Skip to content


  • ¡Bienvenidos a Crismhom!

    Crismhom es una asociación cristiana ecuménica LGTB+H, comunidad de diversidad sexual. Nuestra asociación trata de construir y potenciar la fraternidad y comunidad cristiana entre sus miembros desde el respeto a la forma de vivir la fe de cada uno de ellos.



  • CRISMHOM: El Amigo Que Escucha

    Si necesitas hablar, ahora alguien te escucha. Anónimo, confidencial y más que nunca a tu lado. Todos los viernes de 19 a 21hs en el teléfono: 91 521 22 49 o, en mismo horario, presencialmente en nuestra y vuestra casa: Barbieri 18, Madrid. O por mail a amigoqueescucha@crismhom.org



  • Programa de formación CRISMHOM

    El objetivo de organizar sesiones de formación no consiste únicamente en dar formación sobre temas espirituales o de actualidad, sino en poder dar la oportunidad a CRISMHOM y a todas aquellas personas que visitáis nuestra página web o nuestra sede (aunque no seáis homosexuales) de entrar en contacto con personas excepciones que nos ayudan a construirnos internamente y fomentar nuestra vida interior en la vida cotidiana.

Grupo de jóvenes

Si eres joven aproximadamente entre 20 y 35 años y quieres un espacio propio donde compartir tu fe y tu orientación sexual y/o identidad de género, contacta en jovenes@crismhom.org sigue leyendo. Puedes ver nuestro TESTIMONIO y el MATERIAL de nuestras reuniones.

           TESTIMONIOS GRUPO DE JÓVENES

Si quieres conocer testimonios de compatibilización de fe y orientación sexual de miembros del grupo de jóvenes de CRISMHOM y una muestra de uno de los espacios de oración que compartimos, sigue leyendo.

Amigo Que Escucha

 
 
Si necesitas hablar, ahora alguien te escucha los viernes de 19 a 21h en Barbieri 18, por teléfono en 91.521.22.49 o por correo amigoqueescucha@crismhom.org. Anónimo, confidencial y más que nunca a tu lado. Leer más.
 
 
INTENCIÓN DE ORACIÓN DE OCTUBRE
 

Oración por la mision de la Iglesia: 

Ponemos ante ti, Señor Jesús, a tantas hermanas y hermanos nuestros que lo han dejado todo para anunciar tu Buena Noticia a quienes no te conocen y ser testigos de tu amor incondicional y de tu misericordia entrañable en tantos lugares de oscuridad y desesperanza.

Que las comunidades cristianas, y particularmente Crismhom, seamos evangelizadoras y misioneras, saliendo de nuestras zonas de confort y abandonándonos al aire de tu Espíritu para comprometernos y empeñarnos en derramar Vida allí donde nos guíen su luz y tu Palabra.

CRISMHOM familias

Un grupo cristiano de acogida para padres, madres y  familiares de personas LGTB. Tu hijo/a, ha salido del "armario" y te ha confesado que es LGTB. Para él/ella ha sido una liberación, pero tú te sientes confuso, dolorido, asustado, furioso. No dejas de hacerte preguntas: ¿Qué he hecho mal? ¿Por qué tiene que pasarme esto a mí? ¿Qué va a pasar ahora? ¿Cuál debe ser mi postura? ¿Qué piensa Dios de todo esto? NO ESTÁS SOLO. En CRISMHOM te ofrecemos un espacio cristiano de acogida, escucha y reflexión con un grupo de padres y madres que han vivido lo mismo que tú.  Nos reunimos todos los terceros viernes de mes a las 20 horas en nuestra sede de Barbieri 18. ¡CONTACTA CON NOSOTROS! en familias@crismhom.orgLeer más.
 
                          ORGULLO 2019
                             sin armarios
En el año temático en torno a los "Mayores sin armarios: ¡Historis, Lucha y Memoria!", CRISMHOM proclama: "AMOR de DIOS: SIN EDADES, SIN FRONTERAS, SIN ARMARIOS". Leer Más.

Orgullo 2019: Amor de Dios sin edades, sin fronteras, sin armarios

En el 50 aniversario de los levantamientos de Stonewall (Nueva York, 28 de junio de 1969 cuando comienza el movimiento LGTBI) y 2019 declarado por la FELGTB como el año temático de "Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!", la Comunidad de Cristianas y  Cristianos de Madrid HOMosexuales (CRISMHOM) proclama el "AMOR de DIOS: SIN EDADES, SIN FRONTERAS, SIN ARMARIOS". ¡¡¡Feliz Orgullo LGTBI 2019!!!

