Skip to content

2019-03-21: El arte de Bendecir

1. AIN KAREM: TALITA KUM
TALITA KUM (LEVÁNTATE),

TALITA KUM 

TALITA KUM (LEVÁNTATE),

TALITA KUM
 
Si el miedo silencia tu vida

durmiendo todos tus sueños

de un mundo justo y humano

en el que Jesús sea el centro.
 
 Si el ruido ensordece tu oído

sin dejarte escuchar su Palabra,

atrévete a ser tu mismo;

 

Si envuelto en el ritmo diario

no aciertas a hallar su presencia

recuerda que habita en ti mismo,

Él sana tu herida y te alienta.


2. LECTURA: “LA LEY DEL JUSTO RETORNO”

Al cruzaros con la gente por la calle, en el autobús, en vuestro lugar de trabajo, bendecid a todos.  La paz de vuestra bendición será la compañera de su camino, y el aura de su discreto perfume será una luz en su itinerario. Bendecid a los que os encontréis, derramad la bendición sobre su salud, su trabajo, su alegría, su relación con Dios, con ellos mismos y con os demás. 
 
Bendecidlos en sus bienes y en sus recursos. Bendecidlos en todas las formas imaginables, porque esas bendiciones no solo esparcen las semillas de la curación, sino que algún día brotarán como otras tantas flores de gozo en los espacios áridos de vuestra propia vida.  

 

3. SALMO 136

Junto a los canales de Babilonia

nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión;  

en los sauces de sus orillas

colgábamos nuestras cítaras. 

 

Allí los que nos deportaron

nos invitaban a cantar; 

nuestros opresores, a divertirlos: 

“Cantadnos un cantar de Sión”.

 

¡Cómo cantar un cántico del Señor

en tierra extranjera! 

Si me olvido de ti, Jerusalén, 

que se me paralice la mano derecha;

que se me pegue la lengua al paladar

si no me acuerdo de ti, 

si no pongo a Jerusalén

en la cumbre de mis alegrías. 

 

5. CARTA DE S. PABLO (ROMANOS 12, 1-18)

Ahora, hermanos, por la misericordia de Dios, os exhorto a ofreceros como sacrificio vivo, santo, aceptable a Dios: sea ése vuestro culto espiritual. 

 No os acomodéis a este mundo, antes transformaos con una mentalidad nueva, para discernir la voluntad de Dios, lo que es bueno y aceptable y perfecto.  Apelando al don que me han hecho, me dirijo a cada uno de vuestra comunidad: no tengáis pretensiones desmedidas, antes tended a la mesura, cada uno según el grado de fe que Dios le haya asignado. Es como en un cuerpo: tenemos muchos miembros, no todos con la misma función; así, aunque somos muchos, formamos con el Mesías un solo cuerpo y respecto a los demás somos miembros.  Usemos los dones diversos que poseemos según la gracia que nos han concedido: por ejemplo, la profecía regulada por la fe, el servicio, para administrar; la enseñanza, para enseñar; el que exhorta, exhortando; el que reparte, con generosidad; el que preside, con diligencia; el que alivia, de buen humor.  El amor sea sin fingir, detestando el mal y adheridos al bien.  El amor fraterno sea afectuoso, estimando en más a los otros.  Servid al Señor con celo incansable y fervor de espíritu.

Alegraos con la esperanza, sed pacientes con el sufrimiento, perseverantes en la oración; solidarios de los consagrados en sus necesidades, practicando la hospitalidad.  Bendecid a los que os persiguen, bendecid y no maldigáis.  Con los alegres alegraos, con los que lloran, llorad.  Vivid en mutua concordia. No aspiréis a grandezas, antes allanaos con los humildes. No os tengáis por sabios.  A nadie devolváis mal por mal, proponeos hacer el bien que todos aprueban.  En lo posible, de vuestra parte, tened paz con todos.   
 
6. CANCIÓN: HALLELUJAH
Now, I've heard there was a secret chord

That David played, and it pleased the Lord

But you don't really care for music, do you?

 

It goes like this, the fourth, the fifth

The minor fall, the major lift

The baffled king composing

hallelujah
 

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah


Your faith was strong but you needed proof

You saw her bathing on the roof

Her beauty and the moonlight overthrew ya

She tied you to a kitchen chair

 

She broke your throne, and she cut your hair

And from your lips she drew the hallelujah


 Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah


You say I took the name in vain

I don't even know the name

But if I did, well really, what's it to you?

