FRUTOS DEL ESPIRITU SANTO: BONDAD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ese gesto bondadoso

que sale del corazón,

del ser que siente pasión

para hacer a alguien dichoso.

 

Es algo maravilloso,

que brota sinceramente,

para ver en esa gente,

un reflejo esplendoroso,

 

de aquel que esté preocupado

porque le falta salud,

que aún teniendo juventud,

su vida se le ha truncado.

 

Pero es en esos momentos

donde personas valiosas,

de virtudes prodigiosas,

se llenan de sentimientos,

 

al brindarles, con amor

una espontánea sonrisa,

como una ligera brisa,

para calmar su dolor.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bondad...hermoso concepto...
el más hermoso que adorna
al idioma castellano,
al que por belleza exhorna.

Esta palabra tan corta,
cuando vas a analizarla,
es de las más complicadas
y de valores más larga.

Su primer valor innato
es la modesta humildad,
que implica que el bueno nunca
presuma de su bondad.

A continuación le sigue
el amor o caridad.
Ninguna persona es buena
si no sabe perdonar.

Otro valor que la adorna
es actuar con justicia,
pues nadie es bueno en la vida
cuando obra con malicia.

La bondad tambien acoge
la virtud de la prudencia,
muy unida, sin fisuras,
con su hermana la paciencia.

Mas todos estos valores,
reunidos, sin la templanza,
tampoco son la bondad,
ni son dignos de alabanza.

La bondad no se comprende
en quién de ella alardea,
pues incurre en la soberbia,
que es una cosa muy fea.

La bondad es sosegada,
callada, humilde, amorosa,
perdona la falta ajena
y es bella como la rosa.

¿Quien con tantos requisitos,
es capaz de insinuar,
que otra persona es la mala
y ella encarna la bondad...?