTO LO PUEDES OÍR.
 Lo puedes oír, moviéndose entre los que
 aman.
Lo puedes oír, cantando con nosotros aquí.
Lo puedes llevar, cuando por esta puerta salgas.
Lo puedes guardar, para siempre en tu corazón.

 ¡ÁNIMO!  NO TE RINDAS

Hoy nuestra reflexión, quiere ser una invitación a la resistencia, a la perseverancia y a la esperanza. Desde la fe y desde esta humanidad nuestra, tan capaz de levantarse y seguir caminando, pese a los golpes y las caídas.
Es un deseo y quiere ser un mensaje de aliento para tantos. Para ti, que estás luchando por salir adelante; para ti, que te has quedado en la calle; para ti, que no encuentras sentido, o un brazo amigo, o el amor que anhelas; para ti, que por más que te haces unos propósitos te descubres entrampado en las dinámicas de siempre; para ti, que a veces ni siquiera encuentras un hombro en el que llorar; para ti, que peleas con la enfermedad, con la duda, con la ausencia; para ti, si te muerde la soledad; para ti, víctima de la violencia, de la pobreza, de la exclusión o el rechazo; para ti, víctima de etiquetas que marcan, señalan y hieren. No te rindas. Hay quien está de tu parte. Y no estás solo, aunque a veces lo parezca. El Señor te lleva en sus manos

Si yo fuera limpio de corazón descubriría…
 
Que todos somos obra de Dios, llevamos algo de bueno en el corazón.
Que todos valemos la pena, y nos queda algo de la imagen de Dios.
Que a todos hay que darles otra oportunidad.
Que todos somos dignos de amor, justicia, libertad, perdón.
Que todos somos dignos de compasión, respeto y de muchos derechos.
Que todas las criaturas son mis hermanas.
Que la creación es obra maravillosa de Dios.
Que no hay razón para levantar barreras, cerrar fronteras.
Que no hay razón para ninguna clase de discriminación.
Que no hay razón para el fanatismo y para no dialogar con alguien.
Que no hay razón para maldecir, juzgar y condenar a nadie.
Que no hay razón para matar, ni para el racismo.
Que todos los ancianos tienen un caudal de sabiduría, y los jóvenes, de ideales.
Que los adolescentes tienen un caudal de planes, y los niños, de amor.
Que las mujeres tienen un caudal de fortaleza, y los enfermos, de paciencia.
Que los pobres tienen un caudal de riqueza,
y los discapacitados, de capacidades.
Que hay razón para tender puentes, dar a todos la paz, trabajar por la paz,
amar y defender la creación.
Que hay razón para ser hermanos y seguir siendo amigos.
Que hay razón para sonreír a todos.
Que hay razón para dar a todos los buenos días, dar a todos la mano,
intentar de nuevo hacerlo todo mejor.
Que hay razón para seguir viviendo, para vivir en comunidad.
Que hay razón para prestar un oído a lo que dicen los demás.
Que hay razón para servir, amar, sufrir.
Que hay razón para muchas cosas más.
 
Todo esto deseo
 
Que mi oído esté atento a tus susurros.
Que el ruido cotidiano no tape tu voz.
Que te encuentre, y te reconozca y te siga.
Que en mi vida brille tu luz.
Que mis manos estén abiertas para dar y proteger.
Que mi corazón tiemble con cada hombre y mujer que padecen.
Que acierte para encontrar un lugar en tu mundo.
Que mi vida no sea estéril.
Que deje un recuerdo cálido en la gente que encuentre.
Que sepa hablar de paz, imaginar la paz, construir la paz.
Que ame, aunque a veces duela.
Que distinga en el horizonte las señales de tu obra.
Todo esto deseo, todo esto te pido, todo esto te ofrezco, Padre.
 

Ecos de las lecturas.

Canto Bendigamos al Señor:


Dios de toda la creación,
por habernos regalado su amor.
Su bondad y su perdón
y su gran fidelidad
por los siglos de los siglos durarán.
El espiritu de dios hoy esta sobre mi
Y es quien me ha ungido para proclamar
La buena nueva a los mas pobres,
La gracia de su salvación.
2.- Enviados con poder
y en el nombre de Jesús,
a sanar a los enfermos del dolor,
a los ciegos dar visión,
a los pobres la verdad
y a los presos y oprimidos libertad.
3.- Con la fuerza de su amor
y de la resurrección
anunciamos llega ya la salvación,
que ni el miedo ni el temor,
ni la duda o la opresión
borrarán la paz de nuestro corazón.
 
Evangelio. Lectura del santo evangelio según san Lucas (18,35-43):
En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna.
Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le explicaron: «Pasa Jesús Nazareno.»
Entonces gritó: «¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!»
Los que iban delante le regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!»
Jesús se paró y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: «¿Qué quieres que haga por ti?»
Él dijo: «Señor, que vea otra vez.»
Jesús le contestó: «Recobra la vista, tu fe te ha curado.»
En seguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.
Palabra del Señor  
Silencio. Un espacio para reposar la lectura.
 
Canto.  NO ESTÁS CANTANDO SOLO
 
Cuando la angustia y el miedo
Te rompan y quemen por dentro
Yo tu Señor te recuerdo
Que no estás solo
Y si no encuentras ya
Ningún sentido a tu vida
Ten esperanza y recuerda
Que no estás solo… ohohoh
HAY LUZ Y ESPERANZA
NO ESTÁS CANTANDO SOLO
NUNCA CAMINAS SOLO
DIOS ES QUIEN TE ACOMPAÑA (BIS)
Cuando pensabas que nadie te amaba
Cuando llorabas y tan triste estabas
Todos los días que así te sentías
Yo te acompañaba
Cuando los días sean duros y grises
Cuando la noche oscurezca tu alma
Dentro de ti abre una ventana
Pues no estás solo...
HAY LUZ Y ESPERANZA… (bis)
 
Peticiones y acciones de gracias. Voluntarias.

Acción de gracias comunitaria: Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.


Padre Nuestro
 
Bendicion

 CANCIÓN DEL MISIONERO
 
Señor, toma mi vida nueva
antes de que la espera  
desgaste años en mí.
Estoy dispuesto a lo que quieras
no importa lo que sea,
Tú llámame a servir.
Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras
necesiten mis ganas de vivir,
 donde falte la esperanza
donde falte la alegría
simplemente por no saber de Ti.
Te doy mi corazón sincero
para gritar sin miedo
tu grandeza, Señor.
Tendré mis manos sin cansancio
tu historia entre mis labios
y fuerza en la oración.
Llevame donde los hombres ….
Y así, en marcha iré cantando
por calles predicando
lo bello que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera
condúceme a la tierra
que tenga sed de Dios.

Oración por la semana de unidad de los cristianos 2012

Esta es la oración que en CRISMHOM se realizó para pedir por la unidad de los cristianos. Únete a nosotros en esta importante misión para la construcción ecuménica leyendo sencillamente estas líneas.

ORACIÓN CRISMHOM

“PADRE, QUE TODOS SEAN UNO” (Jn 17,21)

 

Invocación: Ven Espíritu de Dios sobre mi, me abro a tu presencia, cambiarás mi corazón. Toca mi debilidad, toma todo lo que soy. Pongo mi vida en tus manos, y mi fe. Poco a poco llegarás, a llenarme de tu luz, tú cambiarás mi pasado, cantaré.

 

Santiago 3, 2-6. 13-17

Si alguno no cae hablando, es un hombre perfecto, capaz de poner freno a todo su cuerpo. Si ponemos a los caballos frenos en la boca para que nos obedezcan, dirigimos así todo su cuerpo. Mirad también las naves: aunque sean grandes y vientos impetuosos las empujen, son dirigidas por un pequeño timón adonde la voluntad del piloto quiere.


 Así también la lengua es un miembro pequeño y puede gloriarse de grandes cosas. Mirad qué pequeño fuego abrasa un bosque tan grande. Y la lengua es fuego, es un mundo de iniquidad; la lengua, que es uno de nuestros miembros, contamina todo el cuerpo y, encendida por la gehenna, prende fuego a la rueda de la vida desde sus comienzos; es un mal turbulento, está llena de veneno mortífero. Con ella bendecimos al Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, hechos a imagen de Dios. ¿Hay entre vosotros quien tenga sabiduría o experiencia? Que muestre por su buena conducta las obras hechas con la dulzura de la sabiduría.  Pero si tenéis en vuestro corazón amarga envidia y espíritu de contienda, no os jactéis ni mintáis contra la verdad. Tal sabiduría no desciende de lo alto, sino que es terrena, natural, demoníaca. Pues donde existen envidias y espíritu de contienda, allí hay desconcierto y toda clase de maldad.  En cambio la sabiduría que viene de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil, llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía. Frutos de justicia se siembran en la paz para los que procuran la paz.

 

Silencio (momento de examen para pedir perdón por los pecados que hemos cometido contra la unidad de nuestra comunidad)

 

Canto: Ten piedad de mí Señor tengo que reconocer que falló mi poco amor que me ha faltado fe. No me siento fuerte para andar sin ti, me faltan tus manos, necesito creer en Ti. Si alguna vez te fallé perdóname, sabes que nada valgo si no te puedo tener...
Ten piedad, Señor ten piedad. Ten piedad, Señor ten piedad. Señor, (señor) , Señor (señor) Señor (señor ten piedad) Señor (señor) Señor (señor) Señor.. (Señor ten piedad!)

 

Oración: Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles, mi paz os dejo, mi paz os doy, no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe y el amor de tu Iglesia, y conforme a tu palabra concédenos la Pazy la unidad. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN

 

EVANGELIO DE Jn. 13,1-15

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora para que pasase de este mundo al Padre, como amaba a los suyos, los que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y mientras cenaban, cuando el diablo había ya puesto en el corazón de Judas, el Iscariote, hijo de Simón, el entregarlo, sabiendo que su Padre todo se lo había dado a Él en las manos, que había venido de Dios y que a Dios volvía, se levantó de la mesa, se quitó sus vestidos, y se ciñó un lienzo. Luego, habiendo echado agua en un lebrillo, se puso a lavar los pies de sus discípulos y a enjugarlos con el lienzo con que estaba ceñido. Llegando a Simón Pedro, éste le dijo: "Señor, ¿Tú lavarme a mí los pies?" Jesús le respondió: "Lo que Yo hago, no puedes comprenderlo ahora, pero lo comprenderás después". Pedro le dijo: "No, jamás me lavarás Tú los pies". Jesús le respondió. "Si Yo no te lavo, no tendrás nada de común conmigo". Simón Pedro le dijo: "Entonces, Señor, no solamente los pies, sino también las manos y la cabeza". Jesús le dijo: "Quien está bañado, no necesita lavarse (más que los pies), porque está todo limpio. Y vosotros estáis limpios, pero no todos". Él sabía, en efecto, quién lo iba a entregar; por eso dijo: "No todos estáis limpios". Después de lavarles los pies, tomó sus vestidos, se puso de nuevo a la mesa y les dijo: "¿Comprendéis lo que os he hecho? Vosotros me decís: "Maestro" y "Señor", y decís bien, porque lo soy. Si, pues, Yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis unos a otros lavaros los pies, porque os he dado el ejemplo, para que hagáis como Yo os he hecho.

 

Silencio

 

Canto: PADRE ÚNENOS, PADRE ÚNENOS, QUE EL MUNDO CREA QUE ENVIASTE AL HIJO, PADRE ÚNENOS.

Peticiones y acción de gracias.

 

Abba, Padre,ilumina nuestros corazones con el vendaval del Espíritu Santo, pon en pie nuestra alegría y disipa nuestros miedos, para que CRISMHOM sea cada día más instrumento tuyo, para que construyamos Reino y tomemos nuestras decisiones individuales y comunitarias inspirados por ti

Señor, te pedimos por todos aquellos hermanas y hermanos que no nos entienden, que nos rechazan sin conocernos, que nos ponen fardos pesados a nuestras espaldas, te pedimos que ilumines sus corazones con tu luz y tu verdad y, te pedimos que actúes ya, en ellos y en nosotros. Es llegada la hora en la que muestres al mundo que también somos hijos tuyos y, que tu mensaje de amor es universal e independiente de la condición sexual de cada uno de nosotros. AMEN

 

PADRE NUESTRO: Padre nuestro tu que estás, en los que aman la verdad, has que el reino que por Ti se dio llegue pronto a nuestro corazón, que el amor, que tu hijo, nos dejó, ese amor... habite en nosotros. (Se reza la oración tradicional del Padre Nuestro) Y en el pan de la unidad, Cristo danos Tu la paz y olvídate de nuestro mal, si olvidamos el de los demás, no permitas, que caigamos en tentación... oh señor... y ten piedad... del mundo.

 

Bendición y compartir el pan

 

Despedida: VOSOTROS SERÉIS MI PUEBLO, POR SIEMPRE SERÉ VUESTRO DIOS OS DARÉ UN CORAZÓN NUEVO Y OS INFUNDIRÉ MI ESPÍRITU DE AMOR. Será un corazón sin fronteras, donde todos hallen un lugar, donde el único lenguaje  sea de amor y unidad. Será un corazón que se conmueva, levantará al que cansado está, llorará con el que llore con el que ríe reirá. Será un corazón donde brote la justicia y la fidelidad sembrará la esperanza, surgirá la verdad.

 

 

Pon color a tu vida y a la de los demás.


 


Nos ponemos en presencia de Dios y pedimos al Espíritu Santo que venga en nuestra ayuda para orar:


VEN ESPÍRITU SANTO,
LLENA LOS CORAZONES DE TUS FIELES,
Y ENCIENDE EN ELLOS EL FUEGO DE TU AMOR.


V./ ENVÍA SEÑOR TU ESPÍRITU.
R./ Y RENOVARÁS LA FAZ DE LA TIERRA.


OH DÍOS QUE HAS ILUMINADO A TUS HIJOS CON LA LUZ DEL ESPÍRITU SANTO,
HAZNOS DÓCILES A TU ESPÍRITU PARA GUSTAR SIEMPRE EL BIEN Y GOZAR DE SU CONSUELO, POR JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR. AMEN.



CANTO DE ENTRADA



DIOS ESTA AQUI
DIOS ESTA AQUI, TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO
TAN CIERTO COMO LA MAÑANA SE LEVANTA
TAN CIERTO COMO QUE ESTE CANTO LO PUEDES OIR.
1. Lo puedes sentir moviéndose entre los que aman.
Lo puedes oír cantando con nosotros aquí.
Lo puedes llevar cuando por esa puerta salgas.
Lo puedes guardar muy dentro de tu corazón.
2. Lo puedes notar a tu lado en este mismo instante.
No seas ya más de los que no le quieren ver.
Le puedes contar ese problema que tienes.
Jesús está aquí si tu quieres lo puedes seguir.
3. Lo puedes mirar entre las hojas del árbol.
Lo puedes amar en todo lo que te rodea.
Lo puedes coger en el agua de esa fuente.
Jesús está aquí dile tú siempre sí.


 


 


Los 40 días previos a la Pascua son momentos especiales para revisar nuestra vida a la luz del Evangelio.
Los adultos necesitamos recogernos, un volver a nosotros mismos y analizar desde dentro cómo estamos viviendo. Lo importante es que la Palabra de Dios nos ayuda  a ser mejores personas y, por tanto, mejores creyentes.


Dicho esto presentamos el símbolo de una mariposa. Las mariposas son un símbolo precioso de “cambio”, nacen siendo muy pequeñitas, como gusanos, y, con el paso del tiempo llega un momento en que ellos mismos hacen un capullo en el que permanecen unos días para salir convertidos en bellas mariposas.


Tomamos este símbolo y, la idea, es asociar un color a cada actitud convirtiendo el negro en color, el contravalor en valor, la tristeza del rostro con la alegría.



 
Un gusano de seda, después de pasar casi un año recluido en el huevo que una mariposa dejó inadvertidamente en algún lugar, siente la necesidad de salir del cascarón. Ya libre, se dedica a comer hojas de morera y a crecer. Llega un momento en el que muy fatigosamente comienza a construirse una casa: ?el capullo de seda?. Dentro del capullo necesita silencio, recogimiento, soledad. Allí muere y se transforma. La maravilla está en que aquello que sale del capullo no es otro gusano, sino una preciosa mariposa.
Tiempo de cuaresma:
Convertirse...
Dejarse transformar por el amor de Dios... (silencio breve)
Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.
San Agustín


ESTABA Y ME SENTÍ  


Con tantas ocupaciones que distraen nuestra atención tenemos la necesidad de encontrarnos a nosotros mismos, de conocernos, de no andar a lo loco sin saber lo que hacemos, de tener el centro de nuestra vida puesto en algo que valga la pena, un ideal que no muera, y ese ideal es Dios. Pasamos del negro triste que produce el sentirnos perdidos al rojo pasión de sabernos encontrados y de que los demás encuentren en nosotros un amigo con quien poder compartir, ¿cómo?  Seré yo mismo cuanto menos sea yo, es decir, cuanto más sea Cristo quien vive, reza, ama, escucha, en mí.
EVANGELIO Lucas 4, 1-13
En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo.
Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre.
Entonces el diablo le dijo: “Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.” Jesús le contestó: “Está escrito: “No sólo de pan vive el hombre”.”
Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo: “Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo.”
Jesús le contestó: “Está escrito: “Al Señor, tu Dios, adorarás y a él sólo darás culto”.” Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti”, y también: “Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras”.”
Jesús le contestó: “Está mandado: “No tentarás al Señor, tu Dios”.”
Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.
ORACIÓN
Jesús, perdóname por las veces que me he alejado de Ti,
Por  aquellos momentos en que he mentido,
Por  las veces que no me he comportado como Tú esperabas de mí,
Por haber creído más en mi mismo que en Ti
Dame, Jesús, fuerza para encontrarte cada día
Para descubrirte en todo lo que me rodea.
Dame la fe que a veces pierdo cuando pienso más en mí que en Ti.
Enséñame, Jesús, el camino que me lleva a ti.
Jesús, gracias por haberte encontrado.


NOS HAS LLAMADO AL DESIERTO


NOS HAS LLAMADO AL DESIERTO,
SEÑOR DE LA LIBERTAD,
Y ESTÁ EL CORAZÓN ABIERTO,
A LA LUZ DE TU VERDAD.
SUBIMOS CON ESPERANZA,
LA ESCALADA CUARESMAL,
EL PUEBLO DE DIOS AVANZA
HASTA LA CUMBRE PASCUAL.


1.TU PUEBLO, SEÑOR CAMINA,
DESDE LA AURORA AL OCASO:
A TU PASCUA SE ENCAMINA,
Y TE SIGUE...PASO A PASO.


2.SEÑOR TE RECONOCEMOS,
Y TU PALABRA ESCUCHAMOS.
TUS CAMINOS SEGUIREMOS,
Y TU LEY...DE AMOR CANTAMOS.


3.SE ACERCA SEÑOR TU DÍA,
EN EL QUE TODO FLORECE,
CON SU LUZ Y SU ALEGRÍA,
YA EL CAMINO...RESPLANDECE.


(silencio breve)
ESTABA    Y ME SENTÍ  


Hay muchas cosas que nos roban la alegría, a veces también personas, ¡qué importante es vivir con alegría! Desde nuestra familia, nuestra clase, nuestros compañeros de estudio o trabajo, de piso... La alegría es un don o un vacío contagioso. Si estamos alegres ofreceremos alegría a los demás, si estamos tristes contagiaremos tristeza a nuestro alrededor.


Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de dios porque creen en él y los que sufren porque no le poseen.
Blas Pascal
SALMO 1
El Señor protege el camino de los justos
1:1 ¡Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los impíos,
1:2 sino que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche!
1:3 Él es como un árbol
plantado al borde de las aguas, 
que produce fruto a su debido tiempo,
y cuyas hojas nunca se marchitan:
todo lo que haga le saldrá bien.
1:4 No sucede así con los malvados:
ellos son como paja que se lleva el viento.
1:5 Por eso, no triunfarán los malvados en el juicio,
ni los pecadores en la asamblea de los justos;
1:6 porque el Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malvados termina mal.
ORACIÓN: Jesús, dame la alegría. Quiero compartirla con mis amigos, con mis compañeros, con mi prójimo .Dame Jesús un corazón alegre que contagie alegría a este mundo a veces tan difícil de entender. No quiero tristeza en mi corazón, Te pido ayuda para que sea capaz de ofrecer esa alegría a los que me rodean, a mis padres, hermanos… Dame, Jesús, un espíritu alegre que contagie… Siempre ILUSIÓN.



HIMNO A LA ALEGRIA


Escucha hermano la canción de la alegría
El canto alegre del que espera
Un nuevo día
Ven canta sueña cantado
Vive soñando el nuevo sol
En que los hombres
Volverán a ser hermanos.
Ven canta sueña cantado
Vive soñando el nuevo sol
En que los hombres
Volverán a ser hermanos.
Si en tu camino solo existe la tristeza
Y el llanto amargo
De la soledad completa,
Ven canta sueña cantado
Vive soñando el nuevo sol
En que los hombres
Volverán a ser hermanos.
Si es que no encuentras la alegría
En esta tierra
Búscala hermano
Más allá de las estrellas,
Ven canta sueña cantado
Vive soñando el nuevo sol
En que los hombres
Volverán a ser hermanos.


(Silencio breve)



TE DIJE  Y ME DIJISTE  


Vivir el momento presente, decir “adiós” a todo aquello que proyecta nuestras vidas hacia un pasado que no vuelve o un futuro que no existirá hasta que no sea presente. Todo aquello que no nos acerca a Jesús y a los demás. Es bueno afrontar la vida, tomar el timón y saber decir “adiós” a lo que me hace: mentir, enredar, pelear, discutir, pensar mal…, cada uno sabe.
Y el hombre, en su orgullo, creó a dios a su imagen y semejanza.
Friedrich  Nietzsche


SALMO 24


Condiciones para un verdadero culto
24:3 ¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor
y permanecer en su recinto sagrado?
24:4 El que tiene las manos limpias
y puro el corazón; 
el que no rinde culto a los ídolos
ni jura falsamente:
24:5 él recibirá la bendición del Señor,
la recompensa de Dios, su salvador.
24:6 Así son los que buscan al Señor,
los que buscan tu rostro, Dios de Jacob.


ORACIÓN


Jesús, ayúdame a decir “adiós”
A todo aquello que me aleja de ti, pues al fin y al cabo la vida nos conduce a tu presencia eterna.
Ayúdame a decir “adiós” a mi egoísmo,
a mi deseo de llevar siempre la razón,
a ser el centro y el protagonista de todo.
Enséñame a decir “Hola” a todo aquel que se me acerque,
a aquellos con los que me cuesta más estar,
a esos que me molestan.
Quiero decir “hola” a la vida, al amor,
a la ilusión, a la amistad.
¡Cuento contigo, Jesús!
Danos un corazón
    SOL            LA7          RE - FA#7
Grande  para amar;
  Sim         FA#7             Sim
Danos  un corazón
        LA                          Sim
Fuerte  para luchar.
 
Sim                    SOL                LA7                              RE
Hombres nuevos, creadores de la historia
                 SOL                    LA7                       RE
constructores de nueva humanidad.
Sim                    SOL                   LA7                        Sim
Hombres nuevos que viven la existencia
                  SOL                    Mim               FA#
como riesgo de un largo caminar.
 
Hombres nuevos, luchando en esperanza
caminantes, sedientos de verdad.
Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,
hombres libres que exigen libertad.
 
Hombres nuevos, amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.
Hombres nuevos, al lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan.


(Silencio breve)


ESTABA  Y ME SENTÍ  


Que importante es no sentirse sólo. Aunque a veces necesitemos espacios de soledad.  Somos el espejo que vemos reflejado en nuestros amigos. Podemos sentirnos solos a veces pero debemos abrir los ojos para darnos cuenta que Dios está con nosotros y nos acompaña siempre.


Dios no ha creado fronteras. Mi objetivo es la amistad con el mundo entero.
Mahatma Gandhi


SALMO 4


1 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia.
Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar;
Ten misericordia de mí, y oye mi oración.
2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia,
Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? 
3 Sabed, pues, que Yahvé ha escogido al piadoso para sí;
Yahvé oirá cuando yo a él clamare.
4 Temblad, y no pequéis;
Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. 
5 Ofreced sacrificios de justicia,
Y confiad en Yahvé.
6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?
Alza sobre nosotros, oh Yahvé, la luz de tu rostro.
7 Tú diste alegría a mi corazón
Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.
8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Yahvé, me haces vivir confiado.


ORACIÓN


Jesús, ayúdame a darme cuenta que nunca, nunca, nunca… estoy solo.
A mi lado SIEMPRE estás Tú.
Tu voz, tu presencia se me comunica de múltiples formas, a veces caprichosas, otras, de manera tan sencilla que ni me doy cuenta, y cuando lo hago, quiero apresarte con mi mano, como cuando intento atrapar el aire, no sabiendo que Tú no puedes ser presa de nada ni de nadie.
Sólo me dices hoy: tú déjame a mí ser Dios, y yo a ti te dejaré ser tú mismo.


 
 
Con la sonrisa en el rostro podemos llegar a la PASCUA. Vamos en camino de 40 días,  en el que habremos coloreado nuestras alas, esas alas que nos ayudarán a acercarnos más a los otros,  volar hacía Dios.
Que esta oración Señor, nos ayude a entrar un poco dentro de de nosotros mismos para llenar de color nuestra propia vida y la de los demás.


¡El amor! Es el ala que Dios ha dado al alma para que pueda subir hasta él.
Michel de Montaigne


ORACIÓN
Jesús, eres mi amigo, por eso sonrío y te ofrezco mis colores.
Los colores de mis alas son los que tú, cada día… pintas en mí.
Quiero volar contigo, Jesús.
Dios es Fiel (A. Taulé)


re      sol          DO7          FA
Dios es fiel, guarda siempre su Alianza.
SIb      sol       LA7          re
Libra al pueblo de toda esclavitud.


RE7  sol     DO7             FA
Su Palabra resuena en los profetas
sol  re        LA7          re
reclamando el bien y la virtud.
 re      sol          DO7          FA
Pueblo en marcha por el desierto ardiente:
SIb      sol       LA7          re
horizontes de paz y libertad.


SIb      sol       LA7          re
Asamblea de Dios eterna fiesta;


sol  re        LA7          re
tierra  nueva perenne heredad.



re      sol          DO7          FA
Si al mirar hacia atrás somos tentados
SIb      sol       LA7          re
de volver a Egipto seductor
SIb      sol       LA7          re
el Espíritu empuja con su fuerza
sol  re        LA7          re
a avanzar por la vía del amor.
 re      sol          DO7          FA
El maná es un don que el cielo envía
SIb      sol       LA7          re
pero el pan hoy se cuece con sudor.
SIb      sol       LA7          re
Leche y miel nos dará la tierra nueva
sol  re        LA7          re
si el trabajo es fecundo y redentor.
 
re      sol          DO7          FA
Y Jesús nos dará en el Calvario
SIb      sol       LA7          re
su lección: 'Hágase tu voluntad'.
SIb      sol       LA7          re
Y su sangre vertida por nosotros
sol  re        LA7          re
será el precio de nuestra libertad.
COMPARTIMOS LA ORACIÓN DESDE NUESTRA EXPERIENCIA DE VIDA, O TAMBIÉN PODEMOS HACER PETICIONES Y ACCIÓN DE GRACIAS DESDE NUESTRAS NECESIDADES O LAS DEL PRÓJIMO.
CON LA CONFIANZA PUESTA EN DIOS, NOS DIRIGIMOS A ÉL COMO JESÚS NOS ENSEÑÓ:
PADRE NUESTRO( nos ponemos de pie y nos damos la mano).
CANTO FINA:
No me mueve mi Dios


No me mueve mi Dios para quererte,
el cielo que me tienes prometido.
Ni me mueve el infierno tan temido,
para dejar por eso de ofenderte.


Tú me mueves, Señor muévame el verte,
clavado en esa cruz y escarnecido;
muévame ver tu cuerpo tan herido,
muévame tus afrentas y tu muerte.


Muéveme, en fin, tu amor y en tal manera,
que aunque no hubiese Cielo yo te amara.
Y aunque no hubiese infierno te temiera,
y aunque no hubiese infierno te temiera,


No me tienes que dar porque te quiera
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera,
lo mismo que te quiero te quisiera.
BENDICIÓN: Donde hay fe hay amor, donde hay amor hay paz, donde hay paz esta Dios y donde está dios no falta nada. Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. Amén.
AVISOS.
 
 

Y Tú Señor, ¿qué quieres de mí?, ¿qué quieres de nosotros?

Nos congregamos en oración ante el Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación. Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB que nos rechazan por ser cristianos.

 

Y tú Señor, ¿que quieres de mí?, ¿qué quieres de nosotros ?

 

INTRODUCCIÓN
Nos encontramos en un momento social escaso de referentes personales en cuanto a un modelo de vida a seguir, en una especie de jungla humana donde predomina el sálvese el que pueda. Desde pequeños, se nos inculca de una forma más o menos velada, que es necesario ser mejor que los demás en todas las facetas de la vida y, la importancia de ser competitivo, es decir, se prima al individuo, el yo frente al nosotros.
Se produce un rechazo automático de la sociedad hacia lo distinto, hacia los que no son capaces de sobrevivir en esa jungla social llena de cazadores y cazados, y en este maremágnum se nos olvida a todos lo más importante, ¿ Somos felices con las vidas que llevamos ? ¿Por qué tenemos miedo al compromiso con los demás?. No es, esta sensación de miedo, de inseguridad, de búsqueda de seguridades en un mundo inseguro y cambiante, una de las razones por las que nos encerramos más en nosotros mismos ?¿, ¿Por qué somos tan reticentes a caminar hacia el otro, a ceder de lo mío para compartir contigo ?¿. El mensaje de Jesús, es un mensaje de amor, de camino hacia la felicidad, respetando la libertad de decisión individual de cada uno, pero apostando firmemente por el amor fraterno, el compartir, el salir de uno hacia el hermano y hermana. Esta es mi reflexión para compartir con vosotros esta noche, por qué no nos preguntamos, meditamos, que quiere el Señor de mi, de nosotros ?¿?


El próximo sábado día 1 de diciembre se celebra la jornada mundial de la lucha contra el SIDA y los enfermos del VIH, ellos saben bien lo que es ser y sentirse distintos de los demás, rechazados en su entorno más cercano, en el propio colectivo LGTB, cercenados por una barrera adicional, en muchos casos fuerte, para que el amor entre en sus vidas, hoy nuestro deseo y, esperanza con ellos de forma especial.


Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera...
...y a ese Amor tan sincero,
a ese Amor sin fronteras,
a ese Amor que dio su vida por amor
le entregué mi vida entera.


Del Libro ‘Amor Líquido’ de Zygmunt Bauman.
La soledad del ser humano jamás ha sido tan profunda como en estos tiempos: hombres y mujeres empiezan relaciones sentimentales que lejos de ser satisfactorias se limitan a ser la materialización de enfermizas fantasías personales y se agotan al poco tiempo. Pocos desean una relación estable y a largo plazo, prefiriendo enfocarse en el placer sexual, despreciando cualquier tipo de compromiso. Muchos buscan a alguien, sin saber qué es lo que quieren de ese alguien, y jamás están satisfechos. Pocos son los matrimonios y aumentan las cifras de divorcios.


Familias enteras salen a comer, pero mientras lo hacen, cada uno está hablando por su celular o enviando mensajitos a supuestos amigos que habitan en las redes sociales de internet. Amigos que, hay que mencionarlo, jamás han visto en carne y hueso. Se forman comunidades habitacionales donde familias enteras se mudan, ponen un portón con vigilante armado para protegerse de la violencia callejera, pero lejos de sentirse a salvo, extienden el miedo hasta su propia casa y no saludan ni al vecino. El sentimiento de nación surge de manera tácita y sin invocación cuando la identidad nacional se ve amenazada por la presencia de extranjeros y despierta el inequívoco sentimiento de la xenofobia.


Vivimos tiempos en que, a pesar de tantos conocimientos e inventos logrados, el bienestar material nos encadena y lejos de hacer brotar lo mejor de nosotros, nos hace parir mezquindad y avaricia. Y ello nos esclaviza y nos obliga a determinar nuestro tiempo de manera que la tarea prioritaria de nuestras vidas es obtener esos pedazos de papel que llamamos dinero mediante aquello que, juran, nos dignifica a todos: el trabajo.


El dinero es la llave del consumo. Adquirir, comprar, tener, acaparar. Todos queremos lucir bien, poseer cosas bellas, comprar los últimos modelos de cualquier cosa, desde un teléfono celular hasta un automóvil, aunque para ello endeudemos hasta lo que no tenemos. Pensamos que la abundancia económica nos evitará todo tipo de preocupaciones. Y como todo se compra y todo cambia tan rápido, todo es descartable, sustituible, prescindible, incluyendo las relaciones humanas.
Ecos/Reflexiones


Canto ‘’Que sea mi vida la Sal’
Que sea mi vida la sal, que sea mi vida la luz,
Sal que sala, luz que brilla, sal y fuego es Jesús.
Salmo 57 (Rezar salmodiando en dos grupos)
Misericordia, Oh Dios, misericordia
Que busco refugio en Ti,
Me cobijo a las sombras de tus alas
Esperando que pase el infortunio
Invoco al Dios Altísimo,
Al Dios que hace tanto por mí.
Mande desde el cielo a salvarme
Confunda al que me acosa
Envíe Dios su amor y su verdad
Me encuentro tendido entre leones
Que devoran seres humanos;
Sus dientes son lanzas y saetas,
Su lengua, espada acerada
¡Álzate, Oh Dios sobre el cielo,
Sobre toda la tierra, tu gloria!
Tendieron una red a mis pasos,
Mi cuello se doblegaba;
Una fosa cavaron ante mí,
¡Cayeron ellos dentro!
A punto está mi corazón, Oh Dios
Mi corazón está a punto;
Voy a cantar, a tañer
¡Gloría mía, despierta!
¡Despertar, arpa y cítara!
¡a la aurora despertaré!
Te alabaré entre los pueblos, Señor
Te cantaré entre las naciones;
Pues tu amor llega hasta el cielo
Tu fidelidad hasta las nubes
Álzate, Oh Dios sobre el cielo,
Sobre toda la tierra, tu gloria!
(Ecos del Salmo)
Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
al Amor sin fronteras,
al Amor que dio su vida por amor
encontré un día cualquiera...


Lectura del Evangelio de Juan, Capítulo 15
Yo soy la vida verdadera y mi Padre es el Viñador…Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os dicho. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mi. Yo Soy la vid, vosotros los sarmientos…Si permanecéis en mí, y mis Palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis.

La gloría de mi Padre está en que deis mucho fruto y seáis mis discípulos.
Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos del Padre y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío, que os améis los unos a los otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por su amigos…yo os he elegido a Vosotros y os he destinado para que vayáis y deis fruto y que vuestro fruto permanezca…Cuando venga el Paráclito que yo os enviaré de junto al padre, el Espíritu de la Verdad, que procede del Padre él dará testimonio de mi, pero también vosotros daréis testimonio.

 

Meditación/Silencio(15 minutos)

 

Peticiones
Acción de Gracias y Petición Comunitaria.
Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos y hermanas que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

Susurro
Y llegas de noche….
como esa estrella que lucha por su existencia
efímera y vespertina
Inundas mis pupilas de la luz de los recuerdos
de la brevedad de los instantes queridos
de la agonía del mundo de los sufrimientos
de las dudas de una existencia que busca…
claridad en su pensamiento
Y llegas de noche….
En plena lucha por encontrar de forma exacerbada
dar sentido a lo vivido…
En un mundo en el que las dudas florecen a cada instante,
y dan aunque tarde, gran fruto…
Noche en la que no encuentra fuerza mi camino para construir su destino,
en la que me siento ser muy débil, al que siempre Tú sostienes…
Tú sabes de lágrimas derramadas…
por la pequeñez de mis acciones
La impotencia de mis actos que me queman…
y me mueren…
El aislamiento en la cuesta de la vida…
que me aleja de juventud alegre y compartida…
Ideales que se pierden en la niebla…
sentimientos que se desvanecen en el recuerdo
Amores y abrazos desnudos de interés y sufrimiento
manos que me cogen y me llenan de Tu halo
Paseas por mi alma, adormecida y tenue
mutilada en batallas sin remedio ni sutura
Llamas desde mis adentros para que Tu voz resuene…
en mis huesos…
aquí por un instante, el barro se vuelve sangre…
y recuerdo lo que eres Tu, Vida
Y llegas de noche
Como esas estrellas que luchan por su existencia
efímera y vespertina

2013

Celebración de Bienvenida: Saludo del Presidente y Rito de Acogida

El pasado jueves 14 de noviembre 2013 hemos tenido la celebración de acogida como miembro comprometido de un simpatizante de la comunidad. Recogemos aquí las palabras de nuestro Presidente y el rito celebrado. Ha sido un día de júbilo y esperanza, porque nuestra comunidad sigue creciendo.

 

 

SALUDO DEL PRESIDENTE

 

Querido Norberto, queridos todos y todas:

 

Hoy es un día de gran alegría para toda nuestra comunidad. Hoy uno de nuestros simpatizantes ha querido dar un paso al frente y responder: “Aquí estoy, vengo porque me has llamado”. Sí, ser miembro comprometido de Crismhom no es pertenecer a una élite, ni a ningún grupo especial. Es responder a una llamada. Llamada que cuando es respondida te une de manera especial a un pueblo, a una comunidad, a Crismhom.

 

Cristianos y cristianas de Madrid. Es decir, hombres y mujeres que queremos que Jesús sea el centro, el único y absoluto señor, de nuestra vida personal y comunitaria. Queremos ser hombres y mujeres con y desde el Señor. Esta convicción profunda constituye la base de la vida comunitaria y, a la vez, nos lleva a construir una comunidad.

 

Y una comunidad de diversidad sexual, en la que se testimonio de forma profética que Dios no hace acepción de personas, y que los que como dice la Epístola de Pedro, “antes no erais pueblo, pero ahora sois pueblo de Dios, a los que antes os tenían por excluidos ahora habéis sido acogidos”.

 

Respondiendo a esta llamada entras en un comunidad donde no somos amigos, sino hermanos, y hermanos que te los da Dios, no los eliges tú. Y de unos serás muy buen amigo, a otros tendrás que aprender a quererlos e incluso a soportarlos. De todos recibirás lo mejor de sí mismos. Siempre en lo bueno y en lo malo, son los hermanos que Dios te ha dado, aquellos con los que te ha llamado a recorrer este camino.

 

Querido Norberto, vives, vivimos en un momento de esperanza eclesial, de cambios, y al mismo tiempo en muchos países tantos hermanos nuestros sufren persecución e incluso la muerte por lograr aquellos que desde Crismhom estamos llamados a testimoniar: la plena igualdad de todos los hombres. Por eso en este momento Crismhom necesita esa Parresía cristiana, esa audacia para tener la lucidez de distinguir lo que debe ser permanente de lo que puede, debe incluso, cambiar. Ser capaz de reconocer lo fundante, lo nuclear y cuidarlo, mantenerlo, recrearlo. Para todo lo demás desarrollar mucha imaginación, mucha capacidad de cambiar. No aferrarse a los “cómos” concretos, ir buscando más bien en cada momento las maneras idóneas para hacer realidad lo que se quiere vivir. No dogmatizar con la tradición, no decirnos que siempre se ha hecho así. Asumir esta clave no siempre es fácil y tiene un coste importante tanto para los que les toca “abrir brecha” como para los que buscan moverse por los territorios conocidos y lo constante y predecible. A ambos hay que cuidar de manera especial en diferentes momentos.

 

Somos una comunidad muy plural. Lo mismo que el arco iris. Aquí vas a sufrir el conflicto. Vas a aprender a renunciar a ti mismo, para poder abrirte al otro, y vas a aprender que sólo cuando nos abrimos a los demás, somos verdaderamente cristianos. Vas a aprender que vivir, ser, existir, cristianamente hablando, es sinónimo de amar, de entregar la vida en servicio. Asumir positivamente la asimetría, la pluralidad en los ritmos y en los acentos de cada hermano y ser capaces de desarrollar estructuras flexibles que se adapten a esta realidad. No caer en la tentación de la homogeneidad, reconocer la riqueza del distinto, aunque a veces me incomoda y descoloca. Ser capaces de alimentar la pluralidad y las estructuras asimétricas en la comunidad, con una firme unidad en torno a lo nuclear de la comunidad y sus símbolos propios.

Reconocer el conflicto como fuente de crecimiento y por tanto creador de fraternidad. No rehuir el conflicto aunque provoque tensión. Descubrir el perdón como el perfecto don. Practicarlo, hacerlo vida, realidad en la historia personal y comunitaria. Probablemente nada une tanto como el conflicto y la reconciliación en el Señor.

 

Queridos todos. Este es el momento de renovar aquello que prometimos, unos hace no mucho y otros hace bastantes años. Unos seguimos con ilusión, otros no tanta. Vamos a sentir que ahora todos comenzamos de nuevo, como si fuera el primer amor. Vamos a volver a recuperar esa comunidad que nos ilusionó, que nos hizo soñar. ¡Qué sabrá el que no ha sufrido! Alimentar la ilusión, la capacidad de buscar nuevos retos, de mirar hacia el futuro con deseo de seguir caminando. No pensar nunca que ya hemos llegado, no conformarse. Mantener una tensión creativa y positiva entre lo que somos y lo que hemos soñado. Recordarnos permanentemente que somos hijos de una promesa, que Dios nos ha prometido “una tierra que mana leche y miel” (Ex 3, 17)

 

 

RITO DE ACOGIDA

 

 

“Como testimonio patente del compromiso que quieres hacer público al entrar en la asociación, déjame preguntarte por tu identificación con los valores de Crismhom. Cada uno de los socios de Crismhom puede aprovechar para interiorizar las mismas preguntas como confirmación de su papel de miembro comprometido. Así, (N.) te pregunto:

 

¿Te comprometes a vivir en Crismhom, en la medida que te sea posible, el mensaje de Cristo? ¿Te comprometes a vivir los valores de Nuestro Señor, seguir sus enseñanzas, aprender con la Comunidad, respetar a sus miembros, compartir con ella y crecer espiritualmente?

 

¿Te comprometes con el fin de la Asociación (expresado en su Estatutos y documentos asamblearios) que es en esencia el de convocar a todas las personas, principalmente del ámbito LGTB pero también heterosexuales, que se identifiquen con la consecución de la plena inclusión de la diversidad sexual en la sociedad y en las iglesias cristinas?

 

 ¿Te comprometes a ayudar a los miembros comprometidos y simpatizantes de Crismhom por medio de lo que tus dones te permitan así como a la comunidad LGTB y, en general, apoyando a los necesitados y personas que sufren?

 

Norberto, esto es nuestro ser como asociación que nos alegramos de compartir. Que el Señor te de fuerzas para seguir esta andadura que hoy has hecho pública en Crismhom y que los demás te sirvamos de ayuda en ese camino.”

Amén

Consumismo, pobreza y paro; volviendo los ojos al humilde para recobrar la alegría

Invocación inicial: Inunda mi ser, Inunda mi ser, Espíritu inunda mi ser. En olas de amor,  oh ven sobre mí. Espíritu inunda mi ser. Enséñame amar,  enséñame a amar, Espíritu enséñame amar. En olas de amor, oh ven sobre mí. Espíritu enséñame a amar.
 
Ambientación 
La sociedad actual nos ha acostumbrado a vivir desde un consumismo desenfrenado, haciéndonos insensibles a las situaciones de pobreza, hiriente y escandalosa, que se dan en nuestro mundo, consecuencia de las injusticias más atroces.
 
Los hombres y mujeres de nuestro tiempo experimentan la necesidad de volver sus ojos al pobre y humilde, pues intuyen que esa mirada puede ayudarnos a vivir alegres y libres desde un consumo responsable de los dones de la Creación. Puesto que nuestro ser y hacer nos pide cuidarnos recíprocamente nuestra identidad más profunda como seres humanos nos exige saber poner al servicio de toda la humanidad, cuanto tenemos en la mesa común del Padre Dios. 
 
Canto Las otras voces (Luis Guitarra) 
Nos amenazan con que será muy duro, 
con que no habrá bastante 
porque seremos muchos. 
Y nos esbozan un mundo dividido: 
a un lado los que sobran, 
a otro los escogidos. 
Que los del Norte se sientan más seguros, 
viajen en lindos coches y mimen a sus hijos. 
Y allá en el Sur, que cuiden de lo suyo, 
que no nos pidan tanto, que ya nos deben mucho. 
Nos profetizan desde el imperialismo 
crisis en los mercados y años de escepticismo. 
Para que el Norte remonte el fin de siglo 
se han de seguir las normas que dicten ellos mismos. 
Y allá, en el Sur, cien millones de niños 
padecen las secuelas del hambre y el olvido. 
Pero aún quedan unos pocos, 
que dicen que no están de acuerdo. 
Y resiste quien prefiere la lucha a la desigualdad. 
Día a día, codo a codo, hay gentes con los más pequeños 
derrochando solidaridad 
 
Lectura evangélica   Lc. 16, 19-31
“Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino, y todos los días celebraba espléndidos banquetes. Y había también un pobre, llamado Lázaro, tendido en el portal y cubierto de úlceras, que deseaba saciar su hambre con lo que tiraban de la mesa del rico. Hasta los perros venían a lamer sus úlceras. Un día el pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. También murió el rico y fue sepultado. Y en el abismo, cuando se hallaba entre torturas, levantó los ojos el rico y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro en su seno. Y gritó: “Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje en agua la yema de su dedo y refresque mi lengua”.
 
Abraham respondió: “Recuerda, hijo, que ya recibiste tus bienes durante la vida, y Lázaro, en cambio, males. Ahora él está aquí consolado mientras tu estás atormentado. Pero, además, entre vosotros y nosotros se abre un gran abismo, de suerte que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan: ni tampoco puedan venir de ahí a nosotros”. Replicó el rico: “Entonces te ruego, padre, que lo envíes a mi casa paterna, para que diga a mis cinco hermanos la verdad y no vengan también ellos a este lugar”. Pero Abraham le respondió: “Ya tienen a Moisés y a los profetas, ¡que los escuchen!” El insistió: “No, padre Abraham; si se les presenta un muerto, se convertirán”. Entonces Abraham le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco harán caso aunque resucite un muerto”. 
 
Canto: El mirar de Dios es amar, el mirar de Dios es amar (bis)
 
NO ACOSTUMBRARSE
Tenemos el vicio de acostumbrarnos a todo. 
Ya no nos indignan las cifras del desempleo; 
ni la nueva “esclavitud”  de los inmigrantes. 
No es noticia  el joven tirado o drogándose en una esquina. 
Ni los millones de muertos de hambre, cada año.
 
Nos acostumbramos, limamos las aristas de la realidad, 
Para que no nos hiera, 
Y la tragamos tranquilamente. 
Nos desintegramos.
 
Lo mas explosivo se hace rutina y conformismo; 
La contradicción de la cruz 
es ya solo el adorno sobre un escote, o la elegante chaqueta. 
Señor, tenemos la costumbre de acostumbrarnos a todo; 
aun lo mas hiriente se nos oxida.
 
Quisiéramos ver siempre las cosas por primera vez; 
 
Quisiéramos  una sensibilidad no cauterizada, para maravíllanos y sublevarnos. 
Haznos superar la enfermedad del tradicionalismo, es decir, la manía de embutir lo nuevo en paradigmas viejos.
 
Jesucristo, danos una espiritualidad de iniciativa, de riesgo, 
Que necesite revisión  y nuevos gestos. 
No queremos ver las cosas solo desde dentro;
 
Necesitamos tener algún amigo hereje,  drogadicto, inmigrante, 
Niño delincuente, vagabundo... Para ser disconformes como Tú, 
que fuiste crucificado por los conservadores del orden y la rutina. 
Enséñanos a recordar que Tu, Jesucristo, 
siempre has roto las coordenadas de lo previsible. 
Y sobre todo, que no nos acostumbremos a ver injusticias, 
sin que se nos enciendan las entrañas y la actuación. 
 
 
ORACIÓN POR LA COMUNIDAD LGTB.
Te pedimos, Señor, por todo el colectivo lgtb. Ten presente sus dificultades, sus gozos y sus esperanzas. Que sepan de tu presencia y de tu amor incondicional. Y concédenos a nosotros, que en medio de este colectivo, nos mostremos como cristianos valientes, con coherencia de vida y con criterios evangélicos, para poder ser signo de tu amor entre quienes no te conocen y te rechazan, por tener una imagen distorsionada de ti.
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren la soledad, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno. Te pedimos y te damos gracias por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Jueves, 2 de mayo de 2013.
 
Foto: Las Vegas, R. Margareto.

El Dios del Futuro

A menudo estamos aferrados a nosotros mismos, a nuestro pasado. Llevamos un pesado fardo de sufrimientos, de frustraciones, de agravios que la vida nos ha hecho, o incluso de daños que hemos causado a los demás. Y no sabemos, no nos atrevemos e incluso a veces no queremos salir de ahí y seguir adelante. Pero Dios es el Dios del futuro que nos invita siempre a dejar todo atrás, a empezar de nuevo, a poner todo lo nuestro en sus manos y dejarnos llevar … Tú eres el único que nombra lo invisible. También tenemos ganas de eso, de perdernos por otras sendas, de andar a tientas con las pupilas abrasadas. Lo que sabemos que no sabemos: ¡qué fulgor! Encaminarse así, tropezando …
En el nombre de la Abeja
Y de la Mariposa
Y de la Brisa
¡Amén!
                     (Emily Dickinson)
 
                                                                                                                                                                        
ORACIÓN INICIAL
Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.
 
Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Diosnos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.
 
Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.
 
CANTO: Tú eres mi Señor.
 
LECTURAS
Génesis 12, 1-4: 
El Señor dijo a Abrán: - Sal de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, y vete a la tierra que yo te indicaré. Yo haré de ti un gran pueblo, te bendeciré y haré famoso tu nombre, que será una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Por ti serán benditas todas las naciones de la tierra.
 
Partió Abrán, como le había dicho el Señor y Lot marchó con él. Tenía Abrán setenta y cinco años cuando salió de Jarán.
 
CANTO: De noche iremos, de noche…( 3 veces)
 
Cantar de los Cantares 2, 8-14:
¡ La voz de mi amado!
Miradlo cómo viene
saltando por los montes
brincando por las colinas.
Parece mi amado una gacela,
parece un cervatillo.
Se ha parado detrás de nuestra tapia.
Mira por las ventanas,
atisba por las rejas.
Habla mi amado, ya me dice:
”Levántate, amada mía, preciosa mía, ven.
Que ya ha pasado el invierno,
han cesado las lluvias y se han ido,
las flores aparecen en el campo,
ha llegado el tiempo de la poda;
y se oye en nuestra tierra el arrullo de la tórtola.
Apuntan los brotes de la higuera,
las viñas en flor exhalan su fragancia.
¡Levántate, amada mía, preciosa mía, ven!
 
CANTO: De noche iremos, de noche…( 3 veces )
 
ECOS DE LAS LECTURAS Y LOS CANTOS.
 
CANTO: Ven Espíritu de Dios sobre mí.
 
Evangelio ( Juan 3, 1-8 ):
Un hombre, llamado Nicodemo, miembro del grupo de los fariseos y principal entre los judíos, se presentó a Jesús de noche y le dijo:- Maestro, sabemos que Dios te ha enviado para enseñarnos; nadie, en efecto, puede realizar los signos que tú haces, si Dios no está con él. Jesús le respondió:- Yo te aseguro que el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios. Nicodemo repuso:- ¿ Cómo es posible que un hombre vuelva a nacer siendo viejo?¿ Acaso puede volver a entrar en el seno materno para nacer de nuevo? Jesús le contestó: - Yo te aseguro que nadie puede entrar en el reino de Dios, si no nace del agua y del Espíritu. Lo que nace del hombre es humano; lo engendrado por el Espíritu es espiritual. Que no te cause, pues, tanta sorpresa lo que te he dicho:” Tenéis que nacer de nuevo”. El viento sopla donde quiere; oyes su rumor, pero no sabes ni de dónde viene ni a dónde va. Lo mismo sucede con el que nace del Espíritu.
 
SILENCIO
 
PETICIONES Y ACCIÓN DE GRACIAS.
 
ORACIÓN COMUNITARIA:
Señor Jesucristo, pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
PADRE NUESTRO
 
BENDICIÓN
 
CANTO FINAL: Siempre confío en mi Dios.
 
CANTOS
          
Tú eres mi Señor,ningún bien tengo sin ti.
Tú eres mi Señor,no hay felicidad fuera de ti.
 
El Señor es la porción de mi herencia. Tú eres quien guarda mi suerte.
Cayeron mis cordeles en parajes amenos, y me encanta mi heredad.
 
Bendigo al Señor que me aconseja, aún de noche me instruye.
Tengo siempre a Yahvé ante mis ojos, pues con él no vacilo.
 
Por eso mi corazón se alegra, en ti descansa seguro.
Me enseñarás el camino de la vida, a tu derecha, delicias por siempre.
 
 
Ven Espíritu de Dios sobre mí, me abro a tu presencia, cambiaras mi corazón (bis)
 
Toca mi debilidad. Toma todo lo que soy. Pongo mi vida en tus manos y mi fe. Poco a poco llegarás a inundarme de tu luz. Tú cambiarás mi pasado. Cantaré.
Ven Espíritu…
Quiero ser digno de paz. Quiero compartir mi ser. Yo necesito tu fuerza, tu valor. Quiero proclamarte a ti, ser testigo de tu amor. Entra y transforma mi vida.¡ Ven a mí!
Ven Espíritu…
 
 
Siempre confío en mi Dios, (bis)
Él me conduce, no temo. Me acompaña al caminar
 
Aunque sin luz camine yo en la noche,
Aunque el temor me impida avanzar.
 