There's a blaze of light in every word

It doesn't matter which you heard

The holy or the broken hallelujah

 

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah

 
I did my best, it wasn't much

I couldn't feel, so I tried to touch

I've told the truth, I didn't come to fool you

And even though it all went wrong

I'll stand before the lord of song

With nothing on my tongue but hallelujah

 

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah

Hallelujah

 

7. SOLEDAD EN MEDIO DE UNA MUCHEDUMBRE. ENCUENTROS EN EL DESIERTO. JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ OLAIZOLA. ¿Cabe sentirse solo en medio de una muchedumbre? Sin duda. Sentirse solo, aunque tu vida esté llena de vínculos. Aunque pases tu tiempo sin un instante para ti mismo. Aunque siempre haya otros a tu alrededor, cerca, tendiendo una mano, una palabra, una propuesta. Puede ocurrir, en medio de esas agendas sobrecargadas, que la falta de instantes de alejamiento, intimidad con uno mismo o quietud, se vuelva la peor barrera para llegar de verdad a los otros. Entonces el otro puede convertirse en una carga, en una exigencia o en una presencia invasiva. Una familia omnipresente, un grupo de amigos absorbente, una pareja posesiva, cualquier relación basada en la dependencia pueden ser el tipo de presencias que, sin dejarte tiempo para ti mismo, sin embargo, te aíslan en una burbuja de incomunicación.  En el extremo opuesto, también el desierto puede ser espacio para los encuentros. Cuando hablo de desierto, me refiero a esos espacios de horizontes más amplios, donde el silencio se vuelve tangible, donde las relaciones importantes, por los motivos que sean, están a distancia. Sin embargo, esto, vivido con paz y sin presión, puede ser algo elegido que1 lejos de aislarte, te ayuda a profundizar en los vínculos que tienes. Hay gente que, por diversas razones, busca un poco de quietud, de silencio, de tranquilidad y lejanía. Hay quien se retira para encontrarse -y encontrar a los otros-. Hay quien vislumbra, en un paseo solitario por la ciudad, muchos más vínculos de los que podría percibir en una red incesante de interacciones y palabras. Hay quien, por carácter, necesita su espacio, su tiempo y su ritmo, sin que ello le lleve a vivirse aislado. Y hay, en fin, algunas personas con las que tienes relacione tan sólidas, tan asentadas y tan libres que aun a distancia sabes y sientes que forman parte de tu vida, de tu presente y de tu horizonte, aunque en el momento no estén cerca.

 

8. EVANGELIO (LUCAS 6, 20-35) Y él, alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: 
“Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios.  Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados.  Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis. Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas.  Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo.  ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre.  ¡Ay de los que reís ahora!, porque tendréis aflicción y llanto.  ¡Ay cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, pues de ese modo trataban sus padres a los falsos profetas.  Pero yo os digo a los que me escucháis: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odien, bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite el manto, no le niegues la túnica. A todo el que te pida, da, y al que tome lo tuyo, no se lo reclames. Y lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente. Si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Pues también los pecadores aman a los que les aman. Si hacéis bien a los que os lo hacen a vosotros, ¿qué mérito tenéis? ¡También los pecadores hacen otro tanto! Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir lo correspondiente. Más bien, amad a vuestros enemigos; haced el bien, y prestad sin esperar nada a cambio; y vuestra recompensa será grande. 

 

9. SILENCIO

 

10. COMPARTIR Y PETICIONES

 

11. PADRENUESTRO

12. ORACIÓN COMUNITARIA.  Señor Jesucristo: imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTBI, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano.


También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTBI de Madrid. Amén.

 

13. BENDICIÓN.  El Seños nos bendiga y nos proteja, Que el Señor nos muestre su rostro,  Tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Amén.

 

Quereos mucho,  No descuidéis la oración, estad atentos los unos a los otros.
 
14. CANCIÓN DE DESPEDIDA: EL SIERVO (AIN KAREM)
No gritará, no alzará su voz,

no voceará por las calles.

No quebrará la caña cascada

ni apagará la llama vacilante.
 
ÉSTE ES MI SIERVO,

EN QUIEN ME COMPLAZCO,

ES MI ELEGIDO,

A QUIEN SOSTENGO

PARA QUE TRAIGA LA SALVACIÓN

A TODAS LAS NACIONES (2).
 
 Yo, el Señor, te llamé,

te tomé de la mano

para dar vista a los ciegos

y liberar al cautivo.
 
Sin apariencia humana,

desfigurado y humillado.

Se escandalizan ante tu rostro

ante ti, mi Siervo amado.

Usuarios nuevos

  • pierrewb
  • normanrod49
  • charles
  • horacio
  • kike

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 19 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07