Blog de colaboradores

San Damiano

El lugar más maravilloso de la Tierra - "San Damiano".

Feliz Feliz Feliz

San Rufino de Asís

Continuamos nuestro recorrido. Esta vez con san Rufino y unas confidencias personales.

Lourdes

 Hoy es el día de Ntra. Sra. de Lourdes, la "mamita" de los enfermos.
¡Gracias madre por cada milagro en mi vida cotidiana!
Si deseas vivir un "pequeño" milagro en tu vida: haz algo que te haga sentir poco cómodo.
Si deseas vivir un "gran" milagro en tu vida: haz algo que te haga sentir MUY poco cómodo.
Los milagros ocurren en la vida en la medida que rompemos el confort en donde nos situamos, abrimos nuestras posibilidades y nos lanzamos a la incertidumbre.

Basílica Santa Clara de Asís

Basílica Santa Clara de Asís. Algunos opinan que Clara de Asís fue opacada por Francisco, pero esta mujer tiene historia propia con desafíos igual o más importantes que los de Francisco. “ Os bendigo en mi vida y después de mi muerte, en cuanto puedo y más aún de lo que puedo, con todas las bendiciones con que el Padre de las misericordias bendijo a sus hijos e hijas y los bendecirá en el cielo y en la tierra. El Señor esté siempre con vosotras y vosotras estés siempre con Él.”

Simplemente permanecer ... Assisi

 No he dejado de decir, en estos días, que lo más importante ha sido ser consciente de que estaba en Asís.
Simplemente permanecer ...
No he sido feliz sino lo siguiente de lo siguiente.
Todos tenemos heridas y las mías son las mismas cinco del "Loco" de Asís.

Santos Inocentes sin bromas

 Mucho/as son los santos inocentes que al día de hoy siguen muriendo.
Parece una tendencia humana natural la de oprimir o dejarse oprimir.
Será la edad, o que con el tiempo he madurado en consciencia, pero veo al ser humano oprimido por un sistema que no le deja tiempo de madurar ni tampoco le otorga aquello que busca.
Sufro ante la contemplación de seres humanos con contratos laborales no dignos, con ocupaciones llevados por la necesidad, con
 miedo de hacer o no hacer (y que ello los lleve a “perder”), dejándose llevar por luces de colores o promesas brillantes mientras lo único que pasa es el tiempo y la vida.
Sufro ante la muerte de los que son perseguidos por simplemente ser una minoría o pensar diferente.
Sufro ante la inmadurez de aquello/as que no toman decisiones por miedo a ser CAMBIO.
Sufro ante los perseguidos durante los últimos doscientos años, matados y cercenados en su "simplemente SER".
Sufro ante los "niño/as emocionales" que hoy encontramos castrados en su interioridad por una represión internalizada (aunque deseen hacerlo pasar por inocencia beatificante).
Sufro por la muerte espiritual de aquello/as que solo son transmisores de mensajes o consignas de quienes los oprimen, sin mediar su propio criterio constructivo (con la esperanza de así ser aceptados).
Sufro ante la muerte de los valores porque no tenemos tiempo para trabajar en ellos y encarnarlos.
Sufro ante la agonía de la base de todo posible cambio: TOMAR DECISIONES.
Pero, a pesar de sufrir, no me apeno.
Esto/as santos inocentes no son víctimas sino complacientes negadores de la auto responsabilidad.
No podemos permitir que se mate la divinidad en nosotros/as con el conformismo.
Esa divinidad libre y viva en nosotros/as, es la fuerza de nuestra posibilidad de cambio y de la construcción de un mundo donde entremos todos y queramos VIVIR.
 

 

 

En medio de la precariedad, Jesús se hace Dios-con-nosotros. ¡¡Feliz Navidad!!

En medio de una gran precariedad, en un establo, con una madre que da a luz siendo virgen, inicialmente repudiada por un padre que no es tal, con una ascendencia de una reputación más que discutible, acompañado por pastores, testigos poco fidedignos, se da cumplimiento a la profecía de Isaías: “Pues el Señor por su cuenta os dará una señal. Mirad, la virgen está encinta y da a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros” (Is 7, 10-14).

En medio de esta gran precariedad, un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado, lleva bajo sus hombros el principado de toda la tierra y es su nombre, Jesús de Nazaret, “Dios-con-nosotros”, maravilloso consejero, Dios todopoderoso, Padre perpetuo, Príncipe de la Paz. ¡¡Feliz Navidad!!