Aunque perdido yo vaya por las calles,
Sin encontrar amor y amistad.
 
Aunque yo inquieto me mueva todo el día,
Sin encontrar la paz del corazón.
 
Aunque las fuerzas me falten en la vida,
Y la ilusión se apague frente a mí.
 
Aunque el camino se oculte en las tinieblas.
Aunque no vea tu sombra  al  avanzar.

El buen samaritano

Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.

Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.

 

"La Justicia sin Misericordia es Crueldad" (Santo Tomás de Aquino).


Introducción
Comenzamos nuestra oración invocando al Espíritu Santo, para que abra nuestros corazones y nos inunde del amor sanador y la misericordia del Señor. Con el corazón abierto hacemos propósito de escucharle lo que nos tenga que decir.

Canto de entrada: Ven, Espíritu de Dios.
Ven, Espíritu de Dios, sobre mí
Me abro a tu presencia
Cambiarás mi corazón. (2)

Toca mi debilidad,
Toma todo lo que soy.
Pongo mi vida en tus manos
Y mi fe.

Ven, Espíritu de Dios, sobre mí…

Poco a poco llegarás
A llenarme de tu luz.
Tú cambiarás mi pasado.
Cantaré.
 
Canto: ESTE ES EL DÍA
ESTE ES EL DÍA EN QUE ACTUÓ EL SEÑOR,
SEA NUESTRA ALEGRÍA Y NUESTRO GOZO.
DAD GRACIAS AL SEÑOR PORQUE ES BUENO,
PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA.
¡ALELUYA, ALELUYA!
Que lo diga la casa de Israel:
es eterna su misericordia.
Que lo diga la casa de Aarón:
es eterna su misericordia.
Que lo digan los fieles del Señor:
es eterna su misericordia.

 
SALMO 86
86 Tú eres mi Dios
Oración de David.
1 Señor, dígnate escucharme,
porque estoy muy triste y pobre;
2 protégeme, pues te soy fiel.
Tú eres mi Dios;
¡salva a este siervo tuyo que en ti confía!

3 Señor, ten compasión de mí,
que a ti clamo a todas horas.
4 Señor, alegra el ánimo de este siervo tuyo,
pues a ti dirijo mi oración.
5 Porque tú, Señor, eres bueno y perdonas;
eres todo amor con los que te invocan.

6 Señor, escucha mi oración,
¡atiende mi plegaria!
7 En mi angustia clamo a ti,
porque tú me respondes.
8 ¡No hay dios comparable a ti, Señor!
¡No hay nada que iguale a tus obras!

9 Oh Señor,
tú has formado a todas las naciones,
y ellas vendrán a ti para adorarte
y para glorificar tu nombre. *
10 Porque tan sólo tú eres Dios;
¡tú eres grande y haces maravillas!

11 Oh Señor, enséñame tu camino,
para que yo lo siga fielmente.
Haz que mi corazón honre tu nombre.
12 Mi Señor y Dios,
te alabaré con todo el corazón
y glorificaré siempre tu nombre.
13 ¡Inmenso es tu amor por mí!
¡Me has librado de caer en el sepulcro!

14 Oh Dios,
una banda de insolentes y violentos
que no te tienen presente,
se han puesto en contra mía y quieren matarme.
15 Pero tú, Señor,
eres Dios tierno y compasivo,
paciente, todo amor y verdad.
16 Mírame, ¡ten compasión de mí!
¡Salva a este siervo tuyo! ¡Dale tu fuerza!
17 Dame una clara prueba de tu bondad,
y que al verla se avergüencen los que me odian.
¡Tú, Señor, me das ayuda y consuelo!
 
Ecos del Salmo

Canto: La misericordia del Señor cada día cantaré

Evangelio según san Mateo (18, 21-35)
Un maestro de la ley fue a hablar con Jesús, y para ponerle a prueba le preguntó:
–Maestro, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna? Jesús le contestó: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella? El maestro de la ley respondió: ‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y ama a tu prójimo como a ti mismo.’ Jesús le dijo: Bien contestado. Haz eso y tendrás la vida. Pero el maestro de la ley, queriendo justificar su pregunta, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Jesús le respondió: Un hombre que bajaba por el camino de Jerusalén a Jericó fue asaltado por unos bandidos. Le quitaron hasta la ropa que llevaba puesta, le golpearon y se fueron dejándolo medio muerto. Casualmente pasó un sacerdote por aquel mismo camino, pero al ver al herido dio un rodeo y siguió adelante. Luego pasó por allí un levita, que al verlo dio también un rodeo y siguió adelante.

Finalmente, un hombre de Samaria que viajaba por el mismo camino, le vio y sintió compasión de él. Se le acercó, le curó las heridas con aceite y vino, y se las vendó. Luego lo montó en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y cuidó de él. Al día siguiente, el samaritano sacó dos denarios, se los dio al posadero y le dijo: ‘Cuida a este hombre. Si gastas más, te lo pagaré a mi regreso.’ Pues bien, ¿cuál de aquellos tres te parece que fue el prójimo del hombre asaltado por los bandidos? El maestro de la ley contestó: El que tuvo compasión de él. Jesús le dijo: Ve, pues, y haz tú lo mismo.

Silencio, peticiones y acciones de gracias.
Oración común. Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intersección ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.

Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

Padre Nuestro

Bendición

La Paz de Dios Trino, la Paz de su Pueblo.

CANTO: En el nombre del Señor nos hemos reunido (BIS)
Cristo siempre está en medio de nosotros (BIS) 
Ved qué gozo que los hermanos se quieran (BIS) 
Qué hermoso es vivir unidos los hermanos (BIS)
Él es el perdón y olvida nuestras culpas (BIS) 
 
REFLEXION AUDIOVISUAL:  
Recibe hoy la Paz de Dios
 
 
LECTURAS : 
 
Lucas 2,14 
 
Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra entre los hombres que gozan de su favor
 
Juan 20,19-23 
 
Al llegar la noche de aquel mismo día, primero de la semana, los discípulos estaban reunidos y tenían las puertas cerradas por miedo a los judíos. Jesús entró y, poniéndose en medio de los discípulos, los saludó diciendo: 
–¡Paz a vosotros! 
Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y ellos se alegraron de ver al Señor. 
Luego Jesús dijo de nuevo: 
–¡Paz a vosotros! Como el Padre me envió a mí, también yo os envío a vosotros. 
Dicho esto, sopló sobre ellos y añadió: 
–Recibid el Espíritu Santo. 
A quienes perdonéis los pecados, les quedarán perdonados; y a quienes no se los perdonéis, les quedarán sin perdonar.
 
 
Santiago 3,18
 
Y los que procuran la paz, siembran en paz para recoger como fruto la justicia
 
Colosenses 1,20 
 
y por medio de Cristo quiso poner en paz consigo mismo al universo entero, tanto lo que está en la tierra como lo que está en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que Cristo derramó en la cruz.
 
Romanos 5,1 
 
Así pues, ya hechos justos gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo
 
Gálatas 5,22 
 
En cambio, el Espíritu da frutos de amor, alegría y paz; de paciencia, amabilidad y bondad; de fidelidad
 
Romanos 14,17 
 
Porque el reino de Dios no consiste en comer o beber ciertas cosas, sino en vivir en justicia, paz y alegría por medio del Espíritu Santo
 
Salmos 85:8
 
Escucharé lo que el Señor va a decir; 
pues va a hablar de paz a su pueblo, 
a los que le son fieles, 
para que no vuelvan a hacer locuras.
 
(Meditación del texto)
 
POEMA:  a 2 voces
 
Paz, virtud divina, la que el mundo anhela 
La que con sus fuerzas trata de obtenerla 
Por más que te esmeres, por mas que lo intentes 
Jamás de esa forma podrás poseerla. 
 
La paz no es palabras, ni ausencia de guerra 
La paz no se crea, tampoco se inventa. 
Con todo el dinero que existe en la tierra, 
Ni aun con tu vida, podrás obtenerla. 
 
Paz que sobrepasa todo entendimiento 
Aun para los sabios la paz es misterio. 
No es con la razón, no es el intelecto 
Jamás con tu mente podrás comprenderlo. 
 
La paz la da Dios, regalo del cielo 
Por gracia infinita que no merecemos 
Para los humildes, para los honestos 
Dádiva divina que no tiene precio. 
 
Busca la justicia, cree al Verdadero 
Entra en amistad con el Dios eterno 
Solo hay un camino, único sendero, 
Príncipe de paz, Jesús, el Cordero. 
 
Nuevas de gran gozo te traemos hoy 
Esa paz que anhelas; es la paz de Dios. 
Es la paz que sacia, es la paz que llena 
Recibe y disfruta ? La paz verdadera.
 
(Meditación del texto)
 
CANTO
Busca el silencio, 
ten alerta el corazón,
calla y contempla
 
LECTURA    Efesios 2:11-22
 
Así pues, vosotros, que no sois judíos y que sois llamados “incircuncisos” por los judíos –que circuncidan al hombre en el cuerpo y se llaman a sí mismos “circuncidados”–, recordad que en otro tiempo estabais sin Cristo, separados de la nación de Israel, y que no teníais parte en los pactos ni en la promesa de Dios. Vivíais en este mundo, sin Dios y sin esperanza. Pero ahora, unidos a Cristo Jesús por la sangre que él derramó, vosotros, que antes estabais lejos, habéis sido acercados. Cristo es nuestra paz. Él ha hecho de judíos y no judíos un solo pueblo, destruyendo el muro de enemistad que los separaba. En su propio cuerpo, Cristo ha puesto fin a la ley consistente en mandatos y reglamentaciones, y de ambos pueblos ha formado uno solo, nuevo y unido a él. Así ha hecho la paz. Por su muerte en la cruz, Cristo ha dado fin a las luchas entre ambos pueblos y los ha reconciliado con Dios, haciendo de ellos un solo cuerpo. Cristo ha venido a traer buenas noticias de paz a todos, tanto a vosotros, que estabais lejos de Dios, como a los que estaban cerca. Pues por medio de Cristo, unos y otros podemos acercarnos al Padre por un mismo Espíritu. Por eso, ya no sois extranjeros, no estáis ya fuera de vuestra tierra, sino que ahora compartís con el pueblo santo los mismos derechos, y sois miembros de la familia de Dios. Sois como un edificio levantado sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas; y el propio Cristo Jesús es la piedra que corona el edificio. Unido a Cristo, el edificio entero va levantándose en todas y cada una de sus partes hasta llegar a ser un templo santo, unido al Señor. Así también vosotros, unidos a Cristo, os unís todos unos a otros para llegar a ser por medio de su Espíritu un templo en el que Dios habita.
 
(Meditación  del texto por 15 minutos)
 
ORACIONES DE LA COMUNIDAD
 
EL PADRE NUESTRO (CANTADO)
 
ORACION FINAL
Señor Jesucristo, imploramos tu protección y  intercesión ante el Padre por toda la Comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 

Magnificat: libertad, alabanza y grandes signos.

La libertad humana se verifica entrando en una relación de confianza con los demás y entregándose a ellos, y se deteriora cuando se encierra en sí misma. La libertad no es calculadora, sino que se realiza en el amor, que exige siempre gratuidad. Y sólo Dios es merecedor de un abandono y una confianza sin condiciones ni límites, porque en Él la libertad humana puede realmente expresar por completo su voluntad de entrega. El hombre se salva, no simplemente obedeciendo a una ley exterior, sino amando, entregándose y creyendo en Dios. María, dichosa por haber creído, es figura antropológica de la vocación humana a la felicidad.
 
Nos congregamos en oración ante el Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.
 
Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.
 
Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB que nos rechazan por ser cristianos. 
 
Hagamos un hueco al Espíritu Santo, Señor y dador de vida, para que more en nosotros y con Él nuestra vida se llene de la alegría de ser cristianos, y proclamar con María: ¡Magníficat ánima mea Dóminum!
 
Canto: BENDIGAMOS AL SEÑOR
Bendigamos al Señor, 
Dios de toda creación, 
por habernos regalado su amor. 
Su bondad y su perdón
y su gran fidelidad
por los siglos de los siglos durarán.
 
EL ESPÍRITU DE DIOS HOY ESTÁ SOBRE MI
Y ES QUIEN ME HA UNGIDO A PROCLAMAR
LA BUENA NUEVA A LOS MÁS POBRES
LA GRACIA DE SU SALVACIÓN.
 
Enviados con poder
y en el nombre de Jesús, 
a sanar a los enfermos del dolor, 
a los ciegos dar visión, 
a los pobres la verdad
y a los presos y oprimidos libertad.
Con la fuerza de su amor
y de la resurrección
anunciamos llega ya la salvación, 
que ni el miedo ni el temor, 
ni la duda o la opresión
borrarán la paz de nuestro corazón. 
 
Cántico de Ana (1 Sam 2, 1-10)
Mi corazón se regocija por el Señor,
mi poder se exalta por Dios;
mi boca se ríe de mis enemigos,
porque gozo con tu salvación.
No hay santo como el Señor,
no hay roca como nuestro Dios.
No multipliquéis discursos altivos,
no echéis por la boca arrogancias,
porque el Señor es un Dios que sabe;
él es quien pesa las acciones.
Se rompen los arcos de los valientes,
mientras los cobardes se ciñen de valor;
los hartos se contratan por el pan,
mientras los hambrientos engordan;
la mujer estéril da a luz siete hijos,
mientras la madre de muchos queda baldía.
El Señor da la muerte y la vida,
hunde en el abismo y levanta;*
da la pobreza y la riqueza,
humilla y enaltece.
Él levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para hacer que se siente entre príncipes
y que herede un trono de gloria;
pues del Señor son los pilares de la tierra,
y sobre ellos afianzó el orbe.
Él guarda los pasos de sus amigos,
mientras los malvados perecen en las tinieblas,
porque el hombre no triunfa por su fuerza.
El Señor desbarata a sus contrarios,
el Altísimo truena desde el cielo,
el Señor juzga hasta el confín de la tierra.
Él da fuerza a su Rey,
exalta el poder de su Ungido. 
 
Ecos de la lectura
 
Lectura del Evangelio: Cántico de María o Magníficat (Lc 1, 46-55)
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, 
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.
 
Tiempo de meditación. Textos para acompañar…
 
1. El culmen de la libertad humana
La libertad humana se verifica entrando en una relación de confianza con los demás y entregándose a ellos, y se deteriora cuando se encierra en sí misma. La libertad no es calculadora, sino que se realiza en el amor, que exige siempre gratuidad. Y sólo Dios es merecedor de un abandono y una confianza sin condiciones ni límites, porque en Él la libertad humana puede realmente expresar por completo su voluntad de entrega.
El hombre se salva, no simplemente obedeciendo a una ley exterior, sino amando, entregándose y creyendo en Dios. María, dichosa por haber creído, es figura antropológica de la vocación humana a la felicidad.
 
2. Oración de alabanza “Proclama mi alma la grandeza del Señor”
El agradecimiento es la primera expresión de la fe. No lo son, en cambio, la lamentación, la crítica, la amargura, la autocompasión ni el derrotismo, que son actitudes de falta de fe, porque la verdadera fe prorrumpe espontáneamente en la alabanza y el agradecimiento. Alabanza por todo cuanto Dios realiza en nosotros y en el mundo; agradecimiento al reconocernos agraciados y al tomar conciencia de que la misericordia divina «se extiende de generación en generación». Es una invitación a confesar que también muchos discursos eclesiásticos, por así decirlo, muchas recriminaciones y muchas amarguras son fruto de una fe empobrecida.
 
3. Los ojos de la fe “Ha hecho obras grandes en mi favor”
Nos preguntamos: ¿cuáles son esas obras grandes? Seguramente María puede intuirlas, por la fe, en el pequeño germen de vida apenas perceptible que lleva en su seno; sin embargo, desde el punto de vista humano no es un hecho extraordinario. Es la fe la que le hace descubrir realidades grandes en cosas pequeñas, realidades definitivas en hechos incipientes, realidades perennes en las realidades efímeras. Mientras que la poca fe nunca está contenta ni satisfecha y querría siempre ver más, la fe verdadera está contenta y reconoce en los más insignificantes signos el poder de Dios.
 
[Extraído de Carlo M. Martini, Una libertad que se entrega 
En meditación con María. Santander, Sal Terrae, 1996, pp. 60-67]
 
Peticiones y acciones de gracias (breves y personales)
Oración común: Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.
Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Padre Nuestro
 
Dios te salve María, 
del Rocío señora, 
luna, sol, norte y guía, 
y pastora celestial. 
 
Dios te salve María, 
todo el pueblo te adora, 
y repite a porfía, 
como tu no hay otra igual. 
 
ESTRIBILLO 
Olé, olé, olé, olé, olé, 
olé, olé, olé, olé, olé, 
olé, olé, olé, olé,olé, 
olé, olé, olé, olé, 
al Rocío yo quiero volver, 
a rezarle a la Virgen con fe 
con un... 
(BIS) 
 
Dios te salve María, 
manantial de dulzura, 
a tus pies noche y día, 
te venimos a rezar. 
 
Dios te salve María, 
un rosal de hermosura, 
eres tú, madre mía, 
de pureza virginal. 
 
 
 
 
 

Mensajeros y profetas: transmisores de la sabiduría del PADRE, MADRE.

Desde siempre, en todos los tiempos, han existido grandes mensajeros y profetas, han sido hombres sabios, dueños de la verdadera sabiduría divina que solo proviene de nuestro PADRE el CREADOR; hermanos humildes y sencillos, sin egoísmo en sus corazones, que aprendieron a conocerse a si mismos y aprendieron a amar, respetar y servir al prójimo como DIOS manda, seres con una capacidad de entrega hacia los demás, como ya casi no se ve; dedicaron sus vidas a extender la luz, el amor y la verdad por cada rincón por donde pasaban; tal sabiduría  fue inspirada directamente por el PADRE CREADOR  y la dejaron  consignada por escrito, utilizando los medios que se disponían en cada tiempo; es así como por ejemplo, Noé y Moisés, dejaron sus escritos utilizando la corteza de los árboles; en tiempos más recientes, igualmente se dejaron  los escritos de aquellas luces que seguían al maestro JESUS, llamados en la tierra los apóstoles; también las enseñanzas que dejo escritas el mismo Jesús.
 
Oración jueves 25 de abril de 2013
 
CANTO:
En el nombre del Señor nos hemos reunido. Ved que gozo es que los hermanos se quieran. Cristo siempre está en medio de nosotros.
 
REFLEXION:  
Desde siempre, en todos los tiempos, han existido grandes mensajeros y profetas, han sido hombres sabios, dueños de la verdadera sabiduría divina que solo proviene de nuestro PADRE el CREADOR; hermanos humildes y sencillos, sin egoísmo en sus corazones, que aprendieron a conocerse a si mismos y aprendieron a amar, respetar y servir al prójimo como DIOS manda, seres con una capacidad de entrega hacia los demás, como ya casi no se ve; dedicaron sus vidas a extender la luz, el amor y la verdad por cada rincón por donde pasaban; tal sabiduría  fue inspirada directamente por el PADRE CREADOR  y la dejaron  consignada por escrito, utilizando los medios que se disponían en cada tiempo; es así como por ejemplo, Noé y Moisés, dejaron sus escritos utilizando la corteza de los árboles; en tiempos más recientes, igualmente se dejaron  los escritos de aquellas luces que seguían al maestro JESUS, llamados en la tierra los apóstoles; también las enseñanzas que dejo escritas el mismo Jesús. 
Debemos tomar plena conciencia, que lo que el mundo llama las “sagradas escrituras” existen como tal, y fueron dejadas por hombres; pero, hombres íntegros y sabios, con su conciencia bien despierta y lucida; hombres llenos de verdadero amor y de luz en su espíritu, seres que tenían pleno conocimiento de las leyes del CREADOR, y amaban al prójimo desinteresadamente, reconociéndolo como hermano espiritual, todos hijos de un solo PADRE y amorosos, sabios  y perfectos.
 
CANTO: 
Busca el silencio, 
ten alerta el corazón,
calla y contempla
 
LECTURA 1: PROVERBIOS 2
Haz tuyas mis palabras, hijo mío;
guarda en tu mente mis mandamientos.
Presta oído a la sabiduría;
entrega tu mente a la inteligencia.
Pide con todas tus fuerzas
inteligencia y buen juicio;
entrégate por completo a buscarlos,
cual si buscaras plata o un tesoro escondido.
Entonces sabrás lo que es honrar al Señor;
¡descubrirás lo que es conocer a Dios!
Pues el Señor es quien da la sabiduría;
la ciencia y el conocimiento brotan de sus labios.
El Señor da su ayuda y protección
a los que viven rectamente y sin tacha;
cuida de los que se conducen con justicia,
y protege a los que le son fieles.
Sabrás también lo que es recto y justo,
y estarás atento a todo lo bueno,
pues tu mente obtendrá sabiduría
y probarás la dulzura del saber.
La discreción y la inteligencia
serán tus constantes protectoras;
ellas te librarán del mal camino
 
Meditación del texto
 
POEMA:
¡OH Libro! Hermoso y Sacrosanto
que iluminas al mundo con todo tu esplendor
encierras en tus hojas la belleza eterna
de ese Cristo amante, nuestro Redentor.
 
Tú guías e iluminas la senda de la vida
A todo el desdichado que busca apoyo en ti,
Tus versos tan hermosos que enseñas dulcemente
A evocar el cielo donde está Jesús.
 
La mano del Divino te hizo para siempre
La lumbre más sagrada de la inmortalidad,
A cada paso nuestro tu faro nos alumbra
Porque eres la esencia de la Santa Trinidad.
 
Nosotros los hermanos un día partiremos
De esta vida pasajera “en cuanto a lo mortal”,
Pero tú ¡Biblia Hermosa! ¡Pletórica y Divina!
Tú perdurarás para siempre por una eternidad.
 
 
CANTO: 
TODA MI VIDA TE BENDECIRE Y ALZARE LAS MANOS INVOCANDOTE. ¡ALELUYA! 
 
1. Oh Dios Tú eres mi Dios
por Ti madrugo mi alma está sedienta de Ti
mi carne tiene ansia de Ti
como tierra reseca agostada sin agua. 
 
2. ¡Cómo te contemplaba
en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria! 
Tu gracia vale más que la vida 
te alabarán mis labios. 
 
3. Porque fuiste mi auxilio 
y a la sombra de tus alas 
canto con júbilo. 
Mi alma está unida a Ti 
y tu diestra me sostiene. 
   
4. Toda mi vida te bendeciré 
y alzaré las manos invocándote. 
Me saciaré como de enjundia 
y de manteca y mis labios 
te alabarán jubilosos.
 
Himno Recitado en 2  grupos:
Santa Biblia para mí
Eres un tesoro aquí;
Tú contienes con verdad
La divina voluntad;
Tú me dices lo que soy,
De quién vine y a quién voy.
 
Tú reprendes mi dudar;
Tú me exhortas sin cesar;
Eres faro que a mi pie,
Lo conduce por la fe
A las fuentes del amor
Del bendito Salvador.
 
Eres infalible voz
Del Espíritu de Dios,
Que vigor al alma da
Cuando en aflicción está;
Tú me enseñas a triunfar
De la muerte y el pecar.
 
Por tu santa letra sé
Que con Cristo reinaré;
Yo, que tan indigno soy,
Por tu luz al cielo voy;
¡Santa Biblia! para mí
Eres un tesoro aquí.
 
TODOS JUNTOS:
BIBLIA PRECIOSA          DE DIOS  ENVIADA
CELESTE ANTORCHA    DE LA VERDAD
SU LUZ ME BASTA         NADA ME FALTA
POR ELLA ME  HABLA   DIOS SIN TARDAR
SANTA PALABRA            GRATO TESORO
YA CANTA MI ALMA      SU PLENITUD
ME GUIA A CRISTO        DO HALLO REPOSO
PAZ REGOCIJO                VIDA Y SALUD
LIBRO DIVINO                GUIA SUPREMA
EN EL CONFIO                MARCHO POR FE
GRAN DON DEL CIELO  AL MUNDO ENTERO
POR EL POSEO                SUMO SABER
 
LECTURAS
Las Sagradas Escrituras… te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia," (2 Timoteo 3:15, 16).
 
"Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia" (2 Pedro 1:3, 4). 
las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida" (Jn 6:63). 
 
"¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra…En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti" (Sal 119:9,11).
Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que
el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones" (2 P 1:19).
 
"Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos" (Sal 19:8). "Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino…La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples" (Sal 119:105, 130).
"Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho" (Jn 15:7).
 
Meditación de los textos  por 15 minutos
 
ORACIONES DE LA COMUNIDAD
EL PADRE NUESTRO CANTADO
 
ORACION FINAL
Señor Jesucristo, imploramos tu protección y  intercesión ante el Padre por toda la Comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.
Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
BENDICIONES FINALES
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
AdjuntoTamaño
Mensajeros y profetas: transmisores de la sabiduria del PADRE, MADRE171.19 KB

Oración de acción de gracias por el curso 2012/13

Dando gracias al Espíritu Santo por este curso, por su acompañamiento, y por su presencia en cada uno de nosotros. Como amigos y hermanos que están atentos unos de otros; aunque no se sepa, aunque no se vea, aunque no se diga; somos una familia. Una pequeña comunidad como la que se formó alrededor de Jesús, aglutinada por Jesús; que aunque tenemos debilidades y errores, como ellos; somos sanación y ayuda en muchos casos para quienes nos rodean, e incluso testimonio pues se siente la Presencia entre nosotros. No nos desanimemos por nuestras faltas, caminemos a pesar de eso; nos dirán que no vale nada Crismhom; pues bueno, en realidad no vale mucho; pero entre nosotros el Señor actúa para bien de muchos que están abandonados de instituciones, familia y religion, y aportamos un poquito de esperanza a quienes están desesperados; a veces un poco de paz a quienes están tan culpabilizados por sí mismos y por los demás. Que el Señor nos permita continuar caminando, aunque sea con tropiezos; aunque sea imperfecto, que sea su obra y no la nuestra, que sea su Palabra y no la nuestra, que sea su Espíritu y no el nuestro.
 
Himno: Consolad a mi pueblo (Is. 40,1 ss)
Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios;
hablad con cariño a Jerusalem, gritadle:
que se ha cumplido su servicio y esta pagado su crimen,
pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados.
 
Una voz grita: En el desierto preparadle un camino al Señor;
allanad en la estepa, una calzada para nuestro Dios;
que los valles se levanten, que los montes y colinas se abajen,
que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale.
 
Se revelará la gloria del Señor y la verán todos los hombres juntos
-ha hablado la boca del Señor-.
 
Dice una voz: ¡Grita!
Respondo: ¿Qué debo gritar?
Toda carne es como la hierba y su belleza como flor campestre:
se agosta la hierba, se marchita la flor,
cuando el aliento del Señor sopla sobre ellos;
pero la palabra de nuestro Dios permanece por siempre.
 
Súbete a un monte elevado, heraldo de Sion;
alza fuerte la voz, heraldo de Jerusalem;
álzala, no temas, di a las ciudades de Judá:
“Aquí está vuestro Dios”. Mirad, el Señor Dios llega con poder, y su fuerza actúa.
Mirad, viene con él su salario, y su recompensa lo precede.
 
Como un pastor que apacienta su rebaño, su brazo lo reúne,
toma en brazos los corderos y hace recostar a las madres. 
 
Canto. “De noche, iremos de noche.”
De noche, iremos de noche, que para encontrar la fuente.
solo la sed nos alumbra, solo la sed nos alumbra.
 
Salmo 70
Dios mío, ¡Ven a librarme!
Señor, ¡Ven pronto en mi ayuda!
¡Que sean puestos en ridículo los que tratan de matarme!
¡Que huyan de forma vergonzosa los que quieren hacerme daño!
¡Que huyan avergonzados los que se burlan de mí!
 
Pero que todos los que te buscan se llenen de alegría;
Los que desean tu salvación digan siempre: “¡Dios es grande!”
Y a mí, pobre y afligido,  Dios mío,
¡Ven pronto a ayudarme!
Tu eres quien me ayuda y liberta;
¡No te tardes, Señor!
 
Canto. “nada te turbe.”
Nada te turbe, nada te espante, 
quien a Dios tiene, nada le falta,
solo Dios basta.
 
Lectura de la Buena Noticia: Venid a mí y descansad (Mt 11, 25-30).
Por aquel tiempo, Jesús dijo, lleno de alegría, "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has mostrado a los sencillos las cosas que ocultaste a los sabios y entendidos. Sí Padre, porque así lo has querido".
 
Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce al Hijo, sino el Padre, y nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquellos a quienes el Hijo quiera darlo a conocer.
 
Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré reposar. Aceptad el yugo que yo os impongo, y aprended de mi, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrareis descanso. Porque el yugo y la carga que yo os impongo son ligeros.
 
Meditación de la Palabra (10 minutos de silencio). 
 
Peticiones, acciones de gracias.
 
Padre Nuestro. Nos damos la paz.
 
Oración LGTB
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en su soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual, y que no son comprendidos ni aceptados por su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM. Para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Bendición final
 
Canto. “Ubi Cáritas et amor.”
Ubi caritas et amor, Deus ubi est.
 
Foto: "Paisaje atardecer", pintura de Ramón Margareto.

Oración del jueves: "Preparad el camino del Señor"

UTOPÍA (Eduardo Galeano)
 
Ella está en el horizonte. 
Me acerco dos pasos, 
ella se aleja dos pasos. 
Camino diez pasos 
y el horizonte se corre 
diez pasos más allá. 
Por mucho que yo camine 
nunca la alcanzaré. 
¿Para qué sirve la utopía? 
Para eso sirve: 
¡para caminar! 
 
Lucas 3 2ss
 
Siendo sumos sacerdotes Anás y Caifás, vino palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y él fue por toda la región contigua al Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón de pecados, como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; Enderezad sus sendas. Todo valle se rellenará, y se bajará todo monte y collado; Los caminos torcidos serán enderezados, Y los caminos ásperos allanados;  Y verá toda carne la salvación de Dios. 
 
Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: ¡Oh generación de víboras!   ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre;  porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa en el fuego. Y la gente le preguntaba, diciendo: Entonces, ¿qué haremos?  Y respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo.  Vinieron también unos publicanos para ser bautizados,  y le dijeron: Maestro, ¿qué haremos?  El les dijo: No exijáis más de lo que os está ordenado. También le preguntaron unos soldados, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y les dijo: No hagáis extorsión a nadie, ni calumniéis; y contentaos con vuestro salario.
 
Silencio
Escuchad esta  sorprendente y gozosa noticia: el Señor viene, se acerca, está llegando. Aunque es de noche y la oscuridad nos borra el camino, la esperanza es la antorcha que nos alumbra para seguir caminando.
 
Alegraos, pues, el Señor viene, está  llegando.
 
L1. Despertad ya de ese pesado letargo, abrid  los ojos para reconocer a los heraldos de la Gran  Noticia que se  están acercando a las puertas de la ciudad; bajad  todos los puentes levadizos, y asomad  vuestra alegría desde el  alfeizar de la ventana. Porque, contra la espesura  de la noche,la luz del alba viene derritiendo las sombras y  anunciando la  emergencia de  un  sol radiante.
 
TODOS: ¡“Marana tha”, ven, Señor Jesús! Que  tu  presencia nos ayude a llenar el vacío de tantas utopías muertas; y a restaurar  la insatisfacción por  tantas esperas frustradas. Desde la  indecisa luz del alba te esperamos, Señor.
 
L2 Te esperamos con el corazón abierto a lo insospechado como María la de Jesús; Con los oídos pegados  a las nuevas melodías como Isabel de Aín Karín; con la mirada penetrante  de José de Nazaret, para  descubrir, en el fondo de la historia, el lugar  donde Dios anida; con la humilde sumisión al misterio  de Zacarías de Jerusalén cuando ya las certezas no bastan.
 
TODOS: ¡Marana tha, ven, Señor Jesús! Te esperamos como la tierra reseca espera la lluvia bienhechora; como las piedras que hacen sonoro el cristal del río gritaremos con alegría tu llegada.
 
L1. No viene el Señor por el descuido y el desprecio de las cosas: por el grifo de agua siempre abierto, ni la batería del coche siempre encendida; por la acera de casa sucia, ni  el armario y la despensa reventando de lo que nos sobra. El Señor viene por la sobriedad y  el cuidado esmerado de las cosas  y de  la Tierra, en la que somos una sola familia y una sola comunidad.
 
TODOS: Cuando tú vengas, Señor, la tierra será un jardín; el desierto, un hontanar de agua fresca; y los campos reventarán de espigas y de vida. ¡Ven, Señor Jesús!
 
L2. No vendrá el Señor por el escabroso atajo de la injusticia: por la explotación del emigrante  y el desahucio de los hogares; por la apropiación de los recursos y la exclusión de los pobres y los sin-techo.
 
El Señor Jesús viene por la distribución justa y equitativa de los bienes y el compartir con el pobre y necesitado  lo nuestro hasta que nos duela.
 
TODOS: Cuando tú vengas, Señor, nuestra ciudad será una gran familia donde todos nos tratemos con respeto y compasión, donde todas y todos nos descubramos  hermanos.¡Ven, Señor, Jesús!
 
L1. No vendrá el Señor por el camino del odio, de  la guerra y la muerte: no vendrá por la violencia de género, la xenofobia y la exclusión de los diferentes; tampoco vendrá por el racismo y la homofobia. El Señor viene por la cultura de la tolerancia, de la acogida  y la amistad; vendrá, sobre todo, por la comprensión mutua, la solidaridad y la cooperación. El Señor vendrá siempre en el amor.
 
TODOS: Cuando tú vengas, Señor, el emperador  envidiará el lugar del siervo; las religiones serán una fiesta de hermandad; y la Iglesia se habrá convertido al Evangelio. Nuestra casa, será la casa de la acogida y del servicio mutuo, de la esperanza y  la alegría,  de  la paz  y del amor sin fronteras. ¡Ven, Señor Jesús!
 
ORACIÓN POR LA COMUNIDAD LGTB.
 
Te pedimos, Señor, por todo el colectivo lgtb. Ten presente sus dificultades, sus gozos y sus esperanzas. Que sepan de tu presencia y de tu amor incondicional. Y concédenos a nosotros, que en medio de este colectivo, nos mostremos como cristianos valientes, con coherencia de vida y con criterios evangélicos, para poder ser signo de tu amor entre quienes no te conocen y te rechazan, por tener una imagen distorsionada de ti. 
 
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren la soledad, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno. Te pedimos y te damos gracias por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 

Oración ecuménica de los jueves: Sobre los ídolos

La primera preocupación del hombre en general es la búsqueda ansiosa de lo necesario para dar seguridad a la existencia. Donde ponemos nuestra seguridad, ahí encontramos nuestro valor supremo, nuestros afanes, obsesiones y preocupaciones. Nuestros ídolos que a menudo mantenemos escondidos: el dinero, la ambición, el éxito profesional, yo como centro de todo, la tendencia a estar por encima de los demás, la pretensión de ser los únicos amos de nuestra vida, y muchos otros. Esta adoración idolátrica nos encierra en nosotros mismos e imposibilita la apertura a Dios y a los hermanos. Obsesión por competir, especular y acumular, frente a la vida y la relación desinteresada con los demás. El Reino empieza a estar presente entre nosotros cuando posibilitamos la fraternidad, cuando hay confianza y no competitividad, la ayuda es recíproca y el compartir espontáneo. Transformar la preocupación en ocupación. Creer en Dios, poner en Él nuestra confianza, es sostenernos en Él.

ORACIÓN.     Lectura a una sola voz.

¡Oh Dios! A ti te invoco al inicio del día.
Ayúdame a orar y a concentrar mis pensamientos en ti;
no lo logro por mí mismo.
Reina en mí la oscuridad pero en ti está la luz;
estoy solo, pero tú no me abandonas;
estoy desalentado, pero en ti está la ayuda;
estoy intranquilo, pero en ti la paz;
la amargura me domina, pero en ti está la paciencia;
no comprendo tus caminos, pero tú sabes el camino para mí.

Dietrich Bonhoeffer. Oración de la Mañana.

CANTO     Todos mis pensamientos reúne en ti. En ti está la luz; siempre estás ahí. En ti el auxilio y la paciencia en ti. No entiendo tus sendas pero tú iluminas la senda para mí.

MEDITACIÓN
La primera preocupación del hombre en general es la búsqueda ansiosa de lo necesario para dar seguridad a la existencia. Donde ponemos nuestra seguridad, ahí encontramos nuestro valor supremo, nuestros afanes, obsesiones y preocupaciones. Nuestros ídolos que a menudo mantenemos escondidos: el dinero, la ambición, el éxito profesional, yo como centro de todo, la tendencia a estar por encima de los demás, la pretensión de ser los únicos amos de nuestra vida, y muchos otros. Esta adoración idolátrica nos encierra en nosotros mismos e imposibilita la apertura a Dios y a los hermanos. Obsesión por competir, especular y acumular, frente a la vida y la relación desinteresada con los demás. El Reino empieza a estar presente entre nosotros cuando posibilitamos la fraternidad, cuando hay confianza y no competitividad, la ayuda es recíproca y el compartir espontáneo. Transformar la preocupación en ocupación. Creer en Dios, poner en Él nuestra confianza, es sostenernos en Él.

CANTO

Nada te turbe nada te espante; quien a Dios tiene nada le falta.
Nada te turbe nada te espante: sólo Dios basta.

SALMO 120.     Lectura a dos coros
Levanto mis ojos a los montes:
¿de dónde me vendrá el auxilio?
El auxilio me viene del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.

No permitirá que resbale tu pie,
tu guardián no duerme;
no duerme ni reposa
el guardián de Israel.

El Señor te guarda a su sombra,
está a tu derecha;
de día el sol no te hará daño,
ni la luna de noche.

El Señor te guarda de todo mal,
él guarda tu alma;
el Señor guarda tus entradas y salidas,
ahora y por siempre.

CANTO

Bonum est confidere in Domino, bonum sperare in Domino.
Es bueno confiar y esperar en el Señor


LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (6,24-34)
«Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero. «Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida? Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal.


SILENCIO / PETICIONES Y ACCIÓN DE GRACIAS / PADRE NUESTRO


ORACIÓN
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

BENDICIÓN FINAL

Oración por la unidad de los cristianos

“El ecumenismo es, en primer lugar, una cuestión de oración de caridad y de humildad”. La teóloga Jutta Burggraf afirma que el ecumenismo no es sólo una cuestión de doctrina teológica ni de colaboración pastoral, sino en primer lugar de oración de caridad y de humildad. Durante el octavario, los cristianos católicos, ortodoxos y protestantes de todas las denominaciones -esparcidos por el mundo entero- están invitados a rezar juntos por su unidad.

Canto de entrada

VAMOS A PREPARAR EL CAMINO DEL SEÑOR.
VAMOS A CONSTRUIR
LA CIUDAD DE NUESTRO DIOS.
 
Vendrá el Señor con la aurora,
Él brillará en la mañana,
pregonará la verdad.
 
Vendrá el Señor con su fuerza,
Él romperá las cadenas,
Él nos dará la libertad.

El estará a nuestro lado,
Él guiará nuestros pasos
Él nos dará la salvación.
 
Nos limpiará del pecado.
Ya no seremos esclavos.
Él nos dará la libertad.
 
Visitará nuestras casas,
Nos llenará de esperanza.
Él nos dará la salvación.
 
Compartirá nuestros cantos,
todos seremos hermanos
Él nos dará la libertad.
 
Invocación inicial

Padre somos hijos tuyos y venimos a ponernos en tu presencia, levantamos la mirada de nuestro corazón hacia ti y te pedimos que nos escuches e inclines tu oído y todo tu ser hacía nosotros y todos los miembros de Crismhom.

Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.

Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.

Canto

Bendigamos al Señor, Dios de toda la creación      
por habernos regalado su Amor.      
Su bondad y su perdón, y su gran fidelidad
 por los siglos de los siglos durarán.
 
EL ESPÍRITU DE DIOS
HOY ESTÁ SOBRE MÍ,
Y ES QUIEN ME HA UNGIDO
PARA PROCLAMAR
LA BUENA NUEVA A LOS MÁS POBRES,
LA GRACIA DE SU SALVACIÓN. (bis)

Enviado con poder, y en el nombre de Jesús,
a sanar a los enfermos, del dolor;
a los ciegos dar visión, a los pobres la verdad,
y a los presos y oprimidos libertad.

Con la fuerza de su Amor y de la Resurrección
anunciamos llega ya la salvación,
que ni el miedo ni el temor,
ni la duda o la opresión
borrarán la paz de nuestro corazón.

 

“El ecumenismo es, en primer lugar, una cuestión de oración de caridad y de humildad”. La teóloga Jutta Burggraf afirma que el ecumenismo no es sólo una cuestión de doctrina teológica ni de colaboración pastoral, sino en primer lugar de oración de caridad y de humildad. Durante el octavario, los cristianos católicos, ortodoxos y protestantes de todas las denominaciones -esparcidos por el mundo entero- están invitados a rezar juntos por su unidad.

La Semana se celebra del 18 al 25 de enero, día en que la Iglesia conmemora la conversión de San Pablo. La fecha es significativa: nos recuerda que no podemos acercarnos unos a otros sin una profunda conversión interior, sin buscar cada uno vivir en intimidad con Cristo. Es en Él donde nos uniremos algún día. La esperada unidad no será un producto de nuestras fuerzas, sino «un don que viene de lo alto». Su verdadero protagonista es el Espíritu Santo, quien nos conduce, por los caminos que quiere, hacia la madurez cristiana.

En la oración encontramos sobre todo a Dios, pero de manera especial también a los demás. Cuando rezo por alguien, le veo a través de otros ojos, ya no con aquellos llenos de sospecha o de ánimo de control, sino con los ojos de Dios. De esta manera, puedo descubrir lo bueno en cada persona, en cada planteamiento. Dejo aparte mis prejuicios y comienzo a sentir simpatía por el otro.

Rezar significa, purificar el propio corazón, para que el otro verdaderamente pueda tener sitio dentro de él. Si tengo prejuicios o recelos, cualquiera que entre en ese recinto recibirá un golpe rudo. Tenemos que crear un lugar para los demás en nuestro interior. Tenemos que ofrecerles nuestro corazón como lugar hospitalario, donde puedan encontrar mucho respeto y comprensión.

Si conseguimos esto, será más auténtico el diálogo. A veces, creemos poder disimular fácilmente nuestros sentimientos y pensamientos negativos. Tratamos de guardar las apariencias, y luego nos asombramos que los demás desconfíen de nosotros. La razón es muy sencilla: los demás suelen percibir con gran nitidez lo que pasa en nuestro interior. Notan si los aceptamos o los rechazamos, y actúan en consecuencia. Así vemos la importancia de empezar por nosotros mismos en la búsqueda de la unidad.

Con razón, porque el ecumenismo no es, en primer lugar, una cuestión de doctrina teológica ni de colaboración pastoral, sino de oración  de caridad y de humildad. Así como la falta de amor engendra desuniones, la «santidad de vida» puede considerarse como el «alma» o motor de todo el movimiento ecuménico.

Es significativo que Juan Pablo II haya invitado repetidas veces a una purificación de la memoria a todas las personas y asociaciones. Sabemos bien que la memoria no es sólo una facultad relativa al pasado; por el contrario, influye profundamente en el presente. Lo que recordamos afecta, con frecuencia, a nuestras relaciones con los demás. Si una herida del pasado queda en la memoria, esta herida puede llevar a una persona a encerrarse en sí misma; puede traducirse en una cierta resistencia a encontrarse de una manera serena entre los demás, y puede dificultar o incluso impedir una amistad.

Podemos estar seguros de que una persona contribuye más a la unidad de la Iglesia cuando procura transmitir el amor de Dios a los demás, que cuando se dedica a los diálogos teológicos más eruditos con un corazón frío.

“El ecumenismo no es una elección opcional, sino un deber sagrado”. A la vez, el diálogo tiene distintos niveles o «círculos». Tiene que comenzar antes, en la «propia casa», entre los mismos católicos, ortodoxos, evangelicos, anglicanos, etc  que tienen que conocerse ellos mismos para entenderse bien. No debemos excluir de nuestro interés y cariño a las personas de otras comunidades de nuestra misma iglesia. Hay mucha variedad en nuestras Iglesias.

Asimismo, tienen una viva conciencia de que el diálogo va más allá del ecumenismo. Se dirige también a los seguidores de otras religiones y al mundo secularizado. Allí nos espera una inmensa tarea, que sólo podemos afrontar si estamos unidos: con Dios, entre nosotros  (los católicos, los anglicanos, los……,) y con todos los cristianos.

Canto

Gracias quiero darte por amarme.
Gracias quiero darte yo a Ti, Señor.
Hoy soy feliz porque te conocí.
Gracias por amarme a mí también.

YO QUIERO SER, SEÑOR, AMADO
 COMO EL BARRO EN MANOS DEL ALFARERO.
TOMA MI VIDA, HAZLA DE NUEVO
YO QUIERO SER UN VASO NUEVO.
 
Te conocí y te amé.
Te pedí perdón y me escuchaste.
Si te ofendí, perdóname, Señor
pues te amo y nunca te olvidaré.

Lectura del profeta Miqueas
¿Con qué me presentaré al Señor y me postraré ante el Dios de lo alto? Me presentaré ante él con holocaustos, con novillos que tengan un año. ¿Agradarán al Señor miles de carneros? ¿Le complacerán diez mil ríos de aceite? ¿Le entregaré mi primogénito por mi delito, el fruto de mis entrañas por mi pecado?.

Se te ha hecho conocer lo que está bien, lo que el Señor exige de ti, ser mortal: tan sólo respetar el derecho, practicar con amor la misericordia y caminar humildemente con tu Dios.

Lectura de los Hechos de los Apóstoles
Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos. De repente vino del cielo un ruido, como de viento huracanado, que llenó toda la casa donde se alojaban. Aparecieron lenguas como de fuego, repartidas y posadas sobre cada uno de ellos. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, según el Espíritu les permitía expresarse. Residían entonces en Jerusalén judíos piadosos, venidos de todos los países del mundo. Al oírse el ruido, se reunió una multitud, y estaban asombrados porque cada uno oía a los apóstoles hablando en su propio idioma. Fuera de sí por el asombro, comentaban: ¿No son todos los que hablan galileos? ¿Pues cómo los oímos cada uno en nuestra lengua nativa? Partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, Judea y Capadocia, Ponto y Asia, Frigia y Panfilia, Egipto y los distritos de Libia junto a Cirene, romanos residentes, judíos y prosélitos, cretenses y árabes: todos los oímos contar, en nuestras lenguas, las maravillas de Dios.


Ecos de las lecturas.

 

Canto
VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR,
CANTANDO VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR,
LOS QUE CAMINAN POR LA VIDA, SEÑOR,
SEMBRANDO TU PAZ Y AMOR. (bis)

Vienen trayendo la esperanza
a un mundo cargado de ansiedad,
a un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.
 
Vienen trayendo entre sus manos
esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano
que nace del bien y la verdad.
 
Cuando el odio y la violencia
aniden en nuestro corazón,
el mundo sabrá que por herencia
le aguardan tristezas y dolor.
 

Evangelio según San Juan capítulo 17
Así habló Jesús. Después, levantando la vista al cielo, dijo: Padre, ha llegado la hora: da gloria a tu Hijo para que tu Hijo te dé gloria; ya que le has dado autoridad sobre todos los hombres para que dé vida eterna a cuantos le has confiado. En esto consiste la vida eterna: en conocerte a ti, el único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesús el Mesías. Yo te he dado gloria en la tierra cumpliendo la tarea que me encargaste hacer. Ahora tú, Padre, dame gloria junto a ti, la gloria que tenía junto a ti, antes de que hubiera mundo. He manifestado tu nombre a los hombres separados del mundo que me confiaste: eran tuyos y me los confiaste y han cumplido tus palabras. Ahora comprenden que todo lo que me confiaste procede de ti. Las palabras que tú me comunicaste yo se las comuniqué; ellos las recibieron y comprendieron realmente que vine de tu parte, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me has confiado, pues son tuyos. Todo lo mío es tuyo y lo tuyo es mío: en ellos se revela mi gloria. Ya no estoy en el mundo, mientras que ellos están en el mundo; yo voy hacia ti, Padre Santo, guárdalos con tu nombre, a los que me diste, para que sean uno como nosotros. Mientras estaba con ellos, yo los guardaba con tu nombre a los que me diste; los custodié y no se perdió ninguno de ellos, excepto el destinado a la perdición, para cumplimiento de la Escritura. Ahora voy hacia ti; y todavía en el mundo digo esto para que posean mi alegría completa. Yo les comuniqué tu palabra, y el mundo los odió, porque no son del mundo, igual que yo no soy del mundo. No pido que los saques del mundo, sino que los libres del Maligno. No son del mundo, igual que yo no soy del mundo. Conságralos con la verdad: tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo los envié al mundo. Por ellos me consagro, para que queden consagrados con la verdad. No sólo ruego por ellos, sino también por los que han de creer en mí por medio de sus palabras. Que todos sean uno; como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. Yo les di la gloria que tú me diste para que sean uno como lo somos nosotros. Yo en ellos y tú en mí, para que sean plenamente uno; para que el mundo conozca que tú me enviaste y los amaste como me amaste a mí. Padre, quiero que los que me confiaste estén conmigo, donde yo estoy; para que contemplen mi gloria; la que me diste, porque me amaste antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido; yo te he conocido y éstos han conocido que tú me enviaste. Les di a conocer tu nombre y se lo daré a conocer, para que el amor con que tú me amaste esté en ellos, y yo en ellos.

Espacio de silencio.

Canto

DIOS ESTÁ AQUÍ,
TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO,
 TAN CIERTO COMO LA MAÑANA SE LEVANTA,
TAN CIERTO COMO QUE ESTE CANTO LO PUEDES OÍR.

Lo puedes oír, moviéndose entre los que aman.
Lo puedes oír, cantando con nosotros aquí.
Lo puedes llevar, cuando por esta puerta salgas.
Lo puedes guardar, para siempre en tu corazón.
 

- Enciende en nuestros corazones el deseo de superar todo lo que nos divide para que podamos ver a un solo Cristo en nuestras particiones del Pan.

-Aumenta nuestro seguimiento y nuestra amistad contigo y con los demás para que podamos permanecer fieles a tu llamada y ser auténticos.

-Caminando como amigos de Jesús, acompañemos a las comunidades marginadas en todo el mundo, con las que Cristo ha elegido identificarse, para superar siglos de vergüenza y encontrar la libertad y la dignidad.

-Que tengamos amistad con esos amigos de Cristo, como los cristianos, que son frecuentemente perseguidos por elegir a Cristo y rechazar las castas.

-Caminando más allá de las barreras, construyamos comunidades de unidad e igualdad.

-Concédenos valentía para que podamos superar culturas y estructuras que nos impiden reconocer la presencia de Dios en cada uno de nosotros.

-Caminando en celebración, llegamos a ver que la unidad que compartimos en nuestras comunidades es un testimonio profundo del evangelio de la fe y la esperanza. Mientras celebramos esta unidad, alegrémonos también por nuestras ricas diversidades que reflejan la vida de la Trinidad

 

Peticiones y acciones de gracias. Voluntarias.


Acción de gracias comunitaria

Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Padre Nuestro.
 
Bendición.

Canto  Alma misionera
Señor, toma mi vida nueva
antes de que la espera,
desgaste años en mí.
estoy dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea,
tu llámame a servir.
 
LLÉVAME DONDE LOS HOMBRES
NECESITEN TUS PALABRAS,
NECESITEN MIS GANAS DE VIVIR
DONDE FALTE LA ESPERANZA
DONDE FALTE LA ALEGRÍA
SIMPLEMENTE, POR NO SABER DE TI.
 
Te doy mi corazón sincero,
Para gritar sin miedo,
tu grandeza, Señor.
Tendré tus manos sin cansancio
Tu historia entre mis labios
y fuerza en la oración.
 
Y así en marcha iré cantando
Por calles predicando
lo bello que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra
que tenga sed de Dios.
 

 

San Francisco de Asis

Nos congregamos en oración ante el Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.
 
 
Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.
 
Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB que nos rechazan por ser cristianos. 
 
¡PAZ Y BIEN!
 
Con este saludo los hermanos franciscanos saludan a la manera de su Padre espiritual a todo aquél viviente con el que se topan. Como Cristo Resucitado nos saludamos hoy con este mismo deseo, y entramos en clima de oración, pidiendo siempre al Espíritu Santo que nos ilumime y nos guíe hacia el amor de Dios. Comenzamos, pues, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
 
Canto: Himno CANTICO DE LAS CRIATURAS
 
Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor,
tuyas son la alabanza, la gloria y el honor;
tan sólo tú eres digno de toda bendición,
y nunca es digno el hombre
de hacer de ti mención.
 
Loado seas por toda criatura, mi Señor,
y en especial loado por el hermano sol,
que alumbra, y abre el día,
y es bello en su esplendor,
y lleva por los cielos noticia de su autor.
 
Y por la hermana luna, de blanca luz menor,
y las estrellas claras, que tu poder creó,
tan limpias, tan hermosas,
tan vivas como son,
y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor!
 
Y por la hermana agua,
preciosa en su candor,
que es útil, casta, humilde: ¡loado mi Señor!
Por el hermano fuego,
que alumbra al irse el sol,
y es fuerte, hermoso,
alegre: ¡loado mi Señor!
 
