Desde pecado o pena de muerte... hasta la obispa lesbiana