Gracias Mamá

"Gracias mamá por tu amor por ese amor que hizo que estuviese acá por ese amor que se dejó embarazar En tus ojos mamá aprendí una gran verdad aprendí que siempre fui una realidad y que vine al mundo sólo para amar"

alzo el dedo

pidiendo cinco minutos de atención, que no quince, ni tampoco de gloria. Andy Warhol también era especial. Yo estoy callado hace años en este blog, no tengo mucho que decir, pero levanto ahora el dedo.
 
Acerca del pasaje de Mateo מתי cinco veintiocho, pero Yo os digo que todo el que mira con deseo a una mujer ya ha cometido adulterio en su corazón.
 
 
A ver, alzo el dedo para compartir cómo siento yo esto dentro de mi cráneo, en mi piel, en mis zapatos. ¿Qué siente un ave cuando nota el campo magnético terrestre? ¿Cómo podría yo tener la «murcielaguidad»? Sentir cómo vuelo ciego entre mosquitos y noto las paredes y la presencia de los mosquitos con mi radar sonoro.
 
 
¿Qué siente un pez eléctrico al notar corrientes eléctricas con esas rayas laterales que por lo visto tienen?
 
 
Voy a intentar, lector, que sientas lo que yo.
 
 
Cuando yo miro con alegría e interés a un hombre no lo miro con concupiscencia deseando masticármelo, deglutírmelo, poseérmelo, pornografiarlo.
 
 
 
 
No.
 


 
Doy gracias a Dios por haber creado algo así, tan hermoso y digno de ser mirado sin parar. Por haber creado también la atracción que hacia él yo siento. Lo sé, pocas veces mutua. Esa mirada no me parece adulterio. Le miro como ante un sagrario, él es una caja de lo numinoso sagrado.
 
 
 
 
 
Mi agradecimiento a Cathopic, gran página de Dimitri C. S.

https://www.cathopic.com/es
Mi mejor página de imágenes, esta, la de Vernon Miller.
 
No quiero guarrear suciamente. Quiero abrazarlo cordial, quiero estar humildemente a su lado si me acepta y sin estorbar, darle lo mejor que me pida. Quiero lavarle los pies.
 
Radio María España es una emisoria que hemos convertido en hilo musical de casa. No se parece a ninguna otra radio del dial. A mi me parece magnífica, me gusta su alegría, su falta de suspicacias ibero-autonómicas, la profundidad de algunos contenidos. Los testimonios. Pulsando en la radio se os abre en nueva ventana la emisión de El grano de Mostaza, miércoles 19 de febrero pasado. Id al minuto veintitrés. Yo estoy de acuerdo con lo que dice.
 
 
 
 
 
 
 
 
Va ahora una cita de John Addington Symonds:

 

El que está poseído de este amor noble es modesto y corteja a su amado a plena luz del día, y es feliz si su amor es correspondido. Hace deporte con su amado y va de caza con él. En el campo de batalla lucha a su lado, y si le matan muerte con él. No necesita la oscuridad de la noche ni los lugares escondidos para estar con él.

 

[El amor heroico] ama la belleza, el otro [el amor vulgar] es la locura por le placer. El uno se busca con entusiasmo, el otro es complusivo y enfermizo. El uno tiende al bien del amado, el otro a la ruina de ambos. El uno es virtuoso, el otro incontinente en todos sus actos.

 

...

 

 

 

...
 
John Addington Symonds,  A Problem in Greek Ethics (Un problema de ética griega), Londres, 1901.
 
 
 
 

 
 
 
 
Otra cosa
 
Están instruyendo el sumario del Juicio Final. Me he enterado, me dieron el soplo.
 
Todos los humanos que alguna vez hemos vivido ascendemos a ciento siete mil millones.
 

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/02/120205_muertos_vivos_tierra_adz


 
 
Ciento siete mil millones de personas han vivido o viven ahora.
 
La media de vida es, digamos de treinta años.
 
Uns doscientas cincuenta mil horas por persona.
 
De modo que el número de horas de autoconsciencia, dolor, gozo, oración o sueño sin más ascienden a unos veintisiete billones, 27₂000.000₁000.000 de horas a ser juzgadas, sentenciadas. Y hablo sólo de Homo sapiens, claro. Echad vosotros la cuenta a ver si me he equivocado.
 
Madre mía, qué miedo.
 
Mis años son una gota.
 
Trinidad Santa, que mi tiempo escribiendo esto no haya sido desperdiciado. si a alguien le molesta que me lo diga y lo borro.