Y por la hermana tierra,
que es toda bendición,
la hermana madre tierra,
que da en toda ocasión
las hierbas y los frutos y flores de color,
y nos sustenta y rige: ¡loado mi Señor!
 
Y por los que perdonan
y aguantan por tu amor
los males corporales y la tribulación:
¡felices los que sufren en paz con el dolor,
porque les llega el tiempo de la consolación!
 
Y por la hermana muerte: ¡loado mi Señor!
Ningún viviente escapa a su persecución;
¡ay si en pecado grave sorprende al pecador!
¡Dichosos los que cumplen
la voluntad de Dios!
 
¡No probarán la muerte de la condenación!
Servidle con ternura y humilde corazón.
Agradeced sus dones, cantad su creación.
Las criaturas todas, load a mi Señor.
Amén.
 
Ecos de la lectura
 
Canción:  ORACIÓN DE LA SENCILLEZ
 
Señor, hazme instrumento de tu paz, donde haya odio ponga amor, donde haya ofensa, perdón  donde haya error, ponga yo verdad.  Donde haya tinieblas ponga luz, donde haya duda ponga fe, donde haya tristeza, alegría. Oh, mi Señor, ponga yo tu amor.  Porque dando yo recibiré, olvidándome te encontraré, comprendiendo al hombre te seguiré. Oh, mi Señor, enséñame a querer. (bis) 
 
EVANGELIO (Mt 11, 25-30)
 
En aquel tiempo tomando Jesús la palabra, dijo: “Yo te bendigo Padre, Señor del Cielo y de la tierra, porque has ocultado esas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce nadie sino el hijo, y aquel a quien el hijo se lo quiera revelar”.
“Venid a mi todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera”.
 
 
Tiempo de meditación. Textos para reflexionar…
 
- ¿Quieres, Padre, que descansemos aquí un instante?
- Sí, hermano León - respondió Francisco.
Y los dos hermanos se sentaron, uno al lado del otro, al borde del camino, con la espalda apoyada en el tronco de un enorme roble.
- Tienes aspecto de estar muy cansado, Padre - observó León.
- Sí, lo estoy - respondió Francisco-. Y tú también, sin duda. Pero allá arriba, en la soledad de la montaña, todo se arreglará. Ya era tiempo de que saliera. Ya no podía estar más entre mis hermanos.
Francisco se calló, cerró los ojos y permaneció inmóvil, con las manos cruzadas sobre las rodillas, la cabeza un poco apoyada hacia atrás contra el árbol. León le miró entonces atentamente. Y tuvo miedo. Su rostro no estaba solamente hundido y demacrado, sino deshecho y velado por una profunda tristeza. Ni el menor espacio de luz sobre esta cara antes tan luminosa. Sólo sombra de angustia, de una angustia honda, que hundía sus raíces hasta el fondo del alma y la devoraba lentamente. Parecía el rostro de un hombre en una terrible agonía. Un trazo duro atravesaba la frente, y la boca tenía un gesto amargo.
 
Por encima de ellos, escondida en el follaje espeso de un roble, una tórtola dejaba oír su arrullo quejoso. Pero Francisco no la oía. Estaba metido completamente en sus pensamientos. Le llevaban constantemente, a pesar suyo, a la Porciúncula. Su corazón estaba atado a esta humilde parcela de tierra, situada cerca de Asís, y a su iglesia de Santa María, que él mismo había restaurado con sus manos. ¿No era allí donde quince años antes el Señor le había hecho la gracia de comenzar a vivir con algunos hermanos según el Evangelio? Todo era entonces bello y luminoso, como una primavera de la Umbría. Los hermanos formaban una verdadera comunidad de amigos. Entre ellos el trato era fácil, simple, transparente. Era, en verdad, la transparencia de una fuente. Cada uno estaba sometido a todos y no tenía más que un deseo: seguir la vida y la pobreza del altísimo Señor Jesucristo.
 
Y el Señor mismo había bendecido esta pequeñita fraternidad. Y se había multiplicado rápidamente. Y a través de toda la Cristiandad habían florecido otras pequeñas fraternidades de Hermanos. Pero ahora todo estaba amenazando ruina. Ya no había unanimidad en la simplicidad. Entre los hermanos se discutía ásperamente y se destrozaban. Algunos de ellos, que habían entrado tarde en la Orden, pero influyentes y con elocuencia, declaraban sin parpadear que la regla, tal como estaba, no respondía ya a las necesidades de la comunidad. Tenían sus ideas sobre la cuestión. Era preciso, decían, organizar la multitud de Hermanos en una Orden fuertemente constituida y jerarquizada. Y por esto se debían inspirar en la legislación de las grandes Ordenes antiguas y no retroceder ante construcciones amplias y duraderas, que darían a la Orden de Hermanos Menores más altura. Porque, añadían, en la Iglesia, como en todas partes, se respeta al que se hace respetar.
 
Estos, pensaba tristemente Francisco, no tienen el gusto de la simplicidad y de la pobreza evangélica.  Veían que estaban minando la obra que él había edificado con la ayuda del Señor. Y eso le hacía daño, muchísimo daño. Y luego los otros, todos los que so capa de libertad evangélica o por tener aspecto de menospreciarse a sí mismo se permitían toda clase de fantasías y originalidades del peor gusto. Su conducta inquietaba a los fieles y desacreditaba a todos los hermanos. Estos también minaban la obra del Señor. Francisco volvió a abrir los ojos, y fijando intensamente la mirada, murmuró:
- Hay demasiados Hermanos Menores.
Después, bruscamente, como para rechazar esta idea importuna, se levantó y volvió a ponerse en camino.
- Tengo ganas - dijo - de llegar allá arriba y encontrar un verdadero nido de Evangelio. Sobre el monte el aire es más puro y los hombres están más cerca de Dios.
(Leclerc, Eloi. Sabiduría de un pobre, Marova, 1992)
 
Gesto de las semillas. Crismhom, comunidad, Reino de Dios.
 
Peticiones y acciones de gracias (breves y personales)
 
Oración común:
 
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Padre Nuestro

Tiempos litúrgicos Cristianos

Esta sección contiene oraciones y celebraciones de carácter ecuménico en torno a tiempos litúrgicos de las distintas confesiones cristianas.

Preparacion a la Pasión, Muerte y Resurreción de Jesús

Con nosotros está

Esta oracion tuvo lugar el jueves, 7  de marzo de 2013. Avanza la cuaresma.  El mundo cristiano se dispone a prepararse para la Pascua.  En los próximos días rememoraremos la redención.  Jesús hará su entrada en Jerusalén para proclamar su mensaje de amor, libertad y dignidad humana.   Dios hecho hombre nos muestra, con el testimonio de su vida, muerte y resurrección que el hombre es el único camino para llegar a Dios.

ORACIÓN COMUNITARIA.  JUEVES,  7 DE MARZO DE 2013
 
CON  NOSOTROS  ESTÁ


Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.

Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.

INTRODUCCIÓN:
Avanza la cuaresma.  El mundo cristiano se dispone a prepararse para la Pascua.  En los próximos días rememoraremos la redención.  Jesús hará su entrada en Jerusalén para proclamar su mensaje de amor, libertad y dignidad humana.   Dios hecho hombre nos muestra, con el testimonio de su vida, muerte y resurrección que el hombre es el único camino para llegar a Dios. Bendito el que viene en nombre del Señor.

CANTO:            BENEDICTUS QUI VENIT
Benedictus qui venit,  benedictus qui venit
In nomine, in nomine,  in nomine Domini.         (CUATRO VECES).

ORACIÓN A DOS COROS:
Señor Jesucristo, gracias por la vida que me das, porque Tú me quieres. Por mi parte te ofrezco mis buenos deseos. Quiero honrarte con todas mis fuerzas, escuchar tu Palabra y creer firmemente en Ti y en el Padre que te envió a salvarnos.

Te pido que no dejes de guiarme con tu amor infinito y tu suprema verdad, para que vaya a Ti y tenga vida eterna a tu lado. Tú me amas y yo quiero ser tu amigo y no defraudarte nunca.

Se acerca tu hora, pero te hacemos dura la espera.  ¿Qué puedo hacer para estar siempre junto a Ti y desagraviarte de tanta ofensa que te hacen y que yo te he hecho? Te tengo en el Sagrario, en la Palabra y en los hermanos que sufren.

Aquí me tienes, Señor. Quiero aceptar tu Palabra porque me dice la verdad, me pone en mi verdad y me conduce a la verdad que eres Tú.

Por eso lo que yo más quiero es estar contigo y recoger contigo los frutos de la siembra de tu palabra en quienes la reciben con un corazón limpio, viviendo con alegría el don de la fe.

Donde hay caridad y amor, allí está Dios. La caridad y el amor se manifiestan en sentir con nuestro corazón el latido de los corazones hermanos que nos necesitan. Te pido que ilumines mis pasos para darme a los demás. Amén.

CANTO:               UBI CARITAS
Ubi caritas et amor, ubi caritas  Deus ibi est       (cuatro veces)

ORACIÓN  A DOS COROS:
¿A dónde vas?   Llévame junto a Ti;  dentro de mi ser siento frío.
¿A dónde vas?

Más allá de la eternidad,  donde no pueda ver con mi mente,
Señor, llévame Tú.

Tomaré la ruta contigo. Buscaré la paz y la verdad.
Por los senderos en que Tú camines, quiero yo caminar.

Y por todos los senderos nos iremos caminando como podamos.
Y  cuando pueda ver la luz, déjame que yo te diga: Gracias, Señor.

Tomarás mi mano; me alegraré de que estés allí a mi lado.

Tomaré tu mano. Me alegraré de estar allí a tu lado.

                                              
Ecos de los textos anteriores


TEXTO PARA LA REFLEXIÓN:
Por el “Hijo de Dios” no te olvides del joven de 33 años, casi un crío, que hablaba de amor aunque se riesen y gritaba insultando a los que oprimían a los sencillos, aunque le zurrasen.  Un día, una noche, ellos se lo llevaron aprovechando la oscuridad y la debilidad de sus amigos.

No se volvió atrás: fracasado, agotado, abandonado por Dios, siguió afirmando que los hombres son buenos, incluso los que le clavaban y le hacían morderse la lengua de dolor.               (J. L. Cortés.  De su libro Qué bueno que viniste)

CANTO:                                    CON  VOSOTROS  ESTÁ

Con vosotros está y no le conocéis.
Con vosotros está, su nombre es el Señor.  (bis)   

Su nombre es el Señor y pasa hambre,  y clama por la boca del hambriento,
y muchos que lo ven pasan de largo,  acaso por llegar temprano al templo.
Su nombre es el Señor y sed soporta,  Está en quien de justicia va sediento,
y muchos que lo ven pasan de largo,   a veces ocupados en sus rezos.

Con vosotros está…        (bis)

Su nombre es el Señor y está desnudo,  La ausencia del amor hiela sus huesos,
y muchos que lo ven pasan de largo,   seguros  al calor de su dinero.
Su nombre es el señor y enfermo vive,  y su agonía es la del enfermo,
y muchos que lo saben no hacen caso:  “ tal vez no frecuentaba mucho el templo”

Con vosotros está…          (bis)

Su nombre es el Señor y está en la cárcel,  está en la soledad de cada preso,
y nadie le visita y hasta dicen:  “tal vez éste no era de los nuestros”.
Su nombre es el Señor y nada tiene,  Y pide por la boca del hambriento,
Está preso, está enfermo, está desnudo,  pero El nos va a juzgar por todo eso.

Con vosotros está…           (bis)       

LECTURA DEL EVANGELIO DE SAN MARCOS:

Un  escriba se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Qué mandamiento es el primero de todos? Respondió Jesús: Escucha, Israel, el Señor nuestro Dios es el único Señor.  Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. El segundo es este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.  No hay mandamiento mayor.  El escriba replicó: muy bien, Maestro, tienes razón cuando dices   que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de Él; y que amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento y  con todo el ser y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los sacrificios.  Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.
Es palabra de Dios.

          MEDITACIÓN,  (10 minutos).


                                                        ---ÓSCULO DE PAZ---
ORACIÓN A DOS COROS:

En esta tarde, Cristo del Calvario,  vine a rogarte por mi carne enferma;
pero al verte mis ojos van y vienen de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.

¿Cómo quejarme de mis pies cansados, cuando veo los tuyos destrozados?
¿Cómo mostrarte mis manos vacías, cuando las tuyas están llenas de heridas?

¿Cómo explicarte a Ti mi soledad, cuando en la cruz alzado y solo estás?
¿Cómo explicarte que no tengo amor, cuando tienes rasgado el corazón?

Ahora ya no me acuerdo de nada, huyeron de mí todas mis dolencias.
El ímpetu del ruego que traía se me ahoga en la boca pedigüeña.

Y solo pido no pedirte nada, estar aquí junto a tu imagen muerta,
Ir aprendiendo que el dolor es sólo la llave santa de tu santa puerta.       (Gabriela Mistral).


PETICIONES, ACCIÓN DE GRACIAS…


ORACIÓN  (todos)
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos y hermanas que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos o rechazados en su entorno más cercano.
Te damos gracias y te pedimos por CRISMHOM, para que juntos construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.


CANTO FINAL.              EL AGUA NO TIENE COLOR  

Todos comemos del mismo pan,  todos buscamos a Dios.
Todos bebemos en un manantial y el agua no tiene color,

Ya no hay razas, ya no hay color,  solo hay trigo, solo hay amor.
El mismo sol que vemos tú y yo  es de todos, es de Dios.
Cuando un hombre te dé de comer,   y en sus manos agua a beber,
Recíbelo, qué importa su piel,  te lo da de buena fe.
(ESTRIBILLO).
Cuando el sol se asoma en el mar,  cuando un hombre empieza a sembrar,
te miro a ti, me miras tú a mí y bebemos libertad.
Y si buscas techo y hogar,  algún hombre te lo dará;
acéptalo, que importa su color, te lo da de corazón.
(ESTRTBILLO, BIS).
 
          
                                  PADRE NUESTRO.    BENDICIÓN.

Tiempo de cuaresma


INTRODUCCIÓN
Hermanos seguimos en tiempo de cuaresma. Es en este tiempo donde debemos reflexionar sobre nuestra condición de cristianos. Un tiempo de silencio, de meditación y recogimiento. Es momento de pensar en aquellas cosas que debemos cambiar, todo aquello que no marcha bien en nuestras vidas. Es tiempo de morir y de volver a nacer. Aquella semilla que puso Dios dentro de nosotros volverá a germinar de la misma manera en que Jesús murió y resucitó. Esto no debió ser fácil para él, era un plan ajeno a su voluntad. Aparcó sus deseos e hizo cumplir la voluntad del padre. Seamos valientes y maduros, seamos capaces de desechar nuestro propio deseo para cumplir la voluntad del Padre, morir yo para que germinen los otros. Benedicto XVI nos deja esta cita desde la carta de los hebreos. Tomadla y hacedla vuestra para la reflexión en tiempo de cuaresma: “«Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras» (10,24).

CANCIÓN
Preparad el camino al señor
y escuchad la palabra de Dios.
(2 veces)

Voz que clama en el desierto
Preparad el camino al señor
Desterrad la mentira por siempre
Preparad el camino al señor.

 

 

Salmo 22 (Todos)
El señor es mi pastor, nada me falta.
El Señor es mi Pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;
me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu misericordia me acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.
Salmo 41 (Todos)
Mi alma tiene sed del Dios vivo
Mi alma tiene sed del Dios vivo: ¿cuándo veré el rostro de Dios? Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío. Tiene sed de Dios del Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios? Envía tu luz y tu verdad: que ellas me guíen y me conduzcan hasta tu monte santo, hasta tu morada. Que yo me acerque al altar de Dios, al Dios de mi alegría; que te dé gracias al son de la cítara, Dios, Dios mío.
 
(Ecos de los salmos)

Lectura del evangelio, Juan 8, 1-11

Mas Jesús se fue al monte de los Olivos. Pero de madrugada se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles. Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?» Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra». E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?» Ella respondió: «Nadie, Señor». Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más»

-Tiempo de silencio (10 minutos)
- Peticiones y acción de gracias
-Oración Padrenuestro
-Oración por el colectivo LGTB (Todos)
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren la soledad, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno. Te pedimos y te damos gracias por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
Bendición final 

2014

2014-01-16 La Fe, fuerza que conforta en el sufrimiento

LA FE, fuerza que conforta en el sufrimiento. “El gran miedo a lo que no podemos dominar””
 Si miramos en google nos podemos encontrar con seguros para los aspectos más inesperados de la vida, y si nos ponemos a pensar, ¿acaso no buscamos todos los días seguridad?, y, ¿qué pasa cuando los pilares de esa “vida asegurada” se tambalea?
 Tenemos miedo al sufrimiento, un miedo muy humano, y que deberíamos intentar “integrar” en nuestra vida desde la fe.  Cuidado, no sólo sufrimos en lo físico, también en lo psíquico, y a veces nuestra condición homosexual nos puede hacer sufrir en muchos entornos o ámbitos de nuestra vida y sociedad.  Vamos a poner nuestra fuerza, ilusión y esperanza en Dios, para que seamos fuertes y vivamos felices. 
CANTO 
 Bendigamos al Señor, Dios de toda la creación, por habernos 
regalado su amor. Su bondad y su perdón, y su gran fidelidad por los 
siglos de los siglos durarán. 
 El espíritu de Dios hoy está sobre mí, Él es quien me ha ungido a proclamar, la Buena Nueva a los más pobres, la gracia de su salvación. 
 Envíanos con poder y en el nombre de Jesús, a sanar a los 
enfermos del dolor, a los ciegos dar visión, a los pobres la verdad, y a los presos y oprimidos libertad.  El espíritu de Dios … 
 
SALMO 24 (25) 
 A ti, Señor, elevo mi alma, Dios mío, yo pongo en ti mi confianza; 
¡que no tenga que avergonzarme ni se rían de mí mis enemigos! 
 Ninguno de los que esperan en ti tendrá que avergonzarse: 
se avergonzarán los que traicionan en vano. 
(....) 
 Mírame, Señor, y ten piedad de mí, porque estoy solo y afligido: 
alivia las angustias de mi corazón, y sácame de mis tribulaciones. 
Mira mi aflicción y mis fatigas, y perdona todos mis pecados. 
 
BREVE TIEMPO DE SILENCIO 
 
ACCIÓN DE GRACIAS 
 
CANTO 
Gracias quiero darte por amarme. 
Gracias quiero darte yo a ti, Señor. 
Hoy soy feliz porque te conocí. 
Gracias por amarme a mí también. 
Yo quiero ser, Señor amado, como el barro 
en manos del alfarero. Toma mi vida, hazla 
de nuevo, yo quiero ser un vaso nuevo. (Bis) 
 
SALMO 38 
 No hay nada intacto en mis huesos, a causa de mis pecados; 
me siento ahogado por mis culpas: 
son como un peso que supera mis fuerzas. 
 Mis heridas hieden y supuran, a causa de mi insensatez; 
estoy agobiado, decaído hasta el extremo, y ando triste todo el día. 
Siento un ardor en mis entrañas, y no hay parte sana en mi carne; 
estoy agotado, deshecho totalmente, y rujo con más fuerza que un león. 
 Tú, Señor, conoces todos mis deseos, y no se te ocultan mis 
gemidos: mi corazón palpita, se me acaban las fuerzas, 
y me falta hasta la luz de mis ojos. 
 
CANTO 
 Nada nos separará, 
 nada nos separará, 
 nada nos separará, 
 del amor de Dios. 
 
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 1, 29-39 
 En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama, con fiebre, enseguida le avisaron a Jesús. Él se le acercó, y tomándola de la mano, la levantó. En ese momento se le quitó la fiebre y se puso a servirles.  Al atardecer, cuando el sol se ponía, le llevaron a todos los 
enfermos y poseídos del demonio, todo pueblo se apiñó junto a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó a muchos demonios, pero no dejó que los demonios hablaran, porque sabían quién era Él. 
 De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar. Simón y sus compañeros lo fueron a buscar, y al encontrarlo, le dijeron: “Todos te andan buscando”. Él les dijo: “Vamos a los pueblos cercanos para predicar también allá el Evangelio, pues para eso he venido”. Y recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando a los demonios. 
 
BREVE TIEMPO DE SILENCIO 
 
Comentario al Evangelio del Papa Francisco (Encíclica Lumen Dei, §56) 
El cristiano sabe que siempre habrá sufrimiento, pero que le puede dar sentido, puede convertirlo en acto de amor, de entrega confiada en las manos de Dios, que no nos abandona y, de este modo, puede constituir una etapa de crecimiento en la fe y en el 
amor. Viendo la unión de Cristo con el Padre, incluso en el momento de mayor sufrimiento en la cruz (cf. Mc 15,34), el cristiano aprende a participar en la misma mirada de Cristo. Incluso la muerte queda iluminada y puede ser vivida como la última l
lamada de la fe, el último « Sal de tu tierra », el último « Ven », pronunciado por el Padre, en cuyas manos nos ponemos con la confianza de que nos sostendrá incluso en el paso definitivo. 
 
 
BREVE TIEMPO DE SILENCIO 
 
Meditación de la Pasión de Cristo según Martín Lutero  Las personas que hacen la vida y el nombre de Cristo parte de su propia vida con toda razón reciben el nombre de cristianos, como dice Pablo en Gálatas 5:24: “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos”. Tenemos necesidad de meditar en la pasión de 
Cristo, no con muchas palabras o con una exhibición impresionante, sino usándola debidamente en nuestra vida. 
 
BREVE TIEMPO DE SILENCIO 
 
COMPARTIMOS la palabra y lo que hayamos podido reflexionar 
 
PADRE NUESTRO 
 
ORACIÓN COMUNITARIA 
 Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz 
y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid. 
 

2014-01-30 Común Unidad

Entrada: Cristo nos ha dejado claro quién hacia comunidad. La formamos junto aquella persona que veo, me relaciono, me comunico, comparto, etc., desde que abro los ojos al nuevo día hasta que lo vuelvo a cerrar por las noches. Él o la que se despierta a mi lado, él o la que está en la otra habitación, él o la que encuentro en las escaleras de mi edificio, en el metro, el bus, el tren, el trabajo, en las actividades que realizo, donde hago la comida al mediodía, a quién veo en la calle por la tarde, con quien tengo sexo por la noche antes de dormir.  Cristo nos ha dado a esas personas como hermana/os en su predicación y, en su sacrificio redentor en la cruz, nos dio la común unidad en Él mismo. Hacia ellas/ellos nos envió a dar testimonio de nuestro crecimiento en los valores que definen al cristiano/a. Ellas/ellos son nuestro campo de prácticas donde expresar nuestros valores espirituales de amor.  En la primera carta de Juan nos dice (1 Jn 4,20): 20 “Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto.”  Cuando esas personas se juntan específicamente por Cristo, acontece el milagro de la comunidad cristiana: 20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Mateo 18. 20. Y para que el milagro de la palabra de Cristo se encarne, solo se necesita nuestra presencia y con una sola persona más… se formó el trió. Ya Jesús nuestro AMADO mayor, está presente. Hoy, ahora, en este momento, ese milagro se está realizando en nuestras vidas.  Yo estoy con vosotros reunido en su nombre dirigiendo esta oración cristiana, y tú estás reflexionando y orando con el resto de nosotros, también, en su nombre.  Jesús, el Cristo, está en medio de nosotros. Esa es nuestra Fe. 
 
Canto de entrada: Bendigamos al Señor
 Bendigamos al Señor,
Dios de toda la creación,
por habernos regalado su amor.
Su bondad y su perdón
y su gran fidelidad
por los siglos de los siglos durarán.
El espíritu de Dios hoy está sobre mí
Y es quien me ha ungido para proclamar
La buena nueva a los más pobres,
La gracia de su redención. (2)
Enviados con poder
y en el nombre de Jesús,
a sanar a los enfermos del dolor,
a los ciegos dar visión,
a los pobres la verdad
y a los presos y oprimidos libertad. Con la fuerza de su amor
y de la resurrección
anunciamos llega ya la redención,
que ni el miedo ni el temor,
ni la duda o la opresión
borrarán la paz de nuestro corazón.
 
No olvidemos el detalle importante y sustancial para que nuestro Jesús este en medio de no-sotros/as: Tú tienes que estar presente aquí en cuerpo y espíritu: para vernos, para relacionarte, para comunicarte, para compartir con tus hermanos. Para CREAR una común unidad.    
Y ese “estar presente” se llama COMPROMISO (seamos conscientes o no de ello). 
POR Cristo te has comprometido a venir a orar y reflexionar CON  Cristo en la presencia de otras/ otros hermanos cristianos y, EN Cristo, estas teniendo la oportunidad de crear la común unidad. 
Veréis que digo que este momento es la oportunidad. 
Porque YA ES, el estar juntos en Cristo, una común unidad pero TODAVIA NO ES un trabajo realizado. No lo es hasta que no nos veamos tal cual somos, hasta que no nos relacionemos, hasta que no nos comuniquemos, hasta que no compartamos un valor cristiano, o varios, con el hermano. YA ES una realidad en la posibilidad, pero TODAVIA NO ES, hay que currársela. Y cuando me curro el desarrollar un valor espiritual venido de Cristo por dentro, se llama cristianismo. Y cuando expreso ese valor cristiano hacia fuera, se llama SERVICIO.
No se crea una común unidad si no ponemos esos valores cristianos FUERA de nosotros, si no lo DAMOS  a ese campo de prácticas del cristianismo que es el hermano, si no SERVIMOS al hermano.
 
1ª.Lectura        1 Corintios 1: 4 Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; 5 porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; 6 así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, 7 de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo. 9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor. 10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 13 ¿Acaso está dividido Cristo???.
Canto:   Ubi caritas et amor Deus ibi est.
 
   2ª Lectura: Mateo 20. 25- 28: 25 Entonces Jesús los llamó y les dijo: «Como ustedes saben, los gobernantes de las naciones las dominan, y los poderosos les imponen su autoridad. 26 Pero entre ustedes no debe ser así. Más bien, aquel de ustedes que quiera hacerse grande será su servidor; 27 y aquel de ustedes que quiera ser el primero, será su esclavo. 28 Imiten al Hijo del Hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.»
 
Meditación y silencio    10´                  
 
En la común unidad encontramos también la encarnación de otra palabra de Jesús, el Cristo.
8 “Y otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, que subió y creció: y llevó uno á treinta, y otro á sesenta, y otro á ciento”. Marcos 4. 8
A veces nos perdemos en esperar, o ver fuera, CUAL porcentaje está DANDO nuestro hermano/a. Eso es una pérdida de las semillas de amor que Dios deposita en nosotros. Esas semillas se pudren porque no reciben el abono que necesitan, porque estamos mirando fuera. Nuestro verdadero curro es mirar dentro, cultivar las semillas con el abono de la transformación, desarrollar nuestro propio porcentaje y coger su fruto y darle de comer  a nuestro hermano hambriento de ese valor cristiano.  A la vez, si nuestro hermano hace su verdadero curro, me dará de comer a mí de su fruto.  29” y ellos comieron y quedaron saciados,
pues Dios satisfizo su apetito”. “Salmo 78. 29”
 
Peticiones y acciones de gracias         Padre nuestro     
 
Canto: Pescador de hombres
 Tú has venido a la orilla,
No has buscado ni a sabios ni a ricos.
Tan sólo quieres que yo te siga.
 Señor, me has mirado a los ojos,
Sonriendo has dicho mi nombre.
En la arena he dejado mi barca:
Junto a Ti buscaré otro mar.
Tú sabes bien lo que tengo,
en mi barca no hay oro ni espada,
Tan sólo redes y mi trabajo.
 Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
Amor que quiera seguir amando.
 Tú, pescador de otros mares,
Ansia eterna de almas que esperan.
Amigo bueno que así te llaman.
 
Desarrollando los valores cristianos crearemos la común unidad y  con el compromiso de estar aquí, con el servicio de DAR esos valores, estaremos construyendo comunidad, estaremos construyendo Crismhom. ASI SEA.
 
Oración LGTBH  Señor, Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre, por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM. Para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

2014-02-06 Envío de los Apóstoles. La acción de Dios en el mundo.

Introducción:
Nos hemos reunido en este jueves en torno a la presencia de Jesús resucitado, su Espíritu nos une como hermanos, y su vida nos sirve para aprender el camino, la verdadera vida. Repasamos su palabra y sus acciones porque queremos aprender de Él, y gracias a Él, conocer al Padre. Dios nos ama. Lo sabemos. ¿Nos lo creemos? ¿Dejamos que su amor entre a raudales en nuestra vida? ¿Estamos atentos a su acción en nuestra vida, sus caricias, sus abrazos? Cantemos al amor de Dios por su criatura, por el Hombre, y dispongámonos a escuchar lo que el Espíritu nos susurre al corazón…
 
Al amor más sincero
Al amor más sincero, 
Al Amor sin fronteras,
 Al Amor que dio su vida por amor 
Encontré un día cualquiera...
...y a ese Amor tan sincero, 
A ese Amor sin fronteras, 
A ese Amor que dio su vida por amor 
Le entregué mi vida entera.
 
Rezamos juntos:
Is 49
Exulta, cielo;
alégrate, tierra;
rompen en aclamaciones, montañas,
porque el Señor consuela a su pueblo
y se compadece de los desamparados. 
Decía Sión: 
Me ha abandonado el Señor, 
mi dueño me ha olvidado.
¿Puede una madre 
olvidarse de su criatura,
dejar de querer
al hijo de sus entrañas?
Pues, aunque ella se olvide,
yo no te olvidaré.
Mira, 
en mis palmas te llevo tatuada,
tus muros están siempre ante mí; 
los que te construyen van más * aprisa
que los que te destruían,
los que te arrasaban
se alejan de ti.
Levanta los ojos a tu alrededor y mira:
todos se reúnen para venir a ti;
por mi vida –oráculo del Señor–,
a todos los llevarás
como vestido precioso,
serán tu cinturón de novia.
Porque tus ruinas,
tus escombros,
tu país desolado,
resultarán estrechos
para tus habitantes,
mientras se alejarán
los que te devoraban.
 
Al amor más sincero
Al amor más sincero, 
Al Amor sin fronteras,
 Al Amor que dio su vida por amor 
Encontré un día cualquiera...
...y a ese Amor tan sincero, 
A ese Amor sin fronteras, 
A ese Amor que dio su vida por amor 
Le entregué mi vida entera.
 
Ecos del salmo
 
Del evangelio de Marcos (6,7-13):
En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. 
Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.» 
Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.
Reflexión
El amor de Dios por su pueblo es más fuerte que el de una madre por sus hijos, está tatuado en la palma de sus manos, protege sus murallas de sus enemigos. ¿Qué tiene Dios para nosotros hoy? Ese mismo amor, que nos libera del sufrimiento absurdo, nos devuelve la confianza y repara nuestro autoestima.
El Señor envió a sus apóstoles y les dio poder para someter a los espíritus inmundos, esto es, liberar a las personas del sufrimiento, devolverles su dignidad, es más, elevar su existencia al nivel de hijos de Dios. Los apóstoles podían curar las dolencias, las depresiones, las minusvalías, podían reparar los muros rotos. Eran expresión de la voluntad de Dios de restaurar la humanidad.
Pensemos ahora en todas las personas que nos han hablado de Dios y de su amor incondicional, que nos han ayudado a superar problemas, que nos han acompañado en los malos momentos. Han sido también ellos enviados por el Señor para hacernos sentir su amor.
A veces quienes debían traernos esa buena noticia liberadora del amor de Dios nos han acusado por nuestra forma de sentir, por nuestras acciones, nos han juzgado y no pocas veces condenado. En vez de liberarnos de la pena nos han empujado a un pozo de incomprensión y soledad. A veces hemos sido objeto de burla, nos han estigmatizado. Pero el Señor no se olvidó nunca de nosotros. Siempre nos tiene en su presencia, nos envía verdaderos apóstoles que con sus humildes gestos nos animan a seguir en camino.
Demos gracias a Dios en silencio, pidiendo protección para todos aquellos que nos han mostrado su amor, y pidamosle también que ilumine a los pastores de su pueblo, para que liberen y sanen los corazones de prejuicios, y no condenen a las personas LGTB, a los divorciados, a tantas otras personas que se sienten excluidas de nuestras iglesias. Pidamos al Señor nuevos apóstoles llenos de misericordia y de amor, que sean capaces de transformar el mundo. Pidámosle asimismo, en silencio, ser nosotros expresión de su amor hacia el Hombre y la Mujer de este siglo XXI, que nosotros seamos apóstoles con el poder del amor de Dios.
Amén.
 
Silencio (10 minutos) Peticiones y acción de gracias breves y personales
 
Oración común:
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intersección ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.
Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amen
 
Padrenuestro
 
Vaso nuevo
Gracias quiero darte por amarme
gracias quiero darte yo a ti Señor
hoy soy feliz porque te conocí
gracias por amarme a mí también
yo quiero ser, Señor amado
como el barro en manos del alfarero
toma mi vida y hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo
toma mi vida y hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo
Te conocí y te amé
te pedí perdón y me escuchaste
si te ofendí perdóname señor
pues te amo y nunca te olvidaré
yo quiero ser, Señor amado
como el barro en manos del alfarero
toma mi vida y hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo
toma mi vida y hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo
 
 

2014-02-13 El Amor mueve montañas

El AMOR, mueve montañas.
“Mirando con los ojos de Dios”
El pueblo hebreo primeramente, como podemos apreciar en el libro del Cantar de los Cantares, y, posteriormente, en grandes místicos de la historia del cristianismo han buscado comprender el amor que Dios tiene por su pueblo, a través del ensalzamiento del amor humano.
Mañana, muchas parejas celebrarán San Valentín, una fecha, que más allá de posibles análisis de intereses mercantiles, hace que muchos miren a su lado y tenga una palabra cariñosa, un gesto especial, … con la persona a la que aman.
Vamos esta tarde a dar gracias a Dios por su amor por nosotros, por el amor que hayamos vivido, vivamos o deseemos vivir con alguien muy especial en nuestras vidas.
CANTO
Si en verdad Dios te ama di … AMÉN.
Si en verdad Dios te ama di … AMÉN
SI EN VERDAD DIOS TE AMA DEMUÉSTRALO EN TU VIDA,
SI EN VERDAD DIOS TE AMA DI … AMÉN.
Si en verdad Dios te ama ... da las palmas (Bis)
SI EN VERDAD …. Si en verdad dios te ama di … Jesús (Bis)
SI EN VERDAD …. Si en verdad dios te ama … taconea (Bis)
SI EN VERDAD … Si en verdad dios te ama di … María (Bis)
SI EN VERDAD … Si en verdad dios te ama di .. las cinco.
SI EN VERDAD …
 
COMPARTIMOS EL ORAR UNIVERSAL CON EL EVANGELIO DEL DÍA
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 24-30
Después Jesús partió de allí y fue a la región de Tiro. Entró en una casa y no quiso que nadie lo supiera, pero no pudo permanecer oculto. En seguida una mujer cuya hija estaba poseída por un espíritu impuro, oyó hablar de él y fue a postrarse a sus pies.
Esta mujer, que era pagana y de origen sirofenicio, le pidió que expulsara de su hija al demonio. El le respondió: "Deja que antes se sacien los hijos; no está bien
tomar el pan de los hijos para tirárselo a los cachorros". Pero ella le respondió: "Es verdad, Señor, pero los cachorros, debajo de la mesa, comen las migajas que dejan caer los hijos". Entonces él le dijo: "A causa de lo que has dicho, puedes irte: el
demonio ha salido de tu hija". Ella regresó a su casa y encontró a la niña acostada en la cama y liberada del demonio. 
 
Breve Orientación y Tiempo de Silencio COMPARTIMOS la palabra y lo que hayamos podido reflexionar
 
PRESENTAMOS A DIOS NUESTRAS PETICIONES
 
LECTURA (1 Cor 13,, 4-8)
El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser.
 
CANTO
Ubi caritas et amor,
Ubi caritas,
Deus ibi est.
 
PEQUEÑAS PÍLDORAS …..
SAN GREGORIO DE NISA : La perfección consiste en temer sólo una cosa, que es verse apartado del amor de Dios, por sólo en cual creo que es perfecto el hombre.
SAN JERÓNIMO: Nada parece duro a los que aman ; nada es difícil cuando se vence por llegar a lo que se desea.
SANTA TERESA DE JESÚS: "Sólo amor es el que da valor a todas las cosas.
SAN JUAN DE LA CRUZ: “El que no ama ya está muerto” 
 
CANTO
Nada nos separará, nada nos separará,
nada nos separará del amor de Dios.
 
PADRE NUESTRO
 
Un pequeño guiño queer de la Biblia
Ruth 1:16-17 (Rut hablando con Noemí) 'No insistas más en que me separe de ti. Donde tú vayas, yo iré; donde tú vivas, yo viviré; tu pueblo es mi pueblo, y tu Dios es mi Dios;
donde tú mueras, yo moriré y allí me enterrarán. Juro hoy solemnemente ante Dios que sólo la muerte nos podrá separar.
 
(2 Samuel 1:26) Jonatán y David
"¡Angustiado estoy por ti, Jonatán hermano mío! ¡Con cuánta dulzura me trataste! Para mí tu cariño superó al amor de las mujeres".
 
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el
Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que
sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no
son aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y
pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz
y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.

2014-02-20 EVANGELII GAUDIUM – VERITATIS GAUDIUM – DEI GAUDIUM.

ORACIÓN COMUNITARIA

EVANGELII GAUDIUM – VERITATIS GAUDIUM – DEI GAUDIUM.
INTRODUCCIÓN: La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría.     (…)
Invito a cada cristiano a renovar su encuentro personal con Jesucristo  o, al menos, a dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día.  No hay razón para que nadie piense que esta invitación no es para él, porque “nadie queda excluido de la alegría reportada por el Señor”.


Estas palabras están tomadas de los primeros párrafos de la exhortación apostólica EVANGELII GAUDIUM, del Papa Francisco. En ella nos recuerda que Dios nos ama y desea nuestra felicidad total,  nuestra plenitud,  nuestra salvación. Cuando el hombre se destruye, el primero que sufre es Dios.  Jesús, en los Evangelios, nos anuncia, de parte de Dios, una oferta de salvación a todos los seres humanos .Para mostrarnos el camino, Dios vino a nosotros (Enmanuel).  Se hizo hombre para decirnos que el hombre tiene un valor divino. (Vengo de Dios y a Dios regreso). El bautismo es el comienzo de una historia de fe que estamos invitados a vivir con la alegría del Evangelio, de la salvación liberadora de Dios, incluso en los momentos más duros y difíciles, pues la alegría es el don que brota del encuentro personal con Cristo.

     CÁNTICO:  VIENEN CON ALEGRÍA   
Vienen con alegría, Señor,  cantando vienen con alegría, Señor,
 Los que caminan por la vida, Señor, sembrando tu paz y amor  (BIS)
Vienen trayendo la esperanza  a un mundo cargado de ansiedad                 
A un mundo que busca y que no alcanza caminos de amor y de amistad      (estribillo-bis).                                                                          
Vienen trayendo entre sus manos  esfuerzos de hermanos por la paz.    
Deseos de un mundo más humano  que nace del bien y la verdad.           (estribillo-bis).    

    ORACIÓN A DOS COROS:
Señor Jesucristo, meditando el modo nuestro de proceder, he descubierto que el ideal es el modo de proceder tuyo. Por eso fijo los ojos en Ti, los ojos de la fe, para contemplar tu iluminada figura tal cual aparece en el Evangelio.
Que yo pueda sentir tus sentimientos, los sentimientos de tu corazón con que amabas al Padre y a los hombres. Jamás nadie ha tenido mayor caridad que Tú, que diste la vida por tus amigos. Quiero imitarte en esa disposición, actuando en lo posible como Tú procediste.
Enséñame a ser compasivo con los que sufren, con los pobres, con los enfermos. Muéstrame cómo manifestabas tus emociones profundísimas hasta derramar lágrimas y, sobre todo, quiero aprender el modo como manifestaste aquel dolor máximo en la cruz.
Tu constante contacto con el Padre en la oración era consuelo y aliento para predicar el Reino. Enséñame tu modo de mirar. Quisiera conocerte como eres; tu imagen bastará para cambiarme.
Haz que aprendamos de Ti, siguiendo tu ejemplo de total entrega al amor al Padre y a los hombres, hermanos nuestros, sintiéndonos muy cerca de Ti, pues te rebajaste hasta nosotros y, al mismo tiempo, tan distantes de Ti, Dios infinito.
Danos esa gracia que vivifique nuestra vida y nos enseñe a proceder conforme a tu espíritu. Enséñanos a ser compañeros y colaboradores tuyos en la obra de la redención. Amén.                                       (Pedro Arrupe, S. J.- extracto).
 
CÁNTICO: UBI CARITAS:
Ubi caritas et amor,  ubi caritas  Deus ibi est.     (se repite  cuatro veces).


CHARITATIS  GAUDIUM

Así como el mandamiento de “no matar” pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir “no a una economía de exclusión y a la inequidad”. Esa economía mata. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en la calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es inequidad. Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas y marginadas. (…)  Ya no se trata simplemente del fenómeno de la explotación y de la opresión, sino de algo nuevo: con la exclusión queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está en ella abajo, en la periferia o sin poder, sino que se está fuera. Los excluidos no son explotados sino desechos, “sobrantes”.  (…)
Una de las causas de esta situación está en la relación que hemos establecido con el dinero, ya que aceptamos  pacíficamente su predominio sobre nosotros y nuestras sociedades, ¡la negación de la primacía del ser humano! (…)  
Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible que impone, de forma unilateral e implacable sus leyes y sus reglas.
Tras esta actitud se esconde el rechazo de la ética y el rechazo de Dios. (…) La ética lleva a un Dios que espera una respuesta comprometida que está fuera de las categorías del mercado. En este sentido animo a los expertos financieros y a los gobernantes a considerar las palabras de un sabio de la antigüedad: “No compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son nuestros los bienes que tenemos, sino suyos”.  
Os exhorto a la solidaridad desinteresada y a una vuelta de la economía y las finanzas a una ética en favor del ser humano.        (Evangelii Gaudium , capítulo segundo, 53 a 58).
ECOS DEL TEXTO.     BREVE REFLEXIÓN

        CÁNTICO:  CON VOSOTROS ESTÁ:
 Con vosotros está y no le conocéis.   Con vosotros está, su nombre es el Señor.   (bis).
Su nombre es el Señor y pasa hambre,  y clama por la boca del hambriento
y muchos que lo ven pasan de largo,   acaso por llegar temprano al templo.  
u nombre es el Señor y sed soporta,   está en quien de justicia va sediento,
Y muchos que lo ven pasan de largo,   a veces ocupados en sus rezos.
Con vosotros está y no le conocéis.    Con vosotros está, su nombre es el Señor.   (bis).  
 Su nombre es el Señor y está desnudo.   La ausencia del amor hiela sus huesos,
y muchos que lo ven pasan de largo,    seguros al calor de su dinero.              
 Su nombre es el Señor y enfermo vive,    y su agonía es la del enfermo,        
 y muchos que lo saben no  hacen caso:    “tal vez no frecuentaba mucho el templo”.
Con  vosotros está y no le conocéis.   Con vosotros está, su nombre es el Señor.    (bis).
Su nombre es el Señor y está en la cárcel,   está en la soledad de cada preso,
y nadie le visita y hasta dicen:   “tal vez éste no era de los nuestros”.
Su nombre es el Señor y nada tiene,   y pide por la boca del hambriento.
Está preso, está enfermo, está desnudo,   pero El nos va a juzgar por todo eso.
Con vosotros está y no le conocéis.   Con vosotros está, su nombre es el Señor.     (bis).

 SALMO A DOS COROS (salmo 72)  
Dios mío, confía tus juicios al rey y tu justicia al hijo del monarca, para que rija a tu pueblo con justicia y a tus humildes con rectitud.  
De los montes llegará al pueblo la paz y de las colinas la justicia.
Defienda a los humildes del pueblo, socorra a los oprimidos y quebrante a los explotadores.
Que dure tanto como el sol y permanezca tanto como la luna, de generación en generación.
Que descienda como la lluvia sobre la hierba, como aguaceros que empapan la tierra.
Que en sus días florezca la justicia y abunde la paz mientras dure la luna.
UNITATIS GAUDIUM
El Espíritu Santo también enriquece a toda la Iglesia evangelizadora con distintos carismas. Son dones para renovar y edificar la Iglesia. No son un patrimonio cerrado, entregado a un grupo para que lo custodie; más bien son regalos del Espíritu integrados en el cuerpo eclesial, atraídos hacia el centro que es Cristo, desde donde se encauzan en un impulso evangelizador. (…)  Las diferencias entre las personas y comunidades a veces son incómodas, pero el Espíritu Santo, que suscita esa diversidad, puede sacar de todo algo bueno y convertirlo en un dinamismo evangelizador que actúa por atracción.       (…)
El empeño ecuménico responde a la oración del Señor Jesús que pide “que todos sean uno”.  Tenemos que recordar siempre que somos peregrinos y peregrinamos juntos. Para eso hay que confiar el corazón al compañero de camino sin recelos, sin desconfianzas, y mirar ante todo lo que buscamos: la paz en el rostro del único Dios. Confiarse al otro es algo artesanal, la paz es artesanal. Jesús nos dijo: “¡felices los que trabajan por la paz!”.  Bajo esta luz, el ecumenismo es un aporte a la unidad de la familia humana.           (Evangelii Gaudium, capítulo cuarto, 130, 131, 244 y 245).


Del Evangelio de San Mateo. (Mat 5. 3 a 11)    LECTURA A DOS COROS:
Felices los de espíritu sencillo, porque suyo es el reino de los cielos.
Felices los que están tristes, porque Dios mismo les consolará.
Felices los humildes, porque Dios les dará en herencia la tierra.
Felices los que desean de todo corazón que se cumpla la voluntad de Dios, porque Dios atenderá su deseo.
Felices los misericordiosos, porque Dios tendrá misericordia de ellos.
Felices los que tienen limpia la conciencia, porque ellos verán a Dios.
Felices los que trabajan a favor de la paz, porque Dios los llamará hijos suyos.
Felices los que sufren persecución por cumplir la voluntad de Dios, porque suyo es el reino de los cielos.

-    ÓSCULO DE  PAZ      -  (TODOS)
      
 CÁNTICO:  ¡QUÉ BIEN, TODOS UNIDOS!
Qué bien, todos unidos,  mano con mano en el luchar.    Qué bien todos hermanos  en el sufrir y en el gozar.
Nosotros queremos, Señor,  amarte amando la tierra;   
Queremos dejar tras nosotros  un mundo mejor, una vida más bella.      

Qué bien, todos unidos…
Nosotros queremos, Señor,  correr con la antorcha encendida;
Queremos dejar al relevo  un fuego mejor, una llama más viva.                 

Qué bien, todos unidos…


 LIBERTATIS ET DIGNITATIS GAUDIUM.
Los Pastores, acogiendo los aportes de las distintas ciencias, tienen derecho a emitir opiniones sobre todo aquello que afecte a la vida de las personas, ya que la tarea evangelizadora implica y exige una promoción integral de cada ser humano. Ya no se puede decir que la religión debe recluirse en el ámbito privado y que está sólo para preparar las almas para el cielo. Sabemos que Dios quiere la felicidad de sus hijos también en esta tierra, aunque estén llamados a la plenitud eterna, porque Él creó todas las cosas para que las disfrutemos, para que todos puedan disfrutarlas. De ahí que la conversión cristiana exija revisar  “especialmente todo lo que pertenece al orden social y a la obtención del bien común”.
Por consiguiente, nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad de las personas, sin influencia alguna en la vida social y nacional, sin opinar sobre los acontecimientos que afectan a los ciudadanos.  
Una auténtica fe – que nunca es cómoda e individualista – siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra. (…) . Si bien el orden justo de la sociedad y del estado es una tarea principal de la política, la Iglesia no puede ni debe quedarse al margen de la lucha por la justicia. Todos los cristianos, también los Pastores, están llamados  a preocuparse por la construcción de un mundo mejor.     
                                                                                            
De nuestra fe en Cristo hecho pobre, y siempre cercano a los pobres y excluidos, brota la preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad.                  (…)
En cada lugar y circunstancia, los cristianos, alentados por sus Pastores, están llamados a escuchar el clamor de los pobres, como tan bien expresaron los obispos de Brasil: “Deseamos asumir, cada día, las alegrías y esperanza, las angustias y tristezas del pueblo brasileño, especialmente de las poblaciones de las periferias urbanas y de las zonas rurales – sin tierra, sin techo, sin pan, sin salud – lesionadas en sus derechos. Viendo sus miserias, escuchando sus clamores y conociendo su sufrimiento, nos escandaliza saber que existe alimento suficiente para todos y que el hambre se debe a la mala distribución de los bienes y de la renta. El problema se agrava con la práctica generalizada del desperdicio”.        
Pero queremos más todavía, nuestro sueño vuela más alto. No hablamos sólo de asegurar  la comida, o un decoroso sustento, sino de que tengan prosperidad sin exceptuar bien alguno. Esto implica educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente trabajo. El salario justo permite el acceso adecuado a los demás bienes que están destinados al uso común.     (Evangelii Gaudium,  capítulo cuarto,  182 a 192).

MEDITACIÓN,  10 MINUTOS

PETICIONES ACCIÓN DE GRACIAS.

ORACIÓN: Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos o rechazados por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.     
Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM para que juntos construyamos tu reino y seamos luz y faro en la comunidad LGTB de Madrid.

Unidos en la alegría del Evangelio, con la fuerza del Espíritu Santo, caminando juntos hacia el amor, venceremos.


CANCIÓN FINAL:                  

NOSOTROS VENCEREMOS  (We shall overcome).
Nosotros venceremos, nosotros venceremos,  sobre el odio con amor
algún día será,  Cristo venció, nosotros venceremos.
Y caminaremos, la mano en la mano,  alzada la frente hacia el amor,
Cristo  es nuestra luz,  Cristo venció, nosotros venceremos.
No tenemos miedo, no tenemos miedo,  alguien nos espera más allá
de los montes y el mar,  Cristo venció, nosotros venceremos.
Y seremos libres, y seremos libres.  No tiene cadenas el amor,  
viviremos en paz,  Cristo venció, nosotros venceremos.
Nosotros venceremos, nosotros venceremos,  sobre el odio con amor
algún día será, Cristo venció, nosotros venceremos.


PADRE NUESTRO.      BENDICIÓN.








 

2014-02-27¿Quién es Jesús, para mí?

Entrada.    ¿Quién es Jesús para mí? Esta es la pregunta esencial de nuestra vida; como también es esencial la respuesta; en realidad nos pasa como a los de Emaús, que  no lo sabemos decir, no lo vemos claro, o quizá podemos dar una respuesta rápida, vaga y vacía, cualquier respuesta irreflexiva. No sabemos qué contestar en realidad; pero nuestro corazón sí que lo sabe, sí que lo sabemos, pues “¿no ardía nuestro corazón, cuando nos  hablaba? ¡Sí era Él, era el Cristo de Dios! Le reconocemos en el hermano, en la oración, cuando entramos en el dialogo silencioso, en la música callada, en la suave brisa que pasa, en la comunión con los hermanos, en la fracción del pan. Calla y escucha, escúchate, que estás habitado, que el Rey vive en su palacio, que eres tú mismo.

 Hay otra pregunta, ¿Quién soy yo para Jesús?, una pregunta enorme, pero no la formules, que tu corazón sabe la respuesta. Ese pobre corazón que es tu amor, sabe la respuesta desde siempre, la sabe en el elocuente silencio habitado, en tu silencio. En esta tarde en que se pone el sol, esperamos un nuevo amanecer, un nuevo sol de la mañana. Volverá la Luz, el pueblo que camina en las tinieblas verá una Luz Grande.

Canto

Cuánto he esperado este momento,

cuánto he esperado que estuvieras aquí.

Cuánto he esperado que me hablaras.

Cuánto he esperado que vinieras a mí.

Yo sé bien lo que has vivido,

yo sé bien por qué has llorado,

yo sé bien por qué has sufrido,

pues de tu lado no me he ido.


Pues nadie te ama como yo,

pues nadie te ama como yo.

Mira la cruz, esa es mi más grande prueba.

Nadie te ama como yo,

nadie te ama como yo.

Mira la cruz, fue por ti, fue porque te amo.

Nadie te ama como yo.


Yo sé bien lo que me dices,

aunque a veces no me hablas.

Yo sé bien lo que en ti sientes,

aunque nunca lo compartas.

Yo a tu lado he caminado,

junto a ti, yo siempre he ido,

aun a veces te he cargado.

Yo he sido tu mejor amigo.

Pues nadie te ama como yo...

 

1ª.Lectura      Un hijo de hombre: Daniel 7,13-14

Yo seguía mirando, y en la visión nocturna vi venir a alguien, sobre las nubes del cielo

un hijo de hombre. Que se dirigió al Anciano y fue presentado ante él. Le dieron poder, honor y reino, y todos los pueblos y naciones le servían. Su poder es eterno y nunca pasará, y su reino no será destruido.

 

(Corto tiempo de silencio)

 

2ª Lectura:    Jesus el Hijo del Hombre: Marcos, 8, 27-38

 Salió Jesús son sus discípulos hacia los pueblos de Cesaréa de Filipo, y por el camino hizo esta pregunta a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo?”

Ellos le dijeron: “Unos, que Juan el Bautista; otros que Elías; otros que uno de los profetas”. Y él les preguntaba: “¿Y vosotros, quien decís que soy yo?    Pedro le contesta: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo.”

