2016-09-01 Todo Es Futuro.

Oraciòn Comunitaria: Todo Es Futuro

Yo, Pablo, el prisionero por amor al Señor, os ruego que os comportéis como corresponde a la vocación a la que habéis sido llamados. Sed humildes, amables y pacientes. Aceptaos los unos a los otros con amor. Mostraos solícitos en conservar, mediante el vínculo de la paz, la unidad que es fruto del Espíritu. Uno solo es el cuerpo y uno solo el Espíritu, como también es una la esperanza que encierra la vocación a la que habéis sido llamados; un solo Señor, una fe, un bautismo; un Dios que es Padre de todos, que está sobre todos, actúa en todos y habita en todos. (Carta a los Efesios, 4)

 

Canto: Mi alma canta de Gozo

 

INVOCACIÓN                                                                                                                               

Señor,

en el camino de la vida

todo mira hacia adelante,

todo es futuro.

 

Comenzamos hoy una nueva etapa,

queda atrás el gusto de las vacaciones.

Señor,

hoy comienza algo

que a primera vista me parece duro.

Hasta tengo

la tentación de soñar y pensar

que ojalá se parara el calendario

en los días de vacación.

 

Pero yo sé que hay que seguir,

que hay que crecer

y tomar en la mano el timón de la vida

y surcar el mar hasta la orilla de allá.

 

Señor,

hoy pongo en tus manos

esta aventura del ciclo que comienza.

Quiero contar contigo,

quiero que cuentes conmigo.

 

Quiero que seas estrella que guía,

amigo que acompaña,

fuerza que da la vida,

corazón que comprende y que perdona,

Dios que me salva.                                                                                                                     

 

Juntos haremos una historia

que será una historia santa:

Tú estarás conmigo,

yo estaré contigo.

 

 

SALMO 138 (139)

 

Señor, tú me sondeas y me conoces,

tú sabes si me siento o me levanto;
de lejos percibes lo que pienso,
te das cuenta si camino o si descanso,
y todos mis pasos te son familiares.

Antes que la palabra esté en mi lengua,
tú, Señor, la conoces plenamente;
me rodeas por detrás y por delante
y tienes puesta tu mano sobre mí;
una ciencia tan admirable me sobrepasa:
es tan alta que no puedo alcanzarla.


¿A dónde iré para estar lejos de tu espíritu?
¿A dónde huiré de tu presencia?
Si subo al cielo, allí estás tú;
si me tiendo en el Abismo, estás presente.

Si tomara las alas de la aurora
y fuera a habitar en los confines del mar,
también allí me llevaría tu mano
y me sostendría tu derecha.

 

Si dijera: "¡Que me cubran las tinieblas
y la luz sea como la noche a mi alrededor!",

las tinieblas no serían oscuras para ti

y la noche sería clara como el día.                                                               

Tú creaste mis entrañas,
me plasmaste en el seno de mi madre:
te doy gracias porque fui formado
de manera tan admirable.

¡Qué maravillosas son tus obras!
Tú conocías hasta el fondo de mi alma
y nada de mi ser se te ocultaba,
cuando yo era formado en lo secreto,
cuando era tejido

en lo profundo de la tierra.

Tus ojos ya veían mis acciones,
todas ellas estaban en tu Libro;
mis días estaban escritos y señalados,
antes que uno solo de ellos existiera.


¡Qué difíciles son para mí tus designios!
¡Y qué inmenso, Dios mío,

es el conjunto de ellos!

 

Si me pongo a contarlos,

son más que la arena;
y si terminara de hacerlo,
aún entonces seguiría a tu lado.

 

 

Canto: Cántico de los Elegidos.

 

LECTURA (Fragmentos de laCarta a los Efesios, 4)

 

Hermanos:

Yo, Pablo, el prisionero por amor al Señor, os ruego que os comportéis como corresponde a la vocación a la que habéis sido llamados. Sed humildes, amables y pacientes. Aceptaos los unos a los otros con amor. Mostraos solícitos en conservar, mediante el vínculo de la paz, la unidad que es fruto del Espíritu. Uno solo es el cuerpo y uno solo el Espíritu, como también es una la esperanza que encierra la vocación a la que habéis sido llamados; un solo Señor, una fe, un bautismo; un Dios que es Padre de todos, que está sobre todos, actúa en todos y habita en todos.

A cada uno de vosotros, sin embargo, se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. Así que no seamos niños caprichosos que se dejan llevar de cualquier viento de doctrina, engañados por esos hombres astutos, maestros en el arte del error. Por el contrario, viviendo con autenticidad el amor, crezcamos en todo hacia aquel que es la cabeza, Cristo.

Os digo, pues, que no viváis como viven los no creyentes: vacíos de pensamiento, entenebrecida la mente y alejados de la vida de Dios a causa de su ignorancia y su obstinación.

Vosotros, como imitadores de Dios que sois, haced del amor la norma de vuestra vida.

 

Canto: Te seguirè

 

ACCIÓN DE GRACIAS Y PETICIONES

 

PADRENUESTRO

 

ORACIÓN COMUNITARIA

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre

por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas,

que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género

y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano.

También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino

 

y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

Amén.

 

 

BENDICIÓN

 

Amado Dios de infinita bondad:

hoy empieza un nuevo mes que, sin duda, vendrá lleno de alegrías, tal vez de pruebas, momentos de regocijo, y momentos

de crecimiento. Lo importante es que,

si Tú estás a mi lado, cada día

de este nuevo mes será un gran día,

pues donde Tú estás, amado Señor,

nunca hace falta nada.

 

Señor, pongo en tus manos

este nuevo mes de septiembre.

Tú mejor que nadie conoces mis ilusiones, mis anhelos y también mis problemas.

Tú conoces lo que es mejor para mi vida

y por eso confío en ti

y acepto cada uno de tus planes. Por favor,

guíame por senderos de bendición y prosperidad, y que cada día se haga

tu maravillosa voluntad.

 

Y si en algún día de este nuevo mes

las cosas no salieran como yo espero,

dame la fuerza y la sabiduría para aceptar que siempre habrá un nuevo día,

lleno de ilusión y esperanza;

y haz que el sol de cada amanecer

despeje las dudas y los miedos:

conviértete en mi espada, mi refugio, mi roca segura.

Te pido, Señor, que bendigas

y seas Tú quien se manifieste en cada una

de las tareas de mi cotidianidad.

Ilumíname con tu luz y tu sabiduría,

dame valor para superar

los retos de cada día, conciencia para vivir

bajo tus mandatos y enseñanzas,

amor para avanzar feliz por mi vida;

y recuérdame cada día que soy tu hijo

para así poder alcanzar en tu nombre

mis más grandes anhelos y metas.

 

Te pido también, mi Señor,

que en este nuevo mes entres a mi hogar

y lo bendigas. Protege, por favor,

a mi familia y a las personas que amo,

bendice los alimentos de nuestra mesa, ayúdanos a vivir llenos de amor,

paz y comprensión

y líbranos siempre de todo mal.

 

Es en Ti, Señor, donde está mi vida

y mis más grandes anhelos.

Que en este nuevo mes todo se haga

bajo tu maravillosa voluntad

y tu tiempo perfecto, permítenos tener días llenos de dicha, paz y tranquilidad.

Amén.

 

Canto: Con Ella se puede