¿Qué es el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo lo representamos con una paloma, pues el Evangelio nos cuenta que cuando Jesús  fue bautizado por Juan el Bautista, el Espíritu de Dios bajó del cielo tan rápido y bello que « parecía una paloma ». Por asimilación, al Espíritu lo representamos con una paloma.

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad, que procede del Padre y del Hijo.

Jesucristo prometió a los apóstoles que les enviaría el Espíritu Santo, el cual les recordaría y les ayudaría a entender todo lo que Él le había dicho. El Espíritu Santo es Dios, la tercera Persona de la Trinidad. Como Dios, el Espíritu Santo puede funcionar verdaderamente como Consejero y Consolador, tal como lo prometió Jesús. (Juan 14:16, 26; 15:26).

Al cumplirse el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar. Y de repente sobrevino del cielo un ruido, como de un viento que irrumpe impetuosamente, y llenó toda la casa en la que se hallaban. Entonces se les aparecieron unas lenguas como de fuego, que se dividían y se posaban sobre cada uno de ellos. Quedaron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas, según el Espíritu les hacía expresarse.Hechos 2, 1-4

El Espíritu Santo es por tanto, El Espíritu de Dios que habita en nosotros, al que representamos como persona viva, que nos alienta e infunde sabiduría suficiente para predicar la Buena Noticia.

Según la tradición el Aire infundido por el soplo del Espíritu Santo, fue quien determinó cuales sería los actuales « Libros Sagrados »que conforman la Biblia, y  cuales los Apócrifos (que significa falsos).

Además y en base a lo antedicho, para los cristianos los Libros del Nuevo Testamento fueron escritos por los Apóstoles gracias a la inspiración del Espíritu Santo:

La acción del Espíritu Santo en los Apóstoles los hizo fuertes, audaces y santos para anunciar el Evangelio con fidelidad a todo el mundo.

La Iglesia quedó constituida en templo del Espíritu Santo; El la santifica y hace que los bautizados se unan a la Santísima Trinidad.

¿Quién es el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad, que procede del Padre y del Hijo, quienes lo enviaron al mundo para vivificar y santificar a los hombres. «El Espíritu de Dios»

¿Cuándo envió Jesús el Espíritu Santo a su Iglesia?

Jesús envió el Espíritu Santo su Iglesia el día de Pentecostés, en forma de lenguas de fuego, sobre los Apóstoles y María Santísima.

¿Qué indicaban las lenguas de fuego?

Las lenguas de fuego indicaban que el Espíritu Santo venía a santificarnos por medio de la luz de la verdad y el calor del amor.

¿Cómo nos santifica el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo nos santifica por medio de la gracia, de las virtudes y de sus dones.

¿Qué son los dones del Espíritu Santo?

Los dones del Espíritu Santo son disposiciones permanentes, infundidas por Dios, que hacen al hombre dócil, para seguir los impulsos del Espíritu Santo.

¿Cuáles son los dones del Espíritu Santo?

Los dones del Espíritu Santo son: Sabiduría, entendimiento, Consejo, Fortaleza, Ciencia, Piedad y Temor de Dios.

Antes de irse Jesús de esta tierra, les dijo esto a sus Apóstoles: «… Y yo permaneceré con vosotros hasta el fin del mundo".Mateo 28, 20

Esta promesa de Jesucristo de quedarse con nosotros hasta el fin del mundo es, precisamente, la presencia del Espíritu Santo en nosotros y en medio de nosotros.

¿Qué hace el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo nos ayuda continuamente a cada uno de nosotros para que podamos hacer la Voluntad de Dios, para que podamos obedecer a Dios.

El Espíritu Santo nos guía para que podamos llegar al Cielo, que Dios nos ofrece para vivir con El eternamente en felicidad total.

El Espíritu Santo es Quien nos santifica. Con sus inspiraciones nos dice cómo podemos ser santos.

Así que también tenemos que ser dóciles a estas inspiraciones; es decir, tenemos la opción de  seguir al Espíritu Santo cuando nos ilumina.

De esa manera podremos navegar por esta vida guiados por el Espíritu Santo hacia nuestra meta definitiva, que es el Cielo.

¿Qué enseñanza podemos sacar para nosotros si queremos recibir el Espíritu Santo?

Que lo más importantepara recibir el Espíritu Santo, para poder sentir sus inspiraciones y para recibir su fuerza es la oración.

 

ORACION

Ven, Espíritu Santo,

Llena los corazones de tus fieles

y enciende en ellos

el fuego de tu amor.

Envía, Señor, tu Espíritu.

Que renueve la faz de la Tierra.

 

Oración:

Oh Dios,

que llenaste los corazones de tus

fieles con la luz del Espíritu

Santo; concédenos que,

guiados por el mismo Espíritu,

sintamos con rectitud y

gocemos siempre de tu consuelo.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Para todos los cristianos el Espíritu Santo es la tercera Persona de lo Supremo, sin embargo existen movimientos cristianos que lo veneran con más dedicación, como por ejemplo la Renovación Carismática o Taizé.  
 

Fuentes: Propia, catholic.net y catecismo de la Iglesia Católica.

Javier M