        

(Corto tiempo de silencio)

 

3ª Lectura:   Jesus el Hijo de Dios, Mesías: Juan 10,22-42

…Era invierno, y en Jerusalem celebraban la fiesta en que se conmemoraba la dedicación del templo.

Jesus estaba en el templo, paseando por el pórtico de Salomón. Los judíos le rodearon y le preguntaron: -¿Hasta cuándo nos vas a tener en dudas? Si tú eres el Mesías, dínoslo de una vez.

Jesús les contestó: Ya os lo he dicho y no me habéis creído. Las cosas que hago con la autoridad de mi Padre, lo demuestran claramente; pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas reconocen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen.    Yo les doy vida eterna y jamás perecerán ni nadie me las quitará. Lo que el Padre me ha dado es más grande que todo, y nadie se lo puede quitar. El Padre y yo somos uno solo.

Los judíos volvieron a coger piedras para tirárselas, pero Jesús les dijo:

-Por el poder de mi Padre he hecho muchas cosas buenas delante de vosotros: ¿Por cuál de ellas me vais a apedrear?

Los judíos le contestaron:

-No vamos a apedrearte por ninguna cosa buena que hayas hecho, sino porque tus palabras son una ofensa contra Dios. Tú que no eres más que un hombre, te haces Dios a ti mismo.

Jesús les respondió:

-En vuestra ley está escrito:” Yo dije que sois dioses”.  Sabemos que no se puede negar lo que dice la Escritura, y Dios llamó dioses a aquellos hombres a quienes dirigió un mensaje. Y si Dios me apartó a mí, y me envió al mundo, ¿cómo podéis decir que le he ofendido por haber dicho que soy Hijo de Dios?  Si no hago las obras que hace mi Padre, no me creáis.  Pero si las hago, creed en ellas aunque no creáis en mí, para que de una vez por todas, sepáis que el Padre está en mí y yo en el Padre.

De nuevo quisieron apedrearle, pero Jesús se escapó de sus manos.

Regresó Jesús al lado oriental del Jordán, y se quedó allí, en el lugar donde Juan había estado antes bautizando. Muchos fueron a verle y decían:

Ciertamente, aunque Juan no hizo ninguna señal milagrosa, todo lo que decía de este hombre era verdad. Muchos creyeron en Jesús en aquel lugar.

 

Meditación y silencio    10´

Intervenciones y palabras personales

Peticiones y acciones de gracias

 

Canto: Junto a ti al caer de la tarde, (negro espiritual)

               Junto a ti al caer de la tarde,      

               y cansados de nuestra labor,

               te ofrecemos con todos los hombres

               el trabajo, el descanso, el amor.

 

               Con la noche las sombras nos cercan

               y regresa la alondra al hogar;

               nuestro hogar son tus manos, oh Padre

               y tu amor nuestro nido será.

 

               Cuando al fin nos recoja tu mano

               para hacernos gozar de tu paz,

               reunidos en torno a tu mesa

               nos darás la perfecta hermandad.

 

               Te pedimos Señor que nos nutras

               con el pan que del cielo bajó,

               y renazca en nosotros la vida

con la fe, la esperanza, el amor.

              

Padre nuestro

 

Oración LGTBH

Señor, Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre, por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos,        que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM. Para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

2014-03-06 Oración Ecuménica por el Día Internacional de la Mujer.

Mujeres en el Antiguo  Testamento

En el libro de Rut, una mujer moabita aparece como un modelo de amor fiel. En su historia con Noemí vislumbramos el compromiso entre dos mujeres y el mismo Dios. Las palabras que Rut emplea son una de las más bellas declaraciones que podemos encontrar en el A. Testamento.

Saboreando el libro de Ruth:

“No insistas más en que me separe de ti. Donde tu vayas, yo iré; donde tú vivas, viviré; tu pueblo es mi pueblo y tu Dios mi Dios; donde tu mueras moriré y allí me enterraran. Juro hoy solemnemente ante Dios que solo la muerte nos ha de separar.”

Canción Rut y Noemí de Ain Karem

Extraños instrumentos de salvación! Dos mujeres solas de las que Dios se sirvió,

Una gentil y otra judía. Noemí, “la dulce”, Rut, “la amiga”. Obligadas por el hambre a emigrar a la ciudad del Pan.

Sin tierra, sin marido, ¿es el final!: Sin hijos que su historia puedan eternizar.

Una la muerte, otra la vida, Noemí, “la Amarga”, Rut, “Fuerza activa”, amistad que es signo de fidelidad, fidelidad de Dios.

Donde tú vayas, yo iré; donde habites, habitaré. Tu pueblo será mi pueblo, tu Dios será mi Dios.

Donde tu mueras moriré. Donde te entierren, seré enterrada. Tu pueblo será mi pueblo, tu Dios será mi Dios.

Solo la muerte nos separara, tan solo la muerte nos separará .

Mujeres en el Nuevo Testamento y su relación con Jesús.

En el nuevo testamento descubrimos a un Jesús que tiene muy en cuenta a la mujer y la trata en un plano de igualdad. El aspecto más revolucionario del maestro fue sin duda las relaciones de libertad que mantuvo con las mujeres de su época en el seno de una religión, como la judía, en la que la mujer estaba vista como un ser inferior a total disposición del hombre. Tan inferior que todo judío tenía que dar gracias a Dios en su oración de la mañana “por no haberme creado mujer”.

Hoy vamos a releer el evangelio de Juan donde nos relata el caso de la “adultera”. No tiene nombre propio, es su pecado el que le da el nombre y por él se la conoce aun ahora.

Saboreando el evangelio de Juan….

Juan 7:53-8:11

La mujer adúltera

53 Cada uno se fue a su casa;

 y Jesús se fue al monte de los Olivos.

Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba.

Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio,

le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.

Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?

Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo.

Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.

E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.

Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.

10 Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?

11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

En este Evangelio unos hombres acusan a esta mujer de adulterio, pero ¿Dónde está el hombre que estaba con ella? ¿Por qué no le acusan al “adúltero”? (esta palabra existe?). Ni lo arrastran ni lo condenan ni siquiera lo señalan. No se sabe quién era.

Jesús no justifica el adulterio pero tampoco condena a la mujer. Es el rostro compasivo de Dios Padre y Madre. Jesús la reconoce como mujer y en sus palabras le está diciendo. “Mujer, deja el pasado, no mires atrás. Hoy todo empieza de nuevo para ti, una vida nueva te espera”.

En la historia de la humanidad la mujer ha tenido un trato diferente y aun en nuestros días quedan resquicios de desigualdad. También en las escrituras la mujer ha quedado relegada a un segundo plano, siendo muchas veces eliminada su presencia. Nos damos cuenta de que nuestra sociedad como la de Jesús, esta vuelta hacia la figura masculina, y que también la formulación de la fe parte de un trato desigual. Aun en nuestras iglesias la mujer sigue sin recibir el mismo trato que el hombre.

El caso de “la adultera” es uno más entre otros relatos donde Jesús se acerca a la mujer. No en todos se le presenta como pecadora, pero si en muchos podemos observar como es el trato del hombre hacia ella y la actitud de Jesús.

Los evangelios narran toda una serie de historias de mujeres, de muchas mujeres y de mujeres de toda clase, desde la madre de Jesús hasta la pecadora. Las mujeres están en los Evangelios, pero no siempre están o no parece que estén, tal como estuvieron en la realidad de la historia o historias que los Evangelios nos quieren narrar.

Tal y como preguntaron al Maestro… ¿y tú qué dices?

Momento para la reflexión y oración personal…. Para luego compartir….

Canción MEJOR CONTIGO de Luis Guitarra

Mejor es alcanzar un sueño, que seguir dormidos.

Mejor no traicionar aquello que siempre creímos.

Mucho mejor que dar la vuelta,

dejar a  un lado, o cerrar las puertas…           

Será mucho mejor, buscar un nuevo sol contigo.

Mejor no acostumbrarse al peso de nuestras cadenas.

Mejor no arrinconar aquello que vale la pena.

Mucho mejor que andar a tientas,

Sin sobresaltos, pero sin metas…

Será mucho mejor, sumar mi corazón y el tuyo.

Mejor, mucho mejor, será mucho mejor así.

Mejor, mucho mejor, será mucho mejor… mejor así.

Mejor que ambicionar “ser alguien” es “ser uno mismo”.

Mejor no malgastar más tiempo nuestro idealismo.

Mucho mejor, tomar conciencia

que atrincherarse en las apariencias.

Será mucho mejor, saberse realizado en ti.

Mejor iluminar lo incierto que ocultar las dudas.

Mejor abandonar el puerto que anclarse en la espuma.

Mucho mejor dejar en tierra,

los intereses, las hipotecas…

Será mucho mejor, zarpar hacia el profundo azul.

Mejor, mucho mejor, será mucho mejor así.

Mejor, mucho mejor, será mucho mejor… mejor así.

No es fácil, hay miedos, hay indecisión…

Te faltan las fuerzas, me falla la voz…

Un puente, un abismo, un solo destino… los dos.

Tu mano me aprieta, siento su calor…

Si piso en tus huellas, avanzo mejor…

Mejor estar vivo, confiar, ir unidos tú y yo.

Mejor es alcanzar un sueño, que seguir dormidos.

Mejor no traicionar aquello que siempre creímos.

Mucho mejor que dar la vuelta,

dejar a  un lado, o cerrar las puertas…           

Será mucho mejor, buscar un nuevo sol contigo.

Será mucho mejor,… …buscar un nuevo sol contigo.

Que Dios que es padre y madre nos haga comprender cuanto amó a hombres y mujeres, pues a tod@s, a su misma imagen nos creo.

 

2014-03-13 : Oración ecuménica

2014-03-17 Oración Ecuménica Jueves 13 de marzo

Canto: Ven, no apartes de mi los ojos, te llamo a ti, te necesito para que se cumpla en el mundo el plan de mi Padre.

Saludo del presidente

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Bendito sea Dios,Que en su infinito amor nos ha dado a su Hijo Jesucristo. Que su misericordia esté siempre con tod@s nosotr@s.

 

 

Monición de entrada.

Oración presidencial:

OREMOS PIDIENDO A Dios que nos ilumine para poder ver con claridad el camino de la conversión (Instantes de silencio).

Dios Padre, rico en misericordia, al poner en tu presencia y revisar nuestras vidas, descubrimos que estamos lejos de responderte con total generosidad y por ello reconocemos tu bondad y nuestro pecado. Danos ánimo para recorrer con entusiasmo el camino de conversión a ti, siguiendo a tu Hijo Jesucristo. Envíanos tu Espíritu santo, Espíritu que sane nuestras heridas, anime nuestro seguimiento y enderece nuestros caminos. A Ti, Padre Bueno y lleno de ternura que nos amas con amor inmenso por tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Primera Lectura: Mateo 4:1-11 Tentación de Jesús

4  Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. 4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:  A sus ángeles mandará acerca de ti, m y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. 10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Canto:Cuánto he esperado este momento, cuánto he esperado que estuvieras así. 
Cuánto he esperado que me hablaras, cuánto he esperado que vinieras a mí. 
Yo sé bien lo que has vivido, yo sé bien porqué has llorado; yo sé bien lo que has sufrido pues de tu lado no me he ido. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo; mira a la cruz, esa es mi más grande prueba. 
Nadie te ama como yo. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo; mira a la cruz, fue por ti, fue porque te amo. Nadie te ama como yo. 
Yo sé bien lo que me dices aunque a veces no me hablas; yo sé bien lo que en ti sientes aunque nunca lo compartas. Yo a tu lado he caminado, junto a ti yo siempre he ido; aún a veces te he cargado. Yo he sido tu mejor amigo.

Segunda Lectura: Mateo 18:21-35 

21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? 22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Hay que perdonarlo una y otra vez; es decir. Siempre.

Canto: Me levantaré e iré a mi Padre, le declarare te amo Señor.

Tercera Lectura: Santiago 1:27; 15 – 16 ss

Si alguno se cree religioso entre vosotros y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión de tales vana.

27 La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.

Ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden bendición y maldición-. Quien es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad.

Canto:como el Padre me amo.

Cuarta lectura: Mateo 25:31-46 El juicio de las naciones

31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, 32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. 33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. 34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. 37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42 Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 43 fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. 44 Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? 45 Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. 46 E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

Liturgia del Perdón

Presidente: Conscientes de nuestra realidad, acudimos a Dios, rico en misericordia.

Canto:

Perdón Señor por nuestros egoísmos, nuestra insolidaridad, por la dureza de nuestros corazones. Perdón Señor por nuestra intolerancia, Perdón señor, por nuestras comodidades riquezas y apegos.

Perdón Señor por nuestros orgullos y por menospreciar a los demás. Perdón Señor, por nuestros individualismos. Perdón Señor por no descubrirte en el pobre.

Celebración de reconciliación.

Acción de gracias.

En realidad es justo y necesario darte gracias, Señor, Padre santo, porque no dejas de llamarnos a una vida feliz. Tú Dios de bondad y misericordia, ofreces siempre tu perdón e invitas a los pecadores a recurrir confiadamente a tu clemencia. Muchas veces los hombres hemos quebrantado tu alianza; pero tú, en vez de abandonarnos, has sellado de nuevo con la familia humana, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor, un pacto tan sólido que ya nada lo podrá romper. Y ahora, mientras ofreces a tu pueblo un tiempo de gracia y reconciliación, lo alientas en Cristo para que vuelva a ti, obedeciendo más plenamente al Espíritu Santo, y se entregue al servicio de todos los hombres viviendo el mandamiento del amor. Por eso, llenos de admiración y agradecimiento, unimos nuestras voces a las de los coros celestiales para cantar la grandeza de tu amor y proclamar la alegría de nuestra salvación: SANTO, SANTO, SANTO.

Gesto de la paz: En Cristo que nos ha enseñado el servicio y la entrega con su ejemplo y nos ha hecho hermanos y hermanas con su cruz, y como signo de reconciliación daos fraternalmente la paz.

Canto: Llevad la buena noticia a todo ser que respira y decidles que la paz está dentro de sus vidas, y que ellos paz serán sí desparraman amor en cuantos hombres encuentren por esos caminos de Dios.

Padre Nuestro: Haznos señor Jesús como tú: pobres, humildes, serviciales, solidarios, generosos y compasivos. Con la oración que tú mismo nos enseñaste nos dirigimos a tu Padre y a nuestro Padre.

Oremos al Dios que nos ha perdonado Dios Padre bueno, te damos gracias por el perdón recibido. Aquí nos tienes a hacer eficaz la luz recibida, abierto a tus llamadas. Queremos proclamar que tú vives, y que tu misericordia es eterna. Bendito sea por los siglos de los siglos. Amén.

Bendición  Dios padre os bendiga y os ayude a ser testigos del perdón celebrado. Amén.

Que habiendo recibido la misericordia de Dios, podáis comprender las faltas de los demás como Dios comprende las vuestras. Amén. Que en su bendición aleje de vosotros las envidias, las faltas de amor, y las ideologías para que crezca la comunión y se construya la comunidad Cuerpo de Cristo. Amén.

2014-03-20 Oración día 20 de Marzo de 2014

Invocación inicial   (Todos)

-“El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed”

Padre, somos hijos tuyos  y venimos a ponernos en tu Presencia; Levantamos las miradas  de nuestros corazones hacia ti,  te pedimos que nos escuches  e inclines tu oído y todo tu ser hacia nosotros  y todos los miembros de Crismhom.

Canto

-Levanto mis manos aunque no tenga fuerzas.

Levanto mis manos aunque tenga mil problemas.

-Cuando levanto mis manos comienzo a sentir

una unción que me hace cantar.

Cuando levanto mis manos comienzo a sentir el fuego.

-Cuando levanto mis manos mis cargas se van, nuevas fuerzas Tú me das.

Todo eso es posible, todo eso es posible, cuando levanto mis manos.

Salmo 16 (Alternando, dos grupos).

Señor, escucha mi apelación

atiende a mis clamores,

presta oído a mi súplica,

que en mis labios no hay engaño:

emane de ti la sentencia,

miren tus ojos la rectitud.

 

Aunque sondees mi corazón,

visitándolo de noche,

aunque me pruebes al fuego,

no encontrarás malicia en mí.

 

Mi boca no ha faltado

como suelen los hombres;

según tus mandatos, yo me he mantenido

en la senda establecida.

Mis pies estuvieron firmes en tus caminos,

y no vacilaron mis pasos.

 

Yo te invoco porque tú me respondes, Dios mío;

inclina el oído y escucha mis palabras.

Muestra las maravillas de tu misericordia,

tú que salvas de los adversarios

a quien se refugia a tu derecha.

 

Guárdame como a las niñas de tus ojos,

a la sombra de tus alas escóndeme

de los malvados que me asaltan,

del enemigo mortal que me cerca.

 

Han cerrado sus entrañas

y hablan con boca arrogante;

ya me rodean sus pasos,

se hacen guiños para derribarme,

como un león ávido de presa,

como un cachorro agazapado en su escondrijo.

 

Levántate, Señor, hazle frente, doblégalo,

que tu espada me libre del malvado,

y tu mano, Señor, de los mortales;

mortales de este mundo:

sea su lote esta vida;

de tu despensa les llenarás el vientre,

se saciarán sus hijos

y dejarán a sus pequeños lo que sobra.

 

Pero yo con mi apelación vengo a tu presencia,

y al despertar me saciaré de tu semblante.

Canto:

El agua del Señor sanó mi enfermedad,

el agua del Señor Jesús. (2)

1. Te doy gracias (aleluya), Tú me cambias (aleluya),

Tú me llenas (aleluya), me has salvado.

El agua del Señor sanó mi enfermedad,

el agua del Señor Jesús. (2)

2. El que quiera (aleluya) y tenga sed (aleluya)

que venga (aleluya) y beba gratis.

El que quiera y tenga sed beba el agua de la vida.

El agua del Señor…

3. Sobre ti derramaré el agua que es mi vida,

y tu corazón de piedra en amor transformaré.

El agua del Señor… 

Lectura Bíblica.    San Juan 4, 5-15. M-26, 39a. 40-42

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob.

Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor del mediodía.

Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: -«Dame de beber.»

Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida. La samaritana le dice:

-«¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?»

Porque los judíos no se tratan con los samaritanos. Jesús le contestó:

-«Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.»

La mujer le dice: -«Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?»

Jesús le contestó: -«El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna. »

La mujer le dice: -«Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén.»

Jesús le dice:  -«Créeme, mujer: se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén daréis culto al Padre. Vosotros dais culto a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos.

Pero se acerca la hora, ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le den culto así Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad.»

La mujer le dice: -«Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga, él nos lo dirá todo.»

Jesús le dice: -«Soy yo, el que habla contigo.»

En aquel pueblo muchos creyeron en él. Así, cuando llegaron a verlo los samaritanos, le rogaban que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. Todavía creyeron muchos más por su predicación, y decían a la mujer:

-«Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo. »

Ecos de las lecturas.

Silencio, meditación 10’

Peticiones acción de gracias. 

Canto:

1. Conozco tu fatiga y tu constante esfuerzo, has sufrido por mi causa y no has sido

sutil al cansancio, pero tengo contra ti  que has dejado enfriar tu primer amor.

 

Por eso yo, la voy a seducir, La llevaré al desierto y allí le hablaré a su corazón,

ella me responderá como en los días de su juventud. (BIS)

 

2. No te sentirás jamás abandonada ni a tu tierra seguirán llamando desolada,

pues tu Dios se complacerá en ti. Tu tierra será desposada.

Como joven se casa con doncella, se casará contigo tu Hacedor,

y con gozo de esposo con su novia, se gozará en ti tu Dios.

ESTRIBILLO

3. Te desposaré conmigo para siempre te desposará, en fidelidad en amor

y en compasión, y tú conocerás a tu Dios Ensancha el espacio de tu tienda, sus clavijas asegura,

no te detengas,  pues tus hijos heredarán naciones,  y un pueblo de Dios brotará

ESTRIBILLO

Padre Nuestro.

 

Oración por las personas LGTBH.

Señor Jesús, pedimos tu protección e intercesión ante el Padre, Por toda la comunidad LGTBH, por todos los hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano, y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos tu reino, y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTBH de Madrid.

2014-03-27 Oración No hay amor mas grande ..

No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos. Jn. 15:13

Introducción

Cántico Ven, no apartes de mi los ojos, te llamo a ti te necesito para que se cumpla en el mundo el plan de mi Padre.

Salmo 70

¡Líbrame, Dios mío!
¡Señor, ven pronto a socorrerme!
 Que se avergüencen y sean humillados
los que quieren acabar con mi vida.
Que retrocedan confundidos
los que desean mi ruina;
 que vuelvan la espalda avergonzados
los que se ríen de mí.
 Que se alegren y se regocijen en ti
todos los que te buscan;
y digan siempre los que desean tu victoria:
"¡Qué grande es nuestro Dios!".

 Yo soy pobre y miserable:
ven pronto, Dios mío;
tú eres mi ayuda y mi libertador,
¡no tardes, Señor!

 

Noxolo Nogwaza

En la madrugada del 24 de abril de 2011, Pascua de Resurrección, la mujer de 24 años Noxolo Nogwaza fue asesinada de camino a su casa. Su agresor (o agresores) la violó, golpeó  repetidas veces y apuñaló, aparentemente debido a su orientación sexual, antes de tirar su cuerpo en una alcantarilla. Casi tres años después, no se ha progresado en la investigación de su muerte y su asesino (o asesinos) permanece en libertad.

En Sudáfrica nadie aún ha sido condenado por ningún caso de 'violación correctiva”. Las víctimas suelen ser mujeres negras, lesbianas, y marginadas. Ni siquiera la brutal violación en grupo y el asesinato en el año 2008 de Eudy Simelanede, la heroína nacional y antigua estrella de la selección sudafricana de fútbol femenino, logró darle un vuelco al problema

Mihail Stoyanov

La tarde del 30 de septiembre de 2008,Mihail Stoyanov, un estudiante de medicina de 25 años, salió de casa diciéndole a su madre Hristina que volvería enseguida. Desgraciadamente, nunca volvió. Mihail fue brutalmente asesinado en un parque de Sofía, Bulgaria. Recibió una paliza en la que le rompieron la tráquea y murió asfixiado. Encontraron su cuerpo cubierto de magulladuras de pies a cabeza. Mihail fue agredido y asesinado porque los agresores pensaban que era homosexual.

Cinco años después, los responsables de la muerte de Mihail todavía tienen que responder ante la justicia. En 2010 se detuvo a dos sospechosos. En un principio estuvieron recluidos bajo custodia y después fueron sometidos a arresto domiciliario hasta abril de 2012, cuando fueron puestos en libertad bajo fianza. Aún no ha habido juicio.

Jean-Claude Roger Mbede

Jean-Claude Roger Mbedeera un estudiante camerunés fue detenido el 2 de marzo de 2011 mientras asistía a una cita con un conocido sin saber que este le había denunciado.

El 28 de marzo, el Tribunal lo declaró culpable de homosexualidad y tentativa de homosexualidad y lo condenó a tres años de prisión. Jean-Claudecumplió condena en la prisión central de Kondengui, Allí sufrió ataques homófobos y malos tratos por parte de otros reclusos y de las autoridades penitenciarias, debido a su orientación sexual.

El 16 de julio de 2012, Jean-Claude salió de la cárcel de forma provisional por cuestiones médicas. Le diagnosticaron cáncer de testículos y lo operaron. Todo salió bien y retomó una vida más o menos normal aunque el hostigamiento y las amenazas nunca cesaron. Hasta que llegó la confirmación en firme de su condena. Su vuelta a prisión era prácticamente una condena de muerte, él ya estaba enfermo, y las condiciones en la cárcel no eran precisamente las mejores, por eso huyó y se escondió. Recayó en su pueblo natal, cerca de Yaondé

Jean-Claude Roger murió el 13 de enero de 2014 solo y apartado en su aldea natal, oculto y marginado por propia familia y sin atención médica adecuada.

Salmo 142

1Señor, escucha mi oración;
tú, que eres fiel, atiende a mi súplica;
tú, que eres justo, escúchame.
2No llames a juicio a tu siervo,
pues ningún hombre vivo es inocente frente a ti.

3El enemigo me persigue a muerte,
empuja mi vida al sepulcro,
me confina a las tinieblas
como a los muertos ya olvidados.
4Mi aliento desfallece,
mi corazón dentro de mí está yerto.

Ahmet Yildi

El 15 de julio de 2008 Ahmet Yildiz fue asesinado a tiros en lo que ha sido considerado  por activistas LGTB un asesinato de un homosexual por razones de honor.

Ahmet salió del piso en el que vivía con su pareja Ibrahim Can para comprar helado, bajó a la calle y allí fue asesinado con una pistola. Como en otros supuestos crímenes de honor, la familia no se personó para recoger el cuerpo y proceder al entierro. El único sospechoso del asesinato de Ahmet es su padre, y aún no ha sido detenido por la policía. Las autoridades turcas son muy reticentes a investigar crímenes de honor por causas LGTB. 

Uganda

Desde que el 21 de febrero de 2014 el presidente de Uganda, Yoweri Museweni, firmara la ley que castiga con penas de hasta cadena perpetua a gays y lesbianas e incluso criminaliza a todo aquel que les de cobertura o no los denuncie, se ha instalado un clima d homofobia general en ese país. A las denuncias de intentos de suicidio, de historias de acoso y agresiones, se suma la publicación por un tabloide ugandésde los nombres de 200 homosexuales y lesbianas, que ven como sus vidas pueden convertirse en un infierno de la noche a la mañana.

Nigeria

Dos meses después de que el presidente Goodluck Jonathan firmara la leyque agrava el tratamiento penal para todo aquello relacionado con la homosexualidad. Cuatro de los detenidos el pasado enerode 2014 en la región de Bauchi, en el norte del país, recibieron 15 latigazos en públicoy se enfrentan todavía al pago de una multa o un año de prisión por haber mantenido relaciones con personas de su mismo sexo.

Salmo 56

Misericordia, Dios mío, misericordia,
que mi alma se refugia en ti;
me refugio a la sombra de tus alas
mientras pasa la calamidad.

3Invoco al Dios Altísimo,
al Dios que hace tanto por mí:
4desde el cielo me enviará la salvación,
confundirá a los que ansían matarme,
enviará su gracia y su lealtad.

5Estoy echado entre leones
devoradores de hombres;
sus dientes son lanzas y flechas,
su lengua es una espada afilada.

6Elévate sobre el cielo, Dios mío,
y llene la tierra tu gloria.

7Han tendido una red a mis pasos
para que sucumbiera;
me han cavado delante una fosa,
pero han caído en ella.

8Mi corazón está firme, Dios mío,
mi corazón está firme.
Voy a cantar y a tocar:
9despierta, gloria mía;
despertad, cítara y arpa;
despertaré a la aurora.

10Te daré gracias ante los pueblos, Señor;
tocaré para ti ante las naciones:
11por tu bondad, que es más grande que los cielos;
por tu fidelidad, que alcanza a las nubes.

12Elévate sobre el cielo, Dios mío,
y llene la tierra tu gloria.

Oración personal

Espacio para compartir

Presentación del símbolo de la comunidad LGTB perseguida

CánticoNada te turbe, nada te espante quien a Dios tiene nada le falta

Nada te turbe, nada te espante. Sólo Dios basta

Padrenuestro

Oración

Señor, Jesucristo, imploramos tu protección e intersección ante el Padre, por toda la comunidad LGTB, por todos aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas ni aceptadas en su entrono mas cercano.

Te damos gracias y te pedimos por CRISMHOM. Para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amen

Bendición

Música de fondo y para la meditación

2014-04-03 Oración del Padre Nuestro

     E L   P A D R E   N U E S T R O

Cuando Jesús, que tenía esa relación con Dios tan profunda, tan única, tan misteriosa para nosotros , que era el auténtico centro de su ser, contestó a la petición de sus amigos para que les enseñara a orar, les enseñó el Padrenuestro. En él, está contenida de una manera magnífica, lo que tiene que ser nuestro trato con Dios: nada sobra y lo que es más importante, nada falta. ¡ Qué bien nos viene a  nosotros que tenemos tanta palabrería y nos gusta tanto irnos por las ramas para no acoger lo fundamental ¡

CANTO: Nada nos separará.

PADRE NUESTRO : No rey, ni amo, ni Señor, sino Padre. No mío, sino nuestro, de todos. 

Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos. Ni llaméis a nadie padre vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.

QUE ESTÁS EN EL CIELO: Que es espíritu, que es trascendente. No está a nuestro alcance, manipulable, como todos los ídolos.

“ A Dios nadie lo vio jamás; el Hijo único, que es Dios y que está en el seno del Padre, nos lo ha dado a conocer.”  Juan 1, 18.

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE:  Lo primero que tiene que brotarnos del corazón cuando nos ponemos delante de Dios es la alabanza, situarnos en la verdad de la grandeza  y la bondad de nuestro Dios , que nos nazca de los labios como en el salmo un poema bello:

“ Bendigo al Señor continuamente,/ su alabanza está siempre en mi boca./ Mi alma se gloría en el Señor, que los humildes lo oigan y se alegren./ Engrandeced conmigo al Señor, ensalcemos juntos su nombre./ Busqué al Señor y él me respondió; me libró de todos mis temores.”  Salmo 34.

CANTO: Bendigamos al Señor

VENGA A NOSOTROS TU REINO:  El Reino de Dios, que son las bodas de Dios con la Humanidad, expresión de todo el bien que Dios quiere derramar en nosotros, de la belleza que Dios ha imaginado para el mundo. Eso es lo que tenemos que pedir para nosotros y para todos.

“ Sucede con el reino de los cielos lo que con un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo deja oculto y , lleno de alegría, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo. También sucede con el reino de los cielos lo que con un mercader que busca ricas perlas y que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra.” Mateo 13, 44-46

HÁGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO: Dios es Amor, solo quiere cosas buenas para los hombres y para el mundo. Pero a veces, lo que nos ocurre, lo que parece su voluntad, es incomprensible y oscuro. Como María, como Jesús tenemos que vivir confiados en las manos del Padre.

“ Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos -oráculo del Señor-. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes.” Isaías 55, 6-9.

CANTO: Ven, no apartes de mí los ojos

DÁNOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA: Vivir con sencillez, pedir con sencillez  lo que necesitamos para hoy y disfrutarlo y agradecerlo y compartirlo sin agobiarnos por el porvenir.

“No andéis preocupados por el día de mañana, que el mañana traerá su propia preocupación. A cada día le basta su propio afán “ Mt 6, 34

PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LO QUE NOS OFENDEN:  Dios nos dice que no andemos mirándonos el ombligo de nuestras propias faltas, que no nos enredemos con nuestro pasado. Nos dice que nos ocupemos de no juzgar a los demás, de perdonarles y acogerles y automáticamente quedaremos más blancos que la nieve.

“ No juzguéis para que Dios no os juzgue, porque Dios os juzgará del mismo modo que vosotros hayáis juzgado y os medirá con la medida con que hayáis medido a los demás “  Mt 7, 1-2

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN Y LÍBRANOS DEL MAL. Somos poca cosa, estamos llenos de necesidades y deseos que nos oprimen y no nos dejan ser libres y felices. Y además hemos creado un mundo, una sociedad, que multiplica nuestra impotencia, nuestro desconcierto, nuestros deseos vanos. Solo Dios puede centrarnos y conducirnos a nuestro verdadero ser, sencillo, luminoso, fraterno. Le pedimos a Dios que no permita que nada nos extravíe de él y por lo tanto de nosotros mismos.

“ Así, cuando quiero hacer lo bueno, me encuentro fatalmente con lo malo en las manos. En lo íntimo, cierto, me gusta la Ley de Dios, pero en mi cuerpo percibo unos criterios diferentes que guerrean contra los criterios de mi razón y me hacen prisionero de esa ley del pecado… ¡ Desgraciado de mí ¿ Quién me librará de ese ser mío, instrumento de muerte? Pero¡  cuántas gracias le doy a Dios por Jesús , Mesías, Señor nuestro.!”  Romanos 7, 21-25

CANTO: Nada nos separará.

SILENCIO

PETICIONES Y ACCIÓN DE GRACIAS.

PADRE NUESTRO: ( Cantado )

ORACION COMUNITARIA: Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

BENDICIÓN FINAL

CANTO: Danos un corazón

    C A N T O S

BENDIGAMOS AL SEÑOR: bendigamos al señorDios de toda creación por habernos regalado su amor.Su bondad y su perdón y su gran fidelidad por los siglos de los siglos durarán.

EL ESPÍRITU DE DIOS HOY ESTÁ SOBRE MI Y ES QUIEN ME HA UNGIDO A PROCLAMAR LA BUENA NUEVA A LOS MÁS POBRES LA GRACIA DE SU SALVACIÓN.( bis )

Enviados con poder y en el nombre de Jesús, a sanar a los enfermos del dolor, a los ciegos dar visión, a los pobres la verdad y a los presos y oprimidos libertad.

EL ESPÍRITU…

 

VEN  NO APARTES DE MI LOS OJOSte llamo a ti te necesito, para que se cumpla en el mundo el plan de mi Padre.

 

DANOS UN CORAZÓN grande para amar, danos un corazón fuerte para luchar

Hombres nuevos, creadores de la historia, constructores de nueva humanidad.

Hombres nuevos que viven la existenciacomo riesgo de un largo caminar.

DANOS …

Hombres nuevos, luchando en esperanza, caminantes, sedientos de verdad.

Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,hombres libres que exigen libertad.

DANOS…

Hombres nuevos, amando sin fronteras, por encima de razas y lugar.

Hombres nuevos, al lado de los pobres,compartiendo con ellos techo y pan.

DANOS…

2014-04-10¿Por cual de ellas me queréis apedrear?

Libro de Jeremías 20,10-13.
 
Oía los rumores de la gente: "¡Terror por todas partes!¡Denúncienlo!¡Sí, lo denunciaremos!". Hasta mis amigos más íntimos acechaban mi caída: "Tal vez se lo pueda seducir; prevaleceremos sobre él y nos tomaremos nuestra venganza". Pero el Señor está conmigo como un guerrero temible: por eso mis perseguidores tropezarán y no podrán prevalecer; se avergonzarán de su fracaso, será una confusión eterna, inolvidable. Señor de los ejércitos, que examinas al justo, que ves las entrañas y el corazón, ¡que yo vea tu venganza sobre ellos!, porque a ti he encomendado mi causa. ¡Canten al Señor, alaben al Señor, porque él libró la vida del indigente del poder de los malhechores!
 
Fortaleza mía
 
Te amo Señor, fortaleza mía,
roca mía, castillo mío, mi libertador.
Dios mío, en Ti confiaré.
Mi escudo eres Tú
y la fuerza de mi salvación.
Salmo 18(17),2-7.
 
 
Yo te amo, Señor, mi fuerza,
Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.
Eres mi Dios, el peñasco en que me refugio,
mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.
Invoqué al Señor, que es digno de alabanza
y quedé a salvo de mis enemigos.
 
Las olas de la Muerte me envolvieron,
me aterraron los torrentes devastadores,
me cercaron los lazos del Abismo,
las redes de la Muerte llegaron hasta mí.
Pero en mi angustia invoqué al Señor,
grité a mi Dios pidiendo auxilio,
y él escuchó mi voz desde su Templo,
mi grito llegó hasta sus oídos.
Te amo Señor, fortaleza mía,
roca mía, castillo mío, mi libertador.
Dios mío, en Ti confiaré.
Mi escudo eres Tú
y la fuerza de mi salvación.
 
Evangelio según San Juan 10,31-42.
 
Los judíos tomaron piedras para apedrearlo.
Entonces Jesús dijo: "Les hice ver muchas obras buenas que vienen del Padre;
¿Por cuál de ellas me quieren apedrear?".
Los judíos le respondieron: "No queremos apedrearte por ninguna obra buena,
sino porque blasfemas, ya que, siendo hombre, te haces Dios".
Jesús les respondió: "¿No está escrito en la Ley: Yo dije: Ustedes son dioses?
Si la Ley llama dioses a los que Dios dirigió su Palabra -y la Escritura no
puede ser anulada- ¿Cómo dicen: 'Tú blasfemas', a quien el Padre santificó y
envió al mundo, porque dijo: "Yo soy Hijo de Dios"? Si no hago las obras de mi
Padre, no me crean; pero si las hago, crean en las obras, aunque no me crean
a mí. Así reconocerán y sabrán que el Padre está en mí y yo en el Padre".
Ellos intentaron nuevamente detenerlo, pero él se les escapó de las manos.
Jesús volvió a ir al otro lado del Jordán, al lugar donde Juan había bautizado,
y se quedó allí.
Muchos fueron a verlo, y la gente decía: "Juan no ha hecho ningún signo, pero
todo lo que dijo de este hombre era verdad".
Y en ese lugar muchos creyeron en él.
 
Tiempo para meditar
Peticiones y acción de gracias
Oración común:
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por
toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se
aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son
perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni
aceptados en su entorno más cercano.
Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos
construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de
Madrid.
 
Padrenuestro
 
Si pienso lo que quieres que yo haga,
RE SOL
si tengo que hacer caso a tus palabras,
MIm LA
si quieres que te diga lo que pienso,
SOL LA RE
es de locos, es de locos.
RE SOL LA
Si quieres que me quite las cadenas,
RE SOL
que me hacen sentir seguro aquí abajo,
MIm LA
es como si me vaciaras las venas,
SOL LA RE
estás loco, estás loco.
SOL LA RE
SÓLO TE PIDO FUERZAS PARA HACER
RE7 SOL LA RE
DE MÍ DEBILIDAD, UN FÉRREO VENDAVAL.
SOL LA RE
DESDE EL CONVENCIMIENTO QUE TAL VEZ,
RE7 SOL MIm SOL
HOY TODO PUEDE SER, QUE SE HAGA REALIDAD,
LA RE
QUE YA ESTÁS AL LLEGAR.
RE SOL LA
De todas formas sé que es necesario,
RE SOL
andar contra corriente en esta tierra,
MIm LA
y es que en el fondo merece la pena,
SOL LA RE
estar loco, estar loco
 

2014-04-24 Oración comunitaria ecuménica No busquéis entre los muertos ...

Jueves de la 1ª semana de Pascua
 
“NO BUSQUÉIS ENTRE LOS MUERTOS AL QUE ESTÁ VIVO”
¿Por qué ni los discípulos ni María reconocen a Jesús en las primeras apariciones?
¿No tenía el mismo cuerpo? ¿O estaban tan cegados por la tristeza, por la desesperación, por la duda… que por ello n podían reconocerle? Es un misterio. 
Y nosotros, ¿cómo reconocemos a Jesús Resucitado? Su presencia se nos da a través del Espíritu Santo. ¿Tendremos demasiada tristeza y desesperanza como para no reconocerle?
 
 
A veces esperamos mensajes extraordinarios por parte de Jesús, grandes acontecimientos y se nos olvida que el Maestro sale a nuestro paso en lo cotidiano, a través de las personas y realidades con las que cada día nos encontramos.
¿Estamos dispuestos a hacer silencio y abrir los ojos para verle en todo y en todos?  ¿Daremos testimonio de su vida en medio de los hombres?
 
Canto de entrada:
 
JESÚS ESTÁ ENTRE NOSOTROS, 
ÉL VIVE HOY Y SU ESPÍRITU A TODOS DA.
JESÚS, RAZÓN DE NUESTRA VIDA,
ES EL SEÑOR, NOS REÚNE EN PUEBLO DE AMOR. 
 
Cambia nuestras vidas con tu fuerza.
Guárdanos por siempre en tu presencia.
Tú eres verdad, Tú eres la paz.
 
Rompe las cadenas que nos atan.
Llénanos de gracia en tu Palabra.
Gracias, Señor. Gracias, Salvador.
 
Nuestras existencias hoy te alaban.
Nuestros corazones te dan gracias.
Tú eres amor, Tú eres canción.
 
Lectura del Evangelio de Lucas
 
El primer día de la semana, al rayar el alba, las mujeres volvieron al sepulcro con los aromas que habían preparado, y encontraron la piedra del sepulcro corrida a un lado. Entraron, pero no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Estaban aún perplejas, cuando dos hombres se presentaron ante ellas con vestidos deslumbrantes. Llenas de miedo, hicieron una profunda reverencia. Ellos les dijeron:
 
-¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recordad lo que os dijo cuando estaba en Galilea. Que el Hijo del hombre debía ser entregado en manos de pecadores, que iban a crucificarlo y que resucitaría al tercer día. 
 
Ellas se acordaron de estas palabras y, al volver del sepulcro, anunciaron todo esto a los once y a todos los demás. Fueron María Magdalena, Juana, María la de Santiago y las demás mujeres que estaban con ellas las que comunicaron estas cosas a los apóstoles. Pero ellos pensaron que se trataba de un delirio, y no las creyeron. Pedro, sin embargo, se levantó y fue corriendo al sepulcro. Al asomarse, sólo vio los lienzos, y regresó a casa admirado de lo sucedido.
 
 
YO SOY EL QUE VIVE. Ain Karem.
No busques entre los muertos a la Vida,
Ponte en pie, alza la mirada.
No busques en la muerte al que vive para siempre.
Abre las puertas, sal a su encuentro,  ve con tu hermano.
No temas, dice el Señor, yo soy el que vive.
Estuve muerto pero ahora vivo para siempre,  para siempre.
 
 
El Papa Francisco nos decía ayer:
Esta certeza de que Dios vive habita en los corazones de los creyentes desde esa mañana de Pascua cuando las mujeres fueron a la tumba de Jesús y los ángeles les dijeron: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?" (Lc 24,5). Estas palabras son como una piedra millar en la historia; pero también una "piedra de tropiezo", si no nos abrimos a la Buena Noticia, ¡si pensamos que un Jesús muerto molesta menos que un Jesús vivo!
La Resurrección de Jesús es una alegría verdadera, profunda. En cambio, ¿cuántas veces en nuestro caminar diario buscamos la vida entre las cosas muertas, entre las cosas que no pueden dar vida, entre las cosas que hoy están y mañana no estarán más? 
No es fácil estar abierto a Jesús. No se da por descontado aceptar la vida del Resucitado y su presencia entre nosotros. El Evangelio nos hace ver diversas reacciones: la del apóstol Tomás, la de María Magdalena y la de los dos discípulos de Emaús: nos hace bien compararnos con ellos. Tomás pone una condición a la fe, pide tocar la evidencia, las llagas; María Magdalena llora, lo ve pero no lo reconoce, se da cuenta de que es Jesús sólo cuando Él la llama por su nombre; los discípulos de Emaús, deprimidos y con sentimientos de derrota, llegan al encuentro con Jesús dejándose acompañar por ese misterioso viandante.
¡Cada uno por diferentes caminos! Buscaban entre los muertos al que está vivo, y fue el mismo Señor el que corrigió el rumbo. Y yo, ¿qué hago? ¿Qué rumbo sigo para encontrar a Cristo vivo?
¡Tenemos necesidad de sentirnos repetir y de recordarnos mutuamente la advertencia del ángel! Esta advertencia ¿Por qué buscas entre los muertos al que está vivo?, nos ayuda a salir de nuestros espacios de tristeza y nos abre a los horizontes de la alegría y de la esperanza. Aquella esperanza que remueve las piedras de los sepulcros y alienta a anunciar la Buena Nueva, capaz de generar vida nueva para los otros.
 
¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? (Lc 24,5) Esta pregunta nos hace superar la tentación de mirar hacia atrás, a lo que ha sido ayer y nos empuja adelante, hacia el futuro. Jesús no está en el sepulcro, ha resucitado,
 
¡Él está vivo, está con nosotros! ¡No vayamos por tantos sepulcros que hoy te prometen algo, belleza… y luego no te dan nada! ¡Él está vivo! ¡No busquemos entre los muertos al que está vivo!
 
 
Espacio de silencio y oración personal…
 
Momento de compartir…
 
Padre Nuestro
 
Oración comunitaria LGTB:
 
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.
 
GRACIAS. Brotes de Olivo.
 
Hoy Señor te daré las gracias por mi vivir. Por la Tierra y mis amigos, porque siempre fue feliz.
Por el tronco en que nací y la savia que encontré. Y los brotes que nacieron portadores de tu fe.
Por las veces que caí y las que me levanté. Porque siempre en ellas vi el Amor de tu poder. 
Por lo bueno que viví y en lo que sentí dolor. Siempre en todo yo te vi. Te doy gracias Señor.
 
 
 
Nadie podrá quitarnos la dignidad que nos otorga su amor infinito e inquebrantable. 
Él nos permite levantar la cabeza y volver a empezar, con una ternura que nunca nos desilusiona y que siempre puede devolvernos la alegría. 
No huyamos de la resurrección de Jesús, nunca nos declaremos muertos, pase lo que pase.
¡Que nada pueda más que su vida que nos lanza hacia adelante!
 
¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!
 
 
Descarga en formato Word aquí

2014-05-01 ¿Quién es Jesús para mí?

Entrada.    ¿Quién es Jesús para mí? Esta es la pregunta esencial de nuestra vida; como también es esencial la respuesta; en realidad nos pasa como a los de Emaús, que  no lo sabemos decir, no lo vemos claro, o quizá podemos dar una respuesta rápida, vaga y vacía, cualquier respuesta irreflexiva. No sabemos qué contestar en realidad; pero nuestro corazón sí que lo sabe, sí que lo sabemos, pues “¿no ardía nuestro corazón, cuando nos  hablaba? ¡Sí era Él, era el Cristo de Dios!

                Le reconocemos en el hermano, en la oración, cuando entramos en el dialogo silencioso, en la música callada, en la suave brisa que pasa, en la comunión con los hermanos, en la fracción del pan.

                Calla y escucha, escúchate, que estás habitado, que el Rey vive en su palacio, que eres tú mismo.                      

Hay otra pregunta, ¿Quién soy yo para Jesús?, una pregunta enorme, pero no la formules, que tu corazón sabe la respuesta. Ese pobre corazón que es tu amor, sabe la respuesta desde siempre, la sabe en el elocuente silencio habitado, en tu silencio.

En esta tarde en que se pone el sol, esperamos un nuevo amanecer, un nuevo sol de la mañana. Volverá la Luz, el pueblo que camina en las tinieblas verá una Luz Grande.

Canto

Cuánto he esperado este momento,

cuánto he esperado que estuvieras aquí.

Cuánto he esperado que me hablaras.

Cuánto he esperado que vinieras a mí.

Yo sé bien lo que has vivido,

yo sé bien por qué has llorado,

yo sé bien por qué has sufrido,

pues de tu lado no me he ido.

Pues nadie te ama como yo,

pues nadie te ama como yo.

Mira la cruz, esa es mi más grande prueba.

Nadie te ama como yo,

nadie te ama como yo.

Mira la cruz, fue por ti, fue porque te amo.

Nadie te ama como yo.

Yo sé bien lo que me dices,

aunque a veces no me hablas.

Yo sé bien lo que en ti sientes,

aunque nunca lo compartas.

Yo a tu lado he caminado,

junto a ti, yo siempre he ido,

aun a veces te he cargado.

Yo he sido tu mejor amigo.

Pues nadie te ama como yo...

 

 1ª.Lectura      Un hijo de hombre: Daniel 7,13-14

Yo seguía mirando, y en la visión nocturna vi venir a alguien, sobre las nubes del cielo

un hijo de hombre. Que se dirigió al Anciano y fue presentado ante él.

                Le dieron poder, honor y reino, y todos los pueblos y naciones le servían.

                Su poder es eterno y nunca pasará, y su reino no será destruido.

(Corto tiempo de silencio)

 

2ª Lectura:    Jesus el Hijo del Hombre: Marcos, 8, 27-38

 

            Salió Jesús son sus discípulos hacia los pueblos de Cesaréa de Filipo, y por el camino hizo esta pregunta a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo?”

 Ellos le dijeron: “Unos, que Juan el Bautista; otros que Elías; otros que uno de los profetas”. Y él les preguntaba: “¿Y vosotros, quien decís que soy yo?    Pedro le contesta: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo.”         

(Corto tiempo de silencio)

3ª Lectura:   Jesus el Hijo de Dios, Mesías: Juan 10,22-42

…Era invierno, y en Jerusalem celebraban la fiesta en que se conmemoraba la dedicación del templo.

Jesus estaba en el templo, paseando por el pórtico de Salomón. Los judíos le rodearon y le preguntaron: -¿Hasta cuándo nos vas a tener en dudas? Si tú eres el Mesías, dínoslo de una vez.

Jesús les contestó: Ya os lo he dicho y no me habéis creído. Las cosas que hago con la autoridad de mi Padre, lo demuestran claramente; pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas reconocen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen.    Yo les doy vida eterna y jamás perecerán ni nadie me las quitará. Lo que el Padre me ha dado es más grande que todo, y nadie se lo puede quitar. El Padre y yo somos uno solo.

Los judíos volvieron a coger piedras para tirárselas, pero Jesús les dijo:

-Por el poder de mi Padre he hecho muchas cosas buenas delante de vosotros: ¿Por cuál de ellas me vais a apedrear?

Los judíos le contestaron:

-No vamos a apedrearte por ninguna cosa buena que hayas hecho, sino porque tus palabras son una ofensa contra Dios. Tú que no eres más que un hombre, te haces Dios a ti mismo.

Jesús les respondió:

-En vuestra ley está escrito:” Yo dije que sois dioses”.  Sabemos que no se puede negar lo que dice la Escritura, y Dios llamó dioses a aquellos hombres a quienes dirigió un mensaje. Y si Dios me apartó a mí, y me envió al mundo, ¿cómo podéis decir que le he ofendido por haber dicho que soy Hijo de Dios?  Si no hago las obras que hace mi Padre, no me creáis.  Pero si las hago, creed en ellas aunque no creáis en mí, para que de una vez por todas, sepáis que el Padre está en mí y yo en el Padre.

De nuevo quisieron apedrearle, pero Jesús se escapó de sus manos.

Regresó Jesús al lado oriental del Jordán, y se quedó allí, en el lugar donde Juan había estado antes bautizando. Muchos fueron a verle y decían:

            Ciertamente, aunque Juan no hizo ninguna señal milagrosa, todo lo que decía de este hombre era verdad.

            Muchos creyeron en Jesús en aquel lugar.

Meditación y silencio    10´

Intervenciones y palabras personales

Peticiones y acciones de gracias

 

Canto: Junto a ti al caer de la tarde, (negro espiritual)

                Junto a ti al caer de la tarde,     

                y cansados de nuestra labor,

                te ofrecemos con todos los hombres

                el trabajo, el descanso, el amor.

 

                Con la noche las sombras nos cercan

                y regresa la alondra al hogar;

                nuestro hogar son tus manos, oh Padre

                y tu amor nuestro nido será.

 

                Cuando al fin nos recoja tu mano

                para hacernos gozar de tu paz,

                reunidos en torno a tu mesa

                nos darás la perfecta hermandad.

 

                Te pedimos Señor que nos nutras

                con el pan que del cielo bajó,

                y renazca en nosotros la vida

con la fe, la esperanza, el amor.         

Padre nuestro    rezado

Oración LGTBH

                Señor, Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre, por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos,        que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.

                Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM. Para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

2014-05-15 La fidelidad a Cristo, la autenticidad de la vida

Para descargar la oración de este jueves pulsa en este enlace.

2014-06-05 Oración Ecumenica Profesión de Fe

En mayo se cumplió dos años que baje estas escaleras por primera vez; en mayo se cumplieron 11 años de la muerte de mi madre; mayo es el mes de lucha contra la homofobia externa e internalizada; el mes de mayo es el mes de María (según la liturgia católica), la madre de Jesús; en mayo renuncie a la Comisión de Ocio y Cultura; en mayo se cumplió un mes más en el que creo estar enamorado; en mayo he comenzado un ciclo público de Meditaciones Ecuménicas; mañana es el día de mi santo, san Norberto; el domingo es Pentecostés; Crismhom cumple 8 años y hay Asamblea próximamente. Todo esto en estas pocas semanas, en esta múltiple y pequeña vida y en este momento presente donde estoy existiendo junto con vosotr@s. Todo esto me ha hecho cuestionar en qué creo. El Espíritu de Dios hoy YA está sobre nosotr@s. Les pido me acompañen con misericordia en esta oración – profesión de fe, invitandol@s a que Bendigamos al Señor.

Canto de entrada: Bendigamos al Señor

1. Creo en Dios y soy gay practicante. Dios me dio un cuerpo, un templo donde El habita en espíritu y en la verdad. Ese mismo cuerpo posee sexualidad y Dios me ha dado el don de expresarla a través de la sexualidad LGTB. Esa sexualidad es la que me ayuda a desarrollar la afectividad y la espiritualidad: con palabras, emociones, actos concretos de amor hacia mí mismo y mis herman@s de este mundo. Bendito seas mi Señor y Bendito sea mi cuerpo, mi sexualidad y el cuerpo y la sexualidad de mis Herman@s.

LECTURA: Cantar de los Cantares Cap. 3

1 Por las noches, sobre mi lecho,
busco al amor de mi vida;
lo busco y no lo hallo.

2 Me levanto, y voy por la ciudad,
por sus calles y mercados,
buscando al amor de mi vida.
¡Lo busco y no lo hallo!

3 Me encuentran los centinelas

mientras rondan la ciudad.
Les pregunto:
« ¿Han visto ustedes al amor de mi vida?»

