Skip to content

2018-18-02 "Jesús tentado en el desierto"

El evangelio del primer domingo de cuaresma tiene dos partes: la tentación de Jesús en el desierto y el comienzo de la predicación de Jesús en Galilea. Me voy a fijar solo en la primera parte: la tentación en el desierto.
Jesús ha recibido en el bautismo el Espíritu que ahora le empuja al desierto, lugar de duras pruebas, de tentación de Satanäs, y a la vez ,lugar del encuentro con Dios. Jesús estuvo 40 días en el desierto evocando los 40 años de Israel por el desierto hasta entrar en la tierra prometida. Cuarenta años era el tiempo de una generación en la época de Jesús. Esto significa que Jesús fue tentado por el Maligno a lo largo de toda su vida. Antes de iniciar su ministerio público, Jesús es tentado por el Demonio en su función mesiánica.  
En el Evangelio según San Marcos el desierto es una reconstrucción del paraíso original. Jesús es acompañado y vive en armonía con las fieras salvajes. Los ángeles le sirven y le administran alimentos. En este contexto Jesús, como Adán, es tentado por Satanas.
Jesús fue tentado a que actuara como Mesías con el poder de Hijo de Dios, es decir, en su naturaleza divina sin desarrollar su condición humana. Si como Dios, Jesús podía saciar el hambre de la humanidad, si con hechos super espectaculares podía mostrarse como Dios y la gente al verlos  se le rendirá y se postrará a sus pies, para que iba a perder el tiempo eligiendo a unos discípulos instruyéndoles poco a poco, haciendo pequeños signos que podían ser mal interpretados y para que se iba a enfrentar a las autoridades judías que podían acabar con Él sin demostrar claramente quién era. 
Nosotros en el paraíso de nuestra vida somos también tentados. El  Demonio nos dice que somos un objeto más de la creación, que no somos sujetos interlocutores de Dios , que no somos creados por amor y llamados a un proyecto especial. Dios nos creó y se ha olvidado de nosotros. Dios mira  impasible el sufrimiento humano. Por eso Satanas dice al hombre que viva la existencia como una pieza más del engranaje de la creación y, como consecuencia, le invita a que no se complique la vida sacando lo mejor de sí. Le dice: disfruta, consume, mira solo para ti, se competitivo. sube pisando al de al lado, no intentes cambiar el mundo, se insensible al dolor y necesidades ajenas, cultiva tu cuerpo y mente para tu satisfacción personal, y exprime tu vida aquí y ahora al máximo porque no hay nada más; cuando mueras a lo sumo, serás una pieza reemplazada por otra. Es la versión postmoderna del“ carpe diem”.
Jesús venció la tentación y encarnó la figura de Mesías que, sin dejar de ser Dios, asumiendo  las dificultades limitaciones ,contrariedades y sufrimientos de la condición humana.
Esto le llevó a ser un mesías sufriente, crucificado. Pero justamente Jesús, el Verbo de Dios, que asumió la condición humana hasta sus últimas consecuencias incluida la muerte en cruz, no salvó desde dentro de nuestra propia naturaleza humana. Por ello San Marcos le considera a Jesús como nuevo Adán que ha superado la tentación y nos abre el tiempo escatologico que describe Isaías con la paz mesiánica de la armonía de animales enfrentados y que en este evangelio se describe con la convivencia de Jesús con las fieras salvajes. 
Porque Jesús venció la tentación y nos ha salvado, nos da la seguridad de que podemos con Él vencer la tentación, que somos también hijos de Dios, un Tu con el que Dios se relaciona de igual a igual,que estamos llamados q ser cocreadores y colaboradores de su Reino y que respondemos a un proyecto que tiene como meta el cielo nuevo y la tierra nueva donde habite la paz y la justicia.
La versión original de Horacio “carpe diem” no es vivir el presente olvidando el futuro sino vivir sacando lo mejor de uno mismo para ofrecerlo a los demás. Vive el carpe diem poniendo todos tus talentos al servicio del Reino de Dios Así responderás al plan de Dios venciendo la tentación de una vida plana y sin horizonte.
Cuáles son los mayores tentaciones  que tienes como persona lgtbi?  Cómo te influye el carpe diem del ambiente lgtbi?Cómo puedes vencer estas tentaciones sacando lo mejor de ti mismo para ser partícipe de la construcción del Reino de Dios?
(Padre Ramóm Llorente Garcia) 
 
Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,12-15):

En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. 
Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»

Palabra del Señor
 
 
 

Usuarios nuevos

  • horacio
  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 1 guest en línea.
glqxz9283 sfy39587p07