2016-01-21 El Dios Extranjero

 

O R A C I Ó N   C R I S M H O M   2 1 – 01 – 2 O 1 6

 

E L   D I O S   E X T R A N J E R O

 

                  

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTO:  Dios está aquí

DIOS ESTÁ AQUÍ, TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO,

TAN CIERTO COMO LA MAÑANA SE LEVANTA,

TAN CIERTO COMO QUE ESTE CANTO LO PUEDES OÍR.

 

Lo puedes oír, moviéndote entre los que aman,

Lo puedes oír, cantando con nosotros aquí.

Lo puedes llevar, cuando por esa puerta salgas,

Lo puedes sentir muy dentro de tu corazón,

 

 

LECTURA: Hechos 10, 34-48

Pedro, tomó la palabra:

- Realmente voy comprendiendo que Dios no hace distinciones, sino que acepta al que le es fiel y obra rectamente, sea de la nación que sea. Él envió su mensaje a los israelitas anunciando la paz que traería Jesús el Mesías, que es señor de todos. Vosotros sabéis muy bien el acontecimiento que ocupó a todo el país de los judíos, empezando por Galilea, después que Juan predicó el bautismo. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él… Aún estaba hablando Pedro, cuando cayó el Espíritu Santo sobre todos los que escuchaban  el mensaje. Al oírlos hablar en lenguas extrañas y proclamar la grandeza de Dios, los creyentes circuncisos que habían venido con Pedro se quedaron desconcertados de que el don del Espíritu Santo se derramara también sobre los no judíos.

Entonces intervino Pedro:

- ¿ Se puede negar el agua del bautismo e éstos, que han recibido el Espíritu Santo igual que nosotros?

 Y dispuso que recibieran el bautismo de Jesús el Mesías.

 

CANTO:  En mi debilidad.

En mi debilidad, me haces fuerte,

En mi debilidad, me haces fuerte.

Solo en tu amor, me haces fuerte,

solo en tu vida, me haces fuerte.

En mi debilidad, te haces fuerte en mí. ( 2 veces )

 

SALMO 67

 

Dios tenga piedad y nos bendiga, muéstrenos su rostro radiante:

Conozca la tierra tus caminos, todos los pueblos tu salvación.

¡ Oh Dios que te den gracias los pueblos,

que todos los pueblos te alaben!

 

Que canten de alegría las naciones, porque riges el mundo con justicia,

Riges los pueblos con rectitud y gobiernas las naciones de la tierra.

¡ Oh Dios que te alaben los pueblos,

que todos los pueblos te alaben!

 

La tierra ha dado su cosecha, nos bendice el Señor, nuestro Dios.

Que Dios nos bendiga; que lo teman hasta los confines del orbe.

 

LECTURA:  de “ Instrumental; memorias de música, medicina y locura “ de James Rhodes

En primer lugar, te equivocas. Da igual respecto a qué; si sabes que tienes razón, si todos tus amigos te dicen que la tienes, te equivocas. ¿A él se le ha olvidado vuestro aniversario y te has enfadado? Te equivocas al enfadarte. Cierra el pico. ¿Ella no deja de quejarse de todo el tiempo que le dedicas al trabajo y te atosiga con este tema hasta que te cabreas con ella? Te equivocas. Deja de ser un imbécil. Lo que más deteriora una relación es tratar de salir ganando. Rumí, un gran poeta persa, escribió: “En algún lugar del exterior, más allá de las ideas del acierto y el error, hay un jardín. Nos vemos en él “… Alégrate de equivocarte. Adopta la siguiente postura: “tengo que currármelo mogollón para compensar que siempre me estoy equivocando, a ver si así ella me perdona “… Sé generoso. Sé generoso todo el rato. Hasta que estés agotado, y luego sigue siéndolo un poco más…

 

CANTO: En mi debilidad.

 

LECTURA: Lucas 4, 14-30

 Con la fuerza del Espíritu, Jesús volvió a Galilea, y llegó noticia de él a toda la región.  Enseñaba en sinagogas de ellos y todos se hacían lenguas de él.

 Fue a Nazaret, donde se había criado, y, según su costumbre, entró el sábado en la sinagoga y se puso en pie para tener la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde está escrito:

 "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido para que dé la buena noticia a los pobres. Me ha enviado para anunciar la libertad a los cautivos y la vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos,  para proclamar el año de gracia del Señor", (Is 61,1-3)

Enrolló el volumen, lo devolvió al sacristán y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él.  Y empezó a hablarles:

- Hoy en vuestra presencia, se ha cumplido este pasaje.

 Todos se declaraban en contra, extrañados de que mencionara sólo las palabras sobre la gracia y decían: Pero ¿no es éste el hijo de José?

 El les dijo:

-Supongo que me diréis lo del proverbio aquél: "Médico, cúrate tú"; haz también aquí en tu tierra, lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún.

 Pero añadió:

 - Os aseguro que a ningún profeta lo aceptan en su tierra.  Además, no os quepa duda de que en tiempo de Elías, cuando no llovió en tres años y medio y hubo una gran hambre en todo el país, había muchas viudas en Israel;  y, sin embargo, a ninguna de ellas enviaron a Elías; lo enviaron a una viuda de Sarepta en el territorio de Sidón. Y en tiempo del profeta Eliseo había muchos leprosos en Israel y, sin embargo, a ninguno de ellos curó; sólo a Naamán el sirio.

Al oír esto todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del cerro donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo.  Pero Jesús se abrió paso entre ellos y emprendió su camino.

 

SILENCIO

 

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR.

 

PADRE NUESTRO

 

ORACIÓN COMUNITARIA: :Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid. Amén.

 

BENDICIÓN: El Señor nos bendiga y nos guarde, nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros, vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanas y hermanos. Amén.

 

CANTO: Canción del testigo

 

POR TI, MI DIOS, CANTANDO VOY

LA ALEGRÍA DE SER TU TESTIGO, SEÑOR.

Me mandas que cante con toda mi voz,

no sé como cantar tu mensaje de amor,

los hombres me preguntan cuál es mi misión,

les digo: “ testigo soy”.

Es fuego tu Palabra que mi boca quemó,

mis labios ya son llamas y ceniza mi voz.

Da miedo proclamarla pero Tú me dices:

“No temas contigo estoy”.

Tu Palabra es una carga que mi espalda dobló,

es brasa tu mensaje que mi lengua secó.

Déjate quemar si quieres alumbrar,

“no temas, contigo estoy”.