Skip to content

2019-08-29: “Encadenados” por el Reino de los Cielos.

CANTO
 Escucha hermano, la canción de la alegría.
El canto alegre del que espera un nuevo día.

VEN, CANTA, SUEÑA CANTANDO, VIVE SOÑANDO EL NUEVO SOL,
EN QUE LOS HOMBRES VOLVERÁN A SER HERMANOS.

 
Si en tu camino sólo existe la tristeza,
y el llanto amargo de la soledad compleja.
 
VEN , CANTA, ….
 
EVANGELIO DEL DÍA (Mc 6,17-29):
En aquel tiempo, Herodes había mandado prender a Juan y lo habla metido en la cárcel, encadenado.

 
El motivo era que Herodes se había casado con Herodías, mujer de su hermano Filipo, y Juan le decía que no le era lícito tener la mujer de su hermano.
Herodías aborrecía a Juan y quería quitarlo de en medio; no acababa de conseguirlo, porque Herodes respetaba a Juan, sabiendo que era un hombre honrado y santo, y lo defendía. Cuando lo escuchaba, quedaba desconcertado, y lo escuchaba con gusto.

 
La ocasión llegó cuando Herodes, por su cumpleaños, dio un banquete a sus magnates, a sus oficiales y a la gente principal de Galilea.
La hija de Herodías entró y danzó, gustando mucho a Herodes y a los convidados. El rey le dijo a la joven:

 
-«Pídeme lo que quieras, que te lo doy.»
 
Y le juró:
 
-«Te daré lo que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino.»
 
Ella salió a preguntarle a su madre:
 
-«¿Qué le pido?»
 
La madre le contestó:
 
-«La cabeza de Juan, el Bautista.»
 
Entró ella en seguida, a toda prisa, se acercó al rey y le pidió:
 
-«Quiero que ahora mismo me des en una bandeja la cabeza de Juan, el Bautista.»
 
El rey se puso muy triste; pero, por el juramento y los convidados, no quiso desairarla. En seguida le mandó a un verdugo que trajese la cabeza de Juan. Fue, lo decapitó en la cárcel, trajo la cabeza en una bandeja y se la entregó a la joven; la joven se la entregó a su madre.
 
Al enterarse sus discípulos, fueron a recoger el cadáver y lo enterraron.
 
PRIMER MOMENTO DE MEDITACIÓN: Rompiendo cadenas.
 
Juan Bautista era una de esas personas a las que mueve el Espíritu. Zacarías, su padre, impulsado por ese mismo Espíritu, había dicho de él: «y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo porque irás delante del Señor a preparar sus caminos, anunciando a su pueblo la salvación, el perdón de sus pecados».

No era cualquier misión y cumplirla le supondría tensiones, conflicto, persecución.
Los seguidores de Jesús no podemos ser un Herodes que cede a presiones de personas o circunstancias dejando a un lado su convicción personal. Menos aún una Herodías rencorosa, astuta y manipuladora. Tenemos mejor modelo en Juan, un hombre capaz de preparar los caminos del Señor aunque le cueste la vida, un hombre que hasta el mismo Herodes encontraba honrado y santo. 
 
CANCIÓN: “Quien pierde su vida la encuentra” (Hermana Glenda)
 
Juan Bautista sufrió las cadenas por la injusticia, son muchas las personas que de una forma u otra hoy sufren cadenas. Vamos a agradecer esta tarde la labor de tantas personas que en su tiempo libre, e incluso ofreciendo su tiempo, ayudan a los demás. Damos gracias por la labor de los miembros de esta comunidad que desinteresadamente escuchan, tienden la mano, dan su tiempo,… para que las cadenas del prójimo sean cada vez más llevaderas e incluso liberados de ellas.
 
Breve momento de Silencio.
 
SALMO 127
 
Si el Señor no edifica la casa,
En vano trabajan los albañiles;
Si el Señor no custodia la ciudad,
En vano vigila el centinela.
 