4 No bien los he dejado,
cuando encuentro al amor de mi vida.
Lo abrazo, sin soltarlo.

CANTO: Falsa Moral

 

2. Creo en Dios y soy cristiano practicante. Soy co-creador junto a Dios, de la vida que llevo, cada vez que consiento a SU gracia y ejerzo el libre albedrío en mi camino de conversión. En esta vida, co–creada, hubo, hay y habrá luces y sombras. A veces las entiendo, a veces no tengo ni idea. Dios lo sabe mejor que yo y debo limitarme a amar aun sin entender. Bendito seas mi Señor y Benditas las luces y sombras de mi vida, y las luces y sombras de la vida de mis herman@s.

LECTURA: Himno de Completas (TOD@S)

Cuando el sol, Señor, se apaga,

y las sombras todo llenan,
ilumina nuestras almas
con la luz de tu presencia.

Que en las horas de la noche

nos defiendas con tu brazo;
y a la sombra de tus alas
veles Tú nuestro descanso.

Gloria al Hijo Jesucristo, Luz eterna y salvadora. Gloria al Padre y al Espíritu

por los siglos de los siglos. Amén.

CANTO: Lo sabes mejor que yo – de la película José el Rey de los Sueños

3. Creo en Dios y soy diverso practicante. La diferencia me nutre. Dios no me pide SER quien no soy. La aceptación de la diversidad me ha enseñado que la Común Unidad se encuentra mas allá de las particularidades personales, se encuentra en SOLO DIOS y en los pensamientos de Dios. Respetando mi diversidad, respeto la del otr@ y puedo pedir respeto. Unirme junto a mis herman@s en la COMÚN UNIDAD no lleva a la uniformidad. No creo en el miedo a lo diferente sino en el Amor a la plenitud de lo diverso. El espíritu de Dios enseña a convivir en el respeto. Bendito seas mi Señor, Bendito sea mí ser diferente y Bendito el ser diferente de mis herman@s.

LECTURA: Santa Teresa de Lisieux - Historia de un alma  Capitulo 1

Jesús ha querido darme luz acerca de este misterio. Puso ante mis ojos el libro de la naturaleza y comprendí que todas las flores que él ha creado son hermosas, y que el esplendor de la rosa y la blancura del lirio no le quitan a la humilde violeta su perfume ni a la margarita su encantadora sencillez... Comprendí que si todas las flores quisieran ser rosas, la naturaleza perdería su gala primaveral y los campos ya no se verían esmaltados de florecillas...

Eso mismo sucede en el mundo de las almas, que es el jardín de Jesús. El ha querido crear grandes santos, que pueden compararse a los lirios y a las rosas; pero ha creado también otros más pequeños, y éstos han de conformarse con ser margaritas o violetas destinadas a recrear los ojos de Dios cuando mira a sus pies. La perfección consiste en hacer su voluntad, en ser lo que él quiere que seamos...

Comprendí también que el amor de Nuestro Señor se revela lo mismo en el alma más sencilla que no opone resistencia alguna a su gracia, que en el alma más sublime. Y es que, siendo propio del amor el abajarse, si todas las almas se parecieran a las de los santos doctores que han iluminado a la Iglesia con la luz de su doctrina, parecería que Dios no tendría que abajarse demasiado al venir a sus corazones. Pero él ha creado al niño, que no sabe nada y que sólo deja oír débiles gemidos; y ha creado al pobre salvaje, que sólo tiene para guiarse la ley natural. ¡Y también a sus corazones quiere él descender! Estas son sus flores de los campos, cuya sencillez le fascina...

Abajándose de tal modo, Dios muestra su infinita grandeza. Así como el sol ilumina a la vez a los cedros y a cada florecilla, como si sólo ella existiese en la tierra, del mismo modo se ocupa también Nuestro Señor de cada alma personalmente, como si no hubiera más que ella. Y así como en la naturaleza todas las estaciones están ordenadas de tal modo que en el momento preciso se abra hasta la más humilde margarita, de la misma manera todo está ordenado al bien de cada alma.

CANTO: Salve Regina

4. Creo en Dios y soy pecador practicante de soberbia. “La perfección consiste en hacer su voluntad, en ser lo que él quiere que seamos...” dice Teresita. Lejos aún estoy de esto en su plenitud y caigo. Desoigo, me lastimo al ir en contra de la gracia, aprendo de mi miseria y volviéndome a coger de SU mano, me levanto. Bendito seas mi Señor y Bendita mi humanidad, mi miseria, mis anti virtudes, porque siempre me dan la oportunidad de elevarlos a TI en ofrenda y recibir TU misericordia. Bendita sea TU Misericordia, Bendita sea la misericordia de mis herman@s, Bendita la vida y la posibilidad de conversión constante que nos da.

EVANGELIO: Mc 12, 29-31

“En respuesta a la pregunta que le hacen sobre cuál es el primero de los mandamientos, Jesús responde: «El primero es: “Escucha Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. El segundo es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No existe otro mandamiento mayor que éstos».

SILENCIO

REFLEXIONES, PETICIONES Y ACCIONES DE GRACIAS.

PADRE NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA:

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

BENDICIÓN: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen

CANTO FINAL: Himno a la alegría

2014-06-12 Deseo Encontrarte, SEÑOR

ORACIÓN  DESEO ENCONTRARTE, SEÑOR

Señor: hoy nos reunimos en comunidad para adentrarnos en tu misterio, para renovar nuestra alianza como hijas e hijos tuyos.  Te buscamos, queremos que seas nuestra luz. Queremos que habites en nuestro interior, que seas el faro que nos guíe. Míranos, Señor, escúchanos, ilumínanos. Señor, ahora enseña a mi corazón, dónde y cómo encontrarte; dónde y cómo buscarte.Sí, no estas en mí, Señor, si estas ausente, ¿dónde te encontraré? Deseo acercarme a tí, y tu morada es inaccesible. Arden nuestras almas en deseo de encontrarte. No suspiramos más que por Ti. Sal a nuestro encuentro y toma todas nuestras vidas.

Canto

Laudate omnes gentes, Laudate Dominum

Laudate omnes gentes, Laudate Dominum

(Todos/as) Te necesito, Señor, porque sin Ti mi vida se seca. Quiero encontrarte en la oración, en tu presencia inconfundible, durante esos momentos en los que el silencio se sitúa de frente a mí, ante Ti. ¡Quiero buscarte! Quiero encontrarte dando vida a la naturaleza que Tú has creado; en la transparencia del horizonte lejano desde un cerro, y en la profundidad de un bosque que protege con sus hojas los latidos escondidos de todos sus inquilinos. ¡Necesito sentirte alrededor! Quiero encontrarte en tus sacramentos, en el reencuentro con tu perdón, en la escucha de tu Palabra, en el misterio de tu cotidiana entrega radical. ¡Necesito sentirte dentro! Quiero encontrarte en el rostro de los hombres y mujeres, en la convivencia con mis hermanos y hermanas; en la necesidad del pobre y en el amor de mis amigos y amigas; en la sonrisa de los niños y las niñas y en el ruido de la muchedumbre. ¡Tengo que verte! Quiero encontrarte en la pobreza de mi ser, en las capacidades que me has dado, en los deseos y sentimientos que fluyen en mí, en mi trabajo y mi descanso y, un día, en la debilidad de mi vida, cuando me acerque a las puertas del encuentro cara a cara contigo. (Teilhard de Chardin).

Salmo

Levántate, Señor Dios, alza tu mano,
no te olvides de los pobres!
¿Por qué el malvado desprecia a Dios,
pensando que tú no pides cuenta?


Pero tú lo estás viendo:
tú consideras los trabajos y el dolor,
para tomarlos en tus propias manos.
El débil se encomienda a ti;
tú eres el protector del huérfano.


¡Quiebra el brazo del malvado y del impío,
castiga su malicia y no subsistirá!
El Señor reina para siempre
y los paganos desaparecerán de la tierra.


Tú, Señor, escuchas los deseos de los pobres,
los reconfortas y les prestas atención.
Tú haces justicia al huérfano y al oprimido:
¡que el hombre hecho de tierra no infunda más temor!

 

Que lo digan los redimidos por el Señor,
los que él rescató del poder del enemigo
y congregó de todas las regiones:
del norte y del sur, del oriente y el occidente;
los que iban errantes por el desierto solitario,
sin hallar el camino hacia un lugar habitable.


Estaban hambrientos, tenían sed
y ya les faltaba el aliento;
pero en la angustia invocaron al Señor,
y él los libró de sus tribulaciones:
los llevó por el camino recto,
y así llegaron a un lugar habitable.


Den gracias al Señor por su misericordia
y por sus maravillas en favor de los hombres,
porque él sació a los que sufrían sed
y colmó de bienes a los hambrientos

Canto

JESUS, REMEMBER ME, WHEN YOU COME INTO YOUR KINGDOM

JESUS, REMEMBER ME, WHEN YOU COME INTO YOUR KINGDOM

Lectura del santo evangelio según san Lucas 22, 14-20

Llegada la hora, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo:

-«He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros, antes de padecer, porque os digo que ya no la volveré a comer, hasta que se cumpla en el reino de Dios.»

Y, tomando una copa, pronunció la acción de gracias y dijo:

-«Tornad esto, repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé desde ahora del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios.»

Y, tomando pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio, diciendo:

-«Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.»

Después de cenar, hizo lo mismo con la copa, diciendo:

-«Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por vosotros.» Palabra del Señor.

 

Momento de silencio.

Silenciamos nuestra alma, nuestra cabeza. Podemos reflexionar si vemos a Dios en los demás, en slos pequeños actos de amor que cada día tiene con nosotros...

Podemos repetir mantras de agradecimiento, de alabanza (gracias, Señor; hazte presente en mí, Señor; me pongo en tus manos, Señor), etcétera

 

Oración (Todos/as)

Querido Dios Padre y Madre: estamos esperando llenar nuestros corazones con la luz dorada de tu  Amor, con cada palabra que hablas a nuestros corazones, pues en la oración encontramos la paz que Tú nos deseas. En oración vives dentro de nuestros corazones que siempre están esperando para recibirte.

Señor, no permitas que nuestros corazones se desalienten. Queremos acudir a Ti. Tus brazos están siempre abiertos y tu corazón siempre escucha todas nuestras necesidades.  Inunda de tu Amor nuestros pequeños corazones.

A través de la oración, nos convertimos en niñas y niños buscando el Corazón de su Salvador. Señor, queremos llegar a tus brazos para librarnos de todo miedo.

Te ofrecemos el amor de nuestros corazones, pues en tu Amor ponemos la  esperanza.

Peticiones (respondemos: Hazte presente entre nosotros, Señor)

· Señor, te pedimos que llenes nuestros corazones con tu amor para poder ser luz en la vida de los demás, candil para guiar a los que nos necesiten y mano amiga siempre dispuesta a ayudar. Te lo pedimos, Señor / Hazte presente en nosotros, Señor

· Señor, te pedimos por la unidad de nuestra Comunidad, para que trabajemos por nuestras hermanas y hermanas necesitados. Te pedimos que seamos ricos en perdón y comprensión, y que la tolerancia y la concordia sean nuestros rasgos. Que seas siempre Tú el centro de nuestras vidas. Te lo pedimos, Señor / Hazte presente en nosotros, Señor

· Señor, te pedimos un corazón grande para que habites en él, que nos lleve a ser instrumentos de tu paz y a transmitir la alegría y la esperanza a los que nos rodean. Te lo pedimos, Señor / Hazte presente en nosotros, Señor

· Señor, te pedimos por todas nuestros hermanos y hermanas que no nos pueden acompañar hoy, para que los tengamos presentes. Acuérdate de todos aquellos que están pasando por un momento de dificultad personal o familiar. Llénales de tu amor y esperanza. Te lo pedimos, Señor / Hazte presente en nosotros, Señor

· Señor, te pedimos por las personas marginadas y discriminadas, los que sufren persecución por su fe o por su realidad afectivo sexual o de género, por los gobiernos que no son tolerantes con la diversidad, para que cesen las injusticias y construyamos entre todos un mundo mejor.Te lo pedimos, Señor / Hazte presente en nosotros, Señor

 Acción de gracias

Te doy gracias, Señor, de todo corazón
y proclamaré todas tus maravillas.
Quiero alegrarme y regocijarme en ti,
y cantar himnos a tu Nombre, Altísimo.
Cuando retrocedían mis enemigos,
tropezaron y perecieron delante de ti,
porque tú defendiste mi derecho y mi causa,
sentándote en el trono como justo Juez.
Escarmentaste a las naciones,
destruiste a los impíos
y borraste sus nombres para siempre;
desapareció el enemigo: es una ruina irreparable;
arrasaste las ciudades, y se perdió hasta su recuerdo.
Pero el Señor reina eternamente
y establece su trono para el juicio:
Él gobierna al mundo con justicia
y juzga con rectitud a las naciones.

 El Señor es un baluarte para el oprimido,
un baluarte en los momentos de peligro.
¡Confíen en ti los que veneran tu Nombre,
porque tú no abandonas a los que te buscan!
Canten al Señor, que reina en Sión,
proclamen entre los pueblos sus proezas.
Porque él pide cuenta de la sangre,
se acuerda de los pobres y no olvida su clamor.
El Señor se apiadó de mí, contempló mi aflicción;
me tomó y me alzó de las puertas de la Muerte,
para que pudiera proclamar sus alabanzas
y alegrarme por su victoria en las puertas de Sión.

 

Padrenuestro

Oración final

Bendición

2014-06-19 "Vosotros orad así"

Introducción
Invocando al Espíritu Santo como cada jueves para ponernos a los pies del Señor y escuchar su palabra que transforma nuestros corazones, vamos a orar las lecturas propuestas para hoy en este día que debe ser un clamor al cielo por la fraternidad de los hermanos de toda España. Muy especialmente hoy, el día en el que un nuevo Rey ha sido proclamado para nuestra nación, comunidad de pueblos que, en ocasiones, no están bien avenidos, como en toda cosa hecha por el hombre, roguemos al Señor por la unidad, por la paz y por el perdón por nuestras ofensas.
Que el Señor siga ayudando al desvalido, sosteniendo al pobre, consolando al desesperado, alimentando al hambriento y amando al que nadie ama. Que Crismhom siga siendo una casa abierta a los hermanos LGTB+H, una comunidad feliz aún en las dificultades y un espacio abierto a la vida y a la acción de Dios.
Que el rostro vivo del Señor, su Iglesia Santa, la comunidad de creyentes, sea sus pies y sus manos, su cuerpo vivo sin diferencias ni distinciones, para traer el Reino de Dios a nuestra tierra.
 
 
PADRE NUESTRO
En el mar he oído hoy,
Señor tu voz que me llamó
y me pidió que me entregara a mis hermanos;
esa voz me transformó,
mi vida entera ya cambió
y sólo pienso ahora, Señor, en repetirte:
PADRE NUESTRO, EN TI CREEMOS.
PADRE NUESTRO, TE OFRECEMOS.
PADRE NUESTRO, NUESTRAS MANOS DE HERMANOS. (bis)
Cuando vaya a otro lugar
tendré, Señor, que abandonar
a mi familia, a mis amigos por seguirte;
pero sé que así algún día
podré enseñar tu verdad
a mi hermano y junto a él yo repetirte:
PADRE NUESTRO, EN TI CREEMOS.
PADRE NUESTRO, TE OFRECEMOS.
PADRE NUESTRO, NUESTRAS MANOS DE HERMANOS. (bis)
 
Libro de Eclesiástico 48,1-14.
Después surgió como un fuego el profeta Elías, su palabra quemaba como una antorcha. El atrajo el hambre sobre ellos y con su celo los diezmó. Por la palabra del Señor, cerró el cielo, y también hizo caer tres veces fuego de lo alto. ¡Qué glorioso te hiciste, Elías, con tus prodigios!¿Quién puede jactarse de ser igual a ti? Tú despertaste a un hombre de la muerte y de la morada de los muertos, por la palabra de Altísimo. Tú precipitaste a reyes en la ruina y arrojaste de su lecho a hombres insignes: tú escuchaste un reproche en el Sinaí y en el Horeb una sentencia de condenación; tú ungiste reyes para ejercer la venganza y profetas para ser tu sucesores tú fuiste arrebatado en un torbellino de fuego por un carro con caballos de fuego. De ti está escrito que en los castigos futuros aplacarás la ira antes que estalle, para hacer volver el corazón de los padres hacia los hijos y restablecer las tribus de Jacob. ¡Felices los que te verán y los que se durmieron en el amor, porque también nosotros poseeremos la vida! Cuando Elías fue llevado en un torbellino, Eliseo quedó lleno de su espíritu. Durante su vida ningún jefe lo hizo temblar, y nadie pudo someterlo. Nada era demasiado difícil para él y hasta en la tumba profetizó su cuerpo. En su vida, hizo prodigios y en su muerte, realizó prodigios admirables.
 
Salmo 97
¡El Señor reina!Alégrese la tierra,
regocíjense las islas incontables.
Nubes y Tinieblas lo rodean,
la Justicia y el Derecho son la base de su trono.
Un fuego avanza ante él
y abrasa a los enemigos a su paso;
sus relámpagos iluminan el mundo;
al verlo, la tierra se estremece.
Las montañas se derriten como cera
delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra.
Los cielos proclaman su justicia
y todos los pueblos contemplan su gloria.
Se avergüenzan los que sirven a los ídolos,
los que se glorían en dioses falsos;
todos los dioses se postran ante él.
 
Ecos de las lecturas
 
Evangelio según San Mateo 6,7-15. (en lenguas de España)
 
Jesús dijo a sus discípulos: Cuando oréis, no habléis mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados.
No hagáis como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que os hace falta, antes de que se lo pidáis.
Vosotros orad así: Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas,
como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.
No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.
Si perdonáis sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco el Padre os perdonará a vosotros. 
 
En aquell temps, Jesús digué als seus deixebles: Quan pregueu, no parleu per parlar, com fan els pagans: es pensen que amb la seva xerrameca es faran escoltar. No sigueu, doncs, com ells, que bé sap el vostre Pare de què teniu necessitat abans que li ho demaneu. Vosaltres, pregueu així: 
‘Pare nostre del cel,
santifica el teu nom, vingui el teu Regne, que es faci la teva voluntat
aquí a la terra com es fa en el cel.
Dóna'ns avui el nostre pa de cada dia;
perdona les nostres ofenses,
així com nosaltres perdonem els qui ens ofenen;
no permetis que caiguem en la temptació, i allibera'ns del mal’.
Perquè, si perdoneu als altres les seves faltes, el vostre Pare celestial també us perdonarà a vosaltres; però si no els les perdoneu, el vostre Pare no us perdonarà les vostres.
 
E cando vos poñades a rezar non sexades lareteiros coma os pagáns. Botan de conta que os van escoitar polo moito falar. Non sexades coma eles, porque voso Pai ben sabe o que precisades xa antes de que llo pidades. Vós, rezade así:
Noso Pai que estás no ceo,
santificado sexa o teu nome;
veña o teu Reino,
fágase a túa vontade
así na terra coma no ceo.
Dános hoxe o noso pan de cada día.
E perdoa as nosas débedas
como tamén nós perdoamos xa ós nosos debedores.
E non nos sometas á tentación,
mais líbranos do Malo.
Porque se vós perdoades ós outros as ofensas que vos fan, tamén voso Pai celestial perdoará as vosas; pero se non perdoades ós outros, voso Pai celestial tampouco non perdoará as vosas ofensas.
 
Otoitz egitean, ez ari esan eta esan, jentilek ohi duten bezala, uste baitute beren hitz-jarioari esker entzungo diela Jainkoak. Ez izan horien antzeko, bai baitaki zuen Aitak zeren beharra duzuen, zuek eskatu baino lehen. Zuek, egizue otoitz honela:
Gure Aita zerukoa,
agertu santu zeure izena,
etorrarazi zeure erregetza;
bete lurrean zeure nahia,
zeruan betetzen duzun bezala.
Emaguzu gaur egun honetako ogia,
eta barkatu gure erruen zorra,
guk ere geure zordunei
barkatu diegunez gero;
ez utzi gu tentaldian erortzen,
eta gorde gaitzazu gaiztoarengandik.
Izan ere, besteei beren hutsegiteak barkatzen badizkiezue, zuei ere barkatuko dizue zeruko Aitak; baina besteei barkatzen ez badiezue, zuei ere ez dizkizue barkatuko zeuen hutsegiteak zeruko Aitak.
 
Silencio (10 minutos) Peticiones y acción de gracias breves y personales
 
Oración común:
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Padrenuestro
Padre nuestro Tú que estás
en los que aman la verdad;
haz que el reino que por Tí se dió
llegue pronto a nuestro corazón,
y el amor que tu Hijo nos dejó,
ese amor habite ya en nosotros.
Y en el pan de la unidad
Cristo, danos tú la paz
y olvídate de nuestro mal
si olvidamos el de los demás,
no permitas que caigamos en tentación,
oh Señor, y ten piedad del mundo.
 
Bendición
El Señor nos proteja y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda
la paz.
 
Amén.
 
Descárgate las canciones aquí.

2014-06-26: ¿Dónde tienes construida tu casa?

Llega final de curso, por lo menos a los de mentalidad escolar. Y es el momento de plantear vacaciones, pensar dónde pasar ese momento de ocio especial del año.  Comienzan días de relax, días de disfrute, y por qué no, días de silencio, donde puede que miremos un poco dentro de nosotros mismos.  Por eso, aprovechando la providencia divina, vamos esta tarde a preguntarnos “¿dónde está construida la casa de nuestra vida?, ¿dónde se asientan nuestros cimientos?”
 
 
Rompiendo el ritmo de la oración, vamos a comenzar con la gran PALABRA:
 
Jesús dijo a sus discípulos: «No son los que me dicen “Señor, Señor”, los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Muchos me dirán “¿en qué día, Señor, acaso no profetizamos en tu Nombre? ¿No expulsamos a los demonios e hicimos muchos milagros en tu Nombre?”. Entonces yo les manifestaré: “Jamás os he conocido, apartaos de mi, vosotros, que hacéis el mal”. Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca. Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; esta se derrumbó, y su ruina fue grande. » Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, la multitud estaba asombrada de su enseñanza, porque Él les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. 
 
(Mt 7,21-29)
 
 
VAMOS a ir meditando, disfrutando la Palabra de Dios, despacio, rumiándola…
 
“Jesús dijo a sus discípulos…”
¿quiénes son discípulos?
¿qué hace ser discípulo?
¿…..?
 
“… los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo … “
¿qué es cumplir la voluntad de Dios?
¿transmitimos que Dios es Padre?
¿…..?
 
“… Jamás os he conocido…”
¿qué significa conocer a alguien?
¿se nos conoce realmente por nuestras palabras y/o obras?
¿….?
 
“… un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca...”
¿quién es alguien sensato?
¿qué significa edificar la casa?
¿qué pueden ser las lluvias?, ¿los torrentes?,…., en nuestras vidas
¿…?
 
“… un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; esta se derrumbó, y su ruina fue grande…”
¿cuándo se edifica la casa sobre roca y cuándo sobre arena?
¿….?
 
“… la multitud estaba asombrada de su enseñanza …” 
¿nos asombramos? 
¿cuál es la enseñanza que seguimos?
¿….?
 
“… les enseñaba como quien tiene autoridad …”
¿….?
 
Salmo 39
EL JUSTO ESPERA EN EL SEÑOR
 
Yo esperaba con ansia al Señor;
Él se inclinó y escuchó mi grito:
me levantó de la fosa fatal, 
de la charca fangosa;
afianzó mis pies sobre roca,
y aseguró mis pasos;
me puso en la boca un cántico nuevo,
un himno a nuestro Dios.
 
Muchos, al verlo, quedaron sobrecogidos
y confiaron en el Señor.
Dichoso el hombre que ha puesto
su confianza en el Señor,
y no acude a los idólatras,
que se extravían con engaños.
Cuántas maravillas has hecho,
Señor, Dios mío,
cuántos planes en favor nuestro;
nadie se te puede comparar.
Intento proclamarlas, decirlas,
pero superan todo número.
 
Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides sacrificio expiatorio,
entonces yo digo: "Aquí estoy
-como está escrito en mi libro-
para hacer tu voluntad".
 
Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas.
 
PADRE NUESTRO 
 
ORACIÓN COMUNITARIA 
 
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son  aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Descárgate AQUÍ la oración formato original
 

2014-07- 03 En busca del sentido de la vida

INTRODUCCION:

Señor: hoy nos reunimos en comunidad para adentrarnos en tu misterio, para renovar nuestra alianza como hijas e hijos tuyos.  Te buscamos, queremos que seas nuestra luz. Queremos que habites en nuestro interior, que seas el faro que nos guíe. Que Crismhom siga siendo una casa abierta a los hermanos LGTB+H, una comunidad feliz aún en las dificultades y un espacio abierto a la vida y a la acción de Dios.

CANTO:

PARA RECITAR A DOS COROS:

1º.Como si empezara a salir de un sueño, así me siento, Señor Jesús.

Comienzo a saborear el alba de un nuevo amanecer, y es algo así como la paz después de la tormenta.
Un arco iris se abre sobre mi vida en búsqueda y ahora sé que después de la tempestad viene la calma.
Señor Jesús, Señor del sosiego y de la serenidad, acompáñame en este camino.

2º.Yo quiero Señor, poner mis ojos dentro.

Quiero abrir los ojos del corazón y con 'nuevos ojos de ver' mirar la luz y buscar el bien y la belleza, la verdad y el amor en mi corazón escondido y silencioso.
Quiero, Señor, construir mi vida desde la Vida.
Quiero levantar mi vuelo desde una libertad responsable.
Quiero hacer verdad en mi camino desde la Verdad.
Quiero, Señor, vivir el amor y el servicio desde el Amor.

1º.Señor Jesús, yo quiero un sentido para mi vida, 
Quiero crecer en búsqueda de razones para mi existencia;
encontrar el ideal, la norma, el modelo de ser hombre.
Quiero, Señor Jesús, orientar mi vida, darle rumbo;
saber la razón de mi origen, de dónde vengo.
Quiero que el río de mi vida tenga en ti su manantial.
Quiero saber la razón de lo que haga en la vida;
saber si mi vida vale la pena vivirla.
Quiero que el sentido de mi vida seas tú.
Quiero saber hacia dónde camino, saber cual es el destino y la meta de mi vida.
Quiero que tú, Cristo el Señor, seas el final de mi camino.

2º. Tú, Señor Jesús, estás aquí, en mi nuevo camino.
Tú, Señor Jesús, estás aquí y me ofreces tu proyecto de vida.
Yo cuento contigo: eres la respuesta a mi pregunta; eres la razón a mis razones.
Yo cuento contigo: eres el ideal de hombre que yo quiero; eres el proyecto que yo asumo.
Yo cuento contigo: eres la Persona y el Programa de mi vida; eres el sentido de mi vida.

 

CANTO:

MI YUGO ES SUAVE Y MI CARGA LIGERA

Mateo 11, 25-30.

 

En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera».

BREVE SILENCIO

REFLEXION

En un estanque vivía una colonia de ranas. Y el sapo más viejo se creía también el más grande y el más fuerte de toda la especie. Cada mañana se posaba a la orilla del estanque y comenzaba a hincharse para atraer la atención de sus vecinas y para presumir su tamaño y su fuerza. Un buen día se acercó un buey a beber; y el sapo, viendo que éste era más grande que él, comenzó a hincharse e hincharse, más que en otras ocasiones, tratando de igualarse al buey. Y tanto se infló que reventó. Así sucede también a muchos hombres que, por su ambición, su soberbia y prepotencia tratan de igualarse a otro buey. Ya muy bien lo decía san Agustín: "La soberbia no es grandeza, sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano".

SILENCIO

MOMENTO PARA COMPARTIR: PETICIONES , ACCION DE GRACIAS….

CANTO:

ORACION COMUN:

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB; por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano. Te damos gracias y te pedimos también por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

PADRENUESTRO

BENDICION

El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen

2014-07- 10 “ Ahora comprendo que para Dios todos somos iguales “

¿ Cómo hablar de Dios sin religión…? Cómo hablar “ mundanamente “ de Dios? ¿ Cómo somos cristianos “ irreligiosos-mundanos”? ¿ Cómo somos “ los que son llamados” sin considerarnos unos privilegiados en el plan religioso, sino más bien como perteneciendo plenamente al mundo?...   ¿ No constituyen la justicia y el reino de Dios en la tierra el núcleo de todo? Dietrich Bonhoeffer.

CANTO:

NO, YO NO DEJO LA TIERRA; NO YO NO OLVIDO A LOS HOMBRES.                                     AQUÍ YO HE DEJADO LA GUERRA. ARRIBA, ESTÁN VUESTROS NOMBRES

1-   ¿Qué hacéis mirando al cielo, varones sin alegría?  

 Lo que ahora parece un vuelo ya es vuelta y es cercanía.

2-   El gozo es mi testigo. La paz mi presencia viva, 

  que al irme se va conmigo la cautividad cautiva.

3-   El cielo ha comenzado. Vosotros sois mi cosecha.  

 El Padre ya os ha sentado conmigo a su derecha.

4-   Partid frente a la aurora. Salvad a todo el que crea.

 Vosotros marcáis mi hora. Comienza vuestra tarea.

LECTURA: Gaudium et Spes

Se nos advierte que de nada le sirve al hombre ganar todo el mundo si se pierde a sí mismo. No obstante, la espera de una tierra nueva no debe amortiguar, sino más bien avivar, la preocupación de perfeccionar esta tierra, donde crece el cuerpo de la nueva familia humana, el cual puede de alguna manera anticipar un vislumbre del siglo nuevo…Pues los bienes de la dignidad humana, la unión fraterna y la libertad, en una palabra, todos los frutos excelentes de la naturaleza y de nuestro esfuerzo, después de haberlos propagado por la tierra en el Espíritu del Señor y de acuerdo con su mandato, volveremos a encontrarlos limpios de toda mancha, iluminados y transfigurados, cuando Cristo entregue al Padre el reino eterno y universal.

SALMO 146 ( a dos coros ):

¡Aleluya! Alaba alma mía al Señor:/ alabaré al Señor mientras viva,/ tañeré para mi Dios mientras exista./ No confiéis en los nobles, en hombres que no pueden salvar:/ exhalan el aliento y vuelven al polvo, / ese día perecen sus planes.

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob, / el que espera en el Señor, su Dios,/que hizo el cielo y la tierra, el mar y cuanto hay en él;/que mantiene su fidelidad perpetuamente;/ que hace justicia a los oprimidos,/ que da pan a los hambrientos.

El Señor liberta a los cautivos,/el Señor abre los ojos al ciego, / el Señor endereza a los que ya se doblan, / el Señor ama a los honrados, el Señor guarda a los emigrantes,/ sustenta al huérfano y a la viuda/ y trastorna el camino de los malvados.

El Señor reina eternamente, / tu Dios, Sión; de edad en edad. ¡Aleluya!

CANTO: Canta Aleluya

EVANGELIO: Mateo 23, 23-28

¡ Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, del anís y del comino y descuidáis lo más grave de la Ley: la justicia, el buen corazón y la lealtad! Esto habría que practicar, y aquello…, no dejarlo. ¡ Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello!

¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras dentro rebosan de robo y desenfreno! ¡ Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, que así quedará limpia también por fuera.

¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros encalados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos de muerto y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis honrados, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y de crímenes.

SILENCIO

BREVE  ESPACIO  PARA  COMPARTIR ( peticiones, etc…)

PADRE  NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA:Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

BENDICIÓN FINAL:El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

CANTO:  Bendigamos al Señor.

 

2014-07-17 “Venid a Mí”

Señor tú dices que cuando vayas a orar entra en tu habitación. Pues aquí estoy, en este espacio en el que nos encontramos sin tapujos ni máscaras, mi verdad ante ti, cómodamente, donde me atrevo a buscarte sin miedos y al encontrarte despliegas mis alas, amplías mi horizonte y pones orden en mí. El espacio donde tú habitas: entra, pasa, ordena, ilumina… Después saldrás de nuevo pero habrás cambiado mi casa.

CONFÍO EN TI, DE TI ME FIÉ

NO ANDARÉ TUS PASOS SI NO ES DESDE LA FE.

JUSTO HE DE VIVIR SIN EN TI CONFIÉ

DAME DIOS TU ESPÍRITU, DAME TÚ LA FE.

 

Lectura del libro de Isaías (26,7-9.12.16-19):

La senda del justo es recta. Tú allanas el sendero del justo; en la senda de tus juicios, Señor, te esperamos, ansiando tu nombre y tu recuerdo. Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra, y aprenden justicia los habitantes del orbe. Señor, tú nos darás la paz, porque todas nuestras empresas las realizas tú. Señor, en el peligro acudíamos a ti, cuando apretaba la fuerza de tu escarmiento. Como la preñada cuando le llega el parto se retuerce y grita angustiada, así éramos en tu presencia, Señor: concebimos, nos retorcimos, dimos a luz... viento; no trajimos salvación al país, no le nacieron habitantes al mundo. ¡Vivirán tus muertos, tus cadáveres se alzarán, despertarán jubilosos los que habitan en el polvo! Porque tu rocío es rocío de luz, y la tierra de las sombras parirá.

 

Qué confianza en el Señor la del profeta Isaías, una confianza que a pesar de las dificultades hace brotar esperanza. Una espera que inquieta pero permite caminar, que da fuerza para cargar los dolores, las incomprensiones, las impotencias… porque lleva la semilla de la promesa.

Esa imagen de la parturienta que da a luz tan sólo aire es muy descriptiva. Todo nuestro esfuerzo si no lo hacemos con Dios es como aire, como humo, es nada. Pero con Dios sí habrá salvación y le nacerán habitantes al mundo. Te miro y te pido que tú guíes mis pasos, mis esfuerzos y mi camino.

 

CONFÍO EN TI, DE TI ME FIÉ…

 
  Salmo 26: El Señor es mi luz y mi salvación

1El Señor es mi luz y mi salvación                                                                                                        ¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién me hará temblar?

2Cuando me asaltan los malvados
para devorar mi carne,
ellos, enemigos y adversarios,
tropiezan y caen.

 

El Señor es mi luz y mi salvación

3Si un ejército acampa contra mí,
mi corazón no tiembla;
si me declaran la guerra,
me siento tranquilo.

4Una cosa pido al Señor,
eso buscaré:
habitar en la casa del Señor
por los días de mi vida;
gozar de la dulzura del Señor,
contemplando su templo.

 

El Señor es mi luz y mi salvación

5Él me protegerá en su tienda
el día del peligro;
me esconderá en lo escondido de su morada,
me alzará sobre la roca;

6y así levantaré la cabeza

sobre el enemigo que me cerca;
en su tienda sacrificaré
sacrificios de aclamación:
cantaré y tocaré para el Señor.

El Señor es mi luz y mi salvación

 

Evangelio de Mateo (11,28-30):

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

 

El yugo llevadero y la carga ligera

Somos muy proclives a las divisiones rígidas: los justos y los pecadores, las víctimas y los verdugos, los buenos y los malos… De múltiples formas tendemos a dividir a los seres humanos en categorías según diversos criterios, de modo que nosotros y los nuestros caigamos en el bando de los buenos, mientras que nuestros rivales o enemigos (por los más diversos motivos: sociales, políticos, religiosos, raciales…) queden agrupados en la lista negra correspondiente.

Podemos caer en la tentación de entender de este modo la distinción que ayer hacía Jesús entre los sabios y entendidos, y, por el otro lado, la gente sencilla. Pero no es esto lo que hace Jesús. Sus distinciones no son rígidas e inamovibles, sino elásticas, mudables. Él sabe que todos oscilamos continuamente entre uno y otro grupo: el pecador se convierte, mientras que el justo cae, los verdugos de ayer se convierten en víctimas de hoy, con frecuencia a manos de los que fueron sus víctimas. De ahí que, tras establecer aquella distinción, Jesús llama a “todos” los que están cansados y agobiados, pues ¿quién no lo está de un modo u otro?

Jesús no ha venido a establecer nuevas fronteras y divisiones, sino a llamar a todos, pues todos necesitamos alivio, misericordia, perdón y salvación. La suya es una llamada a la confianza en Dios Padre, que se preocupa por todos y quiere nuestro bien, incluso en la adversidad, como bellamente lo expresa el profeta Isaías. Pero es también una exhortación a la responsabilidad. Jesús llama pero no impone, sino que espera con respeto nuestra respuesta libre. La total gratuidad de la salvación no nos convierte en marionetas, ni nos coloca en una situación de infantilismo espiritual. Tenemos que tomar una decisión, lo que significa cargar sobre sí un yugo. Podemos entender este cargar el yugo de Jesús como tomar la decisión de “hacernos cargo” de los demás, de convertirnos en humildes servidores, de renunciar a la imposición y la violencia a favor de la mansedumbre. En una palabra, se trata de tomar la decisión de amar hasta dar la vida.

ECOS DE LAS LECTURAS

SILENCIO

MOMENTO PARA COMPARTIR

Oración comunitaria:

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

Padre Nuestro

Bendición final:

El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

 

2014-07-24 El camino de la Virgen

María: virgen y madre de Jesús, creyente abierta a la escucha y disponible, de mirada profunda y sensible a la acción de Dios en la historia, paciente con los tiempos de Dios y maestra de oración, siempre fiel a su hijo y madre nuestra.

 

 

El camino de la Virgen

Madrid, 24 de julio de 2014

 

La anunciación (Lc 1, 27-38): El sexto mes envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen prometida a un hombre llamado José, de la familia de David; la virgen se llamaba María. Entró el ángel a donde estaba ella y le dijo: ---Alégrate, favorecida, el Señor está contigo. Al oírlo, ella se turbó y discurría qué clase de saludo era aquél. El ángel le dijo: ---No temas, María, que gozas del favor de Dios. Mira, concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamarás Jesús. Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, para que reine sobre la Casa de Jacob por siempre y su reinado no tenga fin. María respondió al ángel: ---¿Cómo sucederá eso si no convivo con un varón? El ángel le respondió: ---El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te hará sombra; por eso, el consagrado que nazca llevará el título de Hijo de Dios. Mira, también tu pariente Isabel ha concebido en su vejez, y la que se consideraba estéril está ya de seis meses. Pues nada es imposible para Dios. Respondió María: ---Aquí tienes a la esclava del Señor: que se cumpla en mí tu palabra. El ángel la dejó y se fue.

María, madre del sí. Hoy nos reunimos aquí para dejar que el "sí" de María sea reto y llamada para nuestras propias decisiones. María es mujer que acoge, madre que acompaña y ejemplo para hoy. ¿Cuáles son los síes de tu vida?

 

La visitación (Lc 1, 39-45): Entonces María se levantó y se dirigió apresuradamente a la serranía, a un pueblo de Judea. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre; Isabel, llena de Espíritu Santo, exclamó con voz fuerte: ---Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Mira, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura dio un salto de gozo en mi vientre. ¡Dichosa tú que creíste! Porque se cumplirá lo que el Señor te anunció (Lc 1, 39-45).

Bendita tú entre las mujeres. ¿Quiénes somos nosotros para que nos visite la madre de nuestro Señor?

Magnificat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, mi espíritu se alegra en Dios mi salvador, porque se ha fijado en la humillación de su esclava ...

... y en adelante me felicitarán todas las generaciones. Porque el Poderoso ha hecho proezas, su nombre es sagrado. Su misericordia con sus fieles continúa de generación en generación.

Su poder se ejerce con su brazo, desbarata a los soberbios en sus planes, derriba del trono a los potentados y ensalza a los humildes, colma de bienes a los hambrientos y despide vacíos a los ricos.

Socorre a Israel, su siervo, recordando la lealtad, prometida a nuestros antepasados, en favor de Abrahán y su linaje por siempre.

 

El nacimiento (Lc 2, 10-19): El ángel les dijo: ---No temáis. Mirad, os doy una Buena Noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy os ha nacido en la Ciudad de David el Salvador, el Mesías y Señor. Esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. Al instante se junto al ángel una multitud del ejército celeste, que alababan a Dios diciendo: ---¡Gloria a Dios en lo alto y en la tierra paz a los hombres y mujeres que él ama! Cuando los ángeles se marcharon al cielo, los pastores se decían: ---Crucemos hacia Belén, a ver lo que ha sucedido y nos ha comunicado el Señor. Fueron aprisa y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les habían dicho del niño. Y todos los que lo oyeron se asombraban de lo que contaban los pastores. Pero María lo conservaba y meditaba todo en su corazón.

Mirad, os doy una buena noticia: ¿Qué Buena Noticia te han anunciado?

 

Jesús perdido en el templo (Lc 2, 41, 51): Por las fiestas de Pascua iban sus padres todos los años a Jerusalén. Cuando cumplió doce años, subieron a la fiesta según costumbre. Al terminar ésta, mientras ellos se volvían, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Pensando que iba en la caravana, hicieron un día de camino y se pusieron a buscarlo entre los parientes y los conocidos. Al no encontrarlo, regresaron a buscarlo a Jerusalén. Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que lo oían estaban atónitos ante su inteligencia y sus respuestas. Al verlo, se quedaron desconcertados, y su madre le dijo: ---Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados. Él replicó: ---¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo estar en la casa de mi Padre? Ellos no entendieron lo que les dijo. Regresó con ellos, fue a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.

A veces le decimos a Jesús sin entenderle: "¿Por qué nos has hecho esto, Jesús?" ¿Conservas las vivencias de tu historia en el corazón?

 

Bodas de Caná (Jn 2, 1-12): Al tercer día se celebraba una boda en Caná de Galilea; allí estaba la madre de Jesús. También Jesús y sus discípulos estaban invitados a la boda. Se acabó el vino, y la madre de Jesús le dice: ---No tienen vino. Le responde Jesús: ---¿Qué quieres de mí, mujer? Aún no ha llegado mi hora. La madre dice a los que servían: ---Haced lo que os diga.

"No tienen vino", dice María. Me recuerda a mi madre, que me dice que haga cosas sin pedírmelo. "¿Qué quieres de mí, mujer?", dice Jesús. Me recuerda a mí mismo, cuando rechisto ante los comentarios de mi madre. "Haced lo que Él os diga", dice María a los que están con Jesús. Me recuerda a que al final mi madre siempre se sale con la suya.

 

Junto a la cruz (Jn 19, 25-26): Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María de Cleofás y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y al lado al discípulo predilecto, dice a su madre: ---Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dice al discípulo: ---Ahí tienes a tu madre. Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa.

Jesús nos entrega a su propia madre: "Ahí tienes a tu madre". ¿La acogemos en nuestra casa?

 

Espacio de silencio (para reflexión, contemplación o simple presencia consciente)

 

Decir tu nombre, María, es decir que la Pobreza compra los ojos de Dios.

Decir tu nombre, María, es decir que la Promesa sabe a leche de mujer.

Decir tu nombre, María, es decir que nuestra carne viste el silencio del Verbo.

Decir tu nombre, María, es decir que el Reino viene caminando con la Historia.

Decir tu nombre, María, es decir junto a la Cruz y en las llamas del Espíritu.

Decir tu nombre, María, es decir que todo nombre puede estar lleno de Gracia.

Decir tu nombre, María, es decir que toda suerte puede ser también Su Pascua.

Decir tu nombre, María, es decirte toda Suya, Causa de Nuestra Alegría

Pedro Casaldáliga

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Oración común: Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son  aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.

 

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.

2014-07-31 Oración Ecuménica “Sin miedos. Con Esperanza”

Esta oración nació con otra múltiple idea. Quería abordar la Imagen y Semejanza de Dios que hay en cada uno de nosostr@s y, a la vez, el desarrollo de nuestra Identidad Cristiana y L.G.T.B + H.

Con la vida misma que fluye, varios acontecimientos hicieron que otras experiencias quisieran ser compartidas hoy.

Lo INEVITABLE (eso que rompe todos los esquemas en la vida, ese choque con la realidad sin máscaras) se acercó a varias personas que me rodean. Y tuve la oportunidad de estar allí para compartirlo con ell@s..

Lo inevitable puede tomar la forma de la proximidad a la muerte, el vivir la propia vulnerabilidad, la crisis existencial, el sin sentido de vivir o el desempleo repentino. Todas sensaciones que nos muestran que poco es lo que creemos controlar. Tanto sea que la circunstancia provenga de fuera, o de dentro, nos produce MIEDO, a eso, a lo inevitable. Solo el AMOR nos rescata del Miedo, solo el Amor nos abre a la Esperanza, solo el Amor nos vuelve a la Confianza en Dios, aquello que nunca nos será quitado. Los invito a que abramos las puertas, sin miedos, al Amor

<--break- />

Romanos 8:18-23: Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza;  porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;  y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

Nuestra naturaleza gime ante las aflicciones del tiempo presente pero las primicias del Espíritu, en nosotros, pueden llevarnos a trascender  la aflicción y cogerla como un trampolín que haga surgir desde lo más profundo una respuesta de Esperanza. Solo necesitamos de la Fe depositada en nosotr@s por Dios mismo. Dios cree en nosotr@s.

Porque tengo miedo? Porque tengo tristeza? Porque tengo dudas? Se cuestiona la naturaleza

El espíritu responde:

1 Juan 4:18:  En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Romanos 8:37-39: Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Los invito al silencio, los invito a encontrar, sin miedos,  estos cuestionamientos de la naturaleza en nuestra vida y, con esperanza, la respuesta del Espíritu dentro nuestro.

SILENCIO 10 minutos

REFLEXIONES, PETICIONES Y ACCIONES DE GRACIAS.

Somos estas creaturas creadas y deseadas por el Amor mismo. Somos parte de la perfección de un Alfarero que va construyendo sus vasijas con lo que llamamos vida; somos Hijos rescatados con agua, dolor y sangre llamados a regresar a los brazos del Amor de un Creador, de un Padre con entrañas de Madre, que solo desea que nuestros brazos se eleven hacia Él.

Sin miedos, con confianza y en plena Esperanza abramos las puertas de nuestro corazón a Cristo.

Los hermanos/as, la Comunidad son un don, un regalo de VIDA. Crismhom es un don, un regalo. Y ORGULLOSOS de ser Humanos e Hij@s de Dios, parte de la comunidad participó, por aquellos que no pueden, como luces y faros, de estos momentos. Sin miedos, con esperanza, confiad@s.

Junto a esos dones, l@s herman@s, que están a nuestra izquierda y derecha unamos nuestras manos y hablemos con nuestro Padre.    PADRE NUESTRO

Crismhom es un don, un regalo. Como simpatizantes y socios crismonitas hagamos nuestra ORACIÓN COMUNITARIA:

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

BENDICIÓN: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen

2014-08-07 Oración Ecuménica “La Transfiguración”

Transfigúrame, Señor, transfigúrame.

Traspáseme tu rayo rosa y blanco.

Quiero ser tu vidriera,

tu alta vidriera azul, morada y amarilla

en tu más alta catedral.

Quiero ser mi figura, sí, mi historia,

pero de Ti en tu gloria traspasado.

Gerardo Diego (1896-1987)

 

Entrada:

En este episodio, se emplean los mismos elementos que se habían utilizado en todo el AT para relatar las repetidas teofanías de Dios.

      · El monte, lugar de la presencia de Dios.

      · El resplandor signo de que Dios estaba allí.

      · La nube en la que Dios se manifestó a Moisés y que después les acompañaba por el desierto.

      · La voz que es el medio por el que Dios comunica su voluntad.

      · El miedo que siente todo aquel descubre la presencia de Dios.

      · Las chozas, alusión a una fiesta muy importante para los judíos: se conmemora el paso, por el desierto, de la esclavitud a la Tierra Prometida.

      · Moisés y Elías son símbolos de la Ley y los Profetas, los dos pilares sobre los que se asienta la religiosidad del pueblo judío.

      Moisés y Elías conversan con Jesús, pero se retiran. Han cumplido su misión y en adelante será Jesús la referencia última.

      Pero Pedro no está en esta dinámica y pretende hacer tres chozas, para que Moisés y Elías puedan continuar.

EVANGELIO: Mateo 17: 1 - 9

 “El reino de Dios está dentro de vosotros”.

Jesús nos enseñó que debemos deshacernos de la escoria de nuestro falso yo, para descubrir el oro puro de nuestro verdadero ser.

Nosotros seguimos esperando de Dios, que recubra de oropel o purpurina esa escoria para que parezca oro.

Lo que tenemos que hacer es descubrir, más allá de la purpurina que nos envuelve, el oro de nuestro verdadero ser; ver el diamante que somos, escondido tras el lodo que nos envuelve.

Lo divino que ya está dentro de nosotros, no es lo contrario de las carencias que experimentamos.

Es una realidad que ya somos y es compatible con las limitaciones de todo tipo (físicas, síquicas y morales), que son inherentes a nuestra condición de criaturas.

El "Evangelio" nos dice que no andemos esperando nada para el futuro.

La "Buena Noticia" no es que Dios nos va a dar algo más tarde, aquí abajo o en un hipotético más allá, sino que ya nos ha dado TODO, en Jesús.

Después de Jesús, es absurda una esperanza de futuro.

Dios nos ha dado ya todo lo que podría darnos.

Se ha dado Él mismo y no tiene nada más que dar (Sta. Teresa).

Jesús ha dado un salto en la comprensión de Dios que debemos dar nosotros también.

En realidad, en ese salto consiste todo el evangelio.

El Dios de Jesús es un Dios que es, siempre y para todos, amor incondicional.

El Dios de Jesús nos desconcierta, nos saca de nuestras casillas porque nos habla de entrega incondicional, de amor leal, de desapego del Yo.

Fray Marcos, OP 

Canto: Nada te turbe

Oración-contemplación

Hoy los apóstoles ven a Jesús como realmente es.

También tu verdadero ser es un diamante.

No te dejes engañar por las apariencias.

Ni tú ni los demás tenéis nada que cambiar en lo esencial.

No confundas la meta.

No tienes que arrancar nada de ti.

Todo lo que no es esencial, terminará por desprenderse.

Agudizar la vista para ver lo que eres,

más allá del oropel y del lodo que te cubre y oculta.

Sólo la meditación podrá iluminarte para ver la realidad.

No es fácil, pero es el único camino.

Insiste. Enfoca toda tu atención hacia el centro de tu ser.

La iluminación llegará con la mayor naturalidad.

 

SILENCIO 10 minutos

 

Invitación a la plegaria de petición y acción de gracias

 

Lo único que nos permite ser como Él fue es que Él fue como nosotros somos.

Lo único que nos permite ser "como Cristo" es que nos hemos vuelto semejantes a Él.

Ahora que nos hemos convertido ("transfigurado") en imágenes de Cristo,

podemos vivir según el modelo que nos ha dado.

PODEMOS: "vivir como Él vivió" (1 Jn 2,6)

                   "hacer lo que Él hizo" (Jn 13,15)

                   "amar como Él amó" (Ef  5,2; Jn 13,34; 15,12)

                   "perdonar como Él perdonó" (Col  3,13)

                   "tener en nosotros los sentimientos que tuvo Cristo" (Fil  2,5)

Pastor Dietrich Bonhoeffer (1906-45)

 

REFLEXIONES, PETICIONES Y ACCIONES DE GRACIAS.

 

PADRE NUESTRO y ORACIÓN COMUNITARIA:

 

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

 

BENDICIÓN: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen

2014-08-14 La libertad de los hijos de Dios

 “  Examinadlo todo y quedaos con lo bueno “ 1 Tes 5,20

LECTURA:

Como el náufrago desesperado arroja al mar su botella, nosotros, con aparente insensatez, hemos echado la nuestra al cielo y hemos recibido respuesta: te hagocapaz de mí, posees  en ti, si es que lo deseas, la capacidad de participar en mi vida divina. Tendríamos que hablar más de esa teología de la capacidad divina del hombre: tan importante y capital es. Esto significa que existe en el hombre lo que podríamos denominar “ estructuras de capacidad “, que le hacen apto para Dios. La salvación no afecta al hombre como desde fuera, sino que le alcanza en su mismo ser, dándole capacidad “ ontológica “, “ esencial “, y no simplemente moral…. La cuestión de fondo es esta: ¿ Creemos lo bastante en nosotros mismos para creer en nosotros como Dios cree en nosotros?, ¿para creer que nos quiere por Él mismo? Adolphe Gesché ( Dios para pensar )

CANTO:  No adoréis a nadie

 

SALMO  Nº 8:

¡ Señor, dueño nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!

Ensalzaste tu majestad sobre los cielos. /De la boca de los niños de pecho
has sacado una alabanza contra tus enemigos,/para reprimir al adversario y al rebelde.

Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,/la luna y las estrellas que has creado,/¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él, /el ser humano, para darle poder?

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,/lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos,/todo lo sometiste bajo sus pies:

rebaños de ovejas y toros,/y hasta las bestias del campo,/las aves del cielo, los peces del mar,/que trazan sendas por el mar.

¡Señor, dueño nuestro,/qué admirable es tu nombre en toda la tierra! 

CANTO:  Maravilloso eres Tú

“- Todo me está permitido- Sí, pero no todo aprovecha. Todo me está permitido, pero yo no me dejaré dominar por nada. “ I Cor. 6, 12

ECOS   de las lecturas y cantos

EVANGELIO:  ( Mc 2, 23-28)

Un sábado pasaba él por los sembrados, y los discípulos, mientras andaban, se pusieron a arrancar espigas. Los fariseos le dijeron:- ¡ Oye!, ¿ cómo hacen es sábado lo que no está permitido?. Él les replicó:- ¿ No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes dedicados, que nada más que a los sacerdotes les está permitido comer, y les dio también a sus compañeros. Y añadió:- El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado: así que el hombre es señor también del sábado.

SILENCIO

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR (  peticiones, reflexiones, alabanza)

PADRE NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA

 

BENDICIÓN FINAL:El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

CANTO: Como el Padre me amó.

2014-08-21 “Si conocieras como te amo …”

Esta oración surge de una frase de san Agustín que luego me llevo a otra. Ambas reflexionaban sobre Dios y el Amor.

