Skip to content

2017-12-13 Casi 100 Católicos LGBTIQ de 35 países se reunieron en Múnich-Dachau

“Los actos Homosexuales son un pecado” – al menos de acuerdo a la doctrina de la Iglesia Católica Romana. Mientras tanto, la Red Global de Católicos Arcoíris (GNRC) trabaja por la justicia y aceptación de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersexo y queer (LGBTIQ) en la Iglesia Católica. Bajo el llamado bíblico “Atiende a mi Clamor” (Salmo 17,1), casi 100 Católicos Arcoiris de más de 35 países se reunieron en Múnich-Dachau desde el 30 de noviembre al 3 de diciembre del 2017, con el motivo de desarrollar una agenda común para el futuro.

 

¡La jornada del fin de semana valió la pena! El sábado 2 de diciembre, la Red Global de Católicos Arcoíris fue oficialmente fundada como una asociación. El lugar de inscripción es – ¡por supuesto! En Roma, pues aquí más que en ningún otro lugar es necesario ganar la atención de los líderes de la Iglesia.

Un foco especial para la Asamblea fue dirigido a la región de África, en paralelo a otros encuentros para las regiones de Latinoamérica y Asia-Pacifico, pues el diario vivir de las personas LGBTIQ en muchos países africanos es de constante peligro. Durante la asamblea, la Red Africana de Católicos Arcoíris puso sobre la mesa una moción instando a la GNRC a hacer oír su voz ante el Vaticano: “Llamamos a la Asamblea General de la GNRC para que solicite al Papa y a la Iglesia Católica Romana el hablar sobre la inclusión de personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersexo y queer (LGBTIQ) en la Iglesia”.

 

Estamos profundamente preocupados de que más de 70 países en el mundo criminalicen las conductas sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo, siendo la mayor parte ellos países africanos. Las conductas sexuales consentidas entre personas del mismo sexo son condenables a pena de muerte en Nigeria, Mauritania, Sudan y algunos sectores de Somalia. Leyes penales de este tipo, sean o no aplicadas, contribuyen a ambientes de persecución y generan violencia hacia las personas LGBTIQ. La violencia dirigida hacía individuos LGBTIQ se mueve desde la violencia general (tales como asaltos) a las más brutales muertes (asesinato). “Instamos a la jerarquía de la Iglesia a que se comprometa en la enseñanza, oración y actos contra cualquier legislación que socave la dignidad humana y oprima a cualquier minoría, incluyendo las personas LGBTIQ”, complementó la Red Africana. El llamado fue aceptado por la Asamblea de la GNRC. Así, el trabajo debe comenzar inmediatamente.

 

Responsable de la coordinación de las próximas actividades es el recientemente elegido directorio de la GNRC. Sus miembros provienen desde diversas regiones del mundo:

 

  • Joanita Warry Ssenfuka (35), Freedom and Roam Uganda (Uganda)
  • Brizan Ogollan (34), Upper Rift Minorites (Kenia)
  • Benjamin Oh (36), Acceptance Sydney (Australia)
  • Joseanne Peregin (56), Drachma Parents Group (Malta)
  • Christopher Vella (39), Drachma LGBT (Malta)
  • Ruby Almeida (61), Quest (UK / India)
  • Francis DeBernardo (58), New Ways Ministry (USA)
  • Andrea Rubera (52), Cammini di Speranza (Italia)
  • Fernando González (37), Padis+ (Chile)

Los Co-Directores de la GNRC son Ruby Almeida y Christopher Vella.

 

Noticia completa en  http://rainbowcatholics.org/?p=2399

 

 

Usuarios nuevos

  • charles
  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 1 guest en línea.
glqxz9283 sfy39587p07