2019-04-11: Cuaresma de Semana Santa

Canto. En el nombre del Señor.

En el nombre del Señor
Nos hemos reunido (BIS)
 
Ved qué gozo que los hermanos se quieran (BIS)
Cristo siempre está en medio de nosotros (BIS)

Intro
Durante el tiempo de cuaresma recordamos la pasión y muerte de Jesús. Lo más importante en estos días es que el hombre y la mujer abran su corazón a Dios y se conviertan de los pecados.

Convertirse es cambiar, luchar por quitarte lo malo, lo que ofende a Dios, es aceptar a Cristo tu Señor y Salvador personal, aproveches el tiempo de cuaresma y la semana santa para conocer más de cerca a Dios y su hijo Jesucristo.
 
Recordamos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Es lamentable que la gran mayoría de las personas lo toman como tiempo de ocio y vacacional.
 
Recordamos el día que Cristo tuvo la última cena con sus apóstoles. Esta cena es muy importante porque en ella Jesús, como sabía que iba a morir, quiso hacer algo para poder quedarse para siempre con los y las creyentes, teniendo la comunión. Entonces, cada vez que tomamos comunión, Cristo está en nuestra alma.

 
El día de más alegría para nosotros y nosotras los creyentes: Cristo ha triunfado sobre la muerte. Abrir de nuevo las puertas del cielo, o sea que, al morir, podamos salvarnos y vivir por siempre felices en compañía de Dios.
 
Canto. Jesús, Jesús, Jesús
Jesús, Jesús, Jesús,                                       
Jesús, Jesús, Jesús,                                                 
Es el nombre que mi corazón ama, que mi lengua proclama,              
El nombre de Jesús.                                     
 
Es el nombre de un pueblo redimido,      
Que canta agradecido,                        
Al nombre de Jesús.   
 
Isaías 30.18-20, 26: Promesa de misericordia para el pueblo.
Pero el Señor los espera, para tener compasión de ustedes; él está ansioso por mostrarles su amor, porque el Señor es un Dios de justicia. ¡Dichosos todos los que esperan en él!

 
Pueblo de Sion, que vives en Jerusalén: ya no llorarás más. El Señor tendrá compasión de ti al oír que gritas pidiendo ayuda, y apenas te oiga, te responderá.
Y aunque el Señor te dé el pan del sufrimiento y el agua de la aflicción, él, que es tu maestro, no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás.

 
Y si te desvías a la derecha o a la izquierda, oirás una voz detrás de ti, que te dirá: «Por aquí es el camino, vayan por aquí.»
 
El Señor curará y vendará las heridas de su pueblo. Entonces la luna alumbrará como el sol, y la luz del sol será siete veces más fuerte, como la luz de siete soles juntos.
 
Isaías 42.1-9  . El siervo del Señor.
Aquí está mi siervo, a quien sostengo, mi elegido, en quien me deleito. He puesto en él mi espíritu para que traiga la justicia a todas las naciones.

 
No gritará, no levantará la voz, no hará oír su voz en las calles, no acabará de romper la caña quebrada ni apagará la mecha que arde débilmente. Verdaderamente traerá la justicia.
 
No descansará ni su ánimo se quebrará, hasta que establezca la justicia en la tierra.
 
Los países del mar estarán atentos a sus enseñanzas.»
 
Dios, el Señor, que creó el cielo y lo extendió, que formó la tierra y lo que crece en ella, que da vida y aliento a los hombres que la habitan, dice a su siervo:
Yo, el Señor, te llamé y te tomé por la mano, para que seas instrumento de salvación; yo te formé, pues quiero que seas señal de mi alianza con el pueblo, luz de las naciones.

 
Quiero que des vista a los ciegos y saques a los presos de la cárcel, del calabozo donde viven en la oscuridad.
 
Yo soy el Señor, ése es mi nombre, y no permitiré que den mi gloria a ningún otro ni que honren a los ídolos en vez de a mí.
 
Miren cómo se cumplió todo lo que antes anuncié, y ahora voy a anunciar cosas nuevas; se las hago saber a ustedes antes que aparezcan.
Isaías 53. Sufrimientos y triunfo del siervo del Señor.
¿Quién va a creer lo que hemos oído? ¿A quién ha revelado el Señor su poder?
El Señor quiso que su siervo creciera como planta tierna que hunde sus raíces en la tierra seca. No tenía belleza ni esplendor, su aspecto no tenía nada atrayente; los hombres lo despreciaban y lo rechazaban. Era un hombre lleno de dolor, acostumbrado al sufrimiento. Como a alguien que no merece ser visto, lo despreciamos, no lo tuvimos en cuenta.

