Skip to content

2018-03-08: CELEBRACIÓN DÍA DE LA MUJER

“¿Cuál es el modo adecuado de hablar de Dios frente a la recuperación de la dignidad y la igualdad humanas de la mujer?”
 
INTRODUCCIÓN:
Las mujeres, como es obvio, constituimos el cincuenta por ciento de la población: somos la mitad del género humano. Sin embargo se trata de una mitad que ha sido silenciada, oscurecida, menospreciada, oprimida. Y todavía lo sigue siendo. La lucha por la igual dignidad y derechos de la mujer no ha hecho más que empezar. Como comunidad LGTBI+H formada por hombres y por mujeres tenemos la obligación de recordar que la lucha por los derechos de las personas LGTBI debe mucho al movimiento feminista que fue el pionero en denunciar la ideología de la sociedad patriarcal que colocaba y coloca todo el valor, la dignidad y el poder en el varón heterosexual.

Sabemos que nuestro Dios es un Dios de la fraternidad, que nos enseña que los seres humanos somos todos iguales ante Él/Ella, que abomina de las relaciones de poder y opresión y nos llama al amor y el servicio mutuos.

Hoy vamos a caminar en este rato de oración de la mano de la teología feminista, para pensar a nuestro Dios con categorías femeninas y descubrir en Jesús a un hombre sin prejuicios que veía en las mujeres a seres humanos dotados de intrínseca dignidad.
 
CANTO:
Dios está aquí,
Tan cierto como el aire que respiro,
Tan cierto como la mañana se levanta,
Tan cierto como que este canto lo puedes oír.
 
Lo puedes oír, moviéndose entre los que aman,
lo puedes oír, cantando con nosotros aquí,
Lo puedes llevar, cuando por esa puerta salgas,
Lo puedes sentir muy dentro de tu corazón.

ORACIÓN (todos):
Querida hermana Dios, tú me tomaste cuando nací.
Tú cantaste mi nombre, te alegraste al ver mi rostro.
Tú eres mi cielo, mi sol luminoso,
Y en tu amor siempre hay espacio para estar, para crecer y encontrar un hogar,
Un lugar de reposo.
 
LECTURAS:
En el  Antiguo Testamento los profetas hablan de Dios como de una madre que siente infinita ternura por sus hijos. La Sabiduría es una imagen femenina de Dios.
 
* Sión decía: “Me ha abandonado Dios, el Señor me ha olvidado “. ¿Acaso olvida una mujer a su hijo, y no se apiada del fruto de sus entrañas? Pues aunque ella se olvide, yo no te olvidaré. (Is. 49, 14-16)
 
* Como un hijo al que su madre consuela, así os consolaré yo a vosotros y en Jerusalén seréis consolados. Al verlo, os alegraréis, vuestros huesos florecerán como prado. (Is. 66, 13-14)
 
* Cuando Israel era niño, yo lo amé y de Egipto llamé a mi hijo. Cuanto más los llamaba, más se apartaban de mí. Ofrecían sacrificios a los baales y quemaban ofrendas a los ídolos. Con todo, yo enseñé a andar a Efraín y lo llevé en mis brazos. Pero no han comprendido que era yo quien los cuidaba. Con cuerdas de ternura, con lazos de amor los atraía; fui para ellos como quien alza a un niño hasta sus mejillas y se inclina hasta él para darle de comer. (Os. 11, 1-4)
 
* La Sabiduría es una irradiación de la luz eterna, un espejo inmaculado de la actividad de Dios, una imagen de su bondad. Aunque es una, lo puede todo; sin salir de sí, todo lo renueva y entrando en cada época en las almas santas, hace amigos de Dios y profetas. (Sab.7, 26-27)
 
CANTO:
Sé mi luz, enciende mi noche.
Sé mi luz, enciende mi noche.
Sé mi luz, enciende mi noche, mi noche.
Sé mi luz.
 
En el Evangelio, Jesús no solo explica la solicitud de Dios con los pecadores con una figura masculina, como el pastor, sino con la mujer que busca la moneda perdida. Se acerca a hombres y mujeres por igual y muchas veces alaba la fe y la generosidad de ellas.
 
LECTURAS:
* O ¿Qué mujer, si tiene diez monedas y se le pierde una, no enciende una lámpara, barre la casa y la busca con todo cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas y les dice: “Alegraos conmigo porque he encontrado la moneda que se me había extraviado “Os aseguro que del mismo modo se llenarán de alegría los ángeles de Dios por un pecador que se convierta. (Lc. 15, 8-10)
 
* Estaba Jesús en el templo y veía cómo los ricos iban echando dinero en el cofre de las ofrendas. Vio también a una viuda pobre que echaba dos monedas de poco valor. Y dijo: - Os aseguro que esa viuda pobre ha echado más que todos los demás; porque ésos han echado de lo que le sobra, mientras que ésta ha echado de lo que necesitaba, todo lo que tenía para vivir (Mc 12, 41-44)
 
ORACIÓN (todos):
Querida hermana Dios, tú me tomaste cuando nací.
Tú cantaste mi nombre, te alegraste al ver mi rostro.
Tú eres mi cielo, mi sol luminoso,
Y en tu amor siempre hay espacio para estar, para crecer y encontrar un hogar,
Un lugar de reposo.
 
SILENCIO Y MEDITACIÓN PERSONAL

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR: Acción de Gracias, Peticiones

PADRE NUESTRO

ORACIÓN COMUNITARIA.
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTBI, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTBI de Madrid. Amén.
 
BENDICIÓN.
El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros, vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanas y hermanos. Amén.

 

Usuarios nuevos

  • pierrewb
  • normanrod49
  • charles
  • horacio
  • kike

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 14 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07