Es inútil que madruguéis;
Es inútil que veléis hasta muy tarde
Y os desviváis por ganar el pan:
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!  
 
Los hijos son un regalo del Señor,
El fruto del vientre es una recompensa;
Como flechas en la mano de un guerrero
Son los hijos de la juventud.
 
¡Feliz el hombre
Que llena con ellos su aljaba!
No será humillado al discutir con sus enemigos
En la puerta de la ciudad.
 
SEGUNDO MOMENTO DE MEDITACIÓN: “Cómodos” con las cadenas.
 
En el evangelio del día de hoy nos encontramos con la figura de Herodes, cargado de cadenas: sus propias opciones (el matrimonio con Herodías), sus promesas llevado por su orgullo, …

Pensemos un momento en las cadenas que nos imponemos a nosotros mismos, en las cadenas con las que nos acabamos sintiendo cómodos y nos van apagando.
Vamos a poner en esta tarde en manos del Señor esas cadenas, para que nos dé luz y nos ayude a …. (la respuesta está en cada uno y en Dios)
 
Breve momento de Silencio.
SALMO 42
Como la cierva sedienta
Busca las corrientes de agua,
Así mi alma suspira
Por ti, mi Dios.
 
Mi alma tiene sed de Dios,
Del Dios viviente:
¿Cuándo iré a contemplar
El rostro de Dios?
 
Las lágrimas son mi único pan
De día y de noche,
mientras me preguntan sin cesar:
"¿Dónde está tu Dios?"
 
¿Por qué te deprimes, alma mía?
¿Por qué te inquietas?
Espera en Dios, y yo volveré a  darle gracias,
A él, que es mi salvador y mi Dios.
 
Mi alma está deprimida:
Por eso me acuerdo de ti,
Pesde la tierra del Jordán y el Hermón,
Desde el monte Misar.
 
Un abismo llama a otro abismo,
Con el estruendo de tus cataratas;
Tus torrentes y tus olas
Pasaron sobre mí.
 
De día, el Señor me dará su gracia;
Y de noche, cantaré mi alabanza
Al Dios de mi vida.  Diré a mi Dios:
"Mi Roca, ¿por qué me has olvidado?
¿Por qué tendré que estar triste,
oprimido por mi enemigo?"
 
Mis huesos se quebrantan
Por la burla de mis adversarios;
Mientras me preguntan sin cesar:
"¿Dónde está tu Dios?"
¿Por qué te deprimes, alma mía?
 
¿Por qué te inquietas?
Espera en Dios, y yo volveré a darle gracias,
A él, que es mi salvador y mi Dios.

 
RELATO SOBRE “EL YO”
 «Hay una reveladora historia acerca de un monje que vivía en el desierto egipcio y al que las tentaciones atormentaron de tal modo que ya no pudo soportarlo. De manera que decidió abandonar el cenobio y marcharse a otra parte.

 Cuando estaba calzándose las sandalias para llevar a efecto su decisión, vio, cerca de donde él estaba, a otro monje que también estaba poniéndose las sandalias.
 
“¿Quién eres tú?”, preguntó al desconocido.
 
“Soy tu yo”, fue la respuesta. “Si es por mi causa por lo que vas a abandonar este lugar, debo hacerte saber que, vayas a donde vayas, yo iré contigo”.»
(Anthony de Mello “La oración de la rana”)
 
Breve momento de Silencio.
 
CANTO
Madre, óyeme, mi plegaria es un grito en la noche.
Madre, mírame, en la noche de mi juventud.
Madre, sálvame, mil peligros acechan mi vida.
Madre, lléname, de esperanza de amor y de fe.
Madre, guíame, en las sombras no encuentro el camino.
Madre, llévame, que a tu lado feliz cantaré.

 
LA RA, LA RA LA, ….
  
(Nunca permitas, oh Madre, que me separe de ti,
en las penas y alegrías tenme siempre junto a ti.)

