Fray Raúl Vera: un obispo llamado a la defensa de los derechos humanos y LGTBI

Esta charla tiene lugar el sábado 1 de febrero de 2020 de 19:30h a 21:30h en Barbieri 18 (Madrid). Por medio de una videoconferencia desde México, Fray Raúl Vera, obispo de la diócesis de Saltillo (Méjico), compartirá cómo surgió su vocación general de defensa de derechos humanos en general y los derechos de las personas LGTBI+ en particular. Analizará las esperanzas y angustias de nuestro tiempo a la luz de “Gaudium et Spes”, la Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el Mundo Actual del Concilio Vaticano II. Compartirá las dificultades que él ha visto en presbíteros, personas laicas y obispos en torno al apoyo a la comunidad LGTBI+ y nos hablará de la comunidad LGTBI+ de San Elredo en Saltillo (México) y su participación en la Red Global de Católicos Arco Iris.

 

El esquema detallado de la charla es el siguiente:

  • ¿Cómo surgió la vocación general de defensa de derechos humanos que desarrolló en sus tres diócesis e incluso como fraile dominico?
  • ¿Cómo surgió y por qué luchar por los derechos y la vida de la comunidad LGTBI+?
  • Gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los seres humanos de nuestro tiempo según “Gaudium et Spes”,  la Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el Mundo Actual del Concilio Vaticano II.
  • Dificultades y obstáculos de presbíteros, laicos/as, obispos mejicanos y del Vaticano que él ha tenido en torno al apoyo de la comunidad LGTBI+: los acontecimientos que pasaron en 2011 que para él marcaron un antes y un después.
  • La comunidad LGTBI+ de San Elredo de Saltillo (Méjico) y su participación en la Red Global de Católicos Arco Iris.

D. Raúl Vera es obispo de la diócesis de Saltillo (México), nació en Acámbaro (Guanajuato), se graduó en ingeniería química por la UNAM e ingresó en la orden de Predicadores (Frailes dominicos) en 1968. Estudió filosofía en México y teología en Bolonia (Italia). Fue ordenado sacerdote por el papa Pablo VI en 1975. Ha sido capellán de estudiantes, maestro de novicios, ha trabajado pastoralmente con universitarios y campesinos y fue socio del prior provincial de los dominicos y coordinador de la familia dominicana en México. Fue nombrado y ordenado obispo de Altamirano por Juan Pablo II en 1988 y atendió a campesinos y habitantes de las zonas marginadas de la diócesis iniciando su defensa de los derechos humanos. Ha trabajado con D. Samuel Ruiz , obispo de San Cristóbal de las Casas, participando en procesos de paz y reconciliación entre pueblos indígenas y el Gobierno Federal y creando condiciones de diálogo entre el Ejército Zapatista y el gobierno mexicano. Fue nombrado obispo de Saltillo en 1999 donde inició un proceso pastoral para cambiar la sociedad hacia la justicia y la paz. Ha promovido la creación de centros de acogida de inmigrantes y defensa de trabajadores. En 2002 animó la creación de la comunidad “San Elredo” para acompañar a personas LGTBI+. En su defensa de los derechos humanos ha sido ponente en diversas universidades de México, Estados Unidos y Centroamérica. Ha sido invitado a hablar sobre la atención pastoral LGTBI por la Asociación Nacional de Ministerios Católicos Lésbicos y Gays en Estados Unidos (2008) y por la diócesis de Los Ángeles (2010). Ha recibido numerosos premios por su defensa de los derechos humanos.