Que complicado se nos hace amar, a los seres humanos en general. Tendremos l@s cristian@s una respuesta a esto? No tenemos “miedo” o nos complicamos con el “Amar a Dios y a los Herman@s”? Creo que la respuesta está en: Si conociéramos como nos Ama …

CANTO:  Al amor más sincero

Si conociéramos como nos Ama … Cuando Dios sale al camino de nuestra alma, al alma le pasan cosas. Un día eso aconteció en nuestras vidas. No estaríamos aquí si no hubiese pasado. No estaríamos buscando; orando en cuerpo presente; en comunidad; si no estuviésemos deseando de alguna manera devolverle a Dios, quien nos congrega, ALGO de todo lo que nos ha dado. Esa necesidad forma La Comunidad Cristiana.

Qué difícil es a veces devolver ese amor. Qué difícil es a veces discernir ese amor en nosotros y compartirlo con los herman@s. Pero por suerte lo humanamente difícil no es divinamente imposible.

De la regla monástica de san Basilio Magno (329 -379 DC)

“El amor de Dios no es algo que pueda aprenderse con unas normas y preceptos. Así como nadie nos ha enseñado a gozar de la luz, a amar la vida, a querer a nuestros padres y educadores, así también, y con mayor razón, el amor de Dios no es algo que pueda enseñarse, sino que desde que empieza a existir este ser vivo que llamamos hombre es depositada en él una fuerza espiritual, a manera de semilla, que encierra en sí misma la facultad y la tendencia al amor. Esta fuerza seminal es cultivada diligentemente y nutrida sabiamente en la escuela de los divinos preceptos y así, con la ayuda de Dios, llega a su perfección.

Por esto, nosotros, dándonos cuenta de vuestro deseo por llegar a esta perfección, con la ayuda de Dios y de vuestras oraciones, nos esforzaremos, en la medida en que nos lo permita la luz del Espíritu Santo, por avivar la chispa del amor divino escondida en vuestro interior.

Digamos, en primer lugar, que Dios nos ha dado previamente la fuerza necesaria para cumplir todos los mandamientos que él nos ha impuesto, de manera que no hemos de apenarnos como si se nos exigiese algo extraordinario, ni hemos de enorgullecernos como si devolviésemos a cambio más de lo que se nos ha dado. Si usamos recta y adecuadamente de estas energías que se nos han otorgado, entonces llevaremos con amor una vida llena de virtudes; en cambio, si no las usamos debidamente, habremos viciado su finalidad.

Siendo esto así, lo mismo podemos afirmar de la caridad. Habiendo recibido el mandato de amar a Dios, tenemos depositada en nosotros, desde nuestro origen, una fuerza que nos capacita para amar; y ello no necesita demostrarse con argumentos exteriores, ya que cada cual puede comprobarlo por sí mismo y en sí mismo. En efecto, un impulso natural nos inclina a lo bueno y a lo bello, aunque no todos coinciden siempre en lo que es bello y bueno; y, aunque nadie nos lo ha enseñado, amamos a todos los que de algún modo están vinculados muy de cerca a nosotros, y rodeamos de benevolencia, por inclinación espontánea, a aquellos que nos complacen y nos hacen el bien.  Y ahora yo pregunto, ¿qué hay más admirable que la belleza de Dios? ¿Puede pensarse en algo más dulce y agradable que la magnificencia divina? ¿Puede existir un deseo más fuerte e impetuoso que el que Dios infunde en el alma y que dice con sincero afecto: Desfallezco de amor? El resplandor de la belleza divina es algo absolutamente inefable e inenarrable.”

Dios nos atrae de diferentes formas y es “sutilmente seductor” cuando se lo propone. Si conociéramos como nos Ama … Se esconde tras múltiples rostros para acercarse a “SU” alma (la nuestra), a la que desea y de la que tiene SED. La vida misma, en sus múltiples detalles cotidianos, tiene escondidos los rostros de Dios (Creo que nuestra vida personal es una historia de amor entre la creatura y su Creador). A veces son clarísimos esos rostros y a veces hay que hacer un esfuerzo y preguntarse: Donde esta Dios en esto?.

Si escuchamos atentamente sin desear nosotros mismos responder, como un susurro, la respuesta de Dios aparece. Y siempre en última instancia, tras muchos disfraces, se mostrará como Amor.

Amor, Amor, Todo parece resumirse en Amor. Y es una palabra que no dejamos de escuchar y además viene Jesús, el que más amó,  la Palabra hecha carne y que habito entre nosotr@s,  y nos habla del amor como sentido y realidad, que da unicidad al cristian@. Parece mucho pero nuestra alma sabe que es ínfimo en comparación con lo que ha recibido.

Evangelio: San Lucas 10: 25 - 29

25 Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? 26 Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? 27 Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. 28 Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás. 29 Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?

Los invito a dejar esta última pregunta  a contestar en nuestros corazones  y que nos introduzcamos al silencio escuchando esta canción.

CANTO:  Si conocieras como te amo

SILENCIO -   ECOS   de las lecturas y cantos

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR  (peticiones, reflexiones, alabanza)

PADRE NUESTRO

Personalmente tengo una respuesta a la pregunta de aquel “intérprete de la ley”.  Hoy en esta oración como prójimos próximos y en comunidad que pertenece al doble colectivo LGTB y Cristiano,  los invito a volver a tomarnos de las manos, para elevar nuestra ORACIÓN COMUNITARIA. Les pediría que la recitemos despacio siendo consientes de las palabras que enunciamos, encarnándola en nosotr@s, a medida que va a apareciendo en el video. 

BENDICIÓN: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro a nosotr@s y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen

2014-08-28 "Pensar en la Unidad"

Introducción:

Lo que Pablo dice acerca de los judíos incrédulos de sus días, podría decirse también de algunos creyentes cristianos en nuestros días: "Porque yo soy testigo que tienen celo por Dios, pero no conforme al verdadero conocimiento" (Romanos 10:2)

 

 

Canto: Celebrad a Cristo

 

"Muchos tienen celo sin conocimiento, entusiasmo sin instrucción. Es bueno el entusiasmo. Pero Dios quiere ambas cosas: entusiasmo dirigido por conocimiento, y este, inflamado por el entusiasmo. Como le escuché decir una vez al doctor Juan Mackay cuando era presidente del Seminario de Princenton: “La entrega sin reflexión es fanatismo en acción. Pero la reflexión sin entrega es la parálisis de toda acción.”

Hoy en día predomina el espíritu del anti-intelectualismo. El mundo moderno estimula el pragmatismo. La primera pregunta acerca de cualquier idea no es: “¿Es verdad? sino: ¿Da resultado?” Los jóvenes tienden a ser activistas, sostenedores de una causa. Rara vez averiguan con seriedad si esa causa es un fin digno de preocuparse o si su acción es el mejor medio para lograrlo. Un estudiante australiano estaba en Suecia cuando oyó que había estallado una protesta estudiantil en su universidad. Se retorcía las manos, consternado. ”Ojala estuviera allá,” exclamó. ”Hubiera estado en la lucha. ¿Cuál es la protesta?"

Pastor John Stott (Creer es tambien pensar)

SALMO 85

Oración de un pobre ante las dificultades

1 Inclina tu oído, Señor, escúchame,

que soy un pobre desamparado;

2 protege mi vida, que soy un fiel tuyo;

salva a tu siervo, que confía en ti.

3 Tú eres mi Dios, piedad de mí, Señor,

que a ti te estoy llamando todo el día;

4 alegra el alma de tu siervo,

pues levanto mi alma hacia ti;

5 porque tú, Señor, eres bueno y clemente,

rico en misericordia con los que te invocan.

6 Señor, escucha mi oración,

atiende a la voz de mi súplica.

7 En el día del peligro te llamo,

y tú me escuchas.

8 No tienes igual entre los dioses, Señor,

ni hay obras como las tuyas.

9 Todos los pueblos vendrán

a postrarse en tu presencia, Señor;

bendecirán tu nombre:

10 «Grande eres tú, y haces maravillas;

tú eres el único Dios».

11 Enséñame, Señor, tu camino,

para que siga tu verdad;

mantén mi corazón entero

en el temor de tu nombre.

12 Te alabaré de todo corazón, Dios mío;

daré gloria a tu nombre por siempre,

13 por tu gran piedad para conmigo,

porque me salvaste del abismo profundo.

14 Dios mío, unos soberbios se levantan contra mí,

una banda de insolentes atenta contra mi vida,

sin tenerte en cuenta a ti.

15 Pero tú, Señor, Dios clemente y misericordioso,

lento a la cólera, rico en piedad y leal,

16 mirame, ten compasión de mí.

Da fuerza a tu siervo,

salva al hijo de tu esclava;

17 dame una señal propicia,

que la vean mis adversarios y se avergüencen,

porque tú, Señor, me ayudas y consuelas.

 

Efesios 4:1-6

1 YO pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que sois llamados;

2 Con toda humildad y mansedumbre, con paciencia soportando los unos á los otros en amor;

3 Solícitos á guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

4 Un cuerpo, y un Espíritu; como sois también llamados á una misma esperanza de vuestra vocación:

5 Un Señor, una fe, un bautismo,

6 Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todas las cosas, y por todas las cosas, y en todos vosotros.

 

Canto: Cristianos - Marcos Vidal

 

Compromiso por la unidad

P: Pablo retaba a los cristianos de Corinto a que conocieran en su corazón y mostraran en sus acciones que Cristo no está dividido. Nos reta también a nosotros a realizar más plenamente la unidad que ya tenemos en Cristo.

Con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor suyo y nuestro,

A: Juntos, estamos llamados a ser santos.

P: Agraciados por Dios en todas las maneras,

A: Juntos, damos gracias los unos por los otros.

P: Enriquecidos sobremanera con toda clase de dones por medio de nuestra unión con Cristo,

A: Juntos, no carecemos de ningún don espiritual.

P: Firmes en Dios que nos fortalece para el amor y el servicio,

A: Juntos, confesamos que Dios cumple su palabra.

P: Abrazados por Jesucristo,

A: Juntos, estamos llamados a la concordia.

P: Unidos en un mismo pensar y sentir,

A: Juntos, buscamos la armonía.

P: Superando nuestras riñas por aquel que fue crucificado por nosotros,

A: Juntos, pertenecemos a Cristo.

P: ¿Es que Cristo está dividido?

A: ¡No! ¡Juntos, salimos al mundo para proclamar su buena noticia!

 

SILENCIO

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR ( peticiones, reflexiones, alabanza)

PADRE NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA

 

BENDICIÓN: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro a nosotr@s y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen

 

CANTO FINAL: Nada nos separara

Nada nos separará,

Nada nos separará,
Nada nos separará,
del Amor de Dios.

2014-09-04 Oración Comunitaria Ecuménica “Heme aquí”

INVOCACIÓN  (Todos)

Señor: hoy nos reunimos en comunidad para adentrarnos en tu misterio, para renovar nuestra alianza como hijas e hijos tuyos.  Te buscamos, queremos que seas nuestra luz. Queremos que habites en nuestro interior, que seas el faro que nos guíe. Que Crismhom siga siendo una casa abierta a los hermanos LGTB, una comunidad feliz aún en las dificultades y un espacio abierto a la vida y a la acción de Dios.

CANTO:  VEN ESPIRITU DE DIOS

Ven, Espíritu de Dios, sobre mí    (Coro)             

Me abro a tu presencia
Cambiarás mi corazón. (2)

Toca mi debilidad,
Toma todo lo que soy.
Pongo mi vida en tus manos
Y mi fe.

Coro

Poco a poco llegarás

A llenarme de tu luz.
Tú cambiarás  mi pasado.
Cantaré.
 

LECTURAS

Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.  Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.  Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.  Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. (Éxodo 3, 1-6)

Y aconteció un día, que estando Elí acostado en su aposento, cuando sus ojos comenzaban a oscurecerse de modo que no podía ver, Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí. Y corriendo luego a Elí, dijo: Heme aquí, ¿Para qué me llamaste? Y Elí le dijo: Yo no he llamado; vuelve y acuéstate. Y él se volvió y se acostó. Y Jehová volvió a llamar otra vez a Samuel. Y levantándose Samuel, vino a Elí y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Y él dijo: Hijo mío, yo no he llamado; vuelve y acuéstate.

Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada. 
Jehová, pues, llamó la tercera vez a Samuel. Y él se levantó y vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Entonces entendió Elí que Jehová llamaba al joven. 
Y dijo Elí a Samuel: Ve y acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Jehová, porque tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó en su lugar. Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. (1Samuel 3, 2-10)

Entrando Jesús en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. 
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.  Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. (Lucas 5, 3-8)



SALMO 89 (A dos coros)

Entonces hablaste en visión a tu santo,

Y dijiste: He puesto el socorro sobre uno que es poderoso;

He exaltado a un escogido de mi pueblo.

Hallé a David mi siervo;

 

Lo ungí con mi santa unción.

Mi mano estará siempre con él,

Mi brazo también lo fortalecerá.

Mi verdad y misericordia estarán con él,

Y mi pacto sera firme con él.

 

REFLEXIÓN

A lo largo de la historia de salvación narrada en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, así como en el recorrido vital del creyente, Dios sale al encuentro del ser humano en diferentes momentos. Independientemente de la forma en que cada persona viva o de los recursos literarios que use para describir lo experimentado, lo cierto es que, una vez superado el sentimiento de confusión, debilidad o indignidad que suele acompañar el descubrimiento de su presencia real y cercana, este es un hecho que transforma y renueva totalmente la esencia y la historia de vida de cada individuo. 

 

SILENCIO

 

ECOS, PETICIONES , ACCION DE GRACIAS….

 

CANTO:  SI CONOCIERAS CÓMO TE AMO

PADRENUESTRO

 

ORACIÓN  COMUNITARIA

BENDICIÓN

El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros. Vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas. Amén.

 

DESCÁRGATE AQUÍ el formato Word. 

2014-09-11 Oración ecuménica Las Edades del Hombre

Infancia, Juventud, Madurez y Vejez
 
Introducción: El hombre en su vida física pasa por diferentes edades. A nivel espiritual también encontramos esto. Venimos puros a este mundo y debemos regresar puros. Entremedio suceden muchas cosas. 
Lucas 18:15-17 Jesús bendice a los niños 
15 Traían a él los niños para que los tocase; lo cual viendo los discípulos, les reprendieron. 16 Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. 17 De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él.
 
Lucas 18:18-27 Un joven rico habla con Jesús
18 Uno de los jefes le preguntó a Jesús:
—Maestro bueno, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?
19 Jesús le contestó: —¿Por qué me llamas bueno? Bueno solamente hay uno: Dios. 20 Ya sabes los mandamientos: “No cometas adulterio, no mates, no robes, no digas mentiras en perjuicio de nadie, y honra a tu padre y a tu madre.”
21 El joven le dijo: —Todo eso lo he cumplido desde mi juventud.
22 Al oír esto, Jesús le contestó: —Todavía te falta una cosa: vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres. Así tendrás riqueza en el cielo. Luego ven y sígueme.
23 Pero cuando el hombre oyó esto, se puso muy triste, porque era muy rico.
 
Canto: Al Amor más Sincero
 
 
 
Lucas 18:9-14 La parábola del fariseo y el cobrador de impuestos
 
9 Jesús contó esta otra parábola para algunos que, seguros de sí mismos por considerarse justos, despreciaban a los demás: 10 «Dos hombres fueron al templo a orar: el uno era fariseo, y el otro era uno de esos que cobran impuestos para Roma. 11 El fariseo, de pie, oraba así: “Oh Dios, te doy gracias porque no soy como los demás, que son ladrones, malvados y adúlteros, ni como ese cobrador de impuestos. 12 Yo ayuno dos veces a la semana y te doy la décima parte de todo lo que gano.” 13 Pero el cobrador de impuestos se quedó a cierta distancia, y ni siquiera se atrevía a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho y decía: “¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!” 14 Les digo que este cobrador de impuestos volvió a su casa ya justo, pero el fariseo no. Porque el que a sí mismo se engrandece, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido.»
 
San Eleazar, Mártir, Siglo II AC
 
Eleazar es un nombre que significa: "Dios me ayuda".
La Santa Biblia, en el 2o. libro de los Macabeos (capítulo 6) narra así la historia de ese mártir. "Eleazar era de los principales especialistas en explicar al pueblo la Ley del Señor. Era varón de avanzada edad y de muy noble aspecto. Los enviados del impío rey Antíoco, querían obligarlo a desobedecer la santa ley de Dios, pero él prefiriendo una muerte honrosa a una vida infame, dispuso marchar voluntariamente al suplicio del apaleamiento, después de rechazar valientemente todo lo que iba contra las leyes santas". "Los que estaban encargados de obtener que los israelitas renunciaran a sus antiguas y sagradas costumbres, lo invitaban a simular que sí hacía lo que la ley prohibía, aunque no lo hiciera, para que obrando así se librara de la muerte y por su antigua amistad con ellos alcanzara benevolencia y buen trato." Tomando una noble resolución, digna de su edad, de la venerablidad de su ancianidad, del inmejorable proceder que había tenido desde niño, y sobre todo de su inmensa veneración a las leyes santas dadas por Dios, se mostró consecuente con lo que profesaba, y pidió que más bien lo enviaran a la muerte, en vez de hacerle propuestas que iban en contra de su conciencia. Y dijo estas inmortales palabras: "a mi edad no es digno fingir hacer lo malo, aunque lo que se haga sea bueno. Porque después muchos jóvenes, creyendo que Eleazar a los 90 años se ha pasado a las costumbres de los que no tienen ninguna religión, se podrán desviar, y yo por haber simulado lo que no era cierto con el pretexto de conservar el poco tiempo de vida que aún me queda atraería deshonra e infamia a mi vejez. Porque aunque yo lograra en el presente librarme de los castigos de los hombres, ni vivo ni muerto podré librarme de los castigos que Dios tiene reservados para los que van contra su santa Ley. Por eso al sacrificar ahora valientemente la vida, me mostraré digno de mi ancianidad, dejando a los jóvenes un ejemplo noble, al morir generosamente, con valentía y nobleza, por defender las leyes de nuestra sagrada religión".
 
Canto: Si conocieras como te amo

 
 
SILENCIO
 
ECOS, PETICIONES , ACCION DE GRACIAS….
PADRENUESTRO
 
ORACIÓN  COMUNITARIA 

 
BENDICION
El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostro y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amen
 
Descárgate AQUÍ el formato World (c). 

2014-09-18 Oración Ecuménica de los Jueves "Un Cristianismo Sin Fronteras"

Palabras de acogida:  Desde que accedió al pontificado, el Papa Francisco, ha hablado en varias ocasiones del cristianismo de frontera. No quiere una Iglesia encerrada en sí misma, con miedo al mundo y a sus problemas y sus males, sino valiente, formada por hombres y mujeres que se atreven a ir hasta los confines de la tierra para encontrarse con sus hermanos más desfavorecidos, más humillados, más al margen de la sociedad y viviendo en los límites de lo humano. Para pedirnos eso a los cristianos, no tiene más argumento que el evangelio y la vida de Jesús, que se atrevió a tocar a los “ intocables “ de su época: leprosos, prostitutas, paganos, pecadores, endemoniados…

La comunidad LGTB ha sido también para las instituciones eclesiales cristianas una comunidad de “ empecatados “ con la que ha rehusado mantener cualquier tipo de diálogo constructivo, que no partiera del rechazo y la condena. Pero algo se está moviendo en la Iglesia Católica y buena muestra de ello son las dos iniciativas que se van a desarrollar durante los primeros días del mes de octubre, la primera de ellas la Conferencia Internacional “ Los Caminos del Amor “ que reunirá en Roma el 3 y 4 de octubre a un conjunto de teólogos y miembros de Comunidades Cristianas, para reflexionar sobre la pastoral dirigida a la comunidad LGTB y que pretende elevar sus conclusiones al Sínodo de la Familia que se reúne también en Roma durante esos días. La segunda es el 1er Congreso de la Organización Internacional de Asociaciones  Homosexuales Católicas( WOHCA) que tendrá lugar en Portugal a partir del 6 de octubre y que pretende constituir una organización mundial estable de católicos LGTB.

Hoy quiero que oremos por estas dos iniciativas, que demos gracias y que pidamos a Dios para que den mucho fruto. Para ello vamos a comenzar con una canción profana, pero muy bonita, que nos pide que nos fijemos en toda la gente que está sola y perdida por el mundo, gente a la que nadie hace caso. No sólo las cosas religiosas, sino muchas que no lo son, pueden hacernos reflexionar y rezar. La canción es pesimista y dice que nadie se salva, pero nosotros tenemos puesta la confianza en el Dios de Jesús, que lo resucitó de entre los muertos.

  Ahora vamos a leer dos documentos, el primero la carta de apoyo que hemos mandado desde la Junta Directiva a la conferencia “ Los caminos del amor “ y luego el saludo de bienvenida del Congreso de la WOHCA. Los dos tienen a mi entender, muchas cosas que decirnos.

CANCIÓN DE ENTRADA: Eleanor Rigby 

 

Carta de apoyo a la conferencia internacional “ Los caminos del amor “

Somos CRISMHOM, una comunidad LGTB cristiana en Madrid (España) que desde su fundación tiene por misión convocar a todas aquellas personas cristianas pertenecientes, principalmente, a la comunidad LGTB. y a heterosexuales que se identifiquen con la consecución de la plena igualdad de derechos de las personas LGTB en la sociedad y en las iglesias cristianas.

En nuestra asociación hemos recibido con alegría el anuncio de la conferencia Internacional “Los Caminos del Amor”, que se celebrará en Roma en octubre de 2014. Pensamos que se trata de una oportunidad única para madurar y hacer surgir las ideas que sirvan para mejorar la igualdad del coletivo Lgtb dentro de la Iglesia, dentro de un cuidado pastoral inclusivo para las personas LGTB y en concreto las parejas y familias homoparentales. Por esta razón queremos hacer llegar a los organizadores de la misma nuestro correo de apoyo, ánimo y oración para que dicho encuentro sea semilla de un nuevo mundo más justo y cercano a la palabra de nuestro Señor.

Hemos sido testigos de un dolor, tristeza y angustia inmensos provocados por un mal entendimiento del Evangelio. Sentimos el Amor de Dios; sentimos que nuestro amor no es un pecado. Esperamos que sea la hora del cambio, de la aceptación plena, dejando a un lado todos los prejuicios que durante años se han utilizado en nuestra contra. Esperamos que este sea el momento de ver la verdadera Iglesia que Jesús quería.

CRISMHOM, Madrid, 14 de septiembre de 2014.

 

Saludo de bienvenida del Congreso de la Organización Internacional de Asociaciones Homosexuales Católicas( WHOCA)

Este congreso nos invita a mirar con serenidad  y profundidad nuestra Iglesia y nuestra vida, dejando que, desde “ambos lados del puente”, la luz pueda aclarar la visión de todos, muchas veces distorsionada por prejuicios, temores y pesares.

Sin una mirada de conversión no será posible que todos recorramos dicho “puente” y percibamos la propuesta de renovación y encuentro que ella nos presenta y propone.

La conversión nos pide una nueva actitud pastoral: una pastoral de reconciliación, que sabiendo leer las  señales de los tiempos (de acuerdo con el reto que nos ha lanzado el Vaticano II) eche a un lado visiones cerradas del mundo, que ya no responden a las necesidades de nuestro tiempo.

En este contexto, es fundamental que nos dejemos iluminar por la Palabra de Dios. Es necesario revisar las Sagradas Escrituras, a través de una mirada nueva dirigida a Jesús, El que es el Camino, la Verdad y la Vida. Es necesario conocer su contexto histórico y las circunstancias en las cuales fueran redactadas.

Debemos, principalmente, tener siempre presente que Jesús jamás se mantuvo neutral. Él  encaró proféticamente la casta sacerdotal y expulsó a los mercaderes del Templo, aunque sabiendo que este suceso sería determinante para su condena a muerte en la cruz. Este es el reto que se nos lanza en este Congreso: que seamos testigos fieles del Señor resucitado y actuemos bajo la orientación y el poder del Espíritu Santo; que, a ejemplo de las primeras comunidades, tras las cuales se estableció la Iglesia primitiva, vivamos en la unidad, «construyendo puentes» con la jerarquía, pero igualmente entre nosotros, y denunciemos el pecado y las injusticias. 

El lema de este congreso "Vayan y aprendan qué significa: ‘Yo quiero misericordia y no sacrificios.’" (Mt 9, 13), nos recuerda que el sufrimiento por el sufrimiento es inútil y debe de combatirse, pues Dios, que es amor, quiere amor y justicia para todos, dando la preferencia a los que están al margen, en las periferias. La práctica del amor y de la justicia, la contribución real a una sociedad buena y justa y más feliz implican la capacidad de sacrificarse. Ya no el sacrificio por el sacrificio sino por causas mejores, que inevitablemente exigen renuncia, entrega, donación. Aquí, el sacrificio surge en toda su dignidad, del étimo latino: sacrum facere – volver sagrado. Este es igualmente un reto que el congreso propone a todos, ya que no hay amor, gran obra, ni salvaguardia de la humanidad en su dignidad, sin la disposición de cada uno de nosotros para sacrificarse por lo mejor. ¿Cuál de nosotros, respondiendo al reto de este congreso, se atreve entonces a ir hasta el final, superando los obstáculos del egoísmo y de la pereza, de la mezquindad y de la opresión, entregándose a la realización de la humanidad de todos los hombres, haciendo algo sagrado, volviendo el mundo humano, justo y tolerante, esto es, sagrado?

Este congreso no nos pide compromisos sino coherencia de Fe, ya que, también Jesús, en vez de huir u optar por compromisos, fue consecuente con su mensaje y dio testimonio, hasta el final, hasta la muerte,  de la verdad y del amor, del Dios que no quiere sacrificios sino misericordia, defensa de los derechos humanos, inclusión, tolerancia, fraternidad, libertad, amor entre todos.

Esto es lo que esperamos de nuestro congreso, en el cual acogemos a todos con amor y generosidad, dándoos la bienvenida.

CANTO: Ubi caritas

Ahora leeremos el evangelio en que Jesús cura al endemoniado de Gerasa. Jesús, comprometido con la frontera, viaja hasta la Decápolis, territorio pagano e impuro, simbolizado por los cerdos y allí se enfrenta con los prejuicios y las exclusiones de esa sociedad, restaurando la dignidad del que juzgaban endemoniado. Para una reflexión sobre este texto en clave LGTB os recomiendo la lectura del libro de James Allison: “ Una fe más allá del resentimiento.” Sobre ello dio también una charla en Crismhom hace unos años nuestro hermano Iván.

Evangelio ( Marcos 5, 1-20)

Llegaron a la orilla de enfrente, a la región de los gerasenos. Apenas desembarcó, le salió al encuentro desde el cementerio un hombre poseído por un espíritu inmundo, que vivía en los sepulcros; ni con cadenas podía ya nadie sujetarlo; muchas veces lo habían ya sujetado con grillos y cadenas, pero el rompía las cadenas y destrozaba los grillos, y nadie tenía fuerza para domeñarlo. Se pasaba el día y la noche en las tumbas y en los montes, gritando e hiriéndose con piedras. Viendo de lejos a Jesús, echó a correr, se postró ante él y gritó a voz en cuello: - ¿ Quién te mete a ti en esto, Jesús; Hijo de Dios Soberano?.Te conjuro por Dios a que no me atormentes.             Porque Jesús le había mandado: - Espíritu inmundo, sal de este hombre. Jesús le preguntó: - ¿ Cómo te llamas?. Le respondió: - Me llamo Legión porque somos muchos- Y le rogaba con insistencia que no los expulsara de aquella comarca.             Había allí cerca una gran piara de cerdos hozando en la falda del monte. Los espíritus le rogaron: - Déjanos ir y meternos en los cerdos.                                               Él se lo permitió. Los espíritus inmundos salieron del hombre y se metieron en los cerdos; y la piara, unos dos mil, se abalanzó al lago, acantilado abajo y se ahogó.       Los porquerizos salieron huyendo y lo contaron por el pueblo y por los cortijos. La gente fue a ver lo que había pasado. Se acercaron a Jesús, y vieron al endemoniado sentado, vestido y en su juicio, al mismo que había tenido la legión, y les entró miedo. Los que lo habían visto les refirieron lo que le había ocurrido al endemoniado y lo de los cerdos. Ellos le rogaban que se marchase de su país.                                          

Mientras se embarcaba, el endemoniado le rogaba que lo admitiese en su compañía, pero no se lo consintió y, en cambio, le dijo: - Vete a casa con los tuyos y cuéntales todo lo que el Señor ha hecho contigo por su misericordia.                             El hombre se marchó y se puso a proclamar por la Decápolis lo que Jesús había hecho por él; y todos se admiraban.

SILENCIO

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR ( reflexiones, peticiones, alabanza…)

PADRE NUESTRO.

ORACIÓN COMUNITARIA:

BENDICIÓN FINAL: El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

CANTO FINAL: Esta es la casa del Señor.

2014-09-25 Oración ecuménica jueves : "No temáis más"

Palabras de acogida, entrada.

                Hoy vivimos unos tiempos difíciles en la iglesia y en la sociedad, parece que el Señor tarda, que no está presente y que la Comunidad navega con el viento de cara, en la noche, vamos cansados; se escuchan las armas resonar y a los agentes del terror y del miedo rondando cerca pues parece que están en todo lugar; la barca es bien frágil y poca cosa; además, nosotros tenemos que estar calladitos no nos tiren por la borda, una vez más, si les molestamos.

Pero el Señor viene, llegará a su hora, sin falta; no temamos, aunque hoy sea duro remar; sigamos sin abandonar la fuerza que hemos recibido en nuestro bautismo, cuando dijimos si, a Jesus; él viene, está llegando, a su hora precisa, porque la obra de Dios no será abandonada; viene caminando sobre las aguas en la noche, en nuestra noche.

Himno.

Hoy que se que mi vida es un desierto,

en el que nunca crecerá una flor,

vengo a pedirte, Cristo jardinero,

por el desierto de mi corazón.

                Para que nunca la amargura sea

                en mi vida mas fuerte que el amor,

                pon, Señor, una fuente de alegría

                en el desierto de mi corazón.

Para que nunca ahoguen los fracasos

mis ansias de seguir siempre tu voz,

pon, Señor, una fuente de esperanza

en el desierto de mi corazón.

                Para que nunca busque recompensa

                al dar mi mano o al pedir perdón,

                pon, Señor, una fuente de amor puro

                en el desierto de mi corazón.

Para que no me busque a mí cuando te busco

y no sea egoísta mi oración,

pon tu cuerpo, Señor, y tu palabra

en el desierto de mi corazón.  Amén.

Canto: JUNTO A TI AL CAER DE LA TARDE


Salmo. 79

Pastor de Israel, escúchanos,

tu que guías a José  como un rebaño;

tu que te sientas sobre los querubines,

resplandece ante tus hijos,

despierta tu poder y ven a salvarnos.

                Oh Dios restáuranos,

                que brille tu rostro y nos salve.

Señor, Dios de los ejércitos,

¿hasta cuándo estarás enojado

mientras te suplicamos?

                Nos diste a comer llanto,

                de beber lagrimas a trago;

                nos entregas a las contiendas

 de nuestros vecinos,

que se burlan de nosotros.

Dios de los ejércitos, restáuranos,

que brille tu rostro y nos salve.

Dios de los ejércitos, vuélvete;

                Mira desde el cielo, fíjate,

ven a visitar tu viña,

la cepa que tu diestra plantó,

y tu hiciste vigorosa.

La han talado y le han prendido fuego;

con un bramido hazlos perecer.

Y que tu mano proteja a tu Mesías,

al hombre que tu fortaleciste.

                No nos alejaremos de ti:

                danos vida, para que invoquemos tu nombre.

                Señor, Dios de los ejércitos, restáuranos,

                que brille tu rostro y nos salve.  Amen.

 

Evangelio.  Mateo 14, 22-36

                Después de esto, Jesus hizo subir a sus discípulos a la barca, para que llegasen antes que él a la otra orilla del lago, mientras él despedía a la gente. Cuando ya la hubo despedido, subió Jesús al monte para orar a solas, y al llegar la noche aún seguía allí él solo.

                Mientras tanto, la barca ya iba muy lejos de tierra firme y era azotada por las olas, porque tenia el viento en contra. 

De madrugada, Jesús fue hacia ellos andando sobre el agua. Los discípulos, al verle andar sobre el agua, se asustaron y gritaron llenos de miedo:

-¡Es un fantasma!

Pero Jesús le habló, diciéndoles:

-¡Animo, soy yo, no os asustéis!

Pedro le respondió: Señor, si eres tu, mándame ir a ti andando sobre las aguas.

-Ven- dijo Jesús.

Bajó Pedro de la barca y comenzó a andar sobre el agua en dirección a Jesús, pero al notar la fuerza del viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, gritó:

                -Sálvame, Señor!

Al momento, Jesús le tomo de la mano y le dijo:

                ¡Qué poca fe! ¿por qué has dudado?

En cuanto subieron a la barca, se calmó el viento.

Canto: Nada Te Turbe  

               

Silencio 10’

Reflexiones

peticiones y acción de gracias

Padre Nuestro.

Oración comunitaria.  

Bendición.

                El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros/as. Vuelva su rostros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos/as. Amén.

2014-10-02 "Seamos como niños" Oración ecuménica de los jueves

(Ilustración: Fano)

            Vamos por la calle mirando a nuestro alrededor, y miramos al mundo desde nuestros ojos, ojos de años de experiencias, de sinsabores, de alegrías, de momentos de debilidad, de orgullo, de prejuicios, de luces y sombras, …. pero ¿somos capaces de mirar el mundo desde los ojos de un niño?.

            Vamos esta tarde a vaciarnos un poco del peso de la experiencia vivida y dejar que Cristo nos permita ser niños ante su presencia.

Evangelio según San Mateo (18,1-5.10)

En aquel momento los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle: "¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?".

Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: "Os aseguro que si no cambiáis o no os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos.

Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño, será el más grande en el Reino de los Cielos.

El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí mismo.
Cuidaos de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque os aseguro que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial."

Marcos 10:13-16

Llevaron unos niños a Jesús para que los tocara, pero los discípulos reprendieron a quienes los habían llevado.

Al ver esto, Jesús se indignó y les dijo: «Dejad que los niños se acerquen a mí. No se lo impidáis porque el reino de Dios es de los que son como ellos. En cierto os digo que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.»

Entonces Jesús tomó a los niños en sus brazos, puso sus manos sobre ellos, y los bendijo.

Es importante recordar que los apóstoles que disputaban sobre la cuestión de quién sería el mayor aprendieron la lección que Jesús les enseñó y con toda humildad sirvieron al Señor y sus discípulos, dedicando y aun sacrificando su vida por la causa de Cristo.

Todo el capítulo enfatiza el cuidado de Dios de sus pequeños (los discípulos de Cristo):  por ser humildes los discípulos de Cristo son niños o pequeños ante los ojos de Dios;  que nadie se atreva a hacer que peque uno de estos pequeños; Dios se preocupa por cualquier pequeño perdido como el pastor se preocupa por una oveja descarriada; éstos deben ser exhortados, corregidos, restaurados o de otro modo cortados de la comunión de los fieles; pero, deben ser perdonados si se arrepienten.

ORACIÓN COMUNITARIA

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá. 

2014-10-09 Oración Ecuménica de los jueves: Sobre San Ignacio de Loyola

Esta oración de carácter ecuménico recorre algunos pasajes de la vida de San Ignacio de Loyola ilustrando cómo Dios le va conquistando. Están tomados de su autobiografía: "El relato del peregrino".

Con el deseo de ejercitarnos en la práctica de la presencia de Dios en la vida y en andar el camino que Dios quiere hacer con nosotros, nos entrenamos en la escucha de la voz de Dios en el corazón. Dándose tiempo a sentir la resonancia interior de las cosas sencillas y pequeñas; los suaves impulsos con los que el Espíritu Santo nos llama poco a poco, configurando nuestra propia vocación: la llamada de Dios a proclamar su amor con nuestra vida.

Deseemos que ejercitarnos espiritualmente nos ayude a revivir en nosotros la oración incesante, volver a experimentar el amor que Dios nos tiene y reconocer los impulsos del Espíritu, que quiere convertirnos cada vez más en la imagen que Dios tiene y quiere de nosotros.

Esta oración recorre algunos pasajes de la vida de San Ignacio de Loyola ilustrando cómo Dios le va conquistando. Están tomados de su autobiografía.

Canto: Pues nadie te ama como yo.

 

La alegría que perdura

Estando Ignacio de Loyola recuperándose de su herida del asedio en Pamplona y queriendo leer libros de caballerías para pasar el rato, sólo le pudieron dar vidas de santos. Viéndose él pensando en grandes hazañas como caballero o compitiendo en proezas con los santos, encontraba gran gusto y consolación. Sin embargo, pasado un tiempo las proezas de caballero que había imaginado le dejaban vacío y baldío, mientras que las de los santos permanecían, dejándole gran sensación de alegría.

Gustos que nos dejan vacíos y baldíos y consolaciones que nos dejan una sensación permanente de alegría.

 

Una mula providente

De camino iba Ignacio de Loyola y encontróse con un moro. Hablando de Nuestra Señora diole el moro razones, sin poderlas contravenir, de que la Virgen no podía ser tal. Y adelantándose el moro, díjole que pararía en una villa junto al camino real. Quedándose muy incómodo Ignacio y con deseo de apuñalarlo por deshonrar a la Virgen, sin saber qué hacer, dejó a la mula sin riendas en donde se dividía el camino real, con la determinación de que si la mula elegía el camino de la villa, acuchillaría al moro. Y aunque el camino hacia la villa era más amplio y el destino era visto, continuó la mula, sin embargo, por el camino real.

Bendita mula, que con lo bruto que era Ignacio, habría acuchillado al moro.

Canto: El Espíritu de Dios sobre mí.

 

Creando costumbres con sentido

Y porque Ignacio de Loyola había sido muy curioso de curar el cabello, que en aquel tiempo se acostumbraba, y él lo tenía bueno, se determinó dejarlo andar así, según su naturaleza, sin peinarlo ni cortarlo, ni cobrirlo con alguna cosa de noche ni de día. Y por la misma causa dejaba crecer las uñas de los pies y de las manos, porque en esto también había sido curioso.

 

Rompiendo costumbres sin sentido

En la misma Manresa, a donde Ignacio de Loyola estuvo cuasi un año, después que empezó a ser consolado de Dios y vio el fructo que hacía en las almas tratándolas, dejó aquellos extremos que de antes tenía; ya se cortaba las uñas y cabellos.

La misma cosa tiene sentido hacerse o dejarse de hacer. No es la cosa en sí. Es escogerla tanto cuanto me ayuda o quitarse de ella tanto cuanto me impide.

 

Rompiendo el ayuno, por voluntad de Dios.

Y perseverando, Ignacio de Loyola, en la abstinencia de no comer carne, y estando firme en ella, un día se le presentó delante carne para comer, sin haber precedido ningún deseo della; y le vino también juntamente un grande ascenso de la voluntad para que de allí en adelante la comiese; y aunque se acordaba de su propósito de antes, no podía dudar en ello. Y contándoselo a su confesor le decía que mirase por ventura si era aquello tentación; más él, examinándolo bien, nunca pudo dudar dello.

La iluminación del entendimiento, sin poder dudar de ello, aunque cotejada con alguien externo: el confesor.

 

Sobre la humanidad de Cristo.

Muchas veces y por mucho tiempo, estando en oración Ignacio de Loyola, veía con los ojos interiores la humanidad de Cristo, y la figura, que le parecía era como un cuerpo blanco, sin distinción de miembros [...] Esto visto le confirmó tanto entonces como siempre en la fe, que muchas veces ha pensado consigo: si no hubiese Escriptura que nos enseñase estas cosas de la fe, él se determinaría a morir por ellas, solamente por lo que ha visto.

Gracias, Señor, porque eres tú mismo quien revelas a Ignacio y a nosotros quién eres tú.

 

Tratado como a un niño

En este tiempo le trataba Dios de la misma manera que trata un maestro a un niño, enseñándole; y ora esto fuese por su rudeza y grueso ingenio, o porque no tenía quien le enseñase, o por la firme voluntad de servirle, que claramente él juzgaba y siempre  ha juzgado, que Dios le trataba desta manera.

Así nos trata Dios: como un maestro a un niño.

 

Sobre el cariño con que Dios creó el mundo.

Una vez se le presentó a Ignacio de Loyola en el entendimiento con grande alegría espiritual el modo con que Dios había criado el mundo, que le parecía ver una cosa blanca, de la cual salían algunos rayos, y que della hacía Dios lumbre. Mas estas cosas ni las sabía explicar, ni se acordaba del todo bien de aquellas noticias espirituales, que en aquellos tiempos le imprimía Dios en el alma.

Cuando Dios imprime en el alma, entendiendo sin saber, sin poder explicar.

Canto: De noche iremos de noche.

 

Lleno de escrúpulos.

Mas en esto vino a tener Ignacio de Loyola muchos trabajos de escrúpulos. Porque, aunque la confesión general había sido con asaz diligencia, y toda por escrito, como está dicho, todavía le parescía a las veces que algunas cosas no había confesado, y esto le causaba mucha aflicción; porque, aunque confesaba aquello, no quedaba satisfecho.

 

Pensando en personas  homosexuales llenas de escrúpulos.

Pensaba Ignacio de Loyola algunas veces que le sería remedio que le mandase su confesor, en nombre de Jesucristo, que no confesase ninguna de las cosas pasadas [...] Más, sin que él se lo dijese, el confesor vino a mandarle que no confesase ninguna cosa de las pasadas [...] Sin embargo, en todos los ejercicios que hacía no hallaba ningún remedio para sus escrúpulos, siendo pasados muchos meses que le atormentaban.

 

Pensando en los homosexuales que se suicidan.

Una vez, muy atribulado de sus escrúpulos, Ignacio de Loyola se puso en oración a dar gritos a Dios vocalmente, diciendo: Socórreme, Señor, que no hayo ningún remedio en los hombres, ni en ninguna otra criatura; que si yo pensase de poderlo hallar, ningún trabajo me sería grande. [...] Le venían muchas tentaciones con grande ímpetu para echarse de un agujero grande que aquella su cámara tenía. Mas conociendo que era pecado matarse, tornaba a gritar: Señor, no haré cosa que te ofenda.

 

Un pequeño respiro en el camino.

Determinóse Ignacio de Loyola que ni comería ni bebería hasta que Dios le proveyese o que se viese ya del todo cercana la muerte, siguiendo con  ejercicios y oficios, hasta librarse de aquellos escrúpulos. Más venido el otro domingo le dijo a su confesor cómo en aquella semana no había comido nada. El confesor le mandó que rompiese aquella abstinencia; y aunque con fuerzas todavía, obedesció al confesor, y se halló aquel día y el otro libre de escrúpulos.

 

Pensando de nuevo en los homosexuales que se suicidan.

Libróse Ignacio de Loyola de sus escrúpulos el día aquel y el siguiente, tras hacer ayuno y abstinencia. Mas el tercero día, estando en oración, se comenzó acordar de los pecados; y así como una cosa que se iba enhilando, iba pensando de pecado en pecado del tiempo pasado, pareciéndole que era obligado otra vez a confesallos. Mas en la fin destos pensamientos le vinieron unos desgustos de la vida que hacía, con algunos ímpetus de dejalla.

 

Con certeza de que Dios le libró por su misericordia.

Tras volverle a Ignacio de Loyola los desgustos de la vida que hacía, con algunos ímpetus de dejalla, quiso con esto el Señor, que despertó como de sueño. Y como ya tenía alguna experiencia de la diversidad de espíritus, así se determinó con grande claridad de no confesar más ninguna cosa de las pasadas; y así de aquel día adelante quedó libre de aquellos escrúpulos, teniendo por cierto que nuestro Señor le había querido librar por su misericordia.

Canto: Abro mi ser.

 

Sobre la vida contemplativa.

La vida contemplativa no pretende poner la vida en "clausura", desentendiéndose de la realidad, sino que busca que la contemplación del paso de Dios por la historia sea un estilo de vida, una forma de estar en el mundo. Buscando mirar y sentir el devenir cotidiano, en lo bueno y en lo malo, con los ojos y el corazón de Dios mismo (Sor Lucía Caram).

 

Timoteo 1, 12: Doy gracias a nuestro Señor Jesucristo, porque me ha fortalecido y me ha considerado digno de confianza, llamándome a su servicio a pesar de mis blasfemias, persecuciones e insolencias anteriores. Pero fui tratado con misericordia, porque cuando no tenía fe, actuaba así por ignorancia [...] Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el peor de ellos. Si encontré misericordia, fue para que Jesucristo demostrara en mí toda su paciencia, poniéndome como ejemplo de los que van a creer en él para alcanzar la Vida eterna.

 

Espacio de reflexión y contemplación (rato de silencio de 10 minutos).

 

Espacio para compartir reflexiones, peticiones, vivencias y acciones de gracias.

 

Padrenuestro.

 

Oración comunitaria:

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.

 

2014-10-16 Oración Ecuménica: Acción de Gracias

Ven Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, Llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

Envía, Señor, tu Espíritu. Que renueve la faz de la Tierra.

SALMO 137

Coro 1.

 Te doy gracias, Señor, de todo corazón;

Delante de los ángeles tañeré para ti,

Me postraré hacia tu santuario,

Daré gracias a tu nombre:

Coro 2

Por tu misericordia y tu lealtad,

Porque tu promesa supera a tu fama;

Cuando te invoqué, me escuchaste,

Acreciste el valor en mi alma.

Coro 1

Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra, al escuchar el oráculo de tu boca; canten los caminos del Señor, porque la gloria del Señor es grande.

Coro 2

El Señor es sublime, se fija en el humilde, y de lejos conoce al soberbio. Cuando camino entre peligros, me conservas la vida; extiendes tu brazo contra la ira de mi enemigo, y tu derecha me salva.

Coro 1

El Señor completará sus favores conmigo: Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

Textos bíblicos

Filipenses 4:6-7

"Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús."

1 Timoteo 2:1-3

"Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que tienen autoridad, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Esto es bueno y agradable delante de Dios, nuestro Salvador"

Colosenses 4:2 "Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias."

Escucha en el silencio 10´

*Peticiones, acciones de gracias.

PadreNuestro

Oracion Comunitarias:

 

Bendición mutua

Que el Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén 

 

Descarga AQUÍ el Word original. 

2014-10-23 Oración ecuménica: La Esperanza

“La Esperanza es a la vida algo asi como el agua es la naturaleza y a los sembrados. Sin agua se mueren los campos y las flores; sin ESPERANZA se agosta y muere la vida. Necesitamos de la Esperanza como la primavera necesita la lluvia y el sol.”

Canto: Mi esperanza.

¿Cuál es la fuente de la esperanza cristiana?

En un tiempo donde nos cuesta encontrar razones para esperar, aquellos que depositan su confianza en el Dios de la Biblia  tienen más que nunca el deber de justificar su esperanza delante de aquellos que les piden cuentas (1 Pedro 3, 15).

En ellos está el querer captar aquello que la esperanza de la fe tiene de específico para poder vivir. O incluso si por definición, la esperanza apunta hacia el porvenir, para la Biblia, ella se arraiga en el hoy de Dios.

En la Carta 2003, el hermano Roger recuerda: «La fuente de la esperanza está en Dios que solo puede amar y que nos busca incansablemente.» En Las Escrituras hebraicas, esta Fuente misteriosa de la vida que nosotros llamamos Dios se da a conocer porque llama a los humanos para entrar en una relación con El: El establece una alianza con ellos. La Biblia define las características de la Alianza con dos palabras del hebreo: hesed y emet

(por ejem. Éxodo 34,6 ; Salmo 25, 10 ; 40, 11-12 ; 85,11). En general, lo traducimos por «amor» y «fidelidad».

Estos nos dicen primero que Dios es bondad y misericordia desbordantes para cuidar de los suyos y, en segundo lugar, Dios no abandonará nunca a aquellos que El ha llamado para entrar en su comunión. Ahí está la fuente de la esperanza bíblica. Si Dios es bueno y si no cambia nunca su actitud ni nos abandona jamás, entonces, sean cuales sean las dificultades – si el mundo tal y como lo vemos está tan lejos de la justicia, de la paz, de la solidaridad y de la compasión- para los creyentes esta no es una situación definitiva. En su fe en Dios, los creyentes empujan la esperanza de un mundo según la voluntad de Dios o, dicho de otro modo, según su amor.

En la Biblia, esta esperanza es a menudo expresada con la noción de promesa. Cuando Dios entra en relación con los humanos, generalmente, va al mismo tiempo unido con la promesa de una vida más grande. Esto comienza ya en la historia de Abraham:  «Yo te bendeciré, dice el Dios de Abraham. Y por ti se bendecirán todas las familias de la tierra» (Génesis 12, 2-3). Una promesa es una realidad dinámica que abre nuevas posibilidades en la vida humana. Esta promesa mira hacia lo venidero, pero se arraiga en una relación con Dios que me habla aquí mismo, que me llama a hacer elecciones concretas en mi vida. Las semillas del futuro se encuentran en una relación presente con Dios.
 
Este arraigue en el presente se vuelve incluso más fuerte con la venida de Jesús el Cristo. En EL, dice San Pablo, todas las promesas de Dios son ya una realidad (2 Corintios 1,20). Desde luego, no se refiere únicamente a un hombre que vivió en Palestina hace 2000 años. Para los cristianos, Jesús es el
 Resucitado que está con nosotros hoy en día. «Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin de los tiempos» (Mateo 28,20).
 
Otro texto de San Pablo es mucho más claro: «La esperanza no decepciona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros
corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado.» (Romanos 5,5) Lejos de ser un deseo para el futuro sin garantía de realización, la esperanza cristiana es la presencia del amor divino en persona, el Espíritu Santo, caudal de vida que nos lleva hacia el océano de una comunión en plenitud.
 Canto: Abro mi ser


Mateo 12- 20:21
 
No romperá la caña cascada y no apagará la mecha humeante hasta que haga triunfar la justicia. En EL pondrán las gentes su esperanza

¿Cómo vivir de la espranza cristiana?

La esperanza bíblica y cristiana no significa una vida en las nubes, el sueño de un mundo mejor. Ella no es una proyección de aquello que quisiéramos ser o hacer. Ella nos lleva a ver las semillas de este nuevo mundo ya presente hoy en día, a causa de la identidad de nuestro Dios, a causa de la vida, de la muerte y resurrección de Jesucristo.

Esta esperanza es incluso una fuente de energía para vivir de otra manera, para no seguir los valores de una sociedad fundada  sobre el deseo de posesión y competición. En la Biblia, la promesa divina no nos pide sentarnos y esperar pasivamente a que ella se realice, como por arte de magia. Antes de hablar a Abraham de una vida en plenitud ofrecida, Dios le dice:«Deja tu país y tu casa a la tierra que yo te mostraré» (Génesis 12,1). Para entrar en la promesa de Dios, Abraham es llamado a hacer de su vida una peregrinación, a vivir un nuevo comienzo. Bajo el impulso del Espíritu de Cristo, los cristianos viven una solidarida profunda con la humanidad cortada de sus raíces en Dios.

Escribiendo a los Romanos, San Pablo evoca los sufrimientos de la creación en espera, los compara con los dolores de parto. Después continua: «Nosotros también, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente.» (Romanos 8, 18-23) Nuestra fe no nos sitúa en una posición privilegiada, fuera del mundo, sino que nosotros «gemimos» con el mundo, compartiendo su dolor, pero vivimos esta situación en la esperanza, sabiendo que en Cristo, «las tinieblas pasan y la luz verdadera brilla ya» (1 Juan 2, 8).
 Esperar, es primeramente descubrir en las profundidades de nuestros días una Vida que continua y que no puede parar. Acoger esta Vida incluso con un sí de todo nuestro ser. Y lanzándonos en esta Vida, somos conducidos a poner, aquí y ahora, en medio de los azares de nuestra vida en sociedad, signos de un porvenir distinto, semillas de un nuevo mundo que, a su momento traerán su fruto. Desde sus comienzos, la esperanza cristiana ha encendido un fuego sobre la tierra.
 
Canto: El Espíritu de Dios sobre mi.

 

ORACIÓN DE ESPERANZA(todos)
 

Cristo, Hijo de Dios redentor de la humanidad y ejemplo de mansedumbre y humildad, infiltra en mi ánimo la energía suficiente, para que la ESPERANZA sea el bálsamo confortable que me ayude a cumplir dignamente el destino de mi vida”.
 

Espacio de reflexión y contemplación (rato de silencio de 10 minutos).
 
Espacio para compartir reflexiones, peticiones, vivencias y acciones de gracias.
 
 
Padrenuestro.
 
Oración Comunitaria;
 
 Bendición Comunitaria:
El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

 

DESCÁRGATE AQUÍ EL FORMATO WORD ORIGINAL.

2014-10-30 Oración Ecuménica: San Francisco, un santo ecuménico.

Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.

 

 

 

Canto: 

Francisco ha quedado como aquél que, en su espíritu de pobreza y desprendimiento, probablemente más se pareció a Jesús en la historia de la cristiandad. El "Pobre de Asís" sigue conmoviendo por su capacidad infinita de reconciliación con todo y con todos, respetado no sólo por creyentes de todas las religiones, sino también por no creyentes. Es, quizás, el santo más ecuménico, razón por la cual se realizaron encuentros interreligiosos mundiales en Asís, la "ciudad de Francisco".

