Skip to content

2014-07-18 MANIFIESTO DE CRISMHOM ORGULLO LGTB 2014

 La Comunidad de cristianas y cristianos de Madrid homosexuales LGTB+H se une a todos los colectivos LGTB de España un año más en la justa reivindicación de los derechos de las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Con el lema elegido para este año, “Nos manifestamos por quienes no pueden”, queremos llamar la atención ante el aumento de leyes y actitudes LGTBfóbicas en determinados países como Rusia y Uganda que han permitido que se manifiesten actitudes vejatorias, torturas, linchamientos y agresiones a seres humanos únicamente por motivo de su orientación sexual o identidad de género. Ante estas injusticias queremos expresar lo siguiente:
 
1.-Las personas LGTB, independientemente de su estatus social, sexo, raza o procedencia, son iguales ante la Ley. Por lo tanto, es injusto que se establezcan legislaciones que discriminen a las mujeres y a los hombres por su orientación sexual o identidad género. Dichas leyes deben ser derogadas de inmediato para garantizar un trato justo y equitativo para todos los seres humanos. Las leyes deben garantizar que se respeten los derechos y las libertades individuales y no servir en ningún caso como premisa para quebrantar la integridad que tenemos como personas.
 
2.- Mostramos nuevamente nuestra repulsa y condena hacia las políticas de determinados países en los que se está produciendo un retroceso en los derechos humanos de las personas LGTB. Existen en la actualidad diez países que condenan a muerte a las personas que hacen visible su orientación homosexual o que establecen relaciones afectivas con personas del mismo sexo. Siguen existiendo leyes que discriminan a las lesbianas, gais, bisexuales y transexuales y se condena a penas de cárcel y a tratos vejatorios, tratándoles como si fueran criminales. Pedimos que se respete la dignidad de cada individuo y que no se someta a ninguna persona a tratos vejatorios por su condición LGTB.
 
3.- Nos preocupa el aumento alarmante de declaraciones públicas de cariz LGTBfobico, sobre todo desde instituciones gubernamentales. Esto provoca que se discrimine y agreda a personas que han decidido vivir su realidad con libertad. En la mayoría de las ocasiones estos ataques han quedado impunes. A pesar de que en muchas ocasiones dichos ataques han sido reflejados en los medios de comunicación, no se han abierto procedimientos judiciales para condenar a los/las instigadores/as y agresores/as. Pedimos a los respectivos gobiernos que tomen medidas urgentes para abrir investigaciones y llevar a los/las responsables ante la justicia.
 
4- Pedimos a todas las iglesias cristianas que sigan siendo fieles al Evangelio, avanzando en el reconocimiento y acogida sin reservas de todas las personas. Nos sentimos hijas e hijos de Dios, queridos por Él, más allá de nuestra orientación sexual o identidad de género. Pedimos un cambio en los discursos negativos, denigrantes y carentes de un conocimiento de nuestra realidad. Las Iglesias cristianas tienen la responsabilidad de crear una nueva realidad social donde todas y todos nos sintamos liberados y unidos en la diversidad de la Creación de Dios.
 
5.- Declaramos nuestra alegría por los avances que otros países están realizando en políticas y leyes que favorecen la igualdad del colectivo LGTB, tal y como ha ocurrido con la aprobación de una resolución a favor de los derechos LGTB por parte de la Organización de Estados Americanos. Denunciamos cualquier presión que proceda de grupos sociales que insisten en deslegitimar los derechos que hemos ido adquiriendo con el esfuerzo y trabajo de tantos y tantas activistas. Expresamos nuestro pesar por las reacciones de tristeza que se transmiten cuando se conquista una nueva mejora para nuestro colectivo, acusándonos de destrozar instituciones como el matrimonio o de querer desviar a jóvenes de la moral. Estas declaraciones vienen incluso de personas homosexuales a las que tenemos que ayudar en su autoaceptación.
 
6.- Seguimos trabajando por la igualdad de la mujer en la sociedad, y en especial, en el seno de las Iglesias cristianas. La igualdad real sólo será posible cuando hombre y mujer puedan ejercer las mismas funciones de responsabilidad pastoral en sus respectivas iglesias.
 
7.- CRISMHOM se une a todos los colectivos LGTB en la defensa de los derechos y libertades de las lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, especialmente en este año dedicado a la lucha por el reconocimiento de los derechos humanos. Nos solidarizamos con otros muchos colectivos que también necesitan defender sus derechos y su dignidad como personas. Pensamos que la coherencia y la solidaridad son dos medios indispensables para hacer creíbles nuestras reivindicaciones.
 
 
Madrid, 5 de julio de 2014

Usuarios nuevos

  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade
  • uranemupod

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 2 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07