Sábado XX del Tiempo Ordinario

Mt 23, 1-12

Volver a leer este texto en clave moralista no creo que sea lo más acertado, aunque contenga gran carga moral. 

Si observamos despacio, podemos encontrar un "retrato" de cómo es el Señor: Jesús habla y enseña a quien se acerca a Él, en Él la coherencia entre lo que dice y hace es total (a diferencia de esos letrados y fariseos), Él sí est dispuesto a liberar, a no cargar con fardos insoportables a la gente, y a ayudar, no busca que se le vea, ni que se le rinda homenaje, no desea figurar y aparentar y busca la comunión con el Padre del cielo. 

Es un Evangelio para saborear y contemplar al Maestro, sentir su presencia y cercanía, que camina a nuestro lado amando y sirviendo, reconociendo a Dios y a los demás. 

Buscar al Señor,estar con Él, amar como Él, servir y ayudar a los demás.