Skip to content

Gays, lesbianas , bisexuales y transexuales, en mayor riesgo de envejecer en soledad

Los mayores gays, lesbianas y bisexuales se enfrentan a situaciones de soledad con mayor frecuencia que sus coetáneos heterosexuales, según muestra un informe publicado por la organización británica Stonewall. Una realidad con importantes implicaciones sociosanitarias: solo en Reino Unido, se estima que hay más de un millón de personas LGB mayores de 55 años.



El estudio, para el cual se ha encuestado a 1.036 LGB y a 1.050 heterosexuales mayores de 55 años, ha encontrado que el 41% de los mayores LGB viven solos, frente al 28% de los heterosexuales. Apenas algo más de la cuarta parte de los hombres mayores GB y la mitad de las mujeres mayores LB tienen hijos, frente a nueve de cada diez mayores heterosexuales. Los mayores LGB mantienen además con mucha menor frecuencia que los heterosexuales los lazos con sus parientes biológicos: menos de una cuarta parte de los mayores LGTB ve a su familia biológica al menos una vez a la semana, frente a más de la mitad de los heterosexuales.
“Este estudio pionero confirma lo que ya intuíamos: que hay cientos de miles de gays y lesbianas que envejecen sin apoyo familiar y sin las mismas estructuras de soporte que muchos heterosexuales”, en palabras del director ejecutivo de Stonewall, Ben Summerskill. “Muy frecuentemente, porque sus propias familias se han alejado de ellos”, ha añadido.
Mayor preocupación y ansiedad
Además de la encuesta, el informe incluye una valoración cualitativa a través de la realización de entrevistas personales. “Como gay soltero, me siento triste cuando pienso en mis posibilidades de encontrar apoyo emocional”, afirma por ejemplo Michael, de 60 años. “Mi homosexualidad me ha hecho estar menos conectado con mi familia biológica”, asegura Paul, de 59. Según el informe, la perspectiva de “envejecer solos” explicaría el hecho de que los mayores LGB vivan con mayor ansiedad el paso de los años. Por mencionar solo un aspecto, el 72% de ellos ve con gran preocupación la posibilidad de necesitar ayuda en el futuro, frente al 62% de los mayores heterosexuales. “Me preocupa que mi pareja caiga enferma y muera, pero también me preocupa morir antes y dejarlo solo”, afirma por ejemplo Frank, de 64 años.
Los servicios socio-sanitarios, poco preparados
La ausencia de redes de apoyo familiar hace, además, que los mayores LGB recurran a servicios de apoyo social externos, como la atención primaria de salud o los servicios sociales, que no están bien preparados para atender sus necesidades, según opinan tres de cada cinco encuestados. Un motivo de preocupación importante es la reacción ante su orientación sexual de los trabajadores de los servicios sociosanitarios de los cuales van, en muchos casos, a depender.
Es por ello que Ben Summerskill ha exigido que se tengan en cuenta las necesidades de este colectivo. “Por primera vez, la actual generación de mayores homosexuales reclama ser tratada con respeto por los proveedores de servicios, tanto públicos como privados”, ha afirmado. “Quieren poder compartir una habitación en una residencia o ser atendidos cuando sus parejas sufren una enfermedad terminal de la misma forma que el resto”.


Fuente: stonewall


               Dosmanzanas

Usuarios nuevos

  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade
  • uranemupod

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 5 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07