2019-06-30 “Nadie que mira hacia atrás vale para el reino de Dios”

13º Domingo del TO

Este evangelio se sitúa en el camino de Samaría al comienzo de la misión de Jesús hacia Jerusalén (Lc 9, 51 ss). Poco antes, Jesús había realizado la multiplicación de los panes y los peces, y anunciaba su pasión, muerte y resurrección (Lc 9, 10-22).

En este episodio de hoy, que podríamos resumir en una mala acogida en pueblo samaritano y las disposiciones para la vocación apostólica, Jesús propone las condiciones para ser discípulo suyo. Para el seguimiento ponía como condición la negación de sí mismo, caminar detrás de él, cargar diariamente con la cruz, y perder la propia vida por su causa (cf. Lc 9, 23-24). El evangelio insiste: Ser discípulo es vivir un proceso de asimilación continua a la persona del Maestro. A lo largo de este camino hacia Jerusalén, el evangelista san Lucas nos desgrana las condiciones propias del auténtico seguidor de Cristo, en las que el discípulo debe progresar cada día.

La intención de Jesús de hacer su viaje atravesando el territorio de los samaritanos juega también un aspecto importante en la narración y en el plan divino. Apuntaba hacia la inclusión de los samaritanos en el reino de Dios. Los judíos evitaban pasar por Samaria cuando se dirigían a Jerusalén, aunque ésta era la ruta más directa. Se debía a que los judíos evitaban todo contacto con los samaritanos. Para los judíos los samaritanos representaban impureza, ya que la religión de los samaritanos estaba centrada en el monte Gerizim y rechazaban que Jerusalén tuviera algún lugar en el plan de salvación. Es por ello que no recibieron a Jesús. A pesar de este rechazo, los samaritanos estaban incluidos en el plan divino, lo vemos en el evangelio cuando Jesús habla de los samaritanos como ejemplos positivos (Lc 10, 29-37, parábola del buen samaritano; y Lc 17, 11-19, curación de los diez leprosos).

2019-06-23 “Dadles vosotros de comer”

Corpus Christi (Stmo. Cuerpo y Sangre de Cristo) 

No es una casualidad que la celebración de hoy sea la continuación de Pentecostés y de la Trinidad. El Corpus Christi es la culminación del misterio pascual y trinitario. A partir de la Pascua, la Iglesia tiene su más preciado tesoro en la Eucaristía. Es la comida que Jesús nos dejó después de realizar su misión, para que siguiéramos su camino. Cada vez que la comunidad celebra el ágape fraterno, Jesús se hace presente en su Iglesia, que es su Cuerpo. Adoramos en la Eucaristía su presencia real y recordamos su entrega por nosotras y nosotros.

Este evangelio de la multiplicación de los panes y los peces se encuentra al final de la misión de Jesús en Galilea (Lc 4, 14-9, 50) y antes de la misión en Jerusalén (Lc 9, 51 ss). Aunque la entrega definitiva de la Eucaristía tendrá lugar en el cenáculo, san Lucas quiere mostrarnos con esta catequesis que la Eucaristía no es un hecho aislado, sino que está orientada como fundamento y alimento de la misión evangelizadora de Jesús.

El relato de la multiplicación es sorprendentemente parecido al relato de la institución de la Eucaristía (cf. Lc 22, 19). San Lucas hace revivir conscientemente en la multiplicación de los panes los gestos de Jesús que instituye la Eucaristía (tomó los panes, alzó los ojos al cielo, los bendijo, los partió y los dio a sus discípulos), gestos que repetirá en el cenáculo cuando transforme el pan y el vino en su cuerpo y sangre (cf. Lc 22, 19-20).  

Existen numerosos símbolos en el relato: el número de personas, cinco mil, símbolo del pueblo de Dios; el número de panes y peces, que suman siete, símbolo de totalidad; y los doce cestos recogidos, que simbolizan los doce apóstoles, fundamento de la comunidad, a la que cuidan y alimentan por el mandato de Jesús “dadles vosotros de comer.

La Eucaristía es presentada por san Lucas como una comida para muchos. Dice el evangelio que “comieron todos y se saciaron”. Es una acción de Jesús que es preludio evidente de la cena del jueves santo. En la Eucaristía hacemos memoria de la vida de Jesús: se entregó por muchos, como se parte y comparte el pan común; dio su vida por la humanidad, como se derrama el vino en la copa y todos beben de ella. El pan y el vino son signos tangibles de comunión y fraternidad, que se parten y comparten.

2019-06-16 “El Espíritu de la verdad os guiará hasta la verdad plena”

Domingo de la Trinidad. 

Concluido el ciclo anual de los tiempos litúrgicos, adviento-Navidad (la espera del nacimiento de Jesús por la promesa hecha por el Padre y la encarnación de su Hijo); cuaresma y semana santa-Pascua (pasión, muerte y resurrección de Jesús); y los cincuenta días o Pentecostés (entrega del don del Espíritu Santo). Y después de haberse manifestado la salvación que ha venido de Dios Padre, del Hijo y del Espíritu, hoy celebramos y damos gracias a las tres Personas en esta fiesta de la Trinidad.

