FRUTOS DEL ESPIRITU SANTO: FIDELIDAD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fidelidad es el esfuerzo de un alma noble para igualarse a otra más grande que ella
Feliz aquel que en las cosas de este mundo no se ve obligado por los azares de la vida a poner a prueba la lealtad de su prójimo
La lealtad constituye el más sagrado bien del corazón humano
La lealtad es el camino más corto entre dos corazones
Si quieres un siervo fiel, sírvete a ti mismo
Lealtad es cosa que dirige a los hombres en todos sus hechos, para que hagan siempre lo mejor
Sé fiel a ti mismo y así, de la manera como la noche sigue al día, serás consecuente con tus semejantes
La fidelidad comprada siempre es sospechosa y, generalmente, de corta duración
En cosas del amor, la constancia es necesaria, la fidelidad un lujo

 

Está la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera
Observar las disciplinas humildes. Fidelidad en las pequeñas cosas