 
Madre, una flor, una flor con espinas es bella.
Madre, un amor, un amor que ha empezado a nacer.
Madre sonreír, sonreír aunque llore en el alma.
Madre, construir, caminar aunque vuelva a caer.
Madre, sólo soy el anhelo y la carne que luchan.
Madre, tuyo soy, en tus manos me vengo a poner.

 
LA RA, LA RA LA, ….  (Nunca permitas…..)
 
TERCER MOMENTO DE MEDITACIÓN: Las cadenas que la humanidad impone al mundo.
 
Toda oración comunitaria, es un momento de fuerza en la oración. Vamos a dedicar un momento de la oración de esta tarde a tener en mente las “cadenas” que el ser humano está imponiendo al mundo, y que como en muchas redes sociales se está diciendo “se volverá contra nosotros”. Vamos a traer a nuestra mente y nuestro corazón los desastres ecológicos que se están viviendo: las islas de plástico en el mar, la contaminación en los ríos, los grandes incendios,…. Todo ello por el egoísmo humano, que sólo mira el ya y no el futuro que debemos dejar a las generaciones venideras.

Vamos a rezar en un momento de silencio para que Dios anime los corazones, para que nos concienciemos nosotros y el mundo en cuidar el planeta que nos ha dado. Vamos a rezar por las personas que están trabajando o colaborando para mejorar la salud ecológica de nuestro mundo.
 
Breve momento de Silencio.
 
EL CÁNTICO DE LAS CRIATURAS.  (San Francisco de Asís)
 
Altísimo y omnipotente buen Señor,
tuyas son las alabanzas,
la gloria y el honor y toda bendición. A ti solo, Altísimo, te convienen
y ningún hombre es digno de nombrarte.
                        
Alabado seas, mi Señor,
en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.
 
Y es bello y radiante con gran esplendor,
De ti, Altísimo, lleva significación.
 
Alabado seas, mi Señor,
Por la hermana luna y las estrellas,
En el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.
 
Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
Y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
Por todos ellos a tus criaturas das sustento.
 
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
Por el cual iluminas la noche,
Y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.
 
Alabado seas, mi Señor,
Por la hermana nuestra madre tierra,
La cual nos sostiene y gobierna
Y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.
 
Alabado seas, mi Señor,
Por aquellos que perdonan por tu amor,
Y sufren enfermedad y tribulación;
Bienaventurados los que las sufran en paz,
Porque de ti, Altísimo, coronados serán.
 
Alabado seas, mi Señor,
Por nuestra hermana muerte corporal,
De la cual ningún hombre viviente puede escapar.
Ay de aquellos que mueran
En pecado mortal.
 
Bienaventurados a los que encontrará
en tu santísima voluntad
porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor
y denle gracias y sírvanle con gran humildad.
 
CUARTO MOMENTO DE MEDITACIÓN: Los “encadenados” y mártires.
Muchas son las voces que dicen que se ha perdido el amor al prójimo, que el egoísmo capitalista nos ha seducido hasta la médula espinal, que conformamos nuestro PROPIO MUNDO a través de las redes sociales, que nos cansamos en seguida de los compromisos…

Pero hay una cosa que es muy cierta, cuando caminamos por una gran avenida, son las farolas que no funcionan las que nos llaman la atención, mientras que damos por supuesto que las que funcionan deben hacerlo.

Vamos a traer a nuestra mente en este momento final de la meditación a todas las personas que han dado su vida para que otros ESTÉN VIVOS en todas sus dimensiones, vamos a recordar aquellas personas que a lo largo de nuestra vida POR AMOR han estado a nuestro lado y nos han ayudado a caminar.
 
CANCIÓN: “Nada es imposible para Tí” INSTRUMENTAL (Hermana Glenda).
 
Acción de gracias y Peticiones.
PADRENUESTRO.
 
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTBI+H, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTBI+H de Madrid. AMÉN.
 
Bendición: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros. Vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas.
 
 

 

 

Usuarios nuevos

  • pierrewb
  • normanrod49
  • charles
  • horacio
  • kike

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 17 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07