El evangelio de la fiesta de hoy, tomado de san Juan, nos introduce en el misterio de la Trinidad, misterio ya existente antes de todos los tiempos, pero que Jesús enseña hoy a los discípulos.El texto es un fragmento del gran discurso de Jesús pronunciado poco antes de su pasión. Hace referencia al Espíritu, en comunión con el Padre y el Hijo, como el que guiará y anunciará la verdad completa a los discípulos después de la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Este fragmento tiene tres pequeñas partes: a) Jesús anuncia a los discípulos que aún les quedan cosas por saber que todavía no eran capaces de sobrellevar ni de comprender; b) Jesús hace referencia al Espíritu Santo como el Espíritu de la verdad; c) Jesús, ocupando un lugar central al hablar de sí mismo, se relaciona con el Padre, al que presenta como dueño de todas las cosas, pero que lo comparte con Jesús, y con el Espíritu, que recibe de ambos y lo anuncia. Por tanto, Jesús afirma que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo para guiar, anunciar y glorificar. Y confirma y nos promete su consoladora presencia para darnos a conocer lo que está por venir. Es el gran protagonista del tiempo de la Iglesia.

2019-07-12 COMUNICADO DE CRISMHOM SOBRE EL DOCUMENTO “VARÓN Y MUJER LOS CREÓ”

Una vez más en CRISMHOM tenemos que sobresaltarnos y lamentarnos por un documento del Vaticano. Acaba de ser publicado por la Congregación para la Educación Católica y lleva el título: “Varón y mujer los creó” Para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación.

Ya desde el mismo título, la apelación al Primer Libro del Génesis para fundamentar la antropología cristiana en pleno siglo XXI, nos traen a la memoria algunos tristes episodios de nuestras iglesias, como el rechazo a la Teoría de la Evolución o el recurso a la célebre “costilla de Adán”.

2019-06-09 “Recibid el Espíritu Santo. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”

Domingo de Pentecostés

Hoy celebramos la solemnidad de Pentecostés, conclusión de la Pascua. Los cincuenta días que transcurrieron desde la Pascua hasta el acontecimiento de Pentecostés descrito por san Lucas en el Libro de los Hechos, expresan el tiempo y el proceso de acogida por los discípulos del don del Espíritu. Con esta fiesta llegamos al cumplimiento de las promesas en la nueva alianza. Si la antigua celebración de la Pascua judía era la fiesta de la antigua alianza entre Dios y el pueblo de Israel, el Pentecostés cristiano es la fiesta de la nueva alianza y del don del Espíritu, don de Jesús Resucitado; don, no sólo para el pueblo de Israel, sino extendido a toda la humanidad. Con la nueva alianza nace un nuevo pueblo, la Iglesia. La nueva alianza en el Espíritu de Jesús Resucitado es ahora el mandamiento del amor, que congrega y une a todos los pueblos en la comunidad de creyentes que es la Iglesia.

Esta universalidad queda simbolizada en las diversas lenguas que hablaron los discípulos sobre quienes descendió el Espíritu en aquel primer Pentecostés, de modo que todos los judíos procedentes de distintas partes les comprendían.

En el evangelio de Juan, el Espíritu juega un papel muy importante. ¿Cómo interviene el Espíritu? Se habla de él como el don que viene de Dios y que llena el corazón de los discípulos, como el aliento y el Defensor que Jesús enviará después de su resurrección y ascensión. Jesús mismo está lleno del Espíritu desde el principio, y por eso Dios se revela en Él.

El Espíritu es como el viento, que se oye sin que nadie lo vea, que se mueve sin que nadie sepa de dónde viene y a dónde va. Espíritu significa sencillamente, «aire», «viento». Es una forma muy sugerente de hablar de Dios trascendente, presente y desconocido a la vez. Por eso las imágenes para hablar del Espíritu de Dios son tantas, tan variadas, y tan ricas: el viento, el fuego, el agua, la paloma… El pueblo judío pensó en Dios como el Dios invisible, quien, al mismo tiempo, estaba presente con signos visibles en la vida y en la historia de su pueblo elegido. Hoy, los cristianos creemos que Dios se nos hizo presente en Jesús; sí, pero es tan grande que aún no lo podemos abarcar. Para ayudarnos y acompañarnos, nos dejó su Espíritu y nos entregó sus dones, como leemos en el evangelio de hoy.

Distribuir contenido

Usuarios nuevos

  • pierrewb
  • normanrod49
  • charles
  • horacio
  • kike

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 14 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07