Skip to content

Algunos de los obispos españoles hacen un llamamiento a votar contra el matrimonio entre personas del mismo sexo

 

Algunos de los obispos españoles comienzan a aplicar las directrices marcadas hace pocos días por la Conferencia Episcopal y entran ya en campaña recomendando no votar a partidos que apoyen el matrimonio igualitario, entre otros asuntos.

Especialmente activo se ha mostrado el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que ha pedido al Gobierno que surja del 20 de noviembre que aplique la “ley natural” en relación al matrimonio entre personas del mismo sexo…
Demetrio Fernández ha expresado en una entrevista que un matrimonio del mismo sexo “no es matrimonio, pues la relación entre personas del mismo sexo es una relación de amistad, pero no puede ser matrimonio, porque este, tal y como lo ha hecho el Creador, es la unión del varón y de la mujer abierto a la vida, y eso en personas del mismo sexo, nunca se da, ni se dará”.

Unas declaraciones poco sorprendentes, si se tiene en cuenta que Demetrio Fernández es uno de los obispos españoles más virulentamente homófobos. Desde su anterior posición de obispo de Tarazona, Fernández animó de forma entusiasta a sus fieles a participar en la marcha homófoba de junio de 2005 en contra del derecho de gays y lesbianas a contraer matrimonio, y en noviembre de 2006 publicó una carta titulada “Dios ama también a los homosexuales” (sic) en la que calificaba a la ley de identidad de género como “contraria a la verdad del hombre”. “Es una extorsión del plan de Dios, no ayuda a las personas con dificultad en este campo y siembra la confusión en el ambiente social donde vivimos. A un niño o a un joven hoy le es más difícil vivir el plan de Dios con estas leyes que enrarecen el ambiente”, escribía entonces. Eso sí, al mismo tiempo se mostraba comprensivo con las personas homosexuales siempre y cuando se mantuvieran castas. “Sea cual sea su inclinación (dejemos ahora lo que haya de biológico, psicológico o educacional), debe aceptarse a sí mismo como es y debe vivir su sexualidad en un clima de castidad, que le enseñe a amar gratuitamente. La sexualidad humana también esta dañada por el pecado, y debe ser redimida por un amor creciente, para el que todo hombre cuenta con la gracia de Dios”, manifestaba en tono “compasivo” el ahora obispo de Córdoba.
Las declaraciones de Fernández han provocado la reacción del colectivo COLEGAS, cuyo presidente en Córdoba, Jhonatan Girón, ha recordado que España es un país aconfesional y le ha pedido al obispo que “deje gobernar y legislar a quienes tienen esa obligación política y moral”.

El obispo de Córdoba no ha sido el único en entrar en campaña. El obispo de Mallorca, Jesús Murgui, instó por carta a las parroquias de Baleares a pedir este domingo a los feligreses que no voten el próximo 2o de noviembre a partidos que legislen a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto o “formas de cuidados paliativos que puedan asimilarse a la eutanasia”. Una carta que, por cierto, no ha sentado bien a todos los sacerdotes de la diócesis, alguno de los cuales se ha desmarcado de su lectura, y que provocó el rechazo del candidato al Congreso por la coalición PSM-Inciativa Verds-Equo-Entesa, Miquel Ensenyat, que también por carta manifestó su rechazo como “creyente y como gay” a la petición del obispo. “Me sorprende profundamente que la iglesia considere que los gays y lesbianas son el principal problema en estos momentos de crisis, penurias y dolor para muchas familias de Mallorca”, explicó.

 

Fuente: Dosmanzanas.com

Usuarios nuevos

  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade
  • uranemupod

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 1 guest en línea.
glqxz9283 sfy39587p07