ORACIÓN DE LA SENCILLEZ  Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: donde haya odio, ponga yo amor,donde haya ofensa, ponga yo perdón,donde haya discordia, ponga yo unión,donde haya error, ponga yo verdad,donde haya duda, ponga yo la fe, donde haya desesperación, ponga yo esperanza, donde haya tinieblas, ponga yo luz, donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh Maestro, que no busque yo tanto ser consolado como consolar, ser comprendido como comprender, ser amado como amar.

Porque dando se recibe,

olvidando se encuentra,

perdonando se es perdonado,

y muriendo se resucita a la vida eterna.

 

 Canto: "Alleluia slava tiebe"

Evangelio: Mateo 5:3-12

 “Bienaventurados (Felices) los y las pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.  "Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.  “Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.  “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.  “Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.  “Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.  “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.  “Bienaventurados aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. "Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de Mí. Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes. 

Reflexión sobre las bienaventuranzas

Mucho se ha escrito sobre las bienaventuranzas, uno de los textos más sublimes de la literatura bíblica. Presentamos, telegráficamente, algunos rasgos de cada una de ellas.

La primera tiene un tono programático. Los pobres son los destinatarios primeros y primordiales del evangelio. La pobreza, en lenguaje bíblico, es una situación de carencia y dependencia absolutas, y, a la vez, de confianza plena en las manos de Dios. «Pobre de espíritu» es quien en su necesidad absoluta, confía y se abandona en Dios. Si el Reino es (presente) de los pobres, para encontrar a Dios hemos de ir, necesariamente, a los pobres.

La segunda habla de la tristeza y el sufrimiento de quien vive la distancia entre la realidad y la utopía del Reino. Sufre al experimentar que Dios parece olvidar su promesa de salvación. El consuelo llegará al saber que este Dios nunca abandona, que se hace garante de la vida, en el presente y en el futuro.

La tercera está conectada con la primera: «pobres» y «sencillos» son categorías intercambiables. La sencillez es lo opuesto a la soberbia, al orgullo. Es el sometimiento a Dios, y la relación misericordiosa con los hombres. El mejor modelo lo encontramos en Jesús.

La cuarta introduce un concepto clave en el evangelio de Mateo: la justicia. Se entiende como el modo correcto de relacionarse con Dios y con los demás. ¿Quiénes «tienen hambre y sed de justicia»?: los que buscan el Reino de Dios en obediencia a su voluntad; y, los que en la relación con los otros actúan con misericordia.

La quinta. La misericordia se identifica con el actuar salvífico de Dios en la historia a favor de la humanidad sufriente. Ser misericordioso responde a una relación de fidelidad asociada siempre al hacer histórico-salvífico de Dios. El discípulo puede actuar con misericordia porque se sabe objeto de misericordia y perdón.

La sexta. En la mentalidad bíblica el corazón es el centro vital, el lugar donde se toman las decisiones más hondas. La «limpieza de corazón» es una dimensión ética en la relación con Dios y con los demás: decidirse operativamente por Dios, superando una relación farisaica, y por el prójimo, en una relación de misericordia.

La séptima conecta con el bien mesiánico por excelencia: la paz, que es plenitud de, vida, alegría, justicia... Ser «constructores de paz» es otro aspecto de la misericordia y el perdón, a imagen de Dios. La auténtica relación con los otros deriva de la relación con Dios. Ser «hacedores de paz» nos convierte en «hijos de Dios».

La octava recoge elementos de la primera y la cuarta, y es una “introducción” a la novena. En Mateo la persecución es una dimensión constitutiva del discipulado. En la relación de fidelidad a Dios es normal sufrir persecución. Lo importante es la motivación: «a causa de la justicia».

La novena rompe el ritmo del conjunto, profundizando lo ya dicho. Se ha hablado de persecución «a causa de la justicia» (fidelidad a Dios); ahora será «por ser mis discípulos» (fidelidad a Jesús). Anteriormente se dirigió a los discípulos en general (“ellos”); ahora se dirige a un “vosotros”, en el que todo discípulo está implicado directa y personalmente.  Óscar de la Fuente (FranciscanosValladolid.Franciscanos Valladolid)FranciscanosValladolid.

Canto: : "Bogoroditse Dievo"

Espacio de reflexión y contemplación (rato de silencio de 10 minutos).
 
Espacio para compartir reflexiones, peticiones, vivencias y acciones de gracias.
  
Padrenuestro.
 
Oración Comunitaria:


Bendición Comunitaria: El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

2014-11-04 Oración Testimonial: "Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él"

Telemadrid nos ha pedido hacer un pequeño reportaje sobre nuestra comunidad cristiana LGTB + H. Les pareció interesante poder dar testimonio de una comunidad cristiana LGTB + H que vive con normalidad la relación fe-orientación sexual.
Nos pareció una propuesta seria y una ocasión importante para dar testimonio de nuestra vivencia en una cadena pública que además es de Madrid.

Por todo ello, celebramos una oración testimonial para dicho reportaje el martes 4 de noviembre. También se entrevistó a algunos miembros de Crismhom.
Nuestra normalización e integración en el seno de las iglesias y la sociedad se hace con el testimonio real. Este gesto puede valer más que mil discursos.

EL TEXTO DE LA ORACIÓN PARA DESCARGAR AL FINAL DE LA PAGINA

Testimonio de Margarita: Socia comprometida de Crismhom 

Testimonio de Fanny: Socia comprometida de Crismhom 

Testimonio de Jesús: Socio comprometido de Crismhom 

Testimonio de Oscar Manuel: Socio comprometido de Crismhom 

Testimonio de Manuel: Socio comprometido de Crismhom 

Testimonio de Norberto: Socio comprometido de Crismhom 

AdjuntoTamaño
4-11-2014 Oracion_testimonial.pdf51.18 KB

2014-11-06 Oración Ecuménica Luz y Faro

 INVOCACIÓN:   (Todos) Señor: hoy nos reunimos en comunidad para adentrarnos en tu misterio, para renovar nuestra alianza como hijas e hijos tuyos.  Te buscamos, queremos que seas nuestra luz. Queremos que habites en nuestro interior, que seas el faro que nos guíe. Que Crismhom siga siendo una casa abierta a los hermanos LGTB, una comunidad feliz aún en las dificultades y un espacio abierto a la vida y a la acción de Dios.

CANTO:   VEN ESPIRITU DE DIOS


 

SALMO 40: (Todos - a dos coros)

Esperé confiadamente en el Señor:                       

él se inclinó hacia mí

y escuchó mi clamor.

Me sacó de la fosa infernal,

del barro cenagoso;

afianzó mis pies sobre la roca

y afirmó mis pasos.

Puso en mi boca un canto nuevo,

un himno a nuestro Dios.

Muchos, al ver esto, temerán

y confiarán en el Señor.

¡Feliz el que pone en el Señor

toda su confianza,

y no se vuelve hacia los rebeldes

que se extravían tras la mentira!

¡Cuántas maravillas has realizado,

Señor, Dios mío!

Por tus designios en favor nuestro,

nadie se te puede comparar.

Quisiera anunciarlos y proclamarlos,

pero son innumerables.

 

LECTURAS

Evangelio: Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los cielos, y se vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y dirigirse hacia él. Y se oyó una voz del cielo que decía: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección"

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio.

Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre.

Y el tentador, acercándose, le dijo: "Si tú eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes".

Jesús le respondió: "Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 3, 16 – 4, 4).

Canto: Al amor más sincero


 

Vuestra soy, para vos nací(Santa Teresa de Ávila - extracto)

Si queréis, dadme oración,

si no, dadme sequedad,

si abundancia y devoción,

y si no esterilidad.

Soberana Majestad,

sólo hallo paz aquí:

¿qué mandáis hacer de mí?

 

Dadme, pues, sabiduría,

o por amor, ignorancia;

dadme años de abundancia,

o de hambre y carestía;

dad tiniebla o claro día,

revolvedme aquí o allí:

¿qué mandáis hacer de mí?

 

Si queréis que esté holgando,

quiero por amor holgar.

Si me mandáis trabajar,

morir quiero trabajando.

Decid, ¿dónde, cómo y cuándo?

Decid, dulce Amor, decid:

¿qué mandáis hacer de mí?

 

Dadme Calvario o Tabor,

desierto o tierra abundosa;

sea Job en el dolor,

o Juan que al pecho reposa;

sea viña fructuosa

o estéril, si cumple así:

¿qué mandáis hacer de mí?

 

SILENCIO

 

COMPARTIR, PETICIONES, ACCION DE GRACIAS….

 

CANTO:   NADA TE TURBE

 

PADRENUESTRO

Oración Comunitaria:

 

BENDICIÓNEl Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros. Vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas. Amén.

 

Descárgate aquí el formato Word original. 

2014-11-13 Oración Ecuménica Cristian@s de Madrid Homosexuales: CRISMHOM

Cristian@s de Madrid Homosexuales: CRISMHOM

He pedido esta oración hace como 3 meses. Porque? Porque hace un año en este mismo espacio de oración de los jueves,  la comunidad me ha acogido como socio comprometido de Crismhom. En estos 3 meses el tema de la oración ha ido variando, como varia la misma vida. En un año he pasado por distintas vivencias en esta asociación – comunidad cristiana. Y tal vez tuvo que pasar 365 días para que aquello que sintió mi alma que Dios le pedía en un momento, y a lo que mi naturaleza se resistió, se convirtiera en una unidad de entrega y servicio. Dios lo sabe mejor que nosotr@s! Bendigamos al Señor!

Que es Crismhom? Una asociación civil con un proyecto concreto: Construir una comunidad cristiana en la tolerancia y el respeto mutuo. No creemos en el miedo a lo diferente sino en el  amor a la plenitud de lo diverso. En Crismhom somos divers@s y la construcción de la unidad se logra en el respeto a la diferencia de mi hermano/a

En CRISMHOM somos Cristian@s Lesbianas y Gays

…Y le avisaron: Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren verte. Pero respondiendo Jesús, les dijo: Mi madre y mis hermanos son estos que oyen la palabra de Dios y la hacen.

 Video: Socio comprometido Jesús

En CRISMHOM somos Cristian@s Bisexuales y Transexuales.

Y Rut respondió a Noemí…: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque dondequiera que tú fueres, iré yo; y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.

Y  David dijo… Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce: Más maravilloso me fue tu amor, que el amor de las mujeres. Y aconteció que cuando él acabó de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada al alma de David, y Jonatán lo amó como a sí mismo.

Video: Socia comprometida Fanny

Canto: Al amor más sincero

Me he preguntado en este tiempo: Que es ser soci@ comprometido de Crismhom?

Creo que es una declaración de principios. Es conocer un espacio de comunidad, un proyecto de Dios,  y ser consciente que su construcción sin nosotr@s no sería lo mismo. Que sin nuestra entrega y servicio, a la construcción le faltará un ladrillo. Dios necesita de nuestras manos para crear Reino y comprometerse es decirle: Si, Hágase en mi según tu palabra..

En CRISMHOM somos Heterosexuales inclusivos

Y Pablo dijo… Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación.  Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.

 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

 Que el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Video: Socia comprometida Margarita

 Video: Socio comprometido Manuel

Meditación y silencio    10´                 

Peticiones y acciones de gracias        

Padre nuestro   

Desarrollando los valores cristianos crearemos la común unidad y  con el compromiso de estar aquí, con el servicio de DAR esos valores, estaremos construyendo comunidad, estaremos construyendo Crismhom. ASI SEA.

Oración Comunitaria

BENDICIÓN El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros. Vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas. Amén.

2014-11-20 ORAR CON DIETRICH BONHOEFFER

Introduccion: "La Iglesia permanecía muda, cuando tenía que haber gritado... La Iglesia reconoce haber sido testigo del abuso de la violencia brutal, del sufrimiento físico y psíquico de un sinfín de inocentes, de la opresión, el odio y el homicidio, sin haber alzado su voz por ellos, sin haber encontrado los medios de acudir en su ayuda. Es culpable de las vidas de los hermanos más débiles e indefensos de Jesucristo".

Dietrich Bonhoeffernació en Breslau, Alemania el 4 de febrero de 1906 en el seno de una familia de la alta burguesía prusiana que integraba la élite cultural berlinesa. Su padre, Karl Ludwig Bonhoeffer (1868-1948), era profesor de psiquiatría y neurología, director de la clínica psiquiátrica de la Universidad de Breslau; y su madre, la pianista Paula von Hase, nieta del teólogo Karl von Hase —predicador de la corte del Kaiser Guillermo II—La familia se mudó a Berlín en 1906, donde su padre ocupó la cátedra más importante de psiquiatría y neurología de Alemania

A los 17 años comienza sus estudios de teología en la Universidad de Tubinga y 2 años después los continúa en la Universidad de Berlín. En 1927, a la edad de 21 años, se doctoró con distinción summa cum laude con la tesis Sanctorum communio, la que el teólogo Karl Barth consideró como un milagro teológico.

El 11 de noviembre de 1931, a la edad de 25 años, es ordenado como pastor luterano.

En la Universidad de Berlín enseñó Teología y escribió varios libros. Opuesto firmemente al nazismo y a la claudicación de las iglesias alemanas frente a Hitler, participó junto con Karl Barth, Martin Niemöller y otros en la fundación de la Bekennende Kirche (Iglesia Confesante o Iglesia de la Confesión, de teología luterana pero no oficial). En abril de 1933, en una conferencia ante los pastores berlineses, Bonhoeffer insistió en que la resistencia política se hacía imprescindible.

 Tras una estancia en Londres, volvió a Alemania para encabezar un seminario ilegal para pastores de la Iglesia Confesante, en Finkenwalde ,Pomerania. Allí conoció a Maria von Wedemeyer, que sería su prometida.

La Gestapo clausuró el seminario en 1937 y le prohibió predicar, enseñar y finalmente hablar en público. La resistencia, con la que colaboraba Bonhoeffer, era activa desde antes de la Segunda Guerra Mundial. Durante este período, Bonhoeffer , trabajó mano a mano con numerosos opositores a Hitler.

Escapó a los Estados Unidos brevemente y retornó a Alemania en uno de los últimos barcos que hicieron la travesía antes del comienzo de las hostilidades.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bonhoeffer desempeñó un papel clave de acaudillamiento en la Iglesia de la Confesión, que se oponía a las políticas antisemitas de Hitler. Estaba entre aquellos que apelaban a la abierta resistencia de la Iglesia al tratamiento que Hitler daba a los judíos. Aunque la Iglesia de la Confesión no era grande, representaba un foco considerable de oposición cristiana al régimen nazi en Alemania.

En 1939 se unió a un grupo clandestino de la resistencia, que incluía militares de alto rango con base en  la Abwehr, la Oficina de Inteligencia Militar, quienes, encabezados por el almirante Wilhelm Canaris, querían derrocar el régimen nacionalsocialista de Hitler.

Lo arrestaron en abril de 1943, Fue acusado de conspiración y encerrado en la cárcel de Tegel, en Berlín, durante un año y medio.

Tras el infructuoso atentado del 20 de julio de 1944, Bonhoeffer fue acusado de complicidad por sus conexiones con los conspiradores, algunos de los cuales eran familiares suyos, como su tío, el comandante de la ciudad de Berlín, Paul von Hase, ejecutado el 8 de agosto de 1944.

El 8 de octubre fue trasladado a la prisión de la Gestapo en la calle Prinz-Albrecht para interrogarlo y el 7 de febrero de 1945 al campo de concentración de Buchenwald. En abril de 1945 fue llevado al Campo de concentración de Flossenbürg.

El 8 de abril de 1945 se condenó a la horca a Dietrich Bonhoeffer .En el amanecer del 9 de abril, Bonhoeffer, que el día anterior -domingo de cuasimodo- había dirigido un servicio religioso a petición de los demás presos, fue ejecutado en la horca. Debió desnudarse para subir al cadalso. Sus últimas palabras fueron "Este es el fin; para mí el principio de la vida". El doctor del campo -testigo de la ejecución- anotó "Se arrodilló a orar antes de subir los escalones del cadalso, valiente y sereno. En los cincuenta años que he trabajado como doctor nunca vi morir un hombre tan entregado a la voluntad de Dios".

CANTO:  De Noche iremos

Oración matutina:

¡Oh Dios! A ti te invoco al inicio del día./ Ayúdame a orar y a concentrar mis pensamientos en ti;/ no lo puedo a solas. // Reina en mí la oscuridad, pero en ti está la luz;/ estoy solo, pero tú no me abandonas;/ estoy desalentado, pero en ti está la ayuda;/ estoy intranquilo, pero en ti está la paz;/la amargura me domina, pero en ti está la paciencia; / no comprendo tus caminos, pero tú sabes el camino para mí.

Resistencia y sumisión

Ante Dios, desde una profunda confianza en su fidelidad, en sus promesas, Bonhoeffer, siente y propone como única respuesta, la sumisión, la esperanza, la paciencia. Pero, sometidos, confiados sin reservas al Dios que nos premia cada día con una fe renovada, la realidad es afrontada con decisión. Es en el entramado de la vida real donde aprendemos a creer porque es en medio de la vida donde encontramos a Dios, sin escamotear el más acá antes de tiempo. Junto a la confianza en Dios mostrada en la oración, el cristiano no tiene otra tarea que actuar en justicia, es decir, participar en la resistencia contra el mal y el dolor, aunque sea soportando en la propia vida, mal y dolor.

CANTO: El alma que anda en amor 

 

Oración ( a dos coros )

Solo ante Ti, que sondeas todo ser, / solo ante Ti, somos pecadores.

Temerosos de sufrir y pobres en actos, /te hemos traicionado ante los hombres.

Vimos como alzaba la cabeza la mentira, / y no dimos honor a la verdad.

Vimos a hermanos en el mayor apuro,/ y solo temimos nuestra propia muerte.

Nos presentamos ante Ti como hombres,/ como confesores de nuestros pecados

Señor, tras estos tiempos agitados,/ danos tiempos de protección.

Y tras tantos extravíos,/ déjanos ver despuntar el alba.

Hasta donde alcance nuestra mirada,/haz que el camino nos lo abra tu Palabra

Hasta que extingas nuestra culpa/ haz que seamos pacientes.

En silencio queremos prepararnos/hasta que nos llames a unos tiempos nuevos.

Hasta que apacigües tormentas y oleajes,/ y tu voluntad cumpla milagros.

Hermano, hasta que la noche fenezca, /reza por mí.

 

Una fe no religiosa

La mundanidad del mundo y de la fe, la comprensión autónoma de la realidad desde la razón moderna exigen una interpretación no religiosa de la fe. La religión sería un revestimiento metafísico y funcional. La fe es encontrarse con Cristo y seguirle. La fe y la iglesia están volcadas al compromiso ético de la solidaridad y la justicia porque su único punto de encuentro con el Dios que las sostiene es Cristo, viviendo y muriendo para los demás, sin hacer de Dios una trampilla por la que escapar de nuestra realidad….Cristo es lo que es, por y para nosotros, por eso es respuesta de Dios al hombre, por eso es el camino del hombre a Dios.

Mi desconfianza y mi miedo ante la ‘religiosidad’ se han acrecentado aquí más que nunca, sencillamente porque el cristiano no es un ‘homo religiosus’, sino un hombre, tal como Jesús. Es, por tanto, un hombre que sabe que Dios no es aquel que cumple todos nuestros deseos, sino quien realiza todas sus promesas.

 

CANTO: Muéveme mi Dios hacia Tí

 

No solo la acción, sino también el sufrimiento es un camino hacia la libertad. En el sufrimiento la liberación consiste en que uno puede dejar por completo su propia causa en manos de Dios.

Evangelio( Juan 20, 3-8)

Pedro y el otro discípulo salieron para el sepulcro. Los dos corrían juntos, pero como el otro discípulo corría más que Pedro, se le adelantó y llegó primero; asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, pero no entró. Simón Pedro llegó detrás, entró en el sepulcro y vio las vendas en el suelo; el sudario en que le habían envuelto la cabeza no estaba en el suelo con las vendas, sino enrollado aparte. Entonces entró también el discípulo que había llegado primero y, al ver aquello, creyó.

 

SILENCIO ( Música del Cuarteto para el Fin de los Tiempos: Alabanza a la inmortalidad de Jesús de Olivier Messiaen )

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR

PADRE NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA y BENDICIÓN: 

CANTO: Ubi caritas

2014-12-04: Adviento

Ya viene, ya se siente, está cercano el Amigo, el Salvador; viene a buscarnos y liberarnos de nuestra oscura noche.

El que dijo “Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré.”

No hay persona que pueda decir estas palabras fuera de Jesus.

Podemos, tal vez, decirlas para algunas personas muy relacionadas con nosotros, pero decírselas de verdad a todas nos resulta imposible.

Solamente Cristo puede decir estas palabras, porque Cristo es hermano nuestro y Padre de todos y cada uno de sus hijos.

Nos dice también que su carga es ligera y que confiemos en El para imitarle, que ese yugo se nos hará ligero y fácil de llevar.

No nos promete quitarnos de encima nuestro yugo, pero si nos promete su fortaleza para llevarlo con facilidad, incluso con alegría.

Para algunos el Evangelio se les ha convertido en un yugo pesado, no ven en el mas que molestias.

A estos podríamos preguntarles: ¿pero qué Evangelio os han predicado?. Ciertamente no el de Cristo. 

Ciertamente no la Buena Nueva  de Cristo.

El Evangelio de Cristo es anuncio de Salvación, noticia gozosa de vida plena, de tu vida, y proclamación gozosa del amor del Dios.

Ya viene, ya llega, se le siente cercano, está en nosotros el Salvador.

Canto

 

1ª lectura.       Isaías,  7, 10-14 la joven encinta.

 

            El Señor dijo también a Acaz: “pide al Señor tu Dios que haga un milagro que te sirva de señal, ya sea abajo en lo más profundo o arriba en lo más alto”.

            Acaz contesto: “No, yo no pondré a prueba al Señor pidiéndole una señal.”

            Entonces Isaias dijo:

Escuchad vosotros, los de la casa real de David.

¿Os parece poco molestar a los hombres, que también queréis molestar a Dios?

Pues el Señor mismo os va a dar una señal:

            La virgen esta encinta y va a tener un hijo, al que pondrá por nombre Emanuel. (Dios está con nosotros).

 

                                   Silencio

 

2ª lectura      Lucas 1, 26-38

 

            A los seis meses envió Dios al ángel Gabriel, a un pueblo de Galilea, llamado Nazaret, a visitar a una mujer virgen llamada Maria, que estaba comprometida para casarse con un hombre llamado Jose, descendiente del Rey David.

El ángel entró donde ella estaba, y le dijo:

-¡Te saludo, favorecida de Dios! el Señor está contigo.

Cuando vio al ángel, se sorprendió de sus palabras, y se preguntaba que significaría aquel saludo.

El ángel le dijo:

 -María no tengas miedo, pues tu gozas del favor de Dios. Te vas a quedar encinta: tendrás un hijo, y le pondrás por nombre Jesus. Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo; y Dios el Señor lo hará rey, como a su antepasado David, para que reine por siempre en la nación de Israel. Su reinado no tendrá fin.

 Maria preguntó al ángel:

 -¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?

El ángel le contesto -El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo descansará sobre ti como una nube. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo el Hijo de Dios. También tu parienta Isabel va a tener un hijo, a pesar de que es anciana; la que decían que no podía tener hijos, esta encinta desde hace seis mesess. Para Dios no hay nada imposible .

Entonces Maria dijo:  -Soy la esclava del Señor: ¡Que Dios haga conmigo como me has dicho! Con esto el ángel se retiró.

 

                                   Silencio

 

 

3ª lectura  Apocalipsis 3, 19-21

 

            Yo reprendo y corrijo a los que amo. Por tanto sé fiel y conviértete a Dios.

            Mira, estoy llamando a la puerta: si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré y cenaremos juntos.

            A los vencedores les daré un lugar conmigo en mi trono, así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono.

 

            ¡Quien tenga oídos, escuche lo que el Espíritu Santo dice a las iglesias!”

 

                                   Silencio

 

 

Meditación 10’

 

Ecos de las lecturas,

 

Acción de gracias y rogativas.

 

Oración comunitaria.

 

Padre Nuestro

 

Bendición.

            El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su Rostro y tenga misericordia de nosotros. Vuelva su Rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas, amen.

    

Sed felices, quereos mucho, cuidad un@s de otr@s.

Dad gracias constantemente a Dios, bendecid su Nombre.

2014-12-11: MARANA THA: ¡Ven, Señor Jesús! - Oración de Adviento

VEN, SEÑOR, LÍBRANOS.

VEN TU PUEBLO A REDIMIR: LA ESPERANZA BRILLARÁ.

¡ VEN, SEÑOR JESÚS ! ¿ES REALISTA HOY PROPONER QUE RENAZCA LA ESPERANZA?

YOLANDA CHÁVEZ, LOS ÁNGELES (USA)

 “Estamos en Adviento: ¡Qué rápido se fue el año! ¿No le da miedo Yolanda?”, exclamó una de mis compañeras en una de las sesiones de catequesis en nuestra comunidad parroquial en días pasados…

¡Adviento! Como catequista, inmediatamente pensé en el tema, en extraerle todo el sentido práctico al prepararlo, sin palabras vacías o falsas promesas, alejadas de la realidad cotidiana de esos padres de familia que me miran ansiosamente a los ojos, esperando que, esta semana también, les dé un motivo para seguir creyendo en Dios, en medio de todo este sinsentido, en el Dios que les propuse desde el inicio de nuestras sesiones: El Dios de la vida que camina con nosotros.

Así que hice una rápida revisión en mis archivos mentales:

El Jesús que vino, El que viene actualmente, y El que vendrá

Adviento es espera, y la espera carece de sentido en esta época de Internet de alta velocidad…

Adviento es esperanza, y la esperanza no es nada pragmática…

Adviento es anhelo de Utopía, y la Utopía es 'lo que no está en ningún lugar'

Adviento es parusía, y la parusía es el advenimiento glorioso de Jesús al final de los tiempos. Suena tan lejano…

¿Cómo hablar, entonces, del Adviento?

¿Es realista, hoy, proponer que renazca la esperanza y además esperarla durante cuatro domingos, me pregunté?

Luego recordé la frase de un tal Eveling: “Lo más real de lo real, no es la realidad misma, sino sus posibilidades”…

Soy mujer, las mujeres sabemos muy bien sobre la posibilidad de esperar y convertimos, además, la espera en una causa de alegría. Así que les hablé a los padres de familia de sembrar y esperar.

Les propuse sembrar a Dios en nuestra carne para que florezca y una vez florecido en nosotros, llevar esa felicidad, ese amor y esa luz que vienen de Él, a las personas que sufren. Comenzando con los de nuestra familia y los de nuestra comunidad.

Aceptaron, y mientras hacíamos la corona de Adviento, les miré a cada uno:

Sonreían, tenían los ojos llenos de entusiasmo y de esperanza.”                                         (en ECLESALIA, 05/12/14)

 

 

ORACIÓN (todos)

Santa María de la Espera, modela en mí una esperanza contra toda desesperanza,

tú que supiste responder, al instante, a lo que Dios te pedía.

Señor, haz de mí un/a creyente que sepa esperarte, que viva esperándote,

que pueda reconocerte cuando, sin avisar, llegues a la puerta de mi corazón

para pedirme un “sí” como a María. Amén.

 

TEXTO BÍBLICO (2 Cor 1,18-22)

“¡Por la fidelidad de Dios!: la palabra que os dirigimos no es “sí y no”.

Porque el hijo de Dios, Cristo Jesús, a quien os predicamos (…)

no fue “sí y no”, porque en él no hubo más que “sí”.

Pues todas la promesas hechas por Dios han tenido su “sí” en él.

Y por eso decimos por él: “amén”, a la gloria de Dios.

Y es Dios el que nos conforta, juntamente con vosotros, en Cristo

y el que nos ungió y nos marcó con su sello

y nos dio en arras el Espíritu en nuestros corazones.”

 

CANTO:                               

 

POEMA:

 

No, no dejéis cerradas / las puertas de la noche

del viento, del relámpago, / la de lo nunca visto.

Que estén abiertas siempre / ellas, las conocidas.

Y todas, las incógnitas, /las que dan / a los largos caminos

por trazar, en el aire, / a las rutas que están / buscándose su paso

con voluntad oscura / y aún no lo han encontrado / en puntos cardinales.

Poned señales altas, / maravillas, luceros;

que se vea muy bien / que es aquí, que está todo / queriendo recibirla.

Porque puede venir. / Hoy o mañana, o dentro / de mil años, o el día

penúltimo del mundo. / Y todo / tiene que estar tan llano / como la larga espera.

 

La voz a ti debida,

Pedro Salinas (Madrid, 1891-Boston, 1951)

 

TIEMPO DE CONTEMPLACIÓN (10’)

 

TIEMPO DE COMUNIÓN: oración sencilla, breve, comunitaria…

 

ORACIÓN COMÚN:

 

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre

por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a sí mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno más cercano.

Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos Luz y Faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

 

CANTO:

 

La Virgen sueña caminos, está a la espera.

La Virgen sabe que el niño está muy cerca.

De Nazaret a Belén hay una senda:

por ella van los que creen en las promesas.

 

LOS QUE SOÑÁIS Y ESPERÁIS LA BUENA NUEVA:

ABRID LAS PUERTAS AL NIÑO, QUE ESTÁ MUY CERCA.

EL SEÑOR CERCA ESTÁ: ÉL VIENE CON LA PAZ

EL SEÑOR CERCA ESTÁ: ÉL TRAE LA VERDAD.

 

En estos días del año, el pueblo espera,

que venga pronto el Mesías a nuestra tierra.

En la ciudad de Belén, llama a las puertas,      

pregunta en las posadas,

y… no hay respuesta.

 

La tarde ya lo sospecha, está alerta:

el sol le dice a la luna que no se duerma.

A la ciudad de Belén vendrá una estrella,

vendrá con todo el que quiera

cruzar fronteras.

 

PADRENUESTRO

2014-12-25 Navidad

En la oración del 24 de diciembre de 2014, se leyó la carta de felicitación de Santiago Agrelo, obispo de Tánger. No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un salvador, el Mesías, el Señor”.Fijaos en vuestra asamblea: no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; sino que, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor”.

 

Sacramentos de la gloria de Dios

 

A la Iglesia de Dios que peregrina en Tánger

Muy queridos en el Señor: Paz y Bien.

 

Escuchadlo como si nunca lo hubieseis oído: No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un salvador, el Mesías, el Señor”.

Escucha el mensaje y guárdalo en el corazón, porque si Dios es noticia, es noticia el amor, y si el amor es noticia, la noticia es buena.

Si esperas que la alegría llame a las puertas de tu casa, si deseas sentir sobre tu vida la mirada de Dios, si buscas pastor, si necesitas salvador, si sueñas que en tu noche irrumpe con su luz la gloria del cielo, escucha el mensaje y guárdalo en el corazón. Sus palabras te llevarán de la mano a Cristo Jesús, a “la buena noticia”, a“la gran alegría que es para todo el pueblo”; te llevarán a ver lo que has creído, a comulgar lo que has visto, a recibir a tu Salvador, al Mesías, al Señor.

Si esperas, escuchas, crees y comulgas, para ti será Navidad.

La madre Iglesia te toma ahora de la mano para que entres en el misterio de lo que comulgas, en la verdad de lo que celebras.

Escucha lo que unos a otros nos vamos diciendo mientras nos acercamos a la mesa del Señor: La Palabra se hizo carne, y hemos contemplado su gloria”.

 

La Palabra se hizo carne”:

 “La Palabra”, el artífice del universo, la sabiduría que mueve los mundos, Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, esa Palabra eterna “se hizo carne”, debilidad de debilidad, finitud de finitud, Dios despojado de sí mismo, Dios nacido de mujer, Dios niño, Dios emigrante, Dios escondido, Dios empujado hasta la muerte.

Busca en la paradoja la buena noticia que se te da en el misterio de esta noche santa: La fuerza de Dios se ha empadronado en tu debilidad, la santidad de Dios ha puesto su tienda entre los pecadores, el consuelo de Dios le ha dado un abrazo a tus lágrimas, la salvación de Dios ha subido contigo a tu patera, y en el seno de tus lutos ha empezado a gestarse un mundo donde ya no habrá lugar para la muerte.

Esa alegría que se te anuncia para que la comulgues, si la recuerdas nacida en Belén, se llamaba Jesús, y era un niño al que su madre envolvió en pañales y recostó en un pesebre.

Esa misma alegría, si la celebras nacida hoy para ti, la llamarás ‘Mi Salvador’, y es el Mesías, es tu Señor.

 

“Y hemos contemplado su gloria”:

En el niño de María, en la comunidad de los fieles, en los que no tienen el pan de cada día, en hombres, mujeres y niños a los que excluimos de nuestros derechos, en el rostro de los desechados porque no son de los nuestros, en todos ellos reconocemos a la Palabra hecha carne, en todos contemplamos su gloria, y en todos la recibimos con el mismo amor con que la comulgamos en la Eucaristía.

Hemos nombrado sacramentos de la vulnerabilidad de Dios, en los que vemos brillar el resplandor de su gloria: Un niño, una comunidad, un rostro humano, un pan.

Sólo la fe puede ver que la gloria de Dios se ha hecho huésped discreta de ese niño que contemplas recostado en el forraje de un pesebre. Y el corazón te dice que un día tu fe ha de ver esa gloria romper como un torrente de luz por las heridas de un crucificado.

Sólo la fe puede ver la gloria de Dios en el cuerpo humilde de la comunidad eclesial. El apóstol expresó así la realidad del sacramento: “Fijaos en vuestra asamblea: no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; sino que, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor”. Y, sin embargo, esa asamblea que no puede presumir de sí misma, reconoce y agradece la gracia que la ha embellecido, la justicia y la paz que besándose la han besado, la gloria de Dios que la habita; esa asamblea que no cuenta para este mundo, sabe que cuenta para Dios; esa asamblea de excluidos, sabe que está para siempre hospedada en el corazón de Dios.

Sólo la fe puede ver en el pan de la eucaristía, fruto humilde de nuestra tierra y del trabajo del hombre, la gloria de Cristo resucitado, gloria que es fruto de la tierra del Hijo más amado, del Unigénito que se nos ha dado, de su carne labrada por el amor para que tengamos vida y la tengamos en abundancia.

Sólo la fe puede ver en el rostro de los pobres un sacramento de la venida de Cristo a nuestro encuentro. Por la fe podrás decir que “has visto al Señor”, cuando lo hayas abrazado y cuidado en el hambriento, en el sediento, en el abandonado al borde del camino, en el emigrante, en el enfermo, en el encarcelado, en el esclavizado; y si no lo supiese decir tu fe, te lo dirá el Señor cuando él te reciba en la hora en que todo se verá con claridad: “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”.

 

“Alegrémonos todos”:

Lo vas diciendo al entrar en la misa de medianoche con la comunidad a la que perteneces: Alegrémonos todos en el Señor, porque nuestro Salvador ha nacido en el mundo.

Las palabras de esa invitación suenan hermosas y sencillas en el corazón de nuestra asamblea. Mientras las vamos diciendo, unos a otros nos invitamos a la alegría, unos y otros aceptamos la invitación, y todos, creyendo y esperando, escuchando y orando, desde el primer momento de la celebración nos disponemos a oír el evangelio, la noticia más hermosa que jamás se haya podido dar: “A María, que estaba encinta, le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales, y lo recostó en un pesebreHoy, en la ciudad de David, os ha nacido un salvador, el Mesías, el Señor”.

Si te fijas en el sacramento, es un niño. Si te fijas en la gracia, es tu Salvador.

Que nadie quede fuera de nuestra alegría, pues es para todos este sacramento de ternura e inocencia, y nadie ha sido excluido de la gracia que el cielo regala a la tierra.

“Alegrémonos todos”: Lo dice nuestra comunidad reunida para la Eucaristía, lo dice en Cristo y con Cristo, lo dice a una voz con todos los que son de Cristo, con los que están cerca y los que están lejos, con los que viven y también con los que en Cristo han muerto.

“Alegrémonos todos”: No hay vallas que impidan a los pobres la entrada en esta alegría, no hay cuchillas que cierren el camino a quienes buscan la Navidad, no hay leyes de extranjería para quienes llamen con los nudillos de su esperanza a las puertas de nuestra vida.

“Alegrémonos todos”, porque Dios es de todos, y, como documento de entrada en su alegría, todos llevamos la imagen de su Hijo con el sello de su Espíritu. Feliz Navidad.

 

Tánger, 20 de diciembre de 2014.

+ Fr. Santiago Agrelo

Arzobispo de Tánger.

2015

2015-01-08: "Orad sin cesar"

Estad siempre alegres, orad sin cesar, dad gracias en toda circunstancia, porque esto quiere Dios de vosotros como cristianos. No apaguéis el Espíritu, no tengáis en poco los mensajes inspirados; pero examinadlo todo, retened lo que haya de bueno y manteneos lejos de toda clase de mal. ( 1 Tes 5, 16-22 )

CANTO: No adoréis a nadie.

¡ Cuánto te amo, Señor, mi fortaleza!

¡ Señor, mi peña, mi alcázar, mi libertador,

Dios mío, roca mía, refugio mío!

¡ Mi fuerza salvadora, mi baluarte famoso!

Todos: ¡ Cuánto te amo…

Silencio

 

 

Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi interior a su santo nombre.

Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios.

Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades;

él rescata tu vida de la fosa

y te rodea con su misericordia y su cariño;

el sacia de bienes tus anhelos

y como la de un águila se renueva tu juventud.

 

Todos: Bendice, alma mía..

 

Silencio

En el lecho me acuerdo de ti

y velando medito en ti,

porque fuiste mi auxilio,

y a la sombra de tus alas canto con júbilo;

mi alma está unida a ti, y

tu diestra me sostiene.

 

Todos: En el lecho…

Silencio

CANTO: De noche iremos, de noche

Señor, escucha mi oración:

Tú que eres fiel, atiende a mi súplica;

Tú que eres justo, respóndeme.

No llames a juicio a tu siervo,

Pues ningún hombre vivo es inocente frente a ti.

 

Todos: Señor, escucha…

 

Silencio

 

A ti levanto mis ojos, a ti que habitas en el cielo.

Como están los ojos de los esclavos fijos en las manos de sus amos,

como están los ojos de la esclava fijos en las manos de su ama,

así están nuestros ojos fijos en el Señor, Dios nuestro,

esperando su misericordia.

 

Todos: A ti levanto…

 

Silencio

 

Dad gracias al Señor, porque es bueno,

porque es eterno su amor.

Dad gracias al Dios de los dioses,

porque es eterno su amor.

Dad gracias al Señor de los señores,

porque es eterno su amor.

 

Todos: Dad gracias…

 

Silencio

 

Gocémonos , Amado,                                Allí me mostrarías

y vámonos a ver en tu hermosura            aquello que mi alma pretendía,

al monte y al collado                              y luego me darías

do mana el agua pura                             allí, tú vida mía

entrémonos adentro en la espesura         aquello que me diste el otro día

 

Y luego a las subidas                              El aspirar del aire.

cavernas de la piedra nos iremos            el canto de la dulce filomena

que están bien escondidas,                      el soto y su donaire

y allí nos entraremos,                             en la noche serena

y el mosto de granadas gustaremos        con llama que consume y no da pena.

 

 

                                                                                               

CANTO: Cristo, maravilloso eres tú.

EVANGELIO: ( Mt 6, 22-33)

En seguida obligó a los discípulos a que se embarcaran y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedirla subió al monte para orar a solas. Al anochecer seguía allí solo.

Mientras tanto la barca iba ya muy lejos de tierra, maltratada por las olas, porque llevaba viento contrario. De madrugada se les acercó Jesús andando por el lago. Los discípulos, viéndolo andar por el lago, se asustaron diciendo que era un fantasma, y daban gritos de miedo.

Jesús les habló en seguida: - Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!

Pedro le contestó: - Señor, si eres tú, mándame acercarme a ti andando sobre el agua.

Él le dijo:-Ven

Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua acercándose a Jesús; pero al sentir la fuerza del viento le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: -¡ Sálvame Señor!

Pero Jesús extendió en seguida la mano, lo agarró y le dijo:- ¡ Qué poca fe!¿ Por qué has dudado?.

En cuanto subieron a la barca amainó el viento.

Los de la barca se postraron ante él diciendo: -Realmente eres Hijo de Dios.

 

Silencio

 

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR

 

ORACIÓN COMUNITARIA:

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

 

PADRE NUESTRO

 

BENDICIÓN:

El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros, vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanas y hermanos. Amén.

 

CANTO: Bendigamos al Señor.

2015-01-22: ESPECIAL: ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LAS IGLESIAS

“ Misericordia quiero y no sacrificios”     

                  

A pesar de que no soy, ni mucho menos una experta, siempre me ha parecido que la división entre las distintas confesiones cristianas, se ha producido históricamente, a veces por luchas de poder o problemas puramente políticos y se ha perpetuado en el tiempo, fundamentalmente por discrepancias teológicas y dogmáticas, que poco tienen que ver con la vida de la gente y por consiguiente con el seguimiento de Cristo.

 

Por eso, en este jueves 22, en que seguimos celebrando la Semana de Oración por la Unidad de las Iglesias, querría meditar sobre algunas de las muchas lecturas, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, en las que Dios nos dice que Él no está en el Templo, que a Él no se le adora con sacrificios rituales, que el sacrificio que quiere es socorrer al huérfano y a la viuda, que el único mandamiento es amar a los hermanos y por lo tanto que todo se juega en la vida profana, donde nos movemos codo a codo con nuestros semejantes, en el trabajo, la familia, los amigos, la ciudadanía, en el espeso, complejo y a veces turbio discurrir del mundo. Si esto es así, la unidad de los cristianos se da en la calle, allí donde unos y otros trabajamos por el Reino, la fraternidad universal.

CANTO:  No adoréis a nadie.

LECTURA: ( Isaías III, 66, 1-4 ):

Así dice el Señor: El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies, ¿ qué templo podréis construirme o qué lugar para mi descanso?. Todo esto lo hicieron mis manos. Todo es mío- oráculo del Señor- En ése pondré mis ojos: en el humilde y el abatido que se estremece ante mis palabras.

Hay quien inmola un toro, y es como si matara un hombre;

Hay quien sacrifica una oveja, y es como si desnucara un perro;

Hay quien trae una ofrenda y es como si fuera sangre de puerco,

Hay quien inciensa invocando, y es como si bendijera a un ídolo.

Todos ellos eligieron su camino y escogieron sus abominaciones, pues yo también elegiré sus castigos y les mandaré lo que más temen; porque llamé, y nadie contestó; hablé, y no escucharon; hicieron lo que no me agrada, escogieron lo que yo no quería.

 

CANTO: Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.

 

MAGNIFICAT( a dos coros )

 

Proclama mi alma la grandeza del Señor,

se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;

porque ha mirado la humillación de su esclava.

 

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,

porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:

su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles

de generación en generación.

 

Él hace proezas con su brazo:

dispersa a los soberbios de corazón,

derriba del trono a los poderosos

y enaltece a los humildes,

a los hambrientos los colma de bienes

y a los ricos los despide vacíos.

 

Auxilia a Israel, su siervo,

acordándose de la misericordia

como lo había prometido a nuestros padres-

en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

 

CANTO: Ubi caritas.

 

Jesús escandalizaba a muchos judíos piadosos, porque conocía al Padre y sabía que a Dios solo le importa el amor y no las prescripciones litúrgicas o rituales ni la ortodoxia dogmática y mucho menos si éstas llevan a divisiones y disputas o incluso a “ guerras de religión “. “ Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan es inútil, porque las doctrinas que enseñan son preceptos humanos “

Veamos ahora cómo se comporta Jesús:

 

EVANGELIO ( Marcos 3, 1-6)

Entró de nuevo en la sinagoga y había allí un hombre con un brazo atrofiado. Estaban al acecho para ver si lo curaba en sábado y acusarlo.

Jesús le dijo al del brazo atrofiado: - Levántate y ponte ahí en medio.

Y a ellos les preguntó: - ¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer el mal; salvar una vida o matar?

Se quedaron callados.

Echando en torno una mirada de ira y dolido de su ceguera, le dijo al hombre:

- Extiende el brazo.

Lo extendió y su brazo quedó normal.

Nada más salir de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con Jesús.

 

SILENCIO

 

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR

 

ORACIÓN COMUNITARIA:Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

 

PADRE NUESTRO

 

BENDICIÓN:El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros, vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanas y hermanos. Amén.

 

CANTO FINAL: Como el Padre me amó.

 

VA DIOS MISMO EN NUESTRO MISMO CAMINAR:

 

Cuando el pobre nada tiene y aún reparte,

cuando un hombre pasa sed y agua nos da,

cuando el débil a su hermano fortalece.

Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

 

Cuando sufre un hombre y logra la esperanza,

cuando espera y no se cansa de esperar,

cuando amamos, aunque el odio nos rodee:

Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

 

Cuando crece la alegría y nos inunda,

cuando dicen nuestros labios la verdad,

cuando amamos el sentir de los sencillos:

Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

 

Cuando abunda el bien y todos los comparten,

cuando el hombre donde hay guerra pone paz,

cuando "hermano" le decimos al extraño:

Va Dios mismo en nuestro mismo caminar.(bis)

 

-Por M.B. 

2015-02-12 El AMOR en los tiempos de una vida

"Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio."  Julio Cortazar

“Hay tantas formas de AMAR como momentos en el TIEMPO” Jane Austen

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy los invito a hacer un recorrido. Un pequeño recorrido personal y propio del AMOR… en el Tiempo de una vida. Creemos en un Dios que es Amor. Creemos en un Dios que su particularidad es la Encarnación. Encarnemos el Amor!

San Valentín: Fecha comercial  que nos invita a meditar en el AMOR  y, a la vez, un jueves más de encuentro para bendecir al Señor.

Canto: Bendigamos al Señor

- AYER fue el día de Ntra. Sra. De Lourdes. En este recorrido del AMOR en los tiempos de una vida mi homenaje a “mi” Niña Madre a la que tarde amé y que estuvo presente en mi vida desde antes de nacer.

“Había una boda en Caná de Galilea y la madre de Jesús estaba allí; Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino y la madre de Jesús le dijo: ‘No les queda vino’. Jesús le contestó: ‘Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora’. Su madre dijo a los sirviente: Haced lo que Él os diga.”  (Jn 2, 1-11)

Tarde LA amé en mi vida, tarde LA reconocí, tarde LA agradecí, tarde la hice caso. ELLA, quien le arranco a suplicas al Sagrado Corazón de Su Hijo mi segunda conversión.  Gracias MAMÁ por tu AMOR!

 

-  EN LOS ULTIMOS 3 Años , en este recorrido del AMOR en los tiempos de una vida, conocí esta comunidad, conocí el amor no correspondido, me hice socio de Crismhom y dejé de serlo.

El 16 de mayo de 2012, un jueves de oración,  entré por primera vez por esta puerta. Me recibió, en ese tiempo en la escalera,  el Cristo de san Damiano, el perteneciente a mi querido Francisco de Asís, co-autor de mi primera conversión al catolicismo a los 17 años. La oración, sin ser “SU” fecha, versaba sobre Él  terminando con el canto a las criaturas. Fue amor a primera vista. Y, como siempre, el AMOR te dice QUÉ hacer. Zambulléndome en la incertidumbre dejé Navarra, mi morada, y me mude a Madrid para estar en Crismhom. Crismhom me dio su AMOR ayudándome  a sanar y a reencontrar, en el afuera, aquello que palpita en mi interior. A los pocos meses, y también a primera vista, conocí a… no importa el nombre… y el Amor humano se instauro nuevamente en mi.

Pasó un poco más de un año y decidí “intentar” devolverle a Crismhom, con servicio, la sanación que me fue dada por su intermedio. Me hice socio comprometido.

Un mes después de esto, este Amor humano me dirigió la palabra por primera vez. A las pocas semanas le confesé mi amor y mi amor no fue correspondido. Primera y dolorosa experiencia de ese tipo en mi vida!  

Bendita experiencia que desde hace 2 años me tiene comprendiendo al AMOR que reside en el Sagrado Corazón de “MI” Jesús de Nazaret. Experiencia que me hizo comprobar que nunca me había puesto en SU lugar. Siempre he sido consciente del Amor de Dios, de su mirada sobre mí, de su volcarse hacia mí y lo que me hace sentir. Pero nunca reflexione sobre QUÉ sentirá DIOS cuando “paso” de su llamado diario.

El AMOR solo pide amor para ser correspondido. Solo se puede pagar el Amor con amor. Tengo un Dios lleno de Misericordia pero...  como es SU sufrimiento cuando mi corazón no se conmueve? Se reedita la Pasión? Como es el sufrimiento del ENAMORADO cuando su amado no le mira? Cuantas veces mi alma le ha dicho NO?    Cómo sufre SU Corazón por mi decisión de No Entrega?  Hay diferencias entre el AMOR Divino y el humano? Alguna vez lo hemos meditado?

Yo nunca lo hice con anterioridad. Y con mi dolor he comprendido el Misterio de“SU” DOLOR.

Pero también la experiencia me ha enseñado que se puede AMAR en la distancia y hace dos meses he dejado, como socio, esta asociación sin dejar de amarla y de estar agradecido. Gracias Jesús de Nazaret, gracias Crismhom, gracias… no importa el nombre,  y perdón “Mi “ Dios por los No´s humanos a tu entrega de AMOR!!!

Carta de San Pablo a los Corintios 13:1

“Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe.

 Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. 

 Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada.

 El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, 

no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido,

no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. 

El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

 El amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá."

Los invito, más que nada hoy, a centrarnos en el AMOR, en la fuente de TODO este misterio que es VIVIR: JESÚS DE NAZARET (todo lo demás son detalles).  Un Corazón que palpita de deseo por nuestra entrega.

 

Meditación y silencio    10´

Los invito, más que nada hoy, a hablarle a Jesús desde el AMOR de nuestros corazones

Peticiones y acciones de gracias

- EN LOS ÚLTIMOS 29 AÑOS : En este recorrido del AMOR en los tiempos de una vida hace 29 años deje que Jesús de Nazaret ingresará en mi vida. Me he revelado; me he dejado conducir y seducir; hemos hecho el AMOR;  nos hemos mirado de lejos y, a veces, con fastidio; me ha hecho feliz; le he herido miles de veces; le he pedido perdón; le he sido infiel; me ha perdonado,… me ha seguido amando.

Feliz día de san Valentín Crismhom! Feliz día de san Valentín Jesús de Nazaret, “Mi” Cristo,  mi pareja más estable. !

Canto: Al Amor más sincero

 

Padre Nuestro y Bendición

Oración Comunitaria

 

Canto: Himno a la Alegría

2015-04-16 "Todos somos un poco Tomás"

 

A modo de entrada.

            Todos nosotros somos un poco Tomás, nos cuesta aceptarlo pero en algún sitio de nuestra alma sigue la duda; tampoco es una cuestión de fácil respuesta, han pasado los siglos, tenemos textos traducidos y traducidos, desgastados.

            Pero nuestro corazón sabe, se estremece ante la presencia intuida, como los de Emaús sentimos y sabemos, aunque no lo sepamos decir bien, es lo inefable, sabemos, pero no lo sabemos decir.

            No sabemos decir con las palabras, lo sabemos en el fondo de nuestro corazón, que el Señor vive, que ya no muere mas, lo sabemos porque nos lo dice el Espíritu, lo sabemos y lo sentimos, no necesitamos tocar las llagas, no necesitamos verlas; a la pregunta de Jesus: ¿Quién soy Yo para vosotros…? la lengua no sabe responder, pero el Espíritu nos lo dice: “Tu eres el Hijo de Dios vivo, el Cristo”.

 

 

 

Canto.

 

 

1ª lectura.  Lucas, 24 36-49

 

            Todavía estaban hablando de estas cosas, cuando Jesus se puso en medio de ellos y los saludó diciendo:

            -Paz a vosotros.

Ellos, sobresaltados y muy asustados, pensaron que estaban viendo a una espíritu. Pero Jesus les dijo:

            -¿Por qué estáis tan asustados, y por qué tenéis esas dudas en vuestro corazón? Ved mis manos y mis pies: ¡soy yo mismo! Tocadme y mirad: un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.

            Al decirles esto, les mostro las manos y los pies. Pero como ellos no acababan de creerlo, a causa de la alegría y del asombro que sentían, Jesus les preguntó: 

-¿Tenéis aquí algo de comer?

            Le dieron un pedazo de pescado asado, y él lo tomó y comió en su presencia. Luego les dijo:

            -Lo que me ha sucedido es lo que os anuncié cuando aun me hallaba entre vosotros; que tenia que cumplirse todo lo que estaba escrito de mí en la ley de Moisés, en los libros de los profetas y en los salmos.

            Entonces les abrió la mente para que comprendieran las Escrituras, y les dijo:

            -Está escrito que el Mesías tenía que morir, y que resucitaría al tercer día; y que en su nombre, comenzando desde Jerusalem, hay que anunciar a todas las naciones que se conviertan a Dios, para que sus pecados les sean perdonados.

            Vosotros sois testigos de estas cosas.

Y yo enviaré sobre vosotros lo que mi Padre prometió. Quedaos aquí, en Jerusalem, hasta que recibáis el poder que viene de Dios.

 

 

Canto.

 

 

2ª lectura.   Juan, 20 24-31

 

            -Tomás, uno de los doce discípulos, el que llamaban “el Gemelo”, no estaba con ellos cuando llegó Jesus. Después le dijeron los otros discípulos:

            -Hemos visto al Señor.

            Pero Tomás les contestó:

            Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi mano en su costado, no lo creeré.

