Skip to content

Oración de Crismhom del 22 de Noviembre de 2012

Nos congregamos en oración ante  el  Señor como miembros y simpatizantes de CRISMHOM, comunidad cristiana de diversidad sexual y de carácter ecuménico, desde la que queremos vivir nuestra Fe en unión  con nuestra orientación afectiva; ambas son parte esencial de nuestra vida porque con ellas  materializamos el amor, cualidad humana recibida de Dios.
Amamos a Dios sobre todas las cosas y queremos seguir el modelo de vida que Jesucristo nos dejó en el Evangelio con el convencimiento de que Dios nos ama y que jamás negaría  una cualidad humana creada por Él, sino que nos ha regalado las diferentes  orientaciones afectivas, porque son muchos y muy diversos los caminos de la salvación.
Desde CRISMHOM nos unimos y apoyamos en nuestros objetivos de integrar Fe, orientación afectiva  e identidad de género en todas las facetas de la vida, de aceptarnos y ser aceptados y de superar la incomprensión de las Iglesias y de tantos cristianos que nos rechazan por nuestra condición sexual y de colectivos LGTB  que nos rechazan por ser cristianos.
 
Canto  Dios está aquí
 
DIOS ESTÁ AQUÍ,
TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO,
TAN CIERTO COMO LA MAÑANA SE LEVANTA,
TAN CIERTO COMO QUE ESTE CANTO LO PUEDES OÍR.
 Lo puedes oír, moviéndose entre los que
 aman.
Lo puedes oír, cantando con nosotros aquí.
Lo puedes llevar, cuando por esta puerta salgas.
Lo puedes guardar, para siempre en tu corazón.

 ¡ÁNIMO!  NO TE RINDAS

Hoy nuestra reflexión, quiere ser una invitación a la resistencia, a la perseverancia y a la esperanza. Desde la fe y desde esta humanidad nuestra, tan capaz de levantarse y seguir caminando, pese a los golpes y las caídas.
Es un deseo y quiere ser un mensaje de aliento para tantos. Para ti, que estás luchando por salir adelante; para ti, que te has quedado en la calle; para ti, que no encuentras sentido, o un brazo amigo, o el amor que anhelas; para ti, que por más que te haces unos propósitos te descubres entrampado en las dinámicas de siempre; para ti, que a veces ni siquiera encuentras un hombro en el que llorar; para ti, que peleas con la enfermedad, con la duda, con la ausencia; para ti, si te muerde la soledad; para ti, víctima de la violencia, de la pobreza, de la exclusión o el rechazo; para ti, víctima de etiquetas que marcan, señalan y hieren. No te rindas. Hay quien está de tu parte. Y no estás solo, aunque a veces lo parezca. El Señor te lleva en sus manos

Si yo fuera limpio de corazón descubriría…
 
Que todos somos obra de Dios, llevamos algo de bueno en el corazón.
Que todos valemos la pena, y nos queda algo de la imagen de Dios.
Que a todos hay que darles otra oportunidad.
Que todos somos dignos de amor, justicia, libertad, perdón.
Que todos somos dignos de compasión, respeto y de muchos derechos.
Que todas las criaturas son mis hermanas.
Que la creación es obra maravillosa de Dios.
Que no hay razón para levantar barreras, cerrar fronteras.
Que no hay razón para ninguna clase de discriminación.
Que no hay razón para el fanatismo y para no dialogar con alguien.
Que no hay razón para maldecir, juzgar y condenar a nadie.
Que no hay razón para matar, ni para el racismo.
Que todos los ancianos tienen un caudal de sabiduría, y los jóvenes, de ideales.
Que los adolescentes tienen un caudal de planes, y los niños, de amor.
Que las mujeres tienen un caudal de fortaleza, y los enfermos, de paciencia.
Que los pobres tienen un caudal de riqueza,
y los discapacitados, de capacidades.
Que hay razón para tender puentes, dar a todos la paz, trabajar por la paz,
amar y defender la creación.
Que hay razón para ser hermanos y seguir siendo amigos.
Que hay razón para sonreír a todos.
Que hay razón para dar a todos los buenos días, dar a todos la mano,
intentar de nuevo hacerlo todo mejor.
Que hay razón para seguir viviendo, para vivir en comunidad.
Que hay razón para prestar un oído a lo que dicen los demás.
Que hay razón para servir, amar, sufrir.
Que hay razón para muchas cosas más.
 