 
Y sin embargo él estaba cargado con nuestros sufrimientos, estaba soportando nuestros propios dolores. Nosotros pensamos que Dios lo había herido, que lo había castigado y humillado.
 
Pero fue traspasado a causa de nuestra rebeldía, fue atormentado a causa de nuestras maldades; el castigo que sufrió nos trajo la paz, por sus heridas alcanzamos la salud.
 
Todos nosotros nos perdimos como ovejas, siguiendo cada uno su propio camino, pero el Señor cargó sobre él la maldad de todos nosotros.
 
Fue maltratado, pero se sometió humildemente, y ni siquiera abrió la boca; lo llevaron como cordero al matadero, y él se quedó callado, sin abrir la boca, como una oveja cuando la trasquilan.
 
Se lo llevaron injustamente, y no hubo quien lo defendiera; nadie se preocupó de su destino. Lo arrancaron de esta tierra, le dieron muerte por los pecados de mi pueblo.
 
Lo enterraron al lado de hombres malvados, lo sepultaron con gente perversa, aunque nunca cometió ningún crimen ni hubo engaño en su boca.
 
El Señor quiso oprimirlo con el sufrimiento. Y puesto que él se entregó en sacrificio por el pecado, tendrá larga vida y llegará a ver a sus descendientes; por medio de él tendrán éxito los planes del Señor.
 
Después de tanta aflicción verá la luz, y quedará satisfecho al saberlo; el justo siervo del Señor liberará a muchos, pues cargará con la maldad de ellos.
Por eso Dios le dará un lugar entre los grandes, y con los poderosos participará del triunfo, porque se entregó a la muerte y fue contado entre los malvados, cuando en realidad cargó con los pecados de muchos e intercedió por los pecadores.

 
(MEDITÁNDOLO)

Salmodiad
Del trono celestial al mundo descendi,
Sed y hambre padecí cual mísero mortal.
Y todo fue por ti, por ti.
¿Que hás hecho tú por mi?
 
Por darte lá salud sufrí, pené, morí;  
Tu sustituto fui en dura esclavitud.
Y todo fue por ti. por ti.              
¿Que hás hecho tú por mi?
 
Del Padre celestial, completa bendición,                  
Eterna salvación, delicia perennal                                
Te doy de gracia a ti, No dudes, ven a mi.
 
¡Jesus, me rindo a ti!
No dudes, ven. a mi.                   
¡Jesus, me rindo a ti?

Canto ‘Al Amor más sincero’
Al amor más sincero,
Al Amor sin fronteras,
Al Amor que dio su vida por amor
Encontré un día cualquiera...

...y a ese Amor tan sincero,
A ese Amor sin fronteras,
A ese Amor que dio su vida por amor
Le entregué mi vida entera.

 
Video Marcos 15.21-41

Canto. Vídeo Por la vía dolorosa.

Video Marcos 16
 
Minuto de reflexión.

Ecos de los textos.
 
Silencio y meditación personal.
 
Peticiones, Acción de Gracias.
 
Intención de oración de abril. El Espíritu Santo Don de la Pascua:
Como los discípulos reunidos en oración, también nosotros queremos recibir este Don de lo alto, el Espíritu Santo, que es por excelencia el Don de la Pascua.

Cristo resucitado se hace presente en medio de nosotros y nos acompaña en nuestro caminar. Pedimos al Espíritu Santo que sane nuestra incapacidad de percibirle vivo y presente en todos los acontecimientos de nuestra vida.
 
Por las personas que están sin trabajo.
Te pedimos Señor, por todas aquellas personas que están buscando un trabajo y que seguramente están en momentos de dificultades económicas por causa del desempleo.
 
Ábreles una puerta a la esperanza y concédeles la gracia de encontrar un trabajo digno, que llene sus vidas y puedan ganarse “el pan nuestro de cada día”.
 
Padre Nuestro Cantado
Padre nuestro, Tú que estás
En los que aman la verdad
Haz que el Reino que por Ti se dio
Llegue pronto a nuestro corazón,
Y el amor que tu Hijo nos dejó,
Ese amor, esté ya con nosotros.
 
Y en el pan de la unidad
Cristo danos Tú la paz
Y olvídate de nuestro mal
Si olvidamos el de los demás.
No permitas que caigamos en tentación, ¡oh Señor!,
Y ten piedad del mundo.
 
Padre Nuestro (recitado).
 
 
 
 
 
 
 
 
 
ORACIÓN COMUNITARIA.
Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTBI+H, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas, ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por CRISMHOM, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro de nuestra comunidad LGTBI+H de Madrid. AMÉN.
 
Bendición: El Señor nos bendiga y nos guarde; nos muestre su rostro y tenga misericordia de nosotros. Vuelva su rostro a nosotros y nos conceda la paz. El Señor nos bendiga, hermanos y hermanas.