            Ocho días después, los discípulos se hallaban reunidos de nuevo en una casa, y esta vez también estaba Tomás. Tenían las puertas cerradas, pero Jesús entró y poniéndose en medio de ellos, les saludó diciendo:

            -¡Paz a vosotros!

            Luego dijo a Tomás:

            -Mete aquí tu dedo, y mira mis manos, y trae tu mano y métela en mi costado. ¡Confía en Dios y no seas incrédulo!

            Tomás entonces exclamó:

            -¡Adonai!  (¡Mi Señor y mi Dios!)

 

Jesus le dijo:

            ¿Crees porque me has visto?  ¡Dichosos los que confían en Dios sin haber visto!

 

            Jesús hizo otras muchas señales milagrosas delante de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en él.

 

Canto.

 

 

Meditación y silencio.

 

 

Ecos personales sobre los textos.

 

Acciones de gracias y peticiones.

 

 

Oración del Padre Nuestro.

 

 

Oración LGTB.

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Pdre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos nuestros que no se aceptan a si mismos, que se sienten solos y sufren en la soledad, que son perseguidos por su orientación afectiva y sexual y que no son comprendidos ni aceptados en su entorno mas cercano.

Te damos gracias y te pedimos también por CRISMHOM, para que seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.  Amen.

 

 

 

 

Bendición mutua.

El Señor nos bendiga y nos guarde,

nos muestre su Rostro y tenga misericordia de nosotros,

Vuelva su Rostro a nosotros y nos conceda la paz.

El Señor os bendiga, hermanos y hermanas.

Amen.

 

 

Despedida.

Quereos mucho, no descuidéis la oración, cuidad unos de otros.

 

 

Avisos.

2015-04-23 "Hazte amigo de Jorge y Cia!"

Hoy los invito a hacer un recorrido  loco y compuesto por locos y locas. Compuesto por aquell@s que han encontrado en el AMOR su trascendencia y que decidieron responder con amor, cambiaron el mundo conocido e hicieron carne LA PALABRA.

Un día, en una oración, me encontré diciendo, a modo de disculpa, que mi espiritualidad cristiana tiene color, sonido, vida, música, sombras, textura y palabra.

Pues hace una semana que me enteré que estaría compartiendo aquí con vosotr@s todo eso. Lo primero que pensé fue: Pero que fecha es? E inmediatamente recordé que era el día de san Jorge. Un Jorge que en mi vida espiritual, en poco tiempo, paso a ser Jorgito.

Tod@s sabemos que es un mártir de la fe, que nació hacia el año 275, y que hay una leyenda de que peleo con un dragón y que se lo venera dentro del islam, el cristianismo y en creencias afroamericanas. Tod@s sabemos que está presente en banderas de varias comunidades de España, banderas de países europeos y  que es patrono de ciudades y de los ejércitos de muchos países occidentales, incluida la Argentina.

Poc@s sabemos que hace apenas 50 años una iglesia, la católica, dejo su veneración a voluntad por considerarlo leyenda. Pero Jorgito sigue estando presente en la devoción popular. Fuerte, luchador y con esos aires de conquistador.

Pero antes de seguir hagamos lo que Jorge y sus amigos hacen: Bendigamos al Señor!

Apenas un año después de mi primera conversión fue Gaby, el arcángel san Gabriel, quien se la pasaba hablándome de una tal María y viendo que no era mi tiempo de conocerla, pues me presento a san Jorge. Eran tiempos duros en los que tenía muchas luchas internas y externas por mí ser cristiano y que, evidentemente, necesitaba ayuda. Ya Pablo lo decía a los Efesios 6: 10 -20 : La armadura de Dios

6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.  Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas.  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,  y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;  y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.

Pues en estos primeros tiempos fue san Jorge quien me ayudo. Velas, oraciones, estampas, medallas, etc, fueron los instrumentos que hicieron que san Jorge se convirtiera en Jorgito: una compañía, un mediador, una escucha, un auxilio, un referente de fortaleza para vencer los miedos. Y como todo desconocido que se convierte en amigo, también me llevo a elevar la vista hacia AQUEL que era EL AMIGO, EL Maestro, El amante que mi alma en el fondo estaba necesitando: Jesús, el de Nazaret. Yo ya lo conocía pero mi alma estaba sumergida en la vergüenza, en la autocompasion y no podía, aun,  mirarlo de frente. Usaba a sus amigos para dirigirme a Él.

A Jesús me lo había presentado san Francisco, el de Asís. Un loco total que conocí por casualidad, del que me enamoré pero que rápidamente también me presento al más digno de ser amado por mi alma.  En una comedia musical argentina sobre su vida, a mis 17 años, san Francisco (Pancho, como decimos en la Argentina a los Pacos)  me presento a Jesús, el de Nazaret.

Les presento a este LOCO! 

Los invito a sumarnos a sus palabras!

 

Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz.

Donde hay odio, que lleve yo el Amor.

Donde haya ofensa, que lleve yo el   Perdón.

Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.

Donde haya duda, que lleve yo la Fe.

Donde haya error, que lleve yo la Verdad.

Donde haya desesperación, que lleve yo la Alegría.

Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar; Ser comprendido, sino comprender; ser amado, como amar. Porque es: Dando, que se recibe; Perdonando, que se es perdonado; Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna. Amen

En ese recorrido mi alma había comprendido la necesidad de ideales reales a través de la locura de Pancho, la necesidad de coraje de la mano de Jorgito pero seguía siendo muy torpe. Allí apareció santa Teresa de Lisieux que pronto se convirtió en Teresita, la niña Doctora, con la dulzura de la Verdad y de un alimento dulce y suave que acallaria mi ansia. 

Con Teresita entendí que nosotr@s, iglesia militante teníamos en la iglesia triunfante una comunidad de amigos y amigas a través de l@s cuales podíamos conseguir aquello que necesitábamos. Todo ya estaba bien. Entendí a mi Jesús, ese de Nazaret, que desea que nos apoyemos unos a otros para llegar JUNTOS HACIA ÉL, en COMUNIDAD de herman@s, en Comunión de los Santos.

Todo ya estaba bien. No está sola el alma. No está sola la humanidad.  Pero como suele suceder cuando somos temperamentales, niños e inmaduros hubo tiempos en que me olvide de lo aprendido. Allí hace su aparición santa Teresa de Ávila.( Teresa, sin más ,que no le gustan los motes y tiene su carácter la mujer). “Te quiero, te ayudo, pero HAZLO”.  Una sola consigna: “ÁMALO de una vez”- dijo. Pero eso si “Ámalo en Paz y que nada te turbe”.

Llego entonces si el momento que Gaby, el arcángel, me había anunciado: conocer a María, la de Nazaret.  Tarde te amé María, tarde te amé Mamá (pero eso es un “gran” capítulo aparte para otra oración). Dadas las collejas necesarias y arrancando mi segunda conversión del corazón mismo de su HIJO, María me hizo conocer a Rafael (el Rafita).  Escuchemos su alma expuesta, esa que puede ser la nuestra.

A esta altura os preguntareis: A donde va este loco de Norberto? Voy hacia una simple verdad: No estamos solos si queremos ser cristian@s. Tenemos una comunidad de amig@s (la iglesia triunfante) que ya han pasado por esta experiencia que es amar aquello que no se ve; a Aquel que anhelamos pero que es difícil de alcanzar y, a veces, de entender; almas en personas que llegaron donde llegaron solo para velar por nosotr@s; que bajándolos de los pedestales podremos ver que están presentes para mediar por nosotr@s; que VIVEN porque creyeron y, que con su ayuda, nosotr@s podemos VIVIR, porque SIEMPRE dirigirán nuestra mirada hacia AQUEL que vale la pena en la vida VIVIR y MORIR.

Escuchemos nuevamente con atención, extraigamos nuestros ecos de la palabra de ellos y ellas, hagamos nuestras peticiones y acciones por su mediación. Busquemos en nuestra vida a esos sant@s querid@s que han estado presentes y elevemos nuestra oración a Jesús a través de ell@s. TODO EL CIELO ESTÁ ORANDO POR NOSOTR@S!

Meditación, Ecos, Peticiones y acciones de gracias

Padre nuestro

 

Oración LGTBH 

 

BENDICIÓN El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros y nosotras. Vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas. Amén.

Canto: Himno a la Alegría

2015-05-07Permaneced en mi amor, contagiad la fe con alegría

 

 

 

CANTO                                                                         

VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR,
CANTANDO VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR,
LOS QUE CAMINAN CON LA VIDA, SEÑOR,
SEMBRANDO TU PAZ Y AMOR. (Bis)
Vienen trayendo entre sus manos, esfuerzos de hermanos por la paz, deseos de un mundo más humano que nacen del bien y la verdad.
VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR, …
Vienen trayendo la esperanza a un mundo cargado de ansiedad, a un mundo que busca y que no alcanza caminos de amor y de amistad.
VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR, …

Ser cristianos es ser alegres, portadores de esperanza, capaces de mirar al mañana orgullosos de nuestro ayer y con los pies puestos en el hoy.

Evangelio según San Juan (15,9-11)


Jesús dijo a sus discípulos: como el Padre me amó, también yo os he amado.
Permaneced en mi amor. Si cumplís mis mandamientos, permaneceréis en mi amor,
como yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he
dicho esto para que mi gozo esté en vosotros, y ese gozo sea perfecto.

CANTO


Ubi caritas et amor,
Ubi caritas,
Deus ibi est.

COMENTARIO del texto Bíblico

 

El gozo es la oración, el gozo es la fuerza, el gozo es el amor. Es como una red
de amor que coge a las almas. “Dios ama a los que dan con gozo” (2 C 9,7). Aquellos
que dan con gozo dan más. No hay mejor manera de demostrar nuestra gratitud a Dios
y a los hombres que aceptarlo todo con gozo. No permitáis jamás que la tristeza os
invada hasta el punto de hacernos olvidar el gozo de Cristo resucitado. Todos
experimentamos el ardiente deseo del cielo, allí donde se encuentra Dios. Pues bien,
desde ahora está en poder de todos nosotros estar en el cielo con él, ser, con él, felices
desde este mismo instante. Esta felicidad inmediata con él quiere decir: amar como él
ama, ayudar como él ayuda, dar como él da, servir como él sirve, socorrer como él
socorre, permanecer con él todas las horas del día, y tocar su mismo ser presente
detrás del rostro de la aflicción humana.
Madre Teresa de Calcuta

MOMENTO DE INTERIORIZACIÓN

CANTO

Si en verdad Dios te ama di … AMÉN.
Si en verdad Dios te ama di … AMÉN
SI EN VERDAD DIOS TE AMA DEMUÉSTRALO EN TU VIDA,
SI EN VERDAD DIOS TE AMA DI … AMÉN.
Si en verdad Dios te ama ... da las palmas (Bis)
SI EN VERDAD ….
Si en verdad dios te ama di … Jesús (Bis)
SI EN VERDAD ….
Si en verdad dios te ama … taconea (Bis)
SI EN VERDAD …
Si en verdad dios te ama di … María (Bis)
SI EN VERDAD …
Si en verdad dios te ama di .. las cinco.
SI EN VERDAD …

Una voz de ánimo para la alegría de la fe:
Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium

1. LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento.

6. Hay cristianos cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua. Pero reconozco que la alegría no se vive del mismo modo en todas las etapas y circunstancias de la vida, a veces muy duras. Se adapta y se - 5 - transforma, y siempre permanece al menos como un brote de luz que nace de la certeza personal de ser infinitamente amado, más alláde todo.

7. La tentación aparece frecuentemente bajo forma de excusas y reclamos, como si
debieran darse innumerables condiciones para que sea posible la alegría.

8. Sólo gracias a ese encuentro –o reencuentro– con el amor de Dios, que se convierte en feliz amistad, somos rescatados de nuestra conciencia aislada y de la autorreferencialidad. Llegamos a ser plenamente humanos cuando somos más que humanos, cuando le permitimos a Dios que nos lleve más allá de nosotros mismos para alcanzar nuestro ser más verdadero.

9. El bien siempre tiende a comunicarse. Toda
experiencia auténtica de verdad y de belleza busca por sí misma su expansión, y cualquier persona que viva una profunda liberación adquiere mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás. Comunicándolo, el
bien se arraiga y se desarrolla. Por eso, quien quiera vivir con dignidad y plenitud no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien.

MOMENTO DE INTERIORIZACIÓN

CANTO


Mi Dios está vivo, Él no está muerto.
Mi Dios está vivo en mi corazón.
Mi Dios está vivo, ha resucitado,
lo siento en mis manos,
lo siento en mis pies,
lo siento en mi alma y en mi ser.
OH, HAY QUE NACER DEL AGUA.
OH, HAY QUE NACER DEL ESPÍRITU DE DIOS,
OH, HAY QUE NACER DEL AGUA Y DEL ESPÍRITU DE DIOS,
HAY QUE NACER DEL SEÑOR.
OH, HAY QUE NACER DEL AGUA Y DEL ESPÍRITU DE DIOS,
HAY QUE NACER DEL SEÑOR.
PREPÁRATE PARA QUE SIENTAS, PREPÁRATE PARA QUE SIENTAS,
PREPÁRATE PARA QUE SIENTAS EL ESPÍRITU DE DIOS.
DÉJALO QUE SE MUEVA, DÉJALO QUE SE MUEVA,
DÉJALO QUE SE MUEVA DENTRO DE TU CORAZÓN.


Reflexiones, peticiones y acción de gracias

ORACIÓN COMUNITARIA

Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la
comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten
solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano. Y te
damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz
y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.


Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro,
tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del
Señor y Él nos bendecirá.

2015-05-28 El camino de Santa Teresa de Jesús

El 28 de marzo de 1515 nace Santa Teresa, en tiempos en los que médicos y eruditos se preguntaban si la mujer era “un ser humano”. Esta mujer extraordinaria con tanta pasión y razón, con una claridad intelectual y una personalidad desbordante es coetánea de La Reforma de Lutero, Erasmo de Rotterdam, San Ignacio de Loyola, la Contrarreforma del Concilio de Trento y el Cisma de la Iglesia Anglicana, Nicolás Copérnico y su teoría heliocéntrica y el Lazarillo de Tormes. Con tan solo siete años se escapa con su hermano Rodrigo para hacerse mártires. Teresa de Jesús sufrió paroxismo durante dos días y ya amortajada, casi “clínicamente muerta”, volvió a la vida y aún estuvo tres años sin apenas poderse mover; su mala salud la acompañó durante toda su vida. En una época en la que se acababa de inventar la imprenta, muy comparable al “boom” de internet que experimentamos ahora, la difusión de escritos y libros con ideas nuevas (algunas demasiado “nuevas”) tuvo una repercusión importantísima. Iniciemos esta camino espiritual de la mano de esta mujer extraordinaria.

 

Canto: Abro mi ser y alzo mis manos y mi voz hacia Tí. Quiero rendirme y entregarme a tu voluntad. Mi corazón se abre a la voz mi de tu espíritu de amor mi alma canta de gozo, mi alma canta de gozo, mi alma canta de gozo en ti Señor.Sacia la sed de tu Palabra que hay en mí, oh Jesús. No me abandones ni me dejes pues confío en Ti. Mi corazón se abre a la voz ... Dame la luz de tu mirada, mírame, oh Jesús. Cambia mi vida con tu fuerza  y yo te alabaré. Mi corazón se abre a la voz ...

 

Poniendo en plática: “Dios nos libre, por su Pasión, de decir ni pensar, para detenerse en ello, ‘si soy más antigua’, ‘si he más años’, ‘si he trabajado más’, ‘si tratan a la otra mejor’. Estos pensamientos, si vinieren, es menester atajarlos con presteza; que si se detienen en ellos, o lo ponen en plática, es pestilencia y de donde nacen grandes males” (Camino de Perfección V 12,4).

 

Hiriéronme sin razón: En su reforma del Carmelo dirá a sus hermanas “¡Oh hijas mías! no os aseguréis ni os echéis a dormir, que será como el que queda muy sosegado de haver cerrado muy bien sus puertas por miedo de ladrones y se los deja en casa”. Advierte contra la vanidad y la autosuficiencia, aconsejando huir de frases como “razón tuve”, “hiriéronme sin razón”, “no tuvo razón la hermana”. Dirá “¡De malas razones nos libre Dios! [...] La que no quisiere llevar cruz, sino la que le dieren muy puesta en razón, no sé yo para qué está en el monasterio”, porque “Estáse ardiendo el mundo [...]” y “No es tiempo de tratar con Dios negocios de poca importancia” porque “No hay unión a Cristo sin misión” y “Lo que más os despertase a amar, eso haced”.

 

Canto: Recíbeme, con todo lo que Tú pusiste en mí, con todas esas ganas de vivir, con toda mi miseria.

 

Determiné a hacer eso poquito que era en mí: en una época en la que muchos creían que la salvación no podía lograrse fuera de la iglesia, podría ser muy doloroso escindirse de ella. Dios afortunadamente, no sigue nuestros criterios; hace lo que quiere. “En este tiempo vinieron a mi noticia los daños de Francia y el estrago que habían hecho estos luteranos, y cuánto iba en crecimiento esta desventurada secta. Dióme gran fatiga, y como si yo  pudiera algo o fuera algo, lloraba con el Señor y le suplicaba remediase tanto mal. Parecíame que  mil vidas pusiera yo para remedio de un alma de las muchas que allí se perdían, [...] Determiné a  hacer eso poquito que era en mí, que es seguir los consejos evangélicos con  toda la perfección  que yo pudiese y procurar que estas poquitas que están aquí hiciesen lo mismo” (Camino de Perfección 1,2).

 

Suplicándole me fortaleciese: “Pues ya andaba mi alma cansada y, aunque quería, no le dejaban descansar las ruines costumbres que tenía. Acaecióme que, entrando un día en el oratorio, vi una imagen que  habían traído allí a guardar, que se había buscado para cierta fiesta que se hacía en casa.  Era de Cristo muy llagado  y  tan devota que, en mirándola,  toda me  turbó de  verle  tal,  porque representaba bien lo que pasó por nosotros. Fue tanto lo que sentí de lo mal que  había agradecido aquellas llagas, que el corazón me parece se me partía, y arrojéme cabe  Él con grandísimo derramamiento de lágrimas, suplicándole me  fortaleciese ya de una  vez para no ofenderle” (Libro de la Vida 9, 1-3).

 

Canto: Más allá de mis miedos más allá, de mi inseguridad, quiero darte una respuesta. Aquí estoy, para hacer tu voluntad, para que mi amor sea decirte sí, hasta el final.

 

Sobre el amor espiritual: “Es cosa extraña qué apasionado amor es este (el amor espiritual), qué de lágrimas cuesta, qué de penitencias y oración, qué cuidado de encomendar a todos los que piensa (ese amor) le han de aprovechar con Dios para que se encomienden, qué deseo ordinario, un no traer contento si no le ve aprovechar. Pues si le parece está mejorando y le ve que torna algo atrás, no parece ha de tener placer en su vida; ni come ni duerme sino con ese cuidado, siempre temerosa si alma que tanto QUIERE se ha de perder [...] Es -como he dicho- amor sin poco ni mucho de interés propio. Todo lo que desea y quiere es ver rica aquella alma de bienes del cielo” (Camino de Perfección, Santa Teresa de Jesús).

 

Seleccionando Amistades: “¡Oh dichosas almas que son amadas de los tales! (los que practican el amor espiritual). ¡Dichoso el día en que los conocieron! ¡Oh Señor mío! ¿no me haríais merced que hubiese muchos que así me amasen? Por cierto, Señor, de mejor gana lo procuraría, que de ser amada de todos los reyes y señores del mundo [...] Cuando alguna persona semejante conociereis, hermanas, con todas las diligencias que pudiereis, procuren trate con vosotras [...] Luego os dirán que no es menester, que basta tener a Dios. Buen medio es para tener a Dios tratar con sus amigos; siempre se saca gran ganancia, yo lo sé por experiencia; que después del Señor, si no estoy en el infierno, es por personas semejantes” (Camino de Perfección, Santa Teresa de Jesús).

 

Canto: Nada te turbe, nada te espante, quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta.

 

Puedo tratar como con amigo: “Veía que, aunque era Dios, que era Hombre, que no se espanta de las flaquezas de los hombres,  que  entiende  nuestra  miserable  compostura,  sujeta  a  muchas  caídas  por  el  primer pecado que Él había venido a reparar. Puedo tratar como con amigo, aunque es  el Señor” (Libro de la Vida 37, 6).

 

No os pido más que le miréis: “No os  pido  ahora  que  penséis  en  Él  ni  que  saquéis  muchos conceptos ni que hagáis grandes y delicadas consideraciones con vuestro entendimiento; no os pido más de que le miréis [...] Tiene en tanto que le volvamos a mirar, que no quedará por diligencia suya. (Camino de Perfección 26,3)

 

Canto: Ven, no apartes de mí los ojos, te llamo a ti, te necesito para que se cumpla en el mundo, el plan de mi Padre.

 

Buscando compañía, habréis de tenerle en todas partes: “Procurad  luego,  hija,  pues  estáis  sola,  tener  compañía.  Pues  ¿qué  mejor  que  la  del  mismo Maestro, que enseñó la oración que vais a rezar? Representad al mismo Señor junto con vos, y  mirar con qué amor y humildad os está enseñando. Y creedme, mientras pudieres, no estéis sin  tan buen amigo. Si os acostumbráis a traerle junto a vos, y Él ve lo que hacéis con amor y que  andáis  procurando contentarle,  no  le  podréis  – como  dicen  – echar  de  vos,  no  os  faltará  para  siempre, habrá de ayudaros en todos vuestros trabajos, habréis de tenerle en todas partes” (Camino de Perfección  V 26,1).

 

De guardar a guardar va mucho: “Está claro que hemos menester trabajar mucho, y ayuda mucho tener altos pensamientos para que nos esforcemos a que lo sean las obras [...] pues es nuestro llamamiento y a lo que estamos obligadas, aunque de guardar a guardar va mucho” (Camino de Perfección).

 

Canto: Te amo, Señor, fortaleza mía, roca mía, castillo mío, mi libertador. Dios mío en Ti, confiaré. Mi espíritu eres Tú y la fuerza de mi salvación.

 

Amor, desasimiento y humildad: “Solas tres cosas me extenderé en declarar [...] la una es amor unas con otras; otra, desasimiento de todo lo creado; la otra, verdadera humildad, que aunque la digo a la postre, es la principal y  las abraza todas” (Camino de Perfección V 4,6-7).

 

Que amor saca amor: “[...]  que  siempre  que  se  piense  de  Cristo,  nos  acordemos  del  amor  con  que  nos  hizo tantas  mercedes  y  cuán  grande  nos  le  mostró  Dios  en  darnos  tal  prenda  del  que  nos  tiene; que amor saca amor.  Y  aunque  sea muy  a los  principios  y  nosotros muy  ruines,  procuremos ir mirando  esto  siempre  y  despertándonos  para  amar;  porque  si  una  vez  nos hace el Señor merced que se nos imprima en el corazón este amor, sernos ha todo  fácil y obraremos muy en breve y muy sin trabajo” (Libro de la Vida 22, 14).

 

Quienes de veras aman a Dios, todo lo bueno aman: “Quienes  de  veras  aman  a  Dios,  todo  lo  bueno  aman,  todo  lo  bueno  quieren,  todo  lo  bueno favorecen, todo lo bueno loan, con los buenos se juntan siempre y los favorecen y defienden. No  aman sino verdades y cosa que sea digna de amar. ¿Pensáis que es posible quien muy de veras ama a Dios amar vanidades? Ni puede, ni riquezas, ni cosas del mundo, de deleites, ni honras; ni  tiene contiendas ni envidias. Todo porque no pretende otra cosa sino contentar al Amado. Andan muriendo porque los ame, y así ponen la vida en entender cómo le agradarán más” (Camino de Perfección 40,3).

 

Canto: Como el Padre me amó, yo os he amado, permaneced en mi amor, permaneced en mi amor. Si guardáis mis palabras y como hermanos os amáis, compartiréis con alegría el don de la fraternidad. Como el Padre me amó ...

 

Espacio de reflexión y contemplación (rato de silencio de 10 minutos).

 

Espacio para compartir reflexiones, peticiones, vivencias y acciones de gracias.

 

Padrenuestro.

 

Oración común: Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son  aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.

 

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.


Mi amado para mí: Ya toda me entregué y di, y de tal suerte he trocado (he cambiado), que mi Amado es para mí y yo soy para mi Amado. Hirióme con una flecha enherbolada de amor, y mi alma quedó hecha una con su Criador; ya yo no quiero otro amor, pues a mi Dios me he entregado, y mi Amado es para mí y yo soy para mi Amado.

 

2015-08-06 ¡Resucitad!

¡Resucitad!

CANCIÓN:

Vengo ante ti, mi Señor,
a olvidar las prisas de mi vida.
Ahora solo importas Tú,
Dale tu paz a mi alma.
Vengo a Ti, mi Señor, a encontrarme
con tu paz que me serena.
Ahora sólo importas Tú,
dale tu paz a mi alma.
Vengo ante Ti, mi Señor, a que en mi
lo transformes todo en nuevo.
Ahora sólo importas Tú,
Dale tu paz a mi alma.
Vengo a Ti, mi Señor.
 
Evangelio del Día. Evangelio según San Marcos 9,2-10
«Seis días después, Jesús tomó a Pedro, Santiago y Juan, y los llevó a ellos solos a un monte elevado. Allí se transfiguró en presencia de ellos. Sus vestiduras se volvieron resplandecientes, tan blancas como nadie en el mundo podría blanquearlas.
Y se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús. Pedro dijo a Jesús: “Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”.
Pedro no sabía qué decir, porque estaban llenos de temor. Entonces una nube los cubrió con su sombra, y salió de ella una voz: “Este es mi Hijo muy querido, escúchadlo”.
De pronto, miraron a su alrededor y no vieron a nadie, sino a Jesús solo con ellos. Mientras bajaban del monte, Jesús les prohibió contar lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos cumplieron esta orden, pero se preguntaban qué significaría “resucitar de entre los muertos”.»
 
Creemos en CRISTO resucitado
Cuando nos adentramos en la formación del Nuevo Testamento, concretamente de los evangelios, descubrimos que la primera parte que se puso por escrito fue la experiencia de la Resurrección precedida de la Pasión y Muerte. Por ello los seguidores de Jesús, eran cristianos, porque creían en “Cristo muerto y resucitado”.
La experiencia cristiana de la resurrección tiene una implicación a corto y otra a largo plazo. Comencemos en esta parte de la oración de nuestra tarde con la experiencia a corto plazo, es decir con el día a día.
En un momento de silencio volvamos sobre las palabras del evangelio y en
NUESTRO INTERIOR preguntémonos qué significa que yo viva mirando la vida desde los ojos de “Cristo resucitado”.
El cristiano sabe que siempre habrá sufrimiento, pero que le puede dar sentido,
puede convertirlo en acto de amor, de entrega confiada en las manos de Dios, que no nos abandona y, de este modo, puede constituir una etapa de crecimiento en la fe y en el amor. Viendo la unión de Cristo con el Padre, incluso en el momento de mayor sufrimiento en la cruz (cf. Mc 15,34), el cristiano aprende a participar en la misma mirada de Cristo. Incluso la muerte queda iluminada y puede ser vivida como la última llamada de la fe, el último « Sal de tu tierra », el último « Ven », pronunciado por el Padre, en cuyas manos nos ponemos con la confianza de que nos sostendrá incluso en el paso definitivo.
Encíclica Lumen Dei, §56, Papa Francisco
 
No permitáis jamás que la tristeza os invada hasta el punto de hacernos olvidar el gozo de Cristo resucitado.
Todos experimentamos el ardiente deseo del cielo, allí donde se encuentra Dios. Pues bien, desde ahora está en poder de todos nosotros estar en el cielo con él, ser, con él, felices desde este mismo instante. Esta felicidad inmediata con él quiere decir: amar como él ama, ayudar como él ayuda, dar como él da, servir como él sirve, socorrer como él socorre, permanecer con él todas las horas del día, y tocar su mismo ser presente detrás del rostro de la aflicción humana.
Madre Teresa de Calcuta
 
BREVE TIEMPO DE SILENCIO
 
CANTO
Nada nos separará, nada nos separará,
nada nos separará del amor de Dios.
 
PALABRAS PARA ILUMINAR NUESTRA MEDITACIÓN
Tú, Señor, eres mi escudo protector (Salmo 3)
3:1 Salmo de David. Cuando huía de su hijo Absalón.
3:2 Señor, ¡qué numerosos son mis adversarios, cuántos los que se levantan contra mí!
3:3 ¡Cuántos son los que dicen de mí: "Dios ya no quiere salvarlo"!
3:4 Pero tú eres mi escudo protector y mi gloria, tú mantienes erguida mi cabeza.
3:5 Invoco al Señor en alta voz y él me responde desde su santa Montaña.
3:6 Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene.
3:7 No temo a la multitud innumerable, apostada contra mí por todas partes.
3:8 ¡Levántate, Señor! ¡Sálvame, Dios mío! Tú golpeas en la mejilla a mis enemigos
y rompes los dientes de los malvados.
3:9 ¡En ti, Señor, está la salvación, y tu bendición sobre tu pueblo!
 
HACIENDO COMUNIDAD
El primer jueves de mes es costumbre pasar la cesta de la colecta para ayudar
en las necesidades de la comunidad de Crishmom.
En este momento mientras cantamos vamos pasando la “mariquita”.
 
CANTO
Gracias quiero darte por amarme.
Gracias quiero darte yo a ti, Señor.
Hoy soy feliz porque te conocí.
Gracias por amarme a mí también.
Yo quiero ser, Señor amado, como el barro en manos del
alfarero. Toma mi vida, hazla de nuevo, yo quiero ser un
vaso nuevo. (Bis)
 
Te conocí y te amé.
Te pedí perdón y me escuchaste.
Si te ofendí, perdóname, Señor,
Pues te amo y nunca te olvidaré.
Yo quiero ser, Señor amado, como el barro en manos del
alfarero. Toma mi vida, hazla de nuevo, yo quiero ser un
vaso nuevo. (Bis)
 
Nos adentramos ahora en el segundo momento de oración de la tarde, y es la vivencia de la Resurrección como horizonte de vida. El no sentirnos nada, el no sentir que el vacío se abre ante nosotros, sino que estamos llamados a la vida.
Cuando nos encontramos con la muerte de las personas que comparten nuestro
caminar y cuando nosotros mismos nos veamos cara a cara con ella, aquí se hará presente nuestra fe en la resurrección que profesamos en el Credo.
«Hemos de pensar hermanos míos y reflexionar sobre lo mismo: que hemos renunciado al mundo y que vivimos aquí durante la vida como huéspedes y viajeros. Abracemos el día que a cada uno señala su domicilio, que nos restituye a nuestro reino y paraíso, que una vez escapados de este mundo y libres de sus lazos. (…) Nos esperan allí muchas de nuestras personas queridas, nos echa de menos la numerosa turba de padres, hermanos, hijos, seguros de su salvación, pero preocupados todavía por la nuestra»
San Cipriano de Cartago (Padre de la Iglesia, s. III)
 
«Resulta claro que la fe es la prueba decisiva de las cosas que no se ven, pues las que se ven, ya no son objeto de la fe, sino del conocimiento.
Causa mucha alegría lo que sigue a continuación “bienaventurados los que sin haber visto han creído” (Jn 20,29). En esta sentencia estamos especialmente comprendidos nosotros, que confesamos con el alma al que no hemos visto en la carne. Sí, en ella se nos designa a nosotros, pero con tal que nuestras obras se conformen a nuestra fe, pues quien cumple en la práctica lo que cree, ése es el que cree de verdad»
San Gregorio Magno (Padre de la Iglesia, s.VI)
 
ACOMPAÑAMOS A TERESA DE ÁVILA CON SU POEMA
Vivo sin vivir en mí
y tan alta vida espero
que muero porque no muero.
Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor,
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí;
cuando el corazón le di
puso en mí este letrero:
«Que muero
porque no muero».
Esta divina unión,
y el amor con que yo vivo,
hace a mi Dios mi cautivo
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a mi Dios prisionero,
que muero porque no muero.
¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel y estos hierros
en que está el alma metida!
Sólo esperar la salida
me causa un dolor tan fiero,
que muero porque no muero.
Acaba ya de dejarme,
vida, no me seas molesta;
porque muriendo, ¿qué resta,
sino vivir y gozarme?
No dejes de consolarme,
muerte, que ansí te requiero:
que muero porque no muero.
 
PALABRAS PARA ILUMINAR NUESTRA MEDITACIÓN
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.
 
Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.
Nuevo evento: 
Jue, 06/08/2015 - 20:45 - 22:00

2015-08-20 Querido Bernardo: Santidad, Sexualidad, Amor de Dios

Una vez más se cumple aquello que dice: “Las Gracias de Dios se reciben para ser compartidas”. Las últimas fechas que me han dado para hacer oraciones han sido fechas de santos a los que tengo especial cariño y son importantes en mi vida, así que no les extrañe que vuelva a tocar el tema de la santidad. Hoy estoy aquí para compartirles el regalo de este “caricia” que Dios hizo, aquel y otros días, a mi alma a través de este servicio. 

Pero primero… Bendigamos al Señor! 

 Hoy se celebra a San Bernardo en la Iglesia Católica y Anglicana. San Bernardo es, cronológicamente, el último de los Padres de la Iglesia (grupo de pastores y escritores eclesiásticos de los primeros siglos del cristianismo, cuyo conjunto doctrinal es considerado testimonio de la fe y de la ortodoxia en la Iglesia católica), pero es uno de los que más impacto ha tenido en ella. Nació en Francia en el año 1.090, en el Castillo Fontaines-les-Dijon. Sus padres eran los señores del Castillo y fue educado junto a sus siete hermanos como correspondía a la nobleza, recibiendo una excelente formación en latín, literatura y religión. Murió en 1153. Fue declarado Santo en 1.173 . Posteriormente, fue declarado Doctor de la Iglesia. Fue el gran impulsor y propagador de la Orden Cisterciense y el hombre más influyente, a nivel político, del siglo XII en Europa. Fundador del Monasterio Cisterciense del Claraval y de muchos otros. Tras su conversión su entusiasmo hizo que la conversión llegara a toda su familia quienes ingresaron en órdenes religiosas. Fueron LA FAMILIA QUE ALCANZO A CRISTO. Sus dotes de oratoria lo convirtieron, en vida, en el doctor melifluo ya que sus palabras tenían el poder de conmover los corazones hacia las realidades espirituales (es el patrono de los apicultores). Esas dotes fueron utilizadas por la Iglesia Católica en cuestiones de mediaciones y de política. Fue él quien apoyo la creación de la Orden de los Templarios y creo su regla (muy similar a la regla Cisterciense), evitó un cisma cuando en su época se instituyeron dos papados, fue el predicador de la segunda cruzada que tuvo muy mal fin y defendió que, a pesar de su amor por la Virgen María, esta no necesitaba “falsos títulos sin fundamento” como la INMACULADA CONCEPCIÓN.

Creo que, como lo hacía Bernardo, la Santidad es la Gracia  de Dios encarnada en un hombre para ser compartida, en el tiempo, con sus hermanos e hijos de Dios. Una Iluminación que atraviesa un alma convirtiéndola en un diamante que desfragmenta esa Luz en colores que iluminan su alrededor. Pero ese diamante es originalmente un trozo de carbón que la Gracia va limpiando, puliendo y cincelando. Lo único que se pide al alma es un: Si, Aquí estoy.

Salmo 39,5.7-8a.8b-9.10 (TODOS … sin prisas y escuchando)

 Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor,

y no acude a los idólatras, que se extravían con engaños.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, y, en cambio, me abriste el oído;

no pides sacrificio expiatorio, entonces yo digo: «Aquí estoy.»

–Como está escrito en mi libro– «para hacer tu voluntad».

Dios mío, lo quiero, y llevo tu ley en las entrañas.

He proclamado tu salvación ante la gran asamblea;

No he cerrado los labios: Señor, tú lo sabes. 

Canción: Al Amor mas sincero

Se ha criticado a los santos por esa tendencia tan humana que tenemos de idolatrar. Pero nos olvidamos que, primeramente, los humanos idolatramos nuestros esquemas de creencias, nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestros miedos, nuestros seres queridos, nuestra vida, etc, etc etc. Colocamos todo ello en el lugar que solo Dios debe estar dirigiendo nuestra vida. Y un santo no es nada más que un hombre o mujer que, simplemente, ha dicho SI a un camino de conversión sin idolatrias. A un camino de dejar de ser carbón e ir descubriéndose diamante,  dejándose atravesar por la Luz de Dios a través de su Gracia. No son infalibles ni son Dios y, justamente, sus restos de carbón son lo que los convierten en AMIG@S porque podemos ver allí, no solo su proceso de transfiguración, sino su propia humanidad tan nuestra.

Bernardo no creyó y predicó en contra de un dogma que la iglesia católica, siete siglos después, promulgo como dogma de fe; promulgo y escribió la regla  de una orden religiosa que la iglesia católica recibió como un regalo de Dios y, dos siglos después, la misma iglesia trato como herejía; promulgo y alentó, a pedido de la iglesia, a una Segunda Cruzada que fue sanguinaria y un fracaso total. Pero también hizo fructificar la Orden a la que pertenecí y ayudo en mi camino, escribió sermones que hasta hoy son de edificación del alma de millones de cristianos, ayudo a la conversión de miles de almas de su tiempo (algunas de ellas creadoras del Cristo de San Damiano que preside nuestras reuniones) y hasta de su propia familia, alcanza a hoy Gracias de Dios  a sus amig@s.

Un alma que aprendió lo más importante: escuchar a Dios y reflejar ese amor con un SI, aquí estoy!.  Que escribió con extrema dulzura la unión de la naturaleza, la mente, las emociones  y el ser con Dios en una unión de Esposos. Que con total abandono escribió: "Mi gran deseo es ir a ver a Dios y a estar junto a Él. Pero el amor hacia mis discípulos me mueve a querer seguir ayudándolos. Que el Señor Dios haga lo que a Él mejor le parezca".

Pues escuchemos y meditemos en silencio!

Vídeo: Serie Amig@s Querdid@s : Bernardo de Claraval

Meditación y silencio    10´. Ecos,  Peticiones y acciones de gracias. Padre Nuestro     

Permitidme una última reflexión. Hace 8 años que estoy en este país y he conocido varios casos de personas que desearon ingresar en el orden sagrado y fueron rechazadas por su orientación sexual. Al no ser mi experiencia, el escuchar que esto sucede en la búsqueda de Dios, me conduele En el título de esta oración coloque SEXUALIDAD. Creo en Dios y creo en la santidad. Dios me dio un cuerpo, un templo donde El habita en espíritu y en la verdad. Ese mismo cuerpo posee sexualidad y Dios me ha dado el don de expresarla a través de la sexualidad LGTB + H. Esa sexualidad es la que me ayuda a desarrollar la afectividad y la espiritualidad: con palabras, emociones, actos concretos de amor hacia mí mismo y mis herman@s de este mundo. Si algo enseña los sermones de Bernardo es que hay que acompañar nuestra naturaleza para llevarla a su mejor esplendor: ser reflejo del Amor de Dios. Y si algo aprendí de los cistercienses en mi país, de la vida religiosa y de mi propia vocación ha sido que todo aquello a lo que dije SI a Dios, Él lo ha iluminado y ha sacado sus verdaderos colores. Sé que mi sexualidad, sin represión y sin idolatrías, es una herramienta que me lleva a mi Dios y me santifica en Él. Creo que se puede desarrollar  la santidad, fuera y dentro de la pareja LGTB, sin sacrificios ni holocaustos,  como también hay solteros y parejas heterosexuales que llegaron a ser santos fuera de la vida religiosa. No idolatremos discursos de otr@s. Escuchemos la voz de Dios. “Nada puede separarnos del Amor de Cristo”

Oración LGTBH + H Crismhom. 

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.

Canto despedida: Salve Regina

2015-10-07 Agradecimiento, escucha y llamada

Todos los jueves  a las 20:30h, se realiza en la sede de CRISMHOM (Barbieri 18) una oración comunitaria de carácter ecuménico, abierta a todas las personas, tanto LGTB como heterosexuales, que deseen tener un encuentro con el Señor. Esta oración combina cantos, salmos, lecturas bíblicas, peticiones, acciones de gracias y textos que ayuden a la reflexión y la oración. Es un espacio abierto, discreto, acogedor y muy apropiado para personas que se acercan por primera vez a nuestra comunidad. Anímate, vente a conocernos y tráete algún amigo o persona conocida que sepas que necesite de silencio y oración.

 

Agradecimiento, escucha y llamada

Madrid,  8 de octubre de 2014

 

Con asombro, Señor, oigo que me das las gracias. Y yo respondo, "¿gracias? ¿pero por qué, mi Señor". Y oigo tu respuesta: "Gracias por todo lo que eres para mí, lo mismo bajo el sol que bajo la lluvia". Gracias por aceptar mi amor ilimitado. Gracias por dejar que yo te cuide y venga en tu ayuda. Gracias por descargar sobre mí tus aflicciones. Gracias por dejar a un lado tu pasado y olvidar todo su peso, creyendo que yo te he perdonado de verdad todos tus pecados y no me acuerdo ya de ellos. Gracias porque adviertes y me agradeces los dones que te he dado. Gracias por estar un rato conmigo, por volverte de vez en cuando hacia mí y ofrecerme tu sonrisa. Gracias porque te fías tanto de mí, que dejas en mis manos el futuro de tu vida" (Juana Metzner).

 

Daniel 3, 57 (A dos coros)

Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.


Bendito tu nombre santo y glorioso. A él gloria y alabanza por los siglos.

Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres. A ti gloria y alabanza por los siglos.

Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

 

Canto 1: Pues nadie te ama como yo.

¡Cuánto he esperado este momento! ¡Cuánto he esperado que estuvieras así! ¡Cuánto he esperado que me hablaras! ¡Cuánto he esperado que vinieras a mí! Yo sé bien lo que has vivido,  yo sé bien por qué has lloradoyo sé bien lo que has sufrido, pues de tu lado no me he ido.

Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo. Mira la cruz, esa es mi más grande prueba, nadie te ama como yo. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo. Mira la cruz, fue por ti. Fue porque te amo. Nadie te ama como yo.

Yo sé bien lo que tú dices, aunque a veces no me hables. Yo sé bien lo que tu sientes, aunque nunca lo compartas. Yo a tu lado he caminado, junto a ti yo siempre he ido. Y aunque a veces te he cargado yo he sido tu mejor amigo.

 

Sobre la escucha: Escuchar es de sabios, de personas que han madurado en la humildad, de los que identifican que tienen algo que aprender de los demás. Escuchar es adentrarse en realidades que no son gratas de contemplar y para las que no tenemos solución. Nos da miedo escuchar porque nos tocarnos de frente con nuestra limitación y vulnerabilidad. Escuchar es simplemente estar en silencio sin pensar en lo que vamos a decir, activar el rádar emocional para detectar los sentimientos y el significado de las palabras y la conducta no verbal de quien se relaciona con nosotros. Escuchar es el primer deber del que quiere amar.

 

Sobre quien nos escucha: Razón es que por la humildad de este Rey, si como grosera no sé hablar con Él, no por eso me deja de oír, ni me deja de llegar a sí, ni me echan fuera sus guardas; porque saben bien los ángeles que están allí la condición de su Rey, que gusta más de estas groserías de un pastorcito humilde, que ve que si más supiera más dijera, que de los muy sabios y letrados, por elegantes razonamientos que hagan, si no van con humildad (Santa Teresa de Jesús, Camino de Perfección 22, 4).

 

Contemplación perfecta: Y porque no penséis se saca poca ganancia de rezar vocalmente con perfección, os digo que es muy posible que estando rezando el Paternóster u otra oración vocal, os ponga el Señor en contemplación perfecta [...] Entiende que, sin ruido de palabras, le está enseñando este Maestro divino [...] Gozan sin entender cómo gozan. Está el alma abrasándose en amor y no entiende cómo ama. Conoce que goza de lo que ama y no sabe cómo lo goza. Bien entiende que no es gozo que alcanza el entendimiento al desearlo [...] Es don del Señor, de ella (la oración) y del cielo, que, en fin, da como quien es. Esta, hijas, es contemplación perfecta (Santa Teresa de Jesús, Camino de Perfección 25, 1-2).

 

Canto: Escucha hermano la canción de la alegría, el canto alegre del que espera un nuevo día. Ven, canta, sueña cantando, vive soñan – do el nuevo Sol, en que los hombres volverán a ser hermanos.

 

Lucas 10,1-9: Después de esto, designó el Señor a otros setenta y dos y los envió por delante, de dos en dos, a todas las ciudades y sitios adonde él había de ir. Y les dijo: La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies. Id; mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias. Y no saludéis a nadie en el camino. En la casa en que entréis, decid primero: 'Paz a esta casa.' Y si hubiere allí un hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; si no, se volverá a vosotros. Permaneced en la misma casa, comed y bebed lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No vayáis de casa en casa. En la ciudad en que entréis y os reciban, comed lo que os pongan; curad los enfermos que haya en ella, y decidles: 'El Reino de Dios está cerca de vosotros.

 

Juan 6, 60: Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de Jesús y dejaron de acompañarlo. Jesús preguntó entonces a los Doce: "¿También vosotros queréis marcharos?". Simón Pedro le respondió: "Señor, ¿a quién iremos? Sólo Tú tienes palabras de Vida eterna. Nosotros hemos creído y sabemos que eres el Santo de Dios".

 

Jeremías 1,17-19: En cuanto a ti, cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide yo delante de ellos.

Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país.

Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque yo estoy contigo para librarte

 

Canto: Llevad la buena noticia, a todo ser que respira y decidles que la paz está dentro de sus vidas, y que ellos paz serán si desparraman amor, a todos los hombres que encuentren, por esos caminos de Dios ...

 

Malas interpretaciones: Contemplando e intentando poner nombre a mis sentimientos. Despertados por situaciones y personas que sospecho poco saben de cómo me afectaron. Siendo muy consciente de que mis interpretaciones de comentarios y gestos tienen mucho más que ver conmigo que con la intencionalidad original de quienes los originaron. Valorando también reacciones positivas de quienes sospechan cómo me siento. Gracias, Señor, por acompañarme en todo este camino.

 

Efesios 2, 19-22: Ya no sois extranjeros ni forasteros, sino que sois ciudadanos del pueblo de Dios y miembros de la familia de Dios. Estáis edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, y el mismo Cristo Jesús es la piedra angular. Por él todo el edificio queda ensamblado, y se va levantando hasta formar un templo consagrado al Señor. Por él también vosotros os vais integrando en la construcción, para ser morada de Dios por el Espíritu.

 

Sal 138 (A dos coros)

Señor, Tú me miras, me penetras y me amas, me conoces cuando me siento y me levanto.

Tú conoces los pensamientos de mi corazón, cuando camino o descanso, Tú cuidas de mí, Tú adivinas lo que voy a hacer ...

Las palabras no han salido de mi boca y ya sabes lo que voy a decir. Me quieres tanto que tu cariño me envuelve por todas partes, me cubres y me escondes entre tus manos.

Eres inmenso, eres grandioso, eres sabio. No te puedo comprender ni alcanzar porque eres muy grande para mí.

Tampoco puedo huir de tu mirada, porque me buscas, con ternura, de día y de noche, por todas partes y aunque me esconda de ti, Tú sales a mi encuentro, tú estás SIEMPRE ahí.

Señor, yo también te quiero conocer, quiero escuchar tu palabra. Yo a veces no sé lo que quieres decir, pero veo tu amor por nosotros.

Señor, yo también te quiero, mira mi corazón. Tú sabes lo bueno y lo malo y Tú sabes que te quiero.

Abre mi corazón y llénalo de Ti. Te quiero conocer como Tú me conoces a mí. No me dejes solo en el camino, llévame de tu mano y GUÍAME HACIA TI

 

Más allá del cumplimiento: Señor, que me enamore más de ti, para poder llegar a ti por encima del cumplimiento. Señor, concédeme apasionarme por ti para poder tener la fuerza y valor de liberarme de mis apegos, de arriesgarme por encima de mi propia seguridad, ser ocurrente y dar pasos concretos. Poder dejar atrás muchas cosas para que nuestro tesoro seas Tú.

 

Quien torna por nosotros: Nunca penséis ha de estar secreto el mal o el bien que hiciereis, por encerradas que estéis. ¿Y pensáis que aunque vos, hija, no os disculpéis, ha de faltar alguien que torne por vos (os defienda)? Mirad cómo respondió el Señor por la Magdalena en casa del fariseo, y cuando su hermana la culpaba (Lc 7, 36-40 y 10, 38-42). No os llevará por el rigor que a Sí (Cristo), que ya al tiempo tuvo un ladrón que tornó por Él (le defendió), cuando estaba en la cruz (Lc 23, 41); así Su Majestad moverá a quien torne por vosotras (os defienda), y cuando no, no será menester [...] Porque comienza a ganar libertad y no se da más que digan mal que bien, antes parece es negocio ajeno [...] Así es acá: con la costumbre que está hecha de que no hemos de responder, no parece hablan con nosotras (Santa Teresa de Jesús, Camino de Perfección 15, 7).

 

 

Canto: Pongo mi vida en tus manos. Padre mío me abandono a Ti. Haz de mí lo que quieras. Estoy dispuesto a aceptarlo todo. Con infinita confianza, porque Tú, Tú eres mi Padre.

 

Espacio de silencio (10 minutos).

 

Espacio para compartir peticiones, vivencias y acción de gracias.

 

Uniendo nuestras manos, desde el arrepentimiento y con el deseo de volver a ser hermanas y hermanos en EL SEÑOR recitamos el Padrenuestro.

 

Oración común: Señor Jesucristo, te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son  aceptados en su entorno más cercano. Y te damos gracias y pedimos por CRISMHOM, para que construyamos Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTB de Madrid.

 

Bendición: Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.

 

Nuevo evento: 
Jue, 08/10/2015 - 20:30 - 21:30

2015-11-12 Oración Comunitaria: Habrá milagros hoy .... si tienes FE!

Con qué poco te contentas mi Dios! Solo pides que te ame y tu corazón se abre y ¡derrama TODO!

Si fuera tan fácil con el corazón orgulloso de los hombres....

Creo que LA PALABRA se encarna en nuestra vida y en el vivir se expresa.

Habrá milagros hoy…. ¡Si tienes FE!

En mis épocas monásticas, luego de las Completas, salía un poco al campo para disfrutar del silencio nocturno. Una noche me detuve en las estrellas del cielo. Lejos de las ciudades y en medio de las sierras, las estrellas se nos muestran tal como son. 

La primera promesa de Dios a Abraham, el nacimiento del monoteísmo, fue: “De cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos.”Génesis 22:17.  Un hecho totalmente imposible en la situación que todos conocemos y que vivía, en ese momento, Abraham.

Esa noche mirando las estrellas comprendí que aquella promesa  se cumplía en mí y en el pueblo cristiano. Miles de años después, un novicio cristiano e hijo del pueblo judío por bautismo, comprendía que era parte de esa promesa dada a Abraham.  No pude más que maravillarme una vez más en Dios.

Ashira, Cantemos y Bendigamos al Señor!

El Dios de Israel, nuestro Dios,  libro a su pueblo de las cadenas. Él nos libra también de nuestras esclavitudes internas: ¿a qué temeré? Habrá milagros hoy…. ¡Si tienes FE! No hay miedo en mi interior… En tu misericordia ¡TÚ nos diriges! Los invito a entonar un cantico en honor del Señor junto a Moisés. (Éxodo 15)

Cantaré al Señor, que se ha coronado de triunfo

 El Señor es mi fuerza y mi cántico;  ÉL es mi salvación.

Él es mi Dios, y lo alabaré;  es el Dios de mi padre, y lo enalteceré.

El Señor es un guerrero;  su nombre es el Señor.

Tu diestra, Señor, reveló su gran poder;  tu diestra, Señor, despedazó al enemigo.

¿Quién, Señor, se te compara entre los dioses?   ¿Quién se te compara en grandeza y santidad?

Tú, hacedor de maravillas, nos impresionas con tus portentos.

Por tu gran AMOR guías al pueblo que has rescatado;    por tu fuerza los llevas a tu santa morada.

Por tu gran poder, Señor,  quedarán mudos como piedras

Hasta que haya pasado tu pueblo,  el pueblo que adquiriste para ti.

Tú los harás entrar, y los plantarás,  en el monte que te pertenece;

En el lugar donde tú, Señor, habitas;  en el santuario que tú, Señor, te hiciste.

¡El Señor reina por siempre y para siempre!

Como compartí la semana pasada, el trabajo que Dios hace en mí y yo en ÉL, desde hace años, se constituyó como una Asociación de alcance nacional. Desde que este hecho comenzó a gestarse no pude más que agradecer a Dios y comprobar cómo, en su misericordia, Él nos dirige. También me encontré, en una entrevista, volviendo a hablar como las idolatrías humanas no nos permiten tener FE

Los humanos tenemos la tendencia de idolatrar. Idolatramos nuestros esquemas de creencias, nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras iglesias, nuestros miedos, nuestros seres queridos, nuestra propia vida, etc, etc, etc. Colocamos todo ello en el lugar en donde solo Dios debe estar dirigiendo nuestra vida. Y un ser verdaderamente espiritual no es nada más que un hombre o mujer que, simplemente, ha dicho “SI” a un camino de regreso a la Unidad interna, y con Dios, sin idolatrías. Un alma que aprende lo más importante: escuchar  a Dios y reflejar ese amor depositado dentro de sí! Que trabaja en  la uni