Blog personal de Norman

Cristo dice:

  • no a la violencia ante una afrenta fisica o psiquica
  • Ser desprendido
  • Ser generoso en el trabajo
  • Ser leal
Escrito el Dom, 28/09/2014 - 09:38

Mateo 5:34-37

Pero yo les digo: simplemente, no juren.

Baste con decir claramente “sí” o “no”

 

Una practica difundida es refrendar nuestra verdad con con promesas, juramentos o posibles castigos divinos si se descubre que se miente( Que me caiga un rayo si ...).

Cristo quiere de nosotros que seamos veraces con nuestro testimonio sin añadidos. y eso se logra a traves de ser veraces desde jovenes y toda persona nos conocera de verdad y pondran sus confianzas en nosotros con la certeza de no fallarles jamas.

Escrito el Lun, 22/09/2014 - 17:06

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este pasaje bíblico lo dice todo, nuestra justicia natural que sale de nosotros es la venganza justificada o no, por su ideología, por raza , por genero, por ser un pueblo o familia diferente, etc. 

¿Que nos ha llamado Jesús?, nos llama a no al enojo injustificado, no al insulto injustificado y no maldecir injustificadamente. 

Cada uno de estos actos nos lleva a una recompensa lejos de lo descrito en este pasaje.

Escrito el Dom, 14/09/2014 - 10:31

En verdad hoy dia hay maestros de la Palabra de Dios, enseñantes de la escrituras sagradas, practicantes de rituales eclesiasticos y porque hay discordias entre los hermano/as en Cristo. Aspiremos a hacer posible la justicia de Dios en nosotros y en nuestra comunidad. Como? en los proximos domingos lo iremos viendo.

Escrito el Vie, 12/09/2014 - 17:33

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiero ...
Que los jóvenes sean rocas ante la tempestad,
pero sensibles a las espinas de la vida,
que descubran dentro de la sencillez la grandeza,
alimenten su interés en el universo del conocimiento
y el valor de la experiencia en la escuela de la vida,
sean luz que alumbren y reconforten al prójimo
y formen ríos cristalinos de honestidad y humildad
que desemboquen en el océano de la paz interna.

Quiero ...
que los fracasos sean hierro que templa el acero,
alcancen dominio propio y tenacidad para nuevos retos,
sus senderos sean rectos y sin duros tropiezos,
pero que también aprendan a caminar cuesta arriba,
experimenten el sabor de la gratitud, el tesoro de la diáfana amistad
y la satisfacción enaltecedora del trabajo,
cultiven conciencia sana para descubrir errores,
rectificar y conocerse a sí mismo.

Quiero...
Que amen al Señor sobre todas las cosas,
gocen de Su bondad y del rocío de Su misericordia,
sientan Su luz y guía en su existencia
y cuando con sabiduría y tolerancia
mis hijos, su altura hayan alcanzado
yo pueda decirte Señor:
He sembrado y he florecido, mi misión ha culminado,

¡Estoy lista para ir contigo!

Escrito el Dom, 29/06/2014 - 09:49

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Humildad es la grandeza, del hombre correcto y sabio,
es apretar nuestros labios, cuando el halago nos toca.
Es controlar nuestra boca,
al verter una opinión,
y no henchir el corazón,
cuando el alarde provoca.

Humildad es el silencio, en el murmullo estridente,
hermosa y divina fuente, donde debemos beber.
La humildad es el saber,
y estar en el punto exacto,
suavizando nuestros actos,
en el afán de entender.

La humildad nos da la fuerza, y valor en la batalla,
la seguridad y talla, si sabemos escuchar.
Es tranquilidad sin par,
elevándonos sin prisa,
al disfrute de la brisa,
en nuestra tarde otoñal.

La humildad es convicción, de la mente abierta a todo,
es sinceridad y modo, el medio para alcanzar.
Hermosura de soñar,
al pisar en tierra firme,
no es algo que nos esquilmen,
o nos lo puedan quitar.

La humildad seguramente, es la más certera clave,
es esa precisa llave, que abre la puerta más dura.
La escalera más segura,
que va al fin de nuestro anhelo,
conduciéndonos al cielo,
donde hay vida eterna y pura.

