Skip to content

2018-01-11: “Tu eres mi hijo amado”

“Tu eres mi hijo amado”


Monición introductoria
 
¡Señor, nuestro Dios y nuestro Padre! Te pedimos el conocimiento del misterio de tu Hijo.  ¡Señor Jesús! Enséñanos en esta escucha de tu palabra qué cosa signifique ser hijos, en Tí y contigo. Tú eres el verdadero Cristo porque nos enseña ser hijos de Dios como tú. Danos una profunda conciencia de la acción del Espíritu que nos invita a una escucha dócil y atenta de tu palabra. ¡Espíritu Santo! Te pedimos que calmes nuestras angustias, los temores, los miedos para ser más libres, sencillos y mansos en la escucha de la voz de Dios que se manifiesta en la palabra de Cristo Jesús, nuestro hermano y redentor. 
 
Canto: Bendigamos al Señor 

Bendigamos al Señor, Dios de toda la creación, por habernos revelado su amor. Su bondad y su perdón y su gran fidelidad, por los siglos de los siglos durarán.
 
/ EL ESPÍRITU DE DIOS HOY ESTÁ SOBRE MÍ, Y ÉL ES QUIEN ME HA UNGIDO A PROCLAMAR, LA BUENA NUEVA A LOS MÁS POBRES, LA GRACIA DE SU SALVACIÓN. / (2)
 
Enviados con poder y en el nombre de Jesús, a sanar a los enfermos del dolor; a los ciegos dar visión, a los pobres la verdad y a los presos y oprimidos libertad. ESTRIBILLO.
 
Con la fuerza de su amor y de la resurrección anunciamos llega ya la salvación. Que ni el miedo ni el dolor, ni la duda o la opresión, borrarán la paz de nuestro corazón. ESTRIBILLO.
 
Tú eres mi hijo amado
  1. “Tú eres mi hijo amado”, estas son las palabras  que más me gusta escuchar de tus labios Señor. 
 
2. “Tú eres mi hijo”, hace falta fe para pronunciarla  ante mi propia miseria y ante una turba escéptica,  pero yo sé que son verdad,  y son la raíz de mi vida y la esencia de mi ser.
 
1. Te llamo “Padre” todos los días porque Tú me has llamado hijo.  Ese es el secreto más entrañable de mi vida, mi alegría más íntima y mi derecho más firme a ser feliz. 
 
 2. La iniciativa de tu amor, el milagro de la creación,  la intimidad de la familia, el cariñoso acento con que te oigo decir  esas palabras en un tiempo sagrado y delicado... 
 
1. “Tú eres mi Hijo”, quiero sentirme hijo tuyo hoy,  quiero caer en la cuenta de que me estás dando vida en cada instante,  de que comienzo a vivir de nuevo  cada vez que vuelvo a pensar en Tí,  y en ese momento Tú vuelves a ser mi Padre”.  (González Valle)
  
Canto: Nadie te ama como yo 
 Cuánto he esperado este momento, 

cuánto he esperado que estuvieras  así. 

Cuánto he esperado que me  hablaras, 

cuánto he esperado que vinieras a mi. 

 

Yo sé bien lo que has vivido,

yo se  bien  porqué has llorado;

yo se bien lo que  has sufrido

pues de tu lado no me he  ido. 

 

Pues nadie te ama como yo,

pues  nadie te ama como yo;

mira a la  cruz, esa es mi más grande prueba,

Nadie te ama como yo.

Pues  nadie te ama como yo,

pues nadie  te  ama como yo;

mira a la cruz,

fue  por  ti, fue porque te amo,

Nadie te  ama como yo. 

 

Yo se bien lo que me dices

aunque a  veces no me hablas;

yo se bien lo que  en ti sientes

aunque nunca lo  compartas.

Yo a tu lado he caminado, 

junto a ti yo siempre he ido;

aún a  veces te he cargado.

Yo he sido tu  mejor amigo.

 

Pues nadie te ama...

 

Lectura del Santo Evangelio según San Marco (1,9-11)
 "Sucedió que por aquellos días llegó Jesús desde Nazaret a Galilea  y fue bautizado por Juan en el Jordán.  Apenas salió del agua, vio rasgarse los cielos  y al Espíritu que bajaba hacia él como una paloma.  Se oyó una voz desde los cielos: "Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco" 
 
Meditación:
«En el corazón de mi fe se encuentra la convicción de que somos los hijos e hijas amados de Dios. […] Porque yo sé quién soy. Sé quien soy. Porque antes de que el Espíritu me empujara para ser tentado, vino sobre mí y dijo: “Tú eres mi Hijo amado. Tú eres mi Hijo amado. En ti me complazco”. Esto es lo que vosotros sois. Esto es lo que yo soy. Jesús oyó esta voz: “Tú eres mi amado. En ti me complazco”.

[…] Queridos amigos, si hay algo que quiero que oigáis es que lo que se dice de Jesús se dice también de vosotros. Tienes que oír que eres la hija amada o el hijo amado de Dios. Y tienes que oírlo no solo con la cabeza, sino con las entrañas, tienes que oírlo de forma que toda tu vida cambie radicalmente. Dice la Escritura: “Con amor eterno te amé. Tu nombre está escrito en la palma de mi mano desde la eternidad. Te modelé en lo profundo de la tierra y te entretejí en el vientre de tu madre. Te amo. Te abrazo. Tú eres mío, yo soy tuyo y tú me perteneces”. Tienes que oírlo, porque si puedes oír esta voz que te habla desde el principio de los tiempos y por toda la eternidad, entonces tu vida se convertirá cada vez más en la vida del amado, porque esto es lo que eres». (Henri Nouwen) 

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR (Reflexiones, peticiones y acción de gracias)

PADRE NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA

 Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTBI, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTBI de Madrid. Amén.
 
BENDICIÓN      
           

Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá. Amén

Usuarios nuevos

  • charles
  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 0 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07