Todo esto deseo
 
Que mi oído esté atento a tus susurros.
Que el ruido cotidiano no tape tu voz.
Que te encuentre, y te reconozca y te siga.
Que en mi vida brille tu luz.
Que mis manos estén abiertas para dar y proteger.
Que mi corazón tiemble con cada hombre y mujer que padecen.
Que acierte para encontrar un lugar en tu mundo.
Que mi vida no sea estéril.
Que deje un recuerdo cálido en la gente que encuentre.
Que sepa hablar de paz, imaginar la paz, construir la paz.
Que ame, aunque a veces duela.
Que distinga en el horizonte las señales de tu obra.
Todo esto deseo, todo esto te pido, todo esto te ofrezco, Padre.
 

Ecos de las lecturas.

Canto Bendigamos al Señor:


Dios de toda la creación,
por habernos regalado su amor.
Su bondad y su perdón
y su gran fidelidad
por los siglos de los siglos durarán.
El espiritu de dios hoy esta sobre mi
Y es quien me ha ungido para proclamar
La buena nueva a los mas pobres,
La gracia de su salvación.
2.- Enviados con poder
y en el nombre de Jesús,
a sanar a los enfermos del dolor,
a los ciegos dar visión,
a los pobres la verdad
y a los presos y oprimidos libertad.
3.- Con la fuerza de su amor
y de la resurrección
anunciamos llega ya la salvación,
que ni el miedo ni el temor,
ni la duda o la opresión
borrarán la paz de nuestro corazón.
 
Evangelio. Lectura del santo evangelio según san Lucas (18,35-43):
En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna.
Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le explicaron: «Pasa Jesús Nazareno.»
Entonces gritó: «¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!»
Los que iban delante le regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!»
Jesús se paró y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: «¿Qué quieres que haga por ti?»
Él dijo: «Señor, que vea otra vez.»
Jesús le contestó: «Recobra la vista, tu fe te ha curado.»
En seguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.
Palabra del Señor  
Silencio. Un espacio para reposar la lectura.
 
Canto.  NO ESTÁS CANTANDO SOLO
 
Cuando la angustia y el miedo
Te rompan y quemen por dentro
Yo tu Señor te recuerdo
Que no estás solo
Y si no encuentras ya
Ningún sentido a tu vida
Ten esperanza y recuerda
Que no estás solo… ohohoh
HAY LUZ Y ESPERANZA
NO ESTÁS CANTANDO SOLO
NUNCA CAMINAS SOLO
DIOS ES QUIEN TE ACOMPAÑA (BIS)
Cuando pensabas que nadie te amaba
Cuando llorabas y tan triste estabas
Todos los días que así te sentías
Yo te acompañaba
Cuando los días sean duros y grises
Cuando la noche oscurezca tu alma
Dentro de ti abre una ventana
Pues no estás solo...
HAY LUZ Y ESPERANZA… (bis)
 
Peticiones y acciones de gracias. Voluntarias.

Acción de gracias comunitaria: Señor Jesucristo te pedimos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todos aquellos hermanos que sufren en la soledad, que se sienten solos, que son perseguidos, que no son aceptados en su entorno más cercano y te damos gracias y pedimos por Crismhom, para que construyamos Reino y, seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.


Padre Nuestro
 
Bendicion

 CANCIÓN DEL MISIONERO
 
Señor, toma mi vida nueva
antes de que la espera  
desgaste años en mí.
Estoy dispuesto a lo que quieras
no importa lo que sea,
Tú llámame a servir.
Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras
necesiten mis ganas de vivir,
 donde falte la esperanza
donde falte la alegría
simplemente por no saber de Ti.
Te doy mi corazón sincero
para gritar sin miedo
tu grandeza, Señor.
Tendré mis manos sin cansancio
tu historia entre mis labios
y fuerza en la oración.
Llevame donde los hombres ….
Y así, en marcha iré cantando
por calles predicando
lo bello que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera
condúceme a la tierra
que tenga sed de Dios.

Usuarios nuevos

  • pierrewb
  • normanrod49
  • charles
  • horacio
  • kike

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 14 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07