Escrito el Dom, 22/06/2014 - 10:53

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fidelidad es el esfuerzo de un alma noble para igualarse a otra más grande que ella
Feliz aquel que en las cosas de este mundo no se ve obligado por los azares de la vida a poner a prueba la lealtad de su prójimo
La lealtad constituye el más sagrado bien del corazón humano
La lealtad es el camino más corto entre dos corazones
Si quieres un siervo fiel, sírvete a ti mismo
Lealtad es cosa que dirige a los hombres en todos sus hechos, para que hagan siempre lo mejor
Sé fiel a ti mismo y así, de la manera como la noche sigue al día, serás consecuente con tus semejantes
La fidelidad comprada siempre es sospechosa y, generalmente, de corta duración
En cosas del amor, la constancia es necesaria, la fidelidad un lujo

 

Está la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera
Observar las disciplinas humildes. Fidelidad en las pequeñas cosas
Escrito el Dom, 15/06/2014 - 09:11

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ese gesto bondadoso

que sale del corazón,

del ser que siente pasión

para hacer a alguien dichoso.

 

Es algo maravilloso,

que brota sinceramente,

para ver en esa gente,

un reflejo esplendoroso,

 

de aquel que esté preocupado

porque le falta salud,

que aún teniendo juventud,

su vida se le ha truncado.

 

Pero es en esos momentos

donde personas valiosas,

de virtudes prodigiosas,

se llenan de sentimientos,

 

al brindarles, con amor

una espontánea sonrisa,

como una ligera brisa,

para calmar su dolor.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bondad...hermoso concepto...
el más hermoso que adorna
al idioma castellano,
al que por belleza exhorna.

Esta palabra tan corta,
cuando vas a analizarla,
es de las más complicadas
y de valores más larga.

Su primer valor innato
es la modesta humildad,
que implica que el bueno nunca
presuma de su bondad.

A continuación le sigue
el amor o caridad.
Ninguna persona es buena
si no sabe perdonar.

Otro valor que la adorna
es actuar con justicia,
pues nadie es bueno en la vida
cuando obra con malicia.

La bondad tambien acoge
la virtud de la prudencia,
muy unida, sin fisuras,
con su hermana la paciencia.

Mas todos estos valores,
reunidos, sin la templanza,
tampoco son la bondad,
ni son dignos de alabanza.

La bondad no se comprende
en quién de ella alardea,
pues incurre en la soberbia,
que es una cosa muy fea.

La bondad es sosegada,
callada, humilde, amorosa,
perdona la falta ajena
y es bella como la rosa.

¿Quien con tantos requisitos,
es capaz de insinuar,
que otra persona es la mala
y ella encarna la bondad...?

 

Escrito el Dom, 08/06/2014 - 09:08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito el Dom, 01/06/2014 - 09:45

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Paciencia, virtud que pocos la tienen
y quienes la tienen, no la mantienen
paciencia es el saber cuando esperar
y no nos tenemos, porque desesperar.


Paciencia es tener sobrada sabiduría
sin importar alguna tonta habladuría
y es sabiamente aprender a escuchar
lo que la mayoría, no quiere escuchar.


Es poder oír, una impertinente charla
pero por ninguna razón el desecharla
ni mucho menos debemos de echarla
con paciencia, intentemos cosecharla.


Paciencia, es poder evitar el maldecir
por algo malo que alguno pueda decir
es mucho mejor oír que no decir nada
o el decirlo de tal manera desganada.


La paciencia, es más útil que el valor
y es necesario que le demos real valor
es soportar las cosas con tranquilidad
antes que nos llegue la intranquilidad.


El aguantar con mesurada resignación
cuando no se obtiene una designación
y hay que aguardar siendo inteligente
mucho más que el común de la gente.


Para impedir, llegar a la impaciencia
usemos esta virtud el tener paciencia
y analizando bien nuestra conciencia
o quien sabe recurriendo a la ciencia.


Tener, como la paciencia de un ciego
y resistir acá los pesares con sosiego
los resultados después se podrán ver
porque esos pesares, no van a volver.


Únicamente uno se tiene que atrever
no dejando a la deriva, algo entrever
así verán que fácil se lo puede lograr
sin que nada a esto, pueda malograr.


Paciencia es saber las cosas aceptar
y en ocasiones, tenerlas que receptar
la paciencia es un gran divino tesoro
y es la mejor virtud, que más atesoro.


 

Escrito el Dom, 